VI ENCUENTRO DE EXPERIENCIAS EN MANEJO COLECTIVO DE RECURSOS COSTEROS Declaración de San Crisanto Desde estas tierras cuna de la civilización maya

, cuya fuerza y rasgos culturales persisten hasta nuestros días, las organizaciones sociales y agrarias que conformamos la Red para el Manejo y Conservación de los Humedales de México reunidas en San Crisanto Yucatán, del 20 al 24 de febrero del presente año para realizar el VI Encuentro de Experiencias en Manejo Colectivo de recursos costeros, manifestamos a la nación mexicana lo siguiente: 1) No obstante el valor económico ecológico y cultural de los ecosistemas costeros de nuestro país; de su vulnerabilidad ante el cambio climático; de los derechos que pueblos originarios, ejidos y comunidades que viven en ellos y de la existencia de un marco jurídico que los reconoce y protege, atestiguamos en los últimos años un embate avasallador sobre este frágil territorio, manifestado en megaproyectos de generación de energía, minería, desarrollo turístico, agroindustriales, acuícolas y de infraestructura, que obedecen a una lógica de saqueo de los recursos naturales para alimentar un modelo económico no sostenible. Los cuales se intentan maquillar de proyectos verdes, generadores de empleo, respetuosos de los derechos humanos y de promotores del desarrollo que demuestran ser todo lo contrario. Por poner algunos ejemplos: En el sistema lagunar de Alvarado, Veracruz declarado sitio Ramsar, hábitat del manatí especie en peligro de extinción y una de los principales pesquerías ribereñas del país se han autorizado estudios y exploraciones para ubicar yacimientos de gas y petróleo sin informar a las comunidades locales y poniendo en riesgo sus formas de vida y el equilibrio ecológico del humedal. . En Cabo Pulmo, Baja California Sur uno de los principales refugios para la biodiversidad marina del Pacifico, declarado ANP y sitio Ramsar, la SEMARNAT autorizó el proyecto de Puerto Cortés de capital español ignorando los riesgos que tiene este proyecto evidenciados por la sociedad civil, académicos y pobladores locales. En Oaxaca, Sonora y Nayarit la Comisión Federal de Electricidad esta impulsando grandes obras para la generación y transmisión de energía eléctrica que ponen en grave riesgo humedales prioritarios a nivel mundial, como son el Sistema Lagunar Chacahua Pastoria, Marismas Nacionales y las Reservas de la Biosfera del Alto Golfo de California; además de vulnerar los derechos humanos de ejidos y comunidades, pescadores y campesinos; indígenas y no indígenas.

VI ENCUENTRO DE EXPERIENCIAS EN MANEJO COLECTIVO DE RECURSOS COSTEROS Nos referimos al proyecto hidroeléctrico Paso de la Reina en Oaxaca, Presa hidroeléctrica Las Cruces en Nayarit y al proyecto Línea de Transmisión 6 de AbrilCucapah, en Sonora. En las costas de Oaxaca y Yucatán se están promoviendo parques eólicos de capital extranjero poniendo en riesgo sitios de anidación, alimentación reposo y transito de aves migratorias reconocidos internacionalmente, bajo procesos violatorios del Convenio 169 de la OIT y con contratos desventajosos de compra/venta y arrendamiento de tierras ejidales y comunales. En nuestras costas se promueven plantaciones en grandes extensiones de tierra para la producción de biocombustibles como la palma africana, demandante de grandes cantidades de agua y sustituyendo superficie dedicada a la producción de alimentos, el caso más drástico se vive en la Costa de Chiapas donde incluso se está invadiendo con este monocultivo la Reserva de la Biosfera de la Encrucijada, amenazando el hábitat de especies de flora y fauna de interés para la conservación. Las recientes autorizaciones del gobierno mexicano para el cultivo de transgénicos como maíz y soya, para el caso de Yucatán entre otras situaciones, amenazan la producción tradicional de miel reconocida a nivel mundial, por la contaminación del polen, poniendo en riesgo la economía de 25 mil familias mayas. En la costa de Veracruz, el recientemente anunciado proyecto minero Caballo Blanco, en el municipio de Alto Lucero, constituye una amenaza para los ejidos y comunidades costeras por la contaminación de ríos, mantos freáticos y lagunas. 2) A lo largo de estos seis años de encuentros en diferentes estados del país, hemos constatado la inoperancia de las instituciones dedicadas al medio ambiente, al campo y la pesca que por un lado solapan y son cómplices de proyectos de gran capital, no sustentables económica, social y ambientalmente, y por otro lado, castiga y bloquea las iniciativas de desarrollo agropecuario, pesquero, turístico de las comunidades costeras rurales e indígenas. Así mismo, verificamos la aplicación de políticas erróneas de la CONAGUA para enfrentar problemas derivados del cambio climático, como en Chiapas: el dragado y encauzamiento de los ríos costeros que aceleran el azolvamiento de los sistemas lagunares, y en Tabasco, la creación de diques para reducir el riesgo de inundación de la ciudad de Villahermosa a costa de inundar las tierras y poblados circunvecinos. Es muy evidente la ausencia de políticas claras para el manejo integral de las zonas costeras lo cual genera graves vacíos de autoridad, dispersión de los recursos públicos con escasos resultados, la agudización de los efectos del cambio climático y de conflictos sociales por el acceso a los recursos.

VI ENCUENTRO DE EXPERIENCIAS EN MANEJO COLECTIVO DE RECURSOS COSTEROS 3) En la actual coyuntura política ninguno de los partidos que contienden por la presidencia de la Republica han planteado soluciones a la problemática ambiental y social de las zonas costeras, ni tampoco han planteado un cambio para el modelo económico actual, ante ello reivindicamos en el ejercicio de nuestros derechos, la necesidad de construir un modelo alternativo desde las organizaciones de base, sustentado en la educación, la apropiación de nuestros territorios y recursos naturales, revalorización del manejo colectivo, de nuestra cultura y en una agenda propia para incidir en las políticas de desarrollo. En este sentido, demandamos: La acción concreta del estado para enfrentar la problemática de la erosión costera en el estado de Yucatán. Declarar zona libre de transgénicos a las regiones de alta biodiversidad como es la península de Yucatán. Una revisión profunda de los esquemas para la declaración y manejo de las áreas naturales protegidas, encaminada a mejorar los niveles de vida de las comunidades propietarias, poseedoras y usuarias de las áreas. La suspensión total de los trabajos encaminados a la construcción de grandes presas Respeto irrestricto a los derechos de los ejidos, comunidades y organizaciones de base usuarias y poseedoras de los recursos costeros por encima de intereses que atentan contra sus medios de vida. Garantizar y reivindicar los derechos humanos de los movimientos de defensa del territorio y los recursos naturales A todos los partidos políticos plantear propuestas concretas a la problemática de los ecosistemas costeros y para el desarrollo integral de las comunidades. Un cambio profundo en el diseño de las instituciones del sector ambiental ya que el actual enfoque gerencial es incongruente con la realidad social y económica del país. El diseño de una verdadera política pública para las zonas costeras, con un enfoque de manejo integrado y participativo. Manifestamos nuestra solidaridad y apoyo con los movimientos en defensa del territorio y los recursos naturales que se han generado como respuesta a los proyectos eolicos en el Istmo de Tehuantepec, a los proyectos hidroeléctricos en Oaxaca y Nayarit, a los proyectos mineros en Veracruz y con los comunidades hermanas de la Costa de Guatemala que enfrentan las concesiones mineras de sus playas.

VI ENCUENTRO DE EXPERIENCIAS EN MANEJO COLECTIVO DE RECURSOS COSTEROS Hacemos un llamado a las comunidades y organizaciones que manejan recursos costeros del país a fortalecer sus procesos de base a través de la construcción de autenticas redes como ya ocurre en el estado de Sonora, Chiapas y Oaxaca. Todas estas acciones contribuyen efectivamente a enfrentar los efectos del cambio climático. El agua vale más que el oro Sin manglar no hay futuro Ríos para la vida y no para la muerte San Crisanto, municipio de Sinanché, Yucatán, Mex, a 24 febrero de 2012 Organizaciones firmantes Baja California Sur: Ejido Luis Echeverría Álvarez, Asociación de Productores Forestales de Mulegé, A.C. Chiapas Red de Humedales Mocayas de la Costa de Chiapas. Nayarit: Asoc. de Silvicultores de Selva y Marisma de Nayarit, Oaxaca: Red de Humedales de la Costa de Oaxaca, La Ventana, A.C. Sonora: Red de Humedales de la Bahía de Adahir; Veracruz: Soc. Coop. Mujeres Experimentando Yucatán: Ejido San Crisanto, Fundación San Crisanto, A.C., Soc. Coop. Ruta hacia el Progreso; Soc. Coop. Artemarina, Soc. Coop. Pescadores Unidos de San Crisanto; Soc. Coop. Pescadores Asociados de la Laguna Rosada. Red Manglar México.