Está en la página 1de 14

CIB'2001.

I Congreso Ibérico de Baloncesto

EL ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA EN EL BALONCESTO. CRITERIOS METODOLÓGICOS .
F. Fernández Fraga1, C. Lago Peñas2. Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Vigo. Licenciatura en C. A. Física y el Deporte.Av. Buenos Aires, s/n. 36002 Pontevedra. Resumen: el trabajo que se presenta a continuación pretende desarrollar una estrategia metodológica para el entrenamiento de la fuerza en el baloncesto a partir del análisis de las exigencias energético-funcionales y lúdicas que plantea el propio juego. Esta propuesta supone una adaptación del modelo cognitivo que, para el entrenamiento de la fuerza en el balonmano, ha sido construido por Seirul-lo (1990, 1993a, 1993b, 1994, 1998b). Palabras clave: Entrenamiento cognitivo, forma deportiva, fuerza, baloncesto. 1. INTRODUCCIÓN Las capacidades neuromusculares y la coordinación motora ocupan un lugar muy destacado dentro de la estructura del rendimiento de los juegos deportivos colectivos. Su importancia puede justificarse desde dos perspectivas diferentes. En primer lugar, la fuerza es la única capacidad condicional o, desde otro punto de vista, es la base de todas las demás (Cometti, 1998, 1999; Seirul-lo, 1998a). El fundamento es que, como plantea Seirul-lo (1998a), con el concepto Fuerza estamos definiendo la funcionalidad del sistema muscular humano y es el músculo el que, por su capacidad de contracción, es capaz de producir fuerza que se manifiesta macroscópicamente en unas determinadas condiciones. Éstas son unas veces definidas como velocidad y otras como resistencia, pero ambas no son otra cosa que una concreta evaluación de la fuerza muscular generadora de la situación observada. Así, cuando cierto complejo muscular se contrae para mover un segmento corporal que está lastrado, se dice que se ha contraído en condiciones de fuerza; mientras que si lo hace un número de veces en el menor tiempo posible, el movimiento generado por aquella contracción con un determinado nivel de fuerza lo hace en condiciones de velocidad. De este modo, las condiciones en que es evaluada cualquier clase de contracción muscular en su manifestación espacio-temporal definen las distintas capacidades condicionales, confirmando la idea de la prioridad de la fuerza como constructo de la estructura condicional del deportista. En segundo lugar, la naturaleza cambiante de los episodios lúdicos que conforman cada unidad de competición, resultado de los efectos de agregación de las acciones individuales de los participantes, determina que las adaptaciones técnico-coordinativas que los jugadores realizan durante la ejecución de sus acciones motrices se manifiesten en el juego mediante respuestas espacio-temporales diversas e impredecibles: aceleraciones y desaceleraciones con o sin balón, cambios en la dirección de los movimientos, lanzamientos variados del balón,… En este contexto, una mayor capacidad de integración entre el componente técnico y el neuromuscular implicado en la producción de energía mecánica permite al deportista afrontar con mayores garantías de éxito la resolución de las situaciones variables de juego en las que se encuentra inmerso, no en vano el baloncesto se expresa sobre todo a través de elecciones de carácter cognitivo (Konzag, 1992, 1995; Schnabel, 1988). El trabajo que se presenta a continuación pretende desarrollar una estrategia metodológica para el entrenamiento de la fuerza en el baloncesto a partir del análisis de las exigencias energéticas y lúdicas que plantea el propio juego. Esta propuesta supone una adaptación del modelo cognitivo que, para el entrenamiento de la fuerza en el balonmano, ha sido construido por Seirul-lo (1990, 1993a, 1993b, 1994, 1998b). En cualquier caso, parece oportuno en este punto aclarar el concepto de fuerza en los deportes de equipo asumido en este trabajo. Siguiendo a Massafret, Seirul-lo y Espar (1995) consideramos que ésta constituye la capacidad condicional que, mediante la actividad muscular, nos permite superar o contrarrestar física y psíquicamente una carga de trabajo de una intensidad alta y variable que se manifiesta en intervalos cortos de tiempo, permitiéndonos mantener el nivel óptimo de rendimiento en la ejecución de la necesidades coordinativas que exige el juego. 2. ESTUDIO DE LOS ESFUERZOS EN EL BALONCESTO

La enseñanza y el entrenamiento del baloncesto63

1 71-80 25 4 36 5. los más importantes dentro del juego ya que suelen producirse en el entorno próximo del balón y determinan por ello el desarrollo del partido.4 111-120 21 3.8 6 1 91-100 11 1.7 15 2.7 11-20 141 22.2 31-40 76 12.4 36 5.1 57 9. los desplazamientos de alta intensidad son. frente a los de alta intensidad (carrera submáxima.4 21-30 108 17.Los esfuerzos en el baloncesto se caracterizan por una predominancia de los desplazamientos de baja intensidad (marcha. Sus características fundamentales se recogen en la Tabla 1.4 101-110 23 3.% I ----% 1971 Gadwska 3809 1973 Konzag 4480 1980 Cohen 3608 1982 Colli y Faina 0-20—28 0-20—30 1-3—41 B=3500 20-40—29 20-40—27 3-5—30 A=4000 C=2775 1985 Hernández 0-20—41 0-20—41 5763 49.1 41-50 43 6.5 (1-3) 9.3% y 0.1 60 9. carrera lenta y moderada). Tabla 2: Frecuencia de los diferentes intervalos de juego y pausa Duración (seg. respectivamente).2 114 18.6 61-70 37 5.5 627 603 FUENTE: Colli y Faina (1987).5 >120 33 5. De los diversos tipos de esfuerzo.7% y el 42. 64 .6 (0-1) Moreno 20-40—30 20-40—30 39.7 (3-5) 1985 Riera 5675 50 (0-1) 39 (1-3) 1987 Blanco 0-20—42 0-20—58 1-3—60.3 3 0. siendo infrecuente (5.6% del total.55%) tiempos de juego o pausa superiores a los dos minutos (Ver Tabla 2).3 Nespereria 20-40--28 20-40—27 3-5--27 1987 Galiano 50 (1-3) 5 (+3) 1987 Grosgeorge 5170 50 (0-1) 39 (1-3) FUENTE: Zaragoza (1996) Según Colli y Faina (1987).5 153 24. a pesar de su reducida presencia.5 51-60 45 7.9 45 7. número de acciones consecutivas.3 3 0. El entrenamiento muscular se orientará preferentemente hacia estos esfuerzos de alta intensidad para mejorar su cualidad. Tabla 1: Tiempos de juego y pausa. las duraciones de los tiempos de juego y pausa más frecuentes se encuentran entre los 11 y los 30 segundos (el 39. “sprints”). metros recorridos y velocidades desarrolladas por los deportistas en la competición Año Autor Tiempo de Tiempo de Número de Metros Velocidad juego pausa acciones %-(m/s) I----.7 81-90 30 4.8 66 10.) Tiempo de juego Porcentaje Tiempo de Porcentaje sobre sobre el total pausa el total 1-10 34 5.7 9 1.

