Está en la página 1de 13
Ciencias Beondmicas 26-No, 2: 2008 / 183-195 / ISSN: 0252-9521 EL METODO HIPOTETICO-DEDUCTIVO COMO LEGADO DEL POSITIVISMO LOGICO Y EL RACIONALISMO CRITICO: SU INFLUENCIA EN LA ECONOMIA Allan Hernandez Chanto RESUMEN El presente trabajo es un intento por identificar el legado deductivista (arraigado en el Circulo de Viena y en el pensamiento de Karl Popper) en la metodologta de la economia positiva. Con este afén, se realiza una breve resefta del empirismo cientf- fico y del método inductivo para luego ahondar en el aporte del positivismo logico y el racionalismo critico. Posteriormente, se pasa revista sobre las principales criticas a estos enfoques y se realiza un cuidadoso andlisis de ta funcién de los modelos en Ta economia, para terminar con algunas reflexiones sobre el desarrollo de la econo- ‘metria como método de contrastacién empirica, en donde se hace especial mencién al aporte realizado por la Comisi6n Cowles. PALABRAS CLAVE: INDUCTIVISMO, DEDUCTIVISMO, FALSACIONISMO, COMISION COWLES. ABSTRACT The present paper is an attempt to identify the deductivism legacy (deep-rooted in The Vienna Circle and in Karl Popper's thought) in the methodology of economies science. With this target in mind, a brief summary of the empirism and the inductivist method is presented, to scrutinize later the contribution of the logical positivism and the critical rationalism. Subsequently, the main critiques to those approaches are reviewed and a meticulous analysis of the function of theoretical models in economics science is embraced; to finally conclude with some reflections ‘on the development of econometrics as a method of empirical contrastation. In this last section, special attention is posed on the contribution of the Cowles Comission ‘KEYWORDS: INDUCTIVISM, DEDUCTIVISM, FALSATIONISM, COWLES COMISSION 184 1, INTRODUCCION La historia de la filosofia de la ciencia ha estado mareada por la coexistencia -y en cierta medida antagonismo- de dos métodos alternativos para explicar la realidad: el indue- tivismo y el deductivismo. El primero de ellos considera la observacién y la sensacién como el principio de toda teoria cientifica; mientras que el segundo proclama la necesidad de plantear problemas a partir de los cuales sugerir hipéte- sis alternativas, con el propésito de explicar las observaciones que se obtienen de los fenémenos estudiados. La metodologfa utilizada en la economia ha seguido -mayoritariamente- la tra Gn deductivista, influenciada de manera significati- va por los escritos de los fildsofos pertenecientes al Circulo de Viena —fundadores del positivismo l6gico- y de Karl Popper ~autor intelectual del racionalismo critico, Estos consideran que solo existe ciencia si es posible teorizar, es decir, establecer sistemas ldgicos que puedan ser con- trastados por la evidencia empirica; dejando de lado la posibilidad de adquirir conocimiento exclusivamente a través de la observacién. Asi, la economia —al igual que otras cien- cias- ha basado su cuerpo de conocimiento en a construccién de modelos teéricos que pretenden explicar! la realidad circundante. No obstante, es necesario entender que dichos modelos son abstracciones de la realidad, y por lo tanto no pretenden reproducirla sino aportar una manera légica de entenderla, Esta adver- tencia es especialmente importante cuando se trata de teorizar en ciencias sociales, en donde Jos fenémenos estén influenciados por una gran cantidad de variables histéricas y condicionadas por el entorno, Asi, en relacién con los proce- sos econdmicos es posible argumentar que “al aportar conocimiento riguroso de las relaciones causales-estructurales que subyacen en lo que podriamos llamar la légica y la naturaleza del objeto de estudio, un modelo ~o una buena teo- puede darnos pistas valiosas para entender 1 Aunque para algunos autores como Friedman el objetivo primordial dela economia ¢s la prediccién y no la explicacion Ciencias Reondmicas 25-No, 2: 208 183-195 / ISSN: 0252-9521 Allan Hernéindes Chanto mejor su historia, pero [no debe constituir- se] en sustituto de la investigaciGn hist6rica” (Garnier, 2004 p.101). El papel que juegan los modelos tebricos en la economja es un reflejo de la influencia que ha ejercido la corriente deductivista en esta ciencia. De acuerdo con lo anterior, cada fend- meno se estudia a partir de la identificacién de un problema que da origen a una teoria, la cual luego debe contrastarse con la evidencia empi- rica. Para probar la validez de una teorfa, la economia se ha apoyado primordialmente en la econometria, la cual si bien permite establecer un criterio para elegir entre teorfas alternat vvas, no es absoluta. Lo anterior se dehe en gran parte a que la econometria mas que una ciencia es una herramienta de anilisis cuantitativo”, y como tal, las generalizaciones que de ésta se derivan, dependen en gran parte del uso que de ella haga el investigador. Esta advertencia es importante de sefalar ya que en muchas ocasiones el investigador puede manipular las observaciones con el propésito de hacer coin- cidir su teorfa con la realidad, aun cuando los resultados del modelo no coinciden con lo que predice la teorfa, La utilizaci6n de este tipo de enmiendas a una teoria para garantizar su vali- dez, es lo que Popper (1959) ha llamado estrata- gemas convencionalistas®. El presente trabajo es un intento por identificar el legado deductivista -arraigado en el Circulo de Viena y en los escritos de Karl Popper (1959, 1967}- en la metodologia de la economfa positiva. Con este afén, se realiza una breve resefia del empirismo cientifico y del método inductivo para luego ahondar en él aporte del positivismo I6gico y el racionalismo critico. Posteriormente, se pasa revista sobre Mas ain, segin Lange, es una convergen conceptos de estadistic. probabilidad y economfa, iplina en donde matematica, De acuerdo con Popper, los estratagemas conven- cionalistas son hipdtesis auxiliares ad foc que se utilizan para enmendar una teoria cuando parece que la evidencia empfrica refuta sus implicaciones. Esta técnica impide falsar una teoria y por lo tanto rng permite aplcar el eriterip demarcacionista pro pugnado por el racionalismo critico, impidiendo ~segiin Popper- el avanee cienifieo. El método hipotético-deductioo como legado del positvismo lgico. las principales criticas a estos enfoques y se realiza un cuidadoso andlisis -a la luz de las corrientes filoséficas estudiadas- de la funcién de los modelos en Ia economfa, para terminar con algunas reflexiones sobre el desarrollo de la econometria como método de contrastacién empirica, en donde se hace especial mencién al aporte realizado por la Comisién Cowles. EL METODO INDUCTIVO COMO LEGADO DEL EMPIRISMO CIENTIFICO El empirismo como corriente filoséfica sostiene que el conocimiento humano comien- za con la experiencia sensible. En este sentido, sus principales exponentes argumentan que el conocimiento sensorial es el tinico cono- cimiento valido, En su obra (1620), Francis Bacon —uno de sus principales precursores- insistfa en que si nos despojamos de prejuicios, la naturaleza por si misma nos revelaria las cosas; casi s6lo tendriamos que tomar notas de hechos observados para hacer ciencia. Por su parte, Hume (1748) reduce conceptos como causa 0 sustancia a meros habitos objetivos en la asociacién de ideas, Locke (1690) rechaza la existencia de ideas innatas ~contrariamente a lo que proponta Descartes (1644), y Stuart Mill (1874) llega hasta el extremo de fundamentar saberes mas abstractos, como la matematica y la lgica, en la experiencia sensible y en la induecién. Debido a la influencia de estos autores, la visién més comtin de la investigacién cienti- fica durante el siglo XIX consistia en defender el principio de la ciencia en la observacién de hechos, a partir de la cual se aplica la inferen- cia inductiva. De este modo que se pasa de lo particular a lo general y se formulan leyes uni versales sobre dichos hechos. Posteriormente, se aplica nuevamente la induccién con el fin de obtener teorias con un mayor grado de genera- lidad, para luego comprobar su validez a través de la comparacién de sus implicaciones empii- cas con los hechos observados. Para los empiristas no existen problemas por resolver sino simplemente relaciones por descubrir, lo que -segtin ellos- es un reflejo de la validez del método cientffico. Este aire de 185, triunfalismo fue fuertemente atacado por los miembros del Circulo de Viena y principalmen- te por Karl Popper, al establecer su criterio de falsacién. Segtin Popper, la ciencia solamente tiene un cuerpo de conocimiento tentativo que esta sujeto a constante corroboracién, y por lo tanto no puede estimarse nunca como verda- dero, En su criterio, s6lo podemos conocer con certeza lo que ha rechazado la evidencia empii- ca. Su concepcién de la ignorancia nos muestra que el hombre solamente realiza aproximacio- nes al concepto de verdad, pero no logra nunca poseerlo debido a la infinitud de su ignorancia. En referencia a esta idea popperiana, Corrales (2000, p.3) sefiala “...nuestro conocimiento es finito, pero, a su vez, nuestra ignorancia es infinita: conforme més se va aprendiendo, mas vamos conociendo que desconocemos. Bien puede ser que sepamos muchas cosas, obvia~ mente muy importantes, pero nuestra ignoran- cia es enorme y hasta decepcionante.” La idea de que Ia observaci6n no es sufi- ciente para generar conocimiento cientifico, sino que es necesario el establecimiento de problemas, es el eje central del discurso engen- drado en el Circulo de Viena a finales del siglo XIX y principios de siglo XX, y posteriormente profundizado por el racionalismo critic II, EL METODO HIPOTETICO DEDUCTIVO El Cfreulo de Viena y el principio de verificacién El Circulo de Viena nace a partir de las reuniones sostenidas por un conjunto de cien- Lificos y filésofos alrededor de la figura de Ernst Mach ~considerado por muchos como el primer filésofo de la ciencia-. Parad6jicamente este autor estuvo al frente de la Cétedra de Filosofia de las Ciencias Inductivas, creada en la Universidad de Viena en 1895. Sus miembros més destacados -Schlick, Feigl, Menger y Carnap- tenfan un fan por establecer un concepto de la ciencia que se basara en una coleccisn de proposiciones ulterio- res ~sobre las que debia descansar toda teoria- las cuales pudiesen ser verificables tanto ligica como empiricamente. De igual forma, estaban ondimicas 26-No, 2: 2008 / 183-195 / ISSN: Ciencias 52-9521