Está en la página 1de 7

Reseña de “El cielo de Pekín” de Miguel Espigado

Profesor: Enric Sullà Curso 2011-2012 Por: Bernat Roher Bordoy

una estudiante convencida de la necesidad de encuadrarse en los límites marcados por el regimen. a Pekín y a sus habitantes. un artista que batalla sobre esos mismos límites… La elección del autor de situar la acción en Pekín. Y hasta un cierto futurismo con la lucha implacable y desmedida que se lleva contra el clima en un intento más de controlarlo todo. La novela “El cielo de Pekín” es un libro del que cuesta decir en que género puede adscribirse. El autor es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Granada. El relato personal de dificultades y desplazamientos que sufren los protagonistas en un entorno ajeno (para algunos) o propio (para otros). y quizás por contraste. El libro sorprende. o Redacciones en colaboración con otros autores. La novela de viajes. Todo esto permite al autor mostrar una imagen de la China contemporánea que atrae y terroriza. la PKU (Universidad de Pekín) y el Instituto Cervantes. Paralelamente a la imagen de Pekín. resultan interesantes las historias más humanas de los protagonistas. El absurdo que emana del libro recuerda por momentos sensaciones provocadas por los libros de Kafka. La estructura narrativa en la que el foco va saltando entre distintos personajes permite esbozar ciertas similitudes con muchas novelas de géneros dispares que usan esa técnica como hilo conductor. Anteriormente había publicado otros trabajos como Superego con el que había conseguido el premio Federico García Lorca. Es crítico en la revista Quimera y codirector del blog Afterpost. El uso de muchos personajes permite al autor abordar la novela como un caleidoscopio del cual a través de todos los puntos de vista surge una imagen. Las situaciones de casi todos los personajes son comprensibles y se empatiza con ellos con relativa facilidad. Pekín. en contraste con la percepción de deshumanización a manos de la capital del mundo. El problema aquí es evidente. A día de hoy parece ser el nuevo foco histórico y al mismo tiempo la gran incógnita. También ha colaborado con otros medios. con su aproximación a la China contemporánea. Tal vez por esta dificultad de encuadrarlo dentro de un género determinado. La novela sirve de . inspirado supongo en sus propias vivencias. y esa sensación que deja de haber un ente omnicontrolador que se insiere en la vida de sus personajes al estilo foucaultiano. El relato político.Introducción: El autor “El cielo de Pekín” es la primera novela de Miguel Espigado (Salamanca 1981). La novela tiene atisbos y esbozos que apuntan y recuerdan a multitud de géneros. que a pesar de no ser coherente. como se muestra en la censura informativa y la autoimpuesta por sus ciudadanos. es profundamente interesante. Ha trabajado como profesor de lengua y literatura española en la Universidad de Liberec. la novela crece en riqueza y ámbitos. Un profesor en eterno jet lag intentando superar una separación dolorosa. es acertado para despertar el interés. el uso de la técnica no define el género. y las características de esta obra dificultan tremendamente el posicionarla. Al mismo tiempo se indaga en aspectos más humanos.

