08 “El hombre nace libre, responsable y sin excusas”

¿Nos sirve de algo la filosofía?
través de la historia ha habido una variedad de definiciones de lo que es la filosofía: «amor a la sabiduría» (atribuida a Pitágoras), «ciencia de las primeras causas y los primeros principios» (Aristóteles), «la búsqueda de la verdad» (Malebranche), «ciencia de lo absoluto» (Hegel), «praxis revolucionaria» (Marx), etc. Pero en general podemos enumerar una serie de características y preguntas de la filosofía: actitud cuestionadora (¿por qué?, ¿para qué?), visión del mundo (¿cómo es?, ¿qué hay en él?), especulación sobre la realidad (¿qué hay más allá?), guía valorativa (¿qué valor tiene esto?, ¿es algo superior o inferior?), guía moral (¿cuál debe ser mi accionar en el mundo y con los demás?), guía política (¿cómo gobernar la sociedad?), estudio de las ideas (¿qué han dicho los filósofos sobre esos temas?). Según el punto de vista más convencional la filosofía es occidental, nace en la antigua Grecia, surgiendo en base a la duda y el cuestionamiento como alternativa a las concepciones tradicionales mítico-religiosas sobre la realidad, y así buscando en la razón las respuestas de lo qué es el mundo, la naturaleza y el ser humano. La filosofía se presentó como un saber racional, explicativo, especulativo y, en determinada medida, observacional, tratando de saber las causas de las cosas, los fenómenos naturales, la conducta del hombre, de todo lo que le rodeaba y de lo que creía que lo rodeaba. En ese sentido la filosofía y la ciencia, su derivado, estaban mezcladas. Recién en los siglos XVIII y XIX los campos de estudio de la ciencia y la filosofía empezaron a delimitarse. Empero, la primera estudia no sólo la realidad concreta como la naturaleza y el hombre, sino también abstracciones como los números y las relaciones lógicas. En el presente si queremos conocer cómo funciona el mundo y la sociedad difícilmente buscaremos a un filósofo profesional. Por ejemplo, si queremos saber de: meteoritos acudiremos a un astrónomo; construcciones a un ingeniero; enfermedades a un médico; desigualdades sociales a un sociólogo, etc. Esto es, cada ciencia ha tomado su “tajada” de la realidad para explicarla −o intentar hacerlo− y manipularla −en lo posible−. Sin embargo, a diferencia de las preguntas científicas concretas, no tienen una respuesta única las que se plantean las diversas ramas de la filosofía sobre qué son: la realidad y el ser (metafísica u ontología), el hombre (antropología filosófica), el conocimiento (gnoseología), la ciencia (epistemología), el valor (axiología), el bien (ética), lo bello y el arte (estética). Con todo, postulamos una filosofía interesada más en la gente real de carne y hueso, en sus problemas, que en el saber enciclopédico e histórico de las ideas, una que plantee por ende no sólo críticas sino que pretenda dar soluciones. No sólo una simple especulación abstracta muchas veces ininteligible o académicamente indiferente ni tampoco una mera economía política, sociología o ingeniería social sino una filosofía que puede plantear una visión del mundo, ofrecer un camino y acción de vida para el individuo y la sociedad, que pueda aconsejar tanto al ciudadano común como a los que tienen mayor autoridad y responsabilidad. Como seguidores de esta aplicación de la filosofía, no nos mantendremos neutrales en una torre de marfil: intentaremos reflexionar y meditar sobre los problemas que nos rodean, que padecemos como seres humanos aquí y ahora para así plantear soluciones y no ser simples críticos negativos o, lo que es peor, destructivos. Claro que los problemas de la gente con o sin poder no son exclusividad de los filósofos, son de carácter interdisciplinario, pero demandan una posición filosófica y una visión totalizadora para su mejor comprensión y para un mejor fundamento de sus respuestas.

Manifiesto de Córdoba 21 de junio de 1918 Tomado de Federación Universitaria de Buenos Aires
ombres de una República libre, acabamos de romper la última cadena que, en pleno siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana.

A

H

Manuel Abraham Paz y Miño Licenciado en Filosofía (UNMSM. Lima, Perú) y Magíster en Ética Aplicada (U. de Linköping, Suecia)

Mientras los sabios piensan, los necios gobiernan. ................... La felonía de la lealtad ................... ................... Reforma universitaria ¿Cuál reforma? ................... Por un plato de lentejas ................... ................... ¿Habrá cambio en la Universidad? ................... ¿Nos sirve de algo la filosofía? ................... Pensar por otro ...................
Diciembre 2011

Malebranche pretendió la síntesis del cartesianismo y el agustinismo, que resolvió en una doctrina personal, el «ocasionalismo», según el cual Dios constituiría la única causa verdadera, siendo todas las demás «causas ocasionales». Por ello, el conocimiento no se debería a la interacción con los objetos, sino que las cosas serían «vistas en Dios». "Si no viésemos a Dios de alguna manera, no veríamos ninguna cosa

Resolución de Consejo de Facultad Nº 1392006-FCE-CF Edición Nº 10 Año: 04 1000 Ejemplares Colaboración S/. 0.50 Agrupación Cultural Café Filosófico. Facultad de Ciencias de la Educación - UNSCH

HECHO EL DEPÓSITO LEGAL Nº 200915154
www://cafedialectico.blogspot.com cafeconsofia@hotmail.com

02 “El hombre nace libre, responsable y sin excusas”

“El hombre nace libre, responsable y sin excusas” 07

Dr. Edgar Gutiérrez Gómez Docente de Filosofía UNSCH

La felonía de la lealtad
Sartre considera que el ser humano está "condenado a ser libre", es decir, arrojado a la acción y responsable plenamente de la misma, y sin excusas. A su vez, Sartre concibe la existencia humana como existencia consciente. El ser del hombre se distingue del ser de la cosa porque es consciente.

POR UN PLATO DE LENTEJAS
Cuenta el relato que Jacob compró la primogenitura de su hermano Esaú por un plato de lentejas (Génesis 25:34), y a su esposa, Raquel, la compró a su tío Labán a cambio de catorce años de trabajo. (Después de los siete primeros Labán lo engañó, entregándole a su hija Lea. Siete años más tarde le entregaría Raquel). Dios renombró a Jacob como Israel (Génesis 35:9-11) tiempo después que este protagonizara una lucha contra un ángel (Elhoim-Dios) (Génesis 32:23-30), y llegaría a ser el padre de los israelitas.

En tiempos modernos o postmodernos que vivimos, aunque con pensamientos medievales, arcaicos con eufemismo sin sentido nos lleva a pensar que podemos ser leales a un individuo que cree que es nuestro mentor. Al estilo de los antiguos césares que los esclavos jugaban un rol importante llamados “catavenenos”, pareciera que vivimos en esas épocas de un servicio perpetuo que se creen dueños de nuestra independencia y libertad individual. Jean Paúl Sartre lo había sentenciado que el hombre a pesar de vivir en sociedad primero es individuo.
xisten individuos que no merecen ser nombrados al puro pensamiento del antiguo filósofo Parménides sobre El Ser y No Ser; dejando a un buen razonamiento del No Ser, ni siquiera debemos pensar menos nombrar; pues existe ese tipo de individuos en nuestro medio que creyendo ser eterno actúan mezquinamente con apoyo de los apóstoles sin apostolado alguno; porque no tienen otra salida para mantenerse sumido en su inocencia “ramplona” y no puede buscar la independencia de opinión y sentirse algo más de la nada que siempre vivió en la caverna platónica, sin poder buscar la luz que está para todos; sin embargo se sienten seguros y contentos en su caverna de la vida oscura, el mundo de las ideas como los amores platónicos. Debemos darle acaso crédito a los Borgia que se mantuvieron y escalaron en su deseo del poder con la especialidad de envenenar a sus rivales, porque le faltan argumentos racionales para rebatir su cretinismo mental y se siente dueño del mundo en su vida ilusoria como los remedos de las religiones en el mundo que viven de manera irreal carente de verdad y razón; pero están ahí conglomerados con un culto a la nada del No Ser. Pareciera que estamos dentro del poder mesiánico que se debe guardar la lealtad, pero ¿a quién se debe guardar? si todas las personas viven bajo la felonía de la vida individual que cometen iniciando con sus parejas, hijos, amigos, divinidades, principios, ideales, sueños y más aspiraciones que fueron truncados por su propia felonía del destino real que uno mismo se ha trazado. Al margen de ser enviados divinos que mucha gente se adula a sí mismo como; tal vez Pitágoras, Empédocles, Sócrates, Jesús y otros individuos que creyeron dominar y someter a la muchedumbre que embobados escuchan la perorata de siempre; ofendiendo a los sofistas que se comparaban con los filósofos reconocidos en la historia mundial. Hay ciertos individuos que abrazan y se vanaglorian con la rótula del caudillo iluminador hacia los embobados de las cavernas que no pueden ver la luz de la libertad. Argumentan que traicionaron su lealtad, pues no vivimos en la época del oscurantismo infantil como para tragarse esa idea de la felonía; porque, nadie, absolutamente nadie es imprescindible en este mundo y se no le gusta esta realidad, pues la hay otras salidas como es la autoeliminación. La mayoría de seres humanos se quejan de este mundo

Puedo estar en minoría encontrarme tras las rejas, mas no vendo mis principios por un plato de lentejas. hablo claro sin tapujos no concilio con traidores, antes me corto la lengua de un solo tajo señores. que me llamen los “maduros” de ultraizquierda o infantil, eso no me preocupa yo me siento juvenil. juvenil en mis ideas y en mis ansias juvenil, juvenil ahora y siempre con la pluma y el fusil. allá aquellos mercachifles prostitutas sin honor, la desnudan su conciencia por un mísero favor. yo no puedo hacer lo mismo me lo impide la razón, antes muero en digna hambruna que acallar mi corazón. puedo estar en minoría encontrarme tras las rejas, mas no vendo mis principios por un plato de lentejas. Jovaldo en: Canto al futuro (p.67)

E

Jacob luchando con el Ángel

06 “El hombre nace libre, responsable y sin excusas”

“El hombre nace libre, responsable y sin excusas” 03
que todo está mal y ¿cuándo estuvo bien?; lo histórico y lo lógico determina que nunca estuvo bien y será así eternamente. Fuimos felones y lo fueron felones todas las personas que nos rodea y los que vendrán, así que no hay de qué preocuparse más por el contrario debemos estar acostumbrados con esa vida; puesto que es la razón del buen vivir. Jesús “Cristo” fue traicionado por sus discípulos en muchas ocasiones cuando la muerte les acechaba; entonces quiénes somos nosotros para quejarnos de la felonía de nuestros amigos, enemigos, hijos, padres, parejas; por el contrario debemos agradecer, significa que no estamos actuando bien; es más, nunca hemos actuado bien. Es bueno dar un paso más que otros, significa que terminamos saliendo de la racionalidad o de la irracionalidad, dependiendo de cómo estamos viviendo en nuestro contexto social y familiar. Nietzsche afirmaba que dar un paso más del resto es de locos y atrevidos; puesto que el resto admira para después recién animarse y seguir los pasos, entonces hagámoslo seamos diferente del montón, el montón

¿HABRÁ CAMBIO EN LA UNIVERSIDAD?
El perfil profesional que exige la sociedad actual es investigador permanente, crítico del más alto nivel, calificado en la formación profesional, comprometido en la solución de los problemas de la universidad, la realidad regional y nacional. Además transformador social con una actitud crítica, con deontología profesional con principios y convicciones autónomos.
¿Qué está ocurriendo en la universidad? La marcha académica – administrativo de la Universidad se ha convertido en un comentario cotidiano de la comunidad ayacuchana, por los múltiples problemas que atraviesa. Es triste escuchar cuando surgen noticias alarmantes: toma de locales, incapacidad de gestión, devolución de dinero al Estado, mediocridad, grupos políticos con intereses personales, dueños de la universidad, chantaje, precedencia y antigüedad de docentes, yo te ratifico y tu me ratificas, no pasar la ratificación y promoción de tal docente porque no es de tu grupo, venganza, revanchismo, corrupción, servilismo y condicionamiento, nombramiento de docentes amañado y con nombre propio, etc. Esta situación catastrófica de la universidad ¿cuándo cambiará?, ¿existe dignidad o servilismo?, ¿cuándo sus profesionales y estudiantes tomarán posición, actuarán con convicción y principios por la defensa de la universidad?, ¿será que muchos de sus docentes han perdido la mística de un verdadero maestro?, ¿el apetito de poder y enriquecimiento personal está sobre los valores y la ética profesional?, ¿con qué finalidad se pelean por el poder?, ¿qué hay de fondo de los que aspiran al poder?, ¿será enriquecimiento? o ¿hay vocación de servicio para transformar la actual situación difícil de la universidad?, ¿cómo podemos creer si los que aspiran a ser autoridades puedan cambiar la universidad?, ¿la universidad está dirigida por docentes de calidad profesional?; en este proceso electoral que vive la universidad muchos miembros de la comunidad universitaria cambian de actitud y concilian su contradicciones para aprovechar al máximo las circunstancias y obtener el mayor beneficio posible sin tener en cuenta los principios, ni las convicciones, llamados “oportunistas”, buscando desesperadamente votos. ¿Crisis de la Juventud? Los estudiantes universitarios conformistas sin aspiraciones de cambio, academicistas, carencia del desarrollo de capacidades, ¿puede garantizar una formación profesional integral?, puede ser “bueno” académicamente, pero de qué sirve la competencia cognitiva, si como persona humana es indiferente, sin convicciones y principios. Sabemos que la competencia es conjunto de capacidades desarrolladas para actuar con idoneidad en la realidad, pero con principios éticos y morales. Obviamente existen jóvenes universitarios que merecen respeto, porque ha desarrollado su pensamiento crítico, reflexivo y creativo; sus convicciones y principios son firmes, poseen una mentalidad de cambio consigo mismo y con la sociedad, actúan con autonomía, con solvencia académica y moral; sería injusto calificar de “malo”, esta juventud se debe multiplicar en la universidad, pues de ellos dependerá el cambio de la universidad y la

Dr. Pedro Huauya Quispe Docente de Investigacion UNSCH
sociedad peruana. No podemos quedarnos callados frente a situaciones caóticas de la universidad, ni permitir que siga corrupción en la universidad, sabemos que los problemas de la universidad son muy complejos por su naturaleza social y estructural, producto del sistema social decadente. La Universidad, como otras instituciones, ha sufrido el impacto de la sociedad actual putrefacta, crisis de valores y ética profesional; ella no es la única institución en crisis, es apenas una de tantas. Salir de este letargo implica actuar con principios y convicciones, cambiar las formar de pensar de la futura generación universitaria, enfatizar conciencia de cambio, desarrollar el pensamiento divergente, reflexivo y crítico. San Cristóbal debe ser una universidad moderna, acorde a los avances de la ciencia y la tecnología. La población ayacuchana exige cambios en su estamento de la universidad, formación profesional de calidad con d e o n t o l o g í a profesional. Recuerde, la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga se mantiene líder con una imagen institucional sólo por tradición histórica, otras universidades nacionales con mayor impacto de cambio y modernidad, nuestra universidad no sale de su atraso del siglo XIX y XX. Estimado lector, en especial San Cristobalino, empecemos a cambiar y transformar nuestra universidad con vocación de servicio.

"El mayor problema, la mayor acusación que se me hizo, fue que hice una lectura literal de la Biblia, en lugar de una lectura simbólica", explicó el premio Nobel, "Su literalidad es lo que es: un horror", añadió. Saramago pidió que no se busquen dobles lecturas donde no las hay. "Cuando digo que Dios no es de fiar, parece que estoy diciendo algo que no se puede decir, pero yo lo demuestro", lo que argumentó con la quema de Sodoma. "Está ahí, está en la Biblia", dijo.

Fuimos felones y lo fueron felones todas las personas que nos rodea y los que vendrán, así que no hay de qué preocuparse; más por el contrario debemos estar acostumbrados con esa vida; puesto que es la razón del buen vivir. Jesús “Cristo” fue traicionado por sus discípulos en muchas ocasiones cuando la muerte les acechaba; entonces quiénes somos nosotros para quejarnos de la felonía de nuestros amigos, enemigos, hijos, padres, parejas; por el contrario debemos agradecer, significa que no estamos actuando bien; es más, nunca hemos actuado bien.
aburre, es un rol social hecha a la medida de los analfabetos; justamente en ser otro es donde se nota la diferencia del mejor ser humano. Ya lo afirmaba Ernesto Sábato este mundo está plagado de racionalistas, es tiempo de locura porque son ellos que dan sentido a esta vida pacífica; como también al estilo de José Saramago en su obra Caín, que Adán y Eva se aburrieron de la vida paradisiaca que llevaban ante los ojos de Dios. La tranquilidad también es aburrimiento, cansado, tedioso, rutinario; significa que hay que buscar otras felonías y lealtades en otra parte como puede ser en el infierno que pronto nos reencontraremos ahí, unos irán antes que otros, pero estaremos juntos donde todo termina con la muerte. Como determinó Albert Camus, la única verdad en este mundo es la muerte, felones no felones; leales no leales tenemos un solo camino que nos espera más allá que es la muerte, y no así un superhombre, un hacedor que lo ve todo, una divinidad que nunca se asoma a la realidad; cuanto más nos acercamos a él se aleja más y más. Es bueno juntarse en grupos; puesto que las peores amenazas naturales y sobrenaturales se asoman a los que caminan sólo; finalmente que vieron fantasmas en donde no existe nada.

04 “El hombre nace libre, responsable y sin excusas”

“El hombre nace libre, responsable y sin excusas” 05

Reforma universitaria ¿Cuál reforma?
Dr. Adolfo Quispe Arroyo Docente de Filosofía UNSCH
En nuestra San Cristóbal vivimos un momento de “euforia democrática” por algunas supuestas reformas, producto de las últimas luchas universitarias. Sin embargo esta aparente reforma se convierte en espejismo para muchos docentes, por la ilegitimidad vigente, por carecer de cambios sustanciales, por ser discriminatorio a los derechos universales, por tratar de promover a rector a docentes en franca retirada; ya que buscarán cesar con ese cargo. No falta quien asevera que hasta estudian tardíamente para cumplir requisitos rectorables-decanables y no con propósitos académicos. Éstas y otras afirmaciones se dan a doquier por los escépticos, quienes se preguntan: Reforma ¿Cuál reforma? Francamente creemos que con justa razón y compartimos las dudas y las hacemos públicas. Puesto que en diálogos coloquiales cuasi académicas y políticas se concluyen generalmente que la ley universitaria es caduco. Lamentablemente nuestra supuesta reforma con abundante maquillaje no tiene características de REFORMA, menos de REVOLUCIÓN como algún romántico semidormido afirmara. A continuación ejemplificamos en síntesis la partida, desarrollo y logro del “GRITO DE CÓRDOBA” de 1918 que es considerado como una Reforma Universitaria:
“Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los derechos que nos quedan son las libertades que faltan”.
sí empezó el movimiento universitario de la Universidad Nacional de Córdoba cambiando a la universidad momificada y feudal por una universidad al alcance del pueblo con los siguientes logros: autonomía universitaria, cogobierno, acceso por concurso y periodicidad de las cátedras, libertad de cátedra, inserción y rol de la universidad en la sociedad, unidad estudiante-obrero. Esta reforma de alcance continental fue aplaudido y apoyado por los ilustres peruanos: Víctor Raúl Haya de la Torre que promovió las universidades populares y José Carlos Mariátegui, quien desde el diario “La Razón” apoyó decididamente la Reforma Universitaria. Algunos pomposamente hablan de reformas, con poses caudillistas disputándose la autoría y buscando el culto a la personalidad por el logro de los supuestos cambios reformistas en nuestra universidad. A lo cual nos volvemos a preguntar: Reforma Universitaria ¿Cuál reforma? Por algo se empieza, por supuesto, pero no podemos convertir ese algo—si es que hubiera— en otro opio que nos dormitará en vanidades ilusas.

Pensar por otro

Córdoba era la típica ciudad colonial americana. Fundada en 1573 por Jerónimo Luis de Cabrera, ya tenía Universidad en 1614, la cual le ha prestado su sello peculiar. La Universidad era medieval y monástica, retrógrada e indiferente a la vida, sujeta a latines y silogismos. Se regía por académicos ad vitam "que confundían el reparto de prebendas con la misión docente". Esto en 1918 cuando las circunstancias ya estaban cambiando en el mundo y en el país

A

olvamos a Sócrates. Curiosamente, se interesa enormemente por la palabra de los otros. Incluso se podría añadir que no puede pensar sin los otros. Si no, podríamos preguntarnos por qué este hombre de rostro grotesco pasaba tanto tiempo buscando la compañía de sus semejantes con el fin principal de practicar el cuestionamiento filosófico. ¿No tenía nada mejor que hacer este hombre de espíritu ágil y sagaz? ¿Porqué perder el tiempo con cualquiera y casi para nada? Porque algunos personajes que nos describe Platón no son nada brillantes, pero para Sócrates la búsqueda de la verdad no conoce límites ni presupuestos establecidos. Todo sirve, cuando se trata de descubrir el bien, la verdad o la belleza, y si hay algún obstáculo éste se convierte en el crisol mismo del ser y del uno. ¿Quiere Sócrates hacer caridad? ¿Acaso milita en la mejora de la humanidad? o ¿Es que se aburre solo, envarado en una soledad filosófica, a la manera del mítico filósofo de la caverna? ¿Quiere convencer? En el fondo, hasta la verdad no es más que un pretexto. Tiene que andar buscando lo que ignora, sondear el alma humana, y mientras los filósofos sondean la propia, el se siente empujado por su «demonio» a explorar todas las que pasan por allí, a cada cual más prometedora, más decepcionante y más rica. No hace falta buscar mucha teleología: Sócrates no busca nada, simplemente busca, busca buscar. Pero esta búsqueda atrae bastantes problemas. A caso porque sin querer y sin duda sin saberlo, o sin querer saberlo, rompe con lo establecido. Demasiado ocupado por su deseo, cegado por la pasión, no sabe nada ni ve nada, no existe: solo busca. Perro de caza que persigue a su presa hasta su madriguera, pez torpedo que paraliza a todo el que entra en contacto con él, tábano que pica y hostiga a todo el que se acerca : no faltan las metáforas percutientes para explicar o justificar el asesinato que le infligieron. ¿Acaso la muerte de Sócrates, gesto inaugural de la filosofía occidental, no era inevitable? Pero ¿por qué el hecho de interrogar a otro le hace tan insoportable a los ojos de los atenienses, que en el mito socrático no representan nada que no sea el ser humano en general? Ciertamente un personaje así puede revelarse como alguien muy cansino para la convivencia, pero ¿Por qué tanto odio? Un odio que no sería tan grande si se limitara a estar en desacuerdo con sus semejantes, o incluso a lanzarles invectivas como lo hacen los cínicos. Pero el cuestionamiento es – visiblemente - mucho más corrosivo que la afirmación. Escruta demasiado de cerca la palabra del otro, y el otro, aunque diga lo contrario, en realidad no quiere que se le haga eso. Porque el acceso al pensamiento es demasiado directo por la palabra, y el vínculo entre el pensamiento y su ser es demasiado explícito. Y si el individuo pone todo su empeño desde su más tierna infancia en olvidar su propia finitud, su imperfección, su enfermedad y su inmoralidad, no es para que un pervertido aparezca y de manera irreverente, intrusiva y brutal, le señale con el dedo y le pregunte cómo se llama ese hándicap o esa verruga que tanto se esfuerza en esconder, sobre todo mientras todo hijo de vecino suele desviar púdica y automáticamente la mirada si algo se dejara entrever... Extraña especie la humana, que derrocha tanta energía en esconder su naturaleza individual, esa realidad de la que se avergüenza, una naturaleza específica que viene a ser considerada ni más ni menos que como una de esas enfermedades de origen dudoso de las que hay que esconder su existencia y su causa. Será por eso que ignora su verdadera naturaleza, la de ser humano.

V

Dr. Oscar Brenefier Café Filosófico-Francia

Sócrates Él paseó, y cuando dijo que le pesaban las piernas, se tendió boca arriba, pues así se lo había aconsejado el individuo. Y al mismo tiempo el que le había dado el veneno lo examinaba cogiéndole de rato en rato los pies y las piernas, y luego, apretándole con fuerza el pie, le preguntó si lo sentía, y él dijo que no. Y después de esto hizo lo mismo con sus pantorrillas, y ascendiendo de este modo nos dijo que se iba quedando frío y rígido. Mientras lo tanteaba nos dijo que, cuando eso le llegara al corazón, entonces se extinguiría.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful