Está en la página 1de 3

GIOVANNI SARTORI Partido y sistema de partido (Resumen) CAPÍTULO 7.- Sistemas no competitivos 7.

1 Donde acaba la competencia Una comunidad política sigue las normas de la competencia cuando en el momento de las elecciones, casi todos, sino todos, los escaños se disputan entre dos o más candidatos al puesto. Los pequeños partidos deben ser antagonistas verdaderamente independientes del partido principal. Si se disputan los escaños entonces la competencia es significativa, cualquiera sea su resultado. Pero de suponer que no se disputan los escaños, no se sigue forzosamente que el sistema no sea competitivo. Puede ser subcompetitivo. En este sentido debemos hacer la diferencia entre sistema subcompetitivo y sistema no competitivo. Un sistema subcompetitivo supone que si un candidato no se encuentra en oposición se debe a que simplemente no merece la pena oponerse a él. Un sistema es NO competitivo si, y solo si, no permite elecciones disputadas. La no competencia empieza cuando quiera que a los adversarios y los oponentes se les priva de igualdad de derechos, se les ponen impedimentos, se les amenaza, se les aterroriza o se le sanciona incluso por atreverse a decir lo que piensan. Con lo anterior estamos hablando de dos conceptos: competencia y competitividad. La competencia es una estructura o regla del juego. La competitividad es un estado concreto de juego. Por lo tanto, la competitividad es una propiedad o atributo de la competencia. Por lo menos en la liza política, los beneficios protectores fundamentales de una estructura competitiva se derivan, primordialmente, del principio de las reacciones previstas , de la previsión que el consumidor reaccionará o podría reaccionar. Se hace la diferencia entre el mercado económico y el político, a raíz del concepto de competencia. En cuanto al mercado económico, Sartori plantea que este es mucho más sensible, y el consumidor económico está mucho mejor situado para evaluar su propia necesidad y defenderse. La competitividad es más beneficiosa para la competencia económica. Un economista podría decir que en un sistema de partidos no es competitivo cuando existe un mercado electoral en el cual las actividades de un grupo influyen en o se ven contrarrestadas por las actividades de otros grupos. En cambio, un politólogo debe adecuarse a esta definición y reconocer que incluso cuando un partido no influya de hecho en otro partido, la sola idea de que puede surgir uno nuevo, los hace incorporar a su pauta de comportamiento nuevas actividades En este sentido, el elemento decisivo no es la competencia en sí, ni mucho menos la gran competitividad, sino es la posibilidad de competencia. La característica de una estructura no competitiva es, en el mejor de los casos, que solo se permite UNA de esas opciones, y nunca del todo. 7.2 Partido único La no competitividad se debe analizar desde un punto extremo. Este es el de UNIPARTIDISMO, entendido como que sólo existe y solo se permite que exista, un solo partido. Este veta a todo tipo de pluralismo de partido. Los Estado de partido único son más o menos opresivos, omnipresentes, intolerantes o extractivos y varían de acuerdo al poder coercitivo que estos tengan. Se deben establecer tres pautas de acuerdo al poder coercitivo que tienen: Unipartidista totalitaria: tiene relación con la representación de uno de los espectros de los partidos, representa el grado mas elevado de la omnipresencia, movilización y control monopólico del partido sobre toda experiencia vital de los ciudadanos. Es un partido fuerte y muy ideologizado. Se caracteriza por su tentativa de alcance total, de penetración y politización total. Está consagrado a destruir todo subsistema y todo tipo de autónoma de subgrupos. invade totalmente la intimidad. 2. Unipartidista autoritaria: carece ideología muy fuerte y una opacidad en la movilización, su control no va más allá de los instrumentos normales del poder. Equivale a un sistema de control que no tiene el poder ni la ambición de permear a toda la sociedad. Se caracteriza por la capacidad de exclusión o limitación de las actividades políticas de los que no están dentro de él. 3. Unipartidista pragmática: representan el extremo del continuo, en el que la mentalidad ideológica cede paso a la mentalidad pragmática. Sigue una evolución natural ya que está orientado a una meta que es lograr un nuevo estado en la humanidad. Carece de una legitimación ideológica. Se ve impulsado a adoptar políticas de absorción, ya que no cuenta con cohesividad ideológica, o que en algunos momentos los lleva a ser un tanto flexibles y pluralistas. El unipartidismo, no necesariamente va a necesitar de la ideología para legitimarse, sino que puede sobrevivir perfectamente por motivos puros o simple oportunismo. Los enfoques mas socioeconómicos tienen a explicar el auge del os partido únicos, hace referencia a las condiciones sociales y a las estructuras económicas. 7.3 el partido hegemónico 1.

ni una competencia de facto. según el autor ha sido el Cabo de Hornos de los politólogos. No permite el enfrentamiento abierto ni el disenso efectivo. África negra. ya que no pretende incluir a los estados nuevos en el sentido de haber empezado de cero. sino en el mejor de los casos. El carácter relativo de la distinción entre estado formado e informado no detrae del hecho que hay que explicar distancias y heterogeneidades casi astronómicas.2 El laberinto africano En este apartado el autor comenta sobre la formación de los estados en el continente africano. Por lo que dice que la diferencia entre estados nuevos o antiguos no debiera ser. El partido hegemónico ni siquiera contempla la posibilidad de rotación en el poder. Para el autor este último merece especial énfasis por su pobreza en cuanto al marco. provisionales y que tengan limites poco fijos. . en donde las comunidades se hallan en un estado fluido. como la mayoría de los estados africanos. El primero guarda relación con el desequilibrio que existe entre los marcos teóricos de los estados del tercer mundo y los del mundo occidental. por lo que bajo su criterio seguirán en el poder les guste o no. Estado Informe: es aquel que su sistema de gobierno. se derrumbo de la noche a la mañana sin muestras de resistencia. Los pasos iniciales de la edificación de naciones. El conjunto completo de requisitos. cuyo proceso político esta muy difuso e indiferenciado. El partido hegemónico sabe más y escucha más. Los estados latinoamericanos están formados. sino también provisionales. Entonces se hablara de sistemas de cuasi partidos o de partidos de cuasi masas y desde luego de cuasi partidos y aunque suene a pedantería. concretamente en la los sistemas de partido de masas sólidamente arraigados. no existe ningún vínculo entre las exigencias y su satisfacción. Según Clement Moore han existido partido de masas en el continente africano. Se da el ejemplo del gobierno de Nkrumah en Ghana donde este duró solo 6 años. corresponden a un estado de estado de urgencia y de actuación excepcional que no puede durar mucho. por lo que el concepto en sí de partido de masa va perdiendo significado y haciéndose mas engañoso. pero no quiere decir que sus sistemas de partidos estén consolidados estructuralmente. pero como partidos de segunda. en donde el número de estado independientes no blancos era de 41. es la mejor forma de aprender las comunidades políticas fluidas. sino la distinción correcta es entre estados formados y estados informes. 8. mediante categorías Ad hoc que sean: residuales. en el cual un partido (hegemónico) tolera y asigna a su discreción una fracción de su poder a grupos políticos subordinados. indicando que un primer mecanismo es recurrir a prefijos como el cuasi o semi. porque producía un contraste con estados occidentales de partido único.1 Advertencias metodológicas En este apartado. categorías lo bastante flexibles y poco comprometidas.Comunidades políticas fluidas y cuasi partidos 8. es un sistema de dos niveles. lo que mostraba una clara fragilidad en este tipo de gobiernos. Cuando hablamos de una consolidación estructural para Sartori tiene que ver mas con el hecho de la flexibilidad y e impacto inmovilizador en la estructura. 8. Por lo tanto. Estado Formado: es aquel que su identidad proviene de una historia larga o de una consolidación anterior a la independencia. es decir.El partido hegemónico no permite una competencia oficial por el poder. nos dice que es necesario ver la validez pro tempore del carácter provisional. Después de hacer estas clasificaciones Sartori.3 Establecimiento de categorías ad hoc El autor se vuelve a fijar en los problemas de comparabilidad entre las comunidades políticas fluidas y plantea que se deben comparar en dos categorías: residuales y provisionales Carácter Residual: tiene relación con la ubicación que ocupa el tipo de Estado dentro de la clasificación Carácter Provisional: tiene relación con el cómo se inició el tipo de Estado. Se hacen muchas suposiciones respecto del demiurgo de la edificación de nación (partido de masas) ha sido efímero o no ha cumplido con las expectativas. CAPÍTULO 8.. Sartori se detiene en este punto especialmente y hace dos argumentos para explicar los que sucede con estos estados. La mejor salvaguardia consiste en seleccionar. Están más bien institucionalizados. que sin ser autoritario. pues no se les permite competir con la hegemonía en términos de igualdad. las comunidades políticas no deben ser solo residuales. sin embargo para Sartori estos son considerados más bien como partidos de masas relámpago. Se permite que existan otros partidos. con fines tipológicos. ésta es necesaria porque a nivel tipológico de los debates la política comparada está llena de trampas. ya que así es posible acotar una serie de equívocos. El hegemón impone su voluntad. era un partido monolítico. Para los observadores lo más misterioso fue el rápido auge del gobierno que abría camino en la alternación del poder. Sartori plantea que todas las tipologías anteriormente comentadas no pretenden tener una aplicación universal. Lo que resultaba aun más revelador. Sin embargo. autorizados. que están en una fase inicial de crecimiento. No es un sistema multipartidista.

En primer lugar. etc. continuo y discontinuidades Se habla primordialmente de continuo de sistema de partido.El marco global 9. En segundo lugar..CAPÍTULO 9. sistemas de partidos. no parece que se tenga claro el concepto de continuo cuando se habla de sistemas políticos. aludiendo que continuo no se puede seguir entendiendo en la lógica matemática.1 Cambio de sistema. De hecho se está utilizando una expresión taquigráfica. .