Está en la página 1de 16

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Unidad I. Fundamentos de la Teoría General de Sistemas

Los esfuerzos de investigación y de conceptualización que ha habido, a veces han llevado a descubrimientos divergentes. Sin embargo, surgió un enfoque que puede servir como base para lograr la convergencia entre ellos: La Teoría General de Sistemas, la cual, nos permite el estudio y análisis de cada una de las partes que componen a un sistema, sin dejar a un lado la perspectiva global o general del mismo. Para poder comprender adecuadamente La Teoría General de Sistemas, es necesario tener conocimiento de cierta terminología que se presentará a continuación.

Noción de Sistemas

que se presentará a continuación. Noción de Sistemas Un sistema puede conceptualizarse como un conjunto de

Un sistema puede conceptualizarse como un conjunto de partes relacionadas entre sí, que interactúan permanentemente con el propósito de alcanzar objetivos a fines que son comunes. Un sistema es un “conjunto de elementos dinámicamente relacionados, interacción que desarrolla una actividad para lograr un objetivo o propósito, operando con datos/energía/materia, unidos al ambiente que rodea el sistema y para suministrar información/energía/materia.” De las definiciones anteriores surgen tres elementos fundamentales:

El sistema se compone de partes que denominaremos subsistemas.

Las relaciones entre dichas partes existen y son muy importantes.

El o los objetivos del sistema se alcanzan mediante el funcionamiento armónico y coordinado de los subsistemas. Un sistema es algo que mantiene su existencia y funciones como un todo a través de las interacciones de sus partes. El cuerpo humano es un ejemplo perfecto.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Consiste en muchas partes diferentes y órganos, cada una actuando separadamente, trabajando sin embargo todas juntas afectándose mutuamente. El ojo no puede ver y las piernas no se pueden mover sin un suministro de sangre. El movimiento de las piernas ayuda a bombear de vuelta la sangre al corazón. El latido del corazón y la digestión pueden ser afectados por nuestros pensamientos; el estado de tu digestión de vuelta afecta a tus pensamientos. El cuerpo es un sistema complejo y así lo son una familia, un negocio y un conjunto de creencias. El entorno es en sí mismo un sistema muy complejo, un sistema que tenemos que entenderlo mucho mejor de lo que lo hacemos, ya que la polución cuando menos hace muchas regiones desagradables en el mejor de los casos, inhabitables otras y los expertos discuten acerca del impacto global del desarrollo industrial. Así que nuestro mundo se hace cada vez más interdependiente, los hechos ocurridos a distancia pueden perturbar nuestras vidas. Los cambios en la política afectan nuestros puestos de trabajo. Rumores intangibles pueden cambiar los precios de las propiedades en nuestra ciudad. Vivimos como un sistema, en un mundo de sistemas. Para darle sentido a esto necesitamos tener herramientas de pensamiento de sistemas.

Características de los sistemas

Propósito u objetivo: Todo sistema tiene uno o varios propósitos u

objetivos. Las unidades o elementos, así como las relaciones, definen una distribución que trata siempre de alcanzar un objetivo.

Globalismo o totalidad: Cualquier estimulo en cualquier unidad del sistema

afectará a todas las demás unidades debido a la relación que existe entre ellas. El efecto total de esos cambios o modificaciones se presentará como un ajuste en todo el sistema, de este modo, el sistema experimenta cambios y el ajuste sistémico es continuo, de lo cual surgen dos fenómenos: la entropía (perdida de energía en un sistema aislado, que los lleva a la degradación, a la desintegración

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

y a la desaparición) y la homeostasis (tendencia del sistema a permanecer estático o en equilibrio).

Entropía: Es la tendencia de un sistema al desorden. La entropía es en este

caso una medida desorden de un sistema o de la falta de grados de restricción; la manera de utilizarla es medir la diferencia entre la entropía inicial de un sistema (Si) y la entropía final del mismo (Sf). La entropía aumenta cuando un sistema aislado evoluciona espontáneamente. Por su parte cuando la información de un sistema aumenta, disminuye la entropía, pues la información es la base de la configuración y del orden.

Homeostasis: Es el equilibrio dinámico entre las partes del sistema. Los sistemas tienen una tendencia a adaptarse con el fin de alcanzar un equilibrio interno frente a los cambios externos del ambiente.

Elementos de un sistema

Los elementos son:

Entrada o insumo o impulso (input): es la fuerza de arranque del sistema, que provee el material o la energía para la operación del sistema.

Salida o producto o resultado (output): es la finalidad para la cual se

reunieron elementos y relaciones del sistema. Los resultados de un proceso son las salidas, las cuales deben ser coherentes con el objetivo del sistema.

Procesamiento o transformación: es el fenómeno que produce cambios,

es decir, es el mecanismo de conversión de las entradas en salidas o resultados. Generalmente es representado como la caja negra, en la que entran los insumos y salen cosas diferentes, que son los productos.

Retroalimentación o retroinformación (feedback): es la función de retorno

del sistema que tiende a comparar la salida con un criterio preestablecido, manteniéndola controlada dentro de aquel estándar o criterio.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Ambiente o entorno: es el medio que envuelve externamente el sistema.

Está en constante interacción con el sistema, ya que éste recibe entradas, las procesa y efectúa salidas.

Límites o fronteras: estos definen que es el sistema y cuál es el ambiente que lo envuelve. Tipos de sistemas Principalmente los sistemas pueden ser cerrados o abiertos:

Sistemas cerrados: Los sistemas cerrados son aquellos cuyo

comportamiento es totalmente determinista y programado, y operan con un pequeño intercambio de energía con el ambiente. En los sistemas cerrados es posible el intercambio de energía con el universo, pero no el intercambio de materia. Ejemplo de este tipo de sistema son los llamados sistemas mecánicos, como máquinas y equipos, tales como: un termostato, un reloj, etc. La siguiente figura muestra un ejemplo de un sistema cerrado.

siguiente figura muestra un ejemplo de un sistema cerrado.  Sistemas abiertos: En los sistemas abiertos

Sistemas abiertos: En los sistemas abiertos se intercambia materia y

energía, estos presentan relaciones con el ambiente a través de entradas y salidas. También este tipo de sistemas son particularmente adaptativos, pues para sobrevivir deben readaptarse constantemente a las condiciones del medio. Ejemplo: Los seres vivos como células, plantas, el hombre, la organización, la sociedad. La siguiente figura muestra un ejemplo de un sistema abierto.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Introducción a la Ingeniería de Sistemas En los sistemas cerrados la entropía tiende a aumentar al

En los sistemas cerrados la entropía tiende a aumentar al máximo, es decir, tienden a desarrollarse a un estado de creciente desorden y desorganización. Mientras que los sistemas abiertos evitan el aumento de la entropía y pueden desarrollarse hacia un estado de creciente orden y organización. La materia está representada por los elementos componentes del sistema y la energía está representada por la información.

Diferencias entre el sistema abierto y el sistema cerrado

El sistema abierto está en constante interrelación dual con el ambiente. Dual, en el sentido de que influye en él y es influenciado por el ambiente.

El sistema cerrado no interactúa con el ambiente.

El sistema abierto tiene capacidad de crecimiento, cambio, adaptación al

ambiente y hasta autorreproducción en ciertas condiciones ambientales. El sistema cerrado no tienen esta capacidad. Por tanto, el estado actual y final o futuro del sistema abierto no está necesaria ni rígidamente condicionado por su estado original o inicial, puesto que el sistema abierto tienen reversibilidad. En

cambio, el estado actual o futuro o final del sistema cerrado será siempre su estado original o inicial.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Clasificación de los Sistemas

La clasificación de un sistema al igual que el análisis de los aspectos del mismo es un proceso subjetivo; depende del individuo que lo hace, del objetivo que se persigue y de las circunstancias particulares en las cuales se desarrolla. En este punto se dan lineamientos generales sobre las diferentes clases de sistemas y algunos ejemplos que corresponden a su definición, pero puede haber debate sobre los mismos si se tiene en cuenta las consideraciones expuestas antes. De acuerdo con el planteamiento de Alba (1995), los sistemas se clasifican

así:

Según su relación con el medio ambiente:

Sistemas abiertos: Sistema que intercambia materia, energía o información con el ambiente. Ejemplos: Célula, ser humano, ciudad, perro, televisor, familia, estación de radio.

Sistemas cerrados: Sistema que no intercambia materia, energía o información con el ambiente. Ejemplos: Universo, reloj desechable, llanta de carro. Según su naturaleza:

Sistemas concretos: Sistema físico o tangible. Ejemplos: Equipo de sonido, edificio, pájaro, guitarra, elefante.

Sistemas abstractos: Sistema simbólico o conceptual. Ejemplos: Sistema hexadecimal, idioma español, lógica difusa. Según su origen:

Sistemas naturales: Sistema generado por la naturaleza. Ejemplos: Río, bosque, molécula de agua.

Sistemas artificiales: Sistema producto de la actividad humana; son concebidos y construidos por el hombre. Ejemplos: Tren, avión, marcapasos, idioma inglés. Según sus relaciones:

Sistemas simples: Sistema con pocos elementos y relaciones. Ejemplos:

Juego de billar, péndulo, f(x) = x + 1, palanca.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Sistemas complejos: Sistema con numerosos elementos y relaciones entre ellos. Ejemplos: Cerebro, universidad, cámara fotográfica Esta clasificación es relativa porque depende del número de elementos y relaciones considerados. En la práctica y con base en límites sicológicos de la percepción y comprensión humanas, un sistema con más o menos siete elementos y relaciones se puede considerar simple.

Teoría General de Sistemas

La idea de la teoría general de sistemas fue desarrollada por L. Von Bertalanffy alrededor de 1930, posteriormente un grupo de personas unieron sus inquietudes en lo que se llamó la Sociedad para la Investigación de Sistemas Generales, establecidas en 1954 junto con Anatol Rapoport, Kenneth Boulding, Ralph Gerard y otros. La finalidad de TGS es encontrar las propiedades comunes a entidades llamadas sistemas; sistemas que se presentan en todos los niveles de la realidad pero que tradicionalmente son objeto de disciplinas académicas diferentes. Busca reglas de valor general aplicables a cualquier sistema y en cualquier nivel de la realidad. La TGS no busca solucionar problemas o intentar soluciones prácticas, pero sí producir teorías que puedan ser aplicadas. La teoría general de sistemas en su propósito más amplio, es la elaboración de herramientas que capaciten a otras ramas de la ciencia en su investigación práctica. Por sí sola, no demuestra o deja de mostrar efectos prácticos. Para que una teoría de cualquier rama científica esté sólidamente fundamentada, ha de partir de una sólida coherencia sostenida por la T.G.S. Si se cuentan con resultados de laboratorio y se pretende describir su dinámica entre distintos experimentos, la T.G.S. es el contexto adecuado que permitirá dar soporte a una nueva explicación, que permitirá poner a prueba y verificar su exactitud. Por ello se la encasilla en el ámbito de metateoría.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

La TGS busca descubrir isoformismos en distintos niveles de la realidad que permitan:

Usar los mismos términos y conceptos para describir rasgos esenciales de sistemas reales muy diferentes; y encontrar leyes generales aplicables a la comprensión de su dinámica.

Favorecer, primero, la formalización de las descripciones de la realidad; luego, a partir de ella, permitir la modelización de las interpretaciones que se hacen de ella.

Facilitar el desarrollo teórico en campos en los que es difícil la abstracción del objeto; o por su complejidad, o por su historicidad, es decir, por su carácter único. Los sistemas históricos están dotados de memoria, y no se les puede comprender sin conocer y tener en cuenta su particular trayectoria en el tiempo.

Superar la oposición entre las dos aproximaciones al conocimiento de la realidad:

o

La analítica, basada en operaciones de reducción.

o

La sistémica, basada en la composición.

Fundamentos de la Teoría General de Sistemas

Su fundamento se basa en:

1. Los sistemas existen dentro de sistemas: cada sistema existe dentro de otro

más amplio.

2. Los sistemas son abiertos: es consecuencia del anterior. Cada sistema que

se examine, excepto el menor o mayor, recibe y descarga algo en los otros sistemas, por lo general en los siguientes. Los sistemas abiertos se caracterizan

por un proceso de cambio infinito en su entorno, que son los otros sistemas.

Cuando el intercambio cesa, entonces el sistema se desintegra, o sea que pierde sus fuentes de energía.

3. Las funciones de un sistema dependen de su estructura, esta es una

afirmación intuitiva para aquellos sistemas biológicos y mecánicos, así los

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

sistemas del organismo humano responden a la estructura celular de las mismas, un músculo se contrae porque su estructura celular lo permite. En cuanto al ámbito empresarial la estructura se concreta en la toma de decisiones tanto personal como colectiva.

Características de la Teoría General de Sistemas

Según Schoderbek y otros (1993) las características que los teóricos han atribuido a la teoría general de los sistemas son las siguientes:

Interrelación e interdependencia de objetos, atributos, acontecimientos

y otros aspectos similares. Toda teoría de los sistemas debe tener en cuenta los elementos del sistema, la interrelación existente entre los mismos y la interdependencia de los componentes del sistema. Los elementos no relacionados e independientes no pueden constituir nunca un sistema.

Totalidad. El enfoque de los sistemas no es un enfoque analítico, en el cual

el todo se descompone en sus partes constituyentes para luego estudiar en forma aislada cada uno de los elementos descompuestos: se trata más bien de un tipo gestáltico de enfoque, que trata de encarar el todo con todas sus partes interrelacionadas e interdependientes en interacción.

Búsqueda de objetivos. Todos los sistemas incluyen componentes que

interactúan, y la interacción hace que se alcance alguna meta, un estado final o una posición de equilibrio.

Insumos y productos. Todos los sistemas dependen de algunos insumos

para generar las actividades que finalmente originaran el logro de una meta. Todos los sistemas originan algunos productos que otros sistemas necesitan.

Transformación. Todos los sistemas son transformadores de entradas en

salidas. Entre las entradas se pueden incluir informaciones, actividades, una fuente de energía, conferencias, lecturas, materias primas, etc. Lo que recibe el sistema es modificado por éste de tal modo que la forma de la salida difiere de la forma de entrada.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Entropía. La entropía está relacionada con la tendencia natural de los

objetos a caer en un estado de desorden. Todos los sistemas no vivos tienden hacia el desorden; si los deja aislados, perderán con el tiempo todo movimiento y degenerarán, convirtiéndose en una masa inerte.

Regulación. Si los sistemas son conjuntos de componentes

interrelacionados e interdependientes en interacción, los componentes interactuantes deben ser regulados (manejados) de alguna manera para que los

objetivos (las metas) del sistema finalmente se realicen.

Jerarquía. Generalmente todos los sistemas son complejos, integrados por

subsistemas más pequeños. El término "jerarquía" implica la introducción de sistemas en otros sistemas.

Diferenciación. En los sistemas complejos las unidades especializadas

desempeñan funciones especializadas. Esta diferenciación de las funciones por componentes es una característica de todos los sistemas y permite al sistema focal adaptarse a su ambiente.

Equifinalidad. Esta característica de los sistemas abiertos afirma que los

resultados finales se pueden lograr con diferentes condiciones iniciales y de maneras diferentes. Contrasta con la relación de causa y efecto del sistema cerrado, que indica que sólo existe un camino óptimo para lograr un objetivo dado. Para las organizaciones complejas implica la existencia de una diversidad de entradas que se pueden utilizar y la posibilidad de transformar las mismas de diversas maneras. Dadas estas características se puede imaginar con facilidad una empresa, un hospital, una universidad, como un sistema, y aplicar los principios mencionados a esa entidad. Por ejemplo las organizaciones, como es evidente, tienen muchos componentes que interactúan: producción, comercialización, contabilidad, investigación y desarrollo, todos los cuales dependen unos de otros.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Aportes semánticos de la TGS a la investigación científica

Las sucesivas especializaciones de las ciencias obligan a la creación de nuevas palabras, estas se acumulan durante sucesivas especializaciones, llegando a formar casi un verdadero lenguaje que sólo es manejado por los especialistas. De esta forma surgen problemas al tratarse de proyectos interdisciplinarios, ya que los participantes del proyecto son especialistas de diferentes ramas de la ciencia y cada uno de ellos maneja una semántica diferente a los demás. La Teoría de los Sistemas, para solucionar estos inconvenientes, pretende introducir una semántica científica de utilización universal.

Subsistemas: En la misma definición de sistema, se hace referencia a los

subsistemas que lo componen, cuando se indica que el mismo está formado por partes o cosas que forman el todo. Estos conjuntos o partes pueden ser a su vez sistemas (en este caso serían subsistemas del sistema de definición), ya que conforman un todo en sí mismos y estos serían de un rango inferior al del sistema que componen. Estos subsistemas forman o componen un sistema de un rango mayor, el cual para los primeros se denomina macrosistema.

Variables: Cada sistema y subsistema contiene un proceso interno que se

desarrolla sobre la base de la acción, interacción y reacción de distintos elementos que deben necesariamente conocerse. Dado que dicho proceso es dinámico, suele denominarse como variable, a cada elemento que compone o existe dentro de los sistemas y subsistemas. Pero no todo es tan fácil como parece a simple vista ya que no todas las variables tienen el mismo comportamiento sino que, por lo contrario, según el proceso y las características del mismo, asumen comportamientos diferentes dentro del mismo proceso de acuerdo al momento y las circunstancias que las rodean.

Parámetro: Uno de los comportamientos que puede tener una variable es el

de parámetro, que es cuando una variable no tiene cambios ante alguna circunstancia específica, no quiere decir que la variable es estática ni mucho

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

menos, ya que sólo permanece inactiva o estática frente a una situación determinada.

Operadores: Otro comportamiento es el de operador, que son las variables

que activan a las demás y logran influir decisivamente en el proceso para que este se ponga en marcha. Se puede decir que estas variables actúan como líderes de las restantes y por consiguiente son privilegiadas respecto a las demás variables. Cabe aquí una aclaración: las restantes variables no solamente son influidas por los operadores, sino que también son influenciadas por el resto de las variables y estas tienen también influencia sobre los operadores.

Retroalimentación: La retroalimentación se produce cuando las salidas del

sistema o la influencia de las salidas del sistemas en el contexto, vuelven a ingresar al sistema como recursos o información. La retroalimentación permite el control de un sistema y que el mismo tome medidas de corrección en base a la información retroalimentada.

Feed-forward o alimentación delantera: Es una forma de control de los

sistemas, donde dicho control se realiza a la entrada del sistema, de tal manera que el mismo no tenga entradas corruptas o malas, de esta forma al no haber entradas malas en el sistema, las fallas no serán consecuencia de las entradas sino de los proceso mismos que componen al sistema.

Homeostasis y entropía: La homeostasis es la propiedad de un sistema que

define su nivel de respuesta y de adaptación al contexto. Es el nivel de adaptación permanente del sistema o su tendencia a la supervivencia dinámica. Los sistemas altamente homeostáticos sufren transformaciones estructurales en igual medida que el contexto sufre transformaciones, ambos actúan como condicionantes del nivel de evolución. La entropía de un sistema es el desgaste que el sistema presenta por el transcurso del tiempo o por el funcionamiento del mismo. Los sistemas altamente entrópicos tienden a desaparecer por el desgaste generado por su proceso sistémico. Los mismos deben tener rigurosos sistemas de control y mecanismos de revisión, reelaboración y cambio permanente, para evitar su desaparición a través del tiempo. En un sistema cerrado la entropía siempre debe ser positiva. Sin embargo en los sistemas abiertos biológicos o sociales, la

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

entropía puede ser reducida o mejor aun transformarse en entropía negativa, es decir, un proceso de organización más completo y de capacidad para transformar los recursos. Esto es posible porque en los sistemas abiertos los recursos utilizados para reducir el proceso de entropía se toman del medio externo. Asimismo, los sistemas vivientes se mantienen en un estado estable y pueden evitar el incremento de la entropía y aun desarrollarse hacia estados de orden y de organización creciente.

Permeabilidad: La permeabilidad de un sistema mide la interacción que este

recibe del medio, se dice que a mayor o menor permeabilidad del sistema el mismo será más o menos abierto. Los sistemas que tienen mucha relación con el medio en el cuál se desarrollan son sistemas altamente permeables, estos y los de permeabilidad media son los llamados sistemas abiertos. Por el contrario los sistemas de permeabilidad casi nula se denominan sistemas cerrados.

Integración e independencia: Se denomina sistema integrado a aquel en el

cual su nivel de coherencia interna hace que un cambio producido en cualquiera de sus subsistemas produzca cambios en los demás subsistemas y hasta en el sistema mismo. Un sistema es independiente cuando un cambio que se produce en él, no afecta a otros sistemas.

Centralización y descentralización: Un sistema se dice centralizado

cuando tiene un núcleo que comanda a todos los demás, y estos dependen para su activación del primero, ya que por sí solos no son capaces de generar ningún proceso. Por el contrario los sistemas descentralizados son aquellos donde el núcleo de comando y decisión está formado por varios subsistemas. En dicho caso el sistema no es tan dependiente, sino que puede llegar a contar con subsistemas que actúan de reserva y que sólo se ponen en funcionamiento cuando falla el sistema que debería actuar en dicho caso. Los sistemas centralizados se controlan más fácilmente que los descentralizados, son más sumisos, requieren menos recursos, pero son más lentos en su adaptación al contexto. Por el contrario los sistemas descentralizados tienen una mayor velocidad de respuesta al medio ambiente pero requieren mayor cantidad de recursos y métodos de coordinación y de control más elaborados y complejos.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Adaptabilidad: Es la propiedad que tiene un sistema de aprender y modificar

un proceso, un estado o una característica de acuerdo a las modificaciones que sufre el contexto. Esto se logra a través de un mecanismo de adaptación que permita responder a los cambios internos y externos a través del tiempo. Para que un sistema pueda ser adaptable debe tener un fluido intercambio con el medio en el que se desarrolla.

Mantenibilidad: Es la propiedad que tiene un sistema de mantenerse

constantemente en funcionamiento. Para ello utiliza un mecanismo de mantenimiento que asegure que los distintos subsistemas están balanceados y que el sistema total se mantiene en equilibrio con su medio.

Estabilidad: Un sistema se dice estable cuando puede mantenerse en

equilibrio a través del flujo continuo de materiales, energía e información. La estabilidad de los sistemas ocurre mientras los mismos pueden mantener su funcionamiento y trabajen de manera efectiva (mantenibilidad).

Armonía: Es la propiedad de los sistemas que mide el nivel de

compatibilidad con su medio o contexto. Un sistema altamente armónico es aquel que sufre modificaciones en su estructura, proceso o características en la medida que el medio se lo exige y es estático cuando el medio también lo es.

Optimización y sub-optimización: Optimización modificar el sistema para

lograr el alcance de los objetivos. Suboptimización en cambio es el proceso inverso, se presenta cuando un sistema no alcanza sus objetivos por las restricciones del medio o porque el sistema tiene varios objetivos y los mismos son excluyentes, en dicho caso se deben restringir los alcances de los objetivos o eliminar los de menor importancia si estos son excluyentes con otros más importantes.

Éxito: El éxito de los sistemas es la medida en que los mismos alcanzan sus

objetivos. La falta de éxito exige una revisión del sistema ya que no cumple con los objetivos propuestos para el mismo, de modo que se modifique dicho sistema de forma tal que el mismo pueda alcanzar los objetivos determinados.

Introducción a la Ingeniería de Sistemas

Pensamiento Sistémico

El pensamiento sistémico es la actitud del ser humano, que se basa en la percepción del mundo real en términos de totalidades para su análisis, comprensión y accionar, a diferencia del planteamiento del método científico, que sólo percibe partes de éste y de manera inconexa. El pensamiento sistémico aparece formalmente hace unos 45 años atrás, a partir de los cuestionamientos que desde el campo de la Biología hizo Ludwing Von Bertalanffy, quien cuestionó la aplicación del método científico en los problemas de la Biología, debido a que éste se basaba en una visión mecanicista y causal, que lo hacía débil como esquema para la explicación de los grandes problemas que se dan en los sistemas vivos. Este cuestionamiento lo llevó a plantear un reformulamiento global en el paradigma intelectual para entender mejor el mundo que nos rodea, surgiendo formalmente el paradigma de sistemas. El pensamiento sistémico es integrador, tanto en el análisis de las situaciones como en las conclusiones que nacen a partir de allí, proponiendo soluciones en las cuales se tienen que considerar diversos elementos y relaciones que conforman la estructura de lo que se define como "sistema", así como también de todo aquello que conforma el entorno del sistema definido. La base filosófica que sustenta esta posición es el Holismo (del griego holos = entero). Bajo la perspectiva del enfoque de sistemas la realidad que concibe el observador que aplica esta disciplina se establece por una relación muy estrecha entre él y el objeto observado, de manera que su "realidad" es producto de un proceso de co-construcción entre él y el objeto observado, en un espacio tiempo determinados, constituyéndose dicha realidad en algo que ya no es externo al observador y común para todos, como lo plantea el enfoque tradicional, sino que esa realidad se convierte en algo personal y particular, distinguiéndose claramente entre lo que es el mundo real y la realidad que cada observador concibe para sí.