Está en la página 1de 28

EL SALVADOR

EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de
EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de
EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de
EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de

HAZ

Un trabajo del

EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de

Un programa de

EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de
EL SALVADOR HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de

ESCUCHAR

TU

Estudio sobre la participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en El Salvador

de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en El Salvador VOZ Con el

VOZ

Con el apoyo técnico y financiero de:

de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en El Salvador VOZ Con el

EL SALVADOR

Haz escuchar tu voz:

Estudio sobre la participación de las mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en El Salvador

Consultora:

Verónica Jackeline Díaz López.

Revisión y edición:

Lídice López Tocón. Coordinadora Programa Observatorio Latino

Diseño y Diagramación:

Rommel Gonzales Cruz.

Nuestro agradecimiento a Alexandra Lamb Guevara por la supervisión general del estudio para América Latina y El Caribe.

Fundación AID FOR AIDS - Lima Perú

Programa Observatorio Latino

Calle Túpac Amaru 698, Pueblo Libre Lima – Perú

2010

Dirección Ejecutiva: Teresa Ayala Dirección de Advocacy: Enrique Chávez Coordinación General del Estudio: Lídice López Tocón

Este estudio y su publicación ha sido posible gracias a la Cooperación Técnica y Financiera de ONUSIDA y la Alianza Internacional contra el VIH/SIDA.

Las imágenes usadas en este documento se han recopilado de distintas páginas de Internet. Foto de portada: flickr.com (Fotógrafo: Jpeg Jedi)

Acrónimos

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

ARV

: Antirretroviral(es)

CEDAW

: Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las Mujeres (1979)

CONASIDA

: Comisión Nacional de Lucha contra el Sida.

FM

: Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria

GLBTI

: Población Gay, Lesbica, Bisexual, Trans, Intersexual

HSH

: Hombres que tienen sexo con Hombres

ICW

: Comité Internacional de Mujeres Positivas (siglas en inglés)

ITS

: Infección de Transmisión Sexual

MCP

: Mecanismo de Coordinación de País

MIPA

: Mayor involucramiento de las personas afectadas por el VIH

MSPAS

: Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social

MVVS

: Mujeres Viviendo con VIH/Sida

ONG

: Organismo No Gubernamental

ONUSIDA

: Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida

PNUD

: Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo

PPL

: Personas Privadas de Libertad

PVVS

: Personas Viviendo con VIH/Sida

Redsal+

: Red Salvadoreña de grupos de apoyo

RP

: Receptor principal

SIDA

: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida

SR

: Sub receptor

TS

: Trabajadora Sexual

UNFPA

: Fondo de Población de las Naciones Unidas

UNGASS

: Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre VIH (2001)

VIH

: Virus de Inmunodefienciencia Humana

EL SALVADOR

4

I. Introducción

El financiamiento del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Mala- ria (FM) ha modificado de ma- nera sustantiva la articulación de la repuesta a estas tres en- fermedades en muchos países del mundo, específicamente al plantear la condición de un Mecanismo de Coordinación de País (MCP) que trabaje con las autoridades del Estado y la sociedad civil, organizaciones de base, poblaciones afecta- das y el sector privado.

En El Salvador, la sociedad ci- vil y las poblaciones que viven con VIH formaron parte del MCP desde su conformación; sin embargo, otras poblacio- nes afectadas participaban poco de este mecanismo y, por ello, sus necesidades que- daron fuera de las propuestas aprobadas y financiadas por el FM.

Con el apoyo técnico y finan- ciero de ONUSIDA y la Alianza Internacional contra el VIH/ SIDA, el Observatorio Latino ha colectado información a tra- vés de entrevistas a miembros

del MCP y grupos focales con mujeres que viven con VIH, Tra- bajadoras Sexuales y Trans* so- bre su participación en el MCP y otros mecanismos vinculados al Fondo Mundial. El presente documento analiza aspectos de la representación, legitimi- dad y rendición de cuentas de las representantes de estas poblaciones, así como la per- cepción de otros miembros del MCP sobre su participación en los procesos de construcción de propuestas e implementa- ción de las actividades.

El documento pretende mo- tivar la reflexión respecto a la conformación del MCP en El Salvador y la participación efectiva y legítima de las muje- res y Trans. A la vez, busca con- vertirse en una herramienta de abogacía para la obtención de recursos, asistencia técni- ca y capacitación para una efectiva participación y una mejor articulación entre repre- sentantes y representados, de tal manera que los/las prime- ros/as puedan hacer llegar las necesidades pendientes de su población representada.

* El término Trans en este estudio es utilizado para referirse a travestis, transexuales y trans- género, personas que se identifican como mujeres a pesar de haber nacido como varones biológicos. En investigaciones relacionadas con el VIH/ SIDA, a menudo se ha agrupado a los Trans con hombres que tienen sexo con hombres; sin embargo, ya que su identidad de género es el femenino, estas personas suelen compartir más intereses comunes con mujeres que con hombres gay en el contexto del VIH/SIDA.

flickr.com (Fotógrafo: alison.mckellar)

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

II. Contexto general

En la mayoría de países ele- gibles a la financiación del Fondo Mundial (FM), o que ya cuentan con financiamiento de este organismo, los Gobier- nos se han comprometido a reconocer los diversos instru- mentos de Derechos Huma- nos, incluida la Convención Sobre Todas las Formas de Dis- criminación contra las mujeres (CEDAW).

El Salvador no es la excep- ción, y además posee dife- rentes instrumentos naciona- les y legales que respaldan los derechos de las mujeres, ejemplo de ello son: La Cons- titución de la República, que establece la igualdad de to- das las personas ante la ley, y asegura derechos y deberes recíprocos entre la mujer y el hombre; el Código de Traba- jo garantiza la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo de mujeres y hom- bres; el nuevo Código Penal condena diversos actos don- de la mujer ha sido víctima de

acoso sexual, discriminación laboral por razones de géne- ro, entre otros; el Código de Familia vela por la igualdad de los cónyuges; la Ley del Instituto para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) establece que el ISDEMU dirigirá y ve- lará por la política nacional que busca el desarrollo de todas las salvadoreñas; y por último, la Ley Contra la Vio- lencia Intrafamiliar reconoce el derecho a una vida digna, libre de violencia en el seno familiar.

Además, internacionalmente, El Salvador también ha suscri- to compromisos relacionados con el Derecho de las Muje- res: El país está obligado al respeto de la Declaración Uni- versal de los Derechos Huma- nos; al convenio 100 y 111 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativos a la discriminación en materia de remuneración, empleo y ocupación, ratificados por El Salvador en 1994; la Conven-

1. Celia Medrano, ponencia presentada en mesa redonda patrocinada por el sindicato de trabajadores del ISSS/

STISSS. http://www.lwfcamerica.org/uploaded/content/article/1326545923.pdf

2. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Áreas de Acción en Género. Disponible en

http://www.pnud.org.sv/2007/gen/content/view/2/84/

3. Decreto Nº 49. Ordenanza contravencional del Municipio de San Salvador.

ción sobre los Derechos Políti- cos de la Mujer, ratificada por

El Salvador en 1993, condena

la discriminación que sufren las mujeres en el ámbito de las libertades y los derechos políti- cos y asegura a la mujer a par- ticipar en el Gobierno de su país, a elegir y ser elegida, así como a obtener iguales opor- tunidades de ingreso en el ser- vicio público de su Nación; la Conferencia Internacional so- bre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994); la Declaración Final de la conferencia mun- dial de la Educación para To- dos y Todas, suscrita en 1990; la Convención Interamerica- na para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer; y la Convención so- bre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación de la Mujer, ratificada por El Sal- vador en 1995.

A pesar de esta gama de ga-

rantías para la mujer, aún per-

sisten desigualdades significa- tivas; por ejemplo, de acuerdo

al último censo realizado en El

Salvador, el 52.7% de la po- blación son mujeres, pero el

ámbito político continúa sien- do predominantemente mas-

culino; solo el 11.1% de las al- caldías cuentan con mujeres alcaldesas, y en la Asamblea Legislativa, únicamente el 19% de diputados son mujeres 2 .

Es importante mencionar que, en el marco jurídico y consti- tucional de El Salvador no se encuentran artículos que ha- gan referencia a las personas Trans, así como tampoco exis- ten leyes o reglamentos que favorezcan a la diversidad sexual; únicamente existen ordenanzas contravenciona- les municipales en las que se prohíbe el trabajo sexual en las calles 3 .

Las mujeres Trabajadoras Sexuales y las personas Trans continúan desprotegidas en la legislación y en la atención en el sistema de salud, siendo

sujetas de discriminación, y lle- gando al más alto grado de abandono legal y social con asesinatos y torturas a las Tra-

bajadoras/es Sexuales, con mayor énfasis en la población Trans.

EL SALVADOR

jornada.unam.mx

El VIH en El Salvador

El primer caso de Sida en El Salvador se notificó en 1984,

y hasta octubre de 2008 se re-

portaron 22,210 casos de VIH y 8,488 casos de Sida. La distribu- ción por sexos es la siguiente:

13,934 corresponden a hom- bres y 8,276 a mujeres, con una razón de hombre a mujer del 1.7, dato que evidencia el in- cremento de los diagnósticos positivos entre las mujeres.

El grupo etáreo más afectado

se encuentra entre los 15 y los 49 años con el 82% de los ca- sos; de estos, el 52% se acumu-

la en el grupo de 20 a 34 años, 4

es decir, en la población eco- nómicamente productiva y en edad reproductiva y sexual- mente activa. Sin embargo, es importante mencionar que no se debe descuidar a las poblaciones de mayor edad pues, tal y como se reflejó en un reporte oficial, hasta abril de 2009 se observó una clara ascendencia de infecciones en personas mayores de 60 años 5 .

De acuerdo a los estudios de prevalencia indicados en

el Plan Estratégico Nacional 2005-2009, 6 la epidemia se caracteriza por ser de baja prevalencia en la población en general, menor del 1% en las mujeres embarazadas, y de alta prevalencia en gru- pos en condiciones de vul- nerabilidad: Trabajadoras Sexuales (TS) 3.6% y Hombres que tienen sexo con Hombres

(HSH) 17.7%. En esta última categoría ha sido incluida la población Trans pero no se han encontrado estudios es-

pecíficos relativos a esta.

La forma de transmisión más frecuente es a través de rela- ciones sexuales. Según datos epidemiológicos, el 93% de ca- sos nuevos reportan haber sido por relaciones heterosexuales desprotegidas. De ellos, la ma- yor concentración se observó en la población autodenomi- nada heterosexual con 91%, y el 9% restante entre la pobla- ción homosexual y bisexual 7 .

restante entre la pobla- ción homosexual y bisexual 7 . La mayor concentración de transmisión se

La mayor concentración de transmisión se observó en la población autodenominada heterosexual con 91%, y el 9% restante entre la población homosexual y bisexual.

4. Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, Gobierno de El Salvador, “El Salvador un paso adelante en la respuesta al VIH/SIDA y Tuberculosis” El Salvador noviembre 2008.

5. Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, Sistema Único de Monitoreo y Evaluación (SUMEVE), El Salvador, abril de 2009.

6. Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, Plan Estratégico Nacional para la prevención, atención y control de VIH-SIDA e ITS 2005-2009 en El Salvador.

7. Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, El Salvador un paso adelante en la Epidemia del VIH/sida y tuberculosis, El Salvador, noviembre 2008.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Breve resumen de la respuesta al VIH

A pesar de que El Salvador

muestra una epidemia con- centrada, según el reporte del sistema de vigilancia del

VIH del Ministerio de Salud, co- rrespondiente al periodo de enero a septiembre de 2009,

la pandemia está afectando

a las mujeres “amas de casa”:

de 1,166 casos nuevos, 252 son amas de casa; es decir, un 21.6% del total, lo que hace ne- cesario actuar de manera ur- gente e inmediata para evitar que la población en general se vuelva un campo fértil para la pandemia del VIH.

Siguiendo las recomendacio- nes de ONUSIDA, y en cumpli- miento con las directrices in- ternacionales, El Salvador ha trabajado por implementar el principio de “los 3 unos”:

Un solo marco de acción

que promueva las bases para una labor coordina- da de todos los actores.

El Plan Estratégico Nacio-

nal Para la Prevención,

Atención y Control del

VIH 2005-2009 plantea optimizar la coordinación

y participación de todos

los actores sociales en la

reducción de la prevalen- cia y el impacto social del VIH, el Sida y las Infeccio- nes de Transmisión Sexual bajo un solo marco na- cional que, basado en el enfoque de Derechos

Humanos y equidad de género, pueda eliminar toda forma de discrimina- ción y estigmatización. Una autoridad Coordi- nadora Nacional para la lucha contra el VIH, con un amplio mandato mul- tisectorial. La creación de la Comisión Nacional de Lucha Contra el Sida (CONASIDA) ha sido de vital importancia para la formulación y divulgación de la política de atención integral contra el VIH. Has- ta el 2008 participaban en dicha comisión los Ministe-

rios de Salud, Educación, Trabajo, Gobernación, Sanidad Militar, Instituto Salvadoreño del Seguro

Social, organizaciones de la sociedad civil, perso- nas que viven con VIH, la Secretaria Nacional de la Familia, empresas priva-

das, el Colegio Médico, la Procuraduría de Derechos

Humanos y los medios de comunicación.

Un sistema único de mo- nitoreo y evaluación que abarca el periodo 2006- 2010. El Sistema de Mo- nitoreo y Evaluación pro- pone indicadores de país y su forma de procesarlos (fuentes, responsables, re- copilación de datos y fre- cuencia de información), con el objetivo de medir diversos aspectos de la epidemia, así como la efectividad de la respues- ta frente a ella y poder observar cambios especí- ficos en el tiempo. Una de las herramientas que apoya este proceso es la construcción y ope- rativización del Sistema Único de Monitoreo y Eva- luación (SUMEVE).

Los principales actores ante la respuesta al VIH en El Salvador son el Gobierno, la sociedad civil, y los diversos organismos internacionales, que contri- buyen económica y técnica- mente. Dentro de la sociedad civil se incluyen ONG, organis- mos que aglutinan a Trabaja- doras Sexuales (TS), Personas

Viviendo con VIH/Sida (PVVS), personas transgénero y demás

activistas que promueven los Derechos Humanos en el mar- co de la diversidad sexual para alcanzar el desarrollo.

Durante el año 2007 se invir- tió, como país, un total de 43 millones 769 mil y 464 Dólares Americanos en acciones de prevención, atención, trata- miento, mitigación del daño, fortalecimiento institucional, desarrollo de recursos huma- nos y actividades de investiga- ción para el VIH; de este total, el 37.11% se invirtió en preven- ción y el 52.27% en atención y tratamiento.

El 75.33% de la inversión provi- no del sector público, el 16.83% de fondos internacionales y el 7.84% del sector privado.

EL SALVADOR

Situación de acceso a tratamiento

En el 2001 empezó el proceso de atención integral en dife- rentes establecimientos del sistema de salud. En el 2002 se implementó un proceso de descentralización en 16 hospi- tales de la Red Nacional con la finalidad de brindar mejor atención a las PVVS.

Según registros del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), el año 2001 se contabilizó a 73 personas en tratamiento, y para septiem- bre de 2008 se registró 6,814, aproximadamente el 62% de las personas que lo requieren. De ellas, 5,205 lo reciben en los 16 hospitales de la red del MSPAS y 1,609 en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) 9 .

9. Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional ITS/VIH/SIDA, El Salvador. Junio 2008.

10. Hasta inicios del 2010, el MCP llevaba el nombre de Comité

Coordinador de País-El Salvador (CCE). En este documento se

utilizará el nombre MCP; sin embargo, algunos documentos citados llevan el nombre anterior.

11. PNUD, “Memoria de Labores, segunda fase”, Proyecto Fondo

Mundial. El Salvador diciembre 2008.

Para septiembre de 2008 se registró a 6,814 personas en tratamiento, aproximadamente el 62% de los que lo requieren.

flickr.com

Fondo Mundial en El Salvador

En El Salvador, el Mecanismo Coordinador de País (MCP) 10 se define como la instancia de coordinación para la ejecu- ción de las propuestas finan- ciadas por el Fondo Mundial para contrarrestar el avance del VIH y la tuberculosis 11 . Sus funciones son:

Presentar propuestas al Fondo Mundial

Nominar al receptor prin- cipal

Supervisar la implemen- tación de los proyectos financiados por las sub- venciones del Fondo Mundial.

El MCP integra a los miembros

de diferentes sectores de la sociedad civil, el Gobierno y la comunidad internacional para coordinar la ejecución de las propuestas de país, de acuerdo a los lineamientos del Fondo Mundial (FM).

A diferencia de algunos otros

países, en El Salvador, el CO- NASIDA y el MCP son entida-

des independientes que co- inciden en el tema de VIH. El

CONASIDA es un organismo colegiado asesor del Ministerio de Salud y el MCP se vincula a la ejecución de las activida- des del proyecto financiado por el Fondo Mundial.

de Salud y el MCP se vincula a la ejecución de las activida- des del proyecto

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Representantes del CCE 12

Sector Organización
Sector
Organización

Gobierno

Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Ministerio de Educación (MINED).

Asistencia Social (MSPAS), Ministerio de Educación (MINED). Personas Afectadas por las Enfermedades. REDSAL+(Red

Personas Afectadas por las Enfermedades.

REDSAL+(Red Salvadoreña de personas posi- tivas), Vida Nueva, Asociación Atlacatl vivo positivo, Patronato antituberculoso, Comité de personas afectadas por la tuberculosis.

Comité de personas afectadas por la tuberculosis. ONG Locales PREVENSIDA, Foro de ONG’s ONG Internacionales

ONG Locales

PREVENSIDA, Foro de ONG’s

por la tuberculosis. ONG Locales PREVENSIDA, Foro de ONG’s ONG Internacionales Ayuda en Acción, Save The

ONG Internacionales

Ayuda en Acción, Save The Children

ONG Internacionales Ayuda en Acción, Save The Children Sector religioso CARITAS, COFEVI (Comunidad Cristiana de Fe

Sector religioso

CARITAS, COFEVI (Comunidad Cristiana de Fe y Vida).

CARITAS, COFEVI (Comunidad Cristiana de Fe y Vida). Organismos Internacionales OPS, ONUSIDA, USAID, UNICEF,

Organismos Internacionales

OPS, ONUSIDA, USAID, UNICEF, AECI, UNFPA.

Internacionales OPS, ONUSIDA, USAID, UNICEF, AECI, UNFPA. Académico Universidad Evangélica, Universidad Dr. José

Académico

Universidad Evangélica, Universidad Dr. José Matías Delgado.

El Receptor Principal (RP) es una o varias instituciones que, a so- licitud del MCP, y aprobado por el FM, recibe y administra los recursos financieros del FM.

Para la ejecución de la primera fase del proyecto aprobado en la Ronda 2, el MCP propuso al PNUD como RP; el acuerdo de- finía que para la segunda fase del proyecto (luego de los dos primeros años), una institución u organización local que cumplie- ra los requisitos para ser RP asumiera esta responsabilidad con la finalidad de dejar capacidad instalada en el país. Así, a finales del 2004 este organismo presentó al FM una estrategia de sali- da, incluyendo con los términos de referencia para el nuevo RP.

12. “Manual de Inducción a nuevos miembros del Comité Coordinador de País, San Salvador, Abril de 2008.

Rondas del FM en las que ha participado El Salvador

El Salvador ha participado en la Ronda 2 y en la Ronda 7, ambas

exitosas para los proyectos de VIH.

El proyecto aprobado en la Ronda 2 buscó: (1) Incorporar estra-

tegias innovadoras de cambio de conducta para el abordaje

preventivo del VIH en poblaciones vulnerables (HSH, TS, jóvenes

y adolescentes con problemas delictivos y/o adictos a drogas),

privados de libertad, poblaciones móviles y embarazadas. (2) Fortalecer las acciones para el abordaje preventivo, la NO dis- criminación y advocacy. (3) Brindar una atención integral a las personas que viven con VIH (PVVS) en las diferentes instituciones prestadoras de servicios.

Para la ronda 7, El Salvador se propuso “Reducir el impacto social

y

económico de la epidemia”; (1) mejorando la protección social

y

calidad de vida de las PVVS, (2) reduciendo la transmisión de

VIH, (3) reduciendo la morbilidad y mortalidad debido al SIDA y (4) fortaleciendo el sistema de salud.

Una organización local fue evaluada y aprobada por el FM para cumplir con ese rol; sin embargo, dicha asociación declinó en su

postulación. El país no logró identificar otra institución con la ca- pacidad e interés para asumir el rol de RP en la segunda fase del proyecto, por ello en noviembre de 2005 el MCP presentó al FM

la propuesta de dividir la ejecución del proyecto en dos RP, de tal

forma que el objetivo que concierne a la atención integral fuera

ejecutado por el Ministerio de Salud, y los objetivos de preven- ción y advocacy continuaron siendo ejecutados por el PNUD.

En el presente estudio se consideró únicamente al PNUD como RP debido a la población hacia la que dirige sus acciones.

EL SALVADOR

sinfuturoysinunduro.com

III. Recolección de información

Entrevista a profundidad

10

Se realizaron 20 entrevistas individuales a hombres y mu- jeres miembros titulares y su- plentes del MCP. Los/as entre-

vistados/as fueron directores/ as de ONG, y representantes de organismos nacionales e internacionales. También se realizaron algunas entrevistas

a personas que no participan

directamente del MCP pero que forman parte de las po- blaciones enfocadas en el presente estudio y al Foro de ONG, como es el caso de las Trabajadoras Sexuales y las personas Trans.

La selección de las personas entrevistadas individualmen-

te se realizó en base al listado

proporcionado por la secre- taria ejecutiva del MCP, con- tactándonos con ellas por vía telefónica y correo electróni- co. Todos/as accedieron a la entrevista.

13. CONAMUS ya no es más sub receptor.

Grupos

focales

Se realizaron tres grupos fo- cales con Mujeres que Viven con VIH (MVVS) y Trabajado- ras Sexuales. En total fueron 21 personas participantes.

No se pudo realizar el grupo focal con mujeres en general como se previó inicialmente, debido a que actualmente no hay organismos de muje- res ejecutando acciones en el tema de VIH con recursos del Fondo Mundial 13 .

No hay organismos de mujeres ejecutando acciones en el tema de VIH con recursos del Fondo Mundial.

Mundial 1 3 . No hay organismos de mujeres ejecutando acciones en el tema de VIH

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

IV. Resultados

Participación en el MCP

Durante la investgación, el MCP estaba conformado por 28 miembros, 14 titulares y 14 suplentes. Del total, el 46% son mujeres, y el 42.9% de los/as titulares son mujeres.

Las reuniones ordinarias del MCP se realizan cada quince días, celebrando reuniones ex- traordinarias cuando se consi- dere necesario.

del MCP. Cuando son varios miembros nuevos, este pro- ceso se hace a través de una sesión informativa; cuando sea solamente una persona nueva, se plantea la posibili- dad de nombrar a un mentor que la guíe, y se dará la infor- mación que se maneja en las reuniones ordinarias del me- canismo 15 .

 

A

partir del 2008 se establecie-

Cada sector elige un represen- tante titular y un suplente, am- bos pueden asistir a las reunio- nes con derecho a voz, pero

ron comités de trabajo perma- nentes que se encargan de la sostenibilidad, las propuestas nacionales de VIH, TB, propues-

solo el titular tiene derecho a voto. Los/as representantes son electos para un periodo

tas regionales, comunicación, análisis de información estraté- gica, monitoreo y evaluación,

de 3 años consecutivos (este

y

capacitación continua.

período recién fue ampliado, anteriormente era un año) y

El

comité de capacitación con-

pueden ser reelectos si sus sec- tores así lo deciden 14 .

tinúa, con el apoyo del PNUD, ONUSIDA y USAID/PASCA reali-

El proceso contemplado en el Manual de Inducción del MCP plantea brindar a los/ las nuevos/as miembros la información sobre la defini- ción, objetivos y el quehacer

za capacitaciones en liderazgo

transformativo, formación de voceros, manejo y resolución

de conflictos, incidencia políti- ca, técnicas de negociación y principios básicos de monitoreo

y evaluación 16 .

Las representantes del MCP señalan que las mujeres están representadas y son escuchadas, aunque reconocen que no existe representación directa con una agenda que promueva o defienda su realidad en el contexto de VIH.

14. Estatutos del Mecanismo de Coordina-

ción del País, CCE El Salvador, enero 2007.

15. “Manual de Inducción a nuevos miem-

bros del Comité Coordinador de País”. CCE

El Salvador, 2008.

16. “Memoria de Labores Segunda Fase

Proyecto Fondo Mundial”, CCE/PNUD,El

Salvador, diciembre,2008.

Participación de las mujeres y Trans en el MCP

Mujeres-en-general. En el

MCP no existe representación directa de organizaciones de mujeres debido a que, según lo manifestado por algunas representantes del Foro de ONGs, no han mostrado inte- rés por trabajar en el tema de VIH.

Las mujeres que participan en

el MCP representan a otros

sectores u organizaciones miembros del mecanismo:

sector académico, sector sa- lud y organismos internacio- nales. Ellas señalan que las mujeres están representadas

y son escuchadas, aunque

reconocen que no existe re- presentación de una agenda

que promueva o defienda las

realidades y necesidades de

las mujeres-en-general en el contexto de VIH, y que sería

conveniente que exista.

EL SALVADOR

EL SALVADOR flickr.com (Fotógrafo: alison.mckellar) […]se me dice que estoy inventando cosas […]me die- ron

flickr.com (Fotógrafo: alison.mckellar)

[…]se me dice que estoy inventando cosas […]me die- ron medicamentos no adecuados, y al decirlo, he sido cues- tionada y me han reprochado, sobre todo las personas del Ministerio. (MVVS. Grupo focal)

[

]desde

mi con-

[

]dos

compañeras

dición como mujer viviendo con VIH, con esa discusión entra- mos en un estira y encoje, pues la visión de una no es la de todas. Tenemos que llevar pruebas para presentarlas y hacer un llamado, una re-

flexión sobre algo que do; solo fue traspaso

nos está pasando”. (MVVS)

de mando. No estu- vieron de acuerdo. (MVVS. Grupo focal)

estuvieron presentes en la última elección. Ellas se pusieron de pie porque no eran tomadas en cuenta

para ser candidatas, pero no les pusieron atención, no fueron escuchadas. […] Todo ya era prepara-

Mujeres que viven con

VIH. Actualmente, en el MCP no existe representación di- recta de organismos de MVVS debido a que, para poder in- gresar a él, es necesario que estén constituidas como sub sector y no como organiza- ción. Esto deriva de los esta- tutos del MCP. Sin embargo, hay dos mujeres VIH positivas que están en representación de todos y todas las personas que viven con VIH: una es la vicepresidenta del MCP, que es representante titular de la Red Salvadoreña de grupos

de apoyo (REDSAL+), y la otra persona —directora de dicha organización— es la represen- tante suplente.

Las mujeres que pertenecen

a la Comunidad Internacio-

nal de mujeres viviendo con VIH/SIDA (ICW), presentes en

el grupo focal, manifestaron

no sentirse representadas en

el MCP. Mencionaron de ma-

nera concreta el ejemplo de los efectos secundarios que algunos medicamentos pro- vocan específicamente a las mujeres y perciben que este

tema no ha sido discutido en

el

Mecanismo.

Las declaraciones de las MVVS que participaron en el grupo focal evidencian la deficiente

comunicación entre las repre- sentantes y sus representadas. Por un lado, las representadas

no conocen (o reconocen)

a sus representantes y des-

conocen lo discutido en las reuniones del MCP. Sin em- bargo, la representante de las PVVS señala que el tema fue planteado, defendido y escu- chado por el Mecanismo (en

referencia al tema de los me-

dicamentos).

Respecto a la participación en el proceso de elegir nue- vos representantes en el CCE, su impresión es que las invitan para cumplir requisitos y asis- tir a un traslado de cargo. La percepción de este grupo

es que las organizaciones ya tienen previamente seleccio- nada a la persona que les sucederá en el cargo y ellas no son tomadas en cuenta, según expresaron en el grupo focal.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial Mujeres Sexuales (MTS). No hay una

Mujeres

Sexuales (MTS). No hay una

representación directa de tra- bajadoras sexuales en el MCP ya que no están organizadas como sector. Sin embargo, gracias a las alianzas que sus organizaciones tienen con la

red PREVENSIDA y el Foro de ONG de la Sociedad Civil, el 14 de septiembre de 2009, el Foro nominó como su representan-

te suplente a la directora de la

Asociación Orquídeas del Mar, una organización de MTS 17 . A pesar de este logro, las MTS

participantes en el grupo focal

y entrevistadas no se sienten

representadas en el MCP y perciben que algunas perso- nas integrantes de dicho me- canismo aún tienen prejuicios hacia el trabajo sexual. Mani- fiestan que no son invitadas a este espacio por su trabajo, su nivel cultural y académico. En- fáticamente expresaron la im- portancia que tiene para ellas participar en el MCP.

Trabajadoras

“Sabemos que [el MCP] se reúne, pero no somos invitadas por ser TS, pero quere- mos ser parte”

“Queremos que la es- tructura sea formada por diferentes clases de personas, no solo los letrados, y que también sea abierta a

toda la población”.

“[Nuestras organi- zaciones] no están siendo representadas,

porque no se nos ha tomado en cuenta y porque no se nos ha dado la oportunidad”

”[…]no nos sentimos tomadas en cuenta, solo en algunas capa- citaciones” (Grupo focal. Mujeres Trabajadoras Sexuales)

17. La elección de la trabajadora sexual para representante del Foro al CCE ocurrió luego de realizarse el grupo focal con trabajadoras sexuales. Es posible que esta reciente elección influya significativamente en la percepción de las trabajadoras sexuales respecto de su representación.

La población Trans. No se

encuentra representada direc- tamente dentro del mecanis- mo de coordinación debido

a que no están organizadas

como sector de personas Trans; sin embargo, como organiza-

ciones pertenecen a otras re- des como la Red PREVENSIDA y

el Foro de ONG de la Sociedad

Civil, quienes sí son miembros del MCP. En el grupo focal ex- presaron que no perciben que sus realidades y necesidades estén representadas. Los orga- nismos que las representan no

se enfocan en la población

transgénero. Señalan que se privilegia a los hombres gay y manifiestan que las llaman e invitan en algunas ocasiones pero no les informan para qué las llaman y cómo tienen que prepararse para las reuniones. Las intervenciones que hasta la fecha se han realizado bajo la sombrilla de hombres que tie- nen sexo con hombres (HSH) son muy débiles y no son sufi- cientes para incidir en su co- munidad.

¨No trabajan enfoca- dos en la comunidad Trans, o al menos no se conoce lo que ha-

cen por esta comuni- dad, solo por los HSH”

“Casi no nos invitan a reuniones, ni nos

toman mucho en cuenta” (personas Trans. Grupo focal)

Rommel Gonzales Cruz

EL SALVADOR

Algunas reflexiones sobre la participación en el MCP

Entre los/as miembros del MCP hay un comentario generali- zado sobre la importancia de que cada una de las pobla- ciones involucradas en este estudio tenga representación dentro de este Mecanismo, y

la necesidad de que se agru-

pen como sector de acuerdo

a estatutos del MCP 18 .

En general, las mujeres presen-

tes en el mecanismo tienen un

excelente desarrollo debido

a la buena capacidad, ex-

periencia, empoderamiento

y beligerancia. Son profesio- nales y se hacen escuchar.

Parece haber una relación di- recta entre sus capacidades

y su participación activa en el MCP.

Por otro lado, algunos/as en- trevistados/as señalaron la im- portancia de la participación de las Trabajadoras Sexuales en el Mecanismo, tema que

se ha discutido al interior del

mismo. Se considera que esta

población organizada cono-

ce cuáles son sus necesidades y qué clase de intervenciones les ayudará a disminuir la pan- demia del VIH entre sus repre- sentadas.

Sin embargo, los factores que

las limita para formar parte de este espacio son: no estar

organizadas como sector de Trabajadoras Sexuales, con- tinuar funcionando como or- ganismos individuales o estar representados por distintas

redes y no una representante única.

Otros obstáculos con los que podrían encontrarse al ingre- sar al MCP, según la percep-

ción de ellas mismas y algunos integrantes del MCP, giran alrededor de la preparación técnica, el nivel académico y el vocabulario; sin embar- go, expresaron que estas limi- tantes pueden ser superadas con las capacitaciones que se brindan periódicamente a todos/as los/as integrantes del Mecanismo.

18. Estatutos del Mecanismo Coordinador de País, Nueva Edición con Reformas, 2007.

En cuanto a la participación de las personas Trans, los/las entrevistados/as indicaron que para que este sector de la po- blación pueda ingresar, nece- sitan mejorar su organización y representatividad, enriquecer su vocabulario y prepararse técnicamente. Todos/as recal- caron la importancia de que esta población participe en el MCP.

“No sabíamos que tenía- mos que estar ahí para sentirnos representadas, no sabía qué tan impor- tante era tener a una persona Trans dentro del MCP. Cuando supimos que la población Trans de cada país debería estar representada en el MCP, elegimos un repre- sentante en una reunión amplia donde acudió Arco Iris y un grupo de apoyo de chicas Trans que es independien- te. Llenamos una hoja pero por actividades y muertes de compañeras en junio, no le dimos seguimiento a la solicitud del MCP”.

“Le daremos seguimien- to al proceso de inte- grarnos al MCP porque nos beneficia. No sabe- mos si nos van a aceptar porque son complicados a la hora de aceptar a alguien, pero nos con- viene intentarlo porque no es lo mismo tener la representación de la población gay. Si como HSH logran algo, no nos vamos a dar cuenta” (Trans. Grupo focal)

elpais.com

elpais.com Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Representación directa o compartida

Ninguna de las poblaciones que participan en este estudio se encuentran directamente representadas en el MCP de El

Salvador, pero lo están a través de sectores más amplios como

el de personas afectadas por

las enfermedades, el Foro de ONG o la Red PREVENSIDA.

A juicio de las personas par-

ticipantes en el estudio, esta representación “compartida” o “indirecta” dificulta la comu-

nicación debido a que los/las representantes se comunican con más fluidez dentro de los organismos o sectores a los que pertenecen, o con quie- nes laboran.

Las dificultades anteriores son percibidas con mayor clari- dad cuando el/la represen-

tante en el MCP representa a varios sectores de población, es decir, ejerce una repre- sentación multisectorial; por ejemplo, PREVENSIDA repre- senta a organismos de TS,

personas Trans, Gays, HSH, personas positivas, personas trabajadoras de la salud,

etc.

Por otro lado, esta percepción de lejanía que sienten las po- blaciones de mujeres y Trans se agudiza más cuando esta representación multisectorial o multipoblacional es ejercida por un hombre, debido a que, aunque se tenga la intención de representar a otros secto- res, no es igual que se haga por quienes viven, experimentan y conocen las necesidades.

“En los grupos mixtos prevalecen necesi- dades mixtas y no de mujeres propiamente dichas”, (MVVS. Grupo focal)

Otros obstáculos para ingresar al MCP giran alrededor de la preparación técnica, el nivel acedémico y el vocabulario; sin embargo, expresaron que estas limitantes pueden ser superadas con las capacitaciones.

EL SALVADOR

Comunicación entre representantes y representadas

La frecuencia de reuniones se encuentra establecida dentro del reglamento inter- no del MCP. El Mecanismo se- siona cada 15 días y celebra 4 asambleas generales cada año con los sectores involu- crados; además, la secretaría envía un boletín electrónico a cada miembro con informa- ción sobre el desempeño del programa del FM y los acuer- dos tomados en las reuniones; siendo obligatorio que las personas representantes tras- laden la información hacia sus respectivas poblaciones en asambleas sectoriales.

Sin embargo, algunas de las personas representadas con- sideran que la información no llega a los grupos de apoyo y demás población, sino que se queda a nivel de represen- tantes y personas más cerca- nas a estos/estas. Saben que existen los boletines electró- nicos pero afirman que no cuentan con medios electró- nicos para enterarse.

cal afirmaron que la re- presentante del Foro de ONG sí informa, pero la representante de PVVS no lo hace; y según señalan, solo las convoca cuando hay una elección.

Entre las TS, algunas ex- presaron que su fuente de información sobre el MCP son los espacios abiertos culturales programados en su organización, o en pláticas informales al inte- rior de cada organismo. Manifiestan que con el PNUD, la comunicación se realiza solo cuando hay capacitaciones.

Las personas Trans del

grupo focal afirmaron que las organizaciones que las representan en el MCP las invitan a even- tos sin explicarles de qué se trata, sin indicaciones para prepararse. Por otra parte, las Trans que com- partían la mesa con los HSH no se sienten toma- das en cuenta en la dis- cusión.

Las MVVS del grupo fo- Los resultados evidencian que

la información sobre los avan- ces en los procesos del FM son del conocimiento de las direc- toras y/o coordinadoras de las organizaciones; sin embargo, no llega a las bases, determi- nado principalmente por el

estilo de conducción del/la representante. Esto genera en las poblaciones una percep- ción de ineficiencia y fracaso de esta representación.

Según las personas entrevis- tadas, que son miembros del mecanismo de coordinación, la comunicación es fluida, frecuente y efectiva; también afirman que “se entera quien quiere enterarse”, pues se con- voca a reuniones y asambleas con cada sector. Es una obli- gación de los/las representan- tes que “bajen” la información en asambleas y en reuniones, y que reenvíen los boletines elaborados por el comité de comunicaciones del MCP.

“Estamos en comunica- ción con la sociedad civil pero no con perso- nas positivas.”

“Han estado enviando unos boletines informa- tivos […] el MCP no nos hacía llegar nada, ni qué eran, ni qué hacían. No sabíamos nada.” (MVVS. Grupo Focal)

“No hay comunicación. Y necesitamos estar den- tro para comunicar a las TS con las que trabaja- mos. Con el PNUD no hay comunicación, solo nos llaman a capacita- ción pero después ya nada más.” (Trabajadora Sexual. Grupo focal)

“Solo nos dicen: miren, esto es lo que vamos

a presentar al Fondo

Global, cuando ya está

terminado y hecho.”

“Nos llega la información de algún evento, y te dicen: tenés que ir, pero

no te preparan, no te di- cen qué vas a ir a hacer,

ni de qué se trata.”

“Tenemos que tener el apoyo de ellos [Entre Amigos]porque se dice que somos minúsculos, y quienes se benefician al final son ellos, Entre Amigos.”

“Te dan 10 dólares de viáticos, te invitan a un hotel, a ‘X’ evento, y después dicen que ya trabajaron por nosotras,

y no es así, […] no nos

beneficia a nosotras.” (Varias Trans. Grupo focal)

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial flickr.com Rommel Gonzales Cruz Factores que

flickr.com

mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial flickr.com Rommel Gonzales Cruz Factores que facilitan

Rommel Gonzales Cruz

Factores que facilitan la participación de mujeres y Trans en el MCP

La

disposición manifestada

el enfoque político en la

por diferentes miembros

realidad de salud.

del MCP a aceptar la inclu- sión de los sectores organi- zados de las poblaciones foco de este estudio.

La tenacidad de las pobla- ciones en situación de vul- nerabilidad y fuertemente estigmatizadas, pero que

El

compromiso del MCP

buscan ser visibles.

con el FM de cumplir con

Las capacitaciones brin-

los

estatutos y lineamientos

dadas por la unidad eje-

de inclusión de todos los sectores.

cutora del proyecto han ayudado a desarrollar las

La preparación técnica

habilidades técnicas y ad-

y

académica requerida

ministrativas. Esto ha sido

para la comprensión y ni- vel de discusión de los te- mas abordados, así como

posible gracias al apoyo prestado por el UNFPA, el PNUD, ONUSIDA Y CID.

Las mujeres que viven con VIH del grupo focal afirmaron que la representante del Foro de ONG sí informa, pero la representante de las personas positivas no lo hace.

EL SALVADOR

flickr.com (Fotógrafo: alison.mckellar)

Desafíos en la participación de mujeres y Trans en el MCP

Algunos de los desafíos seña- ladas por las personas entre- vistadas y participantes de los grupos focales fueron:

La posición ambivalente del MCP al mostrar aper- tura, y a la vez, poner limi- taciones en términos de su estructura (evidencia- das en sus estatutos).

La organización de la representación de la so- ciedad civil en el MCP (a modo de representaci{on compartida), así como la diversificación de la re- presentación de las mu- jeres y Trans.

El desconocimiento de la relevancia y posibilidad de la participación en el mecanismo, vinculado a la concentración de la información en algunos actores.

La discriminación percibi- da por las TS y Trans, que

se refleja en la percepción de algunos miembros del MCP sobre estas pobla- ciones: “complicadas”, “sin buenas relaciones al

interior de sus organiza- ciones” y “violentas para plantear sus demandas y derechos”.

La poca preparación académica, el débil ma-

nejo de las relaciones in- terpersonales con sus pa- res, y el desconocimiento de las políticas públicas y de los derechos que les asisten.

Las diversas ocupaciones de las mujeres, vincula-

das a la construcción de su género, como el cuidado de los hijos y la atención de sus casas.

Barreras estructurales de lpaís para reconocer, e inscribir a organismos de

homosexuales o personas Trans.

casas. • Barreras estructurales de lpaís para reconocer, e inscribir a organismos de homosexuales o personas

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Participación en la construcción de propuestas para el Fondo Mundial

Ante el lanzamiento de una ronda del Fondo Mundial, el MCP discute la pertinencia de participar en ella. Cuando

han definido su participación,

se decide el proceso a seguir

para la obtención de insumos;

luego: definen los lineamientos

a seguir según hacia dónde

quiere encaminarse la pro- puesta, eligen la sub comisión según temática preponderan- te, revisan los avances y vali- dan y aprueban la propuesta ya terminada. En la Ronda 2

se formaron mesas intersecto-

riales para que cada pobla- ción expresara sus realidades y

necesidades; luego, un grupo de técnicos pertenecientes a diversas instituciones y orga- nismos dieron forma a la pro- puesta.

Para la Ronda 7, luego de ha- ber decidido que el país par- ticiparía, se hizo una invitación abierta a los/as integrantes del MCP y se elaboró un ca- lendario con las fechas para la

elaboración de la propuesta; se formó un pequeño comité que se encargaría de la ela- boración de la misma y lleva- ría a las reuniones los avances realizados. A este comité se unieron algunos integrantes de la sociedad civil. Sin embargo,

su participación fue difícil debi- do a las problemáticas que a continuación se mencionan 19 .

Las reuniones se prolon- gan hasta muy tarde en la noche y el retorno a casa pone en riesgo a las poblaciones que viven en lugares lejanos.

La sobrecarga de trabajo, pues siempre se tiene que cumplir con las metas de las propias organizaciones.

No se prevé alimentación o viáticos para las reunio- nes; lo cual pone en pro- blemas la ingesta de los medicamentos.

De esta manera, la elabora- ción de la propuesta recayó

19. Estos problemas fueron evidenciados tanto por las mujeres positivas, como por los organismos internacionales en referencia a las primeras.

principalmente en algunos miembros del MCP, en la Uni- dad Coordinadora de Proyec- to del PNUD/FM y el Ministerio de Salud, quienes redactaron la propuesta.

Según las personas entrevista- das, el proceso de validación no ha funcionado adecua- damente pues el tiempo solo alcanza para presentar líneas

gruesas del proyecto y no lo- gran verse los detalles.

El proceso de validación no ha funcionado adecuadamente pues el tiempo solo alcanza para presentar líneas gruesas del proyecto y no logran verse los detalles.

EL SALVADOR

La participación de las mujeres y Trans en la construcción de las propuestas

Se

espera que las personas re-

Ronda 2. Para la elaboración

presentantes lleven la propues-

de la propuesta de la Ronda 2

ta

a sus sectores para revisarla

se realizaron mesas consultivas

y

retroalimentarla, siguiendo

que proporcionaron insumos.

los

mecanismos factibles para

En ellas participaron los diver-

cada cual. Usualmente, las poblaciones intentan realizar asambleas por sector y reunio- nes por organismo, pero no siempre se realizan.

sos sectores de la población involucrados en este estudio. En el proceso de validación participaron, tanto estas po- blaciones, como otros miem- bros del MCP.

Las poblaciones de este estu- dio y miembros del MCP en- trevistados expresaron que las propuestas han sido producto del sub comité, debido a que

Ronda 7. Para la construc- ción de la propuesta de la Ronda 7, los diversos sectores entrevistados manifestaron

no

todos los integrantes tienen

que la construcción de la

la

capacidad ni los conoci-

misma recayó en gran medi-

mientos para desarrollar una propuesta coherente y acor- de a un objetivo establecido. Además, la dinámica del día a día no permite a las personas integrantes de diversas organi- zaciones permanecer dedica- dos de manera exclusiva a la elaboración de la propuesta

da sobre la unidad coordina- dora del proyecto (PNUD). Es importante mencionar que la invitación para participar en la construcción de la propues- ta, su revisión y validación fue abierta para todos los secto- res del MCPS; sin embargo, por diversas razones, no todos

durante varias semanas, tiem- po en que deben seguir cum- pliendo con las actividades y metas de sus proyectos en ejecución.

participaron: tiempo, recarga laboral, limitantes económi- cas, jornadas prolongadas, falta de viáticos para trans- porte y alimentación.

jornadas prolongadas, falta de viáticos para trans- porte y alimentación. flickr.com (Fotógrafo: alison.mckellar) 20

flickr.com (Fotógrafo: alison.mckellar)

Factores que facilitan la participación de mujeres y Trans en la construcción de propuestas

La capacidad técnica en elaboración de proyectos mostrada por las mujeres representantes del sector académico, gubernamen- tal y organismos naciona- les e internacionales.

La difusión oportuna de la información.

La experiencia de trabajo de las organizaciones con las que establecen alian- zas tanto las MVVS, las TS y las Trans, principalmente con aquellas que partici- pan en el MCP.

Contar con evidencia de la situación de sus pobla- ciones, ya sea a través de su propia vivencia, o por la experiencia de trabajo de sus organizaciones, valioso insumo para la elabora- ción de la propuesta.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Las mujeres-en-general

que pertenecen al MCP

perciben su participación en

la elaboración de propuestas

como activa. Forman parte

de los comités de revisión.

Las TS y Trans, por su parte,

perciben que sus opiniones

no son tomadas en cuenta.

Son escuchadas en mesas

y reuniones pero no están

seguras de que se incluyan

sus aportes ya que no

participan del proceso de

validación.

sus aportes ya que no participan del proceso de validación. Rommel Gonzales Cruz Desafíos en la

Rommel Gonzales Cruz

Desafíos en la participación de mujeres y Trans en la construcción de propuestas

Incomprensión de la im- Centralización de la ela-

boración de propuestas en el Ministerio de Salud y la unidad coordinadora del proyecto (PNUD), lo

que limita la participación de las MVVS, TS y Trans a

consultas puntuales, y no facilita la inclusión amplia

y sistemáticoa en todo el proceso.

Limitaciones en la comu- A nivel de las poblaciones,

nicación hacia las bases, reflejada en las poblacio- nes de MVVS, y con mayor énfasis en TS y Trans.

Complejidad técnica de los documentos en rela- ción a los bajos niveles de preparación técnica y académica de las pobla- ciones estudiadas. A esto se suma la autopercep- ción de incapacidad de las TS y Trans.

el no contar con los recur-

sos para comunicarse, re- unirse y discutir sus priorida- des tiene un rol significativo

para las personas Trans y TS. Así mismo, el participar

de este proceso significa restarle tiempo a sus res- ponsabilidades laborales, gremiales y familiares, so- bre todo para las mujeres que viven con VIH.

No estar representadas directamente en el MCP dificulta la participación en la construcción de las propuestas, tanto para las Trans como para las TS.

portancia estratégica de participar en la construc- ción de propuestas por parte de las Trans.

EL SALVADOR

bc.barnard.columbia.edu

22

Acceso a recursos del Fondo Mundial como sub receptores

Algunos grupos de las pobla- ciones enfocadas en el estudio han logrado acceder a fondos del proyecto aprobado en la Ronda 2 del Fondo Mundial

la Organización de Trabajado- ras del Sexo (OTS) y la asocia- ción Orquídeas del Mar.

La asociación Entre Amigos ejecutó fondos dirigidos al tra- bajo con Trans, pero se desco- noce el detalle de la distribu- ción interna para HSH y Trans.

De acuerdo a los montos pro- porcionados por la unidad coordinadora del proyecto PNUD/FM - El Salvador, las po- blaciones sujeto de este es- tudio y otras poblaciones en situación de vulnerabilidad, han recibido menos del 4% del monto total asignado al país para la prevención del VIH.

No se tiene información del proyecto de la Ronda 7.

Así, en la primera fase se tuvo como sub receptor a la Coor- dinadora Nacional de la Mu- jer Salvadoreña (CONAMUS), que realizó una intervención dirigida a mujeres privadas de libertad. Fue el único organis- mo de mujeres que se involu- cró en la ejecución del tema de VIH.

También la organización de Trabajadoras Sexuales, Flor de Piedra, ejecutó recursos en la Fase I del proyecto. Para la Fase II, la ejecución de las ac- tividades se dio en alianza con

II, la ejecución de las ac- tividades se dio en alianza con Distribución de recursos por

Distribución de recursos por población

Monto Población % Notas Recibido FASE I RONDA 2 Mujeres-en- $20,910.00 0.162639 12 millones de
Monto
Población
%
Notas
Recibido
FASE I RONDA 2
Mujeres-en-
$20,910.00
0.162639
12 millones de
general
dólares
FASE I RONDA 2
$162,900.00
1.267041
12 millones de
dólares
Trabajadoras
FASE II RONDA 2
Sexuales
$176,683.30
3.41
6 millones de
dólares
RONDA 7
$29,671.40
0.47
24,866.085 millones
$23,476.52
0.182601
FASE I RONDA 2
12 millones de
$96,840.00
0.753224
dólares
FASE II RONDA 2
HSH, Trans
$174,786.15
3.38
6 millones de
dólares
RONDA 7
$15,840.00
0.25
24,866.085 millones
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de
de dólares RONDA 7 $15,840.00 0.25 24,866.085 millones Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de

Fuente: Datos proporcionados por la unidad coordinadora de proyecto PNUD/Fondo Mundial.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

La percepción de las mujeres y Trans sobre el acceso a recursos

Entre las poblaciones de muje-

res que viven con VIH y Trans,

“Es una tontería que nos digan

que tenemos que ser universi-

Las Trabajadoras Sexuales per- ciben su participación a nivel

existe la percepción de favori-

unas cuantas organizaciones

tarias para cubrir esos perfiles.” de sub receptores como pobre

tismo por parte del PNUD hacia

“amigas” y hacia el MSPAS. De manera general, muestran in-

Sobre todo las Trabajadoras Sexuales, muestran su rechazo ante la aprobación de proyec-

y expresan que “no quieren fon- dos remanentes, sino proyec- tos de cinco años para hacer un trabajo sostenible con sus

conformidad con el proceso

tos

a ONGs que no conocen a

pares”. Les gustaría ser inclui-

de

licitación que se realiza.

las

TS, quienes incluso solicitan

das como sub receptoras, pues

 

a

liderezas y organismos de

valoran que los organismos que

La

lentitud con la que PNUD

esta población que brinden

les han servido como “sombri-

realiza los desembolsos, limita

capacitaciones o talleres en el

lla” cuentan con fondos para

a

algunas organizaciones a

marco de estos proyectos, sin

su fortalecimiento, fondos que

ejecutar proyectos debido a que no poseen los suficientes

remuneración.

podrían servir para sus propios organismos; sin embargo, perci-

recursos financieros para cu- Afirman que se les pide cu- ben también que se desconfía

brir cantidad y no calidad. Comentan que es necesario

tener calidad en sus interven- ciones para que las mujeres atendidas se convenzan de participar constantemente y de manera comprometida

en los programas que realizan

como organismo.

de su honradez para el manejo de fondos por ser TS.

brir las actividades durante los periodos que demoran las tran- sacciones.

Las poblaciones muestran su

desilusión al no poder acceder a recursos porque los reque- rimientos son demasiado exi- gentes en cuanto a estudios académicos y las excluyen de

los procesos:

“El FM te pide llegar a una cantidad y no piden calidad. Nosotras nece- sitamos calidad, que las mujeres se enamoren de las actividades del proyecto porque si no, no logramos lo que queremos.” (Trabajadora Sexual. Grupo focal)

“Que nos dejen manejar los fondos, ladronas no somos.” (Trabajadora Sexual. Grupo focal)

Entre las poblaciones de mujeres y Trans, existe la percepción de favoritismo por parte del PNUD hacia unas cuantas organizaciones “amigas” y hacia el MSPAS.

EL SALVADOR

flickr.com

Factores que facilitan el acceso a recursos del Fondo Mundial por parte de organismos de mujeres y Trans

Algunos de los factores que fa- cilitan el acceso a recursos son:

La promoción de una bue- na participación y la trans- parencia, como refieren las personas entrevistadas representantes de orga- nismos internacionales y miembros del MCP.

Las capacitaciones sobre elaboración técnica de propuestas y otros temas (discusión política, toma de decisiones, liderazgo, negociación) provistas por la unidad de proyecto del PNUD, y que a su vez son replicadas al interior de las organizaciones de base.

Las personas entrevistadas afirmaron que poseer per- sonería jurídica facilita el acceso a recursos, como ha sucedido con las orga- nizaciones de PVVS, orga- nismos de HSH y mujeres- en-general.

La construcción de la pro- puesta de acuerdo a las necesidades del país.

No contar con personería jurídica, en el caso de las organizaciones de MVVS, TS y Trans, ha significado una fuerte

barrera para acceder a recursos.

Desafíos de las organizaciones de mujeres y Trans en el acceso a recursos

No contar con personería jurídica, en el caso de las organizaciones de MVVS, TS y Trans, ha significado una fuerte barrera para acceder a recursos.

No estar representadas directamente en el MCP también representa un desafío, ya que las pobla- ciones no se dan cuen- ta de cuándo llegan las

propuestas ni las razones del otorgamiento, o la no aceptación de las mis- mas.

El no contar con un siste- ma de administración y

contabilidad propio y/o eficiente.

Bajo nivel técnico especia- lizado en la elaboración de proyectos por parte de las organizaciones de base.

• Bajo nivel técnico especia- lizado en la elaboración de proyectos por parte de las organizaciones

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

IV. Conclusiones y recomendaciones

Conclusiones generales

1. El proceso interno de cam- bio que ha atravesado el MCP, le ha permitido con-

incluido a las organizacio- nes de mujeres y Trans de manera sistemática para

vertirse en un espacio polí-

la

consulta y validación.

tico, donde la correlación de fuerza entre Gobierno, ONG y otras organizacio- nes de la sociedad civil

5.

Los recursos financieros del FM se vuelven inacce- sibles a las organizaciones de mujeres y Trans debido

promueve la discusión y

a

los requisitos para par-

reflexión.

ticipar en las licitaciones

2. Las poblaciones de muje-

abiertas.

res-en-general, TS y Trans,

6.

El

no pertenecer al MCP

no están representadas en el MCP debido a que no están conformadas como sectores.

dificulta la participación de las MVVS, las TS y las Trans en los procesos de construcción de la pro-

3. Las MVVS no validan, necesariamente, la re- presentatividad de sus elegidos/as. A pesar de que la vicepresidenta del MCP es una MVVS, pesa

puesta país, así como al acceso de recursos del proyecto aprobado. Esto evidencia la necesidad de organizarse como sector.

más su representación al sector de PVVS. El ser mu- jer miembro no garantiza la representatividad por género.

7.

Las TS y Trans manifesta- ron su aspiración a ser in- cluidas en el MCP como población, porque lo consideran un espacio

4. El proceso de construc- ción de propuestas no ha

político de crecimiento organizacional.

Recomendaciones generales

1.

Las organizaciones de mujeres-en-general, mu- jeres que viven con VIH,

que las poblaciones se muestren proactivas y con iniciativa para un mejor

mujeres Trabajadoras

acercamiento.

Sexuales y Trans deben

4. Las mujeres que participan

revisar y definir su interés y objetivos estratégicos de participar en el MCP,

en el MCP, que se desem- peñan como represen- tantes de PVVS y demás

acorde con sus proyec- ciones y lineamientos es- pecíficos.

miembros en general, de- ben ser capacitadas con un enfoque de género

2.

Los organismos interna- cionales y el Foro de la Sociedad Civil deben continuar con la asesoría

para fortalecer la repre- sentatividad de las muje- res, optimizando sus roles, funciones y cargos dentro

y

el fortalecimiento en te-

el mecanismo.

mas jurídicos, administra-

5. Revisar el proceso de

tivos y de identidad a las poblaciones foco de este estudio para que logren conformarse como sec- tores y poder acceder al

selección de sub recep- tores y adjudicación de fondos, de tal manera que se amplíen las opor- tunidades hacia otras

MCP.

organizaciones de base,

3.

El

MCP debe revisar y pro-

rescatando la experien-

mover la inclusión de los sectores de TS y Trans. Por otra parte, es necesario

cia de trabajo de cada uno de los sectores.

EL SALVADOR

Referencias bibliográficas

CCE, “Manual de Inducción a nuevos miembros del Comité Coordinador de País, San Salvador, Abril de 2008.

CCE, “Estatutos del Mecanismo Coordinador de País, nueva edición con Reformas”, El Salvador,

2007.

Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, “Sistema Único de Monitoreo y Evaluación” (SUMEVE), El Salvador, abril de 2009.

Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, Gobierno de El Salvador, “El Salvador, un paso adelante en la respuesta al VIH/SIDA y Tuberculosis” El Salvador noviembre de 2008.

Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, “Plan Estratégi- co Nacional 2005-2009”.

PNUD, “Memoria de labores, segunda fase”, Proyecto Fondo Mundial. El Salvador, diciembre de 2008. Disponibles en:

1. http://www.pnud.org.sv/2007/gen/content/view/2/84/

2. http://www.lwfcamerica.org/uploaded/content/article/1326545923.pdf

2. http://www.lwfcamerica.org/uploaded/content/article/1326545923.pdf 26

EL SALVADOR

EL SALVADOR HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los
EL SALVADOR HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los
EL SALVADOR HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los

HAZ

EL SALVADOR HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los

ESCUCHAR

TU

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe

procesos del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa

VOZ

Un trabajo del

del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa de

Un programa de

del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa de

Con el apoyo técnico y financiero de:

del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa de