1

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

PAULO FREIRE APORTES PARA LA CONSTITUCIÓN DE UN PENSAMIENTO LATINOAMERICANO ORIGINAL
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO norojor@cablenet.com.ar

ABSTRACT
Mas allá de las diversas acentuaciones que cada una de las obras de Paulo Freire presenta y del desarrollo de problemáticas específicas que responden a determinados contextos, pretendemos determinar si es posible encontrar los elementos constitutivos de un pensamiento que no sólo es el del autor, sino que se abre como una posibilidad y una expresión de un pensamiento original y autónomo desde nuestra realidad latinoamericaana. Esa nueva trama categorial permitiría abordar y entender lo que somos y nos pasa, para tratar 1 de transformarlo. 2002 - 2003

Paulo Freire tiene una forma de expresión original, que lo distingue de los demás autores, pero sin embargo su pensamiento y su discurso permanecen siempre fieles a sí mismo. No se trata sólo de una cuestión de estilo (estructura del discurso) sino que se puede identificar una modo de pensar que tiene un formato propio, específico y que traza el camino para la definición de un pensar autónomo, de un pensamiento desde Latinoamérica. Se abre la posibilidad de “pensar lo distinto” utilizando otras categorías de pensamiento: una construcción que no toma como definitivas las formas de pensamiento de la tradición europea2, aunque no tenga ningún temor de incorporarlas de manera instrumental para darle – creativamente – una re-definición original.

1

Profesor de Filosofía y Pedagogía. Profesor en Letras. Profesor en el nivel Superior (formación docente) y Universitario. Profesor en el nivel medio. Directivo de Nivel Superior y del nivel medio. Ha publicado numerosos artículos de su especialidad y, entre otros, los siguientes libros: Filosofia. Historia, problema, vida (1996-7), Escuela posible, educación necesaria (2001) Trabaja en la elaboración de su tesis en el Doctorado en Educación. 2 Cuando hablamos de pensamiento o tradición europea nos estamos refiriendo a la constitución moderna del pensamiento occidental. Cfr. BALLESTEROS J. (1997), Postmodernidad, decadencia o resistencia. Tecnos

2

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

Se trata de una nueva perspectiva de abordaje y sobre todo, se trata de “desnaturalizar” también el lenguaje y el pensamiento (discurso único y hemegemónico), para contextualizarlo y descubrirlo como una construcción cultural e histórica: si ésta es nuestra realidad3 y no es una fiel reproducción de la realidad europea, otra debe ser la manera de tematizarla, de analizarla y de proponer alternativas de superación4. Metodológicamente nos proponemos rastrear los caracteres de ese pensamiento original que se exhibe en las diversas obras de Paulo Freire, en un trayecto de producción que se extiende por más de 40 años y que tiene diversos escenarios de producción: el trabajo de alfabetización, la producción teórica, el minucioso conocimiento de su propia tierra, el exilio, las tareas como funcionario, el compromiso político, las misiones en el exterior, su presencia en organismos internacionales, sus conferencias y debates... Tal vez esta aproximación problematizadora nos permita acercarnos a Freire y a sus obras con otras expectativas y sin demandar de él la totalidad de las respuestas, sino rastreando en sus páginas la persistencia de una búsqueda y de una vocación que en ningún momento se propuso agotar el abordaje de los problemas antropológicos y educativos. Y superar esa natural tendencia a disminuir el aporte de los nuestros (latinoamericanos) para sobredimensionar otras fuentes a las que no les demandamos tantas pruebas ni tanta coherencia.5 Nos ha parecido metodológicamente oportuno ir presentado los diversos caracteres del pensamiento y el discurso, aunque con un carácter aproximativo que sin pretender agotar el desarrollo de los mismo, abre brechas para futuros emprendimientos e investigaciones.. En el presente desarrollo solo enunciamos de manera indirecta, los caracteres del pensamiento hegemónico del que Paulo Freire pretende constituirse en alternativa superadora.

1. PROGRESIVIDAD Y APROXIMACIÓN. El pensamiento de Freire avanza de manera paulatina sobre
problemáticas que se reiteran, pero con grados de creciente profundidad crítica. Sus formulaciones marcan un acercamiento progresivo y desde perspectivas diversas intentando un abordaje múltiple de los fenómenos, de las causas y de las eventuales soluciones. Una y otra vez el pensamiento avanza, retrocede, se reitera y definitivamente se instala como definitivo, 6 aun sabiendo que pueden producirse nuevas formulaciones.

2. CIRCULARIDAD. No se trata de un pensamiento lineal, sino de un giro en torno a los objetos,
ahondándolo y descubriendo diversas perspectivas y matices. Mientras el pensamiento lineal va construyendo sobre estructuras indiscutibles y definitivas, la circularidad somete todo a una permanente revisión y ampliación. Tal vez debamos asociarlo a un pensamiento en espiral que crece en amplitud al mismo tiempo que se desplaza en profundidad. Los mismos temas y los mismos vocablos significativos van recibiendo, en las sucesivas obras, una conceptualización más amplia y precisa.7
3

La realidad de América no es asimilable a la realidad de Europa. En América primó siempre la presencia de lo distinto, de lo diferente, de los otro, frente a la totalidad homogénea del occidente europeo. El conquistador y el conquistado, el europeo y el aborigen, el blanco, el negro y el mestizo, el criollo y el extranjero, el marginado, el excluido... El pensamiento, por tanto, puede renunciar a la necesaria disyunción y hacerse dialéctico o analógico. 4 En la tarea de nombrar y designar la realidad se nos va la comprensión y, en cierto modo, la construcción de esa misma realidad. 5 Un imperceptible complejo de inferioridad recorre la percepción de nuestras producciones: pretendemos que los autores den muestra de visiones totalizadoras y coherentes, que certifiquen con inapelables pruebas cada uno de los dichos y que refrenden en cada uno de sus escritos las palabras que alguna vez pronunciaron. Frente a esta exigencia, la invasión – no tan ingenua – de autores y producciones europeas (o de otras ponderadas geografías) es recibida con todos los honores y con diversos discursos que justifican incoherencias, olvidos, contradicciones, inciertos recorridos existenciales e intelectuales... 6 Cfr. Pedagogía del Oprimido (1969),)Pedagogía de la esperanza (1992), Pedagogía de la autonomía (1996 7 Sería interesante investigar el campo semántico en el que Freire se mueve y cuáles son los vocablos claves que recorren sus obras.

3

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

3. REPETICIÓN CREATIVA o EL VALOR DE LA REDUNDANCIA. Contrariando un estilo de
pensamiento que se escuda en la originalidad y que consagra la sistematicidad, este pensamiento prefiere repetirse, multiplicar las formulaciones ya dichas o volver una y otra vez sobre lo mismo. Es un pensamiento que se atrinchera en la redundancia, convencido del valor de los mensajes y, al mismo tiempo, de la resistencia a ser adecuadamente recibido y decodificado. El pensamiento parece hablar siempre de lo mismo, pero en realidad se hace cargo de los mismos temas utilizando diversas formulaciones. 8

4. POSIBILIDAD DEL ERROR Y APERTURA A LO DISTINTO. Si la modernidad estaba iluminada por
las luces de la razón y garantizada por la verdad y la certeza, este modelo de pensamiento no rehuye al error, acepta revisar las propias posiciones, rehacer el camino, volver sobre sus pasos para construir una nueva senda. Esa misma posibilidad le permite no encerrarse en un único objeto, sino abrirse a lo “distinto”, a lo que puede ser de otra manera, a lo que tiene otro modo de ser o de aparecer, de hacer o de decir. Siempre hay otra verdad mas allá de la verdad de los discursos establecidos, y hay que tener la valentía de descubrirla y de darle el pasaporte de la palabra.9 En el marco de la racionalidad moderna, el error es un estigma del que hay que huir, una sombra que debe erradicarse con las luces del pensamiento... mientras que en el nuevo contexto, el error puede convertirse en instrumento para descubrimiento, un recurso para otro tipo de certezas, un territorio que debe ser recorrido con otros instrumentos de visión y de razón. Sólo así la verdad deja de convertirse en el patrimonio hegemónico de algunos para aceptar la construcción intersubjetiva y abierta.

5. TOTALIDAD Y SISTEMATICIDAD. Si bien las construcciones discursivas de Freire pueden ser leídas
como unidades significativas, el pensamiento no persigue la fidelidad insobornable a un sistema o la integración en una totalidad en la que nada falta y en la que nada sobra. Es un pensamiento que adiciona elementos con la clara conciencia de que no lo aborda todo y que en el esfuerzo muchas veces se renuncia conscientemente a una visión orgánica para asumir una urgencia “humanizante” y social impostergable. No es el sistema el que debe imponerse a la realidad, sino la realidad (proteica y dinámica, inapresable y fluyente) la que debe constituir progresivamente el sistema.

6. PENSAMIENTO DIALOGICO. El pensamiento es una construcción y es una construcción
intersubjetiva. Lo es porque metodológicamente las obras responden a la estructura del diálogo del autor con diversos interlocutores; o lo es porque el desarrollo revela infinitos diálogos que han precedido al proceso de redacción y publicación. No hay pensamiento en soledad, no hay construcción en un encierro solipsista: el diálogo con lo diferente, con lo distinto, permite descubrir y comprender la realidad. 10 Este carácter dialógico se amplia y se profundiza con el correr de los años: en lugar de afianzarse en la afirmación y difusión de sus ideas (una característica muy frecuente en muchos pensadores), prefiere abrirse a la palabra de los otros.

7. DIALÉCTICA. Se trata de un pensamiento que avanza con sus afirmaciones (tesis), reconoce y se
cuestiona frente a las afirmaciones antagónicas o diferentes (antitesis) y construye dialógicamente la síntesis. La verdad y la realidad no tienen ni lugares, ni dueños definitivos, sino que deben acceder progresivamente a su configuración (progresividad, aproximación, circularidad). Es la dialéctica de tradición hegeliana y marxista, pero es al mismo tiempo una relectura de sus posibilidades instrumentales, abandonando la estructura de pensamiento totalizante y exclusivamente europeo.

8

Existen conceptos claves que pueden ser registrado a lo largo de la historia de su pensamiento. La repetición de los mismos implica una nueva aproximación que multiplica su valor y su resonancia. 9 Cfr. FREIRE, GADOTTI, GUIMARAES (1985), Pedagogía, diálogo y conflicto. En el intercambio con los discípulos el pensamiento de Freire rectifica o reafirma afirmación precedentes. 10 Idem. Ver principalmente allí las referencias a las otras obras de Freire dialogando con otros interlocutores... y la construcción misma del libro, utilizando los “diálogos” (preguntas) de los diversos encuentros.

4

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

8. CREAR Y RECREAR A PARTIR DEL PREGUNTAR Y RESPONDER. Cuando el pensamiento procede
por afirmaciones incuestionables, cuando fija axiomas, corolarios, encadenamientos lógicos indestructibles, necesariamente se cierra sobre sí mismo, ajeno a la realidad que imagina, reproduce o construye. En Freire el pensamiento se abre a la pregunta y confía en el valor de la misma. Potencia la riqueza del interrogante (novedad) y relativiza el valor de las respuestas (y de quien responde), consciente de que quien pregunta conlleva ya una cierta direccionalidad en el ver y exige un cierto responder, mucho más rico que la contemplación tautológica del propio pensamiento. Es por eso que hay pensamiento porque existen preguntas (las propias y las ajenas) y no porque abunden las respuestas. El preguntar no implica in-seguridad, sino apertura y novedad.11

9. SABER COMO DEVENIR Y PROCESO. El pensamiento no se clausura sino que permanece abierto,
no se cierra porque demanda y permite el ingreso de lo diferente. Esta actitud de apertura (por su estructura dialéctica) le impone una dinámica de devenir y proceso. No es un estar y definitivamente ser, sino un “caminar e ir siendo” que conduce a paulatinamente a estados progresivos, nunca definitivos. Es un pensamiento que se define como acercamiento y construcción más que como estructura, sistema y posesión. Se potencia por lo que busca y por las metas hacia las que tiende, más que convertirse en el celoso guardián de un tesoro inalcanzable.12

10. PENSAMIENTO PROBLEMATIZADOR Y MOVILIZADOR. No se trata de una mera construcción
discursiva (teoría) sino que opera sobre la praxis y sobre la realidad. Necesariamente provoca, moviliza, genera desplazamientos, obliga a cambiar lo ya dicho y hecho. El pensamiento instala el aguijón de la duda y el interrogante (Sócrates), y es más pensamiento cuanto más problematizador es. Por eso se afirma que es un pensamiento que ensambla teoría y praxis, que se hace acción y que se instala en la dinámica de las ideas porque lo hace en el devenir de la historia. No sólo piensa y le otorga palabra a lo distinto, sino que lo provoca. El pensamiento se transforma en una verdadera mayeútica que intenta hacer parir(génesis) una nueva realidad. Para que eso suceda necesita determinar críticamente las categorías que ordenan (nombran) la realidad, “des-naturalizándola”, “problematizándolas”. Se trata de un pensamiento que se moviliza y que moviliza, y que no queda anclado y paralizado, cristalizado. Es pensamiento en tanto contagia de su propio dinamismo a la realidad y en cuanto se expande en la transformación de la misma.

11. CRITICA Y PROPUESTA. DENUNCIA Y ANUNCIO. No se trata de enumerar los aspectos negativos
de la realidad, ni de exponer críticamente las urgencias y las demandas. No es sólo un pensamiento contestatario que se agota en la denuncia. Es pensamiento cuando se le suma el anuncio de una realidad diferente y se formulan las propuestas. Y el pensamiento mismo se nutre (1) del compromiso de la teoría, (2) de la formulación de alternativas, (3) de la construcción de utopías y (4) del esfuerzo concreto por hacer realidad los anuncios. El pensador no sólo critica y denuncia, sino propone, anuncia, y trabaja efectivamente para que nazca una realidad distinta.

12. CARÁCTER PROFETICO. En cuando tiene la perspicacia de “ver” los signos de los tiempos y de
juzgar sus causas y sus consecuencias; en cuando opera como un intérprete de lo que sucede en el presente para generar lo que debe suceder en un futuro más humano, el pensamiento es necesariamente profético. No sólo anuncia tiempos nuevos, los provoca. Es un pensamiento que no se afinca en lo sucedido o en lo ya sido, sino en lo que está ocurriendo y que debe suceder.

13. COHERENCIA. Le interesa primordialmente construir la coherencia no con el propio discurso o con
un sistema que tenga aspiraciones de totalidad (modelo de pensamiento europeo y moderno), sino que
11

Nuevamente aparecen aquí las precisiones sobre el tema en el intercambio entre FREIRE y GADOTTI a partir de la definición metodológica del libro citado. 12 Cfr. FREIRE (1992), Pedagogía de la Esperanza. La idea del “tesoro que se custodia pero que nunca se disfruta” lo desarrolla SAVATER en Perdonadme, ortodoxo. Alianza.

5

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

la coherencia a la que aspira es la de responder a la realidad, a la praxis, a la vida, a las exigencias de los interlocutores que hablan, callan o gritan.

14. CARÁCTER HISTÓRICO DE LO NECESARIO Y NATURAL. Mas allá de lo ya dado y de lo que se
considera como natural y como necesario, más allá de lo que se substancializa y se convierte en un principio fundamentador, el pensamiento debe rastrear el carácter histórico y constitutivo de las formulaciones, des-enmascarar los procesos de construcción que acompañan a determinados cuerpos de verdades y de formulaciones. Tal proceso no invalida necesariamente todas las formulaciones alternativas, pero las convierte en configuraciones humanas y culturales, con la posibilidad de ser criticadas, modificadas o sustituidas. De esta manera la dinámica del pensamiento se desplaza desde lo naturalizado hacia lo construido, desde la universalidad y necesidad a lo histórico y situado, y recupera una libertad imprescindible para imaginar y construir otra realidad (utopía).13

15. FRENTE AL DISCURSO MODERNO, OTRAS CATEGORÍAS. La confianza que la tradición europea
occidental (hegemónica) deposita en el poder clasificador, analítico, disyuntivo, organizador, exacto de la razón metafísica e instrumental, es sustituida por el pensamiento que construye categorías alternativas: la analogía, la diferencia, la concientización y la liberación. El pensamiento asume – en la concientización - una fuerza liberadora y un compromiso con el otro: la concientización y la liberación representan una relación dialógica y dialéctica entre el que pronuncia el discurso y el interlocutor a quien está dirigido. Sin esta relación el pensamiento no asume carácter de tal, no se realiza como tal, no es pensamiento. Es en esa misma relación en la que el emisor (autor) se construye en la medida en que despierta con su mensaje al receptor (oprimido, excluido, marginado, pueblo).

16. FIDELIDAD Y VIGENCIA. No se muestra preocupado por permanecer fiel a sí mismo (coherencia) o
por enmendar las eventuales repeticiones y ausencias en su desarrollo, o justificar acentuaciones u olvido; la fidelidad consiste en responder a los interlocutores y a los destinatarios, a quienes pueden utilizar su mensaje y crear con él una nueva realidad. En eso radica también la vigencia del pensamiento a través del tiempo y explica las reiteraciones y ciertos desplazamiento de ideas: Freire no trata de revisar o corregir sus ideas y su pensamiento por la pureza del pensamiento mismo¸ sino respondiendo únicamente a una adecuación a las demandas de los receptores y de la realidad.

17. OTRO INTELECTUAL. No se trata de alguien que construye en el aislamiento y la soledad, en el
laboratorio y en la cátedra, sino de quien crea desde y para la “trinchera” y desde el dolor, al calor del compromiso y las demandas, menesteroso del diálogo y de las preguntas. Por eso es un intelectual que asume el pensamiento asociado a la palabra, al silencio (al que hay que hacer hablar), al grito... y que no se llena de vano palabrerío. 14

18. CATEGORÍAS. Freire no escribe un nuevo discurso del método, ni sueña con una crítica de la razón
pura o dialéctica. No tematiza el pensamiento mismo, porque no se trata de inventar un cuerpo categorial absolutamente nuevo, sino de “sustraer” las categorías que otros han producido, para recrearlas y utilizarlas en la construcción del propio discurso, para lo que se quiere “decir”. Hay una libre resignificación y adaptación de las categorías existentes15, que al calor de otras interpretaciones, para construir un código innovador.

13 14

Cfr. Pedagogía de la Esperanza. Revisar los conceptos de utopías y esperanza, Esta posición de Freire contraría las afirmaciones de un autor europeo como U. ECO, “El intelectual no debe toc ar el clarín en la revolución. No para eludir la responsabilidad de una elección (que puede hacer como individuo), sino porque el momento de la acción requiere que se eliminen los matices y las ambigüedades, mientras que la función intelectual consiste en excavar las ambigüedades y sacarlas a la luz.” (1999) Cinco escritos Morales. Lumen 15 PEDAGOGÍA, EDUCACIÓN, LIBERTAD, AUTONOMIA, DIALÉCTICA, LUCHA DE CLASES, UTOPÍA, ESPERANZA, COMPROMISO, DIALOGO, CONFLICTO... son algunos de éstos términos de los que FREIRE se apropia para darle un renovado sentido.

6

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

19. FIDELIDAD AL ORIGEN. Este pensamiento parece haber recuperado los caracteres del pensar
griego original, de la experiencia inicial. Es la recuperación de la mayeútica socrática, del preguntar sin responder ni imponer, del ayudar a parir las propias verdades, y reconocer – al mismo tiempo – la ignorancia y la sabiduría... Y es también la recuperación del diálogo platónico: el camino, los interlocutores, la construcción común, la circularidad, el carácter enciclopédico de los diálogos, la presencia de núcleos referenciales... y hasta el cumplimiento analógico del “despertar” (concientización y liberación) del prisionero de la caverna, que deberá asumir el compromiso de liberar a sus compañeros. 16

20. POLÍTICA Y EDUCACIÓN. Todo pensamiento – para ser tal – debe asumir un carácter político y
educativo. En ambos se utiliza un proceso argumentativo de convencimiento y , al mismo tiempo, la posibilidad de vencer, anunciando y alumbrando una nueva realidad. El verdadero político y el verdadero educador anuncian mundos nuevos y una nueva humanidad. Y no hay pensamiento que pueda evitar este compromiso si quiere ser pensado desde aquí y en el contexto en el que vivimos. 17 Tal vez podamos cerrar este desarrollo mencionando algunas críticas a FREIRE y al contenido de sus obras formulando algunos interrogantes: (1) Este modelo de pensamiento, el pensamiento de Freire, ¿no es un pensamiento que se desentiende de sus consecuencias, de todo el poder que conlleva y del impacto favorable o desfavorable que provoca en quienes lo reciben, lo asumen o se comprometen con él? (2) A lo largo de su historia de producción, ¿ha sabido tomar debida cuenta de los contextos en los que los discursos se pronunciaron y de los variados efectos que desencadenaron? (3) ¿Ha sido consciente Freire de que su pensamiento – fiel a sí mismo – tomó vuelo propio y que no fueron quienes lo leyeron, lo asumieron, lo transmitieron, lo divulgaron, lo aplicaron y lo multiplicaron otros Freires, sino que pudieron recrearlo desde otras perspectivas, originalmente desconocidas (y hasta negadas) por el autor?18 Creemos sin embargo, que el valor y la originalidad de Freire y de su obra, (y cierto parentesco con el estilo de pensamiento de nuestros días), justifica soslayar tales críticas para acentuar sus méritos. Este pensamiento también nos compromete a nosotros en un pensar distinto, absolutamente innovador. Es un verdadero programa intelectual, educativo y de acción. Y ése posiblemente sea el desafío definitivo para todos los que alumbramos ideas desde el corazón de nuestra América Latina.

Prof. Jorge Eduardo Noro San Nicolás y Santa Fe, 2002 – 2003 norojor@cablenet.com.ar 19

16

Y cabría preguntarse si no recupera la riqueza formal de los debates medievales construidos sobre la base de un proceso argumental que al mismo tiempo trabaja sobre la diferencia (questio) y la búsqueda progresiva de la verdad. 17 Muchos de los planteos filosóficos y educativos de la historia del pensamiento se han asociado a este tipo de concepción de la política: PLATON, ARISTÓTELES, AGUSTÍN, TOMAS, LOCKE, REVOLUCION FRANCESA, MARX 18 Reconocido el carácter instrumental del pensamiento marxista, ¿ha seguido siendo instrumental para sus seguidores o se han vuelto sobre sus obras para acentuar unilateralmente algunos aspectos conflictivos de sus formulaciones? Se abre toda una perspectiva de análisis en torno al carácter ideológico o ideologizador de sus producciones. 19 El material puesto en sitio de internet està para la lectura y para el uso. Agradecería citar la fuente y con gusto responderé los mensajes enviados a la dirección electrónica. Las ideas deben multiplicar las ideas y el intercambio es siempre saludable.

7 LA ESCUELA

FILOSOFIA Y EDUCACION: FREIRE Y LA CONSTITUCION DEL PENSAMIENTO AMERICANO

“La escuela es... el lugar donde se hacen amigos no se trata de sitios, salas, cuartos programas, horarios, conceptos... Escuela es, sobre todo, gente, Gente que trabaja, que estudia, Que se alegra, se conoce, se estima. El director es gente, Cada funcionario es gente. La escuela será cada vez mejor En la medida en que cada uno Se comporte como colega, amigo, hermano. No es una isla rodeada de gente por todos lados. No es convivir con las personas y después descubrir Que no se tiene amistad con ninguno No se trata de ladrillos que forman paredes Indiferentes, fríos, solos. Lo importante en la escuela no es sólo estudiar, No es sólo trabajar. Es también crear lazos de amistad. Es crear un ambiente de camaradería, Es convivir, es unirse a los otros. Ahora es lógico... En una escuela así va a ser fácil Estudiar, trabajar, crecer, Hacer amigos, educarse Ser feliz...” PAULO FREIRE

MAXIMAS