Está en la página 1de 32

Secretaría de Educación Subsecretaría de Educación

Proyecto Educación Adultos 2000

Coordinador pedagógico:

Lic. Roberto Marengo

Equipo técnico-pedagógico:

Lic. Ayelén Attías Lic. Valería Cohen Lic. Daniel López Lic. Norma Merino Lic. Noemí Scaletzky Lic. Alicia Zamudio

EQUIPO DE EDICIÓN:

Coordinadora de producción de materiales:

Lic. Norma Merino

Procesamiento didáctico:

Lic. Betina Akselrad

Especialista en Contenidos:

Dra. Liliana Maglio

Colaboración en la edición:

Dra. Fabiana Leonardo (legal)

Diseño y diagramación:

Constanza Santamaría

EDUCACION CIVICA NIVEL B Copyright Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Subsecretaría de Educación Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Proyecto Educación ADULTOS 2000 Av. Díaz Velez 4265 (C1200AAJ) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires, Julio de 2002 Queda hecho el depósito que establece la ley 11.723 ISBN 987-549-044-X

ÍNDICE

ÍNDICE EDUCACION CIVICA Educación Cívica en Educación Adultos 2000 5 Presentación del Nivel B 8

EDUCACION CIVICA

Educación Cívica en Educación Adultos 2000

5

Presentación del Nivel B

8

Programa

11

Bibliografía

12

Cómo estudiar

13

UNIDAD 1:

SOCIEDAD Y ESTADO

15

1.1. Formas de gobierno: distintas concepciones a través del tiempo

16

1.2. La democracia en los siglos XX y XXI Democracia y autoritarismo. Soberanía popular.

18

1.3. Sistema normativo, orden jerárquico de las normas. Constitución El concepto de Constitución. Constitución: clases. La Constitución: ley fundamental.

24

UNIDAD 2:

LA CONSTITUCIÓN DE LA NACIÓN ARGENTINA

31

2.1. El preámbulo: contexto histórico de la creación de la Constitución de 1853

32

2.2. Primera Parte: Declaraciones, Derechos y Garantías Forma de gobierno representativa, republicana y federal (art. 1 y concordantes, Constitución Nacional).

34

Supremacía constitucional. Derechos enumerados e implícitos. Derechos civiles. Los derechos políticos. Derechos sociales. Nuevos derechos. Garantías constitucionales.

2.3. Segunda Parte: Autoridades de la Nación Título Primero. Gobierno Federal. El Poder Legislativo. El Poder Ejecutivo. El Poder Judicial. Gobiernos de provincia. Poderes delegados, reservados y concurrentes. Autonomía provincial. Régimen de autonomía de la Ciudad de Buenos Aires

69

Actividades de autoevaluación

81

Respuestas a las actividades de autoevaluación

83

Educación Cívica Nivel B PRESENTACIÓN

81 Respuestas a las actividades de autoevaluación 83 Educación Cívica • Nivel B • PRESENTACIÓN 3

3

Educación Cívica en Educación Adultos 2000

Educación Cívica en Educación Adultos 2000 EDUCACION CIVICA Con este material usted estudiará el Nivel B

EDUCACION CIVICA

Con este material usted estudiará el Nivel B de Educación Cívica en Educación Adultos 2000, el proyecto de educación media a distancia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Como usted sabe, Educación Adultos 2000 le ofrece la oportunidad de com- pletar su bachillerato sin la obligación de asistir a clases diariamente. De este modo, podrá regular los tiempos que dedica al estudio según sus posibilidades, sus obligaciones y su ritmo personal. Seguramente ha sido por estos motivos que usted decidió incorporarse al Proyecto, aunque es probable que se plantee algunas dudas:

¿Podré estudiar "solo", después de haber dejado hace tanto tiempo la escuela?

¿Cómo organizarme y saber cuánto tiempo debo dedicar al estudio?

¿Cómo podré saber si lo que hago está bien sin la presencia de un docente?

¿Cómo saber los bloques que tengo que rendir en cada materia?

¿Cómo se aprueban las materias?

Nuestro compromiso, como lo hace el profesor en "su primera clase", es hacer- le conocer cómo se maneja cada una de estas cuestiones en el marco de nues- tra propuesta de enseñanza.

Esta primera parte de la Guía de estudio se parece, en cierto sentido, a las primeras clases, e intentaremos en ella:

1. Despejar sus dudas, explicando los rasgos fundamentales del modo de tra- bajo que le proponemos;

2. Presentarle la materia;

3. Proponerle algunas actividades que le permitirán aproximarse al estudio de la materia a partir de sus conocimientos y experiencias.

RESPONDIENDO A SUS INTERROGANTES

Intentaremos responder a los interrogantes que suponemos usted se habrá planteado:

¿Podré estudiar "solo", después de haber dejado hace tanto tiempo la escuela?

El hecho de que Educación Adultos 2000 no le exija asistir diariamente a clases no significa que usted esté "solo": no es un alumno libre; muy por el contrario, este Proyecto le ofrece las siguientes formas de apoyo y acom- pañamiento en el proceso de estudio que usted decidió emprender:

Educación Cívica • Nivel B • PRESENTACIÓN
Educación Cívica • Nivel B • PRESENTACIÓN

5

1. Módulo introductorio en el que encontrará información detallada sobre las características generales de Educación Adultos 2000.

2. Guías de estudio elaboradas especialmente para orientarlo en el trabajo con los contenidos de cada una de las asignaturas.

3. Consultorías a cargo de profesores de las materias, a las que podrá asistir para resolver las dudas y dificultades que se le presenten al trabajar con las Guías, la bibliografía y otros recursos. No son obligatorias y funcionan en las sedes del Proyecto en diversos horarios.

4. Centros de Recursos Multimediales para el aprendizaje (CRM), en los que encontrará libros, videos, CD-ROM y todos los recursos necesarios para desarrollar las actividades que le proponen las Guías de estudio.

5. Atención permanente a alumnos en las sedes, a cargo de personal dedi- cado especialmente a brindar la información y orientación necesarias para desenvolverse en el Proyecto sin dificultades.

¿Cómo organizarme y saber cuánto tiempo dedicar al estudio?

Le sugerimos que, teniendo en cuenta el programa de la materia y la fecha del examen final, distribuya los temas en el tiempo que tendrá disponible para estudiar. Recuerde que, si por cualquier motivo no puede cumplir con su cronograma, tendrá periódicamente nuevas fechas de examen. Analizando las dificultades que se le presenten al realizar las actividades de las Guías de estu- dio y el tiempo que estas le demanden, podrá decidir el mejor momento para rendir su examen final.

¿Cómo podré saber si lo que estoy haciendo "está bien" sin la presencia de un docente?

Las Guías de estudio le proponen actividades de autoevaluación con las respuestas correspondientes que le permitirán reconocer logros y dificultades en el desarrollo de su proceso de aprendizaje.

Además, las consultorías le ofrecen la posibilidad de reunirse con un profesor de la materia cuando lo considere necesario.

¿Cómo saber los bloques que tengo que rendir en cada materia?

Le recordamos que llamamos "bloque" al conjunto de contenidos correspon- dientes a un año del bachillerato. Por ejemplo, si usted tiene aprobado primer año de una materia, deberá estudiar los contenidos del Bloque 2 y rendir el examen que corresponda.

Educación Cívica está organizada en dos niveles: el Nivel A, que integra los Bloques 1, 2 y 3, y el Nivel B, que corresponde al Bloque 5.

6

los Bloques 1, 2 y 3, y el Nivel B, que corresponde al Bloque 5. 6

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

¿Cómo se aprueban las materias?

Para aprobar las materias deberá rendir un examen escrito presencial que incluirá consignas referidas a los contenidos correspondientes al nivel que usted necesita aprobar.

Para rendir cada examen, deberá inscribirse previamente. En ese momento, le ofreceremos fechas alternativas para participar de actividades presenciales de síntesis, no obligatorias.

Las actividades de autoevaluación que presentan las guías y las actividades de síntesis que se realizan en las sedes lo orientarán sobre la modalidad y los cri- terios de la evaluación.

Una vez planteadas las características generales del modo de trabajo que le pro- pone el Proyecto, lo invitamos a comenzar la tarea.

Educación Cívica Nivel B PRESENTACIÓN

que le pro- pone el Proyecto, lo invitamos a comenzar la tarea. Educación Cívica • Nivel

7

Presentación del Nivel B

EDUCACION CIVICA

Las páginas que siguen a continuación forman parte de los materiales de tra- bajo que le ofrecemos para acompañarlo en el estudio de Educación Cívica.

A través de esta materia esperamos que usted aprenda temas importantes para

ejercer su vida ciudadana, en el día a día. Desde este punto de vista, estos aprendizajes le pueden servir, concretamente, para participar con mejor conocimiento de la realidad de su país, su ciudad o su barrio. También le pre- sentamos ideas y conceptos que -si bien no son de aplicación inmediata- son información valiosa que usted puede relacionar con otros datos que conozca sobre la historia del país, o sobre aspectos culturales, geográficos o geopolíti- cos. Es decir, hay algunos temas de esta materia que le permiten conocer aspectos de su realidad que de otro modo pueden no serle accesibles.

Las actividades de la guía también tienen como intención mostrarle modos posibles de comprender la realidad que lo rodea, por un lado, y por otro, pro- ponerle procedimientos concretos para resolver situaciones tales como obte- ner información, compararla, analizarla críticamente, recordar datos útiles, entre otros. Por estos motivos, es importante que usted complete las activi- dades, y que siga las recomendaciones que se encuentran en la guía.

Creemos que a lo largo de su tarea usted puede enfrentarse con algunos desafíos. Por ejemplo, es probable que haya vocabulario y conceptos que le son desconocidos; que haya situaciones de trabajo que impliquen tiempo y esfuerzo de su parte para llevarlas a cabo; que haya, también, actividades que no presenten una "solución única y clara". Estos desafíos son parte de la pro- puesta de trabajo; hacen a la calidad de su aprendizaje y le proponemos que los tome como oportunidades para aprender cosas nuevas.

En cada caso, de todos modos, la guía le brinda herramientas concretas para operar sobre esos desafíos y obtener resultados de su aprendizaje. Esto es posi- ble, por supuesto, si usted se compromete a realizar los trabajos y lecturas propuestas, y a concurrir a las consultorías si le hiciera falta. Recuerde que el sentido de nuestra tarea es facilitarle la comprensión de los diversos temas que componen el programa de estudios.

Si usted observa detenidamente el comportamiento de cualquier grupo humano o de una institución, podrá reconocer cuáles son las normas que re- gulan su convivencia. Podrá identificar, además, que esas normas se basan en

ciertos valores que ese grupo o institución considera importantes. Por ejem- plo, en nuestro país se considera justo (valor positivo) la protección de la vida humana e injusto (valor negativo) cualquier grado de agresión contra ella. Por ello, la norma del Derecho Penal ordena sanción con privación de la libertad

al que matare a otro.

8

ordena sanción con privación de la libertad al que matare a otro. 8 EDUCACIÓN ADULTOS 2000

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

Al incorporarse a un nuevo grupo de trabajo, de estudio o a una nueva insti- tución, seguramente usted tratará de conocer o de acordar las pautas de fun- cionamiento para lograr los objetivos propuestos, ya sean estos recreativos, comerciales, intelectuales o afectivos. Así, entonces, cada grupo selecciona ciertos valores y crea las normas de conducta que considera apropiadas para el logro de los mismos.

Toda convivencia requiere algún nivel de organización. Cada una de las for- mas de organización posibles para esa convivencia es la consecuencia de la elección de ciertos valores éticos, sociales, culturales, jurídicos.

Tomando un ejemplo de la historia de nuestro país, podemos observar que, después de llevar a cabo la Revolución de Mayo, existieron diferentes puntos de vista entre sus protagonistas respecto de cuál de las formas posibles de orga- nización del nuevo Estado sería la más conveniente. Ya en los primeros días, saavedristas (seguidores de Cornelio Saavedra, conservadores) y morenistas (seguidores de Mariano Moreno) diferían acerca de la conveniencia o no de incorporar a los representantes del Interior a la Primera Junta de Gobierno. También se discutía sobre la conveniencia o no de sostener la apariencia del sometimiento a España (fidelidad a Fernando VII). De hecho comenzaron las hostilidades con el Ejército español, se sucedieron las batallas, se organizó el Ejército patrio, se sucedieron también distintos gobiernos (Primera Junta, Junta Grande, Triunviratos, Directorio).

Estos hombres, los actores políticos de la época, guiaban sus acciones por los valores que sustentaban, por su propia experiencia, por la experiencia de otros hombres en otros escenarios (países europeos o americanos), por las ideas de otros hombres (entre ellas las ideas del Iluminismo Siglo XVIII) que habían elaborado teorías acerca de la naturaleza humana, formas de conviven- cia social, formas de gobierno, etc.

Las actividades que usted realizará en esta guía le permitirán conocer las ideas de algunos de los pensadores que sirvieron de antecedente a nuestra organización nacional. En este Nivel además, estudiará conceptos básicos como democracia (enfrentaremos este concepto con su opuesto, el autoritarismo), soberanía po- pular, constitución (poder constituyente y poder constituido), norma jurídi- ca, ley, su orden jerárquico (sistema normativo) ya que resultan imprescindibles para comprender la esencia de nuestra Constitución Nacional.

Estos conceptos que usted analizará en la Unidad 1 conformarán el marco necesario para poder abordar, en la Unidad 2, el estudio de la Constitución de la Nación Argentina concebida como ley suprema de la Nación que da ori- gen, legitima y justifica el poder del Estado (poder constituido).

Enfatizaremos la idea de que el pueblo no se encuentra sometido a la volun- tad de un hombre o de un grupo de poder sino sólo a la de la Ley, que fue

Educación Cívica Nivel B PRESENTACIÓN

hombre o de un grupo de poder sino sólo a la de la Ley , que

9

creada por la voluntad de todos a través de nuestros representantes, para que todos sin excepción quedemos sometidos a lo que ella ordena o prescribe. Las prescripciones constitucionales se vinculan estrechamente con nuestra vida cotidiana. Nosotros vivimos día a día la Constitución Nacional: el Estado Argentino debe organizarse como ella lo manda (forma representativa, republicana y federal); los poderes constituidos (Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial, Segunda Parte de la Constitución) tienen las atribuciones que ella determina; podemos ejercer los derechos que ella nos reconoce; podemos exigir que todos cumplan (y nosotros mismos debemos cumplir) con lo que ella manda; podemos defendernos de cualquier intro- misión en el área de nuestros derechos con las herramientas que ella nos provee (garantías constitucionales).

Conocer la Constitución Nacional es imprescindible para saber qué podemos exigir y qué pueden exigirnos en el marco de igualdad y libertad que establece la Constitución Nacional para el resguardo de nuestra dignidad.

Por ello creemos necesario que usted lea detenidamente los artículos de la Constitución Nacional que se indican a lo largo de la guía de estudio, y que comprenda el contenido de cada uno, aunque no esperamos que los memorice.

Analizaremos también, algunos fallos, es decir, sentencias dictadas por los Tribunales (Poder Judicial) para acercarnos al derecho real, la Constitución real, tal cual la vivimos cotidianamente.

10

real, la Constitución real, tal cual la vivimos cotidianamente. 10 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Educación Cívica

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

Programa

Unidad 1:

Sociedad y estado

1.1. Formas de gobierno: distintas concepciones a través del tiempo.

1.2. La democracia en los siglos XX y XXI.

Democracia y autoritarismo.

Soberanía popular.

1.3. Sistema normativo. Orden jerárquico de las normas. Constitución.

Unidad 2:

La Constitución de la Nación Argentina

2.1. El preámbulo: contexto histórico de la creación de la Constitución de 1853.

2.2. Primera Parte: Declaraciones Derechos y Garantías

Forma de gobierno representativa, republicana y federal (art. 1 y con- cordantes, Constitución Nacional).

Supremacía constitucional.

Derechos enumerados e implícitos.

Derechos civiles.

Garantías constitucionales.

2.3. Segunda Parte: Autoridades de la Nación

Título Primero: Gobierno Federal

Poder Legislativo.

Poder Ejecutivo.

Poder Judicial.

Gobiernos de Provincia: Poderes delegados, reservados y concu- rrentes. Autonomía Provincial. Régimen de autonomía de la Ciudad de Buenos Aires.

Educación Cívica Nivel B PRESENTACIÓN

Provincial. Régimen de autonomía de la Ciudad de Buenos Aires. Educación Cívica • Nivel B •

11

Bibliografía

Para el estudio de los temas de las unidades que integran esta guía usted deberá consultar:

Fraga, Norberto E. y Ribas, Gabriel A. Instrucción Cívica, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998.

Tenga en cuenta que este libro está organizado por unidades, con lo cual usted encontrará en cada indicación de lectura la referencia a cada Unidad del libro ( no confunda las unidades del libro con las unidades de la guía de estudio).

Constitución de La Nación Argentina (Reforma de 1994).

Declaraciones y Tratados incorporados a la Constitución Nacional.

Tenga en cuenta que los Tratados Internacionales que gozan de jerarquía constitucional están a su disposición en el Centro de Recursos Multimediales.

12

están a su disposición en el Centro de Recursos Multimediales. 12 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Educación

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

Cómo estudiar

EDUCACION CIVICA

En esta Guía de estudio se incluyen:

Presentaciones de las unidades y temas que las conforman. En ellas usted encontrará las ideas fundamentales para abordar los textos y realizar las actividades propuestas. Recuerde que para cada unidad usted puede volver a consultar estas ideas en caso de que sea necesario.

Indicaciones específicas para leer la bibliografía.

Fragmentos seleccionados de ciertos textos, con la intención de presentar algunos conceptos que se trabajan en las unidades de este Bloque.

Actividades que le indican el proceso que le proponemos realizar para tra- bajar los contenidos de la materia.

Actividades de autoevaluación, que le brindarán la oportunidad de integrar sus conocimientos y tomar decisiones acerca de su presentación a examen, la asistencia a consultorías, la vuelta al estudio de algunos contenidos, etc.

Así como en una clase el docente le propone a los alumnos trabajos y lecturas,

y presenta también explicaciones que orientan su aprendizaje, la Guía cumple,

en cierta manera, esas funciones. Al ser esta una modalidad a distancia, es decir, sin la presencia regular de un profesor, las guías le servirán para orientar

y seleccionar las lecturas más adecuadas frente al gran universo de información

existente. Además, si lo considera necesario, usted dispondrá de la posibilidad

de encuentro con un docente de la materia para satisfacer las dudas que pueda dejar abiertas el trabajo con los distintos materiales propuestos. Para ello puede asistir a las consultorías.

¿Cómo utilizar la Guía?

Como ya lo señalamos, la Guía es la herramienta de estudio fundamental. Por lo tanto un uso adecuado de la misma favorecerá su proceso de aprendizaje. Para ello tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Utilice la Guía conjuntamente con los textos recomendados.

Respete el orden de presentación de los temas.

Recurra a la lectura de los textos cada vez que la Guía lo señala.

Algunas palabras destacadas que usted encontrará en el texto de la Guía se definen en el párrafo del que forman parte, o en un recuadro ubicado en el margen derecho de la página. Leer esa información le facilitará la com- prensión de algunos términos o conceptos necesarios para avanzar en las lecturas recomendadas. No continúe la lectura si hay palabras destacadas que no ha comprendido.

Educación Cívica Nivel B PRESENTACIÓN

la lectura si hay palabras destacadas que no ha comprendido. Educación Cívica • Nivel B •

13

El texto destacado que usted irá encontrando en diversas partes de esta Guía indica que se trata de un concepto importante o una indicación que no debe pasar por alto.

Si usted tuviera dificultad para entender algunos términos que aparecen en la Guía o en los textos y que no estuvieran definidos de la forma indicada, recurra a un diccionario o a la bibliografía señalada para la unidad.

Realice las actividades que se le proponen en el momento en que se indi- can. El proceso de comprensión de los temas del programa requiere de la realización de esas actividades ya que le permiten relacionar la información, comparar ideas, analizar ejemplos, aplicar conceptos a situaciones de su realidad actual, entre otros procesos importantes.

Asimismo, a continuación del apartado de Actividades de autoevaluación se plantean las posibles respuestas a las mismas. Allí usted podrá reflexionar acerca de la actividad que realizó y analizar cuáles son las ideas que debieron orientar la elaboración de las respuestas. A partir de esta lectura, podrá revi- sar su resolución, no con la intención de ver "si contestó igual", sino de saber si pensó su respuesta desde los conceptos e ideas adecuadas. Recuerde que este trabajo sólo podrá hacerlo si intentó responder usted mismo a las activi- dades. De este modo podrá tener un indicador de lo que logró comprender.

Es probable que a medida que avance en el estudio, usted pueda presentar otras respuestas, complejizar las ya dadas y acaso negar alguna de ellas. Lo invitamos a revisarlas cada vez que cierre alguna etapa de estudio.

No dude en recurrir a la consultoría si lo necesita.

Señale en la Guía aquellas actividades que logró resolver sin dificultad y aque- llas que le generaron dudas, para favorecer así el trabajo en las consultorías.

14

generaron dudas, para favorecer así el trabajo en las consultorías. 14 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Educación

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

UNIDAD 1 Sociedad y Estado Seguramente para usted resultará cotidiano haber escuchado o mencionado las

UNIDAD 1

Sociedad y Estado
Sociedad y Estado

Seguramente para usted resultará cotidiano haber escuchado o mencionado las siguientes expresiones:"vivimos en democracia, ¿no?", "hay que defender la democracia", "¡qué autoritario!, ¿no se dio cuenta de que vivimos en demo- cracia?", "defendamos nuestra soberanía", "no se puede tomar esa medida porque es inconstitucional"; "¡hay que hacer leyes más duras!"; "hay que apli- carle el rigor de la ley"; "en este país nadie cumple la ley", etc.

Los conceptos a los que refieren dichas expresiones encuentran su fundamen- to en las ideas de distintos pensadores europeos y americanos. Estas ideas han guiado las acciones de los hombres que han dado forma a la organización de la sociedad y el Estado en nuestro país.

En esta Unidad, abordaremos el estudio de algunas de esas ideas que sirvieron de antecedente a nuestra organización nacional y dieron contenido a los si- guientes conceptos:.

el concepto de democracia que, si bien encuentra su origen en la organi- zación ateniense del siglo V a.C., completa su significado tal cual hoy la conocemos con los aportes realizados por Jean Jacques Rousseau, Alexis Tocqueville, Esteban Echeverría, etc., para quienes la soberanía popular, el poder de decisión del pueblo, como poder independiente de cualquier otro, era uno de los presupuestos de la democracia, origen del poder cons- tituyente.

el concepto de sistema normativo, que incluye el de orden jerárquico de las normas jurídicas.

El análisis de estos conceptos conformará el marco necesario para poder abor- dar en la Unidad II el estudio de la Constitución de la Nación Argentina con- cebida como ley suprema de la Nación que da origen, legitima y justifica el poder del Estado (poder constituido), como adelantáramos en la Presentación de esta Guía de estudios.

Para el análisis del sistema normativo hemos reiterado la propuesta de tra- bajo de la Guía de estudio del Nivel A de Educación Cívica.

Si usted ya aprobó el Nivel A en este Proyecto, esta será una oportunidad para revisar nuevamente estas actividades y los conceptos fundamentales.

Educación Cívica Nivel B UNIDAD 1

revisar nuevamente estas actividades y los conceptos fundamentales. Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1

15

 

1

Iluminismo: Ilustración.

Movimiento cultural del

S

XVIII caracterizado por

la

extraordinaria confianza

del Hombre en la capaci- dad de su razón para re- solver todos los problemas de la vida humana.

 

2

Teoría Liberal:

Liberalismo: corriente in- telectual que propugna

la

libertad del hombre en

todas las situaciones his-

tóricas. Liberalismo eco- nómico: ideología que propugna la no interven- ción estatal en la econo- mía.

 

3

Despotismo: Régimen político tiránico en que los poderes son ejercicios por un solo individuo. Hasta la edad moderna, forma degradada de la monarquía. Actualmente se identifica con los tota- litarismos y las dictaduras.

16

se identifica con los tota- litarismos y las dictaduras. 16 1.1. Formas de gobierno: distintas concep-

1.1. Formas de gobierno: distintas concep- ciones a través del tiempo

Como mencionamos en la Presentación, nuestro país estructuró su organi-

zación conforme a las nuevas ideas del siglo XVIII

y las expe-

riencias europeas y americanas que resultaron de la aplicación de esas ideas a

la práctica sociopolítica.

En un escenario cambiante (la Europa de los siglos XVII-XVIII), distintos pensadores elaboraron estas teorías que aportarían nuevos principios sociales y políticos.

Sostenían fundamentalmente la necesidad de limitar el poder de los reyes, atribuyéndole al Hombre derechos innatos (naturales) y ubicando en la sociedad (el pueblo) el origen del poder del Estado. Con carácter de ejemplo citaremos las ideas de algunos de estos pensadores.

John Locke (inglés 1632-1704), precursor del liberalismo político, concebía al hombre en su estado natural como un ser racional que convivía en un estado de asistencia mutua y buena voluntad. Sostenía que los hombres tenían derechos innatos e inviolables y la propiedad privada era el ejemplo típico de los mismos. Los hombres se organizaban para preservar sus derechos naturales y podían invo- carlos ante cualquier soberano que los desconociera y su poder podía, en ese caso, ser revocado (dejado sin efecto) por el pueblo. Proponía un gobernante que debía dar cuenta de sus acciones a sus súbditos, y cuya principal función era la preservación de los derechos individuales. El individualismo de Locke sirvió de

(Iluminismo 1 )

base al desarrollo de la

Se apartaba así de la concepción del hombre de Thomas Hobbes (inglés

1588-1679) quien lo consideraba antisocial, egoísta, irracional y dominado por un instinto de conservación. Para este autor, el estado natural del hombre era anárquico. Esa naturaleza anárquica sólo podía ser controlada por un Estado absolutista que garantizara el orden social. Es decir que los hombres, para Hobbes, debían renunciar a todos sus derechos a favor del Estado abso- lutista a efectos de resguardar su seguridad y a través de este razonamiento jus-

teoría liberal 2

(política y económica).

tificaba el

despotismo 3

.

Jean Jacques Rousseau (suizo-francés, 1712-1778) desarrolló la teoría democrática ante la realidad de un país y una sociedad dominada por las desigualdades y la coerción (Francia). Sostenía la necesidad de establecer un orden social acorde con las leyes de la naturaleza, las cuales, a su juicio, eran violadas por la organización social existente. Consideraba al hombre bueno por naturaleza y a la sociedad, la causa de la corrupción del hombre. Para este autor, una sociedad basada en desigualdades sociales era contraria a la natu- raleza humana, era irracional y se oponía a la libertad. Elaboró el concepto de

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

una comunidad solidaria basada en la voluntad general. El hombre, como tal,

sólo lo es en sociedad. Los hombres hacen la guerra en sociedad, las normas y

la propiedad son productos sociales; en consecuencia, los derechos de los indi-

viduos como la libertad, la igualdad y la propiedad, atribuidos por Locke al derecho natural, son para Rousseau derechos de los ciudadanos. Su objetivo era la instauración de una organización solidaria, donde cada miembro dependiera de la sociedad en su conjunto desterrando las dependencias per-

sonales. La voluntad general es la que regula la conducta de los ciudadanos y

es la fuente de las leyes. A través del contrato social se logra la unidad del

cuerpo social, subordinando los intereses particulares a la voluntad general. Ella nace del conjunto, como un juicio colectivo , asegurando al individuo su libertad, al someterlo sólo al conjunto, la única obediencia legítima es a las leyes que surgen de la voluntad general y la soberanía pertenece al pueblo

como cuerpo social.

Montesquieu (Charles Louis de Secondat, barón de Monstesquieu, francés, 1689-1775) elaboró una teoría sobre la limitación de los poderes institu- cionalizados, como medio para defender, proteger al individuo frente a sus arbitrariedades.

A Montesquieu le preocupaba que la monarquía absoluta hubiera minado de

tal modo la constitución de Francia que la libertad se hubiera hecho imposi- ble para siempre. Inspirado en Locke, se ocupó de analizar las condiciones necesarias para la preservación de la libertad mediante el arbitrio constitu- cional. La clásica división de poderes de las democracias hasta nuestros días proviene del planteo de este pensador acerca de las tres especies de poder: el legislativo, encargado de la creación de las leyes, el ejecutivo para la adminis- tración del poder público y el judicial para la aplicación de las leyes.

Estos pensadores han incorporado nuevos valores y normas a la idea de democracia que sostenían los griegos de la antigüedad desde el Siglo V a.c.

Las siguientes actividades apuntan a analizar el concepto de democracia y la evolución de las ideas que la sustentan desde su origen, en la Grecia antigua, hasta la actualidad.

Actividad nº. 1
Actividad nº. 1
Actividad nº. 1
Actividad nº. 1
Actividad nº. 1

Actividad nº. 1

Actividad nº. 1
Actividad nº. 1

Lea la Unidad 1 de Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998.

y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998. No es necesario que usted

No es necesario que usted resuelva las consignas de las actividades que presen- ta la Unidad 1 del libro, pero sí que lea los textos que se proponen en cada caso.

a. Explique con sus palabras cada uno de los principios generales (leyes de la democracia) explicitados en el texto, que caracterizan el sistema democrático en la actualidad.

Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 17
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
17

Proponga ejemplos para cada uno de ellos.

b. Teniendo en cuenta la clasificación aristotélica sobre las formas de gobierno, que se pre- senta en el texto, y la existencia de la esclavitud en todos los Estados griegos ¿qué dife- rencia sustancial puede señalar entre el concepto aristotélico de democracia y el actual?

c. ¿Qué concepto/s o idea/s serán la antítesis, lo opuesto a la democracia? Justifique, teniendo en cuenta el aporte de los textos.

d. Explique, teniendo en cuenta el trabajo que realizó hasta el

1

Winston Churchill:

Político inglés quien tuvo una destacada partici- pación durante la Segun- da Guerra Mundial. Fa- lleció en 1965.

momento, la siguiente frase de

Winston Churchill afirmó:

Winston Churchill 1

.

"La democracia es el peor sistema político concebido por

el hombre

con

excepción de todos los demás"

1.2. La democracia en los siglos XX y XXI. Demo- cracia y autoritarismo. Soberanía popular.

Las democracias actuales exhiben graves problemas que exigen también grandes esfuerzos de la sociedad para encontrar su resolución. La diversidad de propuestas, la convivencia de distintas ideas y la confrontación que necesaria- mente se da entre quienes las sostienen, las crisis económicas, sociales y políti-

cas por las que atraviesa el planeta (todos los países ricos y pobres, los del norte

y los del sur, industrializados o no, desarrollados, en vías de desarrollo o sub-

desarrollados) hacen que percibamos a la democracia como "lenta", y hasta "insuficiente" o "inoperante" para el manejo y resolución de estos graves con- flictos. Podemos tener la sensación de que en democracia existen más proble- mas que en otras formas de organización. En general, esta percepción está ligada a que en otras formas de organización (no democráticas, autoritarias) se censura la publicación, formulación y, por supuesto, resolución de problemas para que ellos no salgan a la luz.

Por ello consideramos que el hambre, la desnutrición, el desempleo, la corrupción,

la violencia, la exclusión social, son algunos de los graves problemas que desafían

a la sociedad actual; y la democracia es la mejor herramienta para resolverlos.

Tomemos como ejemplo la corrupción. Siempre existieron funcionarios del Estado o particulares relacionados con el Estado que, ilegítimamente, utilizan el lugar que ocupan para satisfacer intereses particulares en detrimento del interés general. La forma de vida democrática permite que, a través de los medios de comunicación, tomemos conocimiento de estos delitos, esperemos una sanción rápida a los mismos, y sintamos frustración cuando el castigo se pospone demasiado (a nuestro entender) o no puede probarse el ilícito y el

18

demasiado (a nuestro entender) o no puede probarse el ilícito y el 18 EDUCACIÓN ADULTOS 2000

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

acto de corrupción queda impune. No faltan voces en la sociedad que piden "mano dura" o las que justifican la lentitud diciendo que no hay que pedirle demasiado a la democracia. Esto no es así. A la democracia hay que pedirle mucho, lo que ella sí puede hacer: que rija plenamente la Constitución, que todos ajustemos nuestros actos a ella. Todos nosotros tenemos una porción de poder para exigir la plena vigencia de la ley.

Ante la mirada pesimista de algunos cabe preguntarse cuál es la alternativa. La respuesta es una sola: si no es democracia, la alternativa es el autoritarismo. El autoritarismo es abuso de autoridad, una deformación de ella que tiene como resultado el avasallamiento de la libertad de todos por alguien o algunos que nadie eligió.

La participación en el tratamiento y resolución de los problemas comunes es el ejercicio de la libertad y de la igualdad que sólo la democracia promueve. Es difícil ponernos de acuerdo, son tiempos difíciles, se impone la necesidad del aporte de todos (participación) para que cada uno ajuste su conducta a la ley, la única garantía para el desarrollo personal y social.

La democracia nos propone distintas formas de participación: directa, indi- recta o semidirecta ( consulta popular vinculante o no, iniciativa popular, elec- ción de representantes, etc.) y es muy importante que tengamos en claro que no es posible no participar. El que se abstiene (y cree no participar) con- siente los actos que otros realizan. Téngase en cuenta que la participación democrática no significa solamente la participación a través de algún partido político. Todos participamos interactuando en nuestra vida cotidiana.

Actividad nº. 2

Actividad nº. 2

Seleccione de un diario cualquiera 2 noticias, sobre problemas sociales actuales, exis- tentes en nuestro país.

Elabore un texto en el que incluya:

a. Una síntesis de los problemas planteados en los artículos.

b. Quiénes se benefician y quiénes se perjudican.

c. Quiénes son los responsables.

d. Desde su perspectiva, elabore una propuesta para resolver estos problemas a través de la participación ciudadana.

e. Una opinión sobre la siguiente cuestión: ¿Considera útil el hecho de que los proble- mas del país, de la ciudad o de un pueblo salgan a la luz? ¿Por qué?

Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 19
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
19

Lea el texto “Daños de la corrupción al sistema social” de Mariano Grondona, que se

incluye en la actividad 7, Unidad 1 del libro de Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998.

Responda las preguntas propuestas en el cuestionario guía, que en la misma actividad 7

del libro se incluyen.

A partir del 6 de setiembre de 1930, fecha del golpe de Estado encabezado

por el general José Félix Uriburu, se sucedieron en nuestro país gobiernos de derecho y gobiernos de facto. Algunos de ellos sólo formalmente podían ser denominados "de derecho", es decir, conformes a lo prescripto por la Constitución Nacional, ya que existieron, a partir de entonces, largos perío- dos de proscripción de distintos a partidos políticos y/o fraude electoral.

Si bien todas estas anomalías representan un quiebre del orden constitucional-

ya que significan incumplimientos a su normativa- nos ocupamos ahora de analizar los golpes de Estado, por ser estos un quiebre violento de ese orden que, aunque rechazado por muchos, terminó siendo aceptado como de curso

"normal" en la historia de nuestro país. Es posible que esta aceptación se deba a su reiteración, al desconocimiento de la ley, por parte de la ciudadanía, o a

la errónea evaluación de sus consecuencias. En cualquiera de estos casos, lo

cierto es que es importante para usted conocer las raíces históricas de estas

situaciones políticas que han afectado negativa y gravemente a nuestro país.

Si bien el primer gobierno de facto mencionado (1930) permaneció en el poder aproximadamente un año y medio, el grupo de poder constituido por los militares (el ejército, en principio) y sectores civiles afines, siguió influyen- do en el escenario político de nuestro país durante todo el período que se extendió hasta 1983.

Actividad nº. 3

Actividad nº. 3

Actividad nº. 3
Actividad nº. 3
Actividad nº. 3
Actividad nº. 3
Actividad nº. 3
Actividad nº. 3
el período que se extendió hasta 1983. Actividad nº. 3 a. Lea en el libro Instrucción

a. Lea en el libro Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998, Unidad 4, el texto "Formas de gobierno".

Resuelva la actividad 1 de la misma unidad.

Según el texto, ¿cómo se manifiesta la soberanía popular en los Estados republicano democráticos?

20

la soberanía popular en los Estados republicano democráticos? 20 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Educación Cívica

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

b. Busque en un libro de historia argentina información sobre los gobiernos que se sucedieron en nuestro país entre los años 1930 y 1983.

Elabore una lista con todos los presidentes de nuestro país entre 1930 y 1983; agregue a cada uno la duración de su gobierno u ocupación del Poder Ejecutivo.

Subraye los nombres de los presidentes que fueron elegidos por el pueblo ( incluyen- do los períodos de fraude).

Observe cómo ha quedado confeccionada esa lista y responda:

¿Cuántos años en total del período considerado (1930-1983), el Poder Ejecutivo fue desempeñado por presidentes de facto y cuántos por presidentes elegidos por el pueblo (incluyendo períodos de fraude y/o proscripción)?

Conforme su propia experiencia o a través de testimonios de familiares o amigos, anote 5 características de la vida cotidiana durante alguno de los gobiernos de facto, que se relacionen con la seguridad, la libertad, el poder y la paz social (valores jurídi- cos, sociales).

Actividad nº. 4
Actividad nº. 4

Actividad nº. 4

Actividad nº. 4

Lea nuevamente en el libro Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A.Z. editora S.A., Serie Plata, 1998, la Unidad 1.

 
Instrucción Cívica , Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A.Z. editora S.A., Serie Plata, 1998,

Teniendo en cuenta lo leído, responda las siguientes consignas:

a. ¿Cómo calificaría Montesquieu (1689-1755) a los gobiernos de facto, según su clasifi- cación de las formas de gobierno? ¿Por qué?

 

b. ¿Cómo los calificaría Hans Kelsen? ¿Por qué?

c. ¿Cómo completa Herman Heller los conceptos de democracia y autocracia?

 

d. En la introducción expusimos brevemente las ideas de cuatro teóricos. ¿Cuál de ellos se acerca más a las concepciones que consideran justo el golpe de Estado (gobierno de facto)? ¿Por qué?

 

Actividad nº. 5

 

Lea en el libro Instrucción Cívica, Fraga, Norberto E. y Ribas, Gabriel A. A Z editora S.A., Serie Plata, 1998:

 
Lea en el libro Instrucción Cívica , Fraga, Norberto E. y Ribas, Gabriel A. A Z

Unidad 3, el texto "Principios políticos de la Revolución de Mayo" .

Unidad 3, de la actividad 1, sólo los textos.

No es necesario que usted resuelva las consignas de las actividades que presenta la Unidad 3 del libro, pero sí que lea los textos que se proponen en cada caso.

 
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 21
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
21

Lea nuevamente la introducción de la Unidad 1 de esta guía.

Escriba una lista con las ideas de Locke, Montesquieu y Roussseau.

Extraiga de los textos que ha leído del libro, ejemplos que justifiquen la siguiente afir- mación: La Revolución de Mayo reconoce como antecedentes las ideas de Locke, Montesquieu y Roussseau.

En la actividad que sigue hemos reiterado la propuesta de la guía del Nivel A de Educación Cívica.

Si usted ya aprobó el Nivel A en Educación Adultos 2000, esta habrá sido una oportunidad para revisar nuevamente esta actividad y los conceptos funda- mentales.

Actividad nº. 6

Actividad nº. 6

a. Anote 3 ejemplos de su vida cotidiana que sean la consecuencia de la forma de vida democrática y 3 que pongan en evidencia prácticas antidemocráticas de personas par- ticulares o de instituciones.

b. La reforma constitucional de 1994 introdujo el Artículo 36 entre los nuevos derechos y garantías. Léalo (se lo presentamos a continuación):

Art. 36. -- Esta Constitución mantendrá su imperio aun cuando se inte- rrumpiere su observancia por actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán insanablemente nulos.

Sus autores serán pasibles de la sanción prevista en el art. 29, inhabilita- dos a perpetuidad para ocupar cargos públicos y excluidos de los beneficios del indulto y la conmutación de penas.

Tendrán las mismas sanciones quienes, como consecuencia de estos actos, usurparen funciones previstas para las autoridades de esta Constitución o las de las provincias, los que responderán civil y penalmente de sus actos. Las acciones respectivas serán imprescriptibles.

Todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes eje- cutaren los actos de fuerza enunciados en este artículo.

Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos.

El Congreso sancionará una ley sobre ética pública para el ejercicio de la función.

22

una ley sobre ética pública para el ejercicio de la función. 22 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 •

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

c. Una vez leído el artículo, copie en su cuaderno o carpeta en dos columnas: los actos que penaliza y las sanciones previstas.

d. Lea el Artículo 22 de la Constitución Nacional.

e. Relacione este Artículo con el Artículo 36 del mismo cuerpo legal. Determine qué tipos de relaciones encuentra y anótelas en forma de lista breve.

Dijimos que la Constitución es una ley a la cual todos sin excepción debemos someternos. Esta ley fundamental establece qué órganos del Estado ejercerán el poder del mismo. ¿Cuál es el origen de este poder, (del poder del Estado)? Esta es una pregunta fundamental y a partir de su respuesta se justificaron diferentes formas de gobierno. Por ejemplo, los Padres de la Iglesia, San Agustín y Santo Tomás, consideraron que el origen del poder temporal (el poder del Estado) era divino, es decir, se encontraba en Dios. De Él derivaba el poder que tenía el soberano (el rey), que era un poder absoluto. Otros autores, como Hobbes, consideraban que el poder del soberano era absoluto pero se fundaba o surgía de en un contrato social (celebrado por los hombres), ajeno a Dios, quienes a efectos de lograr su seguridad renunciaban a todos sus dere- chos a favor del soberano (ver Hobbes, en la introducción de la Unidad 1). Rousseau (ver introducción de la Unidad 1) coincide con el origen contractual del poder pero considera al hombre un ser social por naturaleza y a la organi- zación social como un medio para evitar los males sociales. Esta organización sólo puede ser eficaz a sus fines si surge de la voluntad general. La voluntad ge- neral es entonces, para este autor, el origen del poder del Estado.

Actividad nº. 7

Lea en el libro Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998:

Unidad 4, los textos "Pueblo", "Nación", "Estado", "Soberanía", "Poder público".

Unidad 4, actividad 1, sólo los textos.

Unidad 6, actividad 1 sólo los textos.

Unidad 10, los textos sobre concepto de Constitución (desde "¿Qué es una Constitución?" hasta " Reforma de la Constitución" inclusive).

No es necesario que usted resuelva las consignas de las actividades que presentan las unidades 4 y 6 del libro, pero sí que lea los textos que se pro- ponen en cada caso.

Resuelva las siguientes consignas:

a. Piense en distintas situaciones en las que haya usado el término "pueblo". Escríbalas sin- téticamente. ¿Qué sentido le ha dado a esa expresión en cada caso?

Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 23
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
23

b. Identifique en el texto leído del libro, cuáles son los elementos fundamentales para la existencia de una Nación.

c. Explique y ejemplifique la siguiente expresión : "La pérdida total y definitiva del terri- torio conduce a la desaparición del Estado"…

d. Explique con sus palabras cuáles son los puntos de contacto entre los conceptos de vo- luntad general (Rousseau) y soberanía popular.

e. Lea el Preámbulo de nuestra Constitución Nacional. Según él, ¿cuál es el origen (poder constituyente) del poder del Estado en nuestro país?

f. Según su experiencia ¿cuáles son los órganos que ejercen el poder del Estado Nacional (poder constituido) en nuestro país?

1.3 Sistema normativo, orden jerárquico de las normas. Constitución.

Como dijimos en la presentación del Nivel B toda convivencia requiere un nivel de organización. En nuestro país la Constitución de la Nación Argentina y las leyes que en su consecuencia se dictan, cumplen con esta función, es decir, organizan el Estado y todos los niveles de convivencia en de él.

La Constitución es la ley jerárquicamente superior en la estructura norma- tiva de cualquier país (conjunto jerárquicamente ordenado de todas las nor- mas jurídicas -art. 31 Constitución Nacional-). Ninguna de las leyes vigentes en ese país (de jerarquía inferior a ella) puede contradecirla, es decir, todas las demás deben ser creadas conforme a lo que ella ordena, tanto en el contenido de la norma como en la forma o procedimiento de su creación. Todos los habi- tantes estamos sometidos a la ley, de lo que se desprende la importancia que reviste el conocimiento por todos nosotros de la normativa jurídica que nos rige. Una vez que esas normas están vigentes, es decir, pueden aplicarse, todo comportamiento que no se ajuste a ellas debe ser sancionado.

Dice el Código Civil en el art. 1: "Las leyes son obligatorias para todos los que habitan el territorio de la República, sean ciudadanos o extranjeros, domicili- ados o transeúntes" y en el art. 20: "La ignorancia de las leyes no sirve de excusa, si la excepción no está expresamente autorizada por la ley."

Los Jueces (Poder Judicial), aplicarán la ley ordenando que las conductas de las personas se ajusten a ella. Lo harán a través de la coacción. Por ejemplo: es absolutamente lícito adornar un balcón con una maceta con flores, pero si esa maceta está mal apoyada y al caer produce un daño a una persona, el Juez ordenará que el dueño de la maceta repare el daño y los perjuicios que esa per-

24

el dueño de la maceta repare el daño y los perjuicios que esa per- 24 EDUCACIÓN

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

sona haya sufrido. Otro ejemplo podría ser: si nuestro sistema garantiza la li- bertad y alguien priva de la libertad a otra persona para pedir dinero a cam- bio de su libertad, para robarlo, etc., deberá ser sancionado (en este caso la sanción puede llegar hasta la privación de la libertad del sujeto incumplidor).

Ante este mandato legal (art. 1 Código Civil), debemos reconocer que el des- conocimiento de la ley nos desprotege, ya que no sabríamos cuáles son nuestros derechos (facultades, derecho subjetivo) ni nuestras obligaciones, ni tampoco, por supuesto, cuáles son los derechos de los demás y sus obligaciones. No sabríamos qué estamos facultados a exigir a los demás (inclusive al Estado) ni qué nos pueden exigir ellos a nosotros. Si bien el contenido de las normas jurídicas se aprende en la práctica de la convivencia social, el Estado está obli- gado a publicarla, a hacerla conocer. La escuela, en general, a través de todos sus niveles, también tiene esa función.

EL CONCEPTO DE CONSTITUCIÓN

Actividad nº. 8
Actividad nº. 8
Actividad nº. 8
Actividad nº. 8
Actividad nº. 8

Actividad nº. 8

Actividad nº. 8
Actividad nº. 8

Lea en el libro Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998:

Unidad 4, el texto "Derecho positivo y estructura del orden jurídico".

Unidad 4, actividad 3, sólo los textos "El derecho es una técnica social" y "El orden jurídico como sistema de normas".

Unidad 10, el texto "La ley" (hasta el final del capítulo) y los textos sobre concepto de Constitución (desde "¿Qué es una Constitución?" hasta "Reforma de la Constitución" inclusive) que ha leído anteriormente.

Constitución" inclusive) que ha leído anteriormente. No es necesario que usted resuelva las consignas de las

No es necesario que usted resuelva las consignas de las actividades que presenta la Unidad 4 del libro, pero sí que lea los textos que se proponen en cada caso.

a. Elabore un texto que pueda resultar adecuado para explicar a un grupo de compañeros de estudio el concepto de derecho positivo. Acompañe su explicación con "la pirámide jurídica" e incorpore la mayor cantidad de ejemplos posibles.

Si concurre a las consultorías puede comparar sus explicaciones y ejemplos con los de otros compañeros.

Lea el siguiente texto extraído de Humberto Quiroga Lavié "Lecciones de Derecho Constitucional", Depalma, 1995.

Tenga en cuenta que este texto ya fue presentado en la Guía de estudio del Nivel A.

"Cuando hablamos de "constitución" nos estamos refiriendo al principio de organización que permite identificar aquello en que consiste el Estado como unidad política. En un sentido total el Estado no tiene una constitución, sino

Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 25
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
25

“es” una constitución, formada por tres segmentos o estructuras, a saber: la cos- tumbre constitucional, que se expresa en la conducta del pueblo o en la prácti- ca de los órganos de gobierno; la ideología constitucional, que constituye el sen- tido común social o el "espíritu del pueblo", hecho de valores sociales; la nor- mativa constitucional, hija de la lucha histórica que se encarna en la constitu- ción positiva del Estado.

Ese material total que configura la constitución de un Estado puede desagre- garse en los dos conceptos clásicos de constitución: la material y la for- mal. La constitución material es la historia institucional de nuestro país, tanto el cumplimiento como el incumplimiento de las normas contenidas en el texto escrito sancionado por el constituyente, donde se acrisolan valores sociales, con- ducciones de caudillos, la idiosincrasia de nuestro pueblo, en suma. La Constitución formal es el texto escrito sancionado por el constituyente en 1853 y reformado en 1860, 1866, 1898, 1957 y 1994; pero, además, también es constitución formal la interpretación que de ese texto normativo haga la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es que, como las normas constitucionales no actúan por sí mismas, sino que precisan ser aplicadas por órganos con poder para ello, resulta que es la Corte Suprema, como máximo tribunal del país, "un poder constituyente en sesión permanente": fuente práctica de la constitución del país" (Humberto Quiroga Lavié, Lecciones de Derecho Constitucional, Depalma, 1995).

b. Identifique en el texto los puntos de vista desde los cuales el autor analiza el concepto de Constitución: desde el punto de vista de las relaciones jurídicas que regula (facultades y deberes jurídicos, derecho subjetivo) -que son observables en nuestra realidad coti- diana- como desde el punto de vista normativo (derecho objetivo).

c. Una vez que haya leído el texto de Quiroga Lavié resuelva las siguientes consignas:

Identifique (marcando en el texto con un color) los distintos niveles o dimensiones

Por ejemplo, la constitución

que el autor propone para hablar de la constitución. material.

Una vez marcados todos esos niveles, anótelos en un papel, a modo de lista, y para cada uno escriba una definición con sus palabras de lo que significa. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, podríamos decir que "la costumbre constitucional es el modo en que la gente, los habitantes de la nación, entienden y actúan con respecto a esa constitución."

Al terminar estos pasos anteriores, le pedimos que justifique por escrito la siguiente afirmación: "Es importante comprender, además, que la Constitución de un país sólo puede ser comprendida desde un punto de vista que la ubique en un tiempo y lugar, es decir, en la historia del país."

26

ubique en un tiempo y lugar, es decir, en la historia del país." 26 EDUCACIÓN ADULTOS

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

CONSTITUCIÓN: CLASES

Las constituciones de cada país presentan características diferentes. Entre los aspectos que las diferencian se encuentra la posibilidad o no de ser reformadas, y, en este caso el procedimiento establecido para ello.

En el caso de la Argentina, la última modificación constitucional se realizó en 1994. La ley fundamental exige para su modificación un procedimiento especial, diferente respecto del establecido para la formación de las leyes nacionales (Capítulo V, de la formación de las leyes, arts. 77/84 CN). Esta ca- racterística incluye a nuestra Constitución en la clase de las constituciones rígidas. Las que se modifican o crean a través del mismo procedimiento uti- lizado para la creación o modificación de las leyes nacionales, pertenecen a la clase de las constituciones flexibles, como la de Gran Bretaña. Las que no admiten modificación alguna se llaman constituciones pétreas.

El procedimiento para modificar la constitución está reglado por el Artículo 30 de la Constitución Nacional:

“La Constitución puede reformarse en el todo o en cualquiera de sus partes. La necesidad de reforma debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos ter- ceras partes, al menos, de sus miembros; pero no se efectuará sino por una Convención convocada al efecto."

LA CONSTITUCIÓN: LEY FUNDAMENTAL

Desde el punto de vista de su carácter normativo, es decir, de regulación de derechos y deberes, se considera a la Constitución como la ley fundamental de nuestro país. Este aspecto está expresado en el Artículo 31 de la Constitución que dice:

"Esta Constitución, las leyes de la Nación que en su consecuencia se dicten por el Congreso y los tratados con las potencias extranjeras son la ley suprema de la Nación; y las autoridades de cada provincia están obligadas a conformarse a ella, no obstante cualquiera disposición en contrario que contengan las leyes o constituciones provinciales, "

Este artículo, entonces, establece claramente que toda norma jurídica se deriva de la Constitución, tanto en el procedimiento de su formación como en su con- tenido. Es la ley jerárquicamente más importante (ley suprema de la nación).

En nuestra vida diaria, cotidiana, la Constitución nos garantiza, por ejemplo, el derecho a trabajar, a transitar libremente, a aprender, a que sólo un juez pueda obligarnos por la fuerza a actuar o no actuar en determinadas circuns- tancias, a que el Estado respete nuestros derechos, a elegir a los gobernantes, a peticionar a las autoridades.

Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 27
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
27

¿Cómo lo hace? Tomemos como ejemplo la situación hipotética de que se nos impidiera salir (y entrar) de nuestra casa porque la Compañía de Electricidad está realizando trabajos en la vereda. Si no resultaran suficientes los reclamos administrativos (ante autoridades de la Empresa de Electricidad, ante las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, etc.), tendríamos derecho de pedir a un Juez (demandar) que obligue a la Empresa que está rea- lizando los trabajos de reparación a reformar la obra de manera que nos per- mitiera salir o entrar a nuestro domicilio. Y si para lograr que la Empresa se ajustara a lo que en derecho nos corresponde hubiéramos tenido la necesidad de incurrir en gastos o nos hubiéramos perjudicado de alguna manera por la demora en poder ejercer nuestro derecho de libre tránsito, podríamos solicitar también al Juez que obligara a la Empresa incumplidora a que se hiciera cargo de todos esos gastos y además, si hubiéramos sufrido otro perjuicio, como por ejemplo, no cobrar el plus por presentismo en nuestro trabajo por su culpa, a indemnizarnos.

Actividad nº. 9

Actividad nº. 9

a. Lea los siguientes conceptos que fueron tomados del material de lectura:

Constitución; ley; Constitución formal; ley suprema; reforma; rígida; organización; flexi- ble; Estado; procedimientos especiales; tratados internacionales; Constitución material; Convención Constituyente.

b. Identifique el significado de cada uno de ellos.

c. Piense qué conceptos pueden relacionarse con otros y por qué.

d. Elija algunos de ellos.

e. Redacte dos o tres oraciones donde exprese las relaciones entre los conceptos elegidos.

Actividad nº. 10

Actividad nº. 10
Actividad nº. 10
Actividad nº. 10

Lea el siguiente texto de Octavio Paz, escritor mexicano (poeta, ensayista):

"La democracia es una idea pero asimismo es una cultura y una práctica, un aprendizaje. Triunfa allí donde se convierte en costumbre y segunda natu-

raleza. [

Asumo al mismo tiempo, la defensa y la crítica de

No me hago ilusiones acerca de la democracia: no nos dará ni la

]

felicidad ni la virtud. [

]

la modernidad. Pero la crítica del mundo moderno y sus horrores no me lleva

a renegar de la democracia: a pesar de sus fallas, es uno de los pocos bienes

La democracia funda al

duraderos de la falaz civilización tecnológica. [

]

pueblo en nombre del pueblo: es la ley que los hombres se dan a sí mismos. No

28

nombre del pueblo: es la ley que los hombres se dan a sí mismos. No 28

EDUCACIÓN ADULTOS 2000 Educación Cívica

es un destino promulgado desde un más allá de la historia; no es la ley dictada por la sangre o por los muertos; no es una fe ni nos propone un absoluto. Es un modo de convivencia libre y pacífica. Nos enseña a dar la mano y a luchar con- tra el tirano".

En "Itinerario", Fondo de Cultura Económica, 1993.

Conteste las siguientes consignas por escrito en forma de apunte:

Explique qué significa la democracia como costumbre, práctica y aprendizaje.

Justifique por qué Paz escribe que la democracia " costumbre y segunda naturaleza."

triunfa

allí donde se convierte en

Lea en el libro Instrucción Cívica, Norberto E. Fraga y Gabriel A. Ribas, A Z editora S.A., Serie Plata, 1998, Unidad 1, actividad 4, el texto "La sociedad abierta y sus enemigos" de Karl Popper.

Responda las siguientes preguntas:

de Karl Popper. Responda las siguientes preguntas: • ¿Por qué Popper considera " democrática" la

¿Por qué Popper considera " democrática" la crítica de Sócrates a los políticos de su tiempo?

¿Qué punto de contacto puede establecer usted entre el pensamiento de Popper y el de Octavio Paz, sobre las críticas que puede generar la democracia?

A lo largo de esta Unidad usted ha leído y estudiado las ideas de los pensadores

de la Grecia antigua, del Iluminismo y de los revolucionarios de 1810 que

sirvieron como antecedentes de la organización de nuestro país. A partir de ellas usted ha podido analizar los conceptos de democracia, soberanía popular,

y sistema normativo que constituyen la base necesaria para encarar en la próx-

ima Unidad el estudio de la Constitución Nacional.

Esperamos que durante este recorrido usted haya podido reflexionar sobre la importancia de estas ideas y conceptos para comprender el sistema democráti- co en el que vivimos y tomar conciencia de las posibilidades de ejercer nuestra ciudadanía.

Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1 29
Educación Cívica • Nivel B • UNIDAD 1
29