Está en la página 1de 2

Pilar Ferrari 5to Humanístico

RELACION ENTRE EVOLUCION DEL CEREBRO HUMANO Y DE LA MANO En la evolución del cerebro humano, la capacidad craneana aumento y a su vez el cerebro también se fue agrandando. Las partes de la corteza cerebral que se vinculan con la inteligencia y el pensamiento aumentaron más que otras. El cerebro es un órgano coordinador de infinitos mensajes interiores y exteriores. Las estructuras sociales complejas y determinados comportamientos culturales en nuestros antepasados fue lo que llevo a la rápida evolución del cerebro. La mano también sufrió cambios, adquiere mas movilidad y su pulgar se alarga y se vuelve más potente, es totalmente oponible además de permitir hacer un movimiento de pinza. Los dedos se alargan considerablemente y su pulpejo (carnosidad) se compone de terminaciones nerviosas y es asiento de varios receptores táctiles; esto le da a la mano la fuerza para manejar herramientas pesadas y la delicadeza que brinda al hombre la capacidad de expresarse artísticamente, de escribir y de tener un amplio lenguaje de gestos. La mano es una prolongación del cerebro y en un sentido contrario, gracias a la mano, el cerebro humano fue capaz de desarrollarse. La gran capacidad del cerebro humano ha sido capaz de desarrollar el uso de la mano. La importancia de las áreas motrices y sensoriales de la mano está demostrada por la amplia área que ocupa en la corteza cerebral. La interacción entre la mano y el cerebro fue determinante para la evolución del hombre. Las manos de otros primates, aun siendo prensiles, están adaptadas a una sola actividad, mientras que la mano del hombre está ajustada a múltiples actividades. A medida que fue evolucionando, el hombre aprendió a utilizar sus manos; el medio ambiente permitió la supervivencia de los individuos más aptos por medio de la selección natural. Gracias al cambio en la forma de huesos como la pelvis, el fémur y la columna vertebral, el hombre obtuvo una posición erecta. Estos cambios permiten soportar mejor el peso del cuerpo en posición vertical, sin la necesidad de apoyarse en los miembros anteriores.

Esta última característica parece que fue fundamental en la evolución del hombre. la mano humana adquirió funciones sensitivas superiores a la de sus ancestros. por lo que alcanzó el carácter de órgano sensorial. y esta mayor flexibilidad adquirida se transmitía por herencia y se desarrollaba de generación en generación. Una vez en la sabana. sino un instrumento que hace posible manipularlos con precisión. que la mano no es solo el órgano del trabajo. ya que los cambios en la anatomía de la mano convirtieron a los homínidos en algo totalmente nuevo. El significado de esto es muy importante. Sin esta capacidad el cerebro humano no lograría su desarrollo y evolución y de esa manera las manos quedarían sin evolucionar con un patrón primitivo. . es también producto de él. La mano ya no es un órgano bruto que permite solamente agarrar los objetos. La mano era libre y podía adquirir cada vez más destreza y habilidad. lo cual no permitiría al humano diferenciarse de otros animales. Con el tiempo. las manos dejaron de tener las funciones de locomoción que desempeñaban fundamentalmente en los árboles por lo que los primeros homínidos empezaron a darles otros usos manipulando objetos. ya que dejó las manos libres para ser aprovechadas en otros usos. Entonces se puede ver.