¿Qué es un yeso?

El yeso sirve para mantener en su lugar un hueso roto mientras se consolida. Los yesos también ayudan a prevenir o a disminuir las contracciones musculares y son eficaces para inmovilizar, especialmente después de una cirugía. El yeso inmoviliza las articulaciones que se encuentran por encima y por debajo de la zona que se debe mantener derecha e inmóvil. Por ejemplo, un niño que ha sufrido una fractura en el antebrazo tendrá un yeso largo para el brazo que inmovilizará las articulaciones de la muñeca y el codo.

¿De qué están hechos los yesos?
La parte exterior, o dura, del yeso puede estar hecha con dos materiales diferentes.
 

Yeso - de color blanco. Fibra de vidrio - disponible en diversos colores, patrones y diseños.

La parte interior del yeso se reviste con algodón y otros materiales sintéticos para hacerlo mullido y acolchar las áreas óseas, como la muñeca o el codo. En los yesos de fibra de vidrio se pueden utilizar revestimientos sumergibles especiales que permitirán al niño mojar el yeso. Consulte al médico de su hijo para obtener instrucciones específicas para el cuidado de este tipo de yeso.

¿Cuáles son los distintos tipos de yeso?
A continuación se describen los diversos tipos de yeso, la zona del cuerpo donde se aplican y su función general. Localización Se aplica desde la parte Yeso corto para el brazo: inferior del codo hasta la mano. Usos Fracturas de muñeca o antebrazo. También se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos del antebrazo o la muñeca después de una cirugía.

Se aplica desde la parte Fracturas de brazo, codo o antebrazo. Yeso largo para el brazo: superior del brazo hasta También se utiliza para mantener en su lugar la mano. los tendones y los músculos del brazo o el codo después de una cirugía. Se aplica desde la parte Se utiliza para mantener en su lugar los Yeso superior del brazo hasta tendones y los músculos del codo después de cilíndrico una cirugía o luxación. para el brazo: la muñeca.

Localización Yeso Se aplica alrededor

Usos Luxaciones de hombro o después de una cirugía

Se aplica alrededor del cuello y el tronco. fracturas o esguinces/distensiones de tobillo severas. Yeso cilíndrico para la pierna: Se aplica desde la parte superior del muslo hasta el tobillo. . Se coloca una barra entre ambas piernas para mantener las caderas y las piernas inmovilizadas. Localización Yeso pelvipédico unilateral: Se aplica desde el pecho hasta el pie en una pierna. Yeso calzón: Se aplica desde el pecho hasta el pie de una pierna y hasta la rodilla de la otra pierna. Usos Fracturas de muslo. en la zona del hombro. Fracturas de pelvis. También se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos de la cadera o el muslo después de una cirugía para permitir su consolidación. el brazo y la mano. Yeso Minerva: Yeso corto para la pierna: Después de una cirugía de cuello o de la zona superior de la espalda.aeroplano: del tronco hasta el hombro. Se aplica desde el pecho hasta los pies. Se aplica desde el área por debajo de la rodilla hasta el pie. También se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos de la pierna o el pie después de una cirugía para permitir su consolidación. Se coloca una barra entre ambas piernas para mantener las caderas y las piernas inmovilizadas. luxaciones de rodilla o después de una intervención quirúrgica en la zona de la pierna o la rodilla. También se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos de la cadera o el muslo después de una cirugía para permitir su consolidación. Fracturas de la parte inferior de la pierna o la rodilla. Yeso pelvipédico bilateral: Localización Yeso pelvipédico corto: Se aplica desde el pecho hasta los muslos o las rodillas. Fracturas de la parte inferior de la pierna. También se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos de la cadera o el muslo después de una cirugía para permitir su consolidación. cadera o muslo. Usos Se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos de la cadera después de una cirugía para permitir su consolidación. Fractura de muslo.

Los bordes ásperos se pueden acolchar para proteger la piel de los rasguños. Cubra el yeso mientras el niño come para evitar que los alimentos que pudieran derramarse se introduzcan en el yeso. No rasque la piel que está cubierta por el yeso insertando objetos dentro del mismo. Levante el yeso por sobre el nivel del corazón para disminuir la hinchazón. Coloque un secador para el cabello en un lugar fresco y utilícelo para introducir aire debajo del yeso y refrescar la piel con comezón nunca introduzca aire tibio o caliente en el yeso.Localización Bota de yeso desrotadora: Se aplica desde la parte superior de los muslos hasta los pies. Colocar papel higiénico dentro de la chata para evitar que la orina salpique el yeso o la cama. Se coloca una barra entre ambas piernas para mantener las caderas y las piernas inmovilizadas. No coloque polvos ni lociones dentro del yeso. Evite que se coloquen objetos o juguetes pequeños dentro del yeso. Anime a su hijo a mover los dedos de las manos o de los pies para fomentar la circulación. Revise si el yeso presenta grietas o fisuras. No utilice la barra de rotación del yeso para levantar o transportar al niño. Usos Se utiliza para mantener en su lugar los tendones y los músculos de la cadera después de una cirugía para permitir su consolidación. Cuándo llamar al médico Si su hijo desarrolla uno o varios de los síntomas que mencionamos a continuación. Mantener la zona genital tan limpia y seca como sea posible para prevenir las irritaciones. Es posible que los niños mayores que tengan yesos en el cuerpo necesiten utilizar una chata u orinal para poder evacuar. Entre las recomendaciones para mantener los yesos limpios y secos a fin de prevenir irritaciones en la zona genital se incluyen las siguientes:    Colocar un pañal o una toalla higiénica en la zona genital para prevenir las fugas o salpicaduras de orina. Instrucciones para el cuidado del yeso:            Mantenga el yeso limpio y seco. comuníquese con el profesional de la salud o el médico de su hijo:   Fiebre de más de 38° C (101° F) Aumento del dolor .

    Aumento de la hinchazón por encima o por debajo del yeso Quejas por entumecimiento u hormigueo Renaje o mal olor proveniente del yeso Dedos de las manos o de los pies frescos o fríos .

.

Si el yeso o la férula de su hijo se moja. En algunos casos. A veces. desgarros ni partes blandas. Tampoco debe colocar talco para bebé. Si bien es aceptable que los amigos y la familia decoren y firmen el yeso. cremas o aceites en el interior del yeso. la piel que se encuentra dentro del yeso comenzará a picar. Si el yeso o la férula de su hijo no es impermeable y se moja. debe consultarlo con su médico. Asegúrese de revisar periódicamente el yeso para verificar que no tenga rajaduras. . es poco frecuente que surjan complicaciones. Estos consejos lo ayudarán a asegurarse de que el yeso de su hijo permanezca en buen estado:     Conserve los yesos no impermeables secos. Muchos yesos y férulas no son impermeables. El médico le indicará que lo cubra con una bolsa plástica o una manga impermeable especial para tomar duchas o baños. por lo tanto. En algún momento. Evite que su hijo inserte objetos dentro del yeso para aliviar la picazón. quebraduras. no debe retirar el revestimiento interno de algodón ni quitar partes del yeso. es necesario seguir algunos pasos para asegurarse de que el yeso pueda cumplir con su función. Si detecta alguno de estos problemas. Riesgos y complicaciones Cuando los yesos y las férulas se colocan correctamente y se siguen las instrucciones de cuidado. es posible que pierda su resistencia y ya no sea capaz de conservar el hueso lesionado en su lugar. Podría rasparse la piel y provocarse una infección. Mantenga las sustancias o los objetos extraños alejados. El relleno de algodón húmedo también puede provocar irritaciones cutáneas o infecciones dentro del yeso.Consejos para el cuidado de los yesos Para que los huesos se curen correctamente. No modifique el yeso. es muy importante conservarlos secos. comuníquese inmediatamente con el médico. Verifique que no esté rajado. pueden aparecer ampollas si el yeso o la férula no están bien ajustados y rozan la piel.

la mayoría de los problemas se pueden corregir si se detectan a tiempo. el proceso es muy rápido e indoloro. elevación de la extremidad o analgésicos compresión excesiva que provoca el adormecimiento de la mano o el pie dedos azulados. Comuníquese con el médico si detecta alguno de los siguientes síntomas:          mayor dolor que no se alivia con hielo.las ampollas se pueden infectar. Los yesos o férulas ajustados pueden hacer que los dedos se vuelvan azulados. blancos o violáceos pérdida de movimiento en los dedos aparición de una ampolla dentro del yeso cualquier olor o drenaje inusual proveniente del interior del yeso una rotura en el yeso o una férula floja la piel que rodea el yeso se vuelve roja o queda en carne viva fiebre Afortunadamente. No intente quitar el yeso usted mismo. Esta vibración es lo suficientemente intensa como para romper la fibra de vidrio o el yeso. Cuándo llamar al médico Es importante que sepa darse cuenta de que las fracturas de su hijo requieren atención médica especial. pero no le provocará ningún daño a la piel de su hijo. se quita el yeso con una pequeña sierra eléctrica. Una vez que se ha retirado el yeso. Con el tiempo y con algunos ejercicios especiales que le recomendará el médico o el fisioterapeuta. Si bien su hijo puede sentir temor al escuchar o ver la sierra. el hueso y los músculos que lo rodean volverán a estar en perfecto estado. Esto puede resolverse arreglando el yeso o la férula. seca o resquebrajada. Quitar el yeso Una vez que se ha curado el hueso. el pelo estará más oscuro y los músculos de la zona se verán más pequeños o delgados. Todo esto es temporal. VARIEDADES DE VENDAJES ENYESADOS . La piel estará pálida. su hijo verá y sentirá la zona lesionada diferente. La cuchilla de la sierra no está afilada. tiene bordes romos y redondeados que vibran hacia arriba y hacia abajo.

(b) Yeso braquiopalmar. (f) Bota larga de yeso. Brazo en abducción de 70°. apoyándose ampliamente en las crestas ilíacas. la mano queda por delante del mentón y separado de él por unos 25 a 35 cm (Figura 1-c). además comprende el tronco y abdomen.Figura 1. Con estos ángulos. . (e) Bota larga de yeso con taco de marcha. (a) Yeso antebraquial. desde el hombro hasta la mano. Tóraco-braquial (figura 1-c) Incluye todo el miembro superior enfermo. anteversión de 30 a 40°. El miembro superior queda en una posición standard. (c) Yeso toracobraquial. rotación intermedia. (d) Bota corta de yeso. Sitios que deben ser almohadillados:  crestas ilíacas. (g) Rodillera de yeso. Diferentes tipos de yesos.

maleolos peroneo y tibial. maleolos. tobillos (maléolos) y talón. Por debajo incluye todo el pie hasta la base de los ortejos y se prolonga por plantar hasta bajo los dedos. llega hasta la raíz de los dedos y por cara plantar hasta 1 a 2 cm más allá de la punta de los dedos (Figura 1f). tuberosidad anterior de la tibia. tuberosidad de la tibia. región troncantereana y. si el límite se deja recto. debe abrirse una ventana que permita la libre expansión de la pared abdominal. bajo los macizos de los platillos tibiales. su límite inferior. Bota larga (Figura 1-f) Incluye todo el miembro inferior. en torno a la rótula.   codo. rótula. muy bien modelado por sobre los cóndilos femorales. región acromio-clavicular. El vendaje se retira apenas el yeso inicia el fragüe. tuberosidad anterior de la tibia y por detrás a unos tres a cuatro veces de dedo bajo el pliegue de flexión de la rodilla. En ciertos casos. talón y cuidar de la posición correcta del pie. y todo ello antes que el yeso inicie el fragüe. En el límite abdominal se deja un corte en curva sobre la pared del abdomen. . que tienen así una plataforma donde apoyarse (Figura 1-d). se le coloca taco de marcha. Es una técnica que requiere destreza y práctica. se sostiene la angulación de la rodilla. Las vendas circulares se ponen con rapidez. pasando un vendaje impregnado en vaselina sólida que mantiene a modo de hamaca el hueco poplíteo. Técnica El enfermo colocado en la mesa traumatológica. Bota corta de yeso (Figura 1-d) Abarca desde la base de macizos de los platillos tibiales. queda con todo el miembro inferior en el aire. que abarca por arriba desde el pliegue inguinal. Igual cuidado debe tenerse en el moldeado del arco plantar. rodilla (rótula). Zonas que deben ser almohadilladas: Trocánter mayor. Esta ventana se abre 24 a 48 horas después. marcando cuidadosamente los surcos pre. modelado de los cóndilos femorales. Rodilla en discreta flexión. Termina en su extremo distal incluyendo todo el pie. Hay que cuidar simultáneamente el ángulo de la rodilla. retro e inframaleolares. sostenido en el soporta-pelvis y por un ayudante a nivel del pie. por detrás a nivel del pliegue glúteo. muñeca. si ello es necesario. Ya endurecido el yeso. en la cara dorsal del pie. cuando el yeso haya adquirido dureza. y el modelaje debe iniciarse de inmediato.

apófisis estiloides del radio y cúbito. retro e inframaleolares y arco plantar del pie. se coloca taco de marcha si es que el tratamiento lo requiere. Comprende. moltopren. surcos pre. epicóndilo y epitróclea. Técnica El enfermo se dispone en decúbito dorsal. de modo que su técnica debe ser conocida por todos los médicos. Pronosupinación neutra (Figura 1-b).El modelado debe ser cuidadoso a nivel de los platillos tibiales. El límite inferior. rodilla semiflectada. Se requiere rapidez y destreza. Yeso braquio-palmar (Figura 1-b) Junto a la bota corta y al yeso antebraquio-palmar. Deben ser protegidas las prominencias óseas de la apófisis estiloidal del cúbito y radio. Así. por palmar. los dedos pueden flectarse en su máxima amplitud a nivel de las articulaciones metacarpo-falángicas. Un ayudante sostiene el pie en posición correcta. quizás sean los modelos de inmovilización más frecuentes. Comprende por arriba 2 a 3 cm. hasta el pliegue de flexión de las articulaciones metacarpo-falángicas. Almohadillado en torno a la base de los platillos tibiales. La deambulación se inicia 24 a 48 horas después. . por debajo del pliegue anterior de flexión del codo y distalmente termina por encima de las articulaciones metacarpo-falángicas y a nivel del pliegue de flexión palmar (Figura 1-a). Yeso antebraquio-palmar (Figura 1-a) Quizás sea la inmovilización más frecuentemente empleada en la práctica diaria. Fraguado el yeso. por dorsal. o «soft band» las partes prominentes: olécranon. la epífisis inferior del cúbito. por arriba. La muñeca queda inmovilizada en ligera flexión dorsal y en rotación neutra. sobre todo. El codo en flexión de unos 100°. Se modela con rapidez en torno al codo las prominencias óseas y con mucho cuidado la apófisis estiloides del radio y. tobillo y talón. cualquiera sea su especialidad. ni en varo o valgo. Quedan protegidas con cojinetes de algodón. El modelado debe ser cuidadoso en torno a estas prominencias óseas y hueco palmar. llega inmediatamente por detrás de las prominencias de los «nudillos» de la cabeza de los metacarpianos con la mano empuñada. el plano del borde inferior de la axila y termina por abajo inmediatamente por encima de la articulación metacarpo-falángica y a nivel del pliegue de flexión palmar. Apenas colocado el yeso. el médico inicia el modelado y vigila la posición correcta del pie cuidando que no quede en talo o equino.

Yesos cortos por arriba (mango del esternón) o por abajo (por encima del pubis) rompen la estabilidad del yeso (Figura 2-d. desciende hacia atrás por debajo de las axilas y termina a nivel del vértice de los omóplatos. . ni el calor que desprende el vendaje. Mediante una jáquima o cinta de Glisson. f). sub-mentoniana. que forma parte del aparato para colocar este tipo de yeso. se ejerce suave tracción cefálica. se procede a la colocación del corset. Tórax y abdomen son revestidos de una malla de algodón y las prominencias óseas son protegidas: crestas ilíacas. El enfermo colabora sosteniéndose de las barras verticales del sistema. Así. dejando amplia abertura para el paso del pulgar. por su especial patología han permanecido en cama durante un tiempo prolongado. ni el peso del yeso. considerando la posibilidad cierta que su capacidad para mantenerse de pie esté disminuida (hay atrofia muscular y pérdida de la capacidad de equilibrio). Generalmente su confección debe ser confiada al especialista o a un médico general bien entrenado. línea de apófisis espinosa. La mano queda en discreta extensión.Las vendas que se pasan por el espacio interdigital entre pulgar e índice deben ser muy bien modeladas. el corset ofrece tres puntos de apoyo al tórax y su columna: por delante el mango del esternón y el pubis y por detrás la región lumbar. de modo que le permita un amplio margen de movilidad. piernas ligeramente separadas. En estas condiciones. Corset de yeso Requiere una buena experiencia en el manejo del yeso. Se fijan los muslos aplicados a una barra transversal. Distalmente llega por delante. al riesgo de la caída se suma la luxación cervical con muerte instantánea. sacro. Ello obliga a tomar precauciones especiales. Si además. con una discreta hiperextensión dorsolumbar y estable. asciende a lo largo de los pliegues inguinales y termina por atrás a nivel de la zona lumbosacra. como parte del procedimiento. puede no tolerar la posición erecta. Sólo cuando su tolerancia sea óptima y segura. a nivel de la sínfisis pubiana. Con frecuencia su empleo está indicado en enfermos que. El corset se extiende por arriba desde el mango del esternón. Así se encuentra en posición correcta: erguido. Posición del paciente De pie sobre una tarima sólida y estable. En estas condiciones. rapidez. seguridad y correcta técnica. se le suspende con una jáquima submentoniana. de pie y luego caminar. el enfermo debe ser entrenado desde varios días antes en tolerar la posición sentada. escápulas. e. La consecuencia lógica y frecuente es la lipotimia y caída al suelo.

(b) Yeso pelvipierna. Con el auxilio de un ayudante se coloca el vendaje circular. es porque el yeso quedó corto en su límite inferior. (a) Yeso pelvipédico. con una pequeña almohadilla bajo la lordosis lumbar. El enfermo queda en reposo en posición decúbito dorsal. (c) Calzón. apoyo pubiano y esternal. Diferentes tipos de yesos.Figura 2. Modelado cuidadoso de la lordosis lumbar. . (f) Corset. (d) Tóracocervical. Se recortan los excesos de vendaje y se terminan los bordes que deben quedar protegidos de asperezas. (e) Minerva. crestas ilíacas. de modo que el enfermo no pueda sentarse con su muslos flectados en 90°. con rapidez y seguridad. el corset debe terminar a nivel del pubis y pliegues inguinales. Distalmente. Si la flexión de los muslos logra llegar a ese ángulo.

trocánter. maleolos tibial y peroneo. se corta el exceso de vendaje que rebasa los límites superior e inferior. seguridad y destreza. largas que circundan la articulación de la cadera. El enfermo abandonado. se pasa a una camilla tensa y plana. Se debe proceder con rapidez. Con un cuchillo de yeso. crestas ilíacas. trocánter mayor. depresión supracondilar del fémur. se limpia la piel del enfermo y. Por debajo llega inmediatamente por encima de los maleolos peroneo y tibial o incluye el pie. El momento es crítico. b. El yeso pelvipédico se extiende por arriba a lo largo de una línea que circunscribe el tórax. o bien se abre una ventana circular sobre la pared anterior del abdomen. espina ilíaca anterosuperior. El enfermo queda así. se corre el riesgo que el yeso.. muy bien afilado. etc. sacro y coxis. Las almohadillas se dejan con un vendaje circular de papel elástico o soft-band. puede abrir una ventana abdominal. Se regularizan todos los bordes. después de 24 a 36 horas. Se refuerza el yeso con férulas enyesadas. desde por debajo de las axilas y cubre la cara anterior del tórax. El vendaje se inicia con varias vueltas circulares de yeso desde el límite superior (torácico) hasta el tobillo. espinas ilíacas posteriores y anteriores. Yeso pelvipédico Requiere una excelente técnica y. relieve rotuliano (Figura 2-a. El modelado debe ser muy ajustado. El corte debe ser muy cuidoso y neto en su paso por la región crural y perineal. cóndilos femorales. . Casos fatales han sido descritos. aún no suficientemente sólido. Se termina con nuevas vendas circulares desde el límite superior hasta el inferior. se corta una escotadura sobre la pared anterior del tórax y abdomen. El paciente es colocado en la mesa traumatológica. Pasadas 24 horas. Los pies están fijos a los pedales de la mesa. Una vez seco el yeso. con almohadillado cuidadoso de todas las prominencias óseas: rebordes costales. con cuidado extremo. prácticamente suspendido en el aire y sujeto por tres puntos de poyo. provoque vómitos.Limpie de inmediato la piel de los depósitos de yeso. El enfermo debe quedar bajo estricta y permanente vigilancia. si la superficie no es dura y horizontal. talón. por lo general. La piel está protegida por una malla de algodón. sostenido a nivel de sacro por el soporta pelvis. dibujando las prominencias óseas: crestas ilíacas. puede ahogarse por aspiración de sus propios vómitos. debe ser colocado por el especialista o un médico con buen entrenamiento en el manejo del yeso. con ayuda de 3 ó 4 auxiliares. se quiebre a nivel del pliegue inguinal. c). No es infrecuente que el esfuerzo físico de soportar la colocación del yeso. relieve rotuliano y cabeza del peroné. Se corta una escotadura en región sacro coxígea. el calor.

inexplicable. maniobras violentas. Técnica deficiente. generalmente el enfermo tiene razón al quejarse. Atender debidamente la queja del enfermo siempre es una sabia medida. forma una parte importantísima del tratamiento. Busque una línea de corte sobre partes blandas.El enfermo se lleva a su cama pasadas 6 a 12 horas. persistente. más aún si se corresponde a un zona de prominencia ósea. porque el procedimiento de retirar el yeso fue malo. Ausencia de edema. poco a poco. tranquilidad y paciencia. Buena movilidad de los dedos. RETIRO DEL YESO Muchos prestigios médicos han quedado seriamente dañados. Este control es obligatorio dentro de las primeras 24 horas de colocado el yeso. Se han descrito muertes por asfixia. Dolor tenaz. Sobre todo. especialmente si es referido a un sector fijo del miembro enyesado. casi siempre justificada del paciente. La obligación se hace imperiosa cuando el yeso ha sido colocado como tratamiento de una fractura. Debe cuidarse que ésta sea tensa. Correcto grado de sensibilidad. en enfermos que han vomitado después de colocado el yeso. son las causas más frecuentes de las quejas de los enfermos. CONTROL Y CUIDADO DEL ENFERMO ENYESADO Cualquiera haya sido la causa que motivó la colocación del yeso. . Proceda con calma. El efecto psicológico de esta preocupación del médico por su enfermo. el control debe seguir realizándose cada 7 a 10 días. avance con la cizalla con pru-dencia. irritabilidad del médico ante la queja. luxación. Si no hubiesen manifestaciones adversas que corregir. Aspectos que deben ser vigilados:       Buena circulación del miembro enyesado. con tablas bajo el colchón y plana. o como complemento de una intervención quirúrgica. manejo a veces brutal de la cizalla que traumatiza la piel. Ausencia de molestia o dolor en relación a los bordes proximal o distal del yeso. el riesgo es inminente cuando ha habido una anestesia general como parte del procedimiento terapéutico. de por sí ya muy delicada. es obligación del médico vigilar la evolución del proceso.

compruebe que el yeso ha sido cortado en todo su espesor y en toda su longitud. incluya en el corte la malla de algodón. proceda de la siguiente manera:     Labre un surco superficial a lo largo de todo el yeso. con razón. Explique al enfermo el mecanismo de acción de la sierra oscilante. El yeso se deshace con el ácido. cuidadosamente manejado. entreábralo con un separador de yeso y pinzas de Wolf. Haga escurrir por él jugo de limón o vinagre. cree que se trata de una sierra circular y su temor a ser herido es justificado. El yeso transformado en una papilla se deja cortar con facilidad. Una vez realizado el corte de toda la pared de yeso. Asegúrese que en el fondo del corte la piel está libre. Lave la piel. aconseje el uso de un ungüento lubricante. En casos de emergencia. Luego proceda según lo aconsejen las circunstancias. etc. Entreabra el yeso. Proceda al corte del yeso con un instrumento cortante. estripers . No la emplee en niños o pacientes aterrorizados. en que sea imperiosa la abertura de un yeso sin poseer el instrumental adecuado.El uso de sierras oscilantes han solucionado gran parte de los problemas que eran difíciles en yesos muy gruesos. El enfermo. vendas. Ahora busque una segunda línea de corte y abra los ángulos a nivel de tobillo o codo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful