RECOMENDACIONES RESPECTO A LA MOVILIDAD CICLISTA EN EL PLAN ESPECIAL DE ORDENACIÓN DE LA VEGA DE GRANADA El Plan Especial de la Vega pretende, en lo referente a la movilidad

ciclista, atender a la diversidad de usos de la bicicleta. Sin embargo, el Documento para la Concertación (pág: 159) tan solo incluye dos: recreativo y transporte. En primer lugar, consideramos que debe incluirse también el uso deportivo de la bici, como algo diferenciado al paseo recreativo. Y, por lo tanto, sus necesidades también deben ser recogidas de forma que las infraestructuras propuestas sean inclusivas e integradoras para todos los usos de la bicicleta. Por este motivo y teniendo en cuenta que, según el artículo 36.1 del Reglamento de Circulación, el ciclista tiene la obligación de usar la vía específica habilitada para él, observamos que el Documento para la Concertación comete dos errores: 1. La velocidad que pude alcanzar un vehículo en una vía depende, entre otras cosas, de la anchura de la misma y de las distancias laterales de seguridad. Las vías ciclistas existentes o previstas (Documento para la Concertación, pág:161) de 2 ó 1.5 metros de anchura y de doble sentido de circulación (denominadas carriles-bici) son deficientes para circular con seguridad a más de entre 5 y 10 Km/h, así como inoperantes para una pequeña densidad de ciclistas en circulación. Hay que tener en cuenta que, en un terreno llano, la velocidad media de un ciclista que usa la bici como medio de transporte habitual puede ser superior a 20 Km/h y la de un ciclista deportivo superior a 40 Km/h. 2. Para que la bicicleta sea un vehículo permeable como medio de transporte habitual en la Vega de Granada las infraestructuras ciclistas deben permitir escoger de forma óptima el itinerario que se desee para llegar a cualquier destino cotidiano. Sin embargo, las vías ciclistas de doble sentido de circulación que discurren junto a una carretera (llamadas carrilbici) tratan al ciclista como a un pseudopeatón con cruces e incorporaciones al tráfico que no le permiten escoger de forma óptima el trayecto que desea, lo cual dificulta la permeabilidad de la bicicleta como medio de transporte seguro y eficaz. Las vías ciclistas propuestas en el Plan Especial deben ser compatibles para todos los usos de la bicicleta, de forma que ninguna de ellas perjudique o impida el desarrollo de alguna de estas actividades. Por este motivo las vías ciclistas deben cumplir los siguientes requisitos de calidad: 1. Los caminos rurales y paseos fluviales no necesitan infraestructuras de segregación entre ciclistas, peatones y vehículos motorizados 2. El viario interurbano asfaltado sin tráfico motorizado intenso no requiere de habilitar una infraestructura segregada para ciclistas 3. Todas las carreteras de tráfico intenso deben acompañarse de vías ciclistas con las siguientes características: − dos carriles de más de 2 metros de ancho cada uno. Cada carril para cada uno de los sentidos de circulación: uno a un lado de la carretera y, el otro, en el lado contrario. − de uso exclusivo para ciclistas − las incorporaciones al resto de carriles de la carretera, así como los cruces con otras carreteras o caminos deben realizarse según las normas básicas del tráfico, es decir, como para el resto de vehículos, permitiendo al ciclista escoger de forma óptima el itinerario que desee. − En definitiva, se trata de un arcén de más de 2 metros de ancho a cada lado de la

carretera y que puede ser reforzado mediante la señalización correspondiente. 4. Las autovías deben estar acompañadas de vías de servicio Por todo ello, pasamos a describir nuestras sugerencias para que sean incluidas en el Plan Especial con el objeto de mejorar el capítulo dedicado a la movilidad ciclista en la Vega de Granada: 1. Adecuación del firme (sin asfaltar) de los caminos rurales y fluviales para la circulación ciclista sin segregarla de la peatonal, ni de la de los vehículos motorizados. 2. Corregir las deficiencias de los carriles-bici bidireccionales exsistentes, convirtiéndolos en vías ciclistas de único sentido o, lo que es lo mismo, arcenes de más de 2 metros de ancho, uno a cada lado de la carretera: − Distribuidor Norte VAU 02 − GR-3424 entre Granada y Pulianas − C/Motril entre Albolote y Maracena − Carretera Atarfe – Santa Fé − GR-3313 entre Santa Fé y Belicena, − GR-3313 entre Belicena y Purchil, − Camino de las Galeras entre Cúllar Vega y el Ventorrillo − GR-3303 entre Churriana de la Vega y Granada 3. Ampliación (al menos de 2 metros de anchura para cada sentido), limpieza y mantenimiento de los arcenes de todas las carreteras de tráfico intenso. 4. Corregir las intersecciones de la vía ciclista de la A-44: puentes o túneles para atravesar las rotondas e incorporaciones hacia la calzada para incorporarse al tráfico, como el resto de vehículos, según las normas de tráfico. 5. Elaboración de un mapa ciclista que contemple la información de todas las infraestructuras interurbanas existentes: vías de servicio de autovías, carreteras de tráfico intenso con arcenes, carreteras de poco tráfico, caminos rurales e itinerarios fluviales. Asociación de ciclistas Biciescuela Granada http://biciescuelagranada.blogspot.com biciescuelagranada@hotmail.com Granada, 16 abril 2012

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful