Herencias Religiosas que nos dejaron los tainos ¡

el taíno fue animista, politeísta, creyente de la vida de ultratumba, totémico y fetichista

Una de las características de los taínos es su religiosidad, sus dioses como el sol, el viento y la lluvia representan las fuerzas de la naturaleza. Los taínos eran politeístas
Los sacerdotes llamados behiques tenían mucha influencia sobre la población en general, ya que ellos tenían un doble poder; como intermediarios entre los dioses y los hombres, y como médicos o curanderos. Sin embargo, la religión en sí estaba en poder de los hombres, correspondiéndole al cacique el ser jefe, guerrero y religioso al mismo tiempo. Una de las creencias más generalizadas era el cemitismo, representado por ídolos o cemíes, considerados como dioses tutelares. Cada cacique o jefe tribal tenía un cemí particular, aparte de que existían cemíes que eran aceptados como bienhechores por los diversos grupos clánicos. Estos ídolos estaban representados en diferentes formas y fabricados con diversos materiales: piedra, barro, madera, hueso, concha y hasta de algodón. Los cemíes más aceptados eran los trigonolitos.

La palabra cemí designa a los seres espirituales de la mitología taína. Algunos de estos eran Yocajú Bagua Maorocoti, Opiel Guobiran, Baibrama, Corocote y Maketauri Guayaba. Anteriormente se creía que Jurakan (origen del término huracán) era el dios del mal, puesto que el panteón fue interpretado según la creencia dual del catolicismo. En realidad, había varios espíritus que, cuando se unían, causaban destrucción al pueblo taíno. Juracán era el nombre que le daban los taínos a los fenómenos atmosféricos conocidos hoy por huracanes y tormentas tropicales. En las creencias taínas, quien realmente desataba estos huracanes era Guabancex, quien era acompañada por Guatauba y Coatrixquie.\ Los taínos creían en un Ser Supremo y Protector al que llamaban Yúcahu Bagua Maócoti, cuya madre fue Atabey, Madre de las Aguas y Protectora de las parturientas, pero en sus creencias mitológicas concebían otras divinidades o cemíes que habitaban en el cielo, nombradoTurey, relacionándolos con los fenómenos atmosféricos, la creación de la Tierra y del género humano.

El ritual de la cohoba Entre los taínos. Lo único que unificaba los ritos y ceremonias de enterramiento era la creencia en un mundo supraterrenal o de ultratumba. por sus propiedades embriagantes y aromáticas. no existía una unidad ritual. el cacique o behique entraba en un estado de trance creyendo comunicarse con sus dioses o espíritus a los que invocaba pidiendo ayuda y protección. empleaban para sentarse unos banquillos. como el que aparece arriba). cultivaron con esmero las plantas de tabaco (Nicotiana tabacum) cuyas hojas secaban para hacer unos rolletes alargados que los indios fumaban constantemente. los caciques. el tabaco en forma de rapé fue uno de los componentes de los polvos alucinógenos inhalados en las cohobas. quien tocaba el mayohabao o tambor de madera. asociándolo a sus ceremonias rituales y a sus prácticas mágico-curativas. El polvo alucinógeno empleado en la cohoba era colocado sobre un plato de ofrendas que generalmente tenían los ídolos tallados sobre la cabeza (cemíes de la cohoba. Antes de entrar al templo los taínos se introducía en la boca una espátula con la finalidad de vomitar. mediante la inhalación de unos polvos alucinógenos. sentándose luego en cuclillas en torno al cemí ante el cual se practicaba el ritual. hechos de madera o piedra. por lo cual las ceremonias funerarias respondían a diferentes formas. Los indígenas usaron igualmente el tabaco por placer y para mitigar el cansancio del cuerpo en las largas caminatas que frecuentemente hacían. al igual que los juegos de pelota y otras festividades. Prácticas funerarias En lo relativo a la muerte. al entrar al reciento. Para ello. llamados duhos El tabaco El tabaco ocupó un sitial muy importante en la sociedad taína. la principal ceremonia religiosa fue la cohoba en la cual. junto a los demás señores principales. para así evitar los efectos de indigestión que podrían producir los elementos tóxicos que contenían los polvos de la cohoba. purificándose interiormente. . Al parecer. eran recibidos por el cacique. Los participantes en esta ceremonia se decoraban el cuerpo para la ocasión y. desde donde los oficiantes lo inhalaban mediante unos cañutos en forma de Y. por lo que los muertos eran enterrados con sus pertenencias esenciales para que en el más allá reconciliaran la vida personal con la vida material. Al presidir esta ceremonia de la cohoba. en las proximidades de sus casas.

quien es la patrona de todo el país.Si quien moría era un cacique se acostumbraba. denominándose a la mujer que padecía tal sacrificio Athebeane Nequen. . adventistas. El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo narra que. al cacique lo fijaban con unas vendas de algodón tejidas. después de muerto. Además hay templos católicos. le ponían sus joyas preferidas y lo sepultaban sentado en un duho dentro de una bóveda de palos y sus indias e indios recitaban en los areitos las obras más sobresalientes de su vida. a enterrar viva. pentecostales. en algunas regiones. a su esposa preferida. evangélicos y de otras iglesias cristianas. El culto a la Virgen tiene dos manifestaciones primordiales: la de La Virgen de la Altagracia (celebrada el 21 de enero). y la de la Virgen de las Mercedes (24 de septiembre). junto a él. La religiosidad popular está conformada por componentes católicos que se aúnan a elementos de la herencia religiosa indígena y africana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful