Está en la página 1de 100

II

CANTOS

i AMOR Y DOLOR

L I C . A L F R E D O C O R O N A I B A R R A

I CANTOS

DE

AMOR Y DOLOR

(POEMAS)

r""»

00

TEPIC, M A V A R I T

1972 "ANO DE JUÁREZ"

UNAS PALABRAS

UNAS PALABRAS:

Con satisfacción he aceptado expresar mi opinión acerca


de estas composiciones del poeta Licenciado Alfredo Corona
Ibarra, que forman un aspecto de su numerosa Lírica; porque
en general, su obra es multifacética. Además de la poesía
galana, armoniosa y sonora que le conocemos, su pluma ha
creado varios estudios: históricos, polínicos, sociales, co —
mentarlos jurídicos, etc, y ha podido arrancar expresiones,
de encomio a hombres de letras, entre otros Arturo Arnáiz y
Freg, Antonio Pompa y Pompa y Prospero Miró.
En esta ocasión, como dije, mi interés va exclusivamente
a comentar con sentido crítico la poesía de Corona Ibarra, e I
que por derecho propio, se perfila como una figura de lapoe
sía modernista con tintes característicos especiales, que su e
le confundir con los Neoclásicos del Siglo XVIII. Esta apre
ciación de ninguna manera debe considerarse a la ligera,por
que la poesía que nos presenta, y la que de él conocemos,es
tá sujeta a reglas y normas, con una perspectiva rigurosa que
saboreamos con deleite, de espontánea fluidez, respeto al oí
do, siente con intensidad la naturaleza y la describe con bri
liantes matices. Al azar tomamos para ejemplo su poema "
11
NA VARITA":
"Quiero cantar mi amor a la provincia...
quiero cantarlo dulcemente
cual canta en primavera la cigarra,
para darte mis quejas en la noche
al pie de tu ventana,
y escuches mi pasión o mi reproche
al lírico rasguear de mi guitarra..."

Es fácil apreciar en esas cuantas rimas el buen gusto del

1
mas tú mataste la mariposa,
la de la dicha que yo soné,

y por tus crueles admoniciones,


se despertaron fieros dragones,
espejos fieles de tu desdén...

Este poema nos parece la más fiel caracterización de la


primera parte de "AZUL" , primer libro de Rubén Darío, obra
que sirvió de marco triunfal al MODERNISMO. Es verdad que
"ASI FUE" sólo cuenta veintiún versos, y sin embargo es la —
síntesis más perfecta que podríamos encontrar del Sátiro Sor
do, de la Ninfa, Palacio del Sol, Pájaro Azul, Palomas Blan
cas y Garzas Morenas, Bellas prosas del genial nicaragüense.
En "SIGNO", bello soneto corona Ibarreño, encontrárnos
la nostalgia del poeta, característica del Modernismo la Es
cuela que hizo su más grande aportación a la lengua cervanti
na, cuando ésta ya nada tenía que ofrecer a Latino América ,
y el soneto a que me refiero se inicia así:
"Este siempre soñar y sin estar dormido,
este siempre llorar y sin estar despierto,
es el SIGNO inequívoco en que advierto
que mi amor a tus pies está rendido —"
Darío también, en "VENUS", un bello soneto, refleja esa
misma melancolía, ese cansancio y fastidio psicológico:
"En mi tranquila noche, mis nostalgias amar
gas sufría,
en busca de quietud bajé'al fresco y callado
jardín,
en el oscuro cielo VENUS bella templando lu
cía,
como incrustado en ébano un dorado y divino
jazmín..."

Finalmente, considero que no estarla completo este comen


torio si omitiera aunque fuera un ligero toque a las "POSTA"
LES DE LA FERIA" , los seis hermosos sonetos que con maes
tra pluma nos entregó Corona Ibarra, para halagar el b u e n
gusto de quienes pudimos escucharlo, la noche del tres de ma
yo de 1959 en los Juegos Florales de la FERIA DE SANTIAGO
IXCUINTLA.
En cada soneto y en cada verso, encontramos el sentí mi en
to hecho poesía, la gentílica exhuberancia de un amor s e n
sual y platónico, un amor quimérico^ idealizado:
" .. .de este viaje quimérico de ensueño
al que plasmar mi verso tiene empeño.
Porque encierra la FERIA DE SANTIAGO
dechado de canciones y colores,
la jocunda expresión de mis amores
cuya única dueña yo te hago...

Recitaré mi verso hecho de fuego,


saludándote, reina soberana,
con luces y arreboles de mañana
y haciendo de astros y luceros riego.
Y escucharás también el tenue ruego
de aquel beso de amor , que prometido,
en el ir y venir quedó perdido...

Cada soneto nos parece un himno consagrado al amor, al


placer, a la alegría; en que hay explosión de entusiasmo, pe
D E D I C A T O R I A ;-

Es a tí,Madre rufa,
a quien debo este ser trovador
que te traigo el volver de la vida
estos "CANTOS DE AMOR Y DOLOR1
"EL JARDÍN DE MIS AMORES"

Tú eres en el Jardín de mis amores


La Soberana,
Y como hada bendita cortas las flores
En la mañana.
De ese Jardín de amores
todo ha acabado,
Ya se han secado todas las flores
de la tristeza que te has marchado.

Floreció ese Jardín cuando me almaste,


a las flores cariño y amor les diste
Y murieron las flores que tú dejaste,
de tanta falta que les hiciste.

Vuelve tú a este jardín de1k.mil amores,


tráele la vida, mucha dulzura,
V verás:... como entonces todas las flores,
pronto aparecen con tu hermosura...

Tu eres en mi jardín la YOLOXOCHITL,


tu tienes de la hermosura todos los dejos,
tu traes amor a mi alma, YOLOXOCHITL,
Amor para mi amor, traes... en tus besos.

8
'SOCIAL"
Obrero
En las fábricas tu vida
ibas dejando por entero...
Obrero;
Los patrones te mataban...
No importaba;
con tus músculos de acero,
ya habrán hecho harto dinero.

Te mataban...
y el dinero que era tuyo,
a tus hijos se negaba.

Hubo apóstoles...
Vinieron. ..
y doctrinas socialistas
te trajeron.

Ya tu vida fue más lenta,


ya tu vida, tuvo precio,
Y el dinero de tus músculos de acero,
ya fue un poco Je tus hijos,
ya fue menos del cajero.

Ya los hombres de la fábrica


son hermanos,
y te dicen con voz franca;CCMPAÑERO

Obrero:
¡SE HA ACABADO LA NJUSTlC'Ai
La doctrina socialista
vino a darte otro sendero
"TRANSFORMACIÓN"

Arado:
Las entrañas de la tierra
vas rasgando fuertemente,
vas a hacer allí el milagro:
vas a dar pan a la gente.

Tu camino va indicando
que la paz reina en la tierra,
que de bravos guerrilleros
ya no hay grupos en la sierra.
En arados se tornaron
los fusiles guerrilleros,
para en manos proletarias
poner oro en los graneros,.

Mas sabrán, cuando las llamas


en el campo indiquen brega,
hacerse otra vez fusiles,
y en las manos proletarias
decir: -,GUERRA?
"DESTINO"
En el libro triste
de mi cruel destino,
con la lanza en riestre
siguiendo el camino,
Yo vi* este paisaje
fatal en amores,
un triste paisaje,
con muertos colores:
Era una cabana
y un lago a su vera,
triste la cabana...
triste el lago afuera ..
Y te tuve miedo
libro del destino,
por mostrarme fiero
el largo camino...

Arranque' las hojas


de mi cruel pasado...
las tiré entre rosas
y las he... olvidado..

11
"TEPIC"

Emperatriz de mis noches


ensueño de atardeceres,
que de luz haces derroches
y de muy bellas mujeres...
Tus flores abren sus broches
y tus hembras mis quereres;
pero en tr encuentro las noches
de mis más dulces placeres...
Del cielo eres los reproches
que del mismo valle fueres,
pues brindas luz en las noches
y ensueño en días de placeres..

•l.'lli

ijffl.

i1

IPf]
[ÜU [¿i ílíl

12

"ANOS"

Yo he visto uno tras otro


correr desesperados,
y dejarnos recuerdos
o bien ser olvidadas.

unos pasan alegres


y otros van fastidiados...
unes van solitarios
y otros... acompañados..

Estos llevan princesas


con sus mantos de armiño.
Nórdicas princesitas
que llevan con cariño...

Y pasan... y los vemos...


y ellas se ruborizan
y nos lanzan su armiño
y el pelo nos tapizan...

Y siguen pasa y pasa...


los años... las princesas..

14

"VOLVERÁS"

Te quise: ¿como?

No sé.

Sólo sé que aún te amo


Sin saber porqué.

¿Me quisiste tú acaso?


No sé.

Tu as* me dijiste,

Yo no sé porqué.

¿Volverán tus amores mañana?

Tal vez.

Yo encerraré mi vida dentro paz Franciscana,


Esperando que vuelvas... Otra vez...

15
"MI TEP1C
Mi ciudad Encantada,
oye al enamorado
que hasta tus puertas llega
con el alma cansada...
Eres pobre, mi amada...
ni canteras vetustas,
ni cantares de duelos,
ni noblezas,... ni nada
figura en tu historial,
que un noble Romancero
en la jerga de Hispania
te pudiera cantar.
Ni escudos ni leyendas
campean en tus callejas;
sólo unas cuantas casas
ya derruíalas, muy viejas,
Nos forjan una idea
de lo que fuiste ayer...
Y la "Cruz de Zacate"
que existe en tus orillas,
nos habla a todas horas
de las gentes sencillas
cuyas vidas poblaron
tu vida en el ayer...
Y tus jóvenesrviejos
que tu ambiente produce,
no nos hablan siquiera
de lo que puedes ser...
Sólo el Río Mololoa,
como yo enamorado
de tu mediocridad,
siempre siempre te loa...
Pobre^Río Mololoa,
por minutos... por siglos. .
o por la eternidad...

19
"ESTOY ENAMORADO"

Yo sé que no me quiere;
°iue acaso hasta me engaña;
sin embargo, Señor,
Estoy enamorado...
Hago mis reflexiones
y la razón me dice
que la deje " Ipso Pacto"
más no puedo, Señor,
estoy enamorado...

Y así llevo cuatro años


sufriendo en este infierno
de negro escepticismo,
sufriendo con la duda...
cuatro años de Calvario.
Y la razón me grita
su: ¡"VÉNCETE A TI MISMO"¡
¡A dejarla], me grita
mi amargo pesimismo,
¡Acaba tu Calvario;,
Me grita el Yo interior;
¡ De dudas me he cansado¡ ...
Más no puedo... Señor...
Estoy enamorado...

23
"DESDE , ,

Novia.

tu novio el poeta

está triste

desde que te fuiste..

lo hirió la saeta

de tu desamor. ..

Desde que te fuiste,


su lira enfermiza

ya no canta, llora,

llorando la hora

en que tu partiste^

llevándote el ritmo

de su corazón...

25
HÉROES DE CHAPULTEPEC.

Tu dorada visión, amada mía,


ha impulsado mi lira en el anhelo
de venir a cantar esta elegía,,
que habrá de remontarse a nuestro cielo
donde mora, intocada, la hidalguía
del hijo predilecto de este suelo,
que es promesa, y es fe, y es esperanza,
que entrevemos aún en lontanza.

II
Amada mía, reclamo tu atención:
brotará su avalorio mi escarcela
y engarzado §1 oro de tu corazón^
como en tiempos aquellos de la escuela
cruzarán otra vez por tu visión,
las mismas huestes de héroes, rapazuela,
que encendieran la flama que en tí arde:
LA SUAVE PATRIA de López Velarde.

III
Reclamo tu atención, amada mía;
pasan a la cabeza héroes niños;
tienen de los capullos, lozanía;
de la blanca pureza, los armiños;
son el orgullo de la Patria mía;
que sigue sustentando en sus aliños,
su ansia de existir y su fiereza,
su ilusión fugitiva de grandeza.

27
ya la hueste invasora los ataca;
JUAN ESCUTIA, mimado de los dioses,
entre todo el conjunto se destaca.
Todos luchan con Ímpetus feroces,
Sólo el filo de la muerte los aplaca;
más venían otra vez los sarracenos
con fortuna, por ser más que los buenos.
VIII
Fueron muertos a manos de los fuertes,
y cumpliendo el designio de su hado
los llenaron de oprobio con sus muertesj
El sangrieto combate ha terminado
con crueles resultados, bien lo adviertes:
nuestro gran territorio es mutilado,
más vibra aún, allende la frontera,
el abnegado México de afuera.
i

IX
Cien años desde entonces han pasado
trocando nuestra historia de mil modos.
La ambición del Coloso se ha calmado;
con nobleza heredada de los godos
hemos la cruel ofensa perdonado
y hoy por causa común luchamos todos:
La "Buena Vecindad" es el ideario
que nos legara Roosevelt, visionario.

Y hoy que en la "Buena Vecindad" se piensa


imperativamente en nuestras vidas,
si nuestra Patria perdonó la ofensa,

29
no han cerrado del todo sus heridas.
Jamás podrm olvidar que en su defensa
se extinguieron aquellas tiernas vidas,
y el olvidar su hazaña, ¡ofensa fuera]
¡Y traición a mi Patria, y mi Bandera;

30
TEPIQUENA.

"Amapolita morada
de los llanos de Tepic,
si no estás enamorada,
enamórate de mi"..."

Se que estás enamorada


y me quieres sólo a mí,
yo tu carita surcada
por dos lágrimas la vf.

Ya regreso, amapolita,
a los llanos de Tepic,
pero ya no estás sólita,
mi recuerdo vive en tí.

Amapolita morada,
estarás junto de mí,
cuando llegue la alborada
a los llanos de Tepic...

33

APOTEOSIS.

AI oírte decir que me quieres,


más dulce se mece la humít sensual;
Tunamoti se vuelve mí pecho
cuando sé que no me has de olvidar,
Tayaopa se asoma a tus ojos
cuando dulces los puedo mirar,
y si estalla tu beso en mi boca,
en ofrenda Ta-té da sus flores
y refulge en sus siete colores,
iris esplendente, el Cuuxat triunfal.

En idioma cora:

Humit.- Caña de azúcar


Tunamoti .-arco musical
Tayaopa.- El Sol
Taté.= La tierra
Cuuxat.-Arco del cielo, Arco iris.

34
"NAYA RITA"

Q u i e r o cantar mi amor a la provincia;.


quiero cantarlo dulcemente
cual canta en primavera la cigarra,
nara darte mis quejas en la noche
al pie de tu ventana
y escuches mi pasión o mi reproche
al lírico rasguear de mi guitarra...
Quiero darte mi canto, provinciana
con lo dulce y lo inmenso de un: "te quiero"
dorado con el sol de la mañana
0 fugaz e impreciso cual lucero
que surca por los mantos de la noche
como chispa de amor en tus ojazos...
Mujercita que sabes de colores
y que tiñes de anhelos los celajes,
la que absorta contemplas las labores
de los rudos gañanes de tus campos,
esperando que vengan las cosechas
y concurrir con ellos al trabajo.
Eres suma de gracia y señorío]
eres dueña de amor y sentimiento;
1 soberana señora en tu destino]
que no admites 6\ previo compromiso
que ineludible a un hombre te ligara
desde en |a pila misma del bautizo.
Fiel trasunto del alma nayarita,
tu forjas liberales a tus hijos;
niños, ennobleces con Escutia,

37
ENVIÓ
A tu trono he venido, Soberana,
rebozando sin límites de gozo;
porque tengo la dicha incomparable
de admirar la belleza de tu cara,
la rosa apasionada de tus labios,
y las dos luminarias de tus ojos,
a rendir el tributo que les debo
a las dulces mujeres de mi Estado,
y aquT dejo a tus pies, en esta noche,
las notas que hurtaron mis antojos,
al ataúd sensual de mi guitarra.

39
"POR ESO"

A tus ojos mirando


me pasaría la vida,"
en tus labios probando
la ilusión prometida.

Y es por eso que vivo


y si sueño es por eso,
y cuando estoy dormido,
pongo en tu boca un beso.

43
V ER! TA S

Mujer; yo te quiero.
Deveras, te adoro.

Eres la princesa

de mis sueños de oro


y cuando me otorgas

el beso que imploro,

yo siento en mis venas

la lumbre del Sol.

44
DISCURSO COMO MANTENEDOR DE LOS TERCEROS
JUEGOS FLORALES EN SANTIAGO IXCUINTLA, NA
YARIT EL 6 DE MAYO DE 1956.

Señora;
Si presidís el Juego de las rimas
y vos misma, Señoreaseis poema,
al cantar la tu gracia y tu hermosura,
mi palabra rebosa galanura
y me vuelvo, Señora, tu poeta.

Inspirado en mis viejas teogonias


he surcado el Camino de los Muertos
del Teocali! hasta el cerro del Momote
cruzando de ansiedad páramos yertos,
para encontrar por fin de luz un brote;
el secreto sublime de la vida,
del amor, de la fe, de la belleza;
la panacea que llevas encendida
Majestad, vencedora letal de la tristeza.
Soberana:
He venido a tu fiesta,
para animar las luces policromas,
las que guian, Señora, a tus poetas,
en el Juego de Rimas en que ensayan,
-Cultores de la forma y de la idea-,
plasmar en sus palabras que levantan
al infinito azul como saetas,

46

la bondad, la belleza, los aromas,


los abstractos de todos sus valores
que ellos sienten, que encierran y que hayan.
que intuyen, que descubren o que esconden,
en el negro sin fin de noche en pena,
los tus campos sembrados de tabaco,
-tu ilusión alegre y tempranera,
en el rojo que tiñe los ocasos
manchando de pasión la yerta arena,
el escudo indomable de tu cerro
desafiante de Encelado y del rayo,
en la boa diamantina de tu río
que es entrega y ofrenda y amenaza,
fiera devastadora cruel en julio,
paloma arrulladora quieta en mayo,
y en las feraces tierras en que vives,
en las que piensas, en las que tú eres...

Majestad:
Yo creía penosa mi tarea;
vano empeño el mi hablar de cosas bellas
en tu fiesta profana, que era antaño
de los siete pecados capitales
afloración en vicios y querellas,
con pasiones corriendo desbordadas,
con estrellas formando lotería,
luna nueva en las patas de los gallos
repartiendo oro y plata en las peleas,
|todo al rey¡ o a la sota postinera,
o a las patas ligeras de un caballo,
o a los negros ajazos de tus mozas
o a la roja pasión que prenden ellas,

47
"S I G N O"
Este siempre soñar y sin estar dormido,
este siempre llorar y sin estar despierto,
es el signo inequívoco en que advierto
que mi amor a tus pies está rendido.

Mas al final todo he comprendido


que el amor con amor siempre se paga
y por mi amor tu amor, ilusión vaga,
ha quedadr a mi amor comprometido.

Y porque más me quieras más te adoro


y crece de ilusiones mi tesoro
y se torna mi léxico florido

Y al quedar satisfechos mis empeños


y colmados de amor todos mis sueños,
mi vida es sueño, sin estar dormido.

49
Allí entonaste un himno
de amor y de trabajo,
resumiendo las ansias
nobles de los de~a~bajo,
que ofrendaron sus vidas
a la REVOLUCIÓN.

Provincia Mexicana,
Señora, Madre mía,
me encuentro en tu solar
donde la iuz refulge
con sus dorados lampos
y hay albura en tus pueblos
y verdor en tus campos;
y si mañana acaso,
la suerte no lo quiera,
sufrieras nueva afrenta
o una águila extranjera
te quiera mancillar,
levanta tus CHINACOS,
tus DORADOS, tu GLEBA,
defiende tus colores
y salva tu bandera '
mantente siempre, siempre,
Señora y Soberana,
mantente siempre, siempre
deveras Mexicana,
y cumple tu destino,
realízate en tu ideario... j
Provincia Mexicana,
si llega tu calvario,
toma ejemplo del Fénix,
del Fénix legendario. . ,
DISCURSO COMO MANTENERDOR DE LOS 5o. JUEGOS
FLORALES DE PRIMAVERA EN SANTIAGO IXCUINTLA.

I
A tu juego de rimas mi Señora,
me conduce mi lúd-ica porfía
de tejer arreboles de mañana
en mi canto a la novia provinciana;
en el canto a mi novia, la poesía,
que en tu real Majestad encuentra ahora
expresión de sus ansias contenidas
y acaso de ilusiones ya perdidas...

II

Aquel juglar que al pie de tu ventana


cantara su pasión o su reproche
al lírico rasguear de su guitarra
imitando en su canto a la cigarra,
vuelve a entonar su canto en esta noche
haciendo intentos de dicción galana,
para cantar tu gracia y tu hermosura
y de tu alma el tesoro de ternura. ..

III
Mas mi empeño de intento no ha pasado;
los colores que pinten tu retrato
no ha encontrado mi artística porfía,
ni el verso que te iguale en armonía
y que plasme de tu alma su recato
la Lírica del trópico me ha dado;
porque sois, Soberana, la quimera
y la siringa de la primavera...

54
IV
Otros pájaros líricos, Señora,
a tu Gayo Festín han concurrido
y juegan con el verso en tal manera,
que esconde su cantar la primavera
y palidece el iris en olvido
oyendo su cantar hora tras hora,
y tu habrás de escuchar su serenata
en esta justa de memoria grata...

V
A estimularlos vengo con presteza
a que llenen de trinos tu reinado,
a que digan sus cantos, Soberana,
a mi lírica novia provinciana,
que allá tras la ventana se ha quedado
aguardando con mísitica certeza,
galanos versos, expresioneTBellas,
que la adueñen del sol y las estrellas...
VI
Y que entonen sus cantos ya, Señora,
esmaltados de rosas y de trinos,
que vengan a cantar sus "Mañanitas",
que también, ave lírica, palpitas
en el suave vibrar de ecos divinos
que tienen el hechizo de la aurora,
mejoren tus poetas mis empeños,
y nos lleven en alas de sus sueños...

55
AUSENCIA

Padre:
Si yo fuera un iluso del dualismo,
sí a la muerte con pánico temiera,
esperaría mirarte en mi quimera
rompiendo entre dos mundos el abismo.

Mas íólo cuento con la fe en mi mismo


y sólo un mundo en mi verdad impera,
y fuera de mi mundo, nada espera
la simple concepción de mi monismo.

Al perder la verdad de tu presencia


con lo definitivo de tu ausencia,
te llevo como parte de mi mismo,

porque mi vida toda es referencia


al recuerdo que te hace una vivencia
de humanistas principios de pietismo.

II
Serás siempre la meta no lograda
de serena razón y de alma pura,
y que plasmar pretende mi estructura
en tu ejemplo sin par siempre inspirada,

que siempre la verdad quedó grabada


en la rutina de tu vida quieta,
que t\ dolor y el gozo fue discreta
y del bien y lo bello apasionada.

63
Y vibras en mi lira de poeta
como agreste canción de anacoreta
con abstractos valores conformada,

que se eleva derecho a las alturas


remontando sus candidas alburas
y sólo a tu recuerdo consagrada.

III
Cuando apenas llegó la primavera
y asomaron aromas y colores
en las tersas corolas de las flores
y el ansia de vivir gritaba; Despera-,

Se presentó la muerte, asaz artera,


para negarme, padre, tu presencia,
y acallarte en mi labio y mi conciencia;
mas los altos principios que me diera

tu ejemplo hasta ahora inigualado,


lo amargo de tu ausencia no ha borrado
y son las metas que mi vida espera,

y seguirás viviendo en mi monismo


y serás siempre parte de mí mismo,
sin que espere mirarte en mi quimera.

64
DISCURSO COMO MANTENEDOR DE LOS 7/os. JUEGOS
FLORALES DE LA FERIA DE PRIMAVERA DE SANTIAGO
IXCUINTLA MAYO DE 1960

En este regio Teatro y en esta hora,


se reanuda mi canto, bella Señora;
un canto de amores, de luz y trinos,
que encienden tus ojazos adamasquinos;
es párbulo en su forma y cobra gracia
por toda tu belleza de aristocracia,
sin hurtarles sus gemas a los estetas
que aquí están desde lejos, son tus poetas,
que cantarte sus rimas están ansiando,
que el color y el ritmo vienen buscando,
y fama de tu gracia y tu belleza
los trae aquí esta noche con gran presteza,
a entonarte sus cantos llenes de aromas,
como dulces arrullos de las palomas...
Es la tercera vez, que en este foro,
se desborda mi Intimo docoro
para hacer las veces de mantenedor
de estejuego de rimas, siempre mejor,
pues desde el mil trecientos y veinticuatro
nacen los juegos que en este teatro
hoy realizamos con gran nobleza
bajo del signo de tu realeza,
y si empezó en Provenza esta costumbre,
sea aquí, en esta feria, donde se encumbre
hasta un plano excelso, insospechado,
que exalte la quimera de tu reinado;
y en el florido mayo que luce ahora,
tu magnifica influencia, jOh gran Señora] ,

65
con el mágico efluvio de su canción,
para afirmarlo en sus tradiciones
de nobles esperanzas y aspiraciones,
en que somos como uno los mexicanos
y a cada instante todos luchamos
por un México grande, que sea dichoso,
y siempre por la ruta siga afanoso,
hallando con certeza en su camino,
la expresión alta y noble de su destinoj ...

Espero de tu gracia, graciosa Alteza,


que me des testimonio de tu grandeza
al premiar los excelsos cantos de amores
que aquT te canten tus trovadores,
en los que gustes de la ambrosia
que tiene el ritmo de la poesía. ..

Soberana; Concluye mi intervención,


con la prosa rimada de mi canción
en que no hay la pericia de un buen esteta;
pero late la vida, soy un poeta,
que a tus plantas de hinojos se queda ahora
por rendirte tributo, ¡Oh gran Señoraj
que meces flores cual dulce aura
y que cual nueva Clemencia Isaura
el verso inspiras, premias la rima,
y ya mi canto aquf termina,
pues tus poetas están ansiosos
de entonarte sus cantos maravillosos...

Majestad: Del verso gentil amiga:

67
I ordena el juego de rimas siga,
y por mi parte, dejad que diga;
jQue el cielo os premiej... jY que os bendiga]

68

ANSIAS
Tengo nníia; de f í ¡
de k; mirada
f i e r r a y apasionada ,
de tu palabia

que la itdoma abra


para decir te quiero
sin rebuscar razones,
tan solo porque sí¡

Pero inútil espero;


ni tu palabra dulce,

ni tu dulce mirada
tierna y apasionada
diriges hacia mí'.

Toda una vida es poco;


al infinito toco,
cuando te espero a ti".

70
que es la Luz que disipa el complicado enigma,
que es amor, que es firmeza, que es afán tesonero,
que es el león, el que arranca y que borra el estigma
de la miopez del hombre que tuerce su sendero...

Yo te invita: ¡hombre¡ ¡hermano; a pensar con esmero,


a que seas tú prudente, a que seas tú discreto;
pero nunca te falte el valor altanero
que es el símbolo cuarto del mensaje secreto.

Y cuando hayas logrado integrarte en la esencia


de esos cuatro principios cié la Esfinge inmutable,
no habrá ma's noche obscura, la luz de tu conciencia,
irradiará a los otros su efluvio venerable.

73
ni los mágicos dones de la diosa,
han podido romper esa cadena
que a tu imagen me liga prodigiosa
y me redime de profunda pena,
con la promesa de la noche buena
en que recuerdes tus nupciales galas.

Retornaré al impulso de apolíneas alas


y la sapiencia que le hurtara a Palas,
para enjoyar de lunas tu diadema.

He de volver, Penélope, a tu lado,


envuelto en el ropaje de mendigo;
me llegaré discreto y humillado,
con otros que desprecias confundido.

Pero habrá de acabar tu indiferencia


al advertir el amoroso signo
que discreto te anuncie mi presencia
y pruebas te daré de que soy digno
i •

de gozar tu amorosa complacencia


de que tan luengo me privó mi ausencia,
al darme el arco que me diera Apolo,
para tenderlo como sé yo, sólo,
y ya sin dudas y al favor de Eolo,
irá la nave de nuestra existencia.

75
V E N C E R Á S :

E I mensaje fraterno que de nuevo te envío,


te convoca a la lucha con denuedo sin par
y sea tu pensamiento el que encauce tu brío
y tu músculo tenso el que te haga triunfar.

Nada esperes de fuera que apoye tu destino;


no tienes otra meta que luchar y luchar
mientras dure tu vida; es corto tu camino,
pero es grande la obra que debes realizar...

Despójate de todo lo que no seas tu mismo;


no busques las estrellas en el fondo del mar
y no dudes, ni temas, ni pierdas optimismo,

busca en tí tu secreto j lo tienes que encontrar¡


si subes a la cumbre o caes en el abismo,
tu no cambies tu meta jtú tendrás que triunfar] ,

81
HIMNO A LA JUVENTUD
Juventud¡ es el nervio que vibra,
es potencia creadora, es acción,
Clarinada triunfal del mañana
y pujanza del mundo de hoy.
Juventud es la Patria sonriente
y confiada en que ha de lograr,
el que todos los pueblos del mundo
para siempre convivan en paz.

Es en ti, Juventud, en quien debe


bien gravado por siempre quedar,
I el ejemplo deJuárezj , deEscutia] ,
de Carranza y de Aquí les Serdán,
para darte del verbo la espada
y el escudo del genio inmortal,
conque puedas seguir en la lucha
por lograr la JUSTICIA SOCIAL,
defendiendo la causa del débil
y abatiendo las fuerzas del mal.

Juventudj , de la Patria tesoro,


Juventud] expresión del ideal,
en que grava sus fastos la Historia,
en que México vive inmortal ¡ ...

Juventud, es el nervio.
.convivan en paz.

82
CANTO A NAYARIT
Allí donde laSiérra frente al mar se agiganta
y canta un canto llano de pinar y de estrella,
donde el sol y la luna encontraron su espejo
en el agua dormida allá en Santa Teresa,
nació el antifonario de Libertad fraterna
en la figura egregia, figura de leyenda,
de un Nahualf divino que nos legó la ciencia
de tratar como humanos a amigos y enemigos,
de superar carencias y proscribir las guerras...

Y tejió entres- sus dedos, serpientes diamantinas,


urdimbre de tabacos con trama de mazorcas
y un silencio sonoro de peces y de minas...
i Oh Nayarit, profeta, profeta y adivino... j
que quiso el hombre fuera el dueño de su hogaza
y en consecuencia fuera señor de su destino;
hace medio milenio que tu nombre se canta,
en huracán y en rayo, en siembra y en cosecha,
y la cósmica ciencia de tu sabio consejo
con albura de garzas y de cumbres firmeza,
que reafirma en tu pueblo esa doctrina eterna:

La dignidad humana nunca jamás se ofenda,


libertad de palabra, libertad de conciencia.
No por hambre los hombres renuncien sus ideas,
nunca jamás se ataquen las creencias ajenas,
porque todos respetan las que son nuestras creencias
y unidos bajo el cielo, como el márz converge
en todas sus hileras hacia un mismo centro,
la humanidad conviva sin odios y sin guerras.

83
y de dios en nombre
dijo que venía...
Decía con voz trémula
y llorando a ratos,
que inmediatamente
siguiera el trabajo,
porque el dios adusto
que vive en los cielos,
sobre sus hogares
llovería I es fuego...
Mas no le creyeron:
estaban cansados
de su situación,
y ahora desafiaban
a | dios de| patrón

II
Seguían obstinados,
luchaban con rabia,
mas pronto se oyeron
sirenas de alarma,
balazos y gritos,
palos y pedradas. ..
Eran las fuerzas
de la policía,
que a implantar la paz;
en guerra venían.
Y pronto quedaron
las balas prendidas
manchando de rojo
I las blusas obreras,
más no hicieron mella,

87
ya la clase obrera
proclama igualdad.
Ya los nuevos moldes
de otro mundo espera,
•espeFOy ya no está indefensa,
- no es una quimera,
cuenta con el arma
que le dio en la huelga
la Constitución.

ENVIÓ
A tF, proletario, que sabes de amos,
que sabes de curas y de policTas,
yo vengo a traerte de lucha este canto,
forjado en la lucha de todos los días.

90
encuentren un santuario en cada pecho,
se proscriba la guerra fraticida,
y convivan los hombres y naciones
sin estruendo de bombas y cañones,
respetándose todos su derecho.

Como un símbolo el bronce de tu raza


abatió los ideales monarquistas,
para dejar el paso a las conqui stas
de un amor fraternal, que nos enlaza
con todos los pafses de la tierra,
con los hombres de todas las naciones,
para evitar que torpes ambiciones
enciendan de conquista nueva guerra . .

Aquellos que de siempre has combatido


y siguen su anacrónico partido,
todavía te discuten y te niegan. ..
Triunfarán algún día tus intenciones,
habrá paz entre hombresy naciones
tú no has muerto, Señor, jSólo te has idoj

92
MENSAJE:
M a r c h a firme y confiado por el recto sendero,
desoyendo los gritos de la turba procaz;
que ninguno sorprenda en tu gesto sincero
un momento de duda o quebranto en tu paz.

Iluminan tu frente los más altos valores,


] Eres hombre] , ]eres fuerte] Y de acero es tu ideal;
no temas las infamias de los calumniadores,
ni el poder de los necios, ni a las huestes del mal.

Por la causa del hombre y por su encumbramiento,


el honor, la justicia, la verdad, la razónf
son puntos cardinales de tu noble misión;

Y tu lucha no ameng'úen la prisión ni el tormento,


que las rejas no encierran al fugaz pensamiento,
ni el calvario ni el fuego abaten la razón.

93

1
2
3
4
5