HÉCTOR JOSÉ CEPPI

El Amor
SU PROYECCIÓN Y ALCANCE

IMPRESO EN LA ARGENTINA - PRINTED IN ARGENTINA. (C) 2011 - BSG BASAGO LIBROS. by BSG Basago Producciones Communication & Management. Prof. Dr. Héctor José Ceppi. Temístocles Castellano 2084. Bº Altos de Villa Cabrera. Tel. (0351) 482-0955. Córdoba (5009) República Argentina. Todos los derechos reservados. Queda hecho el depósito que previene la Ley 11.723. BSG Basago Producciones -Div. Córdobabasagocordoba@admail.com.ar basagoproducciones@admail.com.ar

No fueron pocos los destacados filósofos, sociólogos, psicólogos, teólogos, artistas, escultores, pintores, literatos y numerosos pensadores que desde sus actividades pretendieron darnos sus opiniones, tratando de descifrar de una u otra manera el alcance, sentido, contenido y proyección del Amor. Y por eso pienso que es infinitamente grande, porque nos enseña el camino a lo sublime, divino y eterno.

Todo lo existente en este maravilloso mundo desde las cosas inertes a los seres vivientes, incluyendo los llamados animales inferiores en la escala zoológica, también lo manifiestan directamente o indirectamente, en sus relaciones con los demás seres y la naturaleza. Entonces, debido a la repercusión y proyección de los elementos integradores que conforman o encierran a la palabra Amor para mi convicción es similar a un gen humano, por ser único y múltiple al mismo tiempo, o similar a una célula, puesto que se puede transformar en un viviente que al ser única se multiplican en infinitos elementos que lo conforman; es entonces el Amor una palabra que define claramente sus opiniones y nos sirven para alcanzar los elementos superiores en el fugaz paso por este mundo..

Numerosos pensadores nos dan su significado, igual que otros destacados en las ciencias y artes consultados, observando que enfocan a la palabra desde un punto de vista que por despiertan en su intelecto conceptos, alcances y sentidos, pero yo lo considero desde un campo literario mucho más amplio, dándole una extensión que podría abarcar y alcanzar sin ninguna distinción a todo lo que existe y conforma nuestro maravilloso planeta, tanto sean éstos elementos materiales como espirituales, aún los inertes y en especial los seres vivientes más allá de las escalas evolutivas.

El Amor no sólo por su acepción cabal sino por ser un sentimiento que tiende a la unión de los diversos, ha permitido la evolución de la especie en forma colectiva, y la evolución espiritual en forma individual. Entonces este maravilloso sentimiento y su verdadero alcance si hemos evolucionado de manera suma nos permite alcanzar el campo de lo sagrado. Es un sentimiento sublime brindado por las cosas de este mundo que nos rodea, posibles de alcanzar que nos despiertan sin dudar los deseos de vivir.

El Amor no es sólo patrimonio solo de los seres más evolucionados, sino también de los llamados inferiores, como los monos, que nos hacen comprender a través de sus actitudes

frente a su grupo familiar, sus hijos, especialmente al nacer, criándolos con esmero, demostrándonos que la existencia del amor habita en ellos. Razones éstas que hasta la Facultad de Psicología de la U.N.C. a través de su Canal 10 tiene una audición que nos demuestran las actitudes de amor de los monos, según un equipo especializado de investigadores que lo conforman entre otros la Licenciada Dra. Laura Danon.

El Amor, como motor de la vida, es patrimonio de todo y para todos, nos permite alcanzar la convivencia e integración de los seres, hasta lograr el desarrollo de la divinidad humana.

La Real Academia a través de su diccionario dice que la palabra amor es un sentimiento que mueve o desea a otra persona, un grupo humano o alguna otra cosa, procurando que sus deseos se cumplan, y así gozarlo como bien propio. A la esencia de esta palabra, la vislumbramos y exteriorizamos a través del espíritu, y la materializamos mediante actos superiores cuando la cargamos con principios, y valores incólumes y evolucionamos con férreos contenidos de afectos, compasión, resignación, dulzura, ternura, constancia, solidaridad, etc. Estos son los elementos que lo integran, y coadyuvantes de la palabra que nos permitirá alcanzar los estados evolutivos superiores, adentrándonos a ella por medio del recuerdo y memoria que no son dones especiales solo de los seres humanos sino de todo lo existente puesto al servicio esperanzado de la evolución del universo y sus integrantes.

Quisiera referirme a un artículo que publicó la Revista Rumbos, de La Voz del Interior, donde también pone de manifiesto la importancia que tiene en el actuar los animales caratulados por los humanos como inferiores, donde también ellos nos demuestran con sus maneras de actuar en forma individual y familiar, principios del verdadero amor. Cabe recordarles que en una oportunidad Atahualpa Yupanqui, el famoso intérprete y poeta de lo nuestro, nos contaba que había viajado a España por varios años, y él tenía un caballo que era su verdadero compañero de la vida, que con sólo hacerle un sonido como tosiendo, el mismo venía desde lejos a su encuentro. Cuando regresó de España, después de varios años, se acercó a la puerta de la casa, lejos del establo donde se encontraba el caballo y cuando hizo el ruido de toser, apresuradamente corrió el caballo para su reencuentro. Díganme ustedes si no es un acto de verdadero amor que ni siquiera el tiempo lo pudo borrar, similar a muchos otros casos de animalitos domésticos tan fieles como es el caballo.

El amor por su amplia significación actúa como un mensaje sublime y majestuoso de la evolución manifestándose de diferentes formas y maneras, porque nos brindan curiosidad, afectos, admiración hasta inquietudes por sus formas, evolución, maduración y belleza, que se transmiten con manifestaciones del espíritu y en especial cuando observamos lo realizado por los más evolucionados como ser una poesía, esculturas, pinturas o como el mismo misterio de la naturaleza, el cielo, mares, estribaciones montañosas, ríos, etc. manifestaciones de la vida que nos hacen vibrar espiritualmente el sentido del verdadero Amor.

Al preguntarnos qué significa o encierra la palabra amor, y al meditarlo profundamente respondemos de tal manera que nos permite definirla como el sumo alcance de la evolución, que es tan majestuoso que la mente humana lo puede captar de forma integral, al pensar de su amplio campo de acción, que nos hace trascender a otras instancias evolutivas del hombre, quizás mucho más complejas por ser un sentimiento que moviliza al espíritu, y que permite desarrollar la capacidad creativa y constructiva del hombre, que se nos ha brindado como elemento en este fugaz paso terrenal, a tal punto que nos puede llevar a lo majestuoso por ser sin dudarlo un elemento evolutivo de nuestra existencia. No olvidemos que Jesucristo murió por amor a la humanidad, por haber evolucionado y ser elegido para llegar a la omnipotencia, y nosotros por estar formado a su imagen y semejanza también lo podemos lograr.

.

El artista Roger van der Weyden logró en su maravilloso cuadro pintar el dolor padecido no sólo de Cristo, sino de todos los que lo rodeaban y mantenían en sus brazos con tanta naturalidad y belleza, por reflejar el sufrimiento de amor igual que todos los que los contemplamos, en especial el de de la Virgen María, ofrendándonos dones celestiales, cuadro éste que está en el Museo del Prado y son pinturas del siglo XV, de igual manera, el cuadro de La Gioconda, que nos observa con sus ojos bellos desde la posición que nos encontremos, a la izquierda, a la derecha, al centro, siempre nos mira de frente como presencia constante del misterio del sentimiento humano.

No olvidemos que en ocasiones puede mas humildemente el susurro de una suave brisa de los vientos que una palabra vana de un incipiente filósofo, sociólogo, artista y científico, porque trasuntan más las inquietudes de las bellezas y amor como el elixir natural de los vientos, que nos hacen dar cuenta lo maravilloso que Dios nos prodigó brindándonos lo majestuoso que nos hacen razonar para decir feliz de aquel, que al terminar el día aunque imposibilitado quizás de todo por ser diferente, encuentre en sus sentimientos el amor que es lo mas gratificante, real, profundo y sublime que hasta nos permite responder diciendo “Oh, Dios mío” o por semejanza “Oh, mi madre querida”, tal vez con el último suspiro de nuestra vida o al sufrir dolores

corporales y espirituales. Tenemos el pleno conocimiento que todo lo existente en el cosmos, desde los seres vivientes denominamos inferiores hasta los más evolucionados, es decir prácticamente todo lo que nos rodea en la geografía terrenal hasta las cosas inertes como las piedras más simples, cuando se las cultiva y trabaja reflejan destellos maravillosos que despiertan interés, curiosidad, afecto hasta reminiscencias que nos conducen a sentimientos configurando aprecio y para qué recordarle de los minerales, más allá de las piedras caratuladas preciosas, como la Amatista que se la denomina también la piedra del amor, que a través de las menos visibles, al trabajarlas el artesano, nos hacen despertar por su belleza admiración, curiosidad, sentimientos y afectos que son también exteriorizaciones del espíritu que emergen del amor por movilizar sentimientos espirituales quizás por traernos reminiscencias y afectos como fenómenos particulares y universales, similar a las pinturas de los cuadros artísticos que al parecer inertes nos siguen ofreciendo vida, porque despiertan en el espíritu humano

sentimientos de placer, emoción y naturaleza en forma directa o indirectamente que nos suelen conducir hasta motivarnos que es un verbo impulsor del verdadero amor. El reino vegetal es bondadoso porque nos brinda placer y vida, a través de la osmosis, teniendo también propiedades curativas, alimenticias, y fragancias, despiertan estímulos espirituales como el incienso, y las diferentes clases de perfumes y olores que hasta los animales inferiores como las ratas las suelen utilizar para orientar en múltiples acciones de supervivencia. En los humanos los diferentes aromas los inducen a estados de ánimo diversos. A pesar de ser una clasificación realizada por el hombre, los animales ponen de manifiesto su amor especialmente, cuando observamos el nacimiento de un perrito o gatito, al ver el cuidado de su madre y

de todo lo que hace en su medio y ámbito de parir actuando como médico, partero, enfermera, y madre al mismo tiempo por tener inteligencia, cariño, afecto, recuerdos y en definitiva, amor. Hasta el más diminuto pajarito como el llamado Colibrí o Picaflor, cuando observamos con qué empeño trabaja extrayendo de las flores el néctar su alimento y de sus hijuelos, y ajeno a toda maldad del medio que los rodea, los podemos observar de muy cerca porque están cargados de amor y de belleza, igual que las trabajadoras abejas y su composición y funciones familiares o cuando se posan en las flores que de sus alas podemos tomarlas para que con su ácido fórmico al picar a una persona que padece de reuma y otras enfermedades, sea curativa para males tan perniciosos, además de su producto principal la miel y sus innumerables derivados. No nos olvidemos que en la actualidad, en Brasil por ejemplo, utilizan el acido de las picaduras de hormigas para curar ciertos tipos de reuma.

Pero nosotros estamos empeñados en hablar de los seres llamados racionales, donde el amor es una palabra integradora y múltiple a la vez que por su propia evolución y proyección por estar en movimiento nos conduce a lo sublime, majestuoso o infinito, trascendiendo lo terrenal cuando la hemos cultivado de manera tal hasta llegar a universalizarla; y es aquí justamente, el comienzo de su exteriorización cuando observamos niños por ejemplo, sean éstos normales o diferentes quienes nos despiertan en sus rostros sentimientos de ternura, compasión, emoción, dolor en el alma o alegría según el caso, como cuando lo hacemos con nuestros semejantes, cuando has logrado ponerte en valor o haber evolucionado al ofrendarnos con devoción, afecto y amor a una virgen, santo, imagen real o espiritual, o al mismo Jesucristo, lejos de toda maldad o engaño.

Cuando el amor ha evolucionado hasta lograr el verdadero sentido y razón de tu existencia, a través del pasado, presente y futuro, es decir cuando lo has universalizado llegando a los demás, como aquellos que poseen facultades especiales, similar a los videntes, artistas, escritores, pintores, artesanos, etc. o aquellos otros que vislumbran el futuro a través de sus precogniciones es porque han logrado alcanzar el sendero de lo sobrenatural.

Es incuestionable entonces que cuando has logrado universalizar el amor es porque hemos llegado a la verdadera conquista del ser humano en este mundo, permitiéndonos descifrar nuestra propia existencia, tal vez, inimaginado por muchos, pero logrado por pocos.

Diremos que la palabra amor es majestuosa, sublime y múltiple, breve, clara y misteriosa, porque nos encamina a metas ideales, para poder cumplir con la evolución en este fugaz paso por el enigmático planeta. Ahora si las cosas bellas no te llaman la atención o embelecen es porque te faltó el amor en sus estados evolutivos, como los personajes que podemos observar en los cuadros que nos brindó el majestuoso Antonio Berni y otros.

Cuando cultivás el amor, nunca te hará sentir frustrado, porque es el que te hace la vida más placentera, como el verdadero motor espiritual proyectándote al más allá, por eso no podemos olvidarnos de que la niñez es la vida que florece, la vejez la vida que se aleja indefectiblemente, y la muerte un paso inevitable para que reflexionemos diciendo siempre hay hielo en tu amor, cuando el oro lo enceguece. Nunca culpes al Dios de tus creencias, por lo que no tenés, sino a ti mismo por no luchar para conquistarlo, porque con constancia, perseverancia, voluntad, fe y sentido común podes lograrlo todo.

El amor a los animales, plantas, flores y lo que nos rodea son elementos materiales y espirituales que se acrecientan cuando estás mucho más cerca de tus creencias teológicas, recordándote que la riqueza de tu alma nunca te dará pérdida, cuando anide en tu corazón el amor y lo vehiculices a través de tus actitudes, oficios, artes o profesiones, para comprender la importancia que tiene el sentimiento logrando la paz, y si lo que te propusiste, conquistaste es porque siempre pensaste en un más allá, y en el reencuentro al final de la partida.

Artículo publicado en el matutino “La Voz del Interior”, 27/11/11 por Bibiana Fulchieri

Estas sugerencias que las manifiesto a través de mis incipientes inspiraciones literarias, no suelen nacer de mí, sino que son influjos de mis seres queridos que por desgracia o evolución de la vida ya no están, que lo dictan de aquel misterioso más allá, cumpliéndose así aquel proverbio de la Biblia escrita por el Rey Salomón cuando nos dijo “el hombre más sabio que existió fue porque a su sabiduría se la ha legado el espíritu santo”. No olvidemos que la evolución del hombre en la tierra es una suma de experiencias de si mismo, igual que las acciones del amor, como vínculo impulsor que te puede proyectar a lo infinito o celestial. El 14 de febrero está señalado como una fecha de Cupido en el almanaque, pero no es un amor universal sino unilateralizado entre parejas de corazón a corazón, como más base o fuente del amor universalizado a través de lo que nos rodea en este mundo.

La genealogía es la suma de experiencias de uno mismo, que te permitirá describirte, analizarte, reconocerte, pero siempre haciendo jugar entre uno y tus semejantes una

determinada relación que

permite descubrir el ser y no el parecer, que es el verdadero

progreso del conocimiento y su proyección, porque el ser humano nace como un deseo, que nos posibilita pensar de otro modo, y ver las cosas con el sentimiento que nos despierta el verdadero amor alejado de toda maldad, y sólo vivir para servir a los demás.

Las cosas simples y comunes que nosotros hacemos deben ser sencillamente reconfortables, para el espíritu y lo podemos lograr con trabajo porque el dinero no sirve para comprarlas. Amado Nervo nos decía en sus versos “dentro de ti está el secreto, siempre que encuentres un hueco en tu vida llenalo de amor porque todo amor está lleno de excelencia, nobleza y te lleva a la perfección, yo me contento tratando de sembrar amor y deja que tu Dios te haga lo demás”. Hasta en la música de cualquier género que también nos despierta el sentido y alcance del amor, como en los tangos o en las canciones de Alberto Spinetta cuando nos decía “Muchacha, ojos de papel, como poder seguir viviendo sin tu amor”, etc.

En definitiva la palabra Amor es tan majestuosa y amplio su sentido, concepto y cabal acepción que nos pueden ser definiciones sólo de filósofos, psicólogos, teólogos, artistas, sociólogos y profundos pensadores, etc. porque su contenido y alcance es infinito que trasciende lo terrenal, para lograr la excelencia espiritual y material de todos los que conforman este enigmático mundo donde todos somos aves de paso, cumpliendo solamente con otra etapa complementaria hacia el más allá. Para reflexionar

¿Qué nos brinda el amor?, la paz interior que podemos conquistar, es el resultado de posibilidades importantes que la vida nos ofrece, es el dinamismo de nuestra existencia, el trabajo, las esperanzas, la fe, es tener la conciencia en paz, la certeza que hicimos lo mejor o por lo menos lo intentamos, es como consumir nuestros actos y tratar de cumplir lo mejor, es tener responsabilidad y seriedad en los momentos más difíciles en esta vida.

Para lograr el amor, y a este universalizarlo, tenemos que tener oídos que oigan, ojos que vean, bocas que digan palabras que constituyen futuro y actos que nos ennoblezcan, tener un corazón que te ayude, que corrija nuestras propias imperfecciones, aunque seas diferente por una enfermedad corporal, sin olvidar que los miedos, las carencias es saber respetar las

opiniones contrarias evitando las ofensas, y siempre pensando ser útil a los demás, aprendiendo de tus propios errores, tener el valor de llorar o de sonreír cuando sea necesario, tener fuerzas para volver atrás, pedir perdón, rehacer el camino y saber agradecer, tener la tranquilidad de aceptar a los otros como son y estar dispuestos a cambiar, es la voluntad de compartir lo poco que tengamos, es tratar de mejorar lo que está a tu alcance, y saber aceptar lo que no puede ser cambiado, tener lucidez para distinguir una cosa de otra, y no hacer lo que no te agradaría que te hagan.

Cultivar y acrecentar el amor es tener certeza de una vida futura y la convicción de que al final de la partida recibirá el fruto de lo realizado en este mundo y lo que hemos hecho por ello y recién tener el derecho de poder decir, que el amor es la mejor y única manera de apreciar la vida, que nada de valor sin sacrificio se obtiene, y además te enseña para saber que nuestra existencia está llena de fracasos, y si esto te llegara a suceder se deberá a que no te has ocupado como correspondía o lo suficiente, te enseña a darte cuenta que la honestidad es la mejor virtud y propaganda, nos orientan para no gastar los dineros que no hemos ganado que el ocio es como el ácido que destruye al recipiente que lo contiene, nos enseña a que no debemos sobreestimarnos.

De acuerdo a nuestro entendimiento el amor nos enseñará a darnos cuenta y pensar que todavía hay muchos buenos libros para leer, puesta del sol para ver, amigos que visitar, sonrisas para regalar, pensamientos que expresar, futuro para conquistar y fundamentalmente, amor integral y solidaridad para brindarlo a los demás.

Si no están más tus seres queridos no los llores, recordalos a cada instante con amor, pensá que no se han muerto, simplemente que se fueron antes, porque ni el nacimiento ni la muerte pasan a ser el fin de nuestra existencia sino una etapa más de la evolución, porque la vida no se vende sino se gana con amor, y no olvidarnos que para tener una mayor y mejor intuición de la realidad, debemos rememorar el pasado, vivir con ajustado criterio en el presente para proyectarnos con mas felicidad y evolución en el futuro.

Qué gratificante es poder decir ayer fui, hoy soy, mañana seré; es por eso que hoy te escucho, te pido disculpas por mis errores, hoy te ayudo y comparto lo que tengo.

No olvidemos que la vida está llena de interrogantes que hasta los hechos más sencillos están cargados de misterios y emociones, que se develan después de largos años de estudio, reflexiones y observaciones que nos traen al recuerdo algunas poesías de diferentes autores despertándonos los dones espirituales que nos conmueven las fibras más intimas de nuestro sentimientos del amor.

El pajarito herido

Asomó la cabeza entre las frondas para iniciar su vuelo matutino pero aquel niño hiriole con la onda y así fue a caer el pajarito en el camino aleteaba en el pasto, y al descubrirme parecía decirme con su mirada ¿qué me has hecho? cuando yo habíame dormido entre las mantas de mi humilde lecho pasó en mis sueños el pajarito herido con la cabecita triste sobre el pecho.

Otro

Daba sustento a un pajarillo un día Lucinda, y por los hierros del portillo fuesele de la jaula el pajarillo al libre viento en que vivir solía

Con un suspiro a la oración tardía tendió la mano, y no pudiendo asilo dijo y de sus mejillas amarillas volvió el clavel que entre su nube ardía.

¿A dónde vas por tu desprecio al nido al peligro de las ligas y de las balas y al dueño huye que tu pico adora?.

Oyola el pajarillo enternecido y a la antigua prisión volvió las alas que tanto puede un ser humano que ama. Félix López de Vega

Amado Nervo en su libro “La amada inmóvil” nos dijo: “Dentro de ti está el secreto, porque lleva la luz misteriosa del amor “, y nos repetía:

Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo con amor. Ve siempre regocijarte en busca del amor. No pienses sufriré. No pienses me engañarán. No pienses dudaré.

No elijas la índole del amor, porque no importa todo amor está lleno de excelencia y nobleza, amar a quien puedas, como puedas, pero siempre amar, él lleva en sí mismo a tu finalidad y te llevará a tu plenitud.

Debemos darnos cuenta que todo ser en este mundo está sediento de amor, de conocimiento y de paz, y si pretendemos perdurar y evolucionar, nunca debes olvidar de dar; porque el que busca la divinidad con ahínco es porque ama, y el que ama ya lo posee al Dios de sus creencias.

Si nadie sabe porque reímos, lloramos, vivimos y porque nos vamos si todo es oscuro en tu alrededor, por lo menos amemos que quizás no sea en vano. El que aprendió a amar a todo lo de este mundo, logrará ser el viajero incansable de todos los planetas y ahí aprenderemos humanidades de otras orbes, que brillan en las silenciosas noches, y en las inmensidades de otros mundos, y luego dejá que tus esfuerzos hagan lo demás, sólo apresurate a amar a todo lo de este mundo, con las fuerzas que te queden.

Gustavo Adolfo Becquer en su rima nos decía:

Podrá nublarse el sol eternamente podrá secarse un instante el mar podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal ¡todo sucederá! podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón pero jamás en mi podrá apagarse la llama fulgurante del amor.

Es tan amplio el sentido, contenido y concepto de la palabra amor que no puede ser patrimonio de nadie porque es de todos, es tan inconmensurable su acción y finalidad, por ser universal, no debemos olvidarnos que sin amor, la vida se transforma en algo sin lugar y sin razón, porque de joven todo es esperanza, y es el momento ideal para cultivarlo y universalizarlo, porque sólo en la decrepitud en la vida, nos quedan algunos recuerdos y muchos olvidados.

Hasta en las calles cordobesas de mi país, República Argentina, un señor que hace y vende sus trabajos de improvisado poeta para ganarse unos pesos para su sustento, al referirse al amor, logró ganarse un segundo premio como lo podemos ver en el pergamino titulado “El amor de Claudio Rosas”

Es oportuno traer a sus recuerdos un pasaje de la Biblia que nos dice del amor:

El subconsciente y el inconsciente durante los sueños suelen traernos a luz al consciente al despertarnos, hechos de arrepentimiento por no haber obrado bien, y en otras ocasiones nos traen recuerdos y vivencias del más allá, como mi libro “Los misterios de nuestra vida terrenal”, también publicado por BSG Basago Libros, del cual nos hacen decir sin temor a equivocarnos que todo soñador recuerda en ocasiones los sueños, otros no.

Recuerdo un acontecimiento personal al vender una casa de campo cuando encontré en el elástico de una de las camas de mi niña, una víbora de las saperas, conociendo perfectamente las venenosas recordé que esta era inofensiva, mi primera reacción fue matarla, y al golpearla salió de su vientre una ratita y un escorpión, cuando medité después de esta acción equivocada y desmedida me dí cuenta de que esa víbora sin ponzoña era la verdadera guardiana que entraba a nuestra casa cuando no estábamos para devorar a lo que podrían causarnos daños a nosotros. Fue un verdadero dolor de mi acto incorrecto, por un actuar impensado que me llenó desde entonces de arrepentimiento, quedando en mi mente grabado que lejos del amor estuve en ese momento, que me hace igualarlo a cuando se nos muere un perrito, un gatito, una planta u otro elemento de este mundo de nuestros afectos. Son hechos humanos que nos hacen vibrar las fibras íntimas del amor, que nos despiertan el verdadero camino de la evolución espiritual.

Como podemos deducir el verdadero y evolucionado amor no es cosa de nada, es como un gen humano que encierra en su interior una serie de elementos figurados que bien utilizados nos conducen a elevar nuestro espíritu al más allá y porque no a la divinidad y omnipotencia por estar hechos a imagen y semejanza de Cristo, como verdadero embajador en la tierra de Dios.

Decálogo de la vida

1) Poder oír. 2) Poder ver. 3) Poder tocar.

6) Poder reír. 7) Poder amar. 8) Poder cumplir con Dios.

4) Poder sentir. 9) Poder dar para recibir. 5) Poder probar. 10) Poder pensar.

Elementos que nos alejan del amor

No obedecer lo que nos brinda la naturaleza, no tener fe, esperanza, pudor, solidaridad, admiración,

sentimientos nobles y sensibilidad, no querer admirar y respetar la belleza del mundo que nos rodea, no admirar los cielos, los mares, los ríos, las estribaciones contemplar los montañosas, amaneceres no y

atardeceres, las plantas, los pájaros y los demás seres vivientes que

conviven con nosotros en este planeta tierra. No respetar las leyes naturales y las creadas por los hombres, y no pensar en sus adecuaciones y transformaciones a través del tiempo y las circunstancias; no cultivar el cariño, no ser agradecido de vivir cada día, de poder reír, llorar, no tener la cultura del trabajo, haber perdido la sensibilidad, hacerle a los demás lo que no nos gustaría que nos hagan a nosotros, no ayudar a vivir y dejar vivir, no olvidemos que la suma de muchos ayer forman tu presente y tu futuro.

La falta de palabra, la mala formación social, el desconocimiento del matrimonio concebido jurídicamente, la degradación del poder académico en sus tres niveles, primario, secundario y universitario; impregnar de lucro a todas las actividades del hombre, la ausencia de un servicio militar a la patria, el rechazo a la planta, animales, pájaros, y aves en general, no tener en el hogar lo mínimo e indispensable para vivir dignamente, no admirar lo bello, no compartir en familia los almuerzos y las cenas; ver en los demás que no piensan como vos a un enemigo, saber salir de la indigencia y tentaciones, no respetar las diferencias y no sentir en tu interior el dolor ajeno, no conmoverte ante una injusticia, tener vicios de toda naturaleza, no tener control de los actos y evitar que otros caigan en tentaciones que confronten con el saber vivir en este paso fugaz por el mundo, y estimularlos para que la humildad y vivir feliz con lo que se tiene, sin olvidarnos que si miramos para atrás veremos a muchos más que están peor que nosotros en la evolución y si miramos para adelante veremos a muchos que están mejor

que nosotros, no los envidies, quizás el brillo en la vida no te dejan sumar escalones hacia lo sublime y eterno.

No te olvides que una sonrisa en tu rostro no significa la ausencia de problemas, sino la habilidad de ser feliz por encima de ello, todo dolor te hace más fuerte, cada traición más inteligente, cada desilusión más reflexivo y cada experiencia más sabio. Sé feliz con lo que tenés mientras perseguís lo que anhelás, y tené la virtud de saber esperar porque todo lo que lograste deberá ser y será.

Para no tocar todas las palabras que conforman o coadyuvan para configurar al amor, citaremos algunas de ellas y sus antagónicas que nos acercan o alejan de la razón de nuestra existencia de este verdadero paraíso terrenal como lo caratuló el poeta:

Perseverancia Ternura Pudor Resignación Dulzura Constancia Compasión Solidaridad Admiración Belleza Emoción Respeto Cariño Devoción Compasión Gratitud Nobleza

Inconstancia Animosidad Impudor Impaciencia Desagradabilidad Inconstancia Crueldad Insolidaridad Abstracción Fealdad Frialdad Inrespeto Desamor Repulsión Sadismo Desagradecimiento Infame

No olvidemos que el presente y futuro es nuestro, ¡conquistémoslo!.

Si después de haber viajado a través de esta lectura enarbolando la bandera del amor por todo el Cosmos, despertando tus inquietudes y te sentís mejor, no te olvides que ese fue el motivo y razón de lo escrito, porque las reflexiones no fueron mías, sino las de un improvisador porque en mis incipientes inspiraciones literarias, trato de demostrarles que la lectura de este trabajo nos conducirá a la abstracción absoluta, con las posibilidades de hacernos imaginar algo misterioso, en lo manifestado, como dijo Calderón de la Barca que “los sueños, sueños son”. Es una forma sin dudarlo de abstraerse de la realidad, captando la mente de los lectores, y así luego lo transformamos en un paisaje surrealista a través de las imágenes y figuras que me hacen pensar en un maravilloso sueño contado después de despertar.

No olvidemos que la lectura crea y recrea permanentemente las cosas de este mundo, que sólo la descubrimos a través de la lectura y una clara visión sostenida por una cuota de superación, esperanza, fe y amor, siempre siendo un detallista del mundo que nos rodea, porque los escritores sirven para traducir la realidad.

El ser humano nunca debe decir no puedo, sino investigar las cosas hasta lograr la verdad.-

Otros títulos y publicaciones del Autor * “Clases Magistrales”, Cátedra de Odontología Legal, Historia de la Odontología y Economía Odontológica, 1982 a 1988. * “Ejercicio Profesional y Realidad Actual”, Revista del Círculo Odontológico de Córdoba, T XXXVII, Nº 0-3, 1973. * “El Sistema Asistencial Argentino y sus posibilidades de cambio”, El Observador, Año I Nº 18, Alta Gracia, Diciembre-Enero 1993. * “El Sistema de Salud Autogestionado y la Formación Integral del Auditor Odontólogo”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2002. * “Enseñanza Universitaria y su Función Social”, Primeras Jornadas de la Sociedad Argentina de Odontología Legal, Rosario, 1976. * “Finalidad científica, jurídica, económica y social de la Ficha Odontológica”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2003. * “Guía Práctica sobre Recetas Magistrales para Odontología y otras consideraciones concomitantes”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2003. * “La Crisis Argentina. Su salida en algunos estamentos sociales. Sobre Sociología y Criminología”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2002. * “Tesis de Doctorado sobre la Formación Integral Universitaria y la Evolución de las Instituciones Profesionales”, presentada el 16 de diciembre de 1980. * “La Odontología Forense al servicio de la Defensa y Protección de las personas”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2004. Literarios: * “Deambulando por el más allá”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2003. * “El Desarraigo”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2001. * “Los Misterios de nuestra vida terrenal”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2004. * “Misceláneas, Recuerdos y Gratitud al amigo Carlos Ermeregildo Bertolotti”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2002. * “Mis primeras cincuenta poesías. Entre familiares y amigos”, BSG Basago Libros, Córdoba. * “Otra visión poética”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2004. * “Yo Nací”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2011. * “Reminiscencias a través de poesías, versos y poemas”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2010. * “Un canto modesto a la vida”, BSG Basago Libros, Córdoba, 2011.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful