Está en la página 1de 8

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS

CENTRALES “ROMULO GALLEGOS” ALDEA UNIVERSITARIA TRINA DE MORENO UNIDAD CURRICULAR: ORDENAMIENTO NORMATIVO DE LAS RELACIONES PRIVADAS I.

TRUNFADORES NELSON ANTONIO DIAZ C.I. 12.024.262 BEILIS JUAN MARTINEZ MORALES C.I. 11.082.785 LUIS ENRIQUE JUAREZ ESCORCHA C.I. 13.280.322 ALEXANDER JAVIER HERNANDEZ C.I. 11.963.211 GABRIEL ESNERI ORTIZ C.I. 14.540.004 WILLSON ANTONIO GUEDEZ ROJAS C.I. 9.835.842 YURNIOR JOSE ESCORCHE LOPEZ C.I. 19.284.618

PROFESORA ABOGADA: MARIA ROJAS

que comienza con la adquisición de la herencia y termina con partición de la misma y subsiguiente adjudicación de bienes concretos. no sobre bienes concretos.COMUNIDAD HEREDITARIA La comunidad hereditaria es la situación de cotitularidad hereditaria que se crea con la posibilidad de una delación conjunta y simultánea a varios herederos que acepten la herencia deferida a su favor. Luego la comunidad hereditaria es una peculiar situación jurídica en que se encuentran los herederos frente al acervo hereditario. que son los coherederos. la comunidad hereditaria está formada por todos los herederos. . La comunidad hereditaria se produce cuando adquieren una herencia varias personas. que tienen derechos sobre el conjunto de la herencia. A partir de ese momento habrá que seguir las reglas del pro indiviso. También puede ocurrir que se proceda a la partición de la herencia y algunos bienes se adjudiquen a varios coherederos de forma conjunta. el derecho sobre los bienes que la constituyen pertenece al conjunto de los coherederos designados. sino sobre el conjunto que integra el contenido de la herencia. Estos tienen un derecho no sobre bienes hereditarios concretos. No obstante esta situación puede alargarse en el tiempo. Con la partición de la herencia cesa la comunidad hereditaria y el derecho en abstracto que tienen los coherederos sobre la herencia deviene derecho concreto sobre los determinados bienes que han sido adjudicados a cada uno. En virtud de esta comunidad y puesto que el llamamiento a la herencia tiene carácter universal. Por lo tanto. Se trata de una comunidad transitoria.

con tal que lo verifiquen en término de un mes. si bien los efectos de estos actos quedarán concretados en los bienes que se le adjudiquen en la partición al cesar la comunidad. Administración de los bienes hereditarios Para la administración y mejor disfrute de la cosa común serán obligatorios los acuerdos de la mayoría de los partícipes. o el acuerdo de ésta fuere gravemente perjudicial a los interesados . podrán todos o cualquiera de los coherederos subrogarse en lugar del comprador. cederla o hipotecarla. No habrá mayoría sino cuando el acuerdo esté tomado por los partícipes que representen la mayor cantidad de los intereses que constituyan el objeto de la comunidad. ajustándolas al supuesto específico de la comunidad hereditaria. Para disponer de cualquiera de los bienes concretos de la herencia es necesaria la unanimidad de todos. a contar desde que esto se les haga saber. Disposición de la cuota hereditaria Todo coheredero tiene la plena titularidad de su participación o cuota en la herencia y puede enajenarla. si alguno de los herederos vendiere a un extraño su derecho hereditario antes de la partición. colación y pago de deudas hereditarias.La comunidad hereditaria se regirá en su funcionamiento por las siguientes reglas:  Por las impuestas por el testador y por los pactos establecidos entre los coherederos  Por las disposiciones recogidas en el Código Civil en materia de partición. No obstante. reembolsándole el precio de la compra. Si no resultare mayoría.  Por lo señalado para las situaciones de pro indiviso.

una sociedad de propiedad sin dividir. que según algunos autores es la forma primitiva del contrato consensual de sociedad. En los tiempos antiguos. incluso nombrar un Administrador. según Gayo (3. pues erctum es la propiedad y ciere es dividir). Los coherederos deben abonarse recíprocamente en la partición las rentas y frutos que cada uno haya percibido de los bienes hereditarios. es posible que varias personas adquieran la misma herencia. lo que corresponda. a instancia de parte. el Juez proveerá. cualquier coheredero puede solicitar la partición de la herencia. cada uno de los miembros de esta peculiar comunidad podía disponer de las cosas comunes. ya existente en vida del pater. Tanto en la sucesión ab intestato como en la testamentaria. Por lo tanto. y los daños ocasionados por malicia o negligencia. También según Gayo. obligando a los demás. 154). a la muerte del pater familias los sui heredes formaban entre ellos una sociedad llamada consortium ercto non cito (o sea. las impensas útiles y necesarias hechas en los mismos. a menos que el testador prohíba expresamente la división.en la cosa común. La facultad para pedir la división de la herencia y sus excepciones Ningún coheredero podrá ser obligado a permanecer en la indivisión de la herencia. . En realidad. y en tal caso siempre surge una comunidad hereditaria. los descendientes del pater que formaban el consortium no hacían otra cosa que actualizar un latente derecho de copropiedad.

en orden a los créditos y deudas que en virtud de fraccionamiento legal quedan fuera de la división. en orden a las cosas corporales. y esto sólo por cuanto se refiere a las cosas corporales de la herencia. pues para los créditos y las deudas se admitía que fueran divididos ipso iure (automáticamente) entre los coherederos en proporción a sus cuotas. ésta podía actuarse judicialmente mediante el ejercicio de cualquier heredero de la llamada actio familiae erciscundae: familia equivale en el lenguaje arcaico a patrimonio hereditario. 219) en el sentido de dividir. en cuanto cada heredero por el hecho mismo de la successio se convierte en titular de una situación precisa y concreta. Por tanto. La división. la acción de división de herencia. atribuye a cada uno la titularidad plena de determinadas cosas en lugar de la cuota abstracta.Tal consortium podía cesar en cualquier momento y procederse a la división por unánime voluntad de los coherederos. y erciscere se entiende por los juristas clásicos (Gayo 2. porque de derecho ya están divididos en porciones hereditarias. no por efecto de la sucesión sino por la división. para las cuales se verifica el fenómeno de la comunidad. tanto en el antiguo consortium como en la más moderna comunidad. pues. en el cual cada uno de los coherederos participa en proporción a su cuota. salvo que se tratara de créditos o deudas indivisibles: los créditos y deudas no entran en la división. es el acto que. el mero hecho de la sucesión coincide con la adquisición. así pues. y en su lugar surge una situación de condominio. haciendo cesar la comunidad. En el Derecho clásico desaparece el consortium ercto non cito. tiene la función de traducir en cosas concretas aquellas cuotas ideales y abstractas que corresponden a cada coheredero. Si no se llegaba a la división de común acuerdo. . la adquisición de cosas singulares tiene lugar. Así.

presentando en época clásica un evidente paralelismo con la reivindicatio. En caso de pérdida de bienes hereditarios . Desde la época antigua se tramitaba como una vindicatio contra el poseedor de los bienes hereditarios. También puede ejercitarse por el heredero pro parte en relación con la cuota de la herencia que le corresponde. ningún coheredero podrá ser obligado a permanecer en la indivisión de la herencia. La petición se entablaría ante el tribunal de los centunviros. Demandante o activamente legitimado sería el heredero civil legítimo o testamentario. Si el demandado se opone a intervenir en el litigio. PETICIÓN DE HERENCIA (“HEREDITATIS PETITIO”) El heredero disponía de una acción de aplicación general para reclamar la herencia en su conjunto o universitas. y este podía reclamar los gastos necesarios y útiles realizados.Al igual que en el Derecho romano. bien de común acuerdo entre los coherederos (artículo 1058). El primer sería el que se consideraba heredero y solo respondería a la restitución de los bienes y del enriquecimiento obtenido con ellos. El segundo (poseedor de mala fe) debía restituir además de las cosas hereditarias todas las accesiones y frutos. que la petición de herencia. Nuevo criterio al distinguir entre el poseedor de buena fe y el de mala fe. según el cual. Posteriormente puede ser demandado el simple poseedor (posesor pro possessore). ACCIONES HEREDITARIAS. La petición de herencia se ejercita primero contra el que posee la herencia pretendiendo ser heredero (posesor pro herede). en nuestro Derecho. el heredero puede ejercitar el interdictum quam hereditatem por el que se le ordenaba restituir las cosas hereditarias. incluso aquellos que se hubieran producido de no mediar negligencia por su parte. presidida por el principio general enunciado en el artículo 1051. bien mediante la autoridad judicial (artículo 1059). Este sería el caso del instituido en un testamento que después revoca. la división de la comunidad hereditaria podía llevarse a cabo.

Justiniano al confundirse la herencia civil y la pretoria funde este interdicto con la petición de herencia. el que deja dolosamente de poseer antes de la litis contestatio y el que se ofreció para litigar maliciosamente. el bonorum possessor disponía de una réplica que podía alegarse como excepción en el caso de que el heres entablara la petitio heredatis. EL INTERDICTO “DE CUYOS BIENES” (“INTERDICTUM QUORUM BONORUM”) El heredero pretorio o bonorum possessor. también se podía usar contra el que se había servido de la usucapio pro herede. que el pretor concedía para reclamar la posesión efectiva de la herencia concedida por el magistrado. . El heredero contaba con todas las acciones del difunto correspondientes a relaciones transmisibles. disponía del interdictum quorum bonorum. para reclamar los bienes de la herencia contra el que poseía como heredero (posesor pro herede) o como poseedor sin causa (posesor pro possessore). En el derecho pretoriano existió el interdictum quorum bonorum. si es antes responde el poseedor de mala fe. Para ello utilizaba una fórmula ficticia en la que el heredero pretorio se consideraba como si fuera heredero civil. También pueden ser demandados los llamados poseedores fingidos. La protección posesoria dependía de la posesión efectiva de las cosas de la herencia.se distingue si ocurre antes o después de la litis contestatio. mas tarde se concedió este interdicto contra los que dejaban de poseer dolosamente. si es después de esta responden ambos. El pretor concedía al poseedor hereditario las acciones especiales que defendían los derechos concretos de la herencia con carácter de acciones útiles. Si era cum re. pero el de buena fe solo por culpa.

.El interdictum quorum bonorum era oponible no sólo al que poseía pretendiendo ser heredero. sino también al que se opusiera a la restitución sin alegar un propio derecho.