Está en la página 1de 76

Grupo Frida

DICIEMBRE 2008

DELIRIO.

Nº 1

Portada: María Castellanos Vicente Dirección, edición y coordinación: Aída García Corrales Diseño: Aída García Corrales y Leticia Pérez Bello Maquetación: Aída García Corrales. Redacción: Rafael García Almazán, Óscar Varona, José Abad, Jordi Soto, Carolina Caluori, María Castellanos Vicente, Gemma Vegas. Ilustraciones. Aída García Corrales, María Castellanos Vicente y Leticia Pérez Bello. (Creadas específicamente para DELIRIO) Los que han dado vida a este primer número de DELIRIO son: Rafael García Almazán, María Castellanos Vicente, Jordi Soto, Pablo Elorduy, Gemma Vegas, Leticia Pérez Bello, Yúmar Hidalgo, Pecados Capitales, Carlos M. Camba, Patricia de Los Reyes, Óscar Varona, Carolina Caluori, Fiacha O' Donnell, Andrés Ramón Pérez Blanco, José Luis Gracia Enguita, Lola Pascual, Los Tarugos, Mayoyo y Leticia Vera. DELIRIO es una revista cultural gratuita sin ánimo de lucro. Todos los contenidos que aquí se exponen han sido previamente pactados con sus respectivos autores. En caso de querer hacer uso de cualquiera de ellos con intenciones ajenas a la revista, rogamos se pongan en contacto con el/los propietario/s de las obras. Visualización recomendable para este documento PDF: DELIRIO está configurada en modo Pantalla Completa. De no ser así, se recomienda una visualización del 80 al 85%

3

4

Después de un periodo de baja actividad, el Grupo Frida, a punto de cumplir doce años, ha decidido empezar una nueva etapa. Una etapa, siempre dentro del compromiso cultural y solidario, pero con nuevas actividades. El Grupo Frida nació para cumplir con unos objetivos difíciles pero alcanzables: potenciar la cultura desde RivasVaciamadrid hacia el exterior. Nos pareció que Frida Kahlo encarnaba los dos requisitos imprescindibles, mujer de cultura y mujer solidaria. Y a ella se debe el nombre. Han sido doce años de actividad cultural. Desde un programa de radio durante tres años, La voz de Frida, hasta varias exposiciones de pintura, participación en jurados de cine, teatro o premios culturales y lo que podría denominarse la joya de la corona: la creación de los concursos de pintura y relatos Frida Kahlo, en colaboración con la concejalía de cultura del ayuntamiento de RivasVaciamadrid. Once ediciones avalan este premio y un prestigio acumulado que aumenta cada año. Pero no era suficiente. El Grupo Frida necesitaba un relanzamiento. Una nueva época. Nueva savia que fluyera e hiciera renacer el proyecto. Hoy, podemos decir que esta revista es la punta de lanza de esta nueva era. Una nueva revista capaz de reunir varios requisitos: · Una forma atractiva

· Un contenido cultural diverso · Una calidad mínima y contrastada · Una participación múltiple de los componentes del Grupo Frida y de voluntarios ajenos al grupo. La forma elegida ha sido la virtual, sin descartar que en un futuro pueda ser editada en papel. Hoy empieza un nuevo proyecto ilusionante, abierto y participativo, donde el arte será el nexo de unión entre las distintas páginas: Artes plásticas, literatura, fotografía, cine, música, solidaridad, amenidades, encuestas, sugerencias, humor, etc. Todo lo que sea capaz de expresarse artísticamente tiene cabida aquí, en DELIRIO. En fin, poco más que solicitarles que nos acompañen en esta nueva aventura. Muchos ya nos conocen, para otros será su primer contacto, a todos deseamos que nos comuniquen su parecer, lo que les gusta o lo que no. Esperemos que este primer número sea de su agrado, aún siendo conscientes de la dificultad de este compromiso lo hemos aceptado con toda la ilusión posible, eso sí, siempre contando con todos. Una revista sin lectores es una revista muerta. Nuestra intención va más allá, intentar convertir a los lectores que lo deseen en colaboradores. Rafael Gª Corrales. Almazán y Aída García

5

6

8

El

NO muerto en el paraíso está demasiado feliz para NO tiene otras cosas en qué pensar...

preucuparse por las indignidades de su cadáver; El muerto en el infier Cuando

NO estamos presos... NOs andan buscando.

Año 1962 .Cerca de las turbias aguas del puerto y a punto de nacer en un "Seiscientos", vi la luz por primera vez. No podía imaginar hasta qué punto las sonoras palmadas en el culo propinadas por un médico bajo y regordete, me incitarían a perderme en esto de la música..., aunque creo que estaba predestinado. Quizás pueda parecer prematuro; pero recuerdo que con tan solo ocho años, penetró en mis oídos la melodía de una trompeta negra y sonriente de blancos dientes...a la cual mi padre llamaba "Luis". Poco me importaba entonces su nombre, pero no paraba de escuchar e imitar su sonido, reproduciéndolo con mis labios para suplicio de mi entorno.¡¡Hasta el día en que ella apareció!!..." El principio de una extraña y endemoniada relación".Fue como el descubrir a tus ojos la desnudez de una mujer por primera vez: Excitación, emoción y bastante miedo. Grande, esbelta, brillante...toda para mí...,y yo sin saber qué hacer, acaso abrazarla. Ramblas arriba, Ramblas abajo...,descubriendo las noches e inventando los días, charlando con las Reinas de la Soledad. Tocando en

la calle por unas monedas que apenas resistían un suspiro. Regalando juguetes junto a "Manolita Chen",y su entrañable teatro chino. Conociendo gente y robando experiencias a una vida, con candados en los bolsillos.¿Si he perdido o si he ganado?aún no lo descubrí-.Grabación de dos proyectos discográficos con la banda "Los Bombarderos" realizando giras y colaboraciones durante más de diez años por España y Europa. Actuando de teloneros de grupos como Miracle Workers, ZZTOP, Flyn Burrito Bross, Loquillo y Trogloditas, Rebeldes. Grabación para "Capote Records" como "Jordi Soto Combo".A partir de la colaboración y amistad entre "Rebeldes" y "Bombarderos", se inicia una relación profesional y sobre todo de amistad con su saxofonista, Dani Nel. Proyectos diversos para publicidad, cine y televisión (La monja...).Y diversas exposiciones por bares y salas de Barna de mi obra como faceta de pintor-ilustrador (Café Negre,Hell..s Place...). Un lápiz, una guitarra (mi cabeza), una pluma... un piano de juguete... da igual, la cuestión es poder crear cosas bonitas (es una enfermedad).

10

11

12

13

Antes de ayer recorría la planta baja del centro comercial, con las palabras de Dardo, el jefe de mi secta (nosotros no llamábamos así al grupo, pero es para que usted lo entienda mejor) retumbando absolutamente en mi cabeza: “En cualquier caso le aconsejo que, por las dudas, suba al servicio y se meta los dedos en la garganta”. No obstante, cuando llegué a la caja noté un escalofrío obsceno que iba desde mi piel hasta las tapas satinadas. En el momento en que iba a pagar solté Mi Salvación y salí corriendo. Al doctor Dardo no se lo dije inmediatamente (por entonces me horrorizaba pensar que podía tratarse de un problema de estructura). Cuando me preguntó si lo llevaba conmigo, pedí que pasase de mí aquella copa. Comprendió con sus finos labios y subrayó con sus gruesas cejas. Dardo se puso a constatar –cuando constataba parecía más extraterrestre– Me temo que no podemos seguir ayudándole, aseguró ¿Comprende qué puede esperar de su vida si le abandona el Grupo menos Uno? (Dardo deja de constatar y se levanta y sonríe porque abre una pequeña posibilidad) infinitesimal, repite, “una nanoposibilidad,

un microchance, una mierda de oportunidad” de que el grupo no me suelte. La conclusión es que me permitía volver al centro comercial. Eso fue ayer. Unos operarios colocaban las luces en lo alto del vestíbulo. La persona que empezó a escribirme bajaba super ufana, con una bolsa rebosante y la tierna estupidez de su cara. Me detiene para pedirme que avance y yo le hago ver que él es quien no me dejó hacerlo durante mucho tiempo. Muy educado, me da las pascuas y se va, evidentemente a no proseguir: no es el típico que prosigue. Libre, por fin, del yugo de ser su personaje y de pertenecer por el momento a Dardo (cosa que prefería, más que nada por las ocasionales sesiones de sexo grupal con las tres señoras mayores –de carnes poco firmes, todo hay que decirlo– y por el vino español que seguía a las sesiones de psicoterapia) libre, digo, del primer responsable, que se fue a casa a jugar a la Play, bajé las escaleras mecánicas hasta la planta menos dos.

Yo tampoco me salvé.
Pablo Elorduy.

Y los veo allí a todos juntos, esperando. Como vaticinó Dardo, observo que hay unos pocos argentinos, unos cuantos franceses, algún inglés, Unabomber, Sorel juntamente y Mosca, Gerarda… Decenas de personajes demenciales y algunos que absurdos –escépticos o pedantesescapados de relatos de frenopáticos y cadalsos… ¡Imagínese qué percal! La mañana anterior se habían reído con lo de las camas redondas: —¡Qué cutre! –gritaba exultante el que llamaban Ícaro. En general, les encantaba que fuera tan sórdido, aquello de las pieles adiposas, y yo... Yo había conseguido atrapar la autoayuda de Dardo, había subido de planta ante su indiferencia y con mis nervios; había llegado a la caja y fue entonces cuando sentí esa repulsión casi física que me hizo soltar el libro, colocarlo sobre un montón de productos que aquel día estuvieron a punto de ser liberados del escaparate, en fin, ya saben cómo se larga uno por la salida sin compra. En general, les encantaba que fuera tan sórdido, aquello de las pieles adiposas, y yo... Yo había conseguido atrapar la autoayuda de Dardo, había subido de planta ante su indiferencia y con mis nervios; había llegado a la caja y fue entonces cuando sentí esa repulsión casi física que me hizo soltar el libro, colocarlo sobre un montón de productos que aquel día estuvieron a punto de ser liberados del escaparate, en fin, ya saben cómo se larga uno por la salida sin compra. Ayer me había propuesto no mirar a nadie, “no son reales” me decía (como si yo mismo lo fuese). No son ayuda. Los ejemplares dorados, con la jeta de Dardo en primer plano, seguían en la mesa, brillantes, con un no sé qué de inteligencia emanando, con suave acento argentino, a

través de la cubierta (en la que aparecía un OVNI), del papel verjurado tono sarro de aquellas páginas con su nombre escrito (en cada una de ellas) en mayúsculas: DARDO IAGO OSORIO SÁNCHEZ: la persona más sin dudas que he conocido; el demiurgo de las carnes flácidas (le encantan); el hombre que me liberó de mi primer autor; un verdadero folla madres, dicho sea con todo el respeto y en positivo. ¿Qué por qué me quede allí; por qué no intenté meterme siquiera el índice en la garganta; y no quise vomitar, ni me acerqué siquiera a la caja registradora? ¿Por qué bajé por mi cuenta del menos uno al menos dos? Bien, podría darme jabón, pero hay un solo motivo: fueron las burlas de aquéllos, que comenzaron en el instante en el que tomé el libro por segunda vez. Me llamaban caduco, sandio, perezoso mental, retardatario; cloqueaban, chacoteaban, desenrollaban sus befas, piezas de burla post modernista, malos chistes, hasta que al fin… Por fin me senté con ellos a compartir los restos de una lata de atún. Me quedé en la planta de los abyectos. Deserté ¿Usted qué habría hecho en mi posición? No crea que ninguno se mostró cordial conmigo.

Pablo Elorduy.

15

17

NO A LA BELLEZA-CONSUMO
La mujer que se nos muestra en los medios de comunicación es una imagen artificial obtenida a través de retoques, una especie de collage de muchas mujeres, obteniendo como resultado una mezcla transgénica que responde al fin de conseguir un ideal de belleza impuesto y restrictivo. Cuando observamos una imagen de este tipo, es necesario advertir que ante nuestros ojos ya no hay una mujer, sino una imagen idealizada, la ilusión de que hay una mujer, un sustituto de la realidad. Dicha imagen, en sí, es un objeto material, que puede dar lugar a la confusión entre imagen-objeto y mujer no-objeto, esto puede desencadenar la idea de que estar ante una mujer es estar ante un objeto de consumo. Lo que puede fomentar el pensamiento de que el dinero sirve para conseguirlo todo. Sentimos que nuestro cuerpo está expuesto a las miradas de los demás, y nos empeñamos en modificar o usar elementos que modifiquen la forma natural del mismo para “estar más guapos” pero, muy a menudo, llegamos a conseguir lo contrario al objetivo perseguido, provocando problemas de salud, patologías o malformaciones corporales. Y lo más penoso es que supone un importante golpe a la autoestima. Este problema acompaña al ser humano en diversas etapas históricas y está presente en todo tipo de culturas pero sería difícil encontrar una estética tan cruel y restrictiva, sobre todo con la mujer, como la de nuestra cultura occidental, donde prácticamente todas las partes del cuerpo se ven implicadas. En parte, porque muchas empresas ven en esta obsesión por la belleza inalcanzable un verdadero negocio, y cuanto más complicado sea llegar a encajar con el ideal, más coste económico habrá de suponer. 18

Las tituladas “Mujeres transgénicas” tienen bastante que ver con está temática, son un no a las imposiciones estéticas, a partir de la creación de una imagen que roza el absurdo, son un intento de poner en evidencia precisamente estas cuestiones. No, a la obsesión por la belleza que nos crea sufrimientos innecesarios. No, al sometimiento de las personas a métodos para acatar las imposiciones estéticas. Lo que cuenta de verdad son las personas, no es su talla de pantalón o el tinte que se echan en el pelo, son sus acciones lo que queda. “La belleza debe ser algo más equilibrado compaginado con el propio bienestar de cada individuo.” Texto y obras: Gemma Vegas.

22

24

NO

Es una frase en una palabra, es un todo en un momento al ser un nada. Es un derrumbar, un destruir, con la fuerza y la rotundidad de lo escueto, y la desesperación de la falta de explicación. Es un no. Es todo lo que hace falta para dar un giro completo. Eso, también, lo convierte en un inicio. ¿Que cómo comenzó todo? No podría decirlo, ¿alguien sabe cómo comienza un sueño? Probablemente no, cuando quieres darte cuenta ya estás inmerso en él, ya formas parte de él, y no recuerdas en qué instante pasaste de la nada al sueño. No lo recuerdas, simplemente estás. Y no hay tiempo, no tienes tiempo, para pensar, porque eres el sueño, y todo transcurre rapidisimamente en los sueños. En los sueños no hay tiempo para respirar, porque en los sueños no se respira. Me he de disculpar por no explicar todos los detalles. Nunca he sido muy detallista. No entiendo muy bien el fijarme en todos los detalles porque me parece que me pierdo la impresión global. Me vienen a la mente aquellas tardes de museo, cuando mirábamos obras de siglos muertos, colores ocres y oscuridad reflejo de la época, y yo me dejaba llevar por la sensación inquietante que me infundía esa presencia anómala de tiempos perdidos, mientras ella, a mi lado, me sacaba de mi abstracción haciéndome notar pinceladas sobre el material, el uso de los colores o las curiosidades del encuadre. Como escuchar una canción y fijarte en la línea de bajo en vez de escuchar el conjunto y dejarte transportar al mundo de las emociones. No, no soy de detalles, porque eso es para los constructores. No sé cocinar bien, siempre olvido algún ingrediente. Pero sé saborear la buena comida. No fue fácil. Me dirán que nada es fácil, que nunca es fácil, que los caminos que más cuestan son los que más se valoran,

y qué se yo. No me importan esas cuestiones de superación propia, de méritos, de esfuerzo y premio. No soy un animal de laboratorio, no soy una cobaya, no es necesario adiestrarme así. No soy el juguete de un dios caprichoso, de uno o de una cohorte de ellos. No necesito creer que sólo vale lo que es fruto de trabajo y dedicación. No. Eso va en contra de la verdadera poesía, la que sale de dentro, va en contra de las musas y de los genios. Durante tres semanas, más o menos, no podría precisar, ya dije que no me preocupo de los detalles, pensé en que había encontrado aquello. Ya me entendéis, aquello. Aquello que buscamos, aquello que nos hace seres completos. Y no. Era muy parecido, no lo puedo negar. Tanto que creía en ello con todas mis fuerzas, me sumí en una nube, como una película francesa saturada de color. Me dejé llevar por vientos que arreciaban a cada gesto, a cada estímulo, a cada quiebra del espacio/tiempo. No era real, ya lo sé, ahora lo sé, pero, ¿acaso importaba? Cuando, hará unos días, descubrí el agujero, la grieta, el lugar por el que se filtraba la ilusión empezando a vaciar el estanque y provocando lo que sería una ruptura total de sus diques, creí que moría. 25

No podía dejar que, para una vez que algo me había estremecido de los cimientos a la más alta cornisa, se fuera así, sin más. Intenté usar cualquier tipo de cemento, hormigón y siliconas para evitar que la brecha se abriera. No sirvió de nada. Intenté reconstruir las deterioradas vigas y forrarlas de ladrillo caravista para conseguir que el edificio se mantuviera en pie. Qué va. En vano. Infructuoso. Aún seguía así, temblando con el viento. (Hubo un tiempo en que todo esto me hubiera hecho gracia. No hoy. Hoy ya he vivido tantas cosas que las desgracias propias tampoco me hacen gracia). Esta mañana tuve una premonición extraña. Nunca las tengo, no creo en ese tipo de cosas. Vale que puedo ser sensible, pero no a los espíritus, las cábalas o los fantasmas. Nunca he visto apariciones, nunca he adivinado absolutamente nada. No me han echado las cartas, no me han trazado el mapa astrológico de mi existencia. No creo en ello, ni siquiera en las líneas de la mano, para mí único reflejo de los pliegues físicos de un cuerpo que acostumbra a hacer unos movimientos, arrugas de expresión de una forma biológica de agarrar, empujar, acariciar, frotar, tocar, señalar, abrazar, gesticular, y todas tantas cosas cotidianas que tienen que ver más con el pasado físico que con el devenir de los años próximos. El caso es que tuve una premonición extraña. No temible, sólo extraña. Sabía que algo andaba mal, que algo no era como debía ser. Podía ser la luz de la mañana, empañada por la niebla matutina a base de nubes bajas y polución alta. Podía ser que la hora a la que me encontré en la calle era más tardía de lo habitual, las gentes distintas, la calle no era la que veía otros días. Estaba fuera de plano, con luces de otra escena, actores diferentes y me dio la sensación de haber perdido mi papel. No era mi película, y me temí que llegara el último acto. No me confundía, así era al final. Hace poco que se ha marchado. El tiempo que me ha dado a escribir todo esto. No me siento orgulloso de ello, igual que no me siento orgulloso de haber fracasado una vez más. Me repito a mí mismo que un fin es un comienzo, e intento recordar cosas que este tiempo he olvidado. Nuestra conversación fue breve, hiperbreve, diría yo, como aquel relato tan corto: "decidió que, hoy, no era su día, durmió todo el tiempo y a la mañana siguiente se dio cuenta, con desesperación, de que se había equivocado". En realidad fue más corta, este relato me viene a la cabeza porque tampoco hoy es mi día. Fue bastante más corta. Una mirada, un café, silencio, y una sílaba que resume una frase que resume un diálogo que resume una relación que resume una búsqueda fallida. Un no. No. No y se acabó. Sólo eso. No. Mientras levanto la cabeza del papel, entre frase y frase, miro por la cristalera. La niebla se ha ido. La gente va cambiando. La vida está al otro lado, esperando algo, como yo lo esperaba. Aún estoy tratando de entender de qué va todo esto, y comprendo que nadie lo sabe. Vagamos, intentamos y lo volvemos a intentar. Es un juego eterno, se comienza y se acaba una y otra vez. Es cíclico, o quizás, viéndolo desde arriba, un continuo. 26

Cosas que pasan una y otra vez como eslabones de una cadena que se llama existencia. Poca cosa, pero para alguien que se fija poco en los detalles quizás lo importante es vivir cada eslabón. Creí que mi cadena se había roto, pero puede ser que solamente esté en la parte estrecha. Todo final conlleva un comienzo, me repito una y otra vez. Tras la crisis viene la bonanza, y así una y otra vez. Tras un encuentro viene otro, y así una y otra vez. Y los eslabones se van formando, y si me quedo durmiendo puede

que éste sea el día de mi vida y yo estaré ausente de él. Es un lujo demasiado caro. Tengo que empezar por donde acaban las cosas. Tengo que empezar y ya lo he hecho. Ya no he escrito la palabra no. Tan corta, tan larga. No no existe. Una paradoja, al final, para terminar. Una paradoja, comienzo. que siempre es un

Carlos M. Camba.

27

Yúmar Hidalgo

31

Yúmar Hidalgo

32

Hubo un tiempo en que el teatro era sobre todo “lo que se decía”, la moralina. Y ésta era una de sus mayores virtudes, ésta y su realismo. El teatro desprendía unas moralejas, que desde Grecia hasta el siglo XX han sido constantes. Bien por afirmación o por negación durante toda la historia del teatro se ha potenciado la bondad y se ha condenado lo incorrecto. La moral ha formado una parte importante de este arte. Principalmente la moral judeocristiana es la que ha constreñido al teatro durante siglos. La virtud y el realismo tanto en el teatro griego como en el clásico español, como todo el que llega hasta el siglo pasado es su paradigma. En el XX es cuando llega el teatro surrealista, expresionista, simbolista o del absurdo. Todo ello sin desaparecer el teatro realista y el virtuoso. Pero se abre la frontera a la NO virtud, al pecado, a la transgresión como modo de vida, como modo de ser o de pensar, como modelo social. Lo que antes había estado prohibido, lo que nunca se había planteado, hoy de la mano de una mayor libertad y laicismo se llega a consumar. Y ahí no podía faltar un grupo transgresor, un grupo infractor que logra, con su amor al teatro, poner un grano de arena más en esa transformación que el teatro necesita. Un grupo NOconvencional. Un grupo del siglo XXI: Pecados Capitales. Porque también tiene que haber un teatro contra el poder, contra el establishment, contra las fuerzas vivas, contra lo políticamente correcto, porque es la manera de avanzar, de crear en libertad. Hay que

saber decir NO. Y hoy deberían darse las condiciones para lograrlo. Pecados Capitales nace hace ocho años, se trata de una compañía de teatro aficionado que desde Rivas intenta abrirse paso. Su primera etapa fue brillante y pueden atestiguarlo muchos ripenses, donde se representaron la mayoría de sus obras. En 2007 se inicia una segunda etapa que hoy está alcanzando una gran madurez. Lo último ha sido la representación de la obra Es de ley matar al rey. Una obra con la que se ha cerrado la XIII edición del FESTEAF –Festival de Teatro Aficionado de Rivas--, y que ha llenado el auditorio Pilar Bardem, obteniendo un gran éxito. Una obra polémica en su título, que no se ha dejado publicitar. Ya saben, a menudo la ignorancia va más allá que el conocimiento. Sin tener nada que ocultar, ni pretender dañar a nadie, hay quien pensó que el título no era políticamente correcto. Y es que el pecado está en la mente de los que piensan mal, no en quien actúa bien, aunque su nombre sea Pecados Capitales. Después de este último éxito la compañía se prepara para un futuro prometedor, siempre con la bandera del NO. NO a lo políticamente correcto. NO a las moralinas. NO al teatro tradicional. Mirando hacia delante con una directora y escenógrafa fija pretende seguir adelante, NO pararse. Así sea. Texto: Rafael García Almazán. 34

Es de Ley Matar al Rey. PK2 Kapitales

38

39

40

42

UN DOMINGO
Óscar Varona
De todas formas hoy es un domingo extraño de esos en los que me quiero morir y que últimamente se repiten en el calendario con suma facilidad como las palabras que fluyen por mi pensamiento malsano en busca de ideas abstractas con las que contar episodios de vidas inventadas y recibir a cambio el NO perpetuo marcado a fuego de unos editores sin escrúpulos que lo único que buscan es llenarse los bolsillos a cambio de cartas de rechazo como las que me enviaba esa chica rubia de pelo largo laceo a la cual nunca llegué a besar y rompió mi vida en tres pedazos de basura qué más da no tengo nada mejor que hacer así que decido caminar por las calles beberme la ciudad de un trago pues no tengo dinero ni para emborracharme tal es mi pobreza tal es mi patetismo quizá ahogue las penas en alcohol de quemar y reviente mi estómago en una melopea asesina de consecuencias pensadas de antemano y fumo cigarrillo tras cigarrillo observando a la gente caminar a mi lado y no darse cuenta de lo infelices que son tanto o más que yo qué digo más? eso es imposible entonces mis piernas echan a correr como si tuviesen prisa por llegar a algún lado aunque no es así quién demonios va a esperarme? nadie eso es cierto y mis pulmones se abren recogiendo todo el aire que son capaces de almacenar lo cual no es mucho pues llevo más de media vida fumando y la gente se me queda mirando extrañada pensando que estoy loco pues al mismo tiempo que corro me río o me carcajeo mejor dicho no están acostumbrados a ver a la gente reír y la verdad es que no sé porqué quizá tengan razón y se me hayan caído los últimos tornillos que sujetaban una mente enferma que no ha conseguido sobreponerse al rechazo continuo de una sociedad que en ningún momento fue concebida pensando en mí aunque he intentado adaptarme a ella o no creo que

no ojos golosos que me miran con hambre de muerte o incidente sangriento para alimentar el morbo gracioso que recorre sus cuerpos imperfectos llenos de granos tatuajes y pústulas supurantes no veo sus rostros no quiero saber quiénes son no me importa nada hay en ellos que me importe ni yo soy tema de su predilección nos ignoramos mutuamente como los editores graciosos que juegan a ver quién publica más mierda en forma de papel guarro con el que envolver el pescado o limpiarse la masturbación del domingo un domingo extraño en el que quiero morir hasta gritar basta y deshacerme en vísceras humeantes y desaparecer de en medio para observar el mundo que alguien creó sin mucha idea de ello y necesito escribir pensando que si sigo corriendo la idea de morir se hará realidad pues no puedo parar pero tampoco respirar es tal el nivel de nicotina líquida que revienta mis pulmones mientras se me cae el cuaderno y el bolígrafo y el sombrero y la cartera donde llevo mis documentos que verifican que yo soy yo pero mucho me temo que a partir de ahora ni eso y corro por las calles perdiendo cualquier identidad e intentando borrar todo pensamiento que he ido acumulando en mi cerebro y que en ningún momento me ha permitido crecer o evolucionar recuerdos que quizá me inventé mientras la gente continuaba sus vidas sin preguntarse quién era ese ser patético de sonrisa burlona que iba menguando según crecía y peor cara tenía a medida que pasaban los años ni falta que hizo ni falta que hace.

45

"Tren con destino a.....va a efectuar su salida por el anden 3 en los próximos 15 minutos" Cuántas veces nos vimos parados en una estación de bus, o en una de sus simples paradas, en una estación de tren o en un aeropuerto. Cuántas horas minutos y segundos de nuestras vidas están dedicados a la espera en estos "lugares"... ¿pero se pueden llamar lugares? ¿Qué es un lugar? ¿Cuántos lugares componen al mundo?¿Podría entonces considerarse al Mundo como un inmenso conjunto de lugares? ¿Es el Espacio parte del mundo? ¿y es espacio sinónimo de lugar? Una clara definición de lugar podría ser: (De logar1). 1. m. Espacio ocupado o que puede ser ocupado por un cuerpo cualquiera. 2. m. Sitio o paraje. 3. m. Ciudad, villa o aldea. 4. m. Población pequeña, menor que villa y mayor que aldea. 5. m. Pasaje, texto, autoridad o sentencia; expresión o conjunto de expresiones de un autor, o de un libro escrito. 6. m. Tiempo, ocasión, oportunidad. 7. m. Puesto, empleo, dignidad, oficio o ministerio. 8. m. Sitio que en una serie ordenada de nombres ocupa cada uno de ellos.

9. m. En arriendo.

Galicia,

casería

dada

en

Pero hasta que punto un lugar tiene que tener que ver con la identidad de cada uno sobre un sitio en particular, dónde la radica la distancia y diferencia con los NOlugares, sitios que no sentimos como nuestros a pesar de nuestro paso por ellos mas de una vez... "Continuamente escuchamos hablar de globalización, de uniformización, hasta de homogeneización; y de hecho la interdependencia de los mercados, la rapidez, cada día más acelerada, de los medios de transporte, la inmediatez de las comunicaciones por teléfono, fax, correo electrónico, la velocidad de la información y también en el ámbito cultural, la omnipresencia de las mismas imágenes, o, en el ámbito ecológico, la llamada de atención sobre el alza de la temperatura de la tierra o la capa de ozono, nos pueden dar la impre-sión de que el planeta se ha vuelto nuestro punto de referencia en común." Lo que Marc Augé llama Planetarizacion, o conciencia por nuestro mundo nos hace pararnos a pensar cuántos de esos sitios que componen aquel, o véase este nuestro MUNDO pasan a considerarse nuestros Lugares y cuantos nuestros NoLugares. Texto: Carolina Caluori. 48

50

Decía George Bernard Shaw que el secreto del éxito radica en ofender al mayor número de personas. Tal vez Fiacha O’Donnell esté, junto a gran cantidad de artistas a lo largo y ancho de este mundo, siguiendo las premisas del escritor irlandés. O tal vez no. Tal vez sólo está dando rienda suelta a su arte, a su subconsciente, a esa imaginación que, por subversiva o escandalosa, siempre será criticada por gente de estrechas miras. Es en esta sociedad que nos ha tocado vivir, en la que aparte de la consabida crisis económica hay otras crisis aún peores y no tan tangibles, donde se hace más imprescindible que gente como el artista madrileño nos abra los ojos ante nuestras propias carencias, aunque sea a base de bofetadas, como ya ocurrió o experimentó en su performance “Tu me pegas, yo te pago”. Puede que ya nadie se escandalice o sorprenda ante figuras fálicas o 220

cabezas colocadas en la Plaza de Colón de Madrid para intentar acercar el arte al peatón que, bien por falta de tiempo o porque simplemente nunca le ha llamado la atención, apenas ha pisado un museo o una galería de arte. Puede que en esta sociedad del siglo XXI, donde lo revolucionario y la típica angustia existencial juvenil se graban en móvil para después colgarlo en la red y ver quién es el más malo de todos, o lo políticamente correcto vuelve a ser la tónica general de los medios de comunicación de masas, no tengan cabida gente como Fiacha O’Donell. No lo creo. Es ahora, más que nunca, cuando hay que gritar con todas nuestras fuerzas, cuando hay que intentar derribar los muros de la sociedad nopensante a la que nos están llevando los poderes fácticos y la infinidad de “gadgets” inútiles a los que nos agarramos para no sentirnos solos. 52

Fiacha lo reflejó muy bien en esa obra de las Cabezas que, junto con el grupo al que pertenece, “El Gato con Moscas”, instaló, primero en la Casa de Velázquez y después en la Plaza de Colón, llamando nuestra atención sobre a lo que se va dirigiendo el ser humano irreversiblemente: a convertirnos en meros robots atados a las nuevas tecnologías (de las que sacamos un mínimo partido de lo que en realidad nos ofrecen), o una suerte de seres humanos sin espíritu al más puro estilo de “La Invasión de los Ladrones de Cuerpos” (1956) de Don Siegel. Y no solamente nos advierte Fiacha de este peligro, sino que además, permite que toda aquella persona que lo desee, se lleve una cabeza a su casa para poder tener una pequeña porción de arte en ella. Una luz en mitad

de la oscuridad. Fiacha quiere acercar el arte a todo el mundo, pero sobre todo, y eso se ve en seguida y se comprueba al oírle hablar, desea hacer arte, sentirse artista, experimentar en todas sus facetas, pues experimentando es cuando se abren fronteras, y el arte es uno de los pocos lugares donde las fronteras apenas existen. No necesita gran cosa para crear, según él, sólo “Un lápiz, unas palabras, un sueño, una piedra, después la imaginación hace el resto, así que diría que lo que más necesito para crear es la imaginación”. Y tiene toda la razón. Fiacha hace trabajar a tan denostado concepto, la imaginación, con la intención de, sobre todo, sentirse a gusto consigo mismo. Después vendrá el resto. Y eso es lo que cualquier artista que se precie suele hacer, no preocuparse por un hipotético público, sino dejarse llevar por su propia imaginación, por sus propios instintos, por sus propios deseos, con los que poder exorcizar una mente que, si no crea, puede llegar a explotar o volverse loca. Inconformista, rebelde, subversivo, anárquico,… puede que todos estos adjetivos le vengan como anillo al dedo al madrileño, pero sobre todo y ante todo, Fiacha es un artista, y como tal, puede o no gustarte, puede o no atraerte, pero se merece el respeto de todos por intentar abrirnos los ojos ante otras realidades no tan tangibles como la gris y monótona en la que nos vemos sumergidos día tras día, pero si más reconfortantes. Texto: Óscar Varona. 53

Doscientas veinte cabezas para performance. Por Fiacha O' Donnell. 54

"Máximal Media de mi Pene". Esculturas para performance. Por Fiacha O' Donnell.

55

Dos rincones del espacio donde trabaja Fiacha O' Donnell. 56

"Tú me pegas, yo te pago". Performance, por Fiacha O´Donnell 57

62

63

Cuando digo

NO
me siento culpable

José Luis Gracia Enguita

Tan sólo soy un copiloto en el coche que recorre mi existencia. Mi dislexia verbal me impide decir “no” desde que tengo uso de razón. La estupidez me ha relegado a ser un actor secundario de mi propia vida, la incapacidad de mi boca es comparable a la de un mudo. La asertividad es para mí tan utópica cómo la propia anarquía y un piloto automático habla por mí. Tan sólo soy un subconjunto. Ocasionalmente siento que voy a ser capaz de hacerlo pero cuando me aproximo a expresar mis deseos con absoluta libertad me quedo encerrado como un número entre dos subconjuntos, como en un sueño en el que te despiertas en la mejor parte. Los sueños se desvanecen y a su vez siguen siendo sueños en la vida. El sueño dentro del sueño dentro de la realidad. Un conjunto real automático y dos subconjuntos irreales de distinta graduación e intensidad. ¿Por qué por qué? ¿Por qué no? Así debería ser pero tan sólo soy una apariencia con un armario lleno de disfraces que nunca quise ponerme y que ni los tontos pueden distinguir, pero el subconjunto esta cerrado. Tan hermético y

frágil como un huevo en la nevera. Es agotador ser un actor de teatro toda tu vida, es insano no saber decir que no, no haber sido capaz de dar un puñetazo en la mesa en su debido momento. Dentro de mis ojos hay un boxeador pero la soga de la inercia va ajustándose a tu nuez hasta que eres incapaz de abrir los ojos y todas las respuestas son aprendidas, ves que has perdido por completo tu habilidad de saber negar y te ves abocado a una esclavitud perpetua. Siempre despierto en medio de un desierto. Mi cuerpo, tumbado boca abajo, es la única marca desigual entre kilómetros de arena fina. No hay el más mínimo rastro de huellas alrededor. Tampoco sé como llego hasta allí pero al despertarme, siento pánico por estar perdido en el vacío y no saber volver al mundo en el que querría vivir. Es la angustia la que me ahoga, el abandono total del control de mi cuerpo y acabar dormido no se cómo ni cuando. Es el pánico a perder toda una vida de cosas que hacer. Es ansiedad y aprensión a llegar a viejo durmiendo en un desierto por no saber decir: “hasta aquí hemos llegado”. 65

66

La objetividad es algo inalcanzable, sólo cuando nos hemos dado cuenta de eso podemos sentir que todo pasa por un filtro personal que lo tinta y lo hace único. Cada uno de nosotros siente de distintas maneras, con matices diversos y diferente enfoque ante un mismo estímulo. Los gustos, las ideas, el momento hacen que el tamiz cambie lo percibido. Por eso es tan subjetivo el arte. El juicio sobre una obra de teatro, un poema, un cuadro puede tener reacciones encontradas según quien lo perciba. La pintura ha evolucionado a lo largo de los siglos, pero el cambio fundamental se produce cuando nace la fotografía y la percepción de ésta es difícil de igualar. Entonces nace la pintura no representativa, la pintura que se aparta de los cánones realistas y que pretende emocionar alejándose de lo real. Entonces se descubre que a la belleza, y a la emoción que ésta da, se puede llegar por el NO a la realidad, por el NO a lo representativo, el NO a la copia. No tengo nada contra la pintura figurativa, pero me agrada que se haya abierto el corsé de la NO realidad y que se destapen colores, formas, trazos que NO representan nada concreto y que sin embargo emocionan y NO pasan desapercibidos. Lola es la pintora del NO. NO a lo convencional. Y no sólo en cuánto a lo que pinta, también en cómo. La búsqueda de materiales, de formas, de color, de combinaciones hacen que su obra NO sea convencional. Su obra llega o no, pero es personal y única. NO es una más. Su trayectoria artística NO ha pasado desapercibida, muchos de los artistas jóvenes que hoy están dando sus primeros pasos en Rivas han sido alumnos suyos. NO ha sido egoísta con sus conocimientos. Los ha compartido. La pintura abstracta y la NO figurativa en general, emociona o NO, pero tiene un valor que hace que sea más subjetiva. Los

cánones a seguir están más diluidos. Cualquiera puedo hacerlo. Cualquiera que sea capaz de NO seguir los cánones clásicos y que emocione. Eso es lo difícil, NO pasar desapercibido. Conseguir despertar emociones. Su camino NO ha sido fácil, pero lo ha recorrido. NO está en los grandes museos pero NO envidia a nadie y no ha defraudado a los ripenses que la conocen. NO se ha doblegado, ha pintado lo que le ha gustado y NO se arrepiente. Por eso, NO dejen de conocerla. Su obra NO es vulgar. Texto: Rafael García Almazán.

68

69

Creemos que esta es la frase que puede definir a los Tarugos, la diversión como derecho fundamental. Creías que habías visto todo en el circo de la música pero todavía estaban por llegar estos irreverentes que te van a demostrar que no es así, que lo único que pretendemos es que mientras escuchas una canción aparezca una sonrisa y que un concierto no sea un sitio para escuchar música y se convierta en una fiesta en la que todos puedan participar. Los punkis dicen que hacemos rock, los del rock que hacemos punki, los mod que hacemos fiesta, si te descuidas hacemos ska y de lo único que estamos seguros es de que hemos inventado la narcojota, ahora ¡que dices tú! escuchanos y luego nos cuentas. Los Tarugos se forman en Azuqueca de Henares en la provincia de Guadalajara. Jorge, Jesús, Iñaki y Estafa fueron la primera formación comenzaron como decían ellos en su primera grabación, con

mucha ilu, con mucha felicidad y sobre todo con muchas ganas de ofender. Banda incondicional entre otros estilos del droganroll y el pop-llas que se definían como un combo de fracasos escolares, amantes del desorden público, los pentagramos, las alitas de cerdo y de la riquísima morfina de Burgos (de la que con un pincho vas que te chutas) y así y con un duro entrenamiento se iban perfilando esta factoría de enajenación mental dispuesta a cagarsentó. Mas que un grupo, una forma de entender la existencia, la tarugada, la fundación para la reintoxicación de ex toxicómanos. Decimos SI “con mayúsculas”, pero decimos un NO rotundo a esos precios, no a la desidia, al aburrimiento, al idiota global, a los famosos solidarios de boquilla con coartadas izquierdistas, a que te digan como tienes que vivir, a la SGAE, a la violencia, a los malos tratos, a la pederastia, a la desigualdad, a la pobreza, al dolor y a todas esas miles de cosas que hacen que la vida sea infeliz. 71

Nosotros decimos que la mejor manera de perder el tiempo es disfrutar, después tu eliges la manera, natural o artificial. El bien mas preciado de uno siempre es la felicidad. Las composiciones de las canciones y las letras son de Jorge vocalista, con el apoyo de Casca y con aportaciones del resto del grupo. Las letras están especialmente cuidadas y trabajadas, nada es superfluo, seguro que os vais a divertir con ellas, cuando empieces a descubrir te darás cuenta de que todavía no estaba todo inventado, ¿Quien se atrevería a hacerle una canción a Roco siffredi? ¿o a esa pomadita hemorroidal llamada Hemoal?, a los bricolajeros, un antimarcinkus. La formación ha cambiado a lo largo de estos aproximadamente diez años, pero el espíritu sigue y seguirá siendo el mismo. Ahora somos: Jorge-vocalista, baterista, Casca-sintetizadorista, Trombopetista, David-guitarrista, bajista, seis intrumentos, JesúsJoseJorgeseis

instrumentistas y seis formas de ver y concebir la música para hacer algo que no tiene influencias porque las tiene todas y ninguna, el rock, el metal, el jazz, el punk, el ska, el trash, el tecno, la fusión...... . Los Tarugos han tocado en casi todas las grandes salas de Madrid solos o acompañando a otros grupos, en concursos o en timoconcursos, en festivales como en el Viñarock del 2005 gran fiesta aquella con disfraces incluidos, no pasamos desapercibidos, o teloneando a otros grupos de “fama”, pero eso “SI” nunca en esas emisoras radio fórmulas ¿será que no les caemos bien?. La piratería es el futuro y el futuro ya esta aquí, por eso nosotros no vendemos los discos, los regalamos en los conciertos y invitamos al resto de personas que no vienen a ellos a que se los descarguen de la red, lo nuestro son los conciertos y hacer que durante un puñado de canciones no paréis de saltar de emoción, directos y contundentes para haceros disfrutar.

Nos puedes encontrar en Tarugolandia: www.myspace.com/lostarugos pásate por nuestro space y seguro que pasas un buen rato conociéndonos a nosotros a la Tarugada y a los amigos del space de los que estamos orgullosísimos. Escucha las canciones que tenemos colgadas, infórmate de las fechas de conciertos y si no pasas a diario siempre te quedará la duda de haberte perdido algo, porque nos gusta cambiarla de aspecto casi todos los días.

¿Te vas a perder el próximo concierto de los Tarugos?.

73

75

Aída García Corrales. http://www.aidarte.blogspot.com/ María Castellanos Vicente. http://mariacastellanos.blogspot.com/ Jordi Soto. myspace.com/jordisoto Pablo Elorduy. http://pablo-elorduy.blogspot.com/ Gemma Vegas. http://elrincondegemma84.blogspot.com/ Yúmar Hidalgo. http://cabaretdeimagenes.blogspot.com/ Pecados Capitales. http://.myspace.com/pk2capitales Patricia de los Reyes. http://abecedariofotografico.blogspot.com/ Óscar Varona. http://www.puaghhh.blogspot.com/ Carolina Caluori. http://carocaluori.blogspot.com/ Fiacha O' Donnell. http://www.elgatoconmoscas.net/ El Kebrantaversos. http://elkebrantaversos.blogspot.com/ Leticia Vera. http://basurerodetinta.blogspot.com/ José Luis Gracia Enguita. http://elgranjoseluis.blogspot.com/ Rafael García Almazán. http://rafaalmazan.blogspot.com/ Los Tarugos. http://www.myspace.com/lostarugos Mayoyo. http://mayoyoaguava.blogspot.com/

Intereses relacionados