Está en la página 1de 5

Disección pared abdominal posterior

Dorso

Dr. Ausberto E. Rinco


Laura Marièn Bacca Benavides Código: 084158
Medicina: 2 semestre

Para iniciar la disección se necesitó limpiar el cadáver, al igual que la mesa de


disección y se necesitaron los siguientes instrumentos para evitar cualquier
clase de contaminación en el anfiteatro.

Elementos de laboratorio Instrumentos de disección:


 Marcador, para marcar las linear de
 Manual de disección incisión
 Atlas de anatomía humana  Bisturís y hojas extras de bisturís para
 Bata las incisiones de piel
 Guantes  Tijeras afiladas,
 Tapabocas  Sonda con punto mediano o fino
 Pinzas con diente de ratón
 Pinzas con punta en forma de sierra
 Hemostato

Para empezar el abordaje de la región abdominal posterior llamado también


dorso, se colocó el cuerpo boca abajo. Se coloco un bloque que elevara la
cabeza para que el cuello quedara estirado.
Se procedió a un corte vertical medial en todo el dorso Y dos cortes
horizontales en la mitad de este mismo elaborando dos cuadrantes.
En este corte se puede palpar en la línea media de la espalda las apófisis
espinosas de la mayor parte de las vértebras.

Luego de hacer este corte longitudinal o vertical se empezó a levantar la piel a


través del bisturís, con una pinza de garra, el bisturís iba hacia arriba, esta fue
la técnica utilizada ya que así se evitataba un desprendimiento de piel brusco.
Al levantar la piel con el bisturís y una pinza de diente de ratón para que no se
maltraten los músculos de la parte inferior, se encontró la aponeurosis
superficial del dorso y se observaron ramos muy chiquitos de algunos nervios
cutáneos del dorso, que se derivan de los ramos dorsales de los nervios
cervicales, torácicos y lumbares.
Después del primer corte de piel se encontró como es usual en esta parte del
cuerpo depósitos de grasa y además una fascia muy fuerte.
Al retirar la fascia y la grasa se empieza el reconocimiento de músculos,
nervios y componente vascular.

MUSCULOS SUPERFICIALES DEL DORSO:


Los músculos más superficiales del dorso son el trapecio y el dorsal ancho o
longuísimo del dorso.
Se empieza a limpiar el trapecio quitando la aponeurosis superficial y profunda
que cubre toda su cara superficial.
El trapecio es un músculo triangular aplanado que se origina en el tercio
interno de la línea superior del occipital, del ligamento nucal en toda su
longitud, y de las apófisis espinosas de todas las 12 vértebras torácicas. Sus
fibras convergen hacia fuera hasta una inserción en forma de v en el tercio
externo del borde posterior de la clavícula, el borde interno del acromion y el
borde superior de la espina de la escápula

Luego se procede a limpiar el dorsal ancho, al quitar la aponeurosis superficial


de la región situada justo por fuera de las apófisis espinosas de las vértebras
lumbares, se reconoce la fascia toracolumbar , identificando un aspecto
aponeurótico brillante de su cara superficial , la cual se inserta en las apófisis
espinosas lumbares y sacras y se extiende hacia afuera como una ancha
lamina aponeurótica. La fascia toracolumbar difiere de la profunda ya que se
encuentra por lo general rodeando ls músculos donde es muy densa. En la
región lumbar el dorso se dispone en dos hojas las cuales contienen los
músculos profundos. El dorsal ancho es un músculo aplanado que cubre la
parte inferior y lateral del dorso, cubierto en parte por la porción más inferior
del trapecio. Tiene un amplio origen en las apófisis espinosas de las 5
vértebras torácicas y se inserta por medio de la aponeurosis triangular e base
inferior en la apófisis espinosa y en los ligamentos interés pinosas
correspondientes de las seis últimas dorsales y de las 5 vértebras lumbares.

MUSCULOS DEL PLANO INTERMEDIO:

Debajo del trapecio se encuentra los dos músculos romboideos que a veces se
encuentran fusionados y así los encontré. El romboides menor es estrecho y
aplanado tiene su origen en la parte inferior del ligamento nucal y la apófisis
espinosa de la séptima vértebra cervical. El romboides mayor es aplanado,
mucho mas ancho situado justo por abajo del menor, se origina en las
apófisis espinosas de las 4 vértebras torácicas y se inserta en el borde
vertebral de la escápula por debajo de la espina.

FASCIA
TORACOLUMBAR
ROMBOIDEOS
MAYOR Y MENOR

También se disecaron los músculos redondos mayores menores que se


encuentran debajo del músculo infraespinoso del manguito rotador y el redondo
menor carga al mayor.

INFRAESPINOSO

REDONDO
MAYOR
REDONDO
MENOR
Luego de esto se limpio los músculos serratos posteriores superiores e
inferiores, estos son dos músculos muy delgados y planos a menudo son
mas tendidosos que musculares pero en esta disección presentaba un
aspecto mas de fascia .
SERRATO
POSTERIOR
INFERIOR

El serrato menor posterosuperior es profundo al romboides y sus fibras corren


a la misma dirección, se origina de la parte inferior del ligamento nucal.
El serrato menor posteroinferior esta cubierto por el dorsal ancho, nace de la
hoja posterior de la aponeurosis toracolumbar en la región de las vértebras
torácicas inferiores y las lumbares superiores

MUSCULOS PROFUNDOS DEL DORSO:

Se encontró en este tercer plano, una parte muy pequeña del músculo
esplenio, las fibras inferiores, este es un músculo plano que se origina en la
mitad inferior del ligamento nucal y las apófisis espinosas de la séptima
vértebra cervical, la porción superior se denomina esplenio de la cabeza y la
porción inferior se denomina esplenio del cuello y se inserta por medio de 3
bandas tendinosas de las apófisis transversas de las primeras 3 vértebras
cervicales.

Esplenio del Semiespinoso


cuello

En este tercer plano también se encontraron los músculos que conforman la


masa común, hacia abajo tienen un extenso origen carnoso común en las
apófisis espinosas de todas las vértebras lumbares, el dorso del sacro el
ligamento sacrosiliaco posterior, la parte mas alejada de la cresta iliaca, y la
cara profunda de la porción inferior de la hoja posterior de la aponeurosis
toracolumbar.la columna mas externa se conoce como músculo iliocostal, la
intermedia como músculo dorsal largo o dorsal longuísimo, y la parte mas
interna o mas medial se le conoce como músculo epiespinoso o espinoso.

El iliocostal se subdivide de abajo hacia arriba en 3 porciones, porción


lumbar, porción torácica y porción cervical. La porción lumbar parte del
origen común y se conecta por medio de una serie de fascículos en los
ángulos de las 7 ultimas costillas; la parte torácicas recibe fascículos
adicionales que proceden de las 6 últimas costillas y entra en los ángulos
delas 6 primeras costillas.

El dorsal largo también tiene las misma subdivisiones, ecepto una, tiene
porción torácica, cervical y dela cabeza. La porción torácica parte del origen
común y se inserta por medio de dos series largas de fascículos musculares,
la porción cervical recibe fascículos de origen de la apófisis transversas de
las vértebras torácicas superiores y se inserta en los tubérculos posteriores de
las apófisis trasversas de la segunda a al sexta vértebra cervical; la porción
de la cabeza nace en las apófisis transversas de las 3 o 4 vértebras torácicas
superiores y en las apófisis articulares de las vértebras cervicales inferiores.

El epiespinoso es la mas pequeña de las tres porciones de los músculos de


la masa común , sus fibras apuntan hacia arriba aparir de las apófisis
espinosas de las vértebras lumbares superiores y torácicas inferiores para
entrar en la apófisis espinosas, su porción torácica se observa claramente, no
hay porción cervical .

Espinoso

Longuísimo
Iliocostal

A lo largo de la disección, cuando se levantaban los diferentes músculos en los


Planos superficial, medio y profundo, se observaban ramos de nervios espinal
pero eran muy pequeños que se confundían entre la fascia, y también vasos
sanguíneos muy chiquitos , que se levantaban igualmente con los músculos y
se limpiaban también con las fascias.

Bibliografía:

 Delgado García, Alberto. Anatomía humana funcional y clínica.


Universidad del valle.
 A.D.A.M. Interactive anatomy
 Netter, Frank. Colección Ciba de ilustraciones medicas. Salvat editores
1998.
 Chatain, Ives. Delgado, Alberto. Anatomía Humana. Universidad del
Valle. 1978.