23r.

042
P].58

Panikkar, Raj¡on, L918ta experiencia de Diol / Rai non Panlkkar i edlclón Agus

8000000319?830

tfn

B1anco

I.

El discurso sobre Dios

UrJl'r'8ñ SIDAD .iAV: t{lAi'l.A

C-¡¡raEP¡' 7 lta 't\ \ '() SA¡.IT.ó.F ti nr- Fi,¡ci:r-q'

B tBL torr::clA C

g.¡'l

i'¡'¿qt-

la luz. el destino de la tierra. No se discute si existe un Alguien con tales o cuales atributos.La experiencia de la humanidad. no como concepto. tan sólo situar el Iugar donde el discurso acerc de Dios pueda ser adecuado. Se pregunta por el sentido de la vida.ha llamado a Dios con muchos nombres y. por aquello que pan cada cual es la última pregunta. lo brillante. 1. la necesidad o no de un fundamento. día. pa:ra ayudarnos a vivir una vida más plena y libre. En las siguientes nueve proposiciones no se pretende decir nada sobre Dios. en griego <Tbeosts: la divinidad. ha nombrado y entendido Dios como símbolo. sino la cuestión sobre la Realidad. No es por casualidad que el por Sol sea aceptado universalmente -también el catolicistio . expresada a través de innumerables tradiciones orales -tanto como escritas. se pregunta. aunque sólo sea.o-o uno de los símbolos divirios. sencillamente. La luz que permite ver y que da la vida. como nombre. No se puede hablar de Dios sin un previo silencio interior Toda disciplina dispone de unos presupuestos epistemológicos que le permiten el acetcamiento . o por qué no lahay. casi unánimemente. El origen etimológico de la palabta <Dios> es sánscrito: <D1au>. La cuestión sobre Dios no es la cuestión sobte un Ente. tener sentido y resultar fecundo.

Pero si en la Física. El discurso sobre Dios no es una especialidad elitista de ningún tipo. 3. número. 'l 1i Sin pureza de conzín no sólo no es posible (veo) a Dios. de la sociologia. aunque fuese sólo de la mente. aun desconociendo a ciencia cierta lo que sea.hay tres oios: eI ocalas carnis. Es un discurso de todo nuestro set 2. la Física.parahablar. el oculas rationis y oculas fidei. de investigación y enseñanza radicalmente distinto a cualquier otro. Dios no es localizable con ningún instrumento. temor. Según Ricardo de San Víctor. sin el silencio de los sentidos. No hay parámetros adecuados que nos permitan hablar del <funcionamiento> de esta Realidad a la que llamamos <Dios>. por ejemplo.a su campo de actuaciín. masa. coherencia conceptual. No necesitamos de mediaciones para abrirnos al misterio de Dios. lo que c pta. Sin el silencio del intelecto y de la voluntad. Dios es mistetioso y que la Física no lo es. también. de la conciencia. Pero esto no es decir que necesitamos de un lenguaje particulat. La palabra <Dios> apunta a un campo semántico. citando a Ricardo de San Víctor-. punto de referencia ético. del cuerpo. disponemos o podemos disponer de parámetros que nos permitan medir regularidades o formular posibles leyes sobre su funcionamiento. etc. por tanto. sin negado. sentir. El llamado <Tercer Ojo> es el órgano de la facultad que distingue al hombre de los demás seres vivos y nos permite el acceso a vna realidad que trasciende. Y es así en virtud dela nz6n de ser de este mismo discurso cuando se lo ha putificado de cualquier otro motivo legítimo o bastardo: poder. porque Dios no es una cosa. de la raz6n.a de aquello que algunos llaman el <Tercer Ojo> que citan a los -pensando lamas tibetanos y desconociendo que están. de un determinado senti- . Los conceptos de la Física ----energía. no es posible acercarse al ámbito en donde la palabn <Dios> pueda tener sentido. sino que es igualmente imposible vislumbrar de qué se trata. ser conscientes de Dios necesitamos la mediación del lenguaje. El discurso sobre Dios es único y. Ciertamente. Tomemos. de la ciencia. el método adecuado para hablar de Dios requiere la pnrez^ de corazín que sabe escuchar la realidad de la trascendencia (divina) en la inmanencia (humana). sin la apeftv:i. fueÍza. La distinción no consiste en decir que 8 Y no sólo del sentimiento. Es irreductible a cualquier otro discurso. Es un discurso <<sui genetis>> Es radicalmente distinto de cualquier otto discurso sobre cualquier otra cosa. incomparable con todos los demás l-enguajes humanos. ni siquiera de la filosofía o de la teología académicas. con Dios esta operaciín no es posible. Sería entonces un ídolo.n la inteligencia y los sentidos.son tan misteriosos como pueda sedo la palabta <Dios>. del sentimiento. De la misma m neta que hay que acefcafse a un electrón con una cámara de Geiger o una matriz matemática.

Tampoco es <objeto> de pensamiento alguno. No es un discurso sobre ninguna iglesia. nuestra existencia desnuda. 4.miento. no puede estar ni a la derecha ni a la izquierda. en contra de los otros. ni de las mal llamadas creyentes. Pero si el nombre de Dios tiene que jugx algún papel en todo esto. en cualquiera de los sentidos que podamos dar a estas palabras. tiene que ser un símbolo de otro orderl. Dios. . etc. que no quiere decit ni enigma ni incógnita. Ios musulmanes a Mahoma. d. fluestro ser. un símbolo con el que se quite el aguijón del absolutismo a toda actividad humana. La í¿nica mediación posible es nuestro propio ser. nuestra propia entidad entre Dios y la nada. de un contenido de conciencia especial. y cada uno de estos gtupos humanos puede creer que es intérprete de una revelación que viene de Dios o de la realidad misma. religión o cteencia Dios no es el monopolio de ninguna tradición humana. ni socialmente compartimen- talizat.ni utllizar éste sin el vehícul9. <tDeas est oppositio ad niltil mediatione entis>. los marxistas a Marx.-. <Dios es lo opuesto a la nada por mediación del seo. El Libro de los xxIV Filósofos. dice en su proposición 4. La experiencia humana de todos los tiempos ha intentado siempre expresar a un <Alguien>> o a un <Algo> que está tanto al principio como al final de todo cuanto somos sin excluir nada. los ctistianr¡s pueden hablar en nombre de Cristo muy diversamen-aunque rci Afric del Sur. alguna creencia. los budistas pueden invocar a Buda. <Dios no es extramundano. Los Nombres de Dios oo son independientes de Dios y cada denominación del Misterio representa una 11 . Sería un discurso sectario el que quisiera aprisionado en cualquier ideologt2. Tan intramundano que no se le puede ni metafísicamente separr^r) ni políticamente dividir. de base. 5. No necesitamos de mediación. Las tradiciones occidentales lo han llamado mlsterion. los filósofos a la Verdad. sino que es absolutamente inttamundano>. Es un discutso siempte mediatizado pot alguna creencia En otras palabras.. los científicos a la Exactitud. Hay una <relación trascendental> entre el Dios del que se habla y lo que de El se dice. aunque no se deba nunca identificar el discurso sobre Dios con creencia partiaiar aIguna. decía Zubiri. ni arrtba ni abajo. que tan citado y estimado fue por los escolásticos cristianos. comunidades 10 No es posible hablar sin la mediación del lenguaje. Pretender situar a Dios a nuestro lado. No hay otra mediación que nosotros mismos.. etc. ni de las que se llaman (teístas). es precisamente mediaciín. un símbolo que ilumine la contingencia de todas las empresas humanas y haga así imposible todo totalitarismo sea del tipo que sea. los demícntas a la Justicia y la Libertad. porque aquello último que nosotros somos. Estado Vaiicano. si (es). es sencillamente una blasfemia.

por ejemplo. es decir. los símbolos son polisémicos. Las pruebas de la existencia de Dios en la escolástica cristiana. sin un intermediario entre el sujeto y el objeto. A diferencia de los conceptos. es un símbolo que se revela y.porque eliminaú de la escena precisamente las divergencias más ricas y fecundas. Todo lenguaje es particular y está vinculado nrra cultura. más potente. No hay hermenéutióa posible-del símbolo.y qr. de vivir plenamente participando lingüísticamente de un universo dado. el símbolo simboliza lo simbolizado.rna meáia- tizaciín. del que no puede decirse ' que sea ni Uno ni Múltiple. 6. El símbolo es a Iavez objetivosubjetivo. Un superconcepto o un común denominador conceptual no resolverá el problema. eue tienen al menos la intencionalidad de set unívocos. no sería posible un discurso acerca de Dios. No hay ningún mai en que cada tétigiO.13 . a la vez que lo limita. El símbolo es tal porque simboliza y no porque es interpretado. no en el sentido de relativismo. Tenemos que aceptar que hay tradiciones religiosas mutuamente inconmensurables y un pro- . El símbolo no pretende ser universal ni objetivo. con tal de qué respere a lis demás y se dé cuenta de que cadá mediación es . Cada lenguaje dépende de ^ un contexto concreto que le da sentido. sino porque tienen la necesidad constitutiva de hablar. sólo prueban la no irracionalidad de la existencia diviná a aquéllos gu. Lo necesario es darse cuenta de la inadecuación constitutiva de cualquier expresión. Cada teligión es un sistema diferenciado de mediaciones. es decir.. El símbolo es símbolo culnd-o se le reconoce como tal. De otro modo.t áefienda las suyas. Pretende ser concreto e inmediato. vela.diatamente a quien lo detecta deja de ser símbolo. Es un discurso sobre un slmbolo y no sobre un concepto 7. el proüans es mucho más-lo fuerte.e ya creen en Dios.en el mismo símbolo del que se habla. El símbolo es eminentemente relativo. Hay muchos conceptos de Dios. 12 Dios no puede ser objeto ni de conocimiento Tiene constitutivamente muchos sentidos y no puede existir un primrm analogatamr puesto que no puede haber una meta-cultura desde la que se haga el discurso. Si el lenguaje fuese tan sólo un instrumento para designar objetos o transmitir meta información. Es un discurso polisémico que no puede ser ni siquiera analógico ni de creencia alguna.realidad de este Misterio. Por eso. que lo-probado.como tal. es constitutivamente relación. porque en éi está su propia liermenéutica. pero ninguno de ellos lo <concibe>. Pero los hombres no hablan simplemente para transmitirse información. sino de relatividad. ¿cómo podrían recon_ocer qu9 la prueba <prueba> Aquéilo que buscan? ls evidenté que lo probado depende del probans que prueba. de relacionalidad entre un suieto y un objeto. Un símbolo que r1o hable inme.

ciertamente. v oscurecéria la inmanencia divina desiruvendo É tt"scendencia humana. No defa libre ninguna base común para establecer comparaciones.^ aigunos y malsonante PLr otros.y. Sin amor. Dios es la palabn. concebir a Dios es una empresa contradictoria.. definit. Un Dios Puramente trascendente. subsistiendo precisamente en este misterio que muchos llaman Dios y que otros prefieren no nombrar-lo. no es posible esta experiencia. cuando no Derversa. tampoco desde un único ptincipio de inteligibilidad. sino también con todos aquellos hombres y culturas que no sienten la necesidad de este símbolo. Cualquier pretensión de absolutizar eI símbolo Dios cortaría los lazos no sólo con el misterio divino (ya no seria ab-sohtrc). No es el único slmbolo para simbolizat lo que la palabn intenta El pluralismo es inherente a la condición hum^rL^ e impide que se pueda mentar aquello que lapalabn <Dios> quiere decir desde ynl solaperspectiva.sin conoclmtento.riidad de recobtado nuevamente. resistiendo la cobardía de la frivolidad.V un rasgo respectivamente de la propia Realidad' 9. y lo mismo puede decitse de cada expetiencia de <Aquello> a lo que convenimos en lIamar <Dios>. incomparable por tanto. no sólo linealmente -Por su proPlo sino también constitutivameflte -por fundamento. consisientes (con-todo el univerio).t distendidos (en el tiempo).extendidos (en el espacio). El misterio divino es inefable v ningún decir lo describe. Nosotros . Pretender limitar.blemático común denominador no sería.oTo una dimen*Q". que le viene dado-. biensonante P r. más englobante. sln corporalidad y temporalidad. Nosotros no podemos universalizar nuestra propia perspectiva. considerar la posibilidad de una (perspectiva globab es ciertamente una contradicciín in terminis. Pertenece a la éxperiéncia humana el saberse el futuro-. No niego que las sutilezas de filósofos y teó14 contradicción interna de cualquier discurso sobre É1. una criatura. en ét q"é'(qmn) insistimos en vivir.roorí. La misma palabn <Dios> no es necesafla. limitada. logos oftezcan respuestas convincentes' pero qulzá"la solución podiía surgir más fácilmente si cortásemos el nuáo gotdianó de una teoria universal sobre Dios y rede-scubriéramos lo divino y el pluralismo (no'la pluralidad) c.ó-ot la ex-sistencia de uta sistencia que nos peráit. Es una deformación del pensamiento querer encontrar algo más amplio. se convertiría en hipótesii superflua. que nos permita comparar las distintas nociones de la Divinidad. aparte de la 15 . t. porque aquello que sutgiría de ello sería una creación de la mente. persistieádo en ttoestiá búsqueda. el Dios de ninguna tradición real. Es un discurso que tevierte necesariamente en un nuevo silencio 8. Es obvio que no podemos presentar un esquema de inteligibilidad unificado a escala universal. que romplendo"el silencio del ser nos da la . Dios es único.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful