Está en la página 1de 26

BOLIVIA

BOLIVIA
BOLIVIA HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de mujeres
BOLIVIA HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de mujeres

HAZ

Un trabajo del

BOLIVIA HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de mujeres

Un programa de

BOLIVIA HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de mujeres
BOLIVIA HAZ Un trabajo del Un programa de ESCUCHAR TU Estudio sobre la participación de mujeres

ESCUCHAR

TU

Estudio sobre la participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en Bolivia

participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en Bolivia VOZ Con el

VOZ

Con el apoyo técnico y financiero de:

participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en Bolivia VOZ Con el

BOLIVIA

Haz escuchar tu voz:

Estudio sobre la participación de las mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en Bolivia

Consultora:

Gracia Violeta Ross Quiroga.

Revisión y edición:

Lídice López Tocón y Enrique Chavez Departamento de Advocacy / AID FOR AIDS

Diseño y Diagramación:

Rommel Gonzales Cruz.

Nuestro agradecimiento a Alexandra Lamb Guevara por la supervisión del estudio para América Latina y El Caribe.

Fundación AID FOR AIDS - Lima Perú

Programa Observatorio Latino

Calle Túpac Amaru 698, Pueblo Libre Lima – Perú

2010

Dirección Ejecutiva: Teresa Ayala Dirección de Advocacy: Enrique Chávez Coordinación General del Estudio: Lídice López Tocón

Este estudio y su publicación ha sido posible gracias a la Cooperación Técnica y Financiera de ONUSIDA y la Alianza Internacional contra el VIH/SIDA.

Las imágenes usadas en este documento se han recopilado de distintas páginas de Internet. Foto de portada: flickr.com (Fotógrafa: lourdes)

Acrónimos

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

ALF

: Agente Local del Fondo

ARV

: Antirretrovirales

CDVIR

: Centro de Vigilancia y Referencia, donde se realizan las pruebas de VIH e ITS

COLECTIVO TLGB

y se provee tratamiento. : Colectivo Travesti, Lésbico, Gay, Bisexual

CONASIDA

: Consejo Nacional de VIH y Sida

CE

: Comité Ejecutivo Nacional

FM

: Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria

GAM

: Grupo de Ayuda Mutua

GF

: Grupo Focal

GCD

: Grupo de Coordinación Departamental

GTZ

: Agencia de Cooperación Técnica Alemana

ICW-B

: Comunidad Internacional de Mujeres viviendo con VIH y Sida, Capítulo Boliviano

ITS

: Infección de Transmisión Sexual

MCP-B

: Mecanismo de Coordinación de País - Bolivia

MSD

: Ministerio de Salud y Deportes

MVVS

: Mujeres viviendo con VIH y Sida

ONAEM

: Organización Nacional para el Emancipamiento de la Mujer

ODAEM

: Organización Departamental para el Emancipamiento de la Mujer

PVVS

: Personas Viviendo con VIH y Sida

PRT

: Panel de Revisión Técnica del Fondo Mundial

RP

: Receptor Principal

REDBOL

: Red Nacional de PVVS en Bolivia

SC

: Sociedad Civil

SR

: Sub Receptor

Sida

: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirido

TS

: Trabajadoras Sexuales

TREBOL

: Red de Trans de Bolivia

UNIMBOL

: Unidad Nacional de Integración Bolivia

VIH

: Virus de Inmunodeficiencia Humana

BOLIVIA

I. Introducción

El financiamiento del Fondo Mundial de lucha contra el

SIDA, la tuberculosis y la malaria (Fondo Mundial) ha modifica- do de manera sustantiva la arti- culación de la repuesta a estas tres enfermedades en muchos países del mundo, específica- mente al plantear la condición de un Mecanismo de Coordina- ción de País (MCP) que articule

a las autoridades del Estado y la

sociedad civil: organizaciones de base, poblaciones afecta- das y el sector privado.

En Bolivia, la sociedad civil y las poblaciones que viven con VIH formaron parte del MCP desde su conformación; sin embargo, otras poblaciones más expues- tas o vulnerables al VIH parti- cipaban poco de este meca- nismo y, por ello, su voz quedó comúnmente fuera de las pro- puestas aprobadas y financia- das por el Fondo Mundial.

Con el apoyo técnico y finan-

ciero de ONUSIDA y la Alianza Internacional contra el VIH/SIDA,

el Observatorio Latino ha colec-

tado información a través de

entrevistas a miembros del MCP y de grupos focales con mujeres que viven con VIH, trabajadoras sexuales y trans sobre su parti- cipación en el MCP y otros me- canismos vinculados al Fondo Mundial. El presente documento analiza aspectos de la represen- tación, legitimidad y rendición de cuentas de las representantes de estas poblaciones, así como la

percepción de otros miembros del MCP sobre su participación en los procesos de construcción de propuestas e implementa- ción de las actividades.

El documento pretende mo- tivar la reflexión respecto a la conformación del MCP en Boli- via y la participación efectiva y legítima de las mujeres y trans. A la vez, busca convertirse en una herramienta de abogacía para la obtención de recursos, asis- tencia técnica y capacitacio- nes para una efectiva partici- pación y una mejor articulación entre representantes y repre- sentados, de tal manera que los primeros puedan hacer llegar

las necesidades pendientes de su población representada.

El término Trans es utilizado en este estudio para referirse a travestis, transexuales y transgé- nero, personas que se identifican como mujeres a pesar de haber nacido como varones biológicos. En investigaciones relacionadas con el VIH/Sida, a menudo se ha agrupado a los trans con hombres que tienen sexo con hombres; sin embargo, ya que su identidad de género es el femenino, estas personas suelen compartir más intereses comunes con mujeres que con hombres gay en el contexto del VIH/ SIDA.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

II. Contexto general

IIa. Contexto Legal y Normativo

La Ley 3729 para la Preven- ción del VIH-SIDA, protección de los Derechos Humanos y asistencia integral multidisci- plinaria para las personas que viven con el VIH, fue promul- gada en agosto del 2007.

El artículo 6 de la Ley contiene

una protección especial para las mujeres embarazadas, asegurando su acceso a la prueba del VIH de forma con-

fidencial y gratuitita, así como el tratamiento antirretroviral. El artículo 17 asegura la provisión gratuita de condones a las personas que ejercen el tra- bajo sexual, bajo responsabili- dad de los dueños de hoteles

y lenocinios o burdeles. El artí-

culo 35 garantiza la atención integral gratuita y la dotación de medicamentos para enfer- medades oportunistas para las trabajadoras sexuales (TS).

Las organizaciones de perso- nas que viven con VIH (PVVS)

y de la sociedad civil (SC), en general, han trabajado en la redacción del reglamento

de la Ley 3729 y su respectivo presupuesto para que su apli- cación sea amplia y real. Se espera que el reglamento, el cual fue aprobado el 17 de marzo del 2010, acelere el acceso a recursos naciona- les, departamentales y muni-

cipales y sirvan para el finan- ciamiento de los servicios de prevención y atención a largo plazo.

Por otro lado, no existe una legislación que proteja los derechos de las Trabajado- ras Sexuales; por el contrario, deben someterse a controles obligatorios y pruebas de VIH cada seis meses para renovar

el carnet de sanidad que les permitirá trabajar en locales formales, recibir condones e in- formación. Si la prueba de VIH es positiva, el programa de VIH les revocará el carnet.

En cuanto a la protección de las personas Trans, solamente

se cuenta con la Resolución Ministerial 0668 que garanti- za la atención en salud para

la población gay, lésbica y transgénero y las protege de cualquier tipo de discrimina- ción. La limitación de esta resolución es precisamente su carácter ministerial, que im- plica que deba actualizarse cada año.

que im - plica que deba actualizarse cada año. flickr.com (Fotógrafo: Heart Industry) No existe una

flickr.com (Fotógrafo: Heart Industry)

No existe una legislación que proteja los derechos de las Trabajadoras Sexuales. En cuanto a la protección de las personas Trans, solamente se cuenta con la Resolución Ministerial 0668. La limitación de esta resolución es precisamente su carácter ministerial, que implica deba actualizarse cada año.

BOLIVIA

IIb. Contexto epidemiológico del VIH y Sida

Según el Programa Nacional de ITS/VIH/SIDA, de 1984 a ju- nio del 2009, se registraron 4889 casos notificados de VIH 1 , con una prevalencia en población general de 0.2%, concentrada en ciertos grupos de población (hombres que tienen sexo con hombres, Trans y Trabajadoras Sexuales).

Los años 2008 y 2009 significa- ron un aumento notable de casos provenientes del área rural y las ciudades intermedias debido a un incremento en la oferta de pruebas gratuitas en esas zonas como resultado de proyectos financiados por el Fondo Mundial y UNICEF 2 .

A

pesar de esta ampliación

La concentración geográfica

en

la cobertura, existen sub re-

de casos se encuentra en las 3 ciudades más importantes de Bolivia: Santa Cruz (58%), La Paz (13%) y Cochabamba (19%). La epidemia se concentra en la población adulta entre 15 y 45 años, y la razón hombre-mujer es de 2/1.

gistros y sub notificaciones de casos VIH positivos, los cuales muchas veces se registran úni- camente como muertes debi- do a la tuberculosis, enferme- dad endémica en Bolivia.

Los años 2008 y 2009 significaron un aumento notable de casos provenientes del área rural y las ciudades intermedias debido a un incremento en la oferta de pruebas gratuitas en esas zonas .

incremento en la oferta de pruebas gratuitas en esas zonas . flickr.com (Fotógrafo: ElArreglador) 1. Situación

flickr.com (Fotógrafo: ElArreglador)

1. Situación actual de la epidemia del VIH/SIDA en Bolivia. Programa Nacional de ITS/VIH/

SIDA (La Prensa, 18/03/2010) “El estado pagará detección y tratamiento del VIH/SIDA”.

2. Dra. Carola Valencia, Coordinadora Nacional Programa ITS/VIH/SIDA. (La Prensa,

16/10/09).

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

IIc. La respuesta a la epidemia

La respuesta a la epidemia del VIH en Bolivia puede resumirse con algunos hitos importantes:

La formación del Programa Nacional de ITS, VIH/Sida en el año 1986 como uno de los programas de salud sexual y reproductiva.

• En 1992, con financiamien- to de la Agencia de Esta- dos Unidos para el Desarro- llo Internacional (USAID) y Center for Disease Control (CDC), se implementó la estrategia dirigida a po- blaciones vulnerables con la apertura de los Centros de Vigilancia y Referencia (CDVIR).

La organización de las per- sonas con VIH (PVVS) des- de el año 2000, marcó la diferencia en la demanda de atención integral y pro- visión de medicamentos antirretrovirales (ARV) 3 .

En el año 2003, el Fondo Mundial, en el contexto de la Ronda 3, aprobó el

financiamiento de la pro-

puesta de Bolivia, con el cual se financian hasta la fecha las pruebas rápidas

y los tratamientos ARV y

para enfermedades opor- tunistas.

En el año 2004, en el marco de un proyecto de coope-

ración bilateral, se recibie- ron las primeras donaciones de medicamentos antirre- trovirales desde Brasil.

En noviembre del 2009,

la propuesta de Bolivia al

Fondo Mundial fue apro- bada en el contexto de la Ronda 9. Se espera la firma del convenio en agosto del 2010.

La respuesta al VIH no hubiera sido posible sin el trabajo con- junto de algunos actores del gobierno y la sociedad civil, que buscan detener el avan- ce de la epidemia en Bolivia

como el Ministerio de Salud y Deportes (MSD) a través del Programa de ITS/VIH/SIDA, que

implementa programas de prevención y atención en VIH/ Sida; los CDVIR departamen- tales y regionales que proveen

información, distribuyen medi- camentos ARV, realizan prue- bas rápidas y de ELISA para el

contro del VIH y de las ITS en población general; las PVVS y otros grupos poblacionales or- ganizados que realizan traba-

jos de incidencia política para asegurar la sostenibilidad de

la terapia ARV, contribuyendo

a la reducción del estigma y

en la implementación de los programas de prevención y atención, así como velar por la calidad de vida y el respeto de los Derechos Humanos de las PVVS en Bolivia.

La cooperación bilateral y mul- tilateral proveen cooperación técnica a nivel gubernamental, y las ONG en general, realizan diversas labores de prevención, fortalecimiento de las comuni- dades y defensa de los Dere- chos Humanos de las minorías.

La respuesta al VIH no hubiera sido posible sin el trabajo conjunto de algunos actores del gobierno y la sociedad civil, que buscan detener

el avance de la epidemia en Bolivia.

3. El año 2002, a través de medidas cautelares presentadas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, 52 PVVS solicitaron la provisión de los medica- mentos antirretrovirales (ARV) al Estado boliviano como una medida para prevenir las muertes. La comisión falló a favor de las PVVS; sin embargo, no fue hasta el 2004 que el Estado comenzó a proveer medicamentos ARV, cuando el 50% de los demandantes ya había fallecido. Hasta ese entonces, algunas PVVS que conta- ban con recursos económicos compraban su tratamiento en otros países.

BOLIVIA

IId. Situación del acceso a los medicamentos antirretrovirales

La provisión de medicamentos antirretrovirales se inició con la aprobación del proyecto boli- viano en la Ronda 3 y las dona- ciones provenientes de Brasil. En la primera fase del proyec- to (2004–2005), los problemas vinculados a la distribución im- pidieron el acceso de muchas personas al tratamiento. La contratación de un operador logístico responsable de la dis- tribución de los medicamentos e insumos a los CDVIR eliminó estas dificultades.

En estos momentos, la situación del acceso a los medicamen- tos en Bolivia es estable pero altamente dependiente de la cooperación externa. Actual-

mente, 1087 PVVS 4 reciben ARV comprados con recursos del FM. El convenio guberna- mental entre Brasil y Bolivia para la donación de ARV de prime- ra línea y cooperación técnica se ha actualizado, y entrará en vigencia en el 2010 para ga- rantizar parte de la provisión.

En promedio, la experiencia en tratamiento ARV en la mayoría de las PVVS no es mayor a 3 años; sin embargo, ya se cono- cen casos de resistencia a me- dicamentos de primera y segun- da línea, situación que pone en evidencia los grandes desafíos que deberá superar el país en cuanto a provisión de medica- mentos de reciente desarrollo.

flickr.com (Fotógrafo: brunopostigo54)
flickr.com (Fotógrafo: brunopostigo54)

4. Programa Nacional de VIH/SIDA. Situación Actual de la epidemia del VIH/SIDA en Bolivia. 17/03/10. (*) Fuente: Asociación Ibis-Hivos http://www.ibis-hivos.net/tsc1.asp?seccion=obj (Acceso el 28/10/09)

IIe. El Fondo Mundial en Bolivia

Actualmente, el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tu- berculosis y la Malaria (FM) en Bolivia financia proyectos que responden a las tres enferme- dades aprobados en distintas Rondas.

La propuesta de VIH aproba- da por el FM en el marco de la Ronda 3 (2003) finalizó en ene- ro del 2010. Los indicadores del proyecto en mención y que llevó como nombre: “Accio- nes complementarias de pro- moción de la salud, vigilancia, tratamiento y prevención para la sostenibilidad del control del VIH/SIDA” fueron:

Promover la adopción de actitudes y prácticas que favorezcan la prevención de la transmisión de ITS, VIH y Sida en población ge- neral, jóvenes y población

vulnerable, mediante ac- ciones de comunicación y consejería.

Controlar las ITS para la prevención del VIH.

Reducir la transmisión del VIH de madres a hijos antes del 2008.

Implementar el cuidado in- tegral para PVVS en Bolivia.

Promover la defensa de los Derechos Humanos de las PVVS.

Mejorar el sistema de vigi- lancia epidemiológico de ITS, VIH y Sida(*).

La propuesta de Bolivia a la Ronda 9 fue aprobada en noviembre del año pasado

(2009) por un total de US$ 26.267.794 y comprende del 2010 al 2014. A la fecha, el país se encuentra a la espe- ra de las firmas de convenios con el FM.

el país se encuentra a la espe- ra de las firmas de convenios con el FM.

flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.)

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

El Mecanismo Coordinador del País

Las primeras estructuras del Me- canismo de Coordinación de País de Bolivia (MCP-B), aunque comenzaron con entusiasmo, no involucraron sistemáticamente a las personas con las enfermeda- des ni a la SC afectada.

Actualmente, luego de proce- sos de revisión y cambios de es- tatutos, y con el objetivo de des- centralizar la toma de decisiones desde la sede de gobierno —la ciudad de La Paz—, el MCP-B ha conformado su membresía sobre la base de los Grupos de Coordinación Departamental (GCD). Estos funcionan como MCPs a nivel departamental, los cuales respetan la estructu- ra del MCP y escogen y envían sus delegados al MCP de forma autónoma.

Según los estatutos, la asamblea del MCP-B se compone de 5 :

Un representante de cada GCD(sectorgubernamental).

Un representante de la SC por cada GCD.

Una autoridad del Ministe- rio de Salud y Deporte, sin derecho a voto.

Tres jefes de programa (uno por componente VIH/Sida, Tuberculosis y Malaria ).

Un representante de las agencias multilaterales.

Un representante de las agencias bilaterales.

Tres sub receptores (uno por componente, Tuber- culosis, VIH/SIDA y Mala- ria), sin derecho a voto.

Tres personas afectadas (uno por componente:

VIH/SIDA, Tuberculosis y Malaria).

Tres personas invitadas del RP o el Agente Local del Fondo (ALF), sujeto a deci- sión del MCP (sin derecho a voz ni voto).

Esta estructura sigue en revisión ya que se ha visto que, por lo menos en VIH, la representa- ción de la sociedad civil no estaba cubierta con la partici-

pación de las PVVS. Por ello, úl- timamente se ha incorporado

la representación de las TS y del Colectivo TLGB desde 2008:

“Hay representación de las TS en el MCP desde mayo del

5. Estatutos, reglamento interno y código de ética. Mecanismo de Coordinación de País: 2007, pp. 52.

6. Fuente: Mecanismo de Coordinación de País. Estatutos, reglamento interno y código de ética, 2007, OPS, GTZ, El

Fondo Mundial. Pp. 23, 25.

2008. Gracias al apoyo de Ro- nald Céspedes, presentamos todos los documentos y fuimos

parte del GCD de Sucre”. (Grupo Focal de TS. Cocha-

bamba)

Estas representaciones se lo- graron bajo las directrices de la Junta del FM y la constante demanda de la sociedad civil

organizada. La incorporación de nuevos miembros fue posible solamente con la restructuración casi total de la membrecía del

MCP-B. Estos cambios quedaron registrados en las actas del MCP.

El MCP-B tiene un estatuto pu- blicado el año 2007, el cual ha sido modificado sucesivamente en algunos aspectos. Estos cam- bios, como la inclusión de nue- vos miembros, no se han regis- trado en un nuevo documento, pero se aplican en la práctica y en las actas.

La frecuencia de las reuniones del MCP-B no se ha establecido oficialmente; sin embargo, estas se realizan de acuerdo a la nece- sidad o la disposición de fondos. Debido a las dificultades para realizar las reuniones, muchas de las tareas son delegadas a un

Comité Ejecutivo Nacional que se compone de 5 personas —Un presidente, un vicepresidente, un secretario y dos vocales— elegi- dos entre la “autoridad del Minis- terio de Salud y Deportes, la re- presentación de la Cooperación Internacional, representantes de la sociedad civil que no sean Sub receptores, representantes de los GCD, y jefes de programa nomi- nados por el Ministerio de Salud y Deportes”.

Las funciones del Comité Ejecu- tivo (CE) Nacional son:

Apoyar a la asamblea del MCP-B para el cumplimien- to de sus funciones.

Ejecutar los mandatos de la asamblea del MCP-B.

Asumir funciones ejecu- tivas de la asamblea del MCP-B.

Reunirse de manera ordi- naria, el primer jueves cada tres meses y de manera ex- traordinaria, a solicitud de cualquier miembro del CE, MCP-B, del RP o del ALF, aprobada por el presiden- te (a) o vicepresidente (a) del CE.

Otras funciones pertinentes que determine la asam- blea del MCP-B.

BOLIVIA

Receptor principal en VIH y Sida

La Asociación Ibis-Hivos 7 asu- mió el rol de Receptor Principal

(RP) 8 de la ejecución de la Fase

II (2007- 2010) de la propuesta

aprobada por el Fondo Mundial en la Ronda 3. Fue el tercer RP, y su nominación se produjo luego de un proceso de licitación pú- blica apoyado por la OPS (Or- ganización Panamericana de la Salud) y liderado por el entonces comité ejecutivo del MCP-B.

Algunos actores señalan que,

a partir de la actuación de Ibis-

Hivos como RP, se vieron cam- bios cualitativos en el proyecto del FM.

7. La Asociación Ibis-Hivos es una organización de la sociedad civil

en alianza con la cooperación internacional.

8. El Receptor Principal administra el financiamiento del Fondo

Mundial. Es el responsable legal del cumplimiento y éxito de las

actividades del proyecto.

9. Mayores detalles de las actividades y los presupuestos de

los SR pueden consultarse en: http://www.ibis-hivos.net/tsc1. asp?seccion=obj# (Acceso el 28/10/09). 10. La propuesta fue aprobada por el PRT en categoría 2B. Actual- mente se encuentra en revisión por parte del MCP-B para levantar las observaciones del Fondo Mundial. Los objetivos que se señalan fueron tomados del comunicado Nro. 3 del Comité Técnico al MCP, el 14/04/2009.

Principales sub receptores

Los sub receptores (SR) en VIH y Sida califican por un proce-

so de licitación abierta. Estos

mecanismos son publicados

a través de la prensa escrita.

Los SR deben demostrar expe- riencia en trabajo en VIH, per-

sonería jurídica y calidad en programación y presupuestos. Actualmente, los SR son AMA-

PAN, Redvihda, Asuncami, Vivo Positivo, Wiñay, Epua Kuñatai, y

Rondas del FM en las que aplicó Bolivia

Bolivia postuló a las primeras Ron- das del Fondo Mundial sin éxito hasta la Ronda 3. La propuesta exitosa se enfocó en el fortaleci- miento de la SC y la ampliación de la provisión de ARVs.

Las observaciones del FM, a través de su Panel de Revisión Técnico (PRT) a las propuestas presentadas en las Rondas 1 y 2, resaltaron la composición del MCP-B y la forma en que la SC había participado de la cons-

En el año 2009, en el marco de la Ronda 9, el MCP-B presentó un nuevo proyecto que buscará 10 :

1. Promover la prevención del VIH en los grupos vulnera- bles de mayor prevalencia,

travesti, gay, bisexual (TGB) de las ciudades capitales y ciudades intermedias en los

9 departamentos del país.

2. Promover la prevención de VIH en otras poblaciones vulnerables, organizacio- nes de base comunitaria y

el

Instituto para el Desarrollo Hu-

trucción de las mismas. La pro-

poblaciones puente, en los

mano como parte de la socie-

puesta de Ronda 3, en cambio,

3

departamentos de mayor

dad civil, y el Programa Nacio- nal de VIH y Sida como sector gubernamental.

recibió comentarios que valora- ban el énfasis en la SC y el fuerte enfoque de derechos humanos.

prevalencia.

3. Garantizar el acceso uni- versal a la atención integral multidisciplinaria a personas

El

Programa Nacional de VIH

La propuesta de la Ronda 3

viviendo con VIH con la

y

Sida está encargado de la

contempló la promoción de

ejecución de un alto porcen- taje (60%) del proyecto, tanto en actividades de provisión de medicamentos como de pre- vención, y es el único SR que

no pasa por el proceso de lici- tación.

El único SR que incluía activi- dades especificas para las mu- jeres es el MSD a través de la promoción de la prueba a mu- jeres embarazadas y controles periódicos para TS 9 .

las pruebas de VIH en mater- nidades y la provisión de leche por un año para hijos de mu- jeres con VIH (MVVS). También tuvo actividades para TS en el contexto de los exámenes pe- riódicos en los CDVIR, pero no se contemplaron actividades de fortalecimiento de las TS y sus organizaciones. La propues- ta no contempló actividades orientadas a las MVVS en espe- cífico o las mujeres de pobla- ción general.

participación activa de las organizaciones de PVVS.

4. Fortalecer el sistema nacio- nal de información relacio- nado al VIH para la toma de decisiones en los 9 de- partamentos del país.

5. Promover el desarrollo de políticas públicas multisec- toriales de atención y pre- vención en el contexto de la ley del VIH/Sida y la nue- va Constitución Política, for- taleciendo la participación de las PVVS y la SC.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

III. Recolección de información

Para el proceso de recolec- ción de información se visitó

a los tres departamentos con

mayor población y casos de VIH reportados de Bolivia: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. En dichas visitas, ade- más de los grupos focales (7 en total), se realizaron 11 en- trevistas en profundidad a sub receptores y miembros de los Grupos de Coordinación Departamental. La guía de

discusión de los grupos focales

y entrevistas fue adaptada a

partir del protocolo regional.

En todos los casos se asegu-

ró la protección de la confi- dencialidad de las opiniones

de las participantes sobre sus líderes o representantes en el MCP-B. Todas las entrevista- das accedieron voluntaria- mente a participar de los gru- pos focales y comprendieron sus objetivos. Las líderes de los grupos focales sugirieron que una representante firme por el grupo el consentimiento informado, del cual tuvieron una copia 11 .

Se revisó también informa- ción de fuentes secundarias:

La Ley del VIH y Sida, Estatu-

tos del MCP-B (2007). Regla- mento de Debates del MCP- B, comunicados del comité técnico sobre la Ronda 9, y el documento de la Ronda 9 presentado al FM.

A pesar de haberse planifica-

do, no se pudo revisar la infor- mación de las actas del MCP, ya que se encuentran alma- cenadas en una página web que dejó de funcionar cuan- do concluyó el financiamien-

to de la iniciativa Back Up, en

el año 2007.

flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.)
flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.)

El Programa Nacional de VIH y Sida está encargado de la ejecución de un alto porcentaje (60%) del proyecto, tanto en actividades de provisión de medicamentos como de prevención; y es el único SR que no pasa por el proceso de licitación.

11. Ver Anexos I y II.

BOLIVIA

III. Resultados

IIIa. Participación en el MCP-B

El MCP-B se reúne, por lo menos, 2 veces al año, dependiendo de la disponibilidad de fondos. La periodicidad de las reunio- nes no está establecida en los documentos de gobierno.

El MCP-B contó con financia-

miento de la iniciativa Back Up de la GTZ que, en su momento, hizo posible el funcionamiento regular del MCP-B durante las primeras fases de la Ronda 3. Recientemente se aprobó el financiamiento del FM al MCP-

B que es administrado por el

PNUD, el cual concluyó en mar- zo del 2010. La participación de todos los miembros resulta cos- tosa si se trata de garantizar la presencia de por lo menos 2 delegados de cada GCD (18 personas en total).

Según los estatutos del MCP-B, los delegados de la sociedad civil y las personas afectadas deben ser elegidos democráti- camente, y los/las delegados/ as elegidos/as deberán pre-

sentar una “carta de acredi- tación”. No existen asientos es- pecíficos en el MCP-B o en los GCD para grupos organizados de mujeres, aunque en núme- ros totales, se puede decir que

existe una paridad entre muje- res y hombres delegados.

Entre las MVVS, las TS y las Trans, las TS son las únicas que tienen un asiento propio en el MCP. Sin embargo, ellas perciben que no se beneficiaron de un

proceso de inducción que las prepare de forma óptima para cumplir sus roles como miem- bros del MCP. Las MVVS son representadas a través de las redes de PVVS, y las Trans a tra- vés del Colectivo TLGB.

En general, la participación de las mujeres es indirecta y pue- de describirse de la siguiente forma: antes de la restructura- ción del MCP-B, que devino en la membrecía de los GCD, las MVVS tuvieron participación

con voz pero sin voto a través de la ICW-B. Actualmente son representadas a través de las redes de PVVS. Los mecanis- mos de información interna se

Las MVVS parecen tener más

“Las MVVS no participan en el MCP, no como mujeres. Nunca hemos recibido ningún tipo de información del MCP. Nuestras demandas no son escuchadas, cono- cidas ni representadas” (Grupo Focal MVVS. La Paz)

limitan al envío de correos elec- trónicos y reuniones entre líde- res. No se cuenta con un me- canismo formal de información de los delegados a las bases.

conciencia de la necesidad de representación y participación directa en el MCP. Sin embar- go, existen otros factores vincu- lados a sus roles de género que limitan esta participación.

“… falta tiempo y hay muchas obligaciones con los hijos, en el traba- jo y en la casa. A veces los esposos no les dan permiso para que asistan a las reuniones, porque no hay con quién dejar a los hijos, especialmente si son pequeños. Las MVVS se concentran en gene-

Las Trans son representadas

rar sus propios recursos de subsistencia”.

a

través del Colectivo TLGB,

(Grupo Focal MVVS.

y

los mecanismos de infor-

Cochabamba)

mación interna también se limitan al envío de correos electrónicos y reuniones en-

tre líderes. Además, tampoco

se cuenta con un mecanismo

formal de información de los delegados a las bases.

“Hay grupos privilegiados de chicos gay que aca- paran todo e invalidan la presencia de las Trans. (…) Cómo puede el Colectivo GLBT representarnos si ni si- quiera están en el trabajo sexual. Nos hemos cansa- do de ser representadas. Quizás la participación de las Trans es más viable en alianza con las mujeres” (Grupo Focal Trans. La Paz)

“La persona gay no co- noce la realidad de la po- blación Trans.” (Grupo Focal Trans. Cochabamba)

“Sí, justamente el Colec- tivo se alió a la ONAEM en la misma reunión para hacer fuerzas para que ambos ingresemos. Sería bueno mencionar que en otra reunión, el MCP-B quería retractarse debido a que los estatutos decían 32 o 33 [miembros], y que después de aprobarse querían volvernos a sacar del MCP-B”. (Representante Colectivo TLGB. Comunicación Electrónica)

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Las personas Trans señalan que siempre se ha asumido su representación y, conscien- tes de que hace falta mucho aprendizaje para participar en el MCP-B, están buscando cambiar esta situación. Así, la red TREBOL envió una solicitud de membresía, la cual no fue aceptada con el argumento de que las Trans ya eran re- presentadas por el Colectivo TLGB.

Los representantes del Colec- tivo TLGB señalan que, para su inclusión en el MCP se aliaron con las Trabajadoras Sexuales, pero luego de haber acepta- do la membresía, el MCP casi se retracta de esta decisión, argumentando el alto número de miembros en el MCP.

Las Trabajadoras Sexuales fueron incorporadas como miembros del MCP en mayo del 2008, pero sin ninguna ca- pacitación previa. Ellas logra- ron este asiento a través de la colaboración e incidencia del GCD de Sucre y la constante demanda ante la asamblea. Luego de presentaciones a través de cartas y aprove-

chando las nuevas directrices del FM se logró la aprobación de su membrecía en el MCP. Las TS eligieron internamente a su representante y la acredi- taron por escrito. Su experien- cia en el MCP es muy reciente y no tuvo el suficiente apoyo en inducción a los procesos del mecanismo.

Las TS aprecian el espacio en el MCP-B y están conscientes de la necesidad de capacita- ción para una representación efectiva, además de la nece- sidad de generar una identi- dad grupal que apoye el mo- vimiento y no perjudique a las líderes. Sin embargo, perciben que son utilizadas o “compra- das” para las firmas de pro- yectos que serán de beneficio para otras personas.

Según las mujeres y Trans, la representación “indirecta” no responde a sus demandas. Es más, debido a este mecanis- mo se ha generado mucha desconfianza con los repre- sentantes y una percepción de que las mujeres son utiliza- das para firmar proyectos o que están “como adorno”.

las mujeres son utiliza - das para firmar proyectos o que están “como adorno”. flickr.com (Fotógrafo:

flickr.com (Fotógrafo: bmiersma.)

BOLIVIA

Algunos representantes de los sub receptores y los GCD, coin- ciden en la opinión de que las mujeres no están organizadas y perciben que existe una debili- dad y vulnerabilidad estructural en las organizaciones de muje- res; por lo cual, tendrán siempre una participación inefectiva. Este discurso promueve que los varones asuman la representa- ción en “apoyo a los grupos de mujeres”.

A excepción de las MVVS, quie- nes reciben alguna informa- ción de sus representantes en los Foros Nacionales de PVVS, las mujeres y Trans no conocen la forma de elección de los re- presentantes en el MCP.

De acuerdo a las percepcio- nes de las mujeres, los meca- nismos actuales del MCP y su composición a través de los GCD no abren oportunidades para las mujeres. La represen- tación es indirecta y ninguna de las redes que las represen- ta tiene el mandato de repre- sentar las necesidades de las mujeres. En general, se espera que las mujeres negocien sus demandas con los represen- tantes, quienes son general- mente hombres.

Por otro lado, no existen meca- nismos formales y financiados para la comunicación entre el MCP-B y sus delegados o entre los/las delegados/as y sus ba- ses. Cada persona es responsa- ble de hacer llegar la informa- ción a las personas y sectores que representa.

La información sobre el MCP-B

se encuentra en la página web

del FM, el Programa Nacional de VIH y Sida y el Receptor Principal. La REDBOL publica

con cierta regularidad el bo- letín Cuenta$ Clara$, donde

se informa a la comunidad en

general acerca de los proyec- tos que se desarrollan en Bolivia vinculados a PVVS.

Según los y las líderes de MVVS

y Trans, cuya representación y

participación son indirectas en

el MCP-B, los mecanismos de

comunicación con las bases

sobre las decisiones se limitan

a: copia y envío de actas del

MCP; reuniones no regulares

utilizando otras oportunidades

y consultas por vía electróni- ca. Ninguno de los delegados

o delegadas al MCP–B cuenta

con recursos financieros para realizar consultas regulares con sus bases.

“La falla está en nuestra organización. Es bueno que estemos bajo RED- BOL pero necesitamos una representación ex- clusiva de las MVVS. RE- DBOL nos da un espacio pero tenemos que apro- piarnos de ese espacio porque otra persona no conoce la situación de las MVVS” (Grupo Focal MVVS. La Paz)

“Tienen que ser más par- ticipativas, más activas. Necesitamos articula- ción y compromiso, y muy pocas lo han cum- plido” (Representante hombre de sub receptor.

La Paz)

“No conocemos qué

es el MCP. Las personas

que van no viven como nosotras. Seguro es un gay de camisa y pan-

talón. Nadie se ha pre- ocupado por fortalecer

a las chicas Trans para

estar en el MCP, por eso las personas externas nos representan.” (Grupo Focal Trans. Santa Cruz)

“Las mujeres no son ac- tivistas ni proactivas. Aún REDBOL tiene el objetivo de realizar acciones más específicas para las mu- jeres porque no hay mu- jer que lleve la agenda de las mujeres. Las MVVS están en REDBOL, las Trans dentro el Colectivo GLBT” (Representante hombre de SR. Santa Cruz)

“…tampoco REDBOL está representando muy bien a las MVVS.” (Grupo Focal MVVS. Cochabamba)

flickr.com (Fotógrafo: RodrigoFavera) Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos

flickr.com (Fotógrafo: RodrigoFavera)

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

A lo largo del estudio se iden-

tificaron algunas barreras para

la efectiva participación de las

mujeres y Trans en el MCP-B:

Limitada información so- bre los procesos y bajo desarrollo de habilidades para negociar o intervenir en una reunión, escribir un documento o compren- der un presupuesto.

Los grupos de las bases carecen de una agenda unificada.

• Percepción de que las mujeres son manipuladas por los representantes hombres.

Ocupaciones de la vida cotidiana vinculadas al género, como el trabajo en el hogar y el cuidado de los hijos, limita principal-

mente la participación de las MVVS.

Una gran barrera para las Trans es el acceso a do- cumentos de identidad

que les permita tramitar la personería jurídica de sus organizaciones, tener un boleto aéreo o firmar do- cumentos legales.

Limitada articulación en- tre delegados de sectores

amplios (como el colec- tivo GLBT y la represen- tación de PVVS) y las po-

blaciones específicas que agrupan, lo que impide la discusión de la agenda común.

Estructuras del MCP-B y los GCD que no garantizan el acceso a grupos de mu- jeres.

“Todas las actas del MCP son copiadas al directo-

rio del Colectivo TLGB de Bolivia, donde participan 2 Trans. Si tienen algún aporte, tendrían que ha- cerlo llegar. La suplente dentro del MCP es una Trans que vive en La Paz, por lo tanto se pide que

participe (aunque esté presente el titular) en las reuniones del MCP.

Se tiene una serie de contactos vía e-mail con Trans, a quienes se les hace llegar información de las decisiones toma-

das en el MCP para su conocimiento” (Representante Colectivo GLBT)

A excepción de las MVVS, quienes reciben alguna información de sus representantes en los Foros Nacionales de PVVS, las mujeres y Trans no conocen la forma de elección de los representantes en el MCP.

BOLIVIA

IIIb. Participación en la construcción de propuestas

La construcción de propuestas, en el marco del FM, ha atrave- sado procesos distintos.

En el año 2003, en el marco de la Ronda 3, debido a la incipiente organización del MCP, los acto- res clave en la preparación de la propuesta país fueron las agen- cias de cooperación con algu- na participación de las PVVS.

Para la Ronda 8 se contrató un consultor, quien tomó contacto y consultó con los grupos de la SC. La propuesta fue aprobada por el panel de revisión técnica que devolvió algunas observa- ciones y preguntas.

Para la Ronda 9, por decisión del MCP-B, se eligió un comité técnico para la elaboración de la propuesta. Su composición fue la siguiente: Redes de PVVS, Colectivo TLGB, ONUSIDA, UN- FPA, Programa Nacional de VIH, Receptor Principal y 3 miembros de los GCD. A excepción de UNFPA, todos eran miembros del MCP.

En este proceso se registraron desacuerdos en cuanto a la

12. Avalada por el MCP-B (Acta del MCP, 21 de Mayo de 2009)

priorización de las necesidades de una u otra población.

Las MVVS, TS y población Trans no participaron en la elabora- ción de las propuestas, aunque hubo la expectativa de que sus demandas (proyectos de em- poderamiento para MVVS, siste- mas de apoyo para la dotación de leche para los hijos/as de MVVS, protección de los dere- chos humanos de las TS y la po-

blación Trans, y mejores servicios de prevención) serían incluidas

a través de la participación de

sus representantes “indirectos” como las redes de PVVS y Co- lectivo GLBT.

Las TS pusieron sus esfuerzos en una propuesta de nivel regio- nal 12 , precisamente porque sentían que los procesos a nivel nacional no estaban abiertos a

su participación.

No se conocen mecanismos (formales o informales) de con-

sulta para que las comunidades afectadas o la SC revisen la pro- puesta o propongan cambios a

la misma antes de ser enviada.

Las percepciones respecto del

proceso pueden variar entre los/ las representantes y sus bases.

Las MVVS, TS y población Trans no participaron en la elaboración de las propuestas, aunque hubo la expectativa de que sus demandas serían incluidas a través de

la participación de sus representantes “indirectos” como las redes de PVVS y el Colectivo GLBT.

“La participación de las Trans en los proyectos del FM es nula. Son proyectos aproba- dos para nosotras pero sin no- sotras.” (Grupo Focal mujeres Trans. Cochabamba)

“En la última elaboración de la propuesta país, la Red TREBOL envió una propuesta que ela- boró, a la cual se introdujeron varios pedidos mediante el de- legado del Colectivo TLGB de Bolivia. Adicionalmente, con el apoyo del CICT se tuvo una consulta nacional en donde participaron varias Trans.” (Representante Colectivo GLBT)

“No se conoce ninguna con- sulta a las TS sobre proyectos del FM en la Ronda 9” (Agente multiplicador par de TS. SR Santa Cruz)

“Las MVVS estuvieron dentro de la propuesta a través de REDBOL, pero la agenda de las MVVS quedó muy diluida”.

“Si tenemos hijos es imposible que participemos en estos espa- cios. A veces sacan a las MVVS porque no son profesionales”. (Grupo Focal MVVS. Santa Cruz)

Las participantes de los gru- pos focales y algunos/as miembros del MCP coinciden en que la existencia de redes que agrupen a la población específica, como es el caso de las TS, fortalecería la par- ticipación de las mujeres y Trans en los procesos de cons- trucción de propuestas, así como el liderazgo de mujeres al interior de la composición del MCP.

De otro lado, señalan que:

la representación de MVVS y Trans diluida a través de la re- presentación más amplia del colectivo GLBT y las redes de PVVS; la limitada comunica- ción entre representantes en el MCP y sus bases; la falta de mecanismos formales o infor- males y recursos financieros para realizar consultas direc- tas entre los y las delegados/ das y las bases; el proceso de toma de decisiones centrali- zado en la ciudad de La Paz; la falta de organizaciones fuertes en la base y el tiempo limitado para la redacción de la propuesta limitaron la participación de las mujeres y Trans en la construcción de la propuesta y no permitieron mecanismos amplios de con- sulta.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

“No se conoce participa- ción de las MVVS para la Ronda 3.Todo se hace di- rectamente en La Paz con consultores externos. La validación y aprobación fue muy veloz. Estamos aisladas y abandonadas.” (Grupo Focal MVVS. Cochabamba)

“Aunque se enviaron correos sobre la elabora- ción de la propuesta a la Ronda 9, no se leyeron”

“Los representantes se re- únen entre ellos, y cuando ya se ha decidido, enton- ces nos informan.” (Grupo Focal MVVS. La Paz)

y cuando ya se ha decidido, enton- ces nos informan.” (Grupo Focal MVVS. La Paz) flickr.com

flickr.com (Fotógrafo: Adam Jones)

BOLIVIA
BOLIVIA

flickr.com (Fotógrafo: Szymon Kochański )

IIIc. Acceso a recursos del Fondo Mundial

El proyecto aprobado en la Ronda 3, cuya ejecución fi- nalizó en enero del 2010, con- templó algunas actividades específicas para mujeres que se centraron en la realización de pruebas de VIH, provisión de condones, y tratamiento de ITS para TS y población Trans, así como la provisión de profilaxis para mujeres gestantes y re- cién nacidos y la dotación de leche por un año para reducir la transmisión vertical 13 .

Ninguno de los grupos en que se enfoca este estudio accedió de forma directa a los recursos del FM en calidad de sub re- ceptores (SR).

En el caso de las MVVS, son in- directamente beneficiadas a través de tres SR que trabajan en alcance a PVVS y en el ac- ceso a medicamentos ARV y para enfermedades oportunis- tas. Aunque están conscientes de que son beneficiadas con las capacitaciones y reuniones que se hacen para todas las PVVS, las MVVS sienten que el apoyo que reciben se limita a la provisión de pequeños re- cursos para los refrigerios de los Grupos de Ayuda Mutua, si es

que se solicitan.

Los SR señalan que el diseño del Proyecto País no permite el fortalecimiento de grupos de la sociedad civil, y menos grupos de mujeres.

Las personas Trans se bene-

fician indirectamente con la distribución de condones en los CDVIR, aunque la provisión no abastece la demanda. En los grupos focales, las Trans seña- laron que el acceso a los me- dicamentos ARV y para enfer- medades oportunistas no está garantizado para ellas, debido

a la falta de información, la

discriminación y el maltrato en centros de salud.

Las TS se benefician indirecta-

mente de la promoción de la prueba del VIH y la distribución de condones; sin embargo, son insuficientes y no cubren las necesidades de la población. Los programas de prevención del FM no alcanza a las TS que

se encuentran en las calles. Se

han conocido casos en que los dueños de los locales venden

los condones adquiridos con re- cursos del FM a pesar de que su distribución debe ser gratuita.

Las expresiones de las personas entrevistadas y participantes de los grupos focales reflejan la desconfianza y malestar acerca de las actividades que se realizan en las diferentes instancias con los recursos del FM destinados a la atención y prevención. Si se identifican fuentes de apoyo, son de otros financiadores.

En uno de los comentarios en el Grupo Focal (GF), las MVVS

hacen referencia a esfuerzos específicos realizados por la Asociación Ibis-Hivos (RP de la propuesta para VIH) para tener acciones con beneficio directo en las MVVS, aunque no se en- contraba en la propuesta país. Tales acciones se concentraron en capacitaciones en inciden- cia política, co-financiamiento del Foro Nacional de Mujeres, niños/as y adolescentes con VIH, así como publicación de guías de incidencia política para MVVS y material de pre-

13. La Ronda 9, por su parte, incluye actividades específicas para Trans y TS y continúa la prevención de la transmisión vertical.

www.simonbarrowphotography.co.uk

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial vención orientado a mujeres. Estas acciones

vención orientado a mujeres. Estas acciones solamente fue- ron posibles entre los años 2008 y 2009.

Las organizaciones o grupos de MVVS, TS y Trans no tienen consolidado su estatuto legal ni la experiencia institucional que pueda ayudar al acceso directo de los fondos. En ge- neral, desconocen la forma en que se hacen las licitaciones y tienen la percepción de que la información circula en una élite que tiene el objetivo de redistri- buir los recursos entre sí misma.

14. 30 Bs equivalen a US$5.30

“De la Redvihda recibimos 30 Bs 14 para un GAM por mes” (Grupo Focal MVVS. Santa Cruz)

“… los requisitos de personería jurídica impiden el acceso directo [de las mujeres] a los fondos. Podemos decir que, de rebote, se benefician del FM a través del acceso a me- dicamentos ARV y actividades de prevención que ejecutan los programas y otros SR, pero no lo hacen ellas mismas” (Representante GCD. Cochabamba)

“No tenemos acceso a los recursos. Tal vez algo a través de los condones en centros de salud. El Programa nos da 144 condones para 15 días; esto no abastece. Hacen faltan lubricantes.” (Grupo focal Trans. Cochabamba)

“Se han conocido casos de venta de condones por parte de los dueños de locales, aunque se quedó con el Programa Nacional que habrá sanciones fuertes y directas para los que los venden” (Agente Multiplicador Par TS. SR Santa Cruz)

“Se reciben 40 condones cada 3 semanas por cada compa- ñera, pero no abastece a la demanda” (Grupo Focal TS. Cochabamba)

“Se entregan 50 condones por visita y se hacen 2 visitas

al mes. [Las TS] casi no vienen

a los grupos, no hay incentivo

porque pierden su trabajo. No tienen información sobre el MCP. Hay desmotivación, se sienten utilizadas para proyec- tos. Hay necesidades básicas como educación y empode- ramiento. El proyecto del FM no abastece las necesidades de las TS: condones, lubrican- tes, promoción de la prueba. Se necesitan más recursos para llegar a las TS.” (Agente Multiplicador Par TS. SR, Santa Cruz)

“Años y años, las TS han servido para el FM pero nunca hemos visto ni un centavo.”

“A veces, las mismas compa- ñeras dicen que nos llenamos los bolsillos de plata por ir a las reuniones.” (Grupo Focal con TS. Cochabamba)

“Son proyectos aprobados para nosotras pero sin nosotras. La persona gay no conoce la realidad de la población Trans. No nos sentimos representa- das.” (Grupo Focal Trans. Cochabamba)

“Las MVVS estuvieron dentro

de la propuesta solo a través de REDBOL, pero la agen- da de las MVVS quedó muy diluida. No nos invitan, no nos informan, somos las que no tenemos voz; esa es la percep- ción que tienen de nosotras. Ibis-Hivos es la única organi- zación internacional que se ocupó de las MVVS.” (Grupo Focal con MVVS. Santa Cruz)

es la única organi- zación internacional que se ocupó de las MVVS.” (Grupo Focal con MVVS.

BOLIVIA

IV. Discusión

Según las percepciones de las informantes de los tres grupos de mujeres, el análisis de los do- cumentos y la observación de los procesos relacionados al FM en Bolivia, podemos incidir en los siguientes puntos acerca de la efectiva participación de las mujeres en los procesos del FM en Bolivia:

Existen percepciones de que la participación de las mujeres fue usurpada.

Existe la percepción de que la representación y participación de las mujeres y Trans parece haber sido “asumida”, a veces “usurpada”, y auto atribuida, por otros representantes. Esta percepción se alimenta de prácticas propias del sistema de género en Bolivia (predo- minantemente machista) que hace que las mujeres y sus aliados se vean con muchas dificultades para asumir una re- presentación propia.

Metodología de organi- zación del MCP se con- centra en regiones, no en poblaciones. Es importante

anotar que la forma de organi-

zación y trabajo del MCP-B no se concentra en poblaciones afectadas; aunque se comen- zó involucrando a las PVVS y luego al Colectivo TLGB y a las TS, el MCP-B tiene un enfoque en regiones. Sin embargo, las directrices actualizadas para el MCP y que se emiten desde la Junta del FM, han abierto poco a poco las puertas para una mayor participación.

La representación indirec- ta requiere apoyo para ser efectiva. Ni siquiera en

el caso de las PVVS, donde por un tiempo la delegada al MCP fue una mujer, se consi- dera que se haya hecho una cabal representación de las necesidades de las MVVS. Por el contrario, existe una fuerte percepción de que se ha uti- lizado a las mujeres para las firmas de los proyectos.

Es importante señalar que ningu- no de los y las delegados/das re- cibe ningún tipo de apoyo para establecer mecanismos de ren- dición de cuentas con las bases. Se podría asumir que las dificul- tades de comunicación con las bases ocurren, inclusive, en algu-

nos GCD que no se encuentran organizados y fortalecidos.

Un mecanismo de informa- ción e inducción general para los y las nuevas delegadas, se constituiría en una buena he- rramienta para mejorar la co- municación.

Por algún tiempo, esta función fue asumida por la web del MCP que se financiaba con la Iniciati- va Back Up. Sin embargo, fue la limitación de recursos para el fun- cionamiento del MCP la razón por la cual se retrocedió en el tema de la información pública.

La representación indirecta no solo necesita herramientas que expandan el acceso a la infor- mación, sino la voluntad de ne- gociar la representación de las necesidades en los y las delega- dos/das, y la capacidad de abo- gar en las bases. Es posible que las bases y los y las delegados/ das necesiten mejorar sus capa- cidades de negociación.

No existe apoyo para generar información de inducción a los procesos del FM, por ello hay un grupo reducido de personas y organizaciones que tienen una participación efectiva.

de personas y organizaciones que tienen una participación efectiva. flickr.com (Fotógrafo: toastforbrekkie) 20

flickr.com (Fotógrafo: toastforbrekkie)

Ni siquiera en el caso de las PVVS, donde por un tiempo la delegada al MCP fue una mujer, se considera que se haya hecho una cabal representación de las necesidades de las MVVS. Por el contrario, existe una fuerte percepción de que se ha utilizado a las mujeres para las firmas de los proyectos.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Debilidad institucional en las organizaciones de mu-

jeres y Trans. Las limitadas ha- bilidades de las mujeres y Trans fortaleció la visión de que ellas no pueden representarse efec- tivamente a sí mismas, por lo cual se justifica el “apoyo” de otros actores más capacitados, con más tiempo y recursos.

No solamente existe una de- bilidad en las mujeres cuando son delegadas a una repre- sentación. Esto puede enten- derse por el sistema de géne- ro dominante en Bolivia que no promueve el liderazgo de las mujeres-en-general, en- tendiéndose esta tarea como una exclusiva de los hombres. También, las organizaciones de mujeres tienen debilidades insti- tucionales a las cuales se debe prestar atención y brindar apo- yo. Algunas de ellas son: falta de recursos para reuniones, desconocimiento de tecnolo- gías de comunicación como correos electrónicos o similares, falta de sedes físicas de reunio- nes (por ejemplo, las MVVS en Cochabamba se reúnen en las oficinas de una ONG de pre- vención, y las TS en todo el país se reúnen en locales donde, a veces, trabajan, pero ahí de- ben pagar un consumo).

Tampoco las Trans tienen una sede de reuniones, aunque re- ciben apoyo con espacios por parte de la Mesa Nacional de Trabajo (Alianza que apoya a PVVS, TLGB y TS). Además de la

falta de espacio, se debe forta- lecer la personería jurídica de las organizaciones de mujeres

y la capacidad institucional de

participar, presentar proyectos

y administrarlos.

término que permita la adapta- ción de la propuesta de acuer- do al crecimiento y dinámica de la epidemia, respetando los indicadores y metas.

La caracterización epi- demiológica de la epide- mia del VIH en Bolivia no

permite la inclusión de las

necesidades de las muje-

Incapacidad de la pro-

res. Por otro lado, la naturaleza de la epidemia en Bolivia —epi-

puesta país para responder

demia concentrada— impide

alascrecientesyemergen-

que se puedan incluir acciones

tes necesidades de grupos

para el fortalecimiento de las organizaciones de mujeres en

de mujeres. Es importante

un proyecto a ser financiado

tener en cuenta que a nivel lo- cal no se han definido ni nego- ciado las demandas. Por otro lado, la propuesta de Ronda

por el FM, eliminando así del escenario epidemiológico a las mujeres. Es posible que la infor- mación epidemiológica dispo-

3

fue construida por lo menos

nible no esté respondiendo a la

5

años atrás cuando las nece-

velocidad de crecimiento de

sidades de las mujeres y Trans

la epidemia.

vinculadas al VIH no estaban

visibilizadas y sus organizacio- nes no se habían conformado. La propuesta, luego de 5 años de implementación, ha que- dado obsoleta para responder

a los desafíos planteados por la

epidemia.

Es posible que sea necesario, en el marco de la Junta del FM, tener un mecanismo de medio

Los constantes cambios en la composición de MCP hacen difícil la inducción para nuevas delegadas.

El MCP, como la mayoría de los mecanismos relacionados al FM, es un mecanismo en evolución y aprendizaje cons- tante, y resulta evidente que para su mejor funcionamiento,

BOLIVIA

es necesaria una fuerte dosis de regularidad y estabilidad.

En el caso del MCP boliviano, los y las delegados/das cam- bian constantemente debido

a cambios políticos en el Minis-

terio de Salud y en las propias organizaciones de la SC; de esta forma, hay pocas perso- nas que han estado en todas las asambleas del MCP del último año, lo cual hace muy difícil la conservación de la me-

moria institucional para permitir

o limitar un cambio. Tampoco

se han previsto mecanismos de inducción o transferencia de información que faciliten este cambio de representantes.

Limitada comunicación entre los y las delegados/ das y las bases. Existe una

débil comunicación y rendi- ción de cuentas entre bases y delegados o delegadas. Esta debilidad puede asociarse a la falta de voluntad de consulta, falta de tiempo para reuniones, falta de apoyo económico para lograr convocatorias, o simplemente, una convocato- ria a la asamblea muy inespe- rada que no permite siquiera una consulta electrónica. Esta limitación podría extenderse a otros miembros del MCP.

limitación podría extenderse a otros miembros del MCP. flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.) V. Conclusiones

flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.)

V. Conclusiones

Actualmente, las mujeres con VIH y Trans deben ha- cer llegar sus demandas y necesidades al MCP-B a través de una representa- ción indirecta: Colectivo TLGB, Redes de PVVS y a través de los GCD. Este me- canismo, aunque es una

oportunidad, no ha ga- rantizado la participación efectiva de las mujeres y Trans, ni el posicionamiento de sus necesidades.

No existe ningún mecanis- mo de apoyo para que los

y las delegados/das con-

sulten regularmente con

las bases, recojan informa- ción sobre sus necesidades

e informen sobre las accio-

nes del MCP-B.

• En casos en que se ha otorgado un asiento espe- cífico a las mujeres (el caso de las TS), no ha habido un proceso de inducción, lo que ha resultado en una participación formal pero no efectiva.

Los aspectos vinculados a los roles de género persis- tentesenBolivia,perpetuán el discurso y la visión de que las mujeres no tienen, en esencia, la capacidad

de organizarse y participar en mecanismos como el

MCP-B o acceder a recur- sos del FM. Los mismos roles de género hacen que las mujeres perciban que son

ellas mismas las culpables de esta incapacidad.

No solo existe una debilidad en las mujeres cuando son delegadas a una representación. Esto puede entenderse por el sistema de género dominante en Bolivia que no promueve el liderazgo de las mujeres-en- general.

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

VI. Recomendaciones

De acuerdo a las demandas de las mujeres que viven con VIH, las mujeres Trabajadoras Sexuales y las Trans:

Las organizaciones deben recibir apoyo para su for- talecimiento institucional. Además, debe brindarse mayor información y escu- char activamente a sus ne- cesidades y demandas.

La participación de las po- blaciones específicas y más afectadas por el VIH ha sido de beneficio para el MCP en otros países. En tanto, oficializar la participación de las TS en el MCP-B y pro- mover la participación de otras poblaciones puede resultar en un mejor desem- peño del mecanismo.

Las mujeres [y la población en general] se beneficiarían de un mecanismo regular de información y consulta

de los y las delegadas y sus bases. Este mecanismo también podría servir poste- riormente como base para una estrategia de rendición de cuentas para todos los y las delegados/das.

Todos los miembros del MCP podrían beneficiarse de un mecanismo regular de inducción para nuevos de- legados, en el cual se brin- de información estratégica que permita una participa- ción más efectiva y mejor acceso a los recursos.

• En cualquier acción de in- clusión se deben respetar

los niveles de autoridad de las mujeres organizadas.

Es necesario generar la in- formación epidemiológica que demuestre el riesgo y la vulnerabilidad de las muje- res, Trabajadoras Sexuales y Trans frente al VIH y sida.

Se debe fortalecer la capa- cidad de las representantes de las mujeres y de sus insti-

tuciones para que tengan roles más protagónicos en todos los niveles relaciona- dos al FM en Bolivia.

• Dado que la representa- ción indirecta se puso en marcha desde la fundación del MCP con resultados no uniformes, es posible que se

tenga que considerar una reestructuración que deli-

que se tenga que considerar una reestructuración que deli - red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net flickr.com

red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net

que deli - red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.) flickr.com

flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.)

flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.) flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.) beradamente

flickr.com (Fotógrafo: Daniel Zanini H.)

beradamente incluya la re- presentación por regiones

(como ya se hace) y la re- presentación por poblacio- nes más afectadas en las epidemias del VIH/Sida, la Tuberculosis y la Malaria; es decir, considerar un sistema

de cuotas y representación combinada de poblacio- nes y regiones. Tal reorgani- zación puede ser difícil pero brindará beneficios en la búsqueda del consenso y la equidad. Es posible que

tal reorganización incluya a actores que no se han con- siderado hasta la fecha por ningún liderazgo del MCP:

tales como grupos de mu- jeres, indígenas, jóvenes y similares.

la fecha por ningún liderazgo del MCP: tales como grupos de mu- jeres, indígenas, jóvenes y

selvas.eu

BOLIVIA

VII. Referencias bibliográficas

“El Estado pagará detección y tratamiento del VIH/Sida”, Situación actual de la epidemia del VIH/Sida en Bolivia. Programa Nacional de ITS/VIH/Sida, La Prensa 18/03/2010.

Número de nuevos casos de Sida subió en 40% en 2009”, Dra. Carola Valencia, Coordinadora Nacional Programa ITS/VIH/Sida, La Prensa

16/10/2009

Disponible en http://www.laprensa.com.bo/noticias/09-02-10/noti-

cias.php?nota=09_02_10_socd2.php

Situación Actual de la epidemia del VIH/Sida en Bolivia, Programa Nacional de VIH / Sida 17/03/2010 Fuente: Asociación Ibis-Hivos. Disponible en: http://www.ibis-hivos.

net/tsc1.asp?seccion=obj

Estatutos, reglamento interno y código de ética. Mecanismo de Co- ordinación de País: 2007, pp. 52

Estatutos, reglamento interno y código de ética. Mecanismo de Co- ordinación de País: 2007, OPS, GTZ, El Fondo Mundial pp. 23, 25

MayoresdetallesdelasactividadesylospresupuestosdelosSRpueden consultarse en: http://www.ibis-hivos.net/tsc1.asp?seccion=obj#

Acta por el MCP-B (Acta del MCP, 21 de Mayo de 2009)

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial

Anexo I

Resumen de entrevistas y grupos focales

Departamento

Grupo focal

Entrevistas

   

1 Representante PR

1 Grupo focal con mujeres con VIH

1 Representante Secretaría MCP

La Paz

1 Grupo focal con personas Trans

1 Representante Programa Nacional de VIH y Sida

1 Representante de sub receptor

1 Representante de cooperación

 

1 Grupo focal con Trabajadoras Sexuales

 

Cochabamba

1 Grupo focal con mujeres con VIH

1 Representante de GCD

1 Grupo focal con personas transgénero

   

1 Director Ejecutivo de sub receptor

1 Grupo focal con mujeres con VIH

1 Persona implementadora de proyectos con Trabajadoras Sexuales

Santa Cruz

1 Grupo focal con personas transgénero

1 Representante de GCD

1 Representante de sociedad civil

Trinidad

 

Presidente del MCP y secretario del MCP

Anexo II

Preguntas principales para los grupos focales y entrevistas

¿Participan las mujeres con VIH/Trabajadoras sexuales/Transgénero en el MCP Bolivia?

¿Participan las mujeres con VIH/Trabajadoras sexuales/Transgénero en la elaboración de propuestas del Fondo Mundial?

• ¿Conocen quién administra el Fondo Mundial en Bolivia?

¿Acceden ustedes directamente a los recursos del Fondo Mundial?

BOLIVIA

BOLIVIA HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos
BOLIVIA HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos

HAZ

BOLIVIA HAZ ESCUCHAR TU Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos

ESCUCHAR

TU

Estudio sobre la efectiva participación de mujeres y trans en los procesos del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe

procesos del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa

VOZ

Un trabajo del

del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa de

Un programa de

del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa de

Con el apoyo técnico y financiero de:

del Fondo Mundial en América Latina y el Caribe VOZ Un trabajo del Un programa de