Está en la página 1de 3

Lucas 5 33-39 La pregunta sobre el ayuno

(Mt. 9.14-17; Mr. 2.18-22)

Luc 5:33 Entonces ellos le dijeron: ¿Por qué los discípulos de Juan ayunan muchas veces
y hacen oraciones, y asimismo los de los fariseos, pero los tuyos comen y beben?
El ayuno es algo muy utilizado en la antigüedad, Jesús se refiere a eso:
Mat 6:16 Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan
sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su
recompensa.
Mat 6:17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,
Mat 6:18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en
secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
Un ejemplo de ayuno lo vemos en:
1 Reyes 21:20 Y Acab dijo a Elías: ¿Me has hallado, enemigo mío? El respondió: Te he
encontrado, porque te has vendido a hacer lo malo delante de Jehová.
1 Reyes 21:21 He aquí yo traigo mal sobre ti, y barreré tu posteridad y destruiré hasta
el último varón de la casa de Acab, tanto el siervo como el libre en Israel.
1 Reyes 21:22 Y pondré tu casa como la casa de Jeroboam hijo de Nabat, y como la casa
de Baasa hijo de Ahías, por la rebelión con que me provocaste a ira, y con que has hecho
pecar a Israel.
1 Reyes 21:25 (A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo
ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba.
1 Reyes 21:26 El fue en gran manera abominable, caminando en pos de los ídolos,
conforme a todo lo que hicieron los amorreos, a los cuales lanzó Jehová de delante de los
hijos de Israel.)
1 Reyes 21:27 Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso
cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado.
1 Reyes 21:28 Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo:
1 Reyes 21:29 ¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto
se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el
mal sobre su casa.

El ayuno va relacionado con una pena muy grande, una gran preocupación o una dolencia
muy grande, la pérdida de apetito debido a esta situación, y la búsqueda de que Dios le
oiga en esa muestra de humillación. Que la damos solo a Dios… en nuestro aposento,
porque como dice el Señor si quieres que los demás te alaben por el ayuno, ya tienes tu
recompensa. Mejor espera la del Señor, que Él está siempre dispuesto a escuchar las
peticiones de tu corazón.
Sin duda cualquier muestra como ofrenda o la petición de respuestas a Dios es escuchada
si se hace sinceramente.

Luc 5:34 Él les dijo: ¿Podéis acaso hacer que los que están de bodas ayunen, entre tanto
que el esposo está con ellos?
El ayuno es una muestra de tristeza, pero mientras Cristo estuvo en la tierra El no vino
para darnos más tristeza sino para darnos alegría.
Juan 3:17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para
que el mundo sea salvo por él.
Cristo nos vino a dar una esperanza y aquella puerta de Salvación de abrió en el
momento que dejo su vida en la cruz por nosotros.

1|Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl
Como se podía en ese momento ayunar estando la humanidad de fiestas por la venida del
esperado Mesías, del Hijo de Dios.

Luc 5:35 Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días
ayunarán.
Aunque Cristo nos trajo la alegría al traer las buenas noticias, al traer el Evangelio. El
venia para realizar su obra y luego ascender al cielo donde su padre.

Juan 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera
dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Cristo fue a prepararnos un lugar para luego volver a buscarnos.


La vida de un creyente no es fácil, está llena de pruebas y también en algunos casos
persecuciones. Se puede pasar por tantas cosas que a veces en ese estado las personas
pueden recurrir al ayuno por estar en un estado que inhibe la sensación de hambre.

Luc 5:36 Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo
pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el
remiendo sacado de él no armoniza con el viejo.
El Señor traía consigo algo nuevo, que era un nuevo mensaje, un mensaje de Salvación
pero que era totalmente distinto a lo que se hacía anteriormente.
En el antiguo testamento vemos la Ley que se debía cumplir para estar bien con Dios y los
sacrificios que se debían realizar para poder pagar por nuestros pegados
momentáneamente.
Esa solución era algo que duraba muy poco tiempo y se debía hacer siempre. La ley fue
entregada a nosotros para mostrarnos que somos pecadores y que andamos en
contaminación.
Cristo nos trae algo nuevo, que es aceptar su sacrificio en nuestros corazones, aceptarlo a
Él como nuestro Dios y así librarnos de la condenación. Pero esta vez seremos libres para
siempre.

1Jn 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros,
y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Solo con Cristo tenemos la verdadera salvación entonces, ¿para qué volver al antiguo
pacto? ¿Cómo querer seguir con algo que no nos limpia?

Luc 5:37 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá
los odres y se derramará, y los odres se perderán.
No podemos querer tomar algo de la Salvación por Cristo y parte de la Salvación por las
obras.
¿Cuántas personas erróneamente quieren obtener su salvación por medio de obras,
caridad, mandas? Pero la Biblia nos dice otra cosa.

Luc 5:38 Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se
conservan.
Nuestra disposición debe ser a aceptar la salvación en nuestros corazones, pero estar
totalmente dispuesto a eso. No podemos estar pensado en algo y hacer otra cosa.

2|Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl
Para Dios es importante que hagamos las cosas con conciencia, con sentido común, con un
deseo de hacerlo.

Luc 5:39 Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es
mejor.
Algunos pueden decir que el método antiguo es lo que vale, que es la tradición, que es lo
que la religión dice. Pero una vez que hemos recibido el nuevo mensaje de salvación
estaremos tan conformes y agradecidos de que la ley no sea lo que rija si no la gracia.

3|Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl