Está en la página 1de 3

CARLOS ARTURO MARTÍNEZ MOGOLLÓN RELATORÍA DOCUMENTO: El retorno de la teoría del capital humano Paulina Perla Aronson SEMINARIO

GESTIÓN EDUCATIVA Y ESCUELA. La función directiva en contextos de globalización MAESTRÍA EN EDUCACIÓN Al hablar de capital humano, en un sentido técnico podríamos asociar el término con las teorías económicas del crecimiento o de la productividad y de su relación con la formación y capacidades de las personas para desempeñarse en éste. En una visión un poco más pragmática, Perla Aronson en el documento El retorno de la teoría del capital nos presenta una mirada sobre dicha teoría en sus diferentes versiones y enfoques a lo largo de su historia. Fundamentalmente hace un análisis frente al planteamiento de dicha teoría como estrategia teórica para establecer relaciones entre la educación y las esferas sociales concernientes a la producción y al trabajo. Inicialmente nos hace ver cómo en la época de los 50 y a partir del planteamiento de la educación como el medio para obtener un beneficio de capital material, se buscó que socialmente existiera un acceso igualitario a ésta, proceso que se fortaleció con la generación e incentivación de vocaciones profesionales que además brindaran un aporte sustancial a la productividad y el crecimiento económico. Podemos evidenciar entonces que dicha teoría tiene sus bases en la excusa o intensión a partir del entramado entre desigualdad social, necesidad de educación y necesidad de mejorar los factores productivos. Al parecer la balanza se inclinó hacia el ultimo componente de tal entramado, lo que terminó enfocando la educación en una concepción que podría llamarse instrumentalista asociando el producto del proceso educativo a una intervención en el conjunto de bienes intangibles presentes en el rendimiento del capital físico (fábricas, máquinas, etcétera). Educar significaba dotar a los trabajadores de “certidumbres” que les proporcionaran posibilidades de desarrollo laboral y elevación de sus ingresos. Esta necesidad de educar para el fortalecimiento de la productividad, bajo la excusa de igualdad de oportunidades, llevó al estado realizar cambios drásticos frente al gasto público y la justicia redistributiva, de tal modo que fortaleció la oferta y financiamiento de la educación. Podemos decir que tal decisión se observa hoy en día en nuestra sociedad, donde el estado a partir del apoyo del sector público o privado, nacional o internacional, trata de ofertar una “mayor” educación (de poca o nula calidad) con el supuesto de brindar educación para todos y sobre todo para los menos favorecidos. La reciente propuesta de reforma a la ley de educación superior, la intervención de organismos internacionales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otras, son un claro ejemplo de esto.

es el hecho de que actualmente las sociedades en el proceso de vinculación a la competitividad internacional. iba totalmente en contra de este nuevo enfoque del capital humano. desde los inicios de la teoría del capital humano. Ahora bien. en la cual el principal argumento era el uso y apropiación de las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso educativo. El escenario educativo se convierte en el primer campo en el que emerge y se fortalece este proceso. La “cantidad” de educación es desplazada por la “calidad”. para actuar creativamente y tomar decisiones. ahora importa más cuanto se educan y con qué impacto sobre la productividad de la economía. la cual en gran manera pretendía fortalecer mas que todo una educación técnica o instrumental para favorecer a “mayor” número de estudiantes. la autonomía y las habilidades comunicativas y de relación. el conjunto configura los contornos de una formación orientada hacia las “competencias de empleabilidad”. el concepto de capital humano se vio obligado a plantear un giro sustancial tanto en el nivel práctico como teórico. A partir del surgimiento de las denominadas economías abiertas o enfocadas en la competitividad global. lo que sin duda alguna lo llevó a buscar la respuesta a dicho giro en la educación. para resolver problemas. De una educación instrumental se pasó hacia una educación de índole expresiva que procura despertar en el sujeto actitudes vinculadas con la ductilidad. De esta manera surge un nuevo concepto de educación que hace hincapié en la adquisición de disposiciones cognitivas superiores para enfrentar eficazmente situaciones complejas. podemos entender entonces de qué se trata y por qué surge en nuestro país la renombrada política de “Revolución educativa”. Podemos ver que para nuestro caso. la disposición al aprendizaje. la educación se perfiló como el eslabón necesario y fundamental frente al desarrollo económico de cualquier estado. y que además este logre sustituir las capacidades laborales por capacidades de aprender a aprender y ubicarse en nichos de mercado. se estructuran en torno a las tecnologías de la información y la comunicación. lo que se pudo comprobar con el tiempo fue que las posibilidades de ingreso a la educación no acreditaban idoneidad técnica para luchar contra las desigualdades sociales y que mucho menos la inversión educativa y la posibilidad de igualación salarial lograron un incremento significativo en la productividad y el desarrollo económico buscado.Podemos ver entonces que se mantiene la intención de prestar gran relevancia al individuo y al papel del estado y la sociedad frente a la promoción educativa y configuración de la demanda. las cuales transforman la sociedad en el sentido de una alteración de las fuentes de crecimiento económico y de las relaciones sociales y de poder. la reforma a la ley de educación superior propuesta y suspendida hace poco. implicando ello un elemento sustancial en el capital humano: que los docentes . Otro factor que marca radicalmente el nuevo concepto de capital humano.

. que el enfoque le confiere al Estado la función de garante de la continuidad de los estudios de la mayor parte de la población. para que luego éstos estén en condiciones de transmitirlo a sus educandos (capital humano potencial de la sociedad). Evidencia lo anterior. hoy se hace depender de la naturaleza de la educación que se imparte. y a través de las TIC.como “capital humano” del sistema. que en ultimas es lo que impera sobre igualdades sociales o desarrollo del ser humano. Podemos ver que la educación se convierte en el medio para estimular el desarrollo de capacidades en los docentes (capital humano del sistema). adquieran y demuestren un conjunto de habilidades y destrezas en su quehacer educativo. de los que se piensa que con competencias tradicionales no podrían responder a las presiones del nuevo formato económico. Si antes la igualdad de oportunidades significaba acceso amplio a la educación para contar con calificaciones laborales adecuadas. obligándose a que las personas en edad de trabajar (como el caso de los docentes) puedan completar su formación como imperativo de equidad y de política económica.