Está en la página 1de 3

JONATHAN GUERRERO ALZATE

COD: 074094
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
MEDICINA Y CIRUGIA
UNIVERSIDAD LIBRE SECCIONAL CALI

DISECCION DE DORSO

La disección es una técnica anatómica que nos permite mediante el uso de


diferentes instrumentos exponer de forma sistemática los diferentes elementos
que configuran las regiones del cuerpo humano. Las regiones del cuerpo
humano se organizan topográficamente en diferentes planos que se suceden
desde la superficie (piel), hacia la profundidad (huesos y articulaciones). Antes
de iniciar una disección es necesario un estudio exhaustivo de sus límites,
planos y contenido. Una vez completado el estudio teórico es necesario
disponer del instrumental adecuado para realizar el trabajo.
El primer paso es montar el bisturí. Se abre el envoltorio de la hoja con
precaución. Con una pinza Kocher, se toma la hoja firmemente por fuera de la
ranura. Se introduce la parte delgada del mando por su ranura hasta que una y
otra queden sólidamente encajadas. Cuando la hoja no corta o se desea su
eliminación se procede de forma inversa. Se levanta ligeramente la pestaña de
la hoja a la vez que se la tracciona con la pinza Kocher. La hoja debe siempre
tirarse a un contenedor para evitar que pueda causar cualquier tipo de daño:
envases de plástico dispuestos en el laboratorio y en el salón de TP. Las
pinzas pueden ser sin dientes y con dientes. Se agarran entre el pulgar e
índice. De esta forma se asegura una mayor movilidad a la vez que fuerza y
precisión en su uso. Las tijeras, al igual que las pinzas, pueden ser de muy
diversas longitudes y formas con las puntas agudas o romas. Se agarran con el
pulgar y el anular. De esta forma se asegura una mayor amplitud de sus brazos
a la vez que en su uso podremos trabajar con un mejor apoyo y por tanto
precisión a la hora de cortar. Las tijeras se agarran con el pulgar y el anular.
Pinzas y tijeras es un binomio que se usa conjuntamente. Mientras que con las
pinzas en una mano aseguramos la presión de una estructura con las tijeras en
la otra la manipulamos para proceder a su corte, separación o limpieza.
Empezaremos la disección de cualquier región definiendo sus límites sobre la
piel. Con el bisturí incidimos sobre las líneas marcadas dejando siempre dos
lados sin cortar para abrirla como las tapas de un libro. Para evaluar la
profundidad del corte es conveniente tensar la piel con dos dedos al tiempo que
realizamos la incisión.
Para disecar con limpieza un músculo sin picarlo y sin dejar fragmentos de
aponeurosis o de grasa en su superficie es preciso que el escalpelo siga la
dirección de las fibras carnosas de uno a otro extremo del músculo.
El músculo esta siempre recubierto por una aponeurosis. Hay dos tipos de
aponeurosis: de envoltura y de inserción. La aponeurosis es con frecuencia
muy delgada y difícil de preparar aisladamente, y por eso, cuando no se tiene
cuidado de levantarla con la piel, llega a hacer imposible la limpieza del cuerpo
carnoso.
La disección esta propuesta como un curso de formación complementaria
orientado fundamentalmente a la anatomía practica. Esta dirigido a
profesionales médicos, médicos en formación y a alumnos de segundo
semestre de medicina, que tengan necesidades de conocer la anatomía
humana.

La disección se empezó diferenciando tres planos, superficial, medio y


profundo, en cada uno de ellos encontramos músculos, fascias, las cuales se
ven a continuación.

PRIMER PLANO:

Se empezó dividiendo la parte que se disecciono, después se retiro la piel


como plano superficial, retirando la grasa y fascia que el cadáver contenía,
después de retirado este se le empezó a diferenciar los músculos latisimo del
dorso y trapecio, se diferencio sus limites, el triangulo de auscultación y la
fascia toracolumbar.

SEGUNDO PLANO:

Después de retirado el primer plano empezamos retirando la fascia del plano


medio diferenciando los músculos que en este encontramos como son los
serratos posteriores superiores e inferiores, romboideos mayores y menores,
oblicuos, sus límites y delimitaciones.
TERCER PLANO:

Retirado el segundo plano entramos el plano profundo, donde le retiramos su


fascia y se pudo ver la fascia sacro coccígea, que me da tres divisiones que
son los músculos espinoso, iliocostal y longísimo del dorso.

Intereses relacionados