Está en la página 1de 18

INTRODUCCION

Al término de la segunda Guerra Mundial, en Julio de 1944, en la localidad de Bretón Woods, en New Hompshire (EEUU). Fue redactado un convenio Constitutivo que apuntaba a la formación del Banco Mundial, dicho convenio fue firmado el 27 de Diciembre de 1945, con representantes de 28 países, fecha en que quedo establecido el Banco Mundial.

Actualmente lleva a cabo actividades en más de 100 economías en desarrollo, y aporta una combinación de financiamiento e ideas para mejorar el nivel de vida de la población y eliminar las peores formas de pobreza.

En cada uno de esos países, el Banco colabora con organismos estatales, organizaciones no gubernamentales y el sector privado para elaborar estrategias de asistencia. Sus oficinas, diseminadas por todo el mundo, llevan adelante el programa del Banco para el país pertinente, actúan de enlace con el gobierno y la sociedad civil, y trabajan en pos de una mejor comprensión de los problemas del desarrollo.

El Grupo del Banco Mundial está constituido por cinco organizaciones, El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (CFI), el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI) y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Esto surge considerando la necesidad de la cooperación internacional para el desarrollo económico y la función que en ese campo desempeñan las inversiones internacionales de carácter privado; teniendo en cuenta la posibilidad de que a veces surjan diferencias entre Estados Contratantes y nacionales de otros Estados Contratantes en relación con tales inversiones; reconociendo que aun cuando tales diferencias se someten corrientemente a sistemas procesales nacionales, en

no se reputará que constituye una obligación de someter ninguna diferencia determinada a conciliación o arbitraje. La convención del CIADI es un tratado multilateral formulado por los directores ejecutivos del banco internacional para la reconstrucción y el desarrollo (el Banco mundial). . y declarando que la mera ratificación. someter dichas diferencias. si lo desean. atribuyendo particular importancia a la disponibilidad de medios de conciliación o arbitraje internacionales a los que puedan los Estados Contratantes y los nacionales de otros Estados Contratantes. lo que exige particularmente que se preste la debida consideración a las recomendaciones de los conciliadores y que se cumplan los laudos arbitrales. deseando crear tales medios bajo los auspicios del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento. Hoy. al cual pertenecen ciento cuarenta Países. CIADI se considera como la institución internacional principal del arbitraje dedicado a la solución del conflicto del inversionista-Estado. a no ser que medie el consentimiento de dicho Estado. Fue abierto para la firma el 18 de marzo de 1965 y entrado en fuerza el 14 de octubre de 1966.ciertos casos el empleo de métodos internacionales de arreglo puede ser apropiado para su solución. El CIADI es una institución internacional autónoma establecida bajo convención sobre el establecimiento de los conflictos de la inversión entre los Estados y los Nacionales de otros Estados. reconociendo que el consentimiento mutuo de las partes en someter dichas diferencias a conciliación o a arbitraje a través de dichos medios constituye un acuerdo obligatorio. El propósito primario de CIADI es proporcionar las instalaciones para la conciliación y el arbitraje de la inversión internacional disputada. aceptación o aprobación de este Convenio por parte del Estado Contratante.

Ya no se trata de un intercambio de mercancías (en el sentido clásico) sino de insumos que circulan articulándose en la producción de bienes dentro de una empresa. elaborado a escala mundial. Era la etapa de la “industrialización por sustitución de importaciones” en América Latina. La consecuencia de este proceso se manifestó en un impactante crecimiento de los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED).EL ARBITRAJE DEL CIADI Y EL DERECHO INTERNACIONAL DE LAS INVERSIONES: UN NUEVO HORIZONTE LOS TRATADOS BILATERALES DE INVERSIONES Y LAS DEMANDAS EN EL CIADI: LA EXPERIENCIA ARGENTINA A COMIENZOS DEL SIGLO XXI Ricardo Ortiz* 1. Los años ochenta y noventa mostraron el crecimiento y establecimiento de una nueva manera de inversión: la de las filiales que asumen el desarrollo de una parte del proceso productivo. integrándolo en una estrategia centralizada en la cual los diferentes eslabones de este proceso resultan en el ensamblado de un producto final. lo que . en la cual los determinantes de la inversión estaban relacionados con las características de los mercados internos (fundamentalmente el tamaño y la protección arancelaria) y la ubicación respecto de las casas matrices. La circulación internacional de estos insumos impulsan a las corporaciones trasnacionales a la búsqueda de la superación de las barreras aduaneras. la inversión externa de las empresas se dirigía a cubrir la demanda del mercado receptor y la de países vecinos. avanzándose de ese modo en la instrumentación de políticas de apertura económica y de liberalización a las inversiones extranjeras por parte de los Estados nacionales. Las inversiones extranjeras y los tratados bilaterales de inversión: Hasta los años setenta.

a fin de uniformar las reglas que rigen las operaciones relacionadas con las inversiones. generando una puja para atraer inversiones internacionales como fuente de financiamiento. cuestiones relacionadas con las inversiones. En mayo de 1995. El MAI intentaba reflejar también. el . Los objetivos del MAI eran alcanzar un marco amplio para las inversiones internacionales. desembocando en muchos casos en políticas unilaterales de liberalización de los regímenes de inversión y liberalización financiera. merecen destacarse los Tratados Bilaterales de Inversiones (BITs). de manera directa o indirecta. En la medida en que creció la importancia de estos flujos de inversión. de acuerdo a datos de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo). se fue generando la necesidad de contar con reglas internacionalmente aceptadas sobre la materia. en la abreviatura inglesa. el hecho de que cada vez más países no miembros de la OCDE se estaban convirtiendo en importantes actores en la inversión extranjera -en su rol tanto de importadores como de exportadores de capital-. regionales y multilaterales) que incorporaron. Ello se articuló. Entre estos instrumentos. la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico -OCDE-. con altos estándares para la liberalización de los regímenes de inversión y protección de las inversiones y estableciendo procedimientos efectivos de solución de controversias. Por esta razón. investigador de FOCO y docente de la Universidad de Buenos Aires. los que al año 2003 eran. Multilateral merecen ser citados especialmente dos convenios de la Organización Mundial de Comercio -OMC-: el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios GATS. lanzó la negociación de una de las más importantes iniciativas internacionales: la de un Acuerdo Multilateral de Inversiones (MAI -Multilateral Agreement on Investment-).llevó a que los gobiernos incorporen esta variable en sus políticas de crecimiento económico. En el plano * Sociólogo. se fueron concibiendo una serie de instrumentos internacionales (bilaterales. con el fuerte impulso de los postulados ideológicos del neoliberalismo tanto en los países centrales como también en los periféricos. De este modo.y el Acuerdo sobre las Medidas en Materia de Inversiones Relacionadas con el Comercio -TRIMS. además. en inglés-.

los BITs se convirtieron . la presión de Francia para una excepción cultural. de altos estándares de liberalización y que contaban con la capacidad de implementarlos efectivamente. en diciembre de 1998 se extendió definitivamente el acta de defunción al MAI en la OCDE. los requisitos de desempeño. Debido a las dificultades evidenciadas en las instancias de discusión de los acuerdos multilaterales. En este sentido. Sin embargo. las presiones de las Organizaciones No Gubernamentales Ambientalistas y Laborales. y la propuesta de una cláusula regional presentada por la Unión Europea. fueron los convenios bilaterales los que permitieron avanzar en la estandarización y establecimiento de mejores condiciones para el 1 Pierre Bourdieu decía acertadamente en referencia al Acuerdo Multilateral de Inversión: “…. las largas listas de excepciones presentadas por los negociadores. 2002) ingreso de la inversión extranjera en las economías de los estados nacionales. luego de casi tres años de intensas discusiones. los esquemas de solución de controversias.esa especie de utopía de un mundo desembarazado de todas las restricciones estatales y entregado al solo arbitrio de los inversores permite hacerse una idea del mundo realmente `globalizado´ que la internacional conservadora de los directivos y ejecutivos de las multinacionales industriales y financieras de todos los países aspiran a imponer apoyándose en el poder político. las posiciones divergentes en cuanto al tratamiento a dar a los incentivos a las inversiones. diplomático y militar de un Estado imperial reducido a funciones de mantenimiento del orden interior y exterior” (Bourdieu.Acuerdo iba a estar abierto a aquellos países no miembros que veían con interés adherir a un régimen común de reglas para inversión. Este fracaso evidencia las dificultades y contradicciones que el proceso de globalización y trasnacionalización de la economía mundial atraviesa en su intento por saltar las profundas tramas de intereses que se expresan a nivel de los estados nacionales. Entre las razones del fracaso se pueden mencionar: la definición amplia de “inversión”. y que se encontraban en condiciones de ajustarse a compromisos legalmente vinculantes.

fondos y repatriación de capital. Las cláusulas más importantes siguen siendo el alcance y la definición de lo que es una “inversión externa” (incluyendo inversiones de cartera e inversión directa. Es particularmente notable que la Argentina es una de las naciones que tiene más ingreso de la inversión extranjera en las economías de los estados nacionales. llegando a involucrar en 2003 a 176 países. al ritmo del crecimiento de la inversión extranjera directa (IED). su crecimiento se potenció en la década de 1990. su crecimiento se potenció en la década de 1990. ingreso y salida de personal extranjero. mecanismos de arbitrajes y excepciones generales. al ritmo del crecimiento de la inversión extranjera directa (IED). Otras cuestiones que han ido integrando algunos tratados en los últimos años son los requisitos de desempeño. Otras cuestiones que han ido integrando algunos tratados en los últimos años son los requisitos de desempeño. libre contratación. entre otros). Si bien los primeros tratados se instituyeron en la década de 1960 -el primero es de 1959-. ingreso y salida de personal extranjero. mecanismos de arbitrajes y excepciones generales. bienes tangibles e intangibles. trato nacional y trato de nación más favorecida. trato justo y equitativo.en un instrumento crecientemente importante para la protección de las inversiones extranjeras. garantías y compensaciones en caso de expropiación y compensaciones por guerra civil y revoluciones. garantías para la libre remisión de ganancias. llegando a involucrar en 2003 a 176 países. . En este sentido. Es particularmente notable que la Argentina es una de las naciones que tiene más BITs en vigencia. Si bien los primeros tratados se instituyeron en la década de 1960 -el primero es de 1959-. los BIT se convirtieron en un instrumento crecientemente importante para la protección de las inversiones extranjeras. libre contratación. ingresando al grupo de los 20 países con mayor número de tratados concluídos. y las estipulaciones en lo relativo a resolución de controversias.

El Convenio sobre arreglo de diferencias relativas a inversiones entre Estados y nacionales de otros Estados. 2. sin embargo una vez que el acuerdo ha sido adoptado es irrevocable (artículo 25). LOS TBIs (TRATADOS BILATERALES DE INVERSION) EN AMÉRICA DEL SUR- En América Latina. .igualando a España y Suecia (54 tratados vigentes cada uno) y superando a Estados Unidos . con países de Europa Occidental). • La Convención no tiene normas sustantivas de derecho o normas de conducta pero concede a las partes libertad total para acordar las normas de derecho que deben ser aplicadas por el tribunal al resolver la controversia. suscrito en Washington en 1965 (en adelante la Convención del CIADI)17 y el CIADI constituyen en este panorama el marco institucional que posibilita que los conflictos entre inversionistas extranjeros y Estados sean despolitizados y des localizados de la jurisdicciones nacionales y sean depositados en una esfera neutral con todas las garantías internacionales necesarias y la eficacia requerida. los Tratados Bilaterales de Inversión comenzaron a ser utilizados durante la última parte de los años ’80. El acceso al Centro es voluntario. el arbitraje en inversiones ha venido adquiriendo en las últimas décadas una enorme importancia y desarrollo y al mismo tiempo contribuyendo a la consolidación del DII. JURISDICCION Y COMPETENCIA CIADI En este contexto. firmándose en su gran mayoría durante la década de los años noventa (el número más importante de ellos. A falta de acuerdo. el tribunal aplicará la legislación del Estado que sea parte en la controversia «y aquellas normas de derecho internacional que pudieran ser aplicables» (artículo 42).

• Los laudos son vinculantes y no pueden ser objeto de apelación ni de cualquier otro recurso. que explica los alcances de diversas disciplinas jurídicas contenidas en el tratado. y los Directores Ejecutivos han tenido siempre presente ambos casos al redactar las disposiciones del convenio. El Estado parte en un arbitraje está bajo la obligación derivada del tratado de «acatar y cumplir» con el laudo. el convenio permite la incoación de los procedimientos. El CIADI es pues la fuente principal de arbitrajes en inversiones que cuenta con una estructura arbitral envuelta en un tratado y supeditada a determinadas exigencias que determinan su jurisdicción y competencia. Además. El propósito de la Convención es promover inversiones extranjeras privadas mejorando el clima de inversión para inversionistas y Estados receptores de inversión por igual. A 40 años de suscrita la Convención del CIADI existen 155 países que la han firmado y 142 países que la han ratificado y el número de casos en el CIADI se ha venido incrementando de manera significativa particularmente desde el año 2000 alcanzando una proporción del 60% del universo de arbitrajes de inversiones. . • Los Estados Contratantes están obligados a reconocer y ejecutar los laudos del CIADI como si fueran sentencias firmes dictadas por sus tribunales (artículo 54). apunta Aunque el objetivo general del convenio es estimular las inversiones privadas internacionales. excepto en los casos previstos en la Convención (artículo 53). pero la ejecución forzosa del laudo no puede erosionar la inmunidad soberana si el alcance de dicha inmunidad es reconocida por el ordenamiento jurídico del Estado (artículo 55). tanto a los Estados como a los inversionistas. Al respecto el Informe de los Directores Ejecutivos del Banco Mundial respecto del CIADI. sus disposiciones mantienen un cuidadoso equilibrio entre los intereses del inversionista y los de los Estados receptores.

Que exista el consentimiento escrito de las partes de sometimiento al CIADI (ratione voluntatis) y 3. . a la identidad de las partes y al consentimiento de éstas al arbitraje de conformidad con el artículo 36 de la Convención. El Secretario General registrará la solicitud a menos que de la información contenida en la misma encuentre que la diferencia se halla «manifiestamente» fuera de la jurisdicción del Centro (screening). Que el Estado receptor donde se ubica la inversión y el Estado al que corresponde la nacionalidad del inversionista hayan ratificado la Convención del CIADI (ratione personae). que estemos frente a una disputa legal derivada directamente de una inversión (ratione materiae). El registro de la solicitud no es un procedimiento para determinar jurisdicción pues esta atribución le corresponde al tribunal arbitral que se constituye luego de registrada la solicitud de conformidad con el artículo 41 de la Convención. Estos tres elementos determinan la competencia y jurisdicción del CIADI. 2. Cualquier inversionista de un Estado Contratante o un Estado Contratante puede iniciar un arbitraje ante el CIADI mediante una solicitud escrita dirigida al Secretario General conteniendo los datos referentes al asunto objeto de la diferencia.Para acceder a un arbitraje en el marco del CIADI es necesario que existan tres condiciones según lo previsto en el artículo 25(1) de la Convención: 1. Esto ocurrirá cuando se verifique que se trata de Estados o nacionales de Estados que no han ratificado la Convención del CIADI y en aquellos casos en los que no conste en forma expresa el sometimiento por escrito oportunamente concertado por las partes.

si la diferencia que se le ha sometido cae dentro de la jurisdicción del Centro y es de su competencia. es decir. En estos casos y de común acuerdo entre las partes. puede tratarse de una persona natural o una persona jurídica siempre que tenga la condición de «nacional de otro Estado Contratante». permite una situación excepcional para el caso en que al menos una de las partes estatales. Se excluye así a la persona natural que es nacional de un Estado Contratante pero que además tiene la nacionalidad del Estado receptor de la inversión al momento del consentimiento o al momento del registro de la solicitud (doble nacionalidad). se puede aplicar el Reglamento del Mecanismo Complementario del CIADI (AFR). La persona natural debe satisfacer dos condiciones. en cualquier estado del proceso. Este es el esquema adoptado para la solución de las controversias entre inversionistas y Estados en el NAFTA en orden a que ni Canadá ni México han ratificado la Convención del CIADI. el Estado de la nacionalidad del inversionista o el Estado receptor de la inversión.Esta norma permite que el tribunal se pronuncie sobre su propia competencia cuando una parte alegue que la diferencia cae fuera de los límites de la jurisdicción del Centro o cuando por otras razones el tribunal no es competente para oírla y debe complementarse con la Regla 41 de las Reglas de Arbitraje del CIADI que además estipula expresamente la facultad del tribunal arbitral de considerar de oficio. una condición positiva y una condición negativa: (i) la condición positiva es que tiene que ser nacional de un Estado que es parte de la Convención y (ii) la condición negativa es que no sea nacional del Estado receptor de la inversión. no hayan ratificado la Convención del CIADI. El sistema arbitral del CIADI. En cuanto al inversionista. . En este sentido el artículo 25(2)(a) de la Convención exige el cumplimiento de ambas condiciones tanto al momento del consentimiento de las partes como al momento del registro de la solicitud de arbitraje con la finalidad de asegurar que se trate efectivamente de una controversia internacional. de otro lado.

a los efectos de la Convención.Debe tener la nacionalidad de un Estado Contratante distinto al Estado parte en la diferencia en el momento en que las partes prestan su consentimiento a la jurisdicción del CIADI o si tiene la nacionalidad del Estado parte en la diferencia. en una estipulación arbitral contenida en un TBI o en un capítulo de inversiones de un TLC (internacional) y . Se ha sostenido que los criterios tradicionales de constitución y sede social están implícitos en la primera parte de la norma (persona jurídica con nacionalidad de un Estado Contratante distinto al Estado parte en la diferencia) mientras que el criterio de control ha sido sólo restringido al segundo.La persona jurídica. deben las partes haber acordado atribuirle carácter de nacional de otro Estado Contratante. por su lado. el lugar de la sede y el criterio de control. por estar sometido a control extranjero. En derecho internacional sin embargo. EL CONSENTIMIENTO El consentimiento de las partes para someterse al arbitraje del CIADI puede expresarse básicamente en tres niveles: 1. 2. La Convención no asume un criterio para identificar la nacionalidad de una persona jurídica a efectos de determinar la jurisdicción del CIADI. En un convenio arbitral incorporado en un contrato de inversión celebrado entre las partes (contractual). se reconocen tres criterios utilizados para diversos propósitos y en variados contextos a fin de determinar la nacionalidad de una persona jurídica: el lugar de constitución. debe cumplir cualquiera de estas dos condiciones: . conforme el artículo 25(2)(b) de la Convención del CIADI.

El tribunal expresó que la notificación era válida sólo respecto de futuras obligaciones y que en este caso era posterior al contrato de inversión que contenía la cláusula arbitral de sometimiento al CIADI y por consiguiente no podía el Estado unilateralmente revocar su consentimiento. En cuanto al consentimiento expresado en instrumentos internacionales. Los tratados que establecen que las disputas entre el inversionista y el Estado . Jamaica el tribunal arbitral rechazó la posición del Estado que alegaba que el CIADI no tenía jurisdicción por cuanto con anterioridad a la solicitud de arbitraje le había notificado que las disputas sobre la explotación de recursos naturales estaban fuera de su jurisdicción en virtud del artículo 25(4) de la Convención. Los tratados que establecen que el Estado receptor de la inversión dará su consentimiento a la jurisdicción del CIADI una vez que se lo pida el inversionista y 3. 2. Una cuestión importante sobre el consentimiento es que una vez dado por las partes no puede ser unilateralmente revocado conforme lo previsto en el artículo 25 de la Convención. Como se ha señalado el mutuo consentimiento tiene el efecto de elevar el acuerdo para recurrir al CIADI entre una Empresa privada y un Estado al nivel de una obligación internacional y de constituir a la empresa privada en sujeto de derecho internacional.3. Al respecto en el caso Aloca vs. Los tratados que incluyen un compromiso incondicional de sometimiento de controversias futuras a la jurisdicción del CIADI. se distinguen tres categorías: 1. El consentimiento tiene que constar por «escrito» en un solo documento o en documento separado. Mediante la aceptación de una oferta contenida en la legislación del Estado receptor de la inversión (legislativo). puede expresarse antes o después de surgida la controversia y debe estar «vigente».

situación que deberá ser acreditada por el interesado en su solicitud de arbitraje. declarando que la República de Albania expresa su consentimiento mediante la ley y para llevar a cabo dicho arbitraje.receptor de la inversión serán sometidas a la jurisdicción del CIADI con el acuerdo de las partes. salvo estipulación en contrario. de otro lado. el Estado del cual es nacional el inversionista puede recurrir a los remedios previstos en el derecho internacional público. si bien no estamos tampoco frente a un consentimiento y no hay obligación del Estado receptor de la inversión para prestar consentimiento a la jurisdicción del CIADI se sostiene que dicho Estado no podría rechazar el sometimiento al arbitraje del CIADI a falta de una razonable justificación de buena fe. En el tercer caso. si dicho Estado viola esta obligación. para el correspondiente registro por la Secretaría General. es necesario además que el inversionista preste su consentimiento con anterioridad a la solicitud de arbitraje ante el CIADI (o aun en la misma solicitud) para que se establezca la jurisdicción del CIADI. Bajo esta modalidad. si bien no se trata de un consentimiento para los propósitos de la jurisdicción del CIADI sino de una obligación derivada del tratado. Así por ejemplo. posibilita que el inversionista pueda recurrir al arbitraje del CIADI una vez surgida la controversia o de existir interés para arbitrar. el inversionista integra la oferta abierta por el Estado y configura la exigibilidad del arbitraje para ambas partes. El consentimiento puede también estar condicionado al agotamiento previo de las vías administrativas o judiciales del Estado parte de la Convención y . La fórmula de la «oferta abierta» a los inversionistas prevista en la legislación interna del Estado receptor de la inversión. En el primer caso. En el segundo caso. el artículo 8(2) de la Ley de Albania sobre Inversión Extranjera de 1993 precisa que el inversionista extranjero podrá solicitar el arbitraje ante el CIADI. La expresión del consentimiento de las partes para llevar a cabo un arbitraje en el CIADI implica la exclusión de cualquier otro recurso.

los requisitos de la ley que formula una oferta abierta a los inversionistas y. los términos del convenio arbitral. han expresado: «El Artículo 25(1) exige que la diferencia sea una «diferencia de naturaleza jurídica que surja directamente de una inversión». entre otros factores. los Directores Ejecutivos del Banco Mundial. la Convención no define lo que es una inversión ni tampoco contiene disposiciones sustantivas en materia de DII. tener en cuenta las condiciones y limitaciones al consentimiento de las partes para recurrir a un arbitraje del CIADI contenidos en los TBIB y TLC. pero no los simples conflictos de intereses. pues está conformado esencialmente por las normas especializadas que hacen viable la aplicación de los medios de solución de controversias previstos en el mismo tratado y por la definición de la ley aplicable para la solución de la controversia. teniendo en cuenta el requisito esencial . en su caso. o a la naturaleza o al alcance de la reparación a que dé lugar la violación de una obligación de orden legal. El artículo 25 de la Convención establece que la jurisdicción del CIADI alcanza específicamente para conocer de cualquier disputa o controversia legal derivada en forma directa de una inversión y suscitada entre un inversionista extranjero y un Estado. La diferencia debe referirse a la existencia o al alcance de un derecho u obligación de orden legal.receptor de la inversión si al momento de la ratificación del tratado hubiera hecho esta reserva. Sin embargo. un inversionista extranjero (persona natural o persona jurídica) puede recurrir a la jurisdicción del CIADI a través de cualquiera de los instrumentos jurídicos señalados donde conste el consentimiento escrito para acudir al CIADI. Es necesario sin embargo. En suma. La expresión «diferencia de naturaleza jurídica» se ha utilizado para dejar aclarado que están comprendidos dentro de la jurisdicción del Centro los conflictos de derechos. Sobre el particular. No se ha intentado definir el término «inversión».

también en los ciudadanos argentinos. en donde los tribunales arbitrales respectivos se limitaron a manifestar que existía cierto nivel de concordancia entre el Derecho Interno y el Derecho Internacional. A partir de 2002. la tendencia consistía en considerar en forma paralela al Derecho Interno y al Derecho Internacional. Camerún. En los primeros laudos producidos en aplicación del CIADI. por cierto. Cote d´Ivore y también es el caso del primer laudo recaído en Klöckner vs. Es el caso de Adriano Gardella vs. por el gobierno argentino. especialmente en 2002. los cuales involucran un pedido de resarcimiento económico cercano a los 20.000 millones de dólares y han convertido a la Argentina en el país más demandado ante dicho organismo. La mayoría de los reclamos efectuados se relacionan con el impacto que algunos inversores extranjeros consideran que les produjeron las medidas económicas de emergencia adoptadas. . se observó un crecimiento significativo de tales números. un amplio número de casos de arbitraje han sido abiertos en el CIADI contra la Argentina. medidas que.del consentimiento de las partes y el mecanismo mediante el cual los Estados Contratantes pueden dar a conocer de antemano. por su naturaleza. sin incurrir en un mayor análisis respecto de la relación que entre ambos debe existir. produjeron impacto en otros inversores y. Particularmente durante el 2004. llegando en la actualidad a la cantidad de 34 los reclamos contra la Argentina que figuraban en la lista del CIADI.

Desde su creación y aplicación el CIADI se ha convertido en la principal instancia ante la cual tanto inversionistas como Estados al creer estar en desventaja en alguna negociación acuden. buscando las garantías plenamente exhibidas por el Banco Mundial. trasladando así por encima de las constituciones nacionales y los tratados internacionales la figura del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre inversiones como ente máximo y competente para solucionar las diversas disputas que se generen. sociales. económicos.CONCLUSIONES Durante mucho tiempo el gran problema de la inversión extranjera en territorios nacionales era el de carecer de una garantía extra para realizar transacciones sin que se quedara sometido a la voluntad del gobierno central de un país. “el libre comercio” sin que se afecten al momento de crear un vinculo comercial. El CIADI para nuestro concepto se ha convertido en la manera más diplomática de proteger y blindar los intereses de los países desarrollados y sus principales multinacionales con el fin de que ingresen en el juego del libre comercio e inviertan en economías de menos competitividad como las de los países latinoamericanos. buscando de esta manera la intención clara de institucionalizar una legislación por y para los capitales que se unen en un solo propósito. políticos. Es por lo citado anteriormente que el Banco Mundial recopilando experiencias de los inversionistas y de su eje principal Estados Unidos de Norteamérica denota la necesidad de generar un espacio en el cual se propendiera por la neutralidad cuando surgieran disputas legales en las relaciones Inversionistas-Estados. cabe anotar que el Banco Mundial es financiado por las principales economías mundiales y por ende su filosofía va encaminada a proteger y salvaguardad sus intereses en todos los ámbitos. ambientales entre otros. . factor que en múltiples ocasiones no era muy atractivo para invertir en países subdesarrollados o para ponernos en el vocabulario actual en vía de desarrollo.

compromisos contractuales. disposiciones regulatorias. Nicaragua. notando como existe un parágrafo explicito en el cual queda claro que no se aplicaran normatividades nacionales. . legitimando una vez más la autonomía de los estados y garantizando el derecho soberano de los países a regular la inversión extranjera en su territorio nacional. para citar un ejemplo el tratado de Ottawa es evitado de una manera clara con el fin de afianzar aun más la política del todo vale cuando de dinero e inversión se trata por encima de la calidad de vida de los ciudadanos. ni tratados internacionales sino por el contrario solo se aplicaran las políticas establecidas en el CIADI.Es preocupante ver como el tema ambiental no se convierte siquiera en un tema de segundo plano sino que pasa desapercibido en todo tipo de negociación que se realice entre multinacionales y estados soberanos que se acojan a este tipo de tratados. leyes nacionales. ya no solo de un territorio local por el contrario este fenómeno se traslada a todos los habitantes del mundo. Venezuela y Ecuador. mediáticas y diplomáticas de algunas empresas transnacionales. medioambientales y laborales se resisten a la aplicación de decisiones soberanas de los países amenazando e iniciando demandas de arbitraje internacional contra los Estados Nacionales en instancias como el CIADI. esto se convierte para los estados en una pelea como vulgarmente se afirma de tigre con burro amarrado para poner un ejemplo muy a la colombiana de cuál es la figura a la que quedan convertidos los estados con el único fin de obtener créditos internacionales y mantener una buena imagen ante las autoridades monetarias internacionales. miembros de ALBA (Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra America). vale la pena aclara que no es obligatorio acogerse a este tipo de tratados en el 2007 varios países se retiraron como lo fueron Bolivia. que habiendo vulnerado normas constitucionales. argumentando similares razones y sentando un precedente para afirmar que rechazan enfáticamente las presiones jurídicas.

BIBLIOGRAFIA   www. Página Oficial Banco Mundial. Página Oficial ALBA.bancomundial. acerca de la necesidad de certezas Luciana Ghiotto y Rodrigo Pascual.  www.org.org.alianzabolivariana.  El Arbitraje CIADI y el fortalecimiento de las instituciones jurídicas de América Latina. Link CIADI. . Jorge Pariasca Martínez. El CIADI y las Inversiones.