Está en la página 1de 31

1

1. INTRODUCCIÓN ...................................................................................................2 2. VISIONES POLÍTICAS EN PLOP Y THE ROAD..............................................5 2.1. INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO MEDIANTE NARRAR EL APOCALIPSIS .......................5 2.2. LA COMUNIDAD VERSUS EL INDIVIDUO ................................................................7 2.3. EL COMPROMISO POLÍTICO .................................................................................12 2.3.1 El contexto político de The Road ................................................................12 2.3.2. La alegoría política de Plop ......................................................................13 3. VISIONES DEL MUNDO .....................................................................................18 3.1. THE ROAD COMO ALEGORÍA RELIGIOSA .............................................................18 3.2. LA VISIÓN PESIMISTA DE PLOP............................................................................21 4. EL PAISAJE ...........................................................................................................24 4.2. EL PAISAJE EN PLOP : CIVILIZACIÓN Y BARBARIE ..............................................24 4.3. EL PAISAJE EN THE ROAD: ¿EL SUR O EL OCCIDENTE?........................................26 5. CONCLUSIÓN ......................................................................................................28 6. BIBLIOGRAFÍA....................................................................................................30

2

1. Introducción
El tema del (post) apocalipsis está muy presente en nuestra época: las noticias sobre desastres ecológicos, terremotos, atentados terroristas, crisis económica, armas nucleares etcétera, influyen mucho en la imaginación de la gente. El ‘fin del mundo’ parece de repente una posibilidad real, y eso se traduce en la cultura: se producen muchas obras (post)apocalípticas, tanto en la literatura como en el cine.

Ese tema siempre ha sido muy recurrente, en la cultura latinoamericana tan como en la estadounidense, y ha sido reinterpretado y reformulado muchas veces en el siglo pasado. De todos modos, se observa un tratamiento distinto del tema en sendas literaturas, debido al contexto histórico, político y social de Latino-América por un lado, y los Estados Unidos por otro lado. Investigaré si siguen en pie estas diferencias a través de una comparación entre dos novelas postapocalípticas significativas: por un lado Plop (2004) del argentino Rafael Pinedo, que ha ganado el premio Casa de las Américas. Se ha publicado muy poco sobre esta obra, pero es un libro ingenioso y muy original que merece ser estudiado más detalladamente.Y, por otro lado, The Road (2006) del reputado escritor

estadounidense Cormac McCarthy, una obra maestra que ha ganado el prestigioso premio Pulitzer y que ha sido llamado “libro de la década” en The Times. Plop relata la vida del personaje Plop, desde su nacimiento en el barro, su ascenso al poder, hasta que su posición se hace insostenible y está condenado a la muerte. Esa vida se desarrolla en una Argentina ajena y desconocida, un paisaje aparentemente poscatastrófico. En The Road seguimos el trayecto de un padre y su hijo hasta el Sur, en una lucha por sobrevivir, a través de un paisaje estadounidense, desierto y destruido. Ambos libros se sitúan en un mundo muy parecido, desprovista de toda civilización. Un mundo en ruinas, completamente desintegrado. La razón de la catástrofe o ‘el apocalipsis’ nunca se explica, y eso ni siquiera parece demasiado importante. Ambas obras no enfocan el ‘apocalipsis’ en su sentido más literal y etimológico de ‘revelación’, pero sí muestran el mundo después de la catástrofe: una sociedad en estado de crisis permanente, algo tan habitual en la literatura apocalíptica

3 contemporánea latinoamericana, como en la estadounidense, como explican Geneviève Fabry e Ilse Logie:
“(...) una sobrecodificación poscatástrofe en la que el imaginario apocalíptico ha terminado por vertebrar la obra no sólo en sus aspectos temáticos sino también en los enunciativos narrativos y lingüísticos. Se asiste a una radicalización de esta dimensión de los textos, que ya no se puede concebir como síntoma de una ‘crisis pasajera’ o de un ‘estado transitorio’, sino que se ha vuelto una situación permanente en la que se contempla la lógica catástrofe del sistema.” (Logie & Fabry, 2009)

En su estudio, Logie y Fabry, constatan que el mito apocalíptico bíblico ha sido muchas veces refigurado en la literatura hispanoamericana. Han sugerido una tipología en cuatro categorías para clasificar esa refiguración y de acuerdo con esa tipología queda claro que ambos libros (aún The Road, como libro estadounidense) pertenecen a la categoría de la ´refiguración postapocalíptica’:
“El énfasis cambia de lugar y lo que una serie significativa de obras narrativas de las últimas décadas se dedican a imaginar es lo que pasa después del fin, según la acertada y oximórica expresión de James Berger. De ahí el rótulo ‘posapocalíptico’ que define textos que operan en esta zona fronteriza abierta por el trauma.”(Logie & Fabry, 2009)

Aunque esos dos libros, a primera vista, parecen muy semejantes en cuanto a su temática y denotación, podemos observar grandes discrepancias acerca de sus motivos políticos y la visión del mundo que representan. Estas diferencias están a menudo fundamentadas en su contexto político, histórico y sociológico diferente. En la conclusión de Narrar El Apocalipsis (1989), uno de los muy escasos estudios comparativos entre literatura apocalíptica estadounidense y latinoamericana, Lois Parkinson Zamora ha analizado algunas diferencias generales entre esas dos literaturas, intentando explicarlas desde una perspectiva histórica. En el primer apartado de ese trabajo investigaré hasta qué punto las distinciones que Zamora hace siguen siendo válidas en la comparación entre Plop y The Road. Zamora argumenta que los escritores latinoamericanos son más comprometidos políticamente, y que la literatura latinoamericana toma más bien las fuerzas históricas y políticas como enfoque, mientras que la literatura estadounidense enfoca el desarrollo psicológico. Partiendo de esa tesis, intento demostrar que Plop se interpreta mejor como alegoría política y crítica de la sociedad neoliberal, mientras que en The Road falta esa dimensión política y se lee mejor como retrato psicológico o alegoría bíblica.

Como ambas son refiguraciones del mismo mito bíblico. En segundo lugar. pero se nota el uso de imaginarios tradicionales del Sur y del Occidente estadounidenses. The Road se desarrolla en un paisaje desconocido. Plop es una obra muy pesimista. ya que esto no vale para Plop. En tercer lugar. investigaré la representación del paisaje en las dos novelas y cómo ambas emplean su propia tradición literaria para llevarlo a cabo. También explicaré cómo esa idea de redención está muy estrechamente ligada con la tradición cultural estadounidense. The Road utiliza el concepto del ‘desierto’. desprovisto de religión y sin esperanza de redención. investigaré el papel de la religión y la visión del mundo plasmada en ambas obras. . De ese modo. Además. intentaré investigar a través de las diferencias y similitudes cómo ambos textos representan el postapocalipsis y de qué modo podemos explicarlas a partir de la oposición específica entre la literatura estadounidense y la latinoamericana. donde vemos más bien un mundo sin sentido. La dicotomía entre civilización y barbarie aparece visiblemente en Plop. aunque de modo figurado. así como ‘la llanura’ – concepto muy típico de la identidad argentina. y presenta de algún modo el binomio de civilización y barbarie. Al contrario. Argumentaré que The Road es una alegoría religiosa que utiliza los conceptos de ‘mesías’ y ‘misión’ y que es esencialmente una búsqueda de ‘redención’. intento comprobar cómo la lengua y las imágenes bíblicas aparecen en los textos.4 Pero también intentaré matizar la aserción de Parkinson Zamora según la cual la literatura latinoamericana suele poner énfasis en las realidades comunitarias.

Aunque se trata de dos libros muy significativos dentro del género posapocalíptico. Parkinson Zamora explica que la escasez de ese tipo de estudios comparativos entre la América Latina y los Estados Unidos es debido a “ lo inadecuado de los términos Norte y Sudamérica” (33). siguen estando en pie para estas obras contemporáneas. que generalmente representa una visión bastante idealizadora. basándome únicamente en las dos novelas que forman el objeto de mi investigación. Como dice Parkinson Zamora: “(…) en el desarrollo histórico del pensamiento apocalíptico podemos ver la relación directa del mito del apocalipsis con su contexto sociológico y político. 1989: 23) Por eso. creo que es muy interesante llevar a cabo una comparación entre The Road y Plop. nuestro corpus es demiasado limitado para hacer aseveraciones generales. mientras que Plop propone una visión muy pesimista y sombría. visto que son obras posapocalípticas muy parecidas. en general. En su introducción a Narrar El Apocalipsis. quisiera destacar la importancia del estudio realizado por Parkinson Zamora. lo que explica su vigencia en nuestro actual vocabulario popular. no podemos partir de la presunción que son completamente representativos de sus respectivas literaturas nacionales. Sin embargo. Visiones políticas en Plop y The Road 2. Para resolver este problema del corte. Introducción al estudio mediante Narrar El Apocalipsis Para empezar. utiliza el término latinoamericano para referirse a la literatura de . Es más: una obra como Plop puede ser considerada como poco representativa dela literatura latinoamericana en su acepción ‘clásica’. porque estos términos pueden ser engañosos y son demasiado generales.1. quiero aclarar que no intentaré hacer observaciones o afirmaciones absolutas sobre la literatura latinoamericana o estadounidense. Antes de analizar este aspecto. Además. trataré de analizar si las observaciones comparativas que hizo Parkinson Zamora hace más de 20 años. El resurgimiento de modos de pensamiento y de expresión apocalípticos es una reacción predecible a la perturbación social y la incertidumbre temporal.5 2.” (Parkinson Zamora. pero con algunas diferencias notables que se pueden explicar a través de su propio contexto nacional o continental.

6 la América Central y del Sur. también se observan. Los escritores latinoamericanos contemporáneos están implicados en un proceso de autodefinición. . más allá del fin. la dudosa importancia que se atribuyen los pocos sobrevivientes de la catástrofe nuclear. esas novelas están construidas de manera que transmiten un apremiante sentido de que la historia en cualquier momento puede alcanzar a sus lectores con los hechos apocalípticos que describen. y definen su realidad compartida basándose en su historia conjunta de colonización.) parábolas que explotan las ambivalencias del apocalipsis: temor y anhelo del fin. tal vez.” (228) Esta es una definición muy viable para ambas obras que estudiamos: en ambos casos encontramos muy pocas referencias a la historia o la vida como era antes. en nuestra común denominación de Nuevo Mundo) que son imaginativamente recuperadas en la literatura que analizó“ (36) Antes de llegar a sus conclusiones generales. como dice Parkinson Zamora “similitudes fundamentales (sugeridas generalmente. Argumenta que tenemos que darnos cuenta de las muchas diferencias políticas. Un efecto colectivo de esa literatura de poscatástrofe es la sospecha de que no está tan preocupada por ordenar y comprender la historia – la motivación tradicional de los textos apocalípticos – cuanto por competir con ella. Mientras dramatizan el paisaje desierto. visto que la América Latina no se puede considerar como unidad cultural. económicas y culturales entre los Estados Unidos y America Latina. También podemos poner en duda si es útil comparar esa literatura con la “literatura estadounidense: “Cuando contrastamos la relativa homogeneidad cultural de los Estados Unidos y su condición de entidad política única con los muchos países y culturas de la América Latina. Parkinson Zamora está convencida de la utilidad de un estudio comparativo. olvido cultural y recreación selectiva. Pero al lado de las diferencias entre los Estados Unidos y América Latina. Parkinson Zamora define a la literatura postapocalíptica como “(.. Ambas nos presentan una visión trágica del futuro.. Mostrando ese imagen ya critican a su propia sociedad. sugiriendo que el que evocan podría ser un futuro posible. Habría que preguntarse si es legítimo hablar de una “literatura latinoamericana“. podemos concluir que esta área es demasiado asimétrica para poder hacer una comparación literaria útil.” (34) De todos modos.

Se observa una atmósfera de paranoia y desconfianza total entre los supervivientes. donde no hay ninguna comunidad o solidaridad. son o individuos vagantes o grupos de personas que se han unido para sobrevivir juntos.” (229-30) Aqui ya podemos decir que esa aserción no se puede mantener en relación con Plop y The Road. esas presiones han sido tratadas en mayor medida en la literatura de América Latina que en la de los Estados Unidos. .7 Dentro de esa definición no observamos distinciones entre la literatura latinoamericana y estadounidense. Pero yo considero al hijo como el verdadero protagonista del libro (como explicaré en el capítulo 3) y desde este punto de vista. Desde luego. Pero estos son siempre grupos de caníbales o personas armadas. El padre tiene que vivir en un mundo nuevo. desconocido y siempre tiene que buscar nuevas maneras para sobrevivir. la literatura estadounidense actual se caracteriza en parte por “su enfoque obsesivo en la vida del ego descontextualizado” (230) – lo que a primera vista parece aplicable a The Road. el otro en la comunidad: “Las presiones de la identidad nacional y de la autodefinición política en la América Latina difieren de las de los Estados Unidos.2. Los personajes que encontramos en el libro. Según Parkinson Zamora. visto que ambas obras enfocan la identidad individual. ésta no es una dicotomía absoluta sino una diferencia de énfasis. en la literatura latinoamericana enfocan las realidades comunitarias de la identidad histórica. cada uno por sí mismo. The Road nos da la imagen de una sociedad rota. al lado de los protagonistas. De ahí la diferencia básica en el uso del mito del apocalipsis entre la literatura latinoamericana y la estadounidense contemporánea: mientras que las visiones del apocalipsis en la literatura estadounidense enfocan la identidad individual. Por consiguiente. cabe afirmar que el libro enfoca más la identidad individual que la comunidad. La gente vive según el principio de la ley del más fuerte. La comunidad versus el individuo La oposición fundamental que Parkinson Zamora hace se basa en dos tipos de enfoque: uno puesto en el individuo. Con excepción de la literatura estadounidense del sur. aunque sea de otra manera. que sólo inspiran miedo. el énfasis no está en el ego descontextualizado: el chico nunca ha conocido otro mundo que ése. 2.

se puede decir que esta actitud no implica un “severo individualismo“ sino más bien un enfasís en la familia – algo que Parkinson Zamora considera típico para América Latina. aun cuando las personas con las que se encuentran no son violentas.. rehusa compartir comida o alojamiento con ellas. He looked down at the old man and he looked at the road. What do you want to give him? We could cook something on the stove he could eat with us. sólo se preocupa por el bienestar de su hijo y de sí mismo. el padre capitula ante su hijo y de esa manera aprende de él la importancia de la solidaridad y recupera parte de la humanidad que ha perdido por la catástrofe: What do you want to give him? What do you think he should have? I don’t think he should have anything.8 Además. contra el hincapié en la familia y en las relaciones sociales en la América Latina (. All right. El padre ya ha perdido en gran parte su poder empático y el sentido de unión con otras personas. Yeah.)” (231-2). So I could be with you. You’re talking about stopping. What would you do if I died? If you died I would want to die too. Sobre todo en el hijo falta el afán individualista: mientras que el padre nunca quiere ayudar a otra gente. (Graulund. No se preocupa por el bienestar de la comunidad o la humanidad en general.. we go on. But then tomorrow. Okay. (175) . So you could be with me? Yes. (McCarthy. el hijo siempre ruega a su padre que compartan su comida. Parkinson Zamora considera “distintas actitudes culturales hacia la comunidad: el “severo individualismo“ y el “hombre hecho a sí mismo“ que siempre se han celebrado en los Estados Unidos. 2006: 9) Al mismo tiempo. he said. Siempre hay esa oposición entre la lucha de sobrevivir por parte del padre y el ideal de “hacer el bien“ por parte del hijo. Eso sólo nos resulta parcialmente verdad en la novela que analizamos: hay un cierto individualismo en el comportamiento del padre: cree que su hijo no puede sobrevivir sin él. For the night. mientras que esta dimensión no está presente en Plop (véase abajo). que atiendan a otras personas. 2010: 58) A menudo.

tiene relaciones sexuales y procrea … Pero en realidad. que aun después de la catástrofe queda en pie: el núcleo de la familia.” Según Olcese. Dice que lo único que une a estos miembros es el tabú de mantener la boca cerrada. la historia que se cuenta no gira en torno a la comunidad. De hecho. Esta dimensión está mucho más presente en The Road que en Plop. Plop parece enfocar la entidad comunitaria: el protagonista vive en una sociedad estructurada. Desde que se ha obligado a no ser uno más. un final muy esperanzador. Plop es un estereotipo del ´hombre hecho a si mismo´ que Parkinson Zamora presenta como típicamente estadounidense. Este episodio implica un nuevo inicio. lo que Parkinson Zamora considera típicas de América Latina. un peón. Como afirma Santiago Olcese: “Y esta historia que se cuenta es. En resumidas cuentas.9 Al final del libro. gracias al grupo social más elemental. sino que se percibe más bien una oposición entre estar afuera o adentro: .“Es la historia de un devenir particular. A primera vista. porque la migración continua para poder sobrevivir le impide producir rasgos identitarios. no podemos considerar The Road como un libro tan individualista: si bien se desarrolla en un mundo en ruinas sin verdaderas comunidades. la historia de un yo que se construye a cada paso hasta extinguirse. la historia de un sujeto que deviene. como demostraremos a continuación. pero que el sitio donde viven no los vincula de modo alguno. La historia de Plop. hace hincapié en la familia y en las relaciones sociales. sino de un hombre egoísta y su ascenso al poder. No se evoca una ‘comunidad’. de nuevo se pone un fuerte énfasis en la familia y la solidaridad humana: tres días después de la muerte de su padre. un mono. está unida por tabúes comunes. De un sujeto de la diferencia que logra realizar el proyecto que tiene de sí: “Desde que ha empezado su camino. por sobre todas las cosas. no podemos considerar el grupo de Plop como una verdadera comunidad. la historia de una subjetividad desbordante. con una jerarquía clara: la gente busca y comparte la comida entre sí. un esclavo. el chico es descubierto por un hombre que lleva al chico con su familia: su mujer y sus dos hijos.

La pareja formada se tomaba de la mano y se iba por un rato. Sin embargo. Era un concepto nuevo para los jóvenes y muy en desuso para el resto. Pero. el único rasgo que homogeneiza a los miembros como grupo es que cada uno de ellos son útiles. El sexo es algo utilitario. lo que se destaca en el término que utilizan para ‘acostarse’ : ‘usar’. Este criterio de utilidad se ve también en el papel del sexo en el grupo de Plop: está reducido a una función pragmática. y el afecto entre las personas es – fuera de algunas excepciones – casi inexistente. la costumbre era que se acercara desde atrás y lo abrazara con fuerza. son mis ayudantes. un derivativo para detener la energía y las frustraciones de la gente. Soy armero. Fabricamos armas. a una clase o una categoría. la gente es “reciclable. En el capítulo “El Karibom” se describe cómo los más jóvenes aprovechaban la fiesta de Karibom para acoplarse: Si alguien quería seducir a otro. En ese caso se retiraban un rato a usarse y luego volvían a la ronda. La mención de familia dejó a toda la gente asombrada. Si el abrazado estaba de acuerdo con la relación. Un abrazo en el pecho y el otro en la entrepierna. El criterio de selección es la utilidad. Cuando llegan tres personas (Los Raros) que se quieren unir al Grupo de Plop. Como dice Olcese. Al volver.” (Olcese) Se puede decir que Plop enfoca la realidad comunitaria presentando al grupo como la única posibilidad para sobrevivir. considerada como producto prescindible”. se presentan como una familia: Queremos unirnos al Grupo. de todos modos. ya que es “afuera” donde el peligro acecha: “Nadie pasa la noche fuera del Asentamiento sin un riesgo grande”. sino a una necesidad elemental: sobrevivir. El concepto de ‘parejas’ ya no existe. Ellas son mi familia. asentamientos temporales que tienen la pretensión de separar más que de unir. tenía que darse vuelta y abrazar el aspirante. (56) . cado uno puede usar a cada uno y en la mayoría de los casos esa relación sólo dura una noche (o menos). juntos el resto de la noche (…) Para las historias más fugaces bastaba con ponerse al lado y sonreírse. cada uno seguía solo en el Karibom. no se presenta una visión idealista de la comunidad: no se hace hincapié en las relaciones sociales o en la familia. el estar adentro no implicaría una pertenencia a una comunidad.10 ”En la novela se pueden identificar ciertos límites territoriales. Esto podía repetirse dos o tres veces en una noche (30) Otro indicador del severo individualismo del Grupo de Plop es que el concepto de ‘familia’ casi es inexistente. sin ningún lazo afectivo.

En este sentido. ni le dirigió otra mirada. el énfasis en la familia y las relaciones sociales se observan más en The Road. la Cantora.” Podemos considerar estos casos como excepciones. cuando tiene que cumplir el ritual horrible de cortar el cuerpo del Goro.11 Se nota que fuera del Grupo de Plop hay comunidades donde el concepto de familia sigue existiendo. hay algunos personajes que sobresalen del montón por su excentricidad afectiva. ni cantó. siendo ésta la única insinuación de una relación afectiva entre ellos. mientras que el severo individualismo se destaca más bien en Plop. aunque sea de modo implícito. toma Tini y El Urso que son leales a su amistad y ambos intentan cumplir su rol de padres. que critica precisamente este individualismo. Plop es “adoptado” (o reclamado) por la vieja Goro. mientras que Plop es un crítico político mucho menos idealista. Sin embargo. Cuando El Goro muere. Pero. como dice Olcese: “También se mencionó que incluso todo vínculo cariñoso parece obturado. pero parece probable que ella necesitaba un sucesor para transmitir su propio poder y sabiduría. lo miró. la razón de eso no queda muy clara. Nunca más. (16) Muy rápido. Una explicación de esta inversión podría ser que The Road es una novela que contiene un mensaje más redentor y religioso (véase capítulo 3) y que por eso destaca tales valores. residuos de afecto dentro de una sociedad que continúa deshumanizándose. Ella es muy severa con Plop y no se puede hablar de una relación emocional entre ellos. balbuceó algo y no habló más. Al final. al final empieza a llorar. Plop mismo no tiene padres: su padre nunca se menciona y su madre sólo aparece al inicio. . En suma. Como ejemplo. pero que en el mundo de Plop es un concepto “en peligro de extinción”. podemos afirmar que las “distintas actitudes culturales hacia la comunidad” que considera Parkinson Zamora no se mantienen en pie en estos libros. Ella sólo sirve para darle el pecho al recién nacido Plop pero desde su nacimiento no existe ningún lazo emocional entre ella y su hijo: Su madre. Plop parece sufrirlo inconmovible.

has been the animating bogey of American politics for more than five years. Who would do this? you might ask these works.” (233-4) 2. however painful. Su actitud disidente es favorecida por las estrategias y visiones narrativas apocalípticas de una transformación radical. en la medida en que es literatura relaciona directamente la revelación con la revolución. Parkinson Zamora saca la idea que los autores de América Latina son políticamente más comprometidos e implicados en el debate político y a menudo son figuras políticas importantes. y a muchos otros.. parece que Parkinson Zamora tiene razón: el autor nunca se ha mezclado en los debates políticos y prefiere no aparecer como figura pública: vive recluso y casi nunca da entrevistas.) In The Road the cataclysm may have been war. Más bien interpreto el libro de otras dos maneras: como alegoría religiosa (véase capítulo 3) y como novela de desarrollo psicológico del padre (véase más abajo). Para esos escritores la literatura. y de ese modo sobrepasa la dimensión política. or it may have been an asteroid strike. Sin embargo. El compromiso político De la idea de la identidad versus la comunidad. All. None.3. less ideological (.. There is.12 2. James Poniewozik se pregunta por qué las visiones postapocalípticas son tan frecuentes en la cultura popular estadounidense. The cold war stories could pin the disaster on a simple East-West showdown. The new apocalypses are more shadowy. a kind of pack-a-go-bag practicality to this mini-craze. Terrorists ? A superpower? Americans? God? Their unspoken shrug: Any. En The Road también falta una dimensión política explícita.1 El contexto político de The Road En cuanto a Cormac McCarthy. after all. mientras que los estadounidenses suelen enfocar menos las cuestiones políticas y asumir responsabilidades públicas (235): “La participación inconforme en la política y la disensión contra los regímenes y las influencias opresivas caracterizan a los escritores latinoamericanos que he analizado aquí. but we . on the end-time fears particular to our time. hoy en día: “Clearly there’s a hunger for insight. hay pocas referencias al mundo actual y no se insinúan sistemas políticos que pudieran ser causantes de la catástrofe. La importancia pública de los escritores latinoamericanos rara vez la tienen los escritores estadounidenses contemporáneos. En su artículo Postapocalypse Now. se puede decir que el libro sí surge de un contexto político ya que en el hecho de sugerir una catástrofe que pudiera destruir el mundo ya aparece un mensaje implícito. Pick a number. Mass destruction.3. I hope.

” (Oeyen. The Road nos ayuda a imaginar cómo se podría sobrevivir después del fin. may be testament to our willingness to face the times—to put ourselves mentally.3. no podemos hablar de una figura política importante: durante su vida ejerció como informático y actor teatral. Aunque nacido de un contexto (político) específico.” (Poniewozik. En eso parece captar completamente el espíritu de la época. del Comisario General (el líder del grupo. un crítica radical de la Argentina contemporánea neoliberal: “La narración nos ofrece una visión de nuestro presente actual en clave de ficción anticipatoria y muestra cómo todo lo que podría empeorarse efectivamente ha empeorado. agotado y posnacional de Plop es una alegoría de la sociedad argentina actual. En una entrevista con Silvina Friera. el universo crepuscular. Sin embargo. in literature or a soft-focus made-for-CBS version. Could we survive? Would we want to? Would we pull together or feed on one another? That millions can handle the question. Pinedo era muy crítico con respecto a su país y eso se muestra en Plop: el libro se puede leer como una alegoría. Surge del contexto específico estadounidense. 2. on a human and social level.2. pero con eso también acaba su papel político: no critica a nadie o nada y no parece tener muchos vínculos con el mundo actual. En este sentido. dice que la Argentina le inspira el pesimismo de sus obras. Pinedo ha llegado a decir que no tiene intención de enviar un mensaje político. como anotó Elsa Drucraroff en su artículo “Sobre Plop”. 2006) De cualquier modo. 2006: 94) Entonces. Pinedo se imagina posibles consecuencias de la globalización y la política neoliberal en un país periférico. Plop se manifiesta como la anticipación de un peligro que se anuncia hoy en día: el espectro espantoso de la bancarrota ruinosa del proyecto neoliberal que cede paso a una barbarie grotesca. for a while. aunque tiene compromisos con los derechos humanos y que el tema de la ‘destrucción de la cultura’ le apasiona mucho. (Pinedo.13 haven’t really thought through what. Se habla de ‘el Grupo’ (la sociedad de Plop). una posición que Plop obtiene . pero no estaba presente en el debate político. en esa misma entrevista. 2010: 16-17) Además. y el impacto en las redes sociales. Pinedo usa la terminología típica de los partidos comunistas. it would mean. un mundo atenazado por el miedo a atentados terroristas y al uso de armas nucleares que pudieran destruir una civilización entera. La alegoría política de Plop Con respecto a Rafael Pinedo. The Road es una historia universal. where Dick Cheney lives 24/7. las estructuras del poder. la organización espacial y el medio ambiente resulta sumamente negativo.

Estos dos días tienen un significado enorme en la historia reciente de Argentina.pagina12.14 también). El País. pero en 2002 se instaló 1 Fuentes: "De la Rúa defiende dichas políticas ". que empezó a tener deudas enormes. Subsecretarios y Células (pequeñas comunidades). Argentina estaba en una recesión muy fuerte. que implicaba la paridad entre el peso argentino y el dólar estadounidense. "La causa por la represión sigue sin definiciones". la gente sólo podía retirar 1000 pesos cada semana. que intentaré explicar muy brevemente1: Durante el gobierno de Fernando de la Rúa.com. "El año en que vivimos a los tumbos". 23/04/2010 <http://www. lo que solo empeoró el estado de la economía y que llevó al colapso del sistema bancario el 29 de noviembre 2001. Entonces.terra. 23/04/2010 <http://www. 23/04/2010 <http://www. Clarín. Clarín. Eso implica una crítica severa de las dictaduras y sistemas comunistas en general. cuando grandes inversionistas empezaron a retirar sus capitales. Terra.htm>. La policía reprimió (con mano dura) a los manifestantes. debida en parte a la Ley de Convertibilidad. Siguió un periodo político bastante turbulento.ar/diario/elpais/subnotas/1-26308-2007-03-13. Autores como Marina Kogan y Sebastián Hernaíz han indicado que Plop forma parte de una corriente literaria argentina muy específica: la de la literatura post 19 y 20 diciembre 2001. De la Rúa no quería derogar esa ley.ar/canales/actualidad/109/109385. el presidente renunció a su cargo. y surgieron protestas masivas. de Secretarios. Esto era nefasto para Argentina.com/diario/2001/12/21/p-02615.htm>. Sin embargo. el Ministro de Economía. 23/04/2010 <http://www3.html>. Domingo Cavallo el 2 de diciembre anunció una nueva medida: durante 90 días. dado que muestra esa sociedad en decadencia. y el saldo final fue de 39 muertos por la dura represión policial durante esos dos días.com/diario/2001/12/31/e-02001.com.clarin.html> "Represión en Plaza de Mayo: una batalla con cinco muertos".clarin. La gente (sobre todo la clase media) estaba furiosa. Elmás importante era el estallido que tuvo lugar el 19 y 20 diciembre en la Plaza de Mayo en Buenos Aires y en otras varias ciudades. también se puede decir que Plop surge de un contexto político muy específico. Al final del 20 de diciembre. .

2006) O como dice Marina Kogan: “Para muchos de nosotros. contrapuesto a una segunda línea donde el diálogo con el 19 y 20 opera desde el interior de estos textos y en la lectura. (Hernaíz. orientaciones y redireccionamientos en un diálogo potente con el 19 y 20 de diciembre y sus imágenes. Para la mayoría de los jóvenes su experiencia histórica anterior era que resultaba imposible que algo cambiara.15 Eduardo Duhalde como presidente. En suma. el 2001 fue un año que desafió lo verosímil. tiene sus raíces en un contexto político específico pero no remite explícitamente a este contexto.” Parece claro que Plop surge de ese contexto político específico. .: una primera donde el 19 y 20 de diciembre es anécdota y claro anclaje temporal. como explica Hernaíz: “Digámoslo guarangamente: los ritos asamblearios de Plop de Rafael Pinedo (…) no son referencias directas al proceso asambleario o a los motoqueros asesinados en la represión de Plaza de Mayo. en cuanto que la creencia en la ‘inmovilidad histórica’ disminuye en ciertos autores. Además argumenta que la efemérides del 19 y 20 han dado un nuevo impulso a la narrativa argentina. Pero para Pinedo sólo inspira pesimismo. y si cambiaba iba a ser siempre para peor. mientras que Plop invita más a una interpretación de crítica política explícita. (Drucaroff. quien podía (en parte) estabilizar la economía. aunque la crisis social perduró. pero difícilmente puedan ser leídos sin ser cargados de significaciones. y que incluso nos veía envueltos en anécdotas que nunca antes podría haber imaginado” Sebastian Hernaíz señala dos líneas de textos dentro de la literatura post 19 y 20 de Diciembre. como la primera vez que podían ver lo que la política puede poner en marcha. que nos hizo pensar que si pasaba lo que pasaba era porque podía pasar cualquier cosa. Otros autores encuentran una especie de esperanza en estos acontecimientos (véase Drucaroff) y lo pueden ver como un “triunfo” para la democracia. Plop se encuentra claramente en la segunda línea. y como “final de algo y comienzo de otra cosa”. The Road. Drucaroff pone énfasis en la importancia de estos eventos para los jóvenes. En su artículo “Narraciónes de la intemperie”. 2006). y parece un ejemplo de situaciones a las que el capitalismo puede conducir.

de algún manera. generalmente. El padre y el hijo en ese libro. El padre es consciente de que no le quedan muchas fuerzas. Lo único que antes contaba para el padre es la supervivencia. un esfuerzo desesperado? de supervivencia. o quiere tomar un . pero su hijo en su ingenuidad infantil. con la esperanza de que ahí a lo mejor todavía hay “vida”. el padre está dudando sobre el sentido de su excursión: ¿ por qué está tan obsesionado con sobrevivir? ¿qué sentido hay en sobrevivir cuando viven en un mundo aparentemente desprovisto de cada sentido? Es conducido por el amor por su hijo: su lucha feroz de supervivencia es la esperanza de que. nos dice poco sobre “la sociedad” o “la comunidad” en general. la historia no nos cuenta casi nada de sus propios sentimientos o consideraciones. y que quizás no pueda llegar a su destino. Se enfoca principalmente el desarrollo del padre: su mujer se ha suicidado. le enseña la importancia de valores como la solidaridad y la celebración. Como él cree que su hijo no podrá sobrevivir sin él (por el peligro de caníbales etc) tiene el plan de matar a su hijo antes de morir. cuando el hijo le pide que compartan su comida con otra gente. Al mismo tiempo. Viajan juntos hasta el Sur. La pregunta de si efectivamente podrá hacerlo cuando necesite hacerlo le obsesiona durante todo el libro: He watched the boy sleeping. y que los personajes no se desarrollan como individuos sino como reflexiones de las fuerzas históricas y culturales que actúan sobre ellos. él cambia sus propios puntos de vista. mucho más que en Plop. universal. Por ejemplo. que dice que. también apoya otra tesis de Parkinson Zamora.16 Lo que precede. aunque pone énfasis en la familia y tiene esa dimensión religiosa. la literatura latinoamericana (contrapuesta a la estadounidense) suprime el desarrollo psicológico a favor del tipo histórico. The Road. se desarrollan como verdaderos individuos. por la interacción entre él y su hijo. en el Sur quede una vida mejor para su hijo. (241-2) Plop ofrece una visión bárbara de una sociedad en decadencia a través de un individuo específico. pero él quiere sobrevivir por su hijo. Al lado de la interpretación alegórica. con sentimientos y pensamientos propios. Can you do it? When the time comes? Can you? (28) A lo largo de todo el libro. El desarrollo psicológico de ese individuo está muy poco presente en la narración. admite fácilmente una interpretación como novela de desarrollo psicológico.

y el hijo quiere dispararla como celebración. Accordingly.17 baño. Please. I cant. el dilema principal se resuelve y se da cuenta que no puede matar a su propio hijo: Just take me with you. the outcome may in the long run be equally fatal. Lo mismo se ve cuando. from a survivalist point of view. Al final. (298) Aunque la prosa de McCarthy es bastante distante. I cant. mientras el nivel personal es más importante en The Road. firing the gun for ‘celebration’ may in one way or another be the cause of their death and it should. al final del libro. 74) Así vemos pequeñas pero notables alteraciones en los pensamientos y el comportamiento del padre. that of life itself. I thought I could but I cant. el padre lo acepta y así ignora su prioridad principal: sobrevivir. Papa. firing the gun will be a pointless gesture. porque durante todo el libro hemos compadecido a estos dos protagonistas. one that will not just waste ammunition but might also alert the roaming bad guys to their presence. como nota Rune Graulund: “According to the man’s no-nonsense code of survival. remain unfired.” (Graulund 2010. cuando el padre se prepara para morir. esa es una escena desgarradora. As the man realises. . descubren una pistola de bengala. porque Pinedo casi nunca nos ha dado la posibilidad de entrar en los sentimientos de su protagonista. casi no emociona al lector. it is painfully clear to the man that the boy will eventually not even be able to celebrate the greatest wonder of all. if he does not allow his son to fire the gun. en Plop dominan las fuerzas políticas e históricas que influyen en la sociedad. Please. Cuando el protagonista muere al final de Plop. Podemos ver eso como indicio de que. Forever barring his son from any ‘celebration’ from wonder. however. I cant hold my dead son in my arms.

Vemos un mundo en decadencia. (75) Si lo interpretamos de esa manera. (60) El padre. The Road se puede interpretar fácilmente como alegoría religiosa. intenta buscar un nuevo orden moral. Como argumenta Ashley Kunsa en su artículo “Maps of the World in Its Becoming”. En ese esfuerzo del padre para dar un sentido a los acontecimientos. como explicaré más adelante. The Road como alegoría religiosa Ambos libros representan una visión del mundo muy distinta. una búsqueda de sentido en un mundo aparentemente sin sentido. El padre claramente necesita creer en un dios. he whispered. varias veces y de forma explícita. a pesar de quede todos modos representa una visión del mundo inesperadamente optimista. de cualquier modo podemos leer un cierto optimismo. además. Will I see you at the last? Have you a neck by which to throttle you? Have you a heart? Damn you eternally have you a soul? Oh God. Como ya he mencionado. sale bien. ya que en sí mismo no tiene ningún sentido. 2009: 57). Comienza por denominar a su hijo y a él mismo como “the good guys”. (10) Según Grauland. y sobre todo para matener su esperanza en que ‘dios’ en algún momento pueda volver para restaurar el mundo y aliviarle de su carga. la búsqueda de la redención es más bien un sentido que el padre otorga al viaje.18 3. The Road se interpreta casi como una historia bíblica y frecuentemente refiere directamente a Dios.1. una búsqueda que. también refuerza su misión divina por la repetición continua de que ellos “llevan el fuego”. asombrosamente. McCarthy es muy explícito en su mensaje religioso y en el uso de una terminología religiosa. En un mundo desprovisto de moralidad o religión. y por eso incluso ha sido criticado. el padre necesita un Dios para poder dar un sentido a lo que pasa. oponiéndose a “the bad guys” en tanto ellos no son caníbales. la novela se interpreta mejor como una viaje hasta laredención. Oh God. Visiones del mundo 3. establece a su hijo como un tipo de mesías: . donde el canibalismo se ha vuelto algo normal. (Kunsa. pero se dirige a él principalmente en maldiciones: Are you there? he whispered. algo que repite como si fuera una oración. Como sugiere Kunsa.

It always has. lo que parece demostrar que todavía quedan otros “good guys”. It will again (300) Hasta cierto punto del libro. Como el hijo ha nacido sólo algunos días después de la catástrofe. Con el fin del “viejo mundo” aquí se establece la posibilidad de un “nuevo mundo”. como describe Kunsa: “The Road’s moment of supreme clarity regarding the child’s true nature.19 If he is not the word of God God never spoke (3) What if I said that he’s a God? (183) Goodness will find the little boy. This moment shines not simply for its transparency. the boy unequivocally states who he is. bears out the idea that he is. the one for whom the world is waiting. el hijo queda solo durante tres días (número bíblico) hasta que es encontrado y adoptado por una familia. Pero hay algo más que todo eso: el ‘hijo como mesías’ no sólo es sugerido por el padre. se establece también en el fin del libro: cuando su padre ha fallecido. dado que al final del libro se regresa claramente al principio de los tiempos. wheareas previously he has looked to his father for answers. asking whether they are the good guys. en busca de sentido. “Yes I am … I am the one” (TR 218).) that the breath of God was his breath yet though it pass from man to man through all of time” (306). “You’re not the one who has to worry about everything” the child responds. comes in two simple sentences. podríamos sospechar que el elemento religioso sólo es una construcción del padre. una figura adámica . nunca ha conocido otro mundo que aquel en el vive.. creo que la dimensión mesiánica es innegable. The certainty and clarity with which the boy for the first time puts his own words to himself contribute to the statement’s decidedly messianic ring. only a few days before his father’s death. 67) . La dimensión bíblica se intensifica aún más cuando al final la mujer le dice al hijo: “(. by contrast. but also for its singularity and the change it suggests: here. Por ejemplo. hay un momento en el libro donde el chico se instala claramente como ‘el escogido’. Además. y por eso ya aparece como un tipo de mesías. indeed..” (66) Aunque Kunsa lo hace de forma contundente.(Kunsa. When the father tells the child. Kunsa indica como aquí se revoca Genesis y se refuerza la conexión adámica. By naming himself “the one” the boy here.

by an imperative to witness what remains. there is no end in sight. in these texts. Parece que la teología ha sido inmunizada. el concepto de redención también tendría que ser devastado. the impulse to impose redemption is replaced. instead. Rambo en su artículo “Reading Cormac McCarthy’s The Road after the End of the World”. who will witness its shattering?” (Rambo. que a lo mejor no está sugerido por el autor mismo. McCarthy tenía la posibilidad de acabar su libro en el momento en que muere el padre. que está incrustada en todo su historia y cultura. But in the face of these impossibilities. En su literatura. Explica como la redención. destaca el final optimista de The Road. Rambo propone una interpretación diferente del final. un final inesperado en el que McCarthy muestra que cree en la posibilidad de un inicio nuevo que. no destination and no promise of life ahead. Could we discover.20 Esa visión religiosa ha sido criticada fuertemente por Shelly L. pero fracasa al imaginar los restos teológicos. Pero opta por el deus ex machina. y en eso McCarthy falta al responder a la pregunta teológica esencial del apocalipsis: ¿Cómo va a acabar todo eso? ¿Cuál sería el resultado? (Wood). As readers. El punto débil de McCarthy. a witnessing breath. y ahora regresa a esa narrativa en The Road con sus alusiones bíblicas y el hijo como figura mesiánica. it may provide a necessary disruption of that familiar framework and a reorientation to life as a living on. es una historia nacional de los Estados Unidos. la vida persiste. de todos modos. Como afirma el crítico James Wood. Rambo también afirma que si la devastación del mundo fuera total. pero no obstante no me parece inadecuada en el marco de la literatura posapocalíptica: “In the aftermath of the collapse of the world. 115) De todos modos. y que en eso la narrativa de redención se muestra inefectiva (107). McCarthy visiona un mundo completamente destruido en todo sus aspectos. la creencia en un final feliz logrado por una lucha severa. (Rambo. según él. we are handed over the perilous question: What does it “mean to witness what remains?” The question is not who will save the world but. . sobre todo en contraste con el final desesperanzador de Plop. 2008: 104) La crítica de Rambo consiste en que esa estructura moral que propone el padre no tiene sentido en el mundo posapocalíptico. y el hijo se queda solo en el mundo. McCarthy siempre se ha dado cuenta del lado oscuro de esa narrativa de redención estadounidense. instead. es que McCarthy no puede ver más allá de esa narrativa de redención (107). not a triumphant one? Instead of leading to a redemptive ending.

Al lado de eso.” (13) 2 La imagen de la entropía proviene de la termodinámica y refiere a la muerte calórica. Ese agotamiento del sentido intensifica aún más el carácter postrado y entrópico de este mundo. No es una historia de redención. sino que enfatiza las inexorables leyes de la naturaleza. e ilustra más bien la degradación de la cultura en vez de su carácter religioso. Plop pinta un mundo entrópico en la medida en que nos muestra un universo futuro desintegrado y agotado que es radicalmente diferente del pasado o del presente. queda claro que The Road de forma imprevista nos ofrece una visión del mundo esperanzadora y optimista. La lectura de la novela sugiere que ese mundo no está conducido por leyes religiosas o metafísicas.21 Aunque la conveniencia de su modelo religioso se puede poner en duda. una visión distópica de la sociedad y de Argentina en particular. Parece que sólo quedan los instintos básicos de la gente. La novela ofrece este escenario horroroso. pero sin explicarnos el por qué del decaimiento. 3. al momento en que la energía del calor ya n es transferible porque todo contiene la misma cantidad de energía. La única “regla” que vincula la sociedad es el tabú de no abrir la boca. Según el análisis de Annelies Oeyen podemos aplicar esa imagen a Plop también: “En síntesis. encontrar comida.11-2) . el grupo tiene algunas costumbres macabras. La visión pesimista de Plop Como ya he mencionado. y en ese caso. pero parece preocupado por mostrarnos “lo que queda” después de la catástrofe. sobrevivir. y el único orden que queda son las estructuras de poder fraudulentas. es muy poco. Parkinson Zamora ha estudiado la imagen de la entropía2 en su análisis del apocalipsis en la obra de Thomas Pynchon.2. como la ceremonia donde Plop tiene que cortar el cadáver de la vieja Goro después de su muerte. tampoco están buscando eso – parece que la gente ha aceptado el sin sentido de su mundo. La novela no nos ofrece las claves para entender el universo narrativo. Plop presenta un mundo sin sentido. (Oeyen. el sexo ha sido reducido a algo puramente utilitario. No se encuentra un mensaje religioso. al punto en que todas las moléculas encuentran equilibrio en la desorganización o el caos. No hay ningún orden moral. y al contrario que en The Road. La ceremonia hace pensar en los rituales de pueblos primitivos.

(111) Pero Plop no tiene en alta estima a esa “clase de charlatanes”. el final narrativo de Plop sólo insinúa la muerte. como los llama: “Eran demasiado flojos para ser líderes de algún grupo. No llovía siempre. Todos los personajes quedan paralizados en la imagen del barro.22 Sin embargo. la llamaba. se rodeaban de desesperados que buscaban que les solucionaran la vida” (112). como también indicó Oeyen quedan algunas referencias a conceptos como el origen del mundo (el relato del Big Bang que relata El Goro). Se deja guiar por sus instintos y sus deseos. Que existía. pensar en eso se considera una pérdida de tiempo. Como confirma Annelies Oeyen: “La novela ni siquiera se caracteriza por la melancolía. El modo en que muere es significativo también: rompe conscientemente el tabú de no abrir la boca cuando permite que le sea practicada una felación. no sorprende o emociona al lector: ya desde el primer capítulo su muerte había sido anunciada. Él prefiere que la gente continúe siendo ignorante. la nostalgia o la posibilidad de un mundo mejor. Que allí no se pasaba hambre. de una u otra manera. el concepto del paraíso perdido y la tierra prometida(13). Mientras que el mesías en The Road es un concepto que inspira esperanza y sugiere la posibilidad de un mundo nuevo o mejor. lo único que cuenta. el descubrimiento del Nuevo Mundo (en un cuento de viejos) y sobre todo. La narración no contiene una ética para resistir. no son capaces de levantarse de lo material. y no quiere que “un loco le quitara al grupo fuerza de trabajo” (112). Plop había matado al Mesías y exhibido su cuerpo en la Plaza. Hablaba de otra tierra: Sana. . que él lo sabía. y por eso tampoco inspira esperanza para un inicio nuevo. no hacía frío. mientras que estas dos representaciones distópicas expresan implícitamente la esperanza de un mundo mejor. Todos los días hablaba de eso. por ejemplo cuando llega el Mesías: El Mesías se paraba en el centro de la Plaza. es la utilidad pragmática. De nuevo. Estamos ante un mundo entrópico sin utopía y sin esperanza de una salida u un mundo mejor. Plop no manifiesta la esperanza y la inspiración utópica que caracterizan otras narraciones poscatastróficas como The Road del estadounidense Cormac McCarthy (2006) o Niourk del francés Stefan Wul (1957) (…) Pero. porque se da cuenta de que eso lleva a la pena de muerte. la Tierra Sana. aquí la posibilidad de un nuevo mundo se presenta como algo ridículo. Unos días después de su llegada. con sus cinco seguidores alrededor. De algún modo podemos decir que se suicida. no había barro. Y hablaba.” (14) Cuando al final Plop muere. que los iba a llevar. aunque lleva a su muerte.

En resumen.dentro de la devastación.23 De nuevo se trata aquí de un acto desesperanzador que subraya el sin sentido del mundo de Plop. mientras que McCarthy . incluso la religión. . deja un poco de esperanza a través de los conceptos de la redención y el mesías. lo anteriormente dicho corrobora que Pinedo observa la devastación total del mundo y la degradación completa del hombre y su cultura.

Se camina sobre el barro. Everything paling away into the murk. Los personajes mismos se refieren al entorno como la Llanura. entre otros por el uso del concepto de la llanura. Sólo esa puede tomarse. (3) Llueve. está impura.24 4. plástico. muchas. Looking for anything of color. Escriben en frases muy cortas y sobrias. Parece que ya con la lengua en sí misma quieren evocar lo inhóspito del paisaje: When it was light enough to use the binoculars he glassed the valley below. Plop se inscribe muy claramente en la tradición literaria argentina. un paisaje hostil y ajeno donde se ve muy claramente los restos de una civilización anterior. The segments of road down there among the dead trees. Otras. (19) 4. Any trace of standing smoke. El paisaje en Plop : Civilización y Barbarie Al lado de las similitudes evidentes. y este paisaje está descrito como una superficie muy extensa y vacía. En ambos se distingue claramente un paisaje postcatastrófico. el vacío o la llanura se manifestó como el paisaje iconográfico de la argentinidad”. Plop también cabe dentro de esa corriente. Una vez que cayó. El paisaje A primera vista. donde vivir se ha vuelto extremadamente difícil. escombro. A veces muy poco. (8) La llanura o el desierto son símbolos muy significantes por ser un marco típico de la identidad argentina: el binomio civilización y barbarie. Siempre. trapos podridos y latas oxidadas. The soft ash blowing in loose swirls over the blacktop. los paisajes en The Road y Plop son muy semejantes. Como resume Oeyen muy claramente en su artículo. como agua que flotara. En ambos se describe un basural.2. En las últimas décadas ha surgido una corriente que transforma “de manera singular el binomio civilización y barbarie y la relación entre campo y ciudad” Según Oeyen. con muy pocos adjetivos o adverbios (valorativos). es una pared líquida que golpeaba la cabeza. a lo largo de los siglos. <<Contaminada>> es la palabra que usan los viejos. de la que toma como ejemplo El aire (1991) de Sergio Chefjec: . también se pueden observar algunas discrepancias más sutiles en cuanto a las tradiciones a las que se remite en la novela. ese imaginario ha sido reescrito y reinterpretado muchas veces. entre grandes pilas de hierros. que carecen de signos de puntuación. Lo que destaca es el uso de lenguaje: ambos autores utilizan una lenguaje muy desprovisto y distante. Como dice Oeyen (citando a Jens Andermann) “ya desde el origen de la literatura argentina el desierto. He studied what he could see.

El barro que estaba ahí. en Plop se muestra también claramente en la representación del paisaje. Plop va más lejos que obras como El Aire en que “retoma el espacio de la llanura tradicionalmente utilizado en la construcción del Estado-nación. Todos. no se usa en su acepción de fertilidad y nacimiento pero queda banalizada como símbolo de contaminación. de una sociedad en crisis” (11) Otra metáfora que se usa frecuentemente es la del ‘barro’ . .aunque. que antes era un lugar de civilización se convierte en “la Llanura”. Eso está representado por la dicotomía entre civilización y barbarie: la ciudad. Seguía siendo Plop. Pronto iba a dejar de serlo. la naturaleza y la pampa. El que muere en el barro. todo el Grupo. Vivían en el barro. al igual que la visión del mundo que he discutido en los apartados anteriores. Y seguiría estando. Él era el genio de la vida en el barro. morían en el barro. Estaba cubierto de barro. como nota Oeyen. Porque nunca había habido otra cosa que barro. En la obra de Chefjec el hecho de hacer irrumpir el regreso a una barbarie arcaica en el corazón de la civilización es una estrategia para advertir sobre los posibles efectos que puedan tener el neoliberalismo y el menemismo en el futuro” (9) Como hemos visto en el capítulo 2. retroceso y degradación (10) Se nota claramente en la escena final. el artista de la supervivencia en el barro.25 “En esta novela se despliega un proceso de ‘pampeanización’. la muerte de Plop. teniendo en cuenta su propia tradición literaria. El que vive en el barro. las paladas de los que cavaban le caían encima. toda la gente. un paisaje desierto que sólo representa la barbarie y la degradación de toda civilización y cultura. la ciudad se convierte en un paisaje de ruinas cubierto de mala hierba. pero lo utiliza para crear una alegoría posnacional (…) En la llanura encontramos otra vez una metáfora del estado precario de la sociedad. Su nombre pasaría a significar El que nace en el barro. Plop es una fuerte crítica a la sociedad neoliberal e imagina sus consecuencias en una visión muy pesimista. A veces. Según Oeyen. Era Plop. (151) Así vemos que la alegoría política. cuando el barro se convierte en un símbolo fuerte de la muerte y de la degradación total del mundo y la vida: Las mujeres parían en cuclillas sobre el barro. todos los grupos. para desaparecer después y dar lugar al descampado.

emocionalmente y moralmente todas las elecciones que tiene que hacer el protagonista de The Road se dirigen a la pregunta última de “deserta”. En esa barbarie. los protagonistas de The Road intentan mantener un grado de civilización y moralidad. Aunque en el libro nunca hay referencias directas al “desierto”. que antes era sinónimo de cultura y civilización se ha degradado hasta convertirse en un ‘desierto’. no podemos afirmar que este libro sea categóricamente y sin lugar a dudas de una región específica de los Estados Unidos (Chabon. en la mayoría de los artículos y reseñas de The Road. Yes. los críticos están divididos en cuanto a si se puede considerar este libro como “occidental” . Rune Graulund argumenta que el desierto figura como motivo central en la obra de McCarthy. sólo podemos especular sobre el lugar exacto donde se desarrolla (o por lo menos donde inicia) The Road. But the roads are still here. En eso podemos distinguir el mismo binomio entre civilización y barbarie que en Plop: también se destaca la pérdida de la civilización a través de los restos de un mundo urbano anterior. El paisaje en The Road: ¿el sur o el occidente? En su texto “Fulcrums and Borderlands: A desert reading of Cormac McCarthy´s The Road“. That’s a good question. Como en el libro hay muy pocas referencias a lugares concretos y no se especifican nombres. como se observa en el fragmente siguiente: Why are they the state roads? Because they used to belong to the states. se presupone que el libro se desarrolló en el sur de los Estados Unidos.3. What used to be called the states. Además. De todos modos. físicamente. for a while.Sin embargo. dice que el estilo de McCarthy es tan estéril como el paisaje desierto que describe. Según Michael Chabon. (44) El mundo urbano de los Estados Unidos. ausencia de vida y sustento – “The problem of the desert in other words is the barren ground upon which the central questions of the novel rest” (Graulund. What happened to them? I dont know exactly.26 4. 2010: 58). The Road se aparta de Plop en la manera en que se remite a la tradición literaria estadounidense. un paisaje inculto donde reina la barbarie: el canibalismo y la pérdida de la cultura. But there’s not any more states? No. 2007). la ‘ausencia’. Paralelamente a esto.

Los análisis de Graulund y Rambo me parecen muy adecuados en cuanto a que indican las tradiciones a las que remite McCarthy. me parece que McCarthy deliberadamente ha elegido un paisaje anónimo. Argumenta que en sus primeros libros McCarthy se presentaba como escritor del sur. en el recorrido de escritores como William Faulkner y Flannery O’Connor. in Christian terms. Imágenes y el lenguaje de la redención son centrales y se utilizan temáticas cristianas (muchas veces para criticarlas). trying to make it across the frontier by fighting their way out of the claws of the bad guys. Graulund observa que The Road contiene algunos elementos muy típicos del western: un viaje aventurero. and distinctively American. los malos a lo largo del camino: “In that sense The Road could be read in terms of a prototypical Western. o “del sur”. for redemption) and the recognition of its impossibility (there is. el hombre contra el medio ambiente. el libro está atrapado entre las dos tradiciones literarias: “McCarthy catches the reader in a schizophrenic. pero también pasa por el occidente al cuestionar la identidad estadounidense y su mitología redentora (100). las imágenes nihilistas prevalecen. está convencido de que el libro se desarrolla en Tenessee. que dice que no podemos atribuir al libro una región específica.27 (el Western). no resurrection ahead).” (101) Me inclino por la opinión de Chabon. Sin embargo. . armed with just one gun but a set of morals firmer than that of any hero of the Old West” (Grauland.65) Otra crítica que ya he citado. Shelly L. para poder contar una historia universal. sin inscribirse en ningún tradición específica. sus personajes y paisajes son “Nietzscheanos” y la violencia elimina cada especie de redención. En sus obras posteriores. Rambo. el lugar donde se desarrollan los primeros libros de McCarthy. se perfila más como escritor occidental. Por eso. post-apocalyptic crisis of meaning: between the craving for a happy ending (for resolution. one whitted down to its pure essentials: a man and his boy. Rambo argumenta que McCarthy en The Road vuelve a su vocabulario religioso. De todos modos. vemos del mismo modo que en Plop que el paisaje toma una posición clave para representar la alegoría religiosa y su visión del mundo.

Por esto también se opone a The Road. Sin embargo. Plop sólo se caracteriza por un nihilismo que no presenta casi ninguna expectativa. me parece que he elegido los temas más significativos de ambos.28 5. se nota que. en ocasiones . En este futuro estudio se podría investigar si las hipótesis de Parkinson Zamora se sostienen veinte años más tarde. mientras que The Road destaca más bien por su aspecto religioso. Por ello podría ser más interesante hacer un análisis comparativo de varias obras posapocalípticas de su época. tanto en su percepción política como en sus visiones del mundo. para obtener una imagen más matizada y variada. dado que The Road tiene un carácter redentor y deja lugar a esperanzas en su final. y que a través de ellos he podido revelar algunas diferencias (y similitudes) básicas entre ambos. . De todos modos. Conclusión En este trabajo sólo he podido tocar algunos aspectos de estos dos libros y de la literatura posapocalíptica en general. En este aspecto me han ayudado mucho el libro Narrar El Apocalipsis de Parkinson Zamora. lo que ya explica parcialmente las diferencias en temática y estilo. Plop es un texto mucho más comprometido políticamente. y el artículo “Más allá de la catástrofe. todavía hay una especie de esperanza u optimismo. a menudo fundado en el espíritu comunitario. sus hipótesis sobre la literatura norteamericana sólo quedan parcialmente en pie cuando las aplicamos a Plop y The Road. No obstante. En cuanto a Parkinson Zamora. pero ha sido con la finalidad de establecer un contraste claro entre los libros. Me parece necesario destacar que ambos autores tienen una voz propia y muy singular. es la falta de idealismo en éste. algunos aspectos estén poco matizados. veinte años más tarde. Pero el enfoque de este estudio es exponer las diferencias de ambos a la luz de la literatura estadounidense por un lado. dado que muchas reseñas enfatizan su carácter pesimista como algo muy llamativo. en un estudio mucho más extenso. La diferencia que considero mayor entre los libros que Parkinson Zamora ha estudiado para su análisis en el caso de Plop. Puede que. y latinoamericana por otro lado. supongo que Plop ocupa un lugar bastante específico dentro de la literatura argentina/latinoamericana. a través de un corpus de novelas estadounidenses y latinoamericanas. más allá de la ciudad” de Annelies Oeyen. En otros libros al lado de sus críticas severas.

Tanto The Road como Plop reflejan en cierta medida el espíritu de la época. típico en la narrativa estadounidense – o se explican diacrónicamente. Muchas diferencias se deben (por lo menos parcialmente) a su contexto nacional – pienso por ejemplo en el concepto de la redención. por causa de las noticias sobre atentados terroristas y desastres ecológicos (entre otros) y acontecimientos más concretos (como el 19 y 20 de diciembre 2001 para Plop) que influyen directamente en las obras.Ambos libros son de una riqueza literaria extraordinaria y tienen aspectos muy diferentes que merecen una investigación más profunda. también podría ser muy interesante entrar en una comparación más extensa con otros libros. la dimensión política. The Road también reflexiona sobre la organización social (no tanto sobre la política y económica). Por eso. Como ya he dicho. destacan sobre todo las diferencias. es que la situación actual en que se escribe es completamente diferente a la de la época en que escribió Parkinson Zamora. Siempre surgen nuevas interpretaciones e imaginarios del posapocalipis. la visión del mundo y el paisaje. como podemos ver en la cultura popular. pero destacan más bien las implicaciones espirituales de “vivir después del fin”. y que es un género que sigue evolucionando. Este no es un listado exhaustivo y ambos libros invitan a una investigación de mayor alcance. Aunque hay similitudes evidentes en cuanto a temática y estilo. también se puede afirmar que tanto Plop como The Road pertenecen a corrientes diferentes a las de los libros que analizó Parkinson Zamora.29 Lo que es seguro. Ambos reflexionan sobre lo que podría significar la experiencia de vivir “después del fin”. política y económica de la humanidad. como se demostraba en las hipótesis de Parkinson Zamora. Eso también demuestra que el género posapocalíptico está influido mucho por la actualidad. He intentado demostrar todo lo anteriormente dicho a través de los conceptos que me parecían más esenciales para ambos libros: la comunidad. aunque de manera diferente. En resumidas cuentas. puedo decir que ambos libros utilizan el posapocalipsis como medida de “reflexión”. muy preocupada por imaginarios posapocalipticos. Plop sobre todo reflexiona sobre la organización social. . en la gran tradición de la ciencia-ficción (Drucaroff).

19/03/2007. 2010: 57-58 Hernaiz. El Interpretador. <http://ciudaddearena. Orbis Litterarum: 65:1. Journal of Modern Literature: 33:1. El Interpretador. “Narraciones post 2001: avatares del realismo inverosímil”. Ilse y Fabry. “Sobre lo nuevo: a cinco años del 19 y 20 de diciembre. “Fulcrums and Borderlands. Marina. Santiago. James. 1999. 2007. Bibliografía Berger.org> Graulund. After the end. Chabon. Un análisis de Plop de Rafael Pinedo (2005)”.< http://www.” The New York Review of Books: 54:1.elinterpretador.” El Interpretador. Sebastián. “Miserias culturales en la representación distópica de Plop”. 23/01/2007. Olcese. Elsa. 10/03/2010. Annelies. 2006 Oeyen. The Road. 2006. más allá de la ciudad.elinterpretador. McCarthy.30 6. Minneapolis/Londres: University of Minnesota Press. 2009. Los imaginarios apocalípticos en la narrativa hispanoamericana contemporánea (s. <http://www. 10/03/2010. Geneviève (eds). 10/03/2010. 2006. London: Picador.elinterpretador. <http://ciudaddearena. “After the Apocalypse. Ashley.net/29SebastianHernaiz-SobreLoNuevo. “Sobre Plop”. Kogan. XX-XXI).html>. Kunsa. 2010. 2006.net/27ElsaDrucaroff-NarracionesDeLaIntemperie. Cormac. Rune.org> . Michael. A Desert Reading of Cormac McCarthy’s The Road”.net/29MarinaKoganAvataresDelRealismoInverosimil. 2009: 57-74 Logie.html> Drucaroff. “Más allá de la catástrofe. "Narraciones de la intemperie. 2007. Drucaroff. Sobre El año del desierto de Pedro Mairal y otras obras argentinas recientes". <http://www. Elsa.html>. Bern: Peter Lang. “ Maps of the World in Its Becoming: Post-Apocalyptic Naming in Cormac McCarthy’s The Road”.

Plop. Lois. 1994. Rafael. 2006. 1989 Pinedo. 20/02/2010. Buenos Aires: Interzona. "Beyond Redemption?: Reading Cormac McCarthy’s The Road After The End Of The World".interzonaeditora. Entrevista por Silvina Friera. Studies In The Literary Imagination 2008: 99-120 . 2004 Pinedo. Narrar el apocalipsis. México: Fondo de Cultura Económica.31 Parkinson Zamora.com/prensa/prensa.php?idPrensa=289> Rambo. Shelly L. <http://www. Rafael. La visión histórica en la literatura estadounidense y latinoamericana contemporánea.