Está en la página 1de 181

EL AGUA

VIDA, ENERGÍA Y RIQUEZA

PEDRO TOMÁS VELA

22 de Marzo de 2012

2

© 201 2 Bubo k Publi shing S .L. 1ª Edi ción ISBN:

DL:

Impre so en E spaña / Printe d in Sp ain Impre so por Bubok

2 © 201 2 Bubo k Publi s hing S .L. 1ª Edi ción ISBN: DL:

Todos los d erechos de p ropieda d inte lectual han s ido registr ados e n

2 © 201 2 Bubo k Publi s hing S .L. 1ª Edi ción ISBN: DL:

Se pro híbe ex presam ente l a difusi ón, co pia, util ización de las ide as orig inales, de las imágen es, o d e los d ibujos que aparec en en e ste libr o, con fines co mercia les o lu crativo s.

3

La fuerza del agua es inconmensurable ...

Su poder destructivo es inmenso,

Y donde falta el agua, desaparece la vida.

Donde se lleva el agua surge de nuevo la vida.

Y si se gestiona con eficiencia,

proporciona energía y genera riqueza.

Poderoso caballero es don dinero.

Puede con

todo ... menos con la pobreza.

4

5

Índice

Introducción

7

Antecedentes

14

El agua fuente de vida

33

El ciclo del agua

38

El agua fuente de energía

47

El agua fuente de riqueza

59

Tecnologías de desalación

67

El agua destilada artificialmente

75

Evaporar agua del mar

79

Proyecto: Evaporadora de agua marina

85

1.­ Ubicación de las plantas

90

2.­ Instalaciones para la evaporación

103

3.­ Conductos para transporte

112

4.­ Instalaciones para la condensación

130

5.­ Almacenamiento temporal del agua

137

6.­ Los residuos salinos o salmueras

142

El agua como negocio

149

Proyectos para crear riqueza

153

6

En algunos de los apartados se incluyen diversos textos que aparecen entrecomillados, que corresponden a noticias de prensa , citas, artículos de opinión y tr abajos de profesionales relacio nados con el tema del agua, que han sido tomados en Internet de diferentes medios periodísticos digitales y de páginas web cuyo s contenidos han de ser considerados como totalmente públicos.

Con dichos textos se pretende fundamentalmente apoyar con argumentos de carácter más técnico algunos de los objetivos de este libro, y complementariament e aportar al lector informacion es acerca de la realidad más actual.

El libro está disponible en formato .pdf en la página web de Bu bok donde puede se descargar sin ningún coste, en el siguiente enla ce:

http://pietrott.bubok.es/

7

Introducción

«Si todo el mundo tuviera acceso al agua potable y al saneamiento, la gente viviría más años, trabajaría más y tendría menos enfermedades.»

El desarrollo de este ensayo es un planteamiento cuyo objetivo básico pretende ser una propuesta para un proyecto que habría d e servir para ayudar a combatir la pobreza, especialmente aquel tipo de pobreza que subyace en aquellas zonas donde hay poblaciones de seres humanos en las que por las circunstancias de la escasez del agua, constituyen una rémora o un impedimento crucial para el desarrollo de una economía básica y cuyas consecuencias suelen ser, por regla general, la escasez de alimentos por la imposibilidad de desarrollar una agricultura básica sostenible. Por ello, proporcionar agua potable suficien te, en cualquier lugar, pero especialmente en zonas donde sufren periódicamente largos períodos de sequía, significaría la creac ión de riqueza y solo creando riqueza se combate con eficacia la pobreza.

Evidentemente, aún cuando este documento se presente como un proyecto teórico, cuyo objetivo sería facilitar el abastecimien to de agua en las zonas geográficas con carencias prolongadas, situad as lejos de las fuentes naturales, como mares, ríos, lagos, embals es, etc. por muy lejanas que se encuentren, de resultar viable, pod ría ser desarrollado igualmente para aquellas zonas con poblaciones en las que se precisaría un complemento que asegure un mayor suministro de agua, como consecuencia de tener una pluviometría muy irregular, o por el gran incremento temporal o periódico de l número de habitantes en determinadas épocas, como suele ocurrir en muchas zonas turísticas, etc.

8

Se trata de un proyecto sencillo que pudiera haber sido plantea do hace décadas, aunque las crecientes necesidades de agua potable en muchas partes del mundo, hace que siga siendo de actualidad de una forma casi permanente. Un proyecto con el que sólo se pretende plasmar la conveniencia de investigar sobre los temas relacionados con el agua, para encontrar nuevas vías o formas d e suministro de agua, si existen, para atender las necesidades ca da vez más acuciantes, implantando nuevas soluciones a las muy diversas e imaginativas que ya se utilizan.

A lo largo de la historia se ha hecho patente la necesidad de t ener cerca los accesos a los ríos o a las fuentes para tener garanti zado el suministro de agua potable, necesario para la supervivencia o con el objetivo de desarrollar cualquier clase de economías, po r rudimentarias o precarias que fueran. Cuando esas fuentes se encontraban más lejanas se hizo necesario el desarrollo de proyectos que ponían en práctica soluciones eficaces, en alguno s casos eran soluciones imaginativas, y en otros incluso solucion es brillantes. Unas soluciones que iban desde recoger el agua de lluvia en pequeños aljibes, hasta desarrollar complejas redes d e acequias, o de los impresionantes acueductos construidos desde las épocas de los romanos, para llevar el agua a las poblacione s desde manantiales o pequeños embalses.

En las décadas de los años 60 y 70 del siglo pasado, se plantea ron en España las necesidades de dotar de reservas de agua para el abastecimiento de regadíos y para núcleos de población en zonas poco desarrolladas y en algunos casos para abastecer territorio s con bajos índices de población. Las respuestas que se dieron entonces fueron la construcción de grandes embalses o pantanos para abastecer zonas de secanos y desarrollar nuevos planes de regadíos. En algunas zonas, por la imposibilidad de construir grandes embalses, se plantearon propuestas para la realización de trasvases de agua entre diferentes cuencas hidrográficas, que dieron lugar a numerosos debates y posturas enfrentadas que, todavía hoy, persisten y siguen suscitando debates políticos.

Una gran parte de las necesidades de algunas cuencas deficitari as se fueron solucionando paulatinamente con la instalación de plantas desalinizadoras, con el desarrollo de nuevas tecnología s

9

de desalación que, en las últimas décadas han experimentando grandes y notables avances. De la misma forma, en otros países y continentes se vienen aplicando soluciones a problemas similare s con el abastecimiento de agua potabilizada a núcleos de poblaci ón que experimentan rápidos crecimientos económicos pero que se encuentran en zonas de baja pluviometría o cercanas a zonas cas i desérticas.

Las nuevas plantas desalinizadoras que se han construido utiliz an técnicas muy modernas, como el sistema de ósmosis inversa que consiste en el tratamiento de grandes cantidades de agua del ma r que son sometidas a presiones muy altas para hacerlas pasar a través de membranas en las que se retienen parte de las sales disueltas en el agua. Dichos tratamientos requieren instalacion es muy complejas y costosas, y a la vez, la utilización de grandes cantidades de energía, con unos altos costes que, aunque se vay an haciendo asumibles de forma progresiva, siguen constituyendo un condicionante muy importante p ara determinadas economías.

La base del proyecto se plantea a partir de unas instalaciones elementales, técnicamente menos complejas, que serían necesario desarrollar en localizaciones preferentemente costeras para el aprovechamiento del agua marina, muy similares a las actuales plantas desaladoras, pero con unos planteamientos y tecnologías parecidas, pero basadas en unos tratamientos y transportes sutilmente diferenciados de los que se utilizan en el mencionad o tipo de plantas, y que, al menos en teoría, vendrían a suponer en su conjunto la construcción de unas infraestructuras menos complejas, con unas inversiones inferiores, con bajos costes de mantenimiento, con menores consumos de energía y con escasos impactos medioambientales.

Las propuestas para el desarrollo de este tipo de instalaciones se basarían en la utilización prioritaria de tecnologías que son respetuosas con el medio ambiente, ya que tanto la obtención de la energía necesaria para el funcionamiento, como el desarrollo de los procesos realizados para la evaporación, y para el transpor te en estado gaseoso hasta los lugares que la precisaran, donde se condensaría de nuevo a estado líquido, se ejecutarían en base a los mismos principios físicos que componen los ciclos del agua en l a

10

naturaleza: La evaporación por la acción del calor solar, el

transporte por extracción en forma de vapor succionado a través

de conductos soterrados, y la condensación por enfriamiento

mediante la utilización de procesos elementales.

El agua en estado líquido, tiene un gran peso específico, por l o que

para su transporte o trasvase, es preciso proceder a su elevaci ón

para salvar importantes desniveles orográficos, hasta llevarla a los

lugares de consumo, lo cual requiere la utilización de bombas

hidráulicas de gran potencia y que ocasionan un gran consumo

energético. En contraposición, el agua en estado gaseoso no tie ne

ningún peso específico, por lo que propiciar su transporte en

forma de vapor de agua hasta los lugares de consumo, incluso

salvando grandes desniveles orográficos, podría llegar a realiz arse

con gran facilidad y con menores consumos de energía.

El transporte de fluidos o de líquidos en cualquier parte del

mundo, resulta complejo y costoso, y según qué tipo de líquidos ,

transportarlos puede resultar una actividad muy peligrosa. Se

suelen transportar por tierra, mar o por aire, a través de

oleoductos o gasoductos, en contenedores, en barcos, en trenes,

en camiones, etc El agua en cambio se podría transportar de una

...

forma muy diferente, sencilla y con muy bajo coste si se

...

transportara en forma de vapor. Es un coste que dependerá más

del volumen que se precise transportar que de la distancia a la que

haya de trasladarse. En cualquier caso, una gestión eficiente d el

agua habría de servir para generar una actividad económica y en

consecuencia vendría a significar la creación de riqueza. O aun que

fuera simplemente para garantizar la supervivencia de seres

humanos.

El resto de los procesos necesarios para el aprovechamiento del

agua, tales como el almacenamiento, la depuración, la distribuc ión

o el aprovisionamiento, serían idénticos a los que se realizan en la

actualidad, cualquiera que fuera su uso final.

En los diferentes apartados se presentarán en forma de esquemas

elementales y con unos planteamientos puramente teóricos, los

sistemas que se proponen para las diferentes instalaciones, tan to

para la captación de la energía solar térmica, como el transpor te

11

del agua en forma de vapor y para la conversión de nuevo al

estado líquido. Unos sistemas que persiguen primordialmente

mostrar que debería resultar posible solucionar los problemas d e

escasez de agua, especialmente en aquellos lugares donde se hac e

necesaria como elemento básico para el desarrollo de pequeñas

economías locales que permitirían superar situaciones de pobrez a

en las que viven numerosos col ectivos de seres humanos.

El agua y el dinero

El dinero y el agua. Son dos de los pocos recursos de este plan eta

que podrían considerarse casi como inagotables. También son los

dos recursos que, salvo afortunadas excepciones, están entre lo s

más deficientemente gestionados por el hombre.

El agua es el recurso natural más abundante del planeta, ya que

cubre la mayor parte de superficie de la Tierra, está ahí, a nu estra

disposición, para poder ser utilizado y consumido a voluntad. E l

agua es energía, contiene energía. En Física se define la energ ía

como: La energía no se crea ni se destruye, se transforma. Pero esa

es una forma de la energía que una vez utilizada ya no se puede

recuperar para ser de nuevo reutilizada, renovada. A diferencia de

esa forma general de energía, el agua se puede definir como un

elemento que ya está creado, y aunque tampoco se destruye, sí

que se transforma permanentemente, cambia de estado, sólido,

líquido, o gaseoso, pero de una forma indefinida, siguiendo un

ciclo físico natural que se renueva de forma permanente y

constante durante miles y miles de años. El agua es el principi o

básico de la vida, y donde no hay agua no hay vida, y donde no hay

vida no hay riqueza, por lo que donde no hay agua no puede habe r

sino pobreza. El agua es por tanto riqueza. Toda la actividad q ue

se desarrolla en núcleos de población, en ciudades, en centros

industriales, en las fábricas, no resultarían posibles si no fu era por

la existencia de un suministro permanente de agua. La vida en

colectividad y el desarrollo económico solo es posible en aquel los

lugares donde tengan un suministro de agua garantizado.

12

El dinero, a diferencia del agua, se crea abundantemente, pero ni

se destruye ni se transforma, simplemente cambia de propietario s

como contrapartida de bienes y servicios. Su objetivo primordia l

habría de ser la creación de riqueza, pero a causa de la falta de

voluntad de unos y de la avaricia de casi todos, es un recurso que

se agota cuando cae en poder de unos pocos que lo acaparan y lo

acumulan, ocasionando que resulte escaso para otros muchos, e

insuficiente o inalcanzable para la mayoría. Siendo el dinero u n

recurso público, sin embargo, se gestiona esencialmente de form a

privada por parte de una minoría que lo controla, con el objeti vo

prioritario de satisfacer sus propios deseos, que no son otros sino

el de seguir acumulándolo y acaparándolo para utilizarlo en for ma

de poder, y así poder seguir a umentando sus privilegios.

La despreocupación de algunos y la avaricia de muchos, tienen

como consecuencias el que dos recursos que se podrían

considerar inagotables estén deficientemente gestionados en

muchas partes del mundo, ya que en mayor o menor medida no se

utilizan para cumplir con los verdaderos cometidos que habrían

de cubrir, en los que de alguna manera ambos recursos convergen ,

y que no son otros que atender las necesidades de los seres

humanos, tanto para favorecer el desarrollo de las actividades

económicas, como para garantizar la subsistencia.

«Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios

(OCHA), tras la sequía del último año la tasa de mortalidad en la

región de Turkana se ha disparado hasta el 22 por ciento entre los

menores de cinco años. UNICEF denuncia que la hambruna ‐que

afecta principalmente a Somalia, Kenia, Etiopía y Yibuti‐ amena za

la supervivencia de dos millones de niños en la región. Y de el los,

medio millón presentan un ‘riesgo inminente’ de muerte.»

No se ha de pasar por alto que algunas de las causas que

determinan que la obtención de agua potable por medios

artificiales resulte muy costoso, son precisamente los altos co stes

que tienen los productos energéticos, de los cuales, algunos de sus

componentes son las presiones especulativas que se ejercen sobr e

13

los precios de dichos productos, por las ansias de enriquecimie nto

rápido de unos pocos, que no dudan en aprovecharse de las

circunstancias económicas mundiales para acaparar grandes

cantidades de dinero de forma fácil y rápida, cargando sobre la

generalidad de los ciudadanos el peso de esos sobrecostes que s e

ocasionan. Hablando de dinero, muchas actividades económicas

suponen un “trasvase” continuo y desproporcionado de recursos

monetarios hacia las clases más ricas, en detrimento de las cla ses

más desfavorecidas.

Finalmente pues, este documento, al margen de ser una propuesta

meramente teórica encaminada a resolver las dificultades que

supone disponer de un suministro garantizado y abundante de

agua potable en muchas partes del mundo, es una propuesta para

promover a la reflexión, apuntando a la necesidad de buscar

soluciones nuevas para resolver aquellos problemas causados por

situaciones de pobreza, especialmente las que son provocadas en

muchas partes por las sequías o la escasez del agua.

Crear dinero y gestionarlo con eficiencia, destinándolo a atend er

prioritariamente las necesidades básicas de los seres humanos, es

el camino para desarrollar los proyectos que crean de riqueza.

Existen numerosos trabajos, artículos y documentos que ponen de

manifiesto las necesidades crecientes de agua en todo el mundo, o

en los que se denuncian situaciones inaceptables en las que viv en

algunos colectivos de seres humanos por la falta de agua, pero en

pocos se aportan ideas o argumentos que permitirían encontrar

las soluciones requeridas. Aportando propuestas imaginativas

quizás se puedan llegar a mover voluntades que lleven a consegu ir

soluciones efectivas.

14

Antecedentes

Históricamente, los pueblos que han habitado en determinadas

zonas de este planeta han tenido la necesidad de utilizar diver sos

e ingeniosos sistemas para abastecerse de agua potable. Uno de

ellos consistió en la desalación del agua del mar mediante técn icas

e instrumentos sencillos y rudimentarios. En la actualidad, se han

desarrollado avanzadas tecnologías que permiten obtener del mar

el agua potable en grandes cantidades para garantizar un

suministro constante a grandes áreas o núcleos de población. So n

tecnologías cuyos principales in convenientes lo constituyen las

grandes y complejas instalaciones, y la gran cantidad de energí a

que consumen para su funcionamiento.

También se siguen planteando como alternativas de solución para

la escasez de agua, los trasvases de agua inter‐cuencas, aunque

por lo general suelen ser propuestas que crean conflictos polít icos

entre los ciudadanos que habitan en zonas de proximidad

geográfica entre sí, en las que se dan situaciones de excedente s y

escasez de agua, respectivamente. Además, siguen existiendo los

grandes retos para poder suministrar agua potable en grandes

zonas donde las poblaciones está n muy dispersas, y especialment e

en aquellos lugares donde la situación de pobreza es todavía

dominante, lo cual condiciona la toma de decisiones por la falt a de

recursos económicos suficientes.

Es por ello por lo que sería preciso seguir haciendo propuestas

para encontrar nuevas soluciones de suministro de agua potable,

alternativas a las que ya existen o a las que ya existieron. En ese

sentido, es patente que las mayores fuentes de agua que existen

en el planeta las constituyen los mares y los océanos, por lo q ue

cualquier alternativa que pudiera llegar a ser viable habría de

apuntar casi siempre hacia esa dirección, con las únicas variab les

de utilizar aquellos sistemas de potabilización y de transporte lo

más económicos o eficientes posibles, valorados éstos tanto en

términos de costes económicos como medioambientales.

15

Veamos algunos de los sistemas que vienen siendo utilizados par a

obtener agua potable, algunos a partir del agua del mar, y otro s

bastante ingeniosos que han sido desarrollados en los lugares m ás

insospechados.

Sistemas para la desalinización

«Aristóteles, Tales de Mileto y otros pensadores de la antigua

Grecia, recogieron en sus escritos la posibilidad de volver pot able

el agua del mar. Algunos llegaron a describir dispositivos para

conseguirlo, pero sólo desde el punto de vista teórico. San Bas ilio,

arzobispo de Cesárea, hablaba en sus homilías del procedimiento

que seguían los marineros para destilar agua del mar, la cual

hervían en unos calderos puestos al fuego. Encima de éstos

colocaban unas esponjas que absorbían el vapor desprendido por

la ebullición: al exprimirlas, obtenían agua más o menos dulce.

Otros escritos del siglo III describen aparatos para depurar ag ua

salada mediante alambiques. Tiempo después, en la Edad Media y

el Renacimiento, los alquimistas árabes destilaron agua marina

aprovechando la energía solar. Para ello, introducían el agua e n

vasijas de vidrio y la calentaban con espejos que concentraban la

radiación del sol.

En 1675 se registró la primera patente sobre desalinización del

agua del mar. Y, en 1872, el ingeniero sueco Carlos Wilson

construyó en Chile la primera planta desalinizadora industrial, un

alambique solar que producía 22,5 metros cúbicos diarios.

A principios del siglo XX se llegaron a construir según su méto do,

plantas portátiles para abastecer a los soldados.

Históricamente, la necesidad de potabilizar el agua marina ha i do

creciendo a medida que se incrementaba la población. Se calcula

que unos 2.000 millones de personas carecen hoy en día de un

suministro regular de agua potable. Sin embargo, esta escasez s e

produce muchas veces en regiones costeras o con abundantes

reservas de agua salobre.»

16

«Existen diferentes métodos para lograr que el agua del mar

se pueda beber. El más común consiste en hacer hervir el agua

para después condensar el vapor desprendido, libre ya de la

mayor parte de la sal que no se evapora. Pero esto requiere el

consumo de grandes cantidades de energía que no siempre están

disponibles. Por ello, durante las últimas décadas la industria se

ha dedicado a mejorar la eficiencia de las instalaciones y a

desarrollar procesos alternativos.»

«La destilación constituye el procedimiento más directo. Los

dos elementos básicos en una planta de este tipo son el

evaporador y el condensador. Ya sea mediante un fluido caliente

que transfiera calor al agua salobre, ya por medio de una calde ra,

el agua de mar se hace hervir para transformarla en vapor, que es

condensado a continuación utilizando, en muchos casos, la propi a

agua marina como refrigerante. Con el fin de mejorar el

rendimiento de este proceso se desarrollaron las plantas de

destilación de múltiple efecto. En este caso, el agua salobre p asa,

sucesivamente, por distintos efectos –también llamados etapas o

celdas‐ en los que se somete a evaporaciones consecutivas con

temperaturas cada vez más bajas. En muchos casos, se trabaja co n

temperaturas máximas de 60‐70º C, a fin de evitar que se formen

incrustaciones o depósitos en el interior de las celdas. Para q ue se

produzca la evaporación del agua a estas temperaturas hace falt a

provocar un cierto vacío, con lo cual se rebaja la presión hast a

lograr que la evaporación suceda a la temperatura deseada. Podr ía

decirse que una planta de múltiple efecto es el resultado de

conectar en serie varias plantas de un solo efecto, de modo que el

condensador de cada una de ellas actúa como evaporador de la

siguiente.»

«Otra variante son las plantas denominadas multi­flash, en

las que la evaporación se produce cuando el agua caliente a una

presión superior a la de saturación se expande bruscamente al

someterla de golpe a una presión igual o ligeramente inferior a la

de saturación. La instalación funciona según el mismo esquema

17

que una planta multiefecto: el agua salobre, convenientemente

pretratada ‐filtrada, desgasificada y a la que se ha añadido un

producto anti‐incrustante‐ se hace pasar por el interior de los

tubos de los sucesivos condensadores. De esta manera, se va

precalentando, gracias al calor liberado por el vapor que se

condensa en cada una de las etapas. Finalmente, esta agua de

alimentación entra en un intercambiador de calor donde su

temperatura se eleva en unos cuantos grados más. A continuación ,

se la hace pasar súbitamente a la cámara de evaporación de la

primera etapa, donde parte de ella se evapora por el efecto fla sh,

debido a la diferencia de presiones existente. El proceso vuelv e a

repetirse en las etapas siguientes.»

«Otro sistema aprovecha el calor desprendido por la

condensación de vapor comprimido para evaporar el agua que se

pretende destilar. Al comprimirse, el vapor aumenta de

temperatura, tras lo cual se le hace pasar a un llamado

intercambiador de placas, donde se condensa, liberando el calor

necesario para evaporar parte del agua salada que circula por e l

otro lado.»

«Desalación por ósmosis. Si en el interior de un recipiente se

separan, mediante una membrana semipermeable, una solución

salina y agua dulce, una parte de ésta pasará a la solución sal ina

elevando su nivel. La presión que corresponde a ese nivel se

denomina presión osmótica. Si por el contrario, sobre la superficie

de la solución salina se aplica una presión superior a la osmót ica,

el agua pasa en sentido opuesto a través de la membrana.»

«Ósmosis inversa. Por regla general consumen menos

energía que las de destilación, pero a cambio requieren un

esmerado pretratamiento del agua marina, a fin de eliminar las

materias coloidales orgánicas e inorgánicas, que reducirían el

rendimiento de los módulos de ósmosis.»

18

«Otro sistema se basa en la electrodiálisis. Si se hace circula r

una corriente continua a través de una solución iónica, los ion es

cargados positivamente se dirigen al cátodo, mientras que los

negativos se desplazan hacia el ánodo. Ubicando entre ambos

electrodos un par de membranas, una permeable a los cationes y

la otra a los aniones, se irá formando una zona de baja salinid ad

entre ambas membranas, es decir, de agua pura. Como en el caso

de la ósmosis inversa, este tipo de plantas, explotadas desde 1 940

para tratar aguas de baja salinidad, precisa un cuidadoso

pretratamiento del agua, a fin de no dañar las membranas.»

«Otros sistemas alternativos a los descritos, como la

desalinización por congelación y por energía solar, se hallan e n

fase experimental. El primero aprovecha el hecho de que, dentro

de una solución salina, el agua es el componente con un punto d e

congelación más alto. Así que al congelarla, los cristales de h ielo se

separan espontáneamente del resto, cristales de agua pura que s e

pueden aislar mediante centrifugación. La segunda alternativa

trata de utilizar colectores solares para alimentar una planta de

destilación multiefecto.»

Atrapando la niebla

«En Lanzarote las desalinizadoras son la única posibilidad

para obtener agua. Y es buena. Sea o no rentable, la gente tien e

que tener agua. La desaladora es un elemento, aunque existen

otros, como captar el agua de las nubes. La Unesco ha financiad o

atrapanieblas, una tecnología que sirve para captar agua de las

nubes y se está aplicando en Chile, Ecuador, Perú, y ahora tamb ién

en Canarias. El método consiste en unas mallas que se colocan e n

la parte alta de las montañas y que, a través de un mecanismo d e

condensación, captan el vapor de la nube y lo convierten en agu a

líquida.»

19

«La captura de agua de la bruma se aplica en la Comunidad

Valenciana y en Canarias y se debate su utilización como método

contra la sequía. Parece difícil imaginar cómo podría sobrevivi r un

insecto en mitad de un desierto donde no llueve nunca, pero hay

bichos que son capaces de hacerlo. Y todo gracias a la niebla. El

ejemplo más claro se encuentra en el desierto de Namib, en

Namibia, donde un escarabajo recoge agua condensada de la

niebla que cubre el desierto más de 200 días al año y después s e la

bebe y resiste así largos períodos.

Las plantas utilizan una técnica similar, por lo que existen

múltiples selvas en el mundo que sobreviven sin apenas lluvias. O

árboles como el garoé, que abastecía de agua a los bimbaches,

antiguos habitantes de la isla del Hierro. Ahora, científicos d e todo

el mundo tratan de imitar estas capacidades de la Naturaleza pa ra

conseguir agua, y se debate el uso de la técnica para acabar co n el

problema de la falta de agua para el consumo humano.

La idea de atrapar el agua de la niebla se le ocurrió hace 30 a ños al

meteorólogo canadiense Robert Schemenauer, al observar que

había mucha vegetación en zonas en las que no llovía pero en la s

que se formaban grandes bancos de niebla. Diseñó unas mallas de

hilo capaces de recoger esta agua para abastecer a poblaciones

enteras.

En la actualidad, hay pueblos en el altiplano suramericano cuyo

único aporte de agua procede de la recogida de la niebla gracia s a

estas mallas hechas con hilos de polipropileno, muy similar al

nailon, que se colocan entre sí a una distancia de entre 35 y 4 5

milímetros, la óptima para que la nube deje agua al impactar

contra la malla. Las redes están sujetas a un marco metálico hu eco

por el que se desplaza el agua.

En la cuenca mediterránea. Millán Muñoz es director del Centro de

Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), un organismo

que diseña proyectos relacionados con los logros de Schemenauer .

Millán trabajó con el canadiense durante décadas e importó la

inquietud del meteorólogo a la Comunidad Valenciana. "La cuenca

mediterránea ha sufrido un gran cambio en su estructura

climática en los últimos 30 años, porque se han perdido las

tormentas de verano, que han sido sustituidas por la formación de

bancos de niebla", revela Millán.

20

Los dos proyectos del CEAM, uno de ellos finalizado y otro en

vigor hasta 2011, se centran en conseguir agua de niebla para

llenar las cubas de las que se nutren los helicópteros

antiincendios. Millán afirma que se han llegado a conseguir 700

litros por metro cuadrado y año, lo que supone una cantidad

mayor que las precipitaciones anuales de la zona. "Se captura m ás

agua de la que se pensaba, por lo que parte de ésta se utiliza con

un sistema de goteo, para reforestar casi todos los picos de

montaña de la Comunidad Valenciana".

También en las Islas Canarias. Canarias es otro lugar pionero e n

España en esta técnica. Comenzó a utilizarse en el Parque Rural de

Teno (Tenerife), donde el agua no sólo se usa para dar de beber a

los animales del parque o a las aves migratorias que llegan a é l,

sino que ha servido para la reforestación de los bosques de

laurisilva y monteverde, y para introducir especies endémicas d e

las islas. "En el archipiélago se obtiene tres veces más agua d e la

niebla que de la lluvia"

En Tenerife, la vegetación bajo los bancos de niebla recibe el

impacto de los vientos alisios a 2.000 metros de altura y el ag ua

que recoge nutre el acuífero de Tenerife. La catedrática de

Geografía Física de la Universidad de La Laguna, María Victoria

Marzol, recibió en 2004 el premio Agustín de Bethencourt por

instalar precisamente en Tenerife un sistema artificial pionero en

la captación de agua del mar de nubes de Canarias. La experta

afirma que con este procedimiento, se ha conseguido obtener

hasta siete litros por metro cuadrado de agua al día, sobre tod o en

verano: "En el archipiélago se obtiene tres veces más agua de l a

niebla que de la lluvia. De hecho, a lo largo del año caen meno s de

500 litros por metro cuadrado, mientras que con la niebla se

logran 2.600 litros".

En Canarias también existen proyectos de investigación como el

de Anaga, donde se han instalado dos pantallas de 12 metros

cuadrados que captan 7,5 litros por metros cuadrado al día, es

decir, unos 90 litros de agua al día.

¿Podría ser éste entonces un recurso viable en España? La

profesora del Departamento de Geografía de la Universidad de

Valencia María José Estrela admite que "es un recurso

potencialmente interesante y se podría evaluar", porque los

21

resultados son excelentes y la instalación no es cara. Por su p arte,

Marzol dice que es "impensable" que el agua captada del mar de

nubes pueda solucionar los problemas de agua. "Es inviable capt ar

tanta agua como para abastecer a una sociedad como la nuestra

que consume en torno a 200 o 250 litros de agua al día".

Unas torres de 200 metros de altura recogerán agua de la niebla

en Chile. El pasado 24 de octubre, los chilenos Alberto Fernánd ez

y Susana Ortega consiguieron el primer premio Next Generation –

para la construcción sostenible– otorgado por la compañía Holci m

a su diseño de una torre recolectora de agua de niebla para la

región de Huasco, al oeste del desierto de Atacama.

Se trata de una zona agrícola del norte de Chile que depende de l

agua del río Huasca para irrigar las tierras de cultivo. Sin em bargo,

la decaída del nivel del agua en la última década hace imposibl e su

irrigación a medio plazo. De ahí, lo necesario de desarrollar u na

estrategia que garantice el necesario suministro acuático.

El proyecto premiado pretende aprovechar un fenómeno

climatológico denominado camanchaca, una niebla muy espesa

que se forma cerca de la costa, desde Perú hasta el norte de Ch ile.

La estrategia consiste en la construcción de torres de 200 metr os

de altura cubiertas de plástico de alta densidad que capturaría las

gotas de agua y las trasladaría a la base de madera donde se

eliminaría la sal con un proceso de ósmosis inversa. Así se

capturarían hasta 50.000 litros de agua al día. El jurado subra

que la tecnología usada por los arquitectos era de muy bajo cos te,

por lo que se consideraba óptima para la economía de la zona.

También destacó su viabilidad.»

Bombardear las nubes

«Suena a ciencia ficción, pero es real. Tan real que la

intención es poner en marcha el proyecto en el plazo de un año. El

Canal de Isabel II, en la Comunidad Autónoma de Madrid, tiene u n

plan para provocar nevadas bombardeando las nubes con yoduro

22

Complutense de Madrid y por la de León, persigue como objetivo

encontrar una solución cuando la sequía azote los campos de la

región y deje los pantanos en niveles preocupantes.

Se trata éste de un viejo sueño de la Presidenta del Gobierno d e

esa Comunidad, que empezó a cristalizar en un viaje que la

presidenta realizó a Israel en junio de 2006. Allí le explicaro n una

técnica que utilizaban para provocar la lluvia. Un avión cargad o

con depósitos de yoduro de plata asciende a una altura de entre

1.300 y 1.500 metros. Llegados a este punto, descarga su

contenido en las nubes, que tendrán que ser de tipo estratiform e o

cumuliforme. Si las condiciones son favorables, se condensan la s

microgotas de agua en suspensión y surge la lluvia.

El informe que está en poder del Canal de Isabel II es similar,

aunque presenta importantes diferencias. En este caso, el proce so

de «bombardeo» se produciría desde el suelo y no desde el cielo

con un avión. Los objetivos serían aquellas nubes que se

encuentran justo encima de las montañas de la sierra madrileña.

Unos cohetes se dispararían desde la cima de estas cumbres en

dirección a ellas.

Una vez en contacto, se desprendería el yoduro de plata ‐sal co n

yodo y plata‐, que provocaría una reacción química que liberarí a

hidrógeno. Éste a su vez, al combinarse con el oxígeno de la

atmósfera, produciría nieve siempre que la temperatura esté baj o

cero. Además, el efecto es inmediato: una hora después de

bombardear la nube comienza a nevar.

Desde el Canal de Isabel II se a dvierte que el proyecto todavía está

en fase de estudio y que puede sufrir alguna modificación. Lo q ue

sí parece asegurado es que en lugar de lluvia se apostará por c rear

nieve. ¿Por qué? Por dos motivos: primero porque la nieve

contiene mayor cantidad de líquido que la lluvia y, segundo,

porque puede alojarse en la cima de la montaña, lo que converti ría

a la sierra madrileña en un gran almacén de urgencia en caso de

necesitarlo.

Estudios de investigación. El pr oyecto es pionero en el viejo

continente. Por eso mismo, la compañía que preside el

vicepresidente regional se ha planteado la búsqueda de ayudas

que la Unión Europea dedica a este tipo de investigaciones.

23

Esta técnica no tendrá ningún tipo de impacto medioambiental

negativo. El yoduro de plata es totalmente inocuo. Además, el a gua

del Canal está tratada en diferentes fases, por lo que su

potabilidad está garantizada. Se trataría de «echar una mano» a

las nubes que se sitúan justo encima de las montañas de la sier ra

madrileña. Para conseguir el objetivo son necesarias dos cosas:

que haya un cien por cien de humedad relativa ‐que las nubes

estén cargadas‐ y que existan núcleos de condensación, ya que l a

humedad necesita algo a lo que adosarse para formar los copos.

Cuando la intención era crear lluvia, se había elegido el embal se

del Atazar, en la sierra norte, como el lugar elegido para su

almacenaje. Su capacidad es de 450 hectómetros cúbicos, lo que

representa la mitad de todas las reservas posibles de la región .

Con la nieve será distinto. El Canal ya no necesitará embalses, ya

que para almacenar los copos servirán las montañas de la sierra ,

que sería donde se alojaría esta nieve «artificial» y que, poco a

poco, iría derritiéndose por las cuencas ya establecidas. Aunqu e

este año los niveles de los embalses han superado con creces lo s

de años anteriores, esta técnica podría aliviar los problemas d e

sequía que han azotado a la región en los últimos años.»

Sistemas para la depuración del agua

«La escasez endémica de agua potable en gran parte del

mundo debe servirnos para darnos cuenta de que en los próximos

años las empresas de ingeniería del agua deben poner sus ojos e n

los países en vías de desarrollo. Las obras de ingeniería que s e han

ejecutado en los últimos años en el mundo desarrollado no

volverán a tener lugar, por lo que estos mercados deben

considerarse maduros. Sin embargo, los países emergentes, que

actualmente gozan de tasas de crecimiento envidiables, si que

requieren ahora tecnologías de tratamiento de agua que les

permita obtener unas condiciones de vida más aceptables. En est e

artículo, exponemos como ejemplo para este tipo de proyectos lo

24

que se está haciendo en Malasia para suministrar agua a

comunidades remotas y a un coste aceptable.

El proyecto que exponemos ha sido ejecutado por un contratista

de ingeniería de procesos, Aquakimia Sdn. Bhd., para

proporcionar agua potable en condiciones que cumplen los

estándares de la Organización Mundial de la Salud. El sistema

proporcionó agua a 500 residentes y una escuela en la remota

comunidad fluvial de Pengelayan, en la región de Baram. Debido a

la tradicional actitud de la población local a la conservación del

agua, el consumo per cápita es aún inferior a 20 litros por día y

persona. Esta tecnología puede proporcionar una solución

interesante a comunidades remotas con un coste inferior a 1,5 $ al

mes por familia. La planta elimina los problemas causados por l a

pobre calidad del agua y la sequía, y proporciona un suministro de

agua fiable y seguro durante todo el año. Las plantas de

tratamiento modulares pueden ser una buena respuesta al

problema de falta de agua potable al que se enfrentan

comunidades que viven en lugares remotos, particularmente

aquellas que viven junto a ríos u otras fuentes de agua no pota bles

de donde se puede obtener el agua que va a tratarse. La planta del

proyecto que tomamos como ejemplo fue diseñada para producir

10 m3/h de agua tratada, e incluía un clarificador de placas

inclinadas, un sistema de filtración multimedia, un dosificador de

hipoclorito sódico para dosificación, junto con equipo auxiliar ,

bombas de impulsión y depósitos de almacenaje. En comunidades

remotas donde no hay suministro eléctrico se requiere un

generador diesel, o mejor aún de energía solar.»

