Está en la página 1de 3

Poder Judicial de la Nación

PODER JUDICIAL DE LA NACION Juz. 16 - Sec. 31. mab

025264/2008 CRUSTEL SA C/ARTEAR SA Y OTRO S/ BENEFICIO DE LITIGAR SIN GASTOS Buenos Aires, 19 de noviembre de 2009. Y VISTOS: 1.) Apeló la actora la resolución dictada a fs. 167 donde el Sr. Juez de Grado decretó la caducidad de la instancia en estas actuaciones. Los agravios obran expuestos a fs. 172/5, los cuales fueron
USO OFICIAL

contestados por la demandada a fs. 177. Se queja la accionante de que el a quo no haya ponderado -al dictar la resolución en crisis- que el beneficio de litigar sin gastos se encontraba en condiciones de ser resuelto, razón por la cual no cupo perimir estos obrados.2.) Dicho esto, cabe señalar en primer lugar, que la caducidad de instancia constituye un modo de extinción del proceso que tiene lugar cuando no se cumple acto de impulso alguno durante el plazo legal de tres (3) meses en este tipo de procesos: art. 310, inc. 2° CPCC. Ello, porque que la parte que da vida al proceso contrae la carga de urgir su sustanciación y resolución, carga que se justifica porque no es admisible exponer a la contraparte a la pérdida de tiempo que importa una instancia indefinidamente abierta. Sentado ello, apúntase además que la instancia constituye "un conjunto de actos procesales que se suceden desde la interposición de una demanda, hasta la notificación del pronunciamiento final hacia el que dichos actos se encaminan" (conf. Palacio L."Derecho Procesal Civil y Comercial", Tº IV, pág. 219), de donde se deduce que solo son actos interruptivos del plazo de caducidad aquellos actos que impulsan el trámite del proceso para posibilitar el dictado de sentencia.3.) Pues bien, de las constancias objetivas que se desprenden de la causa se advierte que el juzgado que previno en el conocimiento del juicio, a fs. 148, con fecha 21.02.08, dispuso el traslado -ministerio legis- previsto por

el ritual -art. 81, ver fs. 148- para que los justiciables se expidieran sobre el mérito de la prueba producida en autos, y luego materializó la vista al Sr. Representante del Fisco (ver fs. 149), quien requirió para expedirse una seria de informaciones a la peticionante de la franquicia a fin de determinar fehacientemente su estado patrimonial. En el decurso de la causa, radicadas definitivamente las actuaciones en este Fuero, la accionante a fs. 158 brindó las informaciones que estimó de menester y de las mismas se ordenó una nueva vista al Fisco -fs. 159-, quien dictaminó en el sentido de rechazar este beneficio.En tal contexto, una vez devuelta la causa al Tribunal de grado, por auto del 12.11.09, se ordenó a fs. 160 y con carácter previo, cumplir con el traslado del art. 81 dispuesto a fs. 148, por cédula. Más allá del acierto de aquella providencia, lo cierto es que el CPCC: 135, establece que se notificarán por cédula las demás resoluciones que determine el Tribunal, excepcionalmente. Desde tal perspectiva, merituando los requerimientos informativos exigidos, en su oportunidad, por el Fisco, y los aportes que en ese sentido efectuara la recurrente, incorporando la contestación de un oficio por una entidad bancaria a fs. 151, como así también, las aclaraciones de fs. 158, era de menester que todas esas constancias fueran puestas a consideración de todas las partes del juicio principal a efecto de que hicieran valer las defensas que estimaran corresponder a sus derechos Síguese de ello entonces, que en esa inteligencia debe ser entendida la providencia de mero trámite, cuestionada ahora por la recurrente, quien omitió, en su oortunidad, acudir a los remedios legales previstos por la legislación adjetiva para intentar rebatir su contenido en tiempo y forma 4.) Desde tal premisa, surge claro que desde esa última actuación hábil en el expediente, que data del 12.11.08 (ver fs. 160) y hasta el acuse de perención de instancia esgrimido el 11.09.09 -fs. 161-, ha transcurrido con creces el lapso temporal de tres (3) meses contemplado por el ritual -art. 310, inc. 2do), sin que en ese interin temporal hubiera mediado acto procesal idóneo a efectos de interrumpir mentada la caducidad lo cual revela a las claras el desinterés del peticionante en mantener viva la instancia del trámite de esta franquicia.

Poder Judicial de la Nación
Obsérvase, que esta Sala comparte la reiterada corriente jurisprudencial conforme la cual el restrictivo criterio con que debe aplicarse la perención de instancia conduce a descartar su procedencia en supuestos de duda (C.S.J.N., 24.5.93, "Rubinstein, Marcos c/ Cía. Financiera Central para la América del Sud S.A.", íd., 7.7.92, "Frías José Manuel c/ Estex SACI e I", Fallos 315: 1549; íd., 12.4.94, "Dalo, Héctor Rafael y otros c/ Hidronor Hidroeléctrica Norpatagónica SA y Neuquén, Provincia del s/ daños y perjuicios", Fallos 317:369; íd., 12.8.97, "Caminotti Santiago R. c/ Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria", Fallos 320:1676; íd., 24.10.00, "Brigne SA c/ Empresa Constructora Casa SA y otros", Fallos 323:3204; íd., 6.2.01, "Fisco Nacional c/ Provincia de Mendoza s/ ejecución fiscal"; CNCom. Sala E, 10.10.95, "Grinstein Saúl"), extremo que por cierto no se ha
USO OFICIAL

configurado en el sub examine, a tenor de lo apuntado precedentemente lo que amerita no aceptar la pretensión recursiva ensayada.4.) Por todo ello, esta Sala RESUELVE: a.) Rechazar el recurso interpuesto y confirmar la resolución apelada en lo que fue materia de agravio b.) Imponer las costas de Alzada a la recurrente dada su condición de vencida en esta instancia (art. 68 y 69 CPCC) Devuélvase a primera instancia, debiendo el Sr. Juez a quo disponer las notificaciones del caso con copia de la presente resolución. La Señora Juez de Cámara Dra. Isabel Míguez no interviene en la presente resolución por encontrarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional). María Elsa Uzal, Alfredo Arturo Kölliker Frers. Ante mí: Jorge Ariel Cardama. Es copia del original que corre a fs. 183/5 de los autos de la materia.

Jorge Ariel Cardama
Prosecretario de Cámara