Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD DE VALPARAISO FACULTAD DE HUMANIDADES INSTITUTO DE FILOSOFIA POSTGRADO EN FILOSOFIA

Seminario: La Experiencia Moral
Profesor: Dr. Humberto Giannini Alumno: José Agustín Vásquez Márquez

Una acción comunicativa: LA ADVERTENCIA
16. “Y Dios impuso al hombre este mandamiento: de cualquier árbol del jardín puedes comer, 17. mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él morirás sin remedio.” Antiguo Testamento. Génesis. Cap. 2 versículos 16-17.

RESUMEN: Se reflexiona sobre la acción comunicativa de advertir, a partir del significado que la Real Academia Española le otorga, en su cuarta acepción1. Se considera a tal acepción como portadora de diversos significados y connotaciones. Se indaga sobre los modos en que se ejecuta, su condición ética y se cuestiona sobre los supuestos comunicativos de la acción en estudio, planteando como conclusión algunas interrogantes. PALABRAS CLAVE: advertencia, amenaza, promesa, contexto, enjuiciamiento, ética, límite, diálogo, comunicación.

1

ADVERTIR: (Del lat. advertere).1. tr. Fijar en algo la atención, reparar, observar. U. t. c. intr. 2. tr. Llamar la atención de

alguien sobre algo, hacer notar u observar. 3. tr. Aconsejar, amonestar, enseñar, prevenir. 4. tr. Avisar con amenazas. 5. intr. desus. caer en la cuenta.

UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA

1

para quien la recibe. tr. f.1.La advertencia. pl. también sugiere. de quién advierte al advertido 2. a su imagen y semejanza. En el Antiguo Testamento podemos encontrar esta acción comunicativa. vulg.1. no quiere decir que no se le dará más permiso al que recibe esta advertencia. en el sentido corriente y “auspicioso” que esta última en el lenguaje común connota. tr. mina).: “si llegas tarde no te daré más permiso”. 5.AMENAZA:(Del lat. estableciendo. Delito consistente en intimidar a alguien con el anuncio de la provocación de un mal grave para él o su familia. marcada por un sello amenazador. desde el principio de los tiempos. Dar noticia de algún hecho. en particular. ant. La implicancia de la amenaza hace resonar. Advertir o aconsejar. los ecos ominosos de un mal inminente. informarse del estado de algo. UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 2 . y este del lat. Acción de amenazar. prnl. las que permiten realizar una reflexión sobre esta acción comunicativa que va más allá de los significados que las otras acepciones permiten adivinar. el que sucederá de no mediar un cambio de conducta en el sujeto que recibe la comunicación. minacia. agresividad. Pero la advertencia. Der. Prevenir a alguien de algo. Avisar al médico. entendida de este modo. 2. pronunciada por Dios en contra de sus criaturas recién creadas. La advertencia. como acción comunicativa. f. La advertencia. 3. 3. Si bien es cierto que lo advertido con amenaza siempre tiene una condición condicional de cumplimiento (Ej. Instruirse. Llamar a alguien para que preste un servicio. f. una promesa. por las especiales connotaciones que la misma definición sugiere. tr. una promesa de mal agüero Se ha elegido esta acepción del verbo. se diferencia de la promesa. 2. le impone. la noción de límite e introduciendo en la conciencia de esas criaturas la angustia que su propia naturaleza. tr. de alguna manera. hostilidad. que la misma posibilidad que el hombre es. salvo que llegue 2 AVISAR:(De aviso). Avisar al electricista. Dicho o hecho con que se amenaza. en que al que recibe la advertencia no le gustaría que lo advertido se realizara. connota también. 4. eventualmente.

en el ejemplo). recíprocamente. lo que éste conoce sobre el “advertido”. seguridad. el que recibe puede percibir en ella diversos contenidos. lo que marca a la advertencia con un sello que trasluce una serie de características y supuestos que le otorgan su especial significado. llevado a cabo por voluntad del que advierte. es el modo en el que es formulada la advertencia. 3 UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA . que pueden ir desde la preocupación que por él se manifiesta. lo que el que recibe la advertencia sabe de quién la pronuncia. o. nos introduce en un terreno éticamente complejo. como la amenaza de que si al que la recibe. o la desconfianza que sobre su persona y su comportamiento se experimenta. en una modificación de la conducta en el futuro del advertido que redundará en todos aquellos propósitos que la advertencia busca. podemos pensar que el fin de la acción comunicativa está dirigido eventualmente a obtener un bien (el hecho que el que recibe la advertencia llegue temprano puede ser beneficioso para diversos propósitos. a nuestro parecer. tranquilidad. descanso. tanto para el que recibe la advertencia como para quien advierte: salud. “contexto de la acción comunicativa“.tarde). le sobrevendrá un mal permanente mayor (no obtener más permiso. No obstante ello. en el ejemplo. sin embargo. agresividad. en caso de no adecuar su comportamiento a lo que desea quien la formula. y.). por parte de quien formula la advertencia. De aquí que la eficacia comunicativa de la advertencia esté condicionada por las que llamaremos (sólo de manera específica. toda vez que. sin tener la pretensión de otorgarle una categoría teórica) “condiciones particulares de la intersubjetividad de la acción comunicativa específica”. más concretamente. etc. es decir. al indagar en el contexto intersubjetivo de la acción comunicativa. Un enjuiciamiento encubierto Esto. representado. hasta simplemente una hostilidad e. incluso. Independientemente de la credibilidad respecto del cumplimiento de la advertencia. En este significado también debe estar comprendido.

La advertencia. connota una condición conflictiva. no haciendo caso de la advertencia (llegando tarde). el advertido inevitablemente enjuiciará al que advierte: “Tal me hace esta advertencia3 porque supone anticipadamente que yo me comportaré de tal manera (“llegaré tarde“). y ello significa objetivar aquello que es inobjetable. de la relación intersubjetiva. tanto el contexto de la situación en el que se realiza la acción comunicativa. por lo tanto.irremediablemente nos sentimos impulsados a enjuiciar los actos de conciencia en los que se origina la acción comunicativa. si lo vuelves a hacer te sucederá tal cosa”. En el desarrollo antes expuesto podemos ver cómo está presente. por el solo hecho de realizarlo.(por las mismas razones”). falta de descanso. en la que me comunica que. o incluso agresividad u hostilidad hacia mi persona y. de yo comportarme de ese modo (llegar tarde ). peligros para mi seguridad. etc. “llegaré tarde…. es decir. tanto del que advierte como del advertido. a la advertencia yo responda no modificando mi conducta. efecto que produce el enunciado en quien lo recibe) UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 4 . 3 (acto locutivo.). por lo tanto.)”. etc. en algún aspecto. intranquilidad para él. él realizará tal acción (“no darme más permiso”) que significa un mal mayor para mí. la conciencia individual. no puedo llegar más temprano”. Esto provoca en mí los siguientes posibles efectos5 : que yo entienda la intención envuelta en la advertencia y actúe en consecuencia (no llegar tarde). Este enjuiciamiento. Igualmente. intención o finalidad por la que se dice la frase: “que yo llegue a una hora temprana“) 5 (acto perlocutivo. lo que se dice: “si llegas tarde no te daré más permiso”) 4 (acto ilocutivo. o bien justificándome (“llego tarde porque voy muy lejos y tengo problemas de locomoción. involucra un enjuiciamiento y una suposición respecto del comportamiento pasado y futuro del advertido. que yo interprete la advertencia como teñida por una cierta desconfianza. de alguna manera. y para producir un cambio en mi conducta4 me hace esta advertencia.: “te advierto esto porque en el pasado has actuado de tal manera y creo que en el futuro harás lo mismo. y también supone que mi conducta provocará determinados males para mí. de manera importante. o para él ( trastornos en mi salud.

La angustia del límite. en el sentido en que la estamos analizando. 6 Soren Kierkegaard: El concepto de la angustia. La angustia no está referida a la situación. en mayor o menor grado. por otra parte. resulta inevitable para ambos actores de la acción. 1992. presente en la amenaza. un límite para la conciencia. no tiene un objeto. como ser-en-el-mundo. y enjuiciamos a quien advierte porque suponemos que hace la advertencia motivado por su desconfianza hacia nosotros. que lo bueno o lo malo tiene que ver sólo con el juicio que podemos emitir sobre los actos en el mundo que ejecutan las personas y no con lo que permanece en el interior de sus conciencias) y que. todo ser humano tiene. Enjuiciamos las voluntades. La angustia se produce frente a una posibilidad. UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 5 . Dado que es posible afirmar que no existe la persona absolutamente buena o absolutamente mala (y. y sujeto a la advertencia de que. conciencia de sí. la posibilidad de actuar de modo indebido o incorrecto. de un modo indebido. y conciencia moral (entendida por conciencia de lo bueno y lo malo). se origina no por algo exterior. desde nuestro punto de vista. Editorial Hyspamerica Ediciones Argentina. como podríamos entender la consecuencia del comportamiento contra el que se ha advertido.como el enjuiciamiento que. La angustia del límite En la acción comunicativa de advertir. de la que habla Kierkegaard 6 . Buenos Aires. cuando se experimenta a uno mismo como lo que uno mismo es. que provocan las acciones y las reacciones (en la especie. la posibilidad que uno mismo es. igualmente. enjuiciamos al advertido porque en una situación determinada se comporta o suponemos que se comportará. sobrevendrá como consecuencia un mal. pone al advertido frente a la posibilidad de actuar de un modo o de otro. nos atrevemos a decir. o también porque busca un bien egoísta para su persona). sino en el interior mismo del hombre. deficitarias a nuestro parecer. o bien por su preocupación por nosotros. de actuar en la forma que la propia advertencia avisa. está igualmente presente la idea de crear en el otro la conciencia de un límite que viene a ser.

corp-oral. la advertencia como amenaza. el énfasis. entonces. En la amenaza implícita (“¡¡ya verás si…!!”) o explícita (si…no te daré más permiso”). Pero estas nuevas bases están definidas por la palabra amenazante. en cierto modo. Un aspecto no desdeñable del análisis de la acción comunicativa de advertir tiene que ver con el carácter de actuación. incluso. Esta con-sapiencia de la experiencia es un supuesto de parte del que advierte. La advertencia se fundamenta e intenta justificarse en una experiencia. El diálogo roto En la advertencia se advierte. así como las palabras empleadas. por este supuesto. en el sentido no sólo de acción. en el temor expectante del que advierte de que el advertido actúe en el sentido contrario a la advertencia. resulta significativa la gestualidad. y en este último de que. sino en el interior del advertido por el enfrentamiento consigo mismo en relación con el límite puesto por la advertencia. El nuevo diálogo que instauraría la advertencia sería un diálogo asimétrico. fundado en la desconfianza. UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 6 . Pero. quien advierte cumpla su amenaza. nos habla de un diálogo roto. sino también de dramatización. ¿Sabe realmente éste por qué se le hace la advertencia? ¿no hay en ella. la advertencia también viene a ser en sí misma el término del diálogo o el eventual inicio de otro diálogo sobre nuevas bases.enfrentado a la angustia del límite. de una relación vincular conflictiva. Por lo tanto. angustia que no se origina en la advertencia. en la acción comunicativa. es el término del diálogo. además con-sabida por el que advierte como por el advertido. una experiencia. una invasión de la conciencia del otro? ¿qué se advierte cuando se advierte?. La advertencia (siempre entendida en la acepción escogida). realizada con el cuerpo y el habla. de actuar en ese sentido. es posible decir. el tono de la voz. si entendemos que el diálogo siempre implica la tolerancia. de allí que involucre un enjuiciamiento de la conciencia del advertido. se comunica . por esa espada de Damocles que se ha instalado sobre la conciencia del advertido.

la amenaza inaugura. ya sea que la amenaza sea o no proporcional. puesto que. también lo comunicado. condicionados por la amenaza. entendida como “avisar con amenaza” resulta reprobable desde un punto de vista ético. al carácter del que advierte. en la expresión de la advertencia. por esta dramatización. como por ejemplo “si llegas tarde mañana te quedarás sin desayuno”. Aún cuando actúe con bondad. dado que constituye. en el que su libertad es limitada. ¿Una acción comunicativa? De alguna forma. determinando su conducta de un modo arbitrario. Siendo toda acción humana evaluable éticamente. De cualquier forma. limitados. dicha bondad obedece a un propósito que no está vinculado a lo bueno sino a lo conveniente. desde que es advertido de las posibles consecuencias de su actuar. haciendo lo bueno). la advertencia pierde credibilidad si la amenaza involucrada no tiene un peso suficiente como para que el temor de su cumplimiento provoque el cambio de conducta esperado por parte del advertido. a la credibilidad. su mera presencia en la advertencia es señal de conflicto y de diálogo interrumpido. por cuanto. como ya lo hemos dicho. La misma eficacia de la acción comunicativa está condicionada por esta actuación. si se quiere. Evidentemente. Del mismo modo. en adelante sus actos estarán constreñidos. UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 7 . Por otra parte. En el fondo. en una advertencia del tipo “si llegas tarde te mato” o “si llegas tarde me muero” o “si llegas tarde se acabará el mundo” la amenaza no guarda proporción con el propósito buscado. la advertencia destierra la inocencia de la bondad: el advertido ya no actuará con bondad (es decir. la señal de un diálogo roto. inocentemente. se le impone la promesa de un castigo. desde un otro.el modo como son articuladas. a su capacidad de hacer sentir la verdad de la amenaza. un tiempo signado por un carácter ominoso. la amenaza. perdiendo credibilidad. es decir. o también la acción misma por la cual el diálogo es interrumpido. resulta eficaz de acuerdo a la proporción de la amenaza. para el sujeto advertido o amenazado. pareciera que la advertencia.

Santiago de Chile.135.135. pág. 2007. en el sentido que hemos querido asignarle a éstas?. Pues ¿no sería. claramente negativo. y determina igualmente formas. el ceder la iniciativa (a la réplica. tanto por la circunstancia que la individualiza como por ser la acción comunicativa el campo propio de la evaluación ética. desde todo punto de vista. a nuestro parecer. con igualdad de derechos y deberes en relación con lo comunicado?. Siendo el concepto de reciprocidad la medida ética de la inter-acción8. de donde pareciera que este principio general. es la ruptura del diálogo. a la interpelación. se ha dicho. Es posible afirmar. sino a que uno de ellos ejerza sobre el otro una influencia encaminada a hacerle modificar en algo su comportamiento. en cierta medida. deberían estar signadas por una condición dialógica. para la advertencia como aviso con amenaza. Catalonia.Todo lo anteriormente reflexionado y expuesto nos lleva. necesariamente. respecto de que ese juicio valorativo ha de ser. En ese sentido. la acción comunicativa. establece lazos comunes. ¿Podría ser entendido lo anterior como una acción comunicativa. es decir. o al menos conjeturar. La advertencia como aviso con amenaza no constituye diálogo. simetrías relacionales entre los sujetos. de la que nos hemos preocupado. haciendo posible. la comunicación está doblemente expuesta al juicio valorativo 7 . una acción intersubjetiva que se funda en valores comunes para un grupo social. y que. en definitiva. que los pone en un plano en común. al mismo tiempo. al 7 8 Humberto Giannini: La Metafísica eres tú. no cabe entonces duda. que. Y si. que este modo de relación oral en particular. la construcción de un mundo en-común. UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 8 . Podemos entender que las acciones comunicativas vinculan a miembros de la sociedad que actúan motivados por valores compartidos (de otro modo la comunicación se haría imposible). se caracteriza mejor como una acción destinada no a hacer común algo entre dos interlocutores. si es que lo aceptamos (y pareciera no ser cuestionable su racionalidad) determina un conjunto de normas que hacen inteligible la comunicación entre los miembros de la sociedad. a la pregunta. por el contrario. la advertencia no considera al otro como interlocutor válido en relación a mis propias iniciativas.cit pág. a poner en cuestión la condición comunicativa de la advertencia como aviso con amenaza. Humberto Giannini: Op.

por la posibilidad del cumplimiento de la amenaza. Madrid. no es el de establecer un vínculo o el de hacer comunes ciertos contenidos o significados. Buenos Aires. vuelve éticamente reprobable a esta acción cuyo carácter. Hyspamerica. 2010. Paidos. La reflexión anterior. Una reflexión crítica sobre la intersubjetividad. a nuestro juicio. por cuanto su propia formulación involucra un no reconocimiento del otro en esa condición de interlocutor válido. Jurgen Habermas: Teoría de la acción comunicativa. Taurus. UNA ACCION COMUNICATIVA: LA ADVERTENCIA 9 . 2007. Es el hecho mismo de la amenaza lo que. 1987. creemos.silencio. Barcelona. BIBLIOGRAFÍA: John L. nos abre a un tiempo marcado por un carácter ominoso. No es el cumplimiento futuro de la amenaza lo que carga a la advertencia con una connotación negativa. Catalonia. desde nuestro punto de vista. etc. 1992. pone en cuestión a la advertencia en tanto acción comunicativa. Soren Kierkegaard: El concepto de la angustia. Argentina. es susceptible de una evaluación ética negativa. La advertencia.) la advertencia. Pero toda acción comunicativa se realiza en el momento en que es pronunciada. Instituto de Filosofía. sino el de invadir la conciencia del otro desde nuestra propia voluntad. Humberto Giannini: La Metafísica eres tú. Santiago. a nuestro modo de ver y entender.1990. Facultad de Humanidades. Magister en Filosofía. como ya hemos dicho. Universidad de Valparaíso. Austin: Cómo hacer cosas con palabras. Humberto Giannini: Seminario La Experiencia Moral (apuntes de clases).