Está en la página 1de 6

La crisis del teatro

Por Carlos Etxeba

REPARTO
Mr. Lawrence Cotten ......................... Anciano norteamericano
Mr. Andrew Taylor............................. " "
Ms. Margaret Hilton........................... Anciana norteamericana
Pedro Pérez......................................... Autor Dramático español
Susi...................................................... Actriz española
Armando.............................................. Novio de Susi
D. Florentino.........................................Poeta
D.Roberto Rodríguez............................Director de Cine
Loli.......................................................Turista española
Lali....................................................... Amiga de Loli
Público que hace de clac y alborotadores

ACTO ÚNICO
(La escena representa el salón de actos del Círculo Cultural. Hay sillas
alrededor de la gran mesa que sirve para dar conferencias, provista de altavoces
portátiles y de una botella de agua con cuatro vasos para los ponentes. Las
paredes están lujosamente ataviadas con grandes cuadros que representan figuras
ilustres de la cultura española. Antes de que lleguen los conferenciantes que
van a hablar sobre una posible solución a la actual crisis del teatro, se
acomoda el público en la sala y se oye por megafonía una marcha norteamericana.
En las primeras filas de la sala han buscado asiento entre el público de manera
que se les vea y oiga bien todos los actores y actrices que no intervienen
directamente como ponentes en la conferencia, menos Lali que llega cuando el
público se ha sentado ya. En el escenario está dando los últimos toques a la
megafonía Pedro Pérez)
LOLI - ¡Ya está bien! ¡Que quiten esa música norteamericana! ¡Que estamos en
España!
(Pedro Pérez corta la megafonía)
PEDRO PÉREZ - ¿Qué le pasa a Ud.? ¿Qué tiene contra la música norteamericana?
LOLI - Yo no tengo nada contra la música norteamericana, pero el caso es que
aquí estamos en tierra española y parece que quieren Uds. dar la impresión de
que hasta el aire que respiramos es norteamericano. Siempre que vengo a las
conferencias de este Círculo Cultural, salgo con la impresión de que no estamos
en España. Es como si estuviésemos en Puerto Rico. ¡Qué barbaridad!
PEDRO PÉREZ - ¡No creo que tenga Ud. razón! Este Círculo Cultural existe gracias
a la ayuda norteamericana y yo creo que en agradecimiento, habrá gente aquí que
le guste escuchar la música norteamericana.
D. FLORENTINO - ¡Pues yo preferiría escuchar ahora un buen pasodoble español! Me
parece que la señorita tiene razón. Donde esté un buen pasodoble español que se
quite toda la música extranjera. ¿Podría Ud. ponerme un pasodoble español?
(Se oye durante unos momentos un pasodoble español, interrumpido por la voz de
Armando que se dirige de mal genio a D. Roberto Rodríguez, el cual está sentado
al lado de Susi, la novia de Armando. D. Roberto Rodríguez ha estado mirando
atentamente y sonriendo a Susi, ya que le ha causado una impresión muy
agradable)
ARMANDO - ¡Como le vuelva Ud. a tocar la rodilla a mi novia, le voy a pegar un
puñetazo que va Ud. a volar directo a Nueva York!
D. ROBERTO RODRÍGUEZ - ¡Yo no le he tocado a su novia nada! ¡Ud. está loco! ¡Qué
barbaridad!
ARMANDO - ¡No solamente le ha tocado la rodilla, sino que además le ha guiñado
un ojo! ¡Cree que soy tonto! ¡Cree que no me doy cuenta de las cosas! ¡Le ha
guiñado Ud. el ojo ese de carnero mareado que tiene!
D. ROBERTO RODRIGUEZ - ¿Esos son insultos o bromas?
ARMANDO - ¡Son insultos!
D. ROBERTO RODRÍGUEZ - ¡Ah, bueno, es que no tolero bromas de nadie! ¡Le repito
que yo no le he tocado nada, ni le he guiñado nada! ¡Qué barbaridad! ¡Qué
pensarán de mí las personas que están en la sala!
ARMANDO - ¡Pues pensarán que es Ud. un viejo verde!
SUSI -¡Armandito, cariño! Este señor no me ha hecho nada. Ni me ha guiñado el
ojo, ni me ha tocado la rodilla. ¡Buena es una para dejarse tocar por cualquier
mequetrefe! No seas tan celoso, cariño, que te pones insoportable. ¡Como sigas
así llegará el día en que me mires el cuerpo con lupa, por si me encuentras
huellas dactilares!
(Le acaricia la cara a Armando y éste se deja acariciar complacido)
ARMANDO - Estoy harto de que la gente me llame celoso constantemente.
SUSI - ¡Y a mí qué!
ARMANDO - Pues a ti te llaman puta. Ven aquí y cámbiate de butaca.
(Se cambian de butaca. Armando se dirige a D. Roberto)
¡Ya lo sabe! Tenga cuidado con el juego de ojos que me irrito y monto en cólera!
D. ROBERTO RODRIGUEZ - ¡Qué barbaridad! Ud. ha oído a la señorita que yo ni le
he guiñado el ojo, ni le he tocado la rodilla. ¿Por qué se mete conmigo? ¡No se
puede estar seguro, ni en el Círculo Cultural! Además para dominar los celos, no
hay como dominar los nervios. La semana pasada estuve en un viaje de negocios
con mi mujer en Moscú, París, Pequín y Londres y en todos los hoteles de esas
ciudades se nos presentaba a las nueve de la mañana el mismo lechero. A mi me
entraron sospechas, pero mi mujer me dijo que me tranquilizara porque los
nervios me estaban jugando una mala pasada. Para dominar los celos, no hay cosa
mejor que dominar los nervios.
(Entra por la puerta de acceso a la sala Lali. La ve Loli y la llama)
LOLI - ¡Lali, ven! Aquí hay un sitio libre. Ponte a mi lado.
LALI - ¿Ya sabes que he estado en Norteamérica? He venido porque me he enterado
que van a hablar unos norteamericanos.
LOLI - ¿En qué ciudades has estado?
LALI - He estado en Nueva York, Washington, Miami y en Texas.
LOLI - ¿Qué te ha parecido aquello?
LALI - Me llevé una gran desilusión. En Texas fui a un rodeo y me dijeron que
entrenaban a los caballos para que saltasen todos de distinta manera. En
Whashington fui a un ballet y me extrañó que todas las bailarinas bailasen en
puntillas para aparentar ser más altas. ¡Pues que las hubiesen escogido más
altas, para ahorrarse tanto esfuerzo! Yo creía que eran tan ricos que ataban a
los perros con longanizas, pero no he visto a ninguna longaniza atada al cuello
de ningún perro. En los sitios turísticos todo es magnífico, pero en el resto la
cosa deja mucho que desear. Allí hay pobres y locos como en todas partes.
Figúrate que vi dos locos en una calle. Uno tiraba billetes de quinientos
dólares y el otro estaba todavía más loco, porque se los devolvía. En un parque
zoológico vi una cosa descomunal: una jirafa enferma que llevaba una venda de
quinientos metros alrededor del cuello.
LOLI - ¿Son elegantes en el vestir los norteamericanos?
LALI - La verdad es que no me fijé dónde llevan los bolsillos. La ropa deportiva
la llevan en todas partes hasta para ir a la cama. ¿Cómo vamos a ir nosotras
elegantes a la cama con ropa deportiva? Han masificado la ropa y han hecho los
camisones deportivos para abaratar los precios. Fíjate que vi en un autobús a
una señora de unos ochenta años con gorra y ropa deportiva. ¡Me daba una pena la
pobre!
LOLI - ¡Iba vestida como una adolescente de quince años!
LALI - ¡Lo peor es que lo conducía ella y pronunciaba unas exclamaciones
ininteligibles! Sonaba como si quisiera decir: estos cabrones me han dejado una
pensión de mierda. Eso de encontrar en las rebajas de los grandes almacenes
ropas de marca con tejidos finos, hechuras elegantes y, además, baratas es muy
difícil. Además las tiendas de todo a cien resultan muy caras, multiplica las
pesetas por cien dólares y verás lo que te sale.
D. FLORENTINO - ¿Qué dice Ud. ? ¡Yo no me lo creo! En la televisión estamos
viendo constantemente personas de la clase media, elegantemente vestidas.
LALI - Eso será en la televisión, pero después en la realidad es muy diferente.
LOLI -¿Te llevaste algún apuro en algún momento durante el viaje?
LALI - Chica, me llevé un apuro tremendo en un viaje en el que perdí el billete,
porque se me había olvidado a dónde iba.
(Se comienza a oír por megafonía una marcha norteamericana. Entran en la sala
los conferenciantes y se van sentando en sus respectivas sillas alrededor de la
mesa. Los conferenciantes son un español y tres ancianos norteamericanos: el
Presidente, Mr. Lawrence Cotten, el visitante, Mr. Andrew Taylor, la ponente,
Ms. Margaret Hilton y el autor dramático Pedro Pérez. Como el Presidente, el
visitante y la ponente son norteamericanos, hablan un español muy deficiente con
acento inglés. El único que habla correctamente el español es Pedro Pérez. Cada
uno de los cuatro llena su vaso de agua)
PEDRO PÉREZ - Vamos a hablar hoy sobre la crisis del teatro. Comienza la sesión.
Mr. LAWRENCE COTTEN - Hace muchos culos...
(Risas generalizadas)
Perdonen, yo ver en diccionario español la palabra ano y en el diccionario decir
culo... Por eso ¿por qué reír Uds.? Hace muchos culos mi país preocupar
solucionar terribla crisis teatro en España. Hace muchos culos ... I shall speak
better in English, because I speak very bad Spanish...
PEDRO PÉREZ - Sr. Presidente de este ilustre Círculo Cultural, preferiría que se
esforzase un poquito y que hablase Ud. en español, porque sospecho que aunque
casi todos hablan inglés aquí, pudiera ser que se encuentren en la sala algunas
personas que no hayan podido dominarlo, aunque todo el mundo lo entienda por
escrito.
Mr. LAWRENCE COTTEN - Bueno haré esfuerzos, aunque yo creer que esas personas no
deber estar aquí. Mi decir antes que si el teatro en España vive, es porque el
capital americana lo ha salvado. Nosotras comprar todas los teatros de España.
Sin nosotras teatros hundidas. Hemos representado todas autores americanos e
ingleses, los mejoras del mundo y gracias a la ayuda de medios de comunicación
hemos conseguido que todas los españoles hablen inglés y que españoles conocer
todas autores americanos.
(Se oyen fuertes aplausos de la concurrencia)
Yo creer que hemos lograda cosas muy importantas y hemos salvado cultura
española por medio de la lengua inglesa.
(Se vuelven a oír fuertes aplausos de la concurrencia)
Por eso traer aquí gran persona americana exporta en economía que puede mejorar
todavía mejormente situación actual teatro en España. Les habla ahora Ms.
Margaret Hilton.
Ms. MARGARET HILTON - Mi ser profesora en Universidades más importantes de los
Estados Unidos. Mi escribir muchas obras de teatro representados todas en
España... ¿Por qué? Porque en España no tener dinero para pagar autores
españolas. En España solo pagar baile con pandereta. Yo agradecer mucho ayuda de
radios y periódicos en España. Radios y periódicos no tener dinero y autores
americanos tener mucho dinero para que gente ir a la teatro. Triunfo en España
solo bailes cañí, porque para eso no hacer falta dinero, mover piernas y brazos
y decir ¡olé! y ¡olé! Por eso mi agradecer mucho televisiones en España y radios
y periódicos. Yo amar baile de España ¡olé!, ¡olé!
(Se emociona, se levanta y baila imitando a las folklóricas, luego se sienta
mientras se oyen estruendosos aplausos de la concurrencia)
Sobre todo España solo dinero para toros y toreros, ¡olé!, pero no tener dinero
para teatro, por eso en España triunfo toros. Españoles muy valientes, ¡olé!,
¡olé!, ¡muy valientes!
(Se emociona nuevamente, se levanta e imita a los toreros, diciendo mucho veces
¡olé!, ¡olé! Se oyen fuertes aplausos de la concurrencia y se vuelve a sentar)
¿Qué sería del Círculo Artístico sin ayudo americano? ¡Nosotros comprar Círculo
Artístico para salvar cultura española! Nosotros comprar todas editoriales para
salvar también cultura española, escribiendo todos los libros en inglés. España
no tener dinero para nada, por eso es muy importante que yo encuentre dinero en
Estados Unidos para traer a España. Yo querer presentar ahora gran escritor
americana Mr. Andrew Taylor que va a hablar sobre experiencia escribir teatro en
Estados Unidos y en traer dólares para España.
(Se oyen fuertes aplausos de la concurrencia)
Mr. ANDREW TAYLOR - ¡Mi también querer ayudar a España!
(Fuertes aplausos)
Although my Spanish is very poor, I will make every effort to speak Spanish,
although it is very difficult por me...
(Fuertes aplausos)
PEDRO PÉREZ - Le agradecería al visitante que nos hablase en español por las
razones que dije anteriormente, ya que puede haber alguna persona entre los
asistentes que no tenga un perfil en inglés lo suficiente como para poder
entenderles cuando hablan rápidamente, aunque sospecho que todo el mundo lo
entiende cuando lo leen a lo hablan lentamente.
Mr- ANDEW TAYLOR - ¡Oh, yes! Trataré hablar en español. Mi español pobre. Solo
"Señorita querer dormir conmigo?" "Señorita bonita, ¿Cuánto dinero mi pagar?"
Mi decir antes que la teatro española se salvaría totalmente, si autores
españoles escribir en inglés, porque en América pagar muy bien a escritores de
teatro y aquí en España morir de hambre. Y no poder ser. No poder escribir y
escribir para morir de hambre. En América ninguna escritor morir de hambre o
trabajar de albañil o carpintera.
En América autores teatro escribir todo el día obras de teatro y ganar mucho
dinero. Yo nunca albañil o carpintera. Yo solo escribir obras de teatro.
Ms. ANDRE HILTON - Única solución posible escritores españoles escribir en
inglés. Nosotras pagar bien sus obras y hacer célebres. Pagar derechos de autora
en dólares y pasar sus obras al cine... Entonces nosotros hacerles millonarios
autores españolas. Vivir como reyes en California.
Mr. LAWRENCE COTTEN - Me parece buena solución. Así autores aprender a escribir
bien obras de teatro y agarrar mucho dinero. Esto ser muy importante y mi querer
preguntar al autor dramático Pedro Pérez qué le parece.
PEDRO PÉREZ - La idea de ser millonario en California me entusiasma. Si todos
los autores de obras de teatro españoles nos convertimos en millonarios porque
las escribimos en inglés, no habrá ninguno que no lo quiera hacer. Para esto
propongo varias soluciones. La primera sería la desaparición de la Asociación de
Autores de Teatro existente e incorporarnos todos a la asociación americana
correspondiente. Segunda solución: la desaparición de los derechos de autor en
España y que nos paguen los derechos de autor en estados Unidos y en dólares.
Tercera solución que nos desplacemos todos los autores de obras de teatro a los
Estados Unidos y que nos den una una ayuda para aprender el inglés a la
perfección.
(Se oyen grandes aplausos en la sala. En este momento se levanta de su asiento
Susi y pide la palabra)
SUSI - ¡Es intolerable lo que acabo de oír! Tengo que protestar por todo lo que
han dicho. Es intolerable que solo quieran solucionar los problemas económicos
de los autores de obras de teatro. Nadie ha pensado aquí en las actrices como yo
que después de pasar unos años estudiando arte dramático en las escuelas
oficiales, después de haber tenido que meterme en la cama con una caterva de
imbéciles que no hacen más que darte falsas promesas, estoy viendo cómo pasan
los años sin tener un papel importante en ninguna película. Estoy harta de que
cuando representas lago, no sepas, si representas una comedia o un drama. Si hay
una buena entrada de público es una comedia, pero si no se venden las entradas
es un drama. También las actrices queremos que nos lleven a América y
rápidamente porque no queremos que nuestro sueño se vea incumplido para siempre.
(Se oyen grandes aplausos en la sala)
Mr. LAWRENCE COTTEN - Permítame, Señorita, ver más cerca. Mi parecer que Ud. ser
muy bonita y en América tener mucho éxito.
(Susi va hacia el estrado a la derecha de la mesa de la presidencia y se pone
delante del público enseñando las piernas)
SUSI - ¿Es verdad que Ud. cree que yo haría una carrera estupenda en América?
Mr. LAWRENCE COTTEN - Tu ser segunda Marylin Monroe en América. No hay duda.
(En este momento Mr. Andrew Taylor se levanta de su silla y va hacia Susi
emocionado)
Mr. ANDREW TAYLOR - ¡Ya lo creo! ¡Señorita ser guapa, muy guapa y ser segunda
Marylin Monroe en América! Señorita tener tetos estupendos y piernas con bello.
Yo prometer Señorita de llevar a América a ser estrello. Señorita darme su
número teléfona para cita y juerga esta noche. ¡Olé! ¡Olé!
(En este momento se levanta Armando y va enfurecido hacia el estrado donde está
Susi, agarrándola fuertemente del brazo)
ARMANDO - ¿Cómo has podido pensar que te iba a dejar ponerme los cuernos de esta
forma tan bovina? ¿No has podido pensar que te iba a costar caro? ¡Antes te
mato, desgraciada! ¿Acaso crees que iba a estar yo muy agraciado con unos
cuernos tan descomunales?
Mr. ANDREW TAYLOR - ¡Qué furia española! ¿Quién es este joven?
SUSI - Es mi novio, pero estoy dispuesta a romper con él, si Ud. me asegura que
me va a llevar a América a triunfar y a pagarme en dólares en Hollywood.
ARMANDO - ¡Hasta ahí podíamos llegar!
(Agarrándola fuertemente por los brazos y zarandeándola)
¿No te acuerdas ya de lo que te avisé la primera vez que estuve contigo? Te dije
que si veía que me ponías los cuernos, te iba a dar una paliza de muerte. ¿Te
acuerdas?
SUSI - ¡Pero no seas tontín, Armandito! ¿Cómo piensas que yo te voy a poner los
cuernos con lo celoso que eres? ¡Mira que se trata de mi carrera profesional y
nada menos que en Hollywood! Además este buen señor a lo mejor te contrata
también a ti como extra en mis películas, ¿verdad?
Mr. ANDREW TAYLOR - ¡Naturalmente! ¡También joven contratado para trabajar como
extra en Hollywood! ¡Qué terrible furia española!
LOLI - (Levantándose de su asiento) ¡Yo también quiero que me hagan una prueba!
A lo mejor valgo para artista de cine y todavía no me he enterado.
LALI - (Levantándose también de su asiento) ¡También yo quiero que me hagan una
prueba. Me gustaría visitar Los Ángeles.
Mr. ANDREW - A Uds. les prometo hacer prueba privada y secreta a cada una por
separado, para ver si tener el aguante necesaria para ser estrellas de cine en
Hollywood.
(En este momento se levanta de su asiento D. Florentino, poeta, quien enfurecido
pide la palabra y se dirige al estrado al lado izquierdo de la mesa de la
presidencia. Susi, Armando y Mr. Andrew Taylor siguen hablando por lo bajo
mientras este último escribe los números de teléfono de los dos jóvenes y
flirtea con Susi, mirándola a las piernas)
D. FLORENTINO - ¡Ha sido muy triste constatar en esta conferencia la falta de
decoro para con el arte que han tenido Uds.! Se han olvidado de la poesía que es
las reina de todas las artes. También los poetas queremos escribir en inglés,
para que se nos tenga en cuenta en todas las antologías de Estados Unidos y no
como aquí que no pintamos nada. Miren Uds., yo estoy escribiendo poesía desde
hace veinte años. He escrito treinta libros, publicado con mi propio dinero y no
he conseguido que se enteren que existo ni las ratas en este país. Yo también
estoy dispuesto as escribir en inglés, con tal de que se me tenga en cuenta en
todos los foros internacionales de la Unesco y de las Naciones Unidas y se me
remunere espléndidamente en dólares.
Mr. LAWRENCE COTTEN - ¡Estupendo! ¡Yo creer este señor tener razón! Si después
de veinte años no saber que existe en este país, tener que ir a América. En
América saber que existe al segundo día y ser famosa y ponerle una estatua.
(Se levanta enfurecido D. Roberto Rodríguez, director de cine, pidiendo la
palabra y se dirige gritando hacia el proscenio)
D. ROBERTO RODRIGUEZ - ¡Es inaudito! ¡Pero cómo se puede consentir esto! Aquí se
está cometiendo un error enorme y un insulto terrible al cine! ¿Cómo es posible
que no se hayan Uds. dado cuenta de que el arte que en España necesita más
dólares es el cine español que todavía está en mantillas? ¡Estoy harto de que se
me pague con cheques sin fondos y con letras devueltas!. Han pasado tantos años
desde que se inventó el cinematógrafo y todavía producimos muy pocas películas y
de una calidad menos que mediana.
Mr. LAWRENCE COTTEN - ¡Yes, mi oír mucho hablar de chapuza española y de
españoladas! ¡Yes! ¡Tener razón! En América no hacer españoladas, ni chapuzas.
Solo hacemos amariconadas.
D. ROBERTO RODRIGUEZ -¡Hasta los americanos se han dado cuenta de que tienen que
ayudarnos!
(Susi desde el otro lado del escenario se dirige chillando, seguida de su novio,
hacia donde se encuentra D. Roberto)
SUSI - ¿Quién le ha dado a Ud. vela en este entierro? ¿Cómo ha sido capaz de
entrometerse? ¿No ve que me está quitando todas las oportunidades? ¡Haga el
favor de retirarse ahora mismo de aquí, si no quiere que le retire mi novio por
la fuerza!
Ms, NARGARET CIOTTEN Y Mr. ANDREW TAYLOR - ¡Qué furia española!
D. ROBERTO RODRÍGUEZ - ¡ No admito que se me trate así en este foro de la
cultura! Todos los artistas tenemos que tener las mismas oportunidades.
SUSI - ¡Ni hablar! Yo fui la primera en pedir que se me promocione y Ud. va a
hacer que no consiga mis objetivos! ¡Armando, dale leña a este Sr. para que se
retire!
Ms. MARGARET HILTON - ¿Por qué le va a dar una madera a este hombre?
(Susi coge un vaso de agua que está sobre la mesa y arroja el agua a la cara de
D. Roberto. D. Roberto coge otro vaso de agua y se lo arroja a la cara de Susi.
D. Florencio coge otro vaso de agua y se lo arroja a la cara de Armando. Armando
coge el vaso de agua que queda y se lo arroja a la cara de D. Florencio. Armando
quiere arrastrar a D. Roberto para que se vaya, este se opone, Susi le ayuda,
todos gritan, pero cuando se interpone, D. Roberto recibe también un puñetazo de
Armando. Se generaliza la pelea entre la gente del público y se organiza una
batalla campal. Los tres americanos se quedan horrorizados observando la escena)
Ms. MARGARET HILTON - ¡No poder hacer carrera con este gente! ¡No poder dar
dólares así! ¡Se están dando mucha madera!
Mr ANDREW TAYLOR - ¡Marchar, antes de dar maderas también a nosotros!
Mr. LAWRENCE COTTEN - ¡Qué furia española! ¡No poder dar dólares así!
(Salen como pueden de la sala y se retiran también poco a poco los
contrincantes, chillando y gritando)
FIN
-