Está en la página 1de 97

NOVIEMBRE

==========

Por Achero Mañas y Federico Mañas

SEC 1.- CASA PADRES ALFREDO. HAB. ALEJANDRO. INT/NOCHE. Una sucesión de imágenes encadenadas en la que van apareciendo los títulos de crédito nos muestran a un grupo de marionetas y muñecos sobre una librería. La cámara hace un recorrido mostrándolas con detalle. Todas sin excepción están de alguna forma mutiladas. Les faltan los brazos, las piernas, los ojos, las manos, las cabezas. También vemos los miembros, que han sido arrancados, entremezclados entre los cuerpos.

SEC 2.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DÍA. En el centro, sobreimpresionado en la pantalla en negro, aparece en letras blancas: “Madrid, febrero del año 2040”. El negro de la pantalla se abre poco a poco en un fundido lento. Vemos a una señora de unos sesenta y pico años de edad que mira fijamente y con seriedad hacia la persona que le está entrevistando. Aunque su aspecto físico es ya el de una persona mayor, su espíritu se mantiene joven y vivo. La mujer habla sin complejos y de forma clara y directa. En la franja inferior de la pantalla se lee sobreimpresionado: “Lucía González Silva. Integrante del grupo Teatral Independiente Noviembre”.

LUCIA Alfredo. Noviembre era Alfredo. Mire, yo, siempre que me hago esa pregunta o me la hacen, sólo consigo encontrar la misma respuesta. Noviembre era Alfredo. Alfredo. Todo lo demás fue circunstancial. Incluso nosotros, los que formamos el grupo, fuimos únicamente una aportación a esa idea suya particular de ver el teatro.

SEC 3.- FOTOGRAFIAS DE FAMILIA . INT/DIA. Vemos en pantalla diferentes fotografías de familia de Alfredo. Su contenido nos va describiendo la historia de Alfredo desde su nacimiento hasta su adolescencia. Observamos fotos de cuando era un bebé, de niño en el colegio, en su casa de Lorca, fotos con sus padres, con su hermano. Las fotografías hacen un recorrido por esos primeros años de su vida.

JUAN (Off)

Su nombre completo era Alfredo Baeza Rojas y nació el día 22 de octubre del año 1975 en Lorca, un pueblo de la provincia de Murcia. Era el mayor de dos hermanos. El

menor, Alejandro, sufría una

nacimiento. Su padre tenía un bar restaurante cerca de la casa donde vivían, y Alfredo le ayudaba de vez en cuando, pero la mayor parte del tiempo se dedicaba a cuidar a su hermano.

cerebral de

parálisis

LUCIA (Off) Estudió en el colegio público de Lorca. Allí es donde por primera vez descubre el teatro. Hace un curso de marionetas en un programa de actividades extraescolares. Años más tarde forma parte del grupo de teatro de la universidad. Su afición por el teatro crece de tal forma, que años más tarde deja sus estudios y decide irse a Madrid con la idea de dedicarse por entero al teatro.

SEC 4.- ESTACION DE AUTOBUSES DE MADRID. INT-EXT/DÍA. Estamos en la estación de autobuses de Madrid. Un autobús llega a la estación y se coloca sobre uno de los estacionamientos. Los pasajeros

bajan. La

Delgado, de mediana estatura. Viste con aspecto de “neo-hippie”. Su rostro y su manera de moverse demuestran fuerza y seguridad en sí mismo, pero su mirada es tierna y vulnerable como la de un niño. El joven baja decidido del autobús y se dirige al portamaletas. De allí saca una bicicleta y un macuto. Una música “rap” comienza a sonar.

cámara se

fija

en

un joven

de unos veinticinco años.

LUCIA (Off)

¿Su familia? no se lo tomaron muy bien sobre todo su padre pero su destino era otro, y, aún con todo el dolor del mundo, hizo lo que creía que tenía que hacer. Dejó a su

hermano y se fue a cumplir un sueño.

Madrid a hacer lo que quería. Se fue a

Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: “Madrid, otoño del año 1.997.

SEC 5.- ALFREDO EN BICICLETA. CALLES MADRID. EXT./DÍA. Vemos a Alfredo conducir la bicicleta por distintos lugares de Madrid en dirección a la escuela de la R.E.S.A.D. El joven, que es la primera vez que viene a la gran ciudad, callejea con dificultad entre el denso tráfico. En algunos momentos están a punto de atropellarle. Muchos de los conductores le llaman la atención. El, haciendo caso omiso, sigue adelante, abriéndose paso entre todo el barullo de la gran ciudad. Oímos de fondo una música “rap”. Las imágenes irán rápidas y a corte en el primer recorrido que Alfredo hará por la gran ciudad.

SEC 6.- ESCUELA R.E.S.A.D. FACHADA EXT/DIA. Alfredo llega a la entrada de la Escuela de Arte Dramático de Madrid. En la fachada exterior hay varios grupos de gente joven charlando entre ellos. Alfredo aparca la bicicleta atándola con un candado en una de las farolas que hay cerca, y entra en el interior con paso decidido.

SEC 7.- ESCUELA R.E.S.A.D. PASILLOS INT/DÍA. Alfredo entra por la puerta principal de la escuela de la R.E.S.A.D. Por el pasillo central que se encuentra completamente vacío se dirige hacia el fondo. Frente a una de las puertas vemos a un chaval joven sentado en un banco. Alfredo se acerca hasta él.

ALFREDO Hola, perdona, ¿Son aquí las pruebas de interpretación?

DANIEL Sí., ¿Eres Imanol Astiarraga?

ALFREDO

No, ¿por?

DANIEL No., es que acaban de llamarle y no ha aparecido. Pensé que a lo mejor eras tú, que habías llegado tarde.

ALFREDO No, yo creo que tengo la prueba para las cinco pero no estoy seguro.

DANIEL Pregúntaselo a la chica, va a salir ahora.

ALFREDO ¿Solo estás tu para las pruebas?

DANIEL No, que va hay un huevo de gente lo que pasa que van llamando por turnos. Aquí solo dejan estar a los que ya van a entrar en el momento.

ALFREDO Ya, ¿Vas tu ahora?

DANIEL Si no viene el que estaba antes si.

Una mujer de unos treinta y cuatro años sale por la puerta que da a la sala donde se está efectuando las pruebas para la entrada a la escuela superior de interpretación. La mujer se fija en Alfredo.

MARINA ¿Imanol Astiarraga?

Alfredo se acerca hasta ella.

MARINA Pasa por aquí.

ALFREDO No, yo no soy Imanol estaba esperando para ver a que hora tengo la prueba.

MARINA No te han enviado una carta diciéndote la fecha y hora.

ALFREDO Sí, sí me la han mandado era solo para asegurarme.

MARINA ¿Cómo te llamas?

ALFREDO Alfredo Baeza.

La mujer mira el listado que tiene en la mano.

MARINA La tienes hoy a las cinco y mañana a las diez de la mañana de todas formas ven un poco antes por que puede que se adelante la prueba. Mientras tanto puedes esperar fuera, en la cafetería, en donde quieras menos aquí, aquí no se puede estar.

ALFREDO ¿Hay algún sitio donde se pueda dejar la mochila?

MARINA (con frialdad) No, lo siento.

ALFREDO

Ya, y

¿Dónde está la cafetería?

MARINA Sigue el pasillo, y al fondo a la derecha.

ALFREDO Gracias, hasta luego.

MARINA

Adiós.

Alfredo se dirige hacia la cafetería. Mira a Daniel.

ALFREDO Hasta luego, suerte.

Daniel levanta la mano en señal de agradecimiento.

MARINA ¿Daniel Sánchez Aledo?

SEC 8.- CASA PADRES DE ALFREDO. SALON. INT/DÍA. Estamos en la casa de los padres de Alfredo. Su madre está atendiendo a Alejandro, el hermano de Alfredo. Su padre está leyendo el periódico. Suena el teléfono, y la madre deja por un momento a Alejandro y lo coge.

MADRE

¿Sí?

¡Hola cariño!

Esta secuencia y la siguiente irán en un montaje paralelo.

SEC 9.- ESCUELA R.E.S.A.D. CAFETERIA INT/DÍA. Estamos en la cafetería de la R.E.S.A.D. Hay mucho bullicio. La mayoría de los alumnos se concentra allí haciendo tiempo, mientras les llega la hora del examen. En medio de todo el alboroto, Alfredo está al teléfono intentando como puede hablar con su madre. En la barra se encuentra Daniel, un joven de unos veinticuatro años de edad con aspecto de okupa y mirada tremendamente vivaz, a quien ya hemos conocido en una secuencia anterior.

ALFREDO ¡Mamá! ¡Hola! Soy yo, Alfredo.

MADRE ¿Qué tal la prueba?

ALFREDO Todavía no la he hecho, la tengo a las cinco.

MADRE Cuando la hagas, llámame.

ALFREDO

¿Cómo?

No. Es que no te oigo bien, esto está hasta arriba

Ya se

le pasará. Dale un beso, y a Alejandro. No. no estoy solo, he conocido una gente a lo mejor me dejan sitio para dormir

de gente. Sí, sí, no te preocupes. ¿Cómo está papa?

esta noche.¡Que a lo mejor tengo sitio para dormir esta noche!

MADRE ¿Qué tal Madrid?

ALFREDO Es muy grande. ¡Enorme!. Y eso que no he visto nada todavía. Oye, que esto se corta. Te llamo en cuanto sepa dónde me voy a quedar. ¿Mamá?

MADRE

¿Qué?

ALFREDO Que os quiero. Os quiero mucho. Un beso.

MADRE Nosotros también, cariño. Y si necesitas cualquier.

ALFREDO

¿Sí?

¿Mamá?

¿Mamá?

Alfredo cuelga el teléfono. Daniel se acerca desde la barra.

DANIEL ¿Vamos? Toma, pilla. (Pasándole unas bebidas) Oye, ¿cómo te llamas?

ALFREDO

Alfredo.

DANIEL

Yo Daniel.

Se dan la mano. Daniel le pasa el resto de bebidas.

SEC 10.- ESCUELA R.E.S.A.D. CAFETERIA INT/DÍA. Alfredo y Daniel llegan a una de las mesas que hay en el bar. Se juntan con un grupo de chavales. Hacen hueco y se sientan con ellos en una de las mesas.

DANIEL Bueno, ella es Alicia, este es Alfonso, Rodrigo.

ALFREDO

Hola.

cámara hace un

recorrido subjetivo de Alfredo pasando uno a uno por los rostros de los presentados. Estos miran directamente al objetivo. De esta forma acusaremos en gran medida la situación de Alfredo como recién llegado.

Alfredo y los presentados

se saludan.

La

IMANOL

Imanol.

HELENA

Helena.

Una chica aparece y pide fuego. Es Lucía.

LUCIA ¡Hola!, ¿tenéis fuego por ahí?

Rodolfo le da fuego. La chica enciende el cigarrillo y se lo devuelve.

LUCIA

Gracias

Se aleja hacia el grupo de gente que está en otra mesa.

HELENA ¿De donde vienes?

ALFREDO

¿Qué?

HELENA ¿Qué de dónde eres?, Porque aquí cada uno venimos de un sitio.

ALFREDO De Murcia. Bueno, de un pueblo de Murcia, de Lorca.

ALICIA Pero, ¿Vives aquí?

ALFREDO No, que va.

He venido a hacer las pruebas, nada más.

DANIEL Le he dicho que si quiere puede quedarse en la TORRE.

ALFREDO ¿La TORRE es la casa que habéis ocupado?

DANIEL Si, la llamamos así.

RODRIGO Bueno, no es una casa es un edificio que llevaba abandonado por lo menos quince o veinte años. Lo ocupamos hace unos ocho meses. Pensamos hacer una especie de centro cultural.

DANIEL

Y de ocio, también de ayuda y asistencia social. Taller de

pintura, teatro

Un poco de todo.

RODRIGO Luego cuando lo tengamos todo montado nos echaran como siempre y tendremos que buscarnos la vida en otro sitio.

DANIEL Pero algo habremos hecho.

HELENA Oye, ¿Eso que llevas ahí es una marioneta?

ALFREDO

Sí.

HELENA La puedo ver.

ALFREDO

Sí, claro.

Alfredo saca su marioneta del macuto. La enseña. Todos la miran fascinados. Es una marioneta muy bien hecha y de estilo sorprendentemente realista.

RODRIGO ¿Que guapa! ¿dónde la has pillado?

ALFREDO La he hecho yo.

SEC 11.- ESCUELA R.E.S.A.D. TEATRO INT/DIA Estamos en el teatro de la R.E.S.A.D en Madrid. En el patio de butacas están los examinadores. Alfredo está en mitad de la prueba. Maneja una marioneta sobre el escenario. El personaje es una joven de unos veinte años de edad. Está sentada sobre un banco de madera iluminado por una farola. Hace viento. La chica coge un bote de pastillas y con sumo cuidado se las va metiendo en la boca una a una. A medida que la marioneta va cogiendo e ingiriendo las pastillas del bote, la escena va aumentando de dramatismo hasta llegar a un patetismo extremo. Después de terminar el bote, la marioneta se va quedando poco a poco dormida. En un momento dado se recuesta sobre el banco. De su bolsillo saca una carta que sujeta con su mano izquierda. Pasados unos segundos, la mano de la chica se relaja y deja caer la carta. Muere. La luz se apaga. Alfredo coge sus cosas, baja del escenario y recorre el pasillo hasta donde se encuentra el profesor. Le da el sobre y sale del salón de actos. El profesor abre la carta y la lee con atención. Después de leerla se queda pensativo.

SEC 12.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DÍA.

LUCIA Me sorprendió. Creo que en un principio no me lo creí. Luego me fui a un teléfono público y empecé a llamar a todo el mundo

IMANOL Me llamaron por teléfono a San Sebastián para decirme que me habían admitido. Empecé a chillar y a dar brincos como un loco. Mis padres no entendieron por que me alegraba tanto. No sabían que en vez de Derecho, estaba estudiando teatro en Madrid.

HELENA Me puse a llorar como una niña pequeña. No podía parar. Parecía que hubiera suspendido. Recuerdo que unos se acercaron a consolarme, pensando que no me habían admitido.

DANIEL No, me suspendieron. No se la razón, pero a mí me suspendieron. Alfredo tuvo más suerte y además le concedieron la beca. En aquella época Alicia y yo estábamos en la “La Torre”, y le dije que si quería, se podía quedar

con nosotros, y se quedó. Más tarde yo me metí en algunos cursos fuera de las clases oficiales que había en la escuela.

ALICIA “La Torre” era una casa desocupada que estaba cerca de Lavapiés. Era un edificio de cuatro plantas que se dividía en varios apartamentos. Yo, Daniel y el grupo la ocupamos en el año 96, unos meses antes de que Alfredo llegara a Madrid. Alfredo se quedo en una de las habitaciones de nuestro apartamento. Estaba muy ilusionado.

SEC 13.- CALLES MADRID. ALFREDO EN BICICLETA. EXT/DÍA. Alfredo baja eufórico y a toda velocidad una cuesta en bicicleta por una calle de Madrid. Va sin manos y haciendo gestos claros y evidentes de victoria. En su rostro se ve toda la felicidad del momento.

ALFREDO

¡Por fin!

¡Por

fin!, lo conseguí.Lo conseguí. Soy el

mejor. El mejor.¡¡¡Uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!

En un plano subjetivo vemos como la gente se queda mirando a Alfredo, que va completamente loco y sin control por la cuesta, sin preocuparse en lo más mínimo de las miradas de ese público espontaneo. Esta secuencia irá montada en paralelo con las diferentes entrevistas.

SEC 14.- ESCUELA R.E.S.A.D. SALA DE ENSAYOS INT/DIA. Estamos en mitad de una de las clases del profesor Yuta Kurnikov. El profesor está frente al escenario, observando a una alumna que salta de un lado al otro del escenario. La joven está sudando. Cada vez que Yuta le pide algo a la chica golpea con la mano la tarima del teatro.

YUTA Ríe. ¡A carcajadas!

La chica intenta reír a carcajadas, pero lo hace con dificultad. Alfredo desde el patio de butacas, donde él y el resto de los alumnos observan los ensayos, mira con escepticismo y algo aburrido la escena. En un block de notas apunta ciertas cosas, sin que lleguemos a ver o que es.

YUTA Insulta a alguien con odio. ¡Venga, cambia!. ¡Cambia!

La chica comienza a insultar, como si tuviera a alguien en frente.

HELENA ¡Hijo de puta! ¡Mal nacido! ¡Cabrón, te voy a arrancar los ojos! ¡Me das asco! ¡Asco! ¿Me has oído.? ¡Asco!.

YUTA

Ternura.

La chica se abraza a sí misma con cariño.

YUTA

¡Amor!. ¡Venga, cambia! No lo pienses, ¡cambia! Cuando uno cambia de un estado de ánimo a otro no lo piensa. Ocurre. Hay que pasar de un estado a otro sin pensarlo. La interpretación son estados, y tienes que poder pasar de uno a otro en cualquier momento. Tienes que controlarlos, si no, estás perdida.

La chica se revuelca en el suelo con una pareja imaginaria.

YUTA ¡Grita de alegría!

La chica comienza a gritar de alegría.

YUTA ¡Grita de alegría! ¡No!: ¡Grita de alegría!,.

HELENA ¡AHHHH! ¡YUUUUU!

YUTA ¡Más! ¡Más! ¡Eso es una mierda!

HELENA ¡YUUUUU!.¡YUUUUUU! ¡Es que no sé que hacer!

La chica se ríe, no sabe qué hacer. Los alumnos también. En ese momento, Yuta se encoleriza y grita a la chica con excesiva dureza.

YUTA

¿No sabes que más hacer? Pues algo tienes que hacer. Hay

miles de cosas ¿No tienes imaginación?

cumplir lo que más deseabas en el mundo tienes que hacer

te acaba de

Se

algo y algo de verdad.

HELENA ¡Joder! ¡Es que ya no sé lo que hacer! ¡No se me ocurre nada más!

YUTA (Imperativo) ¡Haz algo! me da igual lo que quieras pero haz algo. ¿Me oyes? ¿A que esperas?. No te quedes ahí parada como si fueses una estatua.

La chica salta del escenario y se sube a una de las butacas de la platea, donde se encuentran el resto de los alumnos, y, con los brazos levantados, pega un grito de alegría. En sus ojos no podemos apreciar la emoción y la veracidad de su expresión. Se nota que la tensión la ha dejado algo bloqueada. Todo esto lo vemos bajo la atenta mirada de Alfredo y los demás, que la observan detenidamente, y ahora en silencio.

YUTA Falso, eso no se lo cree nadie. Es una mierda.

SEC 15.- ESCUELA R.E.S.A.D. PASILLO INT./DÍA. Alfredo y los otros alumnos salen de las clases en un descanso. Los alumnos, divididos en varios grupos, aprovechan para charlar y fumarse un cigarrillo. Vemos a Alfredo como se acerca a Lucía.

ALFREDO ¡Hola! oye, ¿A qué hora quedamos mañana?

LUCIA ¿No vas a clase de expresión?

ALFREDO No, me voy., he quedado con Daniel y Alicia. Están en la plaza de la Paja.

LUCIA No sé, di tu una hora. Yo mañana no tengo nada que hacer.

ALFREDO Quedamos sobre las once en mi casa.

Se despiden y Alfredo continua por el pasillo. Se cruza con Juan, un joven de aspecto noble y más o menos de la misma edad de Alfredo. El joven se le queda mirando.

JUAN Oye, perdona, ¿tú eres el que hizo el otro día la escena con Alfonso?

ALFREDO Sí, soy yo.

JUAN Enhorabuena. Hacia tiempo que no veía algo tan bueno. Me emocionó, de verdad. Hiciste un trabajo cojonudo. Nada, solo quería decirte eso.

ALFREDO

Gracias.

JUAN De nada, hasta luego.

ALFREDO

Hasta luego.

SEC 16.- DESPACHO DIRECTOR R.E.S.A.D. INT/DIA

SUPRIMIDA (Parte del texto de esta secuencia se ha incluido en la secuencia 15)

SEC 17.- PLAZA SANCHEZ BUSTILLO.MALABARES FUEGO. EXT/NOCHE. Alfredo, Daniel, y Alicia están en la Plaza de la Paja haciendo malabares con palos de fuego. La gente no les presta excesiva atención, miran de vez en cuando. Daniel con uno de los palos hace ráfagas de fuego por la boca. Alicia con dos cuerdas hace malabares con dos bolas de fuego, y Alfredo juega con dos palos sujetando otro en el aire embolado. En un momento dado, Daniel deja los malabares y coge una gorra que hay en el suelo. Vemos cómo se acerca a varias personas de la calle seguido por Trostki, el perro de Daniel y Alicia, mientras ella y Alfredo siguen haciendo malabares.

SEC 18.- BAR DEL CENTRO 1. INT./NOCHE.

Una cafetería del centro de Madrid. Alfredo, Daniel y Alicia, seguidos de Trostki, entran para cambiar las monedas. Se sientan en una de las mesas. La gente se les queda mirando. No tienen muy buena pinta.

DANIEL (antes de llegar a sentarse) Voy a cambiar esto (refiriéndose a la gorra con monedas) ¿Qué queréis tomar?

ALICIA Yo, una caña.

ALFREDO Yo, un té.

ALICIA ¿Tú qué pasa, que nunca bebes?

ALFREDO No, no me gusta el alcohol.

Daniel se acerca a la barra.

DANIEL (Dirigiéndose al camarero) Me pones dos cañas y un té. Y cámbiame esto, si no te importa.

CAMARERO

¿Cuánto hay?

DANIEL Cuatro talegos en total. Y ya, cóbrate de ahí lo que sea.

Alfredo y Alicia están en la mesa sentados hablando.

ALFREDO ¡Tengo mucha hambre!

ALICIA Ahora podemos pedir algo de papeo. Yo también tengo gusa.

ALFREDO ¿Qué tienes qué?

ALICIA Gusa. ¿No sabes lo que es gusa, colega?

ALFREDO

No.

ALICIA Se dice cuando uno tiene hambre. ¿No lo decís en Murcia?

ALFREDO No, en Murcia decimos que tenemos hambre.

ALICIA ¡Que gracioso!

Daniel llega con las bebidas y con el dinero cambiado.

DANIEL Pilla el té, Alfredo (dándole el té a Alfredo)

Alfredo

coge

el

y

Daniel se

sienta

y

saca

dinero del

bolsillo, aparte del que tiene en la mano.

DANIEL Bueno, esto es lo que hemos hecho. Dividido entre los tres tocamos a casi dos talegos. Toma, esto es tuyo, Alfredo.

ALFREDO No, a mí no hace falta que me deis nada.

DANIEL Toma, hombre, cógelo.

ALFREDO ¡Que no quiero el dinero! Quedároslo vosotros.

DANIEL El otro día tampoco te llevaste nada, pero hoy has estado casi desde que hemos empezado tronco, o sea que no tienes más cojones que pillarlo.

ALFREDO

Me da igual, si es que no lo quiero. No quiero dinero. Lo

hago porque quiero dinero.

puto

y

porque

me

gusta,

no

por

el

DANIEL ¿Y eso qué tiene que ver? Yo también lo hago porque me gusta, pero si además te llevas algo de pasta, mejor, ¿no? Toma.

ALFREDO No, de verdad, te lo digo en serio. No quiero dinero. Pero no ahora, es que no lo voy a querer nunca.

DANIEL ¿Qué pasa, que me estás vacilando?

ALICIA Dáselo, anda, ¿no ves que está de cachondeo?

ALFREDO No estoy de cachondeo. Alicia, no quiero el dinero.

Alicia y Daniel dudan, aunque la última respuesta ha sido dicha con mucha convicción. Se quedan en silencio. Se miran porque no entienden nada.

DANIEL ¿Qué pasa, tronco, que lo haces por amor al arte?

ALFREDO No, porque creo que es la única manera de hacerlo. Si coges dinero, al final acabas vendiéndote.

DANIEL

Y si un día te ofrecen algún curro como actor, ¿qué vas a

hacer? ¿decir eso? ¿que no cobras?, ¿que lo haces porque te

gusta, simplemente?

ALFREDO (cortándole) No voy a trabajar como actor.

DANIEL

Y entonces, ¿a que cojones has venido aquí tronco?

ALFREDO Ya te lo he dicho, me gustaría formar un grupo independiente de teatro, y hacerlo gratis y en la calle.

SEC 19.- CASA OKUPA . INT/DÍA. Vemos diferentes habitaciones y espacios de la casa okupa. Daniel y Alicia duermen en una de ellas, Trostki en otro de los espacios, hasta llegar a la habitación de Alfredo. Oímos en off las llamadas de Lucía. Alfredo abre los ojos.

OFF LUCIA ¡Alfredo!. ¡Alfredo!

SEC 20.- CASA OKUPA. TALLER. INT/DÍA.

Lucía están sentados

apoyados sobre una pared en una sala que utilizan para diferentes actividades. Los chavales no se encuentran a gusto, se nota que llevan tiempo ensayando. La cámara pasa por ellos en un traveling de Izda a Drecha viendo diferentes escritos en la pared antes de descubrirles. Son frases célebres referentes al mundo del teatro.

Estamos

en

la

casa

okupa.

Alfredo y

ALFREDO Es demasiado doloroso.

Alfredo imita un acento mexicano muy convincente. Lucía le oye y no puede evitarlo, se parte de risa. Alfredo la mira. Ella no puede evitar seguir riéndose.

ALFREDO ¿Qué pasa, que lo hago mal?

LUCIA ¡No!, ¡no!. Todo lo contrario, ¡lo haces que te cagas!

ALFREDO

¿Entonces?

LUCIA Que no voy a poder.

ALFREDO Que sí, ya verás. Ponte seria. Venga.

Corte a:

Alfredo y Lucía interpretan el papel con acento mexicano.

ALFREDO

No puedo.

LUCIA Sí que puedes. Cuéntamelo. Dímelo, por favor.

ALFREDO ¿Para qué? No cambiaría nada, Ana.

LUCIA Sí cambiaría. No puede ser tan terrible, ¿me oyes? A lo mejor si me lo contaras te darías cuenta de que no es tan terrible como tú piensas.

Corte a:

ALFREDO Una vez más.

LUCIA

Que no.

ALFREDO Solo una vez más.

LUCIA Que no, que no puedo más, de verdad.

ALFREDO Te dejo que te hagas un canuto.

LUCIA Dímelo. Juan, tienes que decírmelo. No puedes estar toda la vida guardándotelo. Tienes que hacerlo, mi amor, tienes que desahogarte. Cuéntame qué es lo que pasó.

Alfredo y Lucia interpretan la secuencia con acento argentino.

LUCIA Dímelo. Juan, tienes que decírmelo. No puedes estar toda la vida guardándotelo. Tienes que hacerlo, mi amor, tienes que desahogarte. Cuéntame qué es lo que pasó.

ALFREDO

No puedo.

LUCIA Sí que puedes. Cuéntamelo. Dímelo, por favor.

ALFREDO ¿Para qué? No cambiaría nada, Ana.

LUCIA Sí cambiaría. No puede ser tan terrible, ¿me oyes? A lo mejor si me lo contaras te darías cuenta de que no es tan terrible como tú piensas.

ALFREDO

Mira guapa que te lo cuente tu puta madre

ALFREDO Va en argentino.

LUCIA

No.

ALFREDO

Peruano.

LUCIA

No.

ALFREDO

Inglés.

LUCIA

Ni loca.

ALFREDO

Japonés

LUCIA

Ni muerta.

ALFREDO

¿Otro canuto?

LUCIA

En argentino.

Alfredo y Lucía siguen interpretando la secuencia con acento argentino.

LUCIA Dímelo Juan tenes que decírmelo

ALFREDO Como el culo.

LUCIA Hijo de puta.

SEC 21.- ESCUELA R.E.S.A.D. SALA DE ENSAYOS INT/DÍA.

el escenario interpretando la

secuencia. Yuta y los compañeros de clase observan con atención la escena. De repente el profesor les interrumpe.

Alfredo

y

Lucía

están

en

YUTA Alfredo, ¿hay algo que te haya pasado en tu vida que no te atrevas a contar? Pregunto.

ALFREDO

¿El qué?

YUTA Que nos digas algo inconfesable. O algo que no quieras contar, o que no hayas querido contar nunca.

ALFREDO No sé si tengo algo inconfesable. No creo.

YUTA Todos tenemos algo inconfesable, seguro que tú también.

Alfredo se queda pensativo. Parece como que quiere recordar.

ALFREDO Hay algo, pero preferiría no recordarlo.

YUTA ¿Qué es? Cuéntalo, seguro que te ayuda para entender la secuencia.

ALFREDO Era muy pequeño cuando ocurrió.

YUTA Eso da igual. Sigue.

ALFREDO Los padres que me han criado no son en realidad mis padres biológicos. En realidad soy adoptado, mis padres murieron en un accidente de coche cuando yo tenía seis años.

Alfredo se emociona y se le nota reacio a seguir contando.

YUTA Eso no es inconfesable, ¿no? Supongo que tus amigos y la gente de alrededor lo sabe.

ALFREDO No, no lo sabe nadie. De hecho, es la primera vez que lo cuento.

YUTA

¿Por qué?

ALFREDO ¿Qué por qué lo he contado?

YUTA No, que por qué lo escondes.

ALFREDO No sé, no lo cuento nunca. Siempre. siempre lo escondo.

Alfredo trata de

evitar las lágrimas. Varias veces intenta

hablar, pero no le salen las palabras.

ALFREDO

No, nunca lo he sabido. Pero siempre lo hago, y muchas de

las

traicionando. Como si les negara. Y en realidad yo sé que

no es así.

les estoy

veces

me

siento

mal por

que parece

que

YUTA ¿Recuerdas cuando te dijeron que habían muerto?

Alfredo dice que no con la cabeza.

YUTA No lo recuerdas.

Alfredo es incapaz de contestar. Se ha quedado en silencio y con una especie de llanto contenido y ahogado.

YUTA ¿Qué pasa, Alfredo?

ALFREDO Nada, no puedo.

YUTA

Texto, Lucía.

LUCIA Dímelo. Juan, tienes que decírmelo. No puedes estar toda la vida guardándotelo. Tienes que hacerlo, cariño, tienes que desahogarte. Cuéntame qué es lo que pasó.

ALFREDO

No puedo.

YUTA ¡Ahora sí me lo creo!

SEC 22.- ESCUELA R.E.S.A.D. CAFETERIA INT/DÍA. Estamos en la cafetería de la escuela. Alfredo y Daniel están sentados en la barra del bar charlando mientras se toman unas cañas.

DANIEL Por eso lo digo. No sé yo si voy a tener pelotas de ponerme ahí delante de la gente. Una cosa es lo de los malabares y otra ponerse a largar colega.

ALFREDO Lo máximo que nos puede pasar es que se descojonen de nosotros.

DANIEL ¿Y te parece poco? A mi no me apetece una mierda.

ALFREDO De eso se trata ¿no?

DANIEL ¡Una polla!. Se trata de que se descojonen por lo que hacemos, no de nosotros, tronco.

ALFREDO No te preocupes, ya veras como sale bien. ¿Quieres otra?

Alfredo pide una caña para Daniel. Este le mira.

DANIEL

Oye, que paso, que no lo voy a hacer.

ALFREDO

Venga no me jodas Dani, que no va a pasar nada

lo pienses más

No

DANIEL ¿Tú estabas allí?

ALFREDO

¿El qué?

lo pienses más

Ya

está.

Venga no

DANIEL El día del accidente en que murieron tus padres. ¿Estabas allí, verdad?

ALFREDO ¿Y por qué me preguntas eso ahora?

DANIEL No sé, por que lo he estado pensando y me parece muy fuerte, tronco. No sé, siempre piensa uno que lo que le pasa a él es siempre lo más terrible, y luego te das cuenta de que en realidad siempre hay gente que lo ha pasado mucho peor que tú.

ALFREDO Daniel, era mentira.

DANIEL

Venga ya.

ALFREDO Es mentira. Nada de lo que he contado en la clase es verdad. Me he inventado hasta la última palabra.

DANIEL

¡Júramelo!

ALFREDO Te lo juro ¿Qué? ¿Qué?

(

DANIEL No me lo creo.

Daniel le interroga con la mirada)

SEC 23.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT./DÍA.

DANIEL No me lo creía. Le tuve que pedir que me lo jurara, ¿No es la interpretación un ejercicio de hacer creíble, y veraz las historias que se tratan de contar? Pues él lo hizo, y lo hizo de tal forma que todos se lo tragaron como si fuera absolutamente cierto.

LUCIA Claro que me enteré. Nos enteramos todos. La escuela entera. Si no, hubiera tenido que vivir y mantener esa

mentira para siempre. Pasó de ser, en pocos días, un pobrecito huérfano a un canalla de mucho cuidado.

HELENA Un malnacido. Eso fue una gamberrada cínica y fea. No me extraña que Yuta se pusiera así.

IMANOL Me acuerdo perfectamente yo iba a subir a hacer una escena

que me había preparado, y en vez de subir yo, le hizo subir

a él. Yuta estaba en las butacas de la platea. Entonces

llamo a Alfredo que, un poco desconcertado, subió y se sentó en una silla que había sobre el escenario. Entonces

Yuta, después de un largo silencio, le dijo:

SEC 24.- ESCUELA R.E.S.A.D. SALA DE ENSAYOS INT/NOCHE. Yuta sube inesperadamente a Alfredo al escenario. El joven está algo desconcertado. Los alumnos, y sobre todo a los que les tocaba trabajar su escena, no entienden por qué hace subir a Alfredo. Yuta le dice que se siente en una silla frente al escenario.

YUTA ¿Tú que haces aquí, Alfredo?

ALFREDO

¿El qué?

YUTA Sí, ¿qué haces aquí? En la escuela. ¿A qué has venido?

ALFREDO (Desconcertado) ¿Yo? .A estudiar.

YUTA

A estudiar, ¿el qué?

ALFREDO

Interpretación.

YUTA

¿Por qué?

ALFREDO ¿Cómo que por qué?

YUTA Sí. ¿Por qué?. ¿Por qué teatro?. Habrá alguna razón. ¿O has elegido esto como podías haber elegido informática?

ALFREDO No, porque es lo que me gusta.

YUTA ¿El qué te gusta?

ALFREDO El teatro. Me gusta el teatro.

YUTA

Ya, ¿y tú para qué crees que sirve toda esta historia del teatro?

ALFREDO Pues no sé, a veces creo que sirve para mucho, y otras creo que no sirve para nada, la verdad.

YUTA ¿Pero tú crees que debería servir para algo?

ALFREDO Pues sí, por lo menos para mejorar y hacernos más conscientes de nosotros mismos. Y

YUTA ¡Tú no quieres mejorar una mierda!

ALFREDO

¿Qué?

YUTA Lo que has oído. Tú no quieres mejorar una mierda. A ti te preocupan otro tipo de cosas, chaval. Te da igual todo. No piensas más que en ti mismo. Eso es lo que te pasa a ti.

ALFREDO ¿Y se puede saber a qué viene esto?

YUTA El otro día me faltaste al respeto a mí y a toda la clase mintiendo a todos. Contándonos esa película sobre tu vida. Mira, aquí la gente se deja el pellejo y saca cosas a relucir muy jodidas de su vida, ¿sabes? Se mojan. Tú no, y encima pretendes cachondearte de los demás. Eres una

mierda. Sí, no me mires así, eso es lo que pienso. Eres una

puta mierda y no tienes respeto por nada ni por nadie te puedes bajar del escenario.

Ya

ALFREDO Eso no es cierto.

YUTA ¿No es cierto? ¿El qué no es cierto?

ALFREDO No quería cachondearme de nadie.

YUTA ¿No?, pues yo creo que sí, que has venido a eso, simplemente.

ALFREDO Y yo te digo que no.

YUTA ¿Entonces a qué cojones has venido? ¿A qué has venido?

ALFREDO

No sé a que he venido, pero desde luego no he venido ha contarle a la gente mi vida, ¿sabe? Ni a que me insulten. Creía que iba a ser algo un poco más divertido.

YUTA

O sea, que tu has venido aquí a divertirte.

ALFREDO He venido a estudiar. Y si además puedo divertirme, mejor todavía.

YUTA

O sea, que para ti el teatro es una pura diversión. Quieres

hacer teatro para divertirte. ¿Es eso? Di. Solo eso.

ALFREDO No me va a provocar.

YUTA

¿Cómo?

ALFREDO

Nada.

YUTA ( hiriente, cínico) Bueno, ¿me vas a contestar o no? Dinos por que más quieres hacer teatro. ¿Nos lo vas a decir, o es que la pregunta es meterse demasiado en tu vida? No tenemos derecho a saberlo, es demasiado íntimo. ¿O sencillamente es tan estúpida tu respuesta que no tienes narices para decirlo aquí delante de todo el mundo? ¿Es eso?

ALFREDO (emocionado, desafiante) ¿Sabe por qué quiero hacer teatro?

YUTA Sí, realmente tengo curiosidad a que cojones has venido tú aquí.

ALFREDO Se lo voy a decir. Quiero hacer teatro porque me gustaría hacer algo por mí y por los demás; quiero hacer teatro, porque creo que sirve para comunicarse entre los seres

humanos, e intentar mejorarse los unos a los otros; porque creo que puede ser un espejo para nosotros mismos, en el cual podríamos apreciar nuestros propios errores y así evitar ciertas injusticias, porque puede ser un camino

hacia la comprensión y al entendimiento y por

igual decir todo esto, es una mierda, porque cada vez que dices algo, cuando intentas decir algo con un poco, aunque sea un mínimo de sinceridad, te tachan de loco, o de idealista, o te dicen: “este gilipollas todavía se cree que con el teatro se puede cambiar el mundo.” ¡Pues sí!, yo quiero cambiar el mundo. ¡Me encantaría cambiar el mundo! Y creo que todavía se puede cambiar. Y también porque quiero. Por que quiero. Nada.

Pero, da

Alfredo se emociona y no puede acabar. Se levanta del asiento y hace ademán de bajarse del escenario. Yuta, que le ve, le intenta parar para que termine lo que iba a decir.

YUTA ¿Dónde vas?, Quédate ahí y di lo que ibas a decir. Alfredo, no bajes del escenario y termina lo que ibas a decir. Di qué es lo que quieres, no seas cobarde. Eres una mierda si no acabas con eso.

Alfredo no contesta. Esta llegando a las escaleras que dan al patio de butacas. La tensión se hace cada vez mayor.

YUTA Sube al escenario, Alfredo.

Alfredo baja del escenario y se acerca a Yuta.

ALFREDO Y por que quiero que me quieran. Me gustaría sentirme querido. Lo que no he venido aquí es para que me insulten y me torturen.

Alfredo, después del desplante, se dirige hacia su asiento, coge

sus cosas, y con paso decidido se encamina a pasillos de la escuela.

la puerta que da a los

YUTA Alfredo, no salgas por esa puerta y sube al escenario ahora mismo.

ALFREDO Que te den por el culo, hijo de puta.

Alfredo sale por la puerta ante la mirada desconcertada de todos los estudiantes y la de Yuta. La clase se queda por unos momentos en absoluto silencio. Nadie sabe que hacer ni que decir.

SEC 25.- ESCUELA R.E.S.A.D. FACHADA EXT/NOCHE. Alfredo sale andando. Llega a la farola donde tiene enganchada la bicicleta. Lucía le alcanza.

LUCIA Espera, Alfredo, ¿Dónde vas?

ALFREDO

No sé,

donde sea.

LUCIA ¿Por que no vuelves?. Esta todo el mundo esperándote.

ALFREDO No Lucía, me voy.

LUCIA Como te vayas así te van a acabar echando.

ALFREDO Me da igual.

LUCIA Bueno, vale pero no te vayas así. ¿Vas para casa?

ALFREDO

Sí.

LUCIA Espera, que te acompaño.

Lucía. Se va a ir de repente en un arrebato, nerviosa pero decidida, se da la vuelta y le da un beso en los labios. Luego deja la cara pegada a él. Se miran.

LUCIA

Ahora mismo vengo

mundo

Sabes,

yo también quiero cambiar este

Me

encantaría cambiar este puto mundo.

Alfredo sorprendido se queda mirando fijamente a Lucía que se dirige hacia la puerta de la escuela.

SEC 26.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DIA.

LUCIA

Me

enamoré. Dicen que uno nunca sabe cuál es el instante en

el

que se pasa del estado normal al estado de

enamoramiento, pero yo sí lo supe. Y fue en el preciso instante en el que dijo sobre el escenario todo lo que dijo

y la forma en que lo dijo, entonces supe que me acababa de

enamorar de él. Y no me pregunte por qué, porque hay cosas

en la vida que no se pueden explicar.

SEC 27.- CASA OKUPA. HABITACION ALFREDO. INT/NOCHE. Alfredo y Lucía hacen el amor con pasión en su habitación. A corte en otro momento vemos diferentes planos de ellos en la cama desnudos en distintas posturas y con diferentes luces. En off oímos sus conversaciones.

ALFREDO

Me he pasado toda mi vida intentando que reaccionase de

alguna forma y nunca he llegado a conseguirlo. No he sacado nada de él, creo que es por eso que quiero hacer teatro en la calle. No soporto la gente sentada en una butaca mirando sin participar y sin expresar nada. Me recuerdan demasiado a él. Quiero que se muevan, que hagan algo. No soporto que se queden ahí como estatuas. Necesito ver que lo que hago provoca algo por lo menos algo.

LUCIA

Es curioso.

ALFREDO

¿El qué?

LUCIA Nada, que yo quiero hacer teatro por todo lo contrario. En

realidad yo siempre he querido hacer teatro porque odiaba a

mi hermana; Quería ser diferente a ella. Era una forma de

sentirme especial, de ser distinta. Cuando éramos pequeñas,

todo lo que hacía, lo hacía mejor que yo. Mi padre y mi madre siempre decían que era la más lista, la más guapa, la más todo. Yo era la rara en casa. La odiaba, la odiaba con toda mi alma, y quería hacer algo que ella no pudiera

hacer. Ahora que lo he conseguido ya me da igual, pero por lo menos he encontrado algo que creo que me gusta.

Alfredo y Lucía se miran, no saben que más decir.

ALFREDO Podrías venirte un día con Daniel y conmigo.

LUCIA

¿A dónde?

ALFREDO Cuando hagamos algo en la calle.

LUCIA

Vale.

ALFREDO

¿Te gustaría?

LUCIA

¿El qué?

ALFREDO Actuar en la calle.

LUCIA Ahhh, no, no, yo iría solamente para veros, pero no para actuar.

ALFREDO Y, ¿por qué no?

LUCIA

¿En la calle?, ¡ni loca, me muero, no podría! En un teatro sí, o en una película, incluso en la televisión, aunque no

me gusta una mierda. Pero en la calle

no sé

ALFREDO ¿En un teatro sí serías capaz, y en la calle no? ¿Por qué?

LUCIA No sé, en la calle nunca sabes lo que puede pasar, ni cómo va a reaccionar la gente. En un teatro, la gente que va, va a ver teatro, está acostumbrada y sabes más o menos lo que puede pasar.

ALFREDO ¡Por eso hay que actuar en la calle! Esa gente que dices que va al teatro es siempre la misma, por eso la única forma de llegar a otro tipo de gente es salir a la calle y contarles algo.

Alfredo y Lucía se quedan en silencio. Ninguno dice nada durante unos instantes en que los dos piensan sobre lo que acaban de decir.

ALFREDO No voy a volver a la escuela.

LUCIA

¿Qué?

ALFREDO Que voy a dejar la escuela no voy a volver.

SEC 28.- RESTAURANTE MANOLO. INT/DIA. Alfredo entra en la barra proveniente del salón comedor del restaurante. El joven está cargado con platos en la mano y con una nota que deja en un corcho que hay en la pared para las comandas. Luego descarga los platos sucios sobre una barra en el alféizar que se encuentra en el hueco de la ventana que comunica con la cocina. Es la hora de las comidas y el restaurante está hasta los topes.

ALFREDO Dos cortados,

dos

carajillos de coñac. Manuela, me faltan el escalope de segundo y unos espaguetis de primero para la mesa cuatro.

uno

solo,

un chupito

de

Whisky y

PABLO Dos carajillos de coñac, y dos chupitos de whisky, un cortado y uno solo.

SEC 29.- PLAZA DE SANTA CRUZ. JUAN ESTATUA. EXT/DIA. Alfredo pasea por la calle Preciados. Pasa frente a un mimo, que está haciendo un espectáculo. El actor se queda mirando a Alfredo

fijamente. Alfredo le mira unos segundos y decide continuar su camino. De repente, el mimo corre tras él. Tiene media cara pintada de blanco

y la otra mitad sin pintar. El chaval comienza a hacerle gestos cuando

está del lado de la mejilla pintada, y a hablar cuando se da la vuelta

y presenta

el lado de la mejilla sin pintar.

JUAN Hola, ¿qué tal, compañero? (

da la vuelta gesticula ) ¿No

te acuerdas de mí? (da la vuelta y gesticula ) No, ya veo que te crees que soy un mimo gracioso. ( se da la vuelta y gesticula) Escuela de arte dramático. ( se da la vuelta gesticula )

Alfredo sigue andando y con una sonrisa simpática trata de alejarse de él. El mimo insiste e intenta a través de gestos, muecas y movimientos comunicarle algo. Alfredo no entiende nada, está demasiado deprimido para darse cuenta de que se trata de Juan, su compañero de la Escuela de Arte Dramático. Juan deja de actuar y le para de frente.

JUAN Está claro que no soy un buen mimo. Tío, soy Juan, coño. ¿No me reconoces?

ALFREDO

¿Qué Juan?

JUAN Juan, coño, ¿no te acuerdas de mí? En la escuela de arte dramático.

ALFREDO Ostias, colega, que fuerte. ¿Qué pasa, chaval?

SEC 30.- BAR DEL CENTRO DE MADRID 2. INT/ATARDECER. Estamos en un bar de la Gran Vía. Alfredo y Juan están sentados en una mesa tomándose unas cervezas. Juan está desmaquillado y vestido normalmente.

JUAN

Al poco de irte tú, me fui yo. Estaba hasta los huevos de estar allí; que si tu padre, que si tu madre, que si tu

que

infancia

confundía el ego con la autoestima, y ya no aguante más.

Me piré. Me pareció que ya había aguantado bastante.

Un día me dijeron

que

mi problema era

ALFREDO Eso no eran clases de interpretación, eran sesiones de autoayuda, de terapia de grupo; no sé, de cualquier cosa menos de interpretación.

JUAN Un manicomio, eso es lo que era. No me extraña que algunos acaben mal de la cabeza. A mi me falto poco. He aprendido más en dos meses actuando en la calle que en dos años y medio de escuela.

ALFREDO Lo mismo me pasa a mí. Hace poco que Dani y yo estamos montando alguna cosa por la calle, y la verdad es que estoy alucinando. Es impresionante como reacciona la gente.

JUAN

Es increíble,

yo estuve en el teatro de la universidad y

te aseguro que no se puede comparar con la calle. No tiene

a alucinar pero es

que

nada que ver. Me gusta tanto que

vas

a veces se me pone dura, pero dura.

ALFREDO

Venga ya.

JUAN Pero como te lo estoy diciendo, literal, se me pone dura como una piedra. No se porque será tio, pero me trempo del gusto de estar actuando delante de la gente.

ALFREDO ¿A mi sabes lo que me pasa? No sé si contártelo. Bueno si, ¡que más da!. Pues antes de salir me empieza a entrar una especie de picorcillo en el culo.

JUAN

¡No jodas!

ALFREDO Te lo juro, en pleno ojete. Debe de ser por los nervios por que siempre es me pasa antes de salir. Luego se me pasa cuando ya llevo un rato.

JUAN

¡Que fuerte!

ALFREDO

A mi me han dicho colegas que están haciendo cosas por la

calle que les pasan unas cosas que alucinarías. Uno me dijo una vez colega que después de actuar se tenía que

comer un plato de espinacas por que si no vomitaba.

JUAN Eso no es cierto. Es broma coño.

ALFREDO No, pero lo del ojete es verdad, Que se muera mi madre ahora mismo.

JUAN

Y a mi que se me pone dura.

JUAN Solo hay una cosa de actuar de la calle que me jode.

ALFREDO La cantidad de cosas que se te ocurren y que sabes que nunca vas a poder hacer, ¿a que sí?

JUAN Exacto, tío, exacto. Eso

sé, se me ocurren miles de cosas continuamente,

que por lo que sea, al final nunca las voy a poder hacer.

Eso

es lo que más me jode. No

y veo

ALFREDO Lo que tendríamos es que hacerlas.

SEC 31.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT./DIA.

JUAN Ese día. Claro que recuerdo ese día, ¡cómo no me voy a

acordar! Ese día salimos por ahí hasta la madrugada y hablamos de todo, de todo. Del teatro, del cine, del arte en general, de la vida, de la muerte, de todo. De lo

divino

como

coincidíamos en todo; fue como encontrarme un hermano. Un alma gemela.

y

de

lo humano,

se

suele

decir.

No

sé,

LUCIA

Fue un encuentro mágico. A veces en la vida hay momentos en que una circunstancia o una casualidad cambian el curso de tu vida. Ese encuentro fue uno de esos momentos. Realmente fue el comienzo de una gran amistad. Y por supuesto el

principio

de

todo

lo

demás.

No

solo

de

los primeros

espectáculos,

sino

de

lo

que

luego sería el grupo

independiente Noviembre.

SEC 32.- CALLE PRECIADOS. DIABOLO PAYASO EXT/DIA.

SUPRIMIDA

SEC 33.- PLATO ENTREVISTAS. INT/DIA.

SUPRIMIDA ( Texto incluido en la sec. 34 )

SEC. 33 A. PLAZA SANCHEZ BUSTILLO. LA DAMA CALIENTE. EXT./DÍA. Estamos en la plaza Sánchez Bustillo. Lucía y Alfredo están haciendo de estatuas. Están vestidos de época del siglo dieciocho. Lucía con el típico traje de menina. La gente les mira. Juan, como gancho, se acerca y pulsa en el ordenador que hay en una mesa. Lucía se levanta la falda, enseña unos ligueros muy provocativos al ritmo de una trompeta que toca Alfredo. Pasan unos segundos apenas cuando vuelve a su misma posición. Juan vuelve a tocar la pantalla. Se repite la secuencia. Vuelve a tocar, así hasta que Juan como gancho, Lucía y Alfredo mantienen una discusión.

ALFREDO Bueno, ya está, ¿no? ¡Déjala tranquila!

JUAN ¿Qué pasa? ¡No te mosquees, tronco!

ALFREDO No me mosqueo, sencillamente no quiero que estés aquí dándole al ordenador todo el rato.

JUAN ¿Y por qué no? No pasa nada, ¿no?

LUCIA Sí que pasa, chaval, que eres un pesao.

JUAN ¡Pero si os estáis forrando conmigo!

LUCIA Mira, chaval, hasta que no te vayas, no vamos a seguir.

JUAN Yo no tengo prisa.

La gente se dispersa un poco. Alfredo se sienta sobre su cajón y se pone a fumar un cigarro. Lucía hace lo propio. Juan se queda esperando.

SEC 34.- ENTREVISTAS PERSONAJES. INT/DÍA.

JUAN Empezamos con cosas sencillas. Juegos con el diábolo, pequeños sketches dialogados, malabares, juegos musicales. Eran espectáculos con una pequeña base argumental, pero muy libres a la hora de la improvisación. En el fondo eran espectáculos en donde cada uno de nosotros se iba probando a sí mismo.

LUCIA Fueron momentos maravillosos. Todos aportábamos nuestras ideas. Lo hacíamos por placer y por entretenimiento y aquello funcionaba. Fue verdaderamente emocionante. Eramos jóvenes y nos divertía todo aquello. Nos hacia sentirnos especiales; sobre todo por el hecho de no pedir nada a cambio.

SEC 35.- METRO DE MADRID. INT/DÍA.

LOS PUNKIES ALEGRES Estamos en el interior de un vagón de metro. De repente, se abren las puertas. Entran Alfredo, Juan y Daniel atropelladamente. La gente se les queda mirando. Los tres van vestidos de payasos punkies. Alfredo va con un megáfono, Juan con una caja, y Daniel con una trompeta. Empiezan a tocar. Alfredo, al ritmo que marca la caja y la trompeta, empieza un discurso.

ALFREDO (Exaltado) Buenos días, no, no se asusten, ¡ya tienen cara de acojonados! Se piensan que les vamos a pedir dinero, que vamos a mendigar, que les vamos a sacar la guita, que les vamos a vaciar los bolsillos, que les vamos a dar el

palo,. ¿verdad? ¡Pues no! ¡No! Están muy confundidos. ¡No queremos dinero! Es más, nos da asco el dinero ¿Verdad?

un

propósito. ¡Mucho más humano!. ¡Mucho más digno! ¡Mucho

más revelador! ¡Mucho más sabio que el dinero! Venimos a

dales

decirles que se acabó el sufrimiento, se acabó el mal vivir, se acabaron las penas. ¡Ustedes no pueden seguir todas las mañanas levantándose con esa cara de amuermaos que tienen! No pueden levantarse y dirigirse con la misma cara al mismo lugar, acercándose con pesadumbre a la misma oficina, a mirar las mismas caras de todos los días. Ustedes necesitan un regalo, ¡algo diferente!, ¡algo que les suba la moral!, ¡algo que les haga sentirse

regalarles algo. Venimos a

¡Sí! Nosotros no queremos dinero, venimos

un regalo,

¡sí!,

a

aquí

con

jóvenes!, ¡sentirse de nuevo fuertes!, ¡sentirse alegres!,

estamos

nosotros aquí, porque ustedes necesitan algo ¡completa y

radicalmente distinto todas

Vámonos. Un. Dos. ¡Un, dos, tres, cuatro!

¡libres!, ¡dichosos!,

¡felices!.

Y

para

eso

de

las mañanas

su

vida!

Alfredo se pone a bailar como un loco a lo largo de todo el vagón de metro. La gente se queda mirándole alucinada. Juan y Daniel tocan moviéndose como locos una música que lleva un ritmo frenético. Alfredo coge a Lucía, que ha entrado con ellos por otra puerta del vagón, y la saca a bailar. Alfredo empieza a sacar gente a bailar. De repente, con un fuerte golpe de caja y trompeta, se para el ritmo de golpe. Alfredo se para y queda inmóvil. Luego siguen con un ritmo aún más frenético.

SEC 36.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT./DÍA.

DANIEL Era emocionante, sobre todo por los nervios de las primeras veces. Parece que no, pero el pararse allí unos chavales de veinticinco y hacer lo que hacíamos. ¡había que echarle cojones! y sin pedir nada a cambio. Era reconfortante, te hacia sentirte bien. Dabas lo que tenías sin ninguna intención. Es curioso, mucha gente no lo entendía. Algunos incluso se molestaban.

SEC. 36 A. METRO DE MADRID. LAS NOTICIAS. INT/DÍA. Alfredo y Juan entran en un vagón de metro, cada uno por un extremo distinto. Los dos con un periódico en la mano y una silla de niño pequeño. Los dos se sientan a caballo en las sillas. Al cabo de unos segundos, uno le lee al otro una noticia absurda que acaba de leer en el periódico. Uno a uno se van recitando las noticias, cada cual más absurda. De repente uno de ellos hace participar a uno de los pasajeros haciéndole leer lo que está en esos momentos leyendo.

ALFREDO

A ver dígame lo que está usted leyendo. Venga no sea

tímida dígamelo.

La mujer lee el párrafo de la revista que está leyendo. Vemos a corte varias lecturas de la gente que lee párrafos de las revistas. La gran mayoría de revistas del corazón en donde se hacen eco de las parejas de moda. Bodas, casamientos, separaciones, reencuentros. Las intervenciones son cada vez más rápidas y una sucesión de imágenes pasa finalmente a toda velocidad hasta que de repente se detiene. En ese momento, Alfredo aparece ante la cámara y grita de forma exagerada y teatral.

ALFREDO ¡¡¡¡Y a mi que pelotas me impooooooooooooooooooorta!!!!.

Un plano más lejano nos muestra a Alfredo en mitad del vagón observado por la mirada atónita de los pasajeros.

SEC 37.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DÍA.

JUAN

Con la experiencia de las primeras actuaciones en la calle, nos empezamos a mostrar cada día más creativos y dispuestos

a hacer otras cosas. Poco a poco fuimos complicando cada

vez más los números. Durante ese tiempo hicimos muchas actuaciones y cogimos la suficiente confianza como para plantearnos el montar un espectáculo más grande. Pero para eso necesitábamosmás gente. Alfredo y yo empezamos a pensar en algunos antiguos alumnos de la escuela a los cuales seguíamos viendo.

SEC 38.- PARQUE DEL RETIRO. EXT/DÍA. Un día de verano. Estamos en una pradera del Retiro. La gente se encuentra tirada sobre el césped en diferentes grupos. Entre ellos vemos a uno de gente joven en el cual se encuentran Alfredo, Lucía, Juan, Daniel, Alicia, Rodrigo, Helena, Imanol y Alfonso, un chaval que durante la secuencia está intentando sacar una canción. Daniel y Alicia están ensayando juegos malabares. Lucía juega con unas cuerdas mientras los demás, sentados, charlan tranquilamente. También vemos a Trostki, que corre entre ellos. Daniel está intentando pasarle los bolos a Alicia, pero se le caen.

DANIEL ¡Joder! ¡Otra vez!

ALICIA Si es que no los tiras a tiempo.

DANIEL

¡Una polla que no! ¡ Trostki! ¡Quita!, ¡aparta! A ver. y ¡fíjate!, coordínalo o no lo vamos a conseguir nunca.

ALICIA Una, dos, tres.

Lanzan otra vez los bolos. Se vuelven a caer. En la otra parte, tumbados sobre la hierba, están Alfredo y Juan con una libreta en la que están apuntando cosas. Rodrigo, Imanol y otro más del grupo están tumbados cerca de ellos.

ALFREDO ¿Bueno, que dices? ¿Te apuntas?

IMANOL ¿Qué es lo que vais a hacer?

DANIEL ¡Cine!, vamos a montar un grupo de teatro para hacer cine, Imanol.

ALFREDO Vamos a hacer teatro en la calle.

IMANOL ¿Y va estar este capullo? (Refiriéndose a Daniel)

DANIEL ¡Ten cuidado con lo que dices, que te puedes ganar un mazazo, chaval!

IMANOL ¡Tú me vas a chupar lo que yo te diga!

Daniel le lanza un bolo, que está a punto de darle en toda la entrepierna.

IMANOL ¡La madre que te parió! ¡Qué susto me has dado! Me llegas a dar, y te lo comes, chaval.

DANIEL Venga, anda, menos lobos. ¡Tira!

Imanol le devuelve el bolo. Daniel lo coge.

ALFREDO ¿Si, o no?

IMANOL ¡Vale! No tengo otra cosa que hacer este verano.

ALFREDO Pero antes te tienes que leer esto, decir si estas de acuerdo y firmarlo.

IMANOL ¿Qué es esto?

ALFREDO Hemos redactado un manifiesto.

IMANOL Bueno, da igual estoy de acuerdo ya lo leeré.

ALFREDO Alfonso, ¿tú que dices?, nos faltan dos actores más.

ALFONSO

¿Hay pasta?

ALFREDO ¿Cómo que si hay pasta?

ALFONSO Lo que has oído, tronco: que si tenéis dinero. Na, na, na.

ALFREDO Ni un duro.

ALFONSO

Paso.

ALFREDO ¿Pero como eres tan pesetero, cabrón.?

ALFONSO No soy pesetero: no me gusta trabajar por la cara.

DANIEL Pues nosotros no nos vamos a llevar ni un duro, chaval. Por principios.

ALFONSO ¿Y en qué se basan esos principios, tronco? Porque viniendo de ti no me fío un pelo.

ALFREDO En hacer un teatro libre, independiente y gratuito.

ALFONSO Eso es demasiado hippie para mi. Rodri, ¿por qué no te haces un porro, tronco? Na.na, naná.

RODRIGO

Voy.

Rodrigo comienza a liarse el porro.

ALFONSO ¿Y cómo os vais a llamar?

DANIEL

Noviembre.

ALFONSO

Os

tendríais

que

haber

llamado

Octubre.

Es

más

revolucionario, ¿no?

 

DANIEL

 

Es

que

la siguiente

revolución

a Octubre

es

la

de

Noviembre.

ALFONSO ¿O sea, que sois un grupo de teatro revolucionario? Eso está bien. Está un poco desfasao, tronco, pero bueno. La verdad es que lo de Noviembre me gusta. Noviembre.

las

aspiraciones idealistas del Grupo Noviembre. Destrozándolas luego con una visión extremadamente realista, pero sobre todo acusando la ingenuidad de sus intenciones. Todos ríen cuando Alfonso interpreta la canción. La verdad es que la canción es ingeniosa.

Alfonso improvisa una canción

en

la

cual

habla

de

ALFREDO (Sonriente por lo que dice la canción y también por lo acertada) ¡Qué hijoputa!

La cámara inicia cenitalmente un ascenso desde la guitarra de Alfonso. Durante el ascenso, veremos a corte con el tema musical las entrevistas de la siguiente secuencia, en donde los integrantes cuentan los principios del manifiesto.

SEC 39.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DÍA.

LUCIA El manifiesto Noviembre. La primera regla por la que se regían los demás principios decía así: “Crear un Teatro Libre, Independiente y Gratuito” Segundo principio: “Crear un Teatro al margen de ayudas públicas o privadas, y de esta manera conseguir absoluta independencia tanto de acción y forma, como ideológica”

JUAN Tercer principio: “Crear un teatro gratuito y sin ánimo de lucro rechazando cualquier contraprestación económica.” Cuarto: “Crear un teatro construido artesanalmente por parte de los integrantes.” Quinto: me parece que era “No actuar en recintos cerrados” sí, eso: “No actuar en recintos cerrados ya sean públicos o privados”.

ALICIA Sexto: “Establecer la Ley Mahoma”, o “Terrorismo Blanco” que quería decir que había que ir en busca del público sin esperarle. Se trataba de educar e influir en la opinión del público a través de las temáticas de las funciones llegando hasta el mismo de manera improvisada.

DANIEL El séptimo mandamiento, como los llamaba Imanol, era “Establecer un sistema rotativo en las interpretaciones sin hacer distinción de raza, sexo, o edad.” Octavo:

“Buscar la participación directa del público, haciéndole cómplice en todo momento”

IMANOL El Noveno: “Crear propio y nuevo repertorio, quedando prohibida la adaptación de textos ajenos.”

HELENA

Y el décimo: “Comprometerse a no traicionar el Manifiesto bajo ningún concepto.”

PEDRO No sé, yo no me enteré de que existió tal Manifiesto. Se lo juro, es la primera noticia que tengo. ¿Me está tomando el pelo? Pues no me enteré. Vamos, yo, para entrar en el Grupo, le aseguro que no firmé ningún Manifiesto. Yo ni siquiera quería ser actor, lo único que me pidieron fue utilizar mi furgoneta.

SEC 40.- SALIDA DEL PORTAL DE LA CASA OKUPA. EXT/DÍA. Los miembros del Grupo Independiente salen de la casa okupa completamente preparados para representar su primera actuación. Todos están pintados de rojo, llevan cuernos en la cabeza y pañales entre las piernas. También tienen las uñas de las manos y de los pies largas, y la cabeza afeitada o el pelo pegado y cubierto con látex. Un pequeño rabo les sale a todos del coxis. Las mujeres van con atuendo de muchachas y en zancos. Vemos como se meten en la furgoneta.

PEDRO ¡Vamos! ¡Que nos vamos!

MARIA Espera, tranquilo, que todavía falta Juan.

PEDRO (Sacando la cabeza por la ventanilla) ¡Juan, nos vamos!.

JUAN Voy, voy, voy, voy me olvidaba el chupete.

(Entrando

Troski entra

en

la furgoneta.

Los

consiguen sacarle del interior.

PEDRO Bueno, ¿puedo ya?

en la furgo) ¡UHF! que se

integrantes del grupo

ALFREDO Yo creo que si ¿No? ¿Lo tenemos todo? Los carros, los chupetes, biberones, zancos, los globos, yo creo que está todo.

PEDRO Bueno, pues si está todo, a tomar por culo y vámonos ya.

ALFREDO Eh, eh, eh, espera. Habrá que hacer algo antes de salir ¿no? Digo yo. Bueno, colegas, ¡por Noviembre! Este es un momento histórico. ¡Suerte a todos!

LUCIA ¡Estoy histérica!

IMANOL No te preocupes, que va a salir todo bien, ya verás.

ALFREDO

Hay que echarle mucho morro. Y tú, Dani, no te pases en la calle ¿Me has oído?

DANIEL ¿Yo? ¿Por qué me voy a pasar?

ALFREDO Porque te conozco.

DANIEL

Sí, papá.

PEDRO ¡Nos vamos, nos vamos

Vaaaamonos!

Pedro arranca la furgoneta. Sale disparado pero al cambio de marcha se le cala. Todos se van hacia adelante.

PEDRO Nada., no ha pasado nada. ¡No ha pasado nada! ¡UFFFFF!

DANIEL Pedro, ¿estás nervioso, tronco?

PEDRO ¿Yo? ¡Qué va! ¿por?

DANIEL No, no, por nada.

PEDRO ¡Estoy acojonado!, que es distinto.

La furgoneta sale por el fondo de cuadro. Troski les sigue ladrando en su recorrido.

SEC 41.- CARRETERA CAMINO A LA CALLE PRECIADOS. EXT/DÍA.

SUPRIMIDA

SEC 42.- CALLE PRECIADOS. EXT/DÍA. El Grupo Independiente Noviembre interpreta a lo largo y ancho de la calle Preciados la función de “Los Querubines del Demonio”. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: “Madrid, Agosto del año 1998” En un principio los bebés se mantendrán en los carros, hasta que se distraigan las chachas y consigan escapar. Durante toda la actuación vemos travesuras de los bebés que las chachas intentan controlar. Tiran bombas a la gente, hacen fuego, con los biberones mojan a la gente, se meten en alguna tienda y roban. Uno de ellos se sube a una farola y no hay manera de hacerle bajar. Etc. La gente se ríe con ganas y participa en los líos en que se meten las criaturas. El desconcierto y el caos provocado por el Grupo se hacen en seguida notables, impidiendo la libre circulación de algunos viandantes, y llegando a colapsar completamente la calle. En un momento dado, suena la sirena de un coche de la policía, que aparece en el lugar donde se ha concentrado la parte final de la función. Uno de los guardias se acerca a Daniel para hablar con él.

GUARDIA Perdone., buenas tardes.

HELENA

Señor agente, no me irá usted a detener al bebé, ¡que es un

menor!

GUARDIA (Simpático) No, no se preocupe.

HELENA

A ver si me lo va a meter usted en la cárcel a la criatura.

¡Con lo que me ha costado a mí criarlo! ¡Satanás! Dile hola al agente. Salúdale, ¡que si no te va a llevar!

Daniel mira a la chacha con cara de bobo. De repente empieza a dar vueltas como un loco alrededor del agente de policía.

GUARDIA ¿Me podría enseñar el permiso para actuar en la calle?

HELENA ¿Hace falta permiso?

GUARDIA Sí, hace falta un permiso. ¿Lo tiene?

HELENA No tenemos ningún permiso.

GUARDIA Lo siento, pero entonces no pueden seguir actuando.

HELENA Estamos acabando.

GUARDIA

Me podría dar su documentación y pedírsela si no le importa

a sus compañeros.

HELENA Hui, si yo soy una inmigrante estoy esperando por los papeles, mi guardia. Y los niños no tienen documentación. ¿No los ve, que son bebes?

Daniel sigue dando vueltas alrededor del agente. En un momento dado, le coge la gorra y sale corriendo.

HELENA ¡Satanás!, ¿estás loco? ¡Satanás! ¡Ven aquí ahora mismo!.

GUARDIA ¡Dígale a su compañero que me devuelva la gorra!

HELENA ¡Satanás!. ¡Satanás!. ¡Devuelve la gorra al agente!

Daniel se sienta en el suelo con la gorra. Helena se acerca hasta el niño. El guardia le sigue. La gente alrededor sigue los acontecimientos muerta de risa.

HELENA ¡Satanás! ¡Obedece y devuélvele la gorra al señor agente, que nos van a detener si no se la devuelves!

Helena intenta quitarle la gorra del guardia, pero el niño se niega. Helena tira de ella. El chaval también. De repente, con el tira y afloja, Helena tropieza con el zanco y al desequilibrarse tira con demasiada fuerza, arrancando la visera de la gorra del agente.

SEC 43.- COMISARIA DE POLICIA. OFICINAS. INT/DIA. Alfredo está en las oficinas de la comisaría de policía de la calle Luna. El joven está de pie frente a un oficial.

ALFREDO El material es muy importante, de verdad. Sin él no podemos hacer nada, ¿no lo entiende? Además, es que la mayoría de las cosas no son nuestras, nos las han prestado.

OFICIAL Lo siento, si yo entiendo perfectamente lo que me estás diciendo, pero es que no puedo hacer nada.

ALFREDO Venga, hombre, seguro que puede. No nos haga esto, por favor. ¡Que nos deja en bragas!

El madero le mira con ironía.

OFICIAL (Enseñándole un parte) Lo siento de veras no puedo hacer nada.

ALFREDO No puede ser. ¡Es que no tienen ningún derecho! ¡Eso es nuestro!

OFICIAL Mira: si pudiera hacer algo, te lo juro que lo haría. A mí, ya ves lo que me importa que estéis haciendo teatro en la calle. Por mí, podríais hacer lo que quisierais, pero las leyes son las leyes, y sin permiso no se puede hacer teatro en la vía pública ni en ningún otro sitio. Y tampoco se puede ir indocumentado. Dime tu nombre, anda.

ALFREDO

Alfredo Baeza

OFICIAL

Alfredo Baeza

Me

cago en la puta, ya estamos otra vez

¡Manuel!

Ya

ALFREDO ¿Qué le pasa?

se ha jodido

Nada

OFICIAL No sé, no tengo ni idea. Se me ha ido el programa.

ALFREDO

A ver,

Alfredo se levanta y se pone frente al ordenador. Le arregla al policía el problema.

ALFREDO

Ya esta.

SEC 44.- COMISARIA DE POLICIA. SALA DE ESPERA. INT/DIA. Los miembros del Grupo Independiente Noviembre, ataviados con los trajes de la función, esperan inquietos en una de las salas de la comisaría. Su aspecto es realmente ridículo. Están parados frente a un grupo de detenidos que no hace nada más que mirarles. De repente, un macarra entra detenido en la habitación donde se encuentran. El chaval se queda atónito mirando el aspecto de los actores.

DANIEL Tu que pasa que tengo monos en la cara.

MACARRA Tu que pasa tienes algún problema.

DANIEL Que dejes de mirar ya.

MACARRA Pero quien te está mirando chaval.

DANIEL Tu me estás mirando.

Un policía se acerca al macarra y se lo lleva de malas formas.

POLICIA Tu que pasa que ya está montando bronca. Venga pasa por aquí.

MACARRA

Pero

demonio.

que

no

he hecho

nada

Es

ese chaval

que

es

un

POLICIA Ya y tu eres el angelito, no te jode. Venga pasa y deja de hacer el gilipollas o al final te voy a tener que dar dos ostias, que me tienes hasta los cojones ya chavalote.

JUAN ¡Esto es surrealista, colega!

SEC 45.- COMISARIA DE POLICIA. OFICINA. INT/DIA. Alfredo sigue intentando convencer al devuelva los materiales.

ALFREDO No estábamos pidiendo dinero.

policía

para

que

le

OFICIAL Venga, ¡no me jodas! Ahora me vas a decir que tu estabas allí por amor al arte y que no estabais pidiendo nada.

ALFREDO

Pues se lo crea o no se lo crea, es así.

OFICIAL Pues no deberíais ¿Por qué no intentáis hacerlo en un teatro?

ALFREDO No queremos. Queremos hacer teatro en la calle.

OFICIAL Pues la próxima vez pide los permisos y ya está. Ahora, si tiráis petardos y estropeáis el suelo con fuego, os va a caer una multa, que lo sepáis. ¡Ah! y dile a tu colega que no se puede ir por ahí quitándole la gorra a un policía.

ALFREDO ¿Sabe cuánto tiempo puede tardar hasta que se nos devuelva el material?

OFICIAL Un mes, aproximadamente.

ALFREDO ¡Me cago en la puta madre que me parió!.

OFICIAL Chaval., ¡esa boca!

SEC 46.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DIA.

LUCIA Nuestra primera actuación, y acabar detenidos en comisaría y requisado el material en el que habíamos trabajado tanto. Pues, como comprenderá, no fue de lo más esperanzador. Lo habíamos previsto todo. Todo menos eso. Los permisos, ese fue el principal problema.

JUAN El arte no escapaba a la burocracia. No había lugar a la improvisación, todo tenía que estar civilizadamente controlado. Alfredo decía que habían hecho del arte un arma de fogueo, y tenía razón.

DANIEL

Tras el auge artístico de la dictadura se vivió un estancamiento. Se Llego a una institucionalización en el arte en el que te dejaban hacer lo que quisieras dentro de un orden. Un orden en el que se perdió la frescura y la esperanza de cambiar las cosas. A los grupos transgresores se les dejó un pequeño hueco, eso sí, de una forma controlada, guardando ciertas reglas preestablecidas anteriormente. Reglas democráticas. Si no comulgabas

la lo que se

con ellas te convertías en un peligro para

consideraba el orden social. Un orden, que siendo demagógicamente democrático era para la gran mayoría indiscutible.

SEC 47.- CASA OKUPA. BAR. INT/ATARDECER.

Estamos en el interior de la TORRE. Los integrantes del grupo Noviembre están sentados en una de las mesas del bar. Se les ve completamente alicaídos después del resultado de su primera actuación.

PEDRO Si, pues a ver cómo le digo yo a Eusebio que los zancos están en comisaría y que no se los voy a devolver hasta el mes que viene.

JUAN Eso, si los devuelven. Que lo mismo no los volvemos a ver.

PEDRO Eso no lo pueden hacer.

JUAN ¡Vete tu a saber!

DANIEL ¡Serán hijos de puta! No tienen ningún derecho a quedarse con el material. Tendríamos que llamar a un abogado.

IMANOL

Eso no va a pasar. No digas eso, que me da un infarto,

colega, ¡que

las pelucas

y

los trajes

los tengo

que

devolver!

DANIEL ¡Lo peor no es eso!. Lo peor es que sin el material ya me contarás tú qué hacemos.

IMANOL Jodernos, ¿qué vamos a hacer?

ALFREDO Podemos hacer otra cosa.

DANIEL

¿El qué?

ALFREDO Montar otra historia, y a tomar por culo.

Daniel y los demás no dan crédito a lo que están oyendo.

IMANOL ¡Estamos como para pensar en otra historia!

ALFREDO Sí, hay que hacer otra función.

PEDRO ¿Pero tienes alguna idea?

ALFREDO ¿Alguna?, ¡tengo la puta cabeza llena de ideas! ¡Me sobran! Lo que tengo que hacer es decidirme por una, eso sí. Pero ideas, ¡ideas tengo para aburrir!

JUAN Pues a mí, ahora, te juro que no se me ocurre ninguna.

HELENA (Llorando) Mierda, tanto esfuerzo para nada. Esto, esto es una mierda.

Alfredo y los demás se quedan mirando la reacción de Helena. No saben qué decir. Se quedan todos en silencio.

SEC 48.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT./DIA.

JUAN Independientemente del resultado, decidimos seguir adelante, y rápidamente montamos otros espectáculos. Lo importante era salir a la calle y hacer algo, lo que fuese. Eramos jóvenes, teníamos talento, energía y unas ganas terribles de hacer cosas.

LUCIA

Nos lo hacíamos todo nosotros; nos buscábamos la vida como fuera. Pedíamos cosas a nuestros amigos, robábamos, lo

alquilábamos

lo sacábamos de debajo de las

piedras. Lo importante era poder actuar.

En

fin,

DANIEL Alfredo y Juan escribían las obras, y los demás se repartían el resto. En aquella época, después de “Querubines del Demonio” montamos “Todos Juntos”, “Jumping Jack Flash” y, finalmente, llegó “Los Olvidados”, función que marcó un antes y un después en la historia del grupo, pasamos de un teatro popular y festivo a un teatro más social reivindicativo y también más provocativo. Un teatro mucho más fuerte, más agresivo.

SEC 49.- CENTRO COMERCIAL. INT/DIA.

Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: “Madrid, Noviembre del año 1998”. El Grupo Independiente Noviembre interpreta en un centro comercial la función “Los Olvidados”

Estamos en un Centro Comercial. En una de las plantas vemos a Alfredo con una gabardina. Mira a su alrededor. Vemos como en otros lugares de los grandes almacenes se encuentran Lucía, Alicia, y los restantes miembros del Grupo. Va caracterizado de una persona sin brazos, y lleva colgado del cuello, con una cuerda, una caja de puros abierta para que depositen monedas. En un momento dado se la quita, se arrodilla en el suelo delante de todo el mundo, y comienza a pedir a voz en grito:

ALFREDO ¡Por favor, una ayuda! ¡No tengo para comer! Soy emigrante y no tengo trabajo. ¡Por favor! ¡Una ayuda! ¡Tengo hambre! ¡Tengo hambre! ¡Tengo hambre!

Se abren las puertas de un ascensor. De éste vemos salir a Daniel sentado en una silla de ruedas tirada por Trostki. Daniel se dirige a uno de los pasillos y comienza a pedir a la gente que está comprando. A corte vemos varias imágenes de él pidiendo. Su actitud es agresiva, y se agarra a la gente para que le dé dinero. En una de las escenas la cadena de Trostki se lía a las piernas de un joven. Este sale de manera agresiva y haciéndole daño al animal. Daniel se levanta

de la silla de ruedas y va hacia el chaval. Un guardia jurado aparece, le separa y le detiene.

Lucía se quita una gabardina y se descubre. Viste como una inmigrante rumana. Lleva un bebe en brazos, y comienza a coger la comida de los platos de la gente que está comiendo en la terraza de un bar del interior del centro comercial.

Alicia hace lo propio en otra parte de los grandes almacenes. Ella va disfrazada de yonki. Se queda en un pasillo, colgada, pidiéndole a la gente. De vez en cuando está a punto de caerse porque está bajo los efectos de la heroína. A corte vemos diferentes momentos de su actuación. Finalmente es echada por un guardia jurado.

Juan está en otra parte de los grandes almacenes. Su atuendo es el de un pedigüeño elegante. A corte vemos diferentes momentos de su actuación. Finalmente es echado por un guardia jurado.

Pedro hace lo propio: se quita su gabardina y comienza a pedir. Está caracterizado como una persona con alguna deficiencia psíquica. Lleva unas gafas de gran aumento, de culo de vaso. A corte vemos diferentes momentos de su actuación. Finalmente es echado por un guardia jurado.

Helena hace lo propio en otra parte de los grandes almacenes. Su aspecto es normal, pero su cara tendrá alguna deformidad muy acusada. Algo que realmente sea desagradable a la vista. Se acerca a la gente con niños para besarles. A corte vemos diferentes momentos de su actuación. Finalmente es echada por un guardia jurado.

Imanol interpreta en otro lugar de los grandes almacenes a un

se separa, porque

desprende un olor insoportable. En este caso no pide, sencillamente

anda por los diferentes escaparates ante la mirada de las dependientas. A corte vemos diferentes momentos de su actuación. Finalmente es echado por un guardia jurado.

mendigo. La gente,

al

tomar

contacto con él,

SEC 50.- COMISARIA DE POLICIA. OFICINAS. INT/DIA. Estamos en la misma comisaría y en la misma oficina. Frente a Alfredo se encuentra el mismo oficial de la anterior vez. La situación parece calcada de la anterior.

OFICIAL Esta vez no me puedes decir que no estabas pidiendo dinero.

ALFREDO Es parte de la función, son mendigos, piden dinero.

OFICIAL Ya., exigencias del guión, ¿no?

ALFREDO Sí, más o menos.

OFICIAL ¡Tienes un morro, chaval, que te lo pisas! Has sido capaz de inventarte toda esta historia para sacar dinero, y que no te podamos decir que estás pidiendo en la calle cuando haces los números.

ALFREDO

¡Qué fuerte!

OFICIAL

¿El qué?

ALFREDO Que piense eso.

OFICIAL Yo de ti me puedo esperar lo que sea. Oye, ¿no hay otra zona en la que podáis actuar que no sea ésta?

ALFREDO No, ésta es la mejor. En la zona centro es donde hay más gente, ¡no nos vamos a ir a actuar donde no hay nadie!

OFICIAL Claro. Donde no hay mucha gente no se puede sacar pasta.

tanta

ALFREDO ¡Y dale con el dinero! ¡Que no lo hacemos por dinero! ¿Sabe lo que íbamos a hacer con la pasta que sacamos de esta función?

OFICIAL No, no me lo cuentes: se lo ibais a dar a los pobres de la calle.

ALFREDO Pues la verdad eso es lo que pensábamos hacer.

OFICIAL Mira, chaval, no me toques los cojones.

ALFREDO No se lo cree, ¿verdad?

OFICIAL No, no me lo creo. De todas formas tampoco iba a solucionar nada si fuese como tú dices. A ver, dime tu nombre.

ALFREDO ¿Qué va hacer?

OFICIAL Lo de siempre. Os voy a cojer los datos y ya está, no te preocupes.

ALFREDO

Gracias

Por

cierto, ¿Y la silla de ruedas?

OFICIAL El mes que viene. Ahí si que no puedo hacer nada.

El comisario se le queda mirando seriamente.

OFICIAL ¿De verdad pensabais dárselo a los pobres?

ALFREDO

Sí.

OFICIAL ¡Es increíble! ¡Estáis más locos de lo que creía!

SEC 51.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DIA.

LUCIA Acabamos por acostumbrarnos, ¿sabe? Llegábamos a la comisaría, estábamos allí todos. Alfredo hablaba con el comisario y, al cabo de un rato, para casa. Eso si otra vez sin los materiales que habíamos utilizado. Eso no se podía evitar.

JUAN Estábamos un poco cansados. Hacíamos verdaderos esfuerzos por realizar los espectáculos y después de una o dos actuaciones nos volvía a ocurrir lo mismo de siempre. Estábamos hartos.

PEDRO Era un coñazo, ¿sabe? Todo el esfuerzo realizado desaparecía en un momento. Te dejaba una sensación de vacío enorme. Y, sobre todo, una sensación de impotencia.

ALICIA

Una cazadora, los pañales de los vecinos, colchas, sabanas,

gorros, un micrófono

recapitulación del material que nos habían requisado, perdíamos la cuenta. No sé, aquello estaba claro que no podía seguir así.

Mire, no sé, cada vez que hacíamos

SEC 52.-CASA OKUPA. TALLER. INT/ DÍA. Estamos en el taller de la casa okupa. Los integrantes del grupo independiente Noviembre están sentados alrededor de una de las mesas. Se nota en sus caras la desesperación por el desenlace tras la nueva actuación.

JUAN Podríamos cobrar algo de dinero.

DANIEL ¿Y de que serviría eso?

JUAN Pues si sacamos algo de dinero, lo gastamos en recuperar el material y también tendríamos algo para reponer las cosas que vayamos gastando.

DANIEL Lo que no podemos hacer es que por que nos hayan quitado dos trapos y cuatro zancos, empezar a cobrar dinero, que es

precisamente lo primero que dijimos que no haríamos. Hay que pensar en otra cosa.

JUAN No son cuatro trapos y unos zancos, son muchas cosas más. Son los carros que nos costo un huevo hacerlos, las pelucas de Manu, la silla de ruedas de Pablo y un huevo de cosas.

DANIEL Bueno, no me voy a poner a contarlas, no me parece tan importante.

JUAN No es importante para ti, por que tú, muchas de esas cosas no las has puesto.

DANIEL Si vamos a empezar por quien pone o no pone más, yo, de verdad, paso de discutir. Está claro que aquí cada uno pone lo que puede y que lo que se dijo desde el principio es que nunca cobraríamos ni un puto duro. Ahora, si a la primera de cambio, vamos a pasarnos por el forro todo lo que dijimos que íbamos a hacer, apaga y vámonos, tronco.

IMANOL Una cosa es no cobrar dinero por que no queremos hacer negocio con el teatro, y otra es sacar algo para poder mantener el grupo, y que no se vaya al garete, Dani.

DANIEL

Y al final, si hacemos eso, acabaremos como todo el mundo,

haciendo teatro comercial en un teatro convencional que es justo lo contrario de lo que se suponía que íbamos a hacer.

HELENA Nadie está diciendo eso.

DANIEL No, pero se empieza por ahí.

IMANOL Lo que habría que hacer es quitarle el material a los mismos que nos lo han quitado a nosotros.

DANIEL

A la policía, verdad Imanol.

IMANOL No sé pero algo habrá que hacer.

DANIEL Pues si no tenemos alguna idea mejor, yo creo que de momento hay que seguir como siempre.

ALFREDO Juan, ¿tu te acuerdas del Mármol?

LUCIA ¿Ese no es el tio que dio un curso de teatro en uno de los talleres de la TORRE?

JUAN Si, claro que me acuerdo.

ALFREDO ¿Sabes si sigue currando en el Tetro Real?

JUAN Seguro, estaba ahí fijo. Decía que estaba hasta las narices, pero no creo que se haya ido ¿Por?

ALFREDO Me dijo que si algún día necesitábamos algo que le llamáramos.

JUAN

¿Y?

ALFREDO Nada, que no vamos a robar a la policía, vamos a atracar un teatro Nacional, que para el caso es lo mismo.

Los miembros del grupo hacen diferentes bromas al respecto.

SEC 53.- PUERTA TRASERA TEATRO REAL. EXT/NOCHE. Vemos un plano de la furgoneta de Pedro aparcada en el teatro.

SEC 54.- PASILLO CAMERINOS TEATRO REAL. INT/NOCHE. Los chavales atraviesan los pasillos del teatro Real, miran las cosas con curiosidad. Pedro no lo puede resistir, y al ver en un letrero sobre una de las puertas del teatro “Ainhoa Arteta”, la abre. Entra en el camerino.

PEDRO ¡Joder, cómo tiene puesto el chabolo la piba.

MARMOL ¡Pedro! ¡Sal de ahí! ¡Me cago en la puta madre que me parió!

PEDRO Vale, vale, sólo quería verlo.

Pedro sale del camerino. Alcanza a los demás.

PEDRO Oye Mármol, tu has visto algún día a Ainhoa.

MARMOL La veo todos los días.

PEDRO ¿Y qué tal es?

ALFREDO

¡Pedro!

PEDRO Joder, tengo curiosidad ¿Qué pasa? Bueno, ¿qué tal es?

MARMOL

Normal.

PEDRO ¿Pero está tan buena como parece?

ALFREDO Pedro, no hagas preguntas indiscretas

MARMOL Hombre para ser una cantante de ópera la verdad es que no está mal.

JUAN

Pues

normalita.

a

mi

no

me parece

tan guapa. Me parece bastante

PEDRO Sí, ya, ¡una polla, normalita!, chaval. ¡Esa piba no es normal! esta como un tren, pero como un auténtico tren.

MÁRMOL Pasar por aquí. Tener cuidado

los camerinos. Ahora vamos a bajar al almacén.

Bueno,

esa era la zona de

JUAN ¿Y el escenario?

MÁRMOL El escenario está en la entreplanta. Luego, si queréis os lo enseño.

SEC 55.- ALMACEN TEATRO REAL. INT/NOCHE. Alfredo, Pedro, Daniel, Juan, Alicia y Mármol atraviesan el escenario por la parte trasera y llegan a un almacén. El almacén está lleno de material de decoración y atrezzo. Alfredo y los demás se quedan mirando fascinados todo el material que hay. Al principio miran con curiosidad, luego, Alfredo empieza a mirar con verdadero deseo. Su imaginación se dispara por momentos. Podría hacer maravillas con todo aquello. En uno de los lados ve un trono grande de color rojo.

ALFREDO

¿Cuánto?

MÁRMOL En principio el presupuesto inicial era de cinco mil millones, y una previsión de que duraría cinco años.

DANIEL ¿Y cuanto costó?

MÁRMOL Unos treinta y cinco mil millones, y tardaron diez años en terminarla.

ALFREDO

¡Que fuerte!

JUAN ¿Y con todo esto que hacen luego?

MÁRMOL

¿Con qué?

JUAN Con los decorados.

MÁRMOL La mayor parte se quedan aquí muertos, y al final se acaba tirando. Ningún director quiere utilizar decorados que hayan sido utilizados anteriormente en otro montaje.

DANIEL ¿Cuanto puede costar un decorado de estos?

MÁRMOL Pues depende, pero como mínimo cuarenta millones. La mayor parte se utilizan para tres o cuatro funciones, que por supuesto solo las ven ciertos privilegiados. Todo dinero estatal, así que en realidad no vais a coger nada que no os pertenezca. Y desde luego es mejor que alguien lo utilice para algo antes de que se quede aquí pudriéndose.

ALFREDO ¿Y de aquí podemos llevarnos lo que nos dé la gana?

MARMOL Siempre y cuando lo puedas meter en la furgoneta os podéis llevar lo que queráis.

ALFREDO (Alfredo mira fijamente un trono de terciopelo rque se encuentra en una parte alta del almacén) ¿Pedro?

PEDRO

¿Qué?

ALFREDO ¿Cuánto mide la Citroën?

SEC 56.- CALLE PUERTA TRASERA TEATRO REAL. EXT/NOCHE. Vemos el interior de la furgoneta repleto de cosas que han cogido. Pedro que se encuentra en el interior de la furgoneta, ayudando a Juan y Alfredo a subir el trono rojo de terciopelo que habíamos visto en el almacén. Les cuesta colocarlo dentro por que apenas queda espacio.

ALFREDO Dale la vuelta.

PEDRO No coño, que así no cabe.

ALFREDO Que si tu dale la vuelta, bueno no, gíralo mejor.

PEDRO

Eso si.

ALFREDO

Ahora.

PEDRO Y ahora como coño salgo. Espera que salto por aquí está

Ya

Pedro sale por la parte trasera de la furgoneta. Cierra la puerta tras de si y deja el cuadro completamente oscuro.

SEC 57.- ESCENARIO TEATRO REAL. INT/NOCHE.

Se encienden las

luces del escenario. Pedro, Juan, Alicia,

Daniel y Alfredo, junto con Mármol, entran por uno de los laterales del teatro. Los chavales se dirigen poco a poco hacia el centro del escenario, y en dirección a la boca del mismo. Desde ahí, se quedan absortos mirando la espectacular platea.

JUAN

¡Acojonante!

PEDRO ¡Es mágico, así, vacío!

JUAN

¿Te imaginas actuar aquí con el teatro lleno? ¡Se me caen

las

ver?

pelotas

¿Callar un segundo?

sólo

de

pensarlo,

chaval!

¿A

ALFREDO

¿Qué pasa?

JUAN Quedaros en silencio. ¡No te muevas, Daniel. Es flipante, ¿qué no?

Todos se quedan callados. El silencio de la platea, con ellos en el escenario, se convierte en un momento mágico para ellos. Durante un rato, los chavales se quedan completamente en silencio y sin mover un dedo. Como único sonido, su respiración. De repente oímos el sonido del ambiente característico de una calle céntrica en hora punta. Alfredo rompe de repente el silencio.

SEC 58.- CALLE PRECIADOS. EXT/DIA.

OFF ALFREDO Está bien, pero prefiero la calle.

El grupo Noviembre está interpretando una de sus funciones en la calle. En está función se ve el trono que robaron del Teatro Real. Alfredo está sobre el trono de pie haciendo el bárbaro a ritmo de una canción rockanrolera. La imagen se congela. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo.: “ Rey y Verdugo Madrid, Abril del año 1999

Aparece otra fotografía en la que se ve a los integrantes del grupo agarrados a una especie de barra de la que cuelgan manillas típicas del metro. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo:

“Subway”

Aparece otra fotografía en el que se ve a los integrantes del grupo con bañadores ridículos de los años setenta. Una enorme sombrilla les cubre. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo. “Tinto de Verano”

Aparece otra fotografía en el que se ve los integrantes del grupo desnudos abrazados entre si formando una montaña. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: “ Los Sesenta son Vuestros ”

Aparece otras fotografía en el que se ve a los integrantes del grupo frente a diferentes espejos de pie. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: “Los espejos del callejón del gato”. Procurar que en está imagen se les vea reflejados con diferentes deformidades. Estarían de espaldas y se les vería de frente en el cristal.

Aparece otra fotografía en el que se ve a los integrantes del grupo en medio de la calle alrededor de una mesa cenando tranquilamente. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo. “La Comida”

Aparece otra fotografía, en la que se ve a los integrantes del grupo en medio de una calle céntrica. Cada uno de ellos está con un instrumento buscando entre la gente. Con un telescopio, unos anteojos, unos binóculos, un catalejo, un microscopio, una lupa gigante, con la mano en la frente, un catalejo típico de playa. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: “¡Ay! Anita, ¿dónde estarás?”

SEC 59.- MUSEO DEL PRADO FRENTE CUADRO MENINAS. INT/DÍA. Alfredo se encuentra con Lucía frente al cuadro de las Meninas de Velázquez. Un grupo organizado con guía de japoneses se encuentra a su lado. Alfredo mira a los japoneses y el cuadro de las Meninas. Vemos en primer plano los ojos de una de las infantas. Inmediatamente un subjetivo de su mirada. Todos los personajes miran a cámara, como si el espectador fuera una de las meninas. Alfredo sonríe al cuadro. Lucía le mira.

LUCIA ¿De qué te ríes?

ALFREDO

De nada.

LUCIA ¿De qué te ríes?

ALFREDO No te lo puedo decir.

LUCIA

¿Por qué?

ALFREDO Porque no. Luego te lo cuento. Mira el cuadro.

LUCIA

¡Gilipollas!

ALFREDO

¡Estúpida!

Lucía se sonríe.

LUCIA

¡Maricón!

ALFREDO ¡Puta mal nacida!

LUCIA

¡Cerdo

muertos, hijo de la gran puta!

repugnante!

¡Me

cago

en

todos tus

ALFREDO ¡Zorra de tres al cuarto! ¡Asquerosa ramera! ¡Así te coja un cerdo asqueroso y te viole hasta dejarte todo tu chocho escocido y con pulgas y garrapatas negras!

LUCIA ¡Mamón de mierda! ¡Capullo asqueroso! ¡Ojalá te coja una puta maníaca y se folle a tu madre, a tu mujer y a tus hijos delante tuya, y luego los parta en trocitos y te obligue a comértelos mientras se mea y se caga en tu cara!

ALFREDO

¡Me rindo!

Lucía sonríe satisfecha de su triunfo. Ha dicho, está claro, la barbaridad más grande.

ALFREDO No sé si es por lo que me acabas de decir, pero me estoy empezando a encontrar mal.

LUCIA

Eso

te

pasa

por

cabrón. ¡Por

no

compartir las cosas

conmigo!

ALFREDO Cuando estas en un sitio así de silencioso y con gente. No sé, me dan ganas de gritar o de montar algún numerito. Me, me estoy mareando.

LUCIA No me extraña. Llevamos tres horas mirando cuadros.

ALFREDO No, te lo digo en serio, no me encuentro nada bien.

LUCIA ¿Quieres que nos sentemos en un banco?

ALFREDO Me voy a caer.

LUCIA ¡No digas tonterías, anda! Ven, vamos a

ALFREDO Me caigo. Lucía.

Alfredo se cae al suelo. Lucía se agacha y empieza a intentar reanimarle. El grupo de japoneses se da cuenta y empieza a comentar y

a acercarse. Uno de los vigilantes del museo se acerca rápidamente.

LUCIA ¡Alfredo! ¡Alfredo!

GUARDIA ¿Qué le ha pasado?

LUCIA

¡No

sé!,

ha

sido

de

mareando y se ha caído.

GUARDIA Manu, ¿me escuchas?

OFF MANU

Sí, dime.

repente; ha dicho

que

se estaba

GUARDIA Hay una persona que se ha desmayado. Por favor, que se acerque alguien.

Alfredo comienza a tener convulsiones. La cámara, en un plano cenital general, inicia un acercamiento lento mientras se desarrolla

la escena. La gente se ha ido agolpando cada vez más en la sala. La cámara llega finalmente a un primer plano de Alfredo, que convulsiona

y hecha saliva por la boca. De repente se para. La gente se queda

mirando a Alfredo. Lucía, terriblemente asustada, se queda paralizada con sus ojos clavados en él. Alfredo, de repente, sonríe con malicia y luego con un movimiento brusco asusta a los presentes con un pequeño susto.

ALFREDO

¡UHHHH!

SEC 60.- SALIDA DEL MUSEO DEL PRADO. EXT/DÍA. Estamos en la puerta de salida del Museo del Prado. Lucía baja las escaleras a toda velocidad. Alfredo corre tras ella.

ALFREDO ¡Lucía, espera!. ¿Quieres parar y escucharme un segundo?

LUCIA ¿Por qué cojones tienes que llevar las cosas al límite? Te gusta hacer daño. No has podido dejarlo donde estaba.

ALFREDO ¡Lucía, para! No tiene nada que ver con eso. Lo que he hecho no tiene que ver con el juego, tiene que ver con otra cosa.

LUCIA Me da igual. Déjame, ¡déjame, de verdad! Quiero estar sola.

ALFREDO ¿Quieres parar de una vez.? Lo siento. ¡Que pares de una vez, me cago en mi puta madre!

Alfredo agarra a Lucía y la retiene a la fuerza. Lucía se le queda mirando. Está apunto de echarse a llorar. Alfredo la abraza.

LUCIA No me abraces.

ALFREDO Lo siento. Lo siento. (La abraza) Perdóname.

echa a llorar

desconsoladamente. Alfredo se emociona al verla así. Sus ojos la miran con verdadera ternura. Lucía suelta todo con la voz absolutamente entrecortada por los llantos.

Lucía suelta toda

la tensión

acumulada y se

ALFREDO ¿Qué te pasa? ¿Qué pasa?

LUCIA Nada, no me pasa nada. No es nada.

ALFREDO Si, venga, dímelo, anda.

LUCIA No sabía lo que pasaba. Al principio pensaba que estabas de broma, pero cuando te has caído creía que te pasaba algo grave. En un momento he pensado que a lo mejor te podías es una tontería pero se me ha pasado por la cabeza que te podías ¡morir!

ALFREDO Tranquila. Ya está, no pasa nada. Mírame, anda.

LUCIA

¿Qué?

ALFREDO No llores más, por favor. Me vas a partir el corazón.

LUCIA ¡Pues te jodes! ¡Que tú sí que me lo has partido a mi!, si es que lo tengo.

ALFREDO (Yéndole a tocar el pecho) ¿A ver?

LUCIA ¡Quita, imbécil! ¿Cómo una cosa así?

?

¿Cómo se te ha ocurrido hacer

ALFREDO No sé, se me ha pasado por la cabeza al ver el cuadro de las meninas. Habría que hacer algo parecido en teatro, encontrar ese realismo.

LUCIA Eso no es teatro, ¡eso es una putada!

ALFREDO Lo siento, no pensaba que te ibas a poner asi.

LUCIA No me he puesto así por eso, es por otra cosa.

ALFREDO

¿Por qué?

LUCIA Por nada; no te lo quiero decir ahora, ya te lo diré en otro momento.

.

ALFREDO Que más da, dímela ahora.

LUCIA

No.

ALFREDO

Dímelo.

LUCIA

Que no.

ALFREDO ( Coqueto ) Venga dímelo.

LUCIA ¿De verdad quieres saberlo?

ALFREDO No, en serio, dímelo.

LUCIA Que estoy embarazada.

Estoy embarazada.

Tal es su excitación, que Alfredo empieza a dudar. De repente, ya no duda; sabe que por la reacción de ella y por la forma en que lo ha dicho, es cierto que Lucía está embarazada. Alfredo cambia entonces de actitud y la abraza con mucha ternura.

SEC 61.- VAGON DE METRO “EMBARAZO”. INT/DÍA. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo:

“Madrid, Junio del año 1999”. Estamos en el interior de un vagón de metro. En él se encuentran los miembros del Grupo Independiente, que hacen corro alrededor de Alfredo y Lucía, que está en el suelo abierta de piernas a punto de parir. Hay gente alrededor de los pasajeros mirando con curiosidad.

ALFREDO Túmbate, cariño. Túmbate. Respira.

LUCIA

¡Ahhhhhhh!

Lucía se tumba y abre las piernas.

De repente un chaval se pone nervioso y tira de la manilla de parada de emergencia. El tren se detiene bruscamente.

ALFREDO ¿Qué ha pasado?

LUCIA ¿Quién cojones ha parado el tren?

CHAVAL He sido yo. No sé. Para que vengan a atenderla.

LUCIA ¡Sí! ¡Aquí! ¡En mitad del túnel! ¡Ya la hemos cagado!

DOCTOR ¿Pero usted no estaba embarazada?

LUCIA

¡No!, somos

un

grupo de teatro.

¡Yo

que

voy

a

estar

embarazada!

DANIEL ¿Y ahora qué pollas hacemos?

ALFREDO Explicarle al revisor que esto era una pequeña comedia.

DANIEL Esto ha sido idea tuya, tronco. O sea, que lo explicas tú. ¡O que se lo explique éste! (Refiriéndose al doctor)

SEC 62.- CASA OKUPA. TALLER. INT/NOCHE.

Es

de noche.

Todos los

miembros del grupo independiente

Noviembre están sentados alrededor de una de las mesas del taller.

Apenas hay clientes dentro del local.

JUAN Sobre todo en el momento del tiro. Creo que ahí habrá que buscar un elemento en el que la gente se dé cuenta de que se trata de una función, y no de una realidad.

DANIEL Yo creo que hay que seguir haciéndolo como siempre.

JUAN Es demasiado arriesgado. Nos podemos meter en un buen lío.

LUCIA

Yo también

pienso

que teníamos que

tener

un

poco

de

cuidado.

JUAN Podríamos probarlo primero en una calle en el que no haya demasiada gente y dependiendo de como funcione lo hacemos de una manera, o de otra como hemos hecho con otras funciones.

ALFREDO Yo en este caso creo que habría que hacerlo en donde hemos pensado desde un principio. Y hay que hacerlo de la manera más creíble posible. Solo así podemos ver el impacto que

causa en la gente. Si lo descubrimos desde un principio no va a servir de nada.

JUAN

Ya

pero

si

tenemos algún problema hay que pararlo en

seguida.

 

DANIEL Lo que tenemos es que calcular todo al milímetro para que podamos llegar hasta el final. Hay que pensarlo como si fuera un hecho real.

LUCIA Ya, pero a veces en la realidad también se falla y habrá que tener algo preparado por que si no, nos podemos llevar una sorpresa seguro.

DANIEL Pues también se piensa y ya esta tampoco creo que haya ningún problema.

SEC 63.- CALLE CENTRICA MADRID “GUERRA NUCLEAR”. EXT/DÍA Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo:

Madrid, Agosto del año 1999. Estamos en una calle céntrica de Madrid. De repente, los miembros del grupo independiente Noviembre con máscaras anti-gas se tumban interrumpiendo el tráfico, sobre la carretera frente a un semáforo. Los coches no pueden ponerse en marcha. En pocos minutos se desencadena una reacción tanto de los conductores como de los viadantes.

SEC 64.- CASA OKUPA. TALLER. INT/NOCHE. Los integrantes del grupo siguen discutiendo los aspectos de la función de ATENTADO.

ALFREDO

Lucía.

LUCIA No veo demasiado problema. Creo que se puede conseguir de todo. El único elemento así, más difícil, es quizás el de las armas.

PEDRO También está lo de los uniformes del Samur.

ALICIA Dani, ¿no había alguien del grupo de Sara que trabajaba en una unidad de ambulancias del Samur?

HELENA Los uniformes del Samur los podemos hacer nosotros, eso no es muy complicado.

JUAN No, si lo jodido no es eso, lo jodido es conseguir una ambulancia.

SEC 65.- CALLE CENTRICA MADRID “ACCIDENTE DE COCHE”. EXT/DÍA. Estamos en una calle céntrica de Madrid. Vemos dos coches que de repente chocan uno contra el otro. Sobreimpresionado en la imagen aparece el siguiente rótulo: Madrid, Septiembre del año 1999. Corte a:

Estamos en otro momento tras el accidente. Vemos como los integrantes del grupo independiente simulan una discusión después del choque. La gente mira curiosa cómo se desarrolla este hecho, que nadie duda que es real.

ALFREDO No te estoy insultando.

JUAN Si, me estás insultando.

ALFREDO Mira, lo único que te he dicho es que te has saltado el semáforo en rojo; es lo único que te he dicho. Y no lo digo yo, si no que lo ha visto todo el mundo.

JUAN ¿Quién lo ha visto?

ALFREDO Todo el mundo.

DANIEL (en el papel de testigo) Es verdad, lo hemos visto todos.

JUAN Usted no se meta donde no le llaman.

DANIEL Yo digo lo que he visto, nada más.

ALFREDO Déjele, si da igual, si está todo clarísimo. Lo que pasa es que es un cínico.

JUAN Que te he dicho que no me insultes, bocazas.

ALFREDO Yo digo lo que me sale de la polla como tú, ¿vale?

JUAN Sí, pues ten cuidado, que la próxima vez que me insultes te puedes llevar una sorpresa.

ALICIA

Déjalo, Juan.

ALFREDO Tú me vas a chupar la polla.

Juan se tira a por Alfredo y estalla la pelea. La gente no da crédito. Los dos chavales ruedan por el suelo mientras sus novias intenta separarlos. En un momento dado y en medio de la pelea llegan

Pedro

a los conductores

e Imanol

vestidos de policía y separan

tirándoles hacia el coche de manera exagerada (Tipo hombres Harrelson) y amenazándoles con sus pistolas apuntándoles sobre las sienes.

SEC 66.- CASA OKUPA. TALLER. INT/NOCHE. Seguimos en el mismo lugar, en donde los integrantes del grupo siguen discutiendo los aspectos de la función ATENTADO.

ALFREDO Por cierto, ¿qué pasa con el local, Dani?

DANIEL

hablado con esta

gente, y me ha dicho que podemos empezar ya sin ningún problema.

había olvidado! He

¡Hostias!

¡Se

me

ALFREDO

¿Seguro?

DANI A mí eso es lo que me han dicho, parece ser que ya han terminado.

ALFREDO Ya pero que no pase lo de la otra vez, porque sino es preferible buscar otro sitio.

DANI Yo prefiero ensayar aquí que es donde siempre lo hemos hecho.

ALFREDO Yo también prefiero en la TORRE pero siempre que no haya que estar luchando para conseguir una hora para ensayar.

PEDRO Por cierto, ¿A qué hora vamos a ensayar?

JUAN Por la tarde, ¿no? Que es cuando más o menos todo el mundo puede.

ALFREDO ¿Qué os parece Martes y Jueves de siete a nueve?

ALICIA Por nosotros, bien.

ALFREDO

¿Tu Helena?

HELENA Por mi también.

ALFREDO

¿Pedro?

PEDRO

Yo, si es a partir de las siete, bien.

SEC 67.- CALLE CENTRICA MADRID “LA COLA”. EXT/DÍA. FUERA

SUPRIMIDA ( Las funciones que finalmente han quedado se intercalaran y partirán con las secuencias de preparación de atentado.)

SEC 68.- CASA OKUPA. TALLER. INT/NOCHE. Los integrantes del grupo continúan discutiendo los aspectos de la función de ATENTADO.

PEDRO La sangre, desde luego, tenemos que conseguirla. Y por cierto, es cara de cojones.

ALFREDO Eso, habría que buscar un material que no sea la sangre que se utiliza en cine normalmente. No sé, habría que inventarse algo.

LUCIA Otro problema con eso, es la ropa. Hay que buscar un material que se pueda limpiar fácilmente.

HELENA Eso lo lavamos a mano con Perlan y ya está.

LUCIA No, de verdad, lo digo en serio. Si vamos a hacerlo, hay que hacerlo bien y no podemos estar cambiando la camisa cada vez que tengamos que volver a hacerlo.

SEC 69.- COCHE CALLE “ATENTADO”. INT-EXT/DÍA. Vemos desde la ventanilla de un coche una calle céntrica de Madrid. Un hombre va acompañado de una mujer. Se trata de Alfredo y Lucía que está visiblemente embarazada. Los vemos entre los viandantes. Juan se encuentra apostado en el puesto de periódicos que hay en la acera de enfrente.

SEC 70.- CALLE CENTRICA DE MADRID. “ATENTADO”. EXT/DÍA. En sobreimpresión sobre la imagen: Madrid, Noviembre del año 1999”. Es mediodía. Nos encontramos en una calle céntrica de Madrid. La gente camina tranquilamente por la acera. Entre los viandantes vemos a Lucía y Alfredo. Un coche sigue cuidadosamente sus pasos. Lo vemos todo desde el punto de vista de Juan que está apostado en el puesto de periódicos que hay en la acera de enfrente. Los ocupantes del vehículo, Daniel y Pedro, miran atentamente sin perder en ningún momento a la pareja. De repente, uno de ellos (Daniel) se coloca una capucha en la cabeza y sale del coche dirigiéndose con paso firme hacia ellos. Al llegar a su altura, saca una pistola y le propina al hombre (Alfredo) tres disparos en la cabeza. Este cae al suelo inmediatamente. El encapuchado se da a la fuga corriendo, chocándose con una señora que lleva un carrito. El carro se vuelca. Daniel se para indeciso. No sabe que hacer.

JUAN ( Que lo ve desde el puesto de periódicos) ¡Mierda!

Pedro que ve como Daniel se queda parado no puede esperarle más con el coche y acelera perdiendo la oportunidad de recogerle. Daniel después de dudar sale finalmente corriendo y dobla por la esquina de la siguiente calle. La gente se arremolina alrededor del herido, mientras la mujer pide socorro con desesperación. Al lado de su cabeza se aprecia un enorme charco de sangre. El desconcierto se hace cada vez mayor. La gente se ha quedado paralizada. A lo lejos reconocemos el sonido de una ambulancia. Juan se acerca desde la calle de enfrente, y trata de ayudar a Lucía haciendo el papel de un viandante.

SEC 71.- CALLE CENTRICA DE MADRID “ATENTADO”. EXT/DÍA. Daniel corre a toda velocidad por una calle del centro. En un momento dado se quita la capucha y la tira en un contenedor de basura sin que le vea nadie. Se asegura bien de que nadie le sigue, y aminora la marcha, disimulando. Toma la siguiente calle.

SEC 72.- COCHE CALLE CENTRICA DE MADRID “ATENTADO”. EXT/DÍA.

la

confluencia con otra. Busca a Daniel con la mirada. De repente le encuentra. Le pita. Daniel, al verle, se dirige al coche nervioso y a toda velocidad.

Pedro conduce

nervioso

por

una

calle

hasta

llegar

a

PEDRO No he podido esperarte, se me echaban encima.

DANIEL ¡Me cago en mi puta madre!

PEDRO ¿Pero que ha pasado?

DANIEL Pues que me la he encontrado, no la he visto, y me la he tragado ¡Me cago en la puta!

PEDRO

¿Qué hacemos?

DANIEL Vamos para allá. ¡Cómo le haya hecho daño al niño la hemos cagado pero bien!

PEDRO Que no, ya veras como no.

DANIEL

¿Qué

no? Pero

si

ha

ha

salido el

carro disparado, lo

mismo

buff no lo quiero ni pensar

PEDRO Bueno, tranquilo, ahora vemos lo que pasa.

DANIEL ¡No me lo puedo creer!

SEC 73.- CALLE CENTRICA DE MADRID “ATENTADO”. EXT./DÍA. Estamos en la calle, en un plano general, en donde vemos cómo la gente se arremolina alrededor del cuerpo de Alfredo. De repente llega una ambulancia de S.A.M.U.R, vemos como tres personas se bajan de ella y se dirigen hacia el herido. Los médicos son Helena, Alicia e Imanol. En la misma calle llegan dos policías corriendo. La cámara les sigue hasta que llegan a donde está el herido. Alicia coge a Lucía, que está al lado de Alfredo, y se la lleva.

ALICIA No se preocupe, tranquila. Venga, déjeles ahora que hagan lo que tienen que hacer.

IMANOL (Agachado atendiendo a Alfredo) ¿Me escucha? Alfredo, si me escucha, apriete la mano. Apriete la mano. ¡Eso es!

POLICIA 1 Venga por aquí.

POLICIA 2 Aléjense, por favor, ¡venga!, ¡dejen sitio! ¡Dejen sitio, por favor!

El policía aleja a la gente del lugar, y la mantiene a una

coches de

cierta distancia

de

los

hechos.

Se

comienza

a

oír

más

policía que llegan.

SEC 74.- COCHE CALLE DE MADRID “ATENTADO”. INT-EXT/DÍA. El coche conducido por Pedro se adentra por la calle en la que simularon el delito. El panorama es de un absoluto caos. La gente se arremolina a uno y otro lado de la acera intentando ver qué es lo que pasa. Varios coches de policía rodean la zona, que ha sido completamente acordonada. Algunos de ellos pertenecen a cuerpos especiales. También se encuentra un vehículo del S.A.M.U.R junto a la acera. El tráfico está siendo desviado. Pedro pasa con el coche lentamente, intentado poder ver algo. Un subjetivo nos muestra cómo un policía le obliga a circular. Pedro sigue. Un poco más adelante, cuando están lejos del cerco policial, para el coche.

DANIEL

¡Te cagas!

PEDRO Esto me parece a mí que se está poniendo muy feo.

DANIEL ¡Feo es poco!

PEDRO

¿Qué hacemos?

DANIEL Sigue. Vamos a intentar parar ahí delante.¿Has visto a la mujer?

PEDRO No sé, no he podido ver

nada.

Pedro y Daniel se paran y salen del coche para observar la escena que ven desde lejos. En el lugar de los hechos, unos médicos profesionales del S.A.M.U.R. están ayudando a Imanol y a Alicia. Los médicos no entienden nada de lo que está ocurriendo.

MEDICO 1 Tiene orificio de entrada y salida.

IMANOL Sí, tiene uno en la parte del cuello. ¿Y el de salida? Bueno, no hemos encontrado la salida.

MEDICO 2 No entiendo nada.

MEDICO 1 Este tipo tiene tres balas en la cabeza, y tiene el pulso normal.

MEDICO 2 Eso es imposible, Manu. Vuelve a tomársela.

MEDICO 1 Me la suda

voy a aplicarle (lo que en su caso sea )

Al otro lado, cerca de un coche de policía, se encuentra Lucía. Un policía nacional le está haciendo algunas preguntas. A su lado Helena le da una pastilla para que se relaje. Las manos de Helena tiemblan más aun que las de Lucía, que sigue interpretando su papel.

HELENA Tenga, tómese esto.

POLICÍA 3 Tómeselo, tranquila. Luego me lo dice.

Lucía se toma el supuesto tranquilizante. Luego intenta hablar.

LUCIA Es que ha sido todo muy rápido, no he llegado a verle. Sé que uno llevaba un pasamontañas. Y llevaba unos pantalones vaqueros. Creo que sí, es que no lo sé.

POLICÍA 3 No se preocupe.

En el mismo lugar, el Medico 2 saca del interior de un maletín de urgencias una jeringuilla. Alfredo abre los ojos un poco y ve con nerviosismo como éste prepara una inyección. Imanol no sabe qué hacer.

IMANOL ¿Qué es eso?

MEDICO 2 Vamos a aplicarle ( Lo que en su caso sea )

IMANOL ¿Y eso puede hacer daño?

MEDICO ¿Cómo que si hace daño?

IMANOL No, nada, era una tontería.

El médico remanga el brazo de Alfredo. En ese momento Alfredo

poner una inyección, empieza a fingir unas

que

convulsiones para impedir que el médico lo haga.

ve

que

le

van

a

MEDICO 2 Sujétale el brazo. Sujétele el brazo.

Imanol intenta sujetar el brazo

de

Alfredo.

La

cosa

se

le

complica de tal forma, que Alfredo de

repente

se

levanta y

desenmascara toda la historia.

ALFREDO ( incorporándose) Espera, espera, no me metas nada.

MEDICO 2 ¡Ostias!. Me cago en la puta, que susto me he dado.

IMANOL Perdona, pero es que esto no es lo que parece.

ALFREDO Somos un grupo de teatro.

MEDICO 2 ¿Perdona? No entiendo nada.

IMANOL

Que somos

un

grupo de teatro,

y estamos haciendo una

función.

MEDICO 1 Me estáis tomando el pelo. ¡Te cagas!

Daniel y Pedro, que miran la escena, ven como en un momento dado Alfredo, Lucía, y los demás son detenidos e introducidos en uno de los coches de policía. Encadena a:

SEC 75.- JEFATURA SUPERIOR DE POLICIA. INT/DÍA. Alfredo y los demás miembros del grupo están detenidos. En una sala está el jefe de policía hablando con el chaval. Esta vez el ambiente es muy distinto al de la comisaría en donde conocían al policía.

ALFREDO Ya se lo he dicho, somos un grupo de teatro. Llevamos actuando mucho tiempo. Solo estábamos haciendo una función más.

JEFE Solo era eso. ¿Y no querríais algo más?

ALFREDO

No, nada más. Queríamos representar un atentado, es

lo único

que queríamos hacer.

JEFE Eso lo habéis conseguido, te lo aseguro. Se ha enterado todo el país.

COMISARIO No sé si lo sabes, pero esto no es ninguna tontería, chaval. Lo tenéis jodido.

ALFREDO ¡Pero si no hemos hecho nada! Sólo estábamos haciendo una función. ¿Cómo quiere que se lo explique?

JEFE Mira, chaval, la próxima vez que salgas a la calle a hacer números de estos, entérate de qué es lo que te puede pasar.

ALFREDO ¡Es que no sé qué es lo que nos puede pasar!

JEFE Pues de momento deberías saber, o por lo menos haberte enterado antes, de que la simulación de delito está penada en algunos casos con varios años de cárcel.

ALFREDO Yo no sabía nada de eso. Si no, no lo hubiéramos hecho.

JEFE Supongo, por que sino es que no estáis muy bien de la cabeza. Bueno, muy bien de la cabeza no debéis de estar de todas formas para hacer lo que habéis hecho. Pero, ¿cómo se os ha ocurrido hacer una cosa así?

ALFREDO

No sé

¿Qué?

COMISARIO Yo lo siento chaval, pero no tenemos más remedio que poneros a disposición judicial.

ALFREDO ¿Qué pasa, que ahora nos función de teatro en la calle?

van a detener por hacer una

JEFE Eso no lo decidimos nosotros. Lo decidirá el juez que sea.

ALFREDO ¡No me lo puedo creer!

COMISARIO ¿Pero cómo se os ha ocurrido semejante insensatez? ¿En que cojones estáis pensando, chaval?

ALFREDO (sarcástico) En realidad, estábamos haciendo apología del terrorismo.

COMISARIO ¡Eso no lo digas ni en broma cuando estés delante del juez!

JEFE Espero, chaval, que no os pase nada.

se integrantes del grupo. Helena está sumamente nerviosa. Lucia intenta calmarala.

encuentran los demás

Al

otro

lado

de

la habitación

LUCIA No pasa nada Helena, tranquila, ya veras como al final no pasa nada.

Juan, que estaba de pie en la otra habitación mirando hacia donde Alfredo estaba siendo interrogado se acerca al grupo.

DANIEL ¿Siguen hablando?

JUAN

Sí.

IMANOL ¿Qué coño le estarán preguntando? Llevamos aquí más de dos horas.

SEC 76.- HABITACION HOSPITAL. INT/DÍA. Estamos en un pasillo del hospital. Pedro, vestido con un pañal como en “Querubines del Demonio”, está ayudando a Alicia a ponerse unos zancos. Alicia va también vestida como iba en “Querubines ”

ALICIA Ya está, ayúdame a levantarme. Ahora, colócate debajo con el carro. ¿Puedes?

PEDRO Sí, creo que sí.

Pedro se mete entre los zancos, bajo el vestido de Alicia, con un carrito pequeño de bebé.

PEDRO No veo un pijo.

ALICIA

¡Tú sígueme!

Alicia anda despacio guiando a Pedro. Al llegar frente a una de las habitaciones, Alicia se para.

ALICIA Creo que es ésta. ¿Preparado?

PEDRO

Sí.

ALICIA Cuento hasta tres. Una, dos, y tres. ¡Ahora!

Alicia hace una entrada triunfal en la habitación de Lucía,

de

imbécil, enseña el carrito que le han comprado a Lucía. La mirada de

levantándose la

falda y descubriendo

a Pedro,

que,

con

cara

los familiares, completamente alucinados, les deja inmóviles. Parece que en la habitación donde se encuentran los familiares de las dos partes, el ambiente no es precisamente muy agradable. Pedro intenta recomponerse.

PEDRO

Hola.

SEC 77.- SALA JUZGADO Nº TRES DE LO PENAL. INT./DÍA

SUPRIMIDA

SEC 78 - RECORTES DE PERIODICO. INT/DÍA. Vemos varios recortes de periódico en los que se siguen desde un principio los acontecimientos del juicio al Grupo Independiente Noviembre.

“Los integrantes del grupo independiente Noviembre son interrogados por el fiscal que pide una condena de dos años de prisión para cada uno de los miembros por incurrir en simulación de delito”.

“Los

integrantes del grupo Noviembre responden a las

preguntas del juez en el proceso ya conocido como el caso “Atentado”.

“Varios grupos de escuelas de teatro, integrantes de asociaciones culturales, y diferentes personas del mundo de la cultura, se congregaron ayer lunes ante el Ministerio de Cultura para pedir la absolución de los integrantes del grupo independiente teatral Noviembre en el caso “Atentado”.

“Mañana, tras las ultimas declaraciones, el juez dictará sentencia en el caso “Atentado”. Los integrantes del grupo Noviembre declararon en una rueda de prensa su pocas esperanzas a la hora de la sentencia”

“Los integrantes del grupo independiente Noviembre salen absueltos de la acusación de simulación de delito, pero por ley, tendrán prohibido durante los próximos cuatro años interpretar en la vía publica”. Sentencia en el juicio conocido como el caso “Atentado”.

SEC 79.- ENTREVISTAS PERSONAJES. PLATO. INT/DÍA.

LUCIA Quizás el momento más tenso fue, no cuando se leyó la sentencia, si no cuando el fiscal formuló las acusaciones. En ese momento, supimos que el juicio iba a ser más complicado de lo que en un principio creíamos. Se nos acusaba no solo de simulación de delito, si no de apología del terrorismo.

DANIEL El juicio y la función de Atentado hizo que las cosas cambiaran radicalmente entre nosotros. No todos teníamos la misma opinión sobre lo que había pasado, y sobre todo en cómo iba a afectar aquello en un futuro. La prohibición de actuar durante esos cuatro años a cualquiera de nosotros en la vía pública, nos fastidio todos nuestros proyectos.

PEDRO Según nos enteramos después, el hecho de que nos encontráramos en el año de la tregua de E.T.A fue lo que hizo que nos absolvieran. Nos dejaron libres por que no querían que se confundiera a la opinión pública. Todo lo que estuviera relacionado con el terrorismo era acallado. Había que procurar que la tregua diera una sensación de tranquilidad y de paz. Cualquier cosa que pudiera emborronar esa imagen, era rechazada. Tuvimos mucha suerte.

Estas entrevistas irán intercaladas con los recortes de periódico de la secuencia anterior.

SEC 80.- RESTAURANTE MANOLO. INT/DIA. Estamos en el restaurante de Manolo. Alfredo está hablando por teléfono. Se le ve nervioso. Estamos en el momento de más bullicio. Los camareros andan de un lado a otro como locos.

ALFREDO

Ya te he dicho que no, Daniel, no podemos hacer nada. ¿El

Mira, tío, ya te he dicho muchas veces por qué no, y

qué?

lo siento de verdad, ahora no puedo explicártelo otra vez;

estoy en el curro, y esto esta petado. Hasta luego.

Alfredo, después de colgar, se acerca a una de las mesas con su libreta en la mano para tomar nota a unos clientes. Un joven de veintitantos años, se le queda mirando fijamente.

JOVEN Oye, ¿tú no serás Alfredo Baeza, del grupo independiente Noviembre?

ALFREDO Sí, soy yo.

JOVEN No sabía que trabajabas aquí. Oye, de verdad, enhorabuena. Os he visto varias veces y sois cojonudos de verdad. ¿Sabes cuándo va a ser la próxima actuación?

SEC 81.- SALON CASA ALFREDO Y LUCIA. INT/DIA. Es verano. Estamos en el salón de la casa de Alfredo, que desnudo, con su hija en brazos, habla por teléfono con Daniel. Lucía oye el timbre de la puerta, y va a abrir. En el pasillo recibe a Juan.

LUCIA

¡Hola Juan!

JUAN ¿Cómo estáis familia? ¿Quién es? ( Mudo) (Oye los gritos de Alfredo)

LUCIA (Mudo)

Daniel.

Llegan hasta el salón.

ALFREDO

¿Por qué no?, porque no me sale de los huevos, Dani, ¿O es que no lo entiendes? Piensa un poco el por qué. Piensa un poco en lo que pasaría, y a lo mejor entiendes por qué te

digo que

¡ni yo voy a hacer la función, ni la vas a hacer tú, ni la

va a hacer nadie hasta que tengamos permiso! Y no tengo nada más que hablar contigo.

Dani, ¡parece mentira que me digas eso! ¡No!,

Alfredo cuelga el teléfono. Juan entra acompañado de Lucía con una bolsa de comida y un sonajero para la niña. Lo primero que hace es ir hacia Ana y cogerla en brazos.

JUAN ¡Ehhh! ¡Ehhh! Tranquilo, ¿Qué le pasa a papa? (Cogiendo a Ana) ¡Hola, gordita! está presiosa ¡Mira lo que te he traído!

ALFREDO ¿Qué pasa, Juan?

JUAN ¿Quién era, que se te oía desde el pasillo?

ALFREDO Daniel, que dice que va a hacer la función por su cuenta.

JUAN ¿Y?, déjale que la haga, ¡a ti que más te da! Si quiere buscarse la ruina, allá él.

ALFREDO Ya, pero lo que no quiero es que me la busque a mi o a cualquiera de nosotros

De repente, suena el teléfono. Alfredo lo mira.

ALFREDO Lleva toda la puta mañana llamando. ¡Al final me voy a tener que cagar en su puta madre!

Alfredo coge el teléfono. Sin esperar ni siquiera a que le digan algo, se lanza a hablar.

ALFREDO ¡Daniel, vas a dejar de dar el coñazo, o me voy a tener que cagar en tu puta madre! ¡Ah! ¡Perdone!. Creía que era un amigo mío.

JUAN (A la niña) Papá ha metido la gamba.

ALFREDO Sí, soy yo. ¿De quién? Ya. Pues nada, hoy es justo mi día libre. Sí, sí, no hay ningún problema. Ya. Sí, sé donde está. Allí estaré. ¿Perdone, cómo ha dicho que se llama ? De acuerdo. Hasta luego.

Alfredo cuelga el teléfono, sorprendido por la llamada que acaba de recibir.

ALFREDO

¿Conoces tú a un productor de teatro que se llama Eduardo Echevarría?

Juan pone cara de no saber nada.

SEC 82.- BAR CERCANO A LA CASA. INT/DIA. Estamos en un bar cercano a la casa de Lucía y Alfredo. En una de las mesas del bar, tomando una caña, vemos al líder del grupo Noviembre junto a un hombre de unos cuarenta años de edad. Es Eduardo Echevarría, el productor de la sala independiente “Triángulo”.

EDUARDO Nada, libre. Tienes completa libertad. Puedes adaptar una de vuestras funciones o hacer una nueva. Atentado también, si queréis. La que quieras.

ALFREDO ¿Y cuantas actuaciones serían?

EDUARDO No sé exactamente. Pero se trataría de hacer el mismo espectáculo en el mayor número de plazas posible.

ALFREDO No sé, tendría que hablar con el resto del grupo y habría que ver las fechas. Mira, nosotros nunca hemos trabajado como profesionales, sabes. Sería la primera vez. La verdad es que no sé si vamos a saber hacerlo.

EDUARDO No te creas que hay mucha diferencia, te lo aseguro. Además, vais a poder seguir haciendo lo mismo de siempre.

ALFREDO

Bueno, no

si

lo

sabes, pero tampoco hemos cobrado

nunca.

EDUARDO Si, ya lo sé, pero yo no tengo más remedio que pagaros algo, y eso lo tienes que comprender. No puedo firmaros un contrato sin pagaros nada. No te preocupes, que no es mucho dinero. No te creas que os vais a hacer millonarios. El teatro, desgraciadamente, no da ni para pipas.

ALFREDO No es la cantidad, es algo que habíamos acordado todos desde un principio. Siempre hemos creído que era mejor ir por libre, no profesionalizarnos.

EDUARDO Piénsatelo, no hace falta que me contestes ahora.

SEC 83.- SALIDA DEL BAR CERCANO A LA CASA. EXT/DIA. Alfredo sale del bar y se despide de Eduardo. A continuación, se dirige hacia el parque que hay en frente del bar. Allí, sentada en un banco, Lucía espera con la niña en un peto. Alfredo se acerca a ella. Le da un beso.

LUCIA (Impaciente)

¿Qué te ha dicho?

ALFREDO Nada, quiere contratarnos para hacer teatro de animación en varios festivales. Me ha dicho que podemos hacer lo que queramos. Podríamos elegir entre una de las funciones que tenemos, o hacer algo nuevo.

LUCIA ¿Y para cuándo sería?

ALFREDO Quiere empezar en el festival de Alcalá. Me parece que es en Julio.

LUCIA ¿Y que le has dicho?

ALFREDO Que antes de decidir, tenía que hablar con el resto del grupo. Pero no voy a hacerlo. Voy a decirle que paso.

Lucia no dice nada. Alfredo se la queda mirando.

ALFREDO

¿Qué?

LUCIA

Nada.

ALFREDO No dices nada.

LUCIA Ya lo has dicho tu todo ¿No?

ALFREDO Lo siento, tu que piensas.

LUCIA ¿De verdad quieres saberlo?

ALFREDO Sí, dímelo anda.

LUCIA Pienso que estaría bien volver a actuar todos juntos, Que después de la sentencia, es la única manera. Que tampoco pasa nada por que una vez lo hagamos de manera profesional, y que antes de decidirlo deberías de hablar con los demás. Creo que también tienen que saberlo.

ALFREDO Ya, pero es que yo no quiero hacerlo, no lo hemos hecho nunca, y no vamos a empezar ahora.

LUCIA Si quieres, Alfredo, no digas que no.

ALFREDO Y, eso que más da.

LUCIA Estaría bien, que aunque

hicieras las cosas con la cabeza, y las hicieras con el

corazón.

no

solo

fuera

por

una

vez,

SEC 84.- CASA OKUPA. TALLER. INT/NOCHE. Estamos en el taller de la casa okupa. Alfredo y los miembros del grupo independiente Noviembre están sentados en una de las mesas. Alfredo y Daniel están en mitad de la conversación.

ALFREDO Yo no estoy diciendo eso, lo estás diciendo tú.

DANIEL Dices que de todas formas lo vas a hacer.

ALFREDO Si, me apetece. Además no hay otra forma.

DANIEL Yo creo que si la hay.

ALFREDO Dila. Di que otra opción.

DANIEL Ya la he dicho.

JUAN Ya, pero es que eso no es una solución. Eso es jugársela, y no creo que sea lo más conveniente.

DANIEL

Yo no he dicho que sea lo más conveniente. Digo que es lo

que se supone que

después de todo este tiempo, y de lo

que hemos hecho, tendríamos que hacer, que es diferente.

ALFREDO Nadie está dispuesto a salir a la calle para actuar saltándose la sentencia, y arriesgarnos a que nos caiga un puro de narices.

DANIEL Yo sí. Es preferible antes que poner el culo.

ALICIA Yo pienso lo mismo.

LUCIA Ya, pero es que los demás no.

DANIEL

No, si ya sabemos que pensáis así. Ya lo estoy viendo. Pero me parece un poco fuerte, que de la noche a la

manera a

mañana, pasemos de

hacerlas de otra. Nada más. Es una cuestión de principios.

hacer

las

cosas de

una

JUAN

Pero es que no se trata de hablar de principios, se trata

de poder hacer teatro y poder seguir como grupo después de

“Atentado”. Y la única solución que hay es de momento

esta.

DANIEL

A

principios. ¿Qué quieres que te diga? Bueno, da igual. Oye, no voy a discutir más. Yo ya he dicho lo que tenía que decir. Al final, como siempre, tendremos que hacer lo que digáis.

cuestión de

ti

no,

pero

a

mí,

si

me

parece

una

JUAN Nadie te obliga. Si no te gusta no lo hagas.

DANIEL

No, si eso ya lo sé. Pero no me voy a ir, Juan, si es eso

a lo que te refieres. No te voy a dar ese placer.

JUAN

A mí me la suda lo que hagas.

PEDRO ¿Puedo decir algo? Gracias. Podríamos hacer lo que ha dicho Helena yo pienso que es lo mejor, porque así está claro que no estamos llegando a ningún sitio.

Corte a:

Los integrantes

del grupo están sometiendo

a

votación la

participación del grupo a la nueva función.

ALFREDO

Sí.

DANIEL

No.

JUAN

Sí.

PEDRO

No.

HELENA

Yo lo que diga la mayoría.

ALICIA

No.

LUCIA

Yo si quiero.

IMANOL Depende de lo que diga yo. Vaya marron tronco. Yo creo que sí.

SEC 85.- ACTUACION EN EL FESTIVAL DE ALCALÁ. EXT/NOCHE. El Grupo Noviembre representa su función en Alcalá. Estamos en mitad de la función “El Mesías”. Sobreimpresionado en la imagen

aparece el siguiente rótulo: “Alcalá, Julio del año 2000”