Normalización

5.1. Introducción — Normalización 5.2. Definición y tipos de normalización terminológica
5.2.1. Introducción — Definición y tipos de normalización terminológica 5.2.2. ¿Qué es la normalización terminológica? 5.2.3. Las normas técnicas y las normas terminológicas 5.2.4. Los principales organismos internacionales de normalización 5.2.5. Los principales organismos regionales de normalización 5.2.6. Los principales organismos nacionales de normalización 5.2.7. Las principales organizaciones profesionales de normalización 5.2.8. Normalización por consenso, por voto y por decreto 5.2.9. La armonización y la oficialización 5.2.10. La gestión y la planificación lingüística 5.2.11. Las normas multilingües y unilingües 5.2.12. Ejercicios 5.2.13. Recapitulación

5.3. La gestión de proyectos en la normalización terminológica
5.3.1. Introducción — La gestión de proyectos en la normalización terminológica 5.3.2. La definición del proyecto 5.3.3. La organización del equipo del proyecto 5.3.4. La gestión del flujo de trabajo 5.3.5. La revisión de los datos 5.3.6. La revisión del proyecto y los informes 5.3.7. Ejercicios 5.3.8. Recapitulación

5.4. El trabajo de los comité de normalización
5.4.1. Introducción — El trabajo de los comité de normalización 5.4.2. Funciones de los comités 5.4.3. ¿Por qué elaborar normas terminológicas? 5.4.4. ¿Quién elabora las normas terminológicas? 5.4.5. ¿Cómo se elaboran las normas? 5.4.6. ¿Dónde y cuándo se efectúa la normalización? 5.4.7. Recapitulación

5.5. Los productos de la normalización y sus especificaciones
5.5.1. Introducción — Los productos de la normalización y sus especificaciones 5.5.2. Listas de términos 5.5.3. Vocabularios y léxicos 5.5.4. Bases de datos de normas 5.5.5. Especificaciones mínimas 5.5.6. Ejercicios 5.5.7. Recapitulación

5.6. Difusión y aplicación de las normas
5.6.1. Introducción — Difusión y aplicación de las normas 5.6.2. Las normas provisionales y publicadas frente a la difusión electrónica y en línea 5.6.3. Aplicación institucional y verificación de la conformidad 5.6.4. Ejercicios 5.6.5. Recapitulación

5.7. Actualización periódica y localización de las normas existentes
5.7.1. Introducción — Actualización periódica y localización de las normas existentes 5.7.2. Periodicidad de las actualizaciones 5.7.3. La traducción frente a la localización 5.7.4. Ejercicios 5.7.5. Recapitulación

5.8. Resumen — Normalización

5.1. Introducción — Normalización
Su participación presente o futura en actividades de normalización terminológica quizás sea la razón por la que se interesa en nuestro curso interactivo. Si tal es el caso, con el presente módulo aprenderá lo que es la normalización, cómo se lleva a cabo, cómo se gestionan los proyectos de normalización terminológica, cómo funcionan los comités de normalización, y cómo se difunden y aplican las normas. Esperamos que esta información le permita sentirse mejor capacitado al formar parte de un comité de normalización. Aun en caso de que no vaya a participar inmediatamente en actividades de normalización terminológica, este módulo le permitirá tomar conciencia de la gran seriedad con que se aborda el trabajo terminológico riguroso tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, aprenderá el importante papel que desempeña la terminología en las distintas actividades de normalización.

Objetivos
Al final de este módulo, será capaz de:
 establecer un comité de normalización terminológica o participar en él,  identificar una norma terminológica y distinguirla de otro tipo de norma,  identificar un organismo de normalización, especialmente de normalización terminológica,  comprender cómo se llega a un acuerdo y cómo se toman decisiones durante el proceso de

elaboración de normas, terminológica,

 aplicar los principios de la gestión de proyectos a los proyectos de normalización  comprender las funciones de los comités de normalización,  justificar la elaboración de una norma terminológica,  enumerar las etapas de la elaboración de normas,  mencionar los métodos de difusión de normas,  señalar los métodos utilizados para que las organizaciones y personas respeten las normas,  describir los métodos de elaboración de normas multilingües.

5.2. Definición y tipos de normalización terminológica 5.2.1. Introducción — Definición y tipos de normalización terminológica
En esta lección aprenderá qué es la normalización y cómo se lleva a cabo. Más concretamente, se familiarizará con la normalización terminológica.

Objetivos
Al final de esta lección, será capaz de:
 identificar una norma terminológica y distinguirla de otro tipo de norma,  identificar un organismo de normalización, sobre todo de normalización terminológica,  distinguir entre normas técnicas y normas terminológicas,

 distinguir entre normalización, armonización y oficialización,  distinguir entre normas de jure y normas de facto,  comprender cómo se llega a un acuerdo y cómo se toman decisiones durante la elaboración

de normas.

5.2.2. ¿Qué es la normalización terminológica?
¿Ha pensado alguna vez en la cantidad de normas que ha sido necesario elaborar para que pueda utilizar su tarjeta de crédito en todo el mundo? Probablemente no. La normalización es invisible y damos por sentadas las normas vigentes. Pero, ¿qué es la normalización? La normalización es el proceso de llegar a un acuerdo sobre las especificaciones técnicas u otros criterios precisos que deben incluirse de forma invariable en todas las reglas, principios o definiciones de características, a fin de garantizar que los materiales, productos, servicios, procesos y sistemas estén interconectados y sean interoperables. Dicho de otro modo, es el proceso que culmina en un consenso que permite el funcionamiento armonioso de los distintos elementos que integran un sistema. A nivel internacional, esto se logra mediante acuerdos consensuales entre las delegaciones nacionales que representan todas las partes interesadas, a saber, los proveedores, usuarios, responsables gubernamentales de la reglamentación y otros grupos de interés como los consumidores. Dichas partes se ponen de acuerdo sobre las especificaciones y criterios que deben aplicarse de forma uniforme en la clasificación de los materiales, la fabricación y suministro de los productos, los ensayos y los análisis, la terminología y la prestación de servicios. De este modo, las normas internacionales ofrecen un marco de referencia, o una lengua tecnológica común, entre los proveedores y sus clientes, lo cual facilita el comercio y la transferencia de tecnología (extraído de http://www.iso.ch/iso/en/aboutiso/introduction/index.html#o ne)(www) (en). El proceso de normalización da como resultado una norma. El documento ISO/IEC Guide 2:1996 define "norma" como un documento, establecido por consenso y aprobado por un organismo reconocido, que establece reglas, pautas o especificaciones para actividades generalizadas y frecuentes y para sus resultados. Lo anterior con objeto de lograr un nivel de orden óptimo en un contexto dado. Aplicada a la terminología, la normalización busca llegar a un acuerdo acerca de los términos técnicos que se utilizarán en una norma y especifica su significado.

5.2.3. Las normas técnicas y las normas terminológicas
En el campo de la terminología, existen dos tipos de normas: las normas técnicas, conocidas también como normas de especificación, y las normas terminológicas.

Normas técnicas
Las normas técnicas establecen, por consenso, las características o especificaciones de un producto, servicio, proceso o sistema terminológico

Normas terminológicas
Por su parte, las normas terminológicas son consideradas como normas fundamentales. Especifican, de común acuerdo, el vocabulario que debe utilizarse en una norma o familia de normas. Las normas terminológicas, en lugar de precisar las especificaciones de un producto, servicio o proceso, especifican los términos por utilizar y sus definiciones (las especificaciones del término), a fin de que todos los usuarios comprendan de igual modo los conceptos clave fundamentales en una norma dada. Las normas terminológicas pueden estar vinculadas a una norma específica e incorporarse en una sección de una norma técnica; o bien, pueden aplicarse a una serie de normas y presentarse en un documento independiente que señale todos los términos y definiciones que regirán específicamente dicha serie de normas. Las normas terminológicas son por lo general normas de jure, esto es, normas producidas por un organismo de normalización u órgano oficial. Son el fruto de un proceso de normalización abierto y bien organizado, basado en reglas de producción. Son accesibles a todo el mundo. Por otra parte, las normas de facto son las normas elaboradas por una o varias compañías

establecidas. Cuando una tecnología se impone en el mercado como predominante, la terminología que le es propia se convierte en norma de facto. Por ejemplo, Microsoft WindowsTM y su terminología, son normas de facto.

5.2.4. Los principales organismos internacionales de normalización
Tres son los organismos normalizadores que destacan en la escena internacional:

La Organización Internacional de Normalización (ISO)
Acceso al sitio web de la ISO (www) (en) La ISO no es un acrónimo sino el nombre real de la organización y debe utilizarse en todas las lenguas. El término ISO, derivado de la palabra griega "isos" (igual), refleja la filosofía de la organización que fomenta una participación y un acceso abiertos a las normas. La ISO es una organización no gubernamental integrada por una red de institutos nacionales de normalización de 146 países. Sus miembros pueden ser organismos gubernamentales o haber sido designados por el gobierno de su país. La ISO elabora sus normas por medio de Comités Técnicos compuestos por un miembro de cada país. Para obtener más información sobre los Comités Técnicos, visite el sitio siguiente: (http://www.iso.ch/iso/en/stdsdevelopment/tc/tclist/) (www) (en) Por su parte, el Comité Técnico de la ISO sobre Terminología y otros Recursos Lingüísticos (ISO/TC 37) produce normas técnicas sobre la terminología y sobre productos, servicios, procesos y sistemas lingüísticos conexos. Estas normas están al servicio de la industria de la lengua y de cualquier persona que desee crear productos y servicios terminológicos y lingüísticos. Constituyen, además, la base de la normalización terminológica en todos los comités de la ISO y sirven de orientación a otros comités que producen la terminología normalizada de cierto campo. Acceso al Comité de Terminología (www) (en) Acceso a la lista de normas publicadas por el ISO/TC 37 (www) (en)

La Comisión Electrotécnica Internacional (CEI)
Acceso al sitio web de la CEI (www) (en) La Comisión Electrotécnica Internacional (CEI) es el organismo mundial de normalización más importante para todas las tecnologías eléctricas, electrónicas y conexas, y para su terminología. Su composición y estructura son similares a las de la ISO. Los miembros de los Comités Nacionales elaboran normas por consenso según una distribución de un miembro por país. Muchas de las normas de la CEI han sido adoptadas por todo el mundo como normas nacionales. Estas normas sirven asimismo de referencia a la hora de redactar licitaciones y contratos internacionales. La CEI normaliza y define la terminología electrotécnica desde 1909 bajo la supervisión del Comité Técnico de Terminología (TC1). El Vocabulario Electrotécnico Internacional (VEI) de la CEI comprende más de 10 000 páginas, de las cuales una parte está disponible en línea en inglés, francés, alemán y español. La versión multilingüe integral incluye también terminología en otras 13 lenguas. Acceso al TC1 (www) Acceso al VEI (www)

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)
Acceso al sitio web de la UIT (www) (en) (fr) (spa) La UIT es una organización internacional del sistema de las Naciones Unidas en la cual los gobiernos y el sector privado coordinan los servicios y redes mundiales de telecomunicaciones. El Sector de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT (UIT-T) elabora, mediante un proceso abierto y cooperativo de sus miembros de todo el mundo, normas técnicas y operativas en forma de Recomendaciones reconocidas internacionalmente que favorecen la interconexión de las redes y sistemas mundiales de comunicación. Además

de publicar sus Recomendaciones terminológicas, la UIT gestiona una base de datos de terminología de las telecomunicaciones en inglés, francés, español y ruso.

5.2.5. Los principales organismos regionales de normalización
Un organismo regional de normalización es técnicamente internacional, pero sus normas se aplican sólo a una región del mundo. Estos organismos representan por lo general a países de Europa, África, Asia y América Latina. Ver la lista de organizaciones por región enhttp://www.wssn.net/WSSN/listings/links_regional.html. (www) (en)

Los organismos europeos de normalización
Europa es en la actualidad la región más desarrollada desde el punto de vista de la normalización. En esta región del mundo, existe una serie de organismos normalizadores paralelos que elaboran normas específicas para Europa y que se presentan como una instancia colectiva en la escena internacional. Por ejemplo: El Comité Europeo de Normalización (CEN) es el equivalente europeo de la ISO. Acceso al sitio web del CEN (www) (en) El Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC) es el equivalente europeo de la CEI. Acceso al sitio web del CENELEC (www) (en) El Instituto Europeo de Normas de Telecomunicación (ETSI) es el equivalente europeo de la UIT. Acceso al sitio web del ETSI (www) (en) Algunos organismos regionales, como el CENELEC, el ETSI y la Agencia OTAN de Normalización, realizan su labor de normalización en un campo específico. Así, la Agencia OTAN de Normalización normaliza los términos y definiciones de importancia militar que deben utilizarse en la organización y en sus documentos. Para tal fin se vale de comités de especialistas integrados por grupos de trabajo que normalizan términos especializados y sus definiciones en inglés y francés a fin de promover una comprensión mutua entre los países miembros de la OTAN. La versión electrónica del glosario de la OTAN se actualiza cada año y está a disposición del público en Internet:http://www.nato.int/docu/stanag/aap006/aap6.htm (www) (en).

5.2.6. Los principales organismos nacionales de normalización
La mayoría de los países poseen un organismo nacional de normalización responsable de representar al país en la escena internacional. A nivel nacional, estos organismos también supervisan o son responsables de otras organizaciones que se ocupan de elaborar las normas nacionales. Para consultar la lista de los miembros nacionales de la ISO y la CEI, visite la página siguiente:http://www.wssn.net/WSSN/listings/links_national.html(www) (en). El organismo nacional de normalización de Canadá es el Consejo Canadiense de Normas (CCN). El CCN no elabora normas ni realiza evaluaciones de cumplimiento, sino que acredita a los organismos que lo hacen. El CCN aprueba las normas nacionales de Canadá y representa al país en los foros internacionales de normalización. Acceso al sitio web del CCN (www) (en) (fr)

Comités Paralelos
En los ámbitos de interés nacional, los organismos nacionales de normalización crean comités paralelos a los comités internacionales de la ISO y la CEI. Estos comités proponen la posición que el país mantendrá a nivel internacional. Por ejemplo, el CCC/ISO/TC 37 es el Comité Consultivo Canadiense que presenta la posición de nuestro país ante el Comité Técnico de la ISO sobre Terminología y otros Recursos Lingüísticos. A nivel gubernamental, la Oficina de Traducciones del Gobierno de Canadá tiene el mandato de examinar y normalizar la terminología utilizada en la función pública federal. Para ello, la Oficina de Traducciones fortalece la función de normalización de la Secretaría de Normalización Terminológica a través de sus Comités de Terminología, el Consejo Federal de Terminología (CFT) y el Consejo Federal-Provincial-Territorial (CFPT).

Acceso al sitio web de la Oficina de Traducciones del Gobierno de Canadá (www) (en) (fr) La Oficina Quebequense de la Lengua Francesa es la institución establecida por el gobierno de la provincia de Quebec para supervisar el programa de afrancesamiento y la aplicación de la Carta de la Lengua Francesa (Ley 101) en Quebec. Como tal, realiza funciones de normalización de la lengua francesa en dicha provincia. Acceso al sitio web de la OLF (www) (fr)

5.2.7. Las principales organizaciones profesionales de normalización
Las normas internacionales, regionales, nacionales y empresariales se ven complementadas por normas elaboradas en otros foros; los cuales suelen denominarse consorcios, principalmente en el campo de las nuevas tecnologías. Los documentos producidos por los consorcios son, por lo general, el fruto de un acuerdo entre las grandes empresas del mercado y no de un amplio consenso, como suele ocurrir con las normas tradicionales. Así, estos documentos obtienen el estatus de normas internacionales de facto en el mercado y en algunos otros sectores. LISA (Asociación para la Normalización del Sector de la Localización) es una asociación profesional que establece pautas sobre las mejores prácticas para las normas tecnolingüísticas. OSCAR (Open Standards for Container/Content Allowing Re-use), un grupo de LISA, elabora normas para el intercambio de datos y el etiquetado del contenido de las memorias de traducción (TMX) e intercambio de bases de datos terminológicos (TBX). Acceso al sitio web de LISA (www) (en) SALT (Standards-Based Access Service to Multilingual Lexicons and Terminologies) es un consorcio de universidades, gobiernos, asociaciones y grupos comerciales en Estados Unidos y Europa que cooperan en la elaboración de un formato para intercambiar el contenido de las bases de datos terminológicos y léxicos de traducción automática. Acceso al sitio web de SALT (www) (en) Las organizaciones profesionales pueden contribuir a las normas de jure solicitando una representación en los organismos internacionales o enviando representantes para que participen en los organismos nacionales de normalización. Para más información sobre los organismos de normalización puede visitar World Standards Services Network (WSSN), una red que ofrece enlaces a los sitios web de organismos de normalización de todo el mundo. WSSN proporciona también información general sobre las normas. Acceso al sitio web de WSSN (www) (en)

5.2.8. Normalización por consenso, por voto y por decreto
Las normas son, por lo general, aceptadas de forma voluntaria. Los acuerdos de normalización, sobre todo en el caso de las normas de jure, se concluyen en gran medida gracias a la deliberación y la persuasión de los miembros participantes. Estas normas se utilizan ampliamente ya que garantizan la interconectividad e interoperabilidad, no porque su aplicación sea obligatoria. En los organismos internacionales de normalización, las normas son elaboradas por expertos en la materia que trabajan en grupos o comités. Una vez logrado un cierto grado de acuerdo sobre el documento de normas estudiado se pasa a la siguiente etapa: la votación. Se distribuye el documento y se solicita a los países miembros participantes que voten a favor o en contra del documento, o que declaren su abstención. Así, los documentos estudiados se convierten en normas internacionales cuando todos los países miembros alcanzan un consenso. Dicho consenso es importante ya que representa un punto de vista común de las partes interesadas. Si el caso lo amerita, es posible anexar comentarios a la papeleta de voto emitida y supeditar la aceptación del documento a la resolución de las cuestiones planteadas en los comentarios. Se alienta a los miembros a añadir comentarios, especialmente en el caso de los votos negativos, ya que a menudo constituyen el punto de partida para una resolución futura.

Por lo general, los países adoptan las normas de la ISO y la CEI como normas voluntarias, aunque también pueden ser adoptadas a nivel nacional por decreto. Las normas voluntarias se convierten en obligatorias si son incorporadas en códigos o reglamentos nacionales. Cuando las normas se incluyen en la legislación nacional, la ley las dota de fuerza ejecutoria, por lo que dejan de ser voluntarias. Las normas de facto son establecidas por las empresas de cierta industria, sobre todo en el caso de las tecnologías de la información. Así, el hecho de ser competitivo en el mercado puede depender de la adopción de estas normas y del empleo de su terminología.

5.2.9. La armonización y la oficialización
La armonización terminológica es el proceso de alinear términos y definiciones entre varias lenguas o entre variantes lingüísticas dentro de una misma lengua (por oposición a la especificación de términos y definiciones). A menudo, la armonización es el resultado de una recomendación más que de la imposición de una norma. La oficialización es el proceso por el que un organismo autorizado selecciona un término, a menudo un nombre, y le otorga carácter oficial. Así, por ejemplo, existen términos oficiales para los Juegos Olímpicos o nombres oficiales para las instituciones gubernamentales.

5.2.10. La gestión y la planificación lingüística
La gestión lingüística implica la consignación, almacenamiento y difusión de la terminología. No influye en el proceso de formación de términos. Desempeña un papel importante en la recopilación y difusión de la terminología normalizada. La planificación lingüística es una intervención en la lengua a fin de crear nueva terminología para llenar las lagunas de vocabulario (lo que se conoce como "pérdida de campo") o para fomentar el crecimiento y expansión de una lengua. La normalización terminológica apoya los esfuerzos de planificación lingüística y facilita la implantación de la nueva terminología.

5.2.11. Las normas multilingües y unilingües
Las normas de la ISO y la CEI son bilingües (inglés y francés). Rusia ofrece versiones en ruso. Algunas de las publicaciones de la CEI han sido traducidas al español. La base de datos terminológicos en línea de la CEI contiene términos en alemán, español, francés e inglés. La versión multilingüe integral más reciente del vocabulario de la CEI incluye también terminología en otras 13 lenguas. Si bien las Recomendaciones de la UIT se publican en español, francés e inglés, algunas de ellas también están disponibles en árabe, chino y ruso. En la actualidad, la base de datos terminológicos de la UIT es cuatrilingüe (español, francés, ruso e inglés) y está previsto agregar términos en árabe y chino. A nivel nacional, las normas terminológicas se elaboran en la lengua o lenguas de cada país. La mayoría de las normas nacionales son unilingües. La traducción de las normas de la ISO y la CEI adoptadas a nivel nacional compete al país que las adopta. La traducción de las normas terminológicas puede consistir simplemente en añadir los términos equivalentes en la lengua nacional sin traducir necesariamente las definiciones o también puede ofrecer tanto los términos equivalentes como sus definiciones en la lengua nacional.

5.2.12. Ejercicios
Ejercicio 1
Indique si la siguiente afirmación es verdadera o falsa. Las normas suelen acordarse mediante reglamentos, establecidos por consenso, con objeto de regular el uso de materiales, productos, servicios, procesos o sistemas.

Ejercicio 2

Seleccione la respuesta correcta a la siguiente pregunta. ¿Cuál de los siguientes pares de normas es importante en el campo de la terminología?

Ejercicio 3

¿A qué tipo de norma se refiere cada explicación? 1. Normas establecidas por acuerdo entre las grandes empresas del mercado más que por consenso. 2. Normas producidas por un organismo oficial siguiendo un proceso de normalización organizado y basado en reglas oficiales. 3. Normas establecidas por consenso que definen las características o especificaciones de un producto o servicio.

Ejercicio 4

Indique la palabra que corresponde a cada definición. 1. Proceso por el que un organismo autorizado otorga carácter oficial a un término o nombre. 2. Proceso por el que un organismo oficial acuerda los términos y definiciones que deben utilizarse. 3. Proceso por el que un grupo u organismo de terminología alinea términos y definiciones entre varias lenguas o entre variantes lingüísticas.

Ejercicio 5

Indique si la siguiente afirmación es verdadera o falsa. Las normas suelen ser voluntarias pero pueden convertirse en obligatorias si son incorporadas en la legislación o reglamentos nacionales.

Ejercicio 6
Complete la oración siguiente. La ausencia o falta de terminología técnica en una esfera de actividad importante para una lengua dada se llama .

Ejercicio 7
Indique cuáles son los tres principales organismos internacionales de normalización.

ETSI LISA UIT CEI ISO CCN
5.2.13. Recapitulación
He aquí un breve resumen de los contenidos más importantes de esta lección.
 Todos los organismos de normalización tienen una misión semejante, esto es, encontrar

una solución que permita la interconectividad e interoperabilidad de un producto, servicio, proceso o sistema.

 Las normas internacionales de jure son elaboradas principalmente por consenso de los

miembros participantes, mientras que las normas de facto son establecidas por las empresas de cierta industria. la legislación o reglamentos nacionales. son importantes.

 Las normas suelen ser voluntarias; se convierten en obligatorias cuando se incorporan en  En el campo de la terminología, tanto las normas técnicas como las normas terminológicas  Las normas internacionales, sobre todo las normas terminológicas, suelen ser publicadas

en más de una lengua, mientras que la mayoría de las normas nacionales son unilingües.

5.3. La gestión de proyectos en la normalización terminológica 5.3.1. Introducción terminológica — La gestión de proyectos en la normalización

En esta lección aprenderá a planificar y gestionar un proyecto de normalización terminológica. La gestión de este tipo de proyectos tiene por finalidad facilitar el proceso de normalización, producir terminología coherente que responda a las necesidades de los usuarios y evitar los costos de revisión de la terminología propuesta o existente. El proceso de gestión de proyectos utilizado en las actividades de normalización terminológica se aplica también a los proyectos de armonización. La diferencia entre la normalización y la armonización reside en el producto más que en el proceso: la armonización da como resultado un vocabulario menos prescriptivo apoyado más en recomendaciones que en normas.

Objetivos
Al final de esta lección, será capaz de:
 describir las principales etapas de la gestión de proyectos de normalización terminológica  determinar la composición ideal de un equipo de normalización terminológica,  determinar los métodos de gestión del flujo de trabajo,  determinar los aspectos del proyecto que deben verificarse y requieren la elaboración de un

informe.

5.3.2. La definición del proyecto
Un proyecto de normalización terminológica evoluciona a través de un proceso de gestión que empieza con la definición de los aspectos esenciales, del contexto y de los criterios según los cuales éste se ha establecido. La descripción general del proyecto deberá resumirse en un documento de especificaciones, el cual deberá precisar la finalidad y objetivos del proyecto, los usuarios y sus necesidades, y las políticas lingüísticas que se aplicarán y los medios de difusión que se utilizarán. El marco jurídico, financiero y organizativo definirá el contexto en el que se llevará a cabo. Como parte de la descripción general del proyecto, será necesario responder a las siguientes preguntas:
 ¿A quién pertenece la información? ¿Quién tiene el derecho de venderla? ¿Quién puede

tener acceso a ella?

 ¿Quién financiará el proyecto? ¿Cuáles son las condiciones del financiamiento? ¿A cuánto

asciende el presupuesto?

 ¿Quién participará? ¿Cuáles son las condiciones de participación? ¿Quién es responsable de

la investigación? ¿Quién es responsable de la toma de decisiones?

Asimismo, es importante documentar las razones que justifican la creación y aceptación del proyecto.

5.3.3. La organización del equipo del proyecto

Una vez que se haya decidido que el proyecto es viable, es necesario seleccionar un equipo, establecer los métodos y el plan de trabajo.

El jefe del proyecto
Idealmente, el jefe del proyecto debe estar familiarizado no sólo con el campo temático en cuestión, sino también con los principios y métodos del trabajo terminológico. A la hora de seleccionar a los miembros de su equipo, el jefe debe tener en cuenta el campo temático y las necesidades de los usuarios, y asegurarse de que todas las partes interesadas estén representadas de forma equitativa.

El equipo
Idealmente, el equipo estará integrado por expertos en la materia y profesionales de la lengua (incluido un terminólogo profesional como mínimo). Dependiendo del tipo de proyecto, el terminólogo puede ser un miembro permanente del equipo o participar en calidad de consultor externo. En otros modelos organizativos, los especialistas temáticos trabajan como consultores externos para un grupo de terminólogos o profesionales de la lengua. En el caso de un proyecto pequeño, un único terminólogo puede trabajar con un único especialista. El tamaño del equipo es un aspecto que se debe tener en cuenta. El equipo debe ser lo suficientemente grande para ser representativo y, lo suficientemente pequeño para favorecer una buena comunicación y cooperación, y maximizar su eficiencia. Por lo general, un equipo de entre cinco y ocho miembros es recomendable.

Los métodos y procedimientos de trabajo
Los métodos y procedimientos de trabajo deben haber sido comprendidos por todos los miembros del equipo. El jefe del proyecto debe asegurarse de que todos los miembros estén familiarizados con la metodología básica que deben seguir y con todas las normas técnicas aplicables. Los miembros del equipo deben tener acceso a todas las normas del ISO/TC 37, diccionarios de lengua general, glosarios especializados en el campo estudiado y otros recursos de utilidad. Es necesario tratar de respetar las normas técnicas terminológicas establecidas y tratar de aprovechar al máximo la terminología ya existente en el campo estudiado.

El plan de trabajo
El plan de trabajo debe comprender una descripción del campo temático (precisando los subcampos que se deben incluir y excluir); la indicación de las lenguas que se tratarán y el número de conceptos que se estudiarán. Si se considera que el número de conceptos excede los alcances del proyecto, es posible subdividir el trabajo en varios subproyectos paralelos o sucesivos. El plan de trabajo debe incluir también un calendario detallado que precise los plazos y fechas límites para cada etapa, así como las responsabilidades de cada uno de los miembros del equipo. El calendario deberá tener cierta flexibilidad o incluir planes para imprevistos en caso de que se produzcan dimisiones, ausencias de los miembros, demoras en los plazos previstos, retrasos de publicación, etc. Es necesario preparar una previsión presupuestaria desglosada para cada etapa del proyecto, incluidos los costos de publicación y difusión, y establecer mecanismos de control de los costos.

5.3.4. La gestión del flujo de trabajo
La combinación de un sistema de gestión terminológica (SGT) y un sistema de gestión de proyectos contribuyen en gran medida al éxito de las labores. El trabajo terminológico propiamente dicho consiste en:
 reunir la documentación pertinente,  extraer los términos y datos terminológicos para elaborar los sistemas conceptuales,  formular las definiciones,

 organizar las entradas siguiendo el sistema que mejor responda a las necesidades de

los usuarios.

Si el proyecto exige una terminología bilingüe o multilingüe, será necesario realizar un trabajo terminológico paralelo para establecer los equivalentes terminológicos en la otra lengua o lenguas. Cada vez más, los miembros del equipo utilizan el correo electrónico, los grupos de discusión, los foros Internet o las teleconferencias para intercambiar información y preparar los expedientes de normalización. Además, suelen reunirse para solucionar problemas y ponerse de acuerdo sobre los conceptos, sus términos y sus definiciones. Es importante documentar debidamente los casos problemáticos y consignar las decisiones acordadas. El jefe del proyecto debe asegurarse de que se sigan las normas técnicas terminológicas y los procedimientos establecidos. Asimismo, debe evaluar el trabajo constantemente y vigilar que se respeten las especificaciones iniciales y el plan de trabajo.

5.3.5. La revisión de los datos
Los terminólogos, los especialistas en la materia y algunos de los destinatarios del vocabulario normalizado deben revisar el producto final. Los especialistas deben comprobar la exactitud, claridad e integridad del campo temático, mientras que los terminólogos deben verificar la información terminológica y la exactitud técnica (uniformidad ortográfica, consignación correcta de los términos, coherencia de las definiciones, corrección de las remisiones, etc.) del producto. Por su parte, los miembros del grupo de usuarios deberán valorar si el producto responde a sus necesidades. El control de la calidad del producto se establece comprobando su conformidad con los criterios asentados en las normas terminológicas técnicas.

5.3.6. La revisión del proyecto y los informes
Además del producto terminológico, debe evaluarse también el proyecto propiamente dicho, de acuerdo con los principios de gestión de la calidad en lo que toca a:
 actividad,  control del tiempo y costos,  evaluación de riesgos,  respuesta de los usuarios.

El jefe del proyecto debe preparar un informe final que responda al documento de especificaciones elaborado al principio del proyecto. El informe debe documentar la historia del proyecto y analizar todas sus etapas. Asimismo, debe contener un estudio de las previsiones presupuestarias establecidas en el plan de trabajo y una comparación con los gastos reales incurridos. Por último, debe formular recomendaciones relativas a la necesidad de actualizar la terminología o normalizar otras colecciones terminológicas.

5.3.7. Ejercicios
Ejercicio 1
Lea la siguiente pregunta y seleccione todas las respuestas que correspondan. ¿Cuáles de los siguientes elementos de contenido deben incluirse en un documento de especificaciones?

Previsión presupuestaria Descripción del campo temático Políticas lingüísticas Calendario Marco jurídico Objetivos del proyecto

Marco organizativo
Ejercicio 2
Lea la siguiente pregunta y seleccione todas las respuestas que correspondan. ¿Cuáles de los siguientes elementos de contenido deben incluirse en un plan de trabajo?

Políticas lingüísticas Descripción del campo temático Marco jurídico Objetivos del proyecto Marco organizativo Previsión presupuestaria Calendario
Ejercicio 3
Indique el orden de las etapas de un proyecto de gestión terminológica. Definición del proyecto Organización del equipo del proyecto Gestión del flujo de trabajo Revisión de los datos Revisión del proyecto

Ejercicio 4

Indique el documento que corresponde a cada etapa de producción. Revisión de los datos Definición del proyecto Gestión del flujo de trabajo Organización del equipo del proyecto Revisión del proyecto

5.3.8. Recapitulación
He aquí un breve resumen de los contenidos más importantes de esta lección. La gestión de un proyecto de normalización terminológica comprende varias etapas y documentos:
 definición del proyecto y elaboración de un documento de especificaciones,  organización del equipo del proyecto y preparación de un plan de trabajo,  gestión del flujo de trabajo y producción de una terminología provisional,

 revisión de los datos y producción de una terminología final,  revisión del proyecto y redacción de un informe final.

5.4. El trabajo de los comités de normalización 5.4.1. Introducción — El trabajo de los comités de normalización
En esta lección aprenderá de qué modo los comités internacionales llevan a cabo sus tareas de normalización terminológica. Mientras que un proyecto de terminología implica a menudo su normalización en un campo temático particular, el trabajo de un comité, sobre todo de un comité internacional, se concentra más bien en la terminología utilizada en una norma específica o en una serie de normas relacionadas entre sí. Aunque los temas abordados a continuación se refieren esencialmente a las actividades clave de un comité internacional de normalización, como los existentes en la ISO, es posible extrapolar la información y aplicarla a otras actividades de normalización. Por ejemplo, la información que presentamos a continuación debería interesar a los comités de terminología de la Agencia de Normalización de la OTAN, que se encargan de normalizar los términos y definiciones utilizados en sus documentos (más que de elaborar normas).

Objetivos
Al final de esta lección, será capaz de:
 describir el trabajo de un comité de normalización terminológica,  justificar la elaboración de una norma terminológica,  determinar el papel y responsabilidades de los encargados de la elaboración de una norma,  determinar las etapas a seguir para la elaboración de una norma,  determinar los requisitos para la publicación de una norma.

5.4.2. Funciones de los comités
El trabajo de un comité de normalización consiste en llegar a un acuerdo sobre un solo término o un término preferido para designar cada concepto clave en una norma particular o familia de normas, y precisar los rasgos que caracterizan el concepto, generalmente mediante una definición. Dado que los términos incluidos en el producto final son escogidos teniendo en cuenta su presencia en determinados documentos o grupo de normas más que su pertenencia al campo temático, es posible que los conceptos pertenezcan a diferentes ámbitos y que se trate tanto de términos sumamente técnicos como de términos generales. A fin de evitar la duplicación innecesaria de esfuerzos y fomentar la uniformidad terminológica en los distintos comités y subcomités técnicos, conviene recopilar y estudiar las normas terminológicas vigentes, tanto las finalizadas como las que están siendo elaboradas. Es importante que el comité documente todos los resultados de la investigación y las fuentes terminológicas utilizadas, así como los debates mantenidos. Todos los documentos en cuestión deben ser enumerados siguiendo las pautas establecidas.

Ejercicio
Lea el texto siguiente e identifique los términos seleccionados por el comité de normalización para su vocabulario de gestión ambiental. "El objetivo general de las etiquetas y declaraciones ambientales es fomentar, mediante la comunicación de información exacta y verificable que no sea engañosa en cuanto a los aspectos ambientales de los productos y servicios, la demanda y el suministro de los productos y servicios que afecten menos al medio ambiente, estimulando de ese modo las posibilidades de una mejora ambiental continua impulsada por el mercado". (extraído de ISO/TC207/SC3/WG1 N59 Working draft TR14025: Etiquetas y declaraciones ambientales – Declaraciones Ambientales de Tipo III – Principios y Procedimientos Rectores)

Pregunta ¿Cuáles de los siguientes términos seleccionó el comité para su inclusión en el vocabulario?

etiqueta ambiental información exacta aspecto ambiental mejora ambiental continua
5.4.3. ¿Por qué elaborar normas terminológicas?
Una norma terminológica es una norma fundamental. Su objetivo es apoyar el trabajo de otros comités, dotándolos de la terminología necesaria para redactar normas o documentos conceptualmente coherentes. Por consiguiente, es necesario establecer un mecanismo de intercambio de información entre el comité de terminología y los otros comités que elaboran normas o documentos. Idealmente, los comités deben trabajar de manera conjunta.

Ejercicio
Si le pidieran que, en calidad de miembro de un comité de normas, justifique una solicitud para crear una norma terminológica para las normas de seguridad contra incendios, ¿cuáles de las siguientes afirmaciones consideraría más pertinentes a la hora de redactar su justificación? Afirmación 1 La norma terminológica favorecería la coherencia lingüística. Afirmación 2 La norma terminológica garantizaría un consenso. Afirmación 3 La norma terminológica favorecería la coherencia conceptual. Afirmación 4 La norma terminológica proporcionaría términos y definiciones sobre la seguridad contra incendios. Afirmación 5 La norma terminológica establecería especificaciones técnicas para la seguridad contra incendios.

5.4.4. ¿Quién elabora las normas terminológicas?
La normalización terminológica se realiza en grupos de trabajo, comités técnicos o subcomités. Para más información sobre la estructura organizativa de la ISO, consultewww.iso.ch/iso/fr/stdsdevelopment/whowhenhow/who.html(www) (en) (fr) y sobre la organización de los comités técnicos, consulte www.iso.ch/iso/fr/stdsdevelopment/tc/TC.html(www) (en) (fr). Los mejores resultados se obtienen con un comité de normalización o grupo de trabajo integrado por expertos cualificados en la materia y terminólogos profesionales procedentes del sector industrial, institutos de investigación, autoridades gubernamentales, organismos de consumidores y organizaciones internacionales de todo el mundo. En la ISO o la CEI, los países miembro designan a los representantes que participarán en un grupo de trabajo o comité. La elaboración de las normas está dirigida por un responsable del

grupo de trabajo, quien a menudo es también el jefe del proyecto. Si no se han designado terminólogos, el responsable del grupo de trabajo o comité debe asegurarse de que sus miembros se familiaricen con los principios fundamentales y la metodología del trabajo terminológico, poniendo a su disposición seminarios, cursos interactivos o documentación. Todos los miembros deben tener acceso rápido a las normas técnicas del ISO/TC 37, diccionarios de lengua general, vocabularios técnicos en el campo estudiado y demás recursos pertinentes. Dada la importancia del responsable del proyecto, el comité técnico debe ser riguroso en su elección y escoger a una persona capaz de ejercer la dirección, con las dotes necesarias para facilitar el trabajo en equipo y cuya candidatura sea aceptada por el comité de normalización. El responsable debe estar familiarizado no sólo con el campo temático en cuestión, sino también con los principios y métodos del trabajo terminológico. El comité técnico puede también decidir nombrar a un responsable y a un jefe de proyecto. En dicho caso, el papel del responsable consiste en presidir las reuniones del grupo de trabajo de tal forma que el jefe del proyecto pueda concentrarse en las deliberaciones. El jefe del proyecto cuenta asimismo con el apoyo del presidente del comité y el secretario del comité, que se encargan de tareas administrativas como redactar los programas, distribuir los documentos, etc. Es importante que todas las personas que participan en la preparación de vocabularios normalizados comprendan bien las tareas que deben realizar y el modo en que dichas tareas contribuyen al mandato general del grupo. Los miembros deben resolver conjuntamente los conceptos problemáticos, teniendo en cuenta la participación equitativa de todos. Debe prestarse especial atención al principio de la representación equitativa. Dada la posibilidad de que algunos de los miembros participantes trabajen en su segunda o tercera lengua, el responsable/jefe del proyecto debe asegurarse de que todos los miembros comprendan las cuestiones discutidas, garantizando al mismo tiempo que se mantenga la integridad de la lengua de trabajo.

Ejercicio 1
Lea la siguiente lista de los miembros que integraban (en 1999) el subcomité de terminología (ISO/TC207/SC6) encargado de normalizar la terminología para el Comité Técnico de Gestión Ambiental (TC207) y responda a las preguntas planteadas. Países participantes: Argelia, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Dinamarca, Egipto, Estados Unidos, Hungría, Indonesia, Jamaica, Japón, Malasia, Mauricio, México, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, República de Corea, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Tailandia, Turquía, Uruguay, Zimbabwe. Países observadores: Alemania, Armenia, Australia, China, Croacia, Cuba, Eslovaquia, España, Francia, Irlanda, Islandia, Países Bajos, República Checa, Singapur, Suiza, Trinidad y Tobago, Ucrania, Venezuela, Yugoslavia. Enlaces internos: ISO/TC 176/SC1 (Comité de Terminología sobre Gestión y Control de la Calidad) ISO/TC 203 (Comité Técnico sobre Sistemas Técnicos de Energía) Enlaces externos: Cámara de Comercio Internacional (CCI), Comisión Europea (CE), Consejo Europeo de Federaciones de la Industria Química (CEFIC), Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Instituto Internacional del Hierro y el Acero (IISI), Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y Red Internacional para la Gestión del Medio Ambiente (INEM). Pregunta Si fuera elegido responsable de la dirección de este comité de normalización terminológica, ¿cuáles de los principios siguientes considera que sería importante seguir? Garantizar el cumplimiento de las normas técnicas terminológicas Asegurarse de que las decisiones acordadas sean resultado de un consenso Garantizar la participación equitativa de los miembros Asegurarse de que todos los miembros hablen español

Ejercicio 2

Le han encargado que establezca un comité de normalización terminológica compuesto por tres miembros, para elaborar una norma canadiense sobre equipamiento de hockey. ¿A quién seleccionaría? Escoja los tres miembros que considere más adecuados.

Un terminólogo Un funcionario gubernamental Un entrenador de hockey bilingüe (español/inglés) Un traductor técnico
5.4.5. ¿Cómo se elaboran las normas?
La elaboración de las normas suele comprender las tres etapas de producción descritas a continuación: 1. La primera etapa comienza cuando se expresa la necesidad de elaborar una norma. Una vez que se ha reconocido esa necesidad y se ha llegado a un acuerdo formal al respecto, se define el alcance técnico de la futura norma. Esta etapa suele realizarse en grupos de trabajo integrados por especialistas en la materia procedentes de los países interesados en el tema en cuestión. 2. En la segunda etapa, los miembros participantes negocian las especificaciones detalladas dentro de la norma. Después de cada fase de elaboración, se distribuye un documento que se somete a votación y debe ser aceptado antes de pasar a la siguiente fase del proceso. Se llega a un acuerdo por consenso. 3. La tercera y última etapa consiste en la aprobación formal del acuerdo resultante y la publicación de la norma. Los criterios de aceptación varían ligeramente entre los distintos organismos de normalización. La ISO, por ejemplo, estipula que el documento debe ser aprobado por los dos tercios de los miembros de la ISO que hayan participado activamente en el proceso de elaboración de la norma y por el 75 % de todos los miembros votantes. ( http://www.iso.ch/iso/en/stdsdevelopment/ whowhenhow/how.html) (www) (en) En respuesta a la necesidad de producir normas con mayor rapidez, la ISO ha dado su visto bueno en fecha reciente a la posibilidad de publicar los documentos provisionales de las distintas etapas de normalización. Consulte el gráfico que ilustra el proceso de elaboración de las normas y productos de la ISO en: http://www.iso.ch/iso/en/stdsdevelopment/whowhenhow/proc/deliverables/schema.html (www) (en) Aunque la normalización terminológica sigue el mismo proceso de elaboración que otras normas, aquí es particularmente importante que los comités de normalización terminológica trabajen estrechamente con los comités que realizan la norma a la que se refiere la terminología normalizada. Una vez definido el alcance de la norma, el grupo de normalización terminológica debe trabajar con los creadores para determinar los conceptos básicos claves subyacentes y, posteriormente, seguir colaborando estrechamente a medida que la norma provisional va definiéndose. Debe evitarse establecer y definir la terminología después de la elaboración de la norma, ya que una vez formadas las opiniones y afianzadas las posiciones, puede resultar difícil lograr un consenso o alcanzar la armonización. Durante las etapas de preparación, de elaboración y de aprobación, el responsable/jefe de proyecto debe asegurarse en todo momento de que el comité realice su trabajo cumpliendo con las normas técnicas del ISO/TC 37, las directrices de la organización, las especificaciones del proyecto y el plan de trabajo.

Ejercicio 1
Si lo invitan a participar en un comité de normalización, ¿cuáles actividades asociaría con cada una de las tres etapas de la elaboración de normas? (dos actividades por etapa): Etapa de preparación

publicar aceptar reconocer la necesidad crear un consenso negociar las especificaciones decidir el alcance técnico
Etapa de elaboración

decidir el alcance técnico aceptar publicar crear un consenso negociar las especificaciones reconocer la necesidad
Etapa de aprobación

aceptar negociar las especificaciones decidir el alcance técnico crear un consenso publicar reconocer la necesidad
Ejercicio 2
Indique si la siguiente afirmación es verdadera o falsa. Aunque la normalización terminológica sigue el mismo proceso de elaboración que otras normas, aquí es particularmente importante que los comités de normalización terminológica trabajen estrechamente con los comités que realizan la norma a la que se refiere la terminología normalizada.

5.4.6. ¿Dónde y cuándo se efectúa la normalización?
La creación de un consenso y la conclusión de un acuerdo se llevan a cabo en reuniones. Los comités técnicos suelen reunirse una vez al año, mientras que los subcomités y grupos de trabajo se reúnen con mayor frecuencia. Durante el período transcurrido entre las reuniones, se efectúa la investigación terminológica, se preparan los expedientes de normalización, se compilan los comentarios y observaciones, y se realizan otras actividades de trabajo preparatorio. Los miembros de los grupos utilizan cada vez más sistemas electrónicos como el correo electrónico, los grupos de discusión, los foros Internet o las teleconferencias para intercambiar información y preparar los expedientes de normalización. Las reuniones de trabajo celebradas siguen los principios de gestión de reuniones, de tal modo que se elaboran programas oficiales y actas para documentar los conceptos problemáticos, cuestiones lingüísticas y decisiones finales acordadas. Para facilitar la organización y el trabajo del grupo se utiliza un sistema de gestión de proyectos con el que se lleva el control de los miembros del grupo, los especialistas en la materia, los calendarios de las reuniones, la distribución de los documentos, la correspondencia y el estado del proyecto.

Ejercicio

Las reuniones de comité desempeñan un papel importante en el proceso de normalización terminológica. Como responsable o presidente de las reuniones de normalización en su organismo de normalización, indique si está de acuerdo o no con las siguientes afirmaciones. Afirmación 1 En las reuniones debe llegarse a un consenso y un acuerdo final. Afirmación 2 En las reuniones deben prepararse los expedientes de normalización. Afirmación 3 Los conceptos problemáticos y cuestiones lingüísticas deben resolverse en reuniones y documentarse en las actas.

5.4.7. Recapitulación
He aquí un breve resumen de los contenidos más importantes de esta lección.
 Las

normas terminológicas influyen en otras normas los términos y definiciones que deben utilizarse en ellas. normas.

ya

que

precisan

 Las normas terminológicas deben tomarse en consideración al momento de elaborar otras  El trabajo es realizado conjuntamente por los comités, subcomités o grupos de trabajo

integrados por miembros que representan una amplia gama de sectores. de los miembros participantes.

 Se llega a un acuerdo sobre los términos y sus definiciones en las reuniones y por consenso  La elaboración de normas terminológicas debe seguir las reglas de producción establecidas

y cumplir con las normas técnicas existentes.

5.5. Los productos de la normalización y sus especificaciones 5.5.1. Introducción especificaciones — Los productos de la normalización y sus

En esta lección aprenderá cuáles son los distintos productos resultantes de la normalización terminológica.

Objetivos
Al final de esta lección, será capaz de:
 identificar los productos de la normalización terminológica,  determinar las especificaciones mínimas de las normas terminológicas.

5.5.2. Listas de términos
Cuando una terminología normalizada se aplica a una norma internacional específica, los términos y sus definiciones se enumeran al principio de la norma. En el modelo de las normas ISO, se incluye una sección titulada "Términos y definiciones" en la que figura la lista de términos normalizados.

5.5.3. Vocabularios y glosarios
Cuando una terminología normalizada se aplica a una serie de normas, los términos y sus definiciones se enumeran en una norma de vocabulario separada, en una o varias lenguas. En el caso de las normas multilingües, las definiciones pueden incluirse en una sola lengua o en todas las lenguas de la norma.

5.5.4. Bases de datos de normas

La información y las normas tienden cada vez más a almacenarse electrónicamente. De igual modo, cada día se utilizan con mayor frecuencia bases de datos terminológicos para gestionar la terminología normalizada de toda una organización. El almacenamiento electrónico de la terminología permite crear hipervínculos entre los términos definidos y la terminología utilizada en una o varias normas. Tanto la CEI como la UIT gestionan su terminología normalizada en bases de datos.

5.5.5. Especificaciones mínimas
Un término único o preferido y su definición constituyen las especificaciones mínimas de una norma terminológica. En las lenguas con género gramatical, conviene indicar el género del término. Si la categoría gramatical puede prestarse a confusión, conviene indicar la naturaleza gramatical del término (parte del discurso). Muchas normas terminológicas están estructuradas conceptualmente. Los términos se organizan según un sistema de notación que indica la relación entre los conceptos.

5.5.6. Ejercicios
Ejercicio 1
Lea las situaciones que se le plantean a continuación y decida qué producto o productos terminológicos serían los más adecuados para difundir la terminología normalizada. Situación 1 Trabaja como terminólogo ayudando a un comité de normalización encargado de normalizar la terminología de cierta norma. ¿Qué producto terminológico sería el más adecuado? Situación 2 Es miembro de un comité de normalización encargado de escoger los términos técnicos y redactar sus definiciones para una serie de normas sobre distintos productos alimentarios. ¿Qué dos productos terminológicos recomendaría como los más adecuados?

Una base de datos Un vocabulario o un glosario Una lista de términos
Situación 3 Es miembro de un comité de terminología para una asociación industrial que ha decidido promover la terminología normalizada de todos sus miembros ofreciendo acceso a la misma en el sitio Web de la asociación. ¿Qué producto terminológico recomendaría como el más adecuado?

Ejercicio 2

Indique si la siguiente oración es verdadera o falsa. Para los productos de normalización terminológica, las especificaciones mínimas son un término único o preferido y su definición.

5.5.7. Recapitulación
He aquí un breve resumen de los contenidos más importantes de esta lección.
 En las normas la terminología puede presentarse en forma de listas o glosarios/léxicos.  La terminología de las normas se almacena cada vez más en bases de datos que permiten

tener acceso a la misma.

5.6. Difusión y aplicación de las normas 5.6.1. Introducción — Difusión y aplicación de las normas

En esta lección aprenderá qué documentos resultantes de las actividades de normalización distribuyen los organismos internacionales de normalización y cómo se comprueba la conformidad con las normas.

Objetivos
Al final de esta lección, será capaz de:
 describir la difusión y actualización de las normas,  identificar los métodos para determinar si las organizaciones y personas interesadas

respetan las normas aplicables en su trabajo.

5.6.2. Las normas provisionales y publicadas frente a la difusión electrónica y en línea
Tradicionalmente, sólo las normas concluidas se difundían al público. En fecha reciente, la ISO ha empezado a difundir los documentos provisorios (como las normas que todavía no han pasado por todas las etapas tradicionales de elaboración) en forma de Especificaciones Públicamente Disponibles (ISO/PAS), Especificaciones Técnicas (ISO/TS), Informes Técnicos (ISO/TR) y Acuerdos de Taller Internacional (ISO/IWA). (Consulte el gráfico que ilustra el proceso de elaboración de las normas y productos de la ISO en: (http://www.iso.ch/iso/fr/stdsdevelopment/ whowhenhow/proc/deliverables/schema.html?printable=true (www) (en) (fr)) Además de sus Recomendaciones en vigor, la colección de normas de la UIT (http://www.itu.int/publications/main_publ/ itut-fr.html (www) (fr)) incluye también las Recomendaciones aún no publicadas y las Recomendaciones antiguas (esto es, las disponibles en el idioma original y que no incluyen modificaciones o cambios de redacción durante el proceso editorial). Hasta hace no mucho, las normas se publicaban únicamente en formato impreso. Con la llegada de los medios electrónicos, las normas también se publican en distintos formatos electrónicos. Es posible solicitarlas en línea, en versión impresa o versión descargable en Microsoft Word®, PDF (Adobe®, texto completo o imagen escaneada) o PostScript®. Además, se puede actualizar la mayoría de las versiones CD-ROM por un precio reducido. Asimismo, es posible consultar en línea las Recomendaciones de la UIT mediante un servicio de abono. El Vocabulario Electrotécnico Internacional (VEI) de la CEI, por ejemplo, se distribuye en forma de una serie de publicaciones (CEI 60050) y de CD-ROM a través de la tienda Web de la CEI (https://domino.iec.ch/webstore/ webstore.nsf/artnum/029286 (www) (en)). Además, el público puede tener acceso a una parte del VEI a través de su base de datos en línea:http://domino.iec.ch/iev/iev.nsf/Welcome?OpenForm (www) (en).

5.6.3. Aplicación institucional y verificación de la conformidad
Esencialmente, la evaluación de la conformidad consiste en verificar que los productos, materiales, servicios, sistemas o personas respetan las especificaciones establecidas en una norma pertinente. Los mecanismos de evaluación de la conformidad y certificación de los productos garantizan al usuario (el fabricante, la organización o la institución que aplica la norma) y al consumidor final que un producto o servicio cumple con los criterios y exigencias establecidos. Los usuarios de las normas disponen de los siguientes medios para asegurarse de que su producto o servicio cumple con las normas asentadas: evaluaciones de primer, segundo o tercer nivel, pruebas, inspecciones, auditorías, declaraciones, la certificación, el registro y la acreditación. La certificación es un proceso distinto ya que se basa en los resultados de las pruebas, inspecciones, auditorías y otros procedimientos según los cuales una tercera parte competente garantiza el cumplimiento. La ISO, por su parte, no realiza actividades de evaluación de la conformidad. No obstante, en colaboración con la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI), elabora las guías y normas ISO/CEI destinadas a las organizaciones que realizan actividades de evaluación de la conformidad. Su uso contribuye a la uniformidad y coherencia de la evaluación de la conformidad en todo el mundo y facilita el comercio transfronterizo.

(Extraído de: http://www.iso.ch/iso/en/comms-markets/conformity/iso%2Bconformity.html) (www) (en)

5.6.4. Ejercicios
Ejercicio 1
Escoja la opción que mejor completa la oración siguiente. La aplicación de una norma del . es responsabilidad

Ejercicio 2

Lea la siguiente pregunta y seleccione todas las respuestas que correspondan. ¿Qué actividades pueden realizarse para asegurar que un producto o servicio cumple con las exigencias y especificaciones de una norma (evaluación de la conformidad)?

Certificación Mercadotecnia Inspecciones Declaraciones Evaluaciones de primer nivel
Ejercicio 3
Escoja la opción que mejor complete la oración siguiente. Las normas se difunden .

5.6.5. Recapitulación
He aquí un breve resumen de los contenidos más importantes de esta lección.
 En los últimos años ha aumentado la disponibilidad de una gama más amplia de normas y

documentos conexos los cuales se publican en diversos formatos electrónicos.

 Aunque la aplicación de una norma es responsabilidad del usuario, existe una serie de

mecanismos de evaluación de la conformidad que permiten garantizar que un producto o servicio cumpla con los criterios y exigencias establecidos en una norma.

5.7. Actualización periódica y localización de las normas existentes 5.7.1. Introducción — Actualización periódica y localización de las normas existentes
En esta lección se familiarizará con el proceso de actualización de las normas y la forma de reproducirlas en otras lenguas diferentes a la original.

Objetivos
Al final de esta lección, será capaz de:
 describir el proceso de actualización de las normas,  distinguir entre la localización y la traducción de las normas.

5.7.2. Periodicidad de las actualizaciones
Por lo general, hay reglas o directrices que determinan el período que debe transcurrir para proceder a una revisión de las normas de jure. Con esta revisión se establece si una norma sigue siendo válida y aplicable, si es anticuada y debe ser actualizada y revisada, o si es obsoleta y debe ser retirada y posiblemente sustituida por otra nueva. Las normas de la ISO se revisan cada cinco años y sus documentos provisorios cada tres.

Dado que las normas de facto se basan en las condiciones del mercado, son actualizadas según sea necesario a medida que la tecnología dominante evolucione.

5.7.3. La traducción frente a la localización
Muchas normas internacionales son adoptadas como normas nacionales. De hecho un gran número de acuerdos comerciales, incluidos los de la Organización Mundial del Comercio (OMC), invitan a los signatarios a adoptar las normas internacionales como nacionales. Esto implica reproducir dichas normas en las lenguas de cada país. Se plantea entonces la cuestión de si la norma debe ser traducida únicamente para trasladar su significado o si es necesario localizarla, esto es, adaptarla a las normas lingüísticas y culturales del país al que se destina. La decisión de optar por la traducción o la localización de una norma terminológica plantea a su vez varios dilemas.
 ¿Deben

dejarse las definiciones en la lengua original los términos equivalentes en las otras lenguas nacionales? localizadas?

y

ofrecer

únicamente

 Si se decide incluir las definiciones en las otras lenguas, ¿deben ser traducidas o  Si el concepto no existe en una lengua dada, ¿debe ser creado traduciendo la definición o

es necesario localizar el sistema conceptual a fin de reflejar las necesidades culturales de la variante lingüística de un país en particular?

La localización puede dar lugar a una serie de equivalentes diferentes para un mismo concepto en una misma lengua. Por ejemplo, una misma norma de vocabulario puede ser localizada en distintas versiones españolas (una para cada país hispanohablante de América Latina). Si existen varios términos para designar el mismo concepto en una misma lengua, ¿es posible hablar de normalización? ¿Cuál sería el término normalizado a escala internacional? ¿Es posible establecer una norma terminológica en español? Si se localizan las definiciones, la formulación de las mismas puede diferir. ¿Cómo podemos estar seguros de que el concepto es el mismo y que la definición permitirá comprender la norma de igual modo que en la lengua original? Si las normas internacionales se localizan, ¿es posible hablar de normas terminológicas internacionales?

5.7.4. Ejercicios
Ejercicio 1
Complete la oración siguiente con las palabras adecuadas: confirmada, obsoleta, anticuada, actualizada, válida, retirada Para mantener la pertinencia de una norma, ésta debe ser revisada periódicamente a fin de determinar: Si es y su aplicación debe ser ; si la norma es y debe ser ; o si la norma es y debe ser .
Entrada 1 Entrada 2

Entrada 3

Entrada 4

Entrada 5

Entrada 6

Ejercicio 2

Indique si la afirmación siguiente es verdadera o falsa. La traducción o localización de una norma terminológica dará lugar a los mismos equivalentes; lo único que difiere es el proceso.

5.7.5. Recapitulación
He aquí un breve resumen de los contenidos más importantes de esta lección.

 La normalización es un proceso costoso tanto desde el punto de vista financiero como de

los recursos humanos. pertinencia.

 Después de publicar una norma, es necesario revisarla periódicamente para mantener su  Las normas internacionales adoptadas a nivel nacional deben reproducirse en la lengua de

cada país. Se plantea entonces la cuestión de si deben ser traducidas o localizadas.
 La localización suscita una serie de problemas importantes de orden terminológico,

obligándonos a replantearnos qué es una norma terminológica.

5.8. Resumen — Normalización
¡Felicidades! Ha terminado este curso interactivo de terminología en línea. Esperamos que haya encontrado la información necesaria y haya disfrutado de esta experiencia de aprendizaje. Es cierto que conocimientos herramientas, interventores, terminológicos le quedan muchas otras cosas por aprender sobre la profesión, pero los que ha adquirido sobre la terminología, sus principios, métodos y así como sobre las actividades de normalización terminológica y sus le servirán para sentirse bien capacitado cuando participe en los trabajos de su organización.

No olvide consultar el módulo sobre documentación complementaria. Que tenga buena suerte y el mayor de los éxitos en sus actividades terminológicas futuras.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful