Está en la página 1de 5
6 de marzo de 2012 Hon. Lornna J. Soto Villanueva Presidenta Comisión de Banca, Asuntos

6 de marzo de 2012

Hon. Lornna J. Soto Villanueva Presidenta Comisión de Banca, Asuntos del Consumidor, y Corporaciones Públicas Senado de Puerto Rico San Juan, Puerto Rico

RE:

Proyecto del Senado 2292

Estimada senadora Soto Villanueva:

Agradecemos la oportunidad que le brinda vuestra Honorable Comisión a este servidor de expresar sus comentarios en torno al Proyecto del Senado 2292 (en adelante “P. del S. 2292”).

El 5 de octubre de 2011 el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) certificó a este servidor como uno (1) de los cinco (5) candidatos que habrán de participar en la elección por referéndum de los representantes de los consumidores ante la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Como es de conocimiento de vuestra Honorable Comisión, este servidor tiene una larga trayectoria en defensa de los derechos de los consumidores. Por más de seis (6) años he colaborado con la Asamblea Legislativa y el DACO en la elaboración de numerosas iniciativas en beneficio de los consumidores. Entre las iniciativas en las que he participado directamente se encuentra la “Ley Limón”, el “Código del Consumidor”, la “Ley para la Protección Contractual de los Consumidores”, la “Ley para Regular los Programas de compra mediante Plan de Pago Extendido, conocidos como “Layaway”, la “Ley de Disponibilidad de Bienes Anunciados en Especial”, enmiendas al Reglamento Contra Prácticas y Anuncios Engaños, entre muchas otras. 1

El P. del S. 2292 propone enmendar el apartado (b) (1) de la Sección 22 de la Ley Núm. 83 de 2 de mayo de 1941, según enmendada, conocida como “Ley de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico”, a fin de aumentar el ajuste por concepto del precio promedio anual de

1 Ignacio García Franco es Presidente de la entidad sin fines de lucro www.limonauto.com y Cofundador de la Organización Pro Asuntos del Consumidor (OPAC).

combustible hasta un precio máximo de noventa (90) dólares por barril a como crédito parcial en la factura de todo abonado bajo tarifa residencial de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE).

Este servidor avala la aprobación de este Proyecto ya que su intención es enmendar el crédito parcial de combustible que otorga la AEE a los clientes que cumplen con los requisitos establecidos en el Reglamento para la Concesión Parcial del Subsidio por Ajuste de Combustible a los Abonados Residenciales Cualificados del Servicio de Energía Eléctrica. 2 Actualmente, este crédito se concede hasta los primeros $30 por barril a clientes residenciales mayores de 65 años, discapacitados, y estudiantes universitarios que lo soliciten.

Actualmente, el subsidio en el cargo por ajuste de combustible se ofrece únicamente por los primeros 400 kWh mensuales u 800 kWh bimestrales. Para cualificar, el consumo del cliente tiene que ser menor o igual a 425 kWh mensuales u 850 kWh bimestrales. El proyecto de marras propone aumentar la cantidad correspondiente al ajuste por concepto del precio de combustible ajustado de $30 a $90 por barril para aquellos abonados que tengan un consumo mensual de hasta 475 kWh o un consumo bimestral de hasta 950 kWh. Esto esencialmente implica que el costo de este subsidio triplicaría, por lo que de no tomarse las medidas cautelares necesarias, tendría un impacto adverso sobre el costo de la luz del resto de los abonados residenciales no subsidiados de la AEE. Por ende, como parte de la consideración de este proyecto, entiendo que se tendrán que analizar enmiendas que reduzcan el costo de subsidios que se conceden a otros sectores industriales privilegiados.

A continuación una tabla que ilustra el costo de los subsidios principales que concede la
A continuación una tabla que ilustra el costo de los subsidios principales que concede la AEE:

Fuente: Ponencia de Miguel Cordero sobre la R. de la C. 1504 (Investigación de Subsidios)

2 Reglmento Núm. 4370 del 21 de noviembre de 1990.

A continuación una tabla que ilustra beneficio por cliente de los subsidios principales que

concede la AEE:

por cliente de los subsidios principales que concede la AEE: Como se puede observar, a pesar

Como se puede observar, a pesar de que el subsidio de “ajuste por combustible” residencial es

el que mayor cantidad de clientes beneficia, éste está entre los que menos beneficio promedio

por cliente otorga ($101 anual). Sin embargo, los créditos a hoteles e industriales reflejan beneficios por cliente de miles de dólares.

A continuación copia de la factura de un abonado mayor de 65 años que ilustra el poco

beneficio que recibe este sector bajo la estructura del crédito por ajuste de combustible actual:

la estructura del crédito por ajuste de combustible actual: 3 Crédito durante el mes de noviembre

3

Crédito durante el mes de noviembre fue de sólo $8.67

A base de estos datos, es evidente que la fórmula para determinar el crédito de ajuste por

combustible debe ser enmendado tal y como propone el proyecto de marras. Sin embargo, para sufragar el aumento en el costo del crédito o subsidio para los abonados mayores de 65 años, discapacitados, y estudiantes, propongo que se hagan enmiendas que reduzcan el costo

de los subsidios que van dirigidos al sector industrial. En particular, recomiendo que se adopten las siguientes medidas:

Subsidio

Enmienda

Ahorro

Tarifas Especiales de Incentivo a las Industrias

Se ordene mediante legislación la derogación del Reglamento 7954 de la AEE que extendió las tarifas especiales a las industrias hasta el 2013 toda vez que la ley que estableció dicho beneficio (Ley 111-1986) dispone que el crédito expiraría a los 5 años.

En estos momentos la AEE no tiene autoridad en ley para extender el periodo de tarifas especiales a las industrias.

$10.5

millones

anuales

 

Ley de Incentivos Económicos del

Se fije en 12% la aportación que hará la AEE para los créditos contributivos de reducción de costo de

$125

millones dentro de los 5 años que quedan del incentivo

2008

energía eléctrica.

La ley vigente dispone que para el 2018 la AEE costearía el 80% del subsidio anual de $75 millones.

Es de conocimiento general que en Puerto Rico el precio de la energía eléctrica es de dos a tres

veces mayor que el precio a través de los Estados Unidos. Esta situación afecta a los consumidores puertorriqueños a todos los niveles, tanto en las finanzas personales del consumidor residencial como en la eficiencia y el margen de ganancias de los clientes o abonados comerciales e industriales.

Los altos costos de los servicios de energía eléctrica en Puerto Rico significan un golpe particularmente duro para los consumidores adultos mayores, que en muchos casos son personas que ya no trabajan o de hacerlo no lo hacen a tiempo completo y que cuentan con ingresos fijos limitados para su sustento. Según una encuesta recientemente realizada en Puerto Rico por AARP, entidad sin fines de lucro no gubernamental y no partidista que representa a los mayores de 50 años, un 62% de los adultos mayores encuestados manifestó tener dificultad para pagar su factura de luz.

Por otro lado, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) provee un servicio a sus abonados operando con una grave fuga de recursos económicos debida a altas cuentas por cobrar y una pérdida de energía eléctrica generada, pero no facturada, que alcanza el 15% (valorado en al menos $700 millones de dólares). Además, el costo del petróleo seguirá en vertiginoso

aumento. Según la agencia Fitch Ratings antes citada, “la concentración de los recursos en el petróleo expone a la AEE a los costos volátiles del combustible y a la legislación y reglamentación correspondiente. Aunque Fitch considera positivos los esfuerzos de la corporación para diversificar su combinación de recursos, su concentración en este esfuerzo se ve afectada por la habilidad que tiene la AEE para pasarle el costo del combustible y de la energía producida a sus abonados” (Fitch Rates Puerto Rico Electric Power Authority, Outlook Stable, Dec. 20, 2010).

Aunque el proyecto bajo consideración no resuelve todos los problemas estructurales (dependencia excesiva del petróleo, perdidas energéticas inaceptables, falta de diversificación energética con mayor uso de fuentes renovables, entre otros) y financieros de la AEE, servirá de alivio tarifario pata el segmento de nuestra población que más lo necesita. Nuestros envejecientes necesitan de nuestro apoyo en estos momentos económicos tan difíciles. La aprobación de este proyecto, con las enmiendas propuestas para garantizar que el costo de la luz no incremente para el resto de los abonados residenciales no subsidiados, representa una medida de justicia social que entiendo debe ser aprobada por esta Asamblea Legislativa.

Esperamos que nuestros comentarios le sean de utilidad a esta Honorable Comisión en la consideración P. del S. 2292.

Atentamente,

Ignacio García Franco Correo electrónico: ignacioaee@gmail.com