Está en la página 1de 18

I

Nopuedeafirmcondemafrecuqueunmal

defectprevatodavsobreelterteSiexisuntem-

elarquenoestádesenobietsinogentAmen

DebelaescribpalaquedaseamásNiclaropoderporqueunésteinstaqueeslaunplumselibropretedeambcamdesdsonnoinstrluegaptoparaque gemelos, pero la mente que controla una excavación debe tener

muynosesencidesarrdeformaesarobusinmecualiparatridiotrasinvequeesme-En

nidad»Laarquemuereselpolvmássecoquese

toria», yR.A.S.MensuT0E

basparelestdelapreesXy

unaEddePiNoNEas

tor(19lodeco«lbdlp

ElsisdelasTrEdae

c

_~,3.

~-

252

Estos

fragmentos

pueden

y.-doctrina,

sino

de

Archaeology

como

no

el

Quizá

s610

compendio

el

Irom

como

mejor

the

una

de

exposici6~

modo

Earth,

unavi#.

deaca¡

"(le

-';"

Wheeler,

de

de

fe

bar

tomarse

"

práctica

arqueológica.

este capítulo

a

su

sea con algunas frases del prefacio de

(11

})iN1A(

J,

Wheeler

libro.

tt

V1

~&

-4-1Í~

eA-

é~uJ,

U

L~-

11

V\

S fv

~.

c4

eJ

t v--

{~J'::>

aprendizaje sobre el terreno representa, por lo general, el fracaso y

la destrucción final de las evidencias, a pesar de que la enseñanza

común

a

que

para

ellas,

los

él,

es

las

páginas

que

siguen

fragmentos

a

menos

preferible

y

que

las

piezas

tenga

él

que

busque

es

éste:

la

insistencia

en

que

con

las

mismo.

que

un

trabaja

íntimo

estén

contacto

vivas

con

otras

discipliñas

para

-trabajar

{~'l>-~

j{~~

1

cJ~J~

(9G::t-,

~/IcL-vt;C-

HOM.Wprdila tos de piedra prehistóricos con los siguientes términos:

Paleolítico,

un sentido simplemente

que

puede

debe

ser

soplar.

vivida

y

ditecto,

que

debe

la

ser

arqueología

ciencia

huma-

candinavos

al

menos

Joseph

Archaeology

moderna

arqueología».

últipallaEddePimreE1 Westropp publicó sus Prehistoric Phases, or Introduc-

t9ry

constituyó,

también

para

con

el

algunas

primer

modificaciones,

del

siglo

la

xx.

es

una

con

«condimentada

cuarto

Déchelette,

(1921),

en

su Manuel

10 llamó

El

sistema

«la

d' archéologie

piedra

de

las

angular

Tres

Edades

préhis-

de

la

se convirtió en el sistema de las Cuatro Edades cuando

Lubbock, en 1865, propuso la división de la Edad de

Piedra en una -Edad de Piedra Antigua, o Paleolítico,

y

te,

en

una

conferencia

a

la

Anthropological

Society,

Essays

Mesolítico. y Kainolítico,

representando

esta

on

Prehistoric

Archaeology,

253

y

al

comienzo

"

-

decuapen.edJ

deunpuHreaseiy

oseenenladoeEts

AdrieparatiMcCudeincluiMortienHumytambpubliOriglatablaenpubl188deGEAenefec192GRcomDe

Alexlaiddceeua

senungrdiennmyn

alclamLcuadi

cotalcolacuprylmeqe

questrelpnipe

fralitLhidlarcldi

ElsistemdelasCincEdadtomlaestrde

otroscompmáspequDeestaforla

cluidoelTableadelaClasqueaparenlos

cesiondecajony,10quetodaresumássor-

variosBroncperíoEnFranclomismGABqueelDENeoMOylaEdafuedeel

logíaarqueLosinvesquetraben

.

grandes

254

del

Historia

de

la

ArquC9log{a

en

la

255

He.

texto

imprimió

la tabla

que

reproducimos

pá-

-ciencias

aquí

una

Culture

-

tecnológicas,

definición

in

Early

en 'teo

antigUa

divisiones.

gina 2.56. Por ahora no se ha aceptado el Kainolítico,

pero el Mesolítico se afirmó durante los cincuenta años

siguientes, convirtiéndose en una parte bien asentada de

la nomenclatura arqueológica.

la arqueología prehistórica a principios del siglo! xx, y a

muchos les parece que el desarrollo metodológi!:o de la

disciplina consistió en la división de las cinco e ¡ades en

Edad

de

de

Hierro

Edad

de

Hierro

fue

dividida

Antigua

Hierro

(o Edad

Histórica;

adecuadamente

en

la Edad

de Hierro

pre-romana)

el

Paleolítico

se

dividió

y

en

en

grao

defensor

comienzos

del

de

estas

subdivisiones,

Musée

préhistorique,

y

aquí

hemos

escrito

por

él

y

in-

por

e interesaJ,lte del concep~o

publicado

en

1892.

.

-.

Scotland,

Utilizo la palabra cultura en sentido general. Comprende la

condición mental del hombre y sus formas de expresión; es decir,

brevemente, 10 que tiene interés e importancia en la condición

sentido

del

arte

o

sus

habilidades

manuales,

sus

costumbres

e

ins-

tituciones sociales, etc., en la medida en que puedan ser inferidas

ca

corrientemente

lectual,

y

en

este

si

se

Puede

le

pone

parecer,

con

un

baño

en

a

de

para

denotar

sentido

relación

puede

con

primera

vista,

latón.

Pero

la

adquisición

parecer

palabras

que

se

cultura

o

refinamiento

inte-

totalmente

fuera

como

bárbaro

o

está

degradando

de lug:ir

salvaje.

el

oro

no

es,

necesariamente,

el

equivalente

aunque

ha

del

alto

refinamiento

tenido

con

frecuencia

o

de

este

los

logros

significado

intelecruales,

especial

en

la

es la historia

un

grado

de

del

desarrollo,

cultura,

por

y cada

bajo

que

estadio

de

éste

sea.

civilización

Por

tanto,

indica

existen

bre

primitivo

desarrollo,

a

piensa

través

y

actúa

del

cual

es

el

verdaderamente

individuo

una

altamente

fase

de

aquel

refinado

ha

en

la

de

costumbres

las

épocas

primitivas,

las

tradiciones

que

y

han

remoto,

las huellas

de

su presencia

no

es

difícil

sobrevivido

encontrar

desde

el

en

las

pasado

y de su influencia

.Podemos

mitivos antecesores,

que

de

flecha

de

pedernal,

y

vivían

en

cuevas

y

en

muchos

aspectos

cazaban

con

no

podemos

puntas

decir

influencias

tes,

por

humano

que

conforman

nuestro

ejemplo:

todavía

existe

está presente

en aquellas

pensamiento

una. conexión

obras

en que

son

muy

racial,

el

se refleja

diferen-

espíritu

un

alma

huellas

y

de\

arrogantes

nuestra

en

extremo

semejanza

en

si

no

esos

pudiéramos

reflejos.

seríamos

distinguir

las

gico,

el sistema

de

las

Cinco

Edades

pasó

a

ser

eonside-

-

.

reaairuNhagdacn tido del término, pero sí ciertamente uso de la razón, y

miopes

Mortillet

y

McCurdy

veían

la

prehistoria

como

una

forma

de ejercicio clasificatorio; los arqueólogos se enfrentaron

con un enorme armario de cajones y su labor consistía

en colocar los artefactos en el cajón correspondiente.

Pero,

gradualmente,

emp~aron

a darse cuent't de que

los cajones verticales no eran la respuesta a la metodo-

diferentes

partes

del

mundo

precisaron

de

diferentes

su-

prendente,

se

que

se

había

descubrió

dividido

la

que

algunas

prehistoria

de

eran

las

épocas

en

contemporá-

neas

unas

de

otras:

de

hecho,

no

existían

épocas,

sino

diferentes

configuraciones

de

cultura

material.

Los

an-

trop6logos

y

los

geógrafos

humanos

estuvieron

discutien-

do

durante

~o-ún

tiempo

«u~

cultura».

Pronto

se

el

vio

Iecaonaba

des,

sino

St4.1.xiivisiones de

cultUras

que

podían

concepto

de

«cultura»

y

de

que

el

arqueólogo

no

co-

un

sistema

de

Cinco

Eda-

ser

agrupadas,

por

conve-

_H-

-~~~-

-,.-

,1

. "

.

,

I

\ i

:\i,~

~~~'

¡'

\l .

,

~'"

:;¡,

,~,~ i12- ~.~ ~~ ~8
,~,~
i12-
~.~
~~
~8

~:;¡

¡;¡

ú

,-

o.

'1\)

."

~:s

1\)

'"

o

0.'" e

5

tPi

S!

11."

~¡s

ú

,- o.

1\)

¿.,.~

o.

fj '"

e e

ti

8

S!c

d.

e .s:g ~:a ~'O ::1 ~ '" a l~ ~5j ~t) '" C '¡j '"
e .s:g
~:a
~'O
::1
~
'" a
l~
~5j
~t)
'"
C
'¡j
'"
C
~
~
ti)
1
'"
~
g,
,-
'¡::
~
u
~
'"

~BClStClS=6r!ti:a

~~4:i8

~

B8tJ.g8'¡¡¡~

o

1\)

~

-

-

.;

s:

"

I

,s

.Q

1\)

'"

ti

J!

,s

.8~

."

::I~

Uu

~'"

.,,~

~

o

tI\)",

~

~,S

"'~~

g'"

::?J~O

."

o

u

o;E

5

o

,-

2

ijl! o

0.-

g

~ü~:=;

t;

8

1\)

.g

."

~

s::

----

--.

q:¡

'"

." 1\) ~ <ü 1\) ~ u ~ v ." ti) o, :) :a '"
." 1\)
~
1\)
~
u
~
v
."
ti)
o,
:)
:a
'"
¡j'"
::;'"
~]
g.t+::
.D
,!:¡
."
v",
"'1\)
]
'"
~~E
ti)
~
~
::r:, :¡P-t ~"'§
----
g 8:
g
v
~
v
:i1
'"
es
~
E-<
tú t;
~
8 . --- a a v I»~ ~ CI\).D"E ~~ t;j::l""" t;j::l~ u¡t¡U U¡t¡UU
8
. ---
a
a
v
I»~
~
CI\).D"E
~~
t;j::l"""
t;j::l~
u¡t¡U
U¡t¡UU

o

o

e 8

~¡s~~

"""

~

's.,o!

61»

o

'"

:::1 'o!

0.'"

1\)

-8 :)-85

","E.".§~

:B

P

P

13

l!

u~

v;¡¡

t+::

'"

'"'"

a

-8-8

-s "E

."

."."

55~l!J:jl!

'"

§

§

~'g

o

"';::1

g

p P-t~~u:r::'

'¡:: 8

~

1\)

u

a

r:q

~

o '" o. 1\) l! ~ , 1\) '" es ." <ü ¡:~ ti ."
o '"
o.
1\)
l!
~ ,
1\)
'"
es
."
¡:~
ti
."
!;¡~
E
'"
~;:
."1\)
~
es
-8
p
:1
~~
~
,
~
~~
o u
,
8
;g
o
'P
:a
]
~
v
'"
~
¡¡¡
::?J
~
-
~~
.¡~~
8
o
1 ~.2
'"
."
\ .D
¡¡j~
,;¡
N
'"
es
I ¡t¡'
I
U

~

'¡::

B

p.,

'"

'"

'"

tJ

'O

',0

~

.<:

--~--

-

TIEMPOS

en

~8

H

0

9

O

en

-

el)

O

H

U

~~el)

O

~H

-

DlT Dl'Aep DlD DlD DlC DG

TacldDM

EDADES

PERIO~:

EPOCAS

'el:)

8 Merovingio

~=a

en

~O

u

p::

~H

~en

H

::r::

~O

p::

p.,

DEL

RRO

DEL

BRONCE

HIB-

Romano

Etrusco,

Gálata

Bohemio

Wabeniense,

Pranco,

Burgundlo,

Germánico

Champdollense,

Decadencia

Lugdunlense,

Apogeo

romano

Marnlense

Galo,

Lacustre

Hallstat,

Hierro

1

'

S

Larnaudlense,

Lacustre

mente

2,

romana

I

i

:-

principal-

Morglense,

Lacustre

parte

2,

Robenhauslense

Lacustre

su

mayor

1,

en

.

parte.

'

parte

Magdalenlense.

su

Del

mayor

Reno,

totalidad

SOlutrense,

Del

Reno

ml1t.

en

Musterlense

Del

Mamut:

yor

parte

Chelense,

Achelense,

Del

Elefante

Ottalense,

Tortonlense

Thenalsiense

Aquibanlense'

parte.

casi

en

y

del

parte

en

su

su

Ma-

ma-

Antiguo

Neolítico,

Piedra pu-

lida

.

.

el:)

H

~8

en

H

p.,

Paleolítico,

Piedra ta-

llada

LA

~~DE

PIEDRA

~.

'.

Eolítico,

Piedra sin

tallar

Glyn

Daniel.

17

RECIENTE

\'-

I

CUATERNARIO

(Pleistoc.no

TERCIARIO

Piedra

~a.ame. -

rosafiqusul.Epreq

Elsensisdelatredshceu

MagIVastaderenopoli

sucLaexdetatapmadt

Loquhaquteenceple

caseselcomelqsehdLs

nonodejveelboEinqcc

qul!}EddehaBrcoAfaBdeoLMTlneeuNpdI

pusThyWLcyf

ticCaEddeBEdHAE

IVHachdealetaydetalótubu

ramereep escribi6: «Aunque estanios en deuda permanente con

los

.

259

i

XII

10o-Era

600-300

cristiana

O.
11

y

Ed4á

de!

Hierro

~

,

II

Espadas

1

con

de

Ls.=~s

ce

y

planas

t

putiales

espadlls

hierro

de

de

an-

bron-

Hallst~tt

primeros

Nueva,

arque6logos

de

las

del

Edades

Bronce

que

de

elaboraron

la

Piedra

y

del

como

Hierro

un

esquema

de

la

hemos

pione-

crono16gico

Piedra

Antigua,

Antigup,

de

los

,~

Eáa4

die!

Bronce

III

II

1

:Hachas

Hachas

Hachas

Oarnaciense

Robenhausiense

Campifiense

Maglemoisiense

Az1l1ense-

acanaladura

borde

,plano

cámaras

Dó1menes

utlles

lido

de

Cerámica

Guijarros

tre.nsversal

!: ,."

,".,.

.",

superado esta clasificación,

las

divisiones

de

este

valioso

para

ser utilizadas

en todo

ficación

Three

en

arqueología.

Ages:

En

complicada

sucesión

de

Eolítico,

algunos

estaban

ch,tas de piedra

Dólmenes con varias

sistema

construidas

tipo de necesidades de clasi-

1943

dije

en

mi

obra

The

pequefios.

{ledernal

pintados,

Neo/i-

tlco

pu-

ar-

Tendenois!ense

'

n!ense

¡

XII

VI

V

n

1

8<)lutrense

¡

Auriftac!ense

~

Muster!ense

Achelense

Ohelenae

l

pones

ciervo

Evolución

arpón

de

Evolución

del

del

de

t

asta

Fres

e

venablo

os

de

superior

Medio

Infer!or

Punta

con

ca lateral

base

Punta

laurel

hoja

mues-

en la

de

Punta

Font-

Robert

=~~or

Infer!

or

rior

! supe

¡

Infer!or

superior

!

¡ Infer!or

superior

¡ Infer!or

.

!

t

~

Raspador

toir)

(bur

.

!lI.)

(grat-

Transición

Evolución

del

hacha

(coup

y

de

de

de

mano

polng)

la. raedera

(raolo!r)

(

Transición

U<tiJ.ización de

lascas

dernal

de

pe-

natura-

les;

primeros

intentos

de

producción

artificial

Paleolítico,

Mesolítico,

Neolí-

de Hierro Histórica, acabando, se supone, con una edad de acero;

y nuestros libros de texto de arqueología prehistórica están lle-

nos de inaccesibles tablas basadas en las subdivisiones de esta

sospecha,

que

el

concepto

de

las

«la

piedra

lister;

pero

angular

de

a veces,

la

moderna

mirando

los

tres

edades

es indudablemente

arqueología»,

como

cuadros

o escuchando

dijo

a

Maca-

los

ar-

reconocer

la

sencilla

división

en

estadios

industriales

que

pro-

algunas

de

estas

tablas

le hacen

a uno

olvidar

idea

mente

de

la

las

tres

edades

simplicidad

del

que

subyace

concepto

de

en

las

ellas.

tres

ha

perdido

en

la

elaboración

de

las modernas

la

sencillez

de

la

Pero

edades

tablas;

no

lo

es

sola-

que'

se

en muchos

división

ha

sido

con

subdivisiones

tan

sistematizada

y

y cargada

con

taatos

elaborada,

nombres,

tan

que

complicada

los

árboles

científico sea elaborado

y desarrollado;

pero en

el

caso de

las

tres

edades de Thomsen.d

cambio no ha sido únicamente

de

elaboración:

se ha dado a las tres edades diferentes connotacio-

nes -cultural, cronológica, racial, difusionista, funcional, econó-

y han dejado de ser los sencillos estadios tecnológicos e

mica-

industriales que fueron concebidos 'originalmente.

que

el

sistema

de

Thomsen-Worsaae

no

en)

una

verdad

Edad

de

Paleo-

lftico

Pre-ohelense

-

Eolí-

tico

Cronología

prehistórica

de McCurdy.

cm.ae

mentecomohipótdetrabaenelsIglXIXPud

ytérmincomoPaleoSupeyE.dadeBro

LosfragmquesigueperteasuAppfo

EdMseelunmtndlBp

turaleaplicaporElarquelescientlrealizqueuninvenúmfenódeobse~elana-es-

mentesegurporquenningcasopodrretro~el

fenómobserEnlengucientélconun

seadaptalasobserquehahechElmodserá

undelamopremútienTrsiloEcodPcloBdypc

tnienlastécarEpdte.

ElotrmósedeenelsiXhtp

260

Historia de la Arqueología

absoluta sino un modelo del pasado, una hipótesis de

trabajo. 'Era un modelo tecnológico que ~irvió brillante-

y todavía

puede,

Medio

serán

usados

que

no

se

adlvirtió

los

nombres',

siendo

usado.>

las

no

como

nominaciones

ser

utiJi.zado

c6~uun

modelo

general,

aún

durante

claramente

subdivisiones

mucho

en

un

tIempo.

principio

de

este

sistema

Pero

fue

10

que

estaban

sólo

para

como

modelo

tecnológico,

sino

artefactos

y culturas, e incluso

con fines crono1ógicos. Permítasenos discutir ahora el

primeto de estos puntos y ver 10 que el profesor Stu~rt

Piggott ha dicho sobre el uso de modelos en arqueo10gIa.

Archaeology,

cuya

primera

edición

es

de

1959.

Dado

segunda

implica,

de

lo

que

el ~asado

sólo

mano,

de

fuentes

naturalmente,

la

nos llega

históricas

construcción

a través

de informaciones

su

o

arqueológicas,

~studl0

~e'

de

algún

tipo

de

Imagen

que

el

historiador

<;ree percibir.

Nunca

podrá

estar

plena-

ti=po

así

que

para

trata

realizar

sus

de

reunir,

investigaciones

a partir

de

todas

en

el

momento

las fuentes

a

pr~so;

su

dispo-

sición

un

~enta

cuadro

que

de

todos

esté

en

consonancia

con

los

fenómenos

observados

su

del

teoría

y

modo

que

más

convincente

posible.

Realmente,

es

el

tnismo

tipo

de

enfoque

trictamente

controladas,

o

utiliza

las

que

han

hecho

otros

cien-

tllicos,

y trata

de

subyacentes

entre

establecer

y poner

ellas,

intentando

de manifie~to

entonces

a~licar

las

relaci~n~

.al"o:una.hipo-

tesis

o

teoría

que

expliquen

de

la

manera

mas

satIsfactorIa

los

modelo

denaciÓn

una

creación

mental

-quizá

según

una

que

exprese

las

relaciones

y

fórmula

matemática-

que

la

or-

mejor

«verdad»

pero

en

cuanto

explique

se pueden

emplear

varios

satisfactoriamente

modelos

a

la

vez,

los

fenómenos,

~odos

«;rerda-

deros»,

y la elaboración

de

un

nuevo

modelo

no

los otros

deban

ser

despreciados,

aunque

alguno

donado

o modificado

profundamente

a

la

luz

de

qUIere

puede

d= ser

la nueva

que

aban-

teoría.

Siempre,

desde

que

el hombre

comenzó

a pensar

en

su pasado

y

trató de ,:reconstruir la ,historia, ha

delos

.(en

el

sentido

que

'acabamos.

humanidad,

,del

mismo

mOdo'

que

modelos

sitniláresdel.pasado

advenimiento

quier

tipo

de

del

hombre;

vida

sobre

o

deja

antes

este

veamos

los

modelos

de

dos

en

Gran

Bretaña

en

los

damente.

existencia

cumento

Debemos

recordar,

de

un

escrito,

pasado

marco

en

'

es~o: ~I#~do

.

t~

dediséutir)

los

ge6logOs

tierra

incluso

~de11;iáSádo'de~

yfrsiéóS~

f?

t

;':<.

y eJ.' uhiven¡Q1antesr:dé1

de

que

exiStiera'cual-

que

fueron

"

construi-

años

la

aproxima-

idea

de

la

sin ningún

represent6

do-

el

sobre

el tema:

el

modelo

en

la

otros

planeta

la

prehistoria

últimos

en

primer

trescientos

lugar,

que

la Biblia

válido

Junto

sobre

remoto

de la humanidad,

tnientras

no era admisible

para

tnientras

«historias»

de referencias

palabras,

todas

se

de

las especulaciones

la

pensó

que

prehistoria).

era

inventadas

otras

teológico de la historia (y

romana,

basado

en

a ello,

y

Brutus

héroes inexistentes. Pero en los tiempos isabelinos, los eruditos

empezaron a considerar lo que ahora llamaríamos evidencia ar-

queológica objetiva

Se construyeron

entonces,

o

al menos

se esbozaron,

dos nuevos

modelos, de los que el primero no. se basaba realmente en datos

arqueológicos, sino en la historia escrita, e interpretaba los restos

prehistóricos

en

términos

raciales:

siguió

celtas,

iberos

empleáodose

hasta

y

uno

oye

que

todavía

se

los arqueólogos}

de

grupos

otros.

Este

bien

entrado

usa

(aunque,

de

pueblos

con

modelo

el último

racial,

siglo,

afortunadamente,

nombres

o

y

étnico,

a veces

no

por

que

durante

cierto

tiempo

sobrepas6

a todos

los

demás.

Estaba

basado

en

una

clasificación

de

la

mas

e instrumentos

factura,

e

implicaba

prehistóricos,

también

una

materia

y

la

forma

de

y

en

teoría

las técnicas

de

su

de

la

evolución

las

ar-

manu-

simple

de

que

un

tipo

todavía

a

otro

pervive

EsenciaIment~,

entre

nosotros;

fue

de

un

aquí

modelo

tecnol6gico.

la

famosa

división

todos

ellos

tiene

también

Podemos

contemplarlo

modelos

alternativos

reciente,

en

información

respuesta

de

que

que

se

a

sus

desde

limitaciones

y

otro

ángulo,

sus

si

contradicciones

consideramos

los

han

sido

conStruidos

en

la

época

más

la

mayor

y

más

dispone,

gracias

a

variada

cantidad

de

los

crecientes

refina-

el

que

se

basa

en

la. economía

de. subsistencia

de

grupos

de

pue-

blos, tanto si han vIvido de la caza y la recolección de alimen-

~~-"

-:.~

.

~~

.~.,=~

-."'"

~.

\f.

,

{,\ \

"

.j.

.

Jt

¡~

~

_

I

1

,~

,~

-,

J

c.ae

tosparticcomosdeeranplantaagrUsansedeestemodquesecuobtiunaundivit poct

objodisomo«emneocucou«fedlnh

meyterarcep

Laperspdelpasadquesepuedalcaestácon

Lociertoesqueningudenuesmoddelpasa

unagranpartedelasfacetdelpasaycuanmáscon

nomíaagdcomientquelaEdadMeddelaPiedyla

263

Historia

de

la

Arqueología

Edades, debido, en especial, a que fue creado para 'qóe

sirviera para todos los prop6sitos: describirariefactos,

denominar culturas, describir el paso del tiempóy los

principales estadios del desarrollo' adIural. Así,. en, los

años veinte y treinta era fácil encontDr arque61ogos que

escribían sobre las hachas neoUticas, o sobre la cultUra

neoUtica antigtla de un país, o afirmaban que algún

cultural

del

hombre.

Gordon

Childe,

como

veremos

más

adelante,

estaba incluso preparado

para etiquetar

uno de

los cambios más grandes

y fundamentales

en la historia

humana

como

«revolución

neoUtica~.

Nadie

ha

analizado

con tanta

claridad

la naturaleza

y necesidades de la no-

sor

Robert

J. E:raidwood

en

su

artículo

«Terminology

in

Prehistory», publicado en 1946 en Human Origins-: An

Introductory General Course in Anthropology: Selected

Reading Series II (University of Cbicago Press); los si-

guientes extractos pertenecen a este trabajo.

Con

que

se

objeto

de

encuentra

resolver

los

un

artefacto.

problemas

¿Qué

planteados,

podemos

decir

supongamos

de

él?

1.°

Podemos

dar

la

o menos

acertadamente,

localización

del

balIazgo

seg6n

las clrcnnstancias)

y

que

tes

del

artefacto'

comerciaban

con

vivían

allí,

la

región

o

en

que

la

viajaban

que

se

aquella

encontró.

localizaci6n.)

deducir

(más

los fabrican.

zona,

o

(Factor'

que

de

en

2.°

Podemos

términos

del

hacer

una

material,

descripción

la

forma~y

la

del

artefacto

técnica

de

en

cuestión

manufactura.

Podemos

hallazgo)

también

(aunque

depende

ser

capaces

de

describir

algo

de

las

circunstancias

del

conjunto

-tanto

del

de

artefactos

como

de

no

artefactos-

su

contexto

inmediato.

Podemos

catorio.

(Factor

de

descripci6n

en

el

que

el

artefacto

situado

en

arqueo16gica

un

esquema

primaria.)

tenía

clasifi-

3.°

terminar

Podemos'-

(según

las

condiciones

del

el

tiempo

o' momento

aproximado

descubrimiento)

en

el

que

se usó

de-

el

sión

vistaaproxalacerteabsoEnconjlaten- dencia existente en la actualidad entre la mayoría de los arqueó-

logos

significativa

Nueva

de

Edad

de

la

la

de

de obtención

Edad

Piedra,

en

de

Piedra,

siendo

la

como en

que

se

por

una

la

ha

eco-

llamado

Piedra,

que

que

la

se caracteriza

y

precedieron la pesca

Pero

Edad Antigua

septentrional,

damental

la caza

medio. fun-

Oriente,

con

~uropa

se apoyaban

de

alimentos.

en el Cercano

de

vivido

pueblos que no eran ciertamente

economía agrícola, parece probable

en poblados sedentarios,

rasgo

productores

que

que,

hayan

en

un

alimentos

en ocasio~es

alternal:1:vo

modelo

basado en la evolución social, se ha pensado que era caracter{s!:lco

solamente

de 105 cultivadores

de cereales.

heredados o construidos recientemente,

parece

capaz

de

proveer

una imagen de la prehistoria totalmente convincente;

en ellos

no

se

da

todos

10 que

un

científico

los

aspectos.

Quizá

llamaría

esto

no

una

sea

teoría

malo.

general

Podemos

que

cubra

percibir

camos,

más

probabilidades

tendremos

de

obten~r

puntos

de

(o

consiste

de

escasa

reconstrucción

tes

materiales

en

tratar

de

documentación),

construir,

para

un

modelo

histórica,

de

que

en

se

la

medida

disponga

que

el pasado

prehistórico

que

lo

se

acerque

permitan

las

a

una

fuen-

nada por las evidencias sobre las que tal perspectiva

se construye,

en especial porque las ordenaciones significativas de los fenóme-

nos

observados

sólo

modelo

conceptual,

pueden

que

será

hacerse

el

que

dentro

del

permita

marco

de

algún

la

interpretación.

Los

modelos

empleados

que

cuando

se trata

de evidencia

son

los

que

se

de estudio

los datos

de

vista

arqueológica

y económicos,

tienen que ser principalmente tecnológicos, evolutivos

porque estos aspectos de la historia

la cultura

logo;

reflejan

del arqueó-

arqueoló-

materialis-

en

material

constituye

de documentos

el objeto

y, en ausencia

históricos,

puntos

gicos tienden necesariamente

a inducir

tas sobre

el pasado

de la humanidad,

en tanto

que

se atienen

a

la

naturaleza particular

de

la

evidencia

disponible

en esta

disciplina.

. Volveremos

más

tarde

al concepto

de

los

modelos

al-

ternativos.

Veamos

ahora

la segunda

dificultad

de mayor

importancia

para

el

desarrollo

del

sistema

de

las

Tres

objLaevpataafdsg o histórica (basada en la asociación del objeto con algún tipo de

registro escrito). Si no se dispone de datos geocronológicos o his-

.

"'-

.

.

o, 1,

\

!

I ¡

t

~,

,

squprpaseese

arqueólogos mo,Dequeestoscambicuatroelfactortiempunoloharánnocambtamblocaladesc10ymisla

ar'o

árecodeprdalEe

Facies- Untipesde

regcolElfacarqdeintalipohaelSiin7envia.J.dpCl:flimqsdlr

creerquehemo«fechMonCarsim

~zonaolocalilostextohaceusogenedetér-'

deartefa.delmismtipoconlaintendehaceunacla-

aestudiLasfechaaplicalascronrelatson

cm.ae IPLD1 26.5

Nonosconciaquíjuzgaelposibvalomusdel

queson,enciertosentidrem,ycomtalesdepedela

minasrelatiatravésde1&SClitipollaes

264

Historia

de

la

temporal,

Arqueología:

-~'

tóricos.

arqueológica

4.°

pIícitas

podemos.

Podemos

en cada

aceraltnOS

y

el

a

la

dctcmiinación.

(Factor

de

uso

los

del

ttes

.m:facto,

factores

los

de

logros

mIturales

interpretación

asegurar

todos

y

.eri."iét-',

'"

'iin~'

ciones

básicas

UNA

DllllINOLOOÚ

(Con

puede

ser resumido

de la siguiente

manera:

«sincro~-

hacer

uno

sobre

(Factor

que

arriba

podemos

incluyen

temporal.)

de

las

anteriores,

del

nociones

pararealizár

que

pro-

ana-

los

especial

I!nfasls

en

la

prehistoria

del

Viejo

con

Mundo)

interpretaciones

dujo

el

objeto,

lizados

objeto.

por

lo

más

pueblo

arqueológica.)

que

los cuatro

los

intereses

Consideraciones

exclusivamente

Contexto,

consideraciones

"cundar!as

.tecnológfco-tlpológlcas

tecnológico-tlpológlcas

Agregación

-

Una

(de

colección

una

o

m4a

aparecen

en

queológicos.

Industrta

-

Una

de

(de

colecclói\

una

una

aparecen

tados).

Conjuntos

Una

de

el

factores

de

posibles

Tradición

Tradiciones

en

la. fabricación

pedernal,

de

laseas,

hojas,

tooll,

de

herra.mlentas

que

no-ar-

Instrumentos'

Núcleos,

per-chopplng

ete.:

cchop-

tradiciones)

contextos

interpretación

conocer

S610

real:

hay

dos

caminos

la

Hay

en

arqueología

y/o

la

generales

las

diversas

implican

área

de

para

re-

el tiempo

mediante

geocronología

tres

tipos

y

el

eviden-

cro-

clases