Está en la página 1de 3

Uso de fármacos en convulsiones de pequeños animales

Juan Rejas López Dpto. Medicina Veterinaria. Universidad de León. Campus de Vegazana s/n. 24007 León.
La información contenida en este documento puede ser impresa para uso personal, pero no reproducida ni distribuida sin el consentimiento por escrito de los autores. Derechos reservados ©, 2002. Publicado en CONSULTA de Difusión Veterinaria, 2002, 10 (94): 95-97.

1. CONTROL A LARGO PLAZO DE LA EPILEPSIA CANINA En perros el antiepiléptico de elección es el fenobarbital, pudiendo usarse como alternativa la primidona, si bien es potencialmente más hepatotóxica que el anterior. Cuando la terapia con fenobarbital o primidona no es capaz de controlar las crisis convulsivas generalizadas tónico-clónicas de un perro, se recomienda complementar el tratamiento con bromuro potásico. El resto de antiepilépticos disponibles en la farmacopea humana no suelen ser de utilidad en medicina canina debido a que en esta especie animal se metabolizan muy rápidamente, no consiguiendo concentraciones séricas adecuadas. 1.1. Fenobarbital1 Al inicio del tratamiento se prescribe una dosis de 3-5 mg/kg y día VO, repartida en dos o tres tomas. A las 3 semanas se valora su eficacia clínica y se mide la concentración sérica de fenobarbital, debiendo estar entre 15 y 40 µg/ml. Si las crisis continúan o los valores séricos caen por debajo del mínimo establecido, se incrementa la dosis diaria en un 10-30%, reevaluando al paciente y valorando la concentración sérica 3 semanas después. La dosis diaria de fenobarbital se sigue incrementando de forma similar hasta conseguir controlar las crisis; cuando esto no sucede y la concentración sérica se sitúa entre 30-40 µg/ml durante 1-2 meses, entonces es aconsejable añadir bromuro potásico al tratamiento, tal y como se comenta más adelante. Una vez que se controla la enfermedad, se recomienda medir la concentración sérica a las 8 y 12 semanas, y con periodicidad bianual, a fin de comprobar que se mantienen los niveles sanguíneos. 1.2. Primidona2 Como alternativa al fenobarbital, en perros se puede administrar primidona VO, fármaco que se metaboliza en fenobarbital y feniletilmalonamida, ambos con efecto antiepiléptico, si bien el principal efecto terapéutico se obtiene del fenobarbital. Inicialmente se administra a una dosis diaria de 15-30 mg/kg, repartida en dos o tres tomas. Posteriormente se actúa de manera similar a lo referido con el fenobarbital. 1.3. Bromuro potásico3 El bromuro potásico se comenzó a usar en combinación con otros antiepilépticos (politerapia) cuando un perro con ataques convulsivos generalizados tónico-clónicos no era controlado adecuadamente con monoterapia, bien de fenobarbital o primidona. Sin embargo, en los últimos años se ha empezado a administrar con éxito como único anticonvulsivo. Los niveles séricos terapéuticos de bromuro se sitúan entre 0,8-3,0 mg/ml cuando se combina con fenobarbital, pudiendo llegar a 3,5 mg/ml cuando se administra como único antiepiléptico. El bromuro potásico tarda mucho tiempo en alcanzar concentraciones sanguíneas terapéuticas, por lo que frecuentemente se realiza una primera dosis de carga, a fin de conseguir niveles séricos estables de una manera inmediata. Así, para conseguir una concentración sérica de alrededor de 1,0 mg/ml se administra durante 5 días seguidos una dosis diaria de 120 mg/kg VO, repartida en una o dos tomas, continuándose a partir del sexto día con una dosis diaria de mantenimiento de 30 mg/kg; si se deseara alcanzar una concentración sérica de 1,5 mg/ml, las dosis serían 160 y 40 mg/kg respectivamente. Para comprobar que se consigue y se mantiene la concentración sérica, se deben hacer análisis a los 3 días tras finalizar la dosis de carga, y posteriormente cada 3 semanas, ajustando la dosis diaria de mantenimiento entre 30 y 60 mg/kg. En el caso de aparecer signos de sedación o ataxia durante la dosis de carga, la administración EV de NaCl 0,9% favorece la eliminación renal del bromuro. Si aparecieran vómitos se recomienda dividir la dosis diaria en varias tomas, acordándose de administrar las dosis con alimento.
1

En la farmacopea humana se dispone de LUMINALETAS 15 mg, GARDENAL 50 mg, LUMINAL 100 mg y GRATUSMINAL GOTAS 126 mg/ml. Estas especialidades contienen psicotropos incluidos en el anexo I. 2 En la farmacopea humana se dispone de MYSOLINE 250 mg. 3 Se puede adquirir de compañías como SIGMA-ALDRICH QUÍMICA. Para su administración se prepara una solución de 250 mg/ml (250 g en un litro de agua destilada), y se administra conjuntamente con la comida. Una vez establecida la dosis del paciente, se puede encargar a un farmacéutico la preparación de cápsulas de gelatina con la cantidad apropiada.

5 y 1 g. se instila la mitad de la dosis en cada una de las fosas nasales. comenzando entonces con la dosis de mantenimiento.5 mg/kg de forma lenta. Fenobarbital1 Al inicio del tratamiento se prescribe una dosis de 3-5 mg/kg y día VO. en algunos perros es posible llegar a suprimir la terapia con fenobarbital o primidona. 3. Inicialmente se deben intentar controlar las crisis con benzodiacepinas vía endovenosa o. Alternativamente se pueden usar las presentaciones para uso endovenoso. el epiléptico de elección es el fenobarbital. repitiendo la dosis cada 6 horas 4 En la farmacopea humana se dispone de DIAZEPAM LEO 2 mg. teniendo en cuenta que es más lento en conseguir el efecto deseado.2. repartida en tres tomas. alternativamente. repartida en una o dos tomas. El principal inconveniente del diazepam es que se ha notificado algún caso de necrosis hepática fatal. vía rectal. puede repetirse hasta dos veces esta dosis a los pocos minutos.1. en gatos su metabolismo hacia fenobarbital es mucho menos eficiente que en perros. En el caso de politerapia. 7 TIOBARBITAL BRAUN 0. mientras se adoptan las medidas necesarias para eliminar la causa de las mismas. Aunque se ha descrito el uso de la primidona. Al igual que en perros.5 mg/kg de diazepam vía intranasal consigue concentraciones terapéuticas rápidamente.5 mg/ml se puede comenzar a disminuir la dosis de fenobarbital o primidona aproximadamente en un 25% cada mes.5 y 2. • Diazepam vía endovenosa5: 0. 2. CONTROL DE URGENCIA DE CRISIS CONVULSIVAS El manejo de las crisis convulsivas urgentes debe ir dirigido al diagnóstico de la causa que las provoca. 120 y 180 días tras iniciar la terapia. . recomendándose una dosis diaria entre 0.5 mg y GOTAS 2 mg/ml. generalmente entre 30 y 40 mg/kg y día. por lo que su efecto dura poco tiempo y se necesitan dosis repetidas para mantener su efecto. con un máximo de 10 mg/animal. recomendándose valorar los mismos a los 30. CONTROL A LARGO PLAZO DE LA EPILEPSIA FELINA Similarmente a lo comentado en el apartado anterior. Esta especialidad contiene psicotropos incluidos en el anexo I. disponiendo como alternativa del diazepam. usando las presentaciones para uso parenteral. el cual se distribuye rápidamente en el organismo y cruza la barrera hematoencefálica a mayor velocidad que el resto de anticonvulsivos. manteniendo durante un minuto la cabeza del animal verticalmente en un ángulo de unos 30°. • Diazepam vía rectal6: 0. Salvo que se determine y elimine la causa primaria. El fármaco de elección es el diazepam. 5 En la farmacopea humana se dispone de DIAZEPAM PRODES 10 mg (5 mg/ml) y VALIUM 10 mg (5 mg/ml). pocos son los antiepilépticos disponibles para su uso en gatos. No obstante. repartida en dos o tres tomas. se administrará tiopental vía endovenosa7 lenta hasta conseguir detener las convulsiones.Algunos autores no recomiendan usar la dosis de carga en el caso de que el perro esté siendo tratado con otro antiepiléptico. como el fenobarbital (terapia de mantenimiento). para ello. existiendo individuos que requieren dosis de hasta 10-12 mg/kg y día. Diazepam4 En gatos el diazepam VO es una buena alternativa al fenobarbital. existiendo riesgo de toxicidad por acumulación.0 mg/kg. DIAZEPAM PRODES 2. Si el diazepam no es capaz de controlar en un primer momento las crisis convulsivas. Recientemente se ha publicado que la administración de 0. 6 En la farmacopea humana se dispone de STESOLID MICROENEMAS 5 y 10 mg. recomendándose la valoración de la alanín-aminotransferasa (ALAT) a los 3-5 días de comenzar su administración. una vez detenidas las crisis convulsivas se deben administrar otros antiepilépticos con mayor vida media. 8 En la farmacopea humana se dispone de LUMINAL 200 mg (200 mg/ml). valorando cómo evoluciona el paciente. si no se detienen las convulsiones. pudiendo detener la crisis en pocos minutos. 2. Si bien el efecto terapéutico aparece en pocos días. el diazepam tiene una vida media sérica muy corta. cuando la concentración sérica de bromuro supera los 1. con este método se puede alargar hasta 4 meses el tiempo necesario para estabilizar los niveles séricos.5 mg/kg. Los valores séricos terapéuticos se sitúan entre 10 y 30 µg/ml. Estas especialidades contienen psicotropos incluidos en el anexo I. es prioritario controlar de inmediato el estado epiléptico mediante el uso de anticonvulsivos. En perros. principalmente debido al desconocimiento de su farmacocinética en esta especie animal. Se recomienda comenzar con fenobarbital vía intramuscular8 a una dosis entre 2 y 4 mg/kg. 2. Estas especialidades contienen psicotropos incluidos en el anexo I. Estas especialidades contienen psicotropos incluidos en el anexo I. a fin de corregir el problema subyacente. que se produce entre 5 y 11 días tras el inicio del tratamiento.

Randell SC. 2nd ed. Terapéutica veterinaria de pequeños animales de Kirk. (1995) Absorption of diazepam after its rectal administration in dogs. ed. En: Bonagura JD. Am J Vet Res. Vol 2. (2001) Manejo de convulsiones en perros. XI. 1629-1635. 105-114. LeCouteur RA. Podell M. Bibliografía • • • • • • • • Booth DM. 1028-1031. Hill RC. Proceedings of the 12th North American Veterinary Conference. Shell LG. 421-423. Shurdington: British Small Animal Veterinary Association. Madrid: McGraw-Hill Interamericana de España. 1023-1027. 95-111. Rejas López J. Chrisman CL. ed. (2001) Enfermedades convulsivas felinas. Altonaga JR. Proceedings of the 17h Annual Veterinary Medical Forum. • . Terapéutica veterinaria de pequeños animales de Kirk. (1999) Anticonvulsant clinical pharmacology: improving management of refractory seizures. Manual of small animal neurology. Madrid: McGraw-Hill Interamericana de España. 319-321. 13ª ed. Bonagura JD. 7 (66). si el caso lo requiere se mantendrá con una terapia antiepiléptica a largo plazo vía oral. Gronwall RR. Scott KC. 651654. (1999) Urgencias neurológicas en el perro y el gato. Papich MG. ed. Chrisman CL. Am J Vet Res. 56. En: Bonagura JD. Gonzalo Orden JM. Platt SR. Posteriormente. (1998) What’s new in seizure management?. (1995) Seizures and epilepsy.durante 24 horas. ed. En: Wheeler SJ. En: Kirk RW. Vol 2. Alcorn J. Schwartz-Porsche D. 13ª ed. (1994) Tratamiento de las convulsiones refractarias. (2000) Comparison of plasma benzodiazepine concentrations following intranasal and intravenous administration of diazepam to dogs. Consulta de Difusión Veterinaria. 61. 1092-1098. Madrid: McGraw-Hill Interamericana de España. Terapéutica veterinaria de pequeños animales.