Los trasvases

Otra de las causas por las que se hace necesario buscar solucio nes

al problema de falta de agua en determinadas regiones es evitar

que se tengan que hacer grandes obras para los trasvases entre

distintas cuencas hidrográficas. Suele ser una situación muy

habitual en determinadas zonas geográficas cercanas o limítrofe s

25

entre cuencas fluviales diferentes. Generalmente se suelen dar

lugar a debates políticos y a discriminaciones entre los habita ntes

de unas zonas y otras, así como enfrentamientos entre políticos

que defienden sus causas con formas o argumentos a veces

totalmente contrapuestos, dependiendo de las circunstancias o d el

lugar, y según les conviene a sus intereses partidistas.

Las disputas entre los habitantes de esas diferentes regiones e stán

garantizadas, sobre todo si las necesidades de trasvasar agua

surgen por la realización de desarrollos urbanísticos o núcleos

turísticos desproporcionados en determinadas zonas costeras,

donde no existen zonas adecuadas para la construcción de nuevos

embalses, y que además vayan en detrimento de las posibilidades

de desarrollo económico de las regiones con mayores recursos

hídricos.

Debates políticos sobre los trasvases

En las campañas electorales suele ser común que aparezcan en

primera línea de los debates, algunos temas que habitualmente

permanecen en el olvido o en el silencio de los políticos, dura nte el

tiempo que media entre las legislaturas. Son aquellos temas que

suscitan las polémicas puntuales, que sirven de “bandera” entre

ideologías distintas, son temas “estrella” utilizados políticam ente

cuando interesan, para ‘crear tensión’ entre los electores. Est as

situaciones ocurren independientemente del territorio donde

interese airear el tema, así, un partido político que mantiene unas

posiciones en unos territorios donde se hay escasez de agua,

expresa otras posiciones totalmente opuestas en los territorios

donde existen posibilidades de almacenar más reservas hídricas

en cantidades suficientes y ser utilizadas para hacer los trasv ases.

«En el último bloque ambas candidatas han hablado del

trasvase, ya que la socialista le ha preguntado a la popular si no se

‘arrepiente’ de haber votado a favor del Plan Hidrológico Nacio nal

26

que lo contenía, mientras que la popular ha replicado que ese p lan

incluía todas las obras del Pacto del Agua en Aragón y la reser va

estratégica de 6.550 hectómetros cúbicos que luego recogió el

Estatuto de Autonomía de esta Comunidad. “Su programa

electoral –el de Aragón‐ no se corresponde con el de Valencia”, ha

enfatizado la socialista, quien ha recordado que los valenciano s

piden los trasvases pero los aragoneses hablan de «evitar el

triunfo de las reclamaciones excesivas de agua de otras

comunidades», mientras la popular ha negado tajantemente que el

programa marco autonómico de su partido no defiende el trasvase

del Ebro y ha lamentado que el pacto del agua lleve parado desd e

que el Presidente Zapatero llegó al Gobierno. “El Partido Popul ar

dejó en marcha el 52% de las obras y ese porcentaje, con el

Partido Socialista sólo se ha incrementado en un 3%”, ha

explicado.»

Solidaridad por el agua

«El presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, ha

asegurado este jueves que en la distribución del agua habrá

"solidaridad interterritorial" y ha insistido en que próximamen te

habrá un "gran" pacto nacional en esta materia. Tras reunirse c on

el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el

presidente murciano ha reiterado el compromiso con el agua

adquirido por el Gobierno central en su programa electoral y ha

reiterado la necesidad de lograr un amplio acuerdo para

solucionar el reparto del agua y, más concretamente, la

"deficitaria" cuenca del Segura, de la que se abastece Murcia.

"En España hay agua suficiente y el Gobierno va a cumplir su

compromiso electoral de que habrá solidaridad interterritorial

gracias a un gran pacto nacional que solucionará la mala, injus ta y

desequilibrada distribución del agua", ha recalcado Valcárcel p ara

trasladar a los técnicos la labor de decidir de dónde se coge a gua

para suministrar a las regiones más necesitadas. "Este acuerdo es

tan posible como necesario", ha zanjado.»

27

Conflictos por los trasvases

«Hasta tres trasvases de agua encubiertos podría estar

preparando el Gobierno catalán para afrontar la fuerte sequía q ue

sufre Cataluña. Los mismos socialistas que pusieron en pie de

guerra a las tierras del Ebro cuando el PP gobernaba y aprobó e l

Plan Hidrológico Nacional (PHN), hacen ahora juegos malabares

para evitar hablar de trasvases y esquivar así las presiones de sus

socios ecosocialistas, mientras que ERC, en plena crisis intern a,

marca perfil y se desmarca de la polémica augurando un conflict o

territorial.

Tras percatarse de que el transporte de agua en barco y los

dosificadores para el grifo no son suficientes, la Generalitat acaba

de admitir que estudia la posibilidad de recurrir al Segre para

suministrar agua al área metropolitana de Barcelona. Y según se

ha podido saber, la Generalitat ya ha designado una empresa de

ingeniería para analizar la viabilidad del proyecto. Con el

eufemístico nombre de «captación temporal de agua», el Ejecutiv o

tripartito estudia la posibilidad de unir el río Segre con el r ío

Llobregat a través de una galería de servicios ya construida ju nto

al túnel del Cadí. La operación no deja de ser una transferenci a de

aguas del Ebro porque, en realidad, ambos ríos comparten caudal

y son gestionados por la Confederación Hidrográfica del Ebro,

dependiente del Ministerio de Medio Ambiente.

Estatuto recurrido. El ejecutivo autonómico, por tanto, impulsa un

proyecto que debería contar con el visto bueno del Gobierno. Si n

embargo, el nuevo Estatuto catalán otorga a la Generalitat la

competencia exclusiva de la gest ión de las cuencas hidrográfica s

intracomunitarias. Una competencia recurrida ante el Tribunal

Constitucional por el PP y por las comunidades autónomas de

Aragón, Valencia y Murcia.

El territorio leridano ya ha comenzado a inquietarse y el propi o

delegado del Gobierno catalán en Lérida, pone condiciones a ese

trasvase: que haya una «extrema necesidad» y que el Segre

disponga de los recursos hídricos suficientes. Los agricultores y

regantes de la zona califican de «inaceptable» el proyecto de l a

Generalitat. El presidente de la Diputación de Lérida no ve «co n

28

buenos ojos un trasvase de agua de forma constante y periódica»

del río Segre al área metropolitana de Barcelona, aunque dijo

entender una cesión temporal s i es por «extrema necesidad».

Opacidad. De esta forma, la Generalitat impide que las comarcas

de Tarragona, las principales detractoras del trasvase del Ebro a

otras zonas españolas, se subleven. «Con el trasvase del Segre, las

tierras del Ebro no verán marchar sus aguas porque nunca les

llegará», aseguraba el diputado del PP, Josep Llobet, quien

advierte de que es mucho mejor sacar agua al final del curso de los

ríos que no en las cabeceras. La aparición de cuarenta estacas

topográficas junto al río Segre, en el municipio de Prats i San sor

(Lérida) obligaron al Gobierno de la Generalitat a reconocer la

evidencia del proyecto. Los propietarios de los terrenos donde

aparecieron estas señalizaciones han pedido a la Fiscalía que

investigue.

Por parte de CiU, un diputado y ex consejero de Medio Ambiente,

acusó a la Generalitat de «mentir» por no querer reconocer que

pretende llevar a cabo un trasvase. El diputado nacionalista

insistió en que la única solución al problema de falta de agua en

Cataluña sería el trasvase del Ródano. Dicho diputado criticó

asimismo, la «opacidad» de los proyectos de la Generalitat. Y e s

que, además de este trasvase del Segre, que afectaría a las cue ncas

del norte de Cataluña, existen otros dos puntos susceptibles de

trasvase en la zona central y sur. La semana pasada, el conseje ro

de Agricultura, se mostró favorable a derivar agua del canal de

Urgell, que también depende de la Confederación Hidrográfica de l

Ebro, hacia la Red de Aguas Ter‐Llobregat, mientras que el titu lar

de Medio Ambiente rechazó tal idea.

Gran desaladora. El tercer «pseudotrasvase» podría consistir en la

conexión de las redes de abastecimiento de aguas del Consorcio

de Aguas de Tarragona con la red de aguas Ter‐Llobregat

mediante un conducto de apenas trece kilómetros que uniría las

poblaciones de Cunit (Tarragona) y Cubelles (Barcelona). Justo en

este punto, la Generalitat tiene previsto instalar una gran

desaladora, cuyo suministro eléctrico procedería de la cercana

central térmica. Pese a las reticencias del consejero de Medio

Ambiente, no se descarta que, finalmente, se acometa este enlac e

de aguas y la citada desaladora se convierta en una especie de

29

intercambiador de aguas donde se regule el flujo de los caudale s

que se derivan a Tarragona o a Barcelona.

Psicosis en la zona del Ebro. Se da la circunstancia de que est e

enlace, así como el trasvase del Segre, estaba contemplado en e l

PHN aprobado por el Gobierno del PP y derogado por el PSOE, que

mientras estuvo en la oposición utilizó la cuestión del agua pa ra

desgastar a los populares. Pese a la derogación del PHN, en las

comarcas del Ebro siempre ha existido la sospecha de que, tarde o

temprano, se produciría el trasvase hacia Barcelona. De hecho,

existe una cierta psicosis respecto a este tipo de proyectos

encubiertos. Concretamente, la aparición de grandes tuberías en

el municipio de Flix, supuestamente destinadas a reforzar el ri ego

de la comarca de Les Garrigues, ha activado todas las alarmas,

pues los vecinos de la zona no se acaban de creer que para llev ar

agua a esta zona se necesite una tubería de más de un metro de

diámetro.»

Trasvases o desaladoras

Los conflictos entre los políticos por las diferentes posturas o

propuestas de solución a los problemas del agua, abre un amplio

abanico de argumentos para sustentar los debates: Los costes, l as

oportunidades, los intereses políticos, los intereses territori ales,

etc. De esa forma resulta muy complejo determinar cuales habría n

de ser las soluciones más equitativas y mientras, el tiempo cor re y

los problemas se dilatan y se acumulan. En España, los debates

sobre los trasvases del agua se vienen produciendo durante los

últimos cincuenta años. Estamos en el año 2012 y los conflictos y

las diferentes posturas políticas siguen propugnando las mismas

controversias, sin llegar a ponerse de acuerdo y mucho menos en

tratar de buscar otras alternativas, nuevas y diferentes, para los

problemas de abastecimientos de agua que pudieran llegar a

considerarse como soluciones correctas o definitivas.

30

«El plan de desalinizadoras del Gobierno socialista facilita

actualmente 111 hectómetros cúbicos de agua ‐el 16,45% de los

778 previstos‐ a un precio inasequible para los agricultores, s egún

el ministro de Medio Ambiente, que ha justificado en estos dato s

la necesidad de un nuevo Plan Hidrológico.

El plan de desalinizadoras en la costa mediterránea ha sido el

principal foco de las críticas del nuevo titular de Medio Ambie nte,

que si bien ha reconocido que estas infraestructuras son "muy

útiles en sitios muy áridos cercanos a la costa", son "dudosame nte

sostenibles" por "su elevado coste energético y por la alta

concentración salina" del agua que producen.

De las 51 desalinizadoras previstas en el citado Plan, el minis tro

ha sostenido que únicamente hay 17 en funcionamiento, 15 en

construcción y el resto en trámites; y que la inversión necesar ia

para que todas estén operativas asciende a 2.416 millones de

euros, que hay que sumar a los 1.664 millones ya gastados.

En ese sentido ha subrayado que la sustitución del Plan

Hidrológico por ese Plan de Desalinizadoras socialista, en 2004 , ha

dado lugar a que solo esté disponible el 16,45% del agua previs ta

en el proyecto que promovía el PP, es decir, los 111 hectómetro s

cúbicos que, según el ministro, aportan esas 17 desalinizadoras

operativas. "Además, el coste de producción por metro cúbico es

muy superior al que puede soportar el sector, y, por lo tanto, para

hacer viable el uso de las desaladoras hay que recurrir a una

cadena de asociaciones encubiertas, ya que los agricultores no

demandan el agua de las desaladoras al no poder pagarla", ha

argumentado.»

