Está en la página 1de 6

EL CASO DE SEAT

A finales de la década de los 40, el Jefe del Estado y su Gobierno comprendieron que la fabricación de un automóvil de tipo medio, daría relevancia al proceso de industrialización, que se llevaba a cabo en España, y dispusieron la creación de una fábrica. Dado que las relaciones políticas, eran adecuadas en ese momento, se pensó en FIAT, como socio constructor de uno de sus modelos, con la garantía de tan renombrada casa italiana.

Un Decreto de la Presidencia del Gobierno, de fecha 7 de Junio de 1.949, dispuso la constitución de SEAT, con la participación del Instituto Nacional de Industria (I.N.I.), las seis principales Entidades Bancarias Españolas y la FIAT.

El martes 9 de Mayo de 1.950, se funda la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, Sociedad Anónima ( S.E.A.T.S.A.). La nueva Sociedad, quedó incorporada al Instituto

Nacional de Industria. La formaron, el I.N.I., con el 51 %, la Banca Española (HispanoAmericano, Central, Español de Crédito, Urquijo, Bilbao y Vizcaya), con el 42 % y FIAT participaba con el 7 %. Siendo por tanto, una Empresa del Estado, con un capital social de 600,000.000 de pesetas, en forma de 600.000 acciones de 1.000 pesetas cada una. Y como primer presidente de SEAT, D. José Ortiz de Echagüe, a sus 74 años, procedente de la Empresa: Construcciones Aeronáuticas S.A. (C.A.S.A.).

S.E.A.T. pasó a ser una de las primeras empresas industriales de España por su cifra de negocio (23168 millones de ptas. en 1969, por sus beneficios brutos (693,4 millones de ptas. en 1969) y por su número de empleados (más de 20.000). Entre tanto el crecimiento del parque automovilístico de S.E.A.T. fue espectacular y los competidores no tardaron en aparecer. En 1974 ya había producido 2 millones de vehículos, lo que la convertía en la octava empresa productora a nivel mundial, en aquella época los balances de resultados no se ajustaban. Se creaban puestos de trabajo por decreto. El I.N.I. obligó a SEAT a comprar la factoría Authi de Pamplona para conservar puestos de trabajo. Con todo esto la empresa contaba con una de las plantillas más grandes y exageradas de la historia.

En 1975 el presidente, Juan Miguel Antoñanzas, le comunica a Umberto Agnelli (Fiat) que España no podía mantener durante demasiado tiempo la política de proteccionismo industrial mediante la utilización de aranceles de importación. Además había que tener en cuenta que

” La década de los setenta acababa con cierto optimismo político y económico. unida a la que también había de mantener con las demás empresas afincadas en España. orientándose hacia la consecución de objetivos de expansión internacional de sus redes comerciales y el lanzamiento de nuevos productos. Fiat ya casi poseía el 50% de la SEAT. La dirección de SEAT hasta el momento no había tenido como prioridad la maximización de los beneficios a través de la optimización de los costes. la batalla competitiva que se vio obligada a librar SEAT con Ford y General Motors. no tenía tecnología propia. por otro. Una empresa que no lanzaba productos originales al mercado. con y sin tecnología propia. de la carencia de capital y. había operado durante años bajo un régimen próximo al monopolio. pero la relación entre SEAT y Fiat duró mientras que esta última le vendía tecnología a la empresa española. además de ser accionista de ella. Citroën. . por un lado. “La creciente e intensa competencia que se estaba desarrollando en la industria del automóvil. parecía excesiva para sus fuerzas y posibilidades. etc. Chrysler o Peugeot) se encontraban ya con fuerza dentro del territorio español.casi todas las multinacionales del automóvil (Renault. mantenía serias deficiencias para garantizar su viabilidad y competitividad futuras. reflejada en la enorme plantilla que conformaba la compañía o la adquisición de factoría Authi de Pamplona para conservar puestos de trabajo. La dirección era incapaz de enfrentarse a la nueva situación de un mercado competitivo. sobre todo si se tiene en cuenta la notoria caída de las ventas que tuvo lugar a principios de los años ochenta. Estos hechos hacia que la SEAT se Antoñanzas se preguntara a qué esperaba la Fiat para absorber a SEAT. dejaba de ser propicia para una empresa pública. Ford y General Motors estaban también a punto de introducirse en el mercado. lanzar nuevos productos al mercado. Las progresivas pérdidas de ventas en el mercado interno y la situación de desamparo en que la multinacional italiana Fiat deja a SEAT a finales de los años setenta conduce a ésta última a tomar las riendas de su propio destino. de la importante influencia sindical que como empresa pública padecía. Durante la segunda mitad de la década de los setenta y al inicio de la de los ochenta. no estaba preocupada en exceso por la reducción de costes y no podía automatizar en la medida de lo necesario a causa. Además de eliminar su preferencia por el gasto. Finalmente. debía empezar a solventar las deficiencias tecnológicas.

SEAT será sometida antes de su venta a un intenso proceso de saneamiento financiero. adeudaba 17. la firma de la alianza supondrá la posibilidad de introducirse en el mercado español y el disponer de la red comercial interna y externa de SEAT. su deseo de anular el precontrato.N. anuales. lo cual no deja de ser una reacción esperada. la misma será de vital importancia para SEAT. En realidad la alianza se convirtió en instrumento de mutuo conocimiento entre las empresas con la perspectiva puesta en la integración de SEAT en el Grupo Volkswagen. reducción de costes y . “El acuerdo o alianza que se establece entre Volkswagen y SEAT muestra rápidamente sus efectos con un notorio aumento en las ventas de SEAT. Los sindicatos. por el precio simbólico de una peseta por acción. por lo que apoya e impulsa la búsqueda de un nuevo socio multinacional que pueda garantizar la viabilidad y continuidad de SEAT. viendo la cruda realidad. la posibilidad de utilizar plenamente su capacidad industrial y comercial. Mientras la Fiat vende al I. En el año de 1982 se establece con la multinacional alemana Volkswagen una alianza estratégica.” Siguiendo las etapas y procedimientos habituales de las privatizaciones.I. volúmenes adicionales de exportación a comercializar en Europa a través de la red alemana de Volkswagen y como consecuencia de ello.Fiat decide comprar SEAT y en mayo de 1980 Agnelli manda a sus contables para revisar las cuentas de SEAT. SEAT había entrado en crisis y tan solo a los bancos. En el caso de Volkswagen no se aprecian cambios significativo. su participación en SEAT. además de consolidar su posición como líder automovilístico europeo. aceptan un plan de reducción de la plantilla de los 32000 trabajadores de aquel momento hasta los 22000 de 1984. Para Volkswagen. Entonces el presidente de la SEAT. comienza a buscar una multinacional que quiera comprar la SEAT. El INI que en aquellos momentos se convierte en el principal accionista de la empresa. proporcionándole la oportunidad de adquirir tecnología alemana. SEAT acumula en aquellos momentos un déficit cercano a 20000 millones de ptas. no tiene interés en mantenerla en su cartera.000 millones de ptas. No se podían creer los números rojos tan espectaculares que SEAT tenía. Juan Miguel Antoñanzas. La Fiat no tardó en hacer saber al I.N. El resultado de este acuerdo se deja notar en el momento en que SEAT lleva contabilizado 5 millones de coches vendidos.I.

Perdió 151. tanto que les faltó poco para cerrarla. el grupo alemán Volkswagen. - Redujo plantilla: en el 93 había 18. cifra que engloba al conjunto de ampliaciones y aportaciones de capital a que estuvo sujeta la empresa entre los años 1982 y 1986. un total de 12. Puso en marcha cantidad de medidas entre las que destacaremos: - Venta de inmuebles: por el ubicado en la torre de la plaza Cerdâ de Barcelona. cuando sólo se esperaban 12. Como primera medida el grupo Volkswagen hizo que rodaran las cabezas de los responsables e instaló una nueva dirección.315 millones de pesetas.950 millones de pesetas. Los propietarios. En 1986. en 1990 el grupo Volkswagen adquiere el 100% de las acciones de SEAT.745 millones de pesetas. El proceso de saneamiento y racionalización de costes fue absolutamente imprescindible para el logro de la rentabilidad de la Compañía y de su incorporación a un grupo multinacional del sector. una vez que el I.000 trabajadores y en 1997.N. la presidencia de SEAT estaba ocupada por Juan Antonio Díaz Álvarez. En 1988 se obtuvieron los primeros beneficios. al objeto de convertirla en una empresa rentable y atractiva para la iniciativa privada. Como presidente: Juan Lorens. con él se registraron los peores resultados de la historia de la empresa. En 1989 la SEAT ganó 7682 millones de pesetas.I. pasando a ser el único accionista de la compañía. había aceptado reducir la plantilla en 4000 personas y tapar las pérdidas de SEAT. objetivos que para el INI constituían la única manera de garantizar su viabilidad y competitividad futuras. aunque la más beneficiada fue la empresa adquirida. El coste total del saneamiento financiero a que SEAT fue sometida con anterioridad a su privatización asciende a 255.” En 1993. no podían creerse el montante de las perdidas. Volkswagen adquiere el 75% de las acciones de SEAT. .reajuste de plantillas. por el que consiguió 1. Paso así a la historia de la compañía como el presidente que puso a Volkswagen encabeza de la industria europea. “Los efectos de la compra de SEAT por parte del grupo Volkswagen fueron positivos antes y después de la operación.000 millones. uno de los principales artífices de la recuperación de SEAT. absorbiendo la SEAT.800. hecho que no se esperaba obtener hasta los 90. Finalmente.

Y en 1998 batieron todos los records: el de producción. debido a la ineficacia de los supervisores internos siempre ha sido necesario que los supervisores externos.000 millones de cash flow (beneficios más amortizaciones). - El nacimiento de SEAT como empresa pública la ha marcado a lo largo de su existencia. - Subvenciones: recibió diverso créditos oficiales. ni el de costes estaban ajustados para alcanzar el mayor beneficio posible. consiguieron eliminar casi por completo el elevado endeudamiento y generar más de 80. El cambio de dirección como era de esperar. Y ello ha provocado que los costes del control de la dirección hayan sido superiores. SEAT obtuvo sus primeros beneficios: 5.339 millones. tras aplicar medidas de choque y dar un giro radical a su estrategia. Ni el volumen de producción. Pero en el caso de SEAT.- Incrementó la productividad: en 1993 se fabricaban 27 coches/año. beneficios. además de aportaciones de la casa matriz. pero la entrada de nuevas empresas al mercado pusieron de manifiesto su ineficiencia. Además. tanto que un elevado número de perdidas fue lo que alerto al grupo Volkswagen de la ineficiencia de la dirección... ¿El objetivo de SEAT hasta el momento había sido aumentar sus beneficios? O tal vez no se lo planteo ya que hasta el momento no había tenido que competir por una cuota de mercado. en el 99 se llegaron hasta 60. . Y como consecuencia se produjo una sustitución de la dirección de SEAT. En 1996. “La supervisión interna de la dirección de SEAT no fue efectiva. los accionistas. Volkswagen. Mientras fue la única empresa en el mercado español su crecimiento no se detuvo. interviniesen.. mejoro la situación de la compañía a través de diversas medidas entre las cuales se encontraban una revisión de los gatos y un aumento de la productividad hasta llegar a las cotas optimas” Conclusiones: - El control de la dirección se ha realizado siempre en última instancia a través de los supervisores externos. productividad. con los que podrán autofinanciar futuras inversiones.

los accionistas. deciden reemplazar el equipo directivo por otro más capaz de enfrentarse a la situación de mercado y tomar las decisiones apropiada para aumentar los beneficios. una como empresa pública y ahora como empresa privada. En su etapa como empresa privada. cuando parece que la empresa empieza a consolidarse aparece el problema de la preferencia por el gasto. tiene como consecuencia la venta de la empresa y en la segunda. parece pendiente de satisfacer los requisitos del grupo Volkswagen incurriendo en costes de producción por encima de los óptimos. En la primera ocasión. . los accionistas. En su periodo como empresa pública parece que el objetivo de la empresa simplemente es dar trabajo al mayor número de españoles posible. señalar que por dos ocasiones los supervisores externos. y en ocasiones ocasionada por la misma INI que llega a pedir que adquiera una empresa para evitar el despido de trabajadores. en este caso el grupo Volkswagen. lo cual debe ser siempre el principal objetivo de la empresa y de su dirección. - Finalmente.- Durante las dos etapas de SEAT. han castigado la mala gestión de la dirección.