…En este sentido. 1987. aporta la información necesaria al entrenador para aproximar la capacidad inespecífica fuerza a las condiciones particulares de la competición. 1996). diferentes acciones técnicas: bloqueos. permite identificar cuáles son las conductas motrices externas comprometidas por los jugadores dentro de los denominados esfuerzos de alta intensidad. 1996). LA LÓGICA INTERNA DEL JUEGO Si bien la comprensión de las causas o mecanismos de tipo energético-funcional que posibilitan a los jugadores de baloncesto la realización de sus movimientos y acciones a lo largo de un encuentro proporciona una orientación valiosa para el diseño del proceso de entrenamiento deportivo. juegos con el cuerpo (choques con el oponente). 1988. En segundo lugar. En primer lugar. El conocimiento de los gestos específicos que los deportistas ejecutan a lo largo de un partido posee una importancia capital para la construcción del proceso de entrenamiento. Salamanca. 1993a. 1993b. El baloncesto pertenece a un grupo de modalidades con características comunes. 1994. habitualmente denominadas Juegos Deportivos Colectivos (JDC).En la Tabla 3 se muestran las distintas acciones motrices que los jugadores de baloncesto realizan durante la competición de acuerdo con su demarcación dentro de la estructura funcional del equipo. El baloncesto es un deporte de carácter mixto. coordinativo y condicional (Seirul-lo. estimulando la construcción de situaciones pedagógicas de aprendizaje que favorezcan la optimización del rendimiento de los jugadores en el plano cognitivo. Sin descartar la importancia de 65 .5 25 Aleros 73 103 36 8. El juego exige de los jugadores una constante disposición.. 3. y que va a permitir a un jugador fuerte aplicar toda esa fuerza a sus acciones técnicas específicas en un encuentro. 1993. razón por la cual la expresión condicional más importante a estimular en el entrenamiento de los deportistas resulta ser la potencia anaeróbica aláctica. La tasa media de lactato se sitúa en valores no superiores a los 4 mmol (Zaragoza. arrancadas. En cualquier momentto de la competición los participantes deben estar dispuestos para realizar las más divresas actuaciones: desplazamientos a la máxima velocidad con o sin balón ejecutados con pausas variables. 1993. El entendimiento del contexto significativo en el que los deportistas desarrollan su participación permite a los preparadores modificar la organización de los acontecimientos y situaciones del entorno de juego. Grosgeorge y Bateau. carreras con ritmo submáximo.3 100 FUENTE: Hernández Moreno (1987) En la Tabla 4 se presenta una clasificación de los esfuerzos en función de la importancia relativa otorgada a los distintos sistemas energéticos. 1998b). lanzamientos. saltos. podemos indicar que el baloncesto se caracteriza por el desarrollo de acciones de juego breves y de intensidad máxima intercaladas con otras de intensidad submáxima y ligera. lo que diferencia a un jugador de elite de otros de menor nivel es la capacidad de ejecutar acciones precisas y eficaces a máxima intensidad y la posibilidad de repetirlas muchas veces (resistencia a la fuerza rápida). En esta tarea. Tabla 3: Frecuencia de las acciones técnicas en competición de acuerdo con la demarcación del jugador Puesto Botes Pases Tiros Tiros libres Saltos Bases 567 124 7 1. Zaragoza. aunque la resolución de los episodios decisivos dentro del juego se expresa básicamente a través de la vía anaeróbica aláctica (Colli y Faina. López.2 71 Pivots 14 63 32 7. Tabla 4: Importancia relativa otorgada a los distintos sistemas energéticos en el fútbol Autor Año ATP/PC Transición Anaeróbico láctico Aeróbico Dal Monte 1983 80% 20% 0% Fox y Mathews 1984 85% 15% Fox 1987 90% 10% FUENTE: Elaboración propia A modo de síntesis. el conocimiento de las condiciones lúdicas en las que dichos movimientos y acciones adquieren su significado estratégico resulta no menos importante. la atención debe centrarse en el análisis de la estructura y la lógica interna del deporte en el que se trabaje.

Parlebas. son las relaciones de cooperación que se suceden entre los miembros del mismo equipo y las relaciones de oposición entre los dos equipos en confrontación las condiciones que definen el marco de referencia de cada uno de los episodios de juego que integran un encuentro ludodeportivo. podemos hablar de contracomunicación y oposición interindividual cuando nos referimos a las relaciones de antagonismo establecidas entre los participantes de equipos rivales. conflictos diádicos. triádicos.. y las acciones de contracomunicación y oposición del equipo mediante Episodios de Conflicto Dual (ECD) − ver Figura 2− . 1997). Figura 2: 66 .. Esta relación de adversidad se manifiesta tanto en las acciones individuales (lucha entre el atacante y el defensor) como en las colectivas (lucha entre el ataque y la defensa). 1994. Figura 1: La acción motriz en el Baloncesto M Ó V IL (E s p e c ia lid a dfus c io n a le s en ) E P IS O D IO S D E C O N F L IC T O D U A L (E C D ) (2 e q u ip o s ) Sin posesión del móvil Con posesión del móvil Obliga a la defensa Obliga al ataque P re s io n a n te P re s io n an te P res io n a n te P re s io n a n te E P IS O D IO S D E D U E L O S (E D ): S IT U A C IO N E S D E 1 x 1 .los demás elementos estructurales que conforman la lógica interna del juego. T R IÁ D IC O S FUENTE: Lago (2000). Así. razón por la cual estas especialidades han sido clasificadas como juegos de oposición (Hernández Moreno. 1996) − Figura 1− ver . en el sentido de la superación individual para alcanzar el objetivo.. 1988. y de contracomunicación y oposición del equipo cuando nos referimos de una forma más general a la integración de los conflictos individuales dentro de la organización colectiva del equipo (Moutinho. C O N F L IC T O S D IÁ D IC O S . Las relaciones de contracomunicación y oposición interindividual se concretan en el juego a través de Episodios de Duelo (ED): situaciones de 1x1.

1993) − Figura 3− ver . y el jugador contra comunicador a la expectativa (J. 3. Le e d : 1 rce ciónya á y n a .C.. Se produce una situación de conflicto entre un equipo y otro por acercarse a la meta contraria para alcanzarla con el móvil y evitar que el contrario haga lo propio. CONFLICTO: B 1.). 3.. 3. OBJ ETIVO J. contra balón. 67 .C:ataque rápido o posicional.Las relaciones de oposición en los JDC E IS D S P O IO C NL T O F IC O D A UL E IS D S P O IO D E D EO UL FUENTE: Martín Acero (1998)..:defensa contra jugador.C. precisándose de una cooperación entre compañeros y una oposición a los adversarios de modo previsto e imprevisto. En el juego.Prog m ción3 cu ra a .C. los episodios de duelo descansan sobre una misma organización interna. OBJ ETIVO “ t u md ju g : entre el jugador con iniciativa de Con in u e e o” comunicación motriz (J.. La disputa tiene lugar en la ocupación de los espacios y la posesión del móvil desde un punto de vista colectivo e individual. 2.C. 2. resolviéndose las tareas lúdicas decisorias a través de confrontaciones duales entre un jugador y otro. 2. Figura 3: La organización interna de los episodios de conflicto en los JDC JUGADOR COMUNICADOR 1.Pe p n lisis 2 .). 3. El episodio de conflicto se resolverá finalmente al reducir la relación espacio/tiempo de quien posee el móvil para que no se produzca continuidad comunicativa con un compañero o un espacio libre. 1993) FUENTE: Martín Acero (1993). intento de ganar la posición.Eje ción (Martín Acero. espacio. 2. CONFLICTO: A 1. JUGADOR CONTRACOMUNICADOR 1... J. obteniendo puntuación en la zona específica contraria en el caso de quien ataca con posesión del móvil o mediante su sustracción por parte de quien presta oposición o un compañero suyo (Martín Acero.C.

la oposición del adversario y la inestabilidad del medio. puesto que la acción de competición obliga al jugador a una continua percepción y anticipación compleja y diferencial del juego. a una toma de decisión original y adecuada a la situación que debe resolver y a una permanente solución motora que debe estar dotada de la precisión requerida en el momento oportuno (Seirul-lo. podemos concluir que el entrenamiento de la fuerza en el baloncesto se debe realizar eficazmente reproduciendo. La lógica interna en la que se desarrolla el juego precisa pues de pre-requisitos bioenergéticos e informacionales. Desarrollar una metodología de entrenamiento en estas especialidades sin tener en cuenta los presupuestos anteriores puede conducir a proponer trabajos con escasa o ninguna transferencia positiva. los primeros son necesarios pero no suficientes (Martín Acero. 1998b). 1998) − Figura 4− ver . y según el grado de prestación de la tensión neuromuscular así estarán presentes manifestaciones elementales de la velocidad o integrales si algún concepto de resistencia es precisado (Martín Acero. necesidad de resolver situaciones lúdicas cambiantes condicionadas por las relaciones con los compañeros. 1993b.En este sentido. anticipación. 1993a. 1994. ejecución). 1996. lanzamientos. decisión. Nada más lejos de la realidad. con respecto a los requerimientos de la competición. cuando no negativa. si los JDC se caracterizan por la . 1993. con oportunos métodos de entrenamiento. no es lógico plantear situaciones de entrenamiento en las que únicamente se privilegie uno de los elementos que se manifiesta en el juego: el componente condicional. evaluar y decidir. 1998). Figura 4: Estructura funcional de la actividad motriz y de la rapidez y velocidad PRE-REQUISITOS MOTORES BIOENERGETICOS INFORMACIONALES FUERZA RÁPIDA Y/O RESISTENCIA COORDINACIÓN CONDUCTAS MOTORAS RESULTANTES DESTREZAS DEPORTIVAS ESPECÍFICAS VELOCIDAD: aumentarla si se precisa FUENTE: Martín Acero (1993). anticiparse y ejecutar requerirá de otras manifestaciones de la fuerza y coordinación específica. el ciclo de trabajo muscular específico que el jugador desarrolla en la competición sin alterar los delicados equilibrios de naturaleza biológica y especialmente los relativos al componente neuromuscular − ver Tabla 5− Ahora bien. Tabla 5: 68 . y todo ello de una forma integrada. A modo de resumen. La velocidad de reacción compleja será en muchas tareas y conflictos sinónimo de percibir. 1993. de importancia variable según las necesidades concretas que se precisen para superar el conflicto. éstos últimos son primordiales. 1996.…) se encuentran implicados tanto aspectos bioenergéticos como informacionales (percepción/análisis. en todas las tareas decisorias (dribling.

junto con un momento de acoplamiento (isométrico) en su transición. ése es el objetivo de la preparación física− pero en esa tarea es preciso prestar .Explosiva Elástica .Demandas de la fuerza en el Baloncesto ACCIONES MOTRICES PASES. en segundo lugar. por lo que las acciones motrices resultantes se diferencian entre sí según el predominio de algún tipo de activación sobre las demás. 1993b. 1994. y.Pico Máximo de Fuerza o fuerza máxima voluntaria que se aplica cuando la resistencia es insuperanle (González Badillo.…). 2000). acciones de 1x1. la intervención del entrenamiento físico debe centrarse en estimular preferencialmente el componente condicional de los deportistas adecuado en cada momento − no en vano. a la hora de construir las situaciones de entrenamiento debemos tener en cuenta tres aspectos fundamentales (Seirul-lo. c.Explosiva Reactiva CONTROL Y LUCHA POR EL BALÓN ENTRADA A CANASTA ACELERACIONES DESACELERACIONE S SALTOS Excéntrico. Figura 5: 69 .…). atención a los procesos cognitivos que suceden en el interior del jugador. En cualquier caso. gestionar el tiempo de trabajo óptimo en función de los objetivos perseguidos pues es lo que determina el gasto energético (pausa grande. 1993a. modificada por González Badillo y Gorostiaga. pasiva. 1991)− para ocasionar de esta forma la modificación de la conducta motriz externa. 1995). b. Siguiendo la clasificación de Verkhoshansky. 1998b): en primer lugar. 1995 En este contexto. a. Todo ello con la finalidad de diseñar unas condiciones de práctica que permitan mejorar la interpretación y la autoconfiguración de los deportistas − razonamiento práctico en sentido fuerte (Arnold. pequeña. Desde esta perspectiva. después de analizar las condiciones del entorno donde debe realizar su actividad competitiva. activa.Explosiva Tónica-Explosiva Elástica-ExplosivaReactiva Explosiva Elástica-Reactiva Elástica-ExplosivaReactiva FUENTE: Elaboración propia. incluir categorías y situaciones espaciales específicas del entorno lúdico de la especialidad. finalmente. frecuencia. TIROS DRIBLING ACTIVACIÓNa (Musculatura agonista) Excéntrico-Isométrico-Concéntrico Excéntrico-Isométrico-Concéntrico (desde posición estática) Excéntrico-Isométrico-Concéntrico (desde posición estática) FUERZA APLICADA (en función del PMFb y la relación Fuerza-tiempo) Explosiva Explosiva Máxima Dinámica Máxima Relativa Explosiva mÄxima TENSIÓNc Elástica.Isométrico-Concéntrico Excéntrico-Isométrico-Concéntrico Excéntrico-Isométrico-Concéntrico Excéntrico-Isométrico-Concéntrico Excéntrico-Isométrico-Concéntrico Dinámica Máxima Relativa Dinámica Máxima Relativa Explosiva Máxima Explosivo-Máxima Explosivo-Máxima Explosiva Máxima Tónico. tanto el componente coordinativo como el cognitivo no deben perturbar las consecución del objetivo condicional de la tarea. introducir la participación coordinativa que puede ser soporte de las tareas específicas de nuestro deporte (lanzamientos.Explosiva Elástica . saltos. Partimos de la idea de que en la mayoría de las situaciones motrices musculares que se dan en la práctica deportiva tiene lugar siempre un ciclo de estiramiento-acortamiento (González Badillo y Gorostiaga. velocidad de realización.

Medios para la construcción de un sistema de entrenamiento CAPACIDADES COORDINATIVAS CAPACIDADES CONDICIONALES Tiempo de esfuerzo Pausa Características del ejercicio CONDICIONES DEL ENTORNO CAPACIDADES COGNITIVAS FUENTE: Massafret (1998). empujones. o el equilibrio y la fuerza isométrica en las acciones de lucha (mantenimiento de posición o espacios). Figura 6: 70 . Los compañeros podrán facilitar o dificultar la acción del ejecutor en función del nivel de éste y de los objetivos que hayamos fijado. la percepción que el deportista tiene de la situación de práctica obligándole a identificar y jerarquizar los estímulos propios y del entorno más significativos para llevar a cabo el comportamiento motor perseguido. y su mejora se constata en la correcta adaptación del gesto técnico a las exigencias de la situación de juego men la que se encuentra inmerso el deportista. contribuyendo así a afirmar las conductas de autoevaluación y autocontrol. Las capacidades condicionales fundamentales son la fuerza. Las capacidades coordinativas se manifiestan a través de elementos de técnica individual. Las capacidades cognitivas suponen el control de la información que circula por la tarea y como ésta es procesada y utilizada por el deportista. los apartados fundamentales que debería incluir en su estructura una tarea de fuerza que pretenda potenciar los elementos cognitivos en el entrenamiento de los deportistas serían (Massafret. El defensor o defensores pueden perturbar la selección de la información que hace el atacante mediante la realización de acciones (desequilibrios. 1995. Se manifiesta habitualmente a través de tareas de toma de decisiones. contactos. fintas. 1993b. debe desarrollar estrategias de decisión y ejecución variables (no sólo estímulo-respuesta) adaptadas a las demandas de la situación específica que tiene que resolver. se ha de incluir una estimulación fisiológica sectorial de una manifestación de la fuerza en el momento que más nos interese. Seirul-lo. predominan los ciclos de estiramiento-acortamiento (CEA) en las acciones de salto.…) que reproduzcan la realidad de los actos competitivos. Por ejemplo. la resistencia y la velocidad y soportan por ello la realización de cualquier comportamiento motor. 1998b): conceptos de cooperación con los compañeros y oposición con los rivales. una vez analizadas las condiciones del entorno y relacionadas con la intencionalidad perseguida por el jugador (Massafret. 1998). Seirul-lo y Espar. El atacante. un aspecto de toma de decisión más o menos complejo y una estimulación fisiológica sectorial del componente condicional al que se dirige el entrenamiento − Figura 6− Los compañeros y los oponentes pueden comprometer ver . Así. una vez que se encuentra con el problema planteado por los defensores. 1993a. desplazamiento y lanzamiento. Por otro lado. 1994.

que soporta la expresión neuromuscular necesaria para la realización de las acciones de lanzamiento y pase a una y dos manos y los tiros a media y larga distancia. ganar la 71 . entrada a canasta o rebote. EL ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA EN EL BALONCESTO El baloncesto.Aspectos fundamentales a tener en cuenta para construir tareas de fuerza TAREAS DE FUERZA COOPERACIÓN OPOSICIÓN TOMA DE DECISIÓN ESTIMULACIÓN FISIOLÓGICA SECTORIAL DIFICULTAR/ FACILITAR DESEQUILIBRIOS CEA EQUILIBRIO FZA. movilizada para llevar a cabo los gestos específicos de tiro.Fuerza para el salto. donde es posible distinguir dos categorías diferentes. La manifestación de esta cualidad se encuentra presente en todos los gestos específicos que proponen los deportistas. 4. se corre sin él o se pasa a un compañero. Una de ellas la componen los desplazamientos que se efectúan en carrera más o menos lineal mientras se conduce el balón. FUENTE: Tous (1999) SIMPLE COMPLEJA Una vez perfilada la metodología de intervención en el entrenamiento de la fuerza. precisa de elevados requerimientos de fuerza. ISOMÉTRICA FUENTE: Tous (1999). por lo que es posible identificar una: . como en todos aquellos deportes en los que existe una distancia de carga reducida con el oponente durante la ejecución de las acciones técnicas que conforman el juego. . La segunda categoría está compuesta por los desplazamientos que se realizan entre líneas. . para superar a un oponente o luchar por la posesión del balón: situaciones de uno contra uno. el resto del trabajo se destinará a proponer secuencia de tareas diferenciadas que permitan construir el estado de forma de los jugadores en cada período de preparación de la temporada y en cada momento de su formación deportiva.Fuerza para el lanzamiento y el pase.Fuerza para las condiciones de desplazamiento en el juego.

Las condiciones de velocidad son muy cercanas a las específicas.Las tareas tienen un alto valor de autocontrol y escaso o nulo componente táctico. .… .Las sobrecargas son distintas pero siempre superiores a las del gesto específico con un valor que permita el posterior incremento de la fuerza en ese complejo muscular. 1994. aunque ya Matveev (1977) en su libro Periodización del Entrenamiento Deportivo incluya esta propuesta. es preciso tener presente las siguientes características: .Los instrumentos que se utilizan son variados y distintos al específico del juego. 1993b. la aproximación paulatina de la cualidad inespecífica fuerza a las características particulares ya mencionadas de la competición y que va a facultar a un jugador fuerte aplicar toda esa fuerza a sus acciones técnicas específicas. . en condiciones de desequilibrio y luchando contra la resistencia irregular e intermitente de los jugadores contrarios. siguiendo a este autor. La fuerza necesaria en el baloncesto es. . en primer lugar. relativa a cada ejecución de un gesto técnico o tarea específica de la especialidad y a la manera en que se manifieste en el desarrollo del juego. . velocidades y condiciones de ejecución distintas. 1993b. la resistencia a superar en una acción de rebote es el propio peso corporal tras un comportamiento específico (en contacto o no con el oponente).El componente coordinativo es inespecífico y de aspectos básicos. es Seirul-lo (1990. luchas. Cada una de estas categorías posee ejercicios.Desarrollo global de la fuerza en las “cadenas cinéticas” que constituyan cada grupo de gestos: lanzamientos.….Las condiciones de contracción son más próximas o complementarias a las específicas. aparezcan durante el juego. del más alto grado de eficacia neuromuscular específica para poder superar las resistencias variables y dinámicas que. 1990. sobrecargas. . bloqueos.posición.Las condiciones de contracción muscular son variadas. Para proponer las tareas del segundo nivel o Dirigido. Para cumplir ambas exigencias describiremos cuatro niveles de aproximación para cada una de las formas de manifestación de la fuerza: un primer nivel o General. Son movimientos muy específicos.Las posturas corporales son poco similares respecto a la ejecución real de la acción específica.La sobrecarga es superior pero mucho más próxima a la del gesto específico para permitir el incremento de velocidad antes indicado.Desarrollo de la fuerza de forma analítica en los grupos musculares responsables de la ejecución del gesto específico y los que colaboran en las articulaciones más próximas. .Las condiciones de velocidad son variadas. En cualquier caso. un segundo nivel o Dirigido. . El primer grupo representa a los desplazamientos en carrera y el segundo a los desplazamientos en lucha. por tanto. un tercer nivel o Especial y un cuarto nivel o de Competición. a la hora de construir las tareas para la estimulación del componente muscular desde un enfoque cognitivista es preciso desarrollar una metodología de intervención que satisfaga dos requisitos fundamentales. 1994). por ejemplo. . Así. pero con cierta semejanza a la estructura del gesto al que se va a ”aproximar”. 72 . Así. en cada una de estas cuatro formas de manifestación de la cualidad. 1993a. rebotes. saltos.Los instrumentos que se utilizan son variados pero más similares al específico del juego para “estimular” los puntos de contacto. El entrenamiento de la fuerza para esta forma de manifestación debe diseñarse para obtener una modificación positiva de la conducta motriz externa comprometida en este gesto y que se hace visible durante el juego a través de la altura con la que se captura el balón y la precisión espacio-temporal alcanzada por el salto. para esas ejecuciones. Esta clasificación de los ejercicios dentro del entrenamiento deportivo fue desarrollada inicialmente por Wazny (1974). 1998b) el que mejor ha trabajado esta estructura en su adaptación a los deportes de equipo.Las posiciones corporales del ejecutor son más parecidas a la ejecución real del gesto específico. Las condiciones de entrenamiento deben facilitar. 1993a. esta metodología debe permitir obtener secuencias de ejercicios bien diferenciadas para cada período de preparación de la temporada y para cada momento de la formación del deportista con el fin de optimizar constantemente el rendimiento de los jugadores (Seirul-lo. . No obstante. el primer nivel o General se configura a través de las siguientes condiciones: . . El objetivo del entrenamiento de la fuerza en el baloncesto debe ser la consecución. en segundo lugar. .

Press de banca. Así. d.Las condiciones de contracción son idénticas a las específicas o lo más próximas posible. los ejercicios competitivos.Igual.. pero al hacer el rebote cambio de posición de las piernas.Al llegar arriba con la barra. superiores. Sin embargo. han de ser tenidos en cuenta para la valoración del entrenamiento de fuerza y deberán necesariamente guardar unas determinadas proporciones con los ejercicios del tercer nivel.Los instrumentos que se utilizan son idénticos o con un diseño y tamaño que favorezcan los puntos de contacto. . Finalmente.Las condiciones de velocidad son idénticas o. a. Esta circunstancia hace posible el optimizar de forma progresiva el rendimiento de los deportistas en cada una de las manifestaciones de la fuerza e incluso su temporalización de acuerdo con el nivel técnico alcanzado individualmente por cada jugador en diferentes momentos de la temporada. . . e.Desarrollo global de la cualidad poniendo el acento en algún tramo de la cadena cinética específica de cada gesto.Pull-over. por ejemplo.Variar el agarre de los dedos. subo y. así mismo aparecen elementos de táctica básicos. si se hace en situación real de juego. es preciso tener en cuenta que. que son los trasformadores más próximos de la cualidad fuerza desde su origen.Las posiciones corporales son semejantes y dificultadas respecto a las disposiciones globales o segmentarias como resultado de tareas previas. estos ejercicios son por sí solos capaces de mejorar sustancialmente la fuerza. si es posible. pero de pie: 1. Cada uno de estas categorías puede contener además grupos de tareas más o menos generales..Los componentes coordinativos se acomodan a la motricidad específica.Las tareas tienen un descenso en el aspecto del autocontrol aumentando el control por exterocepción. Piernas flexionadas. En este sentido.. Una cadena de aproximación de tareas para optimizar de forma progresiva el rendimiento de los deportistas en cada una de las manifestaciones de la fuerza anteriormente descritas podría ser la siguiente: a) Fuerza para el pase y el lanzamiento Nivel General . como plantea Seirul-lo (1990). rebote y movimiento de muñecas (elemento coordinativo).Paso.Paso y rebote. Tobillo de una pierna encima de la rodilla de la otra. con elementos complejos de táctica. a la mitad del trayecto.El componente coordinativo es superior a las necesidades concretas de la tarea específica. pero con una pequeña inclinación. golpe de muñeca.Igual. dirigidos o especiales dentro de cada uno de los niveles de aproximación según la particular organización de la estructura interna de cada ejercicio. pero. a. con el pulgar sin agarrar. habrá ejercicios en el segundo nivel que estarán más cerca de ser generales que de ser especiales. 73 . . En una situación de juego real “simulado”.. El lanzar a canasta sólo después de una secuencia amplia de acciones de bloqueo pone el acento en la manifestación de fuerza para el desplazamiento en lucha y. Y para las tareas de entrenamiento de fuerza del tercer nivel o Especial. se hipertrofia algún parámetro del mismo intentando poner el acento en una determinada secuencia en la que sea necesaria la fuerza para resolver el episodio lúdico en las condiciones planteadas. . . a la larga. ocasionan un estancamiento de la mejora de la cualidad si sólo ellos son practicados en las rutinas de entrenamiento. 2. que muchas veces son realizados de forma inconsciente sin ningún criterio lógico por algunos entrenadores. deberá atenderse a los siguientes criterios: . en los ejercicios generales (Seirul-lo. b. Misma posición que en el ejercicio anterior. . c. constituye un ejercicio de competición para mejorar esta cualidad.Igual. b. rebote y cambio de piernas.Brazos juntos. tenemos los ejercicios de “competición” que representan la cuarta categoría para la trasferencia de la capacidad de fuerza a las exigencias del juego. 1990).Bajo lento.La sobrecarga es igual o inferior en relación a la velocidad.Las tareas tienen un nivel bajo de autocontrol y una altísima exterocepción. . .

giro amplio y lanzamiento fuerte contra el suelo o pase a un compañero. El agarre un poco más ancho que los codos. número limitado de pases.Multilanzamientos con el balón reglamentario con la oposición de un adversario que compromete la selección de la información y la toma de decisión del ejecutante.Saltos sucesivos a pies juntos sobre vallas de forma que entre ellas se defina el número de apoyos a realizar. El agarre con brazos muy abiertos.Cambiando la posición de las manos: se van juntando cada dos repeticiones. De pie.…) asociando distintas tareas específicas con el balón. d. Se pueden introducir aspectos de oposición con los adversarios o cooperación con los compañeros (por ejemplo. a.Carrera sobre un trayecto definido (conos. Nivel Dirigido . sin para. Nivel Especial . Este criterio es válido para todas las opciones que se desarrollan a continuación. con tareas concretas elegidas entre las del repertorio necesario para daca puesto. recepción o pase del balón a un compañero en algún punto del recorrido).Andando hacia delante (elementos coordinativos). Nivel Especial .… Nivel Especial . y la salida asociada con alguna acción inespecífica o algo específica. contraataque con parada y seguir.Tareas con rosquillas ligeras (10 kilos) o pesadas (25 kilos) con elementos coordinativos inespecíficos: movimientos laterales. Nivel Dirigido . en función del movimiento lateral del oponente. cargamos.Movimiento dos tiempos. giros en movimiento. obligar al deportista a realizar alguna tarea que dificulte su carrera hacia la canasta contraria: contraataques con incremento de velocidad. Nivel Dirigido . picas. Nivel de Competición . para lograr los niveles tácticos exigidos. 74 . La altura y la distancia de las vallas puede ser variable dentro de la misma secuencia.Con rebote.Se puede añadir coordinación de piernas. Se pueden proponer más o menos apoyos (secuencia de contactos) entre dos vallas dentro del mismo recorrido. El siguiente paso sería introducir a un oponente que comprometa la acción del ejecutor (multilanzamientos con balón medicinal con oposición). El movimiento sae realiza en un solo tiempo. El ejercicio se realiza en las zonas del espacio donde los jugadores desarrollan habitualmente su actividad (categorías espacilas significativas).Arrancadas. El lanzamiento en velocidad supone fijar una distancia mayor (D + ½ D) a la que queremos que lance ese jugador en situaciones reales de juego. El número de sesiones y repeticiones se fijarán a nivel individual y siempre con cierta proporción entre los cuatro niveles.c. Nivel de Competición . Bajamos por debajo de las rodillas y. desplazamiento a la izquierda o la derecha.Situaciones de uno contra dos en espacio reducido o dos contra tres en espacio dificultado.Saltos en profundidad (segundos de triple) con o sin sobrecarga.En situaciones de juego en las que se propicia el contraataque (trabajo conjunto con el entrenador).Multilanzamientos con balón medicinal. El lanzamiento en velocidad se refiere a lanzar desde cualquier posición lo más rápidamente posible después de una señal y en condiciones de juego real.… c) Fuerza para los desplazamientos en lucha Nivel General . skipping. Los lanzamientos se realizan siempre al máximo.Velocidades variables .Lanzamientos “en distancia”. b. Las dos opciones se realizan en las zonas del espacio donde los jugadores desarrollan su actividad habitualmente (categorías espaciales significativas) con tareas específicas elegidas entre las del repertorio necesario para el puesto concreto del ejecutor. b) Fuerza para los desplazamientos en carrera Nivel General . “en velocidad” o con un objetivo selectivo. e.

Colli. los deportes colectivos presentan dos conceptos fundamentales que los diferencian de los individuales: la interacción grupal y la incertidumbre espacial. no atiende a las verdaderas necesidades que se manifiestan en el juego− competición. mediante la utilización de medios trasladados desde los deportes individuales y resueltos. Barcelona: INDE: 75 . vuelvo a realizar la extensión. amagos. I. Nivel Especial. 2. 3-10.Nivel de Competición . Nivel Dirigido . la simulación consistirá en permitir a los lanzadores que únicamente lo hagan en suspensión larga sobre los defensores que salen a taponar. CONCLUSIONES El entrenamiento moderno se fundamenta tanto en principios biológicos como pedagógicos de naturaleza diversa. Tales características determinan que los diferentes episodios lúdicos que conforman cada unidad de competición sean cambiantes e irrepetibles. movimiento y curriculum. . nunca bajar más de 90º: a. (1991): Educación física. (1987): “Investigación sobre el rendimiento en basket”. . No obstante. Se puede obligar a tirar tras un número limitado de pases para favorecer la aparición de los gestos específicos. permita la estimulación diferenciada de cada una de ellos. El siguiente paso sería introducir a un defensor que comprometa la acción del ejecutante.Al realizar la extensión realizo un paso lateral y. Los sistemas de intervención actuales se basan en optimizar aisladamente cada uno de los componentes que integran la estructura del rendimiento de los deportistas: elementos coordinativos. N. que aportan estrategias metodológicas y medios de intervención cada vez más eficaces para orientar el proceso de aprendizaje de las tareas deportivas. pp. pero realizando la extensión con rebote. en su adaptación a los deportes de equipo. que de esta forma podrá mejorar las tareas de ataque. La proximidad de los defensores o los movimientos de aproximación de los atacantes pueden modificarse introduciendo consignas. BIBLIOGRAFÍA . (1998): La pliometría. . o también saltos al tablero desde drop jump con tareas inespecíficas previas y posteriores. Vol. 5.Multisaltos con apoyos alternativos en un banco sueco con balón medicinal e introduciendo elementos coordinativos inespecíficos. razón por la cual las adaptaciones técnico-coordinativas que los jugadores realizan durante la ejecución de sus acciones motrices se manifiestan en el juego mediante respuestas espacio-temporales diversas e impredecibles que precisan de la interacción coordinada de todos los componentes anteriores. 6.Igual que el anterior.Cuando hago la extensión realizo un paso adelante (paseos espaciales). es preciso construir una forma de entrenamiento que. M. Desde esta perspectiva. pero siempre en relación con el nivel conseguido en todos los demás. Nivel de Competición . consciente de las complejas interrelaciones entre los elementos que configuran la organización interna del deportista. G.Tareas en las que se combinan acciones de salto sobre vallas pequeñas con acciones técnicas con balón y una toma de decisión inducida por el compañero: fintas.Arnold. y más en particular en el baloncesto. en disonancia con tal presupuesto. c. R. La diferencia de peso es para el defensor. Siempre pies paralelos. Sin embargo. la metodología de entrenamiento utilizada hoy en día en el contexto de los JDC. si son muchos kilos por detrás. b. Sacamos la barra por delante. justo cuando llega el segundo.Cometti.. Faina.Squat clásico: Ayudado por dos compañeros. Eje de la barra debajo de la cabeza.J. … o rebote y lanzamiento desde drop jump con toma de decisiones. y como se ha intentado desarrollar a lo largo del trabajo. P. d.½ squat con finalización en salto continuado sobre el sitio.Situaciones de uno contra uno con diferencia de peso entre los deportistas. condicionales y cognitivos. También se hace a la inversa. Madrid: Morata. optimizando así la estructura funcional del deportista en condiciones de aprendizaje que permitan la transferencia de las habilidades adquiridas en el entrenamiento a la competición. pase.Sobre una situación de juego real. La barra con protección de goma. a través del mejor o peor entender de cada entrenador. Revista de Entrenamiento Deportivo. d) Fuerza para el salto Nivel General .

Curso de Postgrado en Preparación Física. (1991): Las cualidades motrices básicas en el jugador de baloncesto”.Matveev. Curso Nacional de Entrenadores de Baloncesto. (1988): “El factor técnico-coordinativo”. C. J. 1.Hernández.Seirulo.Wazny. (1990): “Baloncesto y velocidad: una propuesta de entrenamiento”.P. .Parlebas.A. 7. 5. Curso de Postgrado en Preparación Física. A Coruña. (1998): “Preparación física en deportes de equipo”. (1988): Baloncesto. (1998a): “Prólogo” en Cometti. Massafret. Vol. L. Fernández del Olmo. pp. (1977): Periodización del entrenamiento deportivo. (1999): "El entrenamiento de la velocidad en el fútbol según las necesidades del juego". J. La estructura funcional del voleibol". 30-34. 22. (1998): “El entrenamiento de la velocidad y la resistencia en los deportes de equipo a través del juego”. Bateau. Barcelona: INDE: . (1994): Análisis de las estructuras del juego deportivo. Revista de Entrenamiento Deportivo. . J. inédito. IV. I Congreso Innovación en el fútbol de elite. Gil. . F. M. Santiago de Compostela: Lea. (1986): “Baloncesto: conclusiones para el entrenamiento a partir del análisis de la actividad competitiva”. . Curso de Postgrado en Preparación Física. 60-67. fffraga@uvigo. N. . P. Año II. ”. Tomo X. pp. Apunts. P. J. .Hernández Moreno. J. Madrid: Centro de Documentación del INEF de Madrid. inédito. pp. I.. J. ”. inédito. . (1975): Novedades en entrenamiento de la fuerza muscular”.139. Málaga: Unisport.. ”. N. M. 1529. (1995): "El problema de la objetivación de los aspectos cognitivos.Riera.Konzag. N. 6.Olivera. .Seirul-lo. en A. -Espar. pp. Graça y J. G.Seirul-lo. . . 3. N.es 76 . N. Barcelona: Paidotribo. R. A Coruña: Centro Galego de Documentación e Edicións Deportivas. 34-39. Seirul-lo. E. Posibles aplicaciones al entrenamiento”. Vol.Seirul-lo. Tomo XIV.. Vol. Vol. 11-15.. . pp. (1993a): Preparación física aplicada a los deportes de equipo. 4-8. N.es clagop@uvigo. (1988): “La resistencia específica del jugador de baloncesto”. R.. (1993): “Entrenamiento de la resistencia en el baloncesto”. J. El rendimiento en los juegos deportivos".Zaragoza. N. Tomo XI.Grosgeorge.. I. pp. (1998b): “Preparación física en deportes de equipo”. pp. Colección Cadernos TécnicoPedagóxicos do INEF de Galicia. Tesis Doctoral inédita. F. R. Revista de Entrenamiento Deportivo. 15-22. Stadium. B. pp. .Konzag. Tomo IX. (2000): La acción motriz en los deportes de equipo de espacio común y participación simultánea. 21.Martín Acero. Revista de Entrenamiento Deportivo.Massafret. (1997): "La enseñanza del voleibol. (1988): Elementos de sociología del deporte. . (1993b): “Preparación física en deportes de equipo”. Barcelona. . Fundamentos del deporte. F.. Curso de Postgrado en Preparación Física. 0. Ticó. N. 23-32. Gorostiaga. N. 2. (1995): La preparación física específica en baloncesto”. Vol. Revista de Entrenamiento Deportivo. J. . (1993): “Resistencia específica del jugador de baloncesto”. P. pp. pp. F. Barcelona: INDE.Salamanca. V. Villarreal. F. A Coruña. .Lago. G. P. pp. F. . A Coruña. IV. Moreno. F. 6. Barcelona: INDE. (1993): Velocidad y velocidad en deportes de equipo. A Coruña: Centro Galego de Documentación e Edicións Deportivas. . N. . (2000): “Concepto y medida de la fuerza explosiva en el deporte.J. . 23-27.Martín Acero. M. inédito. M. N. (1997): “Preparación biológica en baloncesto”. 6. 139-155. (1990): “Entrenamiento de la fuerza en balonmano”.González Badillo. Clinic. Revista de Entrenamiento Deportivo. . C. .González Badillo. 5-16. . F. pp. (1998): La pliometría. Barcelona: Paidotribo. N. (1986): “Análisis cinemático de los desplazamientos en la competición de baloncesto”. .Schnabel.Seirulo. Universidad de A Coruña. F. (1994): Preparación física aplicada ós deportes colectivos. I. Revista de Entrenamiento Deportivo. (1996): "Los universales de los juegos deportivos". J. . pp.Seirul-lo. Colección Cadernos TécnicoPedagóxicos do INEF de Galicia. C. Madrid: INEF de Madrid. . I Congreso de Educación Física y Deporte de Alto Rendimiento. 34.Martín Acero. Z. N. Iniciación y Entrenamiento.Delgado. ..J. Vol. (1998): “Preparación física en deportes de equipo”.Massafret. 3. Praxiología Motriz.Parlebas. Espar. Revista de Entrenamiento Deportivo. (1995): Fundamentos del entrenamiento de la fuerza. I.López. 21-27. (1992): "Actividad cognitiva y formación del jugador". Las Palmas de Gran Canaria. Oliveira (eds): La enseñanza de los juegos deportivos. A Coruña. 38-46. 30-42.Solé. pp. Balonmán.. . . Revista de Investigación y Documentación sobre las Ciencias de la Educación Física y del Deporte. pp.Moutinho. J. Revista de Entrenamiento Deportivo. Lago. Revista de Entrenamiento Deportivo. M. F. 35-43. .