Está en la página 1de 2

Materia Gris

por Vanesa Fernández
El Patronato de Arte Contemporáneo Hoy jueves se celebra en Monterrey la constitución de una iniciativa tan ambiciosa, factible e interesante que pareciera más bien un sueño materializado o alguna conversación de sobremesa de las que se arregla el mundo sobre una taza de café, concretada. Las propuestas que se han desarrollado en los últimos veinte años para promover el arte contemporáneo han sido esfuerzos aislados, y aunque esto no resta lo significativo que muchos de ellos han sido, no deja de ser en su conjunto una batalla fragmentada y carente de dirección. Esto se ve acentuado por el hecho de que muchos de los proyectos más interesantes y de vanguardia han estado en manos de las galerías comerciales. Su labor ha sido extraordinaria, especialmente considerando que han tenido que suplir el aparato de difusión cultural que no existe además de realizar su trabajo como promotores y dealers de los artistas que representan. Sin embargo, a pesar del loable trabajo que han hecho cuando ni siquiera les correspondería asumir semejantes tareas, el resultado no logra tener el impacto que podría esperarse en el público ya que los espectadores toman una distancia escéptica de las nuevas propuestas artísticas al poder rastrear a intereses con un origen comercial su difusión. Aún si este punto se obviara, la suma de los muchos e importantes proyectos de promoción que hasta ahora se han llevado a cabo por los museos, galerías, críticos, curadores, eventos, ferias, publicaciones, etc. no llega a conformar una plataforma con suficiente eco para cubrir las necesidades de información sobre el arte contemporáneo a nivel nacional, por supuesto, mucho menos en el ámbito internacional. La situación que impera en México es ciertamente frustrante tomando en cuenta que hay mucha actividad en el terreno de la creación en México y que el arte que se produce actualmente es verdaderamente competitivo en cualquier lugar que se le situase. Esta condición se ve acentuada al presenciar el creciente interés en las últimas dos décadas por el arte latinoamericano en ferias, bienales y museos internacionales, en donde el único movimiento nacional que ha logrado destacar con éxito es el arte brasileño; a pesar de que México tiene todos los elementos para insertarse de manera contundente en este movimiento, la realidad es que se ha mantenido al margen de esta gran oportunidad para internacionalizarse. El conocimiento de esta situación en la que vive la producción artística mexicana en la actualidad es el argumento principal que ha impulsado la conformación del Patronato de Arte Contemporáneo. La intención es crear un fondo integrado por donantes privados a manera de membresías anuales con el que se puedan generar proyectos para apoyar la difusión de los artistas jóvenes, involucrar al público con los nuevos medios y lenguajes, y cualificar la creación artística de México en relación a lo más avanzado del pensamiento y de la práctica artística internacional.

investigación. directores.El consejo directivo y de asesores del Patronato está formado por un grupo pequeño pero plural de voluntarios que han destacado por su trabajo en el campo del arte contemporáneo en México incluyendo curadores.). el coleccionismo en los últimos treinta años. críticos. profesionales de museos (presidentes. . sino que abarcará un espectro amplio. La riqueza en el patrimonio cultural de México no debería de ser un obstáculo para apoyar el arte actual. es el mejor ejemplo para constatar la importancia de fortalecer el arte de hoy que será nuestro patrimonio cultural en el futuro. El Patronato sin duda hará una contribución relevante al fortalecimiento y redefinición del arte contemporáneo. La diversidad de voces y visiones con un sólo fin en común garantizan el éxito del proyecto ya que no sólo se verá beneficiado un sector parcial del arte. etc. galeristas y coleccionistas. Más bien debería ser lo contrario. sin embargo. ojalá represente tan sólo el principio de muchos otros proyectos en una nueva conciencia en la escena de las artes visuales en México por actualizar la inercia conservadora que ha predominado la promoción. e inclusive. promotores culturales.