1 SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ
Por Víctor M. Oxley Ynsfrán victoroxley@gmail.com

En la versión reciclada y "aumentada" de su libro, ahora auspiciada por el Cabildo, y publicada en Paraguay afirma que: «El lugar exacto del nacimiento de Agustín debe deducirse de evidencias indirectas", porque hasta el momento no se ha encontrado ninguna evidencia concreta ni algún documento legal que certifiquen ciento por ciento donde nació». En el libro "AGUSTÍN PÍO BARRIOS MANGORÉ. RITOS, CULTO, SACRILEGIOS Y PROFANACIONES" del paraguayo Víctor M. Oxley se comenta que «este tema del lugar de nacimiento del genio de la guitarra de un tiempo a este está mutando en hecho de discusión bizantina». En este libro se expone de una manera crítica los fundamentos de tal conclusión y se encuentra que es un seudo problema, por varias razones. Así se tiene que «(Saturnino) Ferreira especula e introduce una conclusión a su razonamiento que, si atendemos a que en la práctica burocrática estatal, del hecho de la designación “formal” (el decreto del nombramiento

El Sr. Richard Stover, así como también Carlos Salcedo Centurión sostienen y en reiteradas partes de sus libros respectivos –Seis Rayos de Plata y El Inalcanzable- que la "evidencia" apunta a que Agustín Barrios nació en Villa Florida y no en San Juan Bautista. En la versión del libro de Stover hecha en San Salvador se lee: "[…] Pérez (se refiere a Saturnino Ferreira Pérez) no ofrece ninguna prueba directa aparte de la aseveración de que el bebé fue bautizado en memoria de un buen amigo, don Agustín Corrales, que había residido en Villa Florida. Todas las fuentes de información relativas al lugar de nacimiento de Barrios establecen que nació en San Juan Bautista". (Pág. 22)

por Víctor M. Oxley Ynsfrán / victoroxley@gmail.com

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONE : CUNA DE MANGORÉ

2 SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ

como preceptora de escuela a doña Martina Ferreira) al hecho de facto de la asunción real in situ del cargo se sucede un trecho temporal, que jamás es de inmediato, y mucho menos en aquellos tiempos de baja organización estatal, es imposible la conclusión de Ferreira Pérez; además, si Martina Ferreira de Barrios se encontraba en los últimos momentos de su embarazo, y teniendo el matrimonio Barrios Ferreira su casa familiar en dos parcelas de tierra en San Juan Bautista; no se trasladaría a ocupar su cargo de Preceptora en Villa Florida, pues lo lógico es que primero reciban al niño, y luego de recuperarse, asumir sus responsabilidades laborales. Además, podemos agregarle que; a partir de 1880, estando como obispo del Paraguay el presbítero Pedro Juan Aponte, la capilla de San Juan Bautista fue declarada parroquia; y desde este hecho, fue autorizada por el sacerdote Juan Insaurralde a tener el primer libro parroquial, pues hasta entonces -comenta Nicolás Riveros- los bautizados de ese lugar eran anotados en los libros parroquiales de San Ignacio; que por aquel entonces era capital de las Misiones. Siendo esto así,

queda claro que el niño Agustín Pío Barrios Ferreira, al ser anotado en el libro de San Juan como bautizado en 1885, lo hace en su lugar de origen y residencia, debido a que ya no era necesario hacerlo en la jurisdicción de San Ignacio. Al ser originario de San Juan, y esta ciudad poseer su propio registro parroquial, las inscripciones hechas en estas, no necesitan enunciar el nombre de la localidad en sus actas, pues se lo presupone, y así queda implícito en el registro». Piense el lector en esto: si hubiese nacido en Villa Florida, ¿cómo es que recién con 18 días de vida el aún tiernito Agustín fue trasladado a unos 36 km por caminos polvorientos y duros, para ser bautizado en la iglesia de San Juan Bautista, como consta en acta? Al sentido común sería un acto infanticida e improbable; otro hecho que vincula a la familia Barrios Ferreira indefectiblemente a San Juan y al nacimiento de Mangoré es que el testigo declarante en el acta eclesial es un sanjuanino, don Zeferino Leguizamón. Medite el lector este hecho y encontrará que también es una prueba de que el nacimiento de Mangoré apunta inexorablemente a San Juan Bautista.

por Víctor M. Oxley Ynsfrán / victoroxley@gmail.com

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONE : CUNA DE MANGORÉ

3 SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ

Además en una de las cartas de Barrios fechada en Buenos Aires, 23 de julio de 1928 y dirigida al Sr. Norberto Cardozo (San Juan Bta. Misiones), este se expresa en los siguientes términos: “Mi inolvidable amigo y compueblano; en líneas siguientes declara que “largos años hace, Norberto que me aleje de San Juan Bautista, de aquel humilde y poético pueblito, escenario en que transcurrieron los bellos y jamás olvidados días de nuestra infancia; cuando iba a sospechar en aquel entonces, en que escuela que el destino de este tu amigo seria abandonar la patria para correr mundo! Cuan grato seria para mi volver a visitar aquellos lugares cuyo amado recuerdo es incapaz de borrar el tiempo […] En todo caso por tu afectuoso intermedio envía cordial abrazo para cada uno de nuestros comunes amigos y compañeros de aquella época que aun vivan en nuestro querido San Juan y diles que en mi corazón permanece latente la grata y honda memoria de los viejos afectos […] Junto a mi saludo mas afectuoso para ti y toda tu familia, va

un fuerte y cordial abrazo de tu viejo amigo. Agustín Barrios.” Entre el lenguaje y el pensamiento existe un estrecho relacionamiento; y Donald junto con D. K. Lewis han explicitado los presupuestos que hacen posibles que puedan interpretarse las proferencias de los hablantes. Estos son el Principio de Autonomía de la Semántica, el Principio de Caridad, el Principio del Triangulo (los tres primeros son de Davidson), el Principio de Veracidad y el Principio de Manifestación (estos dos agregados por Lewis). De acuerdo con el primer principio –el de Autonomía de la Semántica- cada oración proferida por el hablante cuya conducta verbal está sometida a investigación, se asocia un conjunto de condiciones veritativas, de condiciones bajo las cuales la citada oración es, bien verdadera, bien falsa. Es decir, tomando la proferencia de “mi inolvidable amigo y compueblano” escrita por Barrios y cotejándola con los usos coloquiales encontramos el hecho trivial de que el rotulo léxico de “compueblano” es equivalente o se aplica a las personas que han nacido en el mismo pueblo.

por Víctor M. Oxley Ynsfrán / victoroxley@gmail.com

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONE : CUNA DE MANGORÉ

4 SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ

Atendiendo que si queremos corroborar la veracidad de lo expresado por Barrios desde su manifestación lingüística debemos es verdadera o falsa; en este sentido podemos ejemplificar que siendo el Sr. Norberto Cardozo sanjuanino, y atendiendo a la definición nominal del término “compueblano” como habíamos visto, encontramos que la proferencia de Barrios es verdadera si y solo si el Sr. Cardozo es de San Juan Bautista de las Misiones, y efectivamente si lo es, por lo tanto la conducta verbal de Barrios es refleja o alude a un hecho factico, se ajustan rei et intellectum, “cosa y pensamiento”; siendo así la proposición es verdadera; y por derivación de hechos podemos inferir que Agustín Barrios Mangoré afirma de motu propio que es originario de San Juan Bautista de las Misiones. El principio de Caridad es aquel en el que el intérprete ha de imputar al hablante aquellas creencias e intenciones que optimizan el mutuo acuerdo sobre el cual sea la causa racional de la proferencia. En síntesis partimos –nosotros interpretes- desde los supuestos de que el hablante racionaliza y es consecuente con los sentidos y significaciones de los términos que manifiesta en su

conducta verbal. Estamos en la situación de que debemos adjudicarle a Barrios Mangoré la asunción de un mismo sentido, significado y referencia del término “compueblano” que habíamos definido. De no ser así, caeríamos en el hecho de que Barrios Mangoré atribuye otro sentido, significado y referencia del término “compueblano”, cosa que es de dudoso proceder; Barrios se está manifestando en lenguaje castellano con sus usos coloquiales comunes y no se vale de la posible ambigüedad de un termino con múltiples referentes y sentidos, por lo tanto se ajusta su proferencia al uso común en el castellano. El principio del triangulo establece una pauta simple: las creencias y los deseos o intenciones del hablante deben considerarse los mismos sin importar en que lengua, si la suya o la del intérprete, vengan expresados; es decir que para cada oración de la lengua que hay que interpretar, una o más oraciones de la lengua del intérprete, seria licito concluir que todas ellas poseen el mismo significado literal o gramatical. En el caso de las palabras expresadas por Mangoré en su carta encontramos que aun el castellano coloquial que hablamos en Paraguay hoy a finales de la primera

por Víctor M. Oxley Ynsfrán / victoroxley@gmail.com

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONE : CUNA DE MANGORÉ

5 SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ

década del siglo XXI mantiene una simetría de significado, sentido y referente del castellano hablado en el Paraguay de finales de los años 20 del siglo anterior. Por lo tanto lo que entendemos nosotros por “compueblano” es equivalente a lo que Agustín Barrios Mangoré quiere significar en su discurso. El Principio de Veracidad limita o reduce, las posibles relaciones que puedan darse entre las creencias e intenciones del hablante, por un lado, y el significado gramatical de las oraciones proferidas por el otro, y esto del modo siguiente: la atribución de creencias y deseos al hablante, en tanto que expresadas en la lengua del intérprete, debe regirse por la máxima de que el primero es veraz; es decir, de que no lleva a cabo proferencias de oraciones que no crea verdaderas. Como consecuencia de este principio tenemos que debemos atribuir a Mangoré que es “honesto” lingüísticamente, es decir que no engaña con sus palabras, que expresa sus ideas verazmente y por lo tanto habla probamente. Por último el Principio de Manifestación trae a luz de que las creencias y las intenciones (incluidos los deseos)

del hablante han de manifestarse normalmente en sus disposiciones al comportamiento verbal. Esto significa que ha de ser posible inferir los pensamientos del hablante de sus disposiciones a proferir tales y cuales palabras, en tales y cuales situaciones del habla. Estas disposiciones no son materia inaccesible al investigador, sino que este puede llegar a determinarlas conociendo las proferencias de los hablantes y las circunstancias que las rodean y las promueven. Por lo tanto, y a menos que haya una buena razón para sostener que el hablante nos engaña o que desea mantener secreta su vida interior o privada, su conducta verbal constituye la mejor manifestación de sus creencias y deseos. De lo anterior podemos sostener que Barrios Mangoré manifiesta abiertamente su conciencia intencional y que nosotros como intérpretes de ella podemos acceder desde su honestidad a toda prueba a lo mas intimo de sus deseos, desde la veracidad de sus palabras atendiendo a la proba integridad de este excepcional ser humano. Así vemos que la conducta verbal manifiesta de Agustín Barrios Mangoré, explicita una afirmación ¿Cual? De que Agustín Barrios Mangoré es nativo de la ciudad de San Juan Bautista de las Misiones por asunción y

por Víctor M. Oxley Ynsfrán / victoroxley@gmail.com

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONE : CUNA DE MANGORÉ

6 SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONES: CUNA DE MANGORÉ

declaraciones propias y hoy publicas a partir del conocimiento que tenemos de su epistolario. El 5 de mayo conmemoramos 127 años del nacimiento de Agustín Pío Barrios Ferreira, quien fue bautizado el 23 de mayo de 1885 con los nombres de Agustín y Pío, siguiendo -Don Doroteo y Doña Martina- la costumbre y tradición católica cristiana de nombrar a los niños con el nombre de santos; ese día se recuerda a San Agustín por ser el día de su conversión a la fe cristiana, y a San Pío V, papa y confesor, afirmación esta en contra de la de Stover que sostiene que fue en honor del residente florideño don Agustín Corrales. Hoy «nos encontramos inmediatamente en la urgencia de concentrar fuerzas en las gestiones sobre la posibilidad de repatriar los restos de este sin igual ciudadano paraguayo de la hermana nación salvadoreña; por lo tanto, debiéramos gastar nuestras energías en este tema y no disiparlos en seudo problemas», pues Agustín Pío Barrios Mangoré «siempre tuvo una nostalgia ("saudade" como se refería

él a ello) hacia su país, el Paraguay; hacia su Ha Che Valle "San Juan Bautista de las Misiones", porque no cumplirle el sueño de volver y radicarlo para siempre en su añorado solar guaraní, en la tierra misionera que vio nacer y aflorar ese don privilegiado del arte guitarrístico del cacique Mangoré «es un deseo legítimo de todo el pueblo paraguayo que quiere honrar a su universal paisano, aunque sea después de haber trascendido lo material de este mundo en tierras salvadoreñas y morar en el panteón in ubicuo eterno del arte».

por Víctor M. Oxley Ynsfrán / victoroxley@gmail.com

SAN JUAN BAUTISTA DE LAS MISIONE : CUNA DE MANGORÉ

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful