Melo, R y Negrier, L. (2011).

intervención psicosocial para el fortalecimiento de competencias parentales en dos establecimientos de educación preescolar de viña del mar. (Tesis: extracto del marco teórico).

1.- Políticas de Infancia en Chile. Podemos afirmar que en nuestro país existe un antes y un después con respecto al compromiso frente a la infancia. Este acontecimiento se expresa con la ratificación el año 1990 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CDN), asumiendo el Estado, la obligación de asegurar a todos los niños y niñas que habitan nuestro país los derechos y principios consagrados en esta convención. Esto ha significado un cambio radical en la concepción de la infancia, pues transforma a niños y niñas en sujetos de derecho, regulando con ello no sólo su situación jurídica y sus relaciones con la familia, sino que también su rol como parte de la sociedad y el Estado. No obstante, este compromiso ha requerido grandes esfuerzos en cambiar progresivamente la visión de las políticas públicas respecto a niños y niñas, desde una mirada sobre todo asistencial (también conocida como enfoque de necesidades), a una promocional y de inversión social (enfoque de derechos), constituyendo el desarrollo infantil en un componente fundamental y directamente asociado al desarrollo humano integral. Dicha convención nos plantea como sociedad un desafío ético importante, pues apela a la necesidad de profundas transformaciones político-culturales, con el propósito de alcanzar los principios y derechos allí definidos. Sin embargo, tras veinte años de la ratificación de la CDN, aún no se expresan las condiciones políticas para una real correspondencia con los compromisos asumidos como país, “(…) dada la inexistencia de una ley de derechos de infancia y adolescencia que dialogue con la doctrina que impulsa la Convención” (Andrade y Arancibia, 2010, p.139). Según expresa la CDN, sus principios fundamentales se relacionan con que: - Niños y niñas son sujetos de derecho y no objeto de atención y protección. - Niños y niñas son sujetos integrales, portadores de múltiples y diversas necesidades, así como de capacidades y potencialidades, capaces de participar y aportar en la solución de sus problemas. - Niños y niñas tienen el derecho de crecer en condiciones de dignidad y libertad, en entornos que les aseguren amor y comprensión y de ser protegidos contra cualquier forma de maltrato (Gobierno de Chile, 2000). En este marco, el Estado consideró contar con una política especialmente dirigida a los niños, niñas y adolescentes, “entendiendo por niño a toda persona menor

-Libertad de pensamiento y expresión. que no .de 12 años y por adolescente aquel que se encuentra entre los 12 y los 18 años de edad” (Gobierno de Chile. -Autonomía progresiva del niño en el ejercicio de sus derechos. De este modo. y no en sus carencias. la UNICEF publica el estudio “Situación de los niños y niñas en Chile a 15 años de la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño”. Así. los Principios orientadores específicos. Por su parte. mirando el interés superior del niño. e igualdad entre la madre y el padre. Según señala dicha política. todavía gran parte de este proceso se encuentra pendiente. 2000. el año 2005. promueve. Sus conclusiones señalan que: “Si bien en los últimos quince años el país se ha planteado una reforma integral del sistema de justicia de infancia. y -La efectividad en la aplicación de los derechos del niño. Bajo este contexto. en él se evalúa el sistema de políticas orientadas a la infancia (1990-2005). Dicha política recogería y orientaría la aplicación de los principios consagrados y los derechos reconocidos en la CDN. sino que tienen el mismo valor que cualquier otra etapa de desarrollo de la vida. cuya implementación se llevó a cabo en el período comprendido entre los años 2001 y 2010.5). -El resguardo por el interés superior del niño. los principios rectores generales se orientarán hacia el logro de los siguientes objetivos: -El niño como un sujeto de Derecho especial. -Igualdad de derechos y oportunidades. niñas y adolescentes según sus atributos y sus derechos frente al Estado. ya que la niñez y la adolescencia no son sólo etapas de preparación para la vida adulta. -El Estado garantiza.5). p. el anacrónico sistema legal e institucional. 2000.” (Gobierno de Chile. Enfatizando además en que ser niño. y -La responsabilidad de los padres y la familia en la crianza de sus hijos. -No discriminación y respeto de la propia identidad. el Estado desarrolla el año 2000 una Política Nacional a favor de la Infancia y la Adolescencia. apuntarán a: -Respeto a la vida y al desarrollo integral del niño en cada una de sus etapas. p. asiste y repara los Derechos de los Niños. Niñas y Adolescentes. no es ser ‘menos adulto’. niña o adolescente. la familia y la sociedad. y apuntó a poner un énfasis especial en: “Considerar a los niños.

La ley distingue entre dos segmentos etáreos: 14 a 16 años y 16 a 18 años.diferencia adecuadamente entre niños víctimas. en noviembre del 2005. éste agrega: “A diferencia de este retraso en las reformas judiciales. la Ley que estableció el Plan Auge de salud y la Ley de Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales. 2007). y la red privada. e infractores de la ley penal. no ha sido aún reformado. 1º párrafo. la Ley que creó los Tribunales de Familia. Guía legal Ley Penal Juvenil. es posible destacar la Reforma Constitucional que garantiza a todos los niños 12 años de escolaridad. 2011). Chile . ¿Qué establece la ley de responsabilidad penal adolescente?. la ley es modificada. a pesar de los avances llevados a cabo en esta materia. De acuerdo a lo anterior. la que “establece un sistema de responsabilidad para los adolescentes entre 14 y 18 años que violen la ley penal. no privativas de libertad y sanciones accesorias. lo que genera serias dudas respecto a que la ley efectivamente remita a Derecho Penal Juvenil (Cortés. Su principal objetivo es reinsertar a los jóvenes en la sociedad a través de programas especiales” (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Preguntas frecuentes sobre esta ley. el Ministerio de Justicia promulga la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente. detención en caso de flagrancia y los tipos de centros de privación de libertad y su dependencia del SENAME (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. En junio de 2007. en el caso de las penas privativas de libertad.” (p. extensión de las penas. El documento antes citado. excluidos. 2009). 2011). Todas estas leyes apuntan simultáneamente a terminar con diferentes formas de discriminación y exclusión existentes entre los niños. pero sólo en materias referidas a sanciones penales. Entre los cambios más importantes. p. durante estos 15 años Chile avanzó en la creación y fortalecimiento de mecanismos legales e institucionales para hacer efectivos los Derechos del Niño.2) No obstante lo anterior. el sistema creado por esta ley reposa fuertemente sobre el sistema penal de adultos. tratándose de las medidas no privativas de libertad (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Respecto del estudio de UNICEF antes mencionado. la Ley que reformó el Código Civil poniendo término a la intolerable distinción entre hijos legítimos e ilegítimos. El Servicio Nacional de Menores (SENAME) es el responsable de materializar las penas que contempla la ley de Responsabilidad Penal Adolescente a través de sus centros.2). contemplándose tres tipos de sanciones: privativas de libertad.” (2005. y a garantizar un nivel básico de condiciones de vida y desarrollo personal para todos. también expone que durante esos 15 años.

44). es preciso avanzar hacia una sociedad de igualdad de oportunidades. expresada a través de dos vías: “(…) por una parte.11). el acceso a la educación se expandió significativamente. y se mejoraron los índices de salud (UNICEF. al dudar de la capacidad de la Convención para generar cambios significativos en las políticas de infancia de los países adherentes: “(…) la adhesión a normas universales de este tipo constituye sólo un gesto simbólico. la encuesta CASEN (2010) señala que. toda vez que su vigencia depende de la voluntad soberana de los Estados y de la labor de vigilancia de mecanismos internacionales débiles. así como la proporción de hogares que no cumplen con los estándares mínimos de seguridad. de las medidas concretas implementadas para aplicar los derechos que reconoce la Convención sobre los Derechos del Niño (Art.redujo a la mitad la pobreza y la indigencia entre los menores de 18 años.5%. Sin embargo. la pobreza afectó mayormente a la población infantojuvenil. 2005).139). salubridad o que no cuentan con los servicios básicos. aún persiste una fracción significativa de niños y adolescentes excluidos de algunos de estos derechos básicos. alcanzando en los niños entre 0 y 3 años un 24. registró un 21. . muestran una postura crítica al respecto. No obstante lo anterior. al no existir hoy ‘hacia adentro’ un instrumento legal y formal que permita exigir que se resguarden estos derechos” (p. observan en el Estado chileno una “debilidad vinculante”. mientras que el grupo comprendido entre los 4 y 17 años. Esto evidencia que pese a los esfuerzos realizados por el país. No obstante lo anterior. sin poder sancionador.5%. durante el año 2009. al tener que rendir cuenta ‘hacia afuera’ cada cinco años ante el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. especialmente entre los niños y adolescentes de hogares más pobres. por otra. incapaces de velar adecuadamente por el estricto cumplimiento de los compromisos contraídos por los Estados signatarios de pactos de derechos humanos” (p. Al mismo tiempo. Al respecto. no basta con superar la exclusión y garantizar un nivel mínimo de condiciones de vida para todos. planteamientos como los de Pilotti (2001). Relacionado con lo anterior. UNICEF agrega que para satisfacer el mandato de la Convención. Andrade y Arancibia (2010). carente de significado para la vida cotidiana de los niños. aún las condiciones de vida y las oportunidades de desarrollo de la infancia son preocupantemente precarias. pero.

las políticas de empleo y las políticas macroeconómicas. del resto de la población. apoyando el ejercicio de sus funciones respecto de sus hijos e hijas (Gobierno de Chile. 2010a. asegurar un entorno protector. incluyendo ineludiblemente la participación de los niños y niñas). sino porque también limitan el desarrollo intelectual. La pobreza y la exclusión son negativas. la exclusión y la desigualdad. generando el escenario institucional para la participación de los distintos actores involucrados (Estado y sociedad civil. 2010b). la pobreza. que enmarque y oriente los cambios institucionales en materia de políticas públicas en el área de infancia. acarrea que estos niños y niñas: “(…) corran el riesgo de no beneficiarse de un entorno que los proteja contra                                                                                                                           1 Al 29 de Julio de 2011 se encuentra en igual situación. el que niños. mantener las inmensas desigualdades sociales que separan a los niños y niñas de familias menos privilegiadas. dado que “la pobreza se asocia fuertemente con la exclusión social y la desigualdad. niñas y adolescentes enfrenten estas adversidades durante esta etapa de su ciclo vital. Además.4). como causa de la exclusión. Por tanto. Esto requiere asignar mayores recursos para promover los derechos de la infancia. el Estado debe integrar las políticas sociales. Dávila y González (2009) señalan: “Las consecuencias de las privaciones en la infancia se harán notar a lo largo de toda la vida. La no existencia de esta ley en Chile. a fin de eliminar el flagelo de la pobreza infantil. dentro de un marco de derechos. La pobreza se transmite entre generaciones” (p. siendo la pobreza. Sin embargo. el cual enfatiza el rol del Estado como protector de la familia. 2008). social y afectivo de los niños. como también ampliar los sistemas de protección social (CEPAL-UNICEF. encontrándose calificado como “sin urgencia” en el Congreso Nacional1.Lo anterior reafirma la idea de una deuda del Estado frente a la sociedad chilena respecto de una ley de protección de derechos de la infancia y la adolescencia.262). en la actualidad. . supone por tanto. Sumado a lo anterior. pese a existir un proyecto de ley de protección de derechos de la infancia y la adolescencia. no sólo porque dañan la dignidad personal. éste no ha pasado el segundo trámite constitucional del Senado desde el 19 de enero de 2005. p. condiciones que podrían transmitirse a las generaciones siguientes. podría además afectar su vida adulta. que apelan a la falta de justicia y equidad en la distribución de los recursos como un factor central en su generación y persistencia” (CEPALUNICEF. Al respecto. aumentar la provisión y la calidad de los servicios.

Como señalan Bascuñán y Larraín (2009): “Existen importantes asimetrías en el cumplimiento de los derechos de la infancia expresadas. ya que como señala Iglesias (2001): “(…) generalmente. Definir el concepto de “Buen Trato” no es una tarea sencilla. en una relación de buen trato no habría espacio para situaciones o acciones maltratantes. . los malos tratos y la explotación o de no tener posibilidades de acceso a bienes y servicios esenciales y esto amenace de alguna manera su capacidad para participar plenamente dentro de la sociedad” (Campo y Díaz. origen étnico. cuya incidencia es más alta en la población indígena.1). Arón y Galdames (2007). tiene que anclarse en la promoción de dinámicas de cuidado y buen trato de todos los niños y niñas en todos los ámbitos de la sociedad” (Barudy. para efectivamente hacer un cambio en la mirada respecto de las concepciones de infancia y en la aún no completamente instalada visión de los niños como reales sujetos de derecho y no meros objetos de protección. discapacidad.   2. Por tanto.5). 2010a). un sistema escolar fuertemente segmentado. aún tiene una deuda pendiente con la infancia. Al respecto. Al respecto. con baja calidad de los aprendizajes y donde existe aún discriminación por ingresos. a pesar de ser el segundo país de Latinoamérica y el Caribe con menor tasa de pobreza infantil (CEPAL-UNICEF. 2006.10). el Buen Trato es algo que se siente y no necesariamente algo que se pone en palabras” (p. 2007. Chile. p. Barudy. una alta incidencia de maltrato infantil y de violencia intrafamiliar y rezagos en el desarrollo infantil en los sectores pobres” (p. embarazo adolescente y nacionalidad. propone que “la prevención de los malos tratos infantiles y sus consecuencias.la violencia.. Todas estas situaciones no resueltas demuestran que hacer realidad el enfoque de derechos para la infancia y adolescencia en nuestro país. entre otros rasgos en: una alta desigualdad. implica una tarea que debe cumplirse tanto a nivel de los diseños institucionales como de las acciones cotidianas de aquellos agentes llamados a ponerlos en práctica. a partir de sus investigaciones en torno al maltrato infantil.Política del Buen Trato. la existencia de casi un millón de menores de 18 años de edad bajo la línea de pobreza. p.37) En este sentido.

En este sentido. permiten respetar los derechos de niños y niñas. ya que prácticas que legitimen los últimos. A partir de todo lo anterior. el apoyo y la rehabilitación de las funciones parentales” (p. es algo posible y alcanzable por cualquier grupo humano o comunidad (Barudy.enfatizan el rol que cumplen las creencias como formas de legitimación de la violencia. es posible percibir la estrecha relación existente entre los planteamientos de la CDN y la perspectiva de promoción de los buenos tratos a la infancia. 2007). En este sentido. así como la promoción. 2006). donde los niños y niñas no eran considerados como sujetos de derecho.16) Lo anterior tiene relación con una visión de la niñez donde la ocurrencia de malos tratos no era reconocida como un problema social apremiante. la consecuencia de los esfuerzos y recursos coordinados que una comunidad pone al servicio del desarrollo integral de todos sus niños y niñas. el autor. . interpersonal. siendo cosificados dentro de una cultura predominantemente adultista (Barudy. normalizándose ciertas prácticas avaladas por determinadas creencias. Barudy (2005) plantea que el buen trato es una capacidad inherente a las posibilidades biológicas del ser humano. añade que: “Los buenos tratos no sólo corresponden a lo que los padres son capaces de ofrecer. quien debe respeto a niños y niñas. entendiendo ésta última como una situación maltratante: “En el abordaje de las distintas formas de violencia (intrafamiliar.”(p. En contraposición a esta visión adultista. Es posible por tanto. al considerar a éstos sujetos de derecho. de grupos. etc. en contraste con una perspectiva que sitúa al niño como objeto. inferir que la protección a la infancia es. pues también son el resultado de los recursos que una comunidad pone a su servicio para garantizar la satisfacción de las necesidades infantiles y el respeto de sus derechos. citado en Arón y Galdames. vale decir. la Convención y el enfoque de buen trato sitúan la responsabilidad de la relación en el adulto. sobre todo. en una posición vulnerable ante una figura de poder constituida por el adulto. política. creencias asociadas a una cultura patriarcal y que han tenido como consecuencia la reproducción y ‘la invisibilización de la violencia en nuestra sociedad’.) se han detectado un conjunto de creencias que justifican el sometimiento del otro en circunstancias de transgredir y vulnerar su bienestar. 1999.2).

son producto de un proceso de transformación que va en concordancia con esta nueva concepción de infancia. 2005). 2010). Inicio. que sitúa a los niños y niñas como sujetos de derecho especial y no como objeto de atención y protección (Gobierno de Chile. promoviendo a los estudiantes el sentido ético de respeto por la vida. sociales y educacionales del país desde la transición a la democracia (Lucero y Muñoz. la comunicación efectiva. Estas relaciones generan un contexto bien tratante o favorable para el bienestar y adecuado desarrollo de las personas. Buen Trato. Dichas bases curriculares establecen como ejes centrales: “La importancia del Buen Trato entre y para los niños y niñas. 1997). en especial de los niños y niñas. En este sentido. 2009. declarando en su sitio web: “Ser bien tratados es un derecho que poseen todos los niños y niñas por el simple hecho de existir. el desarrollo personal y la participación y compromiso social. la empatía.De acuerdo a los planteamientos teóricos antes expuestos y en respuesta al cambio paradigmático en la concepción de la infancia. la resolución no violenta de conflictos y el adecuado ejercicio de la jerarquía. incluyendo en el proceso de enseñanzaaprendizaje el respeto por los derechos humanos. Magendzo y Rodas. JUNJI hoy orienta su trabajo bajo el concepto del buen trato. madres u otras personas responsables del cuidado de niños y niñas. JUNJI define el buen trato como: “Aquella forma de relación que se caracteriza por el reconocimiento del otro como legítimo otro. La educación parvularia en nuestro país se enfoca en esta dirección. A su vez. la reciprocidad en dichas relaciones es condición para generar contextos bien tratantes” (Gobierno de Chile. Es una obligación del Estado proteger a la infancia de todas las formas de malos tratos perpetrados por padres. principalmente en los referidos a los objetivos fundamentales transversales. 1er párrafo. El Buen Trato además es un tema que se ha desarrollado de manera transversal en los distintos escenarios políticos. todo ello como reflejo del cumplimiento de los derechos de niños y niñas (Donoso.43). . 2007). p. el respeto de sus derechos y la consideración de las dimensiones de género y de ciudadanía. Las Bases Curriculares de la Educación Parvularia. Es por ello que hoy esta temática es abordada en los objetivos fundamentales en educación. que materializan el proyecto educativo nacional. Al Estado le compete la obligación de establecer medidas preventivas y de tratamiento en caso de que este derecho sea vulnerado” (JUNJI.

Este principio considera que los niños y niñas. adquirir normas. p.19). en un contexto de respeto y mutua colaboración. -Familia como actor protagónico2: La JUNJI reconoce a niños y niñas en familia. 2005. 2009) son los siguientes: -Niños y niñas como sujeto de Derecho Especial: Niños y niñas se constituyen en un sujeto de derecho especial. una institución que ha existido a lo largo .36). costumbres. la convivencia en los primeros años de vida. disfrutar y estimar a los otros.al igual que la conservación del medio ambiente y el desarrollo de estilos de vida saludables”(Gobierno de Chile. es                                                                                                                           2 Para efectos de esta intervención. por encontrarse en un período de especial vulnerabilidad. Los principios orientadores en los cuales se sustenta la Política de Buen Trato hacia Niños y Niñas de la JUNJI (Gobierno de Chile. deben gozar de un sistema de protección específico e integral. género. se constituye en un aspecto clave para la formación integral de niñas y niños. etnia y necesidades educativas y de cuidado especiales. la familia y otros adultos que son significativos. p. De acuerdo a estas bases curriculares: “La formación personal y social de todo ser humano se construye sobre la seguridad y confianza básicas que comienzan a consolidarse desde el nacimiento y que dependen en gran medida del tipo y calidad de los vínculos afectivos que se establecen con los padres. incorporando esta diversidad como un criterio central en la promoción y prevención del Buen Trato. En este proceso es fundamental establecer vínculos afectivos. valores socialmente compartidos y el sentido de pertenencia a una familia y comunidad. entenderemos a la familia de acuerdo a los planteamientos de Fishman y Minuchin (1985). Aprender a convivir es un proceso interactivo en el que confluyen un conjunto de elementos y factores que se relacionan fundamentalmente con el conocer. -Igualdad y diversidad: La JUNJI reconoce las características y particularidades de los niños y niñas en cuanto a su edad. ya que se asume al niño y a la niña como seres indivisibles. quienes la definen como el grupo natural que elabora pautas de interacción en el tiempo y que tiende a la conservación y la evolución. Las personas crecen y se desarrollan junto a otras personas” (Gobierno de Chile. donde está en juego el desarrollo pleno de sus potencialidades. Es el grupo celular de la sociedad. 2005. -Calidad de la Educación: Consiste en brindar una educación de calidad a niños y niñas a través de una atención integral. Por ello. con necesidades y fortalezas en las distintas dimensiones de su vida. pues están dotados de una supraprotección o protección complementaria.

tal como lo señala la Política de Trabajo con Familia (JUNJI. de modo de instaurar un quehacer consecuente con los tratados suscritos por Chile a nivel internacional y con sus políticas nacionales. -Liderazgo Transformativo: Consiste en revisar aquellas prácticas que llevan a reproducir patrones de relacionamiento y de crianza fundadas en concepciones autoritarias.decir. administrativo y familias. para optimizar el desarrollo integral y aprendizaje de los niños y niñas. 3. Dentro de los aportes más importantes realizados en pro de los niños y niñas durante el mandato de la ex presidenta Michelle Bachelet (2006-2010). es decir. personal técnico. al eliminar la influencia que el origen                                                                                                                           de la historia. buscando mejorar las oportunidades de desarrollo integral de todos los niños y niñas de Chile y siendo preferentemente destinado a aquellos del 40% de los hogares más pobres de nuestro país. madres y adultos responsables y comunidad. favoreciendo desde un principio la equidad de oportunidades. Dentro de sus aristas vinculadas con la educación preescolar. 2005). es decir. inseparables de su entorno social y afectivo inmediato. existen recursos significativos para enfrentar situaciones de vulneración de derechos. En el trabajo en red. . profesionales.Sistema de Protección Integral a la Primera Infancia “Chile Crece Contigo”. -Participación Comunitaria y Trabajo en Red: La comunidad entrega valiosos aportes para la generación de condiciones de promoción del buen trato y prevención del maltrato. a través de la autoreflexión y la reflexión conjunta con los equipos de trabajo. No es una entidad estática. destaca la disponibilidad de educación parvularia gratuita y de calidad desde el nivel sala cuna. una mirada territorial permite asentar el trabajo institucional de manera pertinente y consistente con las capacidades instaladas en los programas educativos de la JUNJI y en las instituciones y organizaciones locales. ha compartido siempre las mismas funciones. Estos principios orientadores debieran por tanto. padres. -Transversalidad: El Buen Trato debe ser internalizado por todas las personas que participan en la institución. La familia es un actor indispensable en la realización de una labor educativa conjunta. con las familias y la comunidad. complementaria y congruente. entre ellas la crianza de los hijos. esta en un cambio continuo igual que sus contextos sociales.. Por ello. se destaca la creación en el año 2006 de un sistema de protección social integral a la primera infancia: Chile Crece Contigo (ChCC). ser el eje central de cualquier acción orientada en materia de infancia. la supervivencia y la común unión de los miembros de ésta.

Morris. p. La responsabilidad de cumplir con esto recayó sobre JUNJI y Fundación INTEGRA3. comienza un progresivo incremento en la oferta de servicios de apoyo al cuidado infantil y de educación temprana. de acuerdo a lo que señalan Cordero. con un trabajo dirigido a entregar educación parvularia de calidad a niños y niñas en situación de vulnerabilidad. cada repartición pública pone a disposición del sistema su oferta programática en materia de primera infancia en un territorio particular. cuyo carácter era más bien asistencial y brindaba ayuda a las familias en el marco de la crisis económica que el país atravesaba en la década del ochenta. (INTEGRA.socioeconómico pudiera tener sobre las capacidades para aprender y convivir de los niños y niñas (De la Fuente. Así. edad en la cual se espera que muchos niños y niñas ingresen al sistema de educación preescolar. Es interesante destacar que una de las principales innovaciones del sistema es la modificación del enfoque en la atención de la salud de los niños. orientación que cambió a un trabajo educativo a partir del noventa y hasta la fecha. año en que Chile adhirió a la Convención por los Derechos de los Niños y Niñas de la ONU.14). Raczynski y Valderrama. 2010). y la organización de una conferencia internacional para difundir en el                                                                                                                           3 Fundación INTEGRA nace en 1990. pertenecientes a hogares del 40% más pobre de la población y la creación de ochocientas nuevas salas cunas a lo largo de todo Chile. Anteriormente. junto con veinte mil nuevos cupos en pre-kinder (De la Fuente et al. realizaron esfuerzos en otras áreas. . la institución existía con el nombre de FUNACO (Fundación Nacional de Ayuda a la Comunidad). el sector salud integra sus múltiples acciones y servicios dirigidos a familias con niños y niñas menores de 4 años. Molina y Silva (2008). La operación de este sistema se sustenta. éstos se expresaron en la mejora de su sistema de registros y bases de datos. 2010). El sistema busca generar una red integrada de servicios dirigidos a optimizar el ambiente de desarrollo desde la gestación y hasta los cuatro años de edad. la realización de diversos estudios sobre la situación de la primera infancia y el aporte que las salas cunas y jardines pertenecientes a JUNJI hacen al desarrollo de los niños y niñas y a las madres. las que entregan un subsidio para financiar la atención preescolar para niños y niñas de 0 a 3 años. 2010). 2008. niñas y sus familias. Tanto JUNJI como Fundación INTEGRA. dado que “[apunta] a ampliar la visión biomédica clásica del crecimiento y desarrollo hacia un modelo con mayor énfasis en la dimensión psicosocial. que considere centralmente la dimensión social del desarrollo infantil. además de aumentar su oferta de vacantes y matrículas.. Por ejemplo.”(Cordero et al. En el caso especifico de JUNJI. Por otra parte. en la gestión local de los servicios con múltiples apoyos desde el gobierno central. el sector de educación.

Entre ellos destacan: a) apoyar el desarrollo del trabajo intersectorial y coordinado de las Redes Comunales. la familia siempre es la mediadora de los efectos de sus acciones (De la Fuente et al. b) llegar con más y mejor información a las familias. Sin embargo. y d) avanzar hacia el sistema escolar. el sistema aún tiene desafíos que abordar. 2010). Por ello los esfuerzos desplegados para acompañar a los niños. de los aportes más relevantes se desprende que la política pública no puede dejar de lado el hecho que. (Chile Crece Contigo.. Dentro de los estudios realizados en materia de primera infancia en el país. implica entonces que la política dirigida a la infancia temprana no puede dejar de incorporar a la familia a los programas y. ya que son fundamentales para la mantención y fortalecimiento del sistema. ya que hoy sabemos que programas similares a Chile Crece Contigo.77). ya que se ha mostrado que las familias con mayor información pueden aprovechar mejor los servicios sociales. c) fortalecer las prestaciones destinadas a niños y niñas vulnerados en sus derechos.. La investigación y las evaluaciones de programas dirigidos a la infancia temprana concuerdan finalmente en que la efectividad de instancias de cuidado infantil distintas a la familia (salas cuna y jardines infantiles). niñas y sus familias en sus primeros cuatro años de vida deben mantenerse hasta el primer ciclo básico. Estados Unidos e Inglaterra: “Muestran efectos positivos sobre el desarrollo infantil. con objeto de alcanzar el período completo de la primera infancia hasta los 8 años de vida”. en el campo del desarrollo infantil temprano. 2010. debe contemplar programas y servicios de apoyo a éstas.     . como los implementados en Australia. como se reconoce en la CDN.medio chileno los últimos avances científicos en el tema y conocer iniciativas dirigidas a la primera infancia en otros países. La enorme relevancia de la familia en los primeros años de vida. 2010). y de acuerdo a lo que se señala en la Memoria del Sistema de Protección Integral a la Infancia Chile Crece Contigo 2006-­‐2010. coordinando los esfuerzos del sistema con los servicios especializados en esa área. p. de ser necesario. depende de la calidad del servicio que entregan (De la Fuente et al. la niña y su familia se produce efectivamente y si éste es mantenido en el tiempo. sólo si el acompañamiento a la trayectoria de desarrollo del niño.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful