Está en la página 1de 5

DISECCIÓN REGIÓN DORSAL ANCHO.

Dr. Ausberto Rinco.

Juan Esteban Gómez Tobar. Cod: 084157.

16 de septiembre de 2008.

Para abordar el trabajo de disección de la región del dorso, más específicamente,


la parte derecha del dorso, se procedió a hacer como primer paso, la delimitación
de la zona antes mencionada trazando una línea vertical medial desde la región
cervical del dorso hasta la región coxígea y trazando una línea posterior superior
transversa oblicua prolongada desde el inicio de la línea media hasta la
articulación glenohumeral y una línea inferior posterior desde el coxis bordeando
la cresta iliaca, luego se trazó una línea a la altura de la mitad de la línea media
para dividir la piel del dorso en dos segmentos para así facilitar la retirada de la
piel. Luego se empezó a retirar la piel muy superficialmente desde la línea media
hacia la parte derecha del dorso con el bisturí y la pinza con garra.
Retirando la piel, se pudo ir observando una fascia adherida a todos los músculos
que forman el plano superficial del dorso derecho, junto con algunos depósitos de
grasas. Y retirando la fascia se observan estructuras nerviosas tales como nervios
cutáneos del dorso que se derivan de los ramos dorsales de los nervios cervicales,
torácicos y lumbares; y estructuras vasculares las cuales no se pudieron conservar
por ser tan superficiales, estas se iban cortando, retirando piel y retirando fascia.

FASCIA.

DEPOSITOS
DE GRASA

Una vez retirada la fascia superficial del dorso, su pudo observar los músculos del
plano superficial del dorso.

MUSCULO
TRAPECIO

FASCIA
TORACOLUM
BAR

DELTOIDES.
M. OBLICUO
EXTERNO DEL
MUSCULO
ABDOMEN
DORSAL ANCHO MUSCULO
REDONDO MAYOR

MUSCULO
SUPRAESPINOSO
Músculos superficiales diseccionados del dorso:

Encontramos en la parte posterior superior al musculo trapecio, es un musculo


que tiene forma triangular que se origina en el tercio interno de la línea superior
del occipital del ligamento nucal en toda su longitud y de las apófisis espinosas de
todas las 12 vertebras torácicas y sus fibras convergen en el tercio externo de la
clavícula, en el borde interno del acromion y el borde superior de la espina de la
escápula. el musculo se dejo en su estado natural y no hubo disección de este
luego nos encontramos con el musculo dorsal ancho que se origina en las 5
vertebras torácicas y se inserta por medio de la aponeurosis en la base inferior de
la apófisis espinosa; se secciono el musculo de su inserción vertebral para poder
acceder al otro plano por medio de la sonda acanalada.

Nos encontramos con la fascia toracolumbar, esta fascia fue retirada para poder
visualizar correctamente el origen de los músculos erectores de la espina.

Músculos diseccionados del plano medio del dorso:

Una vez que se levanto el dorsal ancho nos encontramos con los músculos
serratos posteriores inferiores, luego se procedió a realizar un limpieza de estos,
preservando la fascia de los mismos, recordemos que los músculos serratos
posteriores inferiores poseen su origen en la borde superior del tubérculo de las
ultimas costillas y se inserta en las apófisis espinosas de las ultimas vertebras
dorsales y primeras lumbares.

Músculos diseccionados en el plano profundo del dorso:

Entre los músculos diseccionados del plano profundo encontramos tres músculos:
el musculo espinoso, se inserta en la apófisis espinosa de las diez primeras
costillas vertebrales dorsales y llega a la prominente, luego encontramos al
musculo longuísimo en la región lumbar une a las apófisis costiformes y en la
región lumbar se une a las apófisis transversas (fascículo interno e interno
respectivamente). El musculo ultimo diseccionado es el iliocostal que se extiende
desde la masa común sacrolumbar a los seis tubérculos posteriores de las últimas
seis costillas.
MUSCULO LONGUISIMO
ESPINOSO.

MUSCULO
ILIOCOSTAL

MUSCULOS SERRATOS
POSTERIORES INFERIORES

MUSCULOS INTERCOSTALES COSTILLAS


BIBLIOGRAFIA

 Netter, Frank. Colección Ciba de ilustraciones medicas. Salvat editores 1998. T


 Chatain, Ives. Delgado, Alberto. Anatomía Humana. Universidad del Valle.
1978. tercera edición.