Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA

La música y el cine como grandes productores de sentido
Fabián Llanca 17 de noviembre de 2010

Módulo. Historia de las Artes en Chile. Área- Función Social de la Música Profesora: María Teresa Devia Lubet Magister en Arte, Mención Patrimonio – Semestre II

aunque con particularidades derivadas de la forma tardía en que se asumió y se asimiló el nuevo lenguaje audiovisual en nuestro país. Sus canales expresivos suelen diferenciarse en los medios masivos consolidando un afán que separa modos de hacer. Si el cine se convirtió en un productor universal de transformaciones sociales. 2 . pero con años de diferencia. la música se adaptó al formato y facilitó su carácter popular. La música se fue ganando un espacio hasta convertirse en pieza indisoluble. mientras la música usó al cine como canal de divulgación y masificación. moderna y mediatizada. la música cumple un rol fundamental. tributaria y complementaria. Objetivo Esta reflexión pretende focalizarse en la relación sinérgica entre música y cine. El desfase provocado por razones geográficas se emparejo con la brecha digital al nivel que en la actualidad cine y música son masivos. Pero ambas artes nacen. corrientes e intenciones autorales. Esta evolución en Chile replica los cánones registrados en otras latitudes. cuya estrechez y cercanía. más tecnológico y reúne disciplinas en una calculada mezcla que se equilibra en las obras finales que llegan al público. se debe a que el cine usó a la música como un elemento más de sentido expresivo. La relevancia fue gradual a través de la evolución del lenguaje.Introducción El tránsito paralelo de la música y el cine es aparente. La música es más antigua y acumula historia y contenidos que cruzan amplios tramos de la humanidad. esto significa que fue cada vez más masiva. El cine es contemporáneo. En este rompecabezas que es una película. se desarrollan y se masifican como si fueran hermanos. modernos y mediatizados en dosis similares a lo que ocurre en otros continentes y realidades socioeconómicas.

"Definido como 'representación gráfica de la vida'. 229). 226). propios de la experimentación permanente que obliga el manejo de un lenguaje desconocido y que se devela a cada momento. En este peregrinar hubo casualidades derivadas de la tendencia a resolver problemas prácticos y cotidianos. se llenó por paradoja de contenido.11). la presencia de los músicos también contribuían a cubrir por medio de la música el molesto ruido de la máquina proyectora. Las primeras salas nacionales replicaron lo que sucedió a nivel mundial cuando el cinematógrafo extendió sus vastos tentáculos expresivos dándole aspectos novedosos a la recepción. el biógrafo estuvo ligado a la música desde sus mudos comienzos. p. El origen carnavalesco del biógrafo. "En la primera época del cine. lograba atraer por otros prodigios. aunque la magnitud de su impacto en la sociedad sólo se logrará apreciar en la centuria siguiente”. La recepción inicial de un público desprotegido y poco entrenado. p. p. p. se transformó en una gradual necesidad de complejidades narrativas. El concepto acuñado por los hermanos Lumiere tuvo su versión chilena. eran acompañados por música”. monocroma y silenciosa del cine en sus comienzos". consigna la “Breve historia del cine chileno” (Mouesca y Orellana 2010. a medida que se comprobaba la pérdida de la inocencia y la aparición de exigencias mayores por parte de espectadores despercudidos del golpe de efecto inicial. además de entretener. conceptualiza la “Historia social de la música en Chile. La exploración fue a tientas. La herramienta. otorgándole continuidad a una sucesión de imágenes que podían resultarle incoherentes a un público que no estaba acostumbrado al nuevo lenguaje del montaje cinematográfico” (González y Rolle 2004. por la sencilla razón que era concebido como parte de los espectáculos escénicos y de variedades. dicen Juan Pablo González y Claudio Rolle (González y Rolle 2004. p. incluso desde el germinal inicio silente. “En sus comienzos no tenía una atracción mayor que la de otros espectáculos propios de las ‘barracas de feria’. necesidad que ya había surgido con el ruido de las maquinarias escenográficas de la ópera barroca” (González y Rolle 2004. "El acompañamiento musical de las películas mudas completaba el sentido de lo que se proyectaba en la pantalla. un prodigio tecnológico al servicio de la distracción familiar. más dado al esparcimiento digerido. “La práctica musical en vivo era la mejor forma de 'humanizar la imagen bidimensional. incluidas las expresiones populares como el folletín” (González y Rolle 2004. que según la tradición. Allí entró la música. 229). superficial en su concepción. a ordenar las partes de un relato según una lógica diferente a lo acostumbrado en la narrativa de todo tipo.Desarrollo El cine comenzó como atracción de feria de diversiones. 1890-1950” (González y Rolle 2004. 228). 228). 3 . es sin embargo uno de los grandes inventos del siglo XX. "El cine obligaba al público a adquirir un nuevo tipo de lenguaje. p.

González y Rolle recurren a otra investigación para analizar este tránsito. Pablo Garrido reconoce que la llegada del cine sonoro a Chile. heridos y afectados en el camino. 131). La aparición del cine parlante. 237). recalcan González y Rolle (González y Rolle 2004. En la primera fase de la aventura cinematográfica. pasando obviamente por la música y la tecnología. del cinemascope y la competencia con la televisión fueron algunas de las innovaciones que hicieron dudar de la continuidad de la industria y del lenguaje cinematográficos” (García Canclini 1995. nos mostró 'la bella realidad de los grandes espectáculos americanos. sus cantantes exquisitos y. incluso con pequeñas orquestas o grupos de cámara. p. asumieron las secuelas como parte de los costos. Néstor García Canclini escarba en este momento crucial al argumentar que "las crisis del cine a lo largo de sus cien años de historia estuvieron relacionadas casi siempre con cambios tecnológicos. Las crisis que menciona García Canclini desembocaron en nuevos avances. “Los músicos sufren también el embate del género emergente.El teatro surgido en el barroco puede compararse con el influjo primario que ejerció el cine hasta que el lenguaje adquirió nuevas fisonomías. circulación y consumo. el preponderante papel de la música y las orquestas de jazz en todo ese arte de la pantalla plateada'. 229). "De hecho. Así. 51). 4 . p. el cine constituirá un desafío al mundo del espectáculo. p. con sus escenarios magníficos. Se precisaban de más ganchos. Le abrió campo para que la expresión musical cumpliera con sus fases de producción. p. los acercamientos y la fuerte expresión fisonómica que caracterizaron al primer cine argumental. que facilitó la transición a un escenario expresivo nuevo".acompañando la proyección de las películas mudas con música de piano. el cine sonoro se convirtió en una revolución irrefrenable e insospechada en sus límites. como secuelas obvias. Así como la manufactura cinematográfica implicaba la unión de diversos formatos. dadas sus particulares características y demandas. Avances tecnológicos tan enormes como el sonido en el cine dejan. el instante de la entrega al público sufrió adaptaciones que buscaban una mayor cercanía con el interesado. junto con el lamentable efecto en las fuentes de trabajo para los músicos nacionales. la presencia de la música fue un factor importante de apoyo y continuidad. o animando los entreactos. de la fotografía en movimiento hasta el teatro. El cine se estaba transformando claramente en un extraordinario masificador de prácticas musicales tanto clásicas como populares" (González y Rolle 2004. Aquellos que durante años se habían refugiado en las salas de cine –que sumaban en el país cerca de doscientas. Pero todo lo que esto significaba para los soportes. sobre todo. sobre todo musicales. requirieron de un cierto tiempo para imponerse como nuevos códigos. “Los cambios de plano. se ven de pronto condenados a la cesantía” (Mouesca y Orellana 2010. de manera que con su sola presencia. La música en vivo no era suficiente así es que la llegada del cine sonoro revolucionó el formato sin pocas dificultades estilísticas.

p. Los mismos autores recalcan que “la música preparaba el clima expresivo de cada escena. donde pronto se consolidarían convenciones que tendrán larga duración en el medio cinematográfico mundial y que conquistarán a destacados músicos de la tradición clásica. puesto que utilizó. "Muchas producciones hollywoodenses tempranas sólo incluían música durante la presentación de los créditos. El ajuste expresivo. tanto la película como el cantante. cupletistas y actores. como un teatro. como hemos visto. "Se transformaron en clichés mantenidos en el tiempo. aceptando los formalismos y convenciones del Séptimo Arte" (González y Rolle 2004. ambos medios de apoyo. 229). 239). interpretando en vivo el repertorio que acababa de ser exhibido en el film” (González y Rolle 2004. como si la cámara olvidara su función" (González y Rolle 2004. o la marcha nupcial de Lohengrin de Richard Wagner para las escenas de boda. Con naturalidad. mayoritariamente venidas de Estados Unidos. El proceso de incorporación cabal de la música al lenguaje cinematográfico fue cuestión de tiempo. La riqueza expresiva aumentó su influjo abriendo las salas de cine a otras facetas artísticas. El músico se representaba a sí mismo y los cantantes. 232). que durante largo tiempo trabajaron componiendo música para filmes. lo constituía la aparición sobre el escenario de los músicos que habían participado en la película. en busca de significados mutuos y tributarios. como los acordes de séptima disminuida tremolados en el registro grave del piano que anuncian la llegada del villano. siempre había un músico en escena que la justificaba. p. respondió a ensayos tímidos y experimentales pues la reticencia formó parte del código impreso de los espectadores que fueron alterados con gradualidad por las producciones en exhibición. Pero al mismo tiempo. que se constituyeron en las estrellas máximas del nuevo género" (González y Rolle 2004. p. 227). p. Estos músicos debían estar situados en un lugar habitual para hacer música. cantando como si se tratara de una presentación real. se fusionó y se compenetró como un elemento más. tal y como cine y música hubiesen nacido juntos. un cabaret o una fiesta y su aparición debía ser consecuente con el argumento dramático del filme. siendo contratadas por la propia sala y anunciándose en la prensa. contribuía a la transición entre climas diversos y aportaba una dimensión 5 . "el cine sonoro potenció el desarrollo de la música popular tal como existía en el escenario y el disco. Estaba naciendo así un lenguaje musical para el cine. podían compartir su espacio con bailarines. a menudo. Esto detenía la acción dramática. pues las estrellas de la música popular realizarán siempre sus presentaciones en combinación con el cine en funciones del vermouth y/o noche. aparecían con sus nombres artísticos verdaderos. “Las exhibiciones cinematográficas. Esta costumbre se mantendrá vigente en pleno reinado del cine sonoro hasta avanzada la década de 1950. y si aparecía durante la película. entonces.En la década de 1930 en Chile. Un punto culminante en este aspecto. la combinación del altavoz con el celuloide permitió el desarrollo de toda una corte de cantantes-actores. Los empresarios de la diversión sumaban a las películas sonoras complementos locales de otras vertientes más vernáculas.

es decir. p. ese otro que está en las butaca sentando. partitura. inundarán de sentidos la audición del público masivo del siglo XX. signos y significados. permitió la fragmentación del discurso característico de la modernidad tardía y propició nuevas formas de comunicación. con el paso de los años. como socios en busca de un mismo objetivo. que escuchará toda música bajo la influencia de la relación sonido-imagen impuesta por el cine y explotada por la televisión" (González y Rolle 2004. se verá confirmada desde los mecanismos de publicidad de cada uno de estos medios. p. 240). un reflejo de las necesidades. la tecnología acercaba la voz y la imagen del artista al espacio doméstico e íntimo del auditor" (González y Rolle 2004. y. disco. a las que se debe agregar la importante actividad de respaldo que suponen las revistas que se interesan por el mundo del espectáculo". La riqueza expresiva y el influjo mediático que juegan un papel unido e inseparable. en consecuencia. 256). en mensajeros de la alteridad pues cantan por el otro.sonora de significado con temas conductores. Y agrega: “Hay una sugestiva sincronía que no puede dejar de señalarse: el número Uno de la publicación aparece el 8 de abril de 1930. termina por construir un nuevo prototipo de espectador. La industria cultural genera producción a partir de la simbiosis músicocinematográfica. cómplice de la oscuridad de las salas. Mouesca refrenda: “No puede extrañar que cuando se recapitulan los ecos que se viven en Chile con los nuevos tiempos del cine. generando un espacio mistificador donde era más fácil construir la personalidad de la estrella. sólo unos pocos días antes de la proyección de ‘El cantor de jazz’. Esta divulgación trae consigo la figuración en la pantalla grande de los cantantes convertidos en estrellas del celuloide. sacándole provecho a esta nueva unión con nuevos objetos transables que se convierten en nueva mercancía. p. tema que está en forma constante en las páginas de virtualmente todos los números del primer año” (Mouesca y Orellana 2010. cancionero y radio. p. 229). "La relación entre cine. 6 . en especial al asociarse la música de cine -desde el tenebroso acorde de séptima disminuida hasta el sofisticado acorde menor policial con séptima y novena mayores-. 52). dicen González y Rolle (González y Rolle 2004. pendiente de sentidos. de acuerdo a la tradición del melodrama del siglo XIX” (González y Rolle 2004. se recurra sobre todo como fuente informativa a la revista Ecran”. De este modo. la industria cinematográfica pone en movimiento otras piezas de la industria cultural de masas. Los mismos autores asumen que "con el cine se desarrolló un lenguaje simbólico nuevo. por añadidura. que. aspiraciones y sueños de la sociedad. p. y de allí su ambigua proximidad con el público. memoria y construcciones de sentido. 257). "Las estrellas son. Al mismo tiempo. casi exactamente tres meses después del estreno de ‘La melodía de Broadway’. El propio desarrollo de la mediatización de la música situaba al artista a mayor distancia de la audiencia. Sobre esto mismo. Ecran aparece de este modo como una suerte de heraldo del parlante.

p. "Pero ahora se ve que la redefinición de las identidades nacionales no la hacen sólo el cine. 135). a la huida del público" (García Canclini 1995. sino que la televisión y el video están trasladando a la casa el lugar de acceso a las películas" (García Canclini 1995. reflexiona García Canclini (García Canclini 1995. Al menos. los mexicanos aprendieron a reconocerse como un todo integrado. antes desconectados o en conflicto. por encima de las fracturas étnicas y regionales. gustos y códigos de costumbres. p. 119). En la radio y el cine. cambia con más antecedentes en la mano. 123). no es posible olvidar que el 70% de los habitantes viven en ciudades y un número creciente de ellos está conectado casi exclusivamente a las industrias culturales". más bien. inicialmente incestuosa y finalmente legitimada entre cine música. 121). se trata no sólo de una maniobra dirigida desde las cúpulas globalizadoras de los productores en serie. Y añade en referencia al video casero y a la televisión pagada: “En la última década. "Este derrumbe de las salas no implica que el cine desaparezca. p. El panorama. 7 . sino el conjunto de las 'autopistas de la comunicación' " (García Canclini 1995. p. p. Modos de actuar y de hablar. las preguntas acerca de si el cine seguirá existiendo se refieren. como suele suceder es este tipo de fenómenos son tremendistas. 131). como consuelo. se reunieron en el lenguaje con que las películas representaban la irrupción de las masas y legitimaban sus estilos de sentir y pensar" (García Canclini 1995. “Si bien buena parte de nuestras identidades sigue arraigada en estas formaciones simbólicas tradicionales. cuyos diagnósticos iniciales. La contemporaneidad globalizada atrae nuevos conflictos y preguntas derivadas de esta relación. la televisión y el video."Los medios masivos contribuyeron a la formación de la ciudadanía cultural. afirma Carlos Monsivais.

wikipedia. que usan la ausencia de música para acentuar el relato íntimo y recluido en angustias y secretos pasajeros. Es decir. No se puede utilizar música.org/wiki/Dogma_95 8 . o al menos adorna. o deja de adornar más bien. surgido en Copenhague. Dinamarca. el relato que se presenta en pantalla. hasta en su ausencia la música sigue dando significados y sentidos. Como el registro audiovisual es tan libre y fluido hay piezas que con premeditación en la actualidad evitan como ejercicio estilístico usar partituras o música incidental o cualquier elemento musical. 1 Esta omisión consciente refrenda la necesidad mutua de cine y música pues es a través de la ausencia que el espectador recibe esa falta como un elemento expresivo que enriquece. Hay ejemplos del colectivo Dogma 95. salvo si está presente en la escena en la que se rueda. 1 Ver http://es.Conclusión No hay forma de concebir cine sin música. Películas como “La celebración” y “Los idiotas” son frutos de este toque estilístico que queda plasmado en un decálogo que en el punto dos indica que “el sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa.

Juan Pablo. Santiago: LOM Ediciones. Jacqueline. México. 1890-1950. Santiago: Ediciones de la Universidad Católica de Chile.F. D. 2010.Bibliografía García Canclini. Breve historia del cine chileno. y Claudio Rolle. 1995. Historia de la música popular en Chile.: Grijalbo. Néstor. Consumidores y ciudadanos. González. Mouesca. 2004. Conflictos culturales de la globalización. 9 . y Carlos Orellana.