Está en la página 1de 2

CONSULTA GRATIS.

Con tristeza he visto como nuestra profesión, la odontología, se degradado social, cultural y económicamente, y lo que es peor, con nuestro beneplácito desde que estamos regalando nuestro trabajo, futuro y bienestar.

En

días pasados hablando con una querida colega nos acordábamos cuales eran nuestras ilusiones

al

terminar la carrera, entre las cuales estaban hacer el rural, montar nuestro consultorio y desde

allí organizar nuestras vidas, y cuando hablo de organizar nuestras vidas me refiero explícitamente

una familia, casa, carro y beca, como cualquier otro sueño de cualquier otro profesional, pero especialmente por el interés altruista de salvar dientes, vidas, de regalar sonrisas, y diseñar bienestar.

Pero cuando fuimos paridos a la vida profesional la realidad nos golpeó, y duro, todo inicia con la

consecución del rural o servicio social obligatorio, de la cual tienes dos opciones, una es ser amigo

o pariente de un Político de la región o ir a esperar un sorteo, en el cual hay más postulante que vacante, con suerte, si eres elegido solo duraras seis meses y en muchas ocasiones sin paga (no quiero decir que algunos políticos se quedan con ella). Si no eres elegido te dan la tarjeta profesional pero no obtienes experiencia, es decir, uno o dos años sin trabajo.

Aquí empieza otro dilema, montar o no el consultorio. Como lo quiere? De 10, 15 o 30 millones? Y cuánto tiempo debo esperar para que se observe el retorno de esta inversión si tengo que regalar

mi consulta?. O espero una oportunidad de trabajo?

No, mejor busco trabajo, pero a que me someto?, a que no valoren mi esfuerzo académico y económico y solo se me reconozca una paga porcentual de lo que se le cobra al paciente, porque los Odontólogos son los únicos profesionales en Colombia que no tienen sueldo ni prestaciones sociales. Nosotros hemos permitido que se nos pisoteen nuestro sueños, nuestras ilusiones nuestra familia y todo por la Consulta Gratis.

Además que no contamos con el apoyo de los entes rectores de la salud y del trabajo (léanse Ministerios) y federativo, porque aunque se cuenta con la Federación Odontológica Colombiana,

no hay que ser parte de ella para darse cuenta que es un ente burocrático y elitista que solo sale a

relucir cuando realiza congresos y eventos por este estilo, en vez de participar activamente en los grandes cambios y reformas que se han hecho en el sistema de Salud en Colombia como si lo hace la Federación Médica Colombina, que al velar por sus federados está velando por un gremio en

general.

Duele decirlo, pero a los odontólogos no se les valora por lo que saben sino por lo que cobran, hoy

en día cuando se asiste a una consulta médica lo primero que se le pregunta es ¿Cuánto cuesta su

consulta?, al odontólogo es ¿tiene algún costo la valoración? , porque este es otro punto, el odontólogo ya no diagnostica, valora.

Señor lector si me lo permite le hago unas preguntas: en las calle de su cuidad ve Ud. avisos

(entiendas vallas publicitarias) promocionales o con ofertas por consultas o tratamientos médicos?

O médicos regalando consulta o tratamientos 2 x 1? O ve Ud. dentro de las grandes clínica que un

especialista atiende a 4, 6 o 10 pacientes al tiempo? Creo que no.

Pues esta es la realidad del gremio odontológico, donde se le perdió el respeto al Paciente, y el Paciente nos perdió el respeto, donde al paciente se le toma no como tal sino como tarjeta de crédito o cuenta bancaria con fondos suficientes para extraérselos, aquí no se trata de salvar dientes, de regalar sonrisas, y diseñar bienestar sino cuanto se le puede cobrar, las Grandes Superficies (Clínicas) Odontológicas que hoy existen en el País les dañaron el corazón al paciente, atrayéndolo con grades promociones que la final no se cumplen y van en detrimento de su salud.

Ingresar a laborar a una clínica de estas supone que recibiremos una paga porcentual, que va del 20 al 30 por ciento, de lo que cuesta el tratamiento de los paciente, que nuestro pago se demore más de dos meses, cuando no se lo ROBAN, que tratamientos que deben durar 2 años se prolonguen 6 o 10 años, en el caso de ortodoncia, con las consecuente lesiones dentales que esto conlleva, que no se tenga estabilidad laboral y por ende familiar, que el salario de un profesional sea de 300.000 pesos o menos en un mes si no hubo pacientes que atender. Adicional a esto se debe comprar una póliza a nombre de la clínica, es decir les salimos a deber a la Clínica.

Todo lo anterior por la famosa CONSULTA GRATIS, que de gratis no tiene nada, si, así como lo ve, Ud. como Odontólogo está regalando sus servicios, sus conocimientos, su experticia, su trabajo y poniendo en juego su familia, acuérdese del esfuerzo que realizaron sus padres para que estudiara, su futuro; como paciente, se la están cobrando, y si no se realiza el tratamiento, no se preocupe, otro paciente la pagara por Ud. Las clínicas NUNCA PIERDEN.

El mes pasado radique en el Ministerio de la Protección Social (http://goo.gl/XvZDm ) una solicitud de creación de los Grupos Disciplinarios de Salud (GDS) con la cual pretendo que la nueva norma de habilitación les permita a los profesionales en salud independientes generales trabajar conjuntamente con especialistas en el ámbito del consultorio particular y así contribuir con una mejor calidad de vida de los profesionales y la calidad de la salud oral de la población Colombiana, a la fecha no he recibido respuesta.

Apreciado colega, valórese, hágalo por su familia, por el esfuerzo que realizaron sus padres al darle al oportunidad de estudiar una carrera que salva vidas, que es agradecida, que vale la pena luchar por ella, te invito a salir de esta zona de confort.

Albeiro García Arambula.

Odontólogo General. Administrador Hospitalario. Verificador de las condiciones de Habilitación. @albeirogarciar

Intereses relacionados