«El Partido Aragonés ha recordado al ministro de Agricultura

que el rechazo al trasvase del Ebro se recoge en el pacto de

gobernabilidad que firmaron el PAR y el PP para el Gobierno de la

comunidad autónoma. El ministro ha abogado por los trasvases

"para aprovechar aguas excedentarias" en el marco del desarroll o

de un nuevo Plan Hidrológico, que ha justificado en el "fracaso "

del plan de desaladoras socialista. Ante este anuncio, el

vicepresidente del PAR y portavoz en las Cortes de Aragón, ha

señalado en una nota que "la única solidaridad posible" respect o

31

al agua es que Aragón vea ejecutadas "de inmediato" las obras d el

Pacto del Agua. Ha advertido de que los aragoneses "nunca

aceptarán que se resuciten viejas amenazas, como la del trasvas e",

que creían "enterradas", y que "lastrarían para siempre" su fut uro.

Además, ha dicho que un asunto "tan sensible" como el trasvase

"no admite juegos de palabras ni ambigüedades".»

«El diputado de la izquierda de Aragón al Congreso (CHA), ha

afirmado que el Gobierno de España planea el trasvase del río

Ebro y ha animado a los aragoneses a desempolvar "las

pancartas". El diputado se ha manifestado así tras anunciar el

ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, su

intención de elaborar un "nuevo Plan Hidrológico Nacional" para

garantizar el suministro de agua de forma "integral y solidaria ".

En sus declaraciones ha aseverado que "por fin el ministro ha

enseñado sus cartas, se ha quitado la careta después de estar

mareando la perdiz varios meses" y la conclusión es que el

Ejecutivo central impulsará un nuevo trasvase del Ebro.

Romper la unidad de cuenca es "una barbaridad ecológica", ha

proseguido el parlamentario de IU‐CHA, quien ha manifestado la

indignación de la izquierda de Aragón y ha emplazado a los

aragoneses a "hacer frente a un proyecto de trasvase del Ebro q ue

va a impulsar el PP".»

«El presidente de la Generalitat de Catalunya ha dicho que

sería una "animalada" resucitar el proyecto de trasvase del Ebr o y

ha apostado por traer agua del Ródano, desde Francia, a toda la

costa mediterránea peninsular. En declaraciones a Catalunya

Ràdio, el presidente ha lanzado una alerta tras el anuncio del

ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de que

impulsará un Plan Hidrológico Nacional (PHN) "solidario".

"Volver al PHN trasvasando agua del Ebro en este momento es

una auténtica ‘animalada’. Recuperar todo aquello tal y como se

diseñó en ese momento no tiene n ingún sentido", ha advertido.

El presidente ha dicho que si el Gobierno acaba desempolvando s u

viejo proyecto de trasvasar agua del Ebro, que tanta polémica

interterritorial generó durante la época del anterior Gobierno del

32

Partido Popular, la Generalitat volverá a poner encima de la me sa

su reivindicación de "siempre".

"¿Queréis agua? Vayamos a Europa a buscar el agua que está

disponible, que es el agua del Ródano. Este agua servirá para

Cataluña, Valencia, Murcia y la parte norte de Andalucía", ha

afirmado.»

33

El agua fuente de vida

«Sin agua, no hay posibilidad de vida.»

«Todos los seres vivos, ya sean animales o vegetales,

contienen una cierta cantidad de agua.»

«La vida es inseparable del agua. El ser viviente es una

parcela de la hidrosfera acondicionada, individualizada, adapta da.

El agua en el organismo, no es solo una parte del ser viviente, es

bioquímicamente hablando, el ser viviente.»

C. Bénézech

33 El agua fuente de vida «Sin agua, no hay posibilidad de vida.» «Todos los seres

Una gota de agua

« ¿Cuánta agua nos queda? El 70 por ciento de la Tierra está

cubierto por agua, pero sólo el 2,5 por ciento es agua dulce. Y de

esta, únicamente el 0,3 por ciento se encuentra disponible para el

consumo en los ríos y lagos del mundo. Un 30 por ciento del agu a

se encuentra almacenada bajo la superficie terrestre y el resto se

encuentra congelada en los glaciares y en los casquetes polares

34

«Cada vez gastamos más agua. La incorporación de los países en

vías de desarrollo acrecienta la espiral consumista que agravar á

las cosas: en África, la media actual de consumo de agua está p or

debajo de los 50 litros y en Asia ronda los 100, mientras que e n

Gran Bretaña supera los 300 y en EE.UU casi alcanza los 600.»

«El cambio climático no ayuda. Actualmente nos encontramos

bajo los efectos de La Niña, un fenómeno atmosférico que se

traduce en lluvias torrenciales en unos países y mientras ocasi ona

sequías en otros. Es un proceso cíclico de la naturaleza que

provoca el aumento progresivo de la desertización y la

disminución de las precipitaciones en África, en Asia, o en Oce anía,

que amenazan a más de 1.000 millones de personas.»

«Acuíferos al límite. Si no llueve lo suficiente, habrá que seg uir

buscando el agua aunque sea debajo de las piedras. Hace 30 años ,

en la India había dos millones de pozos, ahora son 23 millones. »

«¿Ríos o cloacas? Los residuos de la actividad industrial, los

nitratos usados como fertilizantes y los desechos humanos y

animales siempre acaban en el mismo sitio: en los ríos. El 70 p or

ciento de los cauces chinos agonizan; están tan contaminados qu e

se desaconseja no sólo beber su agua, sino incluso entrar en

contacto con ella. La sobreexplotación de los acuíferos está

haciendo que en muchos de ellos se produzcan filtraciones de

agua salada o de sustancias tóxicas, como el arsénico, que echa n a

perder un tesoro almacenado durante millones de años.»

«Aumento de la población. Unos 1.200 millones de personas, casi

una quinta parte de la población mundial, vive en áreas de esca sez

física de agua, y 500 millones más se aproximan a esta situació n,

según la ONU. Mientras que los países en vías de desarrollo

carecen de la infraestructura necesaria para transportar el agu a

desde los ríos hasta los núcleos de población, en muchos países

desarrollados se sufren periódicamente sequías agravadas por la s

cada vez mayores necesidades de agua para regadío y para el

suministro de nuevas zonas urbanizadas. Por ello, la escasez de

agua constituirá uno de los principales desafíos del siglo XXI.

35

Aumento de la demanda de un agua cada vez más escasa, aumento

de los grandes movimientos migratorios causados por las sequías ,

los ríos que separan en vez de unir

...

»

«El agua fuente de conflictos. El agua se ha convertido en un

potencial motivo de conflicto, especialmente en Asia y África. Las

necesidades energéticas y de abastecimiento de agua en la India y

en China están generado muchas tensiones, especialmente entre

indios y paquistaníes. En el continente africano ha sido la

desertización creciente la que ha producido importantes

corrientes de migración que van a la búsqueda de agua tanto par a

consumo humano como del ganado, que suele ser su principal

fuente de ingresos.

Se citan tres ejemplos de conflictividad en las áreas de los rí os

Jordán, la del Tigris y del Éufrates, y la del Nilo. En esas tr es

cuencas compartidas por varios países puede apreciarse cómo se

dan cita componentes económicos, simbólicos y estratégicos, que

pueden desembocar en tensiones bélicas. El control del agua es ya

una más de las muchas claves del conflicto entre israelíes y

palestinos. Existe una operación de monopolización por parte de

Israel de las aguas de alta calidad del alto Jordán, que utiliz a para

abastecer a las ciudades pero también para llevarla a través de

enormes trasvases al desierto del Neguev y regar con ella algod ón

extensivo para la exportación”. Haciendo un cálculo del coste q ue

supone esta operación de regadío, no resulta económicamente

interesante, “toda vez que con ella se obtiene la quinta parte de lo

que se invierte”, pero sí lo es desde el punto de vista estraté gico y

desde el de la política territorial. “Por eso son tan important es los

Altos del Golán, porque más allá de su situación estratégica, e n

ellos se encuentran los acuíferos y los manantiales que aliment an

el Alto Jordán y el Mar de Galilea”.

En el mismo sentido, las grandes presas de Anatolia, que fueron

causas de enfrentamientos entre Turquía y Siria e Irak, “tienen

como objeto conseguir una gran producción hidroeléctrica y

abastecer grandes regadíos, pero también reasentar a una parte

de la población kurda en las ciudades turcas, evitando así el a poyo

sobre el terreno que prestaban a las guerrillas kurdas”. La

operación es ruinosa económicamente, pero detrás está el poder

36

geoestratégico sobre la región, que sí es crucial”. Turquía tie ne la

llave del Tigris y el Éufrates y por tanto de la sed en Irak ...

En la cuenca del Nilo, Egipto amenazó a Etiopía con bombardear

sus infraestructuras e incluso con llegar a la guerra si se les

ocurría desviar caudales significativos del río Nilo para hacer

regadíos. Egipto ha reiterado varias veces que recurrirá a la f uerza

para asegurar su acceso al Nilo, río que comparte con Etiopía y

Sudán.»

«La fuerza del agua. Las inundaciones en Filipinas dejan ya

más de 650 muertos y 800 desaparecidos. La tormenta tropical

'Washi', que entró la madrugada del sábado en el archipiélago c on

fuertes vendavales, ha causado graves inundaciones en el sur de

Filipinas a causa de las copiosas lluvias. Los expertos de las

agencias internacionales identifican el chabolismo como el

principal factor del gran número de víctimas que causan en

Filipinas los desastres naturales y que evidencian el mal estad o de

las infraestructuras.

La incontrolada deforestación también favorece las riadas y las

avalanchas de tierra que son frecuentes durante la estación

lluviosa, que por lo general comienza en mayo y concluye en

noviembre. Unas cien mil personas afectadas por la tormenta van

a necesitar asistencia de algún tipo para poder reconstruir sus

vidas, según las autoridades del país. El director del Centro

Nacional de Prevención y Respuesta a los Desastres, señaló que

esta gente necesita urgentemente agua potable, pero luego

precisará ayuda para salir adelante.»

El agua es fuente de vida, pero también es fuerza de destrucció n y

desolación. La fuerza del agua causa periódicamente graves

inundaciones y provoca grandes catástrofes que asolan diversas

regiones en el mundo. La ausencia del agua causa periódicamente

graves sequías y provoca grandes catástrofes humanitarias que

asolan otras regiones del mundo. Las fuerzas físicas que actúan

permanentemente sobre los elementos de la atmósfera, lo hacen

de una forma excesivamente aleatoria que se pone de manifiesto

37

en forma de fenómenos cíclicos, en ocasiones extremos, que

condicionan la vida en la naturaleza: grandes inundaciones en

determinadas partes del planeta, mientras simultáneamente se

producen prolongados periodos de sequía en otros. Zonas de gran

índice pluviométrico se encuentran cercanas a zonas con escasez

de lluvias. Zonas con escasa capacidad para el almacenamiento

suficiente de agua se encuentran alejadas de zonas cuya orograf ía

permitiría la construcción de embalses. Zonas en las que los

períodos normales de lluvias estacionales se suceden con largos e

inexplicables períodos de sequías.

La gran imprevisión por una parte y las frecuentes irregularida des

pluviométricas en el ciclo del agua en la naturaleza, han oblig ado

históricamente al hombre a buscar remedios y alternativas para

superar las dificultades, haciendo necesaria la utilización de toda

clase de recursos artificiales para regular o tener las reserva s de

agua suficientes para cubrir las necesidades permanentes. La

innovación de dichos recursos se ha hecho cada vez más

imprescindible, obligando a desarrollar técnicas y soluciones c ada

vez más complejas y costosas, que tienden a lograr convertir en

realidad lo que únicamente parecía un sueño: obtener el agua a

voluntad, en cantidades abundantes y en todos aquellos lugares

donde se precise.

Para tratar de conseguirlo, además de dedicar cuantos recursos

económicos hicieran falta, convendría tener en cuenta cómo es el

ciclo del agua.

38

E l ciclo del a gua

«E l agua e scapa c ontinua mente d e la supe rficie d e la Tier ra a

la atmó sfera a través de la ev aporaci ón direc ta de la s masa s de

agua ‐o céanos, mares, lagos, et c.‐; esca pa tamb ién del interior del

suelo m ediante la tran spiració n vegeta l. Todo ese fluj o de vap or ‐

evapor ación y transpir ación‐ acaba co ndensa ndo y p recipita ndo

en form a de ll uvia. Ni una sol a moléc ula eva porada escapa a la

graved ad terre stre.»

38 E l cicl o del a gua «E l agua e scapa c o ntinua

El cicl o del ag ua

Un dib ujo infa ntil pa rece res ultar s uficiente para represe ntar

algunos de los factore s que in tervien en en e l fenóm eno nat ural

conocid o como “ciclo del agua ”. El so l, los m ares, la s nubes, las

lluvias, las mo ntañas, los bos ques, lo s ríos. S in emb argo, fa ltan

algunos otros factores que in fluyen de form a deter minante en

dicho c iclo y qu e nunca pudier on ser d ibujado s ni por los pint ores

más fa mosos y destaca dos: El calor, fr ío, la p resión, l a hume dad,

los vien tos, las cargas e léctricas , el mag netismo , la grav edad.

39

Y es que el equilibrio y la interacción de dichos factores, son las

fuerzas que originan las causas y las consecuencias de todo cua nto

acontece en la atmósfera de La Tierra.

El agua de los océanos y de los mares se evapora constantemente

por el efecto del calor del Sol. El vapor asciende y se expande por

toda la atmósfera y forma las nubes que se desplazan hasta el

interior de los continentes por el efecto de los vientos. Las n ubes

se condensan y se precipitan en forma de agua sobre las tierras y

en forma de nieve sobre las montañas. El agua o la nieve se

almacena en las cumbres de las montañas, en los lagos y en el

subsuelo, formando los acuíferos, los arroyos y los ríos que fl uyen

permanentemente y la devuelven a los mares de donde procede.

Con toda probabilidad, el factor más delicado y determinante de

todos ellos es el de la evaporación del agua en los océanos y

mares. Las circunstancias que determinan que este elemento

fluido se encuentre concentrado en tan grandes masas y con una

densidad superior al agua pura, debido a su alto contenido de

sales minerales, pueden ser dos factores esenciales que mantien en

el necesario equilibrio entre el estado líquido y gaseoso del a gua,

en el conjunto del planeta. Quizás ambos factores son los que

condicionan, regulan o favorecen la acción de la evaporación ta l

como se produce, evitando que ese fenómeno no llegara a resulta r

tan extremo, rápido o masivo, como para que el efecto causado

por la radiación solar llegara a provocar que fuera el agua en su

estado de vapor la que ocupara o envolviera la mayor parte del

planeta y de la atmósfera. El calor solar es absorbido por las aguas

de la superficie de los mares y los océanos de manera constante ,

una acción que está moderada por el efecto del frio existente e n

las capas altas de la atmósfera y en los casquetes polares,

haciendo que la consecuencia resultante, junto con la acción de los

vientos, sea una circulación constante y paulatina de ese vapor de

agua que se libera desde la superficie de los mares y se eleva hasta

unas determinadas alturas que parecen marcar un límite, a parti r

del cual el vapor se condensa en pequeñas gotitas de agua que s on

las que forman las nubes.

40

El ciclo físico del agua

«Hay en la superficie de la tierra inmensas extensiones de

agua, lo que constituyen una reserva inagotable porque está en

perpetua reconstrucción. La hidrosfera debe ser considerada

como un conjunto en movimiento: el agua está en constante

circulación en la naturaleza y ese ciclo, afecta tanto a la mat eria

viva como a la inerte.»

La principal característica que hay que destacar, es que en tod o el

planeta, todos los días, por el efecto y acción del calor solar se

produce el fenómeno de la evapor ación del agua, lo que supone

toneladas de agua que se mezclan con el aire y se elevan hasta

alturas considerables en la atmósfera, y posteriormente, por el

efecto de los vientos causados por las diferentes presiones y

temperaturas que se dan entre las masas de aire que contienen

diferentes grados de saturación de humedad, lo que motiva su

desplazamiento, recorriendo miles de kilómetros hacia el interi or

de los continentes, hasta caer sobre la superficie terrestre, c uando

se dan las condiciones adecuadas de condensación o enfriamiento

que favorecen que el vapor se transforme de nuevo en forma de

lluvia, nieve o granizo.

Tanto los movimientos de elevación como los de traslación de

dichas masas de vapor de agua, y el fenómeno de la condensación ,

se producen como consecuencia de las distintas fuerzas que

interactúan entre sí, dentro de un entorno de otra fuerza que l as

condiciona inevitablemente, como es el campo gravitatorio de la

Tierra. Todas esas fuerzas son provocadas por la acción que

ejercen sobre el elemento agua, el calor del Sol y el frío exis tente

en el planeta, los cuales interactúan permanentemente sobre las

excepcionales propiedades físicas del agua y cuyo resultado es

conocido como el ciclo físico del agua.

El efecto térmico de la acción solar sobre la superficie de los

océanos y mares tiene como consecuencia inmediata la ruptura de

las moléculas de agua que, junto con las moléculas del aire que

están en contacto, al experimentar un incremento de temperatura ,

41

inician un desplazamiento y elevación hacia la atmósfera, y el

espacio que desalojan va siendo ocupado por nuevas moléculas de

agua y aire, ya que dicha acción se renueva de manera inmediata y

constante.

En el movimiento de elevación, el calor del sol evapora el agua un

líquido con un considerable peso específico­ convirtiéndola en

vapor de agua –un gas sin peso específico­ que se eleva por la

acción de diferencia de temperaturas y presiones existentes ent re

el nivel del mar y una determinada altura de la atmósfera, a pa rtir

de la cual vemos como el vapor de agua se condensa ‐ gotitas de

agua que se mantienen en suspensión en el aire­ formándose las

nubes. En esas zonas de la atmósfera situadas por encima de una

línea imaginaria y variable en altura, la relación existente en tre la

temperatura y la presión atmosférica, tiene como resultado el q ue

ese vapor de agua condensado se mantenga estable. Es en esas

zonas donde se dan las condiciones idóneas para que el agua se

mantenga en estado gaseoso, en forma de nubes, y que en función

de las pequeñas variaciones de temperaturas y presiones que

interactúan constantemente, hacen posible que en esas grandes

zonas de la atmósfera se puedan desarrollar de forma simultánea

o subsiguiente los tres estados físicos del agua: sólido, líqui do y

gaseoso.

Son las zonas donde se únicamente se puedan dar las condiciones

que favorecen la formación del estado conocido como el punto

triple del agua.

El movimiento de traslación del vapor de agua condensado en

forma de nubes se produce de forma integrada junto con el vient o

y las masas de aire que se desplazan por encima de las superfic ies

marítimas y terrestres. Dichos desplazamientos están provocados

por las diferencias de temperaturas y presiones que se ocasiona n

en distintas zonas del planeta. Zonas que pueden estar colindan tes

o alejadas entre sí, en la distancia o en la altura, lo que da lugar a

que esos movimientos o fenómenos puedan resultar más suaves o

más violentos, y que van desde las más ligeras brisas marinas

hasta los huracanes más devastadores.

42

El agua de los mares, primordialmente, bajo los efectos térmico s

del calor solar es objeto de una evaporación constante, cuyo

resultado es la presencia de los diferentes grados de humedad

contenidos en la atmosfera. En consecuencia, el primer factor

preponderante de esa presencia de agua en la atmósfera es la

temperatura. La fuente de ese calor es el Sol.

Por el enfriamiento existente en zonas altas de la atmósfera, e se

vapor de agua asciende y se condensa por el efecto de la presió n

atmosférica. Dicho enfriamiento se origina por las corrientes d e

aire frío que discurren por las diferentes capas de la atmósfer a. El

resultado final son las precipitaciones en forma de agua, nieve y

hielo. La fuente del frío preponderante es el hielo que se conc entra

en los casquetes polares del planeta.

Con las precipitaciones del agua sobre la superficie terrestre, ésta

retorna al estado líquido formando los ríos, los lagos y las

corrientes subterráneas, que se constituyen en las reservas de

agua dulce necesarias para la vida. En su recorrido terrestre, una

pequeña parte del agua se evapora de nuevo, pero la mayor parte

termina desembocando en los mares y océanos, con lo que se

cierra ese ciclo físico del agua.

Presiones y temperaturas

Las grandes masas de aire y de vapor de agua de la atmósfera, s e

encuentran en un continuo y permanente movimiento en los dos

hemisferios del planeta, como consecuencia de las diferencias d e

presión y temperatura existentes a lo largo y ancho del mismo.

Dichas diferencias, tanto de la presión como de la temperatura, se

originan entre las diferentes zonas y capas de la atmósfera y

guardan una relación que es variable en función de la altura:

conforme aumenta la altura sobre el nivel del mar, disminuyen d e

una forma progresiva, tanto las presiones como las temperaturas .

43

43 Mapa con áreas de diferentes presiones Ambos factores influyen permanentemente en la interacción del aire

Mapa con áreas de diferentes presiones

Ambos factores influyen permanentemente en la interacción del

aire y la humedad que contiene, lo cual origina el movimiento d e

las masas, cuya consecuencia final es que dicho vapor de agua

pueda llegar en forma de lluvia, a lo largo y ancho de toda la

superficie terrestre, con evidentes irregularidades y variacion es,

que van desde aquellas áreas donde en determinados períodos

estacionales se producen grandes inundaciones, hasta aquellas

otras zonas muy áridas debido a que la escasez de lluvias es ca si

permanente, y otras en las que a determinadas épocas lluviosas se

suceden prolongados períodos de sequía.

43 Mapa con áreas de diferentes presiones Ambos factores influyen permanentemente en la interacción del aire

Huracanes en el océano Atlántico

44

Cuando dichos factores convergen de forma extrema en grandes

zonas donde se concentran las masas aire y de humedad o vapor

de agua, entre las que a su vez se dan importantes diferencias de

temperaturas y presiones, se desarrollan fenómenos que pueden

llegar a resultar extremos, como son las tormentas, vendavales,

tornados, tifones, ciclones, huracanes, etc. en cuyos orígenes y

causas intervienen siempre dichos elementos y factores, creando

unas condiciones que resultan determinantes en función del

volumen de las masas de aire y de humedad que se concentran en

determinadas áreas de la atmósfera, y que interaccionan con

menor o mayor intensidad cuanto mayores son las diferencias de

presiones y temperaturas.

Esas mismas circunstancias se dan en las enormes masas de agua

que componen los océanos y mares , que también se encuentran en

constante y permanente movimiento y renovación, a causa de los

mismos factores que provocan los movimientos de masas de aire

en la atmósfera. En las aguas de los océanos concurren igualmen te

unas condiciones térmicas específicas, en cuanto a la variación de

temperaturas entre las diferentes masas o capas, en función de la

distancia y de la profundidad que las separan, y donde, por

ejemplo, las aguas de las zonas tropicales son cálidas, mientra s

que las de las zonas polares son muy frías. Igualmente, en unos

pocos cientos de metros de profundidad, se pueden llegar a dar

diferencias de temperaturas de hasta más de 20º, temperaturas

que descienden de forma progresiva entre las aguas cercanas a l a

superficie y las aguas profundas.

Son esas condiciones térmicas junto con las diferencias de pres ión

las que dan lugar al permanente movimiento de las masas de agua ,

como ocurre en las grandes corrientes oceánicas que se generan

desde las zonas más cálidas, situadas en el Ecuador, hasta las

zonas polares y a la inversa, siendo esos movimientos en funció n

de las diferentes temperaturas que se dan entre las aguas, ya q ue

las aguas cálidas se desplazan por las capas más próximas de la

superficie y las aguas frías por las capas de las profundidades .

45

45 Corrientes oceánicas Como conclusión, debemos considerar aunque sea de una forma muy elemental, que los

Corrientes oceánicas

Como conclusión, debemos considerar aunque sea de una forma

muy elemental, que los principios o factores que determinan y

condicionan esos movimientos, tanto en la atmósfera como en las

aguas de los océanos, son: El calor del sol y el frío de los hi elos

polares.

Dichos factores, calor y frío, influyen de una manera determina nte

en los gases y fluidos, en los elementos que componen el aire d e la

atmósfera y en el agua, ocasionando que se generen esos valores

de presiones y temperaturas variables que se dan entre las

diferentes áreas del planeta.

Los principios básicos de dichos factores, como son la interacc ión

entre el calor y el frío, en elementos con diferentes temperatu ras,

están formulados en las primeras leyes de la Termodinámica, que

expresados de una forma muy elemental, vendrían a significar qu e

cuando se aplica una fuente de calor a un elemento, dicho calor es

absorbido de forma progresiva por el elemento hasta que su

temperatura alcanza valores iguales en toda su masa y se

estabiliza. El proceso de absorción del calor origina, de forma muy

especial en los fluidos, un movimiento interno de las moléculas ,

debido a que aquellas moléculas más cercanas a la fuente de cal or,

46

conforme absorben el calor y aumentan su temperatura se

desplazan en un movimiento constante y permanente, siendo

sustituidas por otras moléculas con menor temperatura, hasta qu e

el conjunto del fluido absorbe todo el calor y alcanza el mismo

grado de temperatura.

Ha de considerarse de nuevo que todas las condiciones que se ha n

señalado se producen en el contexto de un planeta, la Tierra, q ue

es un gran objeto magnético, considerado de este modo, que a su

vez se mueve en el espacio en el entorno de un inmenso campo

gravitatorio, dando lugar a diferentes y sucesivas estaciones

climáticas, por lo que las circunstancias o factores que se han

comentado se desarrollan dentro de un sistema en el que

interactúan otras muchas fuerzas considerables, cuyas influenci as

a su vez han de ser sin duda determinantes, y que resultan muy

complejas de establecer con precisión.

Las condiciones señaladas, están determinadas por la acción de la

termodinámica y por los efectos de esas extraordinarias fuerzas

gravitatorias, que son las causas que originan los movimientos

permanentes en los fluidos que cubren el planeta, tanto de los

elementos que componen el aire de la atmósfera como el agua de

mares y océanos, y se aprecian tanto mayores o más violentos

cuanto mayores resultan ser las diferencias de temperaturas y

presiones que se dan entre las masas más próximas, dando lugar a

su vez, en determinadas condiciones de la atmósfera, a fenómeno s

naturales muy específicos, en los que podemos observar cómo se

desprenden importantes cargas eléctricas que tienen una relación

causal directa con lo que en Física se conoce como electricidad, un

recurso energético que se precisa y se busca de forma imperiosa ,

ya que resulta indispensable para el desarrollo de numerosas

actividades económicas.

47

El agua fuente de energía

Las distintas fases del ciclo natural del agua son aprovechadas

como fuentes para la obtención de energía. Una de ellas fue, es y

seguirá siendo una de las fuentes clásicas para la producción d e

energía eléctrica. El proceso es el más elemental. Cuando el va por

de agua de las nubes se condensa y cae sobre la tierra en forma de

lluvia, sobre los montes o cordilleras, al volver al estado líq uido

recupera la densidad y el peso original, y por el efecto de la

gravedad, cobra una gran fuerza al caer por grandes saltos. Dic ha

fuerza se aprovecha acumulando el agua en embalses o presas,

construidas en los desniveles orográficos y se deriva a través de

unos conductos que mueven unas turbinas con las que se genera

la electricidad.

Otra de las formas de producir energía a partir del agua, consi ste

en aprovechar su estado gaseoso, aplicando energía térmica de

forma artificial, que la convierte en vapor del agua que se acu mula

aumentando considerablemente su presión que origina una gran

fuerza, el cual se deriva a través de conductos y con dicha pre sión

se mueven los generadores para obtener electricidad. De la mism a

forma, esa energía se utilizó en otras épocas como fuerza para

mover diversos motores de vapor, en los trenes, barcos, coches.

Una curiosa paradoja: El agua en estado gaseoso no tiene peso

específico debido a su baja densidad; en cambio el agua al volv er

al estado líquido recupera la densidad original, ganando en mas a y

en el peso que fue ‘diluido’ por la acción térmica del calor. D e esa

forma, el agua al recuperar peso puede ser utilizada como fuerz a

para mover generadores y obtener electricidad. Por otra parte, si

se produce vapor de agua de forma artificial, debido a la presi ón

que acumula también puede ser utilizada como fuerza que mueve

generadores, con lo que igualmente se obtiene electricidad.

En cambio y de forma opuesta, el vapor de agua liberado en la

atmósfera, al no tener densidad tampoco tiene peso, ni se acumu la

la presión, por lo que ‘desaparecen’ esas fuerzas y en ese esta do

48

gaseoso no existe posibilidad de ser utilizada como una fuente de

energía aunque esto quizás sea solo aparentemente, porque la

...

energía siempre está, sólo se transforma.

Los Espíritus de los Cuatro Vientos, según Paracelso.

«Los Espíritus de los Cuatro Vientos cumplen un papel

similar en la vida interior del hombre, y son Euro, viento del este;

Céfiro, viento del oeste; Auster, viento del sur; y Bóreas, vie nto del

norte.

El viento del este, la fuerza de “conservación”, es cálido y se co;

húmedo y frío es el viento del oeste, la fuerza de “putrefacció n”;

cálido y húmedo el viento del sur, la fuerza “resolutiva”; frío y seco

el viento del norte, la fuerza de “coagulación”.

El hombre es la marioneta inconsciente de los Espíritus causale s

de los Vientos, que traen consigo la sequía, las lluvias, las h eladas

y el calor, y mantienen la envoltura aérea de la tierra en perp etuo

movimiento, al igual que los vientos interiores actúan agitando el

alma humana. La vida de las criaturas terrestres, todo lo sano y

fructífero, depende del equilibrio entre las heladas y el calor , entre

la sequía y la humedad.

Paracelso ha presentado a los Cuatro Vientos que mantienen en

movimiento la envoltura aérea de la tierra con los mismos

atributos (frío, húmedo, etc.) que da a las “Complexiones”

humanas. Ya que los vientos no son el “Aire”, sino aquello que da

al aire las características que le diferencian en cuatro tipos de aire

y que merced a su intercambio de actividades proporcionan

vitalidad al aire. Como resultado de esta vitalización, de esta

“vida”, se permite a la Tierra dar vida futura a las plantas, a los

animales y a los hombres.»

Cita del libro ‘Las causas ocultas de la enfermedad’, de E. Wolfram

Paracelso fue un célebre médico y astrólogo suizo del siglo XVI

que destacó, entre otros, por sus conocimientos sobre la Alquim ia.

A través de sus escritos transmitió los secretos ocultos de esa

misteriosa ciencia, empleando té rminos sencillos para expresar de

49

forma esotérica, cerrada, oculta, únicamente comprensible para

los que hubieran sido iniciados, los conocimientos de las disti ntas

fases de los trabajos que debían acometer los que pretendieran

alcanzar el conocimiento o fin último de la Obra, que no era ot ro

que lograr la Piedra Filosofal.

En la referencia citada, Paracelso reflejó de una forma maravil losa

las propiedades de los vientos para hacer una analogía sobre la s

causas que influyen en las enfermedades que se producen o se

desarrollan en el cuerpo humano, ya que, según sus postulados,

las citadas propiedades se asemejan a las que se reproducen en el

interior de los seres humanos y que dan lugar a lo que se conoc e

como las ‘cuatro complexiones’ que distinguen los temperamentos

y sus aspectos físicos en función de los cuatro humores o líqui dos

que hay en el cuerpo: Sangre, bilis amarilla, bilis negra y fle ma.

Lo Sanguíneo proviene de lo salado, de lo que es caliente y húmedo.

La Cólera proviene de lo amargo, de aquello que es seco y caliente.

La Melancolía de lo que es ácido, de aquello que es frío y seco.

La Flema de lo dulce, de lo que es frío y húmedo.

Estas propiedades, atribuidas para los fluidos del cuerpo human o

por un destacado alquimista como fue Paracelso, asimilándolas a

‘los espíritus de los vientos’, representan las condiciones fís icas

más elementales que predominan en la atmósfera, compuesta en

su mayor amplitud por fluidos gaseosos. Húmedo y seco, frío y

cálido. La humedad y la temperatura son los factores básicos qu e

determinan la formación de los vientos y de su intensidad.

La interacción de dichos factores, en correlación con el volume n

de las masas a las que afectan y su proximidad o lejanía, en un

entorno donde actúan poderosos campos de fuerzas de naturaleza

magnética y gravitatoria, determinan el desarrollo de la gran

diversidad de fenómenos que se producen en la atmósfera, entre

los cuales, como muy bien indicaba Paracelso, son los vientos q ue

condicionan la vida de todos los seres vivos. Los hay suaves, c omo

las brisas marinas y los hay violentos como los tornados, que

tienen consecuencias devastadoras.

Las condiciones físicas que originan los vientos, liberan fuerz as

que pueden ser aprovechadas para producir electricidad, como

50

por ejemplo con la utilización de los aerogeneradores que

transforman esas fuerzas en energía. Veamos una descripción

breve y sencilla de los conceptos que son causa de esas

condiciones y cómo interactúan en la atmósfera.

Humedad

Un constante y permanente fluir de vapor de agua se genera como

consecuencia de la insolación de los rayos solares sobre las

superficies de océanos, mares o masas de agua, y se entremezcla

en la atmósfera, con los fluidos gaseosos que la componen y que

absorben esa humedad, que se incrementa de forma progresiva y

se reparte irregularmente, en función de otras dos condiciones: la

temperatura y la presión. Esta característica es conocida como

humedad relativa del aire, lo que significa que en la atmósfera

siempre hay contenida una determinada cantidad de agua, por

pequeña que sea, en todas partes y lugares, desde los ambientes

más húmedos o tropicales, hasta los más áridos y secos como en

los grandes desiertos.

«Una masa de aire no puede contener una cantidad ilimitada

de vapor de agua. Hay un límite a partir del cual el exceso de

vapor se licúa en gotitas. Este límite depende de la temperatura

ya que el aire caliente es capaz de contener mayor cantidad de

vapor de agua que el aire frío. Así, por ejemplo, 1 m³ de aire a 0ºC

puede llegar a contener como máximo 4,85 gramos de vapor de

agua, mientras que 1 m³ de aire a 25ºC puede contener 23,05

gramos de vapor de agua. Si en 1 m³ de aire a 0ºC intentamos

introducir más de 4,85 gramos de vapor de agua, por ejemplo 5

gramos, sólo 4,85 permanecerán como vapor y los 0,15 gramos

restantes se convertirán en agua. Decimos que una masa de aire

está saturada cuando su humedad relativa es del 100%.»

Temperatura

51

La temperatura es la cantidad de calor que posee el aire de la

atmósfera. Influye sobre la misma la acción de los rayos solare s ya

que el Sol es la principal y mayor fuente de calor de la Tierra . La

distribución irregular de las temperaturas existentes sobre las

distintas zonas a lo largo de la superficie terrestre depende d e una

gran cantidad de factores que influyen sobre la misma. Un

fenómeno de especial importancia es que la temperatura de la

atmósfera terrestre varía con la altitud. La relación entre la altitud

y la temperatura es variable en función de las distintas capas de la

atmósfera que la componen: troposfera, estratosfera, mesosfera y

termosfera.

«La radiación solar es la principal fuente de energía térmica

y prácticamente la única para la atmósfera de nuestro planeta.

Esta radiación solar nos llega en forma de insolación: rayos de luz

y de calor con diferentes longitudes de onda que constituyen el

espectro visible ‐rayos luminosos‐, los de menor longitud de on da

no visibles ‐rayos ultravioleta‐ y de mayor longitud de onda ‐r ayos

infrarrojos‐ que tampoco son visibles. Así pues, el espectro vi sible

se encuentra en el medio del espectro constituido por la radiac ión

solar que llega a nuestro planeta, y más específicamente, a la

atmósfera terrestre.

La radiación solar atraviesa la atmósfera sin calentarla, porqu e el

aire es diatérmano, es decir, se deja atravesar por los rayos

solares sin calentarse. Pero esta radiación solar, al llegar a la

superficie terrestre o marítima se transforma aumentando su

longitud de onda y pueden calentar tanto las aguas como el suel o

y las capas inferiores del aire. Así, este calentamiento de la

atmósfera terrestre no es directo sino indirecto, a partir de l os

rayos infrarrojos de mayor longitud de onda que son re‐emitidos

por la superficie terrestre caliente.

No obstante, en determinadas condiciones particulares, como el

fenómeno de la inversión térmica, esto puede variar, y el gradiente

negativo llegar a convertirse en positivo, es decir, aumentar s egún

ascendemos. Se pueden distinguir dos tipos de inversión térmica :

52

la inversión de gran altura, debida a una convergencia frontal,

cuando una masa de aire caliente es forzada a ascender

dinámicamente; y la superficie de inversión, más localizada, qu e

se produce en situaciones de anticiclón térmico, cuando el aire

desciende por enfriamiento y la pérdida de temperatura es mayor

en las capas bajas que en las altas.»

Diferentes temperaturas y presiones que varían de forma cíclica y

permanente se dan en función de la altitud, tomada desde la

superficie del mar, tal como se pueden observar en el ejemplo d el

siguiente cuadro.

52 la inversión de gran altura, debida a una convergencia frontal, cuando una masa de aire

Gradientes de temperatura y presión

Presión atmosférica

«La presión atmosférica puede ser imaginada como el peso

de una columna recubierta de aire. Al igual que la temperatura, la

presión disminuye con la altura. La presión atmosférica es

generalmente medida en milibares (mb). Esta unidad de medida

es equivalente a 1 gramo por centímetro cuadrado. Otras

unidades son usadas ocasionalmente, como bares, atmósferas, o

mm de mercurio.»

53

La presión disminuye rápidamente con la altura, pero además hay

diferencias de presión entre unas zonas de la troposfera y otra s

que tienen gran interés desde el punto de vista climatológico. Son

las denominadas zonas de altas presiones, cuando la presión

reducida al nivel del mar y a 0ºC, es mayor de 1.013 milibares o

zonas de bajas presiones si el valor es menor que ese número. E n

meteorología se trabaja con presiones reducidas al nivel del ma r y

a 0ºC para igualar datos que se toman a diferentes alturas y co n

diferentes temperaturas y poder hacer así comparaciones. El air e

se desplaza de las áreas de más presión a las de menos

originándose de esta forma los vientos.

«Se llaman isobaras a las líneas que unen puntos de igual

presión. Los mapas de isobaras son usados por los meteorólogos

para las predicciones del tiempo.»

El punto triple del agua

«El punto triple de un elemento es aquel en el cual coexisten

en equilibrio el estado sólido ‐punto de congelación‐, el estad o

líquido ‐punto de condensación‐ y el estado gaseoso ‐punto de

ebullición‐ de un elemento. Se define como la relación variable

entre una temperatura y una presión, que es lo que determina el

estado de un líquido, en este caso del agua. El punto triple de l

agua está a 273,16 K (0,01°C) y a una presión de 611,73 pascal. »

Dicho estado o punto triple del agua se suele dar por regla gen eral

en determinadas condiciones atmosféricas, en las que conviven

simultáneamente moléculas en esos tres estados, o que también

favorecen que el estado de esas moléculas cambien rápidamente

dando lugar a los fenómenos de precipitación, en forma líquida o

sólida, que suele ir acompañada de otros fenómenos atmosféricos ,

como los fuertes vientos o las descargas eléctricas, ya que las

precipitaciones del agua dependen además de las condiciones

54

eléctricas de la atmósfera, según las cuales, se condensará en

forma de lluvia, o de nieve o de granizo.

«Las gotitas de agua en suspensión en un líquido no acuoso

de la misma densidad alcanzan fácilmente el estado de

sobrefusión, y los meteorólogos han reconocido que las gotitas

finalmente dispersadas en las nieblas y en las nubes pueden

permanecer en estado líquido muy por debajo de los 0º.»

54 eléctricas de la atmósfera, según las cuales, se condensará en forma de lluvia, o de

Cristal de nieve

Curiosamente, las moléculas de agua se agrupan en una estructur a

que tiene una forma piramidal, mientras que las estructuras de los

cristales de hielo o de nieve tienen una forma hexagonal perfec ta.

H 2O H 2O H 2O H 2O H 2O
H 2O
H 2O
H 2O
H 2O
H 2O

Estructura de las moléculas de agua

55

Electricidad en la atmósfera

Hemos señalado anteriormente la curiosa paradoja de que el agua ,

tanto en su estado líquido como en su estado de vapor con alta

presión, acumula una gran fuerza susceptible de ser utilizada

como fuente de energía para obtener la electricidad. Y en la

atmósfera, por el contrario, el agua se encuentra en forma de

vapor a muy baja presión, y adolece de esa fuerza como tal fuen te

de energía, por lo que su utilización carece de interés. Aunque , en

determinadas condiciones de la atmósfera, podemos observar

cómo se liberan grandes cargas de electricidad.

Desde tiempos inmemoriales, los seres humanos hemos sentido

un gran temor irracional, y a la vez un especial respeto hacia los

fenómenos que se producen en los días de tormenta. El súbito

resplandor de las centellas y relámpagos, siempre nos ocasionan

esa sensación de tensa espera durante los breves segundos en l os

que tarda en escucharse el est ruendoso retumbar del trueno.

55 Electricidad en la atmósfera Hemos señalado anteriormente la curiosa paradoja de que el agua ,

Rayos en días de tormenta

56

Todos los días, a todas horas, en numerosos y diversos lugares del

planeta se están produciendo fenómenos de tormenta, de forma

permanente y variable. Las descargas eléctricas de los rayos se

suceden de forma intermitente, y el número de rayos que se

desprenden cada día en todo el mundo se contabiliza por miles.

Estos fenómenos eléctricos se pr oducen en unas determinadas y

específicas condiciones atmosféricas, en las que indefectibleme nte

siempre están presentes grandes masas nubosas, generalmente

cargadas de agua y en ocasiones también de granizo.

Diariamente vemos cómo las nubes se mueven en los cielos, cómo

pasan de una forma muy variable y aleatoria, lenta o rápidament e,

hay días que transcurren completamente nublados, cubiertos por

espesas capas de nubes, que en ocasiones pasan sin descargar un a

sola gota de agua y en otras pasan días enteros descargando las

lluvias. En los días más calurosos y con embolsamientos de aire

frío en las capas altas de la atmósfera, se producen la formaci ón de

grandes cúmulos de nubes llamadas de desarrollo o evolución, co n

presencia de fuertes vientos, cálidos que ascienden y fríos que

descienden, y es entonces cuando comienzan a generarse las

descargas eléctricas, con los rel ámpagos, los rayos y los truen os.

Son esas las condiciones atmosféricas que convergen en los días

de tormenta. Temperatura, humeda d, calor, frío, bajas presiones y

fuertes vientos, y las consecuencias son que del vapor de agua se

desprenden continuas e impresionantes descargas de electricidad

natural. Son las leyes de la naturaleza, las leyes de la física , las que

hay que respetar y observar para aprender de ellas todo cuanto se

necesita conocer.

Porque, aunque estemos acostumbrados a ver que las descargas

eléctricas se originan principalmente en los días de tormenta, no

son esas las únicas circunstancias o condiciones en las que se

producen. Con gran frecuencia se producen también descargas

eléctricas en condiciones atmosf éricas diferentes, como ocurren

en las erupciones volcánicas, donde podemos observar cómo de

entre las nubes calientes de ceniza se desprenden gran cantidad

de descargas eléctricas y rayos.

57

57 Electricidad liberada en la erupción de un volcán Y es que allí donde convergen las

Electricidad liberada en la erupción de un volcán

Y es que allí donde convergen las condiciones atmosféricas que se

han señalado, se producen este tipo de fenómenos eléctricos

naturales, como también ocurre, por ejemplo, en un fenómeno

conocido como el ‘Relámpago de Catacumbo’, que se origina en

una extensa zona de ciénagas existentes en Venezuela.

«El relámpago aparece sobre los cielos del Estado Zulia entre

140 y 160 noches por año, y cada vez que lo hace refulge entre

siete y diez horas continuas, con una frecuencia de 50 descarga s

por minuto y una intensidad de hasta 400.000 amperios. En el

siglo XIX, el naturalista alemán Alexander Von Humboldt, lo

describió como “explosiones eléctricas que son como fulgores

fosforescentes”, las cuales constituyen un regenerador de la ca pa

de ozono, gracias a la liberación de partículas de oxígeno que al

chocar producen este gas.

El ‘Relámpago’ es el primer generador de electricidad de

origen tormentoso del planeta, pues “en diez minutos de

recurrencia genera la energía necesaria para encender las

bombillas existentes en toda Suramérica”.

El fenómeno se produce a partir del choque de nubes, cuya

formación depende de la presencia de agua. Las nubes se cargan

por la confluencia de vientos en una zona de baja presión, sobr e

58

un espejo de agua (parque nacional Las Ciénagas) y contra las

montañas (de la sierra de Perijá). La ecuación la completan los

gases emanados de la descomposición de materia orgánica del

parque, que al recibir el choque eléctrico producen el relámpag o.»

58 un espejo de agua (parque nacional Las Ciénagas) y contra las montañas (de la sierra

Fenómeno del relámpago de Catacumbo

Es la electricidad que se libera en plena atmósfera, es la ener gía

que contiene el agua, porque el agua es la gran fuente de energ ía

natural del planeta. Sería una gran propuesta de solución que

permitiría resolver los problemas de escasez de energía eléctri ca

en el mundo, si se pudieran reproducir esas mismas condiciones

naturales de una forma artificial, para aprovecharlas como una

fuente de energía de la que se podría obtener a voluntad toda l a

electricidad que se deseara.

59

El agua fuente de riqueza

Año de nieves, año de bienes, dice un refrán popular, muy

extendido en regiones donde los cultivos agrícolas son una de l as

actividades predominantes. Y es porque los agricultores conocen

muy bien que en los años que registran fuertes precipitaciones de

nieve en las cumbres, las cosechas serán excelentes, gracias a que

dispondrán de agua suficiente para el riego de sus campos. Y es to

es así porque donde hay agua hay riqueza.

Pero en otros muchos lugares no existen esas montañas en las qu e

se acumule la nieve, ni lluvias regulares, sino todo lo contrar io,

más bien se dan unas situaciones de escasez de agua cada vez má s

alarmantes, y por regla general, donde falta agua hay pobreza.

La ONU alerta de que el planeta ya sufre “escasez crónica de

agua”.

«Ni el oro, ni el petróleo, ni el uranio. El mayor tesoro que

guarda nuestro planeta es el agua. Y la calificamos de 'tesoro'

porque es valiosa, imprescindible para la vida y cada vez más

difícil de encontrar. Varios organismos internacionales han dado

la voz de alarma por el mal uso que se hace de este recurso y

sobre todo, porque el momento de que se agote está cada vez más

cerca. Esta semana la ONU informaba de que el suministro de

agua potable será un 40% inferior a la demanda en 2030 si no

se mejora la eficiencia en su uso. Esa escasez se convertirá en un

fenómeno que "desafiará" a los gobiernos, debido al crecimiento

de la población mundial, al aumento del nivel de vida, a la

sobreexplotación, al deterioro de la calidad del agua y al

calentamiento global.

Sin embargo, por mucho que esa situación ponga en jaque a la

clase política, lo que resulta angustiante es la repercusión qu e

tendrá en millones de vidas humanas, que no podrán acceder al

agua potable y se verán privadas de los beneficios que reporta.

60

No hace falta trasladarse al año 2030. En pleno 2010 existen 90 0

millones de personas sin acceso al agua potable y limpia. Ocho de

cada diez personas están expuestas a enfermedades por consumir

ese líquido elemento contaminado. 4.500 niños mueren al día,

principalmente en los países de África, debido a la falta de

instalaciones básicas de saneamiento.»

Esta noticia fue publicada en los medios de comunicación en el

año 2010, con motivo del Día Mundial del Agua. Paradójicamente,

cinco años antes, en el año 2005 y conmemorando el mismo Día,

se publicaron informaciones similares alertando de los problema s

relacionados con la escasez de agua.

Alerta sobre un futuro sin agua. La ONU prevé que 2.000

millones de personas pasarán sed a mediados de siglo.

«El 50% de la población en los países en desarrollo está

expuesta a fuentes de agua contaminada. La presión sobre los

sistemas de provisión de agua continental en todo el mundo está

aumentando en paralelo al crecimiento demográfico y económico.

Ambos fenómenos plantean dos grandes retos: la falta progresiva

del agua y su contaminación. Así se expone en el informe Agua

para todos, agua para la vida que han elaborado más de una

veintena de agencias de la ONU y en el que se analiza la evoluc ión

de los recursos hídricos en el mundo, hecho público con ocasión

del Día Mundial del Agua. Según el informe, a mediados de siglo ,

unos 2.000 millones de personas en 48 países sufrirán la escase z

de agua. Y eso en el mejor de los casos, porque, en el peor de los

escenarios posibles, unos 7.000 millones de personas en 60 país es

padecerán esa carencia.

El informe indica que la cantidad de agua dulce (el 2,53% de la