En cierta medida. La segunda cuando el artista entra en contacto con el curator. retrata a Daniel saltando al vacío desde un edificio con la exmujer de Manuel entre los brazos. Pekín es en la novela el marco en el que se desarrollan todas las tramas. No está . La tercera con Marlene y Daniel. De la misma manera que a lo largo de la historia la literatura se ha situado en las llamadas capitales mundiales. Miguel Espigado parece escribir liberándose de esa corrección autoimpuesta. Estructura: “El cielo de Pekín” es una novela con varias tramas que confluyen contando una historia. Parece que normalmente. Pero aquí la ciudad deja de ser meramente el contexto para convertirse en cierta medida en un protagonista más.XXI. y en cualquier caso. la que desnaturaliza a los personajes a los que deja a la merced de la lógica inquietante del control. Quizás cosechando un interés ya existente por ese país. Permitiendo que los personajes compartan un mismo espacio. El final de la cuarta y de la novela. el uso de la numeración al principio del párrafo y no como encabezamiento. que se han encontrado de nuevo. A través de ese velo entendemos la novela. se dejan separar por la multitud. a la deslocalización humana. Las perspectivas de los protagonistas procedentes de lugares dispares esbozan una especie de imagen de la situación del ser humano a principios del s. Las luces y sombras de un mundo globalizado se perciben como consecuencia. el París de Cortázar o la Nueva York de Auster (por citar solo algunos). Así. a excepción de la excursión por la estepa de la frontera entre China y Mongolia. La primera parte de la novela termina con Daniel perdiéndose en el paisaje de Mongolia. no trata sobre China. las olimpiadas o las informaciones superficiales sobre la fábrica del mundo. y ese echo nos hace más inmediata la historia. y es en ese sentido un ejemplo de cada ámbito del que se habla. sin llegar a ser el tema de la novela. Dentro de cada una de las partes se usa la numeración para separar a los distintos personajes. Una especie de corrección política que actua como velo. al escribir o al leer lo hagamos desde unos prejuicios autoimpuestos. De ser fruto de su tiempo. el autor divide la novela en cuatro partes principales. El relato en sí. aunque en muchos casos esa separación no es monolítica. Que se van sucediendo como episodios de la historia. cada personaje muestra una característica distinta. A través de la narración de las peripecias de seis personajes. O no trata sólo sobre China. desde el Londres de Dickens. Es la ciudad la que ejemplifica el sueño del progreso. al arte como mensaje y al absurdo de todo ello hace que la novela de la sensación de estar situada históricamente.aproximación a una realidad más sentida que las imágenes de la televisión. Pekín. el autor consigue mostrar las características y sentires de la que llama la capital del mundo. y la trama se adapta a las necesidades de la narración. hace que la novela de sensación de continuidad. Uno de los aspectos que me ha llamado más la atención es la sensación que me da el escritor. aprovechándolo para despertar una fuerte atracción hacia su historia. Nos evita el ejercicio inconsciente de apartar capas de prejuicios y supuestos que arrastramos por ser personas en el sitio y bajo el sistema que lo somos. La alusión a aspectos sexuales. Miguel Espigado se sitúa como espectador e informante de la nueva realidad mundial. Y con ellas gana interés. a la guerra de Irak. Para hacerlo.

incapaz de adaptarse a un medio que lo aísla. Contar la historia es contar los anhelos y vivencias de sus personajes. Pero pronto. Así tenemos a los seis personajes. Así. Al regalarle un libro censurado a Yiyang (su alumna). obsesionándose con su separación. en una especie de progresismo patriótico. Marlene: es una estudiante extranjera residente en Pekín. a los que habla sobre las maldades del Regimen. que a pesar de tener puntos de vista críticos y alejarse paulatinamente del ideal chino de joven. la ciudad. el del artista que se exilia.… Representa el individualismo enfrente del comunitarismo que en principio es representado por Yiyang. sin involucrarse emocionalmente en ella. Los instantes de relajación que vivía con la masajista china se convierten en pesadilla al darse cuenta de que es una menor. Mantiene una relación amorosa con Li Zheng. Dejándose . Yiyang: es una estudiante china modélica. El del artista del regimen.separada por capítulos cerrados. Al mismo tiempo entre las tramas de los personajes. esos indicios de apertura se convierten en paranoia. Participa en las celebraciones del 60 aniversario de la República Popular China. A través de esa relación. especula sobre sus culpas. Intentando siempre encontrar su propia vía y obviando las rutas fáciles. andadas por otros. preguntándose siempre si está siendo observando. Diríamos que no es revolucionaria sino que pretende transformar la situación mediante las reglas del juego. Al final hace un pacto con Daniel para asesinar a su exmujer. el artista. Como profesor imparte clases a estudiantes chinos a los que pregunta sobre China. Esa misma soledad le lleva a frecuentar un sitio de masajes en los que encuentra la calidez del contacto humano. el autor muestra dos puntos de vista. sin atreverse a preguntar. Su idiosincracia es la despreocupación y una cierta promiscuidad. Mantiene una relación pseudoamorosa con Daniel. Es a ella a quien Manuel deja el libro sobre las maldades de China. asustado. Manuel se encuentra en eterno jet lag. Estas descripciones ayudan a contextualizar la trama y a comprender mejor la situación que se nos relata. En medio de un personaje omnipresente que engloba la vida de todos ellos. y por otro a Yiyang. Libro que devora para después negar. sino el hecho de tener que creerse lo que dice la gente ajena al país sobre su patria. sino que en el mismo texto que es continuo se incluye ese pequeño paréntesis mental (el número) para fragmentar el texto. empieza a preocuparse sobre el control que se hace de él. Un bálsamo para su alma aislada. No el contenido del mismo. Podríamos decir que es el personaje de los gestos. Pinta como gesto subversivo. expone como gesto casi insultante. La paranoia se apodera de él y desaparece en un fumadero de opio. siempre intenta mantenerse dentro de los límites del regimen. Manuel: un profesor universitario de lengua y literatura española que tras una dolorosa separación se traslada a la universidad de Pekín a impartir clases. Li Zheng: es un artista transgresor que aborrece a la China contemporánea y en general todo. va cada día a clase. y comparte con las jóvenes de su generación una inquietante atracción por los ositos ñoños. Prostituir a una menor y dar obras sediciosas a una estudiante. Por un lado el artista transgresor. Sus dilemas se relacionan con la necesidad de hacer arte transgresor sin caer en clichés. con su soledad. Yiyang representa la voluntad de cambio dentro de los límites marcados por el regimen. Miguel Espigado incluye descripciones separadas de éstos.

Es el telón de la novela. La masa humana está presente casi continuamente en la novela. donde se ponen de acuerdo para que perpetre el asesinato de la exmujer del profesor. . ejercece una presión siniestra sobre ellos. Los protagonistas se ven arrastrados por ella en muchas escenas del libro. Su reaparición en la novela coincide con la desaparición de Manuel (perseguido por su paranoia). Como si por instantes las barreras mentales que establecemos enfrente del otro corrieran el riesgo de resquebrejarse. y ella. A su regreso cuenta a Marlene una historia fantasiosa sobre las peripecias que le han sucedido desde que se separaron. Daniel mantiene una relación con Marlene que se inicia en su viaje hacia la frontera con Mongolia. Trabaja para una agencia de noticias controlada por el regimen. Traduce noticias de hechos que aún no han sucedido. Daniel se reencuentra con Manuel y lo acompaña al fumadero de opio. Pekín sirve como contexto omnipresente para el desarrollo de las tramas. Su pasado es oscuro. hasta que en un momento catártico para ella conoce a Li Zheng y decide hacer un reportaje real. Llegado a un pueblecito del interior de China un anciano le entrena para que se enfrente a un ejército de monos que se han apoderado del castillo del pueblo. Leyendo sus libros. Sabiendo lo que supone su trabajo lo sigue llevando a cabo. Influye en ellas y en cierta medida éstas se sienten como un producto o una consecuencia del ámbito del Pekín.llevar hasta que empieza a percibir problemas y situaciones que no controla. Se nos cuenta que está trastornado psicológicamente debido a las armas usadas en Irak cuando su padre estuvo allí (herencia genética) y los trastornos creados por sí mismos cuando estuvo luchando él en el mismo Irak. dependiendo de si englobamos uno en el otro. Marlene se incomoda y con el tiempo lo abandona en medio de la multitud de Pekín.… Társila: es una brasileña afincada en Pekín. Allí ve como la realidad es transformada informativamente. dejando entrever que a parte de marine ha realizado otros trabajos para el gobierno. viendo sus películas. Conforme la historia que cuenta va desvariando cada vez más. El otro protagonista sería Pekín y por extensión China. ocupa su piso y emprende un camino inconciente (al inicio al menos) de transformación. usados en el relato. Representa una toma de conciencia sobre esa manipulación informativa. A pesar de que los personajes principales son claros y precisos. su amiga. Daniel: es un exmarine americano que no se termina de saber que está haciendo en Pekín. o tal vez uno. Cargando su paracaídas imaginario se lanza desde las alturas de un rascacielos con la mujer en sus brazos. Allí acuciado por fantasmas internos y visiones de simios agresivos desaparece en la estepa. Cuando una amiga suya abandona el país aquejada de una enfermedad imaginaria. el anciano exalpinista le regala un paracaida que solo existe en su imaginación. y la novela juega sobre ese desconocimiento. La masa en cierta medida juega de forma perseverante un intento de disolución del individuo. convirtiéndose en ella paulatinamente. Poco a poco va habitando la vida de Ute. y también una aceptación práctica sobre ella. Como tributo a esa lucha. y se da cuenta de la lucha climática que se lleva a cabo en el cielo de Pekín. o de la idea de Pekín. tengo la sensación de que existen al menos dos protagonistas más.

Las herramientas estilísticas que usa el autor para contarnos su historia son aparentemente sencillas. Aunque no hace de ello un uso excesivo. Esa lectura rápida ayuda en la creación de una idea global de la novela a través de la sucesión de puntos de vista e historias. En él se hacen bastantes referencias a objetos y situaciones comunes a los lectores de este momento. las olimpiadas. Por hacer una estructura conciente de muchos de esos aspectos inducidos que tenemos asumidos hasta el punto de no verlos. con una determinada tradición. deshumanizada e hipercontrolada. un orden político concreto. y ligeramente más enrevesadas en las reflexiones y descripciones intercalas en el texto. no es que no seamos concientes de ellos. En cierto sentido veo la novela como un alegato en contra de la corrección política. En este sentido al leer una determinada situación. A lo largo de la novela se nos hace patente una crítica al absurdo de las lógicas del control a través del descontrol creciente del clima pequinés. Que ve como la censura . Siendo atrevidos podríamos decir que relata la situación del individuo en una sociedad masificada. en un momento en que la misma idea de progreso está más que cuestionada. El léxico utilizado no es especialmente complejo o culto. La lectura es ágil y rápida. Una especie de engaño inconciente. Lo que nos permite avanzar rápidamente en ella. sabemos que el progreso es una entelequia pero no podemos dejar de creer en él. sino que los asumimos como las estructuras normales del aprehender cotidiano. A nivel muy personal. Que los normaliza y que con ello crea un vínculo con el lector. Percibo un autor que escribe a partir de sus prejuicios. la leemos obviando el trasfondo ideológico del autor. el libro de Espigado me ha gustado precisamente por el convertir ese trasfondo inconciente en conciente. si se nos cuenta una situación. Skype. en una visión bastante pesimista de lo que nos depara el futuro. Por un lado la división del libro en partes y estas enumeradas en distintos capítulos de un texto contínuo. Conclusión: Yo siento.XXI. Así.… Las frases son sencillas y directas cuando narran las vivencias de los protagonistas. la confluencia de todos ellos relata las contradicciones que sufre la humanidad en los inicios del s. Normalmente la reflexión sobre nuestros valores está velada. como el iPod. Manejo una conceptología que me es dada por el echo de formarme y performarme en un contexto determinado.… Quizás por esto la novela me ha sorprendido. Tal vez sea porque se percibe a China como el estandarte de lo que está por venir. Es decir. también se insieren en el relato textos ajenos a la novela como noticias. critico. el 60 aniversario. Tema: El tema de la novela es complicado de definir. Pertenezco a una cultura de raíz cristiana. entendemos lo contado concientemente a través del compartir un trasfondo inconciente común. y en general reflexiono dentro de un sistema de valores configurativos. a pesar de que todos los personajes relatan temas distintos. De tener la espeanza de que exista. Las consecuencias del sueño del progreso sobre los individuos. fragmentos de diarios personales y una imagen que representa una de las obras de Li Zheng. Accedo a los libros a partir de una determinada configuración mental.

Despeja la mente y se siente como un soplo de agua fresca. el lugar y los personajes me han atraído por lo expuesto anteriormente. Sin duda una lectura amena y recomendable. Por eso me parece una lectura muy sana en un momento en que la corrección política parece haberse convertido en la nueva herramienta de autocensura.autoimpuesta hacia sus prejuicios deja de tener sentido y se ve obligado a reconocerlos. . Aparte de ésta apreciación intimista el tema.