Está en la página 1de 2

Lucas 6 43-49 Por sus frutos los conoceréis y Los dos cimientos

(Mt. 7.15-20) (Mt. 7.24-27)

Luc 6:43 No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto.
A nosotros se nos compara con árboles, que se dividen en categoría según su fruto, buen
árbol con buen fruto, y mal árbol con mal fruto.
Al Hijo de Dios se le llama el árbol verde y debemos imitar sus frutos.
¿Qué nos dice la Biblia sobre esto?
Padecimiento de Jeremías

Jer 11:19 Y yo era como cordero inocente que llevan a degollar, pues no entendía que
maquinaban designios contra mí, diciendo: Destruyamos el árbol con su fruto, y
cortémoslo de la tierra de los vivientes, para que no haya más memoria de su nombre.
Isa 53:7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al
matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
Luc 23:31 Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?
El árbol bueno que se entrego por nosotros y por su sacrificio nosotros obtuvimos vida.

Luc 6:44 Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los
espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas.
¿Qué son los frutos? ¿Cómo se diferencia el buen fruto de mal fruto?
El la Biblia se hace una distinción y esto depende de nuestro estado espiritual, si yo he
aceptado a Jesucristo en mi corazón y he creído en su obra, entonces soy un hijo de Dios y
esto me hace tener algo que un inconverso no tiene, El fruto del Espíritu, en cambio quien
no ha creído desarrolla lo contario al fruto del Espíritu que se llaman las obras de la carne.
Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

Gal 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
Gal 5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la
carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
Gal 5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
Gal 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación,
inmundicia, lascivia,
Gal 5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones,
herejías,
Gal 5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca
de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales
cosas no heredarán el reino de Dios.
Gal 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
Gal 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Gal 5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
Gal 5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.
Gal 5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a
otros.

Luc 6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre
malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón
habla la boca.
La diferencia del buen hombre y del hombre malo lo hace el tesoro que tienen en su
corazón, pero ¿Qué es ese tesoro? ¿Por qué esta en el corazón?

1 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl
Un tesoro es algo muy preciado, algo que tiene mucho valor y que este esté en nuestro
corazón significa que va unido a nuestra mente, sentimientos, fuerzas, voluntad.
Pero veamos lo que nos dice la Biblia de esto.
Mat 6:19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde
ladrones minan y hurtan;
Mat 6:20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde
ladrones no minan ni hurtan.
Mat 6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Luc 6:46 ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

Luc 6:47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es
semejante.
Luc 6:48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el
fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra
aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.
Luc 6:49 Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre
tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la
ruina de aquella casa.
El fundamento es donde comienza una casa, que tan fuerte es el suelo que lo sostiene y
que es de donde comienza todo el esqueleto de la estructura. Si tengo mi fundamento en
la arena no puedo esperar mucho sostén, pero si tengo mi casa construida sobre la roca,
esta será fuerte y nada la podrá mover.
Si mi cuerpo es la casa ¿en donde tengo que depositar mi fe? ¿En la roca o en la tierra?
La Biblia dice que Dios es la roca, y si Él es la roca yo puedo depositar toda mi fe y
esperanza en su persona.
La Biblia nos habla un poco más sobre eso.

Mat 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia;
y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Sal 95:1Venid, aclamemos alegremente a Jehová; Cantemos con júbilo a la roca de
nuestra salvación.
Sal 144:1 Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis
dedos para la guerra;

Si Dios es el árbol verde cortado por mí, si Dios nos ofrece el fruto del Espíritu, si Dios nos
da un tesoro incorruptible en los cielos, si Dios es la roca en quien puedo estar confiado.
¿Porque no creer en Él y recibirlo y reconocerlo como Señor y Salvador?
Solo en Dios tenemos seguridad y podemos depositar nuestra fe
Esperamos que usted también pueda decir que esta en las seguras manos de Dios.

2 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl