Está en la página 1de 25

HISTORIA. Vol.

31, 1998:87-111

Instituto de Historia Pontificia Universidad Católica de Chile

Alexandra Kennedy Troya*

CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES:
DE

QUITO

A CHILE.

Siglos

XVIII y XIX1

Abstract

Only recently has Latin American historiography approached the subject of the Spanish American art market, the routes by which the works of art reach their final destinations, i.e. the civil and ecclesiastical institutions and prívate individuáis including artists, and the aesthetic, cultural and economic effects
of these contacts and movements. This

study,

one

relations between the

of the first of its kind, provides a revealing panorama of the art workshops of Quito, which produced images and
a

paintings,
north.

and

Chile,

very

receptive

market for works of

art

coming

from the

*

Universidad de Cuenca y Fundación Paul Rivet, de Cuenca, Ecuador.
Este
un

realizar

la

trabajo fue posible debido a la generosa invitación que me hicieran en 1994 para expertizaje de obras de arte quiteño en Chile, la Universidad Católica de Chile, Fundación Andes y la Galería de Arte Jorge Carroza, en la ciudad de Santiago. La colabo

'

o

ración de la Dirección de Bibliotecas. Archivos y Museos fue fundamental, ya que realizamos revisamos la catalogación de los objetos más destacados. El arquitecto jefe de la sección de Inventario del Patrimonio, señor

Rodrigo Valenzuela, nos acompañó en todas y cada una de las fotógrafa de la institución, Marcela Roubíllard. Detrás de esta invitación estuvieron mi colega la profesora Isabel Cruz, de la Universidad Católica, y el historiador Hernán Rodríguez Villegas, Gerente de Proyectos Culturales de la Fundación Andes, ambos no
visitas, así
como

la

sólo fueron cálidos anfitriones sino que colaboraron académicamente con sus iluminadoras suge rencias y aportes bibliográficos. Esta ponencia fue presentada en el 49° Congreso de

Americanistas celebrado

en

Quito

entre el

7-1 1 de

julio

de 1997.

88

HISTORIA 31 / 1998

INTRODUCCIÓN
Este
atraer nuevamente la atención de lectores y estudiosos de los aspectos más importantes de la producción artístico-artesanal colonial quiteña: la sobresaliente demanda en América Latina, sus causas y

trabajo pretende
uno

hacia

consecuencias. En

este ensayo se intenta una lectura más amplia del fenómeno, la historia económica y social, no sólo estética. Para ello se ha seleccionado el caso de Chile, que consideramos podría dar luces muy particu

vinculándola

a

lares sobre la caracterización de la oferta y la demanda de este rubro en particu lar y ayudar a comprender mejor el impacto causado por este comercio, no sólo
en

el

lugar

de

El fenómeno
te

producción sino en el de los comitentes o peticionarios. en la Capitanía General de Chile se perfila más claramen
a

debido, sobre todo,

que

es

menor

grado productora,
es

y que

región requiere -a
una

eminentemente lo

recipientaria
su

y

en

largo

de toda

historia colo

nial- de obras de arte de

Quito
en

Perú y Bolivia, principalmente. El caso de el más destacado cuantitativamente hablando y el que más se prolonga

Quito,

tiempo, ya que parece arrancar en el último tercio del siglo XVII -por el mismo período en que el famoso pintor quiteño Miguel de Santiago recibe importantes comisiones desde Bogotá y Lima- y concluir alrededor de 186070, en medio de una verdadera arremetida contra el barroco colonial quiteño tardío, desde los sectores neoclásicos de la élite santiaguina.

el

UN El
la

MAPEO ANTERIOR DEL TEMA: EL ESTADO DE LA

CUESTIÓN

tema no es una

novedad. Muchos

investigadores

chilenos han advertido

presencia destacada de obra colonial quiteña, cuzqueña y altoperuana en Chile. Algunos de ellos establecieron nexos con los investigadores ecuatoria
nos como

José Gabriel Navarro,
su

quien

por 1950 constataría in situ dicha pre

sencia. Por
mación
tos

parte, el padre José María Vargas intercambiaría valiosa infor

homólogos chilenos, notas que constan sobre todo en los escri Luis Mebold y de don Eugenio Pereira Salas. El tema fue recalca padre do más recientemente por historiadores del arte como la profesora Isabel Cruz2.
con sus

del

Véase la bibliografía seleccionada: Luis Alvarez Urquieta. La pintura en Chile durante la época colonial. Santiago, 1933: Isabel Cruz, Arte. Historia de la pintura y la escultura en Chile desde la Colonia al siglo XX. Santiago: Edit. Antartica S.A. 1984; Isabel Cruz, Arte y Fe en Chi le Virreina!, Santiago: Catálogo de Exposición del Instituto Cultural de Las Condes, abril. 1987; Luis Mebold, S.D.B., "Las últimas series de Pontificia Universidad Católica de Chile, 8. Revista Universitaria. Luis Mebold, S.D.B., en Chile. Obras en monasterios y conventos de religiosas de Ediciones Universidad Católica de Chile, 1985; Eugenio Pereira

2

pintura colonial en Chile", Santiago, 1982, 120-139;

Catálogo

de Pintura colonial

antigua fundación. Santiago.

Santiago: Vicuña Impresores. Contribución a la historia del arte americano". conventos. una vez que la Iglesia y la aristocracia qui teñas se convirtieron en demandantes secundarias y. "La pintura quiteña en Chile". Hernán Rodríguez Villegas. 1981. Una visita realizada en 1994 resultó muy reveladora. pintores y escultores. Boletín de la Aca demia Chilena de Historia. hecho este último que fuera advertido por el historiador chileno Hernán Rodríguez Villegas. 100. es ingreso y lugares arte extraordinarias que contienen bellísimas obras de difícil obtener información exacta y verídica sobre los años de privadas de procedencia. Pasto. Navarro también había esbozado el fe nómeno mediante fuentes distintas de información que resultan complemen tarias. finalmente.A. 89-99. no partíamos de cero. Nos interesó observar el deterioro paulatino de la produc ción artística bajo la modalidad de libre comercio. la deserción inevitable de muchos artistas en busca de mejores posibilidades económicas y académicas. 1992. 337-407. en el Tercer Encuentro . Estudios sobre la historia de arte en Chile republicano. Salas. "Artistas en Chile en la primera mitad del siglo XIX. artistas-comerciantes. existían las bases como para armar un primer rompecabezas. Santiago: Ediciones de la Univer sidad de Chile/Fundación Andes. conferencia presentada Internacional de Historiadores. Este trabajo se centra en la segunda mitad del siglo XVIII y la primera del siglo siguiente y se procura trabajar hasta donde se pueda con el material que se cree corresponde efectivamente a objetos enviados dentro de este período. Colombia. algunos de ellos ecuatorianos. 1989. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE £>Q Es decir. catedral o fondos estatales es -museos del Estado- cuyo registro sobre la secuencia de propietarios usualmente fiable. las formas de comercio y comerciantes. Precautelar este aspecto nos ha obligado a trabajar con fondos religio sos: monasterios.. Alicia Rojas A. Santiago. Intentamos evitando car crear una periodización inicial del fenómeno en su conjunto división Colonia-República inexistente. Por su lado. y artistas. aunque por falta de datos de proveniencia podrían haberse escapado algunos errores. Alicia Rojas. Entonces pensamos que una de las tareas urgentes era recuperar el material disperso.. KENNEDY T. Se pretendió clarifi una en las modalidades las adaptaciones de la obra frente las comisiones. la reorganización del trabajo al interior de los talleres y la repercusión de todas estas variantes en la repetición de modelos ¡cónicos y en la prolongación del barroco quiteño hasta 1880 aproximadamente. Historia de la pintura en Chile. y continuación en: N° 101 Santiago. 23-26 de junio de 1992.. vol. la ausencia de patrocinio por parte del Estado ecuatoriano. Se pudo detectar flujos migratorios de obras. Aunque existen colecciones quiteño. 1. a la demanda. El había realizado una importante recopilación de artistas extranjeros en Chile entre 1800 y 1850.

487-488. Procesos Revista Ecuatoriana de Historia 9. escultura y pintura. de Juan de Larrea y Villavicencio (1802). de que abastecen al Perú y Santafé hasta sus más remotos confines y nada traen á de la industria de esos dos Reinos. y obras de cuerno. de extracción [además del textil]. ya que era demandado fuera de esta y sugeriría a la Corona espa recuperación económica de la aseguraba importantes rentas. 139-143. 4 A manera de ejemplo. como pinturas. 22. XVIII. confirman el talento de ios artistas quiteños -mayoritariamente indígenas y mestizos. 2 Juan de Velasco.I.. doc.5 mente nes Un dato adicional ya citado por varios colegas anteriores. 1996.90 HISTORIA 31 / 1998 LAS CELEBRAD/SIMAS ARTES DE QUITO Muchos historiadores. véase el: "Expediente en que consta la Real Cédula dirigida a esta Real Audiencia para que conforme lo que se le ofreciese y pareciese sobre los medios de socorrer y fomentar este Reino y sus vasallos". citado por Gloria Garzón et ai. ilustra puntual lo antedicho. es culturas. El docu mento se encuentra en el Fondo Alejandro de Humboldt de la Biblioteca Estatal Alemana en Citado por José Gabriel Navarro. 2" parte. Quito s. Por los mismos años los viajeros Jorge Juan y Antonio de Ulloa en sus memorias mencionan que muchas obras admiración. cronistas y viajeros durante los siglos XVIII y XIX dieron fe de lo celebradísimas que eran las artes mecánicas -i. Caja 26. 6 Berlín. 1992.e. (siglos XVI al XVIII). 1929. Artesanos y gremios. Nueva España y En una en todas partes de América4.en Quito. 1960. quiteñas fueron llevadas a Italia y vistas con gran Algunos informes y expedientes coetáneos que hacen referencia a los me dios para socorrer y fomentar esta región de América durante la época de las reformas borbónicas.. parte fundamental para la Audiencia. 1793. "Las manufacturas de la Provincia de Quito".. El ilustrado Eugenio Espejo corroboraría lo anterior y ñola apoyar este rubro. Quito: Museo de! Banco Central del Ecuador. Biblioteca Mínima Ecuatoria na. Bernardo Legarda y sn obra. aunque ni de lejos aquello que se generaba por el comercio textil. VIH. S. Historia del Reino de Quito. y á las Artes. Quito. se dice que: soli Hay otros ramos pequeños. (inédito). memoria de 1 802 sobre las manufacturas de Quito. un conocido terrateniente quiteño. Gobierno. en: La escultura en el Ecuador Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. según palabras del historiador jesuíta Juan de Velasco3. 5Christian Büschges. al parecer citud del científico Alejandro von Humboldt. 4. 1789. Cajica.y el que las artes eran estimadas y procuradas en Lima. atribuida a a Juan de Larrea y Villavicencio. Quito: J.M. . 1. lo que prueba la maior aplicación de los Quiteños a las Manufacturas. Entre 1779 y 1787 se registró la exportación de 264 cajo de esculturas y pinturas quiteñas con destino a España vía Guayaquil6. ANH/Q.

y muy especial el siglo XIX. 2. Chile. Argentina y Paraguay. KENNEDY T.. "Más allá del obraje: la producción artesanal período colonial". s 'Sempat 111 Assadourian.A.es dad del intercambio de cada el citado absoluta o región con otras regiones del conjunto -asegura superior a la intensidad con cualquier otra re se gión externa10. Posteriormente en los Estados nacionales de Bolivia. se territorios convertirían AI interior de los y se estructuraron nes una subespacios se generaron especializaciones en el trabajo sistemas de intercambio que dieron a cada una de las regio determinada participación y desarrollo dentro del conjunto. El sistema de la economía colonial. 138. la economía de la Audiencia constituyó alrededor del en obrajero de la Sierra y posteriormente de las producciones de cacao las plantaciones costeñas y la cascarilla en Cuenca y Loja. mercado interno. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE 9] A decir verdad -recalcaba el historiador ecuatoriano José Gabriel Navarro por los años 30. Ibid. quedó a merced y dependencia de los ciclos productivos mineros y evidenció que su rela ción con la metrópoli estaba mediatizada por los comerciantes limeños. 1995. la economía textil de Quito. hacia finales del "Christiana Borchart de Moreno. regiones y 1982.. pues a Europa emigran en todo tiempo. Sempat Assadouriam calificó al conjun to regional de aquellos siglos como el espacio peruano. En el caso de Quito. Por 7 Ibid.las obras de arte quiteño colonial no se hallan esparcidas solamente mente en América. Quito. Memorias. La intensi autor. mostró añade la historiadora Christiana Borchart. en Hace referencia al conocido viajero francés Alcides d'Orbigny de quien relataba que después de lo que él había saqueado de Quito a mediados del siglo XIX ya nada importante había dejado allí para los nuevos curiosos y coleccio nistas de arte americano que le sucediesen. en cantidades enormes7.. quie nes distribuían los paños quiteños a lo largo de todo el espacio virreinal^1. estos la Audiencia de Quito fue parte de de la vasto espacio económico través de la división geográfica producción mercantil.8 CIRCUITOS COMERCIALES ESTABLECIDOS Durante el siglo XVI y hasta aproximadamente un mediados del siglo a siguiente. espacio económico. Perú. Sierra. Ecuador. al sur de la sector largos períodos. en Quilo .. Ibid. con su eje vertebrador en la economía minera9. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

véase: Christiana Borchart de Moreno y en el Ecuador en el siglo XVIII: Balance y tendencias": Revista de Indias. Estos siglo XVI y se abrieron con el norte a partir de la crisis textil del último tercio del siglo XVII. "Cir culación y producción en Quito. sarrolla justamente algunos trabajos que pretenden nales elaborados paralelamente y las formas de producción y circulación. en grado jergas. Argentina. Siglo XIX Revista de Historia 14. Christiana Borchart de Moreno. cuadros y esculturas. En esta ampliación y diversificación del mercado tuvieron cabida como aquellas men artesanías. a diferencia de otras partes se lo ha realizado a través del gremio de mercaderes. 73-97. alfombras. Es partir de este punto que Borchart de esclarecer el tipo de productos artesa- antedicha12. 2-4 de septiembre de 1992. dientecitos de oro y plata falsos.92 HISTORIA 31 / 1998 La exportación se de obras de arte quiteño el sur en Suramérica aprovechó de estos circuitos. Madrid. frazadas. el circuito con el norte fue distinto. si bien fue predominante no en Quito. se ampliaron -como dijimos. XII Jornadas de Historia Económica en 12 Además del artículo citado Segundo Moreno Yáñez. A finales del XVII y durante el siglo XVIII se intentó un viraje a las relaciones mercantiles externas. . Christiana Borchart de Moreno.e incorporaron la región de las minas del Chocó al sur de Colombia y las ciudades centro-norte del mismo país. También se iban productos de cuero. ha sido poco estudiado para el caso ecuatoriano. Tandil. Durante el siglo XVIII Quito enviaba al sur: gualquitas de mullos. momento en que se redujo la producción en un 50%. Vol. 12 Borchart. trensillas. 49 N° 186. diversificando tanto los productos como los puntos de comercio. 1989. Cabe recordar que en Quito no existía un consulado y por lo tanto en la actualidad se en de América el que dificulta el estudio de comercio. la producción obrajera. Para años. se sustituyó el paño por la bayeta y se expandió el comercio hacia los centros mineros neogranadinos que se encon traban en franco posicionamiento durante el siglo XVIII. esculturas y cuadros13. 379-409. por supuesto. cionada bien señala la investigadora. De la Colonia a la República". listados y macanas. "La historia socioeconómica CRICYT-Mendoza. producto de la industria doméstica y que. En consecuencia. Parece ser que preci samente durante esta crisis arrancó un comercio de arte menos incipiente tanto con establecieron desde el a! norte como al sur. botones de oro y plata. cit. art. como fuentes para la comprensión de cómo quiteños y quiteñas enfrentaron la crisis a fue la única. barba de ballena. y de azabache. que si bien siguieron fuertemente vinculados al sur. Estuvo más bien vinculado con los menor productos obrajeros: tejidos de lana y algodón -bayeta y lienzo-. galones de oro y plata. "Los circuitos mercantiles de Quito (1780-1830)". telas de cedazos. pun tas estos de rengo. de filigrana. rosarios. "Circulación y producción en Quito". sombreros. julio-diciembre de 1993. la nota anterior. pita blanca y negra y.

22-26. na.. junto a otras mercancías. fuera despachado a través de valijas de los propios curas que iban y venían. En otras ocasiones los cuadros irían enrollados. de que el marco de una obra tenía un valor muy superior al del lienzo debido al costo de materiales y mayor complejidad en la ejecución. que duda cabe. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUETO A CHILE 93 vinculados a la Carrera de Indias y al comercio a gran escala. Quizás el contrato -si el quiteño y el convento en Quito. Quito entre en de franciscanos Quito y volumen así lo ameritaba. 1995. Es probable que estos fuesen declarados bajo el genérico de efectos de la tierra.y. ya que su valor era extremadamente bajo16. en muchos la comercialización de en quiteños sus eran criollos. mecenas. Pintura. respectivamente.entre el artista 14 15 Borchart y Moreno. Quizás el envío por correo.. en consecuencia." art. es través de la oficialidad ni se pagaba alcabalas. probable que lo más frecuente fueran los encargos de convento a homólogo. en: Ramón Gutiérrez. las piezas sueltas de esculturas (caras. Además. . Las pinturas y esculturas eran aquello por lo general sumamente baratas. usuarios y comerciantes". 16 Una detenida revisión de los libros de gastos de los conventos de Santo Domingo. . comitentes. en Cuenca. El caso de Quito -añaden Borchart y Moreno. San Francisco y San Diego. cit.durante los siglos XVII y XVIII fue distinto ya que el contacto directo con España no fue frecuente. manos. . pies). EL COMERCIO DE ARTE DESDE En el este caso QUITO de las obras de arte la situación en se complica aún más. podían organizar Lima y estar tes en involucrados el negocio de productos. "Balance y tendencias de la historia socioeconómica. Los comerciantes la élite colonial. Existían. y el Monasterio de las Conceptas. Madrid: Ediciones Cátedra S. servirse de agen importaciones y comercio local14. sino a través de interme diarios en a necían estos Cartagena y Lima. no perte casos como el de los obrajeros.A.A. "Los circuitos de la obra de arte. escultura y artes útiles en Iberoamérica 1500-1825. en manos de mercaderes no especializa dos. KENNEDY T. los intermediarios locales y la Sierra: Quito-Cuenca-Loja-Piura-Lima en vía marítima hasta Lima. ambos casos rutas alternativas por desde el puerto de Guayaquil por podían continuar hasta la costa chile o Es difícil se des no a qué y cuánto se quedaba en Lima y qué y en qué cantida redistribuía hacia Chile. en Quito. ya que tipo de comercio debió haberse dado decir que no pasaba a después del reconocimiento oficial que hiciera en 1783 el Rey de pintores y escultores como artistas -ya no manufactureros. corroboraría señalado para los casos mexicano y peruano por Jorge Alberto Manrique y Ramón Gutiérrez. exentos del pago de Es muy convento circunstancias muy informales. La documentación señalará únicamente el desti conocer o Piura Lima. tal como sucedió con la orden dominica en Santiago a la o Popayán. ni antes ni impuestos15. 25-50. Artistas. Véase Ramón Gutiérrez.

su ser que de varios pro trabajo rubro artístico-artesanal. 105. Tipos de obras de arte y complementos La pintura que viajaba era trabajada sobre distintos tipos de soporte: lien tabla. 38. fueron Por otra parte. piezas grandes hacían referencia a una advocación en especial. para ser ensambladas en el lugar de destino: cabezas o caritas decorosas. el trabajo en los talleresartistas. podría como mercaderes concentraran el grueso de las ductos artesanales. Es posi ble que elementos como las mascarillas de plomo. corales. Gabrielle G. de oro y latón17. o o urnas de cristal engastadas Fuera de la relación interconventual estos artista-comerciante. contrataban de organizando acuerdo al pedido tienda-domicilio de los como exportaciones pequeños empresarios que en Lima o Santiago. usadas en la elaboración de rostros. plata. La escultura en el Ecuador (siglos XVI al XVIII). se relacione con los otros objetos de arte como en marcos o oro o molduras recubiertos de pan de oro. manos y en ocasiones los pies-base. cit. aunque desde Quito también se exportaron piezas de conjunto de pequeño formato: obras denominadas Las nacimientos y calvarios. 17 Además de los citados trabajos de Christiana Borchart de Moreno. El putting-out-system o contrato a destajo. para los pequeños Niños.. véase: José Gabriel Navarro. en bulto o por partes. sobre todo mencionaría Christiana Borchart. como lo fue el del último tercio del siglo XVIII. Sculpture in the Kingdom of Quito. al igual que las bolas de cristal para los ojos. las urnas de cristal. I 12 y 123. cobre y latón. superiores que durante el período rococó alcanzaron ver Las esculturas eran talladas en dos modalidades. mullos. copetes dadero redondo o remates esplendor. a manos Quito enviaba insumos para la plata para recubrir la madera.eran muy cotizados. dorada y policromada. 40 y 46. op. También una elaboración de obras de Según Navarro. por entonces en desuso en Europa. complementos a las imágenes religiosas -santos y Niñosurnas y nichos demandados desde otras provincias americanas. considerable cantidad de estos iban hacia el sur. Los marcos de cuadros -usualmente de madera tallada. . que constituirían las a candelero o de vestir. Palmer. quizás se conoce que arte como libros de oro y de los santeros chilenos. debe haber tenido gran éxito para el en los períodos de alta demanda. Adicionalmente cuentas se exportaban ornatos para imágenes. Albuquerque: University 1987. sobre todo sus zo. fuesen productos importados desde Europa y reelaborados o decorados para el uso interno y la exportación. jaspe o mármol.94 HISTORIA 31 / 1998 un tipo de envío más costoso. granates. of New México Press.

Quito. El continuismo del barroco colonial quiteño hasta alrededor de 1880 ha se sido motivo de tener y algunos trabajos tanto de la autora19. 137-152. Madrid.A. el apego a formas y expresiones europeas. 8. tenía afianzar o transferir. "Arquitectura residencial: continuismo y discontinuismo colonial Joaquín el siglo XIX. noviembre. 87-101. Chile a través del estableci Exportación Como señalamos. 1987. Quito. Este hecho. Anales del Museo de América 4. Procesos. 163-185. 1992. Trama 45. "Del taller a la academia. 1996. vol. servía para un fin. 223-241 en . Kennedy y Ortiz. 115-133. El continuismo a pudo se sos durante la alargar primera debido a la extraordinaria demanda -sobre todo de Chile- mitad del siglo no sólo dio en territorio ecuatoriano sino que fue "exportado" miento definitivo de muchos artistas quiteños. 1990. "Artistas y científicos: naturaleza independiente en el siglo XIX en Ecuador (Rafael Troya y Pinto)". "La fiesta barroca en Quito". ni valorada. 1994. 1988. 1 19-184. "La esquiva presencia indígena en el arte colonial quiteño". veces acotado por los historiadores del arte latinoamericano. el de credo religioso en particular. aunque requerimos de Alexandra una ampliación de estos temas consúltense los siguientes trabajos de la autora: Kennedy.era un bien de uso. creando un espacio delicioso y sorpresivamente sensual que puede ser apreciado en muñecas y piezas secundarias de los nacimientos. 1993. . por un lado. vol. Corporación Editora Nacional/Grijalbo. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE 95 Una aclaración adicional. "Continuismo y discontinuismo colonial en el siglo XIX y principios del siglo XX. Evidentemente este XIX. Revista Ecuatoriana de Historia 2. la repetición de prototipos hasta el cansancio. la fal de originalidad. México: UNAM. 40-46. Kennedy y Alfonso Ortiz. la imitación de imágenes grabadas hasta bien entrado el siglo XIX. la obra de arte no era vista. aclara ciertos aspectos importantes de la realidad artística americana: el persistente anonimato. pintura y sobre todo las artes útiles. El caso de Cuenca". Kennedy. KENNEDY T. diciembre. muchas consolidar un carácter funcional. 19 Alexandra Kennedy. Educación artística en el siglo XIX en Ecuador". a la tardía participación del Estado en la formación de sus artistas y a la débil introducción del Neoclasicismo18. hacia Chile se de series pictóricas y obras sueltas haya es posible que el comercio de obras quiteñas de arte iniciado hacia fines del siglo XVII. así como traslados lineales de paisajes u otros elementos foráneos. aunque la aristocracia emergente de la segunda mitad del XVIII animara la ta inclusión de formas y contenidos rococó en escultura. El un arte religioso igual que una vestimen ta. Revista Ecua 18 Para toriana de Historia 4. 5. "Reflexiones sobre el arte colonial quiteño" en: Nueva Historia del Ecuador. 1989. "Continuismo colonial y cosmopolitismo en la arquitectura y el arte decimonónico ecuatoriano" en: Nueva Historia del Ecuador. en Estudios de Arte y Estética 37. Trama 48. Procesos. Quito. Quito-Barcelona. En Quito estos aspectos fueron especialmente sobresalientes debido. ni -al conce bida como tal en sentido estético. al poder de la Iglesia y a una sociedad altamente clericalizada. 37-44. y por otro. cuando en Europa se hacía expreso reconocimiento al artista.

Chile. verdadera quien discípula. Martín Chiriboga y León en 1780. cit. . Unos investigadores chilenos. Uno de los asiduos asistentes a su taller. 194. del convento de Santo Domingo de Quito. Muestran a los personajes posible que Egas Otro de los de busto y. estética y cualitativamente hablando. a quien entre muchas otras obras se le atribuyó la serie de Los Reyes de Judá (85 cm diámetro). contraería matrimonio con pintor la hija de Santiago. Esta misma serie fue copiada por Vicente Pazmiño en Quito en 1852 y recibió el sexto premio de la exposición promovi da por la Escuela Democrática Miguel de Santiago. Isabel. El Alabado. Navarro negó esta atribución y descubrió que había sido pintada por un artista de menor talla: A. y obsequiada al convento. citado por Mebold. en Santiago. estuvo Bogotá -Los Algunos investigadores coincidimos con que la mencionada serie chilena seguramente inspirada por Miguel de Santiago. ¿Es haya sido el vínculo con Chile? discípulos fue el célebre pintor quiteño Nicolás Javier de Goríbar. Me inclino por la segunda hipótesis. enero de 1954. fue un de Concepción. Una serie similar fue pintada para el convento de la Merced. op. Antonio Egas Venegas Fernández de Córdova. en el segundo. la serie chilena se acerca mucho más al estilo de Goríbar. Capuchinas sin embargo. 13 óleos (85 cm diám. adoptadas por los peticionarios de obra fue la solicitud Una de las más antiguas transacciones de serie que conoce en al Monasterio de las integrada por once cuadros.) de marco octogonal igual que la de Quito. demostrándonos que en los círculos artísticos quiteños la práctica de copiar a los maestros coloniales loca les era muy bien recibida y promovida. la denominada. creen que esta corresponde a la primera mitad del siglo XVII. Existe una serie sobre este mismo tema pintado por Miguel de Santiago en la iglesia de San Francisco de Bogotá y que habría llegado a esta ciudad a raíz de un canje con obras de Gregorio Vásquez20. al círculo de Santiago. otros al tercer tercio. Cuadernillo de Arte 2 Revista Bogotá. Una de las formas de series mos es y constatación visual mucho más profundas y siste pictóricas. ambas fueron entregadas alrededor de 1673. Eduardo Arango. en el primer caso la califican anónima y anterior a Miguel de Santiago.) yuxtapuestas forman la advo cación Alabado el Santísimo Sacramento y la Virgen ni de duda de pecado concebida. pertenecientes Santiago. Otra serie cate quística pintada por el mismo artista fue enviada a la catedral de Artículos de Fe-. "aficionado al arte" y aún no investigado ni se conoce obra firmada por él.96 HISTORIA 31 / 1998 investigación documental máticas. "El Alabado de Miguel de Santiago".. Catálogo de pintura colonial. como señala el escritor Juan León Mera 20 Ilustración 20. Estas once telas sea (de 135 x 185 cm aprox. aunque realizada por de sus alguno oficiales.

Es Pazmiño haya realizado serie para catorce posible. La calidad de los envíos varía notablemente. pudo haberse trabajado cerca de los jesuítas llegados de Italia y Alemania a Quito y que influyeron en la incorporación de un carac terístico estilo quiteño barroco-rococó con rasgos germanos e italianos22. sobre la Vida de Santa Rosa de Lima. Vol..5. el lienzo llega tal cual se haría para un comitente quiteño. Edmundo Ribadeneira. ciertas inclinaciones al tema de la Doloroso 21 José Gabriel Navarro. haciendo una excepcional y única referencia a las fuentes grabadas o inspiradoras. desde la expulsión jesuítica. 12-31. Quito: Din ediciones. cit. ambas series de extrañar la relación de la Compañía son muy parecidas en estilo y no es de Jesús con el monasterio de Santa fue fundado por el jesuíta Ignacio García.en 1762 y que en la actualidad se halla en la Merced de Quito.A. que el mismo que algún otro colega lo haya hecho quiteño por las mismas otra épocas21. La pintura en el Ecuador del XVI al XIX. 111. ser Parece la que la obra suelta con en pintura responde en buena medida a iconografía mariana. Biblioteca Básica del Pensamiento Ecuatoriano. Cruz. KENNEDY T. Quito: Ban co Central del Ecuador y Corporación Editora Nacional. Según Mebold. catalogue. op. introd. Historia de la pintura y escultura en Chile. Además de estas conocidas series se conservan obras pictóricas sueltas de religioso y que corresponden al barroco y rococó de la Escuela quite importante señalar que en el caso de la pintura de este período. 22 No hemos hallado aún ningún indicio sobre la vida y obra de Laureano Dávila. 68. Existen obras de mediana calidad La Coronación de la Virgen (11 x 60 cm). El investigador realiza un acertado análisis comparativo entre esta serie y la de San Francisco Xavier. 500 years. que se exhibe en el Museo de Arte Colonial de Quito como y cuya similitud es extraordinaria.del pintor Laureano Dávíla.92 183. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUFTO A CHILE 97 en un esclarecedor artículo de otra 1894. exh. XXXI. óleos -de total de Conocemos serie de 19. Los grabados de los flamencos Galle -Cornelis y Phillips— fueron extremadamente usados. sobre todo durante el último tercio del siglo XVI y primera mitad del XVII. 1987. Antwerp: Royal Museum of Fine Arts. "The Flemish Influence in Andean Art". . Juan León Mera.). 1894". Es este En efecto. que debió haber sido realizado por la misma mano del Ecce Homo con los instrumentos de la Pasión. Existen obras de extraor dinaria factura como el Ecce Homo. de Cuzco (véase José de Mesa. El pintor cuzqueño Diego Quispe Tito realizó una serie en 1663 de San Juan Bautista en base a grabados de los Galle y que actualmente se halla en la parroquia de San la cercanía de este con ante hace referencia influencia del cuadro Santa Rosa los Bride Sebastián. Latín American and the Low Countries. se incluye este nombre de los grabadores Galle y Wagner. I. no se hacen concesiones. Santiago o un entonces. atribuida por él a Manuel Cruz -no a Hernando de la Cruz. Mebold a superior junto al jesuítica debido sobre todo a que en la parte inquisidores (N° 9 de la serie). 69 y 234. solicitada por el monasterio de las dominicanas de Santa Rosa de Santiago (126 x 165 cm aprox. Rosa. "Concepto sobre las artes. en el mismo monasterio. 51-52. ya que carácter ña. 1991. en: Teoría del arte en el Ecuador. in: America. figs. of the Sun. es decir.291-321. del Monasterio de las Capuchinas (83 x 58 cm).

quizás 40 x uno de los mejores ejemplos en es el Arcángel quiteño del M.durante las prime quiteño residiendo en Chile. que si don Juan Jerónimo de Ugarte y doña un bien no ha sido atribuida a la Escuela Quiteña.98 HISTORIA 31 / 1998 x 128 (Trinitarias Descalzas. típico del rococó con su faldillón abanicado. del Carmen de Maipú. Santiago. 170 la Virgen del Carmen (Carmen de San Rafael. u otros al estilo Virgen de la Merced. Nacimientos O'Higgins. N° 305). Crucifijos (en Ídem 79 x 41 x 13 cm). Cristo Muerto (70 x 44 x 12) y uno agonizante (72 x 52 x 12). Niños. del Carmen de 46 cm c/u) que Maipú (67 x al igual que 16 cm) y el par de arcángeles los anteriores van vestidos como el M. caso ras décadas del siglo XIX. Existe una de la Merced con ma iconografía en el Museo Histórico de Santiago: Virgen Jerónima Salinas (inv. Monasterio del Carmen de San José (51 x 39 x 8 cm). Santiago. ángeles roma adquirir tuvieron gran acogida tanto en los templos consagrados. cuatro arcángeles (42 x 21 x 15 aprox. las casas importadas24. do. Sin em durante la trabajado segunda esplendor especialmente bargo. podría haber sido pintada por frecuente -como veremos. altura máxi (en Ídem 66 x 80 x 62.). protectora con los santos fundadores Tadeo Cabrera Mater de aquel bellísimo lienzo de Manuel de Samaniego y Este Omnium Sanctorum (230 x 180 cm) en el convento del Tejar en Quito. en el M. LA EXPORTACIÓN DE ESCULTURAS "ENTERAS" Y "POR PIEZAS" La escultura más exportada a Chile es actualmente el rubro más reconocido y Parece ser que esto se por los mismos investigadores chilenos. conocido como el Cristo de Bernardo Como ejemplos ma 44 cm). nacimientos. o la cm). N° 717). y conservan decoraciones medianas adicionales. 87 x 62 cm). a modesto y suplía otros sectores de la sociedad chilena. Decenas de calvarios. Museo de San Francisco. 75 x 59 cm. Niños acostados. interesante obra con esta mis prototipo fue repetido al cansancio23. nos. del Carmen de Maipú. sobresalientes véanse: Calvarios: (M. . de ciudad y de hacienda de aquella élite que -tras el apaci guamiento de la Guerra de Arauco y el incremento agrícola y comercial. muchos de ellos en Rancagua. no faltan obras quiteñas registradas en anteriores. Santiago. Angeles y Arcángeles: Monasterio de las Car melitas. de San Francisco (78 romanos: faldones abanicados policromados. santos y como en Chile que corresponden a años crucifijos. Capuchinas. pequeño gabinete). Del patrimonio de 22 x A manera de ejemplos véanse los óleos x en los monasterios de Santa Clara la en 47 cm) y el Carmen de San Rafael (59 inv. 24 69 cm) y el Museo Histórico Nacional Antigua (63 (70 x 51 cm. x su rostro ladeado. de pie y/o jugan extraordinaria y variada colección en el Museo de la Merced. blusones de brocado y encaje y botines de sandalia rojos. de San José.cobró dio cuando la Escuela Quiteña -representaba mitad del siglo XVIII. en Santiago. sobre todo por la talla. de existen otras dos y un grupo de Niño Dios y San Juan jugando y quizás parte de un gran nacimiento. en el Museo de la Patria Vieja. existe sus urnas una ya que se cree perteneció a este conocido político.pudo El trabajo de los santeros locales era más bien obras vírgenes.

Paniagua. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREG10NALES: DE QUITO A CHILE 99 imaginería actualmente conservado en el país -señala Isabel Cruz. KENNEDY T. 90 x 50 y 100 Y a pesar de que una de las primeras "revoluciones" ilustradas y neoclá sicas más tempranas en América Latina se da en Chile a través de importantes centros de educación en Santiago. Véase J. Historia de la este pintura con y escultura un en Chile. madera tallada. que en 1780 25 1. En 1778 este célebre bien pasaba de manos conventuales a las de los aristócratas cofrades debido a problemas económicos de la comunidad dominica. Santiago. cromada y dorada.A.el porcen taje más alto corresponde a la escultura quiteña llegada acá (a Chile) en el si glo XVIII 2\ Anónimo quiteño. . iniciada por Manuel Salas 50 años más tarde. la Academia de San Luis. así como la presencia del más puro arquitecto neoclásico Toesca. 1996): 1 17. Cruz. 83. Museo de América Complemento aspecto (Madrid. cit. op. Museo de Arte x 45. poli Sagrado. Primera mitad s. Anales 4. como la Universidad de San Felipe en 1747. /Vinos mártires Justo y Pastor. Catedral Metropolitana. XVIII.. ejemplo que Jesús Paniagua trae a colación en otro contexto: la venta de las famosas andas de plata de la Virgen del Rosario a la Cofradía del mismo nombre. "Algu nas piezas identificadas de la platería quiteña del siglo XVIII".

nunca a Cristos. madera tallada rMuseo de San Francisco. La demanda externa llegó a tal punto que la escultura debió transformarse en cuanto a las técnicas y formas de produc ción. parece ser aligerar el peso a través del como es de madera balsa.y que eliminaba el penoso y pesado trabajo de fina talla. mantos también apresuró y abarató la policromada. Virgen s. o la Virgen loroso 36 cm). ahora en el Museo de San Francisco (120 x 95 x 55 cm). a manera de obra abierta. de pleno barroco y similar las vírgenes del Museo de Arte Colonial de Quito y a la del ex Banco de los Andes en la misma ciudad. aminoraba el volumen y se adaptada representación de diferentes advocaciones. Anónimo quiteño.fue el de retomar la moda de realizar esculturas grandes a candelera. Se debieron inventar atajos. la elimina oro i ción de estofado de por la base de i . como el uso sistemático de mascarillas de plomo extraordinariamente encarnadas -adaptada a santos y vírgenes. a »„ plata o chinesco . El mercado del arte a Chile estaba abierto. enviada Santiago (80 1687. . ria y con ¡- el Niño. Do del Monasterio de las Carmelitas. no para ser ensambladas. aligeraba la Este fenómeno correspondiera. sigue vigente hasta alrededor de 1870. Virgen a 54 x 37 cm). El artista evitaba así el trabajo de talla a envío. puede ser observado en la del Carmen (136 antes de x x como diría Ramón Gutiérrez. 80 cm. bastidor o de vestir. conjunto El „1„. Algunas esculturas también fueron completas.100 HISTORIA 31 / 1998 erige barroco.. sobre todo capitalina. más apetecido aun cuando conocemos la crisis que vivía el artista quiteño. _ Ángel. Niños o ángeles. Uno de los puntos la catedral más sobresalientes -mencionados también por Isabel Cruz y otros autores. . el gusto generalizado por el arte religioso de estilo quiteño.„„ y 3 el sobrepintado de K uc . que le el peso del de construcción y posibilidad con sólo colocar algún atributo completa. Sin que uso se buscó embargo. Santiago. el caso del Tobías y el Carmen de Maipú. no x de la CandelaXVIII.l-. del Museo del uso de tela encolada. o la incorporación de bolas de cristal para los ojos. co mo la Virgen de la Candelaria en el Mu seo de San Francisco (1 10 x 80 cm) o la bellísima escultura de Santo Domingo del monasterio dominicano de Santa Rosa. del Museo de la a Merced.. crisis agudizada en los últimos años del XVIII y principios del XIX.

Es muy proba ble que esta inmovilidad estilística se deba a la gran demanda internacional. A diferencia del mercado payanes. En La Piedad. Sólo en un caso. además del tipo de educación práctica. Tampoco el Estado asumió el papel de mecenas -pro moción y educación artística. "Transformación del papel de talleres artesanales quiteños del s. Posiblemente el religioso popular impidió que la sociedad quiteña -salvo la pequeña aristrocracia emergente26. 1994. se puede.del Museo de Maipú (140 x 90 x 50 cm) que nos hace pensar en la posibilidad de que se hayan enviado conjuntos íntegros destina dos a retablos de iglesias o en su defecto puedan incluso haber embarcado piezas para armar los retablos en sí. dentro de los talleres. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE ]01 obra. dejando intocadas a las piezas esculpidas. en la Catedral Metropolitana y una pe queña versión en la Fundación Guayasamín.se secularizara a la par de otros países en similares condiciones. KENNEDY T. encontrar fuentes similares a aquellas utilizadas en Quito y que muestran un desarrollo técnico y estético similar con -por citar un ejem plo. Reproducido ss. XVIII: el Legarda". destacaba la habi lidad del artista quiteño. ambas en Quito. Anales 2 Museo de América. atribuida a Caspicara. Notas sobre productos y productores quiteños Durante la tura y pintura barrocas segunda mitad del siglo XVIII. Es interesante advertir la presencia de una figura de coronamiento de retablo -Dios Padre. el chileno más bien vistió a sus figuras de ensamblaje.La Piedad. aunque calificaba a la producción de entonces como detestable. las fuentes siempre las mismas. no intelectual. Para el caso chileno se han abreviado las figuras de los santos y ángeles y es de menor tamaño que la de la Catedral. como en muchas otras esculturas. El viajero inglés Adrián Terry en 1831 hablaba del cáncer de la imitación. octubre de 1994). de Maipú (33 x 50 x 24 cm). Madrid. existen incrustraciones de piedras semipreciosas sobre el cuerpo vestido tallado. en fecha tan tardía escaso contacto con artistas foráneos fuerte sentimiento como 1894. en que este adaptó sus pedidos sobre poniendo piezas decorativas de plata a manto o puños. caso en de Bernardo Kennedy. Revista Hispanoamericana 16 (Cali. decía que en Ecuador: 26 A. pese a su escasa instrucción. Los modelos.A. la repetición del modelo ¡cónico siempre presente. Quito seguía produciendo escul en grandes cantidades y a bajos precios. 65 y . El citado Mera. el y/o escuelas foráneas. el mencionado de Tobías y el Ángel.que recogiera el papel abandonado por una Iglesia en crisis y revitalizara esta suerte de letargo artístico.

"Transformación del papel de talleres artesanales quiteños. 19 A. Dejan que se les vaya de las manos la gloria.. pro bado el prestigio social y la posibilidad de captar interesantes ingresos. también el blanco parece haber formado parte de la nueva pléyade de artis tas. "Agrupaciones artesanales en Cuenca (siglos XVI-XVIII). cit. jaita de estímulos. Véase Diego Arteaga. además de la veintena de ayudantes que trabajaban.102 ha habido y nuestros HISTORIA 31 / 1998 hay todavía aislamiento. en consecuencia. parecen haberse dado en Dentro de este limitado marco conservador -sobre todo en se organización al interior de los talleres y en la relación y la constitución artesano o desconstitución de los cionalmente de gremios. bastante falta de atinada dirección y de modelos de las buenas escuelas de Europa. esculturas enteras o por piezas. Artesanías de América 48 Revista del CIDAP (Cuenca. obra más la habilidad natural que el estudio ordenado y dete nido. La necesidad de vestir y comer les obliga a trabajar a destajo. para agarrar el trapo y el pan27. aunque sus oficiales y aprendices fueron poco a india28. para estas épocas se habrían ampliado hacia otros sectores de la población 2. marcos de madera y espejos.. diríamos. que vivió . art. corte de espejos para incorporar a su obra o vender al menudeo. quien a su vez dirigía tres talleres: de pailería.la obra la en el campo es términos del proceso productivo y la acopló.. prototipo del se era A inicios de la Colonia. Y esto no es todo. Keneddy. uno de los más sobresa lientes escultores de la época.. Me da la impresión. en cambio. piezas de plata y oro o vestidos para las esculturas. 27J. 1995 enero 1996): 75. pintura sobre lienzo. más que todo. embargo.". y. 296. diciembre. En artistas. sin embargo. las interior del obrador tareas al podían ser múltiples. son multiplicidad de ofi dignos de mención y estudio30. Sin poco fueron sumando los mestizos este menesteres. Los cambios más sobresalientes. Casos similares de cios: Juan Manuel Legarda o Manuel de Samaniego. tal como sucede con don Bernardo de Legarda. cerrajería y herrería. "Conceptos sobre las artes. el indio a o excep- tipo segunda mitad del siglo XVIII. 1894". por citar el mismo caso de Legarda. se No daban abasto artistas de élite parecen haberse convertido en exitosos em a la gran demanda y. vidrio y cobre. un documento en el que se hace Cuenca por 1630 y que a más de ser pintora era carpintera. El investigador a una cuencano Diego Arteaga en descubrió referencia india Joana. técnica.L. subcontrataban los servicios del maestro cerrajero Marcos Ruiz. tal como la sastrería. En el caso analizado se ejecutaban retablos.. 2I> art. para la indios29. cit. cultórico. arreglo de armas. Estos nuevos presarios. mamparas. 70. Mera.1 Ibid. de que otros oficios que seguían manteniéndose como "mecánicos" y que arrancaron como "patrimonio de blancos".

uno Muchos artistas quiteños "sueltos" que participaron en de los proyectos de mayor envergadura para el mundo científico y artísti co. no volvieron más 21 Para el tema gremial en Quito consúltense: C. El movimiento co mercial debe haber sido muy fuerte ya que Quito. pintores o encarnadores. op.que todo se fabricaba en casa. "La organización gremial: los contratos de aprendizaje de Cuenca". Borchart de Moreno. Quizás esto indique el gran prestigio del que gozaron siempre los plateros. art. Paniagua y Deborah L. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE 1 03 Legarda se le menciona siempre como maestro platero alguna de él en los gremios de escultores. J. En fin. independencia. dislocado el siste ma gremial que en el caso de se Quito nunca y control. "Más allá del artesanos. Cuenca/Quito: Fundación Paul Rivet/Ed.se afiliaba por no considerarlo dignifi a Y Bernardo sin encontrar referencia cante.A. cit. "Las tiendas de la ciudad de Quito. siglo XVIII". Palmer. Quito. Quito.. gremios y en A. Es posible que ante la demanda y la necesidad del agostado circulante. Kennedy ed. muchos artistas y artesanos hayan establecido "compañías" temporales con socios capitalistas dedicados al comercio o con otros colegas del mismo oficio. Universidad de Cuenca Anales 41 (abril. eran las consecuencias del tratado de Libre Comercio signado en 1778 y que permitió y propició el comercio interregional en América. Abya Yala. 18 y ss.. con 25.. entre otras causas. Truhán (col. ¡contaba con 10 a 15 tiendas por manzana y una pulpería en cada esquina! Si conocemos -afirma Lucena.000 habitantes. 1997): 59-70. bajo el mando de Celestino Mutis. Sculpture in the Kingdom of Quito.". 1996. Gloria Garzón. posiblemente vinculado a los hermanos pintores Albán32.. Artes académicas y populares del Ecuador. I Simposio de Historia del Arte. terminados sus con a su tratos.. . KENNEDY T. 66 y ss. Proce 9.. 125-137. "Situación de los talleres. aunque en 1746 tas en 41 oficios31. tercera ciudad de la América Colonial. la Flora de Bogotá. contase con 33 llegó a un gremios nivel alto de que organización agrupaban especialis un importante lugar de co algunos pintores y plateros en 1802 tenían su tienda declarada que pagaba la alcabala correspondiente. 22 sos Véase Manuel Lucena Salmoral. proceso acelerado por las guerras de la tierra.). gremio al cual -aunque el oficio principal del nuevo artista no fuese el de la orfebrería o platería. como la de Antonio Albán. área 1800". G. Esta necesidad de funcionar multifacéticamente y de salir al paso bajo subcontrataciones de diverso orden debió haber. pero que también debió haber jugado un papel importante en desalentar la labor de pequeños obradores. obraje. se podría pensar en un mercado externo de importancia y no sería de sorprenderse que los pedidos artísticos se realizaran en alguna que otra El taller-tienda de los artistas debe haber sido conoce mercio. Se incluso que tienda.. 1995. cit.

de los más altos después del pintor Antonio Salas y el escultor José Olmos 22 26 (Pampite).. Si bien el envío de obras continuó. otro de los perfeccionar géneros pictóricos Lord Thomas Cochrane y la Primera su arte y decía hacer buenos bocetos que resultó un éxito económico. parece los vendía en gresos elaborando retratos a la acuarela de pequeño formato. anotaba prolijamente en su Graham. Graham recibía la visita del artista José en Cundinamarca y educado en Quito bajo la tutela del famoso Antonio Salas. Buscaba de costumbres. del fraile mercedario tado por Benalcázar en quiteño Pedro Rafael Cifuentes. 24J. Este pintor consta en un catastro fiscal de c. Santiago: Ed. por 1820 los comerciantes se quejaban amargamente sobre la inseguridad de los caminos el comercio desde Quito se y las requisiciones militares. son: 33. los artistas de género religioso demandado. A pesar de todas estas limitaciones. op.. art. Ildefonso Páez. y sobre todo a partir de la independencia. por haber tenido interesantes in quiteño Diego Benalcázar.". Había llegado a Chile con Escuadra Nacional. 1972. . "Circulación y producción en Quito. pin general en aquel país. cit. el arte quiteño continuó exportán dose. véase ibid. Borchart de Moreno.G. 22C. Francisco de Aguirre. en diversas par quiteños. diario la estadía viajera y artista inglesa María es que los pintores. La fama adquirida y el bajo costo de las obras les permitió posiblemente incrementar sus ofertas fuera. historia del arte una nueva etapa inauguró en la colonial se o significativo. cit.. 1818 y enviado a Chile cuando Cifuentes fue visitador Actualmente reposa en el Museo de la Merced. en julio de 1822. José Baca y Federico Guillen. en su breve en Valparaíso36. La pintura en el Ecuador. El retrato está fechado y firmado y sus dimensiones María Graham. Carrillo. 167. son La verdad casi todos de la América del Sur. Lima tes proceso de emigración de artistas muy quiteño: conoce. 1830 pagando 300 pesos anuales. fueron los más importantes retratis entonces muy tas miniaturistas de la época34. Entre otros.5 x 22. Como na en Bogotá. 175. Agustín "lujosos Guerrero. por ejemplo. Navarro. en San se tiago35. que estuches negros".. buena parte de estos tuvieron que buscar fortu un Santiago. Junto a Miguel Vallejo.5 cm. Para 1831 decíase que había prácticamente suspendido33. Diario de mi residencia en Chile. un retrato rodeado de elementos fue rococó al óleo.104 HISTORIA 31/ 1998 Comercio artístico y emigración de artistas quiteños durante el siglo xix Las guerras tuvieron nefastas consecuencias sobre el comercio. nacido Precisamente por aquellos días. Por las dos primeras décadas del siglo XIX. 95-96. 80. El pintor adoptaron otros como el retratismo.

op. José Carrillo fue tan perseverante que montó la primera imprenta litográfica en la residencia de Cochrane. ya que por Chile muchos artistas más.... donde murió pequeña habitación. el Ecuador.. Juan León Mera menciona que José Domingo Carrillo "de Quito" junto con el cuencano José Miguel Vélez. Véanse además E. chas vicisitudes de este artista trotamun a su patria (Ecuador) y las costas panameñas naufragó su embarcación y perdió sus pinturas y es dos. donde estudió bajo Raimundo Trentanovie bió una en (1792-1832). Posteriormente le becó a Roma. 101. cit. Sin a el afán de por enton Después dedicados a de Carrillo fueron la pintura retratística. Navarro. La pintura "Artistas en Villegas.. ence tener con qué cubrir su no cuerpo^. embargo.. no duro suelo y sin conoce grande insolvencia. Pereira Sa las. Rodríguez 28J. B. cit.. Se evidenciaban cada más profundamente dos cuellos de bo tella: la estrechez del mercado y la falta total de espacios educativos fuera del ta ller familiar37. cit. 30-32 y H. . De la obra de Carrillo casi se nada. art. Estudios sobre la historia del arte en Chile republicano. secretario de Cochrane. el párrafo anterior ilustra artista y su trágico fin que simboliza el abandono que plásticos en Ecuador39. 1818. 175-176. las artes.." Probablemente este escul emparentado con el pintor y grabador José Carrillo.5 cm.G. Santiago. en Quito. que fue a Chile (J. donde ilustró la crónica de W. KENNEDY T. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTEUREGIONALES: DE QUITO A CHILE 1Q5 pues para entonces. cit. mente todo lo que se vendía era práctica a turistas vez extranjeros. art. la más culturas. Pedro Ra fael Cifuentes. 33. "Del taller en a la academia". art. 90.. Fue a Lima a en 1863 y decidió en en finalmente volver rrado en una Ecuador. de vuelta frente a Diego Benalcázar (ecuatoriano). aunque parece haber sido un artista del búsqueda ces vivían los importante. Mu seo de la Merced..A. Su protector le ayudó a ir a Inglaterra. Kennedy. op. 1894". y los que tor estuvo introdujeron la encarnación que imita la naturaleza. del estudio anatómico y fisiológico aplicados a su Arte. la gran mayoría entonces los escultores vivían 27 Véase A. A Atenas 1832 y hizo cargo de una es Entre otras mu llegó cuela de dibujo y pintura. Mera. óleo sobre tela. fueron los dos escultores religiosos más destacados del siglo y que ambos resultaron "los restauradores en el Ecuador.". Stevenson. 312).L. "Conceptos sobre cit. se de quien reci instrucción académica.5 x 22. 29 Chile en la primera mitad del siglo XIX.

y se mantiene barroca. cualquiera que ejerce un oficio mecánico (Art. buenos modelos ni (sic) luz conveniente. "Las últimas series de pintura colonial". Véase además Luis Alvarez Urquieta. que en muchos casos les limitaría inclu la posibilidad de salir a buscar mejor suerte40. Antonio fue el primero en una comisión de los recoletos dominicos en Santiago. quien obtuvo reconocimientos en las exposiciones 1850 y 1855.. si de temas religiosos se trata. ya que se visualizan adaptaciones al pedido. Como dijimos. en la gicos de Santiago. art. Aquellos que podían hacerlo. Debido a la establecer talleres-tienda en puntos estraté estos fama del arte llevando a Chile primeros casos logran quiteño. algo barrocas. decía Mera. se han desperdi ciado y en el día también se malogran ingenios que la naturaleza creó para maestros en la escultura. República El primer pedido fue superior de la orden y Joaquín Prieto. segura de las últimas series de pintura colonial: la Vida de Santo Domingo. ya que todos iban y venían fre jugaban Los cuentemente pinturas y esculturas religiosas quiteñas. recibir mente De la que suponemos era la familia Palacios. si de retratos. Las Postrimerías y otras obras sueltas. Santoral dominicano. 121 y ss. ..106 HISTORIA 31 / 1998 una so realidad económica muy distinta. la mayoría los únicos escultores que se conoce residieron en Chile fueron Pedro pintores. sus cuartos adonde se recogen a trabajar aunque sin comodidad. cit. fue firmada por el mencionado artista41.y los Sevilla -José y Rafael-. ¡oh triste condición! los escultores sastres o trabajan los más en tiendas públicas. en 1837. Palacios e Ignacio Jácome. y que parece y concursos que se celebraron en Santiago entre haberse convertido en el restaurador oficial de obras quiteñas. Por su parte. la inclu sión de los retratos del dente de la de entonces. algo neoclásicas y otro tanto románticas. son con artistas locales o extranjeros residentes. cit. Este óleo es sumamente interesante. como sucederá con la pintura. Concepción y Valparaíso. 312). cit. Se destacan dos familias: los Pa en cierta forma el taller familiar lacios -Antonio. que sólo por falta de estudio y de quien los dirija. El estilo que maneja la gran mayoría de los pintores corresponde al barroco tardío. op. zapateros. Parece estar claro que entre la gente piadosa demandante poco interesaba la novedad del estilo o la calidad estética. Los pintores tienen. como lo hacen los cerrajeros. que como Nues tra Señora del Rosario. deseo por reproducir que encontramos responden al masculino. al fin. adoptan las posturas y fórmulas de moda. 41 Mebold. La pintura en Chile en la época Colonial. el doble rol del artista-comerciante. entonces Presi chilena. Manuel y Pedro. muy apegados aún a modelos utilizados a través de la copia de grabados conocidos a lo largo del período colonial y de las mismas pinturas coloniales de conventos e iglesias. caracteres inusuales en el arte religioso quiteño de 100 obras entregadas por Antonio perso- 4(1 Yo creo. e inclusive llegan a instalar una cadena de locales También existen casos en los que se asocian capital. pero los escultores. la escultura quiteña que aún viaja a Chile casi no sufre cambios.

quien dirigió dio años más tarde entre Luis Cadena y el francés Raymond de una de las escuelas más destacadas de Santiago du- Tiempo. Es más.recién Manuel Palacios ofrece en venta santos de madera y lienzo Santiago. Boix42.. Esto reve la -confirma Hernán Rodríguez. El padre José María Vargas descubrió hace algunos años el libro de graba dos enviado por los dominicos de Chile para que los Cabrera y Palacios rea lizasen el santoral. Rodríguez. dejando a sus compañeros de fórmula en Quito y llevándose a su hijo Manuel a que lo ayudara. como el esculturas eran que se Monvoisin. Aso con el pintor y decorador francés Pedro Boyer. en la Plaza de Armas. 380. así como lograr una ganancia neta no compartida. art. Publicado en 42 El de la Sra.A. charoles de coches y empapelados de piezas44. asegurar mejor los tiempos de entrega y tener una relación más directa con su cliente. De influyente quiteñas que familia quiteña. Paradójicamente. segundo pedido. Concepción la Plaza de Armas y que llegado de Quito. ciado pasada la mitad del siglo XIX la tradición artística Manuel Palacios parece haber tenido contacto con Chile desde 1830. en sus locales de y Valparaíso. La obra se conservaba en manos Delgado. en Quito. Antonio Palacios parece haber preferido responder a los requerimientos desde el mismo Santiago. parece que Manuel logró entroncarse con la clase cultural poderosa chilena y potenciar vínculos importantes interregionales. Iban y venían con cuadros e imágenes quiteñas que o para eran se comercializadas desde su taller-tienda cerca a publicitaba por la prensa de la siguiente manera: . KENNEDY T. Lola Palacios de 44 Ibid. en Santiago. los modelos -grabados neoclásicos españoles. Las series mencionadas en texto se hallan en el templo de Santo Domingo y el Convento de San Vicente Ferrer..fueron barroquizados para complacer a los comitentes Al adaptarlos a su propio lenguaje estilístico.la popularidad y difusión de la imaginería quiteña que perpetúa hasta de la Colonia4i. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREG10NALES: DE QUITO A CHILE 1 Q7 nalmente entre 1839 y 1841 y pintadas con la ayuda de los reconocidos Ascencio y Nicolás Cabrera y probablemente de su hijo Manuel. Quito. 2 de agosto de 1981. 347 y 380. Tanto en este caso como en otros se seguiría manejando la imagen publi citaria del lugar de proveniencia de los artistas.y que llevaba grabados de E. de Apoquindo. . Se trataba de una publicación española contemporánea -de 1829. Con esta decisión lograría bajar costos por flete. retratos y pintura para edificios. 42 H. cuadros de historia. formaron un estableci miento para pinturas y dorados. Es casi seguro que Palacios vio un camino abierto a un futuro mejor. 100. "Artistas en Chile en la primera mitad del siglo XIX". Esta diversificación de oferta incluía el atractivo de la temporada de cuadros y traídas por los mismos Palacios. Esto sucedía entre 1849 y 1855. estos nunca dejaron de tener relación con Quito.. cit.

Pereira Salas. ellos también instalaron su taller-tienda en la Plaza de Armas. cit.. ingresaron a Chile en 1839. cit. Vivió allí unos pocos años y a fines de la década de los '40 volvió a Santiago y permaneció realizando retra liano tos quiteños a Chile.. Santiago. Rafael siguió expandiendo su negocio y en 1843 también abrió mercado en Concepción y enseñó dibujo natural en el Colegio Provisorio. en el monasterio de Santa Rosa. Al igual que los Palacios. En la década quien se supone emparentado llegó con los anteriores. Es indudable que queda mucho por hace en cuanto a rastrear la vida y obra de tantos artistas itinerantes de la primera mitad del siglo XIX. Se conoce que en 1850 inter vino en una escultura quiteña de Santo Domingo. 62. José se ausentó súbitamente y no se sabe más de él. inventario del Patrimonio Cultural Chileno. Chile en la primera mitad del siglo XIX". la mayoría ni siquiera constan en los listados de pintores y escultores de la vida artística ecuatoriana. N" 100. 211 49 . Por su parte. padre e hijo respectivamente. 45 46 47 Republicano. Jácome se destacó entre los talla dores chilenos y realizó restauraciones o composturas de obras de arte quiteño que empezaban a sufrir importantes deterioros. Manuel Palacios había sido alumno del ita Alejandro Ciccarelli en la Academia de Bellas Artes de Santiago46. 190. en Santiago. La pintura en el Ecuador. a de madera y cuadros de todas clases49. vía Valparaíso. Es interesante destacar que sólo en esta década constatamos la Chile de dos escultores de obra religiosa. Véase ficha N° 03. 368 y 380. en búsqueda de noticias sobre los artistas que Hernán Rodríguez descubrió en Chile. E. pintores retratistas ambos. Por esta misma vía llego el pintor y retratista Manuel Hi dalgo. anunciando que llegaba desde Quito gran cantidad de atrayendo artistas de los cuarenta y miniaturas48. "Artistas en H. manteniendo aún el local en el puerto. en Valparaíso. aún en pie50. quizás se descubra que el barroco tardío sigue su curso fuera de los límites geográfi cos. quien se asoció a Manuel Palacios. representarían magníficamente el que perfil del artista itinerante quiteño en busca de mercado y de nuevos espacios educativos que su propio país no ofrecía47. Estudios sobre la historia del arte en Chile bibliografía ecuatoriana Cazar. La prensa capitalina El Progreso publicitaria su arribo. Rodríguez. Al año siguiente lograron también establecerse en Santiago. op. cit. Ibid. op.537 de la Dirección de Bibliotecas. Los Palacios continuaron el escultor Pedro Palacios. el antedicho Pedro Palacios santos Jácome.. Aun de los Palacios casi no se conoce obra. art. bajo la misma modalidad de comisiones fuera de llegada a e Ignacio los pintores. Archivos y Museos. En este segmento del trabajo obtuve el grato y desinteresado apoyo de la artista Kattya Se ha revisado exhaustivamente la Véase JG. Navarro. 388- 389. José y Rafael Sevilla. 100. 48 ex alumna en la Escuela de Artes Visuales de la Universidad de Cuenca. asociados y que atenderían.108 el HISTORIA 31 / 1998 rante siglo XIX45.

duro. mayo-agosto. art. Rodríguez. 156. cit. sin volumen y escaso conocimiento de la perspectiva52. 341. 143-146. óleo sobre lienzo. al año siguiente. 180.AA. el mecenas quiteño Ángel Ubillús. pintor de costumbres y peda gogo51. art. Esta vez. el escultor Telésforo Allende. J. 135. cit. quien durante las ausencias de pinturas religiosas que tenían en la en Chile en la primera mitad del siglo XX". madera y marfil. Boletín de la Aca demia Chilena de la Historia 21 (1942). Avila recibía Este mismo año que Charton volvió a Chile.5 x 55 cm. su verdadero su lugar de destino. José María Vargas. 1992. 352 y 353. H. 117.. también se menciona el trabajo de Jácome. 69. E. 241. Rodríguez. cit. Rodríguez.A. quizás. en la Exposición de la Academia de Pintura. op. Formas de sociabilidad en Chile 1840-1940. 287-292. KENNEDY T. 51 Véase Luis Alvarez Urquieta. 1984. Al año de funcionamiento esta Escuela cerró por falta de fondos. de medio cuerpo. art. se chileno. ganó junto a Miguel Salinas. 243-244. "Artistas 380. Ninguno de estos pintores o escultores son mencionados por los clásicos Navarro y Vargas.. 368 y "Exposiciones de arte en Santiago. 119. Cultura 19. quien consigna las fuentes anteriores. 184. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE ] 09 Es muy probable que el breve pero impactante paso fortuito del artista- ilustrador francés Ernesto Charton de Treville (1807-1890) por Quito. "Ernesto Charton" en: Vicente Gesualdo. N° 100. en la edición del año siguiente también se le esculturas. La obra muestra un estilo del tonado. Quito. H. 234-237. 1843-1887". el retratista Nicolás En la en Exposición Nacional de septiembre de 1850. op... 239-240. Pereira Salas. y como en donde realizaría lo mejor y más extenso de labor artística retratista. Jácome recibió un premio por sus tallas premió por sus tallas y un premio por sus bustos de piedra. 52 Inventario del Patrimonio Cultural N° (764) 814. La pintura en el Ecuador. Buenos Aires. "El arte ecuatoriano en el siglo XIX". el premio en tallado con una Virgen del Rosario trabajada en madera de naranjo. "Artistas en Chile en la primera mitad del siglo XIX". Por estos mis mos años moría en Chile otro compatriota quiteño. en: VV. N° 100. N° 100. 170.. cit. general dente de la Gran Convención de 1822. en Santiago. Enciclopedia del Boletín del Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades. "El pintor Ernesto Charton de Treville". más que buscando merca do. actualmente de las fronteras del Norte y Vicepresi en el Museo Histórico retrato Nacional. "Artistas en Chile en la primera mitad del siglo XIX". incen tivara la partida de otros artistas. en pos de una buena educación académica cuyo sabor habría dejado Charton en el Liceo de Pintura que él mismo fundó en la ciudad en 1849 y en donde estudiaron figuras muy reconocidas. 342-343. Marcos Estrada. cit. . Véase además H. no pudo seguir asistiéndolo. Navarro. 1959. 174-175. pobre tratamiento del acar cuer po. 43. 67. El pintor volvió a Chile. 153.G. interesante trabajo naturalista del rostro. ambas celebradas en 1854. el pintor quiteño Antonio en Chile una importante comisión: el retrato de Don José Antonio Bustamante Sáenz de la Peña. Santiago: Fundación Mario Góngora. En la Exposición Nacional de septiembre y la de la Academia de Pintura. 278. 123. Rodríguez. quien pagaría el sueldo de Charton. en la Exposición de Artes y manufacturas de 1852 recibió Laboró en su taller un los ecuatorianos haría cargo del taller de esculturas y Alameda frente al Monasterio de Santa Clara. Estudios sobre la his toria del arte en el Chile Republicano.

Estudios sobre la historia de! arte en Chile republi cano. 175. 1850. Mu Histórico Nacional. cit. En la sición Nacional del de era Expo septiembre 1851 se dijo que Santiago la Atenas del Pacífico. El Cabezón. Don José Antonio BusSáenz de la Peña. cit. cit.debía acabar e idea artística acostumbrando el ojo a por hacernos per mirar toda clase de gestos y ninguna belleza^4.. apartados de la decadente pintura colonial.110 HISTORIA 31 / 1998 Vergara. de mejor suerte se en el Ecuador. "Las bellas artes en Chile". Es posible que se trate de mencionado por Juan León Mera como "celebrado" pintor quien en busca fue al Perú y luego pasó a Chile. Parece ser que a fines de la década de los años '50 con cluía esta tas emigración de artis quiteños a Chile. Navarro... . y consolidación de muchas escuelas y academias de arte. iniciada a siglo. art.L.G. óleo sobre tela. 52J. 1894". 303). aún a la obra religiosa de Quito. op. La prensa y los inte lectuales chilenos trataron el tema de las bellas artes con mucha habilidad. se evidencia en e intelectual Pedro Francisco Lira: (de la obra quiteña) -decía. Antonio Avila tañíante seo (ecuatoriano). "Conceptos sobre las artes. abierta ra a la visita de intelectuales. Pereira Salas. op.. citado por E. der todo sentimiento Las tensiones entre estos académicos y un público demandante. La pintura Alejandrino Vergara. 1870. Anales de la Universidad de Chile (abril 1 866): 45. se cerraba el comercio de obras de arte quiteño. Mera. Un poco quizás alrededor de comienzos de más tarde. a una la apertu capa de fuerte y afectivamente vinculado las elocuentes palabras del pintor La vista cotidiana.. a crear artistas clásicos. científicos y artistas extranjeros. quien se gún José Gabriel Navarro era un pintor notable y que deste rrado de Ecuador (?) fue a Chi le en donde murió a poco de llegar53. San tiago y Valparaíso adquirirían prestigio como nuevos centros de arte. 36. 54 Pedro Francisco Lira. "sin que se haya vuelto a tener noticias de su vida" (J. Santiago.

56. Miguel Luis Amunátegui. El caso de Luis Cadena (1830-1906) es muy conocido. Imperio de Quito. con una no numerosos pacotillas bien surtidas compradores. de influjo sobre el arte. decía que el . 1 849. 35. A partir de finales de los años '60 la relación Ecuador-Chile sería distinta.... 36.aún no contemporáneo. "Apuntes sobre lo que Santiago. péndulo oscilaba en sentido contrario. pues a causa de la baratura y es posible a los verdaderos artistas entrar ellos en competencia^'. Los artistas quiteños buscarían formarse establecido durante el Moreno El gobierno en Santiago con el apoyo estatal del Presidente conservador Gabriel García (1821-1875)... III. pues si estos artículos no se venden es algo que por dinero. nos llegan de cuando en cuando de cuadros quiteños de todos tamaños. en el les cruda guerra. truecan. Citado por ibid. Benjamín Vicuña Mackenna decía que: ser artista para se también se mira pintar lienzos de Quito o esculpir sanguinosos cristos como provechoso. 45. / CIRCUITOS ARTÍSTICOS INTERREGIONALES: DE QUITO A CHILE ] 1 [ Otro intelectual 1 849. que atraen manera que si en el pasado ha ejercido tan fatal presente continuará haciéndole del crédito que goza su género. vez centro Aun años más tarde y una académico de las artes en establecido Santiago como verdadero Latinoamérica. . citado por ibid. KENNEDY T. en ha caducado. . 55 Revista de 2(1 Miguel Luis Amunátegui. t. el liberal . han sido las bellas artes en Chile". el Imperio quiteño de arte había con cluido y Chile se convertía en el centro más importante de formación del nuevo arte académico.A..