Está en la página 1de 2

Lucas 7:1-10 Jesús sana al siervo de un centurión

Luc 7:1 Después que hubo terminado todas sus palabras al pueblo que le oía, entró en
Capernaum.
Capernaum: Lugar de arrepentimiento.
El Señor hablaba a las personas el relato de Los dos cimientos y cuando termina de decir
sus palabras se dirige a Capernaum.

Luc 7:2 Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto
de morir.
Centurión: Oficial romano que mandaba 100 soldados. Casi todos los centuriones eran
romanos y soldados profesionales. Constituían la columna vertebral del ejército romano.
Todos tenemos alguna persona a la que queremos, a quien le tenemos aprecio, y este
Centurión, un hombre importante a cargo de 100 hombres, tenía un siervo, una persona
del estatus más bajo que sin embargo lo que para otras personas era un esclavo, para él
era una persona quien quería y mucho. Pero sucedió que este siervo estaba muy enfermo
y tanto que estaba al borde de la muerte.

Luc 7:3 Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos,
rogándole que viniese y sanase a su siervo.
Este centurión debió ser cercano al pueblo judío ya que envió unos ancianos, personas
importantes de los judíos para que le rogasen a Jesús a que fuera a su casa y sanara a su
siervo.
Es importante el notar que un romano le suplicara a un judío por su atención no era para
nada común ni debido.

Luc 7:4 Y ellos vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le
concedas esto;
El hombre a pensar de ser de otra nacionalidad era buena persona con este pueblo ya que
el pensamiento de los judíos era como el de un hombre digno.

Luc 7:5 porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga.
Y no solo amistoso con el pueblo sino que lo amaba, y no solo se quedaba en palabras sino
que también hacia obras para el pueblo, como una sinagoga que era un lugar en el cual se
podía escuchar las escrituras.
Este hombre al estar en contacto con los ancianos y al construir la sinagoga debe haber
escuchado las enseñanzas ya que uno apoya las cosas que le agradan, entonces a este
hombre le debió hacer sentir bien estar en contacto con nuestro Dios y debe haber
gustado de su gracia. Y cual habrá sido su impresión al saber que en su pueblo se
encontraba el mesías del que se escucha en la sinagoga, aquel Hijo de Dios, el Hijo del
Hombre y justo en este momento que él tenía necesidad de ayuda.

Luc 7:6 Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la casa, el centurión
envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que
entres bajo mi techo;
El centurión no solo creía en Jesús, creía las escrituras, sino que también tenía respeto de
su presencia, incluso más respeto que muchas personas que estaban en contacto con el
diariamente e incluso más respeto que los mismos judíos.

1 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl

y como sus ordenes son la ley y nadie puede desobedecerlas.mirad. y lo hace. que más el Hijo de Dios. y viene. pero aquí vemos el caso de un gentil. cuando estés muerto no tendrás oportunidad. además podemos ver que este hombre era un buen hombre ya que tenía muchos amigos que le ayudaron en su momento de pena. Luc 7:8 Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad. dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe. que sin haberlo conocido. y al otro: Ven. No solo vemos la humillación de este hombre sino que al mismo tiempo su gran fe en el poder de Jesús. y tengo soldados bajo mis órdenes. Y luego vemos el testimonio y como la fe de este hombre estaba bien fundada. nos dio la vida. pero es necesario que le recibamos y lo aceptemos como aquel hombre que se sintió indigno. de un no judío. acepta ahora que estas en el tiempo aceptable. quien creyó en Dios y creyó a Dios y en su poder de sanación y salvación. tiene poder para curarnos de nuestra mayor enfermedad. pero dí la palabra. pago por nuestro rescate. hecho semejante a nosotros. Recuerda Dios te llama hoy mientras puedes ser salvado.Es difícil imaginar a un romano decir que no es digno que un judío lo visite en su casa. y volviéndose. y es así como nuestro Cristo nos quiere salvar. sino que acatarlas y de inmediato. Yáñez Fica www. y a mi siervo: Haz esto. a causa de ella estamos condenados a vivir eternamente separados de Dios. mostro su total creencia en Dios. sin verlo anteriormente. Luc 7:10 Y al regresar a casa los que habían sido enviados. hallaron sano al siervo que había estado enfermo. 2 | Página Por: Iván P. Mas El Señor Jesucristo vino a este mundo. y mi siervo será sano. el pecado. El tenía conocimiento del poder de mando de un hombre con un cargo importante. Nosotros los que no somos judíos también alcanzamos salvación. solo tenemos que creer en el ÉL y recibirle como nuestro Salvador y ser sanados. dejando su gloria y majestad. que nos tiene casi muertos. Luc 7:7 por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti. Luc 7:9 Al oír esto. no solo de palabra sino de ellos como algo muy dentro de su corazón. y la mayoría del pueblo de Dios. quien tiene potestad en la tierra y el cielo. el tiene poder. y estar vivos y vivir una eternidad junto a Él. y digo a éste: Vé. y va. a estar muertos espiritualmente por toda la eternidad. En la Biblia hay pocos personajes destacados por Dios. Y si el siendo hombre tenía algo de poder sobre otras personas. y así Cristo murió por todos.cl .cl contacto@mirad. Jesús se maravilló de él. con solo oír de Él a través de personas y las escrituras. en una condenación eterna. aquella fe depositada totalmente.