03- EDITORIALES 04- TIEMPOS PELIGROSOS 07- DEBEMOS SUFRIR POR CRISTO 08- EVANGELIO SIN FRANQUICIAS.

13- TODOS CONTRA TODOS 16- SOMOS COMO EL ARCA DE NOE. 18- YO DECRETO…? YO LE ORDENO A DIOS…? 20- QUE SIGNIFICA LA PRIMOGENITURA…? 21- FIELES A LA VERDAD O AL ERROR…? 28- UN AMOR POR CONVENIENCIA. 31- EL ABUSO DE LA AUTORIDAD VERTICAL.

34- GUARDAOS DE LOS FALSOS. 36- EL BUEN PASTOR. 38- MI DIOS NO DUERME. 39- EL PELIGRO DE LA PASIVIDAD ESPIRITUAL. 41- LA RELIGION DE LOS SENSUALES. 42- LOS OLVIDADOS. 43- ASI ALUMBRE VUESTRA LUZ. 44- LA NUEVA REFORMA APOSTOLICA. 48- EL PELIGRO DE LOS FALSOS HERMANOS. 50- EL VERDADERO EVANGELIO. 52- UN NUEVO EVANGELIO…? 55- ADORACION O IDOLATRIA…? 62- …QUE TOME SU CRUZ Y ME SIGA.

TIEMPOS PELIGROSOS… A donde me congrego…? El apóstol Pablo, en su segunda carta a Timoteo, en su capítulo 3, nos hace una clara advertencia ,. de que en los postreros días, antes de la venida de Jesús, vendrían sobre la iglesia y sobre el mundo entero, "Tiempos Peligrosos" en donde el amor de muchos se enfriaría, a causa de la falta de consagración al Señor, y donde hombres soberbios, blasfemos, vanagloriosos, con apariencia de piedad, y amadores de sí mismos se levantarían engañando aun si fuera posible, a los propios escogidos de Dios, haciéndose pasar por maestros de la palabra, y guiando al pueblo a la idolatría, a falsas doctrinas, y a la apostasía final. Estos tiempos que Pablo profetizo, a pesar de que hoy muchos lo niegan, diciendo vivir tiempos de avivamiento, no solo han llegado a la iglesia, sino que además se han instalado muy cómodamente dentro de los diferentes ministerios y denominaciones, disfrazándose de “Tiempos apostólicos“ “Tiempos proféticos” o “Tiempos de unción y avivamiento” En toda la historia de la iglesia, a pesar de que Pablo, Pedro y Judas, en sus cartas apostólicas, nos dejan entrever que ya en aquella época existían falsos apóstoles que confundían al pueblo, jamás había existido tal cantidad de falsas doctrinas y de falsos ministros como los que se ven hoy en día, como así mismo, jamás ha habido tanto rechazo por la sana doctrina del evangelio como en estos últimos años. Esto es algo my sencilla de comprobar, ya que solo se necesita visitar unas pocas iglesias para poder corroborarlo. Cada iglesia parece tener su propia doctrina, y cada congregante, parece tener su revelación personal de como adorar al Señor. Las manifestaciones tales como el polvo de oro, los evangelios de la prosperidad, decretos, y declaraciones positivas, y la aparición de falsos apóstoles vendedores de coberturas, han acaparado tanto la atención de los creyentes, que ya muchos han apartado de la verdad el oído, y se han vuelto prontamente tras doctrinas engañosas, y evangelios de solo promesas divinas, y totalmente carentes de santidad. En estos tiempos, la misión de buscar una iglesia en la cual poder congregarse, se ha vuelto una verdadera “Misión imposible” debido a que la gran mayoría de los ministerios han adoptado para sí, .

alguna de estas tantas doctrinas erróneas, que aunque pueden sonar agradables al oído, su fin es camino de muerte. El problema hoy en día no es que no haya iglesias donde poder congregarse, sino que el problema de estos tiempos, es lo que se enseña desde los pulpitos. Por miedo a la perdida de miembros, y por ende, a la perdida de diezmos y ofrendas, o por la errada motivación de tener una mega-iglesia, muchos ministros hoy en día han hecho a un lado la sana y verdadera doctrina del evangelio, para dedicarse a la organización de eventos, invitando cada semana a algún cantante o apóstol de moda, buscando atraer a las multitudes, sin importar para nada, que el mensaje que se esté dando sea de idolatría, prosperidad, exitismo, o “derechos como hijos de Dios” en lugar del mensaje de la cruz, el cual confronta al cristiano con sus pecados y lo lleva al verdadero y genuino arrepentimiento ante el Señor. Algunos hasta organizan discotecas dentro de las iglesias, llamándolas “Cristotecas. Abra bien sus ojos y sentidos espirituales. Observe detenidamente a la luz de la palabra, si lo que le están enseñando en el lugar donde se congrega es realmente la sana doctrina enseñada por Cristo y sus apóstoles (no por los apóstoles modernos) Y si nota que lo que le están enseñando son “otras doctrinas” que no tienen base o sustento bíblico, hable con el pastor de ese lugar, exponga este asunto, y si este, en lugar de reconocer y arrepentirse por dicho motivo, solo se excusa y lo niega… Huya rápidamente de ese lugar en busca de pastos frescos y verdes, en donde usted pueda ser alimentado con la verdadera palabra de Dios. No se deje engañar. Pase cada palabra que le han dicho por el crisol de la palabra de Dios, sin importar quien las haya dicho, y busque la guía del Espíritu Santo, para no caer en engaños o errores que podrían significar para usted, la muerte eterna.

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (2 Timoteo 3:1-5) Edward Cleary, de Providence College, sociólogo, misionero por muchos años, hizo un estudio sobre el verdadero estado de la Iglesia Evangélica en América Latina. Edward Cleary expone las supuestas cifras que por años se han publicado:  Se ha dicho que el 50% de la población en Guatemala son cristianos, pero en realidad no llega al 25%.  De Chile dicen que 28% – la realidad es de apenas el 18%.  Brasil 21.8% – con una realidad del 15%.  México 20% – cuando no llega al 8% Se habla por todos lados de un gran avivamiento y de multitudes que vienen a Cristo, pero en realidad lo que hay es un estancamiento. Se “convierten” muchos, pero también muchos abandonan las iglesias. En este estudio se encontró que el 43% de las personas que nacieron en familias evangélicas han desertado del cristianismo, y que el 68% de los que se bautizaron en la década de los 80 ya se han retirado de la iglesia. (Esta misma realidad se encuentra en USA y en Canadá) El 57% de los desertores afirmaron haber recibido alguna sanidad física en algún evento público. Estas personas recibieron un milagro en sus vidas, pero no tuvieron jamás, un cambio de vida verdadero. ¿Por qué esta deserción…? Firmemente considero que la respuesta es que se . .

ha dejado de lado la palabra de Dios, y hoy en día se está predicando un evangelio enfocado en los anhelos humanos y no en lo que Dios dice que debemos hacer, obteniendo como resultado de esto: LA APOSTASIA Pablo, en este pasaje a Timoteo, advierte que vendrían tiempos peligrosos. Tiempos peligrosos, en el original se refiere a tiempos difíciles, feroces, duros. El apóstol le dice: “También debes saber” Saber es un deber. Dios no bendice la ignorancia, y para saber hay que buscar. La palabra saber, utilizada en el griego, es ginósko que significa: conocer, notar, reconocer, entender e informarse. Pablo le dice a Timoteo que entienda estos tiempos, que los reconozca, que se informe. Dios nos instruye con su palabra pero también debemos “ver a nuestro alrededor”. Estamos en los últimos días e ignorarlo sería un gran error. Vendrán: en el griego también es asentarse sobre, o permanecer. Lo cual significa que tiempos duros se asentarán, vendrán y se quedarán. Tiempos feroces, duros de llevar y difíciles de enfrentar. ¿Por qué son así los últimos días…? La respuesta no gusta a muchos, pero está en el versículo 2: “Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos…” Pablo despliega una lista con rasgos del carácter. Pero los hombres que esta lista menciona, ¿son del mundo o están dentro de la iglesia…? Pablo, está hablando aquí, de gente que esta dentro de la iglesia (versículo 5)”que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita”. Vemos que se refiere a la cizaña dentro de la iglesia, a falsos ministros, falsos cristianos llenos de avaricia y de hipocresía, sedientos de reconocimiento. Pablo usa la palabra morfóo, la cual significa: apariencia.

Si algo tenemos hoy en día, es un gran énfasis en la apariencia, y en la proyección de imagen. Hoy en dia muchos ministros, antes de salir al púlpito, tienen sus peinadores, maquillistas y asesores de imagen. Ellos se preocupan por dar una impresión de ser grandes hombres de Dios, pero no tienen una experiencia interna real con El. Apariencia de piedad: La palabra griega para piedad es eusébeia, que significa: ir en pos de Dios, hacer lo que agrada a Dios. Hombres que aparentan ir en pos de Dios, y de hacer lo que agrada a Dios, deslumbrando a la gente con 2 o 3 versículos, pero que no logran discernir lo que realmente están diciendo. Sin embargo, estos hombres negarán la eficacia de la piedad. Esta gente va a rechazar el poder que tiene la palabra de Dios. Van incorporando poco a poco métodos humanos, haciendo a un lado la verdadera doctrina, y metiendo filosofías y psicologías humanas. De una manera muy sutil, dejan de lado las palabras de Dios para usar solo palabras elocuentes. “A estos hombres, evita” En el original, esto significa rechazar, contradecir. A estas personas debemos evitar, rechazarles y contradecirles con la palabra de Dios. Debemos conocer las escrituras para poder enfrentarlos y saber contradecir las falsas doctrinas. “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:3-5) Es decir, aunque estamos en este cuerpo físico, no militamos en nuestros cuerpos. Militar: en el griego es “hacer guerra de una . manera estratégica”. No hacemos la guerra estratégicamente con armas y estrategias puramente humanas, no con humana sabiduría. Se trata de una batalla de ideas, de pensamientos y filosofías. Esta es la verdadera guerra espiritual: son los pensamientos de hombres contra los pensamientos de Dios. Nosotros debemos elevarnos a lo que dice Dios. Solo debemos enfocarnos en lo que dice el Señor, no en lo que dicen los hombres (sea quien sea el maestro que enseñe) Dios quiere que prediquemos sus palabras, no las

nuestras. No peleamos con nuestra sabiduría. Veamos 3 palabras importantes en esta escritura:  “Porque nuestras armas” En el original también significa herramientas, armas de guerra.  “De nuestra milicia” En el griego también es conflicto.  “No son carnales” También se puede traducir como “pensamientos puramente humanos”. Podríamos leer así el texto: “Las herramientas con las que enfrentamos el conflicto (la batalla espiritual) no es con pensamientos puramente humanos”. Entonces, recapitulo… Vienen tiempos peligrosos debido a hombres amadores de sí mismos que aparentarán piedad. Evítalos y contradícelos, no con sabiduría humana, sino con las palabras de Dios. Nuestras armas son poderosas en Dios. En el pasaje de Efesios 6 se nos describen algunas de estas armas: Nuestro calzado es la palabra de Dios Ceñidos nuestros lomos con la verdad de Dios Con el escudo de la fe (confianza en Dios y también se refiere al evangelio) La espada de la palabra del Espíritu. La espada es la única arma ofensiva que se menciona en el texto. Se utiliza el griego machaira, que era una espada corta utilizada por los

Romanos para pelear cuerpo a cuerpo, una lucha cara a cara. Esto implica que si no atacamos acertadamente, ellos nos herirán a nosotros. “Estas armas son poderosas” Del griego dunatos que significa: más poderosas. Esas ideas falsas tienen poder, pero las ideas de Dios son mucho más poderosas, ya que nos pueden hacer nacer de nuevo, nos dan vida, y nos sanan de tormentos y de dudas. Estas armas son para la destrucción (en el griego “demoler, hacer polvo”) – son armas para hacer .

polvo fortalezas. No estamos hablando de la fortaleza del narcotráfico o del homosexualismo. Vemos en el texto que son pensamientos. No se derriban “atando”, sino hablando la palabra de Dios. Fortaleza, viene del griego ocurama, que significa: ideas y pensamientos. Se trata de ideas y pensamientos que descansan puramente en la sabiduría humana. En el versículo 5 dice derribando: gr. arrojar al suelo, es un acto violento, refutar, destruir. El verbo da la idea de cavar alrededor de un tronco para poder cortar las raíces. Nosotros derribamos hasta el suelo esas ideas puramente humanas. Habla de un trabajo laborioso, porque estos pensamientos erróneos han hecho raíz en las personas, se han arraigado en la mente de los individuos. Derribando argumentos (el texto no habla de demonios). Más bien, usa el griego logismos: razonamientos, pensamientos, ideas, consejos. Son logismos contrarios a la palabra de Dios. Algunos no quieren argumentar en pro de la “paz y el amor”, por la “unidad del cuerpo de Cristo”. Pero el amor sin verdad es error. No podemos ceder ante la verdad del evangelio. Ninguna “unidad” es válida cuando se trata de guardar la verdadera palabra de Dios. Estas armas también son poderosas para derribar toda altivez: en el griego júpsoma: significaba algo que se eleva en sí mismo. Pensamientos que se elevan por encima de los de Dios. Olvidando que los pensamientos y caminos de Dios están por encima de los nuestros. Es derribar pensamientos que se quieren levantar contra el conocimiento de Dios, contra el .

conocimiento espiritual del pensamiento de Dios. Hermanos, no enfrentamos estos tiempos peligrosos con aceititos y cosas raras, ni con actos sin frutos; sino con la palabra de Dios, con el conocimiento que se adquiere estudiando su palabra. Su palabra en estos días, está escaseando porque hay mucha psicología humana metida dentro de la iglesia. Llevando cautivo, que en el griego significa: subyugar, someter, llevar bajo control. En este texto, ¿a quién sometemos y tenemos bajo control? No al diablo, sino a nuestros pensamientos. Subyugar es la forma en que un policía arresta a un ladrón. No lo hace con dulzura, lo hace con fuerza, no con caballerosidad o como si el ladrón fuera un cliente selecto, sino con dureza. Todas esas ideas mundanas deben ser derribadas con violencia. “Llevando cautivo todo pensamiento” En el original se refiere a planes, ideas, razonamientos. Esto habla del ingenio humano, y de la habilidad humana para crear. Hay ideas “creativas” y planes que deberían ser derribados porque son netamente humanos, como lo es por ejemplo: ahora a cobrar por una actividad le llaman “costos de recuperación” mientras que la Biblia nos dice claramente, que demos de gracia, lo que hemos recibido de gracia. Jesús nunca cobró por sus enseñanzas ni milagros. Él, tocaba a la gente y les enseñaba con compasión, sin una tarifa. Pastor Chuy Olivares – Casa de Oración México.

     

El pecado produce aflicciones (Prov 1:29-33) Las aflicciones son siempre menos de las que merecemos (Salmo 103:8-11) Las aflicciones para el cristiano son para bien (Génesis 50:20) Los cristianos deben esperar las aflicciones: (Juan 16:33) Las aflicciones para los cristianos son de corta duración: (1 Pedro 1:6) Los verdaderos cristianos tienen gozo en medio de la aflicción (1 Pedro 4:12-19) ¿Para qué Dios quiere que pases aflicciones?

    

 En 2° Timoteo 2:3, Pablo le aconseja a su discípulo: “Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo” En los últimos tiempos, ha surgido un problema muy grave dentro la juventud cristiana… Los jóvenes de hoy, han dejado de sufrir por Cristo, o mejor dicho, ya no quiere sufrir por el Señor. Cientos de pastores y líderes juveniles, se han encargado, desde los púlpitos de las iglesias, de matar espiritualmente a los jóvenes cristianos en plena etapa de crecimiento, dándoles otro evangelio, y otro mensaje, en donde supuestamente mejorarán la calidad de vida cristiana, tanto en lo terrenal como en lo espiritual, y dejando como consecuencia, jóvenes que terminan fracasando con Dios y con sus propósitos, los cuales terminan llevando una vida que desagrada totalmente al Señor. Principios bíblicos que debemos saber:  Dios manda las aflicciones: “He aquí bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso” (Job 5:17 y Hebreos 12:5-8) Dios determina la medida de las aflicciones: (Salmo 80:5-6) El hombre nació para las aflicciones (Job 5:6-7 y Job 14:1-2) Las aflicciones son consecuencias de la caída (Génesis 3:16-19)    

Para darle gloria solo a Él (Jn 9:1-3 y 21:18-19) Para mostrar su amor y fidelidad (Sal 34:19-20) Para enseñarnos su voluntad. (Salmo 119:71-77, Deuteronomio 4:30-31) Para impedir que nos alejemos de Él, para confesar nuestros pecados. Para probar nuestra sinceridad, nuestra fe y obediencia “para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo” (1 Ped 1:7) Para que nos humillemos (2 Cor 12:7 el aguijón de Pablo) Para que seamos purificados, para que tengamos paciencia, para que seamos fructíferos en buenas obras y para llevar el evangelio. (Solo los que sufren por Cristo predican y su predicación tiene poder) ¿Qué hacer cuando estamos en aflicción?

  

Debemos alabar a Dios. (Salmo 13:5-6) “mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en tu salvación, cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien” Debemos imitar a Cristo (Heb 12:1-3 y 1Ped 2:21-23) Debemos aceptar la disciplina; reconocer que es justo para mí; debemos evitar el pecado; Debemos consagrarnos Debemos orar sin cesar. ¿Qué hacer por los hermanos en aflicción? Orar por ellos (Hechos 12:5 Pedro en la iglesia y la iglesia orando por él) Acordarnos de ellos. (Hebreos 13:5 Acordaos de los presos en el Señor) Participar con ellos en la tribulación (Fil 4:14 Bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación) Pastor Juan Carlos Estigarribia Casa de Oración Paraguay

  

“Cual pues es mi galardón, que predicando el evangelio presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio” (1° Corintios 9:18) En cierta ocasión, vi un vaso con esta frase escrita: “Jesús es Señor” Una familia lo había comprado, pero que fue lo que les convenció de comprar ese vaso…? La respuesta es obvia: el nombre de Jesús. En ninguna parte de la Biblia, dice que el nombre de Jesucristo fue vendido o comprado. El nombre que es sobre todo nombre, no es para vender mercancías o merchandising. El Santo nombre de Dios, no es una característica opcional, que usted pueda agregar a un producto de su pertenencia, solo para venderlo o comercializarlo. Pero lamentablemente, hoy en día, se usa el nombre de Jesucristo para vender libros, cd‟s, remeras, publicidad, y cientos de otros productos, La palabra vender significa cambiar algo por dinero. Ahora la pregunta es: esto hacia Jesucristo…? El Señor envió a sus apóstoles a vender sus mensajes…? claro que no… Jesús enseño que todo aquello que recibimos por gracia, por gracia también lo demos (Mateo 10:8) El contexto de la Biblia entera, es el de predicar el mensaje de Dios de manera gratuita y sin cobrar un solo centavo. Uno de los malos frutos que se pueden ver en la mayoría de los falsos apóstoles de estos días, es precisamente el comerciar con las cosas sagradas de Dios. Mientras que Balaán buscaba ganancias económicas por medio de sus profecías, otros como Pablo, ponían aun de lo suyo para llevar la palabra a los gentiles. O acaso cree que el, no tenia gastos cuando llevaba la palabra de Jesucristo a un mundo perdido y hostil…? Quien pago sus pasajes en las naves…? Quien pago sus comidas y alojamiento…? Quien pago sus gastos legales…? Quien pago sus gastos médicos…? El no solamente pagaba sus gastos, sino que además, soportaba la persecución y las cadenas por su predicación. “Yo traigo en mi cuerpo las marcas del señor Jesús” (Gálatas 6:17) Cree usted, que Jeremías cobraba por hablar y escribir la palabra de Dios a los príncipes rebeldes de Israel…? Muy por el contrario, el pago con lagrimas el privilegio de ser el vocero del Señor. Cristo envió su palabra al mundo para que seamos libres del pecado y salvos de toda condenación por medio de ella. Pero si nosotros escogemos usar la tecnología moderna, como por ejemplo internet, televisión o radio, en lugar de predicar solo con la boca, no sería correcto, que al igual que Pablo, escojamos pagar los gastos de esa tecnología, sin terminar cobrándoselos a los oyentes con la excusa de extender el reino de Dios…? Muchos que hoy dicen ser grandes siervos de Dios, aun no han aprendido a negarse a sí mismos y cargar cada uno .

con su cruz, sino que por el contrario, han buscado la manera de sacarle ventaja y provecho a la cruz de Cristo. Que significa ser un discípulo…? “Así pues cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:33) Ser discípulo de Cristo, es un proceso de renuncia; no de reembolso. Pablo y los otros discípulos, nunca trataron de rembolsarse dinero por medio de la venta del mensaje del evangelio. El símbolo de la cruz, es precisamente la antítesis del símbolo de la moneda. El versículo “Id y predicad el evangelio a todo el mundo” se ha cambiado por “Id y vended el evangelio a todo el mundo” pero las escrituras no son de nuestra autoría, o de nuestra propiedad, y vender lo que no nos pertenece, no solo es deshonestidad, sino que además también es robo. El vender, es la manera de distribuir información terrenal, mientras que el dar, es la manera de distribuir la revelación de Dios. Esto es un principio bíblico que no estoy inventando yo. Se pueden vender las cosas santas por dinero…? Por supuesto que no. Los vasos santos, han sido quitados de su uso común, y ahora, han sido reservados para el uso exclusivo del Señor. Santo, significa: “Dedicado a Dios, o apartado para Dios” por lo cual, lo que ya ha sido apartado para Dios, no puede, ni debe, ser objeto de comercio. El nombre del Señor es santo, sus títulos son santos, y su palabra es santa, por lo tanto, todos los que creen en la completa inspiración divina de las escrituras, deben de estar de acuerdo que es un documento santo, al que no se le puede añadir o quitar nada de lo que allí se encuentra escrito, como así tampoco se le puede poner un precio. Los cristianos, debemos de tener mucho cuidado en no imitar las costumbres de los idolatras, ya que el negocio de la idolatría es la venta de objetos supuestamente santos. Se pueden vender los dones de Dios…? El apóstol Pedro dijo: “Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero” (Hechos 8:20) Pedro, esta refiriéndose a los dones relacionados a la predicación del evangelio, a la salvación que Dios ofrece, y en particular, al don del Espíritu Santo y los ministerios que resultan de Él. Estas cosas no se obtienen a costa de dinero, y el pensar que se les puede comprar o vender, es un error muy serio que se llama maldad. Pedro continua diciendo: “No tienes tu ni parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios, arrepiéntete pues de esta tu maldad, y ruega a Dios si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón” (Hechos 8:21-22) Que diría Pedro, hoy, de la venta de nombramientos y ministerios que los falsos apóstoles de estos tiempos hacen a cambio de .

una buena ofrenda o diezmo…? Las escrituras son dones de Dios, el evangelio es un don, el sacrificio de Cristo es un don, la salvación a través de la sangre de Cristo es un don, los varios ministerios y habilidades que Dios da a sus siervos son dones, y ninguno de todos estos debe ser vendido por ningún motivo. Recordemos un poco la historia: Martin Lutero, en su tiempo, protestaba en contra de la iglesia romana porque se vendían indulgencias o perdón de pecados. Lutero, entendió por las escrituras, que no se podía vender el perdón, puesto que es un don de Dios, el cual ya fue pagado por Jesucristo en la cruz. Ahora pensemos… Si alguien recibe el don espiritual de la enseñanza, podrá entonces, vender sus enseñanzas y cobrarle al público por oírlas…? Qué diferencia hay entre la venta de pecados de la iglesia católica, en el tiempo de Lutero, a la venta del evangelio que hacen muchos seudoministros en la actualidad…? Alguien podría decirme: “Pablo dijo, que el Señor ordeno que los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio (1 corintios 9:14) A estos yo les pregunto: Entonces el Señor quiso decir, que deben vivir del dinero que ganan por vender el evangelio…? Por supuesto que no… En mateo 10:8, el mismo Jesús ordeno, que lo que por gracia recibimos, por gracia también lo demos. Los discípulos debían dar el evangelio gratuitamente a todos, y vivir de lo que la gente, en ofrendas voluntarias (no pedidas o inducidas, ya que esto solo es cobrar encubiertamente) les daba. Esto es lo que el mismo Jesús practicaba, y obviamente este método funciona, porque nunca oímos palabra negativa de Jesús, o de los apóstoles, quejándose de escasez de fondos, como continuamente oímos de los ministerios de hoy. Hace algún tiempo, hablando con un amigo, y tratando de hacerle entender que a quien él llamaba su mentor, no era nada más que un falso apóstol de la prosperidad, me dijo lo siguiente: “Es que precisamente la prosperidad, es el fuerte del apóstol…” Creo que esta declaración habla por sí misma… Como puede ser la prosperidad, el fuerte de un apóstol…? Acaso el fuerte, y el mensaje principal de cualquier hijo de Dios, no debe de ser el mensaje de la cruz…? Este tipo de personas, que se han autodenominado apóstol, se dedican a ir por las iglesias engañando a los creyentes con un triste, flaco y diluido evangelio de prosperidad y éxito, sin lograr discernir verdaderamente, la palabra de Dios, a causa de su amor por sí mismos, de su hambre de reconocimiento y poder, y de su avaricia y amor por el dinero. Quien predica el evangelio por dinero, da al mundo la impresión de que el Señor Jesús no es mayor que los otros maestros religiosos, y que sus .

seguidores, no son diferentes a los de otras religiones que sacan ganancias de las ventas de accesorios religiosos. Cree usted que ese es el testimonio que el Padre celestial quiere que se de acerca de su Hijo Jesucristo…? Porque no vendió moisés su mensaje a los ancianos de Israel…? Porque no cobro Elías al pueblo, para ver el enfrentamiento en el monte Carmelo con los profetas de baal…? Porque no vendió Juan el bautista su bautismo…? Porque, cuando Felipe le predico al eunuco, tesorero de la reina de Etiopía, no le pidió ofrenda…? El vender el mensaje, o el pedir dinero en el nombre del evangelio, constituye, en el amor al dinero, lo que la Biblia llama “raíz de todos los males” Esto ilustra muy claramente, la condición trágica en que se encuentran muchos predicadores en nuestros tiempos, imaginándose tener unción del cielo, cuando en realidad solo son miserables, pobres, ciegos y desnudos, como dice apocalipsis3:17. Si usted recibe el don para ministrar al Señor y a la iglesia a través de la música, debe cobrar por ministrar…? Todo aquello que se vende y se comercializa, ya ha dejado de ser alabanza y adoración para Dios, y ha dejado de ser música santa (o para la gloria de Dios como muchos dicen hoy en día) porque ha sido contaminada con las costumbres del mundo, por lo cual necesita ser removida del templo de Dios. “y dijo a los que vendían palomas, quitad de aquí esto y no hagáis la casa de mi Padre casa de mercado” (Juan 2:16) Al decir: “La casa de mi Padre” no se refiere solamente al edificio de piedra del templo, sino a todas las actividades que se llevan a cabo dentro. Los sacerdotes y levitas, habían sido instruidos por Moisés para comer de los sacrificios santos, y de las ofrendas del pueblo de Israel, pero no, para cambiar esos sacrificios y ofrendas por oro, plata, joyas o dinero. Cada sacrificio a Dios, debe de costar algo al ministro que lo ofrece, y no, producir una ganancia económica a su favor. Pero muchos hombres, hoy en día, se hacen apóstoles, o se dedican a cantar, solo para no trabajar con sus manos, y de esta forma poder vivir de las ofrendas y diezmos de sus seguidores. El rey David dijo: “porque no ofreceré a Jehová, mi Dios, holocaustos que no me cuestan nada” A David, le estaban regalando todo para hacer sacrificios al Señor y el no los acepto. El dijo: “yo pagare con mi dinero para ofrecer sacrificios al Señor” El era el rey, por lo tanto, pudo haberse valido de su posición y tomar ventaja de esta situación, pero no lo hizo. Compro la era, y los bueyes que habían sido usados para la agricultura, y los dedico a Jehová y no los volvió a vender (2 Samuel 24:24) La enseñanza o don que se vende, y que produce .

ganancias económicas para el ministro, han perdido su recompensa delante de Dios. Igualmente el músico que pone precio a la alabanza. En determinada ocasión un pastor dijo: “Nosotros mismos somos los culpables por haberles hecho creer a los evangelistas y cantantes, que son estrellas, y que entre más populares son, mas se les debe dar” Hoy en día, la mayoría “EXIGEN” volar en primera clase, limusina y chofer privado, hotel de cinco estrellas, suite presidencial ,manjares delicados, guardaespaldas, y por supuesto, una jugosa y apetitosa ofrenda de amor, muy, pero muy aparte de los 5000 dólares estipulados de antemano en el contrato, y de la venta del material de música, o de los mensajes grabados, o escritos en libros, además de otras curiosidades. Claro que esto les conviene a muchos pastores, ya que de esta manera atraen más gente a sus espectáculos, y por consiguiente mas plata de lo que se llevara el evangelista, o estrella de música invitado. Aunque más tarde todos terminan diciendo lo mismo: “Eso es mentira. Si hasta tuvimos que poner dinero de nuestro bolsillo” Pero después lo vuelven a hacer, y a hacer, y a hacer… Jesús dijo: “De cierto os digo que ya tienen su recompensa” (mateo 6:5-16) Cualquier ganancia material que se saca de la venta del ministerio del Espíritu Santo, será la única recompensa que habrá para muchos, ya que quienes hacen esto, no tendrán recompensa en el cielo. En los últimos tiempos, hemos permitido que el evangelio sea diseñado, empaquetado, anunciado como un producto, vendido y prostituido por cuanto falso apóstol se ha levantado, por lo cual hoy, se está cosechado una iglesia tibia y casi totalmente materialista. (Por supuesto que los que más ganan dinero con esto, son los que están menos dispuestos a cambiar) Todo lo que se hace en la iglesia, debe ser para glorificar el nombre de Cristo, y para la edificación de la iglesia, no para suplir nuestras propias necesidades económicas Los verdaderos hombres y mujeres que ministran en el nombre de Jesús, no van a los lugares donde se les ofrece dinero, ellos van donde el Espíritu Santo los guía. Estos hombre van para ministrar, no para ganarse un salario, pues el mismo Señor es quien suple todas sus necesidades, a través de sus propias manos como Pablo, quien fabricaba tiendas, o por medio de la generosidad de otras personas que quieren cooperar con la verdad, como se explica en 3 Juan 7-8. Giezi, siervo de Eliseo, cayó en el error de buscar ganancia a través del ministerio de los dones de Dios, y fue reprendido muy duramente por el profeta con estas palabras: “Es tiempo de tomar plata y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas bueyes, siervos y siervas…? (2 reyes 5:26) Acaso hoy, es tiempo de tomar dinero, cheques, .

joyas, propiedades, vehículos y tantas otras cosas que solo tienen que ver con las cosas de este mundo y lo material, con excusas de coberturas apostólicas, pactos de dinero, o extender el reino, en lugar de la predicación de la sana y verdadera doctrina del evangelio, y las cosas espirituales…? Quienes hacen lo que Giezi hizo, descendencia de Giezi son, por lo cual recibirán el juicio y el castigo de Dios. Los hijos de Eli, trataron de recompensarse ellos mismos, demandando de la gente, la carne cruda de los animales que eran sacrificados al Señor, porque querían mucho más, de lo que Dios había dispuesto que les correspondía (1 Samuel 2:12-17) Los hijos de Eli no se arrepintieron, y Dios los entrego en manos de los filisteos para juicio, levantando para sí, un sacerdote fiel, llamado Samuel.

fe en Jesucristo, debe darlo gratuitamente. Supongamos que el presidente de la república, manda a un representante a llevar un regalo a la reina de España. Ese representante, debería cobrarle a la reina por el presente al entregárselo…? Si el rey Jesús, nos ha mandado con dones para nuestros semejantes, como se justificaran entonces, aquellos que están cobrando anticipadamente la recompensa, por dedicarse al ministerio del Señor…? Eliseo no necesitaba la plata de Naaman. Abraham no necesitaba la riqueza del rey de Sodoma. Pedro no necesitaba el dinero de Simón el mago. Jesús no necesitaba la riqueza que le ofreció satanas, pero aun asi, hoy en dia, los Giezi, los hijos de Eli, y los Balaam, aparecen por televisión haciendo maratones de dinero, y recorren las iglesias enseñando falsas doctrinas,

Puede usted imaginarse, que tan rico podría haber sido Jesús, si hubiera cobrado por los servicios que hacia…? Jesús era, es y será el mayor Maestro que haya pasado por este mundo en todos los tiempos, y El dio sus servicios gratuitamente, viviendo por la fe, de que el Padre provee abundantemente para los que buscan primero su reino y su justicia, como dice mateo 6:33. Podría Pedro, acaso haber cobrado a la gente, por el pan y los peces que Jesús multiplico…? Si el ministerio, la enseñanza, o la alabanza de alguien, es un don sobrenatural que recibió por la

pidiendo dinero a cambio de dones, quemando fuego extraño en la presencia del Señor, y poniendo tropiezos al pueblo santo. Pablo se sostenía haciendo tiendas, no vendía copias de sus predicas. No escribía libros de nuevas revelaciones para venderlos. No cobrara coberturas. No cobraba por orar, ni por hacer visitas personales. No cobraba por bautizar o por oficiar la santa cena. Aun su ministerio musical, en la cárcel de Filipos, fue gratis. Pero claro… Pablo era un verdadero apóstol de Cristo y no un falso maestro, como los que hoy en día se hacen llamar .

apóstoles, pero que con sus frutos y enseñanzas, niegan claramente a Jesucristo. Pedro gano dinero pescando peces, nunca lo hizo pescando hombres (aunque hoy no los pescan… los “enlazan”) Jesús indico que hay una diferencia entre la mercancía del mundo y el servicio espiritual, cuando dijo: “Dad al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios” (Mateo 22:21). Lo que estamos diciendo, es que existe un muro de separación entre la iglesia y la tienda. Jesús era carpintero y probablemente vendía muebles, puertas, arados y cosas semejantes. Pablo hacia tiendas y las vendía, pero el mensaje de Dios no proviene de este mundo, sino de arriba, por lo tanto ninguno de ellos jamás vendió el mensaje, las enseñanzas, o las alabanzas como si fueran mercadería mundana. Se pueden vender conocimientos terrenales, pero nunca los espirituales que han sido recibidos por gracia. Tampoco se deben vender conocimientos terrenales, haciéndolos pasar por espirituales. Aquel que considera que ha recibido algo de parte del Espíritu Santo y quiere enseñarlo a otros, no debe venderlo como mercadería del mundo, disimulando su venta con el nombre de “congreso” “Taller” etc, sino que debe compartirlo y enseñarlo,

solo por gracia, ya que esta sabiduría proviene de arriba. Hoy en día, la mayoría de los predicadores, a través de la radio, la televisión, internet, e incluso en las iglesias, terminan su “ungido” mensaje de revelación divina, pidiendo dinero o todo tipo de bienes materiales, poniéndole el nombre de “haga pacto con Dios”, pero todos los pactos de la Biblia fueron hechos de parte de Dios con el hombre, y no del hombre con Dios. Lo que proceda del mundo, tiene un valor terrenal que se mide con dinero, pero lo que procede de arriba, tiene un valor espiritual y no se vende. Jesús, nunca ha vendido a nadie franquicias para montar negocios, nunca firmo un contrato en el que le concede a algún hombre los derechos para vender su doctrina o su cobertura, y ningún sistema, económico terrenal, puede mejorar el método empleado por el Espíritu Santo para difundir el mensaje de salvación. Por lo tanto, lo único que podemos hacer nosotros, legítimamente, es unir nuestra voz a la del Espíritu Santo, en la invitación que El, hace a toda la humanidad “Y el espíritu y la esposa dicen ven, y el que oye diga ven, y el que tiene sed venga, y el que quiera tome del agua de la vida gratuitamente” (apocalipsis 22:17)

Espero que hayas leído la primera parte de “Todos contra todos” para poder entender mejor esta. En la primer parte de “Todos contra todos” vimos cómo muchas veces transformamos opiniones personales en una verdad que defendemos de tal manera que cualquiera que la ponga en duda corre peligro de ser quemado en nuestra hoguera personal Hace poco un hermano enseñaba sobre la historia de David y Goliat. Cuando comenzó a leer el encuentro de David con sus hermanos en el campo de batalla, vi algo que antes no me había dado cuenta. David estaba muy tranquilo cuidando ovejas, pero Isaí, su padre, le mandó que vaya al campo de batalla para llevarle provisión a sus hermanos y ver cómo estaban (1 Samuel 17:17,18). Cuando llega David al lugar donde supuestamente se estaba librando la guerra, se lleva una gran sorpresa: nadie estaba peleando ninguna guerra. Un gigante llamado Goliat aparecía día tras día delante del campamento de Israel diciendo: “Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí. Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere, vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis” (1 Samuel 17:8,9). Esto lo había hecho por 40 días, y nadie hacía nada. Incluidos, por supuesto, los hermanos de David. Todos miraban asustados como este gigantón se burlaba de ellos. Tal vez esperarían que en el trayecto, una de esas mañanas, al ir al encuentro del campamento de Israel, se tropiece descuidadamente y al caer se rompa la cabeza con una piedra. Quizás lo vieron poco vestido y pensarían en la posibilidad de que agarre frío y una pulmonía repentina lo saque fuera de combate. Hasta podemos imaginar a todo Israel orando con voz temblorosa: “Señor haz algo. Señor haz algo”. En el transcurso de todo aquello encuentra por fin .

David a sus hermanos y cumpliendo con el mandato de su padre, dice 1 Samuel 17:22 que “preguntó por sus hermanos, si estaban bien”. Mas, ¿y cómo iban a estar? Obviamente bien: ¡si no habían hecho nada!. Su tarea era estar peleando las batallas del Señor pero en su lugar, estaban bien escondiditos esperando que un viento frío soplara sobre Goliat. La pregunta estaba un poco de más ¿no? Sin duda ellos estaban bien, sanos y salvos…. y de seguro hasta descansaditos. No habían hecho nada.

Esto me hace recordar una historia que escuché hace muchos años. Un hombre estaba evangelizando en un pueblo y comenzó a predicarle a un joven. Éste escuchó el evangelio y decidió seguir a Cristo. Cuando el hombre le preguntó a qué se dedicaba, el joven respondió que trabajaba en las minas. El evangelista le dijo: “Uh, quiero advertirte algo. Los mineros de este lugar son hombres duros. De seguro, cuando se enteren de que ahora eres cristiano, se van a burlar de ti y hasta es posible que tengas problemas con ellos”. El joven le agradeció mucho y se fue a trabajar. A los meses el hombre estaba evangelizando nuevamente en ese pueblo y de pronto se encontró otra vez con el joven minero que había entregado su vida a Cristo.

En cuanto se vieron, el joven comenzó a contarle como su vida había cambiado. El evangelista se alegró mucho. Y luego éste le preguntó: “¿y fue difícil vivir tu fe entre los mineros? ¿Se burlaron? ¿Se pusieron violentos contigo?”. A lo que el joven minero respondió con mucha alegría: “No, no, estoy muy bien ¡ni se dieron cuenta de que soy cristiano…!”. Igual con los hermanos de David. Ellos estaban perfectamente bien. No habían hecho nada. Pero, he aquí algo más que interesante: Luego de preguntarle a sus hermanos cómo están, David dice:” ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (1 Samuel 17:26). Él, aunque apenas es un jovencito, decide ir a pelear contra este filisteo. Y a los hermanos, al darse cuenta de esto, de pronto ¡les viene un precioso „celo santo‟! Ellos no habían hecho absolutamente nada. Pero eso sí: para criticar con todo fervor, nadie como ellos. Y le dicen a David: “¿Para qué has descendido acá? ¿Y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido” (1 Samuel 17:28). ¡De pronto los hermanos de David eran expertos en reclamar responsabilidad al joven y hasta podría parecer que tienen don de discernimiento! Cómo termina la historia, ya lo sabes. David no tenía tiempo para opiniones. Él les responde: “¿no es esto, mero hablar?” (1 Samuel 17:28). En vez de iniciar un debate por internet sobre opiniones, simplemente fue, le cortó la cabeza al gigante, con su ejemplo les dijo: “así se hace”, y se volvió a su casa.

Hermano: todo eso que dices que la Iglesia debe hacer, sal y hazlo. Ve a los hospitales, predica el evangelio, entrega tu vida, pon en práctica lo que crees que se debe hacer, ejerce tu ministerio, ama a los imposibles de amar, sé integro, toma responsabilidades, experimenta lo que es que en la intensidad de la batalla las fuerzas desaparezcan. Lo que sea que hayas demandado a los demás, sal y hazlo. ¿Cometerás errores? Sí, sí, seguro que muchos pero:  Así se aprende.  Ahí te darás cuenta por qué razón, otros cometen errores: porque no solo opinaron sobre lo que los demás deberían hacer. Hermano: enséñanos con tu ejemplo como David.

A veces me sorprende la seguridad de ciertas personas al afirmar y asegurar su opinión sobre ciertos temas. En algunos casos, abordan discusiones que llevan cientos y cientos de años y a las que muchos hombres han dedicado su vida a estudiar seriamente las pruebas, los datos, los idiomas originales, los contextos culturales, sin llegar a ponerse de acuerdo. Pero de pronto, estos hermanos, por la lectura de algún artículo en internet o de algún librito explicativo, resultan que ya lo ven con la máxima claridad. Y no sólo eso, sino que ahora corres el riesgo de que cuando se alejen de ti, te condenen como „el nuevo apóstata‟ por no ver el asunto con la misma claridad que ellos. Por supuesto, y nuevamente lo digo, no me refiero a doctrinas bíblicas fundamentales, ni a conductas claramente condenadas en la Palabra de Dios. ¡No! El diablo ha dado vueltas alrededor de nuestro campamento y ha encontrado una manera muy eficaz de debilitarnos. Y en muchísimos casos su gran táctica ha sido la distracción, la división y el inflar nuestro bonito orgullo. Y estos tres puntos, han trabajado como una sola herramienta en su mano. De esta manera perdemos cualquier cantidad de tiempo y esfuerzo en temas que no sólo no son centrales y provechosos para nuestra fe, sino que nos van dividiendo en más y más interminables facciones. Y todo esto para alegría y alabanza de nuestro orgullo. Hace muchos años escuché que alguien contaba en tono de broma acerca de una Iglesia que estaba muy unida y esforzándose en su trabajo para el Señor. Hasta que a algún hermano con sueños de “licenciado en divinidades” se le ocurrió preguntar: “Oigan, ¿y Adán tenía ombligo?”. Ya sabes, el ombligo es la marca de que algún día estuviste unido a tu madre en su vientre. Adán no estuvo en el vientre de nadie. Fue creado directamente por el Señor. De pronto en la Iglesia hubo un gran silencio y caras de preocupación. Hasta que un hermano se acomodó su corbata, subió con mucha seguridad al púlpito y aseguró: “Hermanos, les ruego que no pongan en duda la Palabra de Dios. Tenemos la total certeza de que Adán tenía ombligo”. Para esto alguien que había leído cuanto libro encontró sobre la época de la Reforma y deseoso de constituir una nueva revolución espiritual, gritó: “¡Hey, alto! ¡Eso es blasfemia! Ya lo dijo Lutero, „a menos que se me convenza por las Escrituras y por la razón misma, no puedo ni quiero retractarme‟. Adán-no-tenía- ombligo”. Vivieron así por dos años sumamente duros hasta que finalmente se produjo lo ineludible: la gran división de los „ombliguistas‟ y los „no ombliguistas‟. Al poco tiempo los „ombliguistas‟ disfrutaron de lo que ellos llamaban la bendición de Dios por haber estado dispuestos de luchar por la verdad y .

haberse librado de los aborrecibles „herejes‟. Pero mientras estaban muy gustosos en una de sus reuniones agradeciendo el no ser como los otros „rebeldes‟, a un hermano, que recientemente había terminado un estudio extenso sobre si es bíblico el uso de zapatillas, se le ocurrió una gran pregunta: “escúchenme en el nombre de la santísima verdad por favor: ¿el ombligo de Adán era hacia afuera o hacia adentro?”. Aquel día inolvidable se produjo una gran batalla que desembocó en una nueva división: los „ombliguistasadentristas‟ de los „ombliguistasafueristas‟. Tal vez parezca ridículo o exagerado. Pero creo que el ejemplo nos puede ayudar a tener cuidado. Cuando algo te está distrayendo de las verdades esenciales del evangelio, de los mandatos claros de la Palabra por los que un día ciertamente darás cuentas: ¡cuidado! Cuando crees que Dios te está hablando algo que no le ha hablado a nadie en los últimos dos mil años: ¡cuidado! Todas las sectas comenzaron con un „gran iluminado‟ viendo algo nuevo que nadie más había visto. Y mira cómo le fue a Satanás por huir de la humildad. Cuando lo primero que hablas al encontrarte con algún hermano que acabas de conocer es sobre tus grandes revelaciones sobre tal o cual tema, o si enseguida le preguntas si hacen no sé qué cosa que tu Iglesia sí hace y el resto no: ¡cuidado! Hace unos años conocí a un joven que cada vez que se acercaba a alguien de otra congregación le preguntaba: “¿Quién mató a Jesús?”. Todos respondían o “los romanos” o “los judíos”. A lo que él les decía velozmente: “No: fue Dios quién mató a Jesús”. Este joven había visto un video de Paul Washer que hablaba sobre esto, y por ello, al preguntar y afirmar esto, se sentía un gran erudito en la cúspide del conocimiento. ¿Tú, al acercarte a un cristiano, buscas enseguida ese tema que hace aplaudir a tu orgullo…? Tenemos divisiones de todo tipo y cada uno dice que la unidad con los otros es imposible debido a que ese tema que los separa es ineludible y fundamental. Unos dicen que es pecado que la mujer use pantalón porque Deuteronomio 22:5 dice: “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace”. Pero la pregunta es: ¿Qué es lo que marca que una ropa es de hombre o de mujer…? En la época de Jesús los hombres no usaban pantalón. En Escocia cierto tipo de falda es una ropa tradicional del rudo escocés. Jesús usaba túnica. Pero había túnicas de mujer y túnicas de hombre. ¿No puede haber hoy en día pantalones de mujer y pantalones de hombre? Uso este ejemplo pero hay miles. Unos dicen que la Iglesia debe reunirse en casas y el que lo hace en un local de reunión está fuera de la forma en que se hacía en el Nuevo Testamento .

(Romanos 16:5; Filemón 1:2), olvidándose que también se reunían en el templo (Hechos 2:46; 5:42). Y al conocerlos sin apenas saber tu nombre te preguntarán: “¿Dónde se reunían los primeros cristianos?” Por el otro lado están los que si te reúnes en una casa dirán que eso no es una Iglesia, olvidándose los otros versículos. Otros no tolerarán que uses un nombre para la Iglesia y dirán que Pablo prohibió eso en 1 Corintios 3:4. Mientras, se llenan la boca diciendo que ellos son los únicos cristianos verdaderos ya que dicen no tener denominación. Sin darse cuenta que justamente lo que Pablo condenaba en 1 Corintios era el sectarismo y el envanecimiento de creerse el grupo superior al resto: “aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?” (1 Corintios 3:2). De tal manera los Corintios se creían parte del grupo de los súper espirituales que creían que ya no necesitaban al mismo Pablo: “Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros. Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido? Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros!” (1 Corintios 4:6-8).

Así podríamos seguir con una lista interminable. Cada uno con sus opiniones, conjeturas, ideas preconcebidas, doctrinas supuestamente no negociables formadas con medio versículo. Cosas que nos pueden hacer sentir muy santos, espirituales y orgullosos de haber alcanzado la nube de un gran conocimiento, de ser parte del grupo selecto del Señor. Pero la pregunta que debemos hacernos es: la batalla que libramos ¿es la guerra por las verdades fundamentales de la Palabra de Dios, o es una triste consecuencia de nuestro orgullo e inmadurez…? Eso que afirmas con tanta seguridad al punto de arriesgarte a causar daño al cuerpo de Cristo ¿está basado claramente en la Palabra de Dios, o es tu opinión…? ¿Tu orgullo cuando mencionas tal o cual tema se eleva por las nubes…? Alejate de las distracciones del diablo, deja las discusiones que solo inflan tu ego y destruyen: “Mas evita profanas y vanas palabrerías porque conducirán más y más a la impiedad” (2Timoteo 2:16). Y concéntrate más bien en lo que .

sea genuinamente útil para tu fe y para la de otros: “cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas” (Hechos 20:20). Insiste en lo que estás seguro que es provechoso: “Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes” (2 Timoteo 2:14). “Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas” (2 Timoteo 2:23). Oro con todo mi corazón que podamos entender de verdad el consejo de Pablo a Timoteo: “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman“(1 Timoteo 1:5-7). Pastor Luis Rodas Casa de Oración Missio

Dios les bendiga amados de Cristo. Quiero compartir con ustedes esta reflexión que el Señor me regaló, acerca del arca de Noé, y el simbolismo que la misma tiene para nuestras vidas! “Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearas por dentro y por fuera. Y de esta manera la harás: de trescientos codos de longitud del arca, de cincuenta codos su anchura y de treinta codos su altura. Una ventana le harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso segundo y tercero." (Genesis6: 14 – 16) Dios bendiga su palabra!! Vale la pena mirar algunos aspectos muy importantes en este pasaje: 1 – La palabra arca, en su etimología, nos enseña que el origen de ella es griego, y deriva de la palabra arcano que significa el ángel de la revelación o la presencia de Dios.

2 - La madera de gofer: lo más probable es que el gofer fuera una especie antediluviana, de material resistente en sumo grado, al fuego y calor y de gran flotabilidad. Otros estudiosos la asemejan con la madera de ciprés; lo cierto es que era un material sumamente resistente. 3 - Note usted que el arca tenía tres niveles o pisos (versiculo16) Le invito a que a la luz de la palabra podamos juntar estos tres aspectos y discernir que el propósito de Dios al decirle a Noé que construyese un arca para preservar la vida ante el diluvio que se avecinaba, en si contenía una poderosa revelación de Dios para la humanidad!!! En primer lugar, al saber la etimología de la palabra arca, podemos entender que era la presencia misma de Dios respaldando a la humanidad que se atreviera a vivir en justicia (Génesis 6:9) la cual es representada en este pasaje por Noé.

Pero… ¿Cuál es esa humanidad que se atreve a vivir en justicia? La respuesta, como es de esperarse, siempre está en la palabra de Dios “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33) Cristo es quien encarna y representa la justicia divina. Cristo es quien nos justifica a través de su sacrifico vicario, por lo tanto, Noé representa a aquellos que hemos decidido vivir al estilo de las enseñanzas de Cristo, y depender de la guía de su poderosa presencia... Usted amado hermano y hermana que lee esta nota, es ese Noé justo, del cual habla génesis 6:9. Amada iglesia de Cristo: para el justo siempre habrá un arca y una presencia de Dios, dispuesta para protegerle guardarle y bendecirle!!! Pero entremos mas en detalles… El titulo de esta enseñanza es precisamente: “Somos como el arca de Noé” y así es!! Somos hechos al estilo de esa madera con la cual fue construida el arca. Parecemos débiles. Parecemos frágiles, endebles y quebradizos; pero sabe qué? En 2 Corintios 12:9 dice textualmente la palabra de Dios: "Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en tu debilidad" Gloria a Dios, por eso de ser endebles y frágiles, porque esto denota que en nosotros debe de haber una constante humillación delante de nuestro Padre en los cielos, lo cual es sinónimo de humildad y obediencia... Usted es de gofer…? Pídale al señor que le muestre de que madera está usted hecho en este momento... El gofer tenia la gran característica, de que era fácil de juntar con otros, lo cual es un simbolismo muy profundo del propósito de ser iglesia de Cristo para estar unánimes y juntos!!!! Nuestra debilidad, que no es otra cosa que negarnos a nosotros mismos, permite que otros "débiles" se asocien a nosotros a través de los fuertes e invisibles lazos del poder del Espíritu Santo de Dios Ese poder es el que a pesar de nuestras diferencias y errores, hoy usted y yo, podemos tener esa absoluta certeza de que somos miembros del cuerpo indivisible de Cristo .

“Las puertas del hades no prevalecerán contra la iglesia de Cristo (Mateo 16: 18). Seguimos mirando por que somos el arca de Noé…? También podemos notar que el Señor dijo a Noé que la hiciera de tres niveles (génesis 6:16) Pues usted y yo tenemos esos tres niveles en nuestro ser integral: espíritu, alma y cuerpo. Esos tres niveles del arca de Noé, fueron llenados con especies de animales, los cuales representan vida. Pregunto: ¿qué es lo que Cristo nos ha dado? “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10) Mi amada iglesia de Cristo, nosotros somos el arca, y hoy, como arca, es el tiempo de que comencemos a flotar, lo cual es sinónimo de descanso, y de permitir que Dios guie sus vidas, lo cual es aprender a descansar en Dios, creyendo firmemente que si El controla el timón nuestro, no vamos a zozobrar jamás. Quizás en estos momentos, usted mi amada hermana o hermano, se encuentra pasando por turbulencias en su vida. Quizás el mar está agitado a su rededor. Quizás pareciera que usted va a zozobrar, pero hoy el Señor le dice: “Aunque te sientas débil y solo, Yo estoy a tu lado, y solo espero que me entregues el control de tus caminos y de tus decisiones” Iglesia, quizás durante mucho tiempo hemos estado encallados en las mismas circunstancias. Quizás no hemos avanzado, por estar tratando de mover nuestras vidas con nuestras propias fuerzas. No crees que ya es tiempo de permitirle a Dios que manifieste su poder en tu vida...? Hoy es el tiempo de abandonarse en las manos de aquel, que tiene el poder para llevarlo a puerto seguro. Hermanos amados, si el Señor ha hablado a través de esta nota a tu vida, solo te ruego que levantes una oración a los cielos, y le pidas al Señor que te tome en sus manos, para llevarte tu vida a un puerto de paz, en el cual su dulce presencia te de convicción de que El te ama y quiere lo mejor para tu vida y la de los tuyos. Dios les bendiga y les guarde. Pastor Carlos Torres Ministerio Nehemías- Barranquilla-Colombia

"Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo" (Colosenses 2:8) La doctrina del decreto y la declaración positiva, enseña que ud puede obtener cualquier cosa que desee con el simple hecho de confesar positivamente, decretar, y repetir constantemente: lo creo, lo confieso, lo recibo, pero este concepto no es cristiano, sino un concepto metafísico ¿Qué es metafísica? Según el diccionario Larousse y la enciclopedia británica dice que la metafísica es una rama de la filosofía y su mayor exponente fue Aristóteles. Metafísica significa después de la física y estudia los principios más elevados del pensamiento humano. Dentro de la metafísica hay una rama que se la conoce como “metafísica del lenguaje” y de ahí es de donde se desprende la “confesión positiva” El decretar, el determinar, el hablar positivamente, según esta filosofía, hace que todo lo que este a su alrededor se sujete a dichas palabras y se termine realizando. O sea que si usted confiesa: yo soy un hombre de éxito, según la metafísica, usted ya es un hombre de éxito Fue a fines de la década del 70 cuando se introdujo dentro del ”cristianismo” este concepto filosófico del decreto y la confesión positiva El pasaje que los cristianos-metafísicos usan para apoyar este pensamiento, se encuentra en Marcos 11:23 "Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate, y échate en el mar, y no dudare en su corazón, mas creyere que será hecho lo que dice, lo que dijere le será hecho" Para comprender bien un pasaje bíblico, y no caer en confusiones, es necesario leer todo el contexto del pasaje, para que de esta forma, podamos interpretar de manera correcta lo que Dios está expresando en su palabra. En el capítulo 11 del libro de Marcos, desde el versículo 1 al 11, se relata cuando Jesús entro en Jerusalén montado en un burro. El 12 dice que saliendo de Betania tuvo .

hambre y encontrando una higuera que no tenia fruto, la maldijo. En el vers 15 al 19 habla cuando entro al templo y echo a los que se estaban enriqueciendo con la fe de las personas. Luego en el 20 les dijo: "Tened fe en Dios" ¿Qué cree usted que Jesús estaba enseñando en este pasaje...? ¿A confesar positivamente...? NOOOOOO, lo que Jesús estaba enseñando aquí, era a tener fe en Dios. "Porque cuando pidan (a Él) La prueba y el contexto lo confirman. "Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis ORANDO, creed que lo recibiréis, y os vendrá. (Marcos 11:24) La confesión positiva no es una oración sino una afirmación, o sea: lo digo, lo determino, lo creo y lo recibo. Decreto esto... Determino lo otro... No es una oración, sino una afirmación "Y cuando estéis ORANDO..." (Mar 11:25) ¿Cuándo estén qué...? ¿Confesando, decretando o determinado...? NO¡¡¡¡ orando, hablando con Dios Esta doctrina agrede una de las joyas más preciosas que los hijos de Dios tenemos: la oración. Y Por qué agrede la oración? Porque hace un lado a Dios… Si yo lo confieso, lo creo y lo determino, Y eso se hace realidad ¿para que necesite entonces a Dios...? Para que necesitamos orar, si con declarar, decretar y confesar positivamente ya alcanza…? Este pasaje enseña que cualquier cosa que confieso positivamente lo traigo al mundo visible...? Noooooo, este pasaje está hablando muy claramente de la oración. La gran mayoría de los predicadores que enseñan esta doctrina, ya no oran. Ellos han abandonado La oración de Fe como fuente de Poder, y la han sustituido por el Decreto. Haciendo gala de un evangelio centrado en el hombre, y no en Dios, han despreciado y sustituido la Oración en la que se pide a Dios, por el Decreto en el que cual "yo tengo el poder" para crear en el mundo natural, dejando a Dios en un segundo plano, para declarar y decretar siempre en primera persona. Se han tomado prácticas de origen pagano y se .

las ha disfrazado de cristianismo para introducirla en la iglesia. Muchas de esas prácticas vienen de culturas paganas como el budismo, el hinduismo y la metafísica de la Nueva Era. Debemos estar alertas antes estas, no nuevas prácticas que son totalmente antibíblicas. Es el mismo Gnosticismo con el que el apóstol Pablo se enfrentó en los inicios de la Iglesia y que los falsos apóstoles y maestros de hoy en día, enseñan como "vino nuevo" y "pan fresco del cielo". Fieles a los principios de la nueva era, el cristianismo mágico, enseña que dentro del cristiano están los recursos que se necesita para vivir. Se trata de desatar ese poder para alcanzar el éxito y el poder. Este cristianismo propugna un concepto de escatología consumada. Es decir, a excepción del cuerpo de la resurrección, el creyente puede disfrutar ahora todas las bendiciones del Reino en su plenitud. Por ello el sufrimiento y dolor en cualquier expresión es desterrado de esta doctrina. La enfermedad, o pobreza es vista como maldición o falta de vivir la realidad del Reino. Otra forma de justificar su doctrina, es aplicando las promesas del estado eterno, a la actualidad. “Ya no habrá dolor, ni lágrimas, ni enfermedades. ¿En la Nueva Jerusalén...? No. Ahora”. Según estos maestros, aprendiendo a confesar positivamente, entraremos en una nueva dimensión de fe ilimitada. Estos supuestos maestros, solo son hombres que sueñan con tener ahora, un adelanto del Reino. Pero no es solamente la confesión positiva, la forma de mediar las supuestas bendiciones. Otros medios se abren a peligrosas influencias espirituales, tales como "la visualización". Práctica muy difundida en la nueva era. La visualización consiste en crear imágenes mentales, para influir en el entorno. Se usa para meditar, sanar enfermedades, ganar dinero etc... Popularizada en círculos cristianos por ciertos libros como por ejemplo “La cuarta dimensión de Cho”. Para muchos en estos tiempos, la fe surge de las facultades naturales humanas, mientras que la Biblia, nos dice en Romanos 10:17 que "La fe viene por el oír, y e1 oír por la Palabra de Dios" La visualización en la oración, desprecia la soberanía de Dios Tanto la confesión positiva, como la visualización, parten de los recursos internos del hombre, contradiciendo totalmente la actitud del apóstol Pedro, al sanar al paralítico: "Pedro respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿O por qué ponéis los ojos en nosotros?, como si por nuestro poder o deidad hubiésemos hecho andar a éste? (Hechos.3:12). Estos maestros, confunden el poder mental del paganismo con la fe bíblica. De hecho, su enseñanza es fe en la Fe, y no en Cristo.

El nuevo misticismo mágico evangélico, radica en santificar objetos como transmisores de la presencia de Dios, o de su poder, pero solo es un resurgimiento de prácticas gnósticas. Aceites santos, chaquetas ungidas (que se lanzan sobre las personas), flores portadoras de promesas, imágenes que transmiten poder, revistas que hay que ponerse sobre la cabeza para ser sano, paños ungidos, libros etc. Todo lo visto hasta ahora, es solo un evangelio antropocéntrico, humanista y místico, que nada tiene que ver con la verdadera doctrina del evangelio de Cristo. La confesión positiva, la visualización, el poder mental, el neosacramentalismo son solo expresiones del concepto mágico de la vida, justificadas en una escatología consumada. Este humanismo místico está enseñando al creyente a reclamar derechos y privilegios que no posee y que nunca fueron otorgados por Dios. Su énfasis es temporal y materialista. Este espíritu de la época, ha afectado tanto a ovejas como a pastores, trayendo como doctrina principal de muchos ministerios, la llamada doctrina de la prosperidad o súper fe. Muchísimas iglesias evangélicas, en sus diferentes expresiones, han sucumbido ante este empuje humanista místico. Esta nueva doctrina, enseñada casi en su mayoría por los falsos apóstoles de estos días, está centrado en satisfacer al creyente en todo sus aspectos, haciendo énfasis principal en el bienestar económico. Es evidente que la sana doctrina, y la centralidad absoluta de Cristo, se han dejado de lado, dando a lugar a un afolkloramiento humano, que usurpa el lugar de la centralidad de la Palabra, dejando como resultado, reuniones destinadas principalmente a satisfacer anhelos exteriores, y entretener a los cristianos, en lugar de buscar cambios interiores, que hagan morir a nuestro "yo", que promuevan verdaderos frutos d arrepentimiento, y que exalten por sobre todas las cosas el nombre de Cristo. Un ejemplo muy claro de ello, es la necesidad imperiosa de tener manifestaciones que ayuden a calibrar la intensidad del poder de Dios en cada servicio, como por ejemplo: Caídas, soplidos, manifestaciones de exorcismos, vómitos, alabanza estridente, gritería, lluvia de oro, etc... Muchos de los maestros expertos en esas manifestaciones, muestran preocupantes signos de manipulación mental al estilo de las practicadas en las sectas, y religiones netamente satanistas. Ahora con todo este estudio basado solamente en la palabra de Dios… Usted aun tiene ganas de seguir decretando...? Dios bendiga su vida con entendimiento y sabiduría.

En el libro de Génesis 25:27-34, la primogenitura y/o la Herencia, es el liderazgo en la adoración La adoración constituye las acciones y aptitudes que reverencian y honran la dignidad del gran Dios del cielo y de la tierra, por lo tanto, la adoración se concentra en Dios y no en el hombre. El primogénito, era el líder en dirección de la familia, y heredaba una doble porción de la herencia, es decir del pacto de Dios con Abraham. Una herencia por demás bella. Bendición hasta sobreabundar, es decir: remecida, otorgada de acuerdo a lo estipulado por Dios. La adoración, consiste en darle todo el honor, la honra y la Gloria a aquel que dio a su único Hijo Jesús… a Dios, a Cristo, al Espíritu Santo. La Adoración es un sacrificio de Alabanza. Este pasaje de la Biblia, nos describe a Esaú, como un hombre impaciente, sin fe. Con ciertas aptitudes que traen valor en la vida personal de las seres humanos, tales como la destreza, la caza de animales, pero sin la sabiduría necesaria para darse cuenta que mismo Dios fue quien se lo otorgo, a causa de una notoria inmadurez acerca de lo venidero. Dios otorga en nosotros ciertos valores, pero estos, siempre han de ser usados para darle toda la Gloria a Él. En esta vida, donde hay tantas oportunidades de ser victoriosos dentro del Reino de Dios, a veces vemos solo lo que está en frente, olvidándonos totalmente de nuestro futuro. He hablado con ciertas personas que creen tener una vida segura, solo por tener dinero, casas, y algunas otras cosas, pero esas personas, solo están ciegas mirando lo que tiene delante de ellos, y han olvidado que lo más importante, es asegurar nuestra primogenitura, y la herencia que Cristo nos ha dado gratuitamente, por toda la eternidad, Jesús mismo dijo que El era el primero y el ultimo “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” (Apocalipsis 1:8) Por lo tanto, nuestra vida debe ser para darle adoración solamente a Él. Hay quienes van a la iglesia pero sus vidas están perdidas en el camino. Viven vidas totalmente en pecado, creyendo engañar a Dios porque alaban . .

con sus manos, brincan, cantan, ofrendan, etc. Estas personas dicen de sí mismos: “yo soy muy bueno, no le hago mal a nadie” Pero la adoración que estos hombres profesan, solo es una adoración hueca, que no logra pasar del techo. Y por más que pasen sus vidas enteras asistiendo diariamente a una iglesia, lo único que pasara, si no se vuelven al camino verdadero, será que no entraran al reino de los cielos. La primogenitura es lo máximo en un cristiano, pues ello hace referencia a la salvación de su alma, con una herencia que solo Dios la puede dar a través de Jesucristo, y mediante nuestra entrega a la adoración a Dios. Por este motivo es que Dios busca adoradores que le adoren en Espíritu y verdad. “Sacrificio de alabanza, es decir fruto de labios que confiesen su Nombre” (Hebreos 13:15) y presentar el cuerpo como sacrificio vivo y santo. “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Romanos 12:1) Esaú cambio su herencia, su primogenitura, por un plato de lentejas, potaje, etc. Tú no hagas lo mismo, no cambies tu primogenitura por un momento de placer. No cambies tus bases bíblicas por un simple pecado. Se prudente, piensa en lo que puedes perder, recuerda que el mañana no es nuestro, sino que la vida es de Dios. Abre los ojos y regresa al verdadero camino, Jesús. Párate y pregunta por las sendas antiguas. “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos” (Jeremías 6:16) Ven a recuperar tu primogenitura. Al leer estas notas se que vas a reflexionar y vas a zafar de ese deseo carnal. Y si estas a punto de vender tu primogenitura !DÉTENTE!, Pues Dios tiene hermosas cosas para darte, alegrías que ofrecerte, agua refrescante para tu alma, y lugares espaciosos para gozarte. Pastor Arturo Maldonado – Iglesia Nación Santa

“Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza, a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor. Como te rogué que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora” (1°Timoteo 1:1-4) Pablo dejó a Timoteo el mismo llamado que a muchos de nosotros: quédate en una ciudad, con un propósito muy claro: cuidar el tesoro de su Palabra y que no se enseñe diferente doctrina ni se preste atención a fábulas, cuentecillos y curiosidades que acarrean disputas y no edificación de Dios basada en la fe en Él. Así te encargo ahora, le dijo Pablo a Timoteo. Como administradores de la gracia de Dios debemos ser hallados fieles, es decir, haciendo lo que se nos encomendó, que es instruir a la iglesia en la doctrina de los apóstoles, darle la sana enseñanza de la Palabra de Dios, el Evangelio de salvación. Esto ciertamente implica oponernos a los que corrompen la sana doctrina. No se puede andar en luz y avalar la oscuridad. Implica contender ardientemente por la fe como escribió Judas para que no se enseñe „otro evangelio‟, algo diferente a la Verdad de Cristo. En los últimos años, desde esta Casa, y especialmente en voz del Pastor Chuy, se ha alertado sobre las falsas doctrinas y herejías destructoras que han sido introducidas encubiertamente a la iglesia por falsos maestros, falsos profetas y falsos apóstoles. Hacer dicha labor ha sido provechoso. Fue la ocasión para que muchos cristianos en el mundo confirmaran que muchas enseñanzas que recibían en sus congregaciones eran ajenas a la Biblia. Y que no estaban solos en esa comprensión. Que había .

otros a los que el Señor también estaba hablándoles lo mismo. Muchos que hoy se congregan en alguna Casa de Oración en el mundo recibieron así un llamado que, de hecho, pudieron escuchar porque son ovejas del Señor (mis ovejas oyen mi voz y la siguen). Recibieron tal verdad, más que a causa nuestra, a causa de la obra que Dios hace en ellos. El Espíritu Santo lo hizo. Aquello que se denunció en su momento, veámoslo bien, en realidad ya era una inquietud que muchos hermanos tenían sobre lo que oían y veían en los ministerios en que participaban. Y la palabra que Dios hizo salir desde aquí fue usada por Dios para guiarles a seguir creciendo. Como pastores no podemos permitir que nadie invente sobre la fe, que le quite, le agregue o le modifique nada a la Palabra de Verdad, que no se corrompa el Evangelio como en efecto algunos procuran, que no se juegue ni se tomen las Sagradas Escrituras en poco, que no se oscurezca lo luminoso. Tenemos el encargo de no permitir que se preste atención a las fábulas que acarrean disputas. Pero aquí le cuento algo que sobre lo que el Señor me ha estado inquietando: ¿a qué se refiere Pablo con esas fábulas que causan disputas? Encontré en el estudio de Juan Calvino sobre las cartas a Timoteo que el término fábulas, aquí, no sólo se refiere a falsedades e inventos de la gente – confesión positiva, evangelio de la prosperidad, falsas manifestaciones espirituales encajarían aquíFábulas, dice Calvino, se refiere a minucias, insignificancias y tonterías que no tienen solidez. Que no se preste atención a las fábulas y genealogías interminables, es el pedido de Pablo. Las fábulas son relatos fantásticos y por naturaleza falsos. Las genealogías, en cambio, tienen mejor reputación: son ciertas. Pero indagar en ellas no causa provecho ni edificación, sino peleas. Es decir, hay mensajes que no aprovechan: algunos .

por falsos, otros - aún ciertos- porque generan conflictos. Cito aquí a Calvino: “Pablo desecha en este pasaje todas las indagaciones e investigaciones curiosas y todas las especulaciones que únicamente sirven para inquietar y perturbar la mente, o en las cuales no hay nada sino espectáculo y exhibición, y no edifican a los creyentes ni tampoco promueven la salvación de aquellos que las escuchan”. Y remata “Todos los que no aplican la Palabra de Dios para beneficio y avance son despreciadores y falsificadores de la buena doctrina”. Indagaciones e investigaciones curiosas, y especulaciones, dice Calvino. Y yo aquí planteo seriamente si nosotros, como pastores, estamos siendo fieles al llamado de Dios al ministerio cuando pasamos de la denuncia necesaria, justa y equilibrada sobre las falsas doctrinas, al exceso, a ocuparnos en demasía del error y del que yerra. ¿Nuestro discurso sobre las falsas enseñanzas y los falsos maestros habrá llegado a ser de algún modo, en algún momento, una mera investigación curiosa en la que no hay sino espectáculo y exhibición? Creo que valdría la pena revisarnos. Es probable que algunos nos hayamos estado ocupando sólo de exhibir a las malas ramas, esas en las que no se halla ningún fruto y son cortadas por el Señor a su tiempo, en lugar de ocuparnos de la raíz y de la rica savia que fluye por el árbol y le da vida, que es Cristo. ¿Habremos hecho de la denuncia un asunto central ya no sólo de nuestras enseñanzas sino de nuestra propia vida? Al respecto digo, primero, que no es eso en lo que se nos mandó ocuparnos primordialmente (sino la doctrina) y, segundo, que la denuncia es un tema que se agota en algún momento: un día todo lo denunciable se habrá denunciado y no quedará nada por denunciar. El error se agota; la Palabra de Dios es inagotable. Un día no tendremos más errores que señalar, pero siempre tendremos más de la Verdad y de Cristo qué anunciar y proclamar No es raro, lo hemos visto, que el que se dedica sólo a denunciar, cuando no hay nuevos escándalos, se ocupa incluso de forzar situaciones para seguir denunciando, o bien, denuncia cuestiones de opinión o de libertad cristiana. O, peor, trata de igual forma a un hermano falso que a un hermano equivocado. A veces da la impresión de que algunos se han especializado de tal modo en la denuncia que hasta se alegran cuando se sabe de un ministro más que cayó en adulterio, de otro que llamó idiotas a los hermanos, o de otro dijo alguna otra barbaridad. Eso es contrario al amor que, dijo Pablo, no se goza de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Es contrario a Cristo, que nos encomendó edificar a su iglesia con su Palabra, y no informándola de cada nuevo escándalo. Cuando los herejes y los blasfemos son nuestro tema central y hasta nos causan risa, algo anda mal. Cuando los que ofenden a Dios son .

nuestra gran noticia, y no el Evangelio, algo anda mal. Estas cosas deberían entristecernos y hacernos más conscientes del cuidado que requiere el rebaño, y no darnos la „alegría‟ de tener más noticias sobre los falsos maestros, lo que confirmaría que „nosotros tenemos razón‟. Que ellos están mal y nosotros bien. Se nos olvida que ante cada nuevo escándalo, caída o falsedad en la iglesia, el nombre de Dios es vituperado y la iglesia sufre. Miremos bien que no nos hayamos vuelto, en nombre de la Verdad, indagadores e investigadores curiosos, o especuladores ocupados en tildar de apóstatas o herejes a los demás sin ton ni son, señalando errores reales, sí, pero brindándoles atención permanente y desmedida, descuidando así lo esencial. ¿No se ha encontrado usted, como pastor, prestando más atención a lo vil que a lo precioso? Al ver a la iglesia en perspectiva, como pastores, ¿entresacamos lo precioso de lo vil… o más bien, tristemente, entresacamos lo vil de lo precioso? Ahora: denunciar el error es necesario. Pero persistir en eso, en el error, y no en la verdad, al igual que las fábulas y las genealogías interminables, causa disputas, no edificación. ¡Ay, qué muestra más clara de nuestras limitaciones y de nuestra humana debilidad que terminar haciendo algo que puede causar tanto mal como el que pretendemos combatir y en lo que podemos esconder algún interés personal y contrario al carácter que Dios quiere formar en nosotros! Si es su caso, como fue el mío, pida a Dios perdón y ayuda. Cuidémonos de no volvernos denunciadores profesionales, de no transgredir la misma Palabra que pretendemos defender. Cuidémonos por ejemplo de no admitir acusación contra un anciano sin testigos. Cuidémonos de contender por asuntos de opiniones y no por la fe. Cuidémonos de hablar sin equilibrio, de juzgar sin misericordia y sin espíritu de mansedumbre, sin considerarnos a si mismos. “No sea que tú también seas tentado”, dice Pablo a los Gálatas hablando de juzgar, sí, pero para restaurar, no para destruir. Siguiendo con Calvino, cuya visión de estos versículos en Timoteo resulta muy esclarecedora, él dice: “Pablo juzga la doctrina enseñada por el fruto que produce. Así, todo lo que no edifica debe ser rechazado, aunque no tenga otro defecto”. Esto describiría perfectamente la tentación de hacer de la denuncia y el seguimiento a lo que dicen, hacen y dejan de hacer los falsos maestros y profetas, nuestra ocupación permanente. La denuncia ha sido necesaria, y lo seguirá siendo en situaciones específicas, pero persistir en ella ya no edifica, sino que acarrea disputas, y bien que lo hemos visto, por ejemplo, en internet, donde los temas escabrosos se desbordan de comentarios y muchos supuestos cristianos celosos se dicen .

mutuamente, escudados en un teclado, cosas que jamás se dirían viéndose a los ojos. Repito lo que dice Calvino: “todo lo que no edifica debe ser rechazado aunque no tenga otro defecto”. Señalar lo falso como falso no tiene defecto. Pero persistir en ello ya es un defecto, es falta de sobriedad. Debemos persistir en el estudio de la verdad, no en el estudio del error; esto último suscita además rencores y odios en la gente. Hoy en día todavía luchamos para ayudar a hermanos que, en su momento, hicieron de la denuncia, la queja, la burla, el menosprecio y el escarnio hacia sus antiguos líderes y hermanos de la iglesia el centro de sus conversaciones, y albergaron en su corazón un amargo rechazo hacia ellos. Dice Calvino: “todo lo que sirve sólo para suscitar pleitos debe ser condenado. Recordemos pues que todas las doctrinas deben ser probadas por esta regla: aquellas que contribuyena la edificación pueden ser aprobadas, y aquellas que dan motivos para disputas infructuosas deben ser rechazadas por indignas de la iglesia de Dios. Y cuanto más informado y versado esté un individuo en ese tipo de enseñanzas que promueven contiendas y vanas especulaciones de las que no se puede sacar ningún provecho, más miserable debemos considerarlo”. Y remata: “estoy enterado que con muchas excusas algunos pretenden defender esas enseñanzas (fábulas, indagaciones curiosas), pero Pablo no hablaba en vano al condenar todo lo que causa contiendas en lugar de edificación”. Hermanos: persistir en la búsqueda del error sólo edifica nuestro orgullo, no nos edifica en Dios. Denunciar a ministros enfocados en recibir mucho „cash‟ o dinero „mal donado‟ es algo que incluso –y piense en su propia reacción a mis palabras- ya está salyluz.tk  siendo usado más para diversión y para escarnio que para distinguir entre lo santo y lo  facebook.com/salyluzrevista profano. Mientras más informados estamos en esos  twitter.com/sylsalyluz temas para exponerlos, sin ver que causamos contiendas, más miserables deberíamos  sylsalyluz.blogspot.com considerarnos según Calvino.  salyluz.podbean.com Déjeme mostrarle este necesario equilibrio con el  myspace.com/sylsalyluz ejemplo de Nehemías, de quien tomamos  salyluzargentina.wordpress.com enseñanza como edificadores de la obra de Dios. Tobías y Sanbalat –sí, se dan los nombres de los  taringa.net/salyluz que se oponen para identificar el riesgo que  Y muchísimos mas… representan- han buscado por diversos medios desalentar y estorbar la reedificación de Jerusalén. Mas el Señor desbarataba siempre el consejo de estos opositores. Aquí vemos este equilibrio: Dios guarda y preserva a los suyos en la obra que hacen, y los suyos se ocupan de edificar. Pero también de estar en guardia: Nehemías 4:17-18 Los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y los que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada. Porque los que edificaban, cada uno tenía su espada ceñida a sus lomos, y así edificaban; y

el que tocaba la trompeta estaba junto a mí. Una mano a edificar, otra mano a defender. Una mano a la obra, la otra a la espada para la salvaguarda, atención, cuando ésta sea necesaria. Usted que ha leído Nehemías sabe que estos edificaron y que no fue necesario blandir la espada para defenderse de alguna arremetida de los opositores. Sólo estaban listos. ¿Le dice esto algo? A mí me dice que la defensa es una tarea que se hace en caso necesario, pero la edificación es una tarea permanente. Y aún más: Dios me hizo entender que, en buena medida, hemos llegado a poner las dos manos en la espada. ¿Ha puesto usted, hermano pastor, las dos manos a la espada? Con las dos manos a la espada no se puede edificar. Poner las dos manos a la espada sólo promueve un espíritu contencioso. Y si bien es cierto que no debemos ser „perros mudos‟ (Isaías 56:10), con las dos manos a la espada corremos el riesgo de ser más bien perros rabiosos. Cuidamos al rebaño de las amenazas de afuera, pero buen cuidado debemos tener de no terminar exponiéndolo a nuestros afanes contenciosos. 1Ti 4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. 1Ti 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Lectura, enseñanza y exhortación. Yo no leo aquí „ocúpate en la investigación‟. No digo que por tanto abracemos entonces a los falsos profetas, a esos no los debemos recibir porque aún el llamarles bienvenidos, dice Juan, es participar de sus malas obras. Pero es un hecho que Dios, que pelea nuestras batallas, hace lo suyo en la defensa de su obra. Veamos: 2 Timoteo 3:8-9 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos. Janes y Jambres. Son los nombres populares dados a aquellos sacerdotes egipcios diestros en la magia que trataron de competir con los milagros que Dios hacía por mano de Moisés. Es un hecho: los falsos maestros harán maravillas mentirosas en los últimos tiempos. Pero mire bien lo que dice: estos no irán más adelante. ¿Por qué? Le aseguro que no es porque nos ocupamos nosotros de exhibirlos, sino porque su insensatez será manifiesta a todos, o sea, saldrá a la luz. No dice “manifiéstales tú, Timoteo, su insensatez a todos”. Estos, más bien, serán probados en cuanto a la fe y se comprobará, según la expresión original, su demencia, esto es, su locura. Reprobarán. Su falsedad será exhibida, sacada de lo escondido. Y eso es algo que Dios hará. Será manifiesta como lo fue la de aquellos, Janes y Jambres, aquellos .

opositores que un día ya no pudieron rivalizar con Moisés reproduciendo con sus encantos una plaga de piojos, sino que los piojos cayeron sobre ellos, y fueron cubiertos de aquel sarpullido. Sobre los tales, dice Pedro, ya de largo tiempo la condenación no se tarda y su perdición no se duerme. Dios hará justicia y los pondrá en evidencia y en vergüenza como a los ángeles que pecaron y fueron arrojados al abismo. 2Ti 3:13-17 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. Persiste tú en las Escrituras. En la Verdad. No el error. No en reprender a los falsos. Dios los exhibirá. Es decir: ciertamente está el consejo de no participar de las obras infructuosas de las tinieblas sino más bien reprenderlas o exhibirlas. Pero si se trata de persistir, persiste en las Escrituras. Porque cuando la luz es puesta en alto pone al descubierto todas las cosas. Las Escrituras te harán sabio para predicar e instruir la Verdad. La Escritura, que es poderosa, por sí misma producirá efecto; confía en ello, pues toda es proveniente de Dios y es útil para enseñar (la doctrina correcta que contrasta naturalmente con la falsa), para redargüir (o reprender por sí misma a las personas por su conducta errónea o sus creencias equivocadas sacando todo pecado y mentira a la luz), para corregir (para ayudar a alguien que ha caído a volver a ponerse en pie, mostrando el camino de regreso a una vida piadosa) y para instruir en justicia (adiestrándonos para hacer lo que es justo y aprobado por Dios). No es que no se deba hacer denuncia. Es que la Palabra hace mucho más que nuestros señalamientos continuos, reiterativos y machacones. La justicia de Dios contrasta mejor con la maldad que nuestra insistencia. En una escena de la película mexicana “El Chanfle”, el entrenador del equipo de fútbol América aparece gritándole al árbitro “fue penalti, fue penalti”, asumiendo que éste, como suele pasar, no había marcado una falta en el área contra uno de su equipo. El médico del equipo se acerca al entrenador entonces y le dice “sí, sí, ya lo marcó el árbitro”. El entrenador se encoge al fin avergonzado por aquel enojo suyo injustificado. El que hace justicia ya había dado su veredicto, y éste era bueno, pero el entrenador persistía en sus gritos y sus quejas de forma innecesaria. Pensando en esto yo pregunto: ¿estaremos nosotros gritando

así, sobre las transgresiones de los falsos maestros, al son de “fue penalti, fue penalti” cuando de hecho ya lo marcó el árbitro, cuando el Señor ya dictaminó y deliberó con toda autoridad sobre ello por su Palabra? Y también me pregunto: ¿machacar con el tema de los falsos profetas no los habrá vuelto a ellos más conocidos, cuando a quien debemos dar a conocer es al Señor? ¿No estaremos cubriendo de fama sus nombres en lugar de ocuparnos del precioso nombre de Jesús? Según lo veo, eso es parecido a lo que nos pasa con el Halloween, costumbre que en algunos lugares del mundo era tan débil que habría muerto de manera natural. Pero a fuerza de denunciarlo una y otra vez, es posible que hasta hayamos contribuido a mantenerlo vivo. Tal vez nos hallamos clamando por una justicia que de hecho no se tarda, sino que Dios hará. Mientras, Él ha permitido que los falsos hermanos y ministros sigan engañando y siendo engañados, y en eso tienen ellos su propia recompensa.

Ante tal panorama me parece sumamente cuestionable hacer reuniones en la iglesia, como se han llegado a hacer, para ver vídeos de falsos maestros con tal de “detectar” sus errores. ¿Buscamos la verdad o el error? Enfocados en el error, podemos perder el énfasis en la verdad. Enfocados en señalar un punto tan concreto podemos perder de vista muchas cosas. Si hay nuevas amenazas, bien, tendremos que sacar la espada y contender ardientemente por la fe. Pero a veces, seamos claros, se persiste en señalar las mismas cosas que ya se saben, cuando lo que tenemos que seguir señalando es el pecado propio y ya no sólo el de los otros. Persistiendo en la denuncia señalamos a los hermanos el error de los demás, y hacemos que ellos lo vean, pero ¿ya hicimos a los hermanos ocuparse de sus propios pecados? ¿Y vemos con claridad los nuestros?

Señalar a los demás nos impide vernos a nosotros mismos en la perspectiva adecuada, nos hace señalar siempre hacia afuera y nos impide escudriñarnos, y pedirle al Señor que nos escudriñe y nos libre aún de los pecados que nos son ocultos. Dwight L. Moody, evangelista estadunidense del siglo diecinueve, decía: “ahora mismo estoy teniendo tantos problemas con Dwight L. Moody, que no tengo tiempo de encontrar faltas en otro compañero“. Cuán conveniente es recordar que el Señor nos pedirá cuentas de nuestros pecados, no de los pecados de los demás. Y en el caso de los pastores y maestros, particularmente, nos pedirá cuentas de lo que enseñamos. No se hagan maestros muchos de ustedes, sabiendo que recibiremos mayor condenación, escribió Santiago hablando de la manera suelta y hasta desenfrenada en la que como seres humanos solemos hablar. 2Ti 4:1-5 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la

palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. Solemos aplicar los versículos tres y cuatro , claro, a los falsos profetas que hablan lo que la gente quiere oírles decir. Pero cuando persistimos en el error podríamos aplicar esos mismos versículos a nuestro propio trabajo pastoral. Porque ¿sabe usted que hay gente que tiene comezón de oír… nuestras denuncias? Al persistir sólo en señalar los errores y a los falsos entre nosotros, también .

satisfacemos a un sector de gente entre nosotros que tiene también comezón de oír: en este caso no doctrinas novedosas, sino chismes. ¡La gente demanda de nosotros el escándalo! ¡Hay gente frotándose las manos y relamiéndose los bigotes, esperando a ver a quién se va a referir el pastor Chuy en su prédica de esta semana! ¡A mí, sin ir más lejos, me llegó un correo pidiéndome que cuente, „por favorcito‟, la verdadera historia de un pastor sobre el que se dijo alguna cosa controvertida en un foro de internet. Por supuesto no pienso responder una palabra al respecto. Si respondemos a esa expectativa carnal, contribuimos a las contiendas. El consejo de la Palabra es “tú sé sobrio en todo”. Sobriedad es equilibrio. El equilibro que Pablo mismo mostraba cuando se refería a los falsos maestros, apóstoles y profetas; tema presente pero no dominante en él: 1Co 2:2 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Hoy en día algunos maestros entre nosotros bien podrían decir: “me propuse no saber entre ustedes cosa alguna sino las más recientes herejías de los falsos profetas, sus más recientes mentiras, cuánto costaron las entradas a sus conciertos, cuántos discos vendieron para decírselos a ustedes, en qué televisora aparecieron y qué dijeron, incluido el video para ponerlo a disposición de la iglesia en YouTube con tal de edificarles con eso”. Amados pastores: seamos sinceros y veamos que persistiendo en el error, efectivamente, causamos contiendas. Yo mismo he estado en reuniones de supuestos creyentes en las que todo es destrozar con comentarios sarcásticos y burlones a quienes yerran ignorando las Escrituras, olvidando que en algún momento nosotros también estuvimos equivocados. Cada que una carcajada resuena burlándose de cómo declaran y cancelan por fe aquellos, de cómo reclaman su prosperidad estos otros, de cómo atan y desatan otros más allá es como decir de ellos “qué mensos”. A usted tal vez le impactó saber de un famoso cantante que llamó así a los hermanos, pero cuando nosotros nos burlamos de los que están equivocados hacemos exactamente lo mismo. Terminamos llamando fatuo al hermano. Y en últimas, hasta aborreciéndolo. Se nos olvida que el que persiste en llamar fatuo a su hermano será culpable de juicio y quedará expuesto al infierno de fuego. Y que el que aborrece a su hermano está en tinieblas y es homicida, y ningún homicida tiene vida eterna permanente en Dios. Actuar de ese modo nos deja muy lejos, a años luz de distancia, respecto al propósito por el que la iglesia está aún en este mundo, que es dar testimonio de Cristo. No nos permitamos olvidar que Jesús no se burló de nosotros, sino que tuvo paciencia y misericordia y soportó no sólo nuestras declaraderas, ataderas, reclamos de prosperidad y de milagros instantáneos, griterías y altanerías .

llenas de soberbia y de insensatez en las que muchos también anduvimos, sino que soportó aún nuestra franca rebeldía. Me pregunto pues, qué dirá el Señor cuando nos reímos de los hermanos inmaduros y menos instruidos. Ahora, no nos equivoquemos: Casa de Oración NO es un centro de denuncia. Algunos creen que sí. Un día, una mujer le dijo a un pastor especializado en denunciar errores en una red social “hermano, ya ocúpese del Evangelio por favor‟. El llamado en sí ya es bastante claro y certero, pero el pastor todavía le respondió a la mujer: „uh, si oyeras al Pastor Chuy Olivares sabrías que esto es realmente el Evangelio‟. Pero no: la denuncia no es el evangelio. El propio Pastor Chuy no se ha quedado estancado en esa posición, sino que nos ha estado enseñando recientemente acerca de la riqueza de los Salmos, e incluso desarrolló una serie para hablarnos acerca de la tentación, con lo que ya dejamos de ver a los demás y pudimos enfocarnos, como conviene, en nosotros mismos y en cómo lidiamos con el pecado que nos asedia, lo cual es de enorme edificación. Creo que los pastores, ocupados en edificar y no en alimentar disputas, debemos tener mucho cuidado con lo que afirmamos en nuestros mensajes a la iglesia: el uso de frases como “cuántas iglesias hoy en día hacen tal cosa, cuántos líderes andan por ahí haciendo tal o cual aberración, cuántos supuestos cristianos en su congregación creen mal este o aquel asunto” puede llevar escondido un mensaje muy arrogante: “ellos yerran… y yo no, yo soy de los buenos”. Eso, además, puede producir seguidores nuestros y no de Cristo. Algunos, pues, apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas… o a los chismes. Y como pastores no podemos estar satisfechos de tener algo qué ver en el advenimiento de una generación que tiene sus ojos puestos en el error de la semana, en la nueva herejía, en la declaración más reciente del falso maestro. Buscar el error y no buscar la verdad nos hace especialistas en señalar a los demás y nos aleja de vernos a nosotros mismos para, con sinceridad, asumir nuestros propios errores y faltas. Pero tú sé sobrio en todo. Sobriedad es equilibrio. El equilibrio de tener la espada de la Palabra lista para corregir a los que se oponen, y la otra mano edificando. No ambas en la espada. Y usted dirá: pero por esas denuncias muchos creyentes verdaderos que viven bajo liderazgos abusivos y que temían enfrentar o “tocar al ungido” han sido libres. Qué bueno; pero una vez que vienen a nuestras congregaciones ¿qué hacemos para que sanen de tal experiencia? ¿Les seguimos hablando de los errores de los demás? Un día que prediqué sobre el nuevo nacimiento, una mujer me abordó y me dijo: “mi pastor, con el que duré seis años, jamás me habló de ese tema, y

sabe, hoy, con lo que usted dijo, no siento sino un gran deseo de ir a buscarlo y agarrarlo a golpes por haberme engañado”. Oía la verdad y lamentaba no haberla recibido antes. Pero el Señor todavía tenía que enseñarle mucho sobre el carácter cristiano. Y mire: como pastor es grande la tentación de alegrarse uno de que aquella ovejita nos diga “a mi ex pastor lo quiero golpear, pero a usted lo amo porque usted sí me enseña la verdad” ¡Corremos el riesgo de permitir indebidamente que algunas ovejas del Señor desarrollen rencores contra sus antiguos pastores! ¡Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, cómo vamos a alentar o a permitir eso! ¿Sabe por qué lo permitimos? ¡Porque eso nos coloca como sus héroes; nos gusta sentir que les hemos salvado la vida, que los rescatamos del líder que les sacaba el dinero y los engañaba y que nosotros somos mejores que aquel! ¡Les permitimos, así, tenernos como ídolos! Eso es algo que, si está en el corazón de alguno, hoy, tendría que arrepentirse ya. ¡Créame que no soy yo, sino el Señor, por su Palabra, quien lo demanda! ¡Nosotros no salvamos a nadie! ¡Pastor, no nos permitamos jugar a ser los salvadores de las ovejas que el Señor nos encargó! ¡Eso es ser infiel al encargo recibido, y el Señor es celoso! ¡A Él no le puede resultar agradable que entre las ovejas que él nos puso a pastorear brote alguna raíz de amargura y que como pastores no les ayudemos a arrancarla de sus corazones sino que la dejemos allí para seguir siendo nosotros „los buenos‟ que contrastan con „los malos‟! ¡Eso contamina a muchos! ¡No permitamos a las ovejas seguir murmurando, quejándose, riéndose, burlándose o poniéndole apodos a sus antiguos líderes y a los congregantes de la iglesia de la que salieron! ¡Eso es abiertamente contrario al carácter cristiano! Persistiendo en señalar el error, hemos llegado a sentarnos, de algún modo, a los pies de Himeneo, de Fileto, de Alejandro, que según Pablo se apartaron de la fe y buscaron desviar a muchos. Ahora resulta que nos gusta escucharlos a ellos para luego denunciarlos y demostrar que „nosotros sí‟ tenemos la verdad. Cuán necesario es que seamos humildes y reconozcamos que nuestra comprensión de la Verdad es siempre inacabada, siempre está en proceso. Tenemos la Palabra y debemos estar atentos a ella como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana, la comprensión cabal de Cristo, sol de justicia, salga en nuestros corazones. Siguiendo esa verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo. Porque la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto. Pablo habló, por ejemplo, de Alejandro el Calderero: “me hizo muchos males –dice-, Dios le pague”. ¿Mostraba Pablo así su deseo de que Dios

azotara a Alejandro? No: en el original dice más bien “Dios le pagará”. Pablo encomendó su causa al que juzga justamente. Y no se dedicó a hablar de él, ni de los otros apóstatas, aunque advirtió a Timoteo “Guárdate tú también de él, pues en gran manera se ha opuesto a nuestras palabras”. Mas en comparación con el tema de Cristo, y de éste crucificado, las líneas dedicadas a Alejandro y a los falsos maestros y enemigos del Evangelio son mínimas. ¿Qué porcentaje de nuestras palabras, amado hermano, habremos dedicado nosotros a hablar de los falsos profetas? Yo les he dado tu Palabra. No he rehusado darles todo el consejo de Dios. Que el Señor pueda escuchar esas palabras de nuestros labios cuando nos llame a cuentas. ¿Eso incluye hacerle advertencias concretas al rebaño? Sí, pero eso no puede ser toda nuestra predicación. Mi mensaje no es Cash Luna, Benny Hinn ni Joel Osteen. Mi mensaje es Cristo y este crucificado. Me ha sido impuesta necesidad. Ay de mí si no predico el Evangelio. 1Ti 1:5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, El propósito del mandamiento de que no se enseñe diferente doctrina ni se preste atención a fábulas y genealogías interminables que acarrean disputas y no edificación de Dios es el amor. El amor a Dios y al prójimo por el que proclamamos lo que al Señor le agrada y lo que al hombre le salva o le edifica, y no otra cosa. Dice Calvino para terminar: “debemos pues poner el mayor cuidado posible en no buscar en la santa Palabra de Dios sino la sólida edificación, no sea que de otra manera el Señor nos reprenda por abusar de ella”. 1Jn 2:26-27 Os he escrito esto sobre los que os engañan. Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él. Finalmente, confiemos. Denunciar el error es una cosa; intentar hacer la obra del Espíritu Santo para .

que los santos perseveren en la Verdad es otra. Los cristianos genuinos tienen la unción de Dios que los guarda siempre del error. El Espíritu Santo es un guardia que libra del engaño a los que son suyos, que guía al creyente a conocer todas las cosas espirituales. ¿Sabe usted por qué muchos están siendo rescatados de los falsos maestros? No: no es porque los denunciamos. Es porque ellos, los rescatados, son nacidos de nuevo. Dice el Pastor John MacArthur a ese respecto: “es como si los nacidos de nuevo tuvieran un detector de mentiras incorporado y con su ayuda perseveran en la verdad, mientras que los que permanecen en la herejía y la apostasía manifiestan que nunca nacieron de nuevo”. Recojo finalmente, a continuación, palabras de un amado hermano de Casa de Oración Culiacán que expresan, en resumen, una posición equilibrada, responsable y sincera de quien se precia de ser espiritual, frente a la disyuntiva de persistir en la Verdad o en el error: “La manera en que algunos pretenden defender la fe más bien me inspira a pelear, a enojarme contra los que no hablan o creen como yo. Yo no sé en realidad todas las herejías que los líderes más famosos del cristianismo puedan estar enseñando e introduciendo hoy en día, y yo no meto las manos al fuego por ninguno de ellos. Pero creo que el Señor no me ha hecho un capataz del reino de modo que deba yo invertir horas y horas en saber de qué cosas están hablando ellos, o qué están haciendo. Hay muchas cosas de las que Dios me hará responsable, pero entre ellas no están las cosas que otros dicen, sino más bien las que yo digo, y las que hago, y las que pienso, y las que callo. Francamente, con eso tengo”. – Jaime Verduzco Gámez. Nosotros los pastores, pues, cuidamos la grey de Dios, el rebaño del Señor, y les alertamos de los peligros, sí. Pero su verdadero guardián, y el de nosotros, es el Espíritu Santo. Sea a Él la gloria por siempre. Pastor: Héctor Urzúa Casa de Oración Culiacán.

Jueces 16:1-31 Como hijos de Dios no podemos amistarnos con el mundo ni jugar con el pecado, porque esto nos traerá muchos males y al final nos quitara la vida. Usted y yo hemos sido escogidos por Dios para algo especial. Sansón se olvido que el tenia un voto Nazareo, por lo tanto no podía cortar su pelo ni tomar vino. Quizás de pronto pensó que aun estando con Dalila podría guardarse como Nazareo, pero el diablo es un mentiroso y padre de toda mentira. Sansón se dejo engatusar, y termino cayendo en su trampa mortal. Hay cosas que como hijos de Dios tenemos que cuidar. Sansón significa: hijo del sol. Dalila, es símbolo del mundo. No debemos fronterizar con el mundo ni jugar con el pecado como lo hizo Sansón. La Biblia dice: Porque, que ganara el hombre si granjeare a todo el mundo y perdiere su alma? (Lucas 9:25) Cuando Pablo le habla a Timoteo de las cosas tentadoras del mundo, el menciona dos cosas muy importantes: le habla de su dignidad como hombre de Dios diciéndole:”mas tu oh hombre de Dios huye de estas cosas” Y lo Segundo que menciona y le dice, es que huya de esas cosas como lo hizo José. Usted debe correr del pecado, por su vida, y no permitir que nada ni nadie le robe lo que Dios le ha regalado en Cristo, porque no podemos jugar con el pecado y quedar exentos. Tenemos el ejemplo de Eva, cuando fronterizo y estableció una plática con el diablo. Nunca se le debe seguir la corriente al mal Usted y yo no podemos perder el privilegio de ser hijos de Dios. Somos parte de un pueblo escogido por Dios, por tanto no podemos perder nuestro carácter de Peregrinos. Tampoco debemos tener en mente que somos peregrinos y extranjeros en esta tierra, y que vamos solo de paso. Jesús dijo: “no son del mundo como tampoco yo soy del mundo” Usted es Ciudadano de Reino de los cielos. Recuerde que su nombre está escrito en el libro de la vida. Una relación dispareja emocionalmente, también puede ocasionar amargura de espíritu como paso con Esaú y sus esposas, causándoles a sus padres, amargura de espíritu. Esto mismo sucedió con Sansón por andar jugando con mujeres que no eran de sus mismos principios. Nunca debemos de perder de vista, que el pecado nos incomodara en todo momento, solo con el deseo de hacernos perder todo lo que Dios nos ha dado y finalmente terminaremos perdiendo la vida. Dalila le insistía y le insistía a Sansón, para que este le descubriera el secreto de su fuerza, hasta que el hombre lo hizo. Y que fue lo que perdió…? “ y ella hizo que él se durmiera sobre sus rodillas, y llamo a un hombre quien le rapo las siete trenzas de su cabeza y ella comenzó a afligirle pues su fuerza se aparto de él”

Una cosa que distinguía a los Nazareos que eran separados desde el vientre de su madre, era que no se cortaban el pelo, ni se rasuraban su barba. Esto era una señal visible en el pelo de consagración a Dios. Imagínese que privilegio que Dios lo escoja para que sea una persona dedicada para Él, y que le de la señal de que no se cortes el cabello. Sansón fue Nazareo desde su nacimiento, y nunca se había cortado el cabello, pero Dalila, al descubrirlo, rapo las siete trenzas de su cabeza. Descubrir el secreto de su nazareato, equivalía a despreciar su condición de nazareo, de escogido por Dios, de consagrado a Dios. “si fuere rapado, perderé mi condición de nazareo y mi fuerza se apartara de mi” dijo él. El que la fuerza de Sansón consistiera en su cabellera, nos enseña a esperar el favor de Dios en la observancia de los medios de gracia que El, ha tenido a bien instituir. Usted y yo somos fuertes cuando nos consagramos, cuando obedecemos, cuando oramos, cuando nos entregamos incondicionalmente al Señor, cuando confiamos en sus promesas, pero si perdemos algunas cosas de estas, perderemos las fuerzas, y perderemos el vigor. Si tienes un don de Dios tienes que usarlo sabia y dignamente, honrando a Dios con lo que El nos ha dado. Que fue lo primero que perdió Sansón por jugar con el pecado? Que fue, lo que lo condujo del trono al estercolero…? Simplemente el hecho de jugar con el pecado, abrir su boca de mas, y descubrir el secreto de su consagración y de su fuerza a una mujer que no tenía sus mismos principios, y que solo estaba jugando con el por una ventaja económica que le habían prometido. Ocho cosas que perdió Sansón. 1-Perdió su consagración al ser rapado. Amado hermano, tenga cuidado, tenga mucho cuidado en tener una vida realmente consagrada a Dios, en no jugar con el pecado, y en no fronterizar con el mundo, porque haciendo estas cosas, usted podría perder la vida. 2-Perdió su estado de alerta al dormirse sobre las rodillas de Dalila. Así es como arruina satanas a muchos. Los acuna muy suavemente haciéndolos dormir, y haciéndolos sentir seguro en medio de sus vicios, para luego robarles su fuerza y su honor, dejándolos cautivos del mal. El hombre que no conoce a Cristo, dijo Pablo, es como un hombre que duerme. Como podemos descuidar la vida…? La Biblia dice que nosotros no somos de la noche como para estar dormidos, sino que somos del día. Los demás duermen, están adormecidos, aletargados por causa del diablo, por causa de los vicios. Pero usted y yo, somos del día dice la escritura, por lo tanto, debemos .

vestirnos como del día, como de la luz. El Señor nos traslado del reino de las tinieblas, al reino de Su amado hijo, y tenemos que estar en un estado de alerta, con los ojos bien abiertos, con los sentidos bien claros. 3-En tercer lugar, perdió la sensibilidad de la Presencia de Dios. (16:20) “Y le dijo: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él” Sansón había perdido la sensibilidad de la Presencia de Dios. Que importante es estar consientes todo el tiempo, todos los días y en todo momento de la bendita Presencia de Dios. Cuando Saúl peco, experimento una de las desgracias más grandes, al apartarse Dios de él, y no solo que se aparto, sino que además lo desecho. Muchos años después, cuando David peco, y reconoció su pecado, este se acordó de la condición de Saúl, y lo único que le importo, según el Salmo 51, fue que Jehová no quitara su Santo Espirita de él. “Vuélveme el gozo de tu salvación” Salmo 51:12. David sabía lo que significaba perder la Presencia de Dios. En ocasiones, consciente o inconscientemente, como cristianos queremos coquetear con el mundo, perdiendo el sabor correcto que debe tener nuestra relación con Dios. No hay cosa más hermosa que experimentar cada día la presencia de un Dios glorioso con nosotros. Sansón no sabía que Jehová ya se había apartado de él. No se le ocurrió que esta era la razón del cambio que se había operado en su vida. Gran tragedia es perder la comunión con Dios y no ser consientes de esta perdida. Quienes provocan a Dios a que se retire de ellos, sufren el castigo de la insensibilidad en esa retirada. Lo que quiero decir, es que debemos estar siempre consientes de que la Presencia de Dios este con nosotros, y de que Dios camine a nuestro lado. “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” Debemos ser consientes de que aquel que el Señor prometió como el “Paracleto” como “El Consolador” este con nosotros, y que por esta causa podamos decir: “Dios y yo hacemos mayoría. Dios está conmigo como Poderoso Gigante. El Señor esta a mi lado” Como dijo David: “Veía yo al Señor siempre delante de mí” Como decía Elías: “vive Jehová delante del cual estoy” Que consientes testimonios de la presencia de Dios en la vida de estos hombres que fueron paladines, que fueron héroes de la fe. Qué bueno será, que al igual que ellos, también nosotros podamos estar siempre sensibles a la Presencia de Dios, y no descuidar nuestras vidas como lo hizo Sansón, adormeciéndose en las rodillas de Dalila. Qué responsabilidad tan grande tenemos nosotros al recibir las bendiciones de Dios. Al ser escogidos por Dios, al ser tocados por .

su poderosa mano. No somos más que unos gusanos que se arrastran por el polvo de la tierra, pero Dios en su infinita misericordia, ha querido tocarnos, transformarnos, hacernos Sus hijos, sentarnos en los lugares Celestiales con Cristo Jesús, darnos vida eterna, llenarnos de promesas y todavía decirnos que hay cosas en la eternidad que ni siguiera imaginamos que tiene preparados para los que le aman. Como podemos perder estas bendiciones y la sensibilidad de la Presencia de Dios…? Dios está con usted…? Siente aun la presencia de Dios en su vida…? Siente el gozo de la Presencia del Señor…? Anhela adorar a Dios bendecirle y consagrar su vida a Él…? No sé a resfriado su corazón…? No sé a resfriado su voluntad…? No se ha alejado de Dios…? El Señor quiere caminar con nosotros toda la jornada, y nos ha dicho con firmeza y verdad: “yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo…” 4-En cuarto lugar Sansón perdió su fuerza. Dijo: “Esta vez saldré como las otras y me escaparé” Sansón se embobo, se enlelo, se perdió, en el afán del placer de lo sensual, y dijo: “esta vez saldré como las otras y me escapare” pero esa vez no lo pudo hacer, porque había perdido su consagración, su estado de alerta, la sensibilidad de la Presencia de Dios y también su fuerza. El Señor le había dado a Sansón una fuerza sobrenatural, con la cual este, honraba a Dios yendo en contra de los enemigos del Pueblo de Israel, pero a causa de su continuo coqueteo con el mundo, Sansón perdió su fuerza. Nunca debemos perder nuestra fuerza en Dios. El deseo de mi corazón es que usted y yo podamos decir: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones, por tanto no seremos conmovidos aunque la tierra sea removida y se traspasen los montes al corazón de la mar” Esta usted fuerte en Dios…? Siente la fortaleza del Señor…? Siente la presencia de Dios…? Tiene los ojos bien abiertos, y está usted pendiente en un estado de alerta…? Todavía conserva su consagración a Dios…? Su primer amor..? Su pasión y Su devoción por el Señor…? 5-En quinto lugar Sansón perdió su comunión con Dios. La Biblia dice que él no sabía que Jehová ya se había apartado de él. Qué triste desconocimiento. La perdida de la comunión con Dios es lo peor que nos puede pasar. Urge en nuestras vidas, que usted y yo, conservemos la comunión con Dios, y que nada ni nadie nos quite la devoción y búsqueda de Dios, 6-En sexto lugar Sansón perdió su libertad. “Más los filisteos le echaron mano” (Jueces 16:21) En lugar de ser un paladín, o un héroe de Israel, el ahora era un esclavo, ahora estaba atado, ahora estaba .

encarcelado. La vida de Sansón, nos ensena que debemos de ser precavidos, y que jamás debemos de jugar con el pecado. 7-En séptimo lugar Sansón perdió su visión. A este “hijo del sol”, dice la Biblia que los Filisteos le sacaron los ojos (v21) Que inmisericorde e incompasivo es el enemigo cuando caemos en sus garras. Los filisteos sabían muy bien, que los brazos mas fuertes pueden poco sin ojos que los guie. Sus ojos habían sido ocasión de su pecado, porque a través de ellos vio a aquellas mujeres que le parecían hermosas, y ahora sus ojos sufrían el castigo de su sensualidad. No perdamos nosotros de vista lo que Dios nos ha dado para poder ser conducto de bendición para otros.

8-Por último, Sansón perdió su dignidad. Lo ataron como a un burro, con cadenas para que los divirtiera. “Y aconteció que cuando sintieron alegría en su corazón, dijeron: Llamad a Sansón, para que nos divierta.” (16:25) Y llamaron a Sansón de la cárcel, y sirvió de juguete delante de ellos. Que tremenda paga da el pecado. Hace que el hombre pierda su dignidad, que pierda su valor, y pierda su esencia como hombre. Finalmente, el verso 30 dice que perdió la vida. “Y dijo Sansón: Muera yo con los filisteos. Entonces se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Y los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida” Aquí tenemos en Sansón, un ejemplo de de cómo un hijo de Dios consagrado y dedicado a Dios puede lograr grandes victorias en dedicación, cuidado y consagración a Dios, huyendo de las pasiones y deseos carnales que nos asedian, y que pueden llevarnos a la destrucción espiritual y a una muerte eterna, Dios te bendiga, con amor desde Minnesota Pastora Bertha A. Maldonado Iglesia Nación Santa

En estos últimos tiempos peligrosos, antes del regreso de Jesús, se cierne sobre las congregaciones del mundo entero un grave peligro: El desarrollo de tendencias piramidales. Esto ocurre debido al auge que ha tomado la onda de los apóstoles, profetas y predicadores de la prosperidad, los cuales proclaman “unciones especiales” a través de métodos manipulativos y emocionalitas, por los cuales forjan, lo que se podría denominar como: “la tiranía de los santos”, ejerciendo, en muchos casos, un terrible abusos en donde los creyentes no pueden ejercer un análisis crítico de los disparates teológico que proclaman desde los pulpitos, así como la forma descarada en que se manosea de la Palabra de Dios para afianzar ideas humanas, y que hacen de la iglesia una empresa, y de los predicadores unos ejecutivos que explotan la fe. No es nada nuevo este fenómeno que comenzó a partir del momento en que la iglesia perdió su sencillez y su pluralismo ministerial, así como la igualdad de relación entre los que forman la grey, para dar paso a estructuras semejante a las existentes en los sistemas mundano, y principalmente a los que había en Roma en el años 313 D.C, en donde el emperador lo era todo. En aquella etapa de la historia nació la jerarquía. Esto sucedió cuando los líderes o ancianos que gobernaban la congregación se convirtieron en la clase “clerical” y privilegiada dentro de la sociedad romana. En la medida que la iglesia pierde el Espíritu y la Palabra, la hegemonía del ministro sobre los hermanos se convierte en una fiera acción en donde la excomunión o satanización se vuelve el método dominante para callar a cualquiera que discrepe, y la inquisición o el ostracismo es la metodología de castigo a los que no aceptan los dogmas de las “autoridades

religiosas” que llegaron a usurpar el papel del Espíritu Santo y de las Sagradas Escrituras, para dar origen a doctrinas de hombres que convirtieron al cristianismo en una religión corrompida a todo lo largo de la Edad Media. El clericalismo y el autoritarismo eclesiástico, nació mediante la asimilación del esquema del gobierno romano, una vez que la Iglesia pasó a ser parte del Estado por el edicto de Constantino (312 D.C.). Es importante notar que: “Esta situación comenzó cuando el Imperio aceptó la fe cristiana. Puesto que Roma era, al menos nominalmente, la capital del Imperio, la Iglesia y el obispo de esa ciudad pronto lograron gran relieve” y absorbieron el poder y la estructura romana naciendo el papado, considerándose a León el Grande como uno de los primeros papas. Fueron los concilios los que abrieron la puerta al autoritarismo papal. Al principio, los concilios trataban de afrontar las herejías de las doctrinas gnósticas como el de Nicea (325 D.C) que juzgo la controversia promovida por el Arrianismo. Después aparecieron otros concilios como el de Constantinopla que además de abordar temas doctrinales y heréticos, consolido mediante acuerdo, el reconocimiento de autoridades eclesiásticas como el canon tercero que confirmo el siguiente acuerdo: “El obispo de Constantinopla debe tener prerrogativa de honor después del obispo de Roma, porque su ciudad es la Nueva Roma”. De esta forma el poder de la iglesia fue cayendo en manos de hombres carnales que convirtieron la autoridad en un arma de manipulación despótica, y no de formación. Con la reforma de Dr. Martín Lutero (1517 D.C) y a través de la evolución del protestantismo, el clericalismo fue menguando en su autoritarismo, hasta que se llegó a unos sistemas de gobiernos

pluralistas y congregacionalistas. Sin embargo, esto no impidió que algunas denominaciones e iglesias vivan en un verdadero despotismo espiritual, y que con la tendencia del apostolado moderno, se regrese al pasado, forjándose una casta de ministros con “unciones especiales” que acentúan un poder absoluto sobre los creyentes. ¿Cómo es que se abusa de la autoridad en la vida de la Iglesia? Sencillo: Afirmando cosas que no tienen fundamento bíblico y demandando de los feligreses un rendimiento incondicional a las proclamas, dogmas o mandatos de los hombres, que como “ungidos, apóstoles modernos, papas, iluminados o representante de Dios” se toman derechos que la Biblia no les otorga, manipulando las Escrituras para hacer que la gente se les someta como si fueran el Espíritu Santo o el mismo Cristo.

Estos personajes autoritarios crean principios de vanagloria, que acentúan su poder mediante milagros, enseñanzas o revelaciones para hacer que la gente, sin usar la razón, acepten sus mandatos. Son como aquellos descritos por el apóstol Pablo: “queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman y por medio de palabrerías desvían a algunos” (1 Timoteo 1:6-7). No podemos negar que hay líderes espirituales que “devoran las ovejas” hasta destruirlas, como comenta un escritor cristiano: “Nosotros, los líderes cristianos queremos distanciarnos de las ideas de creer que hay líderes que devoran a las personas, no queremos creerlo que así lo hacemos. Las consecuencias dañinas suelen venir en paquetes sumamente sutiles”, y sin embargo, así ocurre. La gran mayoría de estos apóstoles modernos, se han autoproclamado “Apóstol” ellos mismos, y mediante una serie de enseñanzas, han establecido el criterio de que solo el apóstol puede recibir la dirección e iluminación de Dios, y hasta se toman el derecho de determinar quien tiene llamamiento y quien no, enviando a las personas

como si fueran “dios”. Lo triste es que muchos le obedecen yendo directamente al fracaso. Si alguien se les enfrenta, y no acata sus órdenes, caen en pecado y desobediencia porque están yendo contra la voz de Dios (según ellos por supuesto) Han visto forma más vil de manipulación…? Toman un texto para afianzar la autoridad del “Siervo de Jehová” diciendo “Hay de aquel que se levante contra el ungido de Jehová” y pobre aquel que no acate sus órdenes. El hecho de que los líderes religiosos no puedan ser cuestionados por sus miembros, ofrece un peligro para la salud de la Iglesia. Ser cabeza significa presidir y hacer cumplir el orden establecido, pero el poder verdadero esta en aquel que es la cabeza de todos, “Jesucristo”. Si hablamos del hogar, afirmamos que la cabeza de los hombres es Jesucristo, y de esta forma el hombre se convierte en la cabeza de la mujer (Efesios 5:23). Si hablamos de un gobierno humano, afirmaría que la cabeza del presidente es el poder legislativo, y sobre éste está la constitución y la expresión de la mayoría en las urnas. Respecto a la Iglesia, el poder sobre los líderes está en la Palabra y en las normas dejadas por el Espíritu Santo a través del modelo de Jesús. Para defendernos contra el abuso de la autoridad y la tiranía de los santos, debemos entender que: A. La obediencia al líder no debe ponernos fuera o en oposición a la obediencia a Dios (Efe 5:21,22). B. La Autoridad espiritual no se impone despóticamente, por presión miedo o amenaza. Debe conquistar la voluntad y la libre disposición a la obediencia (1 Juan 4:18, Mateo 20:25-28, Marco 10:42-45, Lucas 22:25-27). C: Toda autoridad espiritual se somete a las escrituras (2 Timoteo 3:16)”.

Es necesario analizar a fondo este fenómeno surgido bajo el concepto de los apóstoles modernos, que con poderes especiales imponen criterios y actuaciones hegemónicas, explotando la fe y viviendo como magnates de una transnacional llamada “iglesia”. Es necesario, para frenar las pretensiones de muchos explotadores y manipuladores de la fe, definir bien el cómo, hasta cuándo, y bajo que parámetros debemos respetar una autoridad. Es necesaria la autoridad, de lo contrario caemos en un sistema anárquico, pero se hace necesario entender que humanamente hablando, no existe una autoridad absoluta.

En todo el A.T. Dios coloca al lado de los líderes del pueblo, personas con los cuales compartir la autoridad. Un modelo de ello es el caso de Moisés, líder de la liberación de los hebreos de la esclavitud de los egipcios, sin embargo, Dios le puso a su lado un Josué y un Aarón, además recibió el sabio consejo de su suegro, Jetro, a fin de no ejercer un poder absoluto, alegando dos razones: El agotamiento físico, y la imposibilidad de manejar sabiamente todos los problemas del pueblo. "Y aconteció que otro día se sentó Moisés á juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moisés desde la mañana hasta la tarde. Y viendo el suegro de Moisés todo lo que él hacía con el pueblo, dijo: ¿Qué es esto que haces tú con el pueblo? ¿por qué te sientas tú solo, y todo el pueblo está delante de ti desde la mañana hasta la tarde? Y Moisés respondió á su suegro: Porque el pueblo viene á mí para consultar á Dios: Cuando tienen negocios, vienen á mí; y yo juzgo entre el uno y el otro, y declaro las ordenanzas de Dios y sus leyes. Entonces el suegro de Moisés le dijo: No haces bien: Desfallecerás del todo, tú, y también este pueblo que está contigo; porque el negocio es demasiado pesado para ti; no podrás hacerlo tú solo. Oye ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Dios será contigo. Está tú por el pueblo delante de Dios, y somete tú los negocios á Dios. Y enseña á ellos las ordenanzas y las leyes, y muéstrales el camino por donde anden, y lo que han de hacer. Además inquiere tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y constituirás á éstos sobre ellos caporales sobre mil, sobre ciento, sobre cincuenta y sobre diez. Los cuales juzgarán al pueblo en todo tiempo; y será que todo negocio grave lo traerán á ti, y ellos juzgarán todo negocio pequeño: alivia así la carga de sobre ti, y llevarla han ellos contigo. Si esto hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás persistir, y todo este pueblo se irá también en paz á su lugar" (Éxodo 18:13-23) En este pasaje podemos ver muy claramente que en vez de juzgar y determinar algo, lo que debía hacer era “mostrarle el camino” y dejar que “varones de virtud” juzgaran. Note que se usa el plural, ¿por qué? Porque como dice la Palabra: “Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad” (Proverbios 11:14). La cualidad más importante de estos varones que juzgarían al pueblo era “que aborrecieran la avaricia”, cosa que tristemente nutre a los que abusan de la autoridad, pues el fin de tal abuso radica casualmente en el lucro personal y la búsqueda de riquezas.

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo - 2 Juan 1:9). En otras palabras, son lobos rapaces.” (Mateo 7:15) Jesucristo y Su obra de redención son de máxima Para reconocer la mentira, primero debemos importancia. El creyente debe tener un cuidado conocer la verdad. La palabra falso, falsedad, Bíblico de aquellos que niegan que Jesús es igual falsificar, falsamente, viene del griego “pseudes”, a Dios, y que subestima la muerte sustitutiva de lo cual es: mentira, mentir, mentiroso. Esta palabra Jesús, o rechaza la humanidad de Jesús. nos lleva a “pseudonumos” lo cual es: identidad “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que falsa, nombre falso. Esto denota muy claramente la Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al expresión de un conocimiento falso. Nos muestra: Padre y al Hijo” (1 Juan 2:22). el engañar al prójimo con un fin propio. La Palabra de Dios nos advierte que vendrán falsos ¿Este maestro predica el Evangelio? e intentaran engañar aún a los elegidos (Mateo El Evangelio es definido como las buenas nuevas concernientes a la muerte, sepultura y resurrección 24:23-27; 2 Pedro 3:3, Judas 17-18). La mejor defensa que el creyente puede tener de Jesús, de acuerdo a las Escrituras (1 Corintios contra la falsedad y los falsos maestros, es conocer 15:1-4). Aunque su sonido sea muy agradable, en sus la verdad. Para descubrir lo falso, el creyente debe estudiar lo declaraciones de “Dios te ama”, “Dios quiere que alimentemos a los hambrientos”, y “Dios quiere que verdadero. Cualquier creyente que usa bien la palabra de seas próspero,” ese NO es el mensaje completo verdad (2 Timoteo 2:15), y que hace un cuidadoso del Evangelio de Cristo. “Hay algunos que os estudio de la Biblia, puede identificar una falsa perturban y quieren pervertir el evangelio de doctrina. Un creyente que ha leído las actividades Cristo” (Gálatas 1:7). Nadie tiene el derecho o la del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo autoridad divina de cambiar el mensaje de Dios. diligentemente en las Escrituras (Mateo 3:16-17), “Si alguno predica diferente evangelio del que cuestionará inmediatamente cualquier doctrina habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1:9) que niegue la Trinidad. Por lo tanto, el creyente debe estudiar la Biblia y juzgar toda enseñanza ¿Este maestro demuestra cualidades en su carácter que glorifican al Señor? bajo la luz de lo que dice la Escritura. Por el fruto se conoce el árbol (Mateo 12:33). Hablando de falsos maestros: “¡Ay de ellos! Porque Cuando se habla de buscar el fruto, debemos han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por aplicar las pruebas bíblicas específicas para lucro en el error de Balaam, y perecieron en la cualquier maestro, y determinar la veracidad de contradicción de Coré” (Judas 1:11). En otras palabras, un falso maestro puede ser conocido por sus enseñanzas: su orgullo (el rechazo de Caín al plan de Dios), codicia e inclinación por las ganancias ¿Qué dice este maestro acerca de Jesús? (Mateo 16:15-17) Jesús pregunta, ¿…quién decís económicas (la profecía de Balaam por dinero), y que soy yo? Pedro respondió, “Tú eres el Cristo, el rebelión (la autopromoción de Coré sobre la Hijo del Dios viviente.” Y por ello Pedro es llamado autoridad de Moisés. “bienaventurado”. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la Para un estudio más profundo, el creyente debe . .

revisar aquellos textos de la Biblia que fueron escritos específicamente para combatir las falsas enseñanzas dentro de la iglesia. Con frecuencia es difícil detectar un falso maestro o un falso profeta. Eso es a lo que se refiere la frase de un lobo con piel de oveja. Satanás se disfraza como ángel de luz (2 Corintios 11:14), y sus ministros se disfrazan como ministros de justicia (2 Corintios 11:15). Solamente estando totalmente familiarizados con la verdad, estaremos en condiciones de reconocer una falsificación. Por este motivo… Estudiemos diariamente la Palabra de Dios. “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).

ALIMENTO ESPIRITUAL… “Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis” (1 Pedro 2:2) Así como el infante desesperadamente necesita su alimento lácteo para saciar su hambre y tener un crecimiento correcto, así el creyente necesita desesperadamente un hambre del alimento Bíblico para obtener así un crecimiento espiritual correcto. La palabra “crecer”, viene del griego “auxano” y significa: aumentar, incrementar el volumen físico o espiritual. Denota: ir subiendo, ir mejorando. Nos muestra: una semilla la cual brota su renuevo en ascenso. ¿Cómo podemos medir el crecimiento…? Cuando pensamos en crecimiento físico, hablamos de altura, peso y de la capacidad para realizar determinadas funciones. Cuando hablamos de crecimiento mental, se puede medir con pruebas de capacidad intelectual y de resolución de problemas. Es claramente fácil observar si estamos madurando mental y físicamente. Pero... Cómo determinar el crecimieto espiritual en nuestra vida?

La Palabra de Dios, es sumamente vital e importante para el crecimiento espiritual en la vida cristiana. Todo creyente debe saber, claramente, que dice la Palabra de Dios, y vivir Su mensaje en una vida completamente sujeta al soberano dominio del Espíritu Santo. Todos los principios Bíblicos, están asignados por Dios para dar la forma Cristo-céntrica al creyente en pensamiento, palabra y conducta. Tales verdades Bíblicas deben influir totalmente en las actitudes diarias del creyente, y deben guiar las decisiones personales antes de ser tomadas. “Porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8). El crecimiento espiritual es una etapa de toda la vida. Y como sucede con cualquier otro aspecto de nuestro desarrollo, no se produce espontáneamente (Filemón 1:6, 1 Tesalonicenses 5:23-24). El creyente para que obtenga un crecimiento espiritual correcto debe dedicarse a pasar tiempo en la meditación de la Palabra de Dios (pensar detenidamente con atención y cuidado). ¿Cómo meditamos en ella? Asociando sus verdades con nuestra vida diaria. Hay un sin número de eternos beneficios recibidos cuando el creyente le dedica tiempo a la Palabra de Dios (Salmos 119:151-152, 2 Timoteo 3:16-17, 2 Pedro 1:19-21) El principal beneficio recibido en la Palabra de Dios es conocer a Dios tal cual es (1 Corintios 2:9-11) Las Escrituras nos muestra Su perfecto y Santo carácter (Juan 17:3). El crecimiento espiritual correcto está basado en que el creyente se dedique, anhele, reciba y se sujete completamente a todo lo que Dios ordena, y a la perfecta revelación de quien es El mediante Su Palabra, en base a la iluminación del Espíritu Santo. La Palabra de Dios debe ser el alimento espiritual necesario del creyente. Los deseos de ingerir algún tipo de alimento o platillo específico, nos conducirá a buscar el lugar adecuado que lo ofrezca. El hambre espiritual nos llevará al alimento espiritual (La Biblia). La lectura y aplicación de las verdades Bíblicas en la vida diaria del creyente son necesarias para el crecimiento espiritual correcto. El camino al conocimiento divino comienza cuando se da vuelta a la página de Su Palabra. El único libro clave del crecimiento personal espiritual correcto, es la Palabra de Dios, y es de suma importancia para nuestra madurez en la fe. La Palabra de Dios es el cimiento y la base solida de la vida cristiana, comprendiendo así que es tan eterna como su Autor (Dios) es eterno (Mateo 24:35, Salmos 119:152). Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo, en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo (Ef 4:15). Pastor Félix Muñoz Ministerio Vida & Verdad

“Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo, y entrará y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia...Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen” (Juan 10:8-10,14). Estas palabras atrevidas, dichas por Jesús, son como las que se encuentran en Ezequiel 34:23 y 37:24. Ezequiel predicó durante los días de oscuridad y esclavitud en Babilonia. Después (y también ahora) hubo muchos líderes que pensaban sólo en sus ganancias. Utilizaban y herían a los que estaban por debajo de ellos. Entonces Dios hizo una profecía a través de Ezequiel: prometió enviar a su "Pastor", quien cuidaría de su gente. Seiscientos años después vino Jesús, afirmando ser el Buen Pastor. Todos los demás que decían ser el Buen Pastor, eran falsos. Jesús reunió a toda la gente de Dios que estaba dispersa. Él prometió: "Y habrá un rebaño y un pastor" (Juan 10:16; 11:52). Jesús dedicó su vida a cuidar a la gente y a acercarla a Dios. Pasó mucho tiempo ayudando especialmente a aquellos que estaban atrapados por el delito y el pecado. Los fariseos decían: "Este a los pecadores recibe y con ellos come" (Lucas 15:2). A lo que el Señor responde mostrándose como es como un pastor.

Él no quiere que ni una sola oveja (entendido como persona) quede en peligro. Aún si es sólo una oveja la que se pierde, la busca hasta encontrarla (Lucas 15:1-7). ¿Y qué pasa con las personas que dejan a Jesús por deseo propio…? Jesús narró una parábola para demostrar que Dios es como un Padre. Esta parábola habla de un padre que está pendiente del hijo, el cual le abandona para entregarse a una vida de pecado y desenfreno, pero cuando el hijo vuelve arrepentido a su casa, el padre lo recibe lleno de gozo y con los brazos abiertos (Lucas 15:11-24). Poco tiempo después de que Jesús dijera esto, visitó a un publicano llamado Zaqueo. Muchas personas aborrecían a Zaqueo. Olvidando que ellos también eran pecadores, muchos protestaron: "Jesús había invitado a pasar a un hombre pecador" (Lucas 19:7). Jesús le enseñó a Zaqueo cómo cambiar su corazón y su vida y le dijo: "Hoy ha venido la salvación a esta casa...Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:9-10) Nosotros estábamos perdidos y descarriados sin pastor, sin un salvador, pero Jesús vino y dio su vida por ti y por mí y ultimadamente por el mundo entero. Este gesto de DAR LA VIDA, ocupa, junto con la imagen del pastor, el centro del evangelio mismo. Jesús lo dice cuatro veces (Versículos, 11.14.17.18): "yo doy mi vida". Esta afirmación trasciende la imagen de la relación entre un pastor responsable y sus ovejas, y entra en las coordenadas de las relaciones interpersonales: "Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos" (Juan 15,13). El buen Pastor, muriendo por todos, es la prueba viva de que Dios nos ama (Romanos 5,8). El texto de hoy habla indirectamente de alianza al hablar de "pertenencia". Las ovejas "no pertenecen" al asalariado, sino al buen pastor. Recordemos que la fórmula de la alianza, en el Antiguo Testamento, no hacía sino expresar una pertenencia mutua de Dios al pueblo y del pueblo a Dios: "Vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios" (Ezequiel 36,28 - Deuteronomio 29,12 - Amos 2,25 - Jeremías 31,33 - 2 Samuel 7,24 - Zacarías 8,8)

La Nueva Alianza que Jesús, nuestro “Buen Pastor”, establece con el nuevo pueblo representado en los discípulos, es mucho más íntima y profunda que la Alianza Antigua, puesto que ha sido sellada por su propia sangre derramada. Pertenecemos a Jesús porque hemos sido comprados a caro precio (1 Corintios 6,19-20; 1 Pedro 1,18-19), y le conocemos como él conoce a su Abbá.

Es sorprendente que Jesús ponga en paralelismo el conocimiento que sus discípulos tienen de Él, y el conocimiento que Él tiene del Padre (recordemos que "conocer", en la Biblia, es entrar en comunión íntima). Jesús podía decir: "El que me ha visto a mí ha visto al Padre" (Juan 14,7). Sin embargo, aunque los discípulos/as estemos llamados/as a reproducir la imagen del Hijo (Romanos 8,29), ninguno/a nos atreveríamos a decir, seguramente: "Quien me ve a mí ve a Jesús". Pero eso es lo que Jesús afirma: "... mis ovejas me conocen", es decir, tienen una profunda comunión conmigo, como yo la tengo con el Padre. Finalmente, Jesús habla de "otras ovejas" que no pertenecen al redil de Israel, para las que también llegará a ser Pastor. La buena noticia se extiende, por tanto, no sólo a los discípulos provenientes del judaísmo sino también a los paganos. Todos, judíos y gentiles (de los cuales formamos parte nosotros), estamos llamados a dejarnos conducir por el único Pastor, el único cuyo Nombre, bajo el cielo, es capaz de salvarnos (Hechos 4,12) en cumplimiento del Plan Eterno que el Padre de toda misericordia, Dios, pudo ofrecer, ofreciendo su vida inmaculada como precio del rescate de muchos. Entre estos "muchos", ¡alabado sea Dios!, Estás tú, yo, y todos aquellos que por la fe aceptan la salvación y al Salvador. Una salvación que no tiene precio, ¡Dios la ofrece gratis! ¡Acéptala, disfrútala y compártela con otros! Dile: “Jesús, Pastor amado, te acepto como mi Salvador y Señor de mi vida.” Carmen Fernández Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Meditando un poco acerca de nuestro Dios, encontré un atributo que me llamo fuertemente la atención. Se trata de algo peculiar que no todos lo hemos notado y ese atributo es la „‟Actividad Eterna‟‟ de nuestro Dios. Esta “actividad Eterna” significa que El está ocupado en la totalidad de su tiempo en atender los asuntos de su creación. Es increíble pensar en que Dios como forma de existencia Divina tiene sus sentidos agudos para atender nuestro caminar durante cada segundo de nuestra vida, pues ya somos sus hijos por adopción. (Esto no significa que tiene que cumplir nuestros “caprichos” en forma de decreto como muchos enseñan en estos días) El objetivo primordial de esta Actividad Eterna, como voluntad deseable para Dios, es que todas las personas se salven. “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad‟‟ (1 Tim 2:3y4) Este, es solo un ejemplo de la buena voluntad de Dios para con los hombres, en base a la cual gira la Actividad Eterna. Claro ejemplo es la redención de pecados por medio de Jesucristo en la Cruz para la Salvación de muchos, sin embargo, esto ocurre en un margen de “fe”, es decir para los que creen. Ese es el problema, “muchos no creen” teniendo por nada la buena voluntad de Dios para con ellos. Porque sucede esto…? La respuesta, está en los inicios de la historia de la creación. Cuentan los relatos Bíblicos que la fe llego a formar parte de la integridad natural de los hombres sobre esta tierra. Si leemos Génesis desde el capitulo 1 hasta el capitulo 2 completos, todas esas actividades sucedían en una hegemonía de fe. No había nada que separaba al hombre de la voluntad divina, ni siquiera que desprenda por completo las partículas de Dios con las partículas del hombre. Todo eso era perfecto, hasta que la influencia del mal o el „‟ente opositor‟‟ ataco a Dios desde un lado astuto,

haciendo tambalear la fe de los hombres. „‟Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? „‟ (Génesis 3:1) La siembra de la duda en la mente humana acerca de la existencia o de la influencia de Dios sobre toda la creación, dio fuertes resultados llegando a separar a los hombres de Dios. Leyendo el contexto del capítulo 3 de Génesis vemos que el ser humano en su afán de adquirir „‟conocimiento‟‟ o la tan hablada „‟iluminación‟‟, se alejó de los propósitos divinos de la actividad eterna. Entonces la problemática de la duda acerca de la veracidad de la Palabra de Dios data de los primeros hombres de la tierra. Sin embargo quienes hemos alcanzado a oír la palabra de Dios, y tan solo creer en ella, Dios ha puesto una raíz de fe en nosotros, la cual será probada por pruebas de fuego, según Su Palabra. Todo eso forma parte de la Actividad Eterna de nuestro Dios. Bien. Habiéndose hallada aprobada nuestra FE, nuestro Señor Jesucristo nos hace un Resumen acerca de la Actividad Eterna y la Voluntad de Dios para salvar a las personas: “Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas” (Marcos 11:22-26) Utilizando bien este pasaje, y rescatando la enseñanza del contexto Bíblico, Jesús se estaba refiriendo a la salvación de aquellos seres queridos .

por quienes oramos con fe. Puede existir algún monte que impida llegar a la salvación de esas personas, pero una vez más, como muestra de que la redención solo ocurre en un margen de completa seguridad y sin dudas en el corazón, Jesús nos ensena que si pidiéremos orando y si “creemos” que lo recibiremos, eso nos vendrá, rescatando en si cual es el verdadero motivo de la fe, que es la salvación. No como una declaración positiva, sino como resultado de la Actividad Eterna. Otro asunto importante que rescatar de este pasaje, es que Dios prueba la fe de las personas y de su comunión, para que esta sea efectiva, marcando la pauta del perdón. Imagínate a Dios, que en su Actividad Eterna decide no perdonar nuestros pecados por el tiempo en que nosotros no perdonemos a nuestros hermanos, eso sería una catástrofe porque „‟Horrenda cosa es caer en manos de un Dios Vivo‟‟. Esto es lo que Dios quiere restaurar por que en la .

caída del hombre, lo primero que hizo Adán fue recriminar a Eva la culpa de haberle dado de comer del fruto, creando el primer caso de contienda o enojo de la humanidad. La Actividad Eterna de nuestro Dios es la restauración del lazo perdido entre El y su creación. Como, cuando, y en qué circunstancias…? El en su soberanía lo maneja. Podemos influenciar con nuestras oraciones con fe, sin embargo nosotros solo estamos a merced de su buena voluntad para con nosotros y haciendo lo que Él nos ha mandado como miembros de su cuerpo, la Iglesia. De manera que Él no duerme, y nada le pasa por desapercibido si estamos en esa hegemonía de comunión directa y obediencia que reinaba en los capítulos 1 y 2 de Génesis. Esa es la buena voluntad de Dios para nosotros. Ese es el Fin del porque trabaja sin dormir. Ese es el porqué de la Actividad Eterna. Alan Bernal – Jóvenes conforme a la Palabra

“Pero tengo miedo de que les pase lo mismo que a Eva, que fue engañada por la astuta serpiente. También ustedes pueden ser engañados y dejar de pensar con sinceridad y pureza acerca de Cristo. Y es que ustedes ACEPTAN CON GUSTO A TODO EL QUE VIENE Y LES HABLA DE UN JESÚS DISTINTO del que nosotros les hemos anunciado. Aceptan un espíritu diferente del Espíritu Santo que recibieron, y un mensaje distinto del que aceptaron.” (2 Corintios 11:3-4) Es muy común ver en las iglesias a la gente decir AMEN a todo lo que escuchan, sin tomarse siquiera la más mínima molestia en analizar, ni por un segundo, si lo que el predicador está diciendo es conforme a las Escrituras: “¿Cuántos creen que Cristo es Dios? ¡Amén!”, “¿Cuántos le tienen en su corazón? ¡Amén!, ¿cuántos entienden que ahora son dioses como Él? ¡Amén!; “¿Cuántos creen que Cristo reina? ¡Amén! ¿Y cuántos ya están reinando con Él? ¡Amén!” Así la mayoría de los creyentes .

solo saben decir amén a todo lo que escuchan desde los púlpitos y pareciera que han sido programados para ser espantosamente pasivos. ¿Pero por qué tantos cristianos toman una actitud tan pasiva en relación a las cosas espirituales? ¿Por qué siempre aceptan todo lo que escuchan como si fuera verdad? Posiblemente en parte se deba a la tradición religiosa que recibimos de nuestros ancestros; principalmente los que conocimos al Señor después de haber creído en otros dioses, o de haber sido miembro, o participante de otras congregaciones no evangélicas. Los que venimos de la tradición católica siempre creímos que el Papa es el vicario de Cristo aquí en la tierra y único poseedor de toda la autoridad y la verdad de Dios. Entonces como católicos fuimos enseñados que debemos aceptar todo lo que él hace y dice sin cuestionar absolutamente nada porque es infalible como Dios. De la misma manera

los sacerdotes sumisos y obedientes en todo al Papa, cumpliendo fielmente sus mandatos, siempre enseñaron a los fieles que debían recibir sus enseñanzas como si fueran de Dios mismo. Así, cuestionar la enseñanza de un sacerdote, era como cuestionar al Papa, y poner en duda al Papa era considerado una rebelión contra Dios ¿Quién así osaría siquiera a pensar algo en contra de la iglesia católica? Sin embargo esta actitud de sumisión pasiva ante el poder espiritual del hombre ha sido característica de la humanidad desde el albor de los tiempos. La adoración de los reyes de las naciones y pueblos como si fueran dioses era ya una costumbre siglos antes de la aparición de la ley. Faraón y los césares romanos exigían ser adorados como dioses y sus séquitos lo aceptaban pasivamente como verdad. Así éstos recibían y obedecían ciegamente todo lo que aquellos decían y ordenaban sin atreverse siquiera a pensar que pudieran estar equivocados. Porque... ¿cómo un dios podría equivocarse? Aunque parezca increíble, hoy ocurre exactamente lo mismo en las iglesias cristianas; miles de devotos creyentes siguen fervorosa y apasionadamente a quienes consideran los grandes “UNGIDOS” de Dios con la misma fe que los católicos tienen por el Papa. Es por esa razón que los cientos de miles de seguidores fanáticos de los súper apóstoles y profetas de este tiempo, nunca se han preocupado de analizar las enseñanzas de estos hombres, para ver si es conforme a las Escrituras, porque en lo íntimo de sus corazones han determinado creer que están siguiendo a súper hombres, escogidos e infalibles. Y aún aceptan sin cuestionar en absoluto, el estilo de vida megalómano, principesco, derrochador e

infame que muchos de aquellos llevan. Porque… ¿quién osaría levantar su mano contra el “UNGIDO” de Jehová y quedar impune? Ahora pueden entender el porqué de tanta sumisión pasiva a los apóstoles y profetas por parte de los cristianos, especialmente en estos últimos tiempos de gran crecimiento en las iglesias. Los seguidores de José Luis de Jesús Miranda el autoproclamado “Jesucristo hombre”, quienes se cuentan por miles, creen sin dudar que él es Jesús encarnado, y aun con la misma Biblia son esclavos Si retrocedemos un poco en el tiempo (Guyana 1978), podremos recordar cómo cientos de seguidores del pastor Jim Jones se sometieron pasivamente a la orden de este para que tomaran veneno y lo dieran a sus hijos pequeños en una de las más horribles masacres de la historia. Todos los que adoran a los supuestos “ungidos” corren un grave peligro. Por eso un pastor nunca debería permitir que la iglesia asuma una posición pasiva ante sus mensajes y enseñanzas, sino insistir continuamente, una y otra vez, en que escudriñen las Escrituras para comprobar que todo lo que reciban esté conforme a la sana doctrina. “Los de Berea eran más receptivos que los de Tesalónica y estuvieron más dispuestos a escuchar a Pablo y a Silas. Estudiaban las Escrituras todos los días porque QUERÍAN SABER SI LO QUE PABLO Y SILAS DECÍAN ERA VERDAD.” Hechos 17:11. El peligro de la pasividad espiritual es que puede llevar al cristiano a ser esclavo de un pastor, apóstol, profeta o líder. “Ustedes fueron comprados por precio. No se hagan ESCLAVOS DE LOS HOMBRES.” 1Corintios 7:23 Pastor Osvaldo Paiva – Casa de Oración Paraguay

En la epístola de Judas, breve e importantísima epístola que trata de la gran apostasía del tiempo final, en el verso 19, se describe a los apostatas como: ”los sensuales que no tienen el Espíritu”. Es muy revelador, el hecho de que esta palabra sea la misma palabra que en el texto griego original, aparece en 1° de Corintios 2: 14 "Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente" En ambos casos, la palabra utilizada es "PZUQUICOS" la cual hace referencia a la vida del alma, a la vida de los sentidos, y es precisamente a eso a lo que se refiere Judas, en su epístola, al referirse a los apostatas.

Esto explica claramente, el porqué en el G12 se necesita apelar a cosas tales como escribir los pecados en un papel, para luego clavarlos en una cruz y de esta manera llegar a “experimentar el perdón”, o incinerar una lista de pecados en un féretro, para que de esta manera se logre “experimentar la muerte del viejo hombre”. Todo esto, solo tiene que ver con la religión de los sensuales que no tienen el Espíritu. Esto también explica el porqué la proliferación de marchas en algunas ciudades “para conquistarlas”, o el subir a determinado lugar elevado a clavar una estaca. En fin... Son los sensuales, que a lo único que pueden apelar para hablar de cosas que no entienden, es a aquello que pueden ver y palpar, porque están muertos espiritualmente y desconectados de la vida de Dios. Es muy probable, que muchos de los que participan en cosas como estas, sean verdaderos hijos de Dios, que han sido afectados y debilitados por falsas doctrinas que se exteriorizan a través de estas prácticas. Es a ellos que va dirigida esta nota. Todo verdadero redimido en quien habita El Espíritu Santo, no permanecerá para siempre en el engaño, ya que al conocer la verdad, saldrá de tal engaño con la misma premura con la que Lot salió de Sodoma al ser advertido. Ahora bien, quien mire para atrás considerando tal vez lo que tenga que dejar, como por ejemplo: títulos ministeriales, reconocimiento de hombres, etc, etc, de seguro terminara como la mujer de Lot, petrificada y como estatua de sal, solo que en este caso lo que quedara petrificada será la conciencia de los tales. Además, con dicha actitud, estará demostrando que nunca le perteneció al Señor. ¡Escapa por tu alma! Daniel Nicolás Pastore

El mundo cambia. Los hombres cambian. No hay un fundamento en esta tierra, que indique una salida o una solución a sus vidas. Solo encontraras clases sociales, egoísmo y/o indiferencia en contra de muchos. Los hombres han clasificado como sub-humanos, a personas que como usted y como nosotros, no podemos seguir el parámetro de ser homenajeados. Los triunfadores de las cosas materiales siguen ampliando la brecha, y de esta manera están creando un grupo de personas que no tendrán esperanzas, y que viven a expensas de migajas. Los pobres de la tierra. Los olvidados. Un mundo donde hay acepción de personas. Una tierra llena de odio y de diferencias, en donde se te indica que puedes hacer, o a que tienes, o no, derecho. Un mundo lleno de fronteras. Un mundo que en vez de logar una unificación familiar solo divide. Un mundo donde las personas, tristemente, ven a quienes muere como cosa común. Un mundo donde los desamparados ya no dan lastima, y mucho menos, deseos de ayudarlos. Satanas está con toda su maldad sobre la tierra, endureciendo los corazones de los hombres. Pero hoy, quiero decirle a usted que Dios ha levantado hombres y mujeres llenos de su amor y de su Espíritu, con el único propósito de llevar su mensaje a los desamparados, y de decirles que El nunca los ha olvidado, porque todos nosotros, somos imagen y sustancia de su gloria. A imagen suya fuimos hechos. Jesús ha prometido que El nunca nos dejaría, ni abandonaría, y que estaría con nosotros hasta el fin del mundo. Dios nos ha dado una esperanza de salvación a través de su hijo Jesucristo, ya que el murió por nosotros en la cruz del calvario. Este mes, dicen los hombres que es el mes del amor. El día 14 de febrero, ellos tratan de mostrar lo

que en realidad no tienen en sus corazones, para que se cumpla la escritura: "estos hombres de labios me honran pero su corazón está lejos de mi" Dios dijo en el libro de Juan capitulo 3 verso 16: “Porque del tal manera amo Dios al mundo que dio a su único hijo para que todo aquel que en el crea no se pierda mas tenga vida eterna.” Hay una frase que aprendí, cuando en los años 90 estuvimos en la selva de Chiapas, en México, llevando el evangelio a los olvidados por muchos, la cual hoy te quiero regalar porque Dios te ama. (Yo también te amo) "apaguere-pipimaye" esto quiere decir que ellos también me amaban. El propósito de Dios llego a aquellos que vivían apartados y lejos de todas las cosas, pero que también sabían amar. Cuando damos amor, cosechamos amor. Cuando damos una esperanza nace la luz de la fe y el valor de cambiar todas las cosas. Sabemos que nuestro amor es verdadero, cuando empecemos a pedir perdón y reconocer nuestros errores. Sabemos que el amor a llegado a nuestras vidas, cuando cambiamos nuestra actitud y dejemos de destruir a todos aquellos que nos aman. Sabemos que tenemos amor, cuando dejamos de hacer sufrir a todos aquellos que hacemos llorar por nuestras culpas. Sabremos cuando tenemos amor cuando nos acercamos a nuestros prójimos. Es entonces que nacerá en nuestros corazones el amor de Jesús para levantar y fortalecer a los olvidados de este mundo. Cuando usted reciba una sonrisa de gratitud, solo dará alabanzas al que vive por los siglos de los siglos, porque por El y para El es toda la gloria y la alabanza. Que el Señor les bendiga. Pastores Pedro y Belkis Mesa Ministerio e iglesia el portal de Jesús de Nazareth

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” (Mateo 5:14) Un caballero visitó una joyería, propiedad de un amigo suyo. Este le mostró una gran variedad de prendas y piedras preciosas. Entre las colecciones de piedras observó una de éstas que apenas si tenía brillo, parecía estar sucia, no llamaba la atención. No revelaba su belleza como las demás - ¿sabes a qué se debe la diferencia? –preguntó el joyero, tomando aquella piedra en la mano, la frotó…Al contacto de sus manos estaba brillando con todo esplendor -¿Cómo es eso? -preguntó el caballero - Esta piedra es un ópalo que llamamos una piedra simpática. Su escondido esplendor brota tan pronto como uno la frota entre las manos. Así como esta piedra preciosa, muchas vidas viven a oscuras, ignoradas, sin luz, más bien en las tinieblas de este mundo de oscuridad, porque no ha habido quien las atraiga con lazos de amor. Muchas veces hemos carecido de ese toque de simpatía personal que nos lleva a descubrir el brillo de una vida donde otros sólo han visto sombras y oscuridad… ¿No es verdad que a veces solo hace falta una sonrisa, una expresión amable, un toque en el hombro, y podemos hacer brillar un rostro triste o apagado?…cuanto más, si llevamos la esperanza de gloria que trae la luz de Jesús. “Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” Jesús nos hace semejantes a una ciudad sentada sobre un monte, al que todos han de ver no importando donde se encuentre… ¿sabes por qué? Porque se supone que debemos de brillar, por causa de la luz de Jesús dentro de nuestro ser…porque esto es lo que realmente representamos para El, nosotros su Iglesia, una ciudad que deberá brillar en medio de la oscuridad del mundo…una ciudad apartada como Gosen, aquel lugar donde se encontraba el pueblo de Israel en medio de Egipto…somos ese pueblo que El espera que brille, que marque una diferencia en medio de las tinieblas…porque de lo contrario ¿cuál sería la gracia?¿ dónde estaría lo hermoso o glorioso de llamarnos hijos del Altísimo Dios de los cielos?... “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mat 5:16)

Jesús toco a las personas y les hizo brillar, te ha tocado a ti y a mí, y nos ha hecho brillar, y déjame decirte, que si no te ha tocado, hoy es buen día para que puedas permitirle que el ponga su preciosa mano sobre ti, y ahí el resplandor que hay en El, vendrá a morar dentro de tu corazón. El toque de Jesús ha transformado la vida de millones de seres humanos. Ayer, fueron sus discípulos, hoy nos toca a nosotros, ¿cómo? Muchas veces no necesitaremos palabras, sino obras, es decir acción, “Jesús dijo: para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre” ese es el propósito de hacer lo que hacemos por otros, que a través de nuestra conducta, de un estilo de vida que marca la diferencia, los que no conocen a Jesús, puedan decir, bendito sea el Señor de los cielos, porque aun hay personas que se ocupan de hacer lo bueno. “Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti” (Isaías 60:1 ) Cuando Jesús nos ha tocado, ya es nuestro turno, vamos y toquemos a esas piedras opacas a causa del pecado, del dolor, la enfermedad o la desesperanza. Levantémonos como ciudad asentada sobre un monte, y resplandezcamos, brillemos, porque nuestra luz ha llegado, y la misma gloria de Dios, que es nuestro Señor Jesucristo esta brillando sobre nosotros, y dentro de nosotros. Alumbremos a otros, mostremos el camino, la senda, y llevemos de la noche oscura, al día resplandeciente. Prediquemos de Él, no solo con palabras, sino con obras, y ellos creerán, y seguirán al dador de la luz eterna: Nuestro amado Señor Jesucristo. ¿Has dejado de brillar? ¿Se ha opacado tu vida? Amigo, el Rey de la Gloria es la solución, deja que toque tu vida, expón delante de Él tu causa, llámale, búscale, acércate, y El se acercara a ti. Santiago 4:8 Querido amigo, querida amiga, como siempre dos opciones, nos metemos debajo de una mesa escondiendo la luz, o nos sentamos sobre un monte, el monte de Dios, para que los hombres vean nuestras obras y Glorifiquen al Eterno Dios de todo lo que existe…tú decides. Elsa de Morán - Semillas de Vida

“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Corintios 11: 13-15) “A los que creen en la sobrenaturalidad de Dios, en minutos nada mas por 24 horas proféticas se abrirá un portal dimensional por la alineación profética del triple 11, sobre ti bajaran ángeles de sanidad sacudirán tus aguas serás sano, milagros financieros y legales serán ejecutados para ti, tendrás, podrás, poseerás, la llave maestra del reino viene a ti, está en tu boca ahora úsala... Vamos levántate hoy”  ¿Portal dimensional…?  ¿Alineación profética del triple 11…?  Esto es algo Bíblico, astral, brujería o masonería…?  En que parte de la Biblia se encuentra todo esto…? Puede, esta cantidad de barbaridades, mentiras, y falsas profecías venir de la boca de un verdadero apóstol de Dios, siendo que la mayoría de lo escrito aquí se contrapone totalmente a lo escrito en la palabra de Dios…? Pues aunque usted no lo crea, todas estas barbaridades las encontré escritas en un muro de facebook de un “supuesto” apóstol, o mejor dicho… de quien dice ser un apóstol. Pero… como bien dice la palabra de Dios: “Por sus frutos los conocerán” No debemos de extrañarnos, que en estos últimos tiempos, aberraciones tremendas se estén levantando por doquier, las cuales combaten directamente la sana doctrina de nuestro Señor Jesucristo, y la fe de los verdaderos hijos de Dios.

Ante tal proliferación de “nuevos apóstoles” reclamando una autoridad sacerdotal inaudita, la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿Será posible que en la Iglesia de Cristo, exista un nuevo sacerdocio por sobre el sacerdocio…? La sana doctrina del evangelio, está siendo contaminada por una ola de falsos apóstoles, que con el cuento de superioridad, y de ser los grandes receptores de la sabiduría de Dios, a la cual llaman “gracia apostólica”, tratan de imponer un sacerdocio más elevado (el suyo), por sobre el sacerdocio. Tristemente, estos apóstoles y profetas modernos, en su gran mayoría, solo son vividores del evangelio, y de los cristianos, y están llevando a la iglesia a la apostasía, mientras que ellos se enriquecen a través de un mercantilismo religioso, y totalmente visibles. Por hombres como ellos, en Jeremías 29:8-9 encontramos la siguiente palabra: “Porque así dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel: No os engañen vuestros profetas que están en medio de vosotros, ni vuestros adivinos, ni escuchéis los sueños que sueñan. Porque os profetizan falsamente en mi nombre; no los he enviado, declara el Señor”. Analicemos un poco, en qué consisten estas herejías burdas y peligrosas, las cuales alegando ser parte de la Nueva Reforma Apostólica, que supuestamente Dios está trayendo sobre la iglesia, estos hombres amadores de sí mismos y del dinero, tratan de imponer, disfrazándolas de proclamas, decretos y nuevas revelaciones doctrinales. Los falsos apóstoles siempre han existido No nos debe de extrañar el ver esta bandada de apóstoles y profetas, que a partir del 1990 se han proliferado por todo el mundo (principalmente en .

Estados Unidos y Latino América) debido a la influencia de las descabelladas enseñanzas del G12, del conocido canal de los pactos, en donde enseñan que se debe comprar el favor y la misericordia de Dios, y de hombres y mujeres amadores de sí mismos, amantes del dinero, del poder y del reconocimiento, los cuales, teniendo acceso a los medios de comunicación, han diseminado por todo el mundo, una gran cantidad de falsas doctrinas, los cuales, en lugar de crear verdaderos apóstoles, solo han creado verdaderos apostatas. En la iglesia primitiva, los verdaderos apóstoles tuvieron que enfrentar la infiltración de falsos maestros, apóstoles y profetas, siendo este, el tema central que motivaron muchas de las epístolas del Nuevo Testamento escritas por Pablo. Pedro pone de manifiesto a tales profetas introducidos en la iglesia, y describe sus características: “Hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán encubiertamente herejías destructoras y hasta negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán su libertinaje, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado. Llevados por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya hace tiempo la condenación los amenaza y la perdición los espera” (2 Pedro 2:1-3) Jesús mismo advirtió este peligro a sus discípulos: “porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si es posible, aun a los escogidos”. (Mateo 24:24) El mismo hijo de Dios, nos presento el panorama de los últimos tiempos como una etapa de crisis en la fe, debido a la influencia de los falsos ungidos (Lucas 18:8). En la etapa apostólica, estos falsos ministros trataron de introducir herejías tales como el gnosticismo, el legalismo mosaico, la mundanizacion de la iglesia, la liberalidad, y la negación de la segunda venida de Jesús para proclamar el reino “aquí y ahora”, como muchos tratan de hacer también en estos días. Es por ello que las epístolas enfatizan temas tales como la salvación por la fe, la relación entre obra y gracia, la segunda venida de Jesús, la separación de la Iglesia del mundo, y el estar dispuesto a padecer como fieles cristianos. Debemos ser consientes, que esta corriente de apóstoles manipuladores y heréticos, manejan enseñanzas totalmente falsas y alejadas de la verdad. Por dicho motivo, todo aquel que diga ser cristiano o hijo de Dios, deberá, primeramente, pasar cada palabra oída de la boca de cualquier hombre, a través del crisol de la Palabra de Dios, para no ser engañados o confundidos como niños fluctuantes, y ser llevados por doquiera por cualquier viento de doctrina, por estratagema de .

hombres, que para engañar, emplean con astucia las artimañas del error (Efesios 4:1) Aunque poco o nada podemos hacer, ya que tristemente estos falsos profetas y apostoles tienen el suficiente dinero, y poder para controlar los medios evangélicos de comunicación, y de esta manera neutralizar a quienes traten de desenmascararlos, o de enseñar diferente a lo que ellos enseñan, aun así debemos continuar anunciando el verdadero evangelio de la cruz, la pronta venida de Jesús, y el negarnos a nosotros mismos para hacer solo la voluntad de Dios, a pesar de que muchos, hoy digan que por ser hijos de Dios, tenemos “derecho” a vivir con toda clase de lujos y excesos, o que Jesús se hizo pobre, para que nosotros seamos ricos (económicamente). Estos falsos hermanos (Gálatas 2:4) se han infiltrado en las organizaciones pastorales y confraternidades, ejerciendo sobre ellos control por medio de politiquería barata, y mentiras, totalmente anti bíblicas, haciéndoles creer, que todos ellos deben estar bajos sus fraudulentas coberturas, las cuales solo se tratan de diezmos, cuotas de ingreso, ofrendas especiales, venta de merchandising, y un montón de negocios mas, de lo contrario no estarán bajo el cuidado y cobertura de Dios. Disfrazan de una engañosa espiritualidad apostólica, su hambre de reconocimiento y poder, y sed de dinero, el cual solo engorda sus cuentas bancarias y sus vientres. Muchos humildes pastores, faltos de un profundo conocimiento bíblico, son arrastrados por los mensajes de éxito, prosperidad y exaltación humana que estos fraudulentos apóstoles enseñan. El deseo de poder y riquezas Esta nueva corriente apostólica, esconde dentro de sus integrantes el deseo de poder y riqueza, por lo cual, se adhieren a la llamada “teología de la prosperidad” que más bien es la “teología de la codicia”. Si observamos bien las vidas de estas personas veremos que con el cuento de “ser apóstoles” esquilman a la gente con pactos, decretos y proclamas, las cuales envuelven palabras proféticas de acuerdo al monto de la ofrenda, bendiciones pagadas, o control absoluto de todos los ingresos que hay en sus iglesias, viviendo una vida ostentosa, con un bienestar que sobrepasa la realidad del marco en el cual viven, y totalmente fuera de sujeción a cualquier institución humana o autoridad superior, porque ellos dicen ser la punta de la pirámide. Estos falsos ministros, en su mayoría son líderes de iglesias independientes, y entre ellos se cuidan las espaldas para convertirse en jerarcas inamovibles. Usan buena ropa, autos de lujos, servidores que le secan el sudor y le cuidan las espaldas, .

intermediarios y manager que le organizan sus agendas etc. Algunos de ellos hasta andan armados para evitar ser “asaltados”. Otros, con fondos de las iglesias, montan sus propios negocios seculares aliados con mundanos, y van detrás de los ricos y poderosos para ofrecerles sus coberturas y obtener todo tipo de rédito de ello. Tienden a ser muy políticos y diplomáticos. Usan el pulpito para entretener a la gente y dar a conocer sus grandes hazañas espirituales, y le llaman “frutos” o “espiritualidad” al amontonamiento de personas, convocadas por un lamentable mensaje de éxito, prosperidad y positivismo, en lugar del verdadero mensaje de la cruz, sin tomar en cuenta, que de ser así, el papa, sería más espiritual que todos ellos juntos, ya que convoca más gente que nadie, en todos los países del mundo. Una característica de estos hombres es la importancia que le dan al título y la posición, demandando que se les llame apóstol. Un apostolado, que claro está, han obtenido comprándolo de otro apóstol reconocido y famoso. El precio de tal nombramiento, depende de la fama del que ejecuta el acto de reconocimiento. No se hacen apostales según el patrón bíblico, sino como “titulo”, que indica poder y autoridad para traer nuevas revelación a la iglesia, y restaurarla para “su reinado terrenal”, lo que choca frontalmente con los principios doctrinales de la escatología bíblica. Algunos no se conforman con ser “apóstol”, sino que además se hacen doctores falsos, comprando títulos. Si un miembro de la Iglesia les llama “hermano” o “pastor” se enojan, porque para ellos, el título es más importante que la humildad y la sencillez. Muchos de estos, andan con guardaespaldas, testificando sobre la prosperidad en sus vidas, y presumiendo sus rolex de 50.000 dólares. La gran mayoría utiliza las mismas mentiras que han oído de otros como ellos, tales como: “Dios me envió a alquilar un avión y bendecir al país desde los cielos” “yo me siento a los pies de la cama a charlar con los ángeles” “se debe hacer guerra espiritual bajo el agua porque allí están los poderes demoniacos” etc, etc. Estas estrellas errantes, como les llama Judas 13, son inaccesibles para muchos. Entran por la puerta de atrás, y viven rodeado de secretarias, manager y asistentes, por lo que el acceder a ellos depende de la posición que uno tenga. Si eres pobre y humilde, olvídate, no te pondrán atención, pero si eres rico, diputado, empresario, o gobernante, seguro que te invitaran a comer (Santiago 2:1-5). Les encantan los primeros puestos en los actos religiosos o públicos, se sienten ensoberbecidos cuando alguien le alaban, y exalta sus conquistas (Mateo 23:6). A veces ellos mismos se alaban proclamando sus unciones, revelaciones y prosperidad. Alimentan la codicia en los oyentes, y

condenan el sacrificio o la pobreza. Basta conocerlos, para que estos hechos se hagan evidente en ellos, pues como dijo Jesús “por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:16). Sus doctrinas heréticas Menosprecian a los padres, y a los mártires de la iglesia, al proclamar que ellos anduvieron en oscuridad, y que ahora la luz de la verdad este en boca de ellos. Proclaman una nueva revelación, y establecen que todas las iglesias deben sujetarse a ellos, porque son portadores de la nueva visión de Dios para el nuevo milenio. Sus objetivos, aliados a la enseñanza de la guerra espiritual, es conquistar el territorio, para establecer el reino de Dios aquí y ahora, sin que haya el milenio bíblico con los judíos, por lo que la Iglesia reinara y gobernara las naciones, sin que ocurra el rapto. Proclaman profecías anunciando tiempo de paz y prosperidad sobre las naciones, ignorando el fin de los tiempos y la advertencia de Jeremías 23:16-17 “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan; os alimentan con vanas esperanzas; hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová. Dicen atrevidamente a los que me irritan: Jehová dijo: Paz tendréis; y a cualquiera que anda tras la obstinación de su corazón, dicen: No vendrá mal sobre vosotros”. Rechazan, toda la escatología bíblica tradicional, niegan la tribulación, el advenimiento del anticristo, el arrebatamiento de la Iglesia y el milenio con los judíos. Pero no solo tratan de proclamar un milenio sin Jesús, sino que además, establecen parámetros de riquezas y prosperidad como evidencia de que estamos en la voluntad de Dios, y que el futuro de la humanidad será de “gloria y prosperidad” proclamando que ellos van a atar al hombre fuerte que es satanás, el cual, según ellos han derrotado. Ignoran que Satanás es el príncipe de este siglo (Juan 14:30 – Juan 16:11 - Efesios 2:2) y el único que lo va a atar es Jesús cuando venga con poder y gloria según Apocalipsis 19. Pero el área más conflictiva y peligrosa, es la proclama de “sus” nuevas revelaciones que chocan con la verdad revelada de las Escrituras. Enfatizan sus visiones como algo espectacular, y con un valor semejante al dogma proclamado por el papa de la Iglesia católica. Esta onda de “nuevas revelaciones” es claramente rechazada por la misma Palabra de Dios. Pablo denuncia a los que vienen con otro evangelio diferente y dice “No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciaren otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, .

sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1:7-8). Estos falsos ministros maldicen a los que se le oponen, y dan amenazas de muerte a sus opositores, rechazan a los que les reclaman algo, y sojuzgan y explotan la fe de la grey. Algunos usan trucos o magia para revelar un poder que no viene de Dios, sino de su fraudulento engaño, a fin de exaltarse a sí mismos. Otros fabrican supuestos milagros y algunos hacen cuentos fantásticos de que fueron al cielo, visitaron el infierno, se sientan a charlar con ángeles a los pies de su cama, o tuvieron un encuentro personal con Jesús que les visito para darle enseñanzas. Algunos dicen poseer una línea directa con el Espíritu Santo, y se vuelven absolutos mediadores entre Dios y la gente, cayendo todo esto en una absoluta herejía. El verdadero apostolado La palabra usada para apóstol (procedente del griego) es en sí una expresión que indica “alguien enviado en una misión especial” por lo tanto es una acción. No una posición. De ahí se desprende un término muy usado en varias áreas del diario que hacer, como es el “apostolado”. El apostolado envuelve el sentido de una entrega total y absoluta a una causa, ya sea como médico, maestro, o ministro del evangelio. Aquel que se da en cuerpo, alma y corazón a una labor humanitaria, sea cual sea, está ejerciendo un apostolado que significa una entrega total a una misión. ¿Serán estos apóstoles modernos, gente entregada, sacrificada, sufrida, como lo fue Pablo a una causa por la cual lo dio todo? ¿Son apóstoles o apostatas de la doctrina de Cristo? Comparémoslo con los verdaderos apóstoles de la iglesia primitiva y veremos si están a la altura de las demandas del reino. Mientras que en la interpretación de la palabra de Dios, que hacían los apóstoles de antaño, todo, todo tenía que ver con Dios, con la exaltación de su nombre, y con su amor y su misericordia, en la interpretación moderna, de los apóstoles de estos tiempos, todo, todo, tiene que ver con prosperidad, éxito, el bienestar y el beneficio de los hombres, y declaraciones positivas, ordenándole a Dios que los bendiga porque debe cumplir su palabra, sin tomar en cuenta para nada, de cuál sea la voluntad de Dios para ellos. Yo pregunto ¿Qué podemos hacer para frenar a todos estos predicadores del engaño? Callar, no puedo. Hacerme oír por los medio, es difícil. Solo me queda advertirles que si no predicamos la verdad, llevaremos a muchos incautos creyentes al camino de la apostasía.

Les seguiremos creyendo a ellos o a lo que está escrito en la palabra de Dios…? Dios no está levantando nuevos Apóstoles y Profetas, y Dios no está trayendo ninguna Reforma Apostólica, por lo tanto, pueblo de Dios, cesa de oír todas esas enseñanzas que te hacen divagar de las razones de la sabiduría (Proverbios 19: 27), y cíñete exclusivamente a la revelación que ha sido dada una vez a los santos (Judas. 3).

Este es un invento que muchos quieren que usted crea, principalmente satanas, para endosarle en un momento, todas sus mentiras y engaños, y hacerle esclavo del pecado y de los hombres, con todas las consecuencias que esto trae. Y a los que saben lo que hacen, Dios les juzgará en su momento: “no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Corintios 11:15) Falsos apóstoles. Es decir falsos mensajeros o falsos enviados. A quienes Dios jamás envió a hablar necedades y doctrinas de demonios, si no que de su propio corazón y avaricia se han autoproclamado como enviados o apóstoles. Estafadores u obreros fraudulentos. Pues estafan a las almas, a las que explotan para beneficio propio, sus bienes, dinero y fuerzas. Y aun las someten a tal punto de controlar su voluntad, solo con el fin de aprovecharse de los desdichados que los siguen. Son mentirosos que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Estos son expertos en las apariencias. Hablan de “Cristo” y dicen ser enviados por el mismo Cristo, pero no el Cristo de la Biblia si no el remedó de “Cristo” que ellos han creado para justificar sus fechorías. Gustan de enseñar a otros sobre su “Cristo” dominionista el cual necesita de dinero para “bendecir” a sus seguidores. ¡Vil Patraña, de estos engañadores! Si usted es de Cristo, entonces usted es un sacerdote de Dios. No permita que le impongan, con falsas doctrinas, que nada tienen de apostolicas, un nuevo sacerdocio sobre el sacerdocio. "Algunos enseñan ideas diferentes que no están de acuerdo con la verdadera enseñanza de nuestro Señor Jesucristo, la cual conduce a una vida recta, dedicada a Dios. Esos maestros se enorgullecen de lo que saben, pero realmente no saben nada. Están obsesionados con cuestiones y discusiones que resultan en envidias, conflictos, insultos, malas sospechas y peleas constantes. Tienen una mente perversa, terminan alejados de la verdad y piensan que la vida dedicada a Dios es una manera de ganar dinero." (1° Timoteo 6:3-5)

“En caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos” 2 Corintios 11:26. Aquellas congregaciones que contiendan arduamente por proclamar y vivir la fe genuina que han recibido de los apóstoles, deben estar atentos a saber que se introducirán impostores, falsos convertidos y falsos maestros. Las iglesias de sana doctrina debieran predicar y hacer caso a las exhortaciones de este siervo de Dios. Los impostores están en la iglesia… y son un tropiezo a la obra de Dios. En Judas 8-13 observamos algunas características de los impostores… “No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores. Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. !!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré”

ilustración para demostrar que él, siendo el jefe del ejército de Ángeles santos, y más allá de su autoridad, no profirió juicio alguno contra satanás en esa ocasión, sino que confió en la autoridad del Seño sobre él. Sabemos quién reina y tiene toda potestad… Apocalipsis 17:17”Pelearan contra el cordero, y el cordero los vencerá, porque es Señor de Señores y Rey de Reyes…” Al parecer algunos seres inferiores a los Ángeles, hombres impíos, blasfeman a los seres angélicos creyéndose ellos una autoridad para hacerlo y rechazando el papel del Señor como máxima autoridad. Hoy en día hay quienes alegan tener esa autoridad sobre seres angelicales, hablan como si no necesitaran del señor. Ellos tiene el poder…? Recordemos que toda autoridad es delegada del Señor y tiene sus limitaciones. Pero al parecer, estos hablan de cosas que no conocen, y en las que conocen…

3- Se corrompen como animales irracionales…  Solo siguen sus impulsos carnales. Filipenses 3:18,19.  Judas nos da ejemplos históricos y verídicos, de aquellos que vivieron según sus deseos egoístas: Caín permitió que la ira y el rencor lo dominaran (Génesis 4:3–8). Balaam permitió que la avaricia lo dominara cuando trató de maldecir a Israel (Numero 22– 1- Mancillan la carne: 24).  Corrompen inmoralmente sus cuerpos. Coré y su casa permitieron que sus malos  Dicen ser creyentes en público, pero no lo son pensamientos contra el liderazgo de Moisés lo en privado. dominaran. Dios había puesto a Moisés, pero estos murmuraban contra él y Dios no se lo 2- Rechazan la autoridad: permitió. (Números 16).  Se oponen al señorío de Cristo. No dan cuentas a nadie. Blasfeman de las potestades 4- Son de tropiezo. superiores.  En la comunión de la iglesia estos impostores  Puede referir tanto a los Ángeles santos como a quieren desviar a algunos. los caídos. El ejemplo del arcángel sirve de  Ellos piensan en sí mismos y alimentan sus ilustración para demostrar que él, siendo el jefe .

malos pensamientos en lugar de edificar, amar, servir. Se preocupan por sí mismos y defraudan como nubes sin agua.

5- No dan fruto, o no dan el fruto esperado.  El impostor espiritual no puede dar fruto  Un impostor cristiano, está muerto espiritualmente, nunca puede dar fruto espiritual. Me refiero al fruto del Espíritu.

6- Como la espuma de las olas… ellos dejaran ver sus malas obras tarde o temprano.  Todo esto significa que estas personas son estériles en aquellas cosas buenas y productivas que deberían ser normales en los creyentes, y si no se arrepienten, si siguen fingiendo, ¡Sus vidas serán una verdadera tragedia…! 7- ¡Ay de ellos!  Esta frase indica la terrible desgracia a la que se dirigen.  Note que el Ay es sin H. Significa: Horror, calamidad, desastre, desgracia, trágico.  Ay de ellos! Su fin será horrible. (versiculo.15 ). Aquél que hoy siente la convicción del Espíritu Santo indicando: “Tu eres! Arrepiéntete, serás perdonado y transformado!”, Y se vuelve a Dios implorando su misericordia que es por fe en la muerte y resurrección de Cristo, y se dispone a abandonar sus pecados, confíe en Cristo desde ahora en adelante como su Señor y Salvador.

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, Como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá” (Romanos 1:17) El significado de la fe La fe significa confianza, certidumbre, contar con que algo es verdad. Por supuesto, la fe debe tener contenido; tiene que haber confianza o certidumbre acerca de algo. Tener fe en Cristo para salvación significa confiar en que El puede remover la culpabilidad del pecado y dar vida eterna. Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Juan 5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Esto debe ser un hecho en nosotros: la obra de Cristo en la Cruz fue suficiente, es suficiente y siempre será suficiente, porque ahí fue castigada nuestra culpabilidad. El delincuente debe pagar por su delito, los pecadores debemos pagar por nuestro pecado, pero Cristo en nuestro lugar, pago por nuestra culpa. El ya pago, la culpa fue castigada, la culpa es el grado de reprochabilidad del delito. ¿Qué tan culpables somos delante de Dios? Claro que hay gente con mas culpa que otros, pues Cristo así lo dice, “a quien más se le perdona, mas ama” pero todos somos culpables de pecado, nadie escapamos de eso. Cristo quito esa culpa, y El no nos inculpa de pecado, ¡eso es Gracia! ¿Lo creemos…? Y no solo nos quito la culpa, sino que además nos dio vida eterna. Vaya eso es mas Gracia, o Gracia sobre Gracia. Que Dios tan maravilloso tenemos, ¿Lo creemos…? ¡Desesperadamente les invito a creer en esta gloriosa verdad!... La necesidad de la fe La salvación es siempre por la fe, no a causa de la fe (Efesios 2:8). La fe es el canal por el cual recibimos la dádiva de Dios de la vida eterna; no .

es la causa. Esto es para que el hombre nunca pueda gloriarse, ni aun de su fe. Pero la fe es el único y necesario canal (Juan 5:24; 17:3). Generalmente la palabra neotestamentaria para creer “pisteuo” se usa con la preposición “eis” (Juan 3:16), indicando confianza o esperanza confiada en el objeto. Algunas veces es seguida por “epi”, que enfatiza la confianza como el asirse del objeto de la fe (Romanos 9:33; 10:11). A veces le sigue una cláusula que presenta el contenido de la fe (10:9). El verbo se usa con un dativo en Romanos 4:3. Pero sea cual fuere la forma, indica confianza en algo o alguien. La fe debe tener un objeto, ese objeto es Jesucristo, es Dios, es El. La fe debe mirar a Jesús, porque dice así: “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más” (Isaias 45:22) Las clases de fe Las Escrituras parecen distinguir cuatro clases diferentes de fe. 1-. Fe intelectual o histórica. Esto comprende la verdad intelectualmente como resultado de la educación, la tradición, la crianza, etcétera. Es humana y no salva (Mateo 7:26; Hechos 26:27–28; Santiago 2:19). Mateo 7:26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena Hechos 26:27-28 ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees. Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano. Santiago 2:19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 2-. Fe milagrosa. Esta es la fe de hacer o lograr un milagro, y puede o no estar acompañada por la salvación (Mateo 8:10–13; 17:20; Hechos 14:9). Mateo 8:10-13 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de .

dientes. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora. Mateo 17:20 Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. Hechos 14:9-10 Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. 3.- Fe transitoria. Lucas 8:13 ilustra esta clase de fe. Parece ser similar a la fe intelectual excepto que es posible que incluya más interés personal. Lucas 8:13 Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan. 4-. Fe salvífica. Esta es la confianza en la verdad del Evangelio como se revela en la Palabra de Dios. Mateo 9:22 Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. Los aspectos de la fe 1. El aspecto intelectual. Esto implica un reconocimiento factual y positivo de la verdad del Evangelio y la persona de Cristo. 2. El aspecto emocional. La verdad y la persona de Cristo ahora se ven en un marco de interés y fascinación. 3. El aspecto volitivo. Ahora el individuo se apropia personalmente de la verdad y de la persona de Jesucristo y pone su confianza en El. Mientras que se distinguen estos tres aspectos, ellos tienen que integrarse cuando ocurre la fe salvífica. La persona cree en Cristo con todo su ser, no sólo con su intelecto, sus emociones, o su voluntad, sino con los tres. Posiblemente una de las afirmaciones más claras del contenido necesario de le fe salvífica se encuentra en las palabras del Señor a la mujer pecaminosa samaritana. El dijo: “Si conocieras el

don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber, tú le pedirías, y él te daría agua viva” (Juann 4:10). Conoce acerca del don y de la Persona, y entonces pide y recibe la vida eterna. Ahora, en este evangelio, el de Dios, la justicia de Dios se revela por fe y para fe. Como está escrito, más el justo por la fe vivirá. El mensaje de Dios, se percibe por medio de la fe. Hemos visto que cuando uno ha sido regenerado, tiene ojos para ver y oídos para oír, y le ha sido dado, aparte del arrepentimiento, la fe. Ahora la obra de Cristo se convierte en una realidad viva para nosotros. “La justicia” de Dios, es Cristo puesto en esa Cruz, y es revelada solo por fe, el hombre natural no puede “percibir” estas gloriosas verdades, esta Justicia. No pide ningún merito, no exige nada, solo dice: Esto hizo Cristo ¿lo crees…? ¿Crees esto…? Si respondes que sí, yo te digo: “no te lo revelo ni carne ni sangre, sino el Padre que está en el cielo” Si me respondes que no, yo te digo: ¡Cree en el señor Jesús y tú y tu casa serán salvos! … Porque en este mensaje se revela Cristo por fe, y para fe, para andar no por vista, sino por fe. El camino del creyente de principio a fin, es en fe, no en obras. La fe produce frutos, si tus obras son pocas, muchas, o escasas, te puedes dar cuenta como está la fe, pero el caminar es sostenido por la fe, no por las obras. Ojala y nos conceda Dios una fe fuerte y consistente con nuestras obras, pero en el evangelio, Cristo no está revelado en el “Haz esto y vivirás” sino que esta revelado en “Cree y serás salvo” Cristo siempre pregonó este glorioso mensaje ¿Crees esto…? Esa sola pregunta salvo almas, salva almas y seguirá salvando almas,…. Así como Cristo lo dice: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna” (Juan 6:47) Lo crees…? Casa de Oración Queretaro

Vivimos en una sociedad donde la gente tiene libertad para seguir las creencias religiosas que prefiera. Dios mismo a estipulado esto al dar al ser humano "libre albedrio" Sin embrago, nosotros como hijos de Dios, tenemos la obligación de alertar a aquellos que están siendo engañados en estos tiempos finales, por falsas doctrinas que no tienen su fe fundamentada en Jesucristo y en la palabra de Dios (la Biblia) a no seguir por esos caminos, que aunque parecen rectos, solo son caminos de muerte. La Biblia ordena estar "siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros" (1 Pedro 3:15). El propósito de este estudio, es que los Ministros y Pastores reciban información de los peligros que acechan actualmente al pueblo de Dios, y de las cosas que en nombre de Dios y del Evangelio se están introduciendo en las iglesias. Muchos, con buenas intenciones, abrazan estas “visiones”, sin buscar dirección de Dios; sin escudriñar sus métodos; sin analizar a la luz de la Escritura sus doctrinas y enseñanzas. Están tan ocupados en sus cosas que no se ocupan de investigar y de analizar las consecuencias que esto conlleva. Sólo ven la cantidad en números de miembros y de dinero. Olvidan que la palabra de Dios dice: “¿no sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?” (1ª Corintios. 5:6). Cuidémonos de no caer presos de estas nuevas enseñanzas, que terminan en “nuevas” herejías, causando confusión, desasosiego y división dentro del pueblo de Dios. El Gobierno de los G12, trae bajo sus brazos un programa que pretende dar un crecimiento acelerado a las iglesias evangélicas en general. Sabemos que en ámbitos evangélicos, existe un anhelo sin medida en los corazones de los pastores y miembros, por ver aumentarse el número de conversos y de los recursos económicos de la iglesia.

Qué es el G-12? Este no es un movimiento nuevo como se cree. Es muy antiguo, la única diferencia consiste en la metodología rebuscada de adornos "espirituales" o convenientes que propone un iglecrecimiento milagroso, si se siguen los pasos de su seudo doctrina, a partir de células (reuniones caseras) formada por un grupo de 12 personas, basado en el número de los apóstoles Como todo movimiento sectario, o de base antibíblica, este surgió de una "visión" individual, la cual según su fundador, recibió de parte de Dios, ya que el Altísimo lo orientó para que llevase a la Iglesia un "nuevo modelo" de iglecrecimiento, y más aún como algunos audaces dicen: “un evangelio actualizado, o un nuevo evangelio” "Si aun nosotros, o un angel de cielo, os anuncia un Evangelio diferente del que hemos anunciado, sea maldito" (Gálatas 1:8) Como todo proviene de una visión unipersonal, según el manual que utilizan, conquistan a personas entre los feligreses que no tienen visión alguna ni preparación bíblica, y a estos los entrenan. Lo interesante es que no utilizan lideres maduros, ni preparados teológicamente, sino a novatos y muchas veces a neófitos. Esta tendencia es la vulnerabilidad de los movimientos de renovación, provocando herejías grotescas y nefastas para sus seguidores y para la congregación afectada (o mejor infectada), la cual lastimosamente quedará dividida entre "Iluminados" y raquíticos espirituales ya que no tendrán la misma preparación de los primeros. Toda gracia recibida que no sea para el beneficio común, no pasa de ser una insana manifestación del EGO personal "el YO" esto lo vemos en muchos seudo mega-apóstoles que controlan los horarios televisivos, radiales y surten al mundo Evangélico con sus libros, y con doctrinas nocivas para su propio provecho. Muchos preciosos siervos del Señor, seducidos por una fórmula Milagrosa para que las congregaciones a la cuales pastorean crezcan, .

quitan la vista de nuestro amado Jesucristo en pos de estos falsos profetas. El G-12 niega la obra redentora de Cristo, y se opone sutilmente a la persona de Dios. Sus atributos son menospreciados. Se burla de la Palabra de Dios, al aplicarla de una manera sistematizada por el manual del encuentro, así como otros libros escritos, que encuadran a la Palabra dentro de márgenes fijos, por medio de frases que deben ser repetidos de forma mecánica (como los gentiles) por los asistentes al encuentro. En los Encuentros no se da lugar al Espíritu Santo, ya que fijan horas y minutos en donde ÉL debe actuar y someterse a las órdenes de aquellos que ministran, como si Dios se encontrara presto a recibir órdenes de los humanos. ASPECTOS DOCTRINALES Teología de la prosperidad Maldiciones Hereditaria Confesión Positiva y Decretos Nueva Unción Sanidad Interior El Poder de la Fe Revelaciones y Visiones Disminución de Dios Milagros y Maravilla Guerra Espiritual Enfermedad y Pobreza como Consecuencia del Pecado Los Profetas y Apóstoles de Hoy Coberturas Doctrinales El G-12 se burla del evangelio abierto y claro proclamado por la Biblia, Jesús, los apóstoles, y otros predicadores que no ocultaron nada, y que no se rigieron por modismos humanos, sino que expusieron la Palabra de Dios obedientemente, proclamando con sencillez el evangelio. En los cultos que desarrollan semanalmente hay un énfasis desmedido a la necesidad y obligatoriedad de asistir a los Pre-encuentros, Encuentros y Postencuentros, de esta manera se abusa con presiones psicológicas a los miembros. Se les pide que las personas se comprometan a llevar adelante la visión, y a aquellos que no lo hacen son llamados; rebeldes, improductivos, cobardes y todo tipo de denigraciones. En los cultos, los pastores no predican de otra cosa que no sea la visión y como reproducirla. Otras actividades propias de una iglesia son recortadas o anuladas, tales como: estudios bíblicos, doctrina, programa para niños y adolescentes. La prioridad pasa a ser la visión celular. En el g12 se genera el endiosamiento del pastor. Este no acepta críticas con relación a la visión. Sostiene que la visión no puede ser retocada, y que no hay otra alternativa. Los nuevos “cristianos” se desarrollan a través de

un crecimiento record, de tres meses, y en tres meses el “nuevo converso” ni siquiera a leído el Nuevo Testamento. Pero eso si... fue bombardeado con los conceptos y reglas del G-12 y está preparado para captar nuevos adeptos. Los líderes de estos grupos, atribuyen su éxito al modelo utilizado para su crecimiento, y no a la obra del Espíritu Santo. En las personas ganadas y adheridas al movimiento, no existe la conversión verdadera, solo hay emociones en sus corazones, que no permiten que Dios opere verdaderamente en ellos. En los modelos de células ideadas, no se le da participación a personas marginadas socialmente, más bien operan en la clase media y alta, resaltando una vez más el interés económico. En los Encuentros no se permiten cámaras ASPECTOS METODOLOGICOS Uso de la Psicología Visualización Rechazo al Estudio Intelectual Regresión El Secreto Hipnosis El Modelo de los 12 como Divino Grupos Herméticos Interpretación Simbólica Experiencias Místicas y Astrales La Iglesia como Empresa Organización Pastor Céntrica El Fin Justifica los Medios fotográficas, ni grabadoras, de tal forma que nadie registre nada. Aquellas personas decepcionadas del Encuentro relatan con detalles las aberraciones bíblicas cometidas en él; como la “limpieza” de los brujos y espiritistas. Entre las falsas enseñanzas de los libros que utilizan para llevar a cabo su visión se encuentra: 1- que el precio que pagó Jesucristo por nuestra redención, incluye entre otras cosas la económica. 2- que el área financiera nos libra de la pobreza, miseria, y de toda maldición económica. 3- la victoria de la cruz es en tres áreas; la espiritual, la física, y la económica, y que es para que nosotros la disfrutemos permanentemente. 4- que la bendición financiera se detiene como consecuencia del pecado. 5- que el pecado afectó tres áreas de la vida...especialmente la económica. ¿Qué dice la Palabra de Dios sobre los pobres…? Jehová será refugio del pobre. Salmo 9:9 Porque Dios aboga a favor del pobre. Salmos 109:9 Ofende a su Creador quien oprime al pobre. Proverbios 14:31 El rico y el pobre tienen algo en común: a los dos los hizo el Señor. Proverbios 22:2 No amen el dinero; conténtense con lo que tienen.

Hebreos 13. 9 Hay muchos otros textos que pudiéramos compartir con ustedes. Entre ellos, cuando Cristo aseguró “a los pobres siempre los tendréis con ustedes” pero es suficiente. ¿ A quién vamos a creer; a la Biblia, o la falsa prosperidad promovida por el G-12.? Los que más me intriga, es como pastores con experiencia, y doctores en teología, se han dejado engañar por estas falsas enseñanzas. ¿No será que detrás de todo, están aquellos que no trabajan para servir a Cristo con humildad y amor, sino que son manipuladores y dictadores, y ven en la Visión del G-12 la gran oportunidad para logras sus malsanos propósitos...? ¿O acaso sea qué se cumplen las palabras de Pablo cuando dice:“Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostaran de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia” (1 Tim 4.1-2) “Porque muchos andan como os he dicho muchas veces, y ahora os lo digo aun llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo, cuyo fin es perdición, cuyo dios es su apetito (vientre) y cuya gloria está en su vergüenza, los cuales piensan sólo en las cosas terrenales.” (Filipenses 3. 18-19) El G-12 yerra en el blanco en por lo menos cuatro fundamentos: 1- Le dan un sentido mágico al número 12 (numerología) 2- Pisotean la sangre de Cristo, en lo referente a las doctrinas de la regeneración y de la justificación, haciendo que sus seguidores confiesen pecados que ya fueron perdonados y olvidados por el Señor, ya que El mismo los enterró en el fondo del mar (Miqueas 7:19) Solo el enemigo de nuestras almas desea eso para hacernos dudar. Para muchos, la sangra preciosa de nuestro amado Señor Jesús, parece ya no tener el poder y el valor necesario para limpiarnos de todo pecado, y por este motivo necesitan buscar metodologías alternas, para poder ser totalmente perdonados. "¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisotee al hijo de Dios y tenga por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado y ofenda al espíritu de gracia? (Hebreos 10:29) 3- Distorsionan el concepto bíblico de la iglesia, haciendo creer que las células son más importantes y efectivas que el congregarse. 4- Hacen énfasis en las expresiones "nuevo o nueva " como una nueva visión, intentando crear confusión en las mentes de los participantes, en la relación a todo lo que aprendieron en sus congregaciones verdaderas. En los encuentros, se exige que los que están allí reunidos quiebren vínculos malos del pasado, para dar inicio a una nueva vida. Además, en lo referente a la sanidad interior, realizan regresiones sicológicas, torturando síquicamente a las personas, y dando lugar a que el enemigo torture

espiritualmente a la persona, ya que con eso revuelven las basuras del pasado, las cuales ya han sido enterradas por Cristo, llegando a dudar, incluso, de su propia salvación. "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 corintios 5:17 ¡Cuidado! Vivimos en los días de las grandes señales y prodigios engañosos. "Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el cristo (el ungido); y a muchos engañarán... Porque se levantarán falsos cristos (ungidos), y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos" (Mateo 24: 4, 5; 24) Clarísimamente, el Señor Jesucristo nos advirtió (y sigue haciéndolo), de que al final de los días previos a su Venida, se iban a levantar falsos profetas y falsos ungidos (cristos), que harían grandes señales y prodigios, con el fin de engañar, al pueblo de Dios. Esto ya está ocurriendo, y el G12 es parte importante de ese engaño. Nos quedamos perplejos, al observar como una inmensa mayoría, incluidos ministros del Evangelio, no se han apercibido de esas palabras de Jesús, y viven ajenos a las mismas, pensando que a ellos eso no les va a tocar. Viven bajo un engaño, y necesitan ungir sus ojos con colirio para entonces poder ver realmente (Apocalipsis 3: 18). Ya queda muy poco para que el Señor Jesucristo venga por Su Amada, que es la verdadera Iglesia; este es el sentir general de todos los que anhelamos Su venida. Por lo tanto, despertemos de todo sueño de muerte, y permitamos que la luz de Cristo nos alumbre. Efesios 5: 4). Démonos cuenta de la gravedad de la situación, y advirtamos a todos nuestros hermanos en la fe, acerca de la realidad de estas cosas, a pesar de que muchos otros puedan burlarse o negarlo.

“Viendo el pueblo que moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vallan delante de nosotros: porque a este Moisés, el varón que nos saco de la tierra Egipto, no sabemos que le haya acontecido” (éxodo 32:1) En aquel día glorioso en el que Israel salió de la esclavitud de Egipto, recibieron del Señor unos de los más grande dones que el hombre puede recibir, y eso es la libertad. Muchos de los que estamos aquí, hemos vivido ya nuestro día glorioso en el que el Señor nos saco de la esclavitud del pecado a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Algo importante en cuanto a la libertad es lo siguiente: A los israelitas, después de salir de Egipto libres, le costó mucho, pero mucho entender esto. La biblia dice: “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte” ((romanos 8:2) Entonces una ley nos libra de otra ley. Fuimos libres de la ley del pecado y de la muerte por la ley del espíritu de vida en Cristo para someternos a ella. Si tú dices que eres libre, tú fuiste liberado de la ley del pecado para someterte a la ley de Dios, porque muchos creen que son liberados de la ley del pecado para hacer lo que quieran, pero eso no es así. 430 años en Egipto, produjo en los israelitas tal apego a las costumbres egipcias, que aun camino del desierto, y rumbo a la tierra que Dios les daría, ellos seguían pensando igual y practicando mucho de lo que habían dejado atrás. Salieron libres de Egipto, pero camino a la tierra prometida, seguían practicando las costumbres Egipcias. Dejaron Egipto pero se trajeron sus costumbres. Israelitas de nombre, pero egipcios de corazón. Por esta razón, al Señor le era preciso comenzar una transformación en el corazón y en el pensamiento de su pueblo. La libertad fue inmediata, pero la transformación de su mente y de su corazón llevaría tiempo. El pueblo de Israel salió de Egipto, pero sin tener la ley de Dios todavía. Dice la biblia en: “Donde no hay dirección divina, no hay orden, mas sin .

profecía el pueblo se desenfrena” (prov 29:18) Mientras no haya ley en el pueblo, habrá desorden, y en el desorden, el pueblo no sabe esperar. En los versos 1 y 2 de éxodo 32:1-2, dice que al ver el pueblo que Moisés tardaba, no supo esperar, y le dijeron a Aarón que les fabricara dioses que fueran delante de ellos. Yo les pregunto hermanos, aplicándolo a nosotros mismos, como reaccionamos cuando nuestros lideres nos hablan la verdad de Dios…? Cómo reacciona usted…? Oramos por ellos…? Aceptamos la disciplina de Dios…? Buscamos a Dios y no al hombre…? O lo rechazamos y buscamos un liderazgo que no sea tan legalista…? Porque hoy está de moda llamarle legalismo a la santidad. Estando sin ley y en desorden, el pueblo evadió la autoridad puesta por Dios ignorando a Moisés, y se acercaron a Aarón. Pero… Porque se acercaron a Aarón? Aquí Aarón es símbolo de ignorancia espiritual, mientras que Moisés es símbolo de la ley de Dios. Moisés no hubiera permitido que ellos hicieran lo que hicieron con Aarón, por eso fueron con él, ignorando los principios de Dios. Israel ignoro a Moisés y fueron con un líder que les hiciera lo que ellos querían. Pero las consecuencias de ignorar o de desobedecer la palabra de Dios comenzaron a manifestarse en rebeldía. Los israelitas no se acercaron con Aarón para sugerirle: Aarón qué opinas de hacer un becerro de oro…? No se acercaron a sugerirle o a pedirle una opinión en cuanto a fabricar el ídolo, sino que ellos fueron y le dijeron: “levántate (el pueblo ordenando a Aarón…?) y haznos dioses” Ellos no sugirieron, ellos exigieron un ídolo. Ellos eran el pueblo que Dios había liberado, pero todavía querían adorar ídolos. Es muy triste ver que en las iglesias de hoy, la gran mayoría se sienten seguros de su cristianismo, pero aun siguen practicando muchas de sus costumbres mundanas. No preguntan, no piden consejo, no buscan a Dios para ver que si lo que hacen es espiritual o no.

El pueblo sin ley y en desorden se confunde hasta perderse. Ellos querían dioses que fueran delante de ellos, lo cual significa que querían ser guiados por un ídolo que les dijera cómo hacer las cosas, que les dijera como adorar a Dios, que les dijera que hacer con sus vidas, que fuera delante de ellos hasta perderse. Josué, el sucesor de Moisés, siendo líder de Israel después de Moisés, dio la siguiente orden. Les dijo: “cuando vean el arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y los levitas sacerdotes que la llevan, ustedes saldrán de su lugar y marcharan en pos de ella” Quien iba delante de Israel…? El arca del pacto. Y les vuelve a decir Josué: “ya que así sabrán el camino por donde tienen que ir” Quien le iba a mostrar el camino por donde debían ir la presencia de Dios…? Quien dio esa orden, era un líder fiel, y los lideres fieles, enseñan a la iglesia a ir siempre en pos de la presencia de Dios. Si además del desorden que el pueblo sin ley vive, el liderazgo es débil y sin convicciones espirituales, también estos serán arrastrados al mismo desorden. Aarón había participado también delante de faraón. El ya había probado las experiencias del liderazgo. Israel sabia que Aarón era quien le hablaba a faraón y no Moisés. Moisés le decía a Aarón: dile a faraón que tiene que dejar libre a Israel ahora, y Aarón obedecía. Aquello es una muestra, un patrón de como nosotros solo debemos hablar lo que Cristo nos dice que hablemos. Aarón ya había probado esa experiencia, pero al estar al frente y ejercer liderazgo, se dejo llevar por las convicciones ligeras del pueblo y fue arrastrado. Dos clases de líderes. 1- El líder que alimenta al pueblo con la palabra de Dios, y que como resultado obtiene una iglesia que se mantienen firme, con su vista y esperanza puesta en el Señor y no en el líder, que sabe discernir, y que interpreta la palabra de manera correcta para edificación. 2- El líder que alimenta al pueblo con lo que el pueblo quiere, y que como resultado obtiene una iglesia débil, que no sabe discernir entre lo malo y lo bueno, que interpreta mal la biblia, y que junto con el líder, entran en una manipulación mutua en donde ambos se desvían en busca de dioses que vallan delante de ellos. Este tipo de líder, con tal de mantener la iglesia numerosa, contenta, y “avivada”, la complace en todo cuanto quiera, sin importar que ello sea o no pecaminoso. El líder de Dios no ha sido llamado a complacer al pueblo, sino a predicarle la verdadera palabra del Señor. Porque le exigieron a Aarón que hiciera dioses…? Porque ellos querían tener alguien a quien adorar.

Adorar significa reverenciar, amar con extremo, tener puesta la estima en alguien, o en algo. Adorar es una necesidad. El hombre nace con ese deseo, pero por tener libre albedrio, muchas veces, se decide adorar otras cosas en lugar de al único y verdadero Dios. En quien, o en que esta puesta su estima…? El Señor Jesús dijo: “donde está tu tesoro, ahí está tu corazón” Mire mi hermano, de aquello que usted adora, usted es esclavo. Usted puede ser esclavo de su casa porque adora su casa. Usted puede ser esclavo de su cuenta bancaria, o esclavo de su carro. Usted puede ser esclavo de muchas cosas. Hay gente que adora internet, y todo el día está en metido en facebook. No oran ni leen la Biblia, pero están en el facebook. En Estados Unidos, entre los siglos XVI y XVII, se acostumbraba la venta de esclavos, a los cuales, para que no se escaparan les ponían una cadena en el pie con una bola de metal negra muy grandes, a las que se les llamaba: “Las moras negras” o “Blackberry” el mismo nombre que hoy le han puesto a ciertos teléfonos celulares por la misma y antigua razón. Usted examine para que lo usa. Si utiliza su celular para comunicarse con su esposa excelente. Para comunicarse con sus líderes, excelente. Pero si lo utiliza para estar todo pendiente de él, y no puede estar ni un momento sin su Blackberry en la mano, recuerde que: de aquello que usted adora, usted es esclavo. El problema entonces, no es si el pueblo quiere adorar o no, el problema es a quien le esta adorando. Hoy en día, satanas hace uso de ciertas cosas, poniéndolas sutilmente delante de nosotros como aquellos dioses que querían que estuvieran delante de ellos, para distraernos y para afanarnos. La palabra afanarse en el griego significa: “distraerse” Jesús les decía a las personas de su tiempo: “No se afanen con todas esas cosas. No se distraigan” “Y Aarón les dijo: apartad los zarcillos de oro que están en las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos, y de vuestras hijas, y traédmelos” (éxodo 32:2) Aarón pidió al pueblo traer alhajas de oro, pero… ¿donde consiguió el pueblo de Israel ese oro…? En Egipto. El pasaje de éxodo 12:35-36, explica que por mandamiento de Dios, antes de irse, los israelitas podían pedir a los egipcios bienes tales como: vestidos, y alhajas de plata y oro, porque aquello, era una provisión para su próxima travesía, pero dice éxodo 12:36, que los israelitas “los despojaron” Muchos, cuando leen ese versículo lo aplican mal, diciendo que los israelitas hicieron lo correcto al despojar a los egipcios, pero no es así. Todos conocemos la diferencia entre pedir y despojar. Dios les dijo “pidan a los egipcios” pero ellos no pidieron sino que se abalanzaron voraces sobre el oro de Egipto. Moisés nunca quiso ser el Robin Hood hebreo .

diciéndole al pueblo: “vayan y tomen todo lo que ellos tienen” sino que les dio la orden de Dios, de “pedir” bienes materiales. Pero ya desde aquel momento, mostraron su actitud voraz y desenfrenada por las cosas materiales. Para que querían tanto oro los israelitas…? Yo no sé a qué se dedicaba Aarón cuando vivía en Egipto, pero he llegado a pensar que era promotor de espectáculos, ya que en lugar de ir en contra de la mentalidad idolatra del pueblo, solo les facilito la realización del ídolo. “Entonces todo el pueblo aparto los zarcillos de oro que tenían en sus orejas, y los trajeron a Aarón” (éxodo 32:3) De que se alimenta la idolatría…? Que come la idolatría…? Pecado… Y cuanto más pecado haya, más grande se hace el ídolo. Aarón les dio a entender lo siguiente: “traigan oro, mucho oro, y mientras más oro me traigan, mas grande les hare el becerro” No le suena eso un poco familiar…? “Mientras más dinero nos envié, mas grande será el proyecto” “Cuanto más dinero envié, el proyecto más influyente será” “Mientras más fans asistan al concierto del artista "x" más grande es el evento. Más caros son los boletos. Más grandes son los auditorios, y más grande y más famoso se hace el becerro” Perdón… “el artista” “Cuanto más oro me traigan, mas grande les hago el becerro” Quien trajo el oro para el becerro…? El pueblo. Entonces… Quien hace más grande al becerro…? El pueblo. El becerro no se hace grande por sí solo, sino que es el pueblo quien lo hace más grande pagando los boletos para los conciertos donde poder ver a los artistas de hoy. Sabe que significa fans…? Es una abreviación de fanático. Usted tal vez pueda decirme: “Pero Julio, yo no asisto a conciertos de cantantes del mundo. Yo compro boletos para conciertos de artistas que le cantan a Dios y me ministran en adoración…” Ahora yo te pregunto: “Pagas por ver a alguien que le canta a Dios y te ministra en adoración…? Espero que puedas respaldar eso con la biblia, o sino, lo que estás haciendo al pagar ese boleto, es llevar más oro para que el becerro se haga mucho más grande. “Y Aarón tomo el oro de las manos de ellos y le dio forma con buril, e hizo de ello un becerro de fundición, entonces dijeron, estos son tus dioses que te sacaron de la tierra de Egipto” (éxodo 32:4) Muchos de los proyectos emprendidos por líderes cristianos, son en realidades extra bíblicos, o fuera de la biblia, ya que se construyen sobre bases de ideologías humanas, las cuales solo son un disfraz que cubre la avaricia de estos líderes, quienes medran abaratando el evangelio que tanto le costó a Cristo en la cruz. Aarón recibió el oro del pueblo y que hizo…? Inicio la construcción del tabernáculo…? Lo repartió entre los pobres del pueblo de Israel…? Envió misioneros a predicar la palabra…? Lo guardo hasta que Moisés le dijera que hacer…?

No, no, no. Hoy en día, muchos en lugar de traer su diezmo u ofrenda a la iglesia, van y compran el boleto para ver al becerro en el auditorio nacional. Con que le dio forma al becerro Aarón…? Con buril, con un cincel. Cuando un trabajo artístico se realiza sobre metal con buril, siempre hay sobrantes del material. Siempre hay rebaba. Sabe que es la rebaba…? Cuando usted talla el metal con un cincel, van cayendo pedacitos del metal, y a esos pedacitos se les llama “Rebaba” Aarón le dio forma al becerro con un cincel, lo cual significa que cuando él lo estaba tallando, caía rebaba del becerro. Cuando se talla madera, a la rebaba de la madera se le llama aserrín, y si alguien llega con una bolsa de aserrín a su casa, usted inmediatamente la desecharía. Pero que sucede si alguien llega con una bolsa de rebaba de oro…? Quien sería capaz de tirar la rebaba de oro…? Hoy en día se ha vuelto muy común, por parte de ciertos líderes de la iglesia cristiana, organizar eventos, contratando cantantes cristianos con el objetivo de recaudar fondos para sus diferentes proyectos. Invierten mucho dinero en organizar el evento, principalmente en la tarifa que cobra el cantante, porque cobran caro. Pero aun así, con las entradas que cobran a la gente por ir a ver al cantante, obtienen ganancias. En otras palabras: el becerro se lleva la mayor parte del oro, pero aquel que lo tallo con buril, también recoge muchas sobras y rebaba de él. “Entonces dijeron: Israel estos son tus dioses que te sacaron de la tierra de Egipto” (éxodo 32:4) Al no detener a tiempo los indicios de idolatría, la mentalidad empeora cada vez más, y ahora, el pueblo no solo exalta al ídolo, sino que además le acredita la libertad de Egipto dada por Dios, a él. La iglesia debe ser sabia para no acreditar la obra de Dios al esfuerzo de los hombres, como por ejemplo: Que pensaría usted del folleto de un evento que anuncia los nombres y las fotos de los oradores, pero que además lo resalta de la siguiente manera: “Hombres claves para el avivamiento en México” Y el Espíritu Santo que va hacer…? A Él no lo anunciaron. A Él no lo dejaron manifestarse, porque “ellos” son los hombres clave para el avivamiento en México… Les acreditan el trabajo del Espíritu Santo a hombres. En otras palabras les están diciendo: “Iglesia, estos son los que te sacaron de la tierra de Egipto” Lo peor de todo, que estos cantantes religiosos en lugar de exhortar a la gente a que no les rindan gloria a ellos sino a Dios, utilizan la gloria que les da la gente como promoción. El apóstol Juan, al escuchar las palabras de un ángel, en el libro del apocalipsis, se postro delante del el, y este miro a Juan y le dijo: “ no lo hagas, yo soy consiervo tuyo. Adora a Dios” Ahora estamos hablando de ídolos visibles a los .

que se les da adoración visible, pero que de los ídolos invisibles…? Los becerros personales y privados a los cuales podríamos estar rindiéndoles adoración sin que nadie lo note, pero tú si lo notas. Este ídolo invisible puede ser un don, un carisma, tu capacidad la elocuencia para hablar, tu carrera, o muchísimas otras cosas que pueden convertirse en becerros de oro en tu vida. No permita mi hermano que sus metas y sus logros se conviertan en sus becerros personales. Y si ya se han convertido, no los adore, sino que por el contrario, sacrifíquelos en honor a Jesús, y diga: Señor los hago polvo delante de ti, porque solo tú eres el cordero de Dios que quita el pecado de mi vida. “Y viendo esto Aarón, edifico un altar delante del becerro” (éxodo 32:5) Aarón no solo le hizo el ídolo al pueblo, sino que también la propiciación. El preparo todo lo necesario para facilitarles la adoración del mismo. Altar significa lugar levantado. Lugar para ofrecer sacrificios. Aarón fue el coordinador del lanzamiento del becerro. Usted cree que le hubieran adorado de igual manera si lo hubiera hecho de madera o de papel…? Yo creo que no. Cuando el pueblo es idolatra dice: “si he de adorar un ídolo tiene que ser de oro, tiene que ser lo mejor” “si tengo que ir un evento tiene que ir fulano de tal. Si va fulano de tal yo voy” Quieren becerros de oro, no de madera ni de papel. A la carne le gusta proteger la reputación, le gusta ser vista en lugares donde allá fama, donde allá renombre donde allá “V.I.P”, pero el espíritu prefiere la formación del carácter. Donde quedo la reputación de Jesús clavado en la cruz, desnudo, desangrado, con una corona de espinas en su cabeza, todo perforado…? Por el suelo. Pero donde estaba su carácter…? ”Perdónalos porque no saben lo que hacen…” Eso damas y caballeros es carácter. Mientras que todos lo escupían, lo golpeaban, lo laceraban, lo flagelaron, El aun así seguía pidiendo al Padre que los perdonara. Su reputación había quedado por los suelos, pero su carácter estaba totalmente en alto. La carne quiere reputación. El espíritu quiere carácter. “Y pregono Aarón y dijo: mañana será fiesta para Jehová” (Éxodo 32: 5) Fiesta para Jehová adorando un ídolo…? Claro que no. Fiesta para Jehová, habiendo pagado la entrada para que yo sea ministrado…? Que se lleve millones de pesos el que canto, para ser yo ministrado…? Eso es fiesta para Jehová…? Pregúnteselo a Dios cuando este usted en oración. Corrobore todo lo que le digo buscando al Señor en oración. El profeta Miqueas dice lo siguiente: “los sacerdotes enseñan por precio y los profetas adivinan por dinero y se apoyan en Jehová, .

diciendo: no está Jehová entre nosotros? no vendrá mal sobre nosotros” (Miqueas 3:11) Sacerdotes y profetas que cobran por ministrar. Ya Miqueas hablaba sobre eso y no es nada nuevo. Cantantes y predicadores ponen tarifa a la ministracion. Engrandecen su personalidad. Engrandecen su negocio, asegurando que Dios respalda lo que hacen apoyándose en un verso que dice: “el obrero es digno de su salario” y cobran. Discúlpame, pero si tú cobras, eso no es salario. Un salario es una cantidad de dinero acordada por una directiva para que tú la recibas como pago justo, y la biblia enseña que debemos de estar contentos con nuestro salario. Si tu cobras, lo tuyo no es salario, sino una tarifa. Tú no eres un obrero porque el obrero tienen que estar bajo sujeción y predica el evangelio, tu solo eres un artista que anda de gira sin someterte a nadie, sin recibir concejo de nadie. Por lo tanto eres una artista, y un artista es digno de su tarifa. Esa frase yo te la acepto, pero no está en la biblia, sino que lo que está escrito en ella es:”el obrero es digno de su salario” Jesucristo dijo: “cuando lleguen a una casa, luego de haber predicado el evangelio, coman de lo que les den” pero a estos supuestos ministros tienes que llevarlos al mejor restaurante, tienes que ponerle el mejor equipo de sonido, tienes que llevarlos en camioneta con asientos de piel. Estos no son obreros, sino artistas, y lo que piden no es un salario, sino una tarifa. Y que sucede con aquellos que le dicen al Señor: yo me comprometo a servirte si tú me bendices con una casa, con un buen trabajo, con un buen carro, o cosas similares…? Eso es cobrarle a Dios para servirle. No le ponga tarifa al Señor para servirle. Sírvale con todo su corazón sin ponerle precio a su trabajo, y recordando siempre que El nos compro a precio de su propia sangre en la cruz del calvario. “Y al día siguiente madrugaron y ofrecieron holocaustos, y presentaron ofrendas de paz y se sentó el pueblo a comer y beber y se levanto a regocijarse” (Éxodo 32:6) El pueblo madrugo. Tenían paz, tenían bebidas y tenían regocijo. Esta es la etapa en que muchos se relajan y creen estar en un mover de adoración genuino y espiritual. Pero… que le pasa a un soldado en batalla, cuando decide relajarse…? Lo destruyen cuando baja la escopeta, cuando baja su guardia. Un soldado siempre está firme Una cosa es relajarse creyendo estar firme, y otra cosa muy diferente es descansar en la paz y en la misericordia de Dios, sin dejar de pelear la buena batalla de la fe. “Entonces dijo Jehová a Moisés: anda desciende porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido. Pronto se han apartado del camino que yo les mande y se han hecho un .

becerro de fundición y lo han adorado y le han ofrecido sacrificios y han dicho: Israel, estos son tus dioses que te sacaron de Egipto” (Éxodo 32:7-8) Mientras el pueblo adora un becerro de oro abajo, Moisés estaba arriba, en el monte con Dios. Yo pregunto: A donde está usted ahora…? Abajo adorando a un becerro. Haciendo lo que todo mundo hace, o arriba recibiendo de Dios revelación…? Moisés supo que había corrupción en el pueblo, pero no lo supo por sí mismo. El no estaba recibiendo las tablas de la ley y de repente dijo: “siento que allá abajo se están corrompiendo” Quien le dijo a Moisés que había corrupción fue Dios. Qué significa eso…? Deja que Dios diga en que estas mal, no seas tú en tu propia opinión. Dios nos conoce mucho más que a nosotros mismos. Como erradicamos la idolatría…? La biblia no solo nos dice en que estamos mal, sino que además nos da la solución para erradicar la idolatría 1-. Con humildad mire lo que dicen los versos 9 y 10 “Dijo mas Jehová a Moisés: yo he visto a este pueblo que es pueblo de dura Cerviz. Ahora pues déjame que se encienda mi ira en ellos y los consuma y hare de ti una nación grande” Cerviz es la parte del cuello que doblamos cuando nos humillamos. La Biblia dice que el hombre que es reprendido y endurece la cerviz de repente será quebrantado y no habrá para el medicina. (Proverbios 29:1) Debemos enfrentar la confrontación y la disciplina de Dios. “Dios al que ama disciplina, y azota a todo aquel que tiene por hijo” “y dijo Moisés a Aarón: que te ha hecho este pueblo que has traído sobre el tan gran pecado…?” (Éxodo 32:21) Eso es confrontación, Moisés llega con Aarón y lo confronta. Pídale al Señor que haya personas delante de usted, que tengan la sabiduría, la capacidad y la valentía de llegar con usted y decirle: “Estas mal. Mira la biblia dice esto” Acepte la confrontación de sus pecados con humildad. 2-. Debemos de ser intercesores. Hoy en día se nos ha enseñado que a Dios hay que reclamarle lo que El nos ha prometido, pero a Dios no se le “reclama”, se le “clama” Debemos ir a la presencia de Dios a clamar delante de Él, no a reclamar. “Entonces Moisés oró en presencia de Jehová su Dios, y dijo: Oh Jehová, ¿por qué se encenderá tu furor contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte?¿Por qué han de hablar los egipcios, diciendo: Para mal los sacó, para matarlos en los montes, y para raerlos de sobre la faz de la tierra? Vuélvete del ardor de tu ira, y arrepiéntete de este mal contra tu pueblo” (Éxodo 32:11-12) “Entonces Jehová se arrepiento del mal que dijo que había de hacer a su pueblo” (Éxodo 32:14) El Señor escucho la oración de Moisés

matarlos en los montes, y para raerlos de sobre la faz de la tierra? Vuélvete del ardor de tu ira, y arrepiéntete de este mal contra tu pueblo” (Éxodo 32:11-12) “Entonces Jehová se arrepiento del mal que dijo que había de hacer a su pueblo” (Éxodo 32:14) El Señor escucho la oración de Moisés El apóstol Juan, en una de sus cartas nos enseña que cuando oremos, oremos conforme a la voluntad de Dios, para que El nos escuche. Esto también significa: que cuando oramos, pero no oramos conforme a la voluntad de Dios, el no nos oye, porque pedimos mal, para gastar en nuestros propios deleites. Moisés pidió misericordia sobre su pueblo. Esto es algo que Dios quiere que pidamos, por eso su oración fue respondida prontamente.

Los verdaderos adoradores de Jesús, los que no adoran ídolos, son vigilantes fieles de oración. “Velad y orad para que no entréis en tentación” Roguemos al Señor por la iglesia y su condición, con amor genuino. Esto es ser figura de Cristo, el perfecto intercesor, quien murió por su iglesia. 3-. Para erradicar la idolatría tenemos que vivir apegados a los mandamientos de Dios. "Y volvió Moisés y descendió del monte, trayendo en su mano las dos tablas del testimonio, las tablas escritas por ambos lados; de uno y otro lado estaban escritas. Y las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas" (Éxodo 32:15-16) Moisés bajo con las tablas en sus manos. Con la ley de Dios en sus manos. Si no nos apegamos a la ley de Dios, la idolatría terminara tomando control de nuestras vidas. “Y aconteció que cuando el llego al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés y arrojo las tablas de sus manos y las quebró al pie del monte” (éxodo 32:19) Moisés se lleno de ira ante el desorden ocasionado por la idolatría, así como años más tarde, Jesús se lleno de ira también, al ver que los mercaderes y fariseos habían hecho de su templo una cueva de ladrones. Que el celo por su casa nos consuma al igual que a Jesús y a Moisés. 4-. La idolatría se erradica con sabiduría de Dios para discernir. Éxodo 32:17

Josué era un joven inexperto, pero que por estar apegado a Moisés tomo experiencia. Si tú eres inexperto en las cosas de Dios, ve y pregúntale a tu pastor como están las cosas. Necesitas oír a alguien de experiencia. Moisés le dijo a Josué: “No te equivoques. No se están peleando, están cantando” Josué no pudo distinguir la condición del pueblo en aquel momento debido a su inexperiencia. Hay líderes de jóvenes así. Le ponen luz y sonido a las reuniones para atraer a los jóvenes, porque eso les gusta. Ellos buscan entretenerlos, no discipularlos. “Id por todo el mundo y haced discípulos” dijo Jesús, no “Id por todo el mundo y entrenedlos”

5-. Erradicamos la idolatría del pueblo con firmeza, decisión, e intolerancia al pecado. "Y tomó el becerro que habían hecho, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel." (Éxodo 32:20) Moisés acabo con todo. Debemos entregarnos en espíritu, alma, y cuerpo para destruir todo indicio de idolatría. Todo aquello que nos desvié de la adoración a Dios. El ministro de Dios no puede permitir el pecado en la iglesia, por lo cual no debe dejar de denunciarlo. Moisés bajo enojado y dijo: “voy a despedazar este ídolo” Intolerancia “cero” al pecado. No juegue con la tentación. José, por haber resistido la tentación con la esposa de Potifar, paso al trono de Egipto, mientras que Sansón por haber cedido ante la tentación con Dalila, quedo sin visión, sin fuerza, ciego, pelón, y paso al panteón. Cero tolerancias al pecado. Hay que reducir a polvo lo que no te está permitiendo adorar a Dios plenamente. "Y respondió Aarón: No se enoje mi señor; tú conoces al pueblo, que es inclinado a mal. Porque me dijeron: Haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido. Y yo les respondí: ¿Quién tiene oro? Apartadlo. Y me lo dieron, y lo eché en el fuego, y salió este becerro" (Éxodo 32:22-24) El débil liderazgo de Aarón, y sus múltiples pretextos, dieron pie a la idolatría en el pueblo. Pero contrario a esto, tenemos el ejemplo magnifico, de los hombres de Dios, que en lugar de ceder a la idolatría por miedo al qué dirán, e incluso a la muerte, permanecieron fuertes, firmes y ceñidos para proclamar el verdadero evangelio. Esteban se quedo quieto, hablando el evangelio .

de Dios mientras lo apedreaban. A pablo, dicen las crónicas que le cortaron la cabeza. A Pedro lo crucificaron cabeza abajo. Verdaderos hombres de Dios que se mantuvieron fiel hasta la muerte. 6-. Por último. Para deshacernos de la idolatría, debemos demostrar con hechos nuestra convicción. "Y viendo Moisés que el pueblo estaba desenfrenado, porque Aarón lo había permitido, para vergüenza entre sus enemigos" (Éxodo 32:25) Moisés se puso hacia la puerta del campamento y dijo: “quien está por Jehová, júntese conmigo, y se juntaron con el todos los hijos de Levi” Levi significa “sujetado” En otras palabras: “todos los que se sujetan a la ley de Dios vengan conmigo, y todos los rebeldes vayan con su becerro” La palabra “desenfreno” en hebreo significa exponerse, descubrirse y desnudarse. Mientras adoraban al becerro, había orgias en el pueblo. La fornicación es la madre de todos los ídolos. Todo aquel que empieza a darle lugar a tentaciones pequeñas, si es casado, en la mayoría de los casos terminara adulterando. El que va poco a poco rindiendo su vida a un ídolo, tarde o temprano caerá en fornicación. Si yo le diera estadísticas, de la gente dentro de las iglesias que ve pornografía, usted se espantaría. La fiesta de idolatría, fue en realidad una fiesta de inmoralidad sexual. "Y él les dijo: Así ha dicho Jehová, el Dios de Israel: Poned cada uno su espada sobre su muslo; pasad y volved de puerta a puerta por el campamento, y matad cada uno a su hermano, y a su amigo, y a su pariente. Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres. Entonces Moisés dijo: Hoy os habéis consagrado a Jehová, pues cada uno se ha consagrado en su hijo y en su hermano, para que él dé bendición hoy sobre vosotros" (Éxodo 32:27-29) Sabes cómo nos vamos a consagrar a Jehová…? Quitando de nuestras vidas todo aquello que sea idolatría. Quitando de tu vida todo aquello que este puesto en el lugar que le corresponde solo a Dios. Un ídolo, en un objeto o una persona que toma el lugar de Dios. Moisés demando lealtad a los levitas, a los que servían, y ellos respondieron. "Entonces volvió Moisés a Jehová, y dijo: Te ruego, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro, que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro. Ve, pues, ahora, lleva a este pueblo a donde te he dicho; he aquí mi ángel irá delante de ti; pero en el día del castigo, yo castigaré en ellos su pecado. Y Jehová hirió al pueblo, porque habían hecho el becerro que formó Aarón." (Éxodo 32:31-35) Pastor Julio Márquez – Casa de Oración

Cuanto hace que no escucha a alguien predicar el mensaje de la Cruz...? cuanto hace que no escucha a alguien predicar sobre el rapto y al venida de Cristo...? Las buenas nuevas que Jesús nos envió a predicar al mundo entero, hoy en día parecen haber pasado de moda, para darle lugar a la infinidad de mensajes sobre prosperidad y positivismo, los cuales la gran mayoría de los predicadores de estos tiempos anuncia por las iglesias. Hoy en día, casi todos parecen preferir el mensaje fácil del aplauso y el famoso: "decile a quien tenes al lado..." o el "repetí conmigo...” en lugar de enseñar lo que verdaderamente está escrito en la Biblia de parte de Dios para la humanidad. Es verdad que queremos llegar al cielo, pero queremos disfrutar de todas las riquezas del reino de Dios aquí en la tierra, siendo que el mismo Jesús dijo que su reino no era de este mundo. Pero además de esto, muchos quieren llegar al cielo, en tanto el requisito no sea la "Santidad" o el tener que pasar luchas y pruebas a lo largo del camino. Como alguien dijo hace poco: "Los cristianos de hoy anhelan el cielo, pero sin que Jesús este allí..." Millones de personas que dicen ser cristianas, hoy en día forman largas filas para entrar al infierno, por el solo hecho de que ya nadie les predica sobre "la paga del pecado" y sobre el "morir a uno mismos" Muchos dejaron de predicar sobre el pecado y el infierno porque la gente se les iba de las iglesias, y hoy, con tanto método de iglecrecimiento a la vuelta de la esquina, las iglesias están llenas... pero desgraciadamente están llenas de personas que van tras los panes y los peces como los seudo apóstoles de hoy enseñan a que lo hagan, y no por tener hambre y sed del Dios vivo y de su perfecta justicia. Buscan lo que Dios puede darles, en lugar de darle ellos sus vidas a Cristo. Se dejo de predicar de la pronta venida de Jesús, y hoy, ya muchos lo tienen por tardanza. Otros ni siquiera se han dado por enterado que Cristo está a punto de volver, ya que desde que comenzaron a congregarse, solo se les ha predicado de cómo ser exitoso en la vida. Pero jamás se les dijo: “Cuando vean estas señales, el fin esta cerca...” Se dejo de predicar sobre la santidad y sobre pecado, porque la mayoría preferían un mensaje positivo, y no una verdad que los confronte con sus debilidades y miserias.

La mayoría, ya no quieren oír la voz de Dios, sino que prefieren oír la voz de hombres que les digan que tendrán todo lo que quieran en esta vida, y que tienen derecho a ello por ser hijos de Dios, olvidando que el salmo 91 dice: "El que habita el abrigo del Altísimo" no, el que visita de vez en cuando, o cuando se le quiere pedir algo. Jesús vendrá a buscar una iglesia limpia, pura y sin mancha, esto es lo que dice la palabra en Efesios 5:27, pero... usted cree que esta es una iglesia limpia, pura y sin mancha...? Urge que el pueblo de Dios vuelva a predicar el mensaje de la cruz, y la pronta venida del Señor, y que ya se deje de predicar las mentiras de hombres engañadores que solo buscan llenar sus bolsillos y no sus corazones. Si usted es pastor y dice: "Pero si hago esto la gente se va a ir de la iglesia" permítame que le recuerde que en el libro de los hechos dice claramente que Dios mismo era el que sumaba a los creyentes a su iglesia, y que aun el mismo Jesús decía que nadie podía ir a El sino era el Padre quien lo llevaba a sus pies. Piense... quiere usted una mega iglesia llena hasta los pasillos, o una iglesia (grande o chica eso no importa) en donde se predique la verdadera palabra de Dios, y los que allí se congregan sean personas que aman a Cristo más que a sus propias vidas...? Una eternidad se aproxima para la humanidad, depende de usted y de mí que esa eternidad sea con Cristo, o sin Él, en un lugar, donde por más que quiera no podrá bajar la calefacción en ningún momento. Seamos verdaderamente Sal y Luz para el mundo. Prediquemos la verdad que Dios nos ha marcado en su palabra, y volvámonos una vez más sobre nuestras rodillas y a predicar a todos el mensaje de la cruz para arrepentimiento de nuestros pecados, y sobre la pronta venida de Jesús para llevarnos a su verdadero Reino en donde El fue a preparar un lugar para nosotros. "Entonces Jesús dijo a sus discípulos: "El que quiera venir en pos de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida?" (Mateo 16:24-26)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful