Está en la página 1de 11

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

1

PENSAR Y ENSEÑAR A PENSAR
PROF. DR. NORO JORGE EDUARDO norojorge@gmail.com / norojor@cablenet.com.ar

01. QUE SIGNIFICA PENSAR
 Aunque todos los hombres nacen con la capacidad de pensar, el ejercicio del pensamiento depende de dos factores: uno es interno, subjetivo, y consiste en el desarrollo, en la puesta en acto de esa capacidad original, natural. Es verdad que todos nacemos con la posibilidad de pensar (potencia) pero necesitamos encontrar los medios que pongan en desarrollo y funcionamiento tal capacidad (acto). En muchos casos, la capacidad de pensar parece inhibida, clausurada, negada. O se observan procesos de involución (retrocesos hacia la barbarie o estado evolutivos previos) o animalización.  La capacidad de pensar diferencia ontológicamente a los seres humanos de los demás entes, le imprime en sello diferenciador, lo jerarquiza con respecto al resto: el ser humano es el único ser que puede pensarse a sí mismo (reflexionar) y pensar el mundo que lo rodea (objetivar la realidad y no quedar sumergido en ella) y construir pensamiento que no tengas referencias objetivas, exteriores, sensoriales, sino que funcionan como pensamiento puro: es el caso de los conocimientos y las ciencias formales. Pero para poder poner en marcha estas generosas posibilidades del pensamiento es necesario que alguien las despierte, las alimente, las ayude a crecer, les brinde orientación.  Pero además, se requiere un factor externo, objetivo: es necesario que haya espacios para el pensamiento, que se habilite socialmente la capacidad, el derecho de pensar para que el mismo no sea privativo, exclusivo de un sujeto, de una clase o de un grupo de individuos dentro en una sociedad. O que sólo se pueda pensar en una dirección o determinados termas y estén prohibidos otros. O que al derecho a pensar no le acompañe el derecho a expresar y a decir lo pensado. Es imprescindible que la sociedad habilite el espacio, sin restricciones, con absoluta libertad, alentando expresamente el ejercicio, porque eso habla de la calidad y el desarrollo de las sociedades.  En la historia – y también en la historia reciente – ha habido ejemplos de pensamientos censurados, prohibidos, perseguidos, eliminados. Con el pensamiento se eliminaba a sus autores. El siglo de las luces (siglo XVIII) – también denominado ilustración o siglo de la razón – fue el siglo que descubrió, defendió y proclamó el derecho al pensamiento como un ejercicio propio de todo ser humano. Más allá de la revolución burguesa de Francia, desde mediados de 1700 crece la convicción de que todo hombre por su carácter de tal tenía derecho a la “mayoría de edad” (Kant), al pensamiento autónomo… y que en materia de religión, de política, de moral cada uno podía resolver sus cuestiones según sus propias convicciones.  De todos modos el pensamiento puede estar desarrollado y puede haber libertad para ejercerlo, pero en la práctica es una decisión que se posterga, se soslaya, se elimina. Hay muchas circunstancias en las que esto sucede: es cómodo no pensar o pensar lo que piensan todos, es arriesgado manifestar el

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

2

pensamiento propio, para pensar hace falta tiempo, decisión, ganas. Frecuentemente la misma sociedad que regala la posibilidad de pensar, llena de ruidos, compromisos, obligaciones, urgencias, distracciones a los usuarios, de tal modo que el pensamiento se pierde, se oculta, se neutraliza. Obligados a responder a lo inmediato, envueltos en una multitud de mensajes y de una comunicación impersonal, son muchos los que se refugian en la ausencia del pensamiento, desconectan el mundo de las ideas, anulan la capacidad simbólica de representar la realidad y de generar respuestas alternativas, innovadoras, superadoras. Inmersos en el fragor de la lucha cotidiana muchos se ven arrastrados por la inconciencia.  En cada momento de la vida, más o menos valioso o significativo, cada uno decide ser protagonista del pensamiento propio, de las ideas que genera, o ser un receptor y fiel ejecutor del pensamiento ajeno. Cuando alguien sólo se limita o se acostumbra a pensar lo que otros piensan, a hacer lo que todos hacen, podrán lamentar las consecuencias o reaccionar contra los efectos pero nunca serán capaces de determinar (y eventualmente cambiar) las causas que los producen. Aun el pensamiento de los otros, aquél que debemos aceptar porque forma parte de las consignas del trabajo o del credo religioso o de las disposiciones que gobiernan a una institución o a una comunidad pueden ser aceptadas de manera pasiva, dócil, sin conciencia, o puede ser procesadas con juicio crítico, observaciones, disensos y aportes.

02. PENSAMIENTO, LIBERTAD Y AUTONOMIA
 Uno de los males de nuestro tiempo – afirmaba el filósofo MARTIN HEIDEGGER en los albores del siglo XX, cuando aun el mundo no se mostraba con la fuerza arrolladora de la actualidad – es la existencia inauténtica, la existencia que no admite la pregunta, el interrogante, la sospecha, que da por cierto lo que le dicen, lo que se dice, lo que se comenta. Es la existencia de los seres humanos que, en lugar de investigar y preguntarse, viven de los comunicados, de las informaciones, de los comentarios, de las órdenes, de los instructivos. Son los que consumen un mundo y una realidad interpretada y que se mueven con esa información: lo que dice el gobierno, o el partido, o la televisión, o el diario, o el grupo de amigos, o el periodista en la radio, o la iglesia o el autor de manuales de autoayuda o el médico o el psicólogo.  Ese moverse en un mundo interpretado es impersonal, porque, ¿quién lo piensa? No se sabe, nadie lo sabe. Son todos, algunos, nadie: pero, sobre todo, el sujeto, el individuo concreto rehúye de la posibilidad y de la capacidad de pensar. Porque, la verdadera existencia, la existencia auténtica, es la que se hace cargo de la vida, de su realidad, de sus proyectos, de sus compromisos, piensa, genera pensamiento propio, aporta ideas, se maneja con autonomía. (SER Y TIEMPO. 1927) 1  En nuestros días, el pensamiento escaso o la ausencia se ideas se suple con pensamiento disponible, con pensamiento comprado. Suena raro, pero en realidad hay ideas y pensamiento que ingresa en el mercado y se instala en las góndolas virtuales y en las agendas de quienes no tienen tiempo, capacidad o ganas de producirlos: los gurúes del pensamiento y los bancos de ideas (think tank) constituyen una muestra de ello. Los Gurúes 2 del bienestar y la espiritualidad, de la política, de la ciencia y la tecnología, de la moda, del arte, del diseño y la arquitectura son los que dictaminan cómo hay que vestirse, dónde invertir, qué y cómo comer, cómo vivir sin problemas siendo exitosos, qué pensar, votar o sentir. Por su parte los Bancos de Ideas son más peligrosos: quienes social y políticamente deberían pensar, prefieren contratar a quienes piensan por ellos, pagar las ideas envasadas y organizadas. Son organismos de estudios, organizaciones no gubernamentales, consultorías, cuerpo de técnicos y asesores, que tienen como objetivos investigar y también influenciar en la opinión y en las políticas públicas, ofreciendo sus productos a quienes están en el ejercicio en alguno de los poderes del estado. Así los temas más
1 2

HEIDEGGER Martin (1982), Ser y tiempo. FCE. México. Cfr. Juana Libedinsky. La Nación 26.11. 2006.

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

3

relevantes de la agenda pública encuentra “respuestas a la mano” para poder generar los discursos políticamente correctos o las ideas innovadoras.  El pensamiento exige un clima de libertad y genera más espacios de libertad, porque cuando uno se acostumbra a pensar de manera autónoma exige que le respeten sus razones, sus ideas, sus pensamientos. No es extraño que bajo ciertos gobiernos libre juego de las ideas desaparezca, se transforme en un simulacro de pensamiento (porque hay que enseñar y aprenden el pensamiento oficial) o se vigile y persiga a los que piensan. No resulta raro que los diversos tipos de poderes se las ingenien para eliminar el pensamiento cuando quieren restringir la libertad. Si los ciudadanos dejar de pensar, no piensan: todo está permitido, todo está controlado.  En este sentido hay una referencia histórica muy relacionada con este tema: GUEDJ Denis3, en un libro muy curioso e interesante se interroga: ¿Por qué en Grecia y no en otro sitio se dio el florecer de la filosofía y las ciencias? Porque los pensadores griegos tuvieron una vida y un manejo del conocimiento muy especial. ¿Quiénes eran esos pensadores griegos? ¿Qué hacían de sus vidas? ¿Qué lugar ocupaban en la sociedad? A diferencia de los intelectuales de otros pueblos, no eran esclavos, ni funcionarios del Estado como los matemáticos calculadores o los escribas de Babilonia, no pertenecían a la casta de los sacerdotes, como propietarios y administradores del conocimiento, la escritura y el cálculo. Los pensadores griegos no tenían que rendir cuenta ante ninguna autoridad, no estaban al servicio (y bajo el control) de ningún poder, no había rey, sacerdote, doctrina o referente externo que decidiera la índole o la verdad de sus trabajos, imponiéndoles límites, temas o censuras. Los pensadores griegos eran hombres libres, que ejercían su actividad intelectual en libertad.  Pero debía pagar un precio por ello, porque la libertad conlleva compromisos: debían defender sus puntos de vista ante sus iguales. Aunque pertenecientes a diversas escuelas esos pensadores trabajaban en soledad, se afirmaban como individuos haciendo uso de su libertad de pensamiento, planteando tesis, desarrollando teorías. Eran necesariamente responsables de sus productos, porque no debían obedecer ni responder a una autoridad en particular. Esto representaba un beneficio (la libertad, la autonomía) pero también un riesgo y una responsabilidad (nadie los protegía, ni protegía sus ideas, sino que debían responder por ellas) Los pensadores griegos debían dar cuenta de sus producciones ante cualquier persona que, disfrutando del mismo derecho a la libertad, los podía criticar, interrogar, replicar o contradecir. Eran semejantes a sus conciudadanos en el aspecto político, pero en el campo de las ideas eran los ciudadanos del pensamiento. En las ciudades – estado (polis) el derecho de los ciudadanos a expresar sus ideas y discutir en las Asambleas estaba consagrado, había ámbitos de discusión, dudas, debates, producción de un saber abierto al disenso, a la construcción crítica. Era necesario afinar los argumentos, las demostraciones, las razones.  Hay una interesante lección del pasado para nuestro presente: la libertad, el espíritu crítico, la lucha entre iguales, las discusiones, los debates son los verdaderos acicates de la sociedad, de la ciencia, la filosofía, el pensamiento. Cuanto más libres seamos y más sometamos a discusión lo que pensamos y producimos, permitiremos mayor avance del conocimiento. Someter la filosofía y la ciencia a vigilancia y al control implica frenar su auténtico desarrollo. No debemos desconocer, empero, que el pensamiento autónomo no se cierra sobre sí mismo ignorando a los demás, sino que crea las condiciones para leer, entender, discutir y aceptar otras ideas, otras producciones, otros pensamientos.  Por eso conviene recordar que hay tres clases de hombres (y también de sistemas, instituciones o sociedades): (1) aquellos que directamente renuncian a pensar, (2) aquellos que sólo piensan lo que les obligan a pensar otros (los adiestrados, los sumisos, los temerosos) y (3) aquellos que intentan pensar por sí mismos, esto es, aquellos que comprenden que todos los seres humanos poseen por igual dicha capacidad y que la verdad, no es propiedad de nadie en particular. Verdadero ser humano es aquel que
3

GUEDJ Denis (2001), El teorema del loro. Novela para aprender matemáticas. Barcelona. Ediciones Anagrama

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

4

libremente decide hacerse cargo de su ser y de sus ideas: el pensar por sí mismo no está dado de antemano, es una posibilidad que el hombre debe elegir. Para ello se requiere el ejercicio de la capacidad intelectual, la fuerza de la voluntad para vencer la natural tendencia a la comodidad y, pero también, tener el valor, el atrevimiento, de querer pensar por uno mismo. Y todo este proceso conlleva aprendizaje y educación.  Hay, por lo tanto, una tarea y un compromiso: armarse de pensamiento y de libertad, exigir que respeten nuestro pensamiento, respetar el pensamiento de todos. Y esto significa despertar y alimentar la capacidad de pensar porque eso asegurara respuestas creativas, críticas y racionales a las situaciones que se presentan. En esta dirección es bueno recordar que los que están al frente de las organizaciones e instituciones - con algún grado de autoridad y responsabilidad - no son los que piensan por todos, los dictan, proclaman, exigen el pensamiento obligatorio, sino los que más piensan (que son cosas muy distintas) y tienen por eso mismo la capacidad de articular los conocimientos de todos, construyendo circuitos de consensos y acuerdos.  Los que piensan siempre buscan razones, y dan razones de lo que son, de sus ideas, de lo que hacen. Son críticos, pero saben sumar a sus denuncias sus propuestas, y aportan su responsabilidad y su trabajo para cambiar lo dado. Pensamiento que se pregunta el por qué de las cosas, de las órdenes, de las indicaciones, de las costumbres, por qué son como son y por qué no pueden ser de otra manera. Sobre todo es un pensamiento atrevido, contagioso y compartido, y cuando son muchos los que piensan – en serio – no hace falta que alguien piense por todos… y hay menos riesgo de equivocarse.  En consecuencia, para tener un pensamiento crítico hay que pensar, hay que armar de pensamiento a los usuarios, a los agentes, a los funcionarios, a las instituciones y al sistema, despertar y alimentar la capacidad de pensar porque eso asegura calidad en las respuestas que se vuelven creativas, críticas y racionales a las situaciones que se presentan. Y todos ejercen el pensamiento cuando tienen criterio, cuando manejan el sentido común, cuando tienen capacidad de análisis, cuando median en situaciones de conflictos, cuando encuentran una salida o una solución más allá de lo ya sabido o establecido y, sobre todo, cuando saben dar razones de lo que se decide. se comunica o se ordena. Hay ejercicio del pensamiento cuando se confía sobre todo en los que piensan y no en quienes no lo hacen, porque los que piensan pueden sanamente oponer resistencia, construir dialécticamente una síntesis mejor. Los que no piensan, tienen el sí fácil, pero empobrecen la gestión porque – por comodidad u obsecuencia - anulan su propia libertad, autonomía, creatividad. Mas que mal-pensados o bien-pensados, lo que se necesita en la sociedad y en las instituciones son librepensadores, bien-pensantes que aporten todo su caudal de ideas en todos los momentos.

03. TIPOS DE PENSAMIENTO

PENSAMIENTO REFLEXIVO

PENSAMIENTO CRITICO

Es el pensamiento que se hace cargo de todos y El pensamiento no sólo registra, se estructura y se cada uno de los elementos de la realidad: la ordena, sino que sale a la realidad a desexterior y la interior, los objetos, los hechos, l los naturalizar lo ya dado, a discutir lo que todos

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

5

otros seres humanos y su propia subjetividad. Es un pensamiento que tematiza todo lo que sucede y todo lo que le sucede al que piensa. Se pregunta por el ser de las cosas, formula los por qué, trata de encontrar explicaciones y sentido. Expresa una de las dimensiones mas humanas, porque el ser humano es el único ser que puede reflexionar sobre sí mismo, poner el pensamiento sobre sí. Y además es un pensamiento que toma conciencia de lo que hace, decide, emprende, vive. El pensamiento reflexivo es el que permite distinguir y unir, es lógico – formal es también un pensamiento intuitivo y puede estar asociado a las emociones y sentimientos (porque el ser humano es unidad). Es la práctica habitual que tiene quien ejerce el pensamiento: piensa lo que dice, lo que hace, lo que decide, lo que escribe, lo que estudia, sus aciertos y sus errores. Y, además, sabe que piensa.

afirman, a preguntarse “por qué las cosas son así y no pueden ser de otra manera”. Este pensamiento es un pensamiento situado (consciente del espacio y del tiempo en el que vive), tiene un carácter liberador y una vocación problematizadora. Ama la incomodidad, porque incomoda al que piensa y a quienes lo escucha. No siempre legitima lo que existe, sino que frecuentemente comienza con un proceso de destrucción, sospecha y duda. No es una posición pesimista y negativa: la crítica representa una situación del pensamiento que desea establecer las razones de todo, las condiciones de posibilidad de lo que decimos, tenemos o hacemos. Y en esa búsqueda acepta y aplaude lo positivo, y censura y condena lo negativo. No se cierra en sí mismo, ni en sus posturas pero no acepta con facilidad el pensamiento ajeno.

Ej. Los problemas personales, las propias Ej. El juicio sobre las instituciones, la vida en decisiones, las relaciones, el conocimiento del sociedad, las ideas e ideologías, los compromisos mundo, los proyectos, los éxitos y fracasos. políticos, la defensa de los derechos, el valor de los compromisos.

PENSAMIENTO DEMOSTRATIVO Además de mostrar, exhibir, presentar algo, dando cuenta de lo que es evidente para todos (porque se lo ve, porque se lo comprueba de manera inmediata), el pensamiento trabaja habitualmente con la demostración que es una forma de prueba racional por la que se encadenan datos e ideas para llegar a una conclusión segura. Es un proceso lógico – deductivo que construye un camino con el pensamiento para arribar a una verdad. Generalmente se plantea una hipótesis y se procede a su progresiva demostración. Confía en la linealidad escalonada del discurso, que articula un número determinado de ideas relacionadas con el tema en cuestión. Por inducción, por deducción, por analogía o por abducción, las premisas conducen a una conclusión. Logra, paso a paso, llegar a una conclusión, que – en el caso del razonamiento deductivo - se vuelve evidente y necesaria porque es el resultado de la co-relación de cada una de las premisas presentadas y aceptadas previamente. No necesita convencer, ni apela a otro tipo de asentimiento porque se impone necesariamente.

PENSAMIENTO ARGUMENTATIVO Tiene como propósito deliberado convencer al otro o a los otros, presentando ideas y razones para lograr el asentimiento. No se trata de exponer, sino conquistar la adhesión, el asentimiento del interlocutor. Por el pensamiento argumentativo trabaja con otras variables y no sólo con el pensamiento puro. Gráficamente el pensamiento argumentativo – a diferencia del demostrativo que tiene una estructura lineal - va tomando decisiones al interactuar entre las ideas del que piensa y las reacciones de los interlocutores, como si fueran las bifurcaciones de los caminos (o rotondas de cruces de carreteras que siempre varias opciones): en cada situación debe elegir por dónde seguir y qué hacer, porque decide cuál es la vía mejor – entre las posibles – para llevar adelante la estrategia argumental. A veces avanza, otra opta por retroceder y tomar un atajo. Hay una serie de micro-decisiones que va de nudo en nudo para avanzar en el proceso y lograr solucionar un problema e imponer una idea. Quien demuestra procede manteniendo la vigilancia en su propio pensamiento, quien argumento se reparte entre revisar lo que piensa y

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

6

dice, y observar a quienes lo reciben y reaccionan (con palabras, miradas, asentimientos, desconfianza o resistencia). Ej. La presentación de un tema de las ciencias Ej. Un discurso político o ideológico, un negocio, la (matemática, física, astronomía), el desarrollo de defensa de un cliente, la propaganda de un una nueva teoría o de una idea innovadora, o los producto. temas de la filosofía.

PENSAMIENTO LATERAL O DIVERGENTE
Es un tipo de pensamiento asociado a la creatividad, que utiliza un conjunto de métodos del pensar que permiten cambiar conceptos dados y modos habituales de percepción. Trata de superar las limitaciones del pensamiento tradicional, el pensamiento lógico (vertical), que es fundamentalmente hipotético y deductivo y que tiene una gran limitación de posibilidades cuando se trata de buscar soluciones a problemas nuevos que necesitan nuevos enfoques. Es un pensamiento que se proponer usar todos los caminos alternativos que no estamos acostumbrados a utilizar. Actúa despojando la mente del efecto polarizador de las viejas ideas y estimulando las nuevas y lo hace mediante la perspicacia, la creatividad y en ingenio. El pensamiento lateral trata de encontrar soluciones imaginativas, distintas, que se apartan del clásico enfoque que ve sólo una manera posible para afrontar cualquier problema. Si la realidad es compleja y múltiple, variable y borrosa, el pensamiento debe girar en torno a ella, buscar alternativas, ver como posible aun lo imposible, jugar no solamente con las certezas sino también con los atrevimientos. Ej. Resolución de problemas personales, relacionales, institucionales, especialmente cuando los mismos entran en un atolladero y no hay forma de salir. Resolución de problemas de diversas disciplinas, cuando los procedimientos habituales no logran producir avances significativos. Las revoluciones en el mundo del conocimiento (cambio de paradigma) se producen por la puesta en marcha del pensamiento lateral o divergente

04. ENSEÑAR A PENSAR. APRENDER A PENSAR
¿Qué significa pensar? La palabra pensamiento – como la palabra idea - tiene demasiados significados y referencias. Algunos autores4 interesados en crear espacios educativos para el ejercicio del pensamiento han definido algunas estrategias que - sin ser exhaustivas - presentan un panorama completo del humano oficio de pensar, y al enunciarlo están proponiendo una serie de tareas para la educación:

Saber dar razones y distinguir las buenas de las malas.

Aclarar los sentidos e interpretaciones de sentido.

Entender las relaciones entre parte y todo, medio y fin, causa y efecto.

Identificar, justificar y cuestionar supuestos.

Hacer preguntas.

Usar analogías y comparaciones.

Construir explicaciones.

Saber clasificar y categorizar.

4

Por ejemplo, SPLITTER y SHARP (1996), La otra educación : filosofía para niños y la comunidad de indagación. Buenos Aires. Manantial.

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

7

Ser crítico con el pensamiento ajeno y auto-crítico con el propio.

Buscar probabilidades, indicios y evidencias.

Entender y evaluar la calidad de los argumentos. Saber contra-argumentar.

Formular y aplicar criterios. Saber fundamentarlos.

Emitir juicios de valor y justificarlos.

Saber efectuar distinciones y conexiones.

Definir y analizar conceptos.

Detectar los errores en los sofismas y falacias.

Generalizar a partir de casos y experiencias particulares.

Anticipar, predecir y explorar consecuencias.

Aceptar la complejidad y la borrosidad del pensamiento.

Saber definir y presentar (términos, situaciones, problemas).

Generar y comprobar hipótesis.

Detectar vaguedad y ambigüedades.

Honestidad intelectual para reconocer las ideas de otros.

Reconocer las contradicciones en el discurso.

Reconocer el pensamiento del otro y los puntos de vista alternativos.

Tener coraje intelectual para exponer las ideas propias pero saber aceptar las ajenas.

Ajustarse al tema tratado (ser relevante), evitando digresiones.

Perseverancia e imparcialidad en el pensamiento.

Saber articular las ideas en un discurso coherente.

Relacionar y articular diversas ideas, procedentes de distintas fuentes.

Saber darse tiempo para pensar antes de expresar el pensamiento.

Ideas articuladas para acompañar la demostración o la argumentación.

Cada una de las definiciones y aproximaciones implica un proceso de reconocimiento, ejercitación y aprendizaje. Enseñar a pensar – en las diversas instancias formativas de la vida – implica poner en marcha todos y cada uno de estas capacidades. Y dar posibilidades efectivas de su ejercicio. Aunque el pensamiento - como ejercicio de la facultad racional - es connatural al ser humano, su desarrollo – como sucede con el resto de las disposiciones personales – es resultado de las condiciones personales, del medio social, de la educación y del hábito. Hay un largo trabajo de aprendizaje para ejercerlo plenamente. Si el pensamiento es una capacidad inherente a la naturaleza humana y al mismo tiempo es una potencia que reclama desarrollo y educación, es posible mencionar algunas propuestas que desencadenen esta virtualidad.  No se puede educar en el pensamiento, si los educadores no son activos militantes del ejercicio y de la libertad de pensamiento. Nadie da lo que no tiene o lo que no se atreve a practicar. Los docentes son los primeros que deben hacer de sus clases un espacio de pensamiento, en cada una de sus instancias.  En todas de las disciplinas o materias, el pensamiento aparece asociado al proceso de enseñanza y de aprendizaje. No hay territorios exclusivos, ya que en todos los saberes asoma el papel activo del pensamiento: matemática, lengua, historia, lógica, filosofía, ciencias, arte. Hay dos principios que se

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

8

refuerzan mutuamente: “Pienso, luego enseño = Pienso, luego aprendo”. Todo conocimiento tiene una razón de ser, un motivo o una referencia que debe ser presentada y debatida. Principalmente en las instancias de evaluación, el pensamiento debe acompañar los procesos y los instrumentos de aplicación.  Hay una sana práctica de la sospecha, de la pregunta, de la duda, de la inquietud que recorre los saberes y los discursos escolares. El docente y los alumnos se alimentan de interrogantes para certificar los conocimientos, los saberes, las verdades. La certidumbre no nace de una aceptación pasiva y servil de lo dado, sino de una búsqueda racional y apasionada de todas las evidencias. Por lo tanto es saludable que se escuchen interrogantes tales como: ¿por qué? ¿por qué así y no de otro modo? ¿es seguro? ¿quién lo dijo? ¿en dónde lo puedo corroborar o comprobar o verificar?  Es necesario ejercitar el uso razonado del lenguaje, en las exposiciones, en los diálogos, en los debates, en la defensa de las propias ideas o de las propias decisiones. El pensamiento debe saber encontrar las palabras precisas, adecuadas para su expresión: en el uso del lenguaje, en la selección de los vocablos y en la construcción de los discursos damos cuenta de nuestro universo de ideas, porque el lenguaje es el soporte necesario del pensamiento.  Es importante reconocer los aciertos y los errores, y aprender de ambos. El pensamiento no es el pasaporte a la perfección, sino expresión de la humanidad, por tanto está abierto a las equivocaciones y a las rectificaciones. Lo valioso no es acertar siempre, sino rectificarse y construir nuevas ideas a partir de los errores.  Pensar es también enseñar a tomar decisiones, algo que es propio de la existencia misma. Cada sujeto vive sabiendo que tiene que elegir, optar, decidir, y que debe hacerlo apostando no al azar, sino al pensamiento que anticipa ventajas, riesgos, posibilidades y consecuencias. La inteligencia es la capacidad de resolver problemas vitales. Si convenimos que educar es, esencialmente, crecer en libertad y en responsabilidad, aprender a decidir bien resulta uno de los aspectos claves de esa tarea: cuanto más pensamiento, mayor capacidad de decisión, y más legítimo uso de la libertad.  Uno de los rasgos de la humanidad es la permanente capacidad de aprender. Los aprendizajes escolares (sistemáticos, articulados, planificados) constituyen una parte del universo del aprendizaje. El pensamiento es el que acompaña críticamente la selección de los aprendizajes: es un fino tamiz que sabe cuándo y de quienes debe aprender. Y que disfruta de los aprendizajes, aunque muchos de ellos sean trabajosos, duros, dolorosos.  El pensamiento es un instrumento que en manos de todos los sujetos, ayuda a no sólo a encontrarle solución a los problemas (a veces, inmediata; otras, con mas tiempo). Pero no sólo soluciona los problemas que se le presentan, sino que además se los plantea: sobre sí mismo, sobre su pasado, su presente o su futuro, sobre los que lo rodean, sobre el mundo en que vive o la sociedad que lo rodea. Plantearse problemas no es renunciar a vivir, sino vivir más conscientemente la propia existencia, y progresar.  Es necesario encontrar tiempos para reflexionar, para pensar, para generar ideas y para expresarlas. Ese tiempo es un tiempo personal, único, íntimo; pero también es un tiempo compartido, plural en el que hay debate, exposición del pensamiento, argumentación y contra-argumentación. Los momentos de enseñanza y de aprendizajes para generar esos espacios: problemas de relaciones, situaciones de conflictos, noticias de los medios, comentarios y versiones, desacuerdos del grupo. Allí puede generarse un espacio de reflexión personal (pensando, escribiendo) y un momento de reflexión, intercambio y debate, para arribar a alguna conclusión. El docente no resuelve ni disuelve las situaciones conflictivas, sino que se convierte en un moderador, mediador, articulador del pensamiento activo de todos para llegar a una solución consensuada.

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

9

 Ejercer el pensamiento implica asumir una posición activa en el mundo de las ideas, lo que representa capacidad para aceptar críticamente todo lo que se recibe como transmisión, rechazar aquellos aspectos con los que no se puede coincidir y volver un creador de nuevas ideas. Todo ser humano asimila la cultura vigente, la procesa en su interior y genera nuevos productos culturales: una situación análoga sucede con el pensamiento. No se puede aceptar todo, ni rechazar todo; no se puede crear nuevamente todo, pero hay mucho por hacer que demanda un pensamiento comprometido.  El pensamiento crítico, por momento puede mostrar un perfil negativo: es el pesimismo de la inteligencia. Pero mostrarse escéptico y crítico frente a la realidad no es malo si se le sabe sumar el optimismo de la voluntad. No sólo se critica, sino que se provoco, no sólo se quitan algunos ladrillos del muro, sino que se contribuye a edificarlo de nuevo. En las prácticas del aula o de una reunión significa decir: “Está bien lo que dice, ¿pero qué propone?” o “El diagnóstico aunque doloroso es adecuado, pero ¿Cómo se puede curar la enfermedad o resolver el problema?”  El pensamiento y el pensar son valioso, pero el pensamiento cerrado sobre si mismo le quitan todo valor. Por eso es conveniente educar en la confianza en el pensamiento que siempre sabe abrirse al debate y desconfiar de todos aquellos que admiten y defienden un pensamiento único: el suyo. En esta dirección los docentes no son los que imponen pensamiento, sino los que generan pensamiento y saben cómo abrir los intercambios y las discusiones. El pensamiento plural, el pensamiento de varios o de muchos siempre es un pensamiento más productivo, y con menos riesgo de error.  A veces el ejercicio del pensamiento demanda rapidez, velocidad, respuestas inmediatas; en otras ocasiones, el pensamiento requiere tiempo, serenidad, espera. Sin embargo no hay recetas, lugares, momentos del día para pensar: eso depende de cada uno, en la medida en que hace del pensamiento una práctica existencialmente imprescindible.  Finalmente, el pensamiento es un camino sin retornos: si un docente enseña a pensar a sus alumnos, si un director cree que educadores deben pensar, si el sistema educativo se alimenta del pensamiento todos miembros y funcionarios… no se puede regresar al estado anterior: a las imposiciones, a las órdenes arbitrarias, a las disposiciones inconsultas, a los comunicados irracionales. Quien prueba el sabor del pensamiento, no admite que se lo saquen del menú de su propia vida personal y profesional.

05. PENSAMIENTO Y LENGUAJE
 Se puede decir que el pensamiento depende del conocimiento y del lenguaje. Si se cuenta con poco conocimiento, el pensamiento se limita. Por eso la comunicación y el aprendizaje son tan importantes. En efecto, la mayor parte del pensamiento tiene un origen colectivo. Nadie puede sustraerse de la influencia del pensamiento ajeno que ayuda al propio pensar. Si bien cada persona piensa sola, de manera individual, también implica a los demás, ya que cada uno tiene incorporado una enorme cantidad de personas (pretéritas y presentes) que ejercitaron su pensamiento a lo largo de más de tres milenios.

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

10

 También puede decirse que cualquier cosa que afecte el desarrollo del lenguaje también afecta al pensamiento y viceversa, pues están íntimamente ligados y se influyen de manera recíproca. Así, cuanto mejor sea el dominio del idioma que posea la persona, más ideas puede barajar su mente (y más si utiliza varios idiomas). De forma inversa, un escaso dominio del idioma dificulta expresar matices diferenciales finos de percepción, razonamiento, emoción, sentimiento y resolución de problemas que exigen alto grado de abstracción.  El lenguaje es el medio principal con el que el homo sapiens otorga sentido a su experiencia, con el que se comunica, intercambiando y compartiendo datos, información, conocimientos, ideas, experiencias, pensamientos, sentimientos, juicios, creencias, intenciones, etc. Pero se debe tener en claro que no se trata de un fenómeno individual, sino que es un fenómeno social: una única persona no puede generar lenguaje; éste emerge a partir de un proceso de interacción social. Como producto colectivo, está continuamente reconstruyéndose y complejizándose cada vez más, a medida que se acentúa la necesidad de comunicación por efecto de la globalización: surgen nuevas palabras y frases, otras se incorporan desde diferentes idiomas y, a menudo, se modifican los significados existentes de forma sutil.  Debemos concluir: (1) El pensamiento no sólo se refleja en el lenguaje sino que lo determina. (2) El pensamiento se conserva y se fija a través del lenguaje. (3) El pensamiento vuelve mas preciso y exacto, menos ambiguo y equivoco, el lenguaje. (4) El lenguaje ayuda al pensamiento a hacerse cada vez más concreto.

06. DOS POEMAS PARA SEGUIR PENSANDO

ROBERTO JUARROZ
Pensar es una incomprensible insistencia, algo así como alargar el perfume de la rosa o perforar agujeros de luz en un costado de tiniebla. Y es también trasbordar algo en insensata maniobra desde un barco inconmoviblemente hundido a una navegación sin barco. Pensar es insistir en una soledad sin retorno. Pensar nos roba el mirar. ¿Dónde está entonces la visión, su hebra de música sin variaciones de sonido, su coincidencia de ojo y sueño, su espacio donde sólo el pasar encuentra espacio? ¿Dónde está el pensamiento que no roba nada? Aunque menor que otras, pensar también es una ausencia. Y un olvido que crece. Y además quedarse solo y abrir la puerta para desaparecer.

LUIS EDUARDO AUTE DE PASO

MATERIAL DE TRABAJO REFLEXION Y PROPUESTAS

11

Decir espera es un crimen, decir mañana es igual que matar, ayer de nada nos sirve, las cicatrices no ayudan a andar. Sólo morir permanece como la más inmutable razón, vivir es un accidente, un ejercicio de gozo y dolor. Que no, que no, que el pensamiento no puede tomar asiento, que el pensamiento es estar siempre de paso, de paso, de paso... Quien pone reglas al juego se engaña si dice que es jugador, lo que le mueve es el miedo de que se sepa que nunca jugó. La ciencia es una estrategia, es una forma de atar la verdad que es algo más que materia, pues el misterio se oculta detrás. Hay demasiados profetas, profesionales de la libertad, que hacen del aire, bandera, pretexto inútil para respirar. En una noche infinita que va meciendo a este gran ataúd donde olvidamos que el día sólo es un punto, un punto de luz.