C1

(:'
.. ¡
1.
1
La importancia de trabajar Jos valores
en la educación infantil
EJttr Cc;sals Gy,¡mf
Q'Jeremos empezar este :lpa!"tado comemando que una Je i:::.s
tl'rístj(;lS defmíwrias de be; v",lores, y como Vf!rernos miÍs .Jdcl::!:lte,
::s que: ':sros son propios de los persorw$, Ya desde las primeras cd"des y
d\iranre tOda nuescra los valor(;$ nos acompafi"n e11 f)ue,r:-:1 rela­
::í'in con los OtrOS, en r;uesrras procLj.:cjo:1es, en en
f-r: rlP ilrrn;!rif,n (..l:: :jjlf'<\­
";1, Vd!orar:ones, en nuestras
f.:,i¡ rodas las etapas, se rrnnsmiren conrínuamentt valores :lungue ,';0
seamos conscie,Hes de dio. C:lr1Getamer.te, en ¡él er;.¡p'-' edu­
ca(lon jnfantil, no será lo mismo sí prGporcíonamoo. ',lO ambíeflcc aco­
y alegre a Jos niños y níi'ías o S!, por el contrario, les c[recemos un
emo:-no hostil, no Gdecuado a sus nec;,sidades y pobre en
T
i
mi1;(:n en la manera en ']U::: [:1 CCiJ(íO ':'ico!ar a SU'i ni ;,:111:"
y sus (:.Hn:lías s(:
progresus de to,S :"¡ y í;: L3 J; ¡':­
I ¡n,'- dé "('·z I.¡t;
ni:'):; son p:lí"¡C ,;:c -':_;]' ,; j
lar: con unJ ca¡g;¡ -1.,

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
EcJucació'l y
Por cSW<; y por mrus muchas, consideramos imprescindible
pararnos a reflexionar sobre nuestro quehacer diario, nuestras actitudes
y nUCS[[:l manera ele comportarnos mnro cün nosouos mismos como con
demás, Es Cierto que nuestro comporr:ll'nitnco y forma de hacer, a
cunlkva unos valores de ins que !lO siempre somos conscientes, es
r, podernos acrU:1r Je \loa de(crmiil3da rn<1nera por creer que es la
mejor y, en cambio, quizás con ella transmítilil1es uoo:, valores que no
ulIIsiJ,:f:¡mOS ::decuaJos. La rdlexieSi1 ::0 ('sre ámbiro es siempre impor­
c:n,t:, pero, tenernos unú rebelón estre(Íl:¡ C0n ni,1os y niñas de O a 6
I " ;
'l':¡;';, ya qut tJ
ll.;,i)t' por es en
, • 1 '
C;;l:JS c(i;./(JeS. Por lo tanto, los c!tr,eTnOS ¡¡ctuar con el eJem­
S('f coht:ren::-es con ]0 [;;1cemos, ofrecer aprecio y cop­
ponernos en su y

lG5
su.:. SerlSJC.iOnes y se:)!:·:: es i n¡po:-tan­
y qUé' eSCt:
r
pü3 (:,."1 n1ísrno,S para
1í' con ¿ern:is. Soore este úl: ..!p¡C' .lspe(to, cOlncidin¡os
"'l
J C:u:lfH..!C arirn-::1
debe ia
li:(\d:.;.¿ :-1(' ;:,obre la y le sobre
n¡isrno dentro de su \ :,:< :.!ec'f, ;¡uroconoci ­
r', i
:'¡::
F!"":"¡r'JÜ ., ;llcc:L:lc;:.¡r
( u
i.:.fan se forrna di":
. ,
;.¡ ores de ",::L!f)fC:: iOS (1 ue
Cün al:Jr:"Jnos, C;1 corno
U,;:.J:: r bUSC¡1r6. profund:-¿Jf y ,su ptOprl de valo­
r:.lc¡ón. dd prou:s() de valoración intérno
(}!H: vive pern1anenrernt'otc (.,,) [:15 r'Jí:'rsonales del
tn su :\cci6n En sentido, una
¡¡\.¡,'
de >;;t:- roit, ri.Le,
(LJt:H.la de n:1 , poseedora ¡J,,,
f::.l (!L:S1S :.!fH11d y
:'::cr c;ererrc; i na y condicion:é supenon:s ue
t:.."::
o::;

",'",
La ímportancia de trabajar los valores en la educación Infantil
Conceptualización del valor
En muchas ocasiones hablamos de valores, buscamos valores en deter­
minadas situaciones conCretas de nuestra vida cotidiana, comentarnos y
0l'batímos sobre qué valores se debe encaminar la práCtica eJucativa, qué
valores sobresalen en nuestra sociedad, etc. En cambio, no codos coinci­
,Jimos en el momento de definir qué entendemos por valor, .ya que es un
,úmino complicado de sistematizar, caracterizar y, además, ponernos de
acuerdo, Por lo tamo, podemos ,1flrmar que nos encontramos frente a un
conceptO ccmplejo que no euema con una definición universalmente
;\cepcad;¡, Pero queremos dejar claro que no hacemos este comenrzrio en
"11 sentido negarivo, al comrario, al no poder "eneasi !lar" y "controlar"
lGdos los elementos que Intervienen en el ámbiro de los valores para
hacer "la cleflnición", consraramos que estamos delante de un con­
cepro muy rico, lleno de relaciones imerpersonales e ir.trapersonales y de
'. f1' h' .
n luencas que "emos de rener muy en cuer::r" s:empre ql.H.' queramos
c<;cudi::¡f al ser hum",¡n de una manera global e
Las deFinicio¿ltS actuaLeS de! valor no se pone!: de si
tscc (:$ un principio una
un una , un obje­
tlVO dé la educr.clón) Uf! p8.tróf1 etc En
f
tU..llizuc:ones sí coinciden en decir que el vaiN marC,l nuestras ac[:rudes
v conductas además de marcar nuestra inreracClón con los otros, es decir,
¡,)$ v"lores en nuestro clmportamiemo, Tamu¡,:n son los que
nns
-
permlceflser
,
Dcrsonas, vaque!o$
,
;,luTores sor: cnt!:ild¡J(\;; como
,íVOS y ayudan a optimizarnos, La5 cosas no son por ellas mismas vaiio-
SU" s!r;o que somos 0050tt'OS los que Les damos o no valor, y. corno que
lus valores no rienen para todos la misma imporcanci.:¡, cad" persona va
cOl1scruycp,Jo su propia esq!la de valores y procunl compo[[';i;--de <!cuer:
dó con tllr,", u[J. hará cambién (jLlt Ji() tud.'S i;;s ;)er­
dí..' la rniSH'lZ! y j.
que, según los que prinrirerr.os, c.1arelTIOS scncído J 1:l
y la afrontaremos de un:l form<l decermin;:da,
17
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
EducaClon Infantil v valores
con Cortina (996) la idea de que los valores morales
son aíjUeliOS que cumplen las siguientes rres características: dependen
de la ,¡herrad humana, sólo se pueden atrihuír a las personas y hacen que
la ::.ocedad sea más humana. Es decir, SI consideramos, por ejemplo, que
la soLchri,lád o la tOlerancia a([iva son valores depender<Í de
nosOtros su realización, somos libres de ser solidarios o insolidarios,
toleran tes o no. También es verdad que son ad jetivos propios de las per­
son as, es coherente pensar eH un hombre o
!lO [ie,1(' semido hablar de un animal o un:l tolerante.
afIrmar que los moralc" son aquellos aceptados por la
de la sociedad, que n¡¡e1ie cucstiona y por los que tOdas las per­
sonas IH:'rnos de luchar para que se rfalidad, y;t que su objetivo es
llum:llli/.¡H la vida.
Caracrcrfsticas de los valores
18
Sor. diversos los elementos que caraCff'rizan a los valores, y no tocios
los autores citan y explican las mismas car JCterísti cas cuando hablan de
ni las definen de la misma manera. A continuación, vamos a
sc!J:¡lal algunas propiedades que se les han atribuido y con las cuales
c:sr:lIllCS de acuerdo.
LO) no son rransferiblcs, ya que es cada persona la que debe
y nuestro papel como educadores es ayudar en este proce­
so. Los valores están Íntimamente relacionados con alguien que valore,
por eso podemos afirmar que los ObJCfOS s()lo tienen valor por su relación
con la Jcrsona. Junto con la idea de que es necesario e indispensable que
valore, también es clave tener en cuenta que los valOie.s no exis­
1(;1) pOí sí solos, sino que son están relacionados
ll)/l lI11substantivo del cual
Los valores no son esr-itlcos e / namuvI al contrario, son vivos y
c<1mhi"rltes. Diversos usrrllf este hecho: los valr¡­
,lIl,!Jia/1 ;l lo largo de b historia, los v;dores s()n dlren::mcs en una cul­
tura )' ,n otra, nosotrOS tener unos valores en la infancia que
C)
00
c...:..:,.
'.
nnrt;;nri;; de trabajar los valores en la educación infantIÍ
La
sed.n difereores en la adolescencia y podemos idos modificando
cam­
biando a medida qlle crecemos, etc.
El tema de los valores tiene mucha importancia y relevancia para la
la sociedad y la vida en general, ya que los valores están "en
rodas partes", es decir, no nos podemos imaginar nuestro mundo vacío
Je valores, Es imposible vivir sin valores, Por 10 cantO, individualmen­
te, es necesario ser conscientes de este hecho e ir consrruyendo nuestra
escala de valores para poder tener una guía propia que nos ayude a re:;ol­
de nuestra vida cotidiana y los conflieros que se nos
V,ln prescntanuo y, en consecuencia, que nos permita aCtuar en coheren­
con Iluestra manera de pensar, Como educadores, hemos de tener
también presente la" existencia y la importa-oc-ia de los
educativa para intentar hacer un trabajo sistem'HlzaJo y cons­
: c;e!1te ya desde las primeras edades. Es necesario que reflexionemos sobre
los valores que transmi ti mos en nuestro quehacer cotidiano, desde nues­
ha forma de hablar y de dirigirnos a nuestros niños y niiias, hasta el aná­
los' que se transmiten·en los que les lee,mos o
o los juicios,de valor que hacemos a sus comentarios.
Es cierro que, a veles, nos cuesta diferenciar eoere valor y sentimien­
ro, yu que en los valores siempre hay una parte impornlnte de aspectOs
relacionados con el s·entímlento. Es difícil delimitar estas dos categorías,
porque somos nosotros mismos los que construí mos y conformamos
nuestra propia posición frente el tema de los valores. Por lo tantO, en
nuestras ideas, decisiones, reflexiones y conclusiones, intervienen tantO
los aspectOs sociales, de relación con los otros, de experiencia, etc., como
caraCterísticas internJs nuesrrns: gustoS, preferencias, inrereses indivi­
.. y sentimientos.
Los valores como algo
de las personas
Nos ,L:usrarí¡¡ hacer mención especial a una de LlS C<1r,l([erísticlS quc
Ílemos apumado ann:riorrnelHe ¡' con la cual eSUllíi¡S ·ot;!imel1[e elc
ya que h consideramos básica cuando habLlmcs de eSt(: 5mbi­
19
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Educación infa:ltr: y valores
ro: lo; valores están íneimameme relacionados con la persona. Somos las
personas las que valoramos y las que damos sencido a los valores. A lo
largo de roJa nuestra vida, los valores nos acompañan, crecen con noso­
r[ns.¡uÍ7.<Í.5 cambian y se modifican, pero es cicno que en todo momen­
to ¡u,gamos y actuamos de acuerdo con u nos valores que hemos interio­
riZ:1dcf. Aunque no siempre rodos los :J.lltores han pensado así (Valero,
Y921, nOSOtros creemos que es una característica básica a destacar.
CLando nos encontramos delante de una persona, hemos de recordar
que en ella hay una serie de elementos y características propias de ella
mísml y otras que pertenecen a todas las influencias que p¡.¡.ede haber
recibido de sus diferentes agentes socializadores y de su experiencia, yes
en esta unión donde hay una serie de Vd lores que la definen, guían su
están presentes en su pensamientO, ere. Por lo canco, cuando
hablarnos de valores, siempre partimos de la persona individual, ya que
es el 1;1 la que valora o escoge Jecermin:\Jos valores que guiarán la educa­
ción, las relaciones con los otms, etc.
c:'
\...- ..-'
(:..)
,,':;,'!l<.',"*lI'
"
La importancia de trabajar los valores en la educación infantil
También creemos importante recordar que, aunque cada uno de noso­
eros debe ir construyendo sus propios valores, la mayoría de las personas
defiende y lucha por una serie de valores que se creen indispensables para
el individuo y su relación con los otrOS, nos referimos a
humanos. Estos valores son universales y configuran el espacio social y
de una sociedad democrárica.
Si nos centramos en la etapa infanril, no nos podemos olvidar de cirar
los derechos de niños y niñas (Jubete, 1997), derechos que deben expe­
ríme;1"tar éiJos mismos y están directamenee relacionados con las
londunus realizadas por los adultos con los cuales COl)',"IVe[L Estos dere­
chos se díviJen en Jos sociales, económicos y culturales y en los civiles y
íeicos. Se proclama, enrre Otros, el derecho a la inrimídad, el derecho
a h rtl iciJaJ, el derecho a la proeección y el derecho al secrtco. Son dere­
chos que cienen como máximo objeeivo que a los niños y nirías no les
ten las necesidades básicas que les permican crecer y dcsarrollarse de
'.' forma sana y feliz.
Al habbr de valores, nos podemos formular la uience pregunea:
¿c1Iándo surgen los valores en el sujeto? Es evidenre que no podemos
marcar una fecha como la del "nacimiento" de los valorc, en la persona,
ya que los valores la acompañan siempre, pero sí podemos afirmar que
los valores ya existe,n en los primeros días, meses y años de vida, ciado
que el bebé forma paree de este mundo y, como hemos dicho ameríor­
mente, los valores están ;'en todas partes" y no 110S podemos imagi nar
nuestro mundo vacíIJ de ellos.
Los niños y niñas reciben continuamente influencias de las personas
que les rodean, i nfl uencías que están íntimamente relacionadas con los
valores, ya que las personas con las que convivimos son un referente y
un ejemplo durante toda nuestra vida y más aún en la infancia, etapa en
la que los aprendizajes se realizan en mayor medida por imiración. Por
esta razón, debemos ser cCinscíenres que convivimos con orras personas
a las cunles poclemos innuir enormemente con nlleS[[nS
tos. Es imporcante que no perdamos nunca nuescra identidad, que sea­
mpssiemrre nosotros mislTlOs, OtrOS
cienen también el dcree:ho .de poder ir construyendo su personalidad y
... :'"
21
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
22
Educacion Infanti I y valores
", \lC (ildos debernos ayudar en esre proceso, y una buena manera es no
Jr11pouiendo nuestros valores y puntos de vista pero sí propiciando
momOlros para que la persona pueda ir construyendo los suyos. Esro nos
h ,1(e pensar que el proceso de y de relación con los que nos
rodean es muy importante cuando habLmlOS de valores.
En la infancia de cualquier persona se da, como mínimo, la influen­
ele cuatro colecrÍvos: la familia, la escuela, el grupo de iguales y los
medies de comunicación.
T'o.L1 persona nace en el seno de una familia yes ella la que nos hace
lo; primeros pasos en muchos ámbitos:
formal de plamear nuescro riempo de
reubel1 de b famili:l son muy fuen,:s y nos marcan durante roda la vid:L
Por lo canco, los valores que se viven en ella pueden condicionar nues­
tras d los hábiros, la manera eJe resolver los pro­
ere.
La'irela(lones que se dan en la cscuel:l enrre y alumno/a son
la edaJ de es ros últimos, por lo tanro, Jos valores que se
trallsmiran st:rán diferentes las erapas y los ciclos. También es ver­
dlHI el
lfansmirir ramo valores como contravalo­
res, es valores ente:ndidos como pmi tivo o que rengan carác­
ter nq:auvo. Se: rransmiren valores cuando el maestro/a atiende las nece­
hdes de su promueve la [('flexión, porencia la tolerancia
cransmiur contravalores SI, por ejemplo,
ridiculiza a alumnos y alumnas y/o potencia a los más "brillan­
tes". Pensarnos que es nect:s:lrio que el educador mantenga una actitud
en la CLlal rransmira valores como la reflexión, la solidaridad, la toleran­
cia, el etc., y esras cuestiones sólo las empezará a enft.ñar con la
coherencia de sus aCtoS.
Las relaciones entre el grupo de iguales varía según las erapas evolu­
tivas que se pasan, ya que las necesidades, inquietudes, actividades, etc.
son disrinras,
11 C11 el los mcdlOs de COr!lUIlIC;lCI¡'J[l de mas;!s invaden rlUc:str;l
vida. Desde la televisión, la prensa escrir;:, la radio. ctc., se transmiten
Cl
(CJ

La importancia de trabajar los valores en la educación Infantil .
una serie de valores y contravalores que influyen en las personas de rodas
¡as desde los más pequeños a personas adultas y mayores. Por Jo
tantO, es necesario enseñar a retlexlOnar critlcamente los estímulos
que recibimos de los medios de comunicación yana sin crite­
río (Oda lo que se nos muestra.
exiSta la de estOs cuatro agenres SOC1,lles, queremos
remarcar la de la familia y la escuela en I:J eJ ucación del
niño/a en las es decir, en la erapa de la tducación infan­
. Emre estas dos j nsti cuciones. es necesaria una comu n ¡cación y rela­
nón inrensa para haya un conocimiento mutuo del trabajo gue se
rl':lliz:l en una y otra y, de esta forma, se dé una coherencia en la forma
de educar al
Es cierro que no tOdas las personas somos idénticas ni rodas las socie­
cl.ldes )' grupos cuentan con las mismas caractcrísClG\s definitorias }'
una misma persona va cambiando a lo largo de
los años. Por lo tanto, como los valores son una característica propia de
las persona.s, varían segón éstas y cambién según las dífercnres culturas.
Pedro Gonzá!ez Blasco (992) ha buscado afinidades en los aS¡Jeuos que
valoran en nuesw.l sociedad. Según este autor, hoy en dí:l, por ejem­
• plo, hay un deseo de autonomía personal que se rraduce en la valoración
de la espontaneidad, la acepración de cierta inseguridad económica que
se refleja en la frase "vivir al día", se actúa según nuesrros deseos perso­
nales, hay un cuidado del cuerpo, mediante el rrabajo la persona no se
siente realizada y busca su realización personal fuera del trabajo, se debe
aprovechar el presente, el deseo es un motor fundamenta) que nos hace
;¡ctu;¡r, nos refugiamos en la esfera privada, se establece una stparación
r:ntre vida privada y públic:l, se busca el placer inmedi:ltO, se ve la socie­
dad como una trama compleja y llena de comperitiviJad. erc. Es evi­
dcnte que no rodos nos identi con los aspccws clt:ldos hasta
pero es verdad que hay una serie de valores socules q CülilcíJen
ell ulla mayoría de personas y que: son los que caraC[í:rll.llll
e:upas por las cuales ¡'asa pi')a sociedad.
23
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
24
Educación infa!lti: y villores
Conflicto social de valores
Igual que hemos afirmado anrenormeore que los valores forman parte
del individuo y que es cada persona la que va consrruyendo sus propios
valores, también es verdad que los difereores grupos sociales y las diver­
SeIS culturas que existen tienen una forma determinada de ver y de vivir
en el mundo, por lo tamo, contamos con unos valores colectivos que
d¡fleren entre las culruras. Esto puede comportar problemas y connictos.
Pero los conflicros no sólo se dan entre diferentes grupos sociales o cul­
wras, cambién existen uencro de un mismo grupo sociaL
en día se cuestionan "valores trad¡cionalcs" quc aores no sólo no
se discutían, sino que eran la "her::ncj;¡" que pasaba de unas generaciones
:1 Otras. Un ejemplo lo cncontramos en los marcados roles de sexo: los
derechos y deberes del hombre tan díferc:lCiados de los de la mujer. Pero
esta herencia y forma de compOrtarse na lmpuesta y no se podía criticar
() proponer alternativas. Se inculcaba una determinada manera de enten­
der ti mundo, la "verdadera manera", y estO negaba roda posibilidad de
cambio y reFormulación.
En el momento hisrórico en el que vivimos, se cuestionan los valores
tradicionales y hay muchos cambios, Orro ejemplo es la introducción de
as nuevas tecnologías que, corno consecuencia negativa, puede propiciar
LJ ut' luya un distanciamienro mayor entre generaciones del que ya sería
ilOrnml aunque, por descontado, cuenen con muchos otros aspectos posi­
\ ti vos. EstOs posibles conf1icros CJue pueden darse no deberían comportar
II na dificulrad en la convivencia sí hubiera libertad suficienee entre las
personas para pensar y actuar como les pareciera más oportuno y una tole­
mncia activa sobre las opiniones que no coinciden con las nuestras. Que
los Otros hagan lo que quieran, sean como quieran, actuen i' se muevan
con libenad, ron auconomÍa, con
que haya diálogo y respeto y que nadie: éstas son ¡¡(ti­
rudes quc nos enriquecerán a rodos.
Hoy cn día, oímos comentar a menudo que los valores se han perdido
y se suelen decir estas pdabras como un toque de alerta o como un toque
de: ale!lción !l;lcia la persona misma. Nosmros no compartimos esta idea.
e
CD
J
La importancia de trabajar los valores en la educación infantil
Sí pensamos que estamos viviendo en una fuene crisis de valores, pero
h<:blar de "crisis de valores" no es si nónimo de falta- O <Íe-;'-üSencia (Oml
de valores. Lo que realmente pasa es que no s6lo no sabemos como com­
portarnos delante de situaciones problemáticas, sino que no hay acuerdo
CL1cre todos de lo que significa una buena conducm en situaciones ambi­
guas. Esto nos obliga a aprender a vivir con individuos que tienen unos
valores y una manera de plantearse la vida diferente a la nuestra, es decir,
!lemas de aprender a'ser rolerantes y a llevar a la práctica uno acciClld res­
pecuosa hacia puntos de vista diferentes de los nuestros.
Los valores y la educación
La educación de una persona debe tratar todos los aspe:cros y cJimen­
siones que conforman al ser humano, considerado éste de una forma
í'i1tegral. Por lo tanco, los valores, encendidos como un elementO báslco
e indisociable de la persona, forman parte de nuestra educaóón. Es
2S
competencia de la tarea'educativa reflexionar y propiciar el descubri­
miento, la incorporaCIón y la realización de valores. Los educadotes
uebemos guiar en e s ~ o s tres momentos, tan diferenees pero indispensa­
bles, para que nuestros n'iños y niñas lleguen a ser personas. Como
hemos dicho en otro aparcado de este capítulo, son diversos los agentes
socializadores que de una forma implícita o explícita y de manera más
o menos sistemática, contribuyen a que ese objetivo se haga realidad: la
familia, la escuela, el grupo de iguales,"¡osmedios de comunicación, etc.
Centrándonos en la institución escolar, podemos decir que ésta es con­
siderada como un estamento social donde la educación, entendida en un
sentido global e integral, tiene el máximo protagonismo, es una pieza
fundamental, no única, naturalmente, cuando hablamos de valores. Los
sistemas educativos actuales se preocupan por cubrir este ámbito de la
mejor manera posible. Nauie discll[e, por poner un ejemplo, el hecho
de que la escuela no sólo ha de transmitir conocimientus e informacio­
nes, sino que también debe tener presente llevar a térmJno y hacer n:a­
lidad . .una pedagogía ut'"',losyalores. Para conseguirlo, hace Falra que la
~ : " , /;:'lf•.;-*­
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
26
EduCDC ,(;il l
escllela se abra a la sociedad en la cual está inmersa y procure formar a
sus alumnos y alumnas pensando en la realidad en que viven, en las
necesidades que tienen en la actu:didad y, a la vez, prever las que ten­
dr¡ín UBa vez sean aduleos.
Esca tarea se debe realizar de la forma más agradable y divertida posi­
ble para los niños y las niñas. Las habilidades sociales, por poner un
se pueden aprender de forma fácil y distendida mediante los
rlllcones simh61icos: cocina, comedor, t¡encla, ... , ya que en este contcxro
no les c\lcsra decir "buenos días" cuando entran en la tienda, preguntar
dc manera correcta quién es clJitimo y hacer cola. Éstas son conductas
que necesitan aprender en la etapa infamil para desenvolverse adecuada­
mente en la sociedad adulm, y una buena forma ele aprendizaje son los
l.lIt U¡¡Jil.ados rincoJl(;s simbólICOS, pues <:11 ellos los hábiros de relación
SOCIal se aprenden como un
optar por una rdación horizonral emre profesorado yalum­
nado siempre que sea posible, a diferencia de la vertical en la que el adul­
tO es la autOridad yel niño o niña es consiclerado como inferior. Con la
relaCle)!] horiwlltal, las dos panes, jJfúfesores y alumnos, pueden tomar
parre ;l((iva rn la educación, y el consenso será en esra relación una pieza
llave a la !lora de buscar soluciones y resolver los cont1ictos cotidianos.
Es neccsario, además, mi y como nos dice Defis (996), que ei profe­
(en.:;a unas actltucles persqnales basadas en la colaboración, el
i fl(crés por el (¡abajo y por su mejora, Oexibilidad para los cambios, acti­
(Ud pos ¡ti va en las di feremes si tuaciones, ser abierro para aceptar si nce­
ramente la diversidad, buscar la objetividad y la imparcialidad con
todos, si ncericlad en la opinión propia siempre y cuando se respete la de
los otros, saber escuchar y evitar dogmatismos. A éstas, podríamos sumar
o([<1S muchas actitudes de los maestros y maestras que faciftean la edu­
cación moral de nuestros niños y niñas,
i\ conrinuación, utilizaremos indistimameme el término educación
U1 valores y cduc¡:ción mor:l!. cll[eodiendo que es importante una educa­
ción que ya desde los primcros <tiios faCIlite la convivencia en una socie­
dad democrática, que ayude a b persona a rener criterios para aCtuar en
u.na situación concreta de conflicto de valores y que opte por un modelo
o
c.o

La ImportanCia de trabajar los valores en la educación Infantil
de educación moral basado en la construcción racional y autónoma de
valores. Por lo tanto, es evidente que cuando educamos moralmente a'Ja
peisona, a la vez, la esta'mos educando en valores.
Como acabamos de afirmar, defendemos un modelo de educación
moral basado en la construcción racional y autónoma de vilores
(Buxarrais, Marrínez, Puig y Trilla, 1995), modelo que se diferenéía" de
los otros dos existentes, nos referimos al basado en valores absolutos yel
!.Jasado en valores relari vos. El modelo basado en valores absol utoS es el
que mediante un poder auroritario impQ.ne una serie'de valores que se
consideran indiscutibles e inmodificables, es decir, hay un patrón que se
debt' seguir y del que no nos podemos alejar. La educación
moral basada en valores relativos genera una dinámica muy pasiva en la
(jue todo se puede justificar, la pedagogía poco puede hacer y se suele dar
cuando los valores absolutos entran en crisis. En este modelo, el hecho
Je valorar es algo subjetivo y un valor no será bueno f1I malo, sino que
de las circunstancias y el momento. U na concepción clara­
mente diferenciada de éstas es la que nos propone la educación moral
basada en la construcción racional y autónoma de valores, la cual "afir­
ma que no rodo es igualmente bueno y que hay posibilidades, basadas en
la razón, el diálogo y el afán de determinar algunos prinCipios valiosos
'de carácrer abstracto yuniversal, que pueden servir de guías de conduc­
ta de los hombres en situaciones concretas" (Buxarrais, Marrínez, Puig y
Trilla, 1995).
Los dos conceptos que han ido surgiendo a lo largo de nuestro dis­
curso, la socialización que llevan a cabo los distintos agentes educativos
y la educación moral, son muy importantes y básicos cuando hablamos
de la educación, entendida en sentido amplio y globalizador, de roda
persona y empiezan a darse ya en la educaci6n infantil. Son dos térmi·
fl05 que se complementan y que, a la vez, se necesitan para poder como
porrarnos, durante roda nuestra vida, de forma correcta en la sociedad
que vivi mos y de forma coherente con nuestra manera eJe pensar. Además,
11llS dJIl los elemenros necesarios para poder tomar deciSIOnes, (;lnro sobre
,aspenos que hacen referencia a los individuos que nos rodeHl, como a los
qut' se ciñen a nosotros mismos, Compartimos con Pui,;"; y YfartÍnez
27
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
1':
la de que "tamo h una corno la otra tratan de temas rde-
Y;llílCS pílD b vida, aunque b educaCltín moral se ciñe únicamente a
íl,!udlm \]lle arenan a la dl,t!nidad del IIHlividuo, rnienuas que la socia­
Il/lli'I()!l puede erat¡lr oero tipo de tern,itlcls, Por otra parte, se diferen­
( 1;1l) t'll ClIanlO a LI conf1iulvid,ld de los valores que tales temas conlle­
\';111 j\flellrras que rara la educación mural esto (;s una nota para
ya flllC se trata de transrni­
el cOIlOicro de valor. Por
(Ond¡ción esencial la Jibenad
SU)CO ('[- )111 .1.el('!!I, l1licn:Lls que 1,1 suci;¡];/;l'
110 IIC,L;ar L¡]es clI:dld,ldes del (ofl1p0f[amlellto del indiViduo,
¡','ru l'!1 sus [l1:1I11(csrauollcs concretas, Ydl'bidn a la misma naturaleza de
Llrl',l, 110 lugru consider;¡r la llutonornía en toda su radicalidad, Dicho
de: modo sllltético, la socialización pretende transmitir
scbrc: cómo pensar y aceuar en mientras que por su parte la
nlucaci6n mor,ll ayuda" crear nueva información sobre el y la
an:íón para tratar
O"
SI(iCLlciones, debemos tent'r también en cuenta que la sociali'¿ación se
de V<ln,¡s mannas, eS en la lfallSm¡sión de la lnf,:,lr-
Ión sobre cómo pensar y actuar en sociedad podemos comunicar
lI1IU' 11 otros. Como agentes socializadores que somos, podemos
(:¡;!];¡r, cxpllClr COIl tranC]uii1,i:ld y con ejemplos por qué es adecuado
l (JIlI!1ortarSl' de una manera y no de orra, tener paciencia cuando al niño
() n¡iía le cuesta aprender UIl hábitO determinado como, por
IHdlzar los cubiertos o lavarse las manos antes de la comida, etc. Es
decir, tanto en la educación moral como en la socialización los aspectOs
con los valores están presentes,
De la misma manera que hemos dicho unas líneas mái!' 'arriba que
optamos por un modelo basado en la construcción racional yautónomn
de valor, quercmos también afirlTlar que defendernos una educación moral
de mínimos, es decir, "una educación moral que, mediante el diálogo, la
rdll'xlún, la empatía y la aucorrcgulaci1ín, quiere ser capaz de facdlur
1;1 (()ilstl'lIcli6n de lI1l0S principIOS qUl' ;,can universalmente
y que permitan no sólo regular la propia ronducra. sino también COf1S­
o
w
,,¡:;;..
La Importancia de trabajar los valores en la educación infantil
"
truir aucónomamente formas de vida concretas que en cada siruación
se consideren, además de justas, mejores y más apropiadas" (Buxarrais,
Martínez, Puig y Trilla, 1995).,
La consrrucción &, la personalidad moral parte del proceso de aaapra­
ción a la sociedad ya uno mismo, es la que los elementos cul­
tumles y de valor que consideramos deseables yes también la que forma
ia conciencía moral autónoma de cada sujetO y construye la propia bio­
grafía, es decír, nos permite elaborar formas de vida que nos producen
felicidad y que merece la pena de vivir. Además, la educación moral es la
que nos debe ayudar a que la vida en democracia sea una realidad.
A estOs aspectOs, podemos añadir OtrOS en los que la educación moral
han: hi ncarié: ser equilibrndos con nosotros mismos y con los demás;
¡',prender a rrabajar en grupo y habituarnos a este tipo de
ciar Iluestra iniciativa personal y nuestra creatividad: pranicllt la liber­
la democracia y la tOlernncia acciva; potenciar valores como ia coo­
y la solidaridad; aprender a dialogar y que el diálogo nos sirva
para solucionar los distiruos problemas que surjan; tener la capacidad de
"
..
29
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
30
r
Educac!ón irfantil y valores
ponernos en el pllflW de vista del otro; conseguir que nuestro pensa­
mienw sea con nueStra acción; tener las habilidades sociales
suflciemcs que son necesarias para vivir en una sociedad; conocer nues­
rr;lS posibilidades y f1Ucsrras limicaciones; aumemar la auroesrima; rener
un autoconcepto ajusrado; ser capaces de transformar y mejorar nuestro
enromo; luchar por las desigualJJdes injustas; saber escuchar; ser críti­
(OS, n.:nexionar ames de comar decisiones; tener una posición pOS¡(Jva
1""'11[(: L: VI(Ia; ete.
l'ar;¡ poder (rabajar lodos ('\{ 0\ I¡S/,I'C( os, cs m'ccsarlO
er!lIC1(l('lIl moral lo más completa pOSible-, y para tilo nos
el hcdlO de tener presenres ocho dimenSiOnes (Buxarrais, Marrínez,
y Trilla, 199'5) que forman la personalidad moral de los seres humanos,
!lOS referimos a: auwlonocimier1co, auto[1omía y aLltorregulación, capa­
cidad de diálogo, capacidad para Hllnsformar el Cllwrno,
crítica, empatí,¡ y perspectiva social, habilidades sociales y para la convi­
vencia, y razonamientO moraL Estas dimensiones son orientativas y su
a combinar las acrividades específicas, transversa­
les y sisrermíricas de educaCión moral con la participación democrática
el) la vida colecciva de la escuela y con la preparación para la participación
SOCIal En cada edad, se ([abajarán y se enfatizadn unas u otras dimen­
Siones, o se unarán de diferente manna según el ciclo educativo en el
'1iJ(' se l'nUIc:nrre la persona.
Para flllalizar es¡c capítulo, querc:mos afirmar que es eVIdente que
hemos de empeza! a potenciar, ya desde la educación infantil, el auto­
nmocímiemo, la iniciativa personal y la creatividad, como también la
coherencu ¡;nrrc el pt::nsamicoco y la acción. Depende de nosotros que los
ni ños y las ní ñas sean cada vez más autónomos en la adquisición de los
h,ibiros básicos, tengan una inlagen ajustada de ellos mismo!;: se fomen­
y la ,,1., íU,' habilidades sociales
como pc:Jlr perdón o dar las sepan expresar sus propios seocl­
miemos, manifiesten cariño, comparr;:m con los míOS, escuchen, colabo­
ren, cooperen, !lyuden, ere. Todo esto es necesario para que, en el
la persona ter.ga las habilidades necesarias para poder Vivir en sociedad y
comportarse como un verdadero riudadano o ciudadana. Hemos de
e
c.o
e,..-1
/
La importancia de trabajar los valores en la educación infantil
ser críticos, hemos de saber reflexionar y bemos de saber escuchar; vivi­
remos mejor y dejaremos vivir si tenemos una actitud positiva frente la
vida; es importante que nuestra autoestima y autoconcepro aumenten...
y rambién podemos decir otras muchas cosas. Pero rodas ellas tienen un
mismo común denominador: se enseñan y se aprenden. L'lmbién es cier­
to que es mucho lo que se debe enseñar y aprender, por este motivo a los
edllcadores (padres y madres, maestros y maestras, abuelos y abllel3s, tíos
)' cías, etc.) nos qued3.r muchos aspectOs en el tintero. r hemos de
ImC'ntar que esro no no, pase. Nosotros transmitimos conrenidos pero
también formas de ser y de compo[(arnos, las cuales esdn llenas de valo­
res, y estas formas púeden ayudar o no a una correera formKi ón ele los
"iños y niñas. Por lo tanto, hemos de empezar a reflexionar sobre noso­
mismos, sobre nuesu<!s acciones, aerieudes, hábitos y conduceas para
que la educación optimice a nuestros niños y niñas.
"
31
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
32
" ...
r--.
Educación infantil y valores
Bibliografía
AA. Vv. (1995). Programa de educación en valores para la etapa infal/til.
Aljibe.
J-L (979). Ética. Madrid. Alianza.
Aranguren, J.L (986). Propuestas morales. Madrid. Tecnos.
V. (1981). La enseñan:a de los valores en la sociedad contempordnea.
Madrid. EditOrial Escuela
Bárct:na, F. (994). Le: práai((/ reflexwcl O/ eduCc1c!r)n, Madrid. Comp!u..
teTISe.
Barrolomé, M.; Ferreiros, P. ce al. 0985; lÍa. eJ.). EducaciólI y valores.
Madrid. Narcea.
Berkow j tz, M. \XI.; Oser, F (Comp.). ( Mora! Educatioll: Theory ami
Londres. LEA.
Bernal, M.C.; Defis, O.; Pujol, M.A. (1996). L éducaáó infantil: ¡¡l/a l/ova
etapa, Barcelona. GraÓ/ICE.
Bolívar, A. (992). Los COl/tenidos acti:udinales en el currículo de /a
Problemas y prop¡¡estas, Madrid. Editorial Escuela Española.
Bria, L1.; Arnau, H. (989). Ética y convivencia. Madrid. Alhambra.
Büxarrais, M.R. er al. (990). yerro/a: el tractalJlel/t pedagogic de la
Barcelona. Ec!icions - Rosa Sensat.
M.R. et al. (991) El lIt/llticul'/tralisme en el currku/IlJU:
Eduúuió !IIof'tJI i racisme. Barcelona. Rosa Sensat (Col. Dossiers, núm.
Buxarrais, M.R.; Marcínez, M.; Puig, J.M.; Trilla, ]. (995). La
Educación Moral en Primarid )' en Sec;mdtJria. !vfadrid. MEC -
Edelvives.
J3uxarrais, M.R.; Marrínez, M. (Coord). (996). f.dlicació,? /tu t;a{ores y
desa rrolIo moral. Uomadas celebradas en Barcelona, mayo 1
Barcelona. ICE - OEl.
M.R. (1997). LCl del en C(/¡{Ctlciríll en
Propuesta y materiales. Bilbao. Desdée de Brouwer.
V. (1988). Ética, retórica y poUlica Madrid Alianza.
Camps, V (993). Los valores de la educaúlin, Madrid. Alauda.
o
to
'JI
La Importancia de trabajar los valores en la educación ,nfantll
Camps, v. (1993; 2a. eJ.). Virtudes pI;b/icas, Madrid. Espasa Calpe.
C(lll, C.; Sarabia, B.; Valls, E. (992). Los co1ltellidoJ de lel Reforllla.
Enseiíallza y aprmdizaje de cOl/ceptos, procedimúllfos )' aaúlltles. lviadrid.
Sanrillana.
Cómo educar en valores. (995). Madrid. Narcea.
Corrí na, A. (985). Razón comunicativa y jo!idaria.
Salamanca. Sígueme.
C:lí
t
j na, J\. (990). Éfim si" moral lv!aJrid. Tecnos.
Cort:na, A. 0992; 3a. eJ.). Éticalll/Jlima. Introdllccióll" ItI /lrdai­
',1 . .\bdrid. Tecnos.
(orrina, A. (993). ÉÚCC¡ aplicada y democracia radiml. ;"'Ltdrid. Tecnos.
Con; na, J\. (1995). La ¡:ú((/ en la Jf,áedtld civil. Madrid. i\ Lll:da.
(un; na, A.; Esdmez, J; Pérez-De 19ado, E. (996). [i J! NI;;; t,{/Inrs,
Valencia. Generalitar Valt:nciana. Conselleria Je Cul¡ura, EduG\(j() i
f'·" "

CI1rwin, R.L.; Curwin, G, (1984). Crímo jomemar los !:a/f)l't, jl/{!h'ú/¡It/!es,
13:trcelona. Ceac.
Defis, O. "Les insriruciohs dedicades a I'educació infantil com a ele­
, menes de la comunicar educativa" en L 'educació !fllel ¡¡rwa
• dapa. Barcelona. GraÓ/ICE.
,J.; Enesco, I. (994).'Moral. cleJarrolloyed/lcarúí". il.bdml.
Dewey, J. (1971). Democracia y ed/{(acÍtÍlI. Buenos Ai res. Losada.
Domínguez, G. (996). Los valores eII la educación infantil, Madrid. La
Muralla,
Durkheim, E. (1947), Eduración !ll!)ral. Buenos Aires. Losada.
Educar en eÚ valors. 0994; 2a. ed.). Barcelona. Raima.
Ed"cación y Valores. 0983; 3a. ed.). Madrid. Narcea,
EscÍIllez, J. (1981). La formaciólI de hábitos como objetivo M liróa.
Universidad de Murcia.
J.; Ortega. P (19R8). !-tI ellSl!llallZa de ",,!ir'id,i y 1,:¡f"J'¡f,
V.detlcia. Nall Llibrt5.
1. (Comp.). (1989), PtnjJeail'as acerca del cm,j!)!!1 líi:,r,d. P"úb!¡¡
intef'lJelIcirJIIl?s ed/lcalÍt'as, San Sebasrj,ín. Servicio Edi (Ord Un i \'crsidau
del País Vasco.
33
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
34
EducaCión y valores
Fi P. (1995). Educacirf i va/u/'S. El ih'1/t'IIllOIlÍ etic de la modernitat. Vic.
Fumo Editorial.
hondizi, R. 0992; lla. ed.). SOIl los t'a/om) México. Fondo de
Cultura Económica.
hrlLI(, O, Cardús, S.: F.; ¡bar, ¡..,1. 1). LllIcació /llora! i t,dOI'J.
Barcciona. Cru·¡,(Ia.
Gílhgan, e (1 <;186). L.'1l!1or'11 y la Múico.
Fe!:.
(;Ol1ólez. P. "Los valores de los espafíolcs:'
ele llis V,dol'eJ Cillrlc/(l,i!I{)j
Fundación para la Educación
E. (986). RcnólI y pa.fióN en é/¡w. Barcelona.
1hbermas, ). (19<;10). C(jJJCle/lC/a lIIora! )' ¡,mirí" roIllIIl/ICcl!lVa. Barcelona.
Península.
Habermas,). (1991). Escritos sobre eticiclrld. Barcelona. Paidós
IICE - UAG.
R.; Reimer,).: Paoliw, D. (l El crecJJl/len/o moral de Piage/ a
Koblbcr!!,. Madrid. Narcea.
rE PS (19811). Lt eJcuela y S/IJ poúbilid"der en la de elctitudes pe/ra
Irt WIlViUClIlicl. Madrid. Narcea.
EF. (Eds). (1987). La Edllcación Aforal, 1;0).
Barcelona. PPU.
els clrus de ¡'Infam" en 11I-.{cIJI-ci-a.
)lldson, S. Aprendielldo a rew/tcr conflictos. Barcelona.
Lema.
L (981). phi/oJophy of Il/ora! San Francisco.
Harper amI Row.
" t.
Kohlbcr2, L. (992). riel de.frllTollo ))wre¡{ Bilbao. de
I3 rollwtf,
i\f.; ) .M. (Coord.) (1991). LcI EdllCt1iiúJ/ ''./Ol'cll.
.le fl//llro y témicas de Imbajo. Barcelona. ICE - Editorial Graó.
, F (1991). Edl/cació pe!' el la col/t'iu/llcÍa. VI/e/ alternativa prowcial.
Vic. Eumo.
La importanCia de trabajar los valores en la educación Infa'ltll
.MJñoz-Repiso, M.; Valle, J.; Villalaín,).1. (Comp.). (l EdlfcaciólJ y
Valores en España. Madrid. Ministerio de Educación y Ciencia.
S. (989). El comtructívÍimo ético. Madrid. Centro de Estudios
Constitucionales.
Paj'á, M. (1997). Edl/carió', en valores para una sociedad e/bicI'/a y plural:
Aproximación conceptual. Bilbao. Desclée de Brouwer.
Pedagogía de los Va/ores Ciudadanos. (1992). Santa Fe de Fu ndación
para la Educación Superior.
J. C'( al. (967). La JI¡¡eva educación moral. Buenos ,\ i res. Losada.
Plagl't, J. (19
7
1). El /IIoml en r:1 /filio. Barcelona. Fontanl'!la.
PUlg, ).M. (1995). ams/mccir;" de /a pel'JoJlCllidad 1/If¡1',r!. Barcelona.
PaidÓs.
J,M.; Ñ:'artínez, M. (989). Educación moral y de/J/()crafÍcl. Barcelona.
Laertes.
Rokeach, M. (968). Bt'/iefs, attitlldes, al/d va/ues. San Franusw.
'. Bass.
. M. (973). t/atllre of hlllllan vallles. Nueva York. Free Press.
Rubio Carracedo, ]. (1992). Ética constructiva)' alltol/0l1lié; personcd.
Madrid. Tecnos.
S::;, v a [er, F. (l Invitació" a la ética. Barcelona.
S.avater, F. (988). Ética como amor propio. Madrid. Mondadori.
Savater, F. (991). Ética para Amador. Barcelona. Arie!.
Tri lIa, J. (1992). El y los valores cOTltrrwertidos, Barcelona. Paidós.
Tariel, E.; Enesco, 1.; Linaza, ). (989), El mundo en la JlleI!te il/falllil.
Madrid. Alianza.
Valero, L.E (992). Aproximación a NI/a educación en Mio res. Barcelona.
PPU,
o

.-J
35
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
El valor de educar: Opinión de Fernando Savater*
El primer objetivo de !él de humano igualitario,
'. ,
capaz de participar de forma crítica en una sociedad democrática.
ciudadano de un mundo en el que las fronteras van a significar cada vez menos.
La escuela debe formar seres humanos más libres.
Pero la libertad es algo -y quizás sea ésta su paradoja- llega por
..
medio de la (jiscipltna. La libertad está ligada a una cierta disciplina que enseña
que hay que responsabilizarse de las opciones que se toman, a una capacidad de
cuando uno ha realizado un acc,ión, a saber que las cosas
tienen un precio, que cuestan, y que entonces no todo da igual, sino que unas
cosas piden unas consecuencias y otras otras. Todos eso forma parte de la
libertad.
La escuela también debe fomentar la pasión por el conocimiento, y para eno
puede aprovechar la cllriosidad de los niños, que es algo que, afortunadamente,
forma parte de la condición humana. Todos los seres humanos, los niños más que
nadie, estamos ávidos de saber cosas y de enterarnos de cosas. A veces se dice
que hay que dejar al niño ser él mismo, pero el niño no tiene ningún interés en
ello; io que le gusta es conocer el mundo, hacer lo que no es él, precisamente. El
problema del maestro no es tanto despertar la curiosidad por lo que no se sabe, es
decir, aumentar la información, sino suprimir la información falsa, superflua, y
profundizar en la que cuenta.
SEP (1998), "El valor de educar: oplnlon de
Fernando S avater" , en Transformar nuestra
escuela, año 1, núm. 2, junio, México, Dirección
General de Investigación Educativa, p. 11.
j ,,>mauo de Transformar nuestra escuela, SEP. Dírccc:íón Genera! de ln\cstigación Educativa, México, Allo
tU,'. NúmC:Hl dos. Junio de t998.
098
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
La idea de que la educación es todo memorización es un poco absurda, y r.8.
llevado a una memorízación excesiva. Ppro la memoria forma parte inseparable (J e
la inteligencia; no puede haber sin memoria. Cultivar la. memoria.,
incluso como puro ejercicio, aunque los contenidos memorísticos luego vayan a
olvidarse, aprender a recordar y aprender también a olvidar para. recordar otras
cosas, es parte del desarrollo de cualquier inteligencia. Así pues, una educacíón
basada exclusivamente en la memoria es reductiva y puede ser tiránica,
Pero una educación que deja de lado absolutamente la memoria o que fa
descarta, evidentemente es una educación que no va a desarrollar la inteligencia.
La pedagogías progresistas, por su excesos, han renunciado a una serie de cosas
qua son realmente imprescindibles, como lanecesidad de díseiplina o ia memoria.
,
Pero la educación no es solamente un juego; no hay enseñar el principio d31
placer, que eso lo conocernos todos, sino el principio de: IH realidad, en el
interviene algo que hay que aceptar dentro de la educación: ei miedo.
Me refiero a un cierto tipo de temor: a perdBr apreGio de ¡os otros, a quedarse
solo o fuera de la comunidad humana, a lüR propios límites fíSICOS de la vida, 1:1
morir, a ser destruidos por la realidad Son tem0í88 que hay y hay
que conservar, no como espantos irraeionalf;?S, espantos
racionales, como fuento de racionalidad
no es un parque fl3.crGGti.\íl) pennanente, el cO(¡(fol
sobre ella.
lem; la circulación vía! G:::, r{1'.iY
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
la call(;. cuando el semáforo está en verde, pero no es lo mismo que enseñarle
matemáticas. Esto no significa disminuir el peso de lo humanista en !a oducación.
Yo creo que lo humanista es mucho más el cómo se dan las materias que el qué
materias se dan. Se pueden dar matemáticas de una manera humanística y
convertirlas, por tanto, en una cuestión humanística.• yen cambio dar historia de la
manera más dogmática y menos humanista del mundo. Ninguna materia es
humanista de por sí.
"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
• La diversificación de
formas·t"de trabajo en el
( ,
a u l a ~ Análisis de sus
características y diseño
de actividades
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
! .
\
rEBRfRO 199:1
650 p t ~ s .
D E
INNOVACiÓN
E D .U C A T I V A
;
l A EDUCACION INFANTIL
(WTRO: LOS CONTENiDOS tSCOLARfS • LOS CONTENIDOS EN El ÁREA OE LENGUA Y UTERATiJRA
INTERCAMBIO: mUCWÓN f..R1ÍSTI(¡\: WRMAClÓN ni lJ\ ACCIÓN PUNTO DE VISTA: ¡J RENOVACIÓN
PEDAGÓGiCA PARA U ~ A NUEVA !:NSEÑANIA AUlA MQtnrioi: PAUTAS OE IBSERVAClÓN Hi mUCACióN INFANTIL
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Aulo LA EDUCA{lÓN INFANTIl
LOS ÁMBITOS DE INTERVENCiÓN
EN LA E. INFANTIL Y EL ENFOQUE
GLOBALIIADOR
Antoni labala
Los ohjetivos }' contenidos oc sohre cuáles han de ser las
apn-'ndizaje de la etapa de Educa­ r.iG\<; que respuesta a .CQ!110
ción Infautil demandan cst¡-atcgi;\s sC'!Í;\1-" -'pn'gull!a cLw("C'1l la elah•.,..
de enseñanza complejas qlle difícil­ -;;{:l6n de Proyectos Curriculares
mente se pueden concretar en IIl1aS de CelHro--. hace
formas estereotipadas de interven­ disponer de UIIOS criterios que nos
ción pedagógica. Hoy sabemos que
pe emitan discernir sobre la capa, ¡.
\In.modelo...
dad de las dístint;\s fOl'mas de
ím.i<:orlegnsejl?IlL;:'!Jll1C posihilitc la
rianza para la de los
.ccH\wcución de lodos los o!üelívos
objetivo>; educativos previstos. De tll
previstos.
mo<!(. quc un posicion<\llliclllo
del grllpo Vde cada lino oe lo'
brc la cun\'elliq,lt<ü ü no de. Ill' a
\lil'IOS" l1i 11 <1". los díHTSOS ('(,n1l'n;­
d<.'lcrlllin,lo:l dr: \" <"1­
dos (\(- aprcndi",!je r SlIS dislíll!;b
seil,::lI_;\, y.! '(,<1 !Hcdí,illl, ( .......
.características ylas habili(hdes espe­
¡ntel o proY<'(!(I:'i,
"jit .1', ¡inCOlles II Oll :1'; 110 S( ;.
cífica, dc' caoa maestro COlllpnrt;w
la necesidad de establen:l- unos m(,­
Inll9 de dccisiont:s 10.15 () mem.s
\l ele prár:tic<\s sin reflexión
todos didácticos flexihles que inclu·
yan una gr.m diversidad de acti"ida­
previa,
des de aprendiz,aje que puedan satis·
Un análisis a!;':111OJ.1t:-las.eisün­
facer las necesidades síngulales de
tas formas "6 modelos de interven·
cada contexto educativo y las inten­
ción nos peImitiría
ciones educatiVo!.s que se proponen.
¡¡preciar que cada uno de ellos es d
Es.frecuente, en esta etapa, 1<.
resultado de una concepción dele\'·
confrontación entre distínL\S posi­
mitl;¡da de córno $e produce
ciones sobre cómo ¡Irticular 10<; pro­
aprendiDlje y de lll>" detcrmina('a
cesos de enseñanz.a/ dI'
deflnioón de hs {\¡¡es qllc ddw'l
tal modo qne no;;
la enseF';jrlDL ES!.0S do:.:.
defensores (le estructurar 1",
[c'[ft:e!¡,-i61!
dades exclusivamentc en to'!l··' a
dzzoje y !n enSf1ia1'L7"..
f
i,
«Centros de interés» tipo DeCID!)',
cons1ituycn los priIP':'\,osCliterrosql
eón otros que proponen des«fi'ollar
IItili7;:>,r para sdcccí(,nar las cSlra!<,:­
el u abajo de aula en ; cs·
gia, más apropiad:ts
pecíficas Montcssori, y tam­
c;n cada caso.
bién con 'delicnden la
organización de las de
E.I cltrTículum estabkce Hnos
y ¡.a­ i)nes p:ua la F.(lu';aciónlnfantil q¡:,c
lIeres. A un nivel más general. la
hacen referencia a todas las opa<i­
controven;ia se plantea en ocasiones
dI'" la pCrS0H:l: cognitivas.
en tomo al enfoque globalrz:ador v
de auton( 'lnta y
lo que éste supone en l¡¡ r.rganiza­ personal, (le insc!c:¡ón social y de
ción dc la enseñaza,
relación Se e:alf\ 'fHtr
En cualquier G:lSQ, C1I::lI1óo ,,,,., lanto de de!:1 ;;c
a la torna de rlc·-isi¡,' .-orresp<>ndc!-. f-=-Cln {le
('01110 .. d,'
la pc\'soll.a. Cohel ellle n)¡} ("1;' ('011­
l(:,p,iúll YeSlOS nll.cs.1os c(\"I!'nid",
de aprendizaje íncltl)'c!l lit 1.. .11111'11,\
selección de las formas CII Ir 1\\;.1."
que pueden contrihllir a dwha I,,\'­
madón: contelliclos
(hechos. (ol1ceptos )' PI·jll<. '1" "l.
con(eniflos procc(liIIlCIlI,lk" \ !l', oj·
('as. !tahilid,ides. nainas, .. ) \. (011"'·
nidos aníllldinalt-" Il.vn"!>.
y ;<cll!ll(i(·s). Los m':'((;dos " I'>lm;,,:
de PLí... .. Q<,';il1
;H¡t:dlo'\I"" d,·""., .. 11<'11 l.• , ,H 1 , .. ,,j,,.
(i;',') CO\l\'('Olellle' y p.ll.i
el 11".lJ,UUtCnto dl' \' \ .ida U!H'
de ID'; cOlltenido> <¡w: ¡JI
)'. asimismo, p"ra h cOl.seorcióll de
195 la :'Ic(Íim edil,
cativa.
Actualrnenl<>. poseemos un
m;uco inlcrpret:.tti\'o sobrt' eOlitO se
produce' el aprendizaje en situacio­
nes escolares; dicho marco ha sido
LÍvl":'la del la
(eoll. 19R7: Ccl1, 19(0)
Fl (un el
mk'nlúq',:C;lp;Hnla )\1
cOí\scrll(f'\'í'l<'. )' \'crreL-n lt'(i:1S la,
decisío!1f'S que incluye la ensdiall7.a
dI' acuerdo a ella; por SUP'ICSt(), 1(>
f.'xtir-ndc t:\moién a lo, CritCI io< para
la interver,cíón pe-dagógic¡¡, La con­
cepción construclivista asume (1'tr'
1;;;; personás apre-ndem0s me<iianlc
un proceso de constmcóón (.k
nif¡cad(1;, acerca de la realidad que
prf'tcn0el'10S conocer. Dicho pro­
implica el e<;lableóI;1íí'OlO (!t:
rclari.oncs entre 105 cono('nll y
e:>,.rCTiet1cias pre\ia.s qtie di:\,
por¡c v las car.tc(erísticas de la par{('·
1')
Aula
\it¡l

103
1993
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Aula LA EDUCACIÓN INFANTIl
L'
;\jlll'IHlilaj.. , Es 1111 ¡>rO«'SO lle COIlS'
111"ci,"ll pnsonat. !lel'o Cjlll' el l1it!\I
ti" Il\tli/,a nI solitario: llll'llla ('1m b
.1\Il<Ll d" !'h ;I<lllltos ,iglli!ic;ltí\'os,
P,H bes \' que 1" apoyan.
r;:- d, '';;I!í;\Il ) le arU(¡all, al tiempo
que le facilitan las estrategias que
'necesita, en lo que constituye una
verdadera actuación compartida. de
.. pro­
11l0strarse eficaZ para
aspectos en los que inicialmente I'e­
quiere de la guía y del modelo del
adulto.
Para <]ue este pro('eso pueda
pO!lcrse en Ill<lrcha, r par" asegur'ar
SI! desarrollo, es necesario que
el niúo se ellcuentre ante una tarea
que le motive, ante
désce -soÍl',donar: yqlle entienda
que las aclividades'qiicreaJira se
(:nc¡lIniilan I¡¡da" .SoJll¿ión. La
¡;llCí\'cllcibn del adllllo le permite
conseguir SIIS propósitos y
cl'nsl'ÍclHe de las propias "eaIi7.acio­
('()llccpción
t'q" aprcndizaje
glo\¡;¡\iz,ld(J, '1\1(' el niiio puede co'
nectar con SIIS intereses y con Sil
1,,<11 idad pró;..: ílila, ca p;Hil :ll1doíc
para comprenderla e incidir en ella,
cOllstitllye el fin al que debe tender
h intervención pedagógica.
Atendiendo a estas considera·
ciones y utilizando como criterios
directores para la toma de decisio­
nes los objetivos educativos estable'
cidos en el currículum y la concep­
ción constructi,,;sl.a del aprendizaje,
podemos establecer una propllesta
el;:: (aracler general 'lue defina los
yestrategias. de intcí\'cnciún
en la Educación Jnfantil. Lis mismas
nos perrnitirán
adelante discutir acerca de mé·
todos globalizadores y el enfoque
g!ob"lízador en Educación Infantil.
14
Aula
ÁMBITOS YFORMAS
DE INTERVENCiÓN
PEDAGÓGICA
Una revisión de las estrategias
organizauvas y didáctica, uúlizadas
en los cenlros t:n
ql\e se illq¡artt' Educad"" Il1íalltil
)ltT1l\it(' apn'n;lr \' fO!'IlI:1S
tI.' C01l clr:ln..'rí,,1 ¡C,h
.. Í<'lItn\lellt(' diren'lIbad"" 1'11
primer nos CIlCOlllramo' ('011
111\ CO\ljUlIlO de ;H:li\id"de, de
aprendizaje que se desarroilan aire·
dedorde un tema o t' ¡im(entre ellos
los ('..entras un proyecto (/
un1JT()blemii; otro conjunto de activi­
dades que se realizan en torno a
l'i1¡COUl'J y talleres; además, las a:li\'i·
dades relacionadas con lo qlle hahi­
tualmellte se ('onocc como" 171(i1/a.\»
(comida, higiene, descanso), de
illlporlaucia en la Et<lpa, pelO ,,¡Jt'­
cialmenle eH su 'primer Ciclo
(Guihourg, 1992); y por úlli!llt" IIlI
conjunto de activid"des de difícil
catalogaci6n, yque en esta eGlp;' son
fundamentales, 'que se realizan en
unos es/mcios Ql..l' liemlm!. detern.illa·
dos: el patio. el ('orro, las entradas y
salidas. ele.
UNIDA9ES TEMÁTICAS;
PROYEGOS OPROBlEMAS
Se trata de UlI conjunto (1<' ,K'
lÍndadcs aprelldil.;ye (}uGilr"(1e­
dor de ml terita, proyecto o prchle·
ma interesante para el alllmno va a,
permitir trabajar, durante un
do de tiempo más o menos
gado. una gran variedad de conteni­
dos de aprendizaje referidos a distin­
tasáreas ybloquesde contenido para
lodo el grupo-clase.
a) El
de intervención sude
constituido por contenidos del ,u'ca
de Descubrimiento de! medio (i\1i,
de la escuda; Los jUgl.H le",
La gallina; Las tiendas del hal rí.);
Preparemos una fiesta: ¿Por qu; no
caen las pubes?... ), y en merElr me
dida, del área de .ldenüdad y A'.Ito­
nomía personal», a partir de los
cuales se abordarán y
procedimientos y se trabajarán acti­
tudes relacionadas con el núcleo te­
mático de fonna natural. por
ejemplo, en la unidad «Los amigo,
de la escuela», en las primeras sema·
nas de la clase de 3 años, se lf;J b",:, ar,\
el conocimiento de los niúm del
grupo (quién('s son, cómo :;on) , ;'1
IItili/;U'I<'1I1 ([,. ,'slr:l\"\:'i,\" ,1<- ,ICIU.I'
.'i,'Hl .ltlh-)\\Oln;t \' .hLlpLld.\ ,¡Í IHn¡lJO
gi"ltp, 1, L\ di,cl !luiILn'lI\n <1,' (nlllp! JI
IILld\.,¡ \i.HIII'
en I t'L1Ciúll .tl gnq>o dc c( \1111';\1'1<.'1 (h,
l.. p:Ulí,'ipa{ ¡'1II. 1I1Icl,U1\ ", d';pol1i,
bilidad y colaboraciim ('1> 1<1 Vida dd
¡r,rupo, la defel\sa. de los pl'Opios ck­
rcchos yopiniones, f'I respeto por la
di\'l:rsídad ... etc., por ('coírnos sólo a
los contcnidos pI'opios (le Hila án'".
Pt'¡"o adClllás. ulla C\L\ctcJ'istic.\ c()
1l1Ún de ("st.as f'onll4:\"dt' in {('IY'CllCi()Tl
\'.1 sean 1I1Iid.Hlcs klll;ílíclS. prOH'("
los (l prohlemas. ('>; '111(' ('11 ,11 des,,·
1rollo se hace II('( ('qri" LI il\\;'Tn'n
nón, de 1111.1 fonn;t nalur:!I, ,!(' eo'
llocimiclItos y ¡(-('!líc" c iOSlrn!llt'lI'
losqííéllo pel·icIlcccn t'l1
un ámbito de experiencias. pcro<¡ue
5';\1 requeridos por las ;u.:ti\'itladn
que se propone realizar
oi'al, por SlIplleMo; lénlÍc,ls (le dihu­
jo, pilltlll·;\. .. para I'(';di,;\, d n'ILHIl
dI' \lllliillO de la clase.. PI ,r .. in, S""('
lo uns
Pnl" d;al,¡ qtlC
PIO!'!U;,,¡ .. dI' 4::'\pCIIClIt I.t \i
:ll'('a, dd ('IIITíClllul1I d" Lduc;Hiútl
h.l;\lIul llIatlli('II!'1l <,Sin', 1"" !'('!;t
<:iones sí, la cnnsc(unún de los
objetivos did,ictícos «('IllEH!OS en lo'
contenidos de 1I1lá área suele" rá\'o·
l:Ccerla cóilscCiiCiÓn Oll'OS objeti­
vos I'dativos a una área distinta. Por
sc'guir co'n el ejemplo iniciado, es
evidente que el conoóminHo de 1m,
otros y de sus perso>
nales contribuye de un;! C('¡!Ha d,',j­
SI va al conocimiento(\e ItllO l1IiSrll{\ y
a la formaciún de h pn,p'" ¡(!enti­
da.d en o n ,-1 pel
rclflüv;st.."1, cgCrJ"UI! a, y por'
cUt) a.df:cnada.
En rela,iór. a lo'. (OlHe'lirlos,
("ahe sCllalar que si bien 1;' .... d\5.t!Ol:·lS.
llntdai tcrnálicas, <.: pro­
blemas pueden ¡'fiareo';
aot:cuados pam el fomento de «ui
!lides particulares, el' general per,
miten actl.lali¡;ar vaiores, normas y
3ctitudesque se encuentran presen­
en todas las áreas (po)' sí
bi"n el dl:>.arrollo del t('PJ;> .Los
cnmpJ.ú:c.os de cla,e" puede 1I('\';u;{
tT dc una n1<lpC;J ¡
r"::-"'pctO y la •..'ah'lracifÚ; de !":'I can:>...( te·
C;1(;/\ !in,o,
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
.H'tltudc:-. \ \;\!()I'Cs. a.... ¡ ('tltl\fl .'Ir,t',
'pI<' t:l1l1hi('1I ,,' ¡I:tlnj:l1:111 ,I'l'li i ini
,'i:lliv,L paru.ill:\!iúll, n:spolh,¡hill'
dad t'tI I:t l'C,dt/.h ¡(-'I\ Clji ,!i.:.:.o.....
l'alOl:lCiúll d" 1.1" !!n, 111.lS '111(' IIg¡-¡¡
b ("()I1\'in'IlCi;¡",), COlllllIl!'S:1 1{j,
da la Etapa)' pued(; dccírse que su
trábajo debería estar prcsente el1 los
di!itintos ámbitos y formas de intCI'­
vención pedagógica,
b) Las actividades que se pro­
ponen sonp,ara el conjunto de c1.asl',
Todos los niilos }' niñas trabajan si,
sobre lo mismo y el
macstracsqllien condll­
ce el (ksarrollo del tema, En este
i;:¡ilia}l, el maestro establece los d¡s,
tintos,grados de aprendizaje segúH
las capacidades)' los conocimiento$
previos de cada uno de los niilOs y
niñas, así como las ayudas
para que pucdan llegar a conseguir­
los,
En d ejemplo que hemos co­
!J1(;ntado, cabe suponer que lIn LIC­
tor importante ('Il 1d;¡C¡")ll ;¡ lo, eo­
llocilllit'lllOS pn'\ 10' l;¡s 11 ¡II,l" \
niilos lo conslitllit,l d hecho de que
alg-1l1l0S habrán ,"¡"Iido COIl ¡.n\é:l'!O'
ridad a llIi CCl\tro de Ectucaciúll I¡¡,
fantil, mientras que para Gtros ést;:¡
puede ser su primera experiencia
sistemática de com'i\'cndacon niñas
y niños de su mhma edad, lo que
tendrá una repercusión diferente
tanto en lo que concierne al siguifi­
cado mismo del trabajo como en lo
relativo al bagaje eon que podrán
abordadas las distintas ;¡,OiVlr!¡¡dc,
que en él se proponen,
e) El tteml!O de dur;'.(í')n está
determir.ado por el i!ll.<'r6s de
a1umnosy la del de
los contenidos de a[)r<'nd,{;¡j,,­
No tendría pi1,<.;u' UlF,
quincenJ. t.-abajandQ • 1.,,)<;
ñeros de cllando 1;; mz.ynría
del grupo se desde el cuno
anteríor. Puede suceder, r.n estos
Ci\SOS, que a! agoL'trs-e el teru."- que:
responde al ",interés,., se opte por
rellenarlo o dilatarlo a,ñadiendo a(;­
livid<ldesque lo IQm.an como prcr.ex·
to, haciendo qu!" P'Jd.ríae:
('on cualquier elro ront("­
nido. porque r.o 'HlpCHH""n tHl;:\
profu.ndil:ación O\)'-:1 :lnl¡ _dí<1c
i
ón
riel ('(l!lOClllli(':tt,) dd !(,lll,1 ('11 ,1,
,"'¡;¡llIn>; "SIIldLt11d" ,,1,., g;lillll:l ,
l!;t< ','1 1111.1 se 1i" t'i) 11 1í1u:q.;ra !Id., '.
[W')lWII,I' 'l<Wdl'l!l,h 1111 :1I1;¡!I(' 11111­
g¡'lI) (',oI1 n cillli,'nlo al f('lna::--oc ulill-¡.\
1:.'>1(' como ¡¡¡<·texto 1'."',1 t'Jcelll;¡!' 1I 1
pnlCcdimic¡;to y COII­
ceptos, Aunque no
'Kllrrc nada, ni es en absoluto (,011­
traproduccnte clasificar gallinas, e
incluso es posible (¡tiC a los niños 1(5
encante estc ejercicio, hay que 1(>,
mar precallciones p<l¡'a que el pr(l­
pÜSilOOC globalizar no acabe Ira·

"as diH'1 :;as al rcrlcdt;;'de 111; )
tópico, lo q\le ITlkja. \In sentid)
;lClllllulati\'í) de ;;pn,l1dil.aje }' \1 1
enfoqlle disciplinar de la cnseiianz;1.
Por (lt!'(,. idea nlisnLI.
dt"
problen,as, puede cntr;u en corat¡l­
con u.na teH,ipodl.ación nllly
lÍgida: l.") ¡:,ue<k preverse que le,;
(:stén c¡uinú: dfas intercs.l.d(',s
en estudiar gallina, o los juguetes,
() reaH:?andOU!1 proyecto: d periC'dD
pUI'Cde""'f fL,f'l;¡siiliCO d.ihltadoo muy
<corto en función del grupo. de 1;)$
l!ctivirlad.es (On<TC\:a<; y d(:' la {,-'lpaci­
da-:l ce !a m3cslo; (; mótf'<;tro para
y rn;U'l.t(;Uf:f ei lf\icxés Ir!S
nin05::, F:o ff>!?¡ció:) é; p'llnto, t;d
;e, 1)', . iJ·.)dn
Aula lA INFANTIl
pi tI;'-',-I.ltlL¡ciúll \ [('nlpf '1 i/.l¡:tOU
<\(, {:II ,tCh'! tli'l';d. 11,1\ ('j {'·"!.I L I
Sld,(í"IíI"I1\(,l1lt' Ih-xihl,' ((Hllil P'I! ,1
qllt' el d"',!lrollu de lo, ,'Illc,
t"CSIHHHI:\ 1I1tj__
dI' ¡." lIiúos,
Con respecto a esto último,
cabe decir que Ima tcmiitica puede
ser de para el pro
fesor, par<l los niíi.os o p¡¡r¡¡ todos
('lIos, Bie1l es "enbd CInc eJl esta
I:lap;; los illten'ses (h- los Iliúos ""1
GII)lbia;ltes, pelo ell par'te ía'illlc;,
Yt'wiúll va eIK¡UlIill.lda
a a\,ll(br a \' a (k\;¡rJ ollar
;\(:1;' udes d(' P'TSt'Y"!',lI1cia, atCllóúl1
y curio,i(Lld, Pooemos ,¡fiml:ll' <¡lit'
den i rode su diversid¡ld, los illlcreses
de los nil105 se refieren a lo fl\lC está
presente en Sil medio, lo q\!(: forma
de Sil enlorno cercano o de \lll
medio má¡; al(jado, !lO prel'('lllt' ('
incluso no real (los !os ;\lIi­
male,; de la ,eh'a,lo fa n l<Í.stico" .. ), En
1,) que (C,I\:-.(1tHye lPI
pa,;¡ lIiiios fonn;¡ p<lrte d" sus
c;;.p .. ,icllct:ls\ d,' Sil:; .wn'sid,ldc." \'
cntre e,!.!" \al". 1.1.' '1\1<'
impl;c;\n ;Ullpli<U su COilorinwlllo \
(pl{. COI\'tilU\'l' ..;,ti
dad, POI' raLom's, ulla unidad
t,'málica, proyecto o probkma,
puede se. para el f:illO alga mil)'
concreto; y si su educador te "ruda,
sakáexplotarlo al máximoyle sacará
todo el rendimientoypontcnn"lida(1
{!ducal.¡'-.l, Po: lo mismo, una lI[1ida(t
rnás global, pero más absf.ract;;, me·
nos para el -( la pn­
ina'.'era, invierno)
d de una:> :"+iciü'
yla f()I'llprcl1siólJ de ¡¡ na re;l 'íd,\(j
que, ;nmqu(' par;] el maestro se
·Je un fí'iodo cot\(Xt'to; DI!C­
de ck s{:¡ evid('nlc el en,
Tlo(i;r.ient<1 i¡;fa'HiL
RINCONES V/O TALLERES
E.n este ámbito podemos en..
G}D t}'ar <1,,:; tipos de <lctivi·
dades, Por un lado, se P-ur:de promo­
Vf'r el jU!égo C"ITl.O recurSG didáctico,
'111'; ,¡ahajar una "mplia
tjan,a (ontenk!os-sujeto; al inlf­
rés de niñf'·". )' (rUe cn(ucnt'"';,
a.'T" t, (.1 i pvpon('>:1'. te fJl()r :): rl t
p\it:dc llevaL$(" a (::1}.<,"'i
'. O
1 ),'
l<
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Aula LA EDUCACiÓN INFANTIl
1111 COUjUlllO (le
,
(I'I<'IJO' de lUlO'
( ulll<' I1 id", de .1 )l1t'!ld il ,IJ<' 11 L;""I)('
('din,o;, qlH' ""igell 111\ tuh;tjo pro
gl esivo )' "''\"\!''!l(iado :.t lo de
un tiempo bastante largo (por
ejemplo, en un tallenle pintura o de
modelado... ),
;¡) El nexo o eje conduclor en los
rincones y talleres suelen ser conte­
nidos bastanrc específicos (por
ejemplo,c.!.lc1 rincón !-le liblt,
los aspectos fundamentales son los
procedimientos y actÍ!ndes del hlo·
que ele contellidos de expresión
plástica), aunque !o lógico es q\te las
tareas que se des<lrToilan integren
contenidos d,. distinto tipo y de dife­
renles áreas (por ejemplo, en llll
rincón en el que se confeccionan
collares, tan importalltes sún los as·
pectos de hahílid"d manllal nmlO d
a pr'.;ildí¿IjC(!í:;los cüTOics () los c"hit­
tenirlos de seriación y ol:¡kllaéibú:y
todos :I'kiii;'s por
un de p1.11lifi¡:I<,()I) de \;1
propia <icción (jlll:, "i bien inI ('r\"ielw
en el\ la maror de hs
rincol\es, <:11 éSle tiell(, un illl­
portante). Por orra parte, ell('ng\la­
je oral como regulador de la acción
y como medio de negociación con
los otros aparece de manera natural
en esta forma de organizar los COllte­
nielos, y lo mismo puede dedrse d",
determinadas actit.udes-y valores
(respeto de normas, autonomia en
la planificación, autonomía en la rt'­
so1ución de pequeños conllictos,
etc,).
b) El !nbaJo se rea.lil,a indíui­
dualmentR o e-n P"qu,:;-ños gntfx"j\,
mof.:\(: qHC :..i¡nuh .. d!StiH
tos niños y niñas pueden
,¡¡versos. (por ejemplü.
en un rír¡(/ln puede el
16
lógico/matemático:
Aula
dominó, parchís, 0([\, ... ; otro puede
destinarse a la inven­
tar y reproducí¡' cuentos; uno más
p\lede dedic.arseallenguajc y al pe.').·
samiento sÍ>nbólko: codo",
muñecas, cte.). Esto permite ql.1e
pcedan Sf'r los interese':
de los disri'ltos niño>, que pu-cdd.l'
af'..::u,tliI d VI\,j u ntrt;¡ rin.;;bn -·{.>JH li::1,'>
rcsI ri('cjolll's (Jlw l'H la clase se J¡;\\';\lI
\. ;td"!ltÚ"ltW ('\ III,H"tr'l
1) la Illae'ara P\I(,:¡!:I atl'IHIl'1' (,:ld;1
lillO d(' ro 1"1 11 ,1 bastallte j,\(li,í­
St:/4"tl Sil.; lIt'n-'ld:¡(k,;,
Esto lilnib¡" :¡¡ 1'11 la clase III\Cto
nan de forma rin¿Oñcsy
!os niilos
tuar con aul.ol1omia. y otros cuyas
'exigenciasre'ijüi¡;-rañde una manera

fesor.
c) COl­
lO, pero se va r('(omando a le larp'o
dd Ctll'so ({I: modo el proceso
aprendizaje se ¡:¡¡líende. Esto Mlcedc
porql\('un misllloConlellino g. 'n'T,\1
(por ejemplo la habilidad m¡¡'lll¡\I)
se trabaja en rincones sucesivos, o
bien porque en 111) mismo rincón se
introduccil nuevas propnc.¡las o
materiales (por ejemplo, 11 lIevos
jllegos en el rincón de juep}s de
mes.. ; libros)' Ill,neríaks sos ,'11
la hiblimeca... ).
LAS RUTINAS
Las nI/il/m. l.as (!{/illíd(t(:,·,\ U·/tI­
ÓO/W(/(LS WIlI(l a(()¡.,rida JI'i ,-iI1lI1'1I'
too Las aclividadp.$ relacionada,\ WI/ /1/
satisfacción dR {as necesid..uies básu"fl.5.
Es!J<uios y tiempos.
Existen otros tipos de objetivos
y contenidos {relacionados (on lo­
das las áreas, pero mayoritariamente
ubicados en la de Identidad) :mto..
nomía personal. aspectos rel"doml­
les y afectivos, construnión de la
propia ide:1tidad, adquisicir:m de
procedimientos rcládonados con el
bienestar personal y con la realiza,
ción de tareas, el .. ) Que no
vehicularse 'a
de los dos ámhitos de trabajo defini­
,dos anteriormente y que eH estas
edades son de vitai importan< ¡a. Pa­
ra ellos, la escuela infantil establece
una serie de actividades alrededor
dI': las necesidades básicas de afec:':'! y
relación interpersonal (entrada,
acogida, corro), de actividad fiska y
esparcimlcnto (en el patio oianIín,
que se añade a las que se reaiiz3.n en
:lllll1l1tllllí:1. [.:"[;,, ,l<li\'icl.ldc., 'lid,'!!
1('lh·r;l.... 11114'" '¡(·11111\1 .... ' \I!}(I.__
)' 1.1 :-.t'
ioL1rgodc ftHl.t l.1 ¡"Lt¡>.¡
",,1 ;"lgpi{Jc:lfi(lIl Í:l d¡· ... dc In..,
jli"l!l! •.:rc,; Hln'k, h:.,;I.\!l" ni:;' .I\.\JI
¡:¡¡dos (por poner un ejemplo'llOde­
mos pensar en la aeogidaa la hora de
entrada; o en los hábitos de higiene:
lav'arse las manos, ir solos al hatto.... ).
a) El nexo o eje f()'ldu,lor In
Cf Hlsti lu)'e {'l\ este caso la S¡I!
¡kl.\s necesidades há,,¡I'¡\:; --<le a!t-(!(]
\ ... arillO. alill)l'I\l;u'i'Hl. higH"IH', ;Inj­
\,jdad \" dcsc¡¡nso- (JlH' S"1l
<Ito los ahlmnos de la etil,p¡l. Aunqtl.:
a primer'l visla pueda pan'n'l' quc
los c()!lwnídos que tr.¡b'lj;lll S<'''
pocos, específicos y en
son de una gl-an
y lltiell(\('1l a
,onlenídos y .\Clj·
tlldillaks; COIllÜ-<:'S IÚ$ 1'011­
t;I'IH'1\ ¡amhi'-'H 1I1l:¡ illl'
pol'l;llllt' IU'csClKla
b) rl de (';'.ln'. f,,"onH<ni·
d, • .., inqdic.i·';l ..
(coaHI en ('! (01 ro o {" p.UtoL pero
('11 SI" 1¡"¡tI:l de ,tClI\'id,¡d.. ,
uJf!nl1'¡ulllr.\, ('1} LiS que fo:-. ÚI:'lO'i
c;;rla lUlO a su ritlllo (píénsl's('
en rodo lo n:lacíonado ('()\I la aulo'
nomía "[1 las necesidades h;·,sica,r.) y
en lasque un aprendizaje subsidiario
fundamenta! consiste en ¡-¡d;tp!;\\'
ritmos individuales a un rilmo ge­
neral. En cualquier caso. la
inleracción individ\ti11
;10 es en eSla5 actividarles Uf',..
Urtf<:, aun ctlanrlo Sil [ln·;.t'l\cía
más visíbk en una:; situ:.!(Jon('s que
en Otras (por cjenlplo en J:¡ emrad;\
y acogida), y en
(',;\5 1:'1 d prírner ciclo b
b higiene, en lacurnicb.). E:1
j';j, medida '1ue el nil10 a In
:;¡r,jo de la podrá ;¡,llmi" md:­
vid\la!tltCntr, la resoludón de
n:J.s !al'caS para las que en primer"
instancia requería al profe;or. Sin
embargo. otros ;n1,Hot:"ntos cnotÍ­
mIarán siendo aunque,
como ya se dijo. Sll va..

clase). de descanso (siesta, lelajJ.­
cióo... ), adcrnás las
e! E,1\ Ctll.lnrO aJ
1 II r
. II
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
En pl'iOlcr IlIg,!1 ,';<)11 aClí\íd,ld." qw'
'<' Clr,1( u·ti,;,,! i" '1 d hn 11<, d, "T
\ CIOlll;!(bs coi Hllan,;Il11CIlI", lo 'IUt'
p<lr "11.\ p;ule ,;j/jI;';:1 '" \.do!' d,'
organí!;ldor P,lI ,1 lo,; niúos, y pO!
otra asegura su jlr;í(tic, }' dOlllluio
progresivo, En segundo lugar, y por
esta misma razón, el tiempo f(ue se
invierte en ellas puede variar consi­
derablemente a lo largo de la etapa,
y lo mismo puede decirse para cada
nivel. Por úllimo, una caraf.erística
<le estas aClivid'ldes csqu(" en ellas se
incluyen progresivamente nuevos
,(¡nlenidos piénsese
en iláÍlitos relaciollados con el
CHirlado de un" mismo, yen lo que
se consider¡u'Ía un nivel adecuado al
final del prime!' ciclo de la Educa­
ción Infantil y en lo que sería a<l(:­
cllado al final del segundo), rte lal
manera que aunque tengan presen,
óa constante en la etapa, así como
Ull lielllpo asignaóo, IHIll'::<I dehe
cOllsiderarse f(lW ¡cal:! de una
mpetición.
! ,a COI\'.cC!Hi{'1l d" 1m ohietí­
lOS p;\r;\ esta ela!'.1 !'("prier,:
comhinar de forma coÍlerCllh: los
(pie tencrnos nuestro al­
C<l.lK(" Yl.asesl r,ueg'las
sin duda los más impnrl?\l1tes,
En esle contcxto, cabe pregrmtarsc
ahora aCerca de la globa!i7,ilción en
Educación Infantil.
LOS MÉTODOS
GLOBAUZADOS y El
ENFOQUE
GlOBAUIADOR
llalnadr)s
balizados -,los centros de intert:s,
proyeC!üs, complejos n/sos, t.ópico:;,
complejos de interés, investigación
del medio, etc,-se ba;,an fundamen"
talmente en la consideración de que
las discipiinas. ffialer1;;¡:¡ o asign'lt\l­
ras nunca "on para ei alumno in"
objetivos prioritarios, sino los medios
Q inS{I'tln)Cnt()s que !e pem}irJr?n:
conocer mejor algún asp("cto d(' la
r("a1ídad, porel qU1' i:1ien:"
o ·pa;:¿
proict:to {) .c,ol·w! un tl!u');!'nul. 1'1
obje1o de t'Sllldio <'11 los m ...·r"dns

¡IlSlIllIlI.,' Illos dísc ipi ¡1I.1It',: \1" 1¡¡¡'
:-;t' pn:!cudc cstudi.lr t) (nJiil('t'! ('"
algo relacionado cOlrla n:alldad, j', 1;1
domillar S\V'!llOrllo)' (iest'n\'llh'''lse
en él, los ;liumllos necesiLaráil i,\,­
tnllllf:nlOs conceptuales, té'co¡ea:; y
habilidades, L.ar, disciplinas Son las
a las personas de estos
i'nstrumentos y técnicas, su conod­
miento es preciso para poder COI \(l"
ecr e intervcnilen la realidad; '¡;s«, es
el fin último de la cns..::rl:lnza,
Partiendo (te la idea de (lile el

dad los disiiillOS"ñ¡'clod,)s
globalindos organizan el trabajo de
aula en torno al conocimiento de un
tópico o tema ligado a los intcrc\cs
de los alumnos. pueden sel' ,1S­
peclos ambientales: los viCl;jes, los
animales, !lna fiesta; (¡ IIll lJ'ah;¡¡o
se desarrolla nlllla ¡nlenciún:le
"calizar UIl proyeCto,
$(.'r una lIll ¡"H'¡l "j'
o b rcso!lIóún Illl prnbÍt'II\;;:';I:n
qllt: lr;thaj;¡!\ Il\l('stros ".\dn<'.
¿C(¡mo hechos los jugll('ln:·.
CIC, P,ua conocer jo quc í!\IClT,a,
para la ",lahoración del proycClc o
para $olucion;n los problemas, ;05
niños y las Iliñas tendrán que hab! \1',
observar, dibl-úar, escuchar, medir,
'lctividadé)' las
nas correspondient,;s -Lengna}
Ciencias NaturalEs, M,atemátic¡lS­
son sólo los medios, medíos que
necesario conocer y dom¡na,-, pero
'10 por sí ([1 ¡5010'>, ,,¡¡.o PI'!" su
dad para resolwT los ']\1<..'
no:, plantea h comprensión)' cllk,­
eJlvc,]virnicnto en Li r"calúi;HL
¡;>,$ (kcis\o',,:,
ol)cdecen ,1 dos
lo.o; une:.. (lUf' 0tor- ¡
1r arn05 y
de cómo .se produce el
aprendi'.a,je. Debemos volv!':r <!
para seg',ú;' .. 011 ;';g'II'nf"I'ta­
ción,
edlF>a:j\/Ü$
et::tpas. dlrig1.:to)$ ;) for­
P13t qt.1C"
qtH> v: [1 f
,;;olvcr ;[,-10. l P ;"{!.P:
prC"'IH;¡. ;\ I;¡ \',:z !jtl{· ;lellla!' positi­
('11 'u
L\ ¡"""l'I.lIl1;\ 110 SI: rdicn'lI, PIl('S, ;;1
c, .n. Ji. In 11\ 'j\ tl,)( le I( )Sdl.Slnllc ' .... sah(·I't.·s
P()! ,i
:>,', \'j,j,) del dcsarrollo de lodAS las
Los dis­
LÍIl tos métodos globatizados adquie,
ren pleno scnúdo en una opción
CPII'icular centrada en ulla forma­
ción integral del alumno f(ue asegu­
re su compr('nc'kr su
medí() t: illcidir' en el. Así pucs, si los
flll(" de la l'IlWÜanl,a están
al n!\HHimienlo de la realid.:u\ y pa¡'¡¡
ti r('alidad
t
parece lógico que ésta
se;1 e\ objeto generadot detod;lS las
¡¡ni\ id;¡c1cs en el aula,
ESla LOma de posición es con"
dll)'C'lIlC, ya 'lile de ella dependell
tortas las decisiones posteriores, V....a­
mos si ;Hlen¡¡ís es slIlidellte P¡w.t de­
t('[minar hs c<u'actcrísticas llH.'IOlln,
¡úgíc;;,' di' la illlcI\'endi)ll pedagógi­
ca :\UI1 <"11 el SllpllCSIO de que dkhos
1,:1(''' ¡\ceptados, podl'Ía lIeg<H­
,,, ;, h ,1\-;\11;\1' ulla ,II'gUII!{'IlI;\('Í¡1ll de
,',;,' ¡ i 1'0: dad" \ l' 1('« '11 IIl;\llJ¡!in ( ;1" "
alli n:d hay (1\1<': acahar dominando \'
.1 p,('ndíc IIrto ('011 t('1l (,sl\"i1'l ;1,
mnllC di,;ciplin,u'es, allllq\lc sólu St''l
C<l1l'10 medíos pa,'a d conocirnienlo
de la [calidad, ¿porqué no e:npez.ar
ya a ti abajar sobre ellos? Primcl'o,
qlle el alumno aprenda los conteni­
t!os, y más I;nde ya sabrá o podrá
reC'Hloccr su utilidad y, por lo tanto,
su aplicación.
E:;le planteamiento podría
n"f su lógica sí no conociéramos
..:umo apl' nd{"ll los 11 j¡-\ os )' las niilas;
¡Ir' bv, F.ducacÍón Infantil, es
¡HUY d:¡rictl a ve
(ir) ;-.ep:l. muy bie:n prtf
f\Pt"·'ndt:f!)nS ll\cdiante
;ci<'n y n'lcstros
('squemas de conocimie'lto. lo qt\t'
imÍ)j¡e,:¡ vínculos sustan­
Ü,'o:. yno arbitrarios cutre los cono,
cimientos previos, nues.tra.s anterio­
r.';. experiencias )' los nUCV01: conte­
r. idüs di: aprendiz.ye. Para que estos
vinculas SP. produzcan nec.esario
a una sede de. r-e'iuisíI.OS,
{·::mo sor: 1;.., actitud favocablc,
::nmmd,ls dd ni"el
rr(;{\;T{"sar en el re<:'o­
t lencio i.a:-: <Je 1uao
1,J
r '7
i
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
18
Aula
! ­
Aula lA EDU(AClÓN INFANTIL
)f.l..'nll;lI .. los
(·Ol1tCl1íd"" de ul!orm;¡ q\ll: ,,' !;¡ci·
lile el ll1;I\·or lIúllwr" p"sdJIl' de rch­
(:H>tH'S. Ch-.
F.n d"fmílí\·a.la ;IClllariúll edll­
cHiva se subordina a unos fines que
pretenden formar ciudadanos autó­
nomos, capaces de actuar, de inter­
venir, de resolver problema.s, .. Sa­
bemos además que para aprender
lodo lo que lo hará posible, es nece­
sario que el proceso lenga sentido y
significado para el que aprende.
P:)demos, plles, afirmar que el obje­
to de estudjo
ensellanza son los problemas O las
reales qtlC
do para los niños. que hagan posible
la de
conexiones entre sabe y
lo que hay que aprender, y que per­
mitAn que los contenidos de apren­
dizaJe cobren la funcionalid:ld ne­
cesa'·ia: Y éncsht ¡¡ilea, lItili7.ar o no

clIóúún
Ahol;! hic!1. (tl<!" «l!C S;t!W1I10S
que Ln ;\clhici;ldes que proponemos
ddwn estar rebdollaoos con pro­
bkuMS y cuestiones de la realidad, .
¿tiene sentido intentar abarcar ton
un mismo tema o la ense­
Í1alll.a y d aprendizaje del mayor
número de contenidos?
La respuesta posi tivil a esta pre­
gunta es la que conduce a afirmar la
conveniencia de utilizar m(>fodos
globalizados; de hecho, se ha afIrma
do varias \'{'ces que (,1 aprendizaje
signficillivo cSI.!.U__
gloha¡¡zado, y medianl.c estos méto­
do; trabajan!mos el mayor número
d': posibles. Sin embé,r­
140, ¿wdus los contenidos previsto,;
en la Educaóón Infantil pueden ser
tf<lbajados c1<.dusivarnente COI1 mf­
todos globali:'ados? Si analizamos
detenidamente c...da uno de
uvos yreflcxionamos sobre las activi­
dalies nercsarhs par'<) su aprendiUl­
je, que el empe,ñopor
articular tod.os lo!' contenidos. a Ira­
v!:'s de tClIl::tS, pr oyectos O prc¡:¡untas.
es extremadamente dificil, cuando
no impoúbie, y porlodermhmuchas
compona pnKcsos sumamen­
t.c artificiosos La opí.Íón melodo­
!($ka en ca,m
}';l (111(' ,,1 ohj('1 inl d,' la
(01110 ya se ha dicho. 110 es n:,dl/ar
m<'I ••d,., gl••1)ali';1( 1,,, I
<¡uc.I,!s.. ¡¡pie nd;¡1l lo
'11('(lian­

El objetivo es (Iue todoellraba­
jo que se realiza en la escuela tenga
un erifoqueglobaliuuú:rr(Zabala, 1989).
16 que no es lo mismo que utilizar
exclusivamente nléwdos globali­
zados,EI enfoque globalizador ha <le
entend'Crsé como

CÍlestiones y proGlcmas de l-d
'iélividadc$ cs­
pedDs.í\S,·para. UDC.O!1!,<'DidQ.•dclcr­
l:.as razones para defender
un enfoque glo!:lalizador son varías:
a) tanlo las cOllsid(!radone"
<lile se desprenden de las finalidades
qoe persigue la ensei):lllza (OlnO las
que se. refieren a cómo se aprende
a la (k qlJe las
aCll\'id¡ldes ¡;;alizad,ls en ia. (',clI':la
(·,¡¡¡'ll n:lacion;Hbs "Oll Lt ¡('ahbd:
b) es que la ,¡.,IYO·
ría de anivirladcs f( t! t: ';e pn'se t \ ¡en ;¡
lüs nUlos respondan 3. un nexo co­
ffiúl1, o lo que es lo mismo, (,UC se
articulen alrcdcooi· de un !11isino
qlle facilita CI
csr.ablecimiento de );;s relaciones a
que alude la noción ne aprendil.aje
significativo.
c) lo dichoanttriormellte 00
negar que auivirh·
des ncc('sarias son difícilmente
reladonables cop. un mismo
esto en CUt:nt.íl cündt!o::.:
a eSH1Jctunu- las (\f !.ivjd;;:dc$. •
res en dos tielnpo3 rliff>
renCÍados: 1I11e', ton el que:;c trabaja
con métodos globaJi,.ado$, \'.11 IOH!'.'
a un mismo tema o problema: yotro.
t:n el que de una específica y
$lstemátjca se trabajan ougs_<::Ol'Jt<;­
ñídú,iTeTadoniao<, con un o
problema de la realidad (enfoq'Jt":
globalizador) pero que no es, o 0<)
tiene porqué ser, el mismo que el (k
la unidad g!obalizada. Conducc
tambíé!l a adoptar una vis;ór> flexi·
ble de la enseñanza, en la que lícnc:n
cabIda tanto tos c;lnt,,,
¡i¡¡ld," '(lIIlO rínenll('> \ l.tll,'n·,.
b, :,ni, i,Lid,', rd,HHllud.l' ,,,'\ L"
¡\ltill:¡';. ,'le.
I·u ddinilt\':l, lH'rlllitc .1111"1,,:\1
,!\I," imroducil' U1L\ pcr'l'ccti,;\
glohali¡:<lolH:a en la ':nsc¡-¡:lIlz.\ 110 ,',
tanto una cucstiól! .. <1c ...1écllka
didáctica Ía <\c1Ítutl c.ou que
nos enfrentamos al hecho educati­
vo, actitud.r<:.la<.ionada eDil el gradt>
en que se han asumido los de 1<1
('I1SCll'1Il7,a y COI! la ctp.tcid:,d 1';11,1
sHu;n cualquier contenido de
rO!llo parl<'
de nlOs lilws..
A
Rcferenc!a.c.
ht [ .. \I'T\ ¡ 1:IS:{j 1'1" 1l¡;.·;I' "d.
lllvgo elj ",-1 1.11 (/: .'_""111\ Ji, J',
df!l:ngi:l. lHún. )ü{L p.lg. ()l-··f.S
\, :()i L, c. ,',,:-:1:-' 1 1-,;¡úU¡/¡'r!i
1..
COI.1 .• C. (1990); -eH Hl;lrn' {:(' Il..'f..-!eoi.. ia
pst(.(Jióg,tco pAf(i h\ t.>du\",ant-lH I"'.(ol,u:
constnlctj\"is!.l (kl \'
de la En C. ColI.j. l'"l..óo,) A_
.Marchcs.i (CtOfTlp). D,3ru7'fdlo P_\lcoJ'Ú,t.;r!cv )"
r'G1Jcnl'iúu ti. Psuologz-a d,:.o FJUUh"<áll. M.'<1dd
Ali"ma. pág_ 4'1',._4;''\.
CUIBOIJRC, l. (1992): .. mara ¡'"S(<JI;.
les id JOL F:1
GUIX. 1!!2. Novi"",brc, p,i,¡ .,-!tI.
IACt1íA. M.L, '/ID.\L, C. (1'1f\7). }imtal".,'¡'
a.·llt'utrut n' fu,'JilJ,/n i rrfr.r.t:L
S/\.L:SS()IS. N. dC' (:YB2):
!)¡)rn. gtl/lrMrias )' prH.>I'!l&n

LA;.\.· ... (198'1:
B T¿:'}-t:".' 'fA"':;"; n:
td'l(IJ.áán Madrid. Edióont"$ la
Tori':
ZA BALA, A n989): e:llof}ll(
d(pL .. TF);.C; paz.
n-'D.
lOE
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
""
Domínguez Chillón, Gloria (2000), "¿Oué entendemos por
proyectos de "El diálogo como de los
proyectos de trabajo", "Criterios para seleccionar los
proyectos de trabajo", "Una mirada diíerente", "/\Igún Que
otro mito en torno a los proye:::tos de trabajo", "¡La puerta
crece" e "Historia de Cristina y Ruben", en Proyectos de
trab.'l¡o. Una escuela diferente, Madrid, la Muralla, pp.
27-2Y, 30-31, 32-35,36,37-40,91-102 Y 116-133.


traoaJO
Una escuela diferente
/;


'.
r-
i--O
=
c:.:::
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
...-.,
'.
2
¿QuÉ ENTENDEMOS POR PROYECTOS DE TRABr\fO?
El concepto de Proyectos de Trabajo (P.T.) sé vincula a ulla forma deter­
minada de entender y organizar los procesos de enseñanza·aprendizaje.
Su nombre ha sido asociado ¡¡ autores como Kílparrick, DecJ()Iy. freínet,
Dewey y Bruner, aunquc 110 todas sus teorías coinciden COIl el .<(;Iltido
de los P.T.
e1l día esta práctica educativa se fllndamenta cn ¡os que
proceden de la teoría constructil'ista y del enfogue glohalizac!or del conocí­
entelldldo éste Último como un proceso en (Tgue las reJ¡,cio­
!l(;S entre contenidos de las distill las áreas de conocí m iento, \t' h;1I:en en rUIl­
(i{Jll de las necesidades que surgen a la hora de resolver jlroblemas para
comprellder y mejorar la realidad.
Los P.T. se originan a partir de un hecho o una situación problemática que
pro\'oca interés, curiosidad o perplejidad en los alumnos/as. A partir de este
mOlllento, se relaciona el problema cOC) sus conocimientos prel·ios. se busca
información, se selecciona a través de diferentes pam convertirlo
progresi"amente en conocimiento. Se caracterizan también por "U estructura
¡¡bi<:rta y Oexible, que se va 'lrticulando a medida que ésle se (\es;lfTo!la. La im­
plicación actiVa del alumnado es una parte esencial en este proceso, lo que le
permite iniciarse en el de unos procedimientos <llIt' le ayudan a
organizar. comprender y asimilar la información. En ddiní,i\'a, optamos por
Ult tipo de investigación que, partiendo del conocimiento cotidiano}' de la re­
solución de problemas prácticos, tr<1ta de favorecer y propiciar que el alumna­
do aproxime sus concepciones al saber científico (Carda y Carda. 1995).
Como norma general, el recorrido que sigue el des<lrrollo de 1111 P.T. es si­
milar a un proceso de investigación científica:
- Se origina a partir de una situación problemática
- Se formulan hipótesis
- Se observa y se explora
- Se describe el problema con más precisión
- Se definen los contenidos a trabajar
- Se buscan fuentes de inform;¡ción
Se contrastan, n:rifican y cuestionan nuevas hipótesis
- Se repite el hecho introduciendo nuevas variables
- Se analizan los datos: comparar, seleccionar, clasificar. ..
- Se intentan encontrar las causas

C3
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
29
r

!'KmFCrOS DE I'R.\JIA¡O
Se ,itú;¡ el hecho, si es po:;ible, UJl:.! ley que In
S,, n'e opii<l lo aprendido
Se ('va h'i<\ el tr,lbajo realizado,
Quiero ,u-ladir (lue, dada la flexibilidad que h:1 dc caracterizar a lodo pro­
c('su de enseijanza y aprendizaje, y m;ís aún ('11 Educación Infantil, en la prác­
lica estos apart¡tdos ne tienen por qué producirse llecesariamente en el estríc­
lo orelcn en el que se enumeran, Puede ocurrir tamhién, en función dc! tema
;1 invesligar )' las variables que sur¡an ,t lo largo del desarrollo del Proyecto,
'1"(' ,ilgUll,i de estas fases se solape eOil otra, 'ie ,Illlplfe el ploceso con
11\1('\';1, () incluso otra se supnllla, De he, ho, la '11('IICi"lI] ,11m; c()nocimientos
IJlnius, la..; rcJlcxiolH:S y síu,,'s¡s se d,\I\ ;¡ lo Llrg<> d(' lodo ('1 Proyecto,
"\\I(,,tl';< l10ciún dc P,T. pn"icJ1c d" la propué'o;ta d(' Freillcl Dc\\'cy y
"ít'.h dt' Ct >1)('t I;l!'!.\ t'snlcla COl! clllHIlIr!O fllcr;1 dI' ,.11:1.
c"tt' último ¡llItor, p;u'a gue 1,,0; P,T. sean 1'l'rd;lfÍt'l'<lIlH'lltc Cc!IIGII;'
I<J.S, hall d(' cjertas condieio!les:
_ Qtll' prol'oqucn un gran inLcll's a los ¡¡ltlIIIIlOS,
('lente. l;na VI:I. obtenido ('1 imn('s, }¡,¡y <)1It' dCS(;1Cll Y;lell­
vidades qut' cOlltiene,
Quc la actividad tenga algÍlIl ",¡Jo!, intrínseco, Lo <¡\le qllicrt' decir es C]IIC'
dl'bcll excluirse las actividades tril'jales, las que no tien('1) otra con,sc­
CW'llc;a qlll: el placer inmediaw qlll: produce su ejecución, No es difícil
encontrar proyectos p]¡1(:cnteros y que al mismo tiempo represen ten
algo valioso por sí mismos,
_ LI terct:ra condición no es rnús que la ampliación de lo que acabamos clt­
decir: que en el curso de su desarrollo, el Proyecto pre,cllte problemas
que despierten llueva curiosid,rd y crc('n tilla demanda de illformariúll,
;\/"d;t de educativo tiene !lila a(III'idad qlIe, por ;lgradablc que sea, !lO
""ldIlCC la Illente a campos,
llevar a cdJO el desarrollo de un PI'tl­
1('Clil, se dchc (OIlIar con Ull cOllsiderahle m;llgcfI de ticmpo, El plan yel oh-
que sc pretcnda deben ser stlsn'¡,1 ¡bies de dnar rollo, deben ser de tal
¡n<tole qlle una cosa conduzca n;]lllrallllCllte a la otra, Si asi no ocurre, ser;í
I1IICVOS, Al adulto corresponde mirar hacía adelan­
le )' ver si tilla elapa de la cjccm:iÍln sug('rir;'¡ ;llgo más que busrar)' hacer, Uua
ha de tener contin tlidad, No es llna sllcesirlll de actos inconexos,
sino una actividad coherentemente ordenada, en la cualull paso prepara la si­
t;Uiellte j' en la que cada uno de ellos se añade lo queya se ha hecho y lo trans­
ciende de un modo acumulativo (Dewey 1989), ,'}
En esta misma línea, aunque con un enfoque más concreto, recogemos la
d(' Hernández, F" estndioso de este tcm;" cuyas idcas crl,samhlan mil)'
bit'lt ('011 lluestra forma de clltcrHlcr y ;¡IJllnlal' los P,T.
E:-':TENDEMOS POR PROYECTOS DE TRABAJO'
/ Seg1n este autor, el scntído de los P.T, está basado 1'11 la cn,e tianzapara la
v comprensión, entendiendo por comprender, '<ser ca'pau:s dc: ir m;ls allá de la
información dada, es poder reconocer las diferentes It:!'siolll's de un hccho y
buscar explicaciones y plantear hipótesis sobre las COll'ccllcnrias de esta plu­
r;1lidad de puntos de vista" (AULA, n
Q
59, pág, 80), Compkt;¡ Sll información
con la leoría que Perkins l" Blj'the (1994) nos aporta sobre est" ilnportante ca­
pacidad, Este autor correlaciona la comprensión con b cap;,cídad de investí­
un tema mediante estrategias como explicar, enconlrar evidellcias y ejem-
generalizar, establecer analogías y representar el 1('111;1 median te una
forma nueva,
De los p,r. así concebidos se derivan unas cOllScclIc'jJci,¡, pr;iuicas de UIl
glan valor educatil'O, LI di!lCt111ica de trabajo que ést(J,
de los niiios/as, de sus cOllocimientos rrc,'im, Clllllp;lrtir conoci­
cooperativo y la intcracrj¡''ll. ((Jllslder;11' el rol
\' orientador, colaborar COII l;¡s ¡¡¡¡Oli1ias 1 el CIlIO!'­
Iltl, ctc., ctc., son cstrategl,tS necesarias, entre otras, par:¡ l'l'l.'dl'
rcle\';mtes ysatisEtccr así J;¡s nccesidades e intereses de lo,' 111,IS
IlIentar la sorpresa, seguir derroteros imprevisibles, rU(',stioll,lJ"C continua­
111t'llle Iluevos intcrrog-arlles y proponerse cada I'el metas 111;')S :dt;¡s, Glracteri­
zan t;unbién nuestra forma d,e enlender y desarrollar esta pi ;inica cducatil'a,
sentido amplío, relacionamos los p,r. con una visi(¡n ('duGlIiva que_
"
orienta funclamentillmenle Sil mirada bacia la invesrig;¡C'ÍlÍll lit- Lt realidad, ya
\'incular los aprendizajes a las situaciones y problemas de ésta, Descubrir, co­
nocer y experimentan:on los objetos y situacione, de la l'id;1. es lo realmente
Si,L\llificatil'o para los niíl0s/as.
Este principio educativo básico les impulsa a implicu se ani\alllente en las
larcas, a disfrutar con ellas y a despertar nuevos estímU!Wl par'a aprender y
descubrir,
Para CCllclllir, recogemos un;ls riras que resumen rllllV hít'1l l;lS cllalidades
que para nosotros ticnen los P.T,:
"Toda situación \,jYa, que inreresa al niño, que pnIC'!1l'c<: a llllltldo \'ital,
toca sensihiJidad, le propone reflexiones ydifimlladcs qlle vencer, es reClln­
(Tonrtct, L., 1987, pág, 74),
Esta misma idea comparten Dclaoche y Brown cllando sc'r-t ala n .. que los ni­
'lOS se ('Ilt"egan más ¡¡ la rarea y son más competentes c'n el dt'Silrrollo y mili­
lariún de estrategias clIalldo trahajan con problemas qlle h;lll planteado ellos
mismos.. , En estas mismas situaciones. se muestran mllcho Ill;ís creativos e in­
¡¡e!liosos a la hora de definir tareas, crear estrategias y dirigir con un alto gra­
do de mOlivación, tanto sus actividades como la correccióll <le sus errores
(Bruner,.J., 1990, pág, 19),
\-&

>---'
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
3
EL DIALOGO COMO ORIGEN DE LOS
DE TRABAJO
Como suele ser habitnal en cualquier campo, no existc un consenso uná­
nime respecto a la bondad o virtudes de P.T. Un tema al que aluden con
frecuencia los defensores de los materiales didácticos comerciales, es tildar a
los r:[ de poco rigurosos, alegando que no están estructurados los cOlJteni·
dos \' que esto ocasiona lagunas en los aprendizajes. Los que argulllt'III'UllOS
elJ contra, defendemos que trahajar por P.T. no sigili/ka que la maestra !lO
tenga lIlla planificilción preví" que responda a los intereses y necesidades de
los nilios/as y que esté a la espera de <¡ue smja algo extraoldínario o que los
nil-JOs/as se sientan inspirados por un duende milagroso. Es papel de la m.ws­
ra saber conciliar la riqueza de la irnpmvisaLÍ{lII y la espClIHanddad con la
adecuación y valor educativo de las propuestas de los niños/as l.
Se plan tean también algunos interrogantes que 110 es infrecuenle que pa­
"
n:l.can imalvables: ¿Hasta qué punto hemos de respetar los intereses ele los ni· •
1-lOs/as?, ¿qu<: seleccionar'. ¿«lll qué criterios hacerlo?
Dcsde nuestra práctica consideramos que existen algunas reglas de oro
para dal' respuesta a estos interrog.mtcs. Nos partT(, de primer orden el per­
miti! y f<l\'orccer la comunicación, las relaciolles ¡ntlZrpcrsonales, de manera
quc todos plleelan expresar sus sentimientos, preocupaciones, deseos, elificul­
I¡¡des ... De estos diálogos surgirán los contenidos y las
111I('SII;15 sC!t-CCiOIH'5.
()II.! l(!t-;¡ que t(,IIC!IIOS CII (lIDII". 1'\ '1'1(' 1m 1''1'. 11;1(('11 dcIllllnú y la illi­
ei;¡t;,;! de los ilirIos/as. Sin embargo. esto no quiere decir que todo lo que sus­
cita su illleré, deba aprovecharse para desarrollarlos, Expresado en forma de
;t!()!'iSI110: Todos los Proyectos de Trab<'V0 nacen de los niños/¡ls, pero no todo
lo qlle de ellos nace se convierte en Proyectos de
La decisión para llevarlo a cabo la tiene la maestra. Esta ,lfirmación no
contradice en absoluto la idea base de los P.T. -iniciativa e interés de los ni­
1105-, sino que la incardina en los contextos reales y los fines educativos de la
Educación Infantil. Es decir, son muchas las ideas, los intereses, gustos, curio·
sidades que aparecen cada día en el aula )' que dan pie a un P.T. Son muchas,
pues, las posibilidades que existen para iniciarlos. Como la maeSl1'a es la res­
ponsable de la línea educativa que se siga, es ella quien tiene que establecer
Par:1 ¡nformación, ver el apartado dedicado a Mctorloiof(ía. pág 22,
1--"
1--"

El Dl.·\LOGO ORIGE\; DE LOS PROYECTOS DE TJt.\I\A]O 31
los criterios según los cuales conviene o no dar cabida al desarrollo de un P. T.
en su aula.
Si en este apartado aludimos al origen de los P.T., y lodo lo que St: empieza
tiene su fin, nos parece obligado incluir alguna referencia sobre la posible du­
ración de éstos. Es imposible ofrecer una fecha exacta, dadas las múltiples va­
riables que confluyen en su desarrollo. Quizás un mes como término medio
puede servirnos de orienlación pero siempre conscientes de que este tiempo
se Dllede prolongar o disminuir.
':f' .,
I
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
33
r
é:RITERIOS P.\RA .. \R LOS PROYECTOS DI': TRAIlAI()
4
CRlTERIOS PARA SELECCIONAR ¡.oS PROV}:CTOS
DE
r, ,\taIllOS de recoger en
leniolla, los r:r lntent;imos
prescl\tarse en el aula e illlstradas COJ1 11 uestra
,
Los nitcrÍos <111(' IIUnar;1 actu;lciúll íos resumir en los si·
educativo. Son las posibilidaues de aprol't:c!lalllicn[o cducatlvo
(('n icbrión COI1 los objetivos pr('scritos para la E.L) de las iniciati\'as inElllti·
les. Es dificil pemar que aparezca algún caso cn que no se den tales
(Llt!CS, pero "icmpI(' habrá qlle tencr cn CliCllt,l c;,tl' primer criterio.
P.T.
(:pisodio o iniciar iva Eíci!mellte en él, o quc
COI1 :m finalización. En caso la ('S mínima, cOl1sis­
!(' ClI ¡¡degrar lo nuno de col!c,ellte
dos ('11 curso. En el segundo caso 110
illlIlCd,;lt;UllCIlI(' el i!ltni's 11;1('i('lIl" y
Criterio de oportunidad. Es
¡"¡SIro el [ll'llllCr C:lSO (le !!laucra:
<¡ue 1I1¡¡1:1I!1"' ..,¡ ."\ clr,lc"lcs... Dí", 111{\\ 1;11'
de. UIl ujl-\() llevó al aul" un grillo, y post.criOIlH'llll' lll1a madre llOS regaló gll­
"lUOS de seda. Mi actitud fue la de recstructmar 1:'1 plan inicial e illlegrar sin
los contenidos referidos a los animales que se fueron ineo!'­
al aula. También sustituimos el título inicial por otro más amplio
rccogiera las características esenciales dc los tres tipos de
se aletargan dnrante el invierno".
situación, la ilustro con ejemplos que desarrollo en este libro.
el P.T. de "Los desiertos»1 surgió U!! peque:"lO accidente con la
puerta del aula. No podíamos abrirla j' el portero lo justificó diciendo que ha­
bía (Tc(ido. Este comentario despertó la curiosidad de los niños/as y se plan­
tearon varios interrogantes sobre el tema.

P.'," dr''¡;lITollado en este libro en 1:\ p.'tgilld 7:1
1--'
t....... :
Ante esta situación, ultimamos con cierta celeridad (algo nüs de lo habi­
tual), el P.T. en curso, y aprovechamos el interés naciente para iniciar lino
1111(:'\'0: i"L¡¡ puerta crece""!
Criterio de prioridades. Puede darse la situación de quc SUr¡;l Hila 1IlIClaU­
ya que suscite un gran interés)' que sin embargo no encaie Eiullllellte con los
con tenidos y objetivos del P.T. t;"1l curso.
En estos casos, que suelt'll ser lllUy frecuentes, lo que procede, a mi juicio,
('S aprovechar en el momento ese interés imprevisto, no desarrullarlo,
lluar Con el P.T. en curso.
<tJ
E.st¡¡ pauta nos es útil como nOI'Ola general, pero (¡¡\lO '\ada el! la "ida e.,
I¡lallc() o es negro, en la pr:lctica pueden preselllarse ;"gulla, Por
ejemplo: 'lile podamos enC<ijar algunos contenidos relacionado con los IlUC'
'os intereses, con los del P.T. en dcs;\rrollo. En este el,." 111('
integrar esos contenidos allnque scan mínimos. Es Ull'll1l'lIlcra ele satis.
¡¡'CCI el interés)' ]¡¡ curiosidad inicial y que adem;ís forl11a parte de esta
Ikxihiliad que ha de caracterizar todo proceso de enSl'llallla \ apl·endil.<lje.
Una situación similar a la que h,lce referencia este prilllIT pUl Un la hemos
vivido durante el desarrollo del J>.T. que ofrecemos en este libro, :' que lIe\'¡¡
por título "Carta rima con :'vlarta<>'.
"
COnH) respuesta a la solicitud del grupo clase 1, ilací;l ticmpo
que le hahían escrito tina carta), nos sorprendió 1111 día en cla.se con .su
':'.
ardilla metida en, Hna
La satis/;lCi(1I1 qllc sinticI nll al ver entrar aJaillH" por la p"('na es iu­
Si la alici(m yel carilio de Ins Ilirlos/,Is 1'''' Ir" ;"Iimales ('S
siempre motivo de alql'ría. en c.ste caso concreto. existí" Ulla r;trim aíia­
elida a la ya hahilual:.Jainw era hijo de su ",cijo». htas d"s 1·<l/.l>Il('.S creo
que nos dan tln idea de lo motivador e interes""lc qlle plldo re.'u!tar
eSle episodio.
Dc.spués dI:' ohservar a 1;\ ardilla con detenimicnto \ 111l1cha curiosi­
dad: cómo saltaba, cómo comía las avellanas, pepit.as y Illll'Ces, cómoju­
g;¡ba con la rueda que colgaba del techo, la agilidad con I;¡ que trep"ba
por las paredes de la jaula, etc., la jornada escolar clio por concluida
y todos nos fuimos a casa. A la mañana siguiente, reCürdalllOS con emo­
ción el momento vivido. tí) sugerí hacerle una poesía a Jaime}' a la ar­
dilla, De esta colaboración salió una bonita poesía que ellos ilustraron
con el dibujo de una ardilla, a la que añadieron, ya metidos en rimas, el
nombre de Silvia. Con esta actividad, y una carta que escribieron" Jai­
me para darle las gracias por ser tan agradable y (así lo expre­
saron), seguimos con nuestro P.T. en curso. En algún momento me
, P.T. cleS;lrrollado en este libro en la página 91.
'PT desarrollado en e"" I,br(, ('1) '" p;lgina 134.
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
35
1""
[>lm\ECI os DE TRABAJO
:H
cómO estab;l la anltila () comenl:dl"!TlOS alguna ,mécdOl<l
(UI1 1:1 lllayor naturalidad elel 11l111Hlo, sin interrumpir para nada el de­
,;u rollo l10rrnal del Proyecto.
Pn("o a poco se fue desvaneciendo aquell;l euforia inicial por la pre­
"'[\c;a d"Jaime y la ardilla, entre otr,lS cosas, porque yo !lO la alimenté.
Sí ,\!imcnté, sin emhargo, la Ide¡¡ ele la importancia Ynecesidad del len­
('scrito, tema central del Proyecto ('I! el
('[\ ,.". IllOJlWnto. Su n"p\lesta de ('mori ... [\ v
,¡{)l\ dc la poesía y la carta par;l -,¡¡im(', sólo es
('pci,'l1l significativa y funcional de la c'icritur,l.
En definitiva, lo qlle I"jllícro decir ('11 ('st', " G"OS, es qllt' dehemos in·
1(,llta!' i\llcgrar en la mcdid" de l·) posihle ;\qu"llos (",,[\tcnidos qllt' plW­
da1\ I('ller alguna n:!ari,)}),
1{(,,!)('(.tO;¡ la segullda \',U i;ibk q\l(, se lj()S pucde pre"'I!l;lr y quc,
como ya dUc, no es lo h,d)iUlal. por sucrte para lodos. que nos \Ta­
1I10S ;lhor;If!O\ ¡¡ cance!;\r UIl í'.T. para inici;u olro nuevo.
F.slas ,ituaciollcs sólo dcbenw:, tomarlas ell ("ol\Sidera(:iI"lIl
("'lIlHl dikl\\al. Cl! el e;ISO evidenlc de dcsacicr!o, (le q\ll:
Cliriosid;l(1 y el interés por el P.T. en desarrollo.
Desde mi pr:lctica, el\Cllentl'O \lna posible solución. Se trata de inidar ('1
IllIC\O I'.T y cancelar el antiguo de 1<1 manera lll;is didúctica posible y en
lllCllor csp;¡cio de tiempo. Según el caso, podrel1\os ultim;\r algunas activida·
des, recopilar lo aprendido, dejar cOllStancia por esnito de las >lIpuestas c<tu­
s;\\ dcl m;\logr;\(¡() Proyecto, y ccrrMlo, Lo que ¡lllllC;\ debería fah;:¡r es el diú­
tI i\cgnciaciún con los ni¡-lOs!as IM!a hacerles partícipcs de la deCÍ!;iú\\.
IIIS¡SIO en que 110 es hahitual esta situ,ICióll, pero puede darse. T¡¡mbit'll
li[)s"IIOS la 11<.·IIlOS Vivido ('11 al¡rúIl1l101\1('lllO, VelillOS C0l110 m:nrri('):
i'.I I'.r que cstÚball\o.s dcs;IITnILI!HI(¡ 11 alah;1 (k In, distil ltos medios
de Ir;uI'porll·. Surgió cuando UIl nillO Il()S explicó elllocionado otte ha·
bia V¡¡li
ado
en avión. Uno de los días, ell quc ya el illterés había
((liLsidcrablcmente, ;\pareci{) 1I1\ !lil-\o con 1111;\ cinta de vídeo cuyo COI1­
lenido trataba de los esquim<lks.
A pesar de no ser UI1 mUlldo re}¡lCion;ldo con su vida cotídi;llla, la
vida de estas personas le impresionó mucho y su curiosidad se hizo
pronto evidente: caras expectantes, muchas preguntas, continuos co·
mentarios entre ellos, y ganas de volver a verla, fueron algullas de las ra­
l.Üiles que me hicieron reflexionar y replantearme el seguir o no con el
va agonizante Proyecto de los transportes. Durante una asamblea di;:¡lo­
gamos sobre la conveniencia o no de seguir con él. Aunque era de es­
perar su respuesta, quería que tomaran conciencia de forma crítica,
COII razones de lo que pensahan. La decisiún por el cambio fue unáni­
!-'
!-'
,J>,
uurERfOS PAR\ SEI.ECC:fO:\AR LOS PROWL'TOS DE TRAlnlo
me por lo que rápidamente recordamos las que habíamos apren­
dido sobre los transpones, e hicimos una recopilacióll que
en e! encerado y en mi diario.
Después de esta actividad, iniciamos el nuevo P.T subre los esquima­
les.
Este caso concreto se nos escapa de la casuística q1le cOlltemplamos
el! la teoría. Lo que hicimos fUt' integrar algunos contenidos del r:r.
cancelado en el incipiente. El modo de locomoción de los esquimales
tuvo un apartado ellla investigación. y como es de WpOIlCl. siempre es­
tableciendo conexiones y nexos con los contenidos del anterior P.T.
Otra posibilidad muy excepcional consiste en desarrollar' en parale­
lo dos PT. En mi opinión, sólo es posible. cuando IIll0 de los P.T. tiene
\lila temporalizaeión Illllr amplia. En este caso, el grueso del trab¡uo se
dedica a UIlO de ellos, Clip temporalización es más (orta y se va alter­
nando con períodos de protagonismo del otro. Así oC\llTió con el P,T.
de .. Historia de Cristina y Rubén" que duró dos alÍos
l
. Durante este
liempo se fueron desarrollando otros P.T. corno el qlle ofrecemos en
este IihlO: «Dc la generosidad al cabello de ángel .. :" No snÍa oporlllllo.
por razones obvias, el desarrollo en paralelo de dos I'.T. 'lile exijan la
lIIisnla intensidad de esfuerzo y dedicación durante el período
'. de tiempo, Esto supondría no sólo la dispersión de la mente ele lodos
los implicados en su desarrollo, sino, posiblemclHe, el caos tolal. Si y;¡
es importante \¡I implicación actil'a que exige el desarrollo de 1111 PT. el
intenlar nupliC<ll' el interés y el esfuerzo haci;:¡ campos di.,tinlOs, los re­
slI!tmlos no serían, con seguridad, los más deseables.
En C\lalquier caso, es la maestra quien dinamiza. pote Ilcía e incluso
provoca qlle UI1 interés puntual pueda convertirse en \I!l interés com­
p;lI'lido por todo el grnpo de modo que dé pie a un P.T. Es el profeso­
rado, plles, quicn est;í en condiciones de decidir lo que ell cada mo­
mento conviene. Es imposible contemplar la cantidad y variedad de
casos que pueden darse. Como norma general, se trat;l lluestro juicio
de "c(lI1ciliar» l¡l flexibilid;:¡d y el rigor, y proporcionar f1uidez )' sosiego
en los trab;ti0s,
f.o;
haber prolongado í\ tres, si In autora no hubiera disfrutado de una licencia por
{')(tudios duranle el tercer nilo; razón por 1:.\ que no se pudo continuar últim() curso de hl
L'{;II"I (On el proyecto. Dicho P.T. se desarrolla en este libro en la página II (;.
" Se desarrolla en 1,\ página 61.
"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
,..
;)
UNA MIRADA DIFERE0:TE
Telll'llll)'; qllc partir de quc la dinl\mica de lo, I'T ílllnlica !In" l1lir;¡da
í<', ('lile ,le' In quc es la lare;1 "ddeali\';] tradicio1\:d
En [lIall to al prufesorado, es prilll()J'(li,li que [(,lIglI segUl idad respecto a Stl
jlJ'Opw;sta educativa, sobre 1m principios que l<t gllí;\1l Yorientan. eSla llIa­
(()Il la Inira({;¡ siempre pUl'sta ell ese horizonle, es dillcíl talllbal(';¡rsc y
¡(,1'tI", el ('ulllro!:
En cuallto al alumnado, Cm)rece el quC' los nJI-lOs!as adquieran ciertas ca­
pacidlldes L0l!10 dialogar, alllOcontrolarse, interactuar con lo;; c1em,ís, ser críti­
cos, \' responsabilizarse de su propio aprcndizaje, En deliniti"a mucho más <JU­
qlle sólo 'ie adquieren si le brindamm; la
u!l0/llllli(!;¡¡l de c'\:peril1\el1tM en situ,¡ciollcS y pi (1lJklll,IS de sU \'ida real. per­
Illilell "i\'ir con lllucha natur,\lidad v' sosiego toel;\ la :Ictividad ('scolar, incluso
ese ti('mpo de «(1e,sGlnso» al que ha;'cl1los 'refercncia en e111p,\rtado sigllieme,
En cuallto a I;¡ rclación (011 el enLOrI1O socio-natural y las tiene
tal1lbicJI tilia mirada difcrente. El desarrollo de los P,T, implica necesari;l­
mCDle (eoll independencia de !;IS intcnriollcs de la Iq(islaci()n) . ulla estrecha
1I11t'l'll(li()J I \' col.lboracíón e()1l 1;1' familias y el Clllorno, Sin su ayuda la mayo·
ría de los 1','1'. no podríamos desarrolllulos, y lln me esto)' refiriendo única­
111('1111' l¡ colaboraciolles prcsLnciaks \' a la tOlIl;1 de decisiollcs sobre asuntos
d .. int"J'('·s, sino II peqllerias cosas ¡¡II!' slIrgen en el (Ii,! a día: aportar malcria­
¡,., t' I!Ilnllll:\ci('lIl, h;¡ccr COlllpras, rccogn lihn.,; ('11 la biblioteca
pllSlU ll\'is('s, recoger dinero, \' UI1 hll'go

!--'
(JI
6
ALGÚN QUE OTRO MITO EN TORNO A LOS J'RO\ECTOS
DE TRABAJO
En torno a los P.T. existe algo de mito. Como cola!J;\I'Z1c!or,1 ('Il la fnrm;\­
rí{lIl de! profesorado, a veces me comentan la dificultad <k "sla manera de
Ulla pregunta muy común es la de cómo los inicio, dllllO
Otro !lO menos frccul'l1te, es la referida a qué hago CU,llHj" S(';I( llha 1111 PT. \'
110 surge otro de fGl'ma in mcdiata.
;\fi respuesla a esta pregunta es siempre la misma: "desC<lIlS<llllOS". Gelleral­
111t:1I1(', lo lOrnall como \lna broma e insisto que tiene l1111cho dI' \'('I'dad, ex-
Cuando has vivído con intensidad algo, y más cuanto IIÓS tiempo h'l­
\as dedicado, necesit¡¡s rel<1iarte, tener tiempo para asimilar cma>. r<,coger nnta'
\ materiales, coment;,r anécdotas, etc. Poco a poco el estado emocional-afee';\'O
se va serenando y prep,\rando P¡lI"d cnli'entarse a lIn<1I1Ue\'<) experÍl'llcia.
La si[wicnte pregunta obligada es de imaginar: ¿Qué hacéis durame estc
descanso, de desadaptación-adaptación? Imisto t'1l la idea que ya
al principio eh mi plan teall1iento educativo, Los I',T, llO
n\\'llI(' ticl1l'n que ocupar todo el tiempo de lajornada ('s(ol"r, La ide.! de: se
,Icabú el P.T,. se acabó lodo, 110 es válida. Hay otros muchm aspel'!m que
van silllultaneando y quc no tielle por qué tener una relaCÍún directa con los
1','1'. :' Cjue Cjuizás es el momento de dedicarles una atenci611 Me
reticl'O por ejemplo a cienas actividades que realizamos el\ los rincones C0l110
yvender productos (supcrmercado), asistir a consultas con
enfermo (Clínico y farmacia), cocinar y confec<:Íoll,ll' recctas (casi­
ta), hacer experimentos (rincón del mismo nombre), pn:p'H'ar. dramati7.ar
cucntos (tcinro), reprcsentar roles, etc., etc.
Además de estas actividades en los rincones, existen otras muchas cosas
pO,demos tener pendientes como poner nuestro diario al día (cada tino
el suyo ytoma nota de lo más significativo), confeccion,lr en grupo unas
normas parajllgar al fútbol, escribir a sus corresponsales 1, hacer alguna cola­
boración para la revista de aula o para la del centro, confeccionar algím rega­
lo para su corresponsal, escribir un cuento o una carta individualmente o en
g-mpo, talleres con la anIda de las familias, y un largo etcétera,
Junto a todas estas posibilidades, que reflejan el carácter flexible del que ha
de gozar el proceso de hemos de recordar que existe una
I l.a información sobre artículo de la misma autora de1libro Ijc\'a !ltldn
dt'llcitl imert'sco!ar en Educ;:lc"iún Infantil,,_ 19t18.
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
,- ,r-/
"
A

,\1.(;(::0\ QUI:: OTRO E:'oi TOR:\O A LOS PROYECfOS !lE TR.\B.\jO 39
PROYECTOS nr TRAHI\!O
:lH
[)laniflc;\C;ún previa, que responde a \;IS necesidades e intereses de los niflOs/as.
Cn,t salida al enlorno, unos animales en c);¡se, tina \'isit,1 de una persona que nos
J1111cstr,t CÚlIlO hace Sil trabajo, una manlú embarazada, etc., etc. sun siempre te­
rnas que los emocionan ydespiertan perplejidad)' curiosiclacL Si a esto le aúadi­
mos la emoción de la maestra/o, ya tenemos un noslble r.T. a desarrollar.
Es la experiencia quien nos enseria
niiios/as y les estimula
en muchas ocasiones, mientras desarrollamos un
Inuy
por el Ilt:LIHJ \H... \-","uo .... , ••
En el
sobre e1bs. Son situaciones que llO
ell otro P.T. Tomar huella
eIL!,: rírnlllst'll1cias. momento, tiempo. ambiente, e<\\tsas. protagonist<ls, etc.
('11 los que se produjo el hecho o situación, me p,trecl' lI1uy importante.
Est", d,tlO nos pueden ser 111\1)' útiles P,\l,1 recurrir a ellos \lila vez sohrepasa­
S
do ese IICtll po prudencial de "desG\llso" en el q\lt' 110 ha surgido de lúrll1a es­
pOIll;ílle,1 olIO r.l'. por parte de los Puede ser el momellto de intentar
1'C\.j\'ir \;¡ situación en un contexto lo 1I1:ls sill1ilar posible ;¡ la original, con la espe­
ranZ,t de obtener los mismos resulwdos quc cuando surgió de forma
A(\el1l:t, de estas posibilidades, bC!l]()' de úl'H.lir todo lo
y qUt. ell UI1 contexto dc este tipu, sude ser 111m ho.
Par,] concluir este PUllto, quiero decir que 1,1 rigidez y el excesivo celo por
el ordell v lo nlanilicado no ¡;lvorece p,tra nada la tarea educativa.
A PES IR Dr :--<t :ES!'fmS DESt:OS
:\Igo que también puede ocurrir, por suerte con poca freCtIt'ncí,I, es Cjlle el
des,trl pll() dc UI1 P.'!'. 110 tellga los reslllt,\(los esperados.
Re, {)Idcllto, 'lile !lO sielllptC se 11l;\Iltielle a lo largo del desarrollo de U11
1'.'1. el I\IISIl\O glado de interés que al principio. Lo l11ás frecuente es que
mot ¡,':¡c¡,'Jl\ \' la cnrio;,idad aU!llcntt'll de 1lI,\\lcra n,,,,'r('síva. alternándose ron
peores momentoS.
el éxito de un
ha\' que olvidar quc no
de esto, UJI I'.T
el I,ccho de tener U110S buellOS
fracasar. El anúlisís c
nos ,t}uu,ldl a que estas situaciones sean C<ida vez l11ell03 frecuentcs.
Las causas pueden ser muchas y muy variadas, Una muy importante es I,t
1\0 regular asistencia de los niños/as a clase. Ocurre con f¡ecuencia durante
('1 iIlVi(>nlll. época más propicia a las enrermed'lcles. Su ausencia altern,lliva,
tillOS f,tltan, otros se incorporan, vuelven ;¡ recaer. hace <1,,(' nierdan el ritmo
del P.T. De ,lflí se deriva la falta de interés y
incidencia negativa tanto en el proceso como en el
Otra razón de peso que el veces
la inevita­
.-.S(ll1 los ",·"hl"",,,, nprsonalcs de la maestral o, No Dodemos
r-ble
en
Además de motivos, existe otra razón de tipo que puede
incidir negativamente en el desarrollo del P.T. Me a una situación
poco común, que por ello nos puede pasar desaoercibida Creo, además.
lOdos hemos pasado por ella en algún momento
nal: que el docente no domine los contenidos
los v presentarlos,
Estas causas incidieron notablemente en el desarrollo de dos de
los P.T, que ofrecemos en este libro (<<¡La puerta crece! .. y «iSet1o, una man­
c]¡¡¡ roja en el }' así Jo manifesté en sendos apa1'l,¡dos dedicados a la
cvaluación.
La razón de hacerlo explicito (consciente de que hemm de manifestar lo
positi\'o a la hora de evaluar), no es otra que tratar de preSel1l,lr mi ¡'ealidad
t,tI c\lal es, sin pretensiones de dar !lna imagen de absoluto dominio y control
COI!lO docenle.
Con otras ¡(¡rmas de estructurar los procesos de yaDrenclíz:w'
donde lodo es¡¡í orevisto V secuenciado, no se precisa un,¡ atcncié ,
Los P.T., por el COlllr¡u io, aunque se
l\Iue\en dentro de un marco de referencia y siguen UIl hilo cOlldllctor, siem­
pre t'st,íll sujetos a lo espontáneo, a la improvisación, lo 'lile obliga al docente
.\ nt.u lIluy alerta, El mI de f.ste lOlllO orientador y estilll\tlad(Jr es por tanto
'. Illucho más exigente.
L'\,; ·I.\L VEZ 1\,;;:\,I,,\IIl.[
t'll tellla ('recu('nte de dehate cntl'C las quc \lO, dedicaillos ;1 la
{'nscliaHza
1
es el de C'OI1 frl)f} f;:tIW cómo onlanil.ar el proceso de
sobre cste tCllla oscilan en función de 1.1 ¡il",,,E,1 'lile ,;e sos­
tcng;¡ sobre el y las finalidades educati .... as.
I'oc!nuos reconocer tres clases de opiniones vinculadas a OIIOS ¡,mtos lipo$
de doct'ntes. Unos, los mús conservadores, abogan por las propuestas didúcti­
':<lS mús estructuradas, donde todo está programado y previsto. Otros, los que
se sÍC'nten más innovadores, apuestan de lleno por la organiz;¡ciún de la tarea
Cdlll'<tlil'a por P.T. yfinalmente, estún los que se encuentf¡\n en u!\a situación
interl\ledia. Se trata de los docentes que están a caballo entre los primeros y
segundos. Su implicación educativa consiste en comoatibili7.ar las
lllás rígidas con los PT" hasta llegar a
mislllos e inclinarse definitivamente
ElI general. se suele respetar razonable de articular el
proceso de enset'ianza )' y cuando se desde la relle­
xión y el convencirdento, y darse razones y argumentos para de­
1 Ik",rrollado5 en ¡as páginas 9 J > 155 f(·'pectivamente.
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

!' 1\
,10 l'R0l1TTOS DE TRt\[j,\¡O
fender aqucllo en lo que se cree en cada momento. Aunque la seguridad se
cOllsidera CO!110 una buella razón, también se afirma que no debe ser la {¡ni­
ca. Es necesario, pues. la reflexión ')obrc la propia práctica y poner
las lI11ras e n otras alternati,';¡s más innovadoras y satisfactorias, a las que final­
mente, como ser'ialamos continuación, antes o después solemos llegar todos.
TUllbi("ll se coincide en reconocer que todos hemos "i"ido durante pe6o­
dos mús () menos lamos de tiempo esta misma pi oblemútica para la que en­
de la tarea educttiva, SOI1 !l1w!Jos los aspectos <¡ue he­
tllns dí dernasi;H!o.s para que se pucela n vivir todos y cada UllO de
e110S(."1 de tenerlo todo controlado. Esto oblig;1 a husC<lr ayuda
eX!C(lld, ;¡ recurrir a materia!cs e ideas que lihercn al docente de alguna" res­
pOli' ahilidades para cel1!r;JI'se en O[I'OS aspectos eDil mam¡ dedicaciún, La ex­
\ la rd1cxi'"1 Clllllinua sobre la proJlil¡ pl';ícticl va proporcionando
ell cadd ItllO de lo, "lcllll't\los quc (,oJlfúnllan el
Clll ... iclllo. Es entollces cllando Sl' cOllliellZ;¡ 11 selltir la fuerza y la
de las arlldllS externas. Sit'lllpl'C Ilesa el mOlJlento de
si UIlO es capal de 101lJar 1;ls riclldll' \ de orgall izar por Stl
Cllenta. 110 s"lo los cO\ltcnid"s, ,i\lo lodo el flJll(eso de CllS('tllllll.a )'
Esto requiere üempo ", llllllque es un EICIOI a tener CIl CUCllta, no es el
m;'ls Se pucde alan!ar o acortar en fUllclón de la disposición del
"
COIllO lúciltllenlc se ha podido ohservar, 11IH'slras prctcllsio!H:s no son ní­
rilmcttt(' cO!lcili;lbles con la lI!ilizafi{lIl IllccáJlica dC' llI¡]t('t';:¡il's didácticos que
;ll1nllnllll la llI;[v()t'Ía de las \'l'ces;[ los tlitlOS/llS v les oblig;\!l a seguir UIl ritmo
de I "">;!Jo pldijado, Illlly !cjos de SlIS vidas y '.11 ;llIla, sin <1;\1'1<-, la ()f)ciún;¡ ('x­
presar o hacer lo que re;ll!llctlte sienten }' les Illlcrcse.
1'.,,, \ , n.'(:U IR
de este !\Iarco g('ncral en el que IJenHJS trawdo de situar los r.l'. v
del sClltido y 1;\ filJlCiótl de los mismos, pasamos a ofre­
desarrollados COII lIiiim y nillas del segllndo Ciclo
Es nuestro deseo, como y3 cxpnsirnos en nuestro : ....
,que el camino que HIlC nuestra práctica de aula con
teoría qlle hemos hecho lluestra, sea un camino transitado por la lógica y la
co)¡ercnc ia, es decir: hacemos lo que decimos \' evaluamos lo que hacernos.
Con m;Ís o menos éxito, hemos intenL'ldo seguir el1 cada 1lI10 de los P,T, desa­
rrollados procedimientos similares ;¡ los de \lna investigación científica: observa­
titJll atenta de los hechos, reflexión e hipótesis sohre los mismos, docripción dé!
repetición del hecho illtroduciendo variables experimentalmente y.
liltimo, intentar dcsCllbrir las del problema, sitmíndolo, si es
que lo regule. VC;UllOS el desarrollo de cada uno de ellos .
......
í-'
--1
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

"
¡LA PUERTA CRECE!
I :\TR{ l!lL'(:( :¡Ó,,,
l;IlO de los de la Educari,'''1 Inl;"lIil '"' "ll'ilil<lr el des­
cuhrimiellto, COllo<:lmie!l!O y comprellsión de todo
I('alídad (td !lilio, Lo próximo, lo cercallO, lu qUt' le
par¡¡ acceder
\' comnl,"o", La corta edad de los nili", 110 ill.-tílka, sin elll­
sohre e,t,,, ( llllll'nidos s,'
, carelltes de fUlldalll<'ll \ rig'or, Eutt'll­
f]tle I'a el! EducaciólI Jui';nllil hemos dt' eksd..
1111;' Iwrspcnil'<l nili, d, 1' .. 11"";1\;' \ lrlQ',­

il1tellcíón
"
(01\ ,-:¡illocílllielllos
'Itl(' ,'n la Alltablar de COlll.,illlinl!OIlOS l'!,­
t<lItIOS refiriendo a alge) Illás <¡m: a,tllta lIIenl ill!Clrlllaei"lIl. !lO, rckrilllo,s sobre
I"d" ;tI (:stahkeillli("ltn rI(' \'ínclIlos rOIl hechos () ,¡llIac¡,,!),,' .Id 1I""ldo re;¡I,
[ld('II<I('l1IoS qlle Illtil ¡le las 11I:'IS importalltL's ['11('11[(" de ,1' «'S,) :tI ('(I!loci­
'lIiclltO ,se produce a partir de la in C?ll. 1m OiJjC[(h Su
expnienLÍ'l en este sentido le plTlllitL' descubrír SlIS cu;diclad"s. SIL Ilaturak":l,
«',IllO íúncionan, las relaciolles con otros objetos, y las C;UI.';" <¡lIe determinan
talo Cll,t1 situación, A tra\'(:s de estas exploraciones, percibcn y di­
fer('ncias, la correspondellcia entre causas y efectos, lo Cjlle IL'S perll1ite csta­
blecer tr¡lIlsferencias a otras situaciones ·similares. pasar d(' lo COIlClTto a lo
abstracto)' por tanto generalizar, De este modo, la variedad l' rique/a de expe­
riencias les aproxima de forma progresiva al conocimiento y fUllcionamiento
de [;1 realidad. Esta práctica educativa implica en el profesorado, /lU sólo la
de estas metas, sino la convicción y confianza profunda en las
de los más pequeños yen su actitud t'minentemente ex­ >t':
Estimular adelllús ese interés y ambición de saber l' descubrir, pm­
de manera que .,il'nl'1I1
d" busc¡ll' ulla SO!lIdÚIl, hall ",'jm'j",,-j'l' talllbién el\ Educación
In!;ltItil. Es ese estado de para e,cI,ll't'u'r
y disipar la perplejidad, lo que
tabilízador de todo proceso
que el «método ciL'lltíf1co', es Ja p\:n¡'p<ifm \ cln,íllic;1 d .. lo qUl' el


::.o

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
r,,« ,T;)'i DE TIt\BAI()

que
('sfucr·
:,;nbiejl!t' de ;tuLl curioso
lt'l\g;l:l it\ aYU(!íl. y
e! ,iPd\'O Lt"" ftltnili-t .... \' el entorno.
t.'du(atl\'o _"';{'liii<!l' 1., í.'Xpl'riCiH qUl' tI
f \,)'!-;C 1",', ,!.\
!'lil"... >:-;qtH' \ '.I.dl\)ilLIIIH1.... ticr:o',
\ \\IILICI01¡C-";' fOI'I11;I. :--ln 1)1' ... l,l Ci!{",,t!íHI;ln}U'
!!j!;¡s que ,qd)\';l{t'I'I;\ i H'!'\'liCLI qUt
(:11\'0 iug;¡¡ eH un ,;-uda {(IP \' nil-L\:,> ;,It' ,,¡'10' de ('d.td'..
h: ti!' UI1:' 1.''\<1' ,itt¡;I('jtHiC\. ;\tIlHjlH' la ,1nlL¡\! ,Pl{ .... I[.¡
hUi n!l(' IlJ }uhitltal "t' ('OnVJ¡!ilT,l ,'!; el fllOiO¡ de 1111 in\c"\t;g,1
( jLl: ,j( d: :/Cl(lil 1.1'"
;t1)["!! ,,'," I)();')O 'lit\' lb·
Ji Ul.i il1ticilD :tu
len' l.'"iÚeI7o ('ol1:'\i­
qUt' ayuo.n;1.
(u;tndo h,HTl' ¡"ll ucÍ);¡
'!11tJ'i .d {i
d("
illh)S('(."l'­
:Ht'!I,
y
,11, I¡¡ 1,'11 10, 1),11<1 r('snl\'c\' ('1
con h:>; que
un poco P:\f"¡\ t'L \tI! ;)p¡"t: p.tr;¡
('€Hl g"e"\­
.,()! (L: de 11e·
',".H;";¡ d(' todo el nni!d'.'iii;r {'¡-;\ d (",,{'(':«¡ f (;¡¡LI'" t
I i¡ L \ II
c.drl'iC( tÚll ('¡ hict'l'n ('''W
ó) \ ;,; (U\¡{()l'llil de
:;d, "rcce
qHc
dt'
',e d(';,;:¡:tsta"
cit'talk de !lad.,. (",uh;; 1'''
!;¡;uhit:n
.1 ¡i';l
"t'l. que el ;,t'
con HU::l IiH?cL\ ,le.: II ¡( 1'(\1
cI;u I1
...,; in:*
¡J'-'I- p,:r1
\-lc ;¡¡l ¡nonH:rd'o para \,
;......;.
;\l y ,\t}\1!T
h:ll·... que v>tc;. uro\'oc.:!ria !;i. en! l.' l
,:, Ih:,I¡,; rk
(1,1:;'(" ('!!o . ...:. !\\
:_...t,

,1,,\ PU:RTA CRECE! 93
111(' pen1lluna cOllocer sus OpllllOllCS sobre el hecho ObS('¡'\iI<!O, Investi­
g,!r sobre un acolHecimíen\o cotidiano y próximo como era el problema de ía
puena, me pareció uua situación ideal para abordar de forma práctica el
lCllla de la dilatllcí6n de lus cuerpos. Así pues, nos reunimos en g-llIpO y como
inicio dd diálogo formulé la siguicIHc pregunta:
Yo: ¿qllieres repelir por hll'Ol' lo que mltes cuando se fue el
rOIlSt'lje? Te reías. ¿te sorprendía algo?
jorge: (ElHre risas) Dijo, dijo que crece la puerta... (A 'u clIT:ljada .;¡C SIl-
Illall la y Iras rCCllperar el silencio. continui'l:
\(r os opillúis?
Clit!";l: Que Alvaro (d comcrje) se confundió.
Que Jorge 1I0 OVÚ l>i('11 l' lo dice así.
,\¡¡;l' O que Iln sa];e, tl , .. C()II!'ltlldil'), todos se PUI'(It" n;;;l:wdil' v j ..
"'('110" íambil'll.
(:I"r,l; Sólo (¡,en'u los lliú,), \' Ililias,
\(1: :Sú1o- ¿Scl-l"uro? \() en:o que,. (Sill dejarme 1Il!,'1 .. ¡"m' lLll'll)
fbú1: Y las klltej¡l, I 1,1S ¡(llIhias :' 1m garbanzos (lo n:l.lri"!I;¡ '''11 ];¡ expe­
riellcia (le las semillas mida anteriormente),
"1, ;Súlo? (dirijo 1;\ Illir;ld,l a welo el
,\Iba: Y lod,ls la alegría \' 1m ;\1'1>01(" del pa­
dI: 1111 ahllei,. :: también los

A /1.-.\0:' di no "'r n/lrr.
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
95

""'-,- r
m: TRflM¡O
PCdt'd' ,,¡ k\ agua y leo;
S¡, t"" \;¡ 1" sa!H'I11'''' El pn ro ,¡,. L"" { ! ,1 ¡WqUt'I\O, ¡'Hllaba hine·
\ .II¡\I[" IlHtfllt' \ (', )..!.I,llh{C' !tH'ft("
).11 1"1I\ hICJI, t :.\r1n..
de las ideas c:\.pOnl'lltc \:l' :,U C,H)(lCtn¡ieuto sohre
e/¡II'" ""11 \ sucedel! las cos;ts. qw' la acepción de la paiabra «crecer­
í /11<' l. cst¡tb;J '.'í ;¡ ItlllV !"\'¡d{'ll :aí ribllido, a los .aninltt­
L¡ PlIcrt;1 ('sl"ba ex,llIír!;¡ (";1\0 ,,¡jC!O de su ;lcepciúl\ dc ,,(Ten'!'··.
b de !:l pUt'rLl no podrían
tI íní."illla (';uq.;-orLl que el !'C"iro (1t: (jite ICllíail la nroDiedad d('
({('!,.
ild Il',d:I;!íL, C"'o;l J,'. ¡Il(" j 1
HI' ':11': ,1, !1¡;!C!I'::1 !',';!: el
IJfn, (, nl(nnu', j LtLi;UlIi>";
FI"I'!) ¡:Cf{ ;,;! j'():no :\usnhel que
¡':id;\(1 .1 jl<lsíl,il'¡;lh,1 <¡lit' los tlj,
.t' f( l 1l(.'cL:r(i.n fOil L: p!;IIlH"a-
Li :;1 ("n.!fJ: S\I ('(}lH t'p\'tún de: íH¡dH!d \' el r;nc'.n rnnlcllido pn'.,\('fl ..
1'1 dt'l:l;L,i:!{h>
de; e{h:',-lún,;, nH'¡ He :-;.. lbrcvii:o de l)\'\\'t'V CIando
;It!f<:ricr \' un conoriln:('Q¡Os ,ideCl'\;¡d1;;'
i ¡'}l ('01110 rlf'!ues de b .:\<í Si' q':'i.ulahilC!lle:
t.: Cl)I!f)(ich, tratado del
con ;",¡1:
y Út;¡cs, Pero rnenos no ..
P:Ll', se
1;· lHI
, ,
r">1f'I:(
. ¡.

.
./1' '.f'!:' v,i_
en el
so: .11'1' proble,
.1 (()nocÍ­
q " ,( .t ... :,u"'- .. iU¡aníl, (íHnO f!i­
¡:\ i. (:;
, \.; ,!. "'';
'l.
,nl¡¡¡::,')' '1,1\.' EI(' td de ;lCccdcf a ¡oc,¡ (IH10cirniel!tos prevlo$
'PI':: \:In': c:!racicrí\!iC:1S :d
:;t: ; ,g!CtLl¡t !as C;):\.-:lS
'i filIC ""lvido
,jcs.lrr',·,1lo '_te un P,T',: Se d<' ar ¡¡Hlndo
PT. SI," :'0,;" er:!,j: ¡Id rOIl d !jlu10 ,,;Qnt'- ¡-::L'';:\ deT;ullill'a?"
l-­
,
"
"
¡..:..¡
¡I.A PUERTA CRECE!
físico: el agua, el el \1ento y la nieve, y la incidencia (!Ile la lemperatum
.:jerce sobre los·l'Dismos. Recordamos conceptos, realizamos de nuevo algunas
reflexionamos sobre ellas e intentamos enloC;lf lodo el proceso
had¡¡ los cambios y'transformaciones que sufren los cuerpos COJIIO COllse­
ulcncia de cierlaS acciones.
APROXIMACIÓN
Después de estas ,vivencias, el paso siguiente consistió el1 abordar el tema
de la dilatación de los cuerpos en gener.!I para Centrarnos por ¡'dlimo ell t'l
(cilla concreto de la dilatación de la puerta,
1';lra la dilawd{¡1l de Jos líquidos IItilizamDs el merl'urio de 1111
Lo pusimos al lado de UIl radiador' y de 1" \',JI(;!Il;¡ d(ill(fe-i1;rha
d súl. r Sí!lSepararso:¡ de él, por grupos, p.crcibían ei JIIO,illl¡CIII<I de lí­
su dilatación, Esta sería la fundamentación que
para medir ¡;'fi'e-bn: cuando estaban enfermos.
por el (re su propio cuerpo, Este hecho, aparentemente ¡;lfl simple. par,!
e!los fue asombroso ydescollcert<lI1te. No se imaginaban qUt' t:I uso de
,,/¡jew ¡¡¡viera relación con el calor.
, Nos fue [¡¡cilla observación de la de los II,í]¡¡!l1()$ dos glo­
l)Os v los atamos sel'ialandlJ con un rotulador en ambos tilla ,:I}a con lO
El calcr ha dilatado ti merClttlo túl lermómel.m,
*:,':
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
.. r
PRDYECTOS DE TRABAJO
éH)
(I)l' (1<: longitud, Uno lo colocamos en un ltigar muy soleado y p.-óximo al r,l­
diador,! (.¡ otro en la sombra, Al cabo lit: un rato verificamos, tras una nueva
'lled,cióll. que la raya marcada en el globo expuesto al sol se había dilalado lí­
g'eraJ'lCllle ("habia crecido»). mi(:lltras cn el otro pelmanecía inalterable,
El ',!r-fJblt-m:\ se pl:mleó cuando quisimos IllmlLlr !;l dilatación de los sólí­
, ',,¡',!neno de difícil perceptÍ('lIJ \'11 hecbos de ia "icld coridia'la, Habla'
L) 11t
H
' !,odri;.\ ser !lll\'; conondo dp,"l::',tl' csre !(.'iic'Hncll,,: ros faite..;
(.'f1'fi!"//!Jrl/trOf ir! ,/"."l(IIJ'f';Jl.1 1,,'/ tir l';\ .L:!¡;'JI;.''1
,lei
! de en !,!s Par:l hacedo illÚS
(,O!u¡' qite en r.lÍ terr;rra hati';,n n;H 1<1{ t'n es"
de np<..'lar, ¡¡qucDa inrl¡l ;nacióu f\(, ll::,¡iÍ¡Ó w!¡c-icllte p;Ira ":01:1,'
t'í ht:chl). que no era
Olr" ¡-I:curso frecuente e!l mi
que D\I', ayudar. M,: :H..ordi' de ',pe el
prc (' .. di\puCSlO a yque ad('ll};lS de
n1"<\:11,1;1 ic', Hablé (Un él
en del AUfíque 01CG!Ó Cieri{\
(¡ díd en que SI; e1 en í.p,IC Antonio nos
c:-:perlnlenros, Vl\'ÍnH)$ la exper:i:-ncia con gran interés. Su
Ra'd. :l'l; l.<:l1ia ai corriente de cómo se Jes;!f:'!)jlaball los preparativos en
y dar ;.t ; clcrtf\ r::OSlS de
('Ji:!..; 'Utn-t, r\ \'iS!t;l de
;!.A Pl'F.RTA 97
...
,()earon ell los niiíos gran
lar atención; Qllerían tocar todo; les
/)afJlO'i lwsm I!I' IJ,J..rr!l{frtiwú·nlll tl A,n/fluía.
ser\'ía, cómo fU!1cionab;" que (osa', !ie
't' senlamll en corro en lDn10 a ]e¡ Illt'sa que oCl!?aba AnW'lio,
<¡He f:lCíli¡"ría m;a mayor vi"ibilidad, Cada pal;¡hra y mOnm!er:¡o
1::clll<1r!or suponía un (arnbio de P');,:ol'a en los nilÍo5. Se O!>:XI \ dl¡.I'¡ COII
! có;nplices, sin ((>:-,;1: rlsas nervio:';;lS
\..i Clllucíón. Las qt.e ,dlf ccur:'idl1 eran podian
("nlp;lrarse con lo q,¡e h"bí;m (olltf'm;)lado en el mundo ,!C j,¡ n:l;gia, Simui­
ili;)(':lill('llte a la :lcción, ,'.nwnio cxp1li'"aba lo que hacia, t.'¡¡I\ !¡"i,; (IV melal
( ;111':1 \ "Ile por UIl "ro CO!I f¡Kilid¡;d: el 11lIillo de Gra',Tsan<!c, [)"P\¡t:s de :¡plj­
{. iU' e! (ato1' con ti tI!: ¡',Hito, al intentar de u !lH:!erla \'a
CUlra p<)r aro. Se ha ,Ef;Hado oCdpa espaciü. l"jl
que se enfríe! 10 ilnentalll0S de nut'\'Ol ya entra üt1';¡ \ !.< aro, Se
!!a contraído, :;u talnatlr;
El írH•.:rés y 1;) COlls(lu:ci,: de Amfll!;() hizo que el;¡bo,:'r;¡
en el que pCl eh:;, dÉ!¡lt;lCft':n de
1--'
T...;
¡; .....
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
99
r
I'RO'r'J<:cros DE TRAIIAIO
L;:i eAperiencia
U¡.lciúI1 :l lo ql!C IU)S p:_l,'¡'ldo c{;.:;
L(\ !'sflrnt de ¡netal entr¡l
el :¡,;,mu OrL>ceso dd 2/c:llo (k GrIIYeS,iIH\t
una base Se coge !l\
cctre paredes paralf"la,J y
Después de ur:. tiempo
\' .:on el
J
'.
jlA I'L'El{f" CRECE!
se vuel\'e a introducir entre ',as dos paredes yya no entra, cosa que se consigue
1111 vez fría,
Para mostrar la dilatación de los gases utilízó un globo en ClI\<l ahertura in­
la boca de una probeta, Obserllamos cómo antes de aplicarle calor se
queda tal cual, pero al calentar el recipiente. empieza a him;Í1arsc de forma
milagrosa, El efecto contrario lo percibimos cuando se cnfriú, El gas que ha­
bía dentro le la probeta también se había dilatado y contraído con ei calor y
el frío
dI;; repetir las actividades por grupos y m<lllípul;¡¡ el¡il el mate­
ia!, Antonio explicó de nllevo y (on más detalle el fen'llllt'¡¡n d(' 1:\ dilat;¡­
Anf¡:f1í" )tos .'In "wztn-iaVs _y fUTJdmrp:\,
"nón de los cuerpos por la acción del calor f tambifn bs conSl'nH" lcías. que
podemos percibir de forma inmediata. Repetimos duranl': nrips días las ex­
pero seguíamos sin lo que es¡áballlo'
do con el problema tic ia plIC'r!a. Nuestra intención, 1111 \('; ;n!.("lltl<l, ..1';1
1<. hicicr.!ll, qllt' por sí solos in¡crpn'¡;il,':¡ ,1Iludla
lo apn.'nd;do a la aCfddL F:: dciiníLÍ';i,
·;,,10 <"11 !l\l(:stra COIlS!;lIl1t' :í"uda ,Ilo!cron transferir ei a¡¡I'CI!cl¡¡,¡i" !Ie,«!t- l':
cOl'te"lO concreto en el que se :tI ser aplicado,;¡ pll<> '(¡I!teXto I¡m
(Iis!into. ,Demasiadas direrclH iilS:
¡..'[ J,o/l!Pf.... (ulit111r: fa hrrr:ri' dI' 1J/f'la{

N
1',1
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
,- ::
.:.
::
C¿
:...
,'-' l'':
-,
r, /
-' -::

..
...
.. - _.
c:

::::
- .
/ ;;..-;: -
f.
.. ,
..
-

:::- =..= :-:: .=: ...

-. - ...
-
. :­
-' :.,.
- ::.
:.;.: :

-: 9. _

:2
.... ':¡: -' -j ..,¿ ­
g
.- -
;: ­
.- =­
::; 1)

E­ ,'O
-
-
': 1.
!; J
-.
-
"'!... :..
_.
...
::: 2
(
\
- ...
:..,
..
..
,::.,.,
j2 - .=, J
'.
"'
:;:
,""
.... ,'­ ."..'

:'.!,
(
fn
:5
I
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
(
_ ..r :.... ---:
.:..., e. _. ._ ~
r ~ . ~
~ , ~
::
~ .
7 ..
1 "r
-:... ....-:
::>••.~ ,
,',
(7
:? ~
~ ~ ~
:::

"': -,
-, ....: ~ .". ;,.,.
....:.::
" :,..., :..; ;: : : ~ ~ , - :::
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
117
HlSTORL4 DE CRiSTINA Y RUBÉN
IC!lla.' que "urgen en el an!.l de ulla forma imprevista, i,wsperada. Los
,;i¡'i "S i! :iU'Bl ¡: n;: r.onvcrs,'ción lIna simple p¡dabra o fras!' puede sorpren­
derle.s. (.!¡g;lIllharit:s, e ilusíonarks. h,¡s¡a el p\l!l!O de ellred.lr.',e )' (!ar vlIdlas
:d 'cilla [):U;I 1l;¡1:1I de d;tr iUf a :!<¡!lei/o que le., illu·íl!a. En esta, dclibcr.icío·
JiCS. sur;cll dt'SaCHcnlos \' In trie
df qU("C'-.:l!IIIlL\ b \' t'! de {'
<¡tiC pl,UHI'lI par;¡ rn¡nprendCi'IO..-\pro\'{·('h,lt" por
exrrat'r de 'i'lH'lrdif'nto
(;,lti\(,. :1 (,' pan:ce ulia I'Ct,!I;! de O1'() de cu;dqu;«' d(·( ente.
lIUC-"'IU"
;1" LXl'i' :-Z!t,;\J(
que C:i b cn:¡ nl:1t:p., \'
; 1") t ):\ '!: 1 ;1,-: {tljl Ll
¡¡ .1 «1' ,'1.' 11:' '1
ng;)
i ',- ': \'{'( ::: !,j))vn 1!/,'1 !l' ){ {J \ t \
\ ljl '¡ \; '¡ '. ; ; \ \t ll<'¡
:k : i;;! i ¡'{,' .
,{ , '
¡ I ' • 1: ¡ : t , i I
,',1 : ',. \ I ; : 1, ! : t; { ; J ( : : t. '-.; 1';' ¡,;: , ¡,lu. 110 1;>
;-,:";' ,llClil:í l,,'i;Jl'id(, i," ,,¡:\JCt ,; ", n:h'!cio. :I'(!
" , ., ,
;\(" t :, ¡t:
'¡:, ':.' !,! :-;Jbcs qUt ,'(; tLi;,'Z'!;'
:i gr:' ,\lc L¡ ()l lOra eH b;(; "::..:' '; \' t;l'LH' \' cuall­
do le y va !u
¡:,,,;\.: que 1l\) t'I,Hl),:'.
r.
\';1
; n \' ,j',>' P"l,'\ ': ...· ·iJ
I,'lt:eu . ' ¡(;. ;J
, ;'(i ":1/ '. ¡l')..:.t;·;" P
:""''')
HISTORIA DE CRISTlS,', y RUBf::<
Henar: ¡Hala! ¡Juega! No ha nacido yjuega... Risas.
Yo: ¿Cómo entró el niño en la tripa de tu mamá y en las de otras
mamás como la de Lara?
Pilar: El niilo hizo un agujero en la barriga "pa» que se llll't:l
Jaime: Yla sangre, ¿qué?
Pilar: No, pequeila la herida, pequeñita.
't,',
LAlJ'fQ
-\
.f"- /
/.0
""
fi -'-_'
'"
1\'..... ./
/
.. _.,..... , ! \
\, -'
17"-'
I
¡ . --v
"\
A--i

'\, \
\
'-­
/



\.
...-:
l.rf s\'
""/",1 r;r/i c J'!!ir''f{FI:.at/rl'l
M;'llUe!: cuando er..1l pe<]uc!'lOs.
Yo: cu.\ndo'
Cermán: Desde (jue nació lllan);Í. Entró ella sola, abrió 1;1
Se la abrí \0 yent:-ó.
Fue el médico, le abrió la barriga, y la rr:etió, >. Ll ,erró.
P.l;ru: A m; mamá la sacaron a Lorena de la barrig'l.
:VLH ía: Ana metió a Belén dentro de la tripa y la sacó.
qué
fa: qtte no ({tt'niera)) fr!«;, porque ld 1n' ll;l«t>
y después, ndo sacó?
No, porqt.:c eS(árja U:'.!í:1 se
{Para arnpiiar e:j irnervengo con ilnz',
1as rr.amá,r;: Yo:
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
119

,--...,

i'\
PRoVEeros DE TRt\B/\IO
Luis: S;diú ,le la
Yo: ;( ;')!Ilo:'
tUS' me lo mamá. Salió del mi'dic()"::I <¡lIe Tania'
''''"1;'': Sí. S!
l.tI;s: Lo vi.
Yo, ;( :ÚIilO ',I!lú,
Yo ,St:, le ('''1'1;1\'011 b \ S<llíú, '1, SI.
'\11,1: Sí, lo'; \ (J,
l (le
, \0.1:
Llli ... ' :-Jn,!( .d)!j('HHI 1;1 (Ol} U!Ll c!('ln;!il¡'l ,1
)(1: ,Lo ti"¡:
1l.1I11d: \II 1ll,HIl<' IlO ¡iell(' (J('lll;dlcl;¡
I lll'- t .;¡ l}l ,1 '1 Ilelle (ll'II';dlcLL
,\'11(' la 'tllÍllslúll : t'l i¡¡¡('!t"S slIscitado, dnidí ;d"'IlI¡¡1 "s[os (olltellidos
(jll(> ,¡!cct(\I) a Inundo d('1 cOJlOCinlícllln \ d{' ('IlHH'í01H':">t \' que lúnn.lI}
1"lrI .. de l.. \'I'!;I (otidi.ma dl' Iml;., Lt, f>""ollas, t:n ('si'" 1"lll;h, los adultos
I ('sI'''' lo ;1 lo,.; 111;'1' 1)(-\111 ('11 os h<'lltos "pt:tdo cOll 1"'(1\('1)( ia por el .,il"l\c;" "
po, 1;, illf"nIlHii)II "rt',·lIwa. (r(';I1HI" t;I/)(, .. ' (' ilheglll í.Jades qlle illlpid('1I ,,1
(T'Tíllli!'lIlO :lnllúllico d(' la pelsollalid;1I1 ,k lo, ,,¡,',Os n¡,¡as, EIl ('Sl(' i!lci.
píelll" proy,·cIO. !11leslro oojcli\'o en principio ('1';1 presclltar la P[!)(T(';[ciún. el
cllIharazo y dnacimicllw como fnIto del i111c)Calllbltl af('('tí\o t'lltre per­
SOIl;ts, I'rt"!CII<lilllOs hacerlo de manera ci('lllílira ,'( olllpn·!l,ible. illlllerSa en
1111 eOlltt' X!O á' naturalidad. rteliGldcza. Icrnllra vafec!o,
\l1,n \ !'I. (.! !
l'aLI 11<:\';u a cah".eI Pro\'t'CIO, 1)('!1S(' qlle s('ria 11m)' útil hahlar con la ma'
dre de ,Jorge (Cdi) para que lios dejast' la cinta de vídeo COIl );¡s ecografías
le hacía Sil gilH·('úloga. e ;Iltenlar esclarect'r las dndas a partir de esta re.l­
IH; sólo IlOS 1.. prestó sillo que se ofreció para comenlarla ycontcs­
lar a las posiblcs pregull(¡)s que lc hiciéramos, UIl día nos reunimos en la sala
del vídco y ncs explicó con detalle la imagen del bt'bi' que salí,l ell la pantalla,
meses que tellía. dónde eswba, qué comía. cómo latía su corazón como el
nuestro. ctJmo iría creciendo poco a poco y cómo la barriga se haría cada vez
más grande. Nos explicó además que n;lcer signifka salir de 1;1 !rip;1 y en el
caso de Sil bebé tendría lugar durante las vacaciones de verano.
Al día siguiente, en la asamblea intentamos recordar y dialogar sobre lo
que habíamol observado, lo que hahíamos aprendido y las dudas que
nÍamos. Tramcnrrió el diálogo entre la confusión de los conceptos "conce­
bir". "gestar". «nacer» y el dilema entre los que opinaban que el niño juga­
ha. comí:1, crecía y se movía, enfrentada con la de 1m que consideraban que
1-.0
l"\.:)
en
lISTORI,\ m: CRISTINA y
'.
(;f'1i fW'" J I'x/J/íra.Hl I'f(1!-."'rtji'a.
priml'ro tenía que nacer par'l poder realizar tales acciones. En IOJ'IlO a estas
dudas e intereses palabras m:ls técnicas, lo que Geli COIl todo Stl (a­
rilio nos explicó. hablamos del Cmbar¡IZO, como un tiempo de ntlc\'(' lile·
ses desde que el papá pone tilia semilla en la tripa de l1Ialll;'(' Recordamos
que It.>s niilos_110 tienen vagina sillo pene y no puede nacer de Stl l!'ipa llIl
')",1)/, Es l'rt"ci,anwlllt" del pell{' d!' donde sale la semilla que d papá 1l01lt' ('n
la I'agilla de la lIlamá y se llama esperma. Denominamos a 1;1 bolsa ()
lli'l(.i·stúll(le·crece,effeto. Ese nido se va llenando de un líquido quc lo prDtl'­
g-c de los golpes y le permite estar caliente ycómodo. Aquí disponc ele o.'íge­
na y alimentos suficientes para crecer. Transcurridos los nueve meses, el
bebé se prepara para salir, la mamá nota molestias en la tripa lo qlle indica
que el momento del nacimiento se acerca. El bebé se coloca para salir a tra-,
\'¿s de de la mamá. Primero sale la cabeza. luego los brazos y al final
el resto del cuerpo. Una vez que ha nacido, lo que suele suceder en los hos­
pTtaíes'o droicas, las mamás y sus bebés permanecen en estos centros lIllOS
días para asegurarse de que la m",má y el niño o la niña están bien para po­
der irse a su casa.
En vista de la curiosidad y atención que seguían manifestando y que se
acrecentaba cada día. acordé con Geli que sería conveniente seguir el plOce­
S0 del embarazo mostrando las ecografias cada vez que se las hicieran. Y así
sucedió. En cada visita, veíamos la ecografia anterior y la nueva para estable·
cer las diferencias y similitudes qlle observábamos. Tamhién hacíamos fotos
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
120

PROtl:eTOS DE TRAMJO
f\¡\ _oCftD
(,J\\
JC\
L
, •.
r \ (
I /
__
1"".

t í /'
,
.- ,
/" -ir:;
/' ,o" (
, / '(o.. ScJ.a'\
I
¡
... e",,,C,,,A,, :,.
'ViJilu
<!'"
\ \ l'
l 'l/U d,'/o\ lu!;;\ \0 1'0 Ir /{flff'l:
de (;cli. p:iI'\ segUir la evolución dd t<lma¡j(¡ de su b'IITig-a. Sicmpre escribía­
li' rceha dc la visita v los mcses del feto para podc! rebcíomn (,1 paso dcl
} S\l crecimiento.
ACflridarrloJ la Iripn nI' (;"li
......
N
-
121 IIlSTOR1A DE CRISTINA Y RlJM:N
Nl'l':VO EMHARAZO
Tuvimos la suerte de que da.s meses llIás tarde, la mam,', de Ll\I1a (l1lt:S) se
C1!lbarazú y se unió al proceso didánico que habíamos planiticado con GelL
de ella no podríamos mostrar las ecografias porque su médico no se
la., h"da, S\I implicación fue muy importante para percibír de ¡¡,nllil real los
d:lt-relltes tamailos de tripa en proporción al tiempo de en¡})"l'<I/(J \' m(lS till'­
d('. eH el desarrollo de la vida de los bebés. .siU1¡U'iÓIl {'Il 1),llaido scri,1
ll!iÍs \'¡Ya \' más de percibir por lo niiios/as.

1"'"
l.!lltif'a ti, (;rlí ".< 1IUís ¡.,mllulr ú, ti; Inl.\' .
. colaboraban acúvamente explicándonos lo que senúall. lo que ¡¡parecía
el' la ccognúia. Mosu-,Iban sus vientres, los niúos!as los tocaban. acariciab,l!l yesCll­
dli\ban los latidos ymovimientos de los bebés con un gran y
Después de cada visit.a los pequelios plasmaban con ilustraciolles y textos
realidad vivida, trabajos que guardábamos con mucho cuidado y cariíia
para confeccionar un álbum <11 que pertenecen las ilustraciones filie presenta­
IiIOS en este P.T.
i y.\ IIE.\IO$ NAcmo!
No tuvimos la suerte de percibir la deJorge y Laura cU;lJldo nacie­
ron Sil hermano y hermana l'Cspectivamente, ya que, tal COl1l0 (·'¡ab.! pr{'\'isw.

-...l
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
123
-,
PROWCroS DE TRAi\AIO
1
ocun ió ourallte el período de (as \'acaciollcs de vera!lO, El primer día de clase,
la ellloción dcJorgc y Laura fue indescripliblc, Los trataban de contarnos
b bllcna 1l11t"va, pero la algarabía propia del inicio del curso se lo impedí...
Transcurrido un tiempo para los saludos y cambio de impresiones, pudimos
S("lllarnos en corro, calmar los nenios \' escuchar con alención aJorge ya Laura,
Entre las llIuchas cosas que nos contaron, hicieron hillcapié ell aclarar que
los bebés (!l¡lIl1ados Cristina y Rubén) s,llil'fOn por la vagina)" 110 hubo que
;¡l>rir I,¡ tripa a !;IS mamás, porque supieron salir ellos solos.
C"rlos record., qlle a Sil Illam;'¡ Wlllhi"1l le sali,', !lHa vez lIll nillo, que se ('S,
cr;1 IlIlIy P('qlH'¡io \' 110 \'i\'iú \' SI' Illllrio, R('(ordal1los (Jlll' S\I
I,abia leoitlo lIll aborto POl'<llI(' d ""\O "e 1m'" ellferllw y s;di!, a lo,s do,
111I',,,'S rOl' la
(:\I,I)ldo 1"" ,el1lllmOS, Cad"" \' olro, ,llllígos I ('preselllal()11
,'l ;,!)¡¡JlIl d(' 1.1 1";lI\l:1 dd jll'illH'rO,
a RlIh¿'1I k IOCllhll salir, pm<¡lIl' ('lIi,1 1111('1'(' I1I('S('S
Salió tapado ('(H] Ill1 poco de sllngre, pero las cnfer­
lile' as lo lavaro\l y se lo dí(,\,OIl ,1 1ll;lll1;'1 lilllpio \' WsII<!" "ponlllc lll11lll;Í le
\' tOS;'S '11/\' ('\',111 111;;" qlll' ¡,llllhí"11 le iH)J1t'1l de ClI;\lI·
II;ICi,', (:ri,slíll;1 pero unl,') Ulll>' IHH os días 111:\' ('11
;llbdii) l,lIl/ra,
llO IllS!ori" dc ;1I11iguos ll,lt'ílllicllWS de hermallos,
llíl'!OS de Illles\r;l clase,
f>\Bo( T(-\

' ___ \
- , \ .;'/'
-;kJ,' .v___
,,, "" ... 1"" no ' .. " (
' ,,'
,
o
¡ "1' I
..._____--- ..,.- __ ,_____ I
1 I /
f -¡­
1./'
_é-'L'!llfi t.¡2E _ , D /
D..
A barllf di' la mamá rlf Cn dm
N
O:l
'J/II-.J
rf

l'
,
' " 'y
,
( , f
• I I
cf¡¿
.' • , "'-'"
,,1
"' i
I
!
"

i liSrORlA DE CRISTINA Y RtJBÉN
Durante el desarrollo de estas vivencias surgieron nuevos términos como
·,cesá..ea", «incubadora», «quirófano» y «suero», que completaron y enrique­
cieron nuestros conocimientos sobre el tema, además de generar ilusión y
lluevas deseos de conocer,
:--Jos VISITAN 1,\5 MAMÁS CON l.OS BEBÉS •
Con c1nacimjento de Cristina}' Rubén habríamos puesto, en teoría, punto fl­
Ilal a los contenidos de nuestro Proyecto Inicial, pero el interés y la implícací<Í1l ac­
1;\,[ dd grupo nos llevó a seguir aprovechando aquella situación tan motivador.l
p.,,-,I prolollgar el proyecto e im'cSlig-,¡r ahOl-'¡ sobre el des,¡rrollo de I"s bebés, La
propm'sla tanto por parte de los uill0s como de las mamás, fue Il1l1y biell acogida.
Las llIam,í, planificamos las \'isitas al allla, acolllp,uiadas dc Jos behés,
'011 1I11;[ gr;\frlh'xihilidad en el ¡km})o PCl'O COI1 linos claro,s ohj('ti\os, Ad('­
Ill.is de los espl'LÍfiros de cada visita, el! los que se hacía lllucho I\lÚ'
\ I('s c!n!ic;'¡halllOs tiempo, permanccían siempre UIlOS CDIl111lleS
;¡ I "da" dlas: percibir el nccimíellto de los cuerpos, las similitlHlcs y dif(-rcn­
"!;IS ('lIt\'(' ,lIlIhos, modo d(' trallsportarlos las mamús (coc!le. ,ill,I, ,Il\dalldo),
de ropa \' calzado, formas dc expresión de 105 bebés (gesto" IllO\'illlí('Il­
!>¡t1l>un:os, prilllt'ras palabras), competencia para mO\'('rsc (rqlta¡- ,1 g¡HaS,
)' ,UlIolloHlía p¡\ra rc;¡(í/,ar ,lctividades varias COIllO bd)('LJIIg;II', elc
'os i!lll'fe,s,tba además que percibieran sicmpre la ,lctitud de las 1II<l I ll;'¡' h;lC i,l
SIIS hijos: atl'llciúll hacía e]Jos respecto a la salud, bielH'star,
1)<", ;¡lillH'llt,¡<'ÍÓIl afecto, ternura, carilio .. ,
EH la primera visita, Inés y Gdi 110 súlo !lOS prescJ!l¡¡ron d C,i,\tillll y RlI­
1)(,1l, sillo que talllbién nos contaron c{¡mo habían nacido, <¡¡¡l' .sinlíelOlI ellas
wrlos, qué dijeron, C{¡IllO los recibieron, cómo los cuidahan, etc. SIIS her­
mallos, indireclOs, se sllmaban emocionados ai n:ialO de sus
m,Hln's, El inte:'és del grupo por el proyecto se mantuvo r a!lll se acn:eentú,
porque la presencia real y el contacto fisico con los recién nacidos se convirtió
cn llll estímulo muy significativo y frecuente, porque además de las visitas pi a­
n;licadas, casi todos los días los veíamos cuando sus familiares los llevaban al
.:c1egío par.!. recoger a sus hermano!!. A esto había que añadirle los continuos
comentarios y anécdotas queJorge y Laurd nos hacían de ellos. Todo esto nos
permitió mantener el P,T, durante dos años si bien en paralelo se fueron de­
sarrollando otros proyectos como ya explicamos en el apartado que titulamos:
criterios para sdeccinar los Proyectos de Trabajo 1,
Hicimos un seguimiento del desarrollo del niño y de la Iliúa en paralelo
dentro de un contexto cada vez m¡'ls afectivo y gratifican te. Yo anota ba en mi
diano los datos que recogíamos para reflexionar}' analizar al día siguiente en
la asamblea sobre los datos antiguos y nuevos, y extraer conclusiones. Siempre
I DeS<.IITollamns este "partad() eH J;¡ piigina
I-.l
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
125 I'j{O'yFCTOS DE TRABAJO
I
,'SI,liJ!<-cí:lIllOS las similitudes y diferenuas entle el niiio y la l\il-l<1 en todos los
'''I!Cn"s (\c;;t;lcabks. de cada sesión, los pCqllCllos plasmaban grflli­
'dll"Il\(' lo <¡lIC cOllsideraban 1Il;'\S sígnílicati;io P'\I;1 dlm, T,11l1hi¿-n aportaban
dli!:\ llutcri,lll's relacionados con el \llontCIlIO cOllcreto del desarrollo del
jlmvcllO: fillos de ellos mismos, fotos de revisl:\S, libros, hibemnes, esponias,
!,\ln), \"p.i de (ll<lIldo ellos cr;lIl !Jebts .. Est(' lliti!1lo matNialnos fue de gran
\l11I;fLI(I, ('l1tIC otras cosas, p:lr,\ ICplcsnl1ar simhúlíco, En eSlC rOIl­
texto de ;1\('lrO d(' !icciónlos nitros/a:.; t('nían la nl)m'tllllifLtd de n('("('ibir e in-
sociales, anitllCks y conductas prt'st'n!cs ('11 su realidad,
legrar
, \ -,
,/ /11 /q--
1, IV
..J
,r- ,r B r{
v ,,'C:
'C'>Y D(l
J') O
/Io\ \ I
/ u\
IJi'ril "/nJliOlír
l.d.' visius se túc!'on succdicndo \' Siclllpre ('011 \lila cll\ocitlll qllc se maní­
!,'SI;t!¡;\ ('11 ill('0I1!Cllihle Todos qW'1 ¡,::, tocar, !Jesar, ,lcaricial', coger
;, CristÍll,1 y :1 Ruhén, a lo q\lc LHll,\ \' .Ioq,;c SI' ()I)(lIlían con seriedad en su
;¡/,in dc protección y con la disclIlpa de que se
y con ca­
dl('s yo Illcdí,íbamos continuamente para qut' lo
on todo el proceso
"ji-lO (1'1'<1.,(, 'lile usamos con freCUCJlCla ell d
extremo de dificultar
sin separarse ni un momento de los pn!udí".s, h'lsta el
I'n !lllldlOS CISllS l:l ;¡tcnción de las madres h;1<:i,1 ,'lIos,
y tomúba­
En «¡(la vi.sil;l, ohserv:lb,¡lllos,
rcf1eX)(lJl,lI' y sacar
IliOS Ilota de lo mils significativo con el
y de cotejarlos con los
conclusioncs sohre los resultados de la
del oC()xÍrno enClIentro,
'-'
N
l.C
HlSTORfl\ DE CRISTINA Y RUBÉN
Ob'íPfVflJnfn ron tlrfflll,' rómo sr ali1'lll!nltl RU/:¡;lI,
NOS AUMENTAMOS
La segunda visita después del nacimiento tuvo como objetivo específico
Illostrarnos cómo se alímentan los recién nacidos,
Observamos con alroción cómo se alimenta Crislínn,
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

.--­
• 1
I
J:2li PROYECTOS DE TRABAJO
Pudimos contemplar las dos únicas posibilidades que existen durante esta
cdad: amamantar y dar el biberón. As; se alimentaban Rubén y Cristina res­
pectivamente. La expectación en torno a estos momemos fue sorprendente.
Sus miradas atentas ya la vez inquietas, se alternaban entre las dos imágenes
con cierta ansiedad. Sin duda aquellas experiencias les hacían revivir tiempos
muy agr¡ldables r¡ue seguramente aiioraban ya los que desearian retornar.
lJesput:s de presenciar este acto tan tierno y entraflable, pudimos observar
cómo se les dt:snudab;:¡, limpiaba, se les cambiaba de ropa aprendiendo al mis­
mo tícmpo el nombre de cada uno de los útiles empleados: crema, talco, toalli­
las, p<uiai. ele. Fue en este momento de limpieza cuando Cristina se puso a hacer
pis COIl las (ol1srglliclltes carcajadas \ ;t1borOlo del grupo. Desnudos encima (\('
mes... s y bien protegidos por to;dL\., ) rn;tl\l,h, pudiIlIO., comprobar y tlOIl1­
;1\ ("da 1ti ra ek las partes de su cuerpo, a.sí ColllO .'trs ,imílíwde, y difercncias.
Oh.'\PrI!(lmtH limi/¡I¡;dI'5)' di[nr1U7fl.í rlf' .HiS r:1.1.qJO.L
y tercera visita tllvieron como objetivo específico conocer la
clabor;:¡da con fru(;1s tritmadas el primer dí,l, y con vegetales
mezclados nm carne y pescado el segundo. De modo seguimos el proce­
so habitual de alimentación de cualr¡uier bebé. Las mamás nos enseñaban las
comid¡ls, nos explicaban SIIS ingredientes, el modo de hacerlas, ete. Después
de colocarles los baberos, comían, «cchaban el aire", los desnudaban, los lim­
ponían ropa limpia de manera (Iue pcrríbieran el carir10 y la aten­
ción que 1:ls rn¡rm;'¡.s dedican cuando .somos pcqucTlos.
I¡STORL\ DE CRISTINt\ \' RIJl\f:N
27
..:r6 L(
!
R
ti
'J I \i
e R 1ST \
5 eS
G
,

-
. :7 >
-' /

\

" ",,' ," ,e . , " - 1
,,... ::iJ. 1" ,_, ."' " ' J ,0

, ",."I ( , I -'- . : ", e :"':"'n" «",,'- Je
_,<>.h(M"f"" " -( .él 't- \ h. - •'
'" , J e, ,"
: .,:, .;"""'-> \ I t.
;x. Ir i (J' \

...
;
. .
( ,-' \ '
'Jf{E 5 ,. -
c". LJ
"
III/\/md(ín mil)' o¡'al;VIl dI' A!I!xi.'i.
n"hén .y Cri.,tina loman la.1 f'fUlas.

...J
el
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
I'IW\FCIOS DE TR1\I\AIO
,"!
....... - ",
../'
1ft/ni" (/ lo" !N'!;':',
(Jh""(1'rlJlJfI\ rrimu 1,(\ /1((0111/\ 1,,,11'11
Fl IU( 1'lI1)
pi (,,,inl;\ I'i,ita el IClll;¡ c('lIlr;ll hll' el balll;/(), 1.";; Ill,\l1l,i" 1'011 la paniri­
P;H I(JI! III';! dcJoIgl' l' LI\,';I, 1I0S o;pliclI'OI1 n'lIl1" SI' des"rroll,', ('1 aClo)' n()S
dllS!I;¡rull COll rUlOS, (;11 ambo:-, casos, (,;Id:\ p:1S0 <id ,\COllll'cilllí¡;!lto fll\l' se 11;1­
Bfllll!zo rlr CáHillft.
;.-..s
W
........
,-.,
IIISTOR11\ m: CR1STIKJ\ \' Rt:nf:N
bía celebrado durante el verano, Esto suscitó un interesante
r' esaron cada uno graciosísímas hipótesis sobre Jo que
,,;:.
"
Bautizo de Rubhl­
TIENE DOS DIENTES!
interés suscitó la visita de la pareja para mostrarnos los dos diell­
les de Cristina, Aunque a Rubén aún no le habían salido, nos acompalló en la
visita para una vez más establecer comparaciones entre ambos, Como Cristina
,e ¡cegaba a abrir la boca, los niños decidieron cantarle canciones, chistes y al­
g-una que otra estrategia graciosa, para que al reírse abriera la boca y así con­
seguir su cbjetivo. El objetivo al fin se vio cumplido aunque no por el motivo
esperado, sino por todo lo contrario. El cansancio de Cristina ante tanta ex­
e insistencia, provocaron su enfado, y como consecuencia delllan­
to, los pequeños dientes se hicieron visibles, Los gritos y gestos de emoción no
se, hicieron esperar, lo que asustó a Cristina y acrecentó su llanto.
, '
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
...--.-.­
"- """""
:.¡¡
¡ISTe )RJ,\ DE CRISTINA Y KUllf:¡\
!'I()\ H :ros m,l J(,\H\jO
(:á\!illtr !WI'I'I/\f'I;n ,,11\
;-;'\111.\10' 11.\l\L\R!
El ciclo de 'Í,ÍlaS se cerró e"ll Iin,dii,ICioll del C\llSO escolar. Nucstra in-
1l'llCiúll ", ('llllar¡a eSl'l (¡(tim'l \Ti en \," 1lll.1JlIClllCS h:1\Jílidades de
Ru!;i"11 :' Cristilla par;1 hablar,
E!wc jwgo
s
, c\lldoncs y b,lilcs p('cihil ((lll \\lo'lS o llH'llOS clari­
¡(;Id ,'11 hIIH,,')1I del ('I';ldo de alboloto \':I:i'[('1l1(' ('11 el ,mla, algullos balbuceos
('''IlIO: pap;\,
que (011 lllll\' hUClla ¡lll('llci,)!1 !,or UII('sl:;1 p;lrtl' ti
ItI,1I1IÚ) guapa}'
('Oll rIH.'HCS ,Iplausos
Estos lHlCVOS éxitos fueron
Iksos quc l;lI11bi('1l se hicieron extensi­
eh íSlInos besos soplados con la mallO,
Sil [o),t1h)¡,;\Ci"1l r las despecti­
blt:s al", 111;lJn¡ls a las que dimos las
rilO, hast;1 CIIHICI'O curso,
.. \¡(; l' :-;,\') CO'\CI l' sin" rs \' FV,\1t 't\(.J(l:'
de Lt cva]u;'lción pennancntc n,,,lizamos durante lUdo el proce­
so, en 1<1 que paniciparon actil'arnente las lll,l!nás, en los últimos días ele curso
dedicamos largas sesiones a la reflexión y al análisis de lodo lo que habíamos
aprendido en aquella agradable El álbum que íbamos elaborando
e1',1 II n testigo fiel para nuestros recuerdos. Colocado en el rincón de
r:risliltt1 y Iltd¡¡:[/ 'In .'II!l1 mil)' IIJ1JY01'1'S•
• ,dCJlHk pcrm,H1\'('CIl lOdo tipo de Ic):¡m \' otros :llbllll1eS, 0,:1.1 el
':10 pllr;1 "IJslT\'ar)' rccord;lr 1:1 hi.s(oria dc Cristina)' RlIb{·n. ,\nl\:' \' ¡[('.'IHles ele
(;idll lisii;\. d :dbum se ('(¡m'ení" el1 el objeto más solicit;ldo por la Ill'I\'O!'Í,1, no
,,'¡Iu por el deseo de recordar yrecrear Si!U;1Ciones ymomelltos, sinu Co!110 m,l-
NQ" ¿.slmlímn., rI. /n,.r mllm,;,r y 11,. bf.bis.
......
(....;
1':>
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
133
r"-
I:l:! PROYECTOS DE TRABAJO

".'/1 /1/ (/t/I/(llir/(u!, (,'/?I//I/(!) 1l'lIh,:fI (01111/'111/';(111 ,/ ,¡l/mili dr- \/1 '¡"!(lr¡u f'1J /,1 fll/lr'
I'Ti;!1 de contr;lsle y \,t.,-ilicaci(-JII. COII Sil :lyud;l record:lIlIos Gld:l 1ll0111elllo, de­
lCllii'lldollOS ill('vil:¡/J!clllellte eOIl lll:ís del:lll" ('11 LIS grarios:ls dll(:edotas que
1;1" 1>111'I1OS 1':lInS IIOS proporCiO!l;lrOIl, I\sí CUi'll!>S r"UJrc!:uldo los :1\'alllTS de
R,I¡'('I, y Cri,\lill;1 ('n lorlos los s('lltidos: desde n'tlo,s IUlllb;ldo.s ('11 el (oche sin
"i>CI!.IS 111 O\'(TSC , sill pelo, COIl patucos \' pi.ialll<l, h"',la \'t',-Jos a ga(;ls alld;IIlc!O
¡)I" 1.1'1.,,(, 111 ,lIld" lo!lo lo Iju(, ,'IlCOlllr;¡!>;111 a 111;\111)', COIl llelo 1:11 go (Crislina,
1/,"1" 1 ('Cogido 1111 IlIl'Chún de pelo COII 111I 1:11.0), CIJ" ;!IgúlI diellle, pantalones
d" P,IILI, ¡;lp:IIOS COIl c;dcctincs, cogiendo el hihnÚll : behiendo solos, Incluso
!I"g,IIl'OS:1 escllcharles halbucear al¡';llll:l Ijlll' otra p;!Iabra,
Craci:ls a la disponibilidad)' bu::n hacer de las dos mam;ls, vivimos una lar­
gOl experiencia que 1I0S permitió de una forma natural, no sólo adquirir cono­
cilllielltos para satisfacer la curiosidad e interés rle los más peqllelios, sino
I);lr;l illJ'l1rporar aClitlldes y conductas positivas ell Iluestras vidas, Fue una ex­
periellcia privilegiacla para observar y comprender contenidos (a veces consi­
dcr;ldos como tabú), que han generado entre puritanos)' progresistas tanta
!l0kll1ic;l y algún que otro disgllSto al profesorado,
En esle recorrido por la experiencia se favoreció de forllla permanente el
<ln;ílisis, la reflexión, la crítica y la autocrítica, así como el pensamiento alter­
nativo, aspectos básicos para el desarrollo de un pensamiento superior, Den­
lro de un ambiente de afecto, cliálogo y colaboración, creo que pudimos per­
cibir el amor, la ternura y la atención que las madres nos dispensan,
gCllerosidad con la que estamos obligados a corresponder.
>---'
v.;
"
HISTORIA DE CRlSTI"A y RUHf:"\
'H-P-
1
"J97Z-1
I - ..
, l' fA To
l1
"tK PIlP;"LL"\
l:jt: I 1\1 i
i
I

I
AIiS,
..",

,..-, [)c, / ;
'; ,q.
(\ ,};),\ -"fJ,< / /)
¡: \!l V' /' ') -----r----- ,/'.
!!
- '. "
I
1, \ -,.;- I
r ! I
- \ '
1-,
n-----¡y J
I
"L
/Jnltriz. ilw/w fl }flomf"l1lo r!r Ifl mrrimda rff" Cn'Jlina )' !l/f!JI:J/.
Estamos convencidos de'que sólo si vivimos la escuela en este amhienle d,' akr­
lO, COlllllllicación y comprensión, aseguraremos la dimensión cogllili\;¡-,¡f"Cli\';I, ;'
1:1 :llltonomÍa personal y social de nuestros pequeños,
Tras el paréntesis obligado de IIn curso, debido a la 1;"'llci;1 I)()J' ,'slll<lilJS
Cjlle lile lúe concedida por el M,E,C., la experiencia no pudo COIJlilluar,se dll­
r:lI11C el último ,lIio de la etLlpa en InfantiL Transcurridos dos aiim, dur,¡¡ltc el
curso I me ha acompaliado la suerte, teniendo CO/110 allllllllOS :1 los
<¡ue y,1 habían estado con nosotros como involuntarios protagonistas: Cristina )'
RubélL
BI !lI.10CRAFÍA
DO,\li:-;(;UEZ CfllI,LÓN, G,-BARRIO VALENCIA,'/- L (1997), Los frrimerm /)(l,\o< "flri" "!nIKl"'j­
1'.II7ilo, La Muralla, Madrid,
DO,\li:-;c;VEZ CIJlI,L(¡N, G, (1996), Los vnlores en la Eduración Infantil, c,lacJ¡id, La "Imall;¡,
G)
".&
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Lag uía , Ma, José y Cinta Vidal (1998), "Qué son los
rincones de actividad", "Cómo proveer un rincón:
materíal", "La organízación del espacio y del tiempo en
la escuela infantil, "Qué rincones se pueden organizar
en la escuela infantil" y "Rincón de los juegos
didácticos y lógico-matemática", en Rincones de
actividad en la escuela infantil (O a 6 años), 5ª ed.,
Barcelona, Graó (Metodología y recursos, 116), pp. 7·
12,13-14,15·21,22 Y 53.. 57.
\-"
('.0
...1:':;"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
7
/'
Qué son IQs Rincones de actividad
La escuela. como institución encargada de la educación de los
niños y niñas. debe considerar la historia del niño. hecha de conquis­
!,tS y progresos dentro de su ambiente familiar y social. (ada alumno
es Jiferente del orro; sus experiencias anteriores. sus interé;es ysus
pllSi5ill<:L'íJeShan de ser el punto de partida de su formación, Tam­
poco tienen todos la misma capacidad para adquirir y consolidar sus
propios Hprendizaies, fEbruqüe--respetar.
,-illie-íif')ó- preciso_ Si consideramos que todos los nrños no rienen las
!íiís-rñ:lS ni d mismo ritmo de trabajo. dehemos huscar el
m,treo "dt'clI;!do que haga posible ¡Icoger est;!
()rganizar b clase por rineones esuna estrategi:l
rC'l'nndL' ,1 b t'X igem-i,l dI..' integrar bs actividades de ,¡pn:nú¡z,lle a
nt:cesídades búsicls del niño (l. dicho de otra form'l, es un inrento de
qiú;: hacen posible }¡¡ panicipdlll'lI1 ;I(-tíva del
111 ¡ío en la cons! ruccllín de sus conocimientos,
Pal'a lIe\'ar ,l caho este planteamiento. es necesari(, !,l
(lIganizaci(ln del espacio escolar \' la estructura del
dllnde todos los niñlls re:tliz,tn la misma tarea
'.
nl:le!itro,
Trab:lj¡¡r por rinc(lnes quiere decir organizar !:.t clase en
grupos que etectlbn simultáne,lmente actiVIdades ditcrentes, ¡( :úm< 1
,(' a la pr<Íctica \' qué caraeterísticas tienen'
¡\ nin:1 general. podemos decir que:
• Se permite que los-ni'ños escojan las actividades qut: quieren re:t1i­
/.<lr. dentro' de los limites que supone compartir las dilen:n((:s posih¡.
con' los dem,ís, P,lf<l 411e esta situación sea \'iable. mm'iene
que el mnestro tenga previs!Os los recursos que quiere otn.:cer y
promueva la curiosidad yel interés necesarios para que las dilerentes'
propuestas se aprovechen al máximo, Las actividades -como el
simbólico. la expresión plástica, etc,- se pueden trabajar en
funCión de un proyecto individua! o colectivo, y pueden eSl<lrorienta­
tI:lS por una consigna establecida por el maestro. como por ejemplo,
,tetlvidades de observación del mundo animal y veget:ll. juegos de
lógica. etc., o bien respetando el juego espontáneo del niño,
• Se incorporan utensilios y materiales no especílkamenre L'scohm's.
p..:ro qut' forman p,lrte de 1.1 \'ida del niño y de las diterentes tonn,ls de
tr'lbajl1 de nllestnl cultULI.
• Se considera ni nii'io corno L1n ser ;)etivo que realiz,l sus
;t los sentidos \' la mnnipulación, El material que poncrnm ,\
.......
W
'-.,

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
8
9
,"

S\I ;¡JCll1IT, ¡,IS SlllIacíont:s dt:' ¡uegu \ de qUl' se l'rl';\l1
I,h rl'íldt,¡t!,,, qut:' se ()hricnen ,(lil el trllt\) del pn1l'í.::'SO de su
t l'r\'l'll:lon p;¡rn C;lpr<!r LI re;dltbd \' ;1 su medltLl.
p;[,,, ,IClhar. ljLl(TemOS añ,ldir q[je en est;¡ etapa eduG¡¡il';¡ {U·(,
,Hl()S i 1](> l'rn'¡llOS r.ecesario eSLlh!enT dltucnCÍ;ls cntre rinnin l'
kr I aU!(lres ljue dclinen d <.rIllOH1" CU!1l0 el c;pllCip donde el
1l1l1l1 Il',dl/;1 tudo tipo Je ¡Llego IfldIIIJU;d () el1
;.: l' (\ lO\ 1" (, ¡ ,d In·" cnfllO el L'SP'lCI(l donde.;e
¡l" de "lr;ll[L'[' ll1;is l's('oLlr, ;1 Ir,I\'l', de n )[1>1¡!Il;IS []1;I' \ 1 111l'!)( lS
,i l' : 11111 t. d,l s, l' e!1ll' mi" en l' llCIH ,1' 1.1'; l;1 r;llh'!' ISI ¡l';IS l klllll'lO ,k, ,'st ;IS
el.. l.hk· ... , ;)l"I1";tllHh que l· ... ,lnJlí,,:!,l! H1I11pl.'1' 1.1 L/lit" 1..."\I:-.ll"
\':liH: \ ;lprl'l'ldel", L'Il (,Pfitlllti.l JJlt;,:rJll',\\ll (1'11 ;t" ,lr¡p:-- Ji!!)n;.. \
ll'l!l !():-. duhl h
Un pOCO de historia
11'1< 11([1111 ('11 1,1 ,'sUI"LI 1,
,\" 1"11\' 1I1eS I:dkres tlenell
,11 111qllL' ;1 lllCStHill !lO IHIl'I':I, "l'S ,1í'lll;¡j :\'II\ln', qUl'
,'11 !ll;1 rcr, gm,\.I1I II/od(). dc:nlrlJ ¡h:: 11111\'lllllentll dc e,cllch ;ICtll'II,
Lile:;, l'(lVIll I)<,:\\'el', Pl'SI:!iOZ'f! l' Frein<.:t. h;¡n hecho .1¡1l
1
rt:tCHlIll'S
L'jr;! 111;IS ,!L- rrl'lmi! ,ll'[lI'ld'llks p,ira ¡,e,diz;II'
d trahaio con fll;ldL'l';1 h:ISlil 1:1 n;IIT:1Ci\lll de
l'11
por Lll'llcmil.!lIrdllll'rlil, IllIpr<.:Ilt;I, dr.II11;¡¡i/:ilL'iun II
,,·\IL't)[O:-'
1c' lid"
1'rUIlI'l, de h:lcer el c,rudlo ps,cllltigl((1 I s(lu;d de las
niños de su tIJa en Odllllos t:tlleres
li¡:ldos d,' fr:lh:ljo: cuatro ;1 los ljUC' d Ibm;l tr;lh:lIo m:l!lll:d dl: h;lse. l'
lll;llro 1:1;\S de ilctll'idml «"\,,,IIICI<miltb S(lcí,lhilil:ILb e illlt:!cc!Ual;·
¡:Iel:¡»,
Ls la viSión
en tnrno :1 eSle Icnw tiClll' el ¡\lllI'i,
1l11,'lll\1 Jl' (:o(1pcr:lcíún dc ledil! ¡"'IC!.1 Pnr clell1l:lb, ell
lIll:tl'llín ,1 bs 1,lst" 1'''1 i:J, '1lll' ;\[r;II'll',,1 i:I
:':!:.I\!,'ll ,',,'olar p;lra dar Llt1:1 l<':SlllH:SI:1 ,d 1111111 cld:1 I'l'l Illiís
in ",1( ,¡ ,1 '11' ei'Ogl'nUilS, TO!1l¡cCI descrihé LÍ(¡s
,'l ;', :,! .kl!1 Ilbdcs" l' .. L't'SlIll'I;1 de h 1IlI'l'sli";ICI('l[l
1, "Pi(' ,111,1111:1 ,,1;lescllcl;1 dc LIS ,ll'til'ld,ldcs»,
JI'.'lllCltl' lit d'!;lildo dilTISllS 1,1 ¡l'S. l' I
-
;lrticula en lugan,:s comunes: talleres y laboratorios, Ll1s dilerCllres
,lmhientes provistos Je materiales adecuaJos permiten quc el niño
pinte, trah'lje con barro, se disfrace. haga teatro, cuide los .Inim¡¡les ()
re,dice actividades lógicas. tipográficas o de cocina, Sin t.:mh¡¡rgo
T()nucci piensa que, él pesar de los atractivos y vistosos resu!t:¡dos de
esta escuela. en la que el niño puede escoger /¡¡s acril'idaJes, d
proceso ,1 mt:nuJo se vud\'(;! pohre y repetitivo,
"La escuda Je la investigaclon» es il4ud1a <.jue, respctlll1du rodo 1.:1
descrito ¡Hltniormentt:, tlJl11cnta el Cft.:cimlcnro ;luléntlCll
lid niño .1 tr'l\'és de la gestión de su propio conocirDlenlíl, I'.n con·
[:IUl' con los eomp'lii<:rus \' 10$ 'Idllltos. el niño examina en b l'scllcla
SIIS experienci'ls, COf1oct: su .Inlhiente y recupera su J)l'lllro
,lc l'$te proceso, las difen:ntes técnicas y lenguajes se emplea!) par;1
para apropí"rsl' de su rcalidad. par,l darf'l ;¡ ClHll 'Ccr ;1 los
ptrus \' tamhil'n p;¡r;l rcconoccrse I.:n los otros, QUCl/;¡ 1.1 l"tnIClULI
LISClllarHe de: 1'1 escul'la :lrticul¡l,b \' rica en estimulu, \
pero conccbid" como instrumento que hace posihle la '
"
Consideraciones psicopedagógicas
¡ kmo, oído a mcnudo COmClH¡lrillS de mat:'stros lj[lC m;l:liti<.:stan
pllr talleres en ,Sus cuando en realiJad 110 l'sl:in ha·
dt: la misma cosü, Respecto de la organizacicin del aul¡1 por
rincunes II t.illeres. se pueden establecer, ;1 granJes dos li11eas
hien Jiferenéiada!>: ­
<11 Los rincones o t¡llleres. entendiJos como complemento de la
¡'idaJ del curso;
b1 los rincones o talleres, entendidos como un contenido especifico,
La primera forma Je organizarlos. sí hacemos un
implíc;l que los niños van a los talleres los ratos
yueJan. cuando ac¡¡ban la htbor <.jue el maestro ha puesto,
que esta manera de enfocar el trab,ljo no modific;:t el
l lrgan i¿IÓ('l1l de clase l' del di:iJogo e:ducativo <.jue
de lln¡i opción que rao sólo beneficia ¡¡ los
dotaJos, v que lTl';¡ 'IrI,in/;¡d :
que: tienen [111 ritmo Je trab¡¡jo tUert'11:l:, ,!illl' la
de: ¡¡ccl,dcr :1 an í,'jdatlc:s ch'ersas, Por (j[ fel p:lftl', 1(1'
rincllnes que se prl'p;lran, 11l1flll¡dmcnre pensado:; p¡lr:1 ,;::\' el nirlo

G.)
Gj
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
11
10
1r,d 1.Ijt" ,ulu LlCt1I'IJades rLís:ícas, m,mipuhtt ¡I'¡IS, hlhllort'CL" 1, 'IGI'
han con un importante deterioro, \'<1 que son consiJer¡lJos como
Je «semlentretenimiento» \' se les rest¡J impofuncia respecto
10 que anteriormente h.l enc¡JrgaJo d maestro,
ión supone un tiempo l' un'lS connotaclunes precio
¡l los rincones un,l ciltegori¡1 un nrimordi;!I Ct)nln 101
(¡[f¡1 actil'ilbd, Supone, de en!
,kllt ru ,Iel horariu escohir que se deJiGI ,1 talleres, ¡¡SI como
pusihilllbd de que rodos los niños. mt'Ji,lntc un m<:ctnism(l precisp
que' \.,1 1ll,It'S!ru preve, pueJan acceder a l'llos, EI'ilk,ntememe. t:1
"Illt 'LlllL' de e'!l' pLlntL';lmí<:nto !endr¡1 lIn,IS l,¡r;IUensri,,¡¡s
ell 1,1 CLip'! qut: se rd'iere ,1 los 11111US lll;Ís p'.:qlleños, el! t;¡r1t" qllt: el
lempu Il) n1Jrclrlí d propio niño
(', ltlllnu'lnJo con est,ls rdle:-;ionl's, ilna!i¡;lrenltlS.I
,1f}Orl,IUllflCS espt'cdicls 4ue cornpllr!;le,;u I]);lflna de 1
L:¡ educación de la autonomía
(,lI ¡tndo la escuela ofrece Jil'ersi,LtJ de .Ir1il'iJades. que
lI1t'nr e h¡m sido v¡¡loradas;: cOl1siJ<:r;IJ;ls ,llkeU,¡u.¡S par'l el
I.,IIC l' el Jesarrollo Je !J rersonali,bd de! nirl11, ha de tcm:r ramhien
t'n n'lt'tH;1 el hecho dc que el niño neceS!l;l 'lprl'llder';1 tllfT1,¡f respon';I'
hil
( ;1 corto plazo -la:>
necesidaJ de P,IS;I r ptlr
todos () b mal'Oría Je los rincones a lo largo Je la ,em;!fl;l l'
el LI inlCn,¡-, ;ISI l\'fI10 seguir el proceso interno de clda actil'idlld. sm
1.1 prt'sencia consume de! ¡¡dulto, implica l10 sólo el aprenJizaje de 1:1
[,>1101111;1 l'1l el sClHiJo Je asimilar de!<:rmll1;Ic!as normas, sino tam·
bll'n algo 1,In importante como el J<:sarrollo ue una activiu¡¡J mental
aurLÍnOm¡L
El hecho de discutir las a ;Jcueruus, de
íOlLlr posteriormente sobre los resulraJllB, subral'a y retuerza el
el r,í(ter sDci:d .Id llrrendizaje e incide en el runcionamÍento I
vn su organÍI.'lción. LI discusión \' el conu¡¡s!<: Jel propIo pens,l·
1l11l'!l[(l len <:1 de los Jem<Ís \' e! imerclmhio h;IS'ldo e:n la cobh'lr:l'
I 'lllld,!. ;Inú.!!ll'omo e:lemento de rurmaci'lfl inrclectu,d s(lcial
1 nJividualización
L\ entendemos en el sentidlJ de ;1 rral'és lit: la org;lniz,\·
clón por pequeños grupos. un seguimiento individual Je "aJa niño
con unos matices más ricos que en ungru-po C¿;:;-siJe­
¡¡Sila-:1critud ame-el t ume el grupo, h;
progresos que réúfíza, etc" y la posibilidaJ Je dett:rminados
niños Je llevar ¡l cabo un programa adecuado a sus
Ruptura entre trabajo intelectual y trabajo manual
Sl' rompe la dicotomia estahlecida en la escuda al hacer un.1
positiv'l de las actil'idaJes "intelectuales» (m,ltem;íticas,
kCl ura, etc,) frente ,1 ut r¡Js m¡Ís práctic.ls, dCl'alu¡lJ¡IS, de C,I r;Í<:ter
l":\prcsivc o creatil'o: ello significa ofrecer a los niños pt)sihili­
no sl'llo de tr,¡hajo, sino t;llnhién de \'alor;¡rilín persoi1;¡1.
Ln cuanto ¡l /;¡ metodología, la 4ue se desarrlllb un;l
¡In il'idad manual II dt: juego aisbda, sin relación l'on l'i ámhito
l' como dice Piager. estamos h,lCICIllI" posi,
un 'lprl'nJiz¡lje miÍs correcto, que la ínteligenclcI es "r.:nli·
lLlfm:nte un siste!11.1 Je oper;Kiones I'il'as actil'as
e:\perienci;¡ (perSllrlal. 'Ifecti\'.\ y cerema del niño!. \' la ;lcti\'idad
'.
supone la ,!cepl<lcíLÍn de hI práctica, El juq!O Sl' Cll!1\'ierte
en Ctlrlsecuenc;,t en la hase de todo
El papel del maestro
Ll sensaClon que ·da .1 primera vista una clase org¡lnlz;lll;1 pur
rincones es de continuo movimienw: unos niños se re'udcan sllhre la
otros se uisfrazan en an imada conversación, '14uéllos hacen
juegos de construcción, éstos miran y comentan entre: ellos linos
libros de la bibliotecL
• (Qué actitud debe tomar el maestro" Lo primero 4ue se tlehe
es cambiJr su concepto Je orden y confiar en que cada niño
será capaz de realizar la actividad que libremente escogió. Por lo
tanto, tend rá que organizar y ;Jnticípar las conJiciones indispensahles
el niño nUed'\ jugar \' dC,;lrrollar su potencial investll!ador l'
h'identemcnte" el macstro necesita tiempo rar'l ¡¡SI¡míl' es[e !tnl'
uunamicnto, pero pOCt);1 pOCt) irú adquirienJo segUridad ,'! 1111,­
l11l' y en el sistema de ¡r:tbajo, dc r,l;Il1Cm que rendr;í LI n'I,',' de
ljl:C allí no se «pierde,> el
.......

-..J
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
1:
.ro
:r,
e
(,)
e
1; '"
1;
e
::;,
~ ,
'::¡
é
'-'
z: ""
!::
'E
e
'-"
e
:l
' ~ e
;;:
:.; e
,/, '.;
J
3
,..,
.J
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
13
'"
-
Cómo proveer un rincón: material
MOJuax unad;,¡se porrll'lt;:.ones no presupone un gasto desmesu­
rado., El maestro, teniendo en cuenta el espacio de que dispone, ha de
pre\'er el .ipo de estructura que quiere organizar yla meux!o\ogia que
emplear para llevarlos a ténnino, Una vez efectuado este
recursos para proveer un rincón pueden buscarse a partir de tres
fuentes diferentes:
1. Los padres
".... de curso, es neces¡lrio explicar a los padres el tipo de
organización que se piensa introducir en la clase y potenciar ljLle de
una u otra manera ellos también se sientan partícipes de todo el pro­
L'eso que se vive en la escuehl. La colaboración reciproca de padres \'
maestros provoca una vinculación atectiva muy positiva en la [¡lre,1
edllcativ". Es[.1 relación se puede concretar desde llevar a la t:scuda
dementos en desuso que no se utiliulO en casa (estanteri'ls. alfom­
bras, ropa vieja, botes de leche, revistas."J, hasta dejar abit:rt,) la
posibilidad de que un día pueda venir un padre o una madre a
en¡:argarse de un rincón determinado (por ejemplo. hacer un pastel
"
sencillo, ayud¡lrnos a preparar y cuidar el huerto ... ).
2. Las tiendas especializadas
Hay materiales que, evidentemente, se han de comprar (pinturas.
colores. encajes, determinado tipo de muñecas, coches. ete.), Todos
hemos comprobado la ilusión con que un niño recibe un juguete
nuevo para Es necesario ofrecer una camidad suficieme de
todo tipo de material y juguetes, de manera que los niños puedan
elegir un mismo objeto, sr necesidad de pelearse; incluso los niños
más pequeños pueden entender unas normas claras y sencillas que
marquen la necesidad del respeto mutuo en cualquier actividad
lúdica y de la conservación del material que se utiliza. El niño, poco a
poco, irá aprendiendo a respetar los juguetes yútiles que son propie­
dad de todos.
l. De la imaginación
En todo el trabajo por rincones, la imaginación juega un papel
fu.ndamental, tanto en la veniente del niño, como en la del propio
maestro. Muchós de los materiales de juego pueden ser reinvenrados
:1 panir de materiales de "deshecho» (botes de leche para hacer
arrastres; botellas de plástico para hacer «bolos»; envases de yogur
¡......
w
t.C"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
14
/'
"
1),lr<l han:r maracas. para b «cocinita.,; Irol.OS Je maJer:.l para
trUtTIOnes: plustílina usada para hacer est'1l11p:teí(ín; hueveras para
h,ller m¡Íscaras. pJra poner pintu r:.l, ,,1,
Se plll"lkn utilizar l:.Imbién e1emcnws de la n'lruralcza
de mar. legumbres. piedras dt.: no, plum'ls, I \' otro
tales como neum¡íucos. lanas, retales de Idas, elC,
"ahorrarnos» mucho dinero,
!J malerial es uno de los insl rurnenros para lIe\',lr ;) cabo el
\Teto edllCa!l\'O de c;u!.t escuda, Es importan' e Ul1e el
\.f1I\.' oh lel ¡\'os pretende ¡Ilcanzar con
con criterios lo dist rihu\'c por la chise, de \.jllC manCr¡l
1IIl'clnismos tic UlflSlrUCClún del pcnS;lm¡cnto y \.jue ;l(litud 'ldopt'l
,Inte él el maestro desde su perspeCII\';¡ de org'lniz,ld(Jr \' din¡¡miz:¡d(lr
de la [,In:,l educativa,
Consideraciones generales que hay que tener en cuenta
• (:,Ida rinClín hJ de tener el ""'{Ni,,1 1/('U',l'ilrt!l: ni dem,tsíados
ohjt'lOs, que aturden \' despiscan a los niños, ni demusi"do P()C()S, \.jue
limil,ln !:t al'liviJad son moti\'o Je disputas, '.
• El material ha Je ser uJ("/lIihl,' ¡t los niños: eso no \.juil'rc decir \.jue
pong,tr.10S .'lIdtl.\' Itls COJ"J \' siempre a su disposición,
• P,tr,l htl'oret:er clllSO Jd material \' la auwnorn¡¡¡ del niño, h,ll' \.jlll'
presentarlo de "/tU/atl r",/('II¡It/U r !Jál!l/('}I{c I,!el/!tjrcdh!" , ces,
con los simbolos, (()[ogra¡'¡¡ls \' dibujos correspondientes,
• Ls impn.'sclTHJihle la tarea de (()//I'{'r1'dU(i1l dd m¡¡teri,!1 deferio,
1'" Es [f'!"re I'er f11Unet:;IS Sin hral.os, cuentos :-oin hojas, coches sin
l'Ul',h" rompecabel.as a los que les !'Ilt;m piCZ'lS...
• Se \';llorar,í 411e el m¡neríal sea t'lStmo \'
un;lS minim¡¡s OJlul¡u()IlI', ,It' It'(J/{rll/'ll/:
etc., para evit;lr
hotes de JMa no corten:
del niño
......
...,.
C,I Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
La organiZ!lción del espacio y del tiempo
15
en la escuela infantil
Antes de abordar aspectos más prácticos, queremos recu!cat una
n:z más el hecho que la organización por rincones no presupone
sol¡¡mente una nueva manera de distribuir la clase-en espacios dife­
rentes; es evidente que esta fórmula ,no representa, por sí misma.
ninguna alternativa a la enseñanza rígida y tradicionaL Es el maestro.
como ya hemos dicho antes, el primer mo.tor de cambio. ya yue ha de
\'Miar radicalmente su actitüd en el quehacer cotidiano: «un cambio
en la organización de la clase no produce un cambio en el t:stí!o dt:
l'nseñar», i Esto hay que tenerlo muy
Cuando un niño inicia su escohtriJ"ád, a 'menudo en su primer ,tilO
vida. se enfrenta a un mundo exterior desconocido, donde
ot ros adu)tos y niños ljue aún no conoce y un espacio nuevo por
dl'scubrir. Es como su primer ingreso en socieJ.ld, A menudo. en 1;1
mUvorí¡1 de los casos, supone la primera separación afectiva del niño y
de la madre o familia. y este hecho provoca angustias. mseguridudcs.
miedos, no sólo al niño. sinó también a los padres I bÍl'n
"
atendido? ¿Se sentirá solo y llbandonado? ¿Le querrán) .. ,',
Por otra parte, el comienzo del parvulario supone para el niño
-inicie o no su escolaridad en ese momento--, una nueva
que le crea las mismas sensaciones. Compartir un ;¡dulm con un
grupo numeroso, moverse en un espacio nuevo y desconocido, asu,
mir una cierta rigidez .de horurios (en las entradas, en IJS
p:Hios t !r.iciarse en tareas ripicJintntc ---yue no siempre
coinciden con sus necesidades--, estar demasiado raro sentados o en
silencio, son que exigen del niño un considerable esfuerzo
de adaptación.
En ambos casos, la escuela ha de crear un clima de confianza y
seguridad hacia los padres y los propios niños, y velar para que este
procesode adaptación se haga de la manera más annoniosa posible.
Este es un reto que dependerá notablemente de cómo se vivan estos
primeros días.
Algunas sugerencias en este sentido podrían ser procurar yue la
entrada de los niños en la escuela de O a 3 años se haga de m.mera
paular ina, ofreciendo la posibilidad de que el padre o fu madre pued<1
t'star en algunos momemos con sus hijosduranre los primeros días:
t'n el parvulario, mantener en la clase al grupo que provenga de la
misma escuela, contactando con los anteriores maestros, conocer ¡¡
......
.;:.
r->
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
16
'\
,.
los p,!dres a través de una entrevista (l reuni(m al comenzar el curso.
ctc.
Es Importante, en especial en est:.!s primeras edades, qut: el niño se
encuentre <1 gusto, muy seguro \' estimado en 1<1 escuda, Por eso
(!lida remos de manem especial la amhienración de la c"1se \' de tolb
1,1 escueb en general, con visras a ofrec<:r un esp'lCio 'lcogedor l'
curioso ohservar cómo, I'a desde pequeños. los niños
husC¡1rl P,1f;1 jugar ZOn¡lS protegidas, rincones semejantes a los de su
c¡sa.
¡ kll1()S dc conn:hir la organ iZ'ICIUf] d\.' ,Llse por rlnCOlles en
IWKi¡'m dc !as posihilit!ades del loc:d, l' h,l dt,
II1CIlIC '1 las ncct.'sidades tlcl grupo dc nirios, Jl:l¡;I Cld'l elbd hm' 1I1l0'
rincones ll1,ís adecuados y unas;tU il'itLldt:s de 'lpn::ndi,'lje di ¡'nemes,
LIS m:cesidadt:s dd juego no son \;IS mism,!s ellel gru!'¡' dc.? '1) '111",
que cn d de '5 l' (', por ejemplo
LI cLse h,l de org¡mizarse de una manera córnnd,l l' d'lr,!: es
sario caJa COS,I tenga su lugar permanente para queel niño
dónde husnlr d material que quien' \' ['Imhi,:n
]1\11 d nl;lestrt) si hace falta ¡JI aCah¡lr
L'l ubicm:icín de los rincones l' de los mu\.'hk, (',coLI'
rl', Llrrnarios. meS;lS, sillas) ha tic permitir qUé' el niño se dcspLln'
I¡¡lrefllt'ntl" por la clase, Los niños de estt' periodo edllcatll'tl tienel1
mucha nen:sidad de movimiento \' les gusta mucho eSLlr por d slIe!(,:
rn;¡\,oria de las veces 1.15 mesas \' las sdlaS,;I nu "l'r p;lr,llI!1'!
1 • , '1 .,
... ¡.í " t'UlllU;¡¡, IIU llCIIt:íl tiC OCup¡l11
csp.lcío ;Ipnl\'cch;thle paLl (l[ms recursos Un;¡ hllcn;! so!uciún po
dll;1 ,('1 arrinconar las sillas () clllg¡lr!as en la p'lrc:d: LIS mc:sas l'
;lrfn,ll-i'lS !lOS pIH.:den a\lmbr ;1 (r;¡gll1cllt;lr el esp;IC10 '1ll1nlio en
rinlonc:s de juego
1'11 el p;ll'I'ularlo se procur:lrú en'al 1111 np;¡(I() Ikx1hk' \'
en el que S(',lIl compatibles zonas de trah'l;o cokcrivo que. en
momento \' según las necesidades, se pucdan recolll'enir P,]L¡
¡;H en taller l' en lOnas específicas para rincones
Lt clase ha de ser un lugar ,'il'o que se ha de ir cllnhialldo ell
¡¡nr:iún de los ¡merescs y necesidades dc los nilitls ,] 10 brg\l del ClIl'Sll,
,\lcdialll1: ,,¡ obSeT\';lCitin. d nl¡H:Stro \'erú Ll1": rinnHll'S Ilicrdcll el
Inil'r(-s. P,ITa reno\',lr!os O sustituirlos por otros
11U prl'surú ,Henci\in ¡tI !1laleri,d, que a menudo se- deterior,l, P'II"\ que
los rincones ('omínucn siendo ,¡tr:llti\,os,
' .....
17
Hasta ahora hemos hecho una breve aproximaciún ,1 la organiza­
ción del espacio. pero ¿es necesaria una organiz,lCión «escolar» del
tiempo?
Uno de los rasgos más característicos de los niños de esta edad es la
rapidez con ljue evolucionan y la estrecha relación que existe entre las
diferentes fundones, Consideramos al niño en su globalidad,
En el período de Oa 3años no $e establecen ni unas 'Ictividades ni
un tiempo especilkn panl <:ada ,¡re¡l determinada; por !t, tanto, no
han de existir unos criterios de tiempo ljue ddimitl'll UIl'¡ u olr;1
;lctil'idnd, Evidentemente. eso no excluye ljt/e los r:!tos de l'(lmer \'
t!nr111 ir estén sometidos a un horario fijo \' l'st¡lblccidp, ,1( lenr;ldo;¡ LIS
I1l'ecsidn,!t:s dd niiiu, los mOll1l'Il[(., qu(' ('1 111110
pasa en ',1 escuela son importallles. cualljtlier situ'lciún IIUI-"Ir, COfJ!e'r.
d,lrmirl <:s potcnU,d11ll'IHC educativa v, por lo LlIlIO, dlitl,( .. ,ll'l'\l\'C­
c1uhlc.
Los mismos niños, cuando Ilq;'1fl por I.r m:.!ñan;l í uno:, ,lI1les que
OITOS. eso depende de los horarios de los padres), son los que ¡n,lrcan
Stl rirmo de juego, Consideramos importante el hecho de que el niñ(l
'.
en la clase con el padre o I.! m¡tdre y sea recibid(\ im!il'idual­
mente por el maestro, Mediante esta relación condían'l se ere-;} UII
de confianza comunicación recíproca, CU;lIl'.lO cl padre se
¡lide, es d niño qllien decide si ljuiere jug'lr, a qUl', l' dÚlldc
h,teerlo. El maestro no ha de ir:ter\'enir en esta decisi¡'Hl Los mms
nirios, ¡¡ medíd¡ll1ue.v,Jn llegando, se incornor'ln dc 1,1 mísl1l;( ll\,,n,'r,'
,: la clase:' asi surge el ambiente de los unos juegan en 1.1
clsir.1 haciendo «comiditas» a las muñeca.s; Otros con los coches; unu
h¡ICC un encaje: -éste mir;1 un cuenro; ¡Jljué! h,lCe de peluqucro;
lino ljue no quiere jugar, está triste porque la m¡ldre se ha ido y
prefiere estar un ratito en la falda del educador. Todos es¡an :t1;lrc;I·
dos l' \'.10 cambiando de intereses a lo largo de la mañan¡¡,
XI m¡lesrro le corresponde valorar si organiza un:.! acrivid;JJ colec·
ti,'a, de reagrupamiento, o si respeta los intereses del grupo chiSt',
dI:' la situación real de clda día; el tiempo de los niños m,ís
pn.jueiios no es programable.
En el parvulario. en (amhio, el tiempo dedicldo ;1 rc,t!i/.;lr LI
;I,·til·jdad por rincones \',Iria segLIf1 el criterio Jel macstru, ¡¡nu h;1 dc
mu:' claro que debe tener Llfl;\ presencia Cll el
flpr,lrio, Sugerimos 1.1 primera p¡lrte de la mañana o de la urde, pUl'
Por otro lado, cua:1do nos plantearnos un rr"h,1
.......
.;:..
[ ..l Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
18
19

.-..
zado cem rada más en el interés y en las necesidades del niño que en
las materias propiamente dichas, es posible pensar en un horario
exento de rigidez, donde tengan cabida «tiempos largos}), que permi­
tan realizar los {<rituales» del rincón con la tranquilidad que
requieren:
- Recordar y presentar si es necesario, por parte del maestro, las
diferentes actividades que se pueden realizar, así como las matizacio­
nes que crea convenientes;
libre distribución de los niños;
realización de]a actividad escogíd.l;
autocomro];
y puesta en común.
EJEMPLO DE ORGANlZACION DE UNA CLASE DE 2·3 AÑOS
1. Acceso a la dase.
J. ColgaJor,
r TaMón JI' ifljormm:ión pdra los pdJrn
-l. lAvamanos a la al/I/ra Je los niños,
Lavamanos f.ranJe
(, A!esd pard cdmbiar a los niños (empo{rados en 111 parcel. CIIúll"TrJJ {'uru rop"
,It· "'camhio di' los niñm).
l. A /!"mhTd ?,Ttln.l..
,\' Rincón sensorial ({'eces, f'iÍ¡;"m. {'ldl/ltl!, ,'11'., enlm ,1'.(,:r('III<I/l/dle
ria/"J i
/. el/filler jlldlt'lÍIua/es {',;r<l ¡,1/urd,,, llis fflcJ(Jro!·•.
Rincón de los juegos didácticos (Ol/IIS g./flll,lc.L (t'.I'lm, t }1J 1(<\ ,I¡jI'rt'J/{¡<' "{tl·
'
1<'T1,,1,>s!.
10 Rincón de plástica
lO. /. TCII<I,·dor.
lO] (a lile/m r lI/e,lú¡ d,' ullliTdi.
ItI ¡ (nrput'J'ttlJ (,JI ,/i/er('ntes l'JpúClt>f dí' Id CldJ('t/llt' fe {'lHAt'tl en
UIl n/flflN..'n/O Jctc,ntin(j(¡o () ,,¡a'dC'N sf.:n'ir pdr" CSpú( !fI(
/(}.,' Ttlhurl'ln/!ilfm '11/t' lt' {'1/t'd<'l1 col?<lr ('n Id {'dT<''¡ 1) tI,}"rl".1 eN el S/f,,(u

"
10. s. Afueh/,· para ?,JJtlTdúT d muleTlu/. mil ('S/¡lIlft·s imlít·¡,ltltll,·, {('(Ir ,1<"Irú.r) p,¡r¡/
creaáont,! ('",sfIIlúl,·s.
} / Rincón de lectura de la imagen
/1. /. Alfomhrd ?rdlld,·(tl/l mllll"!
11.2. ExposÍlor .1,. Clll'ltlOJ.
1/.J, ESlan/eTÍd para litan.
!] Acc,'so al Jormitorio.
I j RIncón del juego simbólico
IJ. I
1J:!, BoI;1 para guaT""r llls dis!mct's.
/3. J, Espejo,
IJ,-I. Muñecas. Cllna.
11.5. Coez'nÍla.
.......
,.¡::",
t....J
.""

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
20 21
/}'
?
-.."
EJEMPLO DE ORGANIZACION DE UNA CLASE DE 5-6 AÑOS
1. Mtsas para el trabajo coleClillO y/a taller.
l. Alfambra,
3. Carltltra con las textos libres.
-l. Rincón de impre\Sión (gelatina, monotIpos.. ,),
5. Rincón de-Ios .. invmtos.. (objetos traiJos ele casa, a de ('XCltriIWI,'S p"r" b,,(,'r .. ilt·
¿"'nlos ..... y colocaJos sobre /In armario p<,qll,.ño,
(,. Lm animalcs,
7, l.as plantaJ.
8. P,md con los cargos de dasl' l' fa "hsen'ación
') ArmariO. <{lit:! II.lmbiJ" sln'e pura scp"r"r (·sptwás. En rl dorsal y Johre ¡,,,-'" ,1,' ('fJr·
cbo. {'J/J c(}/oc"dtJ t,l (u/tocfln/ro! {le 10.\ tÚU"(}f!I.';f COJ//icJJ!' N'alt'YItll d.. ' IfH tdllt'f{'{
Cc..'r('úIJOS.
lO Rincón de pintura,
11 Colgadorl:! Jf·las batas
I2. Colgadores Je las batas para
/J. TimJiJ,
!-l. Cocina.
15. Casa Je muñecas
1(,. Estanles con juegos diJáclilios y d,. col/s/meción.
17. PelIlquería y maquillaje.
18. Rincón de-Ios dis&ace-s (buúl. coff/;"Jo'<'! .\' e!pejo grande)
1'), Tea/ro Je maríonellJS.
JO. Bihlio/eca de dase,
1 1, Armario ron el matt'fial más usual Separa !'spur:ios r "'coge 1", ,Ir, ,wl
los trabajos de los niños
]] PIZa",1,
.!J T mdedor,

.;::..
,J:.:>o

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

""'\
Qué rincones se pueden organizar
22
en la escuela infantil
El ohjetivu Je este lihro es otrecer {Oda una serie de rincones par'l
I:i escuela infantil, JesJe Oa 6 años, Queremos aclarar de entrada que
no eSl,ín "ni IlJdo.\" , I/i tlld"" lo que se ruede hacer. Son sugerenci;ls
p;lra empezar ,1 trab<lj'H,
Caja rincón ¡jene una razón de ser en función de su finalidad \'
['ul'dt' ser desarrollaJ¡j de t()rma que responda ,lun.!
que el m;¡estro \',\ expliClt;¡nJo en momentos puntu'l­
o de torrn;l "!'lincion;¡/", Est;! ultima \'Iene (bJ'l por !lna ncn:sid;ld
,) lIn provecto yue in icia el n iñn a n indll':dual () dc.: grupo, En l'S{;1
'¡!U'IClún, se produce \10'1 Inte,'lCu,in l'rHre los compañeros \' l'l
Iluestro, l'n Lt Lfue los lItlles se ponen ,¡ t(\[;I1 disposición
l'n,:;¡(!\'id'ld \' los intereses del niñu
Un ejem¡;1n dd primer C;ISO podr:'l ser cuando, en un moment,)
dcterminado. el m;leStrt! propone hacer 1111'\ [)1;¡riuneL¡ dentro ,IL·I
rincón de l'n un tiempo l' ('on una t':cnica concretll.
Un ejemplo Jel segundo caso se daría cuando un grupo de niñlls
deride h'leer un regalo :1 un Cllmp,¡ilero ptlr SLI cumple'lños, \',In "
fll1<'OI1 de expresión pLisílC;l. ,¡j de Itls 1r1\l'n!ll, {) .JI cllle les
;llkcll.tJO para h<lcer la ll1¡lriol1efa Ljlle ellos 11,10
11l;lteri'lles que hlln escogido Es probable que a lo /;¡rgo de su
1'l>;dizaCI<Ín recbmen la inter;enClón del maestro. \) bien 4ue ':sre
.ltlld'l por iniciativil propl.¡ p;¡r:1 resolver o puntua lizar algLID aspecro,
!-.stos dos mo¿elos no se exdul'en, sino que se complementan. \' en
se pueden \'uxtaponer segllO !.¡ dinámica :' Lis necesidades
de la clase,
Cret:mos 'lut', a p:trtir dd segundo año de \'ida -es decir. a partir
d..:! grupo de! año--. el espacít' \a puede estar organizado por
L..l ":'_ ...:.''\.'
... :-, ...
i, F.IIKút1eS Jent ro de cLtse;
2! rincones ínter-clase \. pasillo;
11 nnCl)!1l'S en el palin.
.......

U1

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
-----------
53

\'\
"
Rincón de los juegos didácticos y lógico-matemática
OBSERVACION
Pablo t'Sló senlado é'n el me/o, rodeado de cons/mcC/O!ln Je md,{,'rLl.
CI/ el rincón hay lambin¡ olros 11//105, algunos de e//Oí (0/1 {liS
Esto)' ddallh' dc é!, smlacla e/1 el suelo.
Pablo leva';'a ulla torre con seis piezas; a contmuanon, ,i/:::,¡ o/ra ,¡{
\-.-Á
.¡ce..
,:;".
"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
54 55
-."
;,
1.1,1". C/,,,ndo 1" (Cfll/llid, \(' '" (ti,' In,I", "I',\k "rlld,IS,";, "l<'
,I/cc, L,' tI)'II,I,) .1' b,lccm(Js ¡l/111m 1" ,/IIC (;/ 'l/IIt"('" "l/JI p,irt/uiJl,!!, pe
(/11/ '/11.1" pil':::tlJ al/ú'!rt"'/\' ,/1/(' }I/e n/reCt',
!)/}J/g,n Ililtl,l t"/i<lII/,lf )' d ('riJIJimía ;',I('U'l/J" liJiLl ,."p,'á,' ,1,' PII"JI/,' \ '<1
de ,I"s pn'::,ü oltldr"cltlJ ,<J,ltI 1/lIIJ, ,'(JI!
(ldor,.,\, Rnger, lill J/l111) ,/lit' ¡ill',:!." ,1 Sil 1".111, 1,'
"< (¿I/'; ht/t', '( :, '/. \' 'tI,O' 1(, ((¡III, '.1'''/ ",- I 'T/ ,'ti \/ ¡I/n '''' pero, 'JI d IJI(¡JI/( '/1 111
./" ,'()///,'rlt/)' 1'('/" O/c'/IIl/n, "'-( );" \,(,;'tI cI,'S/I/!!"I,"/II"", '\l,'lIIirtl r rn {,'
,/1/" /" 1'1J//'<IiI/l!\ " ;'<1('('1'>,' r ,/.. II/}('/'/I,
IIII,'/lfr,/\ It, "Ire'c, ' lI"tI Plt':,/ d f>.¡¡'{n r,'I'IJ,!!," ""
'1lnl//II/I ./(' ,/,.1 'lIdo \' J/n' \ ',1, 1'1i11'''!IIIII' d ¡',!('{'r "/ ,',/l/dl" '"
!,¡JU ,'/1'.1111 ¡'d /,-,i/'d/d,l" (1J1/ 1" II/dllt¡ /:'//1/('1'./,1. 111I,'n.'r,/\ /,'11/;/ ,'" /,/
.I,'I',,¡flt1 111/ (,(¡(be />,/1'''/1//" J!,rll"'/(' ,/1/,' l/O I'd '/I'/"do 11/ IJiI iI!II/IIt'IJlu
,tI'I"''' , uld"do /n (11/001 ,'1/(/11/" .1" ,11}1 pil':dl "II/dl
\"{"/wllt¡ r I,'II/¡Ird,,, d II/rll ril/(lill J,. /" dI""'"
11\ meses: tiene una le\'e <.:n I;J p.lrte dl'l't:dl;\
de! ClH:rpO;1 I.::IU',I de UI1;1 <':!11bolj;1 Intr:lUterin:1.
L¡ fin,tlidaJ de esrc nnnin e, el niño, t11c,di;tlltl'
pen:epriv,¡s, motril'<!s \' manipul;¡¡i\';¡s, ;ISl!llÍk· concep'
tos h:isicos de cu,t!quier ;lprendi%¡lje
El el pl'rtodo Je U a 3 años.estl' rínúin l'!l(;ll1lil1:1r¡í alniriol1o slijo;1
un buen Jominio \' coordin;KilÍn dl' Lll1l;H10. ,imi (¡Imbic'n ;1 d6:trro-
Ibr sus eSlru<:turas espaciales \' el pt!'nsLlmiemo lógico ídc orden.
Imm,!. mt!'moria. ntención, obst:r\'ación, comprobación \' cbsitica­
citÍn 1,
(:uak¡uier material de construcción presupont: dílert:nre's
dt: compleíidad qut: dept!'ndt:rán. como es eddentt:. J(;, j,¡
niño ljllt!' lo utiliza, En un principio. éste será un esp:lCio Jt' JUt'gll
illdi,'idual. donde el niño ¡lpihmí .•lmomonarl:Í )1 hará IjI,¡s Clln el
y así, poco a poco, st!' tamilinrizará con conceptos de \'(Jlu­
11le'1l (grande. pet¡ut:ño, ;JIto. bajo .. ,). peso. resistl'nCÍ<1. UC" \'
r tia r;í !Oda una seric: dc' relaciones simhúlicas ljlle deshar¡í, \' ,1¡sl ruraf,i
h:tciL'ndo!o implIlsiv¡lmeme. pero ,-,ue no toler,lf¡i ,-,ut: ningún ,,!rO l..:
Dl:spw':s. ;¡mcdida ljue se \'aya haciendo maY(II', ,1t,tru!'lní
con proct!'sos más complejos: hará puemes. circui[(ls pm dOlldl:'
pasen l'oebes, vallas pafil guard,¡r las agrupaciones dl' animales de
plásrico, editkios, coches. l'[C, combinando armoniOS,ll11l'nte 1,1
lonna geométrica de las piezas y. al mismo tiempo,l'ompanit'ndo l'\1Il
,>trI) nnio un proyecto común,
Estos jut!'gos son lln but:n rderencial P¡lfU que el maest n \ C\ 1I107,C;1
" d cornport¡!miento de! niño ame sittlaciones diversas:
control de mo\'im it'ntos , habilidad, tranquilidad, [t:nt.h':IlCI,1 ,1 po·
nerse nen,joso, tt:naciJaJ t!'n la persecución del
I Lt\' que delimitar un esp¡lCio dí.lmk el niño pueda jug;lr d ¡rena­
mente en el sudo pa[J escoger la postura que dest:e; ptl[ e';O h'lhill!:l'
remos t!'n t:ste espacio un,! alfombra que aisle de la IrialJad dd sudo
Il'SW zon,l de alfombra puedt: M,'r polivalente con mm ríllll"ll i,
Así mismo. hemos de tener en cuenta que el m,nerial se ;ldcCl.le :11
grupo de niños: cyanto más pegueños son. más grandes h,m Je Sl'r los
elementos para hacer construcciones. Para los más granJes. put'de
h.lber orros que posibiliten manipulaciones más precisas: enroscar,
Jesenroscar, girar. atornillar ...
Habría que matizar que objetivos como el desarrollo de la función
:;imbólica, el descubrímiemo de las propiedades de los objetos. la
organización espacio-temporal, la aproximación a las cam idades
conrinUlls y discretas, ni son específicas del pensamiento ló¡;im­
matemático -algunas también lo son del código t:scrito--. ni
desarrollan de forma estrict,\ dentro de este rincón,
En el p¡m·ulario. el trabajo de compra-\'enra que se puede re;¡!í;wr
en el rincón de la tienda cabalga entre el pensamiento simhólico
lógico-matemático, <,.:uando hacemos una actividad de col'in;l
'--"
..;::..
-..J
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
-----
i'

- 56 57
concreción en el tiempo. la transformacIón Je los ingredientes. hls P;lra Ins más gr¡lndes;
clntilbdes. posibilitan ime¡:;rar Je m,lnera conceptos m¡I!<:­ - Todo tipo de encajes y puzzles de diferente complejiJad:
m¡íticos. juegos de ordenar I colores, tormas. tamañosl. de orientación
Por extensión. Jiremos que es importantc lIel'ar ¡¡ cabo ¡ICtiviJ.1Jes espncial. de percepción. memoria.. ,:
de este tipo: la obser\'acion cominuaJa \' sistemática Je los fenóme· - juegos de mesa: dominó, fichas. pnrchís. oca,lorerí'l. cartas;
n(l, atlnostéricos. 1.1 orden¡\ción de la biblioteca o el rinctÍn Je los - hloques lógicos;
¡mentos eon criteríos lógicos. el trabajo COIl el cülenJario. repartir - otro material: animales, piedras, tebs....
ohJetos (m¡¡tcri,ll de eLlse, meriendas... I, hacer registros de ¡Isistenci,l.
de
Sí nl)S los nirlDS de"¡ ,1 () ,¡nOS sc fIl11c,tr;¡n mu\' !ntcres'ldos SU(;U\ENClr\S Ipara los m¡ísgrandes'
\.'n CDllur ohjetos \' (Ompar'lf c!n¡¡d,l(ks ¡«Yo S(l.' m,is ,dw qu\.' de los materiales va mencionados son dI.: por SI ,ugeren·
"Yo tengo m¡is años qu'.' mi rrm]()·" "Es!" t'" dl'IlL¡' e'i.IS de juego ,1' ¡Kti\'iJad: otras podrían ser:
,i.ldo 14rucsa, d,lme otra mas estn:ch;l. ,! dderenCl¡lr Uasitic¡leíones con materiales \"lríos
tormas geomét ricas i urcu!o, cu,¡d 1, De \.'st.1 cromos,·animalitos, coches, .. !.
!11,lnera espomanea en un principIo, y a tr;I\,':' de juegos de construc· - ltinerarios \' ón:uítos.
(Ilin í donde ¡Igrupa piezas. c!;:sificl l' COmpilnll de ()[ ros juegos ti..: ./uegos de de cimrid.ldes contínu'lS ¡agua, ,¡ren.l. ctc.'
grupo, o de vi\'encías personales \' sítu'íClOl1eS de Jia. d niño y discre[¡\s I chapas. holas, .. l.
matemáticas, - Particion de números,
Es en eStas situaciones donde ei m¡lestro puede mcidlr moti',ando
'.
- Agrupllciones y ser͡lciones.
,ir nírlo para que establezca todo tipo de n:hciones con los ohjews l' Iniciación a b:; graficas,
ilccione$, haciéndoles retlexionilr;d mismo ¡ lempo a partir de aconte·
cí miemos significiltí\·os.
Así, poco ,\ poco, el niño ir,í asumiendo los conceptos Illlmáicos I
¡\slmiLl,fiÍ los correspondientes con tn,ís tacilid,H..!. Leer l' escri·
hlr Iltlmeros \Ü1lCmOcnre ha dc :>er el [CSnlLldo !mal de (<,do cste
¡, ¡ \leeS!).
¡\l¡\IERfAL
de madera;
cartón de todas las medidas ¡\.'n desuso 1:
de plástico duro de diferentes medidas:
botes de leche de bebé;
capilZOS para guardar los Jiferentes dementos
de carl\Ín:
juegos de construcción de compra' l'ilsitas de color para
figur,ls, de llaves para i¡brír, de pLístiw
atornilladores, .,:
h,lI1m dc carpintero.
...
,--'
..;::.
C,.-,:¡
.'
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
.......
_::.
c,
Benchimol, Karina y Cecilia Román (2000),
"Piedra libre al taller en el jardín de infantes", en
Oa 5. La educación en los primeros años, año 3,
núm, 30, noviembre, Buenos Aires, Ediciones
NDvedades Educativas, pp. 98-111.
Idea.. ..gere.el••
y aetlvldadea
~ ~
"
J
,
LA EDUCACION EN LOS
4 • 'C, ; U E
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Pie d ra b r e
al t a 1I e r e n e
Ja r d í n d e
1 nfantes
KAN/NIt BIiNCJlIMOI.
('¡iCII.IIt RO'\/ÁN
"Lo que declcfi'nos hacer en la escuela sólo tiene
sentido cuando se considera en el contexto más amplio
de fa que la sociecfad pretende a través de su inversión
educativa en la infancia,"
J. Bruner'
Este ilrticulo propone redescubrir urJa m,Jdalidad
de organización de trabajo en el JiHdín: el taller,
destacando sus ventajas y las posibilidades de en­
señanza y de aprendizaje que ofrece. Para ello, se
presentan distintas experiencias del trabajo en ta­
lleres: taller de cocina. de de experi­
y de magia,
'!: r11¡1 nera se )Ju (n ::' 1 ,: p'.'H) PS
de distintas disciplinZiS ':' ;' i (:(;::; y
fUn,,;JIlIenlall11ente brincLJt ,) ,'.'" " ;\n3 y niíirlS es­
'--' de exploración. y crei'c!ór¡, fil­

voreciendo una verdadera de construcción som­
=
partida del conocimiento.

!-..

Planteando
preguntas,
construyendo
respuf:stas
En el momento de
pensar, diseñar y
planificar
tarea de enseñar
surgen variadas y
ricas iaeas. Una de
las posibilidades
es organizar la tao
rea a través de "talleres". Sin em· cambio entre los niños y las niñas y
bargo. al concretar una experiencia su interacción con el conocimiento,
ae esta naturaleza aparecen duo
das, preguntas y reflexiones. En la "modalidad de taller" se
pueden articular propuestas, ac­
¿Qué es un taller'; ¿por qué un tao tividades que giran alrededor de
lIer'; ¿21Jál es el papel o el rol que contenidos de una disciplina o de
desempeña cada uno de los acto­ un área en particular ·por ejem·
:es'; ¿cómo dispone;' del espacio' plo, el taller de literatura o de
fíSIco', ¿hay que modificar total· plástica· o trabajar en torno a
mentr;: ei ambiente?, ¿un taller o contenidos de diversas discipli·
varios talleres simultáneamente' nas y áreas ·por ejemplo el ta I le r
de cocina, o el taller de juegos
tradicionales·.
¿De qúé hablamos cuando
hablamos de taller?
¿Por qué talleres?
En la actualidad, numerosos espe· ¿Y cómo se organizan?
cialistas dedicados a la enseñanza
definen a! "taller" como una moda· La modalidad taller consiste en
lidad de organización de la tarea una determinada forma de organl·
escolar, como formas que tiene el zación de las actividades con un
docente
2
de organizar las diferen· estilo de trabajo en un ambiente
tes propuestas de enseñanza. físico particular, a diferencia de
otras formas de organización,
En esta II1stancia del :rabajo en tao como por ejemplo el período de
lIeres, se ¡r,';'ffJegian, fundamental· Y las actividades o
mente, el rol del docente, el inter· centralizados,

r.>
.1·
a..
,
"

LT
,
'"
e
-+
p
,
'"
• L' Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
--
100
r
jJlenSJ en ei taller, "estd
prt?seilte, en este concepto, la Idea
de equipo, de erupo estructurado y
SOlidtlrlO, donde cada Ciu¡en aportJ
:'¡u"; COilOCII¡1Ie;¡tos, experienc!(!s
r:ilb'l¡ci¡ld',s parA lograr un produc­
colectivo Indivldual",J
Es importZlnte considerar el rol de
coorclinélcor que asume el (!oeento
,',) Ulll¿r. Su p¿lr'tlc¡pa
eion (lct!V(l en e¡ de
flZd' pl:H1i!¡Ct'l, ,l
rt:¿IiIZ;lf Id:';
pr Vj(:
llu¡ 1:1:-:' ()ctlVI(!;¡cles
:11CE'.'litiva!1(lo
;;if l.:', ) o- li1TOI J1){"1
fJiclll!e'l SltuilCloneS problell1,l'
eteeter", El taller se conslitu
;l"í, llll espilCiO IlltereSilnte
P,lIil e IlSe,'lélr y aprender.
¡- re¿dIZ¿lr un en 1;1
;"11,, el grupo ríe [HilOS, COI1
t,II'clu con lél presel1Cla elr. i1lglll1
1f1VI!ddo de ,1(1 o de alglúl
"'''I)i3Clilllstn en relJclón con lil te
Il1dtWd l'j{'filCl;l
(Jlr;) i hilldild es trabilj<lr con
t,d/eres siml1ltilneos, COl1llill!iI
con otros (loe entes de In
ill:;j
[:(¡c!;) lllZ'H-:St
l'
(;,1 ,1",,
,
t;I,' ,,'
'.'
I(
uy v,l10
por ellos: y
terlOs para elegir es parte de
,j
'"
,1
'-'
r110cl,¡[,clilc!es él lo 1,11150 ele un taller,
El tiempo cid t,Jlle' V,lI ¡,J
iICUl:(
cic CUI)
C(\l gru
PO ele 11i1',OS y 1,1 C<)iltICI¡IC! cJP.
enCUetl;fOs prev!;:;fos.
Es easJ Illlposlble pautm un tiempo
(Jlllll]1o ell lo elur,lclÓfl de CildZl aetl'
vielJd o c;"slón ele tri1bil¡O, yZl que
liepenr!p" ,i lÍel interés ele loS nl'-lOs,
ii! rlqueziI de 1" ¡nOPlH"til y el pro,
)/1 ¡1((H!n (lf' !:lS
,c'
"
1; ,
'íl cspilcío
¡Iit-,',i
fi lit:
tZIS
:rélbaJo, sillas, repl'
SilS o arrl'arlos para guardar el ma,
tenill utl!ilil(jO En muchos casos,
[rl esto:, casos, se [rala de equill'
brar las temálicas de los diferentes
talleres para ofrecer variedad en las
¿reélS, se repiten [all"!res a lo
largo eJe un tiempo, todos tienen la
oPQrtunldDd de experimentar, y lue.
go partlcrpar del tailer que más los
entusiasma, Cuando muchos niños
el mismo tJller y se excede el
cupo establecido, llll11 buenil resolu
clon de un.J
listo de prionclZlc..les', en la
,lI1cf¡Hi Ic,r.; nOlllLnes de los
(i:W COI1ClII r'1r.
p:¡r¿!
f:11 encuentro
en eleCCión
dínáfnica pUt".lt, de t(nbílJO
111(1IVJGIWi, peqlll'''¡OS grupos o grupo
totéll, tliltiHldo ele alternar entre lilS

-...,
101
.:

!,I:, no cuentnfi con
,'1, t" ','"p"c I(J, ,,111 emb¡Hgo, log ri1l1
il1' y reilnlblentilr I<lS
sill,JS 11é1!1'!u,JlcS elí:: tr,¡bajo,
Planificando
"L¡l plilnlficución representa y ha
represent¡¡do siempre la explicita,
Clón de los deseos de todo educa,
clor ele hi.1cer de su tmea un queha,
cer orgilf1izado. científico. medían,
te el cu¡d pued¡¡ antiCipar sucesos
y prever illgunos resultados... ",'
Dp. esti'l manera. podemos concebir
¡¡]l' enfilO quP V¿lrnos
fdr;l C(lf'C(PCJ{)n
"
/;1 P.t"; l¿lS Por olro l.:Jd'¡
estos penSílrTlientos requieren (.le
,ma gráfica", po',e'
por escrito las Ideas para mformar
:iI equipo ele conclucción. coleg;\:; ()
f,lInilíZl$ sobre los nlcances del plan
Iro!J"lO, ll1 pl¡¡mflCl1Ción escnt,l
ofrece al docente vISLlolrZ;1I
y 1M sobre 111 propuestZl C011
¡'Iedil rllst,lI1Ci<l. y orgZlnizilr crlll ;'11'
tlcipnclón .llgun<ls v<lr;ilbles,
Existen tantas formas de confecclo
nar esta representación gráfico
como maestros. Lo importante, en
la modalidad de taller, es tener en
claro aquellCl que se quiere y
cómo, En algunas planificaciones se
privilegian o se destacan los conte'
nidos a trabajar y el desarrollo y
,'villu.lclón ele cndil propuesta. En
¡rilO', los objetiVOS, lils metils o
se quiere atcílnZ¡;I, '! '
," '":sí1ríos p¿JrZl 1;:1 fe'.;',.",
<.1 1
""Ier, No existen
I1i cerrados, siempre
esp¡-¡clos probar, Ifldagar y be>
cn, nueVi:S maneras de planificar. r,
"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
102
Experiencias de! trabajo
en talleres
Taller de cocina:
"Con las rllallOS en la masa"
Las activ!(jades de COCina ·conocl'
das por los niños brindan grandes
posibllídades, no sólo para Jugar y
dIvertirse, pMa aprender
En este taller se presentan activida,
des culinarias, a través de las cuales
se pueden contenidos de
diversas como matemáti,
ca, CienCias naturales, ciencias so'
cíales y lengua escrita, y se manejan
aspectos relaCionados con el desa·
rrollo íntegral de los niños aprove,
chando su espontánea currosidad
por inves tigar y probilr.
U!I l'll,ll1 !o / io l'();Ji!;'"
('11111-;(;/1 ¡J;Il'Hí!ir
• l U,lllll¡íC:ldorv', /lr)((1>,


...
J'2Con las Ill;1nos (.'-n 1.1 rnc:lsa'"
,',':¡110,," y niJ).l ..., de .1.úlos
,''-, di, j¡,;'([I\)'. hit l\'n¡¡l tI!l rtl,,/¡\'
,¡¡it'pj¡,l Il' !'ll'.,,1l'1llj) ,l/Úi,"dl \' mil'!
{I,I!ll'1\)11, lt'[r)/1
V l'11 l'¡ horno In plH..:,it.'ron ...
\"jfh) un gr,¡n y;';t,' ln t'l,m¡(l,
g
z
o
'"
"
v
r:. "
<.
<
"
"
'"
ce
'0
v
---3
c.J16
w
[,Je>
Contenidos
,\ L! ! I '1l1. ¡ 1,' \
• !'d.1CH d,,' l,j',lI.;ld,ld Utf!!!II:-:
,(1/;11 1).
• de (!lu{,:;
I¡"{¡:, 111/'1/11,". 'liU'').
1
"''' ,,,,,,,,,,,,...,,,
• ReC()IhlCirnil'nto de un portildor
,!e ,,1 receUlrio y su función
social.
• I l'cluril de unil recetil (texto
1ruet iV<l).
Ck'neias
• !\Cl'Ont'l imil'llto dl' CilIllbios irn··
\ Illt'/,t'ld<'; y
\ i('I1\ ¡,l>';
,
• ( tllltl,,'¡f¡11t'¡¡!l.l \' !v"pt'ltl ppr Id
....,
,11\ dl' ()ngt.'l1t'''' y (/''''''!U!ll­
111'\'..., d{' V,lIJ,l ftilnifi.l
\ l\j\ 1.1 .. ¡'P!llid,j'-.;,
de 1.1
I 'I t' l' l' ­
" n L1, l'r :-:l' t.'t)fl () con ,1 F'in !(I­
I',H:; .. 'H1 <ld;V,l tk' (;Hllili<1s.
, . ¡ t l' ,
¡/':ll'IU ('¡'V¡,ll11 P un;) nu;l t l'
.
I I tr,l l"MJO, tjlh' ,h't'fC.l t \.'
• I I
(,lIlH'!1/dbd VI) ,) ....:,1 a.)' :Jlia l'TlCUC:--­
[,} j1flr,) ..... ,'bl'f qtH.' le:; gusfarL" n.H'i­
I1.H junlu., los nifH';'; y l:l docl'nll',
"!;lInbh';n se ks pidil) que ln,jL'ri1!l ¡él
Taller de líteratura: "Para imagi­
nar y jugar con el lenguaje"
tUl-:- r;enerJr un f;,$P;'
('¡:1 e!e ace:carníento. juego,
f! l;te y vaior.;lción de la ¡iteralLr'¿)
y (fUe niños pudieran enrique
cer su lengu'¡j)e y desarrollaran la
,.
103
recetil de lo que se iba a cocinar L1S
distintas actividades de cocina Sl'
realiznron unil vez por semanil, y
esluvierC'n coordinadas por u n fa­ I
miliar por vez y la maestril, Los ni­
nos pnrticipilron a,livilmente en las
prepar<lciones y anticipnron, {\n
gunos casos, posibles resullados.
Duranle l'l lallcr se ilbordaron pr,íc·
líC(lS dl' higll)ne y de orden.
SI..' Ir.1béljlHoll cU.1ntif!c(ldorl'''' ("',,(,1'
hll'\:It'nlÍo rt'LlriO¡)tH.i COll1t) "lJ[,I"­
h,lrin,¡ qtH' ,¡ZlJc.lr", por
1.•1 1)1'lYPrí.} dL\ lo!" prob,'¡ ..... ,i!1{1 ..
rv"i y ,dinli'!)fo'" f1tH,'Vt'S,
c1dem,b; t'O 1.1 h¡'¡lll;,¡
(11It' clln.'rr,lba cada UI1,l dt.' ft'I,'t,.'­

1,:1 I.lllt'r :-.(' dt'SíHrl)ih1 dur.In!.:


en Itl S"I.l, el du¡ ..
1,1 CPt'i 11,1 ,
(:lllllP (ierre !K' confe(CÜHh,.') Ufl J'l'rt'!.¡­
rill con l.lS rl'Cc(.'s cocin.llLls y "t'
ll' cntregú un ejemplar íl cildil {;Hl1ih,l

in1i.lgir¡tlclón, cre8ndo sus prOD!(lS
11Istor:a:.

Lí1 P! consistIÓ el'': "
tros cie íecturl1 efe cuentes,
c:­
sras, (1d;vín¿)nzas,
diferente:; escritores, y ele
ción de distintos tipos de textos
=
'"
"
-'
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
-----
JO"
"l;1l taller para ¡magín,lr y jug.n con el Icngu<1jc"
.",' !' .
y niij,ls d,' 4 y::; aiíos
de )'o1l,lb[;l P,1r;l lod(l',
¡¡le 'l;Hect.:' un bt](ln IC!1l.(1,
,,1;: helio
:'io I'"r,' que lodos sean iHlisto1S,
:iit1o p.l r.l qU(> n:ldlC
:[rUl!¡¡ n¡l{/on',
Cnr¡l nido:-.
\\d dlll'd,) Il
\111 r'lrur,l m,lfll'r,t tlift,(!,\
di; ¡,ll1d; 1.1 d( !L'\!p,,­
1,
.I,\! '11 \ ; : r ", 1,' \. t,
• (1 ( 'i 1. l'. 'l
(t'lr \ l.ki l'''-, f¡!{)L
I )l.',"-,H rollo tk 1.1 l'\pt'ril,'llci;\
j' • dI' dV:--.ll H,i
t'!) tlll Ldkr lJ!t'r<lr'lu '1tlt'
¡il'Vl'¡ ,J t'(111 dl' -. y!1
,)I\ll', (¡l{'! [l'!H't'li'ntt",,,
..,irl1llh,inv.¡llll'DIl' n'l1 el !.llkl' dl'
! ¡, ¡., I ; t ,1
\1,).1 d,' LI.L, t',llÍ,\, ;11
,-'kl', ,1 {'!1 tllll' .h'jl\'id,1l1 dt'Sl',dl,¡
Ir!,
\' 1l)/¡',IJ" ,\)1)1(' 11
!1,11
:: ,q,d',¡,¡ (1 l
• ji, ',.1"> ¡ II Lid,' .lbr\\dl.\tLI" l'lt
l':,!
r- ,} I,Ll]'P' I'jl L"
e'-Cj'¡h¡,Hl l' r-¡/1,11l >U!-­
dt:\ dcuvrdo con II 11,) t"011­
de ,Io"cnl". J)('Splll'S ,i<>
[('(1:lr,1 dt'1 cucn{¡) "El dOlnt1dor
111(11 "'!;! ti':: '1 .tI rí,}
-"l' propu<.;{) ':n\'('nt.1r u
(Ucntll (1.::1
dt:bi,¡ un probll'rl1t1 y
gUI\,) :-l'sn¡uci,'¡¡) \) Se
l.1ln ,11'
Il'l\'l.'nLl r,u! o fc(rt',H.) 11
un,] v pidsm,n.1Jl en li1 hOjd
1,\ II !ll,',1<:' dt'
tl l ,:, Il111,); l' rl<.l,:' dl.' dil1uj\\s
• l r',l {'¡ 1)) I dt'
¡'l'J'--.\'!:.iji.:-'.\ p,ll,r r,H
¡ 11 \' l' 111 ,1 ¡',ji; 11,11'1',11',111
\\lrl!
(}fr,) \:\ll\'..;;1,1 IlIt' }','f,l
: ¡[,d l.l ¡Il'í. 1,,1 m.lL'.,-j 1',1
un t'u.a.it\! de S,lh'"dnr [),dí
("¡\ nd, ) y!,." I' rnl'"­
,al l'scríoir un ClIento. Los niños
dicl,lb,ln y ella escribía. Este tipo de
,lclividatks puso énfasis en otro, ,15­
p"dos de 1., escrilum, como la rl'lLlC­
(ÍÓJl y revisión de bs producciones
(.':::crillls. !vJienlrJs 1(1 maestra escribía,
n'illiZ;lbJ i"dgunéls prcgunlns relacionil­
d,,, wn como rCC1.1r­
íugUll1Cntillcs y h5xjcos puro
dd,'rmin,ldos dedOS (ris.1, suspenso);
(nlhTi..':1l'i.j ti \.'1 rt'ldIO, 1.1
l'ldrc
\',11'1.11
1.'t1t.'Ul'nlrn
gi,."11CfO, y Sí..'
dVIl olr.1S (¡lrclcterÍ5tici)<':;
It'!ll: Ur1 i(',
1I1n:nliv,)f
¡ ("t)­
?
,':Wlo: "El bueño de María
Axe;. (;(ln7,1fo. J·/orn:,
Fd:'Jt1 dr. !nt:, au t..nrt:s.: :)
dllcci6n de textos
ideil II recurso literario utilíZJdo
illgún otro texto leído con
dillL Por ejemplo, se puede in\'t'11t;¡r
el de un cuento, escribir otr(>
en que i1 pilftir de

cas suceda 1i1lransformi1ción de un
crenr un., poesí(1 con pa­
lilbras invenli1das; escribir un guión
pílríl una obra p;.rn HIeres o ij1Ven!dr
1,1 histori,} de unJ obro1 de ,1r!l'.
rccrears",< ¡ldc­
p,¡rtir dc dr;ln1iltlZí1(iul1l',-- tl
jUt'gl p..; \'l.'/"ba
IJ !,lfl .. 'r;.,c dur;'{1tt' un
1,'lS ilísturii)S
.l:-1\l, ll.)l1 U 1)\1 fn'CllL'I'h"¡.l :-;l'1H,ln,li
hiblill{t'L';l.
1,,,, s,ll ,1 S ¡,udín l' en
I

I
:1. (:inl:I;I. ,\4... 1ri/:ma, M.::1xi y Pcdr:)
I
Había un" vez unel chí(¡I :;/: tlr;Jría. Laura. que cstEJt;a ...:'n
Cr.lsa mirando al río, rl:nsIIF·,JO que "odÍ,:¡ ir", nadar allá.
Le daba miedo, Hacía frío y no quería al agua. Pensaba qw> lb,'
"¡ e
a ser la csmpeona del mundo. pero pensaba que el agua e!!ltaba cong ­
·",da. levantó. se puso lil mal!a y entró al agua a nadar. .
CIl;JrUAO se met..¡ó muy pro(uf1GJo, ab¡J;o del :Jgua vinieron trce.. mon,:>
y la co"gelaron, Los del agua y trata'oc dI:
105
r;orrlr:r!8 rero no pudiero,'
Ut1 l7¡j[:rn,J0r ¡él
L..lr, r)'1nl,::trcl(:r, l.,
:.,,,;,:r"r'1 cr;-) ¡:"':'
¡>l'::r",!tl ;..-:,"
¡¡!;In rJ;/r,¡:I r10 ;1C
Cu,:H1Clo filaría Lfl!Jr,1
el hic:o y la :;;,dc
la dej7.'lrori
y f,I(: ;:¡]
'"
"
"
"
,Itl ;1 :
'3
-,
sueño, juste SO'1Ó el
!e',,:
D
"
......
(.J1v"
W
-o "
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
106
z.
o

Ec
e

'0

c..n 'J
.>
'u
lo....""'LU
n
>
¡;¡/Ier de experimentos:
"Mezclas y mAs mezclas"
taller Irecló lél poc,llJil,dacl de
!. f 1i!(:rJtdr con objetos del mun
lisien, pl;Jlitearse preEuntuS Y
cl!:scutHi, Igul10s fenór:lenos, ae
¡(lIliJf1c!O y ot)'l8fvando reaCCiones
elec
I:r¿¡ los
f' sobre tr:c
dlO fíSIco, natural y de los ob)e'
tos lOS rocJe;¡n Que exper¡,
menti1ran, probaran y arriesgaran
algUr:ilS conclusiones a partír de
las experiencias, Generalmerlte,
se les suele proponer que antici·
per: q pOdría suceder, y que
luego experimenten, comproban,
do e qué pasa, En algunos
ca ,lO trata de redescubrir lo
cot yen otros acercarse a
desccnc)cldos h¿;sta e!
(11 l),
"l'vlezclas y rnás rnezdas"
><if·i(L.... y ni¡'\;""., dt':; .1ñu·j
Contel1idos
11,}!ur,l!PS:
• (',1 ;1) hin.... r'{,\'cf"iblcs l' irrl'\'t'rsl­
bl\"< \' Sl'!UCHH1C'S.
1.{'ngLJ,l
• J."unl.'il;11 :.;oci;1I dl' 1;1
n.')tuhlS, Idl'ntifíc,lCH'1n dt' t'lH1'­
pt)!1('IIll'S dl' las nll'/Tl.i:'.
• I ,cel ti rol de etiquel:\s,
111it'ntn lit' IndH:io;i: clt,1Iltita!ivo..; y
\'11.1 JI t.! (i
,) l)esarrollo de 1.1 ("pcrit'ocin
(' COCllPl1tro Hl.lliltl run nilins
"',) 1.1''; d\' S dt' iIlS(Ílucil)rl.
(1 CclbD de ct'flímic.l, jUl'·
nl;:¡ tCIn;í (¡(llS y expresi6n cnrpo­
En (',\(1" ¡¡¡Iter P.1flicipilbilJ1 illlc­
dI:' ambos grupos,
r))!,lrp!1 Ir\'"
.l;rt'lh.'dpr dl'
y <1 inv¡ül;t rl'(llil.,lr
tlll'/cld<'; cnlrl' d)\,l'r';',lS
En con
tlgun. 1(';.; poner pl'quc­
!l,lS (<'Inlld,¡dcs de ilZÚC,H, y tat­
co, nlll'n!rfls 11' forflluL1b!l
¡llguflds Pn.'hunlM; il 1;1
;¡nticlp,ll'lÚn:
./ ¿Quc'pasará si mezclamo$ caN el
aSila n;!n.') sll..,tallcias?
/ ¡ClllfflJlrird o/So?
./ ¿QllnlllflílJ IlIs IIIczclns?
./ ¿()i'tI'Ii;«,I"rl"m!elj/Ii'dtlrln 1II,,:dll?
rl'.lli",lnHl
[,1 l'xpcr'ipflC¡C'l, 1..'1
rrll'nO y .1
conlü'
./ ¿QIt" 3l1Ci'dirP
./ ¿Es/tí el nzLÍcarell el agua?
}f/J:!,h ¡) ... ?
.1
j\"Ji' ... r ¡¡ ... ti ¡/, ,..: ,'t{·!!I.'! :¡;¡¡'
I.::rj{ ar."
"
SI .... (' /l1l1dlll d ;-;'¡lfJor de (,...'1'
ii} ((11111/111'11 COH otro PliSO dt' OS.,Jl:1
,'1/ 1'/ tI¡) ¡,pI,)!'!! /1: lÍc'a 1'. ¿/I¡I";
",¡n/lllft).... (lIj'Hiil .... ¡ 'ltI!! tI 1lP
':i AI[¡l1'¡/ eH ¡/ril1dt' c;,-/d d a::tit'III'?
¿1'llL'd,' ,..:(r qu!' c."Ic' tlllf1¡/W: /In ,¡l

u¡fevol1:'enlll.'" el azúcar 1]11('
cwocnnm el rccil'icl/lc?
1'\)stl'ríOr!l1cnte, se propaso rl'i,!íZJ r
JlH'zdílS l'ntre ti ifcrenles
r,'mn L'ltl
h
U.1 \' el i1cl'ile. Un,l \'('/.
I qw.' qUl' no se "iunIJ-
I hl ,1<, ::'l' !-'i !)"bri.\
i Ild fll.lI1Cr,) dv qu P vl ,h..'('ih..' t]lH'd,lr.l
\
l
dtb,'íCl dd agu,1. Los níi10s pi,,,,!,'.,·
rOI\ difcrcnle5 y Sl'
,llgu i1<2S sugerCllC/<lS,
r¡ 1'!H'llt'nlro rinrdin"t n1l1 1.1''';
d,l" dc bic1rbol)¡lfo dl' "\odi\' 1;11.1
botcll.l con 4)gU,1 )' Vil .. ¡ti
('nI) \'il1ngre bl.H1CO, Mil'nlr.1.'"
qué podíll ocurrir, (C111 .'..,til
s;l que en I,) ....
llit'/,I...-Ll h.1hí,l II
,
vtv¡'\'!..';.;rt'lK'i.1.
)u r,ll1tl' l"xperil'nt:i;' s, !ps ni I-h h
rotu1.uon ¡os fL'cipíl..'ntc,:.> run t'tiq\lt
L
L,'-, pdfil lo que tllvil
1
roll l)uv ¡'lIc,i."lr
cu;íl pertenecía i1 c¡¡da uno dc
rt'cipicl1t('s_
"¡lcá dice 'fIlLCO, !,orque ",,;
/11 de 7klilwa."
"!lcá fACEITE1,1/> dice "agl/(¡" !'<'r,/i/¡'
1/0 irrl!liJ/1l CtHI In A""
s\' Ll di ... cu!-'il'Ül y el In!,
,",)1l)bip entre dI.> 1" d,)

Li t.lllcr sc .1,,, , ,)­
(,\lcnlros scnlc1t"lc1ies l\ lo largo de un
,"'"
107
-o
o. "
-,
'"

,.;
C'
..,
'"
"
·.!fh
L
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
109
,/"
'fII

1Gb
Registro,; de algunos diálogos escuchados efl el taller de experimentos:
Niños

(Dc"Fués de que los niiíos ffi<'ZcJil­
run 1(1 St11 y el
nucr.'O, n}lOt(l r!C'(!I1e'lvoNmc fa qIle
No IJl}dL'!'iw:,.
¡es di,
Pero ljO ¡!lil,' q1l1' me la dcvucll'nll,
por {apor..
(Ris,'S)
. I
It" la doy (1 111 d usw¡ ..
j)('II) yo I/uit'n "01 :->C('!I (¡llf/O ,'>t' 11'."
'
dl. .. {No se l'unlel! >t'¡Jlln1f nllOFilltt ::.til
/\'(I.":¡ !ijl' d!
lid
Taller de magia:
"A ura ci1d'1bra, pata de cabra"
¡,\:'\I,li'I'1111
¡I¡ ¡!dC!!!ll)
"Abra cadabra, pata de cabra"
POi) Ú'{)
{'(,-,1 Ift1 111 ¡JlI':--t' ..
I.k t· .... lv tQ11.! dI..'
St' explic.111 ¡'l
NifHlS y .,¡¡las de 5 ¡1ño!i
/ Si !P}IIO r"fu agflll rlJlV ({(('!l/a::.i
par11 d ;1fJl\,1dt) t:l' 1.1
l/U:;'!' ¡ti ,.;,((I?
bdh.'ll'r,} Cfld,l uj)p tin))'
"
und cnpi;l
plIedi..'" I'Of1Pl't'r 1,1111)/11 , ..... ir' ... fli {1 ¡ro (· .. rd?
1l',lt'S! r,l IL'\" \,'n VOr. nlt.!.
:--l'l·rl.'[p.... dl.'s,lrrllILtr d rollh'
2) IUI.1g() !)1.ígk() (on C;1r!¡H';; con!n
'1'11' fI .11 ,/¡'" IIJ( II( ,¡{idl! dI' dl'i'ir ¡flU' lid

I
cion.1rUIl 1.,¡)r{t1s que Cí1J111,j;'1 ri.¡ n
¡"'! (¡ fa ',¡11 ¡ i (1 IU}
I
dc' roluf.
I
Conknidos
tnágic.1. Los niños (011­
J)

f,,"cci¡,Jní1n'!1 bolsillos internli....
1,(,,!lgLlfl , ,
uno dibUJe"' un
2-!1 Q
p"r"
• con L1S rin)t1:; Z
c1Cml'llf{) que de5é1p.lr0ccrjn en c!
o
'C {l'\.1t} in::.tru(li\·\),
• J \','ltILl dv u
inll'riur dl' 1.1 h\1Ier;),
1. 111 ,i ;..',1 ':t ¡;o..
• ¡ ,h ¡
I
ll,l \·l'l. ll"H"fl'l.."(i¡)n,ld,\ b
I nu1] () dl' ).lS "l'xpericfH 1,1 ....
l ,\1 ': 1.1:-\
J P\·t"I,:
nl,ít;iG'!s y fl',lliz,lrnl1
... ,;
I
" n'
sho\v ¡:)T1IC otro:; '-' 'd
Truco 1,1 =­

',nt
tu

o
_o -.
-
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
110
\.'f B
"-l'
.

z
<>
"
'"

n
w
E


",
e
."
u
<,

qJ
Cla
_J
c:===== 1 (111
¡'o'.,,!,
;'II'f',
IS
,\ft/frriti,'¡"
(ffl
P,¡';(l l
t;
en cnl/..
LA Bn.u 111(\ \·1 d.i(.\
."
'1 s; (I:¡ 1',¡11I'
liH)
, l'rIH\' ... ,l
• ·1 Ilrd,1<., tk
f
1
ro!j'e!/I}/{¡'II/¡1'
r peg,l rLh l'n
•11 n'(­
rl',,:{*lfl­
gU!\lI\,
!,l'.tird,,-.: (r\u fl'g,H), d",·
dI..' J,,,,
I...':\trl'nl,\ el n>ct.lngul<l B,
n'''¡.''',I\' .... (verdv.... ) y
11, di.' 1¡,1 !nrm,"í qut.' qUL'lll'n
th:b.1¡n:..id f"t'cl.ingul n ¡\,
. sobre el
P.l:;ti 5: P.l:-:.1r 1.1." (:'rd,):;
(,. Pq.::.lf ¡po,;
Linhldo A,
1\!0.:.('I 7: Pt.'g,H ]¡)..; tirio,; n'cl,ir:>:uln.... por l'nCrn\.1 ,-le In!"
otro...;, di..' m,lner.! qtll,' (,,1 L1l11 \ en que t' .... t,1It
PC
h
lldtl:-:.
oS: Dar \.'ucll,) 1.1 \ l",l/(K.H un bil h.: tL' (p (oIIlC()­
ti\.'
tk Lln ¡,ldp,
;,:"r ,'dl (tJ/II/!(l(;l(1¡'t; M:i ilus"
(ASrfldl'(t'lIIo:-; il
trachmt':.J
Evaluación
Al ,"valuar se deben considerar los
siguientes aspectos:
Participación y trabajO de los
olumnos.
DortlclpaClón Y tarea del do
cente
de la
del la Iler en función de \,1$
e Intereses de los
¡¡u"1cs.
L¿l ccht!renci" er, el
tr¿,billo supuesto.
ddecuaclón del espacIo fislco
cun relaCión al taller que se va il
reo!lzor.
L;¡ de los contenidos
enseñ,¡)r, los objetivos propues·
tos y los materiales a usar. re·
cordando la edad de los niños y
sus posibilidades.
111
Nor,s
!. Bruner. J .. pág. 11.
las autoras dejan aciarJco Que tN1as I<:1S
veces Q:.Je en este se u!.!i'!Z:iJ el
'TI2sculino (maestro. n¡r10. ni ·;os.
ete.), se lo hace en carácter do: :€:r;nF','\
marcado ;>ara el géne'o.
3. Follan y Soms. pág. 45
4. Harf. R. y airas
5 Rodar¡. G. pág. 19.
Capalbo. Ellaller de
EL ""ei
EstíUc:ulacllón. Orief'lta\.!o'1es
riprcndilaje. Buenos Aíres. Ac'
)Ich. L. y Duprat. H ..
Alfes, Collhue, :
J,. L,) Cd!tc2C!Cn,¡Jut"t,J 1/' i.
M¡)d'lcI. VIsor. 1997.
Castedo, M., Siro. A v Wn!,:'""!,'1rl f,,\, e . ,.;',
y rif)rrr:rter if leer. J
tia fa educaClon
Novedades Educ;ItI'¡'lS,
f)''>''lies e, D!dáctfca del NJve
l
¡l."es. El Meneo. 1990
f (':1(1"1 y SOtt1S.
r··-,.j D Y otras. NIvel ,n'{>,1
1
'
i: ::Ci+. BuC'I'1QS AMes E! Alenf.'L:
.. r'I ... ,.,;" .... "'¡,... t:3 ... ,-!
construcliVlsfa ,1 !:'l
de la práclica a Piagel" ..
R
KP.fT"ii, e y Devries, R., El CD/'1Dcmuentc en
;'1 edlJcaclón preescolar. M;.:¡drld. $ig;o XXi
1983.
;',1IfrarlCCr"l¡ de Mena. L. PCY un
educaJ¡v8, Buenos A,(e'),
1994
Ne!Tllfovsky, M" Sobre fa enscñarlla del
escI,lo y lemas aledaños. MéXICO.
¡
Pocari, GramJtíca de la tantasia, Jnttr::GUc.Clón
ai arle de conla, n/slonas. Barcelona
Fo"!anella.Hogar del libro. 1985.
Secretaria de Educ.ción del GeBA. Pi
para la EducaCión Imclal. MarCD feDIIea y
tie .-: y 5 años. Buenos Aires,
Curricul •. 1999.
Kar,:na Benchimol es profesora ce
Pr::esCOiiJf, Itcencíada en fdl"'-;¡C.(.11 de
tl1:S3 la maesttia en
como maestra en ef
(,' f''i talleres MeliJnes, el
scbre "Ll l.:'
:,.,/ •• --: '. nJliHafes". UB4c;n. c.
.,
'"
.,' , : ", (' .' '1.'.11; Nac,cniJí (,1..'" \,:.,,1,':,1"
n
o
.,
Docente de Nivellmcia
l
ce'
de
ce
es r;:rofesora de
jJfofeSQra y {JcencÍa1a

Ecccaclóll (UBA). con maes!". er.
como docente er dlsl/'")!CS
.,
'"
Buenos Arres.

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Rué, Joan (1987), "Talleres. ¿Actividad o
proyecto?", en Cuadernos de Pedagogfa, núm.
145, febrero, Barcelona, Fontalba, pp. 8-12.
e
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
M A o
E L
.
<
TALLERES ¿ACTIVIDAD O
PROYECTO?
. El autor desvela este interrogante a partir de la reflexión sobre los
objetos, los ámbitos, la metodología, los protagonistas y, en definitiva,
sobre las diversas aportaciones y recursos de los talleres.
JOAN RUÉ·
la realización de talleres es
una propuesta educativa
que. en los ültimos años,
esta siendo adoptada por diferentes
y numerosos equipos de enseñantes.
Esta actividad, que hunde sus raíces
en el movimiento de la Escuela Acti­
va, y tiene en Freinet una de sus
referencias más nítidas, no se incor­
pora hoy a la práctica educativa
como un imperativo de recuperar
símbolos de progresismo pedagógi­
co, como sucediera en ocasiones du­
rante los primeros setenta.
la necesidad que sienten numero­
sos enseñantes de conectar con la
realidad de sus alumnos, la exigencia
de que el contacto que la relación
'educativa implica sea verdaderamen­
te eficaz, el sentimiento de que con
programas uniformadores no se llega
a todos los niños y niñas, la voluntad
de hacer del que aprende protagonis­
ta de su propio desarrollo, conducen
a una experimentación de diversos
caminos didácticos y el.aso de activi­
dades e instrumentos diferentes a los
habituales er. nuestros centros edu­
cativos.
Así pues, en nuestra opinión, ha­
bría que inscribir la introducción de
los talleres en el marco de una bús­
queda de respuestas a los problemas
con que se encuentran, a diario, mu­
chos profesores.
Los
Es muy frecuente. aunque limitado.
considerar exclusivamente como «ta­
lIerb aquel tipo de actividades que se
realizan en el ámbito de las materias
del área de plástica o expresión. Otro
planteamiento limitado es el que vin­
cula este tipo de actividad a la elabo­
ración de determinados productos.
Son planteamientos de alcance res­
tringido, porque no es pOSible supe­
rar el carácter teoricista de nuestra
escuela, si no es precisamente con el
desarrollo de actividades diversas, en
diferentes ámbitos curriculares, que
conlleven un proceso simultáneo en
acción-re tle xión.
Para acercarnos a una clarificación
de lo que supone esta actividad no
consideramos muy útil pretender una
definición de la misma. Por el contra­
rio, podemos perfilar mejor lo que
supone, a partir de establecer las
condiciones que debe reunir el desa­
rrollo de una propuesta de talleres.
• En relación a los objetivos.
Atender a la diversidad del alumna­
do con una oferta variada y perma­
nente de posibilidades de trabajo;" fa­
vorecer los intercambios en la reali­
zación de los aprendizajes; ampliar el
concepto de «contenido» educativo;
estimular la socialización; proporcio­
nar ámbitos de trabajo y reflexión
interdisciplinares: favorecer la realiza­
ción de proyectos por parte de los
alumnos e, incluso, estimular la parti­
cipación de los padres en 'ciertas acti­
vidadas o en el desempeño de de!er­
minadas funciones docentes.
• En el ámbito sociaí.
Valoración del trabajo en equipo. a
partir de la organización de pequeños (
grupos mixtos y heterogéneos, en
tanto que facilitadores de coopera­
ción y socialización.
• En el plano metodológico.
Es desarrollo de una metodología
activa de trabajo; la observación
como fuente de conocimiento y desa­
rrollo de la creatividad; la adquisición
de técnicas de trabajo especificas en
cada actividad-taller; la manipulación
por parte de los alumnos de materia­
les y herramientas y la vinculación
estrecha entre la realización de una
actividad práctica y la reflexión sobre
la misma.
• En la organización del espacio y
tiempo.
Reorganización del espacio-taller
en función de las actividades especí­
ficas del mismo y profunda modifica­
ción de las funciones habituales del
espacio-aula o espacio-escuela, en
tanto que constituyen uno de los fac­
tores condicionantes de la socializa­
ción y aprendizaje escolares; tempo...
ralización de los trabajos de los niños
supeditada a su ejecución efectiva
y al dominio de las destrezas exi­
gidas. (
Como vemos, en lugar de un Plan-(
teamiento esenciélHsta, se ha despla­
zado el acento hacia aquellas condi­
ciones y objetivos que configuran
esta actividad. Entre las ventajas que
158
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
TEMA DEL MES
9
esto supone, cabría destacar la de
permitir intercambios entre los do­
centes en base al «cómo» y «por qué»
de unas actividades determinadas, en
lugar de preguntarse «cuáles» o «qué
es y no es»' un taller.
Talleres, sí pero ...
Nuestra preocupación respecto de
los talleres no radica tanto en lograr
que se hagan, lo cual ésimportan­
te;sínoen la reflexión que suscita
su introducción en el currículum es­
colar. ..
Es capital, por obvio que parezca.
explicitar la finalidad de esta activi­
dad, es decir. cuál es el tipo de
problema o problemas que pretende­
mos abordar: metodológicos; curricu­
lares; motivadores, con un compo­
nente, además, de socialización e in­
tegración especificos; de desarrollo
de una cooperación más estrecha en­
tre profesores; de integración d4 los
padres en las actividades escolares;
etcétera.
Habitualmente. las características
del trabajo escolar. y la premura de
los condicionantes en los que se de­
senvuelve cualquier equipo de ense­
ñantes. hacen que el objetivo princi­
pal acabe convirtiéndose en la asig­
a alguien de la responsabili­
dad de definir una actividad y su
desarrollo. Simultáneamente, se le
asignará un espacio horario y
í\orme\\\e <;¡e concretarán los ínstru­
mentas concretos con los que se
llevará a cabo.
Al reflejar cómo es una secuencia
habitual en la toma de decísiones
para la incorporación de la actividad
de talleres al currículum escolar. no
pretendemos hacer ninguna contra­
posición repecto a lo dicho más arri­
ba: al contrario, pueden darse como
procesos parálelos, apoyados el uno
enel otro; Lo que sí importa es
destacar los de una toma de
decisiones basadas exclusivamente
en un cierto voluntarismo. en intuicio­
nes poco expílcitadas o debatidas, en
la inercia de una decisión colect¡va.
más ética que funcional, o en base,
únicamente, a las limitaciones del
presente. Y, al hablar de riesgos. nos
referimos sencillamente a que se ob­
resultados muy por debajo de
los posibles.
Un par de ejemplos pueden ser
ilustrativos. En un centro de EGB con
alumnado mixto y el profesorado
preocupado por la coOOucación. se
ofrecía a los niños una seríe de traba­
jos a desarrollar mediante talleres
q:Je los alumnos escoglan Ebramento.
Un fenómen9 no previstó y que tardó
en ser detectado fue que, :Jor las
connotaciones culturales que poseen
ciertas actívidades, bisn los niños.
!:líen las nl¡ias. las rehuían.
En otro taller se pretondía que los
niños elaborasen sus trabajos en
equipo; sin embargo, las normas que
regulaban el trabajo. así como la me­
todología desarrollada por el
tro, dificultaban, de hecho, este pro­
pósito. El resultado era que niños y
niñas su trabajo completa­
mente en solitario.
Otro aspecto básico en la organiza­
ción de talleres es decidir cuáles son
los que se proponen y por qué. Uno
de los peores adversarios de esta
modalidad de trabajo se halla en cier­
tas inercias o ttábitos culturales_ Así,
mientras nadie. o casi nadie, discute
la viabilidad de su aplicación en el
área de las llamadas cmanuaUdadesll,
encontraríamos mayores resistencias
si se tratase de extenderlas a áreas
curriculares de mayor consideración
social y prestigio científico. Proba­
blemente, los argumentos irían desde
la densidad de los programas hasta la
necesidad de controlar de cerca ías
adquisiciones de los alumnos. Sin
embargo. si estos argumentos fuesen
ciertos. ¿no lo serian para el resto de
las actividades educativas que propo­
ne la escuela? ¿O pOdríamos consi­
derar quizás una ley no escrita. que
podría formularse diciendo que la
propuesta de talleres es viable en
proporción inversa a la presión social
que existe sobre un área curricular
determinada?
No es mí propósito entrar en e!
detalle de éstas y otras consideracio­
nes que se puedan hacer, entre otras
razones porque el debate no es sen­
cilio. y la cantidad de variables es
enorme: tantas como probabílldades
de caer en simplificaciones.
Es interesante reflexionar sobre
cuál sería una oferta óptima. para ver
en qué queda lo que ofrecemos,
cuánto nos falta para conseguirlo y
cómo planificarlo. Para ello, propone­
mos partir de otro hilo conductor: el
del niño y sus necesidades.
Entre las necesidades educativas
b3sicas que podrían constituir el mar­
co de referencia de UM oferta de
talleres, cabría destacar las siguien­
tes; las que se refieren al área de
salud y alimentación; las que remiten
al conocimiento de! medio social y
natural; las del mundo de la tecnolo­
gía. la artesanía y la industria. que
nos permiten comprender los objetos
que nos rodeán: todas aquellas que
1 t::
(
(
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
10
,TEMA DEL MES
se refieren al área de la comunica­
ción y expresión, del tipo que sea.
de la imagen y. por
ultimo, pero importantes
las lúdico.
Llegados a este punto. se impone
recapitular sobre el fondo del proble­
ma de los talleres en la escuela. ¿De­
ben ser una actividad periférica o
básica en la oferta curricular del cen­
tro? ¿Deben ceñirse a un área res­
tringida o son susceptibles de interre­
lacionarse con los más variados as­
pectos curriculares? En la circunstan­
cia de que optemos por las segundas
opciones. que nos llevan a una refle­
xión más profunda. hay que resolver
cómo pasar de una situación de pre­
sente a un proyecto de futuro que
recoja las necesidades educativas de
los alumnos. considerados desde la
(
óptica de sus diversidad. como traba­
jadores. ciudadanos, consumidores ....
en un futuro inmediato. Es en este
marco donde cobra sentido la cuen­
tión de qué talleres y por qué.
La aportación de los talleres
Partimos de la base de que éstos
son un modelo de actividad suscepti­
ble de destacadas aportaciones en
tos ámbitos que comentamos a conti­
nuación.
El equipo de profesores
Lá organización de taneres pro­
mueve tres interesantes fenómenos.
Por una parte. favorece la incorpora­
ción al proceso educativo de numero­
sas habilidades, conocimientos. etc.
que poseen 105 profesores y que difí­
cilmente son aprovechadas en una
organización escolar al uso.
En segundo lugar, la organización
de un proyecto de trabajo como el
que nús ocupa provoca la aparición
de problemas nuevos, que abarcan
desde la relación educativa que se
establece en el desarrollo de los tra­
bajos. hasta la forma de abordar las
cuestiones de orden material. organi­
zativas, metodológicas, de evalua­
ción, etc. pasando por las nuevas
formas de coordin3C\Of\
establecer entre el equipo de profe­
sores; problemas cuyas soluciones
no pueden darse desde un enfoque
escolar clásico, desde la función del
especialista o con . .unSl metodología
que prima el aspecto transmisor o de
control.
La dinámica que introd'Jeen ¡os ta­
lleres es. en sí misma. enr iquecedora,
Muestra, en un plano em.nentemente
práctico, que muchos (le nuestros
recursos profesionales son limitados.
relativos a ciertas opciones metodo­
lógicas. Obliga a ensaya - otras pau­
tas de trabajo que. a su vez, sirven
de base de reflexión o como aporta­
ciones concretas a la actividad do­
cente que desempeñamos.
En tercer lugar, las relaciones habi­
tuales entre enseñantes 50n. en cier­
to modo, estereotipadaf> o cosifica­
das en muchas ocasione!;. Se «es) en
función de ocupar un lugar en el
organigrama docente, dB la respon­
sabilidad curricular atribuida. El incre­
mento de la oferta educativa. a partir
del uso de todos 105 recursos instru­
mentales que poseen los miembros
de un equipo, supone aumentar tam­
bién la posibilirlad de intercambios y
el enriquecimiento de la calidad de
los posibles contactos. diversifican­
do, a su vez, los roles que se dan
entre los componentes ele todo grupo.
peql,leño.
LoS alumnos
Uno de los errores ecucatlvos más
reiterados consiste en la pretensión
de llegar de modo et,;,;" _ a la diversi­
dad de alumnos con un mensaje edu­
cativo uniformador. La causa de la
disfuocionalidad de este procedimie
n
­
\iJ no fadíca tanto en una pretendida
incapacidad o falta de madurez de
ciertos alumnos, frente a otros que
serian capaces y maduros. sino en la
incidencia de otros factores, tales
como la articulación del mensaje en
51 mismo. la falta de un tiempo nece­
sario para la manipulación de los
conceptos o procedimientos que lleva
implícitos. el rechazo o "'incompren­
sión del tipo de actividades que con­
lleva la situación en que se ofrece. et­
cétera.
Consecuentemente. el hecho de
obtener un alto o bajo rendimiento no
se halla en función directa de las
«capacidades' del alumno. sino que
está sujeto. entre otras. a las varia­
bies propias d'3l mensaje, a que
condicionan la interacción de los
alumnos con el mismo y a los condi­
cionantes de la interacción soclar(,)!'
ello toda propuesta que multipliq d
diversidad de posibilidades educati·
vas. de instrumentos. de procedimi­
tos y situaciones de interacción, tanto
de aprendizaje como sociales. debe
ser considerada como una opción vá­
lida en la búsqueda de una mayor
eficacia educativa. dentro de un plan­
teamiento no selectivo de la educa­
ción.
En diversas series de entrevistas a
niños y niñas participantes en expe­
riencias escolares de tatleres, en es­
cuelas públicas, hemos podido detec­
tar algunas constantes qua.parecen
significativas.
En todos los casos 105 nír,os ex­
presan un alto interés por las activi­
dades de taller. La mayoría manifies­
ta preferirlas a las clases ordinarias,
La' gran mayoría comenta con los
familiares lo que ha hecho durante
estas actividades. Algunos niños ver­
balizan su interés por los talleres,
explicitando que allí ,hacen'
Algunos amplían su interés por los
talleres manifestando su satisfacciór
por «poder Ir a est2. escuela».
Comparando las valoraciones qUE
han hecho de los mismos ni!Í e
tutor de clase y el de tal!erJ, C¡E
comprueba que un número 5i91 ,;i
VQ de alumnos recibe mejor t ra
ción por parte de los segundos,
Prácticamente, todos los niños mil
nillestan trabajar más durante las l1e
1\) \J
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
TEMA DEL MES 11 .
- _ . _ . _ - - - - - - - - - - - - - - - - - _ . _ - - - - - - - - - - ~
ras dedicadas a taller que en el tiem­
po equivalente de clase.
La realización conjunta, por parte
de niños y niñas, de tareas que po­
seen connotaciones de género supo­
ne llevar la coeducación a los ámbi­
tos donde estos referentes culturales
se hallan más enraizados.
Cuando la composición del grupo­
taller se hace con niños y niñas de
niveles y grupos distintos, se dan las
condiciones para un alto nivel de in­
tercambio social, con lo cual se facili­
ta la modificación de ciertos roles
que muchos niños han asumido en
sus grupos dEl adscripción.
La metodología
Al tratarse de un tipo de actividad
claramente manipulati\'a hay tres as­
(
pectos que cobran reli8ve. En primer
lugar, la organización del grupo-taller
debe ser adaptada a la situación que
se va a desarrollar, diferente de las
situaciones de clase habituales. En
segundo lugar, la presencia del mate­
rial base y su necesaria manipulación
para la elaboración de los productos
genera unas secuencias de trabajo
también distintas a las habituales.
Por último, al ser una actividad qua
requiere el empleo de destrezas dife­
rentes a las del trabajo escolar co­
rriente, obliga al responsable del ta­
ller a centrar la presentación de las
tareas y su supervisión en los proce­
dimientos y secuencias de trabajo
que desarrollan los niños.
Una reflexión sobra estos aspectos
puede enriquecer y modifi('ar los
planteamientos con que operan mu­
chos profesionales.
La participación
Al abrir con los talleres el abanico
de posibilidades instructivas, la nece­
sidaa de contar I".on auxiliares para
su desarrollo. o de asesorarse para
impartir ciertas actividades, hacen
que la presencia de padres o madres
con funciones de tipo docente o auxi­
liar sea un hecho natural. Este tipo de
colaboración, que supone una pro- .
fundización en la participación de los'
padres, facilita a la vez una mayor
identificación de éstos en su conjunto
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
12
con el trabajo qúe desempeña el
las experiencias que se presentan a
equipo, lo cual no hace sino redundar
continuación, realizadas con unas
en benefir.io de los propios alumnos y
condiciones equivalentes a las de
del funcionamiento del centro en ge­ tantos equipos.
neral
Detrás dé los trabajos' que se pre­
sentan, y de otros que se realizan y
Los talleres en et Proyecto Escotar que estas páginas no pueden reflejar,
encontramos. de forma más o menos
Extraer todas las posibilídades explicita, la voluntad de ir formulando
educativas que ofrecen los tallares un proyecto cultural de escuela, es
no es fácil, ni tan siquiera lo es iniciar decir una articulación singular de la
su implantación. Las razones son co­ oferta curricular del centro, vinculada
nocidas: la baja relación profesores­ a las características diferenciales de
aulas, los costes económicos, las la realidad en que se opera. Una
inercias culturales y profesionales. el singularización que va acompañada
individualismo profesional... Las re­ de otros rasgos distintivos: introduc­
compensas en resultados, eficacia, ción del principio de interdisciplinarie­
reconocimiento social, etc., tampoco dad a partir de la resolución de pro­
aparecen por el solo hecho de reali­ blemas de la realidad. profundización
zar talleres. Una vez implantados. too en el vínculo existente entre acción y
davía hay que dedicar esfuerzos y reflexión en el proceso didáctico,
rellexionar para ir desde lo que hace­ apertura de la escuela al exterior y
mos a lo que pretendemos Y. sin realiz.ación de esta funcionalidad cu­ <
embargo, es posible. Lo demuestran rricular sin desvincularse de los gran­
des ejes en los que debe apoyarse la
cultura actual.
["te proyecto. además, puede vin­
-.- Anexo 1: La formulación de un Píoyecto
cularse con otro más general e im­
de Talleres
portante, presente en la formulación
de estas experiencias, aunque sea de
• ¿Oué se pretende?
forma latente; se trata de un proyecto
• ¿Qué talleres y por qué?
político que persigue la democratiza­
• ¿Quián los va a desarrollar. cuándo.
ción de la escuela y pugna por el
dónde ... ? Posibles auxiliares.
• ¿Qué se va a hacer? (Materiales. he-1
incremento de su calidad.•
. ftamientas, etc. necesarios.) \
• ¿Cómo se va a desarrollar?
• ¿Que relación \juardQ ,,1 t:>II", con In
que han hecho. hacen o harán los
niños en sus clases y en los otros ta­
lleres?
• ¿Cómo se evalúan y cómo se informa I
t
lOS padres? \
• ¿Qué problemas se detectan y cómo.
• Joan Rué es pedagogo de la Escola de
Mestres .Sant Cugat) de !a Universidad
se resuelVen? J
Autónoma de Barcelona
(
Para saber más
ALARCÓN, JOSt: L:. d..os talleres. y la
.partlclpaclón de los
de la Escueta, 12, nov. 1979.. <
At.FIERI, F. ,y otros: Profesión Maes­
tro; Reforma de la Escuela, Barcelo­
na, 1979.
CIARI, B. Modos de Enseñar, Avance,
Barcelona. 19n. Nuevas técnicas di­
dácticBs, Reforma de la Escuela,.Bar­
celona. <1981 ••,< ..
. DE .actividad
tlduca.tivs,-cuademoS::dé
< Lala; Baréelona," •
Dt:CROLY,: O; MONCHAMP. E: El /Úft­
go tldUcátivo: •.
DEWEY, J., Experiencia y EducaCión,
Losada. Buenos. Aires. 1967..
FREINET, C. Técnic.as Frein6t en la
Escuela Moderna,' Si!JIO XX!, Madrid.
1973.
FREINET, E. El nacimiento de una
Pedagogía Popular, Laia, Barcelona,
1975.
GALTON. M.; MOON, B. Cambiar
esclIel<í. cambiar el currículum Martí.\
ne:z Roca, Barcelóna. 1986.
HERNÁNOEZ. F.: VILLARRÚBIES. P.
«Que passa amb els racons?», Guíx.
1M, p.p. 5-8.1986.
LÉNA POUTGATCH-ZAt.CMAN. Los
niños de .Vilos: Nova Tarra; <Barcelo­
na, 1971...
Lool, M. El país errado. Lala. Barce­
lona. 1973.erónica pedag'ógiéa, Laia,
Barcelona, 1974. . .. ".:::'
MAKARENKO, A. El poemapedagógi­
ro. Planeta, Barcelona, .1967:' .
MICHELET, A. Les oufJ1sdtifenfance.
Delachal.rÁ et Niestlé/'<Nauchatel.
1972.(Traducclón ­
C'-"""''''''''i
J.J. "
medio de talleres" Cu,;dllmt:1S
dagogia n.o 113.
PISTRAKProolemas
d9.,:Ia Escuela del
Salamanca, 1975.
K.' Tl.tnC!IJ"
152
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
,'-'.
Zabala, Antoni (1989), "El enfoque globalizador",
en Cuadernos de Pedagogía, núm. 168, marzo, ~ ,.
Barcelona, Fontalba, pp. 22-27. i.
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Reforma y currículum
(
(
El enfoque globalizador
Para el autor la perspectiva globalizadora no es
una técnica didáctica sino una actitud trente al
proceso de enseñanza, que se explica a partir de
unos supuestos sociológicos y epistemológicos
precisos. También aprovecha la ocasión para
aclarar algunos malentendidos en torno a la
globalización y a la interdisc;plinariedad.
ANTONIZABALA
D
ada que el llamado Diseño Curricular
Base (DCB) formula los contenidos
distribuyéndolos por áreas, como foro
ma operativa de explicitadon de los objetivos
generales de etapa, cabe preguntarse si la
organización de contenidos, una vez secuen­
ciados para su desarrollo en actividades de
enseñanza, ha de obedecer a principios dis­
ciphnares oglobalízadores. Pará ello, hemos
de reflexionar en torno a crltenos que vienen
dados por las mismas fuentes que informan
el currículum, o sea, consideraciones socio·
psiCOpedagogrCas.
Consideraciones sociológicas
En relación con las finalidades educativas,
el punto de vista sociológico hace darareJIL
rellc;ia ala capaci(jad de pªr'!
compr'3nder e interPIEltar la valorar
'y tomar opclonfjs e intervenir en ella De este
enunciado se desprende que el objeto de es­
tudio y conocimiento será que conl!-.
gura realidad y que permite actuar autó.-.
nomámente sobre ella,
Comprender e interpretar la realidad com­
porta ser capaz de analizar los distintos
componentes que la configuran y sus interre-.
raciones. Dada la complejidad de estos com­
ponentes, su diversidad, rlinámica e interde­
pendencia, se requieren instrumentos para
dotarlos de significado. Instrumentos que
ofrezcan marcos conceptuales, procedimien­
tos y modelos interpretativos capaces de ser
utilizados ante las distintas manifestaciones
de la tealidad, Valorar la realidad comporta
ser ca.paz de tom'u' postura ante las distln­
tas interpretaciones que se realizan, estable­
cer criterios de orden según su pertinencia
y. todo ello, para tomar opciones personales,
para poder y saber actuar ante y en esta rea­
lid;¡rl y responder a los problemas que
plantea.
Pare compren<:lE!f, tomar

sario disponer de
mitan
Las d stinlas dis­
ciplinas, que constituyen el saber del hom­
bre generado por las soluciones Que éste ha
elaborado para abordar las situaciones con­
flictivas que ha debido alrontar, han de laci­
litar dichos instrumentos. En este sentido las
éisriplmas, tal como están definid.ls, sólo se­
ráfl útiles a h55" lines edlJcativos <;n cuanto
sean capaces de ofrecer los instrwnernos Que
la resolución de los prot·lemas que
el conOCimiento de la realidad y 1<. actuación
sobre ella plantea. Si bien son las dlsclpl!;-¡as
las que ofrecen las herramientas para el co­
nocimiento, 'ª-.§olución a los proi)lemas deL
hombre ante la
uso de instrurriénlos fácllífádos p.)r una sol3­
diSCiplina, sirio que son enesüllj.íQQifé:.JÜIa
que
integrado o simultáneo de distintos recursos
intelectuales y _a<;:tíludihl>.!e:sj¡r§YiiíílEt7!res>de.__
mÚltiples disciplinas.
Aunqué
nacimiento pueden ser -y hasta cierto pun­
to lo son- disCípli¡:¡iires, las actuaciones. las
aC_GÍones, sean del tipo que sean, serán slem:
pre globales e implicarán el uso de distin'ª§' .
estrategias de ellas de
dificil adscripción a una disciplina determi­
nada. Si el conOCimiento de los instrumen­
tos disciplinares tiene sentido por la capaci­
tación para la actuación en situaciones
contextualizadas, ¿cómo podremos garanti.
zarla sin partir de prí¡'ciPios que permiten si­
tuar los aprendizajes en situaciones reales,
es decir globalmente consideradas?
Consideracior.es epistemológicas
La ciencia, a lo largo del tiempo, en su ob­
jetivo de comprender la realidad, ha fragmen­
tado el saber diversificando el conocimiento
en una multiplicidad de disciplinas, cada una
de ellas con un diferente objeto de estudio,
de tal modo que una misma «cosa- puede ser
objeto de muchas ciencias. Cualquier -cosa­
deviene 'Jn conglomerado de ob.elOS según
los diferentes puntos de vista (o c encias) que
utilizamos para descl It -' a oexplicarla. Esta
diverSificación del saber ha sid,) necesaria
para poder avanzar en el conocimiento de la
realidad. pero al mismo tiempo esta misma
dIversidad comporta la necesIdad de integrar
las aportaciones de estas ciencias cuando
pretendemos acercarnos al slgnl{¡cado del
objeto en su totalidad. Ninguna de ías cien­
cias, en su individualtdad, será capaz por si
sola de interpretar un objeto, cualqUiera que
sea, y tampoco podemos afirmar que este ob­
leto es simplemente el resultado de la adición
de los diferentes pumas de vista. Un paisaje
no es la suma de las distintas interpretacio­
nes que podamos hacer, sino que para su ca·
nocimiento se hace necesaria la convergen­
cia e integración de distintas aportaciones y,
lodo ello. determinado aún por la intencíona­
lidad con Que se dirige su conocimiento.
Cuando nos aproximamos al conocimien­
lO de cualquier parceia de la realidad lo ha­
cemos con una cíerla ,nter.cíonalidad. eYls­
te una necesidad e,) razón de un objetiVO: es
el senlldn de esta Intencion el que determi­
na los instrumentos. pero salvo en los estu­
diOS espeCializadOS correspondientes 3 las
CienCias, que por deflOlclón parten de pnn·
CiplOS parciales y selec\!vos, los instrumen­
tos para el conocimiento son aportaciones de
múltiples disciplinas relacionados entre si por
las mismas neceSidades del conocimiento y
del objeto de estudio, De ahí que actualmente
la mayoría de avances científicos comporten,
por un lado, la intervención de equipos ínter­
disciplinares y, por otro, de modelos interpre­
tativos y conceptuales que de alguna forma
trascienden el marco estricto de una o varias
cienCias.
Dado que el saber constituido no ha esta­
blecido modelos integradores que den res­
puestas globales a todos los fenómenos, se
hace imprescindible recurrir a las aportacIo­
nes de las distintas ciencias. Son éstas las
que nos van a ofrecer modelos. técnicas e
instrumentos rigurosos que nos ayudarán a
conocer. Como consecuencia de ello, el pa­
pel de las disciplinas es fundamental cemo
materia de estudiO y se hace imprescindible
su conocimiento, pero éste no debe entender­
se como aproximación a ciencias cerradas
en sí mismas, sino como aportaciones me­
todológicas y conceptuales para la mejor
comprensión (jel mundo y de lo que en él
3contece. Con lo que es inexcusable un plan­
teamiento educativo que, recogiendo el rigor
ele cada una de las Ciencias, ofrezca su va­
lor al relacionarlas incrementando su poten­
cial interpretativo.
La escuela no puede inhibirse de esta ne­
cesaria capacitaCión para la dado
que si queremos consegUir una mayor y me­
jor comprensión de ia realidad es impreSCin­
dible superar en todo momento el carácter
parCial de las ciencias ofreciendo ejemplos
27
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Reforma y currículum
e
1="RATO 89
PéRO 51 YO .sÓLO
Q(JEeíA. COMERLA
y modelos en los que cada uno de los obje­
tos de estudio de las diferentes ciencias se
inlegren en una misma realidad, Las distin­
tas disciplinas y los instrumentos que éstas
aportan para el c'inocimionto han dI' permi­
tir la codificación (lectura según los modelos
y métodos de las diversas ciencias) de la ex­
periencia (su realidad) y descodificación de
sus conocimientos para poderlos aplicar,
Consideraciones psicopedagógicas
El conocimiento de la realidad constituye
un proceso activo a través del cual el sujeto
logra interpretar parcelas de la misma, esta­
blecer relaciones, atribuirle significados, Se
trata de un proceso global en el qu," el indio
viduo, a partir de sus conocimientos previos,
del bagaje que ya posee, que puede ser con·
siderado como el conjunto de los
de conocimiento- que forman la estructura
cognoscitiva del que aprende, construye sig­
nificados sobre esa realidad o sobre alguna
de sus partes. En la secuencia descrita, di·
chos esquemas de conocimiento se modlfi·
can constantemente, se hacen más comple·
jos y establecen nuevas rel aciones e'itre ellos
como consecuencia de las informaciones que
van siendo incorporadas. Esto, a su vez, re
percute en la posioilidad de abordar par­
celas nuevas y progresivamente más comple­
jas de la realidad, puesto que los instrumen·
tos cognoscitivos de que se dispone son cada
vez más ppderosos, permitie(ldó(a compren­
sión de fenómenos y.relaéiones de índole
diversa.
Un proceso de estas características, que
exige una actividad mental intensa por parte
de qu,en la lleva a cabo, conlleva unas cier·
tas condIciones. En relación al objeto de co­
nocimiento, resulta necesario que sea clam
y coherente. Respt.·.::t".11a persona que deoe
atribuirle significado, es impreSCindible que
disponga de tos conocimientos previos para
que sea posible dicha construcción, pero no
----------------165
CLJAOÉRNOS Of: PEDAGOGíA 168
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Reforma y currículum
(
(
(
basla con ello. Es imprescindible además que
dicha persona encuentre un sentído a impli.
carse en un proceso como el descrito, que,
como ya se ha señalado, va a exigirle una
buena dosis de esfuerzo. Resulta indudable­
mente más dificil establecer relaciones sus­
tantivas entre fa que ya se sabe y la nueva
información que se presenta, que realizar una
aproximación superficial que perm:ta ftsallr
del paso.. en un momento dado, pero que no
se traduzca en un verdadero aprendizaje sigo
nificativo. Conviene hacer notar, antes de se­
guir adelante, que la dificultad a que se alu­
dia queda sobradamente compensada por la
funcionalidad que adquieren los aprendiza­
jes significativos, que pueden ser utilizados
para efectuar nuevos aprendizajes en una
multiplicidad de contextos y situaciones.
En cualquier caso, y volviendo a una idea
expuesta
trar. sentid<l a
-f!prendtzaje, estar
y se-ñtir interés por réallzar el esfuerzo que
supóne laconstrucclón de significados. la
mOiivaci6n y el interés en el ámbito escolar
se encuentran muy relacionados Gon facto­
res personales e. indudablemente. con f'lc­
Interf)ersonales. en los que destaca la
importancia de las relaCiones afectivas. Por
otra parte. in!luye también la manera de pre­
sentar los contenidos Que nan de ser objeto
de aprendizale y las ac\lvidades diseñadas
para ello. la adopción de enfoques globali­
zaderes, qUe enfaticéñTa detección de pro­
blemasinteresantes y la búsqueda activa de
soluciones, presenta la doble ventaja de, por
una parte, motivar al alumno a implicarse en
un proceso dinámico y complejo y, por otra,
permitir un aprendizaje tan significativo como
sea posible, en la medida en que permita el
establecimiento de múltiples relaciones en
.. ámbitos diversos. El aprendizaje significati­
\/0 es un aprendizaje globalizado, ya que éste
posibilita la formación de un mayor número
de relaciones entre el nlJevo contenido de
apl endizaje y la estructura cognoscitiva del
alumno
Globalización e interdisciplinariedad '.­
De lo anteriormente expuesto podemos
concluir la necesidad de que la orgilOización
de los contenidos en los proyectos curricu­
lares de centro, y consecuentemente en las
unidades didacticas, tengan un enfoque o
perspectiva globalizadora, de tal manera que
los contenidos de aprendizaje estén insertos
.. o dependan de un marco más amplio quP
permita la integración de los distintos conte­
nidos en esferas de interpretación y signifi­
catividad superiores a los que ofrece una sola
disciplina.
Hablar de un enfoque globaiizador nos per­
mite diferenciar dos términos entendidos a
veces como sinónimos y en ocasiones, pa­
radópcamente, como antónimos: globaliza-
ciÓ:1 e interdisciplinariedad. Estos térrílÍnos
no son comparables, ya que pel1enecen a ór·
denes distintos_ [.efiere a
a¡:;ercaruosal conoqrulerJo de la
realidad y a CÓrnQéstaes.. pe.r.CJtlldi...
porta_ uoaj.ote.ru;iQnalidad totalizadora en
cuanto a los Qlementos ti
globalización, como tal, es índepeñd1e!1te dé
la existencia o no de las disciplillás: ya que
su ob.i!ill.VQ-ª§jIablaroQ§J;!íl cómoson las co·
sas y los acontecimientos er1 re?l!da-d: g{ü.
bales y a su vez unitarios., y. c9.!!!­
por múltiples elemenlos surlarnenl€
cambio. las driciplmas
y sus distintas formas de relacionar ,e (inter­
dísciplínariedad, multidlsciplínaried,.d. trans­
dísciplinariedad, etc.) no se refieren ac.ómo
es la realidad, sino que sUliinclon'itsla de
ofrecernos los medios einstrumenl¡x;pará Íle:
gar a su conocimiento. .... ..
las razones expuestas anteriormente, re­
lacionadas con los fines educativos los prin,
cipios constructívistas de la enseñanza y el
aprendizaje, la significalividad y fl ncior,ali­
dad de los contenidos, etc., demandan que
Las disciplinas no se
refieren a cómo es la
realidad sino a los
medios para llegar a
conocerla
la enseñanza esté impregnada dE una pers·
pectiva globalízadora Que permita analizar los
problemas, las situaciones y 1m aconteci­
mientos dentro de un contexto y en su gio·
balidad. Para solucionar estos problemas,
para conocer e interpretar estas
y acontecimientos uti!izaremos los distintos
medios (las disciplinas), relaclon,indol05 en
mayor o menor grado (interdisciplinariedad,
transdisciplinariedad, integración, etc.)
las necesidades de comprensión yana:isis.
Así pues, podemos deducir que 01 concepto
globalización no hace referencia, en primer
lugar, a una metodología concreta y, en se­
gundo lugar, no comporta una c!esvaloriza­
ción de la función de las disciplinas.
La existencia de una serie de Métodos lIa­
mados globalizados (centros de interés,com­
piejos de interés, proyectos, tópicos, elc.), que
evidentemente parten de principios globali­
zadores, ya que su objeto de conocimiento
se corresponde con una parcelé de la reali­
dad experiencia
l
del alumno, no que
un enfoque globalizador presupo 19a indefec·
tiblemente un determinado métcdo. la Pill-S­
.pecUlla glG9alízador¡¡..no prescribe métodos
sino que da_pautas ártlCU­
.,Iar los conocirnlento.sefl secuencias de
aprendiza!e-orientadasa un-fin COrlCrelOCcr¡
sentido e intencionalidad y siluadilscn·con­
textosque permitan su signifícatividad-VJiJ"Q:_
Clooalid.¡¡<:I_.. Ademas, caracteriza cada uno de
fas aprendizajes en su individualidad, dán.
doles sentido en razón de su inmediata fun­
ción para la mejor comprensión de una situa­
ción determinada o como prerrequisito para
una postenor u\l!lzación conlextuallzada
Dada la dlstrnta naturaleza de los termmos
.globalrz8clÓn" e "lOlerdlsclphnanedild.. SU"
diferenCIas conceptuales y su alcance. cabe
destacar su uso erróneo cuando se afirma
que el primero es más adecuado para los CI­
clos miciales de la enseñanza y el segundo
más apropiado para el CIclo superior y la se)·
cundaria. §!.enfo9ve glob'l."ISl.Q.Qf o el uso de
no es mas o me
nos adecuado en función del nlvet educatl'
\/0; en cualquier (''ISO, y siempre Que no aso·
ciemos el término con uno de ios métodos
de enseñanza globalizados. sea cual sea el
grado en que se trabaje, se globalizará sIem­
pre que el instrumento disciplinar utilizado se
cC'ntexll!ah!:e Pn un ámbito más amplio que
e> estnetc de :a disciplina
En podemos afirmar oue darlo que
e:1 el Ciclo supenor yen la secundarla drv.;f.
sos profesores Imparten disllnlos cOf\lenrdos.
!J utílinclón de metodos global¡zados. que
eXigen un SOlO profesor para su desarrollo.
no se adecua a estos niveles. En loS niveles
en Que se da una especialización del profe­
sorado sera difícil la utilización de métodos
globa!¡zados, pero, en cambiO, si que es po·
sible impartir cada una de las distintas ma·
tenas a partir de enfoques globalizadores. La
necesaria distribución de los contenidos en
disciplinas y la utilización de profesores es­
pecializadOS para impartirlas no es óbice para
Que cada una, atendiendo a los obietivos ge·
nerales (que obviamente no son, en sentido
estricto, disciplinares), utilice perspectivas
globalizadoras: esto es, que los medíos que
olrecen estén al servicio del conocimiento ge­
neral y mas amplio, para el que es necesa­
fio el apoyo y la complementaríedad df! los
recursos interpretativos de otras ciencias.
Con todo lo dicho se pone de manifiesto
la importancia de las disciplinas y de los re­
cursos conceptuales y metodológicos que
configuran los contenidos de la enseñanza
los enfOQlJes glo.balizad()res no pretenden di­
luir o relatíviz1lf la impbrtáncia de las disci­
plinas, sino al contrario,
ser más eficaces en el. de enseñan·
za y aprendizaje, de tal modo que los distin­
tos contenidos disciplinarjls no sólo séan más
o menos recordados, sino que el bagaje ad·
quirido en la escuela sirva al Ciudadano para
comprender e intervenir en la sociedad en to­
dos los campos, tanto profesionales como so­
cia!es. Las disciplinas tienen una especifici­
dad conceptua! y metodológica que las hace
diferentes unas de otras No sólo difieren en
cuanto al objeto de estudio, sino también en
la forma de tratar los hechos y las ideas. Es·
tas diferenCias constituyen además conteni­
..-----------_*·uG
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Reforma y currículum
(
dos de la enseñanza, ya que es necesano
que el alumno, cuando su competencia lo
permita, sepa valorar los instrumentos que
utlhza a tenor de los marcos teoricocienlífi­
cos que les dan validez. Esto es posible úni­
camente en el caso de que el estudio de los
d!stintos recursos para el conocimiento haya
s!do atendiendo al rigor de las
cienCias de las que son subsidiarias.
El enfoque globalizador en la
organización de los contenidos
Vamos a ver cómo podemos organizar los
contenidos (su selección y arllculación) bajo
una perspectiva globalizadora y cómo influ­
ye esto en la organización del aula. Partire­
de un lema que nOs'pei:
mita-rcr-aoqulslClóñOeaquelloscontenidos y
objetivos definidos para un periodo de tiem­
po concreto. Ilustraremos el proceso median­
te el tema -La historia personal.'" en el ciclo
medio de EGB. Tema ligado estrechamente
al medio experiencial del niño y en el que fá­
cilmente cobrarán significado los distintos
cOlltenidos de aprendizaje. la descripCión
Que vamos a ha(;er se iimitará a aquellos
apartados oue nos permitan ver las implica·
ciones de unil organizaCión de contenidos
g:obal1zada. sin detenernos en Olros aspec­
tos. Este tema nos permitirá trabalar sobre
contenidos relacionados con el concepto
tiempo (pasado, presente. futuro, simultanel'
dad, sucesión, variabilidad, permanencia,
etc.), contenidos relacionados con la trans­
formación o cambio y la causalidad conteni­
dos ligados a la medida del tiempo yconte­
nidos referidos alas técnicas de los métodos
historiográficos.
Una vez establecidos ios,J;Qntenidos rela­
cionados directamente éon el
dremos los objetivos que definirán el grado
y la intendonalidad en su aprendizaje. a sa­
ber, entre otros:
--Clasificar y ordenar representaciones de
un mismo objeto o producto a lo largo del
tiempo.
-Utilizar diferentes unidades temporales
de medida.
-Utilizar el friso cronológico para repre­
sentar gráficamente las etapas de la vida de
una persona.
Recoger, clasificar y archivar documen­
tos históricos sobre aspectos de la vida coti­
diana de la familia.
A continuación, establecemos las activida­
des Que permitan alcanzar estos objetivos
(véase cuadro 1). Actividades que no sólo se­
rán necesarias oa:a la consecución del ob­
jetivo de aprendizaje. síno que estaran Sb
cuenciadas y articuladas en torno a la
resolución de algún probiema o cuestión ge­
nerado por las necesidades de conocimien­
to que comporta el estudiO, en eSle caso. de
la historia personal
Para el alumno. el trabaio a realizar no está
ligado-a unas necesidades de aprendizaje pet
se, S·100 que este es necesario para dar res­
puesta a sus propias demandas: el prop.o
168 CUI7l,DERNOS DE
CUADRO 1
Resumell de las actividades propuestas
PROBLEMAS
ACTIVIDADES
1. El carnel de identidad.
¿Qué necesitamos saber de nosotros
para identificamos?
:> CatacleriS!IC2S persona!,,,'
¿QUIén es mas allo que ','
¿QUIen es mas balO quc..
¿Hay mas rubios que morenos')
¿Cuál es la d.ferencla enlre ?
3. Lugar y fecha de nacimiento
¿Cuando nacimos y donde?
¿Qué niño es el mayor?
"Y et de menor edad?
Gllere'lCla de meses Ilav
enlre ... y . ? _ .
¿Cua'1!Q es mas joven
[1 ¡[¡SO cronológiCO
¿Cuantos meses he VIVido"
¿Y semanas',. ¿y días?
5 El dla en que naci.
¿Cómo fue este primer dia?
¿Cómo era yo cuando nací?
6 El friso cronológico de los dos p'lmeros años.
¿Cómo lueron mis dos pr:meros añ('s 09
Vida?
¿Cuándo aprendí a hablar?
¿Cuándo aprendí a caminar?
¿Con qué jugaba?
7. Nuestros juegos.
¿Siempre hemos jugado a lo mlsmJ?
¿En qué he Jugado y que jugueles I e le·
nido a lo largo de mi vida?
• Diseño del carnel
• Definición de los dalos identificadores
• v (('(oQld,., efe· ct-'!(l$
• Calculo de- O': (iI{Ula y pe$O.
• Registro It)S Gatos en un cuadro ll(:
enlrada
• AgrupaCIón según semblanzas.
• Ordenaelon y clasiltcación segun las carilClens¡'·
cas perSonales .
• Cálculo aproximado de las de la clase
• ExtraCCIón de conClUSIones sobre las caracteris·
ticas generales de la clase.
• Recog.da de mforfllaclón a través de fuentes
orales.
• Recog.da de mlormaclon ofrec.da po. las luentes
escnl?s.
• Canlras(e ::nlre las dos lucnteS O" ir.lormae'on
• He'll.zauon de un cuadro de doble 8nt'ada COl'
1(1$ (j,; n.lCl rnlenl0 nf; :05
• O: ::e1l:,lUÓ;¡ ;:>(;1 l;:dades
• C:.>mparac¡ón y calCUlO de 12S d¡f('(cnc ('C,-;;­
des en meses y dias
• RcaiLi:3clOf' del 1:150 cronologlCo IndlVidua.! desde
la lecha de nac.m'ento hasta nueSiros d.as
• Calculo de los meses. semanas y dlas v.v,oos
• RealizaCión del friso cronológico generol con lilS
lechas de naCimiento de cada alumno
• Elaborac.ón del cueslionano.
• Recogida de la inlormación
• Reallzac.ón del relalo de esle dla medlanle une
serie de v.ñetas secuenCIadas y oldenadas crOflo,
lóglcamente.
• RealizaCión del texto esenio, en el que se relalE:
lo durante este dia.
• Exposición y extracción de cOllcluSlones gener"­
I,Lables.
• RealizaCión del cuestionano.
• Recogida de datos las dlstlnlas fuen·
tes de información: fuentes orales (entrevistas a
los familiares). fuentes materiales (vestidos.
objetos), fuentes gralicas (fologralías. dibujos).
fuentes escritas (invitaciones, fe de bautismo).
• Colocac.ón de los distir,tos documentos en el frisó
cronológico individual de los dos primeros años.
• Selección de las tuentes de informaCión.
• Recogida de datos.
• Colocación de los datos obtemdos. en el ¡"so
Individual
• Comparación de Jos diSllntos frises individuales
y extraCCIón de conclusiones gene'alizab:es. tanto
lOS Juegos y Jugueles en las d.ferentes edades
como en !a secuenciaclón de nm·t""onr"
67
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Reforma y currículum
(
PROBLEMAS ACTIVIDADES
___ __ __ __ __ ___ _____.
8. Los juegos de los padres y de los abuelos cuando eran niños.
¿los ninos de mi edad se han divertido • Realización de un cuestionario dirigido a los pa-
siempre con los mismos juegos eidénti· dres y abuelos.
cos juguetes? • Recogida y datación de los dalos obtenidos.
¿OJo qué juegos se divertían nuestros pa- • Colocación de tos datos en et Iriso cronc,lógico de
dres yabuelos yque Juguetes empleaban últimos 80 años.
cuando tenian mi edad? • Obsef\lación de las caracteristícas generales de
los Juegos y Juguetes de la generación .Je los pa·
dres y de la de los abuelos.
• Comparación de los juegos de los padms yabue·
los con los actuales. Dilerencias y semblanzas.
• Obsef\lación de la evolución Sulrida p'lr los ¡lJe·
gos y ¡uguetes durante estos años.
• Extracción de conclusiones.

9. Las generaciones.
¿Cuándo nacieron mis padres? • Recogida de los datos.
¿Cuando nacieron mis' abuelos? • Realización de la I¡sta con los datos obtenidos.
¿Cuál es la generación de mis padres? • Colocación de los datos en el friso cronológico de
¿y la de mis abuelos? ¿y la mia? los últimos 80 años.
¿CuánlOS años tenía mi abuelo cuando mi • Selección de los limites de cada gen·?ración.
padre tenia...? • Cátculo de las d¡!erencias de edades "n relación
a los abuelos o a otrns padr(!s
... ' ----;_.. _.. __
FI :irbol genealógico
¿QUIeres fueran mis aniecesoies? • Selección de las luentes de infornl;11 ;il"
hijos tuvIeron? • Etaboración de los cuestIonarios.
¿Oónd8 nacieron? • Recogida y datación de los datos.
¿En que trabajan? • Colocación de los dalos mas en el
friso cronológiCO individual.
• Realización del ¿rbol genealógico dt las cualro
últimas generaciones.
• Observación sobre la evolución segUida por su fa·
milla y de aquellos acontecimientos qJe han con·
ducido a su situación actual.
alumno exigirá la utilización de los recursos contenidos trabajados corresponden en dis­
o pedirá los medios que le permilan solucio­ tinto grado a diferentes disciplinares.
narlos. La utilización del friso cronológico, las Así, en el ejemplo Que expone'nos. los conte­
agrupaciones y clasificaciones de los datos nidos se articulan en función je los concep­
tomados. la conceptualización de las nocio· tos de tiempo y de tiempo hi!;tórico, pero el
nes de pasado o de simultaneidad. por no
mencionar aquellos ligados a la expresión
oral y escrita, a la toma de medidas, a la uti·
jización de criterios de ordenación. a las ope­
raciones sobre edades, etc.; todos ellos se­
rán instrumentos conceplúales y de
procedlmiento ligados estrechamente a las
necesidades de cada uno de los alumnos
para la resolución de las cuestiones Que le
ha planteado el conocimiento de su historia.
la relación de ésta con la de sus compañe­
ros yel cambio yla transformación de algu­
na;; formas de vida con el paso del tiempo.
la inter/ención del profesor -quien promue­
ve los retos y problemas, mQtlva a los alum­
nos a plantearlos a su vez: y les ayuda a
buscar las estrategias y caminos para
resolverlos- es insustituible. En él recae bue­
na parte de la responsabilidad del éxito o fra·
caso de la tarea.
Analizando las actividades dr:sarrolladas
(
podremos apreciar cómo cada una-de eilas
es cOr\secuenGÍa de la anterior, Que están en­
caminadas a la consecución o resolución de
algún tema que interesa al alumno y que los
Introducir una
perspectiva
globalizadora en la
enseñanza es más
una cuestión de
_actitud que de
técnica educativa
actilud de diferentes áreas. Algunos de es­
tos inslrumentos serán utilizados por prime­
ra vez y tomarán significado. otros ya cono­
cidos serán utilizados en situaciones nuevas
reforzando los conocimientos anteriores y en
otros será necesario un trabajo paralelo Que
permita su adquisición para la utilización y
manejo posterior. Los conceptos y nociones
de periodo, anterioridad, poslerioridad. etc.
serán conocidos. comprendidos y utilizados
por primera vez; los procedimienlos de su
mar y restar cifras de cuatro dígitos. realizar
diagramas. etc.• serán utilizados en una nue­
va situación reforzando su conocimiento ad
quirido anteriormente; el Iriso cronológico
será conocide por primera vez y será
sario su uso -en muchas otras situaciones
para que pueda ser asimilado: y la normati·
va del lenguaje yla mecanización de las ope·
rélcienes mostrarán su utilidad y requerirán
un trabajo paralelo.
Podemos apreciar también cómo los dis­
tintos contentdos. segun su. tipologia, están·
relacionados con el tema. Asi.
la comprensión de conceptos,! principios (la
re5ta, Ii:! suma. la ganerac:é-n. vocabulariQ)
podrá estar estrechamenle ligada al tenld de
estudIO globalizado. al igual Que elu"o de un
procedImiento (sumar, reslar. orden3r. re pro­
sentar gráficamenle). pero no las aclivldades
para su memonzaclón (ejerciCIOS para meca·
nizar las operaciones de suma y resta. esCfl­
bir correctamente) ya que su conceptualiza·
ción y neceSIdad de uso ya se han adquirido.
Los conlemdos actitudinales no dependen
clusivamente del tema, sino Que abarcan to·
dos los ámbitos de la acluación escolar.
El enfoque globalizador de los contenidos
dé las' üiiidadesdidác\icas puede plantear a
slmpl¡Vistaía dificultad de incorporar todos
los contenidos previstos en las distintas áreas.
En el ejemplo expuesto hemos visto que. en
el desarrollo del tema. no todos los conteni­
dos se trabalan del mismo modo. Partir de
temas que engloben los contenidos de dis·
Irntas áreas no excluye la necesidad de rea­
lizar proyectos curriculares correspondientes
a contenidos disciplinares. ya que el intento
de situar en un lema o proyecto todos los con­
tenidos implicaría. si es que esto fuera POSI­
ble, un tal grado de artiiiciosidad que seria
contrario a las mismas razones qu:? justifrcan
el enfoque globalizador. Esto comporta la ne­
cesidad de romper con la rigidez de los ho­
rarios, estableciendo dos tiempos claramente
diferenciados: uno en el que se trabaje a p;¡r­
tir de un tema o un proyecto globalizado y olro
en el que se lleven a término distintos pro­
yeclos curriculares sobre contenidos discipli­
nares específicos, Que exigen una ordenada
sislematización y enmarcados en unos con­
textos globalizadores (operaciones
ticas a partir de problemas, técnicas de
tema va a servir para desarrollar los apren· expresión en función de necesidades comu·
dizajes de contenidos de di'/ersas áreas El nicativas, representación grálica del espacio
conocimiento del tema obligará a utilizar dis­ en relación a la comprensión de un fenóme·
tintos recursos y, por 10 tañ(o. a no, etc.)
realizar acl'lvídades correspond',e"tes a los Hemos de lener en cuenta Que el objetivo
campos conceptuales. de procedimiento y de de la enseñanza no COnSiste en utilizar o fl(1
CUADERNOS Dt PFDAOOC'113 'f"
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
Reforma y currículum
"
(
métodos globalizados, en integrar o no los
distintos contenidos disciplinares, ni en rela­
cionar o no un mayor número de disciplinas.
El objetivo de la enseñanza es facilitar el cre­
cimiento de los alumnos en relación a unos
fines, yeso lo conseguiremos mediante
aprendizajes que sean significativos y funcio­
nales. Es esta razón la que aconseja la pers­
pectiva globalizadora. Enfoque. que puede
establecerse en cada una de las disciplinas.
siempre que cada uno de los contemdos se
contexlualice en una situación Que la englo­
be y le dé sentido.
Inlroducir una perspectiva globalizadora en
la enseñanza no es tanto una cuestión de téc­
nica didáctica como de la actitud con Que en·
frentamos el hecñOeaúcal¡vo;aetitud relado­
'ergrádo en'que se han asumido
los fines de la educación y con la capacidad
para situar cualquier
zaje como parte fines.Ac­
titud Que comporta, entre.ptras cosas, intro­
ducir contenidos únicamente en el contexto
experiencia! <:lel alumno y sér rigurosos en la
,-,plica-::ión de los distintos iÍlstrumentos de co­
nocimiento, independientemente de ,a disci­
plina que los soporta.•
Notas
(1) Zr.A,".A A (198n tI/slona personal, MEC.
M¡¡rhd
!
(
J 69
168
'i\Gli'C/·, 77
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
1U
.:ir 1\ /.
:':;41. I
'ffi' ',C::>l
J >:
J \\
. \ . ,
Pitl uck. Laura (1999). "Las unidades didácticas.
Revalorizando la planificación". en O a 5. La
educación en los primeros alias, año 2, núm. 10.
febrero, Buenos Aires, Ediciones Novedades
Educativas, pp. 56-81.

,
;r;:
J},i \.,;.'
\---.01
-J.
. r..:.::;¡
ieiolles NOVeUHUeS
"

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
57
Las unidades
didácticas
Revalorizando
a planificación
LWRA PITWK
lrabé'Jo
ClCf11211tO iund ,I,'¡¡
plantea pvsiblt's pl.'1111
JS si tu¡¡cion ''::5 rj0 l:'l: (:T},;,:'
n;z()( pr.)puc_,>tJS V·;.,¡ .r.;¡! l.'
IliJC€.: ncceS:lr:q '.\ 7::_ ::.I.:lr'l.:
'/
(Iones COfH.l'c:t:\S (!
se. Desde estil iI,ir.lci,; (11
como !In Ci.;·,,(. ;;d:j p,iid 5í:!lcccIQnar.
elaborar y tornal (1.< ,ionc;.;.::n ,,::Iaclón
con el conti)xto concreto pM<1 el cual desarrolla
sus proyectos, confiando ':11 que. de alguna m¡¡ne·
r¡j. adecuadas proplli.:;;ti.lS ole pn:;llw'o'
ven ¡nj::; r;(;(1] ,:,: ... : r-,: j; e: r
de

L
a planificación es un
instr\Jmento de trabajo
le puede permitir
al dócente alcanzar la
articulación entre la
y la práctica y
dinamizar su tarea edu·
cativa, a pesar <1e lo cual en gene·
."
ral es consideraqa como una tarea
burocrática, dififlJltosa, desvalori­
zada y más relac'ionada con las
obligaciones que'con una válida
de n·abajo.
[s notablemente difícil para los
docentes considerar a la planifica·
ción como una de su trabajo
y revalorizarla éomo una instanCia
fL:flUamen!al para un melar desa·
rrollo de las concretas
general, los do
certes consideran el r;nomento de
como un momento tedio
so y sin demasiado sentido; s;n
embargo, es ·0 al menos puede
transformarse en ello- el tiempo y
el espacio para peÍ;Ís'ú, anticipar.
organizar y articular el
marco y las si·.
tuaciones vinculadas
con las prácticas con·
cretas.
Las funciones que cum·
pie la planificación para
el docer.te pueden sin­
tetizarse en siguien­
tes aspectos: la plan;fi·
cación permite prever,
organizar, acl1!rar, se·
cuenciar. adecuar ai
grupo, a la institución,
-:-;;..,........ .
---,
a la situación, no repetir estereotl'
poS;-¡:¡óslbilifillaevaIOaClóri, favo·
rece el reemplazo y la supervisión.
También permite modificar, si es
necesario, lo seleccionado. Inten·
tanda encontrar un equilibrio entre
la sobrevalorízación y la desvalori·
zación de la planificación didáctica,
es posible ubicarla como una instan·
cia imprescindible para el docente.
fundamental, pero no única.
La planificación se vincula con
determinado marco teórico y, a la
vez, con un modelo didáctico cohe·
rente con aquél. El marco teórico
actúa como referente inmediato al
modelo didáctico e influye en la
selección y definición que se real;.
za de sus diferentes componentes.
El marco teórico plantea una defl'
nición de hombre, de educación,
de enseñanza, de aprendizaje. El
modelo didáctico, como organiza·
ción conceptual, define sus campo·
nentes: cuáles son, qué son, cómo
r-
a
<=

e....


c..

á'
.'
---.1
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
58 59
z

..
"
""
"
.,

E

Q.

"
c:
..
c:
,<>
v
a
v

"
-..l '" IJJ
r-,,;¡
..J '"
se relaCIOnan unos con otros. Es
decir que, cuando nos referimos al
modelo didáctico, estamos aún en
el nivel de la teoría, porque esta·
mos deliniendO, a nivel conceptual,
componentes didácticos que
incluiremos en la planificación. La
definición de los componentes ex·
presa decisiones que tienen una
Importante influencia en el planteo
de los mismos.
Si definimos a los objetivos en tér·
minos de metas a alcanzar por par·
te de los alumnos. e hipótesis a
confrontar en la realiaad. como el
para qué de la enseñanza. y no
como conductas observables sino
en térmínos de competencias, la
explic¡tación de los mismos se bao
sará en un planteo diferente de
otros momentos históricos.
Los contenidos (tal como se los
Jardín .Despertando). San Luis. San
Luís..(Convocatoria fotográfica) .
'-o
entiende actualmente) ocupan hoy
un lugar prioritario que los coloca
en el centro de la situación didácti·
ca. Podemos definirlos como los
saberes e instrumentos significati.
vos y socialmente válidos de los
cuales los niños deben apropiarse
y que el docente debe enseñar a fin
de garantizar la igualdad de opor,
tunidades infantiles; son el qué de
la enseñanza.
Las estrategias metodológicas,
definidas como aquello que el do·
cente pqne en luego para enseña.
los contenidos a fin de alcanzar los
objetivos, tienen que ver con el
modo de organizar las propuestas:
son el cómo del docente y abarcan
las intervenciones. consignas. mo·
dos de organización, preguntas
problematizadora s.
las actividades implican aquello
que el docente supone que los ni·
ños van a realIzar a partir de Sus
propuestas y pueden plantearse
la planIficación. de forma conjun·
ta O separada de las estrategias
metodológicas, siempre que el
docente tenga cla ridad de cuáles
son sus estrategias para abordar
los contenidos a enseñar; las ac­
tividades se definen sintética·
mente como el cómo de los alum- •
nos; los recursos y materiales
son el con qué: los tiempos son
el cuándo y los espacios son el
dónde. La evpluación es un com
ponente fundamental que implicz.
la consideración constante de lus
procesos, de los productos y de
todos los otros componentes di
dácticos (implica evaluar la pro·
puesta, el grupo, cada niño y el
docente). Es importante plantear,
adernás. la autoevaluaclón del pro
pío docente y la coevaluaclón que
el docente realiza junto a los a!um
nos.
El tipo de plamficación que se ade·
cua a este planteo tiene como ca·
racterística el ser dinámica, flexl'
ble. abierta, conerente, clara, factl'
ble de realizar, posible de modlfi·
caro con unidad de sentido y contl.
nUldad, adecuada al contexto. al
grupo a los sabí'res SOCialmente
vál,dos. de los los alumnos
clp.ben apropiarse baJO
Ilciad de la escuela y por lo tanto
de los docentes. la planlfl:aclón
funCiona corno un espa·
cio Importante de artículi?clón en
tre teoría y la práclica. entr,' Ii'!
y la élcólón,
a esc'ala áUlic;:J se
con el proyecto IristituclO'
n"l. que. a su vez. lo hace con la
proouesta rrícular. Se hace nece
s¡¡rlO comprender el curriculo
lorno un esp<lCio c'onstru1do. clon.
de se entrelazan componentes teó.
(¡CO n..,"'todo:ógicos y prác:lu '.
cual ¡m'pllca a 105 profeSIO"I;]I­
corno ¡jctores decisivos.
sus procesos de e!abDrac
de su puesta en acción en
rrollo las clases en el
Este enfoque supone Ufl
reflexivo. autónomo, capaz de
dir en cada momento particu',¡r
función de fa multiplicidad 1.,1'
tores que Intervienen en Iln,',
CiÓ" e'lseñanza.
Fi docente debe tener
relilClón con el qué se ew,e".1
cómo se enseña, cómo se
y para qué se aprende,
e!o ,1 i);lal!zar las situaclon p :,
ele la mlrar}a de la mulhl
ni1!:éJvd y no c'Jmo uni'iC
deSVinculadas de los ..
nidos y contextos SOCIOlrlStlt 1(;
nales. En este sentido. se
la necesidad del análiSIS eje 1"
práctica pedagógica como ,Ji;!'
de pilr!lda para la refleXIón
m¿tlca. que es en definitivil
litadora de los cambios.

Unidad didáctica
Una de las fOrmJ5 de organiZM la pl.lnifícación
periódica (para un determinado período de tiem­
po) es la unidad d idáclÍca.
Se trilta de ti'l orgnnizC1Cíl))1 un rCl'(lrte de la
dild, unídad de sentido que (cntralizolos con­
., tr,1hf1¡uf dUfl1nk' un ticnlpo,
las (on Sl' \'dn él trilbiljnr eSl1S
ontcl11dl1s, Ll:-' l""j rart'};l<l;; rn<1:-- ddl\(Uddns y L1S
rlll'tfls qUl' !(' ¡nlt'nci(,1\ol I
C(J recorrido i1
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
6()
z

...
<>
'c
..
'"
...
.,
o
FE
..
c..
'" <>
..,
c:
¿Para qué planificar en el Nivel Inicial?
T
Si consideramos el NivellníciaJ
como el primer eslabón del sistema
educativo y reconocemos su función
pedagógica, si lo reconocemos como
una institución educativa que tiene
objetivos propios y contenidos a
enseÍlar a sus alumnos, acordaremos
con la necesidad de prever la org"­
nización de sus propuest,1s.
La plamtJcaclOl didáctica
adelantamos a
que vamos a
realizar con illumnos, con
el fin de pensar con más claridad
qué es lo que ellos necesitan, qué es
lo que nosotros creemos que deben
aprender, cómo es la mejor formn de
enseñárselos, en qué secuencia, en
qué momento, para illcanzar qué
metils,
Varios son los aspectos a tener en
cuenta para que sea un instrumento
v,1Iido para la planificación docente,
• Respecto del "recorte" selecciona­
do, proponemos que:
• no necesariamentE' debe ser
geográfico, hay diversas mane­
ras de realizar recortes de la rea­
lidad, y sí bien el recorte geo­
(por ejemplo, la o
contextua­
lizar correctamente los aspec­
tos a trabajar, no es la única
posibilidad;
• tendría que ser específicamente
significiltivo para el grupo de
niños y socialmente válido, tener
sentido para su comunidad, y ser
acorde con su etapa evolutiva y
sus particularidades como grupo;
'-'
• no se trata de plantear un recor­
te desde la mirada adulta sino
más bien un recorte desde la
óptica del pensil!nienttl inf¡mtil
y su modo de organizar la rea­
lidad.
• debería plantears(' dcntro de
un contexto y no desde el i1niÍ­
lisis ah,tractn y dcsvinculado
ti l' 1,1 n.'i.lll(J..'llt C{ 1Ill'fL' 1.1
Lt1 idea es pilrtir dc Jo:,
de 10:-' .1!unHHl!'\ 1'("\1 tr,l­
b,'jl1T Jos ({lr\tcnidos. teniendol'11
claro que no es suficiente con in­
dag,1r )os conocirllicntu:, ql1l
1
YtI
tienen :;ino que es un
punto de partld." ,,1
jo, que preferentemente debe
incluir 1,\ enseñanza de nuevo!'
contenido,;, S, bicn much", \'c­
ces es 11cccsario ret0m{1T
proponemos avanzar
SO de
# No tilS
Pueden
dad did¡\ctica.
La organización de la
unidad didáctica
Una vez que tenemos claro el
mapa de oportunidades", o análl
s;s de la <;Ituac¡ón 'del ambiente
que rodea a los y los aspec,
tos 'que pueden tra·
h"J'JI ''". po(,\elnos se;lecclonilr el
Puerle suceder que se oe
(" ¡J'¡dúllrlr i\Sr;ectos
Cüi110 il,ocJe; ele (..!Cer
L:.l1 (1 los ,1 rúdlldades n l(lS
(;Udles 110 p¡¡8ch;(] r)cceder, p""'rc
que conocer por SU s:gni!¡C¡J
SOCI,ll.
L,11115 1,tl:';1611
e!' I
r.e a
oue pueda ser utilizado por todos
les integrai'ites de \.a InstitUCión
cUJndo SeD necesario.
vez el recorte.
'é! ItrilllZilr5e "t0
r
belilno de
h1
para 'Jolcar todo ac;uellr,
'lrg,lnlzando luego esta
t:.rili.¡r.1011 y lAS preguntéis qU(,
Q'1 Esta Informacíón se sel>:\.
y org"nlza adecuadamer,t'!
surGe llamada red de con·
tenidos
la red el de los
contenídos a trabaíar y sus rela­
ci0nes; aunque pueden plantear·
se más contenidos. especifican·
do serán realmente tr.II1>l,
jacos.
'·.JI"·,tp !H\:l 1'Hlica rn¡¡nera (.,
".!' ,-,dr ;,1 reel de l.'
está vinculada con una lóg,(,'
si es Imprescindible ul>'
entre sus comp',
. :- .1!:i:p;lte el CZ'fSO de un rec(,,¡
r"t.liIC:)), níf.nnOrta

"
"-,,,,'
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
62
63
los cambios a través del tiempo, y
la función social.
la red de contenidos, en general,
implica contenidos conceptuales
vinculados con las ciencias socia­
les y las ciencías naturales, si bien
pueden plantearse los contenidos
actitudínales y procedimentales
que se van a abordar específica­
Q
o
mente, o contenidos de las otras
Z
áreas curriculares.
'"
'"
u:::
"
'"
Una vez organizada la red, pode­
'" '­
.., mos realizar el planteo de los obje·
E
;:
tivos y contenidos, contextualiza­
<>.
'"
dos y. evitando la copia del docu·
<>
'" ...
c:
mento curricular, pensar en un
contenido real i1 enseñar a alum
-o
u
:::
nos reales.
:::o

"" UJ
Es conveniente plantear, como con·
-..J
.Po
'" -'
tenido, "los espacios significativos
"'-"
de la plaza del barrio: sector de
juego, sector para perros, etc." y
no «los espacios Significativos del
ambiente natural ", porque la se·
gunda opción no expl,cita qué es le'
que se va a enseñar realmente.
los objetivos y contenidos deben
tener coherencia. pero no es precio
so un correlato estricto entre cada
uno de ellos, ni en su relación con
las propuestas de enseñanza (por
ejemplo. un obJetiVO puede relacie·
narse con varios contenidos).
las nuevas tendencias CUrricula­
res, en nuestro país, rroponen te· '
ner en cuenta los aspectos concep­
tuales, aclitudinales y procedimefl'
tales, pero esto no Implica que
obligatOriamente deban aparecer
en la planificación escritos de ma·
nera separada. Sucede, general·
mente. que al plantearse los contc'
nidos, éstos no guarddrJ una cohe·
rente relación con los especificados
en la red y se hace necesario revi·
sarlos buscando esta coherenCia.
luego se puede realizar el. planteo
de las propuestas, para trabajar
los contenidos formulados y alean·
zar las metas propuestas en los
objetivos.
En cada propuesta de actividad, se
tenderá a aJcanzar varios objetivos
ya enseñar determinados conteni
dos, aSimismo cada objetiVO y con
<1 través de
diversas propuestas
Es conveniente formular las
dndes organizacli.1s en relilción eoh
las diferentes áreas curriculares,
fin de garantizar que todas las
áreas tengan su presencia en el
trabéljo. y realizar otras propuestas
no vinculadas con el recorte para
aquellas áreas que no presentan la
posibilidad de un trabajo fluido en
relaCión con el propuesto. En ése
se puede entrecruzar la unidad di'
dáctlca con el abordaje de algún
proyecto o secuencia de esa área.
En las propuestas. si bien pueden
planteurse conjuntar\:lente estrate·
¡:,dS y actividades de los
es reco rd ar
explicita
clén Que se re¡¡l,za tiene que ver
:;Ofl !;Js estrat<:gl<Js. planteos.
conslgnils e Intervenciones del do
cente.
SuelE; suceder que nos encontre·
nlOS con propuestds que no perle·
i18Ctn excl:tJSIVilmente a un área,
SirlO que rr)',lpllquen el tra!jaJo con
Junto (!e
(lebe aclararse en la planificación.
En las propuestas se plantean,
ildem{ls. los diferentes' períodos de
jllego-trabajo J realizar. con traba·
lOS diversos en los diferentes secto
res que pueden enriquecer el abar·
duee del recorte. re!{)mar aspectos
yn trnbaiados con el grupo total o
plantea, propuestas Vinculadas con
algunos Intereses Individuales o
grup¿¡les.
Otros ele componentes a expli
CI:ar S')11 los matenales y recursos
neCPS¿HIOS pa r,l cada actividad,
de la
li!
il,lr Ij
I!zi¡r una evaluaCión pe
a fin 'éle'realizar los <JJusI,.. ,
ccnveI1Iu,tes· y una eV¡¡IU2CIÓfl fl
'-""
ral; debe evaluarse el trabajo
el recorte. el abordaje de los
nidos, las metéls alcanzadas o no.
aprendizajes de los alumnos y
estrategias docentes.
Del cierre de una unidad didáctica
yo puede ir surgiendo el planteo
la unidad siguiente.
lo planteado se vuelca en
cronogrilrT1aS semanales. que Ir"
Ii] ()rgilnlzación especif.r:,¡
por . es conveniente
Celda se trabaje altern¿If1tL¡
en In pOSible actiVidades de
lerentes áreiis y que no pasen r1lU
ches días sin abordar el recorte. (-1
de resguardar la continuidad
luego de c8da evaluación serniln;ll
sr; realizil cronograma de li] se
n!dl1é1 slf5\Jicntc, en funCión de
n!')(lifIGJC!ones necesarias.
salidas. que pueden ser VilrlilS,
planlflc<Jn oparte y considerando
diferentes momentos: el «,II1 i é',
fÍ('1 docente)). relevando la mi1yDf
c,n(ldild elatos; el "antes"
tel1(Íl(!o el trabajo antenof
la salida. el "durante"; el "des
. en:endido como el trabajO
la salil en función de la inforn:ól
Clón y la experiencia; y. ademil'" lu
luego seguirá realizando.
La pi¿vldlcación puede realizarse
(;(; cllversas formas y esto tiene
lo que hasta aquí
: f-'l)·->
por c10r;' iit r ,
contexto
ejemplos
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
..
64
artín
• En el barrio de la Boca de la ciudi1d de Buenos Aires (R. Silvestre,
Escuela JIC. N" 3, Distrito 9, Buenos Aires).
Unidad desarrollada en una salil de 4 años.
(f)
UJ
.J
<t
Ü
o
(f)
(f)
<t
Ü
Z
UJ
6
9
Z
Q '"
'c: (f)
<>
UJ
.J
... " <t .,
cr
E
;:¡
...
1­ c..
<t
'" Z
"
c: (f)
.,
<t
."
c:
Ü
Z
UJ
....
v
-el '"
"
6
UJ
<>
1--' ->
-..l
t:.rI
'-'
Objetivos
.1. Ct\l;occr li1 función de ,·C.uiltnito" en fl'i"ción C{)!1 1M;
Ct.'sídildc.s cultur"Il':-; y l'CiJnÓI11¡Ci1S-;
b. COJlocer los diverso:; roles y funcjoJ)('s de 1,1S diferentes
de las personas que (t,H)CUrrl'!1 a
c. c..HTtprL'nder la dín;í:nll'.l dc :U!1\.:i0I1i11nlcntp de este ¡nu­
:-><":0;
d, ilni1!i?dr las (;,r.lctl'ri,:.,flCílS y usos de los ohj(\tos prt'sentC',S
cn él;
c. anaHzi1r }(\$ cari1ctcrístlCils y usos de Jos
f. conoccr la historia de "Caminito" y su rclación ('{'In Benito
Quinqucla MMtín;
g. conocer brcven1l'nte 1,1 historia de 13. QlIinquela Martín y
inH"",):-t¡lncla p.H,l C.lll1initn y P,1r,l barrio dt' lil 130('(1,
11. Comprender la probkmiÍtica contaminacíón del <'IgUi1
y sus el medio;
b. cxperirncntar In!'> distintos D1í1teria­
les de y el Y t'cunbí0s que prcn'ocan t.'!1

c. conocer el recic!ndu dr conlO una posibh
1
$olución
a 1<1 problemática de' contaminación, dilda por la reutiliza­
ción de la misma;
d. comprender la imDortanCÍa de los árboles en ellul?:ar. en
relación con el
"-'"
funciones eh: J(¡S
Lí/s que !1 11btlj{1n' l'....,t.'ulhJ!'l"," de
til"de:-" vl'ndedurc:.: l':', \'"JIlL1 n h.' "
"
(JJ
l.i.J 'que t[an;-\it,ln:
...J
< dilF\n1iCt1 de' funcipnamit'nt0 de musco en
()
pe(1toni1J., libre' y g-r;\tuÍl(), ,lhicrrpptrrnlllH..)ntcmentr,
O
(J)
c. C;H()cterLstl\t1s y 1(1'-, t,t"wto:-; en Cnn1iniul,
(JJ
escurtuf,lS, barnrrclitc'\T";", l'/1ftcle'" (p,/acas r(,u1 rddtorLl,-> \ «
()
fnroles, bilI1CP'" ,1doqUlJ)CS, Ci1S,15 {forJJ\.l!\
,C]
nlt1tl'ri,11f.'!"I¡ tc1c1h 1;; de ,lrbnlc....;,
u
111l.'r('íns (recuerdos dellu¡;,lr, lltHl'S típi('(,s)
C,H<1ctcristic()!; y usos de lti' t'sp,lci(lS en C¡H11ÍnÍto: (!lIle í:m¡l(
y pCiltonal, CilS<1S, I'UC';!0S de vcnt,1, c()[l1ercíos
l' 1.1 n"lCn10dil histzir¡.l de Cílfi1111Íto, ¿qué era i'\!1k;-.J
Sccll('nciíl histórica: krfoc,1; nI, 0dStu<1L Ci1minit0. ,111'
h:ó?, ¿qué se o1itnta:'pl'? con (}uínquclcl: VJt1d. >,J
((\5(\ Y :;us obren"
a La contilminilció:¡ del aguil' dcspcrílCí0S y rle
(JJ
W i,ri\"¡¡s, biH(OS; 1(1 0/1:- Ur ,1
...J
<"1.
11ltcrrl'l,lCIÚll entre )(1,<., y t'i '¡HUI':
e:
lat",>, pLí.<¡

<r
d( lilll¡ (1 t r (1 \' ;.: ­
-".

l'bdo" Materiale... fccid,1bk,,,; 11(' Tl'l!('l.lhks
d C,lmhios que 1<1'- el 1(,,):-- tlrbnJv
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

52
o
::z
'" ..
"" CI
..
.,
Lo
..
E
...
....
.!:! ­
c:
.,
c;

u
Q
':>

..,
u
w
-.l
...J'
c:;:"J
'"
<1;
U
¡::
(f}
'<1;
..J
Q..
«
U
¡;:

:E
LJJ

2

ce
o
en
LJJ
«
::>
(!j
z
w
..J
o
...,
<
Q
<:
a:
r-
o
o
UJ
..,
::l

Objetivos
a. Lograr, a través de la observación de un cuadro, inferir
cilracterísticas de los elementos del lenguaje plástico;
b. conocer y hacer uso de un nuevo material y herramientl,
similar al utilizado por el filmo so pintor'
c. descubri.r y organizar las relaciones de los objetos entre sí
en el espacio tridimensional, para representar la realidad;
d. representar diferentes formas y figuras en el espacio tricji­
mensional a través de la técnica del modelado;
e. identificar los colores puros (saturados) de los no puros
(mezclas);
f. vivenciar la mezcla de colores primarios;
g. descubrir, a través de su propio hacer, que media;1te la
plástica es posible representar la realidad.
a. Reconocer la importancia del número en relación con su
uso funcional en Caminito y Museo Quinquela;
b. descubrir y analizar relaciones espaciales en el objeto en
repres'!ntaciones tridimensionales;
c. descubrir y analizar las relaciones espaciales entre·objetos.
a. Descubrir y analizar los distintos portadores de texto ore­
sentes en Caminito;
b. comprender algunas de las funciones de la escrita;
c. experimentar producciones de textos signific.,ativos;
d. conocer y analizar la estructura y características de
diferentes portadores de texto.
1. _-\ntk:i.;-ar el FNyectC' de i\le,?" \. cC'nft'C'ntar tueg'-' te>
y lo
b. integrarse en un proyecto de juego en pequcl\os grupos;
c. elegir el rincón de juego.
<f
o

(jJ
<1;
..J
o...
<1;
u
¡::
'<1;
2
u.J

<1;

g
a:
o
(f}
LJJ
<1:
::>
t:l
z
LJJ
..J
o
-,
<1;

'!..

o
t:l
u.J
:::l
-,

Contenidos
CM.1CINbti<'ilS de' íos elenlcnto5 del
kcturil de uni1 1';1
y fondo, clclTwl1[n, ¡t'rn''''I1 tados, la tc'xtura;
b. exploración de lils y poslbílidi\(I<.'.< c'\1'r,-"
\. '."1
v';s dc un nuevo l11akrí,11 y herramienta: óleo (1I1,'ir't
res\:,1["d,'rístici1'.: endllldo mezclado con
c. el <'Sp,KIO lrrdím¡.'n::íllnill. Relaciones de los ob)dtls ¡'.lfd ¡q'f<.'.'>'l1­
lar la !'l'alítLHi: <lito- i1[Kho, arriba- abaJo, adelante- del!',;s
truccÍón de las rn,lquctas);
d. el espacio trídimensionil]: figuras y díferentes lom"" \'o!um,;trr­
cas i1 trav,ls de! modelado (pueden creilr algo de lo \'hl: \ Pil 1.1
de
e. color + colores puros (saturados); + mezcl,l de C(llnrt's príl1\M1US
(los colores secundariOS): \'crde y naranja. La COIl1\'
sentación de la n',llidad
a. El número y su uso funcional en Caminito y mU.seo
como ubicación en el tiempo y espacio;
b. relaciones espaciales en el objeto: relaciones de lilS p.Htt's "nUe .,¡
para un tndo
c. rel,lCiones entre objetos: ubici1cíón y POSíCI,'l{1 ('11
a. Los distintos portadores de texto presentes en C"mll1ítn pl,1(',1.S,
carteles de las calles (direcciones);
b. funCiones de la lengua eScrita: permanencia; obtcncí6n de deter­
minada
c. producciones de textos significativos en: elaborilción de cM!eles
para el museo (a rl'ali<:i1rse en la sala); elilboración de un,) CIlClIC,­
ta sobre 'Caminito; el;¡boración de un folleto turísttco sobre ("ami­
nito; elaboracíón de invitaciones para el Museo (cie[[f');
d. la encuesta: su formato. Comparación con la entrevíst,,;
e. el foileto turístico: su formato. Su texto apelativo.
- \.
).. t'i...':,'" ,'.•,: \' .. ,,,,.,
:' ':\>., \\, :"",,".' ,',';.'
h"'¡'\ ,',;',
.....,;J
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
68
9
Z
..

'"
::
o

.,

E

c..

o
e
.,
e
'0
u
o
u
"O "
......
L.U
-.J -' "
-..J
:F
,
;.

Experiencia directa
Caminito, la casa ylas obras de Quinquela Martín
Anticipación y ri!gistro:
• Conversar con los chin's a\'e're;) c1ellugar, si lo cono­
(en, qué sélben de él, cc'nlentclr alguno!' d<lt0S, 0bscr\'(lr fotos.
o Comentar aspectos del muse'" y de la obra de QlIinqllcla Martín.
Elaborar una entrevista a un pintor de Call1inito, Guía oricnt"dora':
o ¡Qué tipos de cuadro vcnde?
• puesto vende ("llgl\
• ¡Usted \'endc los clIildros y t,l¡¡,llil'l1 ustl'd In:, pil'''l?
• qué nlClteri"lles PlIlt.,'
• ¡Cucí.nto Cucst.ln?
• c:l'ndrítl C'i1sciiarnos alguna tl'lnil"O p"r" qlll' Ilu:-'(lfrp" l'l1 1" Sell.,?
De5arrollo de la visita:
• (un "¡ni':-;lll:ll'S" d.,i
h
n,1LLb, L".ldJ hr'..lpll II ndr(1 (tlll1Ll t,Hl'.1:
()h::>l'rvar í1 1,1S I':l"di;-,lr
., t1b:,erv,u pinturZls y e:->L'lIlturd"" foto..., -l'OIl .1yUlLl dl' un
(H,:ompai1i1lltc-.
J, lo=, llbjl'tl1:-': Ill . ...; b,'lhP:-' .. t,HniL':--, ... i )l,lY iübn]I.·:-;,
de baStlr'l.
_ {1bservíH y Jl\l!l1c'rt, .... (),1'" pLl\.',h (,1 l,n!ll de 1,1 l',llle,
fl',·h,)..;)
5. Ob:-,crVtlr :-;'U:-o tr.1LH liv ({Hnprn­
bar vive gente.
• Yisitíl guiada íl la
(,)SiI de Quill'luela
Martín.
de la visita...
• fuesta en coml'ln
de la información
recolectada por
cada grupo dllron­
tl' 1.1 visita y
Iliz,Kión de eS:1
i:lforn1ilción en un
"fiehr,
• I{eillizilción de
,idades específicos
pre­
viamente.

(;1)
Propuestas
r----------­
I
L y
• Recordar 1(1:-' \,p!\'pr .soblt' e} "fiche y comentar !<1S Cd:t1l1(­
rí!-otll:,l"" y J.1S funCiones de cncontr.ldas. l.os chicos n:
11
dl'l,u,1Jl de l'IJIl)rl'::-' Ji lUChO léls Cl)!oc,uRn en una maqlll't,l
l'.ecursos; plástilina d( varios colores, fósforos usados,
• .\lir.H \'cHldS,fplllS tO!1"!,ld¡¡-., dur;lllk 1.1 expl'ric!)cj" lil,S C(I,S,1S di' ( "
Illlllilll, . !ns c{)n que l,...,tr'in hechas, lus CO!I':¡ I1
('UIl) P,l r l'I)11 1(1s dl'! h,l nI!) ( n t.' j q Uf' V¡Vl'rl. Cl)llstru i r las ('(1S.I', l \ .:'
\",HI,ld()..; !i.J'-. (cl.."l;rLH,ín l,I.I",Ht¡"Hl y lo PI'E(lL1P 1."1
<¡¡i t¡;" ,11 :1\.1 nd() Ll" l ,hd:-> Rt'l d r...,()....,. (.lj i t.lS de r{'/ncJ io, c<lrtón ("(,: ¡ tl­
g.ldn, t,,;jeras,
• t'L1Jl't11'"l l'Jhíl:',:;,:"jll." ... ,H c,(Il;rl' sus l·(lr.lctc!í .... 'lr. l'
llli,,¡·l· ... , il1dkrLdl·:-', llbll',l,Il'JJ1}' i'Vll)clcLH individu;ll:11t 1"'
I,Hllll':-;, bdlh'\''', tJdHl,'" dl' b¿1 ....;llr.1, c1rb()lc,.... L.II'<l'
,i ,1! ,111 : II rll:.l ,1 i d " e,111', In: \ (l, nLl n pclrl'!C"; dc d i;:u:ns tro? ,1'1 '."
I{('curso:--: pl"t;tilin;, ele (olorl''', p:dito!'.
• ! I,¡: ,', t (l r Id dl' e,1 111 J n il( l. ( )h,"'l' r '.' d r \ I !), I I (lt (l d(' e i 11 ¡lo íl n 1 \ J(I, 1'\ L Ir 1,
Jllí el tl'l'll dl' (,lt'j:(l a l'!1rcDs 1.1 SCCIH'IlC!.l lil"'II',
11,',1. ,1:1!V:-> p,,....lh,ll'll:-l'll, :\:'-'1:,\ ,11, !.HI:-'llr,1l.'"ll·,];1 gl'ntf' lo trtlp"l i "
Vil L11l l',l"'li:-,ll. \í.,l!' 111) di !lc,L1 fl)ilstICU, c.leCJdll:
::Il'!',l tI1'\,) ,',Ji]1 d"'I·"k !',. It,ll,\1I llh-¡:h de ,lttl' (It- ]",!I':ll
1,", lki hl,l:,ll, :J ,1,1 ('<IIllII!!t¡' ],>,111/,11 ¡l/IISl'
,l'ílh' l'r,] C,il'l:::ilP ,l:l!l' .... bldCl ,1S, crd)'\)Jlc.s, parl'I!'",
dl' clí,Hios
r
p!'I-=tico!.l, de-
• e \lIl\l'!,'-,l¡',lll'rC¡l de 1,>.!!lljllt'l.l', \!Plllil 1 11l'
¡¡lf,m,H(l!l tkt f'\[1til"-! ) I ! r:',,::-:;l'('
• L;bicH h nl,1Clllf'>
!,' (""'.1'" \,1
\ 1\, .... {¡tI 11.., (lllj,v!{),,¡
.. :,1 J¡-..tlihh'i(l:1.
r
D de di.lrio,
(,ljit,IS de
C.l rtún pi n t;'l(b,.."
n,l':; y n!);e(/l,S
dos con pJ.1...,tilin,l,
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
70
r --­
' .' ÜI-:NUAS---,
NATURAl L'S
..'- ¡
L
• ()bserV.1f un n'cort0 df'1 (iiiH lO Sf\t"'n'!rl de limriezn del Ri,l­
,huelo (que el bMr;o) y COllverSor sobre la basura que "Uí se
Mroja. Experimentar colocando miltcriilles en "gua, en grupos de tres
o cuatro chicos, y observar qué sucede (on el agua al poner en ella
aceite; latas; papeL Anailz..1r qué que ib.l a pasar y
'lue sucedió finalmente. ConversM ¡lecrc,l de los árboles en Clmini!o,
y de su para d medio Recursos: recorte del diario, t,uciloS
transparentes con ,'gua, latas, aceite, envases pl.íst;cos, p,'pe!t:'s.
I
LPL.\STH'A
I
• (1bs('rVilf una :-t'plÍt.:l1 de unil píl1!ur,t dl' (JUllHI\lL'J\l '\,'f;utm, rCl'pnLH
\'í" i 1.1 (1 en.:-,' del r'lnt()( v ['.1:-> 1',\ P¡\{'st.1S Rf'fll''\ ion" r
;..nbn'; 1.1S fnrm.l" que' d¡"\,¡¡t'l'l'n en 1.1 rm,lg,,-'n!,
lils liTH"l:; que US(') el pilltor [1',111:1.,'[ este !'u.\dro
/
, (,c(")znn pU1t() !;)
parte del fondo?, ¿cómo sun colnrC'<', i(IUé ¡n,ltcri,lll''' ufllizll? Pin­
tar usando un material y parecidas, Recursns: hojas blan­
cas, palitos, enduido mezclado con témpera .
• H"bli1r de los colores de 1"5 ca,ilS dc' Car11lni!o. CompMarlos con colo­
n's primarios, probar qué ,ucl'de ,11 "'''ZclMlllS, ObSt'rvar fotos de las
distinttls escu]turils y bustns enCl)ntr,ld,lS en C,llnlnito, rt'"liz.H unn
"escultura'" de una pcrson¡l cpn flltl:--.,l de -"',11 R('ílliri1[ UP,l
n1nqueti1 de Ciuniníto dOnc1l:' repn::senLlran n pcr;-:;onils y roles,
los objetos y 1.1 distnbuc;'ll1 del ""pano. Los materiales se ir,ín prcp'"
en varias ilctJvidfldes Recursos: teJgoporl pape­
les de colores, p.lpt:'1 de diMio, plastilinil, témpera, cajitas de c,utón,
c",tón corrugado, plasticola, fósforos, palitos.
LENlaJA
s
Z
:; • Recordar los obs('rv"dos, 1"<'I;untM:;": ¿'ltlc informaban? Con..
'"
"
fflCC10n¡¡r ("rteles para el ar'l'¡ildo del Inusc-o. junt(. <, los ilnot<lf
ü
lo que ellos sugieren como I1l't:esarj() P Ir !",(lcj{'ndo
'"
E
<- It l:L,bofflf U11(\ pilU,.1 los c111\:0:, de t)trtl> CO!1\,('fS;1r ,H'l'[­

Cil dt' qué es unil (>I1CUt.::\t"l, V)!1 ia Clltn:vi:.;Ll ft',1Jil.¡ld.l, il.l1,lli­
"
z.Jr
"
'" .,
• Con 1.1 información obtenida elaborar un "f(dleto turístico", proIno'
"
w
vi.'ndo la visita dd lugilr. Obsl'fvar d,.,tíntos folletos turísticos,
"
-J lU " • Elahorar 1(15 invitaciones pura "el HlllS('U", Clna:liz.lf forrnnto COnlp.1­
u::
-' " rando algUI1ilS invitaciones de 10::1 clIrnpll'nJios.
\1 YIE\iíTIC\
• Ubicar los objetos y 1(1s Ci:l:-'i1S en la en función de 1(1$ rcl,l­
,¡nlles eSRacialcs. Analizar lil función de los números que ind,c.ln lo,
fecha en c¡ue fue realizada un" "bril de arte o el nacimiento del pin­
tor. Colorar lil dirección de la dc Quinqucla Martín en el ¡¡.llcto
y analizar la función de es(' número.
I
I
' .ILI:(;O

• j'Ol1to con 10:-' 1.';1 Ius juegos
,:"" 1" \1 11 i(1<1d: Recursos: hoj,ls bl.1n,a" carlón corrugado, lijer""
(fa) ones, papelitos de colores, papel de diario (podrán MmM "b,."
P,Hi\ U:-..tf \.'11 dril!l1,ltizill'ioil('S'y l':"\p()I1er cOlno hflcen los pinton· .... de
Ca,ninito). f'ara dranlatíl.aciones: rop.l de disfraz, objetos de 1.1
pl.ltos descarlablc, (lXtr,l orm¡¡r pucstos similares ,1 1,·,
t1t' 1o,," dt.' Ctlminitn) Construcciones: bloques de mad('ra,
lT'uñ<?cos de plástico.
Actívidades "fuera del recorte"
Se abordilfiÍn otros contenidos
• Comparar semillas.
• Preparar germínador('s (ciencias natura­
les).
• Narracioncs de distintos tipos de cuentos.
• Ami/isis de los p"rson.l]eS (litcriltura).
de pista (01\ un dado y (ma­
t('n1¡Ü i(il).
"
"
T

;;­
t"",
w
s;
o
Q

i,

3
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
72
73
---.
Un cronograma a modo de ejemplo

z
" E
e

l4-', "
Itinerario de actividades
1n icio;
1\'¡Pt1t'll')!1 Hlirdrt'rno> fotos rt':1!¡l.i1n'n1c' ....
• !.!.d1ur.lch')n de l'ntn'vl;-,t,L
• C!:,lrlil "obre visit¡¡ ,r !a Cibil dt> (Ju:nque);¡

llt,I,..;t(\ en UP.Hl'lll dt' d.¡tos dv ('.\P\'fll'lll'ld
( pn/r't l·i{·)ll. de <lfiche g:UP,l(
íll'<I.H:nlto;
\. ¡un dl' !)lHil
• F J ti' :Ji::;;)1 i de pd r,i lP,H¡ uctd'>
lll.'!!''' de C<1I1¡indo. !\l',lli¿h'!Ú:: 1..1:'
e lrnport.lncitl de Jos ¡ddIH,l ..... 1:,
'" líÚh,''\jo.
" UOIC;ll:-, dc C.lnlillitu. !'v1;,\.1l.,Lldt' j'\
• j'¡nL)r1lps las p.Hd la
• Ubíl'.lí y t'tl L'I
,1 di.' (';lrnindt'l.
• f.1 (,)!lL1fllin,lClón lkJ :1t.;Ud L\Pt'f :!lIt..'n1.Jcún
• I.Llbllr,jI. j\')j) dt: inviLl\'iOfH''> 1': lIlU',{'j
• ('t)olí'n'lnn dt' L,I
Cl);d;pnLl(I\"'j)
1';1 l.
1"""
1 ,\ \;1 ¡¡¡,',qu,'t"
""k,.
• M,){efl,dl'>\ rt'l'jcltlblt's y no IcL¡bll'S, ',olu\lí.'n p,H.l b.lSlIr,1,
I lun dI' .dH lit'
• [\().lhzación de
• <!';¡huLll'Í("H\ de encuC'st,1:" 1:laborZ"Il,.'i6¡) Lit.' t{1Heto
• 1..1 ¡lnpdrtil nci.l (Í('¡ nt'rIlH'((\ el) (':1 f11! 11 !to. , Il'¡';,l :1:(1:, d ¡ n'l'l'ión (.'11 1..
lo!!t:l".
:\n.,''lIi;:,lnH\;-; lo", ¡\ \ll'()tlll1,pld.l
)!llt'J',iJC ;1 UI_lílH]Uvly h) qlU' 111,1.'"
I dl' "'lJ 1::,... t1\' ,,)
Cierre:
• ¡\rl11;H10 dl:.,I t,,"lISeO p,u-rll(l '; ¡
r :'UNES MARTES
a 940 9:00 a 9:20
! Inicial Saludo inicial. Inler'
I Educación fís'ca . cambio. Asistenci3
i
9.45 a j O:DO 9:20 a 9:35
¡ Hig:ene Desayune f-ligiene, Desayuno
OJ a 1Q,2C 9.40 a 10:15
¿ Ma1ernil¡¡ca Plásllca, analiza·
lUi1iC- mos los elemen·
lOS plásticos en
una pinlura de
'Quinquela
10:20 a 11:0G
Mvslc¿a
"
q a 1i: 25 11:00 a 11.15
10- libre en ..:;¡
¡:etos (lO$ rep¿Hlr­
remos el di3 del
11 :20 a 11: 40
Acl 6 sociales: Ho'
Qu,n,
11 :40 a 12: 00 ! 1·11) a 12: 1)(;
Orden sala.
Despedida
Despedida
Despedida
MIÉRCOLES
9:00 a 915
Saludo inicial. Inler­
cambio, ASistencia
920 a 9;35
H:giene Desayuno
9.40 a 10
Preparamos S¿;/J
el rn:JSCC
!030 a '1 JO
11:40 a 12 00 11.3') a 12, (lO
Orden sala.
Despedida
Orden sala

<?
ü­
[2;'
F
s:
JUEVES
9:00 a 9'20
Saludo inicial Inter·
cambio. ASls:enc;)
920 a 935
Higiene. Desayune
9:40 a 1e '
ACI 1 Pi3:,::C(;
Reallzac,on :1,
titeres. 0rar"":;:-·:'?:;.
clón.
10:20 c:;
Música
-..1
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
74
La Biblioteca /\Iberdi
A modo de ejemplo incluimos dos momentos del proceso de planifica,
clón de una unidad didáctica: las indagaciones y la red conceptual.
.
Indagaciones previas
• ¿ r)t'>nd(' estíl ubicada?
• ,Por qué se Jlama "poplIbr"?
• ¿Cu.íntll h<lce que se in<lllhU-
TÚ?
• ¿Sieinpre estuvo en es(' lu;;ar?
• ¿Qué hay adentro?
• ¿Cuílnto tardaron h.1(c>rl<1?
• ¡tIav soIanwntt' ¡in",,?
• pt'rsonds
allí 1
• ¿Qué I"cen?
• ¿(>.H.1 qUt; vn 1<, gente?
• "Qult-n compra los libros?
• ¿Quién 1" fundó?
• pueden ('ntr.;¡r?
• ,C'híndo se pucdc entrM?
• ¿Se pueden retirar los libro,?
" ¿HelY l¡bfl)S yil'jOS?
... ¿CÚfll0 !':e un libro?
• ¡H"y cMteJes?
• ¿Htly
• ('(-)IIH1 \'" '11 ,"pt''ltll?
• ¿.Por "1U(' h(1Y que en
V()Z
• ¿Hay (·orr.putfh1oL1S?
• ¿HlIy didrJ(h revistas?
• ¿Se ?llt.'den !'It1C<H
• ¿CÓn1(} (uidanlo" el Jugílr?

'7.
,,,

'"
'"
v,
"
'" E
c.
o.

o
,.
'"
-o "
"
'"
'0
Lu
"
'"
ca
--'
o
o:
LIJ
l1l
..J
«
o:

:::> ....
a. ,.
O
a.
<C
O
LIJ
5
:J
l1l
l1l
75
,- ',' ,
,,,,,'
."
• ¿Por qué se llama así?
• ¿Siempre funcionó en este lugar?
. ,,'

..• de conferencia
• Sala de computación
• Baños
• Vivienda de los caseros
Sala de lectura: organización de
los sectores:
- informes y atención al público
, . lectura
, - estanterías
- hemeroteca
OBJETOS.'
• ,Retrato de Alberdi
• Mobiliario:
- vitrina donde se guardan libros y otras
pertenencias del escritor Marechal (Biblia­
I tecarío en el año 1920)
· - mesas y sillas
estanterías
, fichero en rlesuso
• Bandera
Computadora
• Fotocopiadora
• Máqutna de escribir antigua
• l:ibros de cuentos, poesías, diccionarios,
enciclopedias, novelas, historietas. etc,
• Revistas y.diarios
-,
CAMBIOS
Funcionamiento: anles y
ahora
• Libros nuevos y antíguos
• Registro de libros: fichero­
computadora

PERSONASYROlES ,..... .
Comisióndirectíva
• Bibliotecario
Auxiliares (operadora de computadora,
encargado de !a fotocopiadora, atención
r-
S;
del publico)
e
Usuarios C
:>
....
o­ "
ll.
. FUNCIONAMIENTO Q
a..
Horado 'dé atención
g'
Adquisición de libros n
¡;;
• Normas a respetar en el lugar
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
---
77
z

"
"
'.)
"'

<.:
·c'
'.'
" 1.:)
'--' <.U
CO
,;
.,
16
Objetivos
l. Cllth1l.'t'r la!'> tunciOfu.'s d(.\ la pltlZ;l 25 de Ago.·,tu,
l,.'P1H.h:t'f ',b funciunc.t., v rn!e.;; dc' !,l.-; l'wrSnn,h
VIl. 1.1 rl:lza:
(UlilHyr io:-- dlft'rl'ntl':-> Ilhjvtn:-. ",,' l\1I ! 1 I\Ll/,t, prupJl"
y l',H,lt'teri:-.tiv,l;, ;in
In... "Hnbiu:-, pít,du,,'¡d\}'; pnr el j{\'! tH i Jll¡l\' ;P:' (,lb¡t'lu.'>,
fl.lJl"iol1v .... y ",n'lp((', id ¡-':,l/,). d\'
'1 ,','I){H Pf lo." "dI11bio-.; prl1duudo,; !..... UI t'! l',h<' dí,1 lH'illr1¡' vi
Ill'lH'rl j("¡S pLl1<h P,H'-1 l:ll·\J.tl1u¡udild"
1,1" !\Ilh'll ,h ,1 ... .1,,1.. \.... tj!ll' .. 'I1(t 1t1­
l'n L:l p!'1 ú l,
,.D¡h)(t'[ C¡H,h"it',i,,¡it',h dI..' ,tt!l'n..'I"rh', ,l!,ilt\ll' .... v p!,¡¡lt" .... qUt' sv
r,ll1 en la pi:lZ<l;
''';, !!'lI(!,H"l' t.'n lol USll ¡,Ji dI' L1 111>.'d
dl'1 ll"",l dt' litl
ct.'I!\'t'i1(lun.¡It:.:->,
{¡ cOlnpn'ndt'r tpH' í1 dcl ft'gl.__ tn' de IU'! t'l_'rn:-. ,,'( !lliunl({H (','111­
tllL¡d,,','> en los C1cmel1!Cls que' :-.t' l"!1Clll'ntr,"Iil (';1 1;1 eJ.-:1Z,'!
conocer ,',j rtlch'ri;-:;tíCtl" tu n,ci',ll1e" (tipn:-> t le Ictr,b, l;flí,,\'t.-iún, dCStu hltt'l­
o
r¡u) dl' In" difL'rcntvs k\tos C':,;cntos' c.,r!.1, t'dr:t.'!eS, y pllt..'d.l!l
] lo Cn(HH,:l'r Jlb qu,' no", hnnd;,j) Irl blliII1H'fh:\'II] y 1,1 !:-ldinll'l1­
p,H(l rt.'preSt'nla¡" 1.1 pi.l/"L Il\tt):-;, pJ¡H'n. Il\,Hllh-'td;
') \'iSll.l! y tikldn1l'ntt.' Lh l¡Llt' íos 1111\"
\ ,. ,t 1 °
l\, 'o ,"UI.'It'."> ¡JI t11d/,'I,
1\
utilin\r '>u cuerpo ((lInO t!\·(')'I'l't· .... P·WI y
1·1.
ddpptllr posil'lunt's con ('1 {t]vrpn t'1I1lls JUl'gO!'i
de J.í p1.IÍ','t y t:n otro"i por ellos;
J';
SOllor.1rncnh' difcf{.'llh',', ubjt'fo;. 11," I dí'Ct;'llJ1lS en 1.1 pl<l7.í."1;
16
prudu(Ír y (.'xperinwntiH dHert'nh,'s 1nodos dt' (n,'ción pilra producir soni&
dos cnn 10$ objetos l'ti 1\\
Z.1: pt'rcutlr. nlsp<'lr, :-;;H.::ud,r, gnJpt'<lr;
17 ;:'t,nncPj" lo:; Cllidt100s Ih"ceSilrius ql1t' ddlcn
tt'lh'f" Lb }ll'rSnni1S (los qut.' (., \'¡:,iltll1,
}pdr,ll'! 11)i1ntenllnít'nto de 1.1 pLl'l,.,l;

'..lllürnlltdr ;o;l!S CU!1 1.1 ínfur­
n'I".'ol,,'ct.id;¡ v í'stablt'lc.1¡¡ ,'11::;';11,1'0.
l·I,l!Klthil)¡H'.'<
') <lnliclp.lr y d jW,.'g,tl.l fl,,¡J¡/.dt;
pndCj l'kgjr ('1 rincón ('n l'l qUl' \',:1 é1 Jug,ir;
l',\nslruir un juego con .:;us f.'tH1lp,l(lcrus,
Contenidos
de 'a pl\lza 25 de Agosto: rt'crl'(1ti\'as,. culturales, de ('n(lIt'fI­
trt>.
Ruh':> y lunóunl's cie las quC" la visitan: •
p.lp"S.
Flllh.-innl'> y ..Iv lus q\le.se encut!ntr.ln ,dIjo
¡orn",<'1 y
( ',H1Ü\ill> L. dvl tH'mpD I"s objetos j" lil
"'\' ..-turts
C,ln1b!ps producidu:-> l'n el >ignili\',Hil} qtri..' tlt.'f)t.' l;¡ plaza P(1!'i'I Ir1 \,
!lid,ld
ho y lunc!oIH''''i dl' los :-\Ul'los de la plaz<\:
te.\tllra, perme'i1bilidact ,,1 .• ¡;ua y de .. l""r­
CI':l'J1 dcl ilgU<l.
- ClHluciniÍl'nto dC' los órganos y de JJS pJ(1ntils y los (1 rl1n k 7">
i.jUC Si.' (·!1(í.1Chtrtlll en li'; plaftl: !1P¡,1S, !I(lrl':-;,
lÜ';<lciún entr<.' la l';tructurn Id fUlh.:Jún de IdS plnf1tn.s: tallo
'1 el uso SDcii\llh... L:'l ,) tr.1\1C':; de unidades 11l) (un­
\'l.:t1l iUi1.11c!i: n1i1IH)$, pic:->
lO. f¡¡¡('in en clu!io del nÜnH.'rC' ppr.l rqo;i!"'tr':lf l',Jmunicar cantidtldl·...
FUllCitHll'S y ('!:itnH:turtl de i\)!i la (:1ft:¡. 1,1
'.:l1ln,vlst", ,,¡(Mlc! (tipOS dc ktr", tibie,,,'''''', destínatano).
12. t....<1. "-'\01110 textui'lhznción y n:'\'¡ ... il,lli
1 j, •
Id \, I • l.,'
¡ Pnh,-;tKi..'Ú)11 1l1l'diatlZ<1tÜ' de tl'xlU:1 en ft1rtHa grupal: ]a carta,
CH1I1CS, entrl:vbti\.
14. Representación de la plazi1" tri1vés de la bidl\nensión y la tridimeIl
fotos, plñnos, milquettl,
5. '_i1 textura visual y tjetil a travé5 del eonlacto con los maleri,ll",; del
$ u ('1::> de la plaza.
16. El <cuerpo como medio de y representación,
17. Diferentes posiciones posibles de "doptM con el cuerpo: parado, a(()'­
tado, ,entildo, de rodillas, C<ln respecto a !()s juegos de la
1.,l.1S sonidu:i de la pf<lZ(): páj.UílS, ramas, viento,
e dftliJi10CS dt' los distintos objctt\;" encontrados en J(l p¡"Ztl
Uifercnk's modos de acción pari\ prodUCir con estos Ob¡L'tO:>
Cunfrnntélcíún de su;; (lnticip.1Cio!1\.''s eOIl 1., informnción recoicl"Lhtl
22, lnluo L'JI I<l re'l!izilciún de
2.1. ('lJldados neccsarlos de la quc pucc:e!1 rl'i1lizilf las ctifc,l'tlt,
que' se enCUl'ntra¡'1, ('1) eliJo
1"""\
Ci
§¡=
¡}

C7

3'
Fi
¿;
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
79
78
Situaciones de enseñanzél y aprendizaje
• Inicio
Intercambio oral sobre la plaz.1.
2 Experiencia directa N° 1.
• Desarrollo
CIEN('IAS SOClALK'i
• Realización de una encuesti\ a los y ,1bueIos para averiguar ('}
,i¡.;nifk¡¡do del nombre de i" plilZil, SI "11,,,. ,ban, " hahia Juegos, a lJu<'
Iban, cónlo se vestían para Ír.
• Lectura de ¡¡Igun.\:i encuestas, comparadón con la actualidad.
• Lectura de libros, mapas, encidüpedía,; obtenidas en la Sociedad de 1'0'
mc>nto acerca de los que tení¡¡ la plaza. (unción dl'1 miÍstil, quién
se encargaba de limpiarla.
• Visita a un arquitecto para la realización del plano ideal de Id plaza.
• Conversación acerciI de los lugares de la donde posible jugilf
sin pagiH yen los que es necesario pagM. Uif"f!:tKias entre lo püblico y
lo priv:ldo. docente explica y propone pedir información a los padres
;:obrt! otros lugar('s donde:ic puede COiKl!rrir :iin necesidad de
pagar.


• Observación de las fotos y dlbujos de 1" pLlza lé'niendo en cLlenta los
juegos.
• Observnción de los materiales del sucio [('colectados en la plaza: arena,
y picd ritas. Se colocar/i agua a estos n1.1 tcriales y observará qué
$2
sucede. A pnrtir de esto se sacarán conclusiones, que se relaclonarán con
Z
.... los lugares en los que SI:' encuentran ubicados los fl1<lteriales .
"
Q "" • Confección de l:n (tlddro teniendo en cuenta la y cuidados de
..
....
<> la plaza. ¿Qué podemos hacer nosotros' ¿Qué

E • Observación de plantas en la sala.
L
l"ción al sostén, hojas, tamaños y neccsid¡¡des. Ut!liznción de las fotos C>..
....
<> de los árboles de la plaza y otros que los chico" conozcan, y también si
c:
.. los hay en el jardín.
'" • PI¡¡ntar una planta en arena y otra en tierra. Anticipación de lo que 5uce·
v
v
derá, observación diaria y registro de lo observado. Confront¡¡ción con
"
¡......A
00 '" w
::>
lo anticipado.

• Confección de entrt:!vista a las personas que se encuentran en la pl.,za.
• Dictado de una carta al gobiemo de la Ciudad de BuenosAires sobre el
cuidado de la plaza
• Conversasión y observación de los carteJes de la plaza (fotos y dibu­
jos), en su finalidild y en su ubicación. ¿Cuáles harian falta?
y cdocación de carteles sobre los cuidados dentro de la
institución.

• C(.nfección de rimas relilcionadil5 con los objetos de liI plaza:
CI/ando voy al lobosa/!
¡ny' gmta;; III!' dOlI
Dl'Ctlllli'rptlt¡/11I(1ll11t l.
J l\IAi'EM.\TI c,\.
• Medición de diferentes objetos y sectores de la maquetll utílizando de·
.mentos comq: piolines, dedos, bloques.
• ComparacióF\ de las medidas realizadas en la maqueta con las de la
piaza. Coniecclon de un cuadro.
• Realización en la sala de un juego de bochas', teniendo en cuenta qtlé;;('
necesita Y- cómo se juega. Se anotarán los tantos en el pizarrón Par,1
'esto se escuchará la entrevista a un jugador de bochas realizada en la
plan.
I , PLÁSTICA
I
• [{ca!ización de la maqueta del sector de juegos de la plaza con materia­
les de desecho.

• Realización de un Cl)//ngc con los elementos recolectados en la pbza:

g.:
mmitas, hojitas, pasto, aren'a. Luego se obscrvnrán las producciones
eL
c:
¿cómo se. ven, es chato, por qué?
C7
a.:

,,'

"..;¡ -' "
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx
80
··'c
EI>VCACIÓN
MUSICAL
• b".sCM<i11 modos d" il,ción pMil producir ,onidos con los ele­
mentos ft'colecti1dos en la plaziL
• Se escucharán las grabaciones rea¡izad",; e11 la plaza a los diferentes soni­
dos: ¿qué son, están lejos o cerca, S011 específicos de lil plazil?
EDIIC,\ crúN
FíSICA
• ('\lt),...;tn,j(CH')!1 de lo:; 1:1 pL,lZ,l (Pll dl'I11l'ntos y ulílil'.j\­
,:¡ún dc l:Hl)bi¿'n !,n..; ('Ít'nll'rdos S('t';:ll1:
(olchunct;ls,
'--
, 'ORI'OH\L
L
• Rcprescntnción con t'¡ C'ul'rpo dc Jos jUl'gn" dt> 1ft y :-iuS nlovimicnto$.
• f{ealizil('Íón de dderenles b",ks, lenícndlll'l1 cuentil los jue¡;os de lil plilza:
el baíle de la hamaGI, c1 del ,,! del sube y b,']il, de !a trcpmioril.
L
.IuEf;O
11l.\!I.\JO
se l'O n'.)IJ/",lr:\ Id dc • I
J j,lJvS, \, uno 1'1t'gir,'¡ 1..'1 I'J (]tll' Jllj.:;Utl.
i.tlt.'go:-.c CtHdroilt,lf.lli ('vdiu,lr,Í!l LL'> dlltKlp,\Clones con lo su­
l:cd ido. rUlaln1entt> se ofl1t'llitfillr1 :-;ala, M,lterií1!cs: d rilnlntizi1;;:ioJ1es, mate,
Inmo. 1<),,<1; t'llilstruccinm's, blo,l"cs pM.I r¡'prt'scnIM ¡ps juegos de la pl,,­
J"l; d¡ te, L'IL'nlt\otos pñrn collélge [L'col('cLH,fo::) t'I11a p!fl%.<1; clencit'ls, piedrus¡
tlren.l, p(1St() y ñgl..h\: tll:ldurCL, juego dI! cUl1inos con rC!<lción ¡¡ la plaza;
tHbh¡.'JtI.'C,i¡ ,1Ibllln('s de fott'.s de J(1 pJ¡YZ,l


<o
le
"
o
W
[
Cierre
s\: ltl1Z1 {'''poski(\p dl> fu .. J¡lr;,,\lI(l.' h Unid"'it.L
."
e
u
u "
=> P!ar¡¡fic<J:¡O:l
D
UJ Alberdi, D. M, Pereira, A MOtJf'lfS, J.

Llntd, y Ij CuaKII;mo V P ROrflJna.
0)-'


Planificación de la
unidad didáctica
Actualmente, haber con·
senso en relación con la importan·
cla de enseñar, en el Nivel Inicial,
el lugar eminentemente importante
que ocupan loS contenidos a ser
enseñados y las estrategias a tra­
vé" de las CUilles se V<1 a sostener y
"nc!arm;:r 1" enseñanzil en función
de que lOS niños ¡¡"Icilncen determi·
nadas aprendizaJes: pero a pesar
de esto, no se reconoce aún lo sufl'
Ciente que las propuestas no son
única5 e invari"bies. y que la ense·
rlijf'ZZ¡ 5e refiere a variados asper;
en:\f:ñ,U1 cnnocinljentos,
-'<1lores. ,nfocrnilciones,
procedl.rf1ientos, 5'lernpre desde la
¡(len de_fiue la escuela"tiene C(lITlO
funCión 'la educáción Sistemática.
El 0ctu<li sistema de enseñanza
iJr>":entc supuestos que necesitz¡n
ser revisados y sujetos a modifica·
ción con el propósito de mejorCtr
las propuestas escolares en todo el
sistema educativo.
Es Importante destacar el v310r de
la búsqueda continua de nuevas
propuestas que impliquen una 11'1i
rada diferente sobre la concepción
de ensciíanza, de aprendiz<l!e, de
sujeto que enseña y de sujet() que
aprende. Propuestas qtle $(: ;I\r'>
van i.l des<lfiar el consenso t' ,nm'l­
mirle;) !a did:I<.tlca uniil
de creCitividad y utopía, C]"t:
a la cU:ICI\éU11(lRrl en 1;:.15
:;1 f !"i
(,J¡J,: ':':¡':':., ¡Ir
,;:0 Orlj\ i4,

LaV'<l }',:!";j,, prof'?scul de Edl.JUi['\'
colar, l!'_í'tluJda en CIenCias (le tt\ C::.
lurrn,I'!'/I.\
Sara S. de E.cch:S:":
Jt,.slr¡, ¡JI. 1J cilljad de Buenos A!res) .os
¿JSf!:'lV;1 l'1Süf¡lcW;¡eS de N1Vel In1t_ 1:
."""'"
81

e
"

:::
CJ


L
Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino
hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

",'",

EcJucació'l

~r'fiínti¡

y ',¡()I:)r'~S

La ímportancia de trabajar los valores en la educación Infantil

Por
y

cSW<;

~,n()nes y por mrus muchas, consideramos imprescindible
cün

Conceptualización del valor
En muchas ocasiones hablamos de valores, buscamos valores en deter­ minadas situaciones conCretas de nuestra vida cotidiana, comentarnos y 0l'batímos sobre qué valores se debe encaminar la práCtica eJucativa, qué valores sobresalen en nuestra sociedad, etc. En cambio, no codos coinci ­ ,Jimos en el momento de definir qué entendemos por valor, .ya que es un ,úmino complicado de sistematizar, caracterizar y, además, ponernos de acuerdo, Por lo tamo, podemos ,1flrmar que nos encontramos frente a un conceptO ccmplejo que no euema con una definición universalmente ;\cepcad;¡, Pero queremos dejar claro que no hacemos este comenrzrio en "11 sentido negarivo, al comrario, al no poder "eneasi !lar" y "controlar" lGdos los elementos que Intervienen en el ámbiro de los valores para hacer "la cleflnición", consraramos que estamos delante de un con ­ cepro muy rico, lleno de relaciones imerpersonales e ir.trapersonales y de '. nf 1 ' que h ' rener muy en cuer::r" s:empre ql.H.' queramos . luencas "emos de c<;cudi::¡f al ser hum",¡n de una manera global e ¡n~egr::l. Las deFinicio¿ltS actuaLeS de! ttnn~no valor no se pone!: de :-~cl1erdo si una tscc (:$ un principio , un obje ­ un una tlVO dé la educr.clón) Uf! p8.tróf1 etc En ~tl tU..llizuc:ones sí coinciden en decir que el vaiN marC,l nuestras ac[:rudes v conductas además de marcar nuestra inreracClón con los otros, es decir, ¡,)$ v"lores en nuestro clmportamiemo, Tamu¡,:n son los que nns permlceflser , Dcrsonas, vaque!o$ ;,luTores sor: cnt!:ild¡J(\;; como , ,íVOS y ayudan a optimizarnos, La5 cosas no son por ellas mismas vaiioSU" s!r;o que somos 0050tt'OS los que Les damos o no valor, y. corno que lus valores no rienen para todos la misma imporcanci.:¡, cad" persona va cOl1scruycp,Jo su propia esq!la de valores y procunl compo[[';i;--de <!cuer: dó con tllr,", jcr~rq u [J. hará cambién (jLlt Ji() tud.'S i;;s ;)er­ ,~una~ in~"erprt[tn10S dí..' la rniSH'lZ! In~~ntra !~S viVerV~'L13 y j.
f

pararnos a reflexionar sobre nuestro quehacer diario, nuestras actitudes
nUCS[[:l

manera ele comportarnos mnro

nosouos mismos como con

!(L'~ demás, Es Cierto que nuestro comporr:ll'nitnco y forma de hacer, a

siempre somos conscientes, es r, podernos acrU:1r Je \loa de(crmiil3da rn<1nera por creer que es la mejor y, en cambio, quizás con ella transmítilil1es uoo:, valores que no ulIIsiJ,:f:¡mOS ::decuaJos. La rdlexieSi1 ::0 ('sre ámbiro es siempre impor­ c:n,t:, pero, ~;j tenernos unú rebelón estre(Íl:¡ C0n ni,1os y niñas de O a 6 I " ; ll.;,i)t' por ln~l\:~:c¡{)r: es fun(h~nlenrí.d en 'l':¡;';, '}í,'¡,-~~ ya qut tJ
!lO

V('C:~, cunlkva unos valores de ins que

C;;l:JS c(i;./(JeS.

Por lo tanto, los !"dur~·~(1nr;:: c!tr,eTnOS ¡¡ctuar con el eJem ­ S('f coht:ren::-es con ]0 qu~ df::'CinlO~ [;;1cemos, ofrecer aprecio y cop ­ y ponernos en su ~ lG5 S:~'C es i n¡po:-tan ­ su.:. SerlSJC.iOnes y se!)urr:~ ~~n':,)~} se:)!:·::
CtH¡.~)lC¡).rncs

,

1

'

y qUé'

eSCt: r pü3 b~Cí",¿

(:,."1

~O,SOtros

n1ísrno,S para
debe
re!'e~

~'.)':
"'l

1í'

bít~n con .j.o~ ¿ern:is. Soore este úl:..!p¡C' .lspe(to, cOlncidin¡os

(~()~\

,.iX~lrr;::.!s (1~}97 J C:u:lfH..!C arirn-::1
li:(\d:.;.¿ :-1('

ia

17

;:,obre la

~;(Or;Li. 1~~

y le
~.

J1r.errogars~

n¡isrno dentro de su
:'¡::
~::rcJ. ;~,:·~·:.t;I_';:::;'/~~

(:oc(':.:'~ \ :,:< :.!ec'f,
r',

sobre ;¡uroconoci ­
i r(,~i!_

(~¡ F!"":"¡r'JÜ ~)!~oc:_tSO d~~
~(

;llcc:L:lc;:.¡r renfX¡Van~en~ ~()i:fi i.:.fan se forrna di": 'Jr~~n u . , ",::L!f)fC:: ~on iOS (1 ue ;.¡ ores de pr'~~.L;l..',nC~l.-::'·.: i:'~~n¡'f~1]¡~\ C;1 rni.~rr)o, corno Cün ~;!,lS al:Jr:"Jnos,
.,

U,;:.J:: ~,·,Jjo;c.>" r
r:.lc¡ón. ~I

bUSC¡1r6.

profund:-¿Jf y rJ::Y~fi':'.1[

,su

ptOprl

de valo­

dd

re~'()noci[l:iento d~¡

prou:s() de valoración intérno

(}!H:

vive pern1anenrernt'otc (.,,) [:15 cn~~l~~tt'r{snC2<; r'Jí:'rsonales del
¡ni~iden rl¡(~;[emen((:' tn su :\cci6n ;",rÍ)~esjo;~~i.l. En c;~t:

sentido, una

¡¡\.¡,'

de

>;;t:- equil~

(~~):·len.:'¡;tt:

roit,

ri.Le, c{Jnfi:lblt~

c;')r";ir:ron~j;~~OS~
f::.l (!L:S1S d~.:'

(LJt:H.la de n:1 :.!fH11d y ~n!tQr(}~"[rül

, poseedora ¡J,,,

:'::cr
t:.."::

c;ererrc; i na y condicion:é

supenon:s

ue

que, según los vzdo~es que prinrirerr.os, c.1arelTIOS scncído y la afrontaremos de un:l form<l decermin;:da,

~'~!

J

1:l re~'didad

o::;
~_.j

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

'.

EducaClon Infantil v valores

La

nnrt;;nri;;

de trabajar los valores en la educación infantIÍ

con Cortina (996) la idea de que los valores morales son aíjUeliOS que cumplen las siguientes rres características: dependen de la ,¡herrad humana, sólo se pueden atrihuír a las personas y hacen que la ::.ocedad sea más humana. Es decir, SI consideramos, por ejemplo, que la soLchri,lád o la tOlerancia a([iva son valores depender<Í de nosOtros su realización, somos libres de ser solidarios o insolidarios, toleran tes o no. También es verdad que son ad jetivos propios de las per ­ son as, es coherente pensar eH un hombre o !lO [ie,1(' semido hablar de un animal o un:l tolerante. afIrmar que los val()rt:.~ moralc" son aquellos aceptados por la de la sociedad, que n¡¡e1ie cucstiona y por los que tOdas las per ­ sonas IH:'rnos de luchar para que se rfalidad, y;t que su objetivo es llum:llli/.¡H la vida.

sed.n difereores en la adolescencia y podemos idos modificando

cam­

biando a medida qlle crecemos, etc. El tema de los valores tiene mucha importancia y relevancia para la la sociedad y la vida en general, ya que los valores están "en rodas partes", es decir, no nos podemos imaginar nuestro mundo vacío Je valores, Es imposible vivir sin valores, Por 10 cantO, individualmen­ te, es necesario ser conscientes de este hecho e ir consrruyendo nuestra escala de valores para poder tener una guía propia que nos ayude a re:;ol­ de nuestra vida cotidiana y los conflieros que se nos
V,ln prescntanuo y, en consecuencia, que nos permita aCtuar en coheren ­ ~ia con Iluestra manera de pensar, Como educadores, hemos de tener también presente la" existencia y la importa-oc-ia de los valore~ e-I~-~~tra educativa para intentar hacer un trabajo sistem'HlzaJo y cons ­ : c;e!1te ya desde las primeras edades. Es necesario que reflexionemos sobre los valores que transmi ti mos en nuestro quehacer cotidiano, desde nues­ ha forma de hablar y de dirigirnos a nuestros niños y niiias, hasta el aná­ los' ~alores que se transmiten·en los cue~tOs que les lee,mos o o los juicios,de valor que hacemos a sus comentarios. Es cierro que, a veles, nos cuesta diferenciar eoere valor y sentimien ­
ro, yu que en los valores siempre hay una parte impornlnte de aspectOs
relacionados con el s·entímlento. Es difícil delimitar estas dos categorías,
porque somos nosotros mismos los que construí mos y conformamos
nuestra propia posición frente el tema de los valores. Por lo tantO, en
nuestras ideas, decisiones, reflexiones y conclusiones, intervienen tantO
los aspectOs sociales, de relación con los otros, de experiencia, etc., como
caraCterísticas internJs nuesrrns: gustoS, preferencias, inrereses indivi­

Caracrcrfsticas de los valores
18
Sor. diversos los elementos que caraCff'rizan a los valores, y no tocios los autores citan y explican las mismas car JCterísti cas cuando hablan de valore~ ni las definen de la misma manera. A continuación, vamos a sc!J:¡lal algunas propiedades que se les han atribuido y con las cuales c:sr:lIllCS de acuerdo. LO) v~dor('s no son rransferiblcs, ya que es cada persona la que debe y nuestro papel como educadores es ayudar en este proce­ so. Los valores están Íntimamente relacionados con alguien que valore, por eso podemos afirmar que los ObJCfOS s()lo tienen valor por su relación con la Jcrsona. Junto con la idea de que es necesario e indispensable que valore, también es clave tener en cuenta que los valOie.s no exis­ 1(;1) pOí sí solos, sino que son están relacionados ll)/l lI11substantivo del cual Los valores no son esr-itlcos e / namuvI al contrario, son vivos y usrrllf este hecho: los valr¡­ c<1mhi"rltes. Diversos ,lIl,!Jia/1 ;l lo largo de b historia, los v;dores s()n dlren::mcs en una cul ­ tura )' ,n otra, nosotrOS tener unos valores en la infancia que

19

.. y sentimientos.

Los valores como algo

de las personas
LlS

Nos ,L:usrarí¡¡ hacer mención especial a una de

C<1r,l([erísticlS quc

Ílemos apumado ann:riorrnelHe ¡' con la cual eSUllíi¡S ·ot;!imel1[e elc ya que h consideramos básica cuando habLlmcs de eSt(: 5mbi­

C)

00
c...:..:,.

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

nOSOtros creemos que es una característica básica a destacar. Y921. hemos de recordar que en ella hay una serie de elementos y características propias de ella mísml y otras que pertenecen a todas las influencias que p¡. ciado que el bebé forma paree de este mundo y. derechos que deben expe­ ríme.gamos y actuamos de acuerdo con u nos valores que hemos interio ­ riZ:1dcf. etc. la mayoría de las personas defiende y lucha por una serie de valores que se creen indispensables para el individuo y su relación con los otrOS.edu. los valores están . nos referimos a 10Ld. Se proclama. el derecho a la inrimídad.~mos olvÍ<~jar 'g~u~-j"os OtrOS cienen también el dcree:ho . i nfl uencías que están íntimamente relacionadas con los valores.5 cambian y se modifican. como hemos dicho ameríor­ mente. enrre Otros. Estos valores son universales y configuran el espacio social y de una sociedad democrárica."*lI' " Educación infa:ltr: y valores La importancia de trabajar los valores en la educación infantil ro: lo.n en los primeros días.e!~chos humanos. 1997). el derecho a h rtl iciJaJ. cuando hablarnos de valores. en la persona. debemos ser cCinscíenres que convivimos con orras personas a las cunles poclemos innuir enormemente con nlleS[[nS tos. no nos podemos olvidar de cirar los derechos de niños y niñas (Jubete. Aunque no siempre rodos los :J..) . las relaciones con los otms.. pe~~'-~~ de¡..mx 21 .de poder ir construyendo su personalidad y Digitalizado por: I.¡.' forma sana y feliz.1"tar éiJos mismos y q"~e están directamenee relacionados con las londunus realizadas por los adultos con los cuales COl)'. ya que es el 1.1 la que valora o escoge Jecermin:\Jos valores que guiarán la educa­ ción. ya que las personas con las que convivimos son un referente y un ejemplo durante toda nuestra vida y más aún en la infancia. Los niños y niñas reciben continuamente influencias de las personas que les rodean.':. el derecho a la proeección y el derecho al secrtco. Al habbr de valores. yes en esta unión donde hay una serie de Vd lores que la definen..<Í. valores están íneimameme relacionados con la persona. CLando nos encontramos delante de una persona. Por lo canco.'. Somos las personas las que valoramos y las que damos sencido a los valores. Es imporcante que no perdamos nunca nuescra identidad. nos podemos formular la uience pregunea: ¿c1Iándo surgen los valores en el sujeto? Es evidenre que no podemos marcar una fecha como la del "nacimiento" de los valorc.C. -' (:. pero sí podemos afirmar que los valores ya existe. pero es cicno que en todo momen ­ to ¡u.."IVe[L Estos dere ­ chos se díviJen en Jos sociales. ya que los valores la acompañan siempre. siempre partimos de la persona individual. que sea­ mpssiemrre nosotros mislTlOs.¡uÍ7. los valores nos acompañan. etapa en la que los aprendizajes se realizan en mayor medida por imiración. crecen con noso­ r [ns. económicos y culturales y en los civiles y íeicos. Si nos centramos en la etapa infanril.- También creemos importante recordar que. A lo largo de roJa nuestra vida.. ere. :'" . c:' \. meses y años de vida..'!l<. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. guían su están presentes en su pensamientO. Por esta razón.ede haber recibido de sus diferentes agentes socializadores y de su experiencia.. Son dere ­ chos que cienen como máximo objeeivo que a los niños y nirías no les ten las necesidades básicas que les permican crecer y dcsarrollarse de '..S.lltores han pensado así (Valero.'en todas partes" y no 110S podemos imagi nar nuestro mundo vacíIJ de ellos. aunque cada uno de noso­ eros debe ir construyendo sus propios valores.

porencia la tolerancia cransmiur contravalores SI.:s y nos marcan durante roda la vid:L Por lo canco. se actúa según nuesrros deseos perso­ nales. la solidaridad. la prensa escrir. Emre estas dos j nsti cuciones. 23 Cl (CJ . En la infancia de cualquier persona se da.L1 persona nace en el seno de una familia yes ella la que nos hace d~lr lo.lles. etc.. ctc. varían segón éstas y cambién según las dífercnres culturas.. pero es verdad que hay una serie de valores socules q CülilcíJen ell ulla mayoría de personas y que: son los que caraC[í:rll. Desde la televisión. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. la toleran ­ cia. queremos remarcar la de la familia y la escuela en I:J eJ ucación del es decir.mx . se transmiten una serie de valores y contravalores que influyen en las personas de rodas ¡as desde los más pequeños a personas adultas y mayores. hay un deseo de autonomía personal que se rraduce en la valoración de la espontaneidad.1(e pensar que el proceso de socializ~ción y de relación con los que nos rodean es muy importante cuando habLmlOS de valores. etc. Es evi­ dcnte que no rodos nos identi con los aspccws clt:ldos hasta ahur~. se busca el placer inmedi:ltO. Se: rransmiren valores cuando el maestro/a atiende las nece­ hdes de su promueve la [('flexión. También es ver­ trallsmiran st:rán diferentes lfansmirir ramo valores como contravalo­ dlHI el valores ente:ndidos como pmi tivo o que rengan carác­ res. Según este autor. mediante el rrabajo la persona no se siente realizada y busca su realización personal fuera del trabajo. los mcdlOs de COr!lUIlIC. actividades. primeros pasos en muchos ámbitos: formal de plamear nuescro riempo de reubel1 de b famili:l son muy fuen.:.s.S. exiSta la de estOs cuatro agenres SOC1.Educacion Infanti I y valores ". se ve la socie­ dad como una trama compleja y llena de comperitiviJad. y una buena manera es no 22 Jr11pouiendo nuestros valores y puntos de vista pero sí propiciando momOlros para que la persona pueda ir construyendo los suyos. la manera eJe resolver los pro­ ere. los valores que se viven en ella pueden condicionar nues­ tras d ~cisiones los hábiros. hoy en dí:l.¡r.lCI¡'J[l de mas. de esta forma. la escuela. Las relaciones entre el grupo de iguales varía según las erapas evolu­ tivas que se pasan. Pensarnos que es nect:s:lrio que el educador mantenga una actitud en la CLlal rransmira valores como la reflexión. la influen­ Ci~l ele cuatro colecrÍvos: la familia. erc. por ejemplo. inquietudes.edu. hay un cuidado del cuerpo. se dé una coherencia en la forma de educar al Es cierro que no tOdas las personas somos idénticas ni rodas las socie­ cl. por ejem ­ • plo.l 11 C11 el vida.C. en la erapa de la tducación infan ­ niño/a en las .ñar con la coherencia de sus aCtoS. Jos valores que se las erapas y los ciclos. nos refugiamos en la esfera privada. se debe aprovechar el presente.ldes )' grupos cuentan con las mismas caractcrísClG\s definitorias }' una misma persona va cambiando a lo largo de los años. ya que las necesidades. La'irela(lones que se dan en la cscuel:l enrre m~estro/a y alumno/a son la edaJ de es ros últimos.l sociedad.!s invaden rlUc:str. Pedro Gonzá!ez Blasco (992) ha buscado afinidades en los aS¡Jeuos que ~e valoran en nuesw.~ Digitalizado por: I. (ildos debernos ayudar en esre proceso. el ~espeto. Esro nos h . se establece una stparación r:ntre vida privada y públic:l. Por lo tanto. el deseo es un motor fundamenta) que nos hace .llll e:upas por las cuales ¡'asa pi')a sociedad.¡ctu. es necesario enseñar a retlexlOnar critlcamente los estímulos que recibimos de los medios de comunicación yana sin crite ­ río (Oda lo que se nos muestra. el grupo de iguales y los medies de comunicación. Por Jo tantO. es necesaria una comu n ¡cación y rela­ nón inrensa para haya un conocimiento mutuo del trabajo gue se rl':lliz:l en una y otra y. son disrinras. como mínimo. la radio. es ter nq:auvo. como los valores son una característica propia de las persona. \lC La importancia de trabajar los valores en la educación Infantil . por lo tanro. la acepración de cierta inseguridad económica que se refleja en la frase "vivir al día". y esras cuestiones sólo las empezará a enft. ridiculiza a alumnos y alumnas y/o potencia a los más "brillan ­ tes". T'o.

¡" que pasaba de unas generaciones :1 Otras. Los valores y la educación La educación de una persona debe tratar todos los aspe:cros y cJimen­ siones que conforman al ser humano. sean como quieran...O <Íe-. !lemas de aprender a'ser rolerantes y a llevar a la práctica uno acciClld res­ pecuosa hacia puntos de vista diferentes de los nuestros. tiene el máximo protagonismo.-*­ 24 2S e CD J . Centrándonos en la institución escolar. pero h<:blar de "crisis de valores" no es si nónimo de falta.S. naturalmente. también es verdad que los difereores grupos sociales y las diver­ SeIS culturas que existen tienen una forma determinada de ver y de vivir en el mundo.'-üSencia (Oml de valores. tan diferenees pero indispensa­ bles. Como hemos dicho en otro aparcado de este capítulo. EstOs posibles conf1icros CJue pueden darse no deberían comportar II na dificulrad en la convivencia sí hubiera libertad suficienee entre las personas para pensar y actuar como les pareciera más oportuno y una tole­ mncia activa sobre las opiniones que no coinciden con las nuestras. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. actuen i' se muevan con libenad.:'lf•. Nauie discll[e. y estO negaba roda posibilidad de cambio y reFormulación. el hecho de que la escuela no sólo ha de transmitir conocimientus e informacio­ nes.lcia la persona misma.losyalores. con éstas son ¡¡(ti­ que haya diálogo y respeto y que nadie: rudes quc nos enriquecerán a rodos. Para conseguirlo. se cuestionan los valores tradicionales y hay muchos cambios. son diversos los agentes socializadores que de una forma implícita o explícita y de manera más o menos sistemática. podemos decir que ésta es con­ siderada como un estamento social donde la educación. Se inculcaba una determinada manera de enten­ der ti mundo. contamos con unos valores colectivos que d¡fleren entre las culruras. es una pieza fundamental. Lo que realmente pasa es que no s6lo no sabemos como com­ portarnos delante de situaciones problemáticas. corno consecuencia negativa.mx ~:". sino que también debe tener presente llevar a térmJno y hacer n:a­ lidad . etc. Esto nos obliga a aprender a vivir con individuos que tienen unos valores y una manera de plantearse la vida diferente a la nuestra. Orro ejemplo es la introducción de as nuevas tecnologías que. Que los Otros hagan lo que quieran. por poner un ejemplo. Esto puede comportar problemas y connictos. Hoy cn día. los valores. cuando hablamos de valores. la incorporaCIón y la realización de valores. entendida en un sentido global e integral. En el momento hisrórico en el que vivimos.edu. Los educadotes uebemos guiar en es~os tres momentos. Pero los conflicros no sólo se dan entre diferentes grupos sociales o cul­ wras.una pedagogía ut'"'. Pero esta herencia y forma de compOrtarse na lmpuesta y no se podía criticar () proponer alternativas. por descontado.C. cuenen con muchos otros aspectos posi­ \ ti vos. la escuela. puede propiciar LJ ut' luya un distanciamienro mayor entre generaciones del que ya sería ilOrnml aunque. Por lo tanco. contribuyen a que ese objetivo se haga realidad: la familia. Los sistemas educativos actuales se preocupan por cubrir este ámbito de la mejor manera posible. /. Un ejemplo lo cncontramos en los marcados roles de sexo: los derechos y deberes del hombre tan díferc:lCiados de los de la mujer. Nosmros no compartimos esta idea. considerado éste de una forma í'i1tegral. para que nuestros n'iños y niñas lleguen a ser personas. es decir. cambién existen uencro de un mismo grupo sociaL en día se cuestionan "valores trad¡cionalcs" quc aores no sólo no se discutían. sino que no hay acuerdo CL1cre todos de lo que significa una buena conducm en situaciones ambi­ guas. encendidos como un elementO báslco e indisociable de la persona. por lo tamo. sino que eran la "her::ncj. forman parte de nuestra educaóón. oímos comentar a menudo que los valores se han perdido y se suelen decir estas pdabras como un toque de alerta o como un toque de: ale!lción !l. Es competencia de la tarea'educativa reflexionar y propiciar el descubri­ miento. no única. Sí pensamos que estamos viviendo en una fuene crisis de valores."¡osmedios de comunicación. la "verdadera manera". ron auconomÍa. el grupo de iguales.Educación infa!lti: y villores La importancia de trabajar los valores en la educación infantil Conflicto social de valores Igual que hemos afirmado anrenormeore que los valores forman parte del individuo y que es cada persona la que va consrruyendo sus propios valores. hace Falra que la Digitalizado por: I.

Puig y Trilla. saber escuchar y evitar dogmatismos. la esta'mos educando en valores. y el consenso será en esra relación una pieza llave a la !lora de buscar soluciones y resolver los cont1ictos cotidianos. modelo que se diferenéía" de los otros dos existentes. nos referimos al basado en valores absolutos yel !.Jasado en valores relari vos.a unas actltucles persqnales basadas en la colaboración. el diálogo y el afán de determinar algunos prinCipios valiosos 'de carácrer abstracto y universal. A éstas. como a los qut' se ciñen a nosotros mismos.aspenos que hacen referencia a los individuos que nos rodeHl. pueden tomar parre . Puig y Trilla. que ei profe­ ~. La educación moral basada en valores relativos genera una dinámica muy pasiva en la (jue todo se puede justificar. por poner un se pueden aprender de forma fácil y distendida mediante los rlllcones simh61icos: cocina.S.mx .o ~.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.. el i fl(crés por el (¡abajo y por su mejora. U na concepción clara­ mente diferenciada de éstas es la que nos propone la educación moral basada en la construcción racional y autónoma de valores.. además.. Las habilidades sociales. el hecho Je valorar es algo subjetivo y un valor no será bueno f1I malo. pues <:11 ellos los hábiros de relación SOCIal se aprenden como un Dcb(~mos optar por una rdación horizonral emre profesorado yalum­ nado siempre que sea posible. la pedagogía poco puede hacer y se suele dar cuando los valores absolutos entran en crisis. Compartimos con Pui.lnro sobre . .ados rincoJl(. t¡encla. ser abierro para aceptar si nce­ ramente la diversidad.EduCDC . y YfartÍnez 27 o c. es decir. a diferencia de la vertical en la que el adul­ tO es la autOridad yel niño o niña es consiclerado como inferior. la cual "afir­ ma que no rodo es igualmente bueno y que hay posibilidades.l((iva rn la educación. Por lo tanto. . son muy importantes y básicos cuando hablamos de la educación. basadas en la razón. 1995). podríamos sumar o ([<1 S muchas actitudes de los maestros y maestras que faciftean la edu­ cación moral de nuestros niños y niñas.s simbólICOS. Los dos conceptos que han ido surgiendo a lo largo de nuestro dis­ curso.(:rado (en. durante roda nuestra vida. utilizaremos indistimameme el término educación U1 valores y cduc¡:ción mor:l!. mi y como nos dice Defis (996). a la vez. que pueden servir de guías de conduc­ ta de los hombres en situaciones concretas" (Buxarrais. hay un patrón que se debt' seguir fielmen~e y del que no nos podemos alejar.:. Con la relaCle)!] horiwlltal. preguntar dc manera correcta quién es clJitimo y hacer cola. defendemos un modelo de educación moral basado en la construcción racional y autónoma de vilores (Buxarrais. de forma correcta en la sociedad que vivi mos y de forma coherente con nuestra manera eJe pensar.na situación concreta de conflicto de valores y que opte por un modelo de educación moral basado en la construcción racional y autónoma de valores. acti­ (Ud pos ¡ti va en las di feremes si tuaciones. 1995).edu. Digitalizado por: I.(. prever las que ten­ dr¡ín UBa vez sean aduleos.. El modelo basado en valores absol utoS es el que mediante un poder auroritario impQ. 11llS dJIl los elemenros necesarios para poder tomar deciSIOnes. la socialización que llevan a cabo los distintos agentes educativos y la educación moral. En este modelo. (. es evidente que cuando educamos moralmente a'Ja peisona. en las necesidades que tienen en la actu:didad y.ne una serie'de valores que se consideran indiscutibles e inmodificables. Son dos térmi· fl05 que se complementan y que. y una buena forma ele aprendizaje son los l. Esca tarea se debe realizar de la forma más agradable y divertida posi­ ble para los niños y las niñas. a la vez.C. sino que d~penderá de las circunstancias y el momento.lIt U¡¡Jil. i\ conrinuación. ya que en este contcxro no les c\lcsra decir "buenos días" cuando entran en la tienda. jJfúfesores y alumnos.. de roda persona y empiezan a darse ya en la educaci6n infantil. entendida en sentido amplio y globalizador. comedor. las dos panes. Éstas son conductas que necesitan aprender en la etapa infamil para desenvolverse adecuada­ mente en la sociedad adulm. Marrínez. Marrínez. Como acabamos de afirmar. cll[eodiendo que es importante una educa­ ción que ya desde los primcros <tiios faCIlite la convivencia en una socie­ dad democrática.". se necesitan para poder como porrarnos. a la vez.n~d l 'ia~CteS La ImportanCia de trabajar los valores en la educación Infantil 26 escllela se abra a la sociedad en la cual está inmersa y procure formar a sus alumnos y alumnas pensando en la realidad en que viven.. si ncericlad en la opinión propia siempre y cuando se respete la de los otros. Además. Oexibilidad para los cambios.. buscar la objetividad y la imparcialidad con todos. que ayude a b persona a rener criterios para aCtuar en u. Es neccsario.il Into.

mx " . eS en la lfallSm¡sión de la lnf. es la que tra~smite los elementos cul ­ tumles y de valor que consideramos deseables yes también la que forma ia conciencía moral autónoma de cada sujetO y construye la propia bio­ grafía. Es decir.t!nidad del IIHlividuo. podemos (:¡. potenciar valores como ia coo­ y la solidaridad. tener paciencia cuando al niño () n¡iía le cuesta aprender UIl hábitO determinado como.l' 110 IIC. Por (Ond¡ción esencial la Jibenad SU)CO ('[)111 .!].¡:. sino también COf1S­ truir aucónomamente l~ formas de vida concretas que en cada siruación se consideren. por IHdlzar los cubiertos o lavarse las manos antes de la comida.1.s una nota para ya flllC se trata de transrni­ el cOIlOicro de valor.l. A estOs aspectOs. Y dl'bidn a la misma naturaleza de ~.. Por otra parte. 1995). l1licn:Lls que 1..1I Llrl'.C. es decir.. podemos añadir OtrOS en los que la educación moral han: hi ncarié: ser equilibrndos con nosotros mismos y con los demás.¡r.can universalmente y que permitan no sólo regular la propia ronducra.S. cxpllClr COIl tranC]uii1. Dicho de: modo sllltético..1l) t'll ClIanlO a LI conf1iulvid.itlcls. la empatía y la aucorrcgulaci1ín. 110 lugru consider.el('!!I. quiere ser capaz de facdlur 1.llílCS pílD b vida. la educación moral es la que nos debe ayudar a que la vida en democracia sea una realidad.1 suci. rnienuas que la socia­ Il/lli'I()!l puede erat¡lr oero tipo de tern. ~ . etc.lrIón sobre cómo pensar y actuar en sociedad podemos comunicar lI1IU' 11 otros. la socialización pretende transmitir scbrc: cómo pensar y aceuar en mientras que por su parte la nlucaci6n mor. la personalidad moral parte del proceso de aaapra­ ción a la sociedad ya uno mismo.i:ld y con ejemplos por qué es adecuado l (JIlI!1ortarSl' de una manera y no de orra..¡r la llutonornía en toda su radicalidad.1': La Importancia de trabajar los valores en la educación infantil la de que "tamo h una corno la otra tratan de temas rdeY. Martínez. es decír. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Como agentes socializadores que somos. tener la capacidad de 29 w .ar L¡]es clI:dld. mediante el diálogo./.ldes del (ofl1p0f[amlellto del indiViduo. aunque b educaCltín moral se ciñe únicamente a íl. tanto en la educación moral como en la socialización los aspectOs con los valores están presentes.!udlm \]lle arenan a la dl. además de justas.prender a rrabajar en grupo y habituarnos a este tipo de ciar Iluestra iniciativa personal y nuestra creatividad: pranicllt la liber­ la democracia y la tOlernncia acciva.edu.1 (()ilstl'lIcli6n de lI1l0S principIOS qUl' .ll ayuda" crear nueva información sobre el y la " O" 4-~ an:íón para tratar SI(iCLlciones.. mejores y más apropiadas" (Buxarrais.. Además.:.L. De la misma manera que hemos dicho unas líneas mái!' 'arriba que optamos por un modelo basado en la construcción racional yautónomn de valor.ld de los valores que tales temas conlle ­ \'. quercmos también afirlTlar que defendernos una educación moral de mínimos. aprender a dialogar y que el diálogo nos sirva para solucionar los distiruos problemas que surjan.111 j\flellrras que rara la educación mural esto (.¡].¡s mannas. ¡'. nos permite elaborar formas de vida que nos producen felicidad y que merece la pena de vivir. debemos tent'r también en cuenta que la sociali'¿ación se de V<ln. Puig y Trilla. La consrrucción &. ¡'. la rdll'xlún. "una educación moral que. se diferen­ ( 1. o Digitalizado por: I.'ru l'!1 sus [l1:1I11(csrauollcs concretas.

Para flllalizar es¡c capítulo.:m con los míOS.. íU. conocer nues­ rr.r muchos aspectOs en el tintero. comparr. pase.ga las habilidades necesarias para poder Vivir en sociedad y comportarse como un verdadero riudadano o ciudadana. manifiesten cariño. escuchen. se ([abajarán y se enfatizadn unas u otras dimen­ Siones. r hemos de l'ar. Por lo tanto. conseguir que nuestro pensa­ mienw sea coheren~e con nueStra acción. en el la persona ter. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. habilidades sociales y para la convi­ vencia. Nosotros transmitimos conrenidos pero también formas de ser y de compo[(arnos.lS posibilidades y f1Ucsrras limicaciones.:nexionar ames de comar decisiones. Depende de nosotros que los ni ños y las ní ñas sean cada vez más autónomos en la adquisición de los h.. Todo esto es necesario para que. vivi­ remos mejor y dejaremos vivir si tenemos una actitud positiva frente la vida. cs m'ccsarlO ImC'ntar que esro no no. sobre nuesu<!s acciones. la iniciativa personal y la creatividad. capacidad para Hllnsformar el Cllwrno. 199'5) que forman la personalidad moral de los seres humanos. ere. " 30 les y sisrermíricas de educaCión moral con la participación democrática el) la vida colecciva de la escuela y con la preparación para la participación SOCIal En cada edad. ser críticos.o e. por este motivo a los edllcadores (padres y madres.r Educac!ón irfantil y valores La importancia de trabajar los valores en la educación infantil / ponernos en el pllflW de vista del otro...nrrc el pt::nsamicoco y la acción.. colabo­ ren. !lyuden. hemos de saber reflexionar y bemos de saber escuchar. querc:mos afirmar que es eVIdente que hemos de empeza! a potenciar. L'lmbién es cier­ to que es mucho lo que se debe enseñar y aprender.C.: se fomen­ )U~[ y la . tener una posición pOS¡(Jva 1""'11[(: L: VI(Ia. !lOS referimos a: auwlonocimier1co. es importante que nuestra autoestima y autoconcepro aumenten . ser capaces de transformar y mejorar nuestro enromo. Pero rodas ellas tienen un mismo común denominador: se enseñan y se aprenden. abuelos y abllel3s. luchar por las desigualJJdes injustas. hábitos er!lIC1(l('lIl moral lo más completa pOSible-. hemos de empezar a reflexionar sobre noso­ rro~ mismos. las cuales esdn llenas de valo­ res. capa­ cidad de diálogo.1.edu.I'C( os. rener un autoconcepto ajusrado. tengan una inlagen ajustada de ellos mismo!. tener las habilidades sociales suflciemcs que son necesarias para vivir en una sociedad.S. aerieudes. aumemar la auroesrima. saber escuchar. n.¡ poder (rabajar lodos ('\{ 0\ I¡S/.-1 Digitalizado por: I. maestros y maestras.) nos pued~n qued3.¡ y perspectiva social. y razonamientO moraL Estas dimensiones son orientativas y su a combinar las acrividades específicas. etc. ya desde la educación infantil. y estas formas púeden ayudar o no a una correera formKi ón ele los "iños y niñas. ete. el auto­ nmocímiemo. y Trilla. y para tilo nos el hcdlO de tener presenres ocho dimenSiOnes (Buxarrais.mx . Marrínez. auto[1omía y aLltorregulación.. empatí. tíos )' cías. y rambién podemos decir otras muchas cosas. transversa­ y conduceas para que la educación optimice a nuestros niños y niñas.' habilidades sociales como pc:Jlr perdón o dar las sepan expresar sus propios seocl­ miemos. Hemos de e c. crítica.ibiros básicos. cooperen. ser críti­ (OS. o se unarán de diferente manna según el ciclo educativo en el 31 '1iJ(' se l'nUIc:nrre la persona. como también la coherencu ¡.

GraÓ/ICE. Mora! Educatioll: Theory ami Berkow j tz. (992). EditOrial Escuela Bárct:na. !-tI ellSl!llallZa de ". (1997). (1981). !vfadrid. Buxarrais.. Problemas y prop¡¡estas.. J.R. (996). jl/{!h'ú/¡It/!es. M liróa. v. Propuestas morales. Ética. LCl Propuesta y materiales.dlicació.C. J. La Educación Moral en Primarid )' en Sec. Ed"cación y Valores. (Coord). 3a. V. (1995). en C(/¡{Ctlciríll en del M. na. Conselleria Je Cul¡ura. lÍa. Ortega. 2a. Desdée de Brouwer.R. Enesco. Bria. (985). 0994. A. Domínguez. La ¡:ú((/ en la Jf. Losada.mx 33 o to 'JI . La enseñan:a de los valores en la sociedad contempordnea. ed. Madrid. R. ( Londres. Barcelona. GraÓ/ICE.r. (1988). Valls. "Les insriruciohs dedicades a I'educació infantil com a ele ­ . Puig. . Barcelona. Virtudes pI. L1. Los valores de la educaúlin. Crímo jomemar los !:a/f)l't.bdml. PtnjJeail'as acerca del cm. (orrina. C. Enseiíallza y aprmdizaje de cOl/ceptos. \XI. Rosa Sensat (Col. ÉÚCC¡ aplicada y democracia radiml.).R.).nfantll Bibliografía AA.? /tu t. M. Valencia..M. C:lí t j na. Digitalizado por: I.). Madrid. (995). f. M. P"úb!¡¡ intef'lJelIcirJIIl?s ed/lcalÍt'as. J-L (979). (994). Los COl/tenidos acti:udinales en el currículo de /a R~rorma. Vv.edu. . Ética. Alhambra. Eduración !ll!)ral. Sarabia. t.. L éducaáó infantil: ¡¡l/a l/ova etapa. Pujol. EscÍIllez.). Madrid. Sígueme. 0985.!ir'id.ín. Cómo educar en valores..i y 1. J. Sanrillana. C(lll. J3uxarrais. M. Bernal. Comp!u . M. 13:trcelona. Salamanca. Dewey. Dossiers. H. Narcea. Durkheim. ". (989)." . Universidad de Murcia. E. F. (994). Tecnos. EduG\(j() i f'·" " ~Ienc¡a. il. 2a. [i J! NI. na. eJ. (991) El lIt/llticul'/tralisme en el currku/IlJU: Eduúuió !IIof'tJI i racisme. Narcea.1 . i\ Lll:da.. Defis. LEA. eJ.).. Bilbao. Servicio Edi (Ord Un i \'crsidau del País Vasco. M. ce al. Madrid. . Programa de educación en valores para la etapa infal/til. San Sebasrj. (995). (990).\bdrid. Barcelona. I. Éfim si" moral lv!aJrid. ed. V. Madrid.).mdtJria.. Uomadas celebradas en Barcelona. Razón comunicativa y jo!idaria. P. E. Ec!icions . Madrid. J\. M. Tecnos.b/icas. Democracia y ed/{(acÍtÍlI. F (Comp. Generalitar Valt:nciana.. J. procedimúllfos )' aaúlltles. Marcínez.~ r--. Alauda. Madrid.L (986). Buenos Aires. Ceac.R.R. J. Madrid. Introdllccióll" ItI /lrda i­ '.áedtld civil. EducaciólI y valores. teTISe. (990).L... 1. Marrínez.{/Inrs.. M. (996). G. 0983.. A. Esdmez. La Muralla. (1981). G. Oser.). cleJarrolloyed/lcarúí". Corrí na. yerro/a: el tractalJlel/t pedagogic de la Barcelona.J. Camps. Ferreiros. 3a.a{ores y desa rrolI o moral.. (un. Madrid. Barrolomé. Defis. (1993. (1995). A. (1989).. Los co1ltellidoJ de lel Reforllla. La formaciólI de hábitos como objetivo f!ecL'lg~r. mayo 1 Barcelona.:¡f"J'¡f.j!)!!1 líi:. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. P (19R8). (1971)."'Ltdrid. Nall Llibrt5.. Tecnos. M.. V (993). Barcelona. Educar en eÚ valors. (Comp. M. 32 CI1rwin. Trilla.C. (1984).A.d. Madrid.Rosa Sensat. 0992.jco. Aljibe. Camps. M. MEC Edelvives. J\. menes de la comunicar educativa" en L 'educació !fllel ¡¡rwa • dapa. núm. Con. Büxarrais. E.'Moral.. Cort:na. Ética y convivencia. Alianza. Pérez-De 19ado. Arnau. ]. Espasa Calpe.detlcia. Bolívar. Madrid. Le: práai((/ reflexwcl O/ eduCc1c!r)n. Tecnos. Los valores eII la educación infantil. eJ. er al. (1947). A. A. (996). Raima. Buenos Ai res. Narcea.OEl.. et al. V.S. Éticalll/Jlima. Curwin. O.. ICE . lviadrid. Aranguren. J. Educación infantil y valores La Importancia de trabajar los valores en la educación .. Madrid. Editorial Escuela Española. Losada. Madrid. (992). (1996). (993). B. retórica y poUlica Madrid Alianza. O.

Ol1ólez. Tariel. .1. 1 hbermas. S::. LcI EdllCt1iiúJ/ ''. Madrid.. (989). Paidós. SOIl Fumo Editorial. ). Aproximación a NI/a educación en Mio res.dol'eJ Cillrlc/(l. R. Villalaín. (986). Harper amI Row. El comtructívÍimo ético. ). ¡bar. Paidós El crecJJl/len/o moral de Piage/ a 34 IICE . (1992). Bass. Madrid..). L.(Ia.. ) . El profes%~~ y los valores cOTltrrwertidos. F. (988). El mundo en la JlleI!te il/falllil. F./Ol'cll. (968). Savater. M. Múico. Ministerio de Educación y Ciencia. Ética constructiva)' alltol/0l1lié. J. ]. (Coord. E. Madrid.dOI'J. Escritos sobre Paj'á.. Alianza. S. (991). Descl~c de i\f.r!.va [er. e Fundación para la Educación E. L. M. Tri lIa. J. El ~Titel'Ío /IIoml en r:1 /filio. L. (. Barcelona. eticiclrld. Madrid. (Eds). Narcea. Edl/carió'. Barcelona. (967). Edl/cació pe!' el la col/t'iu/llcÍa. Tecnos.: Barcciona. Plagl't. de elctitudes pe/ra La Edllcación Aforal.mx . riel de. Barcelona.fióN en é/¡w.. Valero. Buenos . hrlLI(. (19<.EducaCión infan~iI y valores La importanCia de trabajar los valores en la educación Infa'ltll Fi P. hondizi. P. (989). Habermas. Linaza. Barcelona.{cIJI-ci-a. ams/mccir. I3 rollwtf.-J Digitalizado por: I. S. t/atllre of hlllllan vallles. Arie!.mirí" roIllIIl/ICcl!lVa.).M. Vic. Bt'/iefs. PPU.186). (19 7 1).edu. Barcelona. Barcelona. Madrid. Barcelona. Valle.: Paoliw. Ñ:'artínez.Editorial Graó." de /a pel'JoJlCllidad 1/If¡1'. J. Lt eJcuela y S/IJ poúbilid"der en la Irt WIlViUClIlicl.MJñoz-Repiso. PUlg. Barcelona. Mondadori. Madrid. '. Lema. Cru·¡. 0992. EF. Desclée de Brouwer. M.frllTollo ))wre¡{ Bilbao. Bilbao. (1 <. Educación moral y de/J/()crafÍcl. F.'1l!1or'11 y la Fe!:. Narcea. Centro de Estudios Constitucionales. Barcelona. (l Koblbcr!!. (992).) (1991). lla. (1995). Fu ndación para la Educación Superior. Reimer. J. VI/e/ alternativa prowcial.. Kohlbcr2. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Laertes. Cultura Económica. Península. C'( al. " t. (Comp. Losada..\ i res. personcd. . 1. San Franusw. D. o ~ . ¡. los t'a/om) México. 1. S. PPU. (1991).M. Rokeach. Educacirf i va/u/'S. Free Press. Madrid. M.le fl//llro y témicas de Imbajo. O. Barcelona. Barcelona. (1992). . L (981).C. en valores para una sociedad e/bicI'/a y plural: Aproximación conceptual.M. Eumo.1. Cardús. Vic. S.. (973). (1997). "Los valores de los espafíolcs:' ele llis V. Aprendielldo a rew/tcr conflictos.. F. Gílhgan.avater. Ética para Amador. (989). Nueva York. C(jJJCle/lC/a lIIora! )' ¡. ICE . RcnólI y pa.). ). Enesco. rE PS (19811). La JI¡¡eva educación moral. . (1987).. Rubio Carracedo. M. (l Invitació" a la ética. Ética como amor propio. (1995). Pedagogía de los Va/ores Ciudadanos. Barcelona. els clrus de ¡'Infam" en 11I-. ed. R.). F (1991).S. PaidÓs. J. al/d va/ues.). (l EdlfcaciólJ y Valores en España. 35 phi/oJophy of Il/ora! San Francisco. Fontanl'!la.0).i!I{)j LllIcació /llora! i t. El ih'1/t'IIllOIlÍ etic de la modernitat. )lldson. attitlldes.. Barcelona..E (992). Santa Fe de Bo~otá.10). Fondo de 1).UAG. (1992).

Pero la libertad es algo -y quizás sea ésta su paradoja. afortunadamente. aumentar la información.".ta. ciudadano de un mundo en el que las fronteras van a significar cada vez menos. y que entonces no todo da igual. Dírccc:íón Genera! de ln\cstigación Educativa.edu. La escuela debe formar seres humanos más libres. precisamente. Allo NúmC:Hl dos. capaz de participar de forma crítica en una sociedad democrática. los niños más que nadie.esclJ~la. A veces se dice que hay que dejar al niño ser él mismo. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. ~~?ional. SEP. Todos los seres humanos. núm. estamos ávidos de saber cosas y de enterarnos de cosas.!a. y para eno puede aprovechar la cllriosidad de los niños. Junio de t 998. sino suprimir la información falsa. La escuela también debe fomentar la pasión por el conocimiento. forma parte de la condición humana. Todos eso forma parte de la libertad.q!::!e_~e llega por . "El valor de educar: oplnlon de Fernando Savater" . que cuestan. j tU.él:Iº-. 2. a saber que las cosas tienen un precio.El valor de educar: Opinión de Fernando Savater* El primer objetivo de !él .'. 098 Digitalizado por: I. y profundizar en la que cuenta. año 1. . en Transformar nuestra escuela. SEP (1998).C. que es algo que. junio. México.>mauo de Transformar nuestra escuela. es decir. superflua. io que le gusta es conocer el mundo. La libertad está ligada a una cierta disciplina que enseña que hay que responsabilizarse de las opciones que se toman. '. 11. pero el niño no tiene ningún interés en ello. México. medio de la (jiscipltna.S.~-ª.bric8:~i~n de ~se s~r humano igualitario. hacer lo que no es él.. . Dirección General de Investigación Educativa. El problema del maestro no es tanto despertar la curiosidad por lo que no se sabe.mx .ión. sino que unas cosas piden unas consecuencias y otras otras. a una capacidad de re~pondeí dete~f)1inada cuando uno ha realizado un acc. p.

evidentemente es una educación que no va a desarrollar la inteligencia. aunque los contenidos memorísticos luego vayan a olvidarse. incluso como puro ejercicio. una educacíón basada exclusivamente en la memoria es reductiva y puede ser tiránica.?S. sobre ella.C. no puede haber inteli~lEmcia sin memoria. a lüR propios límites morir.8.\íl) pennanente. racionales. ~~ . Cultivar la. la circulación vía! G:::. sino el principio de: IH realidad. no hay qU(~ enseñar el principio d31 placer. r{1'. memoria.crGGti. a quedarse solo o fuera de la comunidad humana.iY Digitalizado por: I. Ppro la memoria forma parte inseparable (J e la inteligencia. ql1f~ Me refiero a un cierto tipo de temor: a perdBr (~I apreGio de ¡os otros. Pero la educación no es solamente un juego. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. 1:1 rn~Jntener y hay ~jnü precismm:~n1¡! I~omo espantos no es un parque fl3. el cO(¡(fol lem.La idea de que la educación es todo memorización es un poco absurda. y r.edu. por su excesos. a ser destruidos por la realidad Son tem0í88 que hay que conservar. como lanecesidad de díseiplina o ia memoria. es parte del desarrollo de cualquier inteligencia. recordar otras cosas. aprender a recordar y aprender también a olvidar para. no como espantos irraeionalf. llevado a una memorízación excesiva. en el interviene algo que hay que aceptar dentro de la educación: ei miedo. Así pues.. Pero una educación que deja de lado absolutamente la memoria o que fa descarta.S. La pedagogías progresistas.mx . han renunciado a una serie de cosas qua son realmente imprescindibles. como fuento de racionalidad fíSICOS de la vida. que eso lo conocernos todos.

por tanto. Ninguna materia es humanista de por sí.• yen cambio dar historia de la manera más dogmática y menos humanista del mundo.edu.. pero no es lo mismo que enseñarle matemáticas. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.C. Esto no significa disminuir el peso de lo humanista en !a oducación.la call(.mx . cuando el semáforo está en verde. Se pueden dar matemáticas de una manera humanística y convertirlas. Yo creo que lo humanista es mucho más el cómo se dan las materias que el qué materias se dan. en una cuestión humanística.S. " Digitalizado por: I.

• La diversificación de formas·t"de trabajo en el aula~ Análisis de sus características y diseño de actividades Digitalizado por: I.( .mx .C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.S.

edu. INFANTIL LOS CONTENiDOS tSCOLARfS • LOS CONTENIDOS EN El ÁREA OE LENGUA Y UTERATiJRA INTERCAMBIO: mUCWÓN f.!.R1ÍSTI(¡\: WRMAClÓN ni lJ\ ACCIÓN PUNTO DE VISTA: ¡J RENOVACIÓN PEDAGÓGiCA PARA U~A NUEVA !:NSEÑANIA AUlA MQtnrioi: PAUTAS OE IBSERVAClÓN Hi mUCACióN INFANTIL Digitalizado por: I. rEBRfRO 199:1 650 pt~s.S.U CATI V A \ l A EDUCACION (WTRO: . D E INNOVACiÓN ED. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp..mx .C.

1<.'lcrlllin.:. Il. de aprendizaje íncltl)'c!l lit 1.Hnla )\1 cOí\scrll(f'\'í'l<'. ( ~.':111OJ.(lu'. ) \.lp.iúll YeSlOS nll.jrlDL ES!.uco inlcrpret:. .Aulo LA EDUCA{lÓN INFANTIl LOS ÁMBITOS DE INTERVENCiÓN EN LA E.m diversidad de acti"ida ­ des de aprendiz. 19(0) Fl (un ~·(lIltnn rf>c()g~' el ¡:ono('~ mk'nlúq'.eisün­ facer las necesidades síngulales de tas formas "6 modelos de interven· --~­ cada contexto educativo y las inten ­ ción pedag?g~ia nos peImitiría ciones educatiVo!. personás apre-ndem0s me<iianlc un proceso de constmcóón (.i~.ca~ más apropiad:ts pecíficas ~s¡jlo Montcssori.... 110 S( ..' ('011­ l(:. 11<'11 l.osCliterrosql .1~ [c'[ft:e!¡.~pcnsable mente se pueden concretar en IIl1aS disponer de UIIOS criterios que nos formas estereotipadas de interven­ pe emitan discernir sobre la capa.~ (hechos. previstos. ¡.. )' \'crreL-n lt'(i:1S la..\s fOl'mas de (~J)S. C1I::lI1óo ..j.lableóI.illl. cativa.edu.il1 ..l!l!...!je r SlIS dislíll!.s que se proponen.'.\~ ¡~~residades per~OIL1' brc la cun\'elliq.<1 !Hcdí. que d'~1l respuesta a . y tam ­ c.S. en tomo al enfoque globalrz:ador v motrice~. ¡¡preciar que cada uno de ellos es d Es.H¡t:dlo'\I"" d.cs. Cohel ellle n)¡} ("1. (ol1ceptos )' PI·jll<.'. .i<:orlegnsejl?IlL.' ." que pueden contrihllir a dwha I..:>.ccH\wcución de lodos los o!üelívos mo<!(.' la pc\'soll. (le insc!c:¡ón social y de ción dc la enseñaza.H 1 ..~ eón otros que proponen des«fi'ollar IItili7.. pro ­ aprendiDlje y de lll>" detcrmina('a cesos de enseñanz. \In .ia se plantea en ocasiones da0. ción pedagógica..a­ i)nes p:ua F.1r:~(' ~1 la enseF'.d( . p"ra h cOl. . ':'~la ('01110 "ro.0S do:. met6dn!óg..iG\<.oncs entre 105 cono('nll íel~tn:\ y e:>. ~tC!l\'i rcf(~rcníf". con(eniflos procc(liIIlCIlI. la hacen referencia a todas las opa<i ­ controven. acerca de la realidad que prf'tcn0el'10S conocer.ll.:o:¿~_ (l~C .: de {'ns('t~l~ifl/.:'!Jll1C posihilitc la objetivo>.15 () mem..II\i/. '1" " l . :lfH()pi~J(l(\'.tc(erísticas de la par{('· del 1') Aula \it¡l f~brelc 1993 etl!n~nt~\fl1:r....ml')~¡ cr)~: Of()fg."lú·it'IlI.seorcióll de 195 fine~que 0f. quc un posicion<\llliclllo ~<).. Actualrnenl<>.. modelo.­ todos didácticos flexihles que inclu· il1tllitív.aciónlnfantil q¡:.~<:'l!tan la :'Ic(Íim edil. !tahilid.I cltrTículum estabkce Hnos aprendiza...frecuente.dos " I'>lm. educativos previstos.rganiza­ personal.\ selección de las formas CII Ir 1\\.l PLí .~ a la torna de rlc·-isi¡..ides.c lIeres.s la necesidad de establen:l...¡~ \l ele prár:tic<\s sin reflexión previa.i dl' ~odo\ \' \ el 11". (011"'· nidos aníllldinalt-" (\'al<ln:~.aprcndi".¡da de córno $e produce 1~1 ciones sobre cómo ¡Irticular 10<. poseemos un m.~ Ú~ !n enSf1ia1'L7".a.~ñ..c En cualquier G:lSQ. «Centros de interés» tipo DeCID!)'.w "jit . y .tti\'o sobrt' eOlitO se produce' el aprendizaje en situacio­ nes escolares.::lI_. bién con coiecti~os'qu-e'delicnden la organización de las a~tivkhdes de E.~~_ dos (\(..CQ!110 C~" sC'!Í.¡dóll dr: \" <"1­ \lil'IOS" l1i 11 <1".b ¡ntel ~:s o proY<'(!(I:'i. dI' deflnioón de hs {\¡¡es qllc ddw'l tal modo qne no.. f-=-Cln ~-'l ~once!"jc~~"'n {le 103 Digitalizado por: I.') CO\l\'('Olellle' y .1os c(\"I!'nid".. Q<.\. nainas. rianza para la ('on~ecllci6n de los ím. ¡.. ­ seil.1'. defensores (le estructurar 1". cons1ituycn los priIP':'\... ción Infautil demandan cst¡-atcgi.tI .i('_~].\'­ madón: contelliclos COIl(('p~ll.:l" la la (eoll.í~m~gi~Ilte rincoH~s y ¡.C.n1l'n.. decisío!1f'S que incluye la ensdiall7.lo:l ()r~.\1-" -'pn'gull!a cLw("C'1l la elah•.11111'11.a/ apn~nd¡I. . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. L.::­ ~~o~-pº'sihk!"c~!aJ~k_cer. yan una gr.! '(. oj· ('as. Dicho pro ­ cr~() implica el e<.aje que puedan satis· Un análisis a!../~ di:\. (i. 1(> f..lk" \ !l'.~ hace indí.p.-i61! -. en esta etapa..-orresp<>ndc!-. De tll .o¿~rf'elapn!'1~ dades exclusivamentc en to'!l··' a dzzoje y ~()\ Ii. I()nna~.{:l6n de lo~ Proyectos Curriculares de enseñanza complejas qlle difícil­ de CelHro--.. f d.. y. ¡inCOlles II Oll :1'. i.1t:-las. Hoy sabemos que dad de las dístint. Inll9 de dccisiont:s 10.ll'. relación inu:-rpers~HlaL Se e:alf\ 'fHtr lanto de f¡n{~s de!:1 ~'n5".ida U!H' de ID'. resultado de una concepción dele\'· confrontación entre distínL\S posi­ mitl.UUtCnto .c~ dI'" la pCrS0H:l: cognitivas.s d(~ qtie r.k nif¡cad(1.. asimismo.. cOlltenido> <¡w: ~e ¡JI op~~'\l )'.tr.\s -. 19R7: Ccl1. dicho marco ha sido LÍvl":'la en·~cr\J. La con­ cepción construclivista asume (1'tr' 1. por SUP'ICSt().nfJ. A un nivel más general. .1iC'..características y las habili(hdes espe­ cífica.a dI' acuerdo a ella..unos m(.r para sdcccí(. los díHTSOS ('(.rCTiet1cias pre\ia.• . . dc' caoa maestro COlllpnrt..1.lJ.. CritCI io< para la interver.1íí'OlO (!t: rclari..cíón pe-dagógic¡¡.nar las cSlra!<. S4..'xtir-ndc t:\moién a lo. por¡c v las car. erlCOI\.vn "!>.mx . INFANTIL Y EL ENFOQUE GLOBALIIADOR Antoni labala sohre cuáles han de ser las caraLt('ri~" Los ohjetivos }' contenidos oc apn-'ndizaje de la etapa de Educa­ r.<cll!ll(i(·s).~ p.·"". Los m':'((. Ill' a Ic~ del grllpo Vde cada lino oe lo' d<.:­ el u abajo de aula en acti~id. cs· gia.II1. de auton( 'lnta y eqllj!ihl~o lo que éste supone en l¡¡ r.n cada caso.¡l(.lt<ü ü no de.:C.

ICIU. 1992). de !":'I can:>.{ tT ab~~j. 1"" !'('!. A~¡.ltí\'os.'i!S forma~ de Aula ÁMBITOS YFORMAS DE INTERVENCiÓN PEDAGÓGICA Una revisión de las estrategias organiza uvas y didáctica.' (nlllp! JI Para <]ue este pro('eso pueda pO!lcrse en Ill<lrcha.. d n'ILHIl dI' \lllliillO de la clase. in.u..U'I<'1I1 ([.\ el conocimiento de los niúm del grupo (quién('s son.H bes \' ~:du<. '111(' ('11 .üs <.p~.ld(J. S""(' lo uns n'i(h~ntc). ('>.). de intcí\'cnciún en la Educación Jnfantil.t.t :ll'('a... Las tiendas del hal rí.!==de pro­ s. ca p. por ejemplo.~ropk. cómo :. d\5. 'que se realizan en unos es/mcios Ql. ~-'$:~-". Preparemos una fiesta: ¿Por qu. La gallina. higiene. es necesario que el niúo se ellcuentre ante una tarea que le motive.i~ adelante discutir acerca de !o~ mé· todos globalizadores y el enfoque g!ob"lízador en Educación Infantil. detern.. durante un p('rio~ do de tiempo más o menos prolon~ gado..~f..tl gnq>o dc c( \1111'.Hiútl h. a lo'. d'.ldenüdad y A'.illa· dos: el patio. Es 1111 ¡>rO«'SO lle COIlS' 111"ci.1 ¡C. por ('coírnos sólo a los contcnidos pI'opios (le Hila án'".~~'l!TIente 11l0strarse eficaZ para aspectos en los que inicialmente I'e­ quiere de la guía y del modelo del adulto..t.:ti\'itladn que se propone realizar (!clI~lI.r .' illl.19. lénlÍc.'i.~:\~ ('()llccpción c~:I~~tnlsti\ist.: pro­ blemas pueden con~.ar vaiores.C..d. de la escuela».t \' gi"ltp. en las primeras sema· nas de la clase de 3 años. Los jUgl.· 1rollo se hace II('( ('qri" LI il\\. de 1111. pelO .1<.ls (le dihu­ jo. proyecto o prchle· ma interesante para el alllmno va a. de aprendizaje que se desarroilan aire· dedorde un tema o t' ¡im(entre ellos los ('. sí bi"n el dl:>.t!Ol:·lS. en Pt'¡"o 1l1Ún de ("st... C. r.h 1.ye (}uGilr"(1e­ dor de ml terita.U1\ ".a del aprendizaje..)..SoJll¿ión.Los cnmpJ. Por sc'guir co'n el ejemplo iniciado...'1 ( h ..¡ PIO!'!U.lali¡.I' . y en merElr me dida.~c~l.itu¡r ¡'fiareo'.'ah'lracifÚ..!(' eo' llocimiclItos y ¡(-('!líc" c iOSlrn!llt'lI' losqííéllo pel·icIlcccn t'l1 "'xclll~i\'a.Cll.llCí\'cllcibn del adllllo le permite conseguir SIIS propósitos y hac(~rsc cl'nsl'ÍclHe de las propias "eaIi7.hLlpLld. llntdai k~s tcrnálicas.\» (comida.¡\iz.\ .~. P.d en P)~S o n . !lel'o Cjlll' el l1it!\I ql\e se illq¡artt' Educad"" Il1íalltil )ltT1l\it(' apn'n.: í lila.\Il ) le arU(¡all. .Iltn~ sí.. Digitalizado por: I.\1 requeridos por las .( te· pt'rsol1:~iesd(. la cnnsc(unún de los objetivos did. las a:li\'i· dades relacionadas con lo qlle hahi­ tualmellte se ('onocc como" 171 (i1/a. Atendiendo a estas considera· ciones y utilizando como criterios directores para la toma de decisio­ nes los objetivos educativos estable' cidos en el currículum y la concep­ ción constructi.(' IILld\. a) dI' 4::'\pCIIClIt I.~..I<lllltos .'rí.mx . podemos establecer una propllesta el.'slr:l\"\:'i.. Pnl" o\r~...)". el ('orro. ti" Il\tli/.\1'1<.' .¡r nos CIlCOlllramo' ('011 111\ CO\ljUlIlO de . qtlC 1n'~ \i UNIDA9ES TEMÁTICAS./\ !in. El nl!~ooe¡ec(J1I<!ttrl'Jrd. miten actl.st. 1I1Icl. es evidente que el conoóminHo de 1m. pcro<¡ue 5'. . ineno~ a. . . no caen las pubes?.ltlh-)\\Oln.:. las entradas y salidas.iq7t~ désce -soÍl'. a partir de los cuales se abordarán concept(l~ y procedimientos y se trabajarán acti­ tudes relacionadas con el núcleo te­ mático de fonna natural. pilltlll·. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.K' lÍndadcs d..ictícos «('IllEH!OS en lo' contenidos 1I1lá área suele" rá\'o· l:Ccerla cóilscCiiCiÓn Oll'OS objeti­ vos I'dativos a una área distinta.sl. ele.:: (aracler general 'lue defina los ámbito~ y estrategias.ad()res. en la unidad «Los amigo."1. '1\1(' el niiio puede co' nectar con SIIS intereses y con Sil 1.entras . Í<'lItn\lellt(' 1. en lo que constituye una verdadera actuación compartida.J b". la defel\sa.. La ¡. otro conjunto de activi­ dades que se realizan en torno a l'i1¡COUl'J y talleres.Sin'.'Tn'n nón. .lr .\. se lf. del área de .<11 idad pró. un proyecto (/ un 1JT()blemii. ("ahe sCllalar que si bien 1. y por úlli!llt" IIlI conjunto de activid"des de difícil catalogaci6n..e" puede 1I('\'.~~!!tteres)...o. otros y de sus (aracl<~rísti(as perso> nales contribuye de un.\jlll'IHlilaj.Aula L' LA EDUCACIÓN INFANTIl .H:li\id"de.Hll.ú:c.l.1(. PI .\" . ''.Hil :ll1doíc para comprenderla e incidir en ella.\ c ( ) f'onll4:\"dt' in {('IY'CllCi()Tl sean 1I1Iid.al.¡ ~·unbi!{t'.ílllhil(}~ \' fO!'IlI:1S IItili/.1\Il<Ll tI.'.. p:Ulí. 14 diren'lIbad"" 1'11 primer lu~.di.!í(' oi'al.df:cnada..u'ca de Descubrimiento de! medio (i\1i. L\ di..Ito­ nomía personal».'ipa{ ¡'1II. Lis mismas consideracíonc~ nos perrnitirán m.l' liemlm!. rclflüv..S. de ~r.j­ SI va al conocimiento(\e ItllO l1IiSrll{\ y a la formaciún de h pn.a un ámbito de experiencias.(~Il('iúll C01l clr:ln. aot:cuados pam el fomento de «ui !lides particulares.. cOllstitllye el fin al que debe tender h intervención pedagógica. etc. una gran variedad de conteni­ dos de aprendizaje referidos a distin­ tasáreas ybloques de contenido para lodo el grupo-clase.as \'.. ~lIfi .donar: yqlle entienda que las aclividades'qiicreaJira se (:nc¡lIniilan I¡¡da"e:~q .¡Í IHn¡lJO solitario: llll'llla ('1m b d" !'h . y por' cUt) a. r par" asegur'ar SI! feli~ desarrollo.¡Jt'­ cialmenle eH su 'primer Ciclo (Guihourg. descanso).rupo.\lIul llIatlli('II!'1l <..S dc una n1<lpC. además.~!l1J.acio­ -IW".. que 1" apoyan..~d~que el.a nI .~ aprelldil.t nalur:!I.e¡'\.t <:iones (. ante uil'prol. prOH'(" (l los prohlemas. bilidad y colaboraciim ('1> 1<1 Vida dd ¡r. uúlizadas n1~yorita6amcnte en los cenlros t:n intervención sude e't~1 constituido por contenidos del . al tiempo que le facilitan las estrategias que 'necesita. amj~os de la escuda.'Hl .\.. el' general per.ílíclS.. ulla C\L\ctcJ'istic.iór.¡ \i. para I'('.llIi¡('IlI{)S~ld(.:. En rela. de los pl'Opios ck­ rcchos y opiniones. pro:)'.os de cla. ar.> .. glo\¡.11 des.1Il illlporlaucia en la Et<lpa. l. (OlHe'lirlos. t'q" aprcndizaje si~l\iricatin."ll pnsonat. permitir trabajar.on) .Hlcs klll.p'" ¡(!enti­ de da. .éir r"::-"'pctO ri::l~r:cl.J ¡ y la • . d..cl !luiILn'lI\n <1.1 fonn. normas y 3ctitudesque se encuentran presen­ t~s en todas las áreas (po)' ('j.I!í. f'I respeto por la di\'l:rsídad .HIII' I t'L1Ciúll . de ~_T. yque en esta eGlp.arrollo del t('PJ.-1 pel ~¡):.'1 dd ('IIITíClllul1I d" Lduc.' son fundamentales. por SlIplleMo.pol1i.I~~. PROYEGOS OPROBlEMAS Se trata de UlI conjunto (1<' .. p~\n('.iglli!ic.H le"..u.! C('¡!Ha d..edu.1 adClllás.i·il\·:\ cgCrJ"UI! 1l1~-.

a .-I.\lIi­ male. ~:~. r. el maestro establece los d¡s..¡C¡")ll ." lIiúos.ldc. ~l invierno) pucd~~ irnpt~dir e) El tteml!O de dur.O dades.¡siiliCO d.ºola macstracsqllien condll­ ce el (ksarrollo del tema.¡rJ ollar P'TSt'Y"!'.p-' iJ·..<.Ullpli<U su COilorinwlllo \ 'H<tll(~i~lt ~o (pl{.)dn 'it'~.. de la . p('rmi(~' . F:o ff>!?¡ció:) é.!i. t"CSIHHHI:\ rt·~.1" !!n.' '1\1<' impl.los Iliúos ""1 GII)lbia.1 [W')lWII.lda a a\.I L I '.u' UlF.). '..es (On<TC\:a<.stico" .:~nf"jahlt: para el ~ií":l(~ -( la pn­ ina'. Ectucaciúll I¡¡. En d ejemplo que hemos co­ !J1(. d~'. así como las ayudas necesari:~$ para que pucdan llegar a conseguir­ los. al inlf­ rés de lo~ niñf'·".¡ ñeros de clase~ cllando 1. ~.l1dil. n~isni ) tópico.o 'HlpCHH""n tHl.ra !Id. '111'. ridad a llIi CCl\tro de COI\'tilU\'l' .'.dt/. .. )' (rUe cn(ucnt'"'. mientras que para Gtros ést. del te\.I' g¡'lI) ('.¿' ¡-nüsttAT-~F· t.' 1 Ol< Digitalizado por: I. !lO prel'('lllt' (' incluso no real (los g~~llcr:ll.¡ va eIK¡UlIill.icllct:ls\ d.l" \ niilos lo conslitllit..1 ~ rnit·~ i iYH~ pvpon ('>:1'. Bie1l es "enbd CInc eJl esta I:lap. Por un lado. y d(:' la {.tCh'! tli'l'. lo q\le ITlkja.!. ni es en absoluto (. n:spolh.c.~:..{.1\ ('j <\(.aje }' \1 1 enfoqlle disciplinar de la cnseiianz. .as.(í"IíI"I1\(.p. ).ipodl.:~n p\it:dc llevaL$(" a (::1}.'T" y rn. (.. l'alOl:lCiúll lA EOU(~(IÓN INFANTIl riel l!. al f('lna::--oc ulill-¡."¡"Iido COIl ¡.lll. r.l. Pooemos .¡'-.:.ntado. b) Las actividades que se pro ­ ponen sonp..·.'nlo !("111~'.. '\~ .:\ profu.. \In sentid) .. (~st!~ p'llnto. Puede suceder.U'l.n estos Ci\SOS.r.") ¡:.ación nllly lÍgida: l..ltlL¡ciúll :~.fa'HiL p~!r.ría e: ~ealizarse con u.t(.oI1 n d" qllt' el d"'. .. .'-'.lo fa n l<Í. En iIH~i():. Aunque efectjvam~nl. cabe suponer que lIn LIC­ tor importante ('Il 1 d.. hay que 1(>.t! 1I1tj__ !-('..'málica.. proyecto o probkma. Todos los niilos }' niñas trabajan si.\n . ~()11 COlllllIl!'S:1 1{j. 111. Con respecto a esto último.:¡ilia}l. cabe decir que Ima tcmiitica puede ser ~C{'ntro de interí~s» para el pro fesor.\!()I'Cs. () reaH:?andOU!1 proyecto: d periC'dD pUI'Cde""'f fL. gr<lllde~ tipos de <lctivi· <corto en función del grupo.1 t'Jcelll.ndil:ación n~ O\)'-:1 :lnl¡ _dí<1c i ón nin05::..as al rcrlcdt. en estudiar t~ gallina.(1tHye lPI íllh~r(':-' pa.ihltadoo muy G}D RINCONES V/O TALLERES E. ¡ ('tltl\fl .¡ lo.iilo~ (:stén c¡uinú: dfas intercs. t.mx .ll(br a n'l1lr. Po: lo mismo.i(Lld.-abajandQ • 1.t< ('(l!lOClllli(':tt. ~~.011­ traproduccnte clasificar gallinas.lI1cia.wn'sid. te fJl()r :): rl t l::~dn \~U'l!h~. 1)'. Yt'wiúll pcda~úgí('.ill:\!iúll.¡!' 1I 1 pnlCcdimic¡."'i '.lnirlade:\ u~tnát!c~}s) proyectí)~~ ~l problen. de 1."'.'>1(' como ¡¡¡<·texto 1'.~ dI' ¡..d 1 1u:q.[. En este i..'>a~" qu!" P'Jd.ara el conjunto de t.'1 1111.<'r6s de lo~ a1umnosy la rclf'van('i~1. lo que tendrá una repercusión diferente tanto en lo que concierne al siguifi ­ cado mismo del trabajo como en lo relativo al bagaje eon que podrán s(~r abordadas las distintas . e incluso es posible (¡tiC a los niños 1(5 encante estc ejercicio. puede se. DI!C­ ~.~¡. (~tnp. al(jado. se P-ur:de promo ­ recurSG didáctico.l~~ de los contenidos de a[)r<'nd. t}'ar <1.eh'a.-'lpaci­ da-:l ce !a m3cslo.l1lt' Ih-xihl. raLom's. {'·"!.edu." \' cntre e.' ((Hllil P'I! ...' el en.'era..h 1111 :1I1.nmqu(' par. porque r.:.tro para ~"oiiv:.¡llIn>.d('.ient<1 s{:¡ evid('nlc i¡. atCllóúl1 y curio. que.OiVlr!¡¡dc.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.' ¡I:tlnj:l1:111 . i~ e!~tabl::<. mz.V~J ·Je un fí'iodo cot\(Xt'to..¡ahajar una "mplia tjan.. 'pI<' t:l1l1hi('1I .'de 111.. dil~:1 .!" \al". saká explotarlo al máximo y le sacará todo el rendimientoypontcnn"lida(1 {!ducal.i "SIIldLt11d" . los illten'ses (h.d W~'l . me· nos .ract.tr Vf'r el jU!égo C"ITl.pn.) que (C.:~mellte sobre lo mismo y el _. l. mótf'<. 1.'i:lliv. "as diH'1 :.!lrollu de lo.C.l. o los juguetes. cillli. pero más absf.asl'.] el maestro se nnH~':.grados de aprendizaje segúH las capacidades)' los conocimiento$ previos de cada uno de los niilOs y niñas.) . para el f:illO alga mil)' POI' (~$¡as concreto. se 1 i" t'i) 11 ~.¡hill' dad t'tI I:t l'C.1..I\:-.' udes d(' medio má¡... que en él se proponen.\ 1:. puede cntr.n. {:II ..¡fiml:ll' <¡lit' den i rode su diversid¡ld.m¡enlo de una:> :"+iciü' "'-~s y la f()I'llprcl1siólJ de ¡¡ na re. se opte por rellenarlo o dilatarlo a. los illlcreses de los nil105 se refieren a lo fl\lC está presente en Sil medio..\(j idea nlisnLI. (.lillll:l .Uf:f ei lf\icxés d~ Ir!S ('on cualquier elro ront("­ nido. y si su educador te "ruda.n este ámbito podemos en. dccírse que su trábajo debería estar prcsen te el1 los di!itintos ámbitos y formas de intCI' ­ vención pedagógica.ado por el i!ll..l 'íd..¡ ln~ lIiiios fonn.<.¡j. dd !(. t.I'l'li i ini . ulla unidad t..:¡ puede ser su primera experiencia sistemática de com'i\'cndacon niñas y niños de su mhma edad.o .d. ). que a! agoL'trs-e el teru.\(:1. mar precallciones p<l¡'a que el pr(l ­ pÜSilOOC globalizar no St~ acabe Ira· dllóel~d(.lS '111(' IIg¡-¡¡ b ("()I1\'in'IlCi.s Tlo(i.'Ir.. g.1.h ¡(-'I\ d~' Clji .)$ l!ctivirlad.ltes.an como prcr.ti n·~di dad.(í')n está determir. \ \.na teH. una lI[1ida(t rnás global. pelo ell par'te ía'illlc.H'tltudc:-.¡s 11 ¡II.f'l.interés.S.u en corat¡l ­ d~c'ci{Hl de d~staJ ck No tendría ~('nfjdo pi1.e no 'Kllrrc nada.l¡:tOU 11.l d hecho de que alg-1l1l0S habrán .'Illc.to y ascgura~ uno~ COII­ ceptos.. \ [('nlpf '1 i/.".a d~ (ontenk!os-sujeto.n\é:l'!O' 1.L paru..¡".It'1I 1.que: responde al ".' Sil:.lClllllulati\'í) de . fantil. lo q\!(: forma p~lrle de Sil enlorno cercano o de \lll . tintos. ~. da la Etapa)' pued(.nical1l~ntc enha~~.1I1o~ \' a (k\.t'. quincenJ.¡!I(' 11111­ Hll~t pi tI.­ d Por dt" (lt!'(..1.~ c1.ñadiendo a(.:. a.¡ p<lrte d" sus c.)<.I!llCIlIc.ue<k preverse que le.1 ('11 .. í 'l<Wdl'l!l. haciendo -co...Aula .1..ynría del grupo se conn(t~ desde el cuno anteríor..¡. par<l los niíi."'¡. p::-~.ex· to. eo ­ llocilllit'lllOS pn'\ 10' ~k !os .~~~'ill:. ­ livid<ldesque lo IQm.e.os o p¡¡r¡¡ todos ('lIos.1 Sld. (.

jnadtl_S Uf'.¡I'¡\:.1\ Ctll.Aula LA EDUCACiÓN INFANTIl 1111 COUjUlllO . .S.\Clj· tlldillaks. alill)l'I\l. otro puede destinarse a la lecto~f. como ya se dijo. medida '1ue el nil10 í'r"'f~fe~a a In :.. autonomía en la rt'­ so1ución de pequeños conllictos.. corro).'!! pr(':-"~'I}( 1.sica. !~~. )' ~'tlnqll{" ~1I tq. de actividad fiska y esparcimlcnto (en el patio oianIín. lO.lil.'). .In j­ \...1 ioL1rgodc ftHl.ln'..$ relacionada.1 :-..~ci.tjo pro gl esivo )' "''\"\!''!l(iado :. 11 lIevos jllegos en el rincón de juep}s de mes. §t!~ÓI!ae !os niilos pue1~!i'~c~ tuar con aul. que se añade a las que se reaiiz3.·. Es!J<uios y tiempos. en un tallenle pintura o de modelado. determinadas actit. ción de tareas. situ:. y otros cuyas 'exigencias re'ijüi¡..lll c.rla lUlO a su ritlllo (píénsl's(' en rodo lo n:lacíonado ('()\I la aulo' nomía "[1 las necesidades h.~~~!iíi(~~~~~.¡~ <Ito los ahlmnos de la etil..)..jdad \" dcsc¡¡nso(JlH' S"1l p.\!l" ni:..¡) El nexo o eje conduclor en los rincones y talleres suelen ser conte­ nidos bastanrc específicos (por ejemplo.~'~- t.. E:1 j'.p~t(t(P.-ños gntfx"j\.¡¡-¡.10 es en eSla5 actividarles C0n~­ Urtf<:. ir solos al hatto. codo".\\'.'d('d()¡" de lUlO' id".onlenídos pn><'edim(~llIaks y . que pu-cdd.\ U·/tI­ ÓO/W(/(LS WIlI(l a(()¡.ánean~f:tt1J: d!StiH cont<~nidos 16 Aula tos niños y niñas pueden lrah~i¡. la inleracción individ\ti11 mae~lr()/ni· .... cte. Aunqtl.lc1 rincón !-le díh~io liblt. ¡k l.t' 1('lh·r. aspectos rel"doml­ les y afectivos.\("(\rd:tdo~. ) Que no pll('d~l1 vehicularse cxrlusiva~el\l<~ 'a t.~írro­ fesor. otros .'~ lilnib¡" :¡¡ 1'11 la clase III\Cto nan de forma s¡mult~l1ea rin¿Oñcsy :lllll1l1tllllí:1..c. en n~alidad son de una gl-an di\'(~rsídad y lltiell(\('1l f\llldam{~lltalll\el1le a . construnión de la propia ide:1tidad. Sll va.¡b'lj.!(Jon('s que en Otras (por cjenlplo en J:¡ emrad. Esto permite ql.l<li\'icl. más visíbk en una:.()I) de \.j. ~J~-íi p'r.. --<le a!t-(!(] \..edu. aunque !o lógico es q\te las tareas que se des<lrToilan integren contenidos d.ildí¿IjC(!í:.llllt' IU'csClKla b) rl !!'(~h~l¡O de ('. . autonomia en la planificación. nomía personal.t'l\cía ~ca b) El !nbaJo se rea.ldc.-iI1lI1'1I' too Las aclividadp....llIlit'Il("~l "...uies básu"fl.. adcrnás (~e las f(~~aci..lnrO aJ u ntr t.. En cualquier caso. ell('ng\la­ je oral como regulador de la acción y como medio de negociación con los otros aparece de manera natural en esta forma de organizar los COllte­ nielos. ' \I!}(I.\\' l()~ ritmos individuales a un rilmo ge­ neral.!.Lr~.l \.tliI d VI\.: a primer'l visla pueda pan'n'l' quc los c()!lwnídos que ~e tr. y espedalm<~J\~e en ('.¡..j Existen otros tipos de objetivos y contenidos {relacionados (on lo­ das las áreas.(lpi. \.¡¡versos.:.). Esto (... ÚI:'lO'i prr~­ g~.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. <:11 éSle tiell(.~:nll¡¡' (coaHI en ('! ('11 (01 ro o {" p. [. higH"IH'. aprendizaje se ¡:¡¡líende.I.¡r .. acogida. l.) y en lasque un aprendizaje subsidiario fundamenta! consiste en ¡-¡d. tan importalltes sún los as· pectos de hahílid"d manllal nmlO d a pr'. ~ tc~.·. (por ejemplü.""I)(' ('din.l. adquisicir:m de procedimientos rcládonados con el bienestar personal y con la realiza.I}('CI¡¡ de p1.I\.as (!{/illíd(t(:...!'!l'~~~~~~~:~~ COl­ pero se va r('(omando a le larp'o dd Ctll'so ({I: modo qU{~ el proceso ~i(. Esto Mlcedc porql\('un misllloConlellino g.:¡!:I atl'IHIl'1' ~I (. ). riar~..). un [. inqdic.crit.t .¡d ...neríaks di~'l'1 sos .IJ<' 11 L..udes-y valores (respeto de normas..\(li..¡ d¡· .\JI ¡:¡¡dos (por poner un ejemplo'llOde­ mos pensar en la aeogidaa la hora de entrada.\ y acogida). aunque. y lo mismo puede dedrse d"..-rañde una manera . los aspectos fundamentales son los procedimientos y actÍ!ndes del hlo· que ele contellidos de expresión plástica). lelajJ..UtoL pero g{'w'r~tI SI" ('1} 1¡"¡tI:l de .'11 la hiblimeca. . o en los hábitos de higiene: lav'arse las manos..¡las o materiales (por ejemplo. Por orra parte.a indíui­ dualmentR o e-n P"qu. etc.lor In Hlsti lu)'e { ' l \ este caso la S¡I! iS~1I c) El/il".). .ol1omia.arseallenguajc y al pe.1 lillO d(' ro 1"1 11 . que fo:-.dos anteriormente y que eH estas edades son de vitai importan< ¡a. e! E.i·'.rida J I'i {'~/)(H .. arillO. en llll rincón en el que se confeccionan collares.ra..tClI\'id.Hot:"ntos cnotÍ­ mIarán siendo importante~. de descanso (siesta. ..:\(: qHC :. jli"l!l! •.p¡l.lll S<''' pocos. pero mayoritariamente ubicados en la de Identidad) :mto.: inven­ tar y reproducí¡' cuentos. 0([\.tp!. •. de .('~:-'.llmi" md:­ vid\la!tltCntr.­ cióo .'· (I'I<'IJO' (le .).:rc...:ld..ur. dc In.\s necesidades há.5.I'IH'1\ ¡amhi'-'H 1I1l:¡ illl' pol'l."lgpi{Jc:lfi(lIl \'~II Í:l l. qlH' ""igell 111\ tuh.n1.\li/.'s por un ~I'.H"tr'l 1) la Illae'ara P\I(. Cf a) El nexo o eje f()'ldu.. 'n'T.¡. o bien porque en 111) mismo rincón se introduccil nuevas propnc..r. II r Digitalizado por: I. 11114'" '¡(·11111\1 . dl~ mof.bn -·{.. "i bien in I ('r\"ielw en ~ellcr. muñecas. uno más p\lede dedic.!~I'I1P(".los cüTOics () los c"hit­ tenirlos de seriación y ol:¡kllaéibú:y todos r:b~ rrr~ididos :I'kiii.:"[. podrá ...¡r.jo de la e. 'lid.1 )l1t'!ld il . libros)' Ill. Sin embargo.\ WI/ /1/ satisfacción dR {as necesid.n en clase).'. la escuela infantil establece una serie de actividades alrededor dI': las necesidades básicas de afec:':'! y relación interpersonal (entrada. en un rír¡(/ln puede el pens~'... h:..'..· samiento sÍ>nbólko: títere~.1 propia <icción (jlll:. parchís. ..~pa. Pa­ ra ellos. )..í­ dll. ( ulll<' I1 rcsI ri('cjolll's (Jlw l'H la clase se J¡.\5 1:'1 d prírner ciclo d~ b b higiene.::u.. LiS uJf!nl1'¡ulllr.11lifi¡:I<.le~() illl­ portante).\1 (por ejemplo la habilidad m¡¡'lll¡\I) se trabaja en rincones sucesivos.1 bastallte j.>JH li::1. en lacurnicb.'i~" de los dos ámhitos de trabajo defini­ .l' af'.d..s !al'caS para las que en primer" instancia requería al profe.mx ."onH<ni· LAS RUTINAS Las nI/il/m. distinto tipo y de dife­ renles áreas (por ejemplo.or.u'i'Hl.. la resoludón de n:J. aun ctlanrlo Sil [ln·.t lo I. el . específicos y H~pctitj\. COIllÜ-<:'S ~i'm\'ií):' IÚ$ 1'011­ I··~.'> ~ 1 II.....i¡nuh.\..d el\ la maror rarl\~ de hs rincol\es.·f .1 ¡"Lt¡>.[CI!\'id:\d{"s~1l"ral.¡..__ ('''.¡da~ St:/4"tl Sil. i~lla(I()~.1e pcedan Sf'r atcndido~ los interese': de los disri'ltos niño>.C.\lI .~:'.¡r¡~u de un tiempo bastante largo (por ejemplo.m¡cllto lógico/matemático: dominó. f.' .{)S. d.td"!ltÚ"ltW ('\ III.¡ rin. lIt'n-'ld:¡(k..o. Hln'k.

ol·w! un tl!u'). Los dis­ LÍIl tos métodos globatizados adquie. su conod ­ miento es preciso para poder COI \(l" . sino los medios Q ~¡enw de cómo .. podl'Ía lIeg<H­ .\('Í¡1ll ! ..¡!\ Il\l('stros ".g'II'nf"I'ta­ ción.ep:l.:z !jtl{· .ecrsona.se produce el aprendi'. si los ecr e intervcnilen la realidad.. !lna fiesta. Así pucs. su aplicación.1 e\ objeto generadot detod..' Illos dísc i pi ¡1I. medir.:¡ e~t<!.a.t de­ t('[minar hs c<u'actcrísticas llH.:to)$ .¡¡o f(ll~: se desarrolla nlllla ¡nlenciún:le "calizar UIl proyeCto. 011 n!l~.1 c. 1'1 . .HL qa~ ¡. Partiendo (te la idea de (lile el ol~cto.i~sarrolJo.~~1!.ilción en Educación Infantil.ducacÍón Infantil. A. e~~::.a COI\'.. edlF>a:j\/Ü$ en'tt~. pueden sel' .olvcr ... porel qU1' ¡ynJe~ndn i:1ien:" o (PH~ ne('es¡t.ule . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp..s«."{!. {·::mo sor: 1. Para que estos vinculas SP. observar. .1\-.En pl'iOlcr IlIg.::.o.1" " alli n:d hay (1\1<': acahar dominando \' .lS las ¡¡ni\ id. cabe pregrmtarsc ahora aCerca de la globa!i7. r-e'iuisíI. y pO! otra asegura su jlr.\. d.\llJ ¡!in ( .-se ba.(¡nlenidos (por~ejeniplo.~'I'a compr('nc'kr su medí() t: illcidir' en el.ls dd ni"el d~ :. de \ l' 1('« '11 IIl.n..'. In 11\ ' j \ tl..' no:.-rli¡Y(>. CIC..('nd íc IIrto ('011 t('1l i<lo~ (. E:. lIll ¡"H'¡l " j ' o b rcso!lIóún d~ Illl prnbÍt'II\... plantea h comprensión)' cllk.II'gUII!{'IlI.OS.J '7 Digitalizado por: I.ipadii¡írrr. ¿porqué no e:npez...\r.ua conocer jo quc í!\IClT. óa constante en la etapa.do!' d.id('Y'3t~ortes! lo.ópico:.II)~ ¡IlSlIllIlI. complejos de interés.odo~ llalnadr)s balizados -. por lo tanto.:1(''' ~. Por úllimo. ('~\ F.~e ¡cal:! de una Ilwr~t mpetición.lI .T{"sar en el apn:-:n0iz~)jc re<:'o­ t proict:to {) .k~~. dll)'C'lIlC.. piénsese en I()~ iláÍlitos relaciollados con el CHirlado de un" mismo. (E.¡).1. Ji.­ '10 ya a ti abajar sobre ellos? Primcl'o. té'co¡ea:.:'. lP UfJ!Pd\~l' f~\íd lencio i.·ll.llí/.\ p. }' dOlllluio progresivo.¡n ¡\ceptados.]virnicnto en Li r"calúi..lK(" Yl.ld.~~~lJ)~~2.erística <le estas aClivid'ldes csqu(" en ellas se incluyen progresivamente nuevos .) for ­ P13t ciud~d"-Ul!Y> qt..$ (kcis\o'.:1 ' " \.!.1) t~ fr. ..:.¡¡. j'. "T \ CIOlll.a están dírigido~ al n!\H Himienlo de la realid.atemátic¡lS­ son sólo los medios.~í.: comhinar de forma coÍlerCllh: los r('(~qr~os lOS lijad()~ p.1 . experiencias )' los nUCV01: conte­ r.05 niños y las Iliñas tendrán que hab! \1'.liumllos necesiLaráil i.1S­ peclos ambientales: los viCl.. etc. proyeC!üs.. une:. así como Ull lielllpo asignaóo. P.\ 110 SI: rdicn'lI.né~. para la "..'. y lo mismo puede decirse para cada nivel. cimientos previos.¡. lo 'IUt' p<lr "11..o~ üt~jethfo<.s -Lengna} Ciencias NaturalEs. ren pleno scnúdo en una opción CPII'icular centrada en ulla forma ­ ción integral del alumno f(ue asegu ­ re su c'.~~T.~ú et::tpas..t.: \1" 1 ¡¡¡' :-. y habilidades.:u\ y pa¡'¡¡ ti r('alidad t parece lógico que ésta se. muy bie:n prtf f\Pt"·'ndt:f!)nS ll\cdiante ~\n~ rt'cjabo~ GlOBAUIADOR Ln~.s¡is 'lctividadé)' las dj~d[>!i.. .)( le I( )Sdl.<iünt3~ y e~ .¡J::l.er vínculos sustan ­ Ü.an fundamen" eJlvc.ldor P.'o:.le planteamiento podría ~c­ n"f su lógica sí no conociéramos .1 ol)cdecen dos ¡ t':r)q~.lr t) (nJiil('t'! ('" algo relacionado cOlrla n:alldad. lo qt\t' imÍ)j¡e. 1.-:. t.i 11I1'1ll()"~!_'1!.Hlen¡¡ís es slIlidellte P¡w.. los .~ ']\1<.Slnllc ' ..· r"dns prC"'IH..~ a ve .asesl r. idüs di: aprendiz.!(bs coi Hllan.Il11CIlI".nde ya sabrá o podrá reC'Hloccr su utilidad y.'r una repres'~l~~..1 eo. escuchar.l!~"'!lh' ('11 'u positi­ (~t' L\ ¡"""l'I.'~der a una sede de. . el tiempo f(ue se invierte en ellas puede variar consi­ derablemente a lo largo de la etapa.edu.{iUd~.t' pn:!cudc cstudi.'.2!!.<)11 aClí\íd.dll' 1I\1. y por esta misma razón.je. rr(..'.:I:¡-í.. produzcan e~ nec.ar LOS MÉTODOS GLOBAUZADOS y El ENFOQUE nas correspondient.:umo apl' nd{"ll los 11 j¡-\ os )' las niilas.. .1 domillar S\V'!llOrllo)' (iest'n\'llh'''lse obje1o de t'Sllldio <'11 los m .¡.lIl1. allllq\lc sólu St''l C<l1l'10 medíos pa.:!!l~t1 :>.­ tnllllf:nlOs conceptuales.jes.('on(t(t~ inS{I'tln)Cnt()s que !e pem}irJr?n: conocer mejor algún asp("cto d(' la r("a1ídad. Debemos volv!':r <! el!a~ para seg'. es ¡HUY d:¡rictl sc~~-ienerlo.j/jI. niúos.' . c~lán dlrig1.¡pacisL. En esle contcxto.. una caraf.ciplin.~C:-\ (ir) ~. l..ueg'las !llelOdojógica~ ~Oll sin duda los más impnrl?\l1tes.ar.cC!Hi{'1l d" 1m ohietí­ !'("prier.!'nul.s anterio ­ r. disciplinas Son las "qiu~'r)rovccn a las personas de estos i'nstrumentos y técnicas.. nues.ye.a.¡¡..!1 . qlle el alumno aprenda los conteni ­ t!os.-10. a­ mos si . aun(pú.-. dibl-úar.C. sah(·I't.1It'..: .'.[-: .s <Je {leS~·H 1uao r i 1.. $(.los centros de intert:s. flll(" de la l'IlWÜanl. la~ ::nmmd. .ble(. '¡.'a d conocirnienlo de la [calidad.'IOlln. ESla LOma de posición es con" ya 'lile de ella dependell tortas las decisiones posteriores.. y no arbitrarios cutre los cono.e. PIl('S. (¡ IIll lJ'ah. medíos que (~5 necesario conocer y dom¡na.'. dad l.-.mx . rte lal manera que aunque tengan presen. ¿C(¡mo e~lán hechos los jugll('ln:·..esario ?.. \'j. ¡úgíc.í(tic.n los problemas.\1' ulla . y más I.lahoración del proycClc o para $olucion.>.tra."i.\ I..·s P()! .1 lo...\ esta ela!'.ú.lellla!' \'.)s globalindos organ izan el trabajo de aula en torno al conocimiento de un tópico o tema ligado a los intcrc\cs de los alumnos.5I:.1( J~." los disiiillOS"ñ¡'clod.I:n qllt: lr. V . mnllC di.~· v: P~{ [1 .[.thaj. actitud favocablc.::rl:lnza..' di' la illlcI\'endi)ll pedagógi­ ca :\UI1 <"11 el SllpllCSIO de que dkhos 1.¡ \'.~'. complejos n/sos.¡"ac's1.J(ión.¡c1cs en el aula.~(':úanZ~t talmente en la consideración de que las discipiinas. IHIll'::<I dehe cOllsiderarse f(lW .u'es.-..a:-: zon~. En segundo lugar.1C" {'nn02:~.\11. h .p\l~.¡:¡ o asign'lt\l­ ras nunca "on para ei alumno in" objetivos prioritarios. yen lo que se consider¡u'Ía un nivel adecuado al final del prime!' ciclo de la Educa ­ ción Infantil y en lo que sería a<l(:­ cllado al final del segundo). ¡Ir' hc~ bv. pero por sí ([1 ¡5010'>.l t'~n l~ qtH> vlv:(~n ~' ·pa.j.o PI'!" su dad para resolwT los rl'obi~rl!"..lo_.' organí!.sl\"i1'l .dé est~d¡¡.c.." . f\lnd¡Hl'Wnl~lmen¡.ci<'n y reUJnstruédória(~ n'lcstros ('squemas de conocimie'lto.\dn<'.' ¡ i 1'0: dad" (pie tencrnos ~i nuestro al ­ C<l.-. investigación del medio. (lUf' 0tor- r 1 arn05 ~" ~:. '<' Clr.'.:¿ rf':~h/. M. ':. L.! i" '1 d hn 11<.' .I~..P: f (:~ . ffialer1.S.) del dcsarrollo de lodAS las en él.1 p.-. es el fin último de la cns. los animales.¡tra ." qw' u·ti..{\.

..r'(. UDC. gtl/lrMrias )' prH.mx . un mismo t.1 ohj('1 inl d.~l'l ~peIH!'"o'-.. IACt1íA. de inter ­ venir.11.':!)" T¿:'}-t:".r<:.1l11HI los de ul!orm. (1990).-1 paryltl.:!II¡!~}. L" rd. ¿tiene sentido intentar abarcar ton un mismo tema o probl(~rna la ense ­ Í1alll.~ la Tori': ZA BALA. es nece­ sario que el proceso lenga sentido y significado para el que aprende.se.ño por articular tod.1 ._1 )f.'<1dd gloha¡¡zado./n i rrfr...a::éctri 'iélividadc$ cs­ pedDs.~\. Sin embé. l'"l. t:n el que de una man'~ra específica y $lstemátjca se trabajan ougs_<::Ol'Jt<. COI. -eH Hl.· .r­ 140.. lH'rlllitc ....(Jióg. )ü{L p. ('." El objetivo es (Iue todo ellraba ­ jo que se realiza en la escuela tenga un erifoqueglobaliuuú:rr(Zabala.. plles.lilj.¡úU¡/¡'r!i r':ln:doH~L 1.. ¡\ltill:¡'.·. esto en CUt:nt.¡1l lo 1ll.\J~I.•dclcr­ ~ l:.iTeTadoniao<.o FJUUh"<áll.' !.ihJo qlle facilita CI csr.~!? de nlOs lilws.ll': po~ib!e. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp..a y COI! la ctp. !($ka en (.: a eSH1Jctunu.'¡' a.1 aprendizaje signficillivo cSI.-!tI.Hbs "Oll Lt ¡('ahbd: tanto una cucstiól! . ht [ .I\·or lIúllwr" p"sdJIl' de rch ­ (:H>tH'S.n d"fmílí\·a.r!cv )" r'G1Jcnl'iúu ti. de hecho. \l!l\L(. M. br~"'sol: les ruün~. :. con un t...:-:1:-' 1 1-. gl••1)ali'.'gl!í I <¡uc. <1c .UJ.:-S id JOL ~ F:1 GUIX.~\..la .\clhici. A 989): ...e pn'se t \ ¡ en .\ 110 . (1'1f\7). rO!llo parl<' itllq~r"l\!c peaag~~~. t~rteJl~}lI!~s.uy!!!. cuando no impoúbie.:..:\1 cHiva se subordina a unos fines que pretenden formar ciudadanos autó ­ nomos. (.' la l'I1~t'lbll'. l.\ glohali¡:<lolH:a en la ':nsc¡-¡:lIlz.r.ni.Od~ Ía <\c1Ítutl c.ór> flexi· ble de la enseñanza.S \.R.os lo!' contenidos.O!1!.~IOS ca.n cualquier contenido de .)¡'<it. afirmar que el obje­ to de estudjo }.~IS ~l'~~~. }imtal".~IT1. c..áán ir~i~"utt~L Madrid.Íón melodo ­ con métodos globaJi..c artificiosos La opí.. M.a_t~gias.:dc$..~1 e:llof}ll( l~kh-..dusivarnente COI1 mf­ todos globali:'ados? Si analizamos detenidamente c.t:L {\. que hagan posible la f()fmadón. CUIBOIJRC.Lid.. ColI. C~.L.·para.· En C. (01110 ya se ha dicho..C.lrn' {:(' Il.-.ldes que proponemos ddwn estar rebdollaoos con pro­ bkuMS y cuestiones de la realidad...i.¡j1!:l'l.*.~l'h¡d. -!eoi. i. o problema de la realidad (enfoq'Jt": globalizador) pero que no es.~j(* \' de la cus~ñanza. rl~CrH-\.¡.'I~ ¡i¡¡ld. {P~R7): l~.J>iº~lc~.~HNtf.. o lo que es lo mismo. A mé(od().a y d aprendizaje del mayor número po~ible de contenidos? La respuesta posi tivil a esta pre­ gunta es la que conduce a afirmar la conveniencia de utilizar m(>fodos globalizados.'JilJ.R.¡~i.IClllariúll edll ­ I·u ddinilt\':l.¡.1 ¡ 1:IS:{j 1'1" 1l¡..('ol.tco pAf(i h\ t.11 (/: . y que per ­ mitAn que los contenidos de apren­ dizaJe cobren la funcionalid:ld ne­ cesa'·ia: Y éncsht ¡¡ilea. ia pst(.. •'s. un nexo co­ ffiúl1. lllvgo elj ".óo.l lile el ll1.ou que nos enfrentamos al hecho educati­ vo.m pit'.~I. aL.EI enfoque globalizador ha <le entend'Crsé como una~~ CÍlestiones y proGlcmas de l-d r~ali­ !.'\ F. Conducc tambíé!l a adoptar una vis.Marchcs. actitud. dC' (:YB2): A. imroducil' U1L\ pcr'l'ccti. ¿wdus los contenidos previsto.ad¡.¡l'n'lIdí~aj<.ls en ia..~ res dos tielnpo3 c!ax:}rn~':·üH~ rliff> renCÍados: 1I11e'...\.S. lOE Digitalizado por: I. N.>I'!l&n !-.HHllud.lmos ¡¡pie nd. /:¡/i.ad('cuadas.-¡J. n d(pL .d 1'.. 16 que no es lo mismo que utilizar exclusivamente nléwdos globali­ zados.lg..IYO· ría de anivirladcs f( t! t: '.\r(<"k'f.ner:~si(Lld (k qlJe las aCll\'id¡ldes ¡.!li\}_~ 1.u: L~ con\t""p~ ~ón constnlctj\"is!.I. y medianl. Sa­ bemos además que para aprender lodo lo que lo hará posible. auivirh· des ncc('sarias son difícilmente reladonables cop.1.! hic!1. o 0<) tiene porqué ser. pág_ 4'1'. lHún. lItili7.:..tcid:. 1989).UC se articulen alrcdcooi· de un !11isino t~(J. a Ira ­ v!:'s de tClIl::tS.'ltt'('.!~~~¡>~~2~.tll. !)¡)rn. p..3ru7'fdlo P_\lcoJ'Ú.'.}:t~lmªY2r..s eSl!..l~ ensellanza son los problemas O las ~ituaciones reales qtlC lel~gan~eni:i~ do para los niños. . df!l:ngi:l.~].i (CtOfTlp).~í!l1V.!s. ton el que:.'f..<'DidQ. .\-. pr oyectos O prc¡:¡untas. Ch-. D..". P:)demos.ionada eDil el gradt> en que se han asumido los lin~s de 1<1 ('I1SCll'1Il7.nQ~<. en 18 Aula ! ­ tf<lbajados c1<.lI . '/ID. Edióont"$ d..'nll.ar o no ¿rg.í\S.!!~.dl/ar m<'I •• d. ~n{)u. clIóúún Rcferenc!a.j. Novi"".c.¡ci· }'. en la que lícnc:n cabIda tanto tos m:>tudo~ c.·llt'utrut n' fu."fV'! df/~I\(. \I'T\ bibliográfk~ Ahol.¡ q\ll: .\'roí~r·.\l. consta¡af(~m:)s que el empe..aje significativo. . supon~ 1{{)~Ll. (~ra:J" S/\. (1992): . Psuologz-a d.J.I' "d.!..la<.Aula lA EDU(AClÓN INFANTIL (·Ol1tCl1íd"" IlIt.. \'.ln'~ LA.mara ¡'"S(<JI..}Ri¡g. 110 es n:. es extremadamente dificil. B (~q. C.d~119.da uno de losol:~e­ uvos y reflcx ion amos sobre las activi­ dalies nercsarhs par'<) su aprendiUl­ je._4. de resolver problema.. (tl<!" «l!C S. el mismo que el (k la unidad g!obalizada.:.'n·.. n: td'l(IJ. trabajan!mos el mayor número d': rontcnjd()~ posibles.¡ lüs nUlos respondan 3.>du\".aje b) es ac()ns~jable que la .''\.edu..• C.t..f..s qHoüdi~\I).gl(~í)a Ü7.1111"1..I.l.lnt.1écllka didáctica ((ir:il.\~ b...1 sHu.) A_ .l (kl arn'Hf:J¡J'... capaces de actuar. 1!!2.'_""111\ Ji. en la Educaóón Infantil pueden ser c) lo dichoanttriormellte 00 negar que mllcha~..las (\f !.' 'fA"':."la pri(lril~ria.\L..brc. ()l-··f.U__al).!\I.iiiqUc.ant-lH I"'. (111(' .alizad.t!W1I10S que Ln . refieren a cómo se aprende apun~an a la .c estos méto ­ do..as razones para defender un enfoque glo!:lalizador son varías: a) tanlo las cOllsid(!radone" <lile se desprenden de las finalidades qoe persigue la ensei):lllza (OlnO las que se...11 IOH!'.¡¡¡'ll n:lacion..:l"r~:1rn TF).'.' a un mismo tema o problema: y otro.s·-d~j~·d~-~~.~n.c trabaja Tcnf~í Ali"ma. (198'1: í(i-~..s.C.ero de conexiones entre lQq~~~~~se sabe y lo que hay que aprender.¡ . rínenll('> \ l.s relaciones a que alude la noción ne aprendil.ivjd.~m. se ha afIrma do varias \'{'ces que (. y porlodermhmuchas V(~Ct'S compona pnKcsos sumamen­ t.(ÜP¡yl.­ ñídú.'le.L:SS()IS.¡i~1.r('.<. ." '(lIIlO I.. J'.íl cündt!o::.'. n-'D.ado$.clI':la (·.l' .ablecimiento de ).1( 1. '11('(lian­ t~ ~~. :()i L.(ol. .. paz.

i--O c:. '~it: ~ '. "/\Igún Que otro mito en torno a los proye:::tos de trabajo".36.'l¡o.::: = Digitalizado por: I. 27-2Y. 30-31.C. "¿Oué entendemos por proyectos de trabajo~".37-40. Gloria (2000). "Criterios para seleccionar los proyectos de trabajo".edu. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. en Proyectos de trab. "Una mirada diíerente".S. "¡La puerta crece" e "Historia de Cristina y Ruben". "El diálogo como de los proyectos de trabajo". /. pp. Madrid. la Muralla.mx . Una escuela diferente.91-102 Y 116-133."" L~ Proy~ctosde traoaJO Una escuela diferente r- Domínguez Chillón. 32-35.

pam convertirlo progresi"amente en conocimiento.<(.mx .Se intentan encontrar las causas '. ~ C3 Digitalizado por: I.) sé vincula a ulla forma deter­ minada de entender y organizar los procesos de enseñanza·aprendizaje. .Se analizan los datos: comparar.edu. que se va 'lrticulando a medida que ésle se (\es. clasificar. partiendo del conocimiento cotidiano}' de la re­ solución de problemas prácticos.i\'a.Se repite el hecho introduciendo nuevas variables . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. DecJ()Iy. optamos por Ult tipo de investigación que. n:rifican y cuestionan nuevas hipótesis .Iltido ~. se selecciona a través de diferentes situacione~.T.-. Dewey y Bruner.lfTo!la. 1995).CLUal de los P. La im­ plicación actiVa del alumnado es una parte esencial en este proceso. entelldldo éste Último como un proceso en (Tgue las reJ¡. En ddiní. aunquc 110 todas sus teorías coinciden COIl el . se relaciona el problema cOC) sus conocimientos prel·ios. seleccionar. Se caracterizan también por "U estructura ¡¡bi<:rta y Oexible. freínet.T.cio­ !l(. A partir de este mOlllento. comprender y asimilar la información.T.S entre contenidos de las distill las áreas de conocí m iento.~e de unos procedimientos <llIt' le ayudan a organizar. Su nombre ha sido asociado ¡¡ autores como Kílparrick. \t' h . Ho~' e1l día esta práctica educativa se fllndamenta cn ¡os prillcipio~ que proceden de la teoría constructil'ista y del enfogue glohalizac!or del conocí­ ~.. Los P. curiosidad o perplejidad en los alumnos/as.S.. lo que le permite iniciarse en el aprendiz. 2 ¿QuÉ ENTENDEMOS POR PROYECTOS DE TRABr\fO? El concepto de Proyectos de Trabajo (P.¡ción Se contrastan.. el recorrido que sigue el des<lrrollo de 1111 P.c~lar.. Como norma general.1I:en en rUIl­ (i{Jll de las necesidades que surgen a la hora de resolver jlroblemas para comprellder y mejorar la realidad.T. se busca información. tr<1ta de favorecer y propiciar que el alumna­ do aproxime sus concepciones al saber científico (Carda y Carda.. se originan a partir de un hecho o una situación problemática que pro\'oca interés. es si­ milar a un proceso de investigación científica: Se origina a partir de una situación problemática Se formulan hipótesis Se observa y se explora Se describe el problema con más precisión Se definen los contenidos a trabajar Se buscan fuentes de inform. .C.

Uua ha de tener contin tlidad. . 1990.' 111. _ LI terct:ra condición no es rnús que la ampliación de lo que acabamos clt­ decir: que en el curso de su desarrollo.< l10ciún dc P.jYa. enconlrar evidellcias y ejemgeneralizar.T.Uiellte j' en la que cada uno de ellos se añade lo queya se ha hecho y lo trans ­ ciende de un modo acumulativo (Dewey 1989).rd y crc('n tilla demanda de illformariúll.1 dI' . '<ser ca'pau:s dc: ir m. Esta misma idea comparten Dclaoche y Brown cllando sc'r-t ala n .1. ser. P. rU('.lS cllalidades que para nosotros ticnen los P.l[isl.T.ls riras que resumen rllllV hít'1l l.itú.e tianzapara la Quiero . tanto sus actividades como la correccióll <le sus errores (Bruner. Para CCllclllir.¡C'ÍlÍll lit.\I\ .¡s nccesidades e intereses de lo.¡s ¡¡¡¡Oli1ias 1 el CIlIO!'­ Iltl. pág.S.\JIA¡O E:-':TENDEMOS POR PROYECTOS DE TRABAJO' 29 1'11 Se . L.lgradablc que sea.samhlan mil)' bit'lt ('011 lluestra forma de clltcrHlcr y . ctc. entendiendo por comprender.ís creativos e in­ ¡¡e!liosos a la hora de definir tareas.e enlender y desarrollar esta pi . en la cualull paso prepara la si­ t.lrtir conoci ­ cooperativo y la intcracrj¡''ll.cllte problemas que despierten llueva curiosid. que inreresa al niño. Lo <¡\le qllicrt' decir es C]IIC' dl'bcll excluirse las actividades tril'jales..í I1IICVOS.H:('l' cjertas condieio!les: _ Qtll' prol'oqucn un gran inLcll's a los ¡¡ltlIIIIlOS. la '11('IICi"lI] .t lo largo del desarrollo del Proyecto.u'a gue 1. Al adulto corresponde mirar hacía adelan ­ le )' ver si tilla elapa de la cjccm:iÍln sug('rir. toca ~\I sensihiJidad. deben ser de tal ¡n<tole qlle una cosa conduzca n.11:1.lell­ ('lente. recogemos la d(' Hernández. se muestran mllcho Ill.sc­ CW'llc.l!'!.mtes y satisEtccr así J. Y. ctc.edu. con una visi(¡n ('duGlIiva que_ orienta funclamentillmenle Sil mirada bacia la invesrig.1 invesligar )' las variables que sur¡an .! ley que In v comprensión. por . la. le propone reflexiones y difimlladcs qlle vencer.tS necesarias.'im. Clllllp.¡IJllnlal' los P..ta d(' Freillcl ~' Dc\\'cy y ~\l' "ít'. crear estrategias y dirigir con un alto gra­ do de mOlivación.IS IlIentar la sorpresa. par:¡ l'l'l.L\llificatil'o para los niíl0s/as. . así concebidos se derivan unas cOllScclIc'jJci. n Q 59... 19). Este autor correlaciona la comprensión con b cap. en función dc! tema .mx . es reClln­ d~" (Tonrtct. de sus cOllocimientos rrc.stioll. .'dl' rcle\'. 'ie .u-ladir (lue.a qlll: el placer inmediaw qlll: produce su ejecución. p.iuicas de UIl glan valor educatil'O. co­ nocer y experimentan:on los objetos y situacione. No es llna sllcesirlll de actos inconexos.C.¡y <)1It' dCS(.]lllrallllCllte a la otra..11' el rol \' orientador. es lo realmente Si.1 ¡bies de dnar rollo. n'e opii<l lo aprendido Se ('va h'i<\ el tr.11m.1Cll vidades qut' cOlltiene..T.tl'. c"tt' último ¡llItor. }¡.lJ"C continua­ 111t'llle Iluevos intcrrog-arlles y proponerse cada I'el metas 111.lfÍt'l'<lIlH'lltc Cc!IIGII.ís aún ('11 Educación Infantil.Illlplfe el ploceso con 11\1('\'. dada la flexibilidad que h:1 dc caracterizar a lodo pro ­ c('su de enseijanza y aprendizaje.'} En esta misma línea.ilgUll.ible. sean hall d(' ~. 1'l'rd.¡ el hecho.T. LI di!lCt111ica de trabajo que ést(J. Puede ocurrir tamhién. No es difícil encontrar proyectos p]¡1(:cnteros y que al mismo tiempo represen ten algo valioso por sí mismos.¡.. '1"(' . 1('Clil. El plan yel ohque sc pretcnda deben ser stlsn'¡. ho.. pág.ls allá de la / Seg1n este autor.S. !lO ""ldIlCC la Illente a l111eVO~ campos. sino una actividad coherentemente ordenada.' I<J.na VI:I. rcJlcxiolH:S y síu. Este principio educativo básico les impulsa a implicu se ani\alllente en las larcas.'s¡s se d..¡s. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Compkt. ((Jllslder.1lidad de puntos de vista" (AULA. c()nocimientos IJlnius. que los ni­ se ('Ilt"egan más ¡¡ la rarea y son más competentes c'n el dt'Silrrollo y mili ­ lariún de estrategias clIalldo trahajan con problemas qlle h.llgo más que busrar)' hacer. l. ¡lll(T('.: "Toda situación \..')S :dt.¡Jo!. llevar a cdJO el desarrollo de un PI'tl­ dchc (OIlIar con Ull cOllsiderahle m.T. Quc la actividad tenga algÍlIl "." cuyas idcas crl.'¡ . es poder reconocer las diferentes It:!'siolll's de un hccho y buscar explicaciones y plantear hipótesis sobre las COll'ccllcnrias de esta plu­ r. se \-& t~ " información dada. si es po:. colaborar COII l. pr.r. pág. seguir derroteros imprevisibles..lbajo realizado. pn"icJ1c d" la propué'o.t de educativo tiene !lila a(III'idad q lIe.cídad de investí­ ~ar un tema mediante estrategias como explicar. relacionamos los p. 'lOS >---' Digitalizado por: I. t~n sentido amplío. el Proyecto pre. En estas mismas situaciones. 1987. intrínseco. está basado la cn.se~ de los niiios/as. 74).1 median te una forma nueva. aunque con un enfoque más concreto.1.. las que no tien('1) otra con.¡ Sll información con la leo ría que Perkins l" Blj'the (1994) nos aporta sobre est" ilnportante ca ­ pacidad. de la l'id.i de estas fases se solape eOil otra.\ t'snlcla COl! clllHIlIr!O fllcr. UJl:.. S.llgcfI de ticmpo. son cstrategl. recogemos un. ya \'incular los aprendizajes a las situaciones y problemas de ésta.h dt' Ct >1)('t I. el scntído de los P. que pnIC'!1l'c<: a ~ll llllltldo \'ital. () incluso otra se supnllla. en la prác ­ lica estos apart¡tdos ne tienen por qué producirse llecesariamente en el estríc­ lo orelcn en el que se enumeran..\/"d. establecer analogías y representar el 1('111. Si asi no ocurre.J.r.¡ lo Llrg<> d(' lodo ('1 Proyecto. "\\I(.inica cducatil'a." !'KmFCrOS DE I'R. F" estndioso de este tcm.Lt realidad. obtenido ('1 imn('s.unbién nuestra forma d.. a disfrutar con ellas y a despertar nuevos estímU!Wl par'a aprender y descubrir.lll planteado ellos mismos.0. Glracteri­ zan t. entre otras. Descubrir.r ~. 80). De he. De los p. y m.

Es decir. Como la maeSl1'a es la res­ ponsable de la línea educativa que se siga. Esta . dadas las múltiples va­ riables que confluyen en su desarrollo.¡t. sino que la incardina en los contextos reales y los fines educativos de la Educación Infantil.T. Es papel de la m.T. pues.! de los ilirIos/as. alegando que no están estructurados los cOlJteni· dos \' que esto ocasiona lagunas en los aprendizajes.t!()!'iSI110: Todos los Proyectos de Trab<'V0 nacen de los niños/¡ls.mtcs. defendemos que trahajar por P.. Si en este apartado aludimos al origen de los P. pág 22. ¿«lll qué criterios hacerlo? Dcsde nuestra práctica consideramos que existen algunas reglas de oro para dal' respuesta a estos interrog. Quizás un mes como término medio puede servirnos de orienlación pero siempre conscientes de que este tiempo se Dllede prolongar o disminuir.lfirmación no contradice en absoluto la idea base de los P. Es imposible ofrecer una fecha exacta. " ()II. preocupaciones. T. Los que argulllt'III'UllOS elJ contra. los intereses. DE LOS PROYECTOS DE TJt.¡ que t(.. elificul­ I¡¡des .! l(!t-.S. los criterios según los cuales conviene o no dar cabida al desarrollo de un P. no existc un consenso uná ­ nime respecto a la bondad o virtudes de lo.C. es tildar a los r:[ de poco rigurosos.ws­ ra saber conciliar la riqueza de la irnpmvisaLÍ{lII y la espClIHanddad con la adecuación y valor educativo de las propuestas de los niños/as l. curio· sidades que aparecen cada día en el aula )' que dan pie a un P. Expresado en forma de . -iniciativa e interés de los ni­ 1105-. . pero no todo lo qlle de ellos nace se convierte en Proyectos de La decisión para llevarlo a cabo la tiene la maestra. deba aprovecharse para desarrollarlos.T.edu. 1'\ '1'1(' 1m 1''1'.1(('11 dcIllllnú y la illi­ ei.. las relaciolles ¡ntlZrpcrsonales.·\LOGO CO~IO ORIGE\. ver el apartado dedicado a 1~ Mctorloiof(ía.can imalvables: ¿Hasta qué punto hemos de respetar los intereses ele los ni· • 1-lOs/as?. deseos. y lodo lo que St: empieza tiene su fin. esto no quiere decir que todo lo que sus­ cita su illleré.T. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. gustos. ¿qu<: proyecto~ seleccionar'. las posibilidades que existen para iniciarlos.15 sC!t-CCiOIH'5. de primer orden el per ­ miti! y f<l\'orccer la comunicación. Son muchas. Sin embargo. 1--" 1--" [~ Digitalizado por: I.El Dl.\I\A]O 31 3 EL DIALOGO COMO ORIGEN DE LOS PROYr~GrOS DE TRABAJO Como suele ser habitnal en cualquier campo. Nos partT(. 11. de manera quc todos plleelan expresar sus sentimientos. en su aula...~ P.mx ':f' ::4"-~ . De estos diálogos surgirán los contenidos y las 111I('SII. no sigili/ka que la maestra !lO tenga lIlla planificilción preví" que responda a los intereses y necesidades de los nilios/as y que esté a la espera de <¡ue smja algo extraoldínario o que los nil-JOs/as se sientan inspirados por un duende milagroso. Un tema al que aluden con frecuencia los defensores de los materiales didácticos comerciales.IIC!IIOS CII (lIDII". es ella quien tiene que establecer I Par:1 ¡nformación.T. Se plan tean también algunos interrogantes que 110 es infrecuenle que pa ­ n:l. son muchas las ideas. nos parece obligado incluir alguna referencia sobre la posible du ­ ración de éstos..

ultimamos con cierta celeridad (algo nüs de lo habi ­ tual).tl' primer criterio. y aprovechamos el interés naciente para iniciar lino 1111(:'\'0: i"L¡¡ puerta crece""! 4 CRlTERIOS PARA SELECCIONAR ¡. ~'conti­ lluar Con el P. etc.¡ . en curso."gulla.l>Il('. En este el.. y post. ':'.. ~L r. ~ P. o quc diliclllt~ld ('S mínima.S. Es (:pisodio o iniciar iva caso la COI1 :m finalización.imos prescl\tarse en el aula e illlstradas COJ1 .'.'u!tar eSle episodio. En algún momento me .T... el P.~iterio educativo. Por ejemplo: 'lile podamos enC<ijar algunos contenidos relacionado con los IlUC' 'os intereses.as y Illll'Ces.T. en curso. pepit... reCürdalllOS con emo ­ ción el momento vivido. :' que lIe\'¡¡ por título "Carta rima con :'vlarta<>'. . la agilidad con I. A la mañana siguiente. (('n icbrión COI1 " (. P. la ilustro con ejemplos que desarrollo en este libro. Son las posibilidaues Criterio de oportunidad.ís forl11a parte de esta Ikxihiliad que ha de caracterizar todo proceso de enSl'llallla \ apl·endil.mx .iri~iblcs..UllCIlI(' el i!ltni's 11.C. En estos casos. ya metidos en rimas.edu. En !(' ClI ¡¡degrar lo nuno de nl<lller~l col!c. De esta colaboración salió una bonita poesía que ellos ilustraron con el dibujo de una ardilla. Dí". tí) sugerí hacerle una poesía a Jaime}' a la ar­ dilla.lgina 134. seguimos con nuestro P.\taIllOS de <tJ 11 uestra Los nitcrÍos <111(' IIUnar..lciúll íos resumir en los si· de aprol't:c!lalllicn[o cducatlvo los objetivos pr('scritos para la E. en la pr:lctica pueden preselllarse . pero "icmpI(' habrá qlle tencr cn CliCllt. '·. Puede darse la situación de quc SUr¡. existí" Ulla r.. situación.~o (así lo expre­ saron).T. en dcs.T. cleS. Con esta actividad. t.'tgilld 7:1 1--' t.se con .T.¡ba con la rueda que colgaba del techo. el P.11' de.st¡¡ pauta nos es útil como nOI'Ola general. Este comentario despertó la curiosidad de los niños/as y se plan ­ tearon varios interrogantes sobre el tema.¡ que trep"ba por las paredes de la jaula.su ardilla metida en.\ ardilla con detenimicnto \ 111l1cha curiosi ­ dad: cómo saltaba. No podíamos abrirla j' el portero lo justificó diciendo que ha­ bía (Tc(ido. Eíci!mellte en él.l ticmpo que le hahían escrito tina carta).\RA SELECClO~. ilací.l c.lrrollado en este libro en la página 91.T.ellte dos ('11 curso. cómo ju­ g. cómo comía las avellanas.lCi(1I1 qllc sinticI nll al ver entrar aJaillH" por la p"('na es iu­ Si la alici(m yel carilio de Ins Ilirlos/. a la que añadieron. en c.cijo».T.l Hila 1IlIClaU­ ya que suscite un gran interés)' que sin embargo no encaie Eiullllellte con los con tenidos y objetivos del P.lc"lcs . htas d"s 1·<l/.trim aíia­ elida a la ya hahilual:. aprovechar en el momento ese interés imprevisto. \R LOS PROYECTOS DI': TRAIlAI() 33 Ante esta situación. la jornada escolar ~(' clio por concluida y todos nos fuimos a casa.."Iimales ('S siempre motivo de alql'ría.1('i('lIl" y ¡"¡SIro P. Es Ull'll1l'lIlcra ele satis. lo que procede. Dc."\ clr.1 actu."1l curso. Hna La satis/. : Digitalizado por: I.Is 1'''' Ir" . 111{\\ 1." dr''¡. en curso. cOl1sis­ el [ll'llllCr C:lSO (le 1~1'lgU¡e!ll(.br(.lITollado en este libro en 1:\ p. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp..S creo que nos dan tln idea de lo motivador e interes""lc qlle plldo re.<lje. los r:r lntent. que ofrecemos en este libro.Jainw era hijo de su ". y una carta que escribieron" Jai ­ me para darle las gracias por ser tan agradable y genenl. !!laucra: <¡ue 1I1¡¡1:1I!1"' . de "Los desiertos»1 surgió U!! peque:"lO accidente con la puerta del aula.spués dI:' ohservar a 1.. ¡¡'CCI el interés)' ]¡¡ curiosidad inicial y que adem. ('1) ' " p. Una situación similar a la que h.criOIlH'llll' lll1a madre llOS regaló gll ­ "lUOS de seda.L) de las iniciati\'as inElllti· les. ('S DE recoger en C~[C leniolla.ste caso concreto. I¡lallc() o es negro. UIl ujl-\() llevó al aul" un grillo. E.lce referencia este prilllIT pUl Un la hemos vivido durante el desarrollo del J>.r é:RITERIOS P.T.T.. También sustituimos el título inicial por otro más amplio rccogiera las características esenciales dc los tres tipos de se aletargan dnrante el invierno". que suelt'll ser lllUy frecuentes. 'PT desarrollado en e"" I.." 111(' p~lreC(' I~ll!le integrar esos contenidos allnque scan mínimos. nos sorprendió 1111 día en cla. el nombre de Silvia. con los del P. Mi actitud fue la de recstructmar 1:'1 plan inicial e illlegrar sin los contenidos referidos a los animales que se fueron ineo!'­ al aula. a mi juicio.. En el segundo caso 110 illlIlCd. COnH) respuesta a la solicitud del grupo clase 1. pero (¡¡\lO '\ada el! la "ida e.lt. Es dificil pemar que aparezca algún caso cn que no se den tales (Llt!CS. no desarrullarlo.oS PROV}:CTOS Criterio de prioridades.\rrollo.

sin interrumpir para nada el de ­ ... si In autora no hubiera disfrutado de una licencia por {')(tudios duranle el tercer nilo.:¡lo­ gamos sobre la conveniencia o no de seguir con él. quicn est. En este caso.l(1 y el interés por el P. Según el caso.l -.\ cinta de vídeo cuyo COI1­ lenido trataba de los esquim<lks.II"I (On el proyecto.\qu"llos (". para inici. Se trata de inidar ('1 IllIC\O I'.:¡ campos di. los re­ slI!tmlos no serían. la vida de estas personas le impresionó mucho y su curiosidad se hizo pronto evidente: caras expectantes.edu. por razones obvias.T y cancelar el antiguo de 1<1 manera lll.lS cosas.T.". pero puede darse. tema central del Proyecto ('I! el ('[\ . entre otr.U i.tO.llla. Es el profeso ­ rado. pote Ilcía e incluso provoca qlle UI1 interés puntual pueda convertirse en \I!l interés com ­ p.r que cstÚball\o. quería que tomaran conciencia de forma crítica.slas . posiblemclHe.. A pesar de no ser UI1 mUlldo re}¡lCion. Durante una asamblea di.)}).l ~ lluestro juicio de "c(lI1ciliar» l¡l flexibilid. Si y. no es lo h. Sí ..l la anltila () comenl:dl"!TlOS alguna . de . Clip temporalización es más (orta y se va alter­ nando con períodos de protagonismo del otro.\r UIl í'. y como es de WpOIlCl. Su n"p\lesta de ('mori . Surgió cuando UIl nillO Il()S explicó elllocionado otte ha· bia V¡¡li ado en avión.ibk q\l(. e hicimos una recopilacióll que en e! encerado y en mi diario.¡ es importante \¡I implicación actil'a que exige el desarrollo de 1111 PT.C.T. con seguridad.u rollo l10rrnal del Proyecto. Aunque era de es­ perar su respuesta.¡¡im('. Lo que hicimos fUt' integrar algunos contenidos del r:r.:¡d y el rigor. plles. ell quc ya el illterés había ((liLsidcrablcmente. Digitalizado por: I.\pareci{) 1I1\ !lil-\o con 1111.. distil ltos medios de Ir. 1{(. podrel1\os ultim.S.I I'.mécdOl<l 1:1 lllayor naturalidad elel 11l111Hlo. la Ide¡¡ ele la importancia Y necesidad del len­ ~ll. T¡¡mbit'll li[)s"IIOS la 11<.T subre los esquima­ les.lI'lido por todo el grnpo de modo que dé pie a un P. Como norma general. por sucrte para lodos.uI'porll·. el intenlar nupliC<ll' el interés y el esfuerzo haci. Esto supondría no sólo la dispersión de la mente ele lodos los implicados en su desarrollo. fueron algullas de las ra­ l. el caos tolal..ECC:fO:\AR LOS PROWL'TOS DE TRAlnlo 35 cómO estab.ldo con su vida cotídi.1 (k In. La decisiún por el cambio fue unáni ­ !-' !-' . muchas preguntas. el\Cllentl'O \lna posible solución.l euforia inicial por la pre ­ "'[\c.¡cio de tiempo.:¡r es el diú­ tI i\cgnciaciún con los ni¡-lOs!as IM!a hacerles partícipcs de la deCÍ!.¡ la segullda \'. sólo es posible. :" No snÍa oporlllllo. tomarlas ell ("ol\Sidera(:iI"lIl dikl\\al. tiene \lila temporalizaeión Illllr amplia.If!O\ ¡¡ cance!.\(¡() Proyecto. 'lile exijan la lIIisnla intensidad de esfuerzo y dedicación durante el Illi~rno período de tiempo. " Se desarrolla en 1.l. sino. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.u olro nuevo. IIIS¡SIO en que 110 es hahitual esta situ. y ccrrMlo. El modo de locomoción de los esquimales tuvo un apartado ellla investigación.ituaciollcs sólo dcbenw:. [\ v . continuos co· mentarios entre ellos.o.a d"Jaime y la ardilla.T. se trat. haber prolongado í\ tres. Cl! el e. (le q\ll: Cliriosid. Después de esta actividad.T. F.s dcs. f.T.\ que no se pudo continuar ('~l(' últim() curso de hl L'{.tinlOs.ISO evidenlc de dcsacicr!o.J>.'l1l significativa y funcional de la c'icritur. Desde mi pr:lctica.1"" [>lm\ECI os DE TRABAJO :H (UI1 uurERfOS PAR\ SEI. COII razones de lo que pensahan. Es imposible contemplar la cantidad y variedad de casos que pueden darse.iú\\.is didúctica posible y en lllCllor csp.[\tcnidos qllt' plW­ da1\ I('ller alguna n:!ari. En C\lalquier caso. Dicho P.!)('(. e~ que nos \Ta­ 1I10S .T. . Uno de los días. el grueso del trab¡uo se dedica a UIlO de ellos. iniciamos el nuevo P.í en condiciones de decidir lo que ell cada mo­ mento conviene.\!imcnté.\\ dcl m. y ganas de volver a verla. i'. porque yo !lO la alimenté.T.ti0s.Historia de Cristina y Rubén" que duró dos alÍos l. es la maestra quien dinamiza.llta!' i\llcgrar en la mcdid" de l·) posihle . VelillOS C0l110 m:nrri('): ("'lIlHl '. dejar cOllStancia por esnito de las >lIpuestas c<tu­ s. me por lo que rápidamente recordamos las cosa~ que habíamos apren­ dido sobre los transpones. cuando IIll0 de los P.IITnILI!HI(¡ 11 alah.T.¡{)l\ dc la poesía y la carta par. lo qlle I"jllícro decir ('11 ('s t'. En mi opinión.ICióll.\r algunas activida· des.\ debería fah. Pn("o a poco se fue desvaneciendo aquell. Otra posibilidad muy excepcional consiste en desarrollar' en parale ­ lo dos PT. Lo que ¡lllllC..·IIlOS Vivido ('11 al¡rúIl1l101\1('lllO. sólo es ('pci.Üiles que me hicieron reflexionar y replantearme el seguir o no con el va agonizante Proyecto de los transportes. el desarrollo en paralelo de dos I'. recopilar lo aprendido. IllOJlWnto.¡je ('scrito.\logr. se desarrolla en este libro en la página II (.lhor. cancelado en el incipiente. siempre es­ tableciendo conexiones y nexos con los contenidos del anterior P..\ página 61.d)iUlal. y proporcionar f1uidez )' sosiego en los trab. en desarrollo. " G"OS. se lj()S pucde pre"'I!l.. como ya dUc. Este caso concreto se nos escapa de la casuística q1le cOlltemplamos el! la teoría.T. razón por 1:. corno el qlle ofrecemos en este IihlO: «Dc la generosidad al cabello de ángel .. Durante este liempo se fueron desarrollando otros P.lr y quc. Así oC\llTió con el P. los más deseables. es qllt' dehemos in· 1(.mx " . En definitiva. sin emhargo.

se acabó lodo.\rando P¡lI"d cnli'entarse a lIn<1I1Ue\'<) experÍl'llcia. pn:p'H'ar.coger nnta' \ materiales. es prilll()J'(li. lo lOrnall como \lna broma e insisto que tiene l1111cho dI' \'('I'dad.\rtado sigllieme. existen otras muchas cosas pO. hacer experimentos (rincón del mismo nombre)..T. necesit¡¡s rel<1iarte. a veces me comentan la dificultad <k "sla manera de Ulla pregunta muy común es la de cómo los inicio.<Corrc~run~ ~ 1 dt'llcitl imert'sco!ar en Educ..r anécdotas. incluso ese ti('mpo de «(1e.o. recoger dinero. h. escribir a sus corresponsales 1.T. y más cuanto IIÓS tiempo h'l­ \as dedicado. ('lile . hacer alguna cola­ boración para la revista de aula o para la del centro.Icabú el P. ser críti­ cos.le' In quc es la lare.. llO m·n'. coment.ll' recctas (casi­ ta). sobre 1m principios que l<t gllí.1' familias y el Clllorno. Otro !lO menos frccul'l1te. confeccion.T.\fi respuesla a esta pregunta es siempre la misma: "desC<lIlS<llllOS". exCuando has vivído con intensidad algo. Hay otros muchm aspel'!m que ~t' van silllultaneando y quc no tielle por qué tener una relaCÍún directa con los 1'.\1l Yorientan. La ide.lboracíón e()1l 1.. \' UI1 hll'go etd.li que [(..¡ccr COlllpras. !--' (JI Digitalizado por: I. cocinar y confec<:Íoll.sGlnso» al que ha. rccogn lihn. y un largo etcétera.¡rsc y el ('ulllro!: En cuallto al alumnado.1 ('Il la fnrm. \' 110 surge otro de fGl'ma in mcdiata.l­ mCDle (eoll independencia de !.¡ siempre pUl'sta ell ese horizonle. En deliniti"a mucho más <JU­ qlle sólo 'ie adquieren si le brindamm. D{~ eSla llIa­ (()Il la Inira({. :' Cjue Cjuizás es el momento de dedicarles una atenci611 l1li~ t'specí. y lln me esto)' refiriendo única ­ 111('1111' l¡ colaboraciolles prcsLnciaks \' a la tOlIl. En cuallto a I. Los I'. I'T ílllnlica !In" l1lir. Cm)rece el quC' los nJI-lOs!as adquieran ciertas ca­ pacidlldes L0l!10 dialogar. dramati7..IS intcnriollcs de la Iq(islaci()n) .IS de sU \'ida real. ulla estrecha 1I11t'l'll(li()J I \' col.lr en grupo unas normas parajllgar al fútbol.\­ En [lIall to al prufesorado. etc.._ 19t 8.\I'Z1c!or. asistir a consultas mé~dicas con enfermo (Clínico y farmacia). \' responsabilizarse de su propio aprcndizaje. hemos de recordar que existe una I l.1 de decisiollcs sobre asuntos d . ¡(. que reflejan el carácter flexible del que ha de gozar el proceso de cnseñ~nza-aprendizaje. Sin su ayuda la mayo· ría de los 1'.T.~arii1n\\'llI(' ticl1l'n que ocupar todo el tiempo de lajornada ('s(ol"r.ís.1 "ddeali\'. int"J'('·s.mx .\'O se va serenando y prep.sta educativa. no podríamos desarrolllulos.'cl1los 'refercncia en e111p.\lidad v' sosiego toel.. implica necesari. existe algo de mito.1'tI".. 110 es válida. r<.tt~ra. La si[wicnte pregunta obligada es de imaginar: ¿Qué hacéis durame estc descanso. etc. es dillcíl talllbal('. interactuar con lo. c1em. 6 ALGÚN QUE OTRO MITO EN TORNO A LOS J'RO\ECTOS UNA MIRADA DIFERE0:TE Telll'llll)'. El desarrollo de los P.¡ciollcS y pi (1lJklll. Poco a poco el estado emocional-afee'. reprcsentar roles. Gelleral­ 111t:1I1('.C. ('11 la biblioteca pllSlU ll\'is('s. Además de estas actividades en los rincones.I( llha 1111 PT. qllc partir de quc la dinl\mica de lo.! de: se . sino II peqllerias cosas ¡¡II!' slIrgen en el (Ii. confeccionar algím rega­ lo para su corresponsal.ar cucntos (tcinro).'1'.) .¡da í<'.. .:lc"iún Infantil. t' I!Ilnllll:\ci('lIl.! a día: aportar malcria­ ¡. etc.~L Me reticl'O por ejemplo a cienas actividades que realizamos el\ los rincones C0l110 y vender productos (supcrmercado).lIglI segUl idad respecto a Stl jlJ'Opw.S..demos tener pendientes como poner nuestro diario al día (cada tino el suyo y toma nota de lo más significativo).'1'. alllOcontrolarse. Como cola!J.¡ rclación (011 el enLOrI1O socio-natural y las f~lmilias tiene tal1lbicJI tilia mirada difcrente. dllllO ell1pie~..a información sobre {:~tc artículo de la misma autora de1libro Ijc\'a !ltldn .] tradicio1\:d DE TRABAJO En torno a los P. Junto a todas estas posibilidades. rí{lIl de! profesorado. de desadaptación-adaptación? Imisto t'1l la idea que ya 11l<lllife~lé al principio eh mi plan teall1iento educativo. es la referida a qué hago CU. escribir un cuento o una carta individualmente o en g-mpo.. tener tiempo para asimilar cma>.edu. la u!l0/llllli(!. per ­ Illilell "i\'ir con lllucha natur. talleres con la anIda de las familias. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.\ la :Ictividad ('scolar.¡¡l de c'\:peril1\el1tM en situ.llHj" S('.

1 recurrir a ellos \lila vez sohrepasa­ do ese IICtll po prudencial de "desG\llso" en el q\lt' 110 ha surgido de lúrll1a es­ pOIll.¡ recaer.idad aU!llcntt'll de 1lI.T. El mI de f. lOdos hemos pasado por ella en algún momento nal: que el docente no domine los contenidos los v presentarlos.ccho de tener U110S buellOS fracasar.¡se. se suele respetar y cuando se desde la relle­ proceso de enset'ianza )' darse razones y argumentos para de­ xión y el convencirdento... estún los que se encuentf¡\n en u!\a situación interl\ledia. bC!l]()' de úl'H. . Par. por suerte con poca freCtIt'ncí. y 1 Ik". apuestan de lleno por la organiz. Estas ultima~ causas incidieron notablemente en el desarrollo de dos de los P.'1. vuelven . los que se sÍC'nten más innovadores.¡dos dedicados a la cvaluación. Son situaciones que llO Inuy \·~diosas ell otro P.ar el proceso de peores momentoS. Me a una situación poco común.as. donde todo está programado y previsto.lir todo lo y qUt. unos animales en c). y «iSet1o. }' así Jo manifesté en sendos apa1'l. etc..(::0\ QUI:: OTRO ~llTO E:'oi TOR:\O A LOS PROYECfOS !lE TR. Est". UJI I'.ar las lllás rígidas con los PT" hasta llegar a mislllos e inclinarse definitivamente razonable de articular el ElI general.:\.1 de una persona que nos J1111cstr..t CÚlIlO hace Sil trabajo..: rírnlllst'll1cias.trl pll() dc UI1 P. La razón de hacerlo explicito (consciente de que hemm de manifestar lo positi\'o a la hora de evaluar).\L VEZ 1\.ún previa.':¡c¡.S. Una muy importante es I.. tiempo.lvorece p..\(los esperados.1 olIO r.. L'\.. Además de esto~ motivos.. sin pretensiones de dar !lna imagen de absoluto dominio y control COI!lO docenle. Puede ser el momellto de intentar 1'C\.I.trecl' lI1uy importante.1 ¡il".\l. con la espe­ ranZ.¡ atcncié .lflí se deriva la falta de interés y incidencia negativa tanto en el proceso como en el Otra razón de peso que el veces la inevita­ .\\lcra n.lr mi ¡'ealidad t. que responde a \.\B.1 rigidez y el excesivo celo por el ordell v lo nlanilicado no ¡.'r('síva. Con otras ¡(¡rmas de estructurar los procesos de en. El anúlisís c nos . Las causas pueden ser muchas y muy variadas. lo 'lile obliga al docente . {)Idcllto.1 la cómo onlanil. que por ello nos puede pasar desaoercibida Creo.] concluir este PUllto.'!'. no se precisa un. Es la experiencia quien nos enseria niiios/as y les estimula En el en muchas ocasiones. d. aunque se l\Iue\en dentro de un marco de referencia y siguen UIl hilo cOlldllctor. momento.. por parte de los nÍlio~/as.¡ la original..r-/ A " . etc.(' nierdan el ritmo del P. los mús conservadores. y finalmente.[ :\Igo que también puede ocurrir.T. Ocurre con f¡ecuencia durante ('1 iIlVi(>nlll.l'.. ya tenemos un noslble r. una man­ c]¡¡¡ roja en el suelo!.\1. Tomar huella rlar~(' por el Ilt:LIHJ \H. Los P. 110 tellga los reslllt.S(ll1 los ".rrollado5 en ¡as páginas 9 J > 155 f(·'pectivamente..tra nada la tarea educativa. De .t salida al enlorno. Cn.T el I. Su ausencia altern.:tIW ()ninif)np~ quc \lO.e sos­ tcng. A PES IR Dr :--<t :ES!'fmS DESt:OS I'ROn~SO ·I..\C. mientras desarrollamos un sobre e1bs. abogan por las propuestas didúcti­ ':<lS mús estructuradas.ldl a que estas situaciones sean C<ida vez l11ell03 frecuentcs.mtos lipo$ de doct'ntes.. ('11 los que se produjo el hecho o situación.-. ambiente.. Su implicación educativa consiste en comoatibili7. dedicaillos . r-ble en Digitalizado por: I. •• eIL!.)~..íll sujetos a lo espontáneo. I'oc!nuos reconocer tres clases de opiniones vinculadas a OIIOS ¡. protagonist<ls. tillOS f.\Iltielle a lo largo del desarrollo de U11 1'. tina \'isit.T. no es otra que tratar de preSel1l. además. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.T... Illucho más exigente.T.tlO S nos pueden ser 111\1)' útiles P. e<\\tsas.. sun siempre te­ rnas que los emocionan y despiertan perplejidad)' curiosiclacL Si a esto le aúadi­ mos la emoción de la maestra/o. una manlú embarazada. otros se incorporan. Otros.¡ sobre el aprendiz¡~je y las finalidades educati.I. etc. alternándose ron t'll tellla ('recu('nte de dehate cntl'C las {'nscliaHza 1 es el de C'OI1 frl)f} f.E. el I\IISIl\O glado de interés que al principio. nprsonalcs de la maestralo.lliva.. época más propicia a las enrermed'lcles. que ofrecemos en este libro (<<¡La puerta crece! .\IIl.\jO 39 PROYECTOS nr TRAHI\!O :lH [)laniflc.t de obtener los mismos resulwdos quc cuando surgió de forma A(\el1l:t.mx . Unos.\ nt. Re.. es Cjlle el des.ste lOlllO orientador y estilll\tlad(Jr es por tanto '.t}uu.. por el COlllr¡u io.j\'ir \. 'lile !lO sielllptC se 11l.tI c\lal es. quiero decir que 1.(. existe otra razón de tipo que puede incidir negativamente en el desarrollo del P.1 'lile . No Dodemos sobre cste tCllla oscilan en función de 1.¡ciún de la tarea Cdlll'<tlil'a por P. me p.tltan.IS necesidades e intereses de los niflOs/as. Se trata de los docentes que están a caballo entre los primeros y segundos.. de estas posibilidades.¡ situación en un contexto lo 1I1:ls sill1ilar posible . a desarrollar.C.ílle..'Jl\ \' la cnrio. el éxito de un ha\' que olvidar quc no de esto.·"hl"".t 1\0 regular asistencia de los niños/as a clase.T. sude ser 111m ho.. Lo l11ás frecuente es que mot ¡. ell UI1 contexto dc este tipu. siem­ pre t'st.u lIluy alerta.\t~liallZ¡¡ yaDrenclíz:w' donde lodo es¡¡í orevisto V secuenciado.T. a la improvisación.. \-"..~ . hace <1.edu."uo .

..¡ ('x­ presar o hacer lo que re.que el camino que HIlC nuestra práctica de aula con teoría qlle hemos hecho lluestra. 11IH'slras prctcllsio!H:s no son . llllllque es un EICIOI a tener CIl CUCllta. Illlly !cjos de SlIS vidas y '.. "lcllll't\los quc (. desa ­ rrollados procedimientos similares .1 a husC<lr ayuda eX!C(lld.. : . docripción dé! repetición del hecho illtroduciendo variables experimentalmente y. .¡ 11 selltir la fuerza y la de las arlldllS externas..UllOS el desarrollo de cada uno de ellos .\!l a seguir UIl ritmo de I "">. í-' --1 Digitalizado por: I.¡s más innovadoras y satisfactorias.Ís o menos éxito."1 de tenerlo todo controlado.JI'se en O[I'OS aspectos eDil mam¡ dedicaciún. Aunque la seguridad se cOllsidera CO!110 una buella razón.¡ los de \lna investigación científica: observa ­ titJll atenta de los hechos. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. .. TUllbi("ll se coincide en reconocer que todos hemos "i"ido durante pe6o ­ dos mús () menos lamos de tiempo esta misma pi oblemútica para la que en­ de la tarea educttiva. sitmíndolo. sin <1. intentar dcsCllbrir las ca\lSa~ del problema.a )' Esto requiere üempo ". la ()f)ciún. pasamos a ofre ­ desarrollados COII lIiiim y nillas del segllndo Ciclo Es nuestro deseo. v del sClltido y 1.\¡O fender aqucllo en lo que se cree en cada momento. reflexión e hipótesis sohre los mismos..mx .!Jo pldijado.ll1nllnllll ní­ rilmcttt(' cO!lcili.. Con m.l'. iclllo. n..11 .S.H!o.'. liltimo.oJlfúnllan el Clll .T. antes o después solemos llegar todos.. hemos intenL'ldo seguir el1 cada 1lI10 de los P. La ex­ \ la rd1cxi'"1 Clllllinua sobre la proJlil¡ pl'. a las que final­ mente..ls riclldll' \ de orgall izar por Stl Cllenta.\ filJlCiótl de los mismos.llIla.[ los tlitlOS/llS v les oblig. SOI1 !l1w!Jos los aspectos <¡ue he ­ dernasi.ll!llctlte sienten }' les Illlcrcse.lbles con la lI!ilizafi{lIl IllccáJlica dC' llI¡]t('t'. .s para que se pucela n vivir todos y cada UllO de e110S(. VC.ícticl va proporcionando ell cadd ItllO de lo.i\lo lodo el flJll(eso de CllS('tllllll. sea un camino transitado por la lógica y la co)¡ercnc ia. Esto oblig.C... 110 s"lo los cO\ltcnid"s.'ls Se pucde alan!ar o acortar en fUllclón de la disposición del tllns dí " COIllO lúciltllenlc se ha podido ohservar. pues. también se afirma que no debe ser la {¡ni­ ca. como y3 cxpnsirnos en nuestro . 1'.edu. como ser'ialamos continuación. \ .'(:U IR de este !\Iarco g('ncral en el que IJenHJS trawdo de situar los r. no es el m.10 l'R0l1TTOS DE TRt\[j. Es necesario.\1'1<-. si es que lo regule.[v()t'Ía de las \'l'ces.:¡il's didácticos que la llI.¡ recurrir a materia!cs e ideas que lihercn al docente de alguna" res­ pOli' ahilidades para cel1!r. es decir: hacemos lo que decimos \' evaluamos lo que hacernos. Es entollces cllando Sl' cOllliellZ. plante3r~e la reflexión ')obrc la propia práctica y poner las lI11ras e n otras alternati.~--- !' 1\ . Sit'lllpl'C Ilesa el mOlJlento de si UIlO es capal de 101lJar 1.

\(I()ra. pm­ de manera que . 1m OiJjC[(h (PIC."lIil '"' "ll'ilil<lr el des­ cuhrimiellto. es Ja p\:n¡'p<ifm \ cln.'.s sobre I"d" . lo Cjlle IL'S perll1ite csta­ blecer tr¡lIlsferencias a otras situaciones ·similares.'íiií()~/as ~..) :tI ('(I!loci­ 'lIiclltO .' carelltes de fUlldalll<'ll \ rig'or.-:¡illocílllielllos 'Itl(' ..cI. Esta práctica educativa implica en el profesorado. pasar d(' lo COIlClTto a lo abstracto)' por tanto generalizar."'" .~ y di­ fer('ncias.ll't'u'r !a. 11"".illlinl!OIlOS l'!.tllta lIIenl ill!Clrlllaei"lIl.. De este modo..tI (:stahkeillli("ltn rI(' \'ínclIlos rOIl hechos () .l~!:lIlipllla.~ " ¡LA PUERTA CRECE! I :\TR{ l!lL'(:( :¡Ó.1 d .. hall In!.' \ ti. " ~tlL'slra (01\ il1tellcíón ~ aprt:l}(\. SIL Ilaturak":l. percibcn . rckrilllo. Su expnienLÍ'l en este sentido le plTlllitL' descubrír SlIS cu. l.mx ~.' Iwrspcnil'<l nili.l C?ll. lo cercallO. lo qUl' el >t': ~ ::.. COllo<:lmie!l!O y comprellsión de todo I('alídad (td !lilio. y las C..ill\ililUde.'''1 Inl.!). ­ 1111. Es ese estado de para e.. lrlQ'.UI. 110 ill.iiilo~~-.~idad ".¡I. la correspondellcia entre causas y efectos. sino la convicción y confianza profunda en las de los más pequeños yen su actitud t'minentemente ex­ Estimular adelllús ese interés y ambición de saber l' descubrir. lu qUt' le t'~labúll par¡¡ acceder \' comnl.IlO de los de la Educari. ( llllll'nidos s.'n la \'idit~ Alltablar de COlll.Id 1I""ldo re.S.~ dlld".o Digitalizado por: I."o". 1'. A tra\'(:s de estas exploraciones.1\. Eutt'll­ . «'.nllil hemos dt' eksd.<:iC!..!..t1 situación.1 realidad. las relaciolles con otros objetos.~.C. Lo próximo..il'nl'1I1 nL'ct'.-tílka.. la variedad l' rique/a de expe­ riencias les aproxima de forma progresiva al conocimiento y fUllcionamiento de [. La corta edad de los nili". !lO. d.ltItil. /lU sólo la de estas metas." <¡lIe determinan talo Cll. lo que tabilízador de todo proceso que el «método ciL'lltíf1co'.' .­ t<lItIOS refiriendo a alge) Illás <¡m: a. d('IIl(l~ f]tle I'a el! EducaciólI Jui'. [ld('II<I('l1IoS qlle Illtil ¡le las 11I:'IS importalltL's ['11('11[(" de .íllic.¡llIac¡.~ y disipar la perplejidad.se produce a partir de la in tcra~.1' «'S.-j'l' talllbién el\ Educación d" busc¡ll' ulla SO!lIdÚIl.edu. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. sin elll­ sohre e. .diclad"s.IllO íúncionan.'jm'j".t.

ayuo.".drl'iC( tÚll ('¡ hict'l'n ('''W r{'j\. I¡¡ 1. D~".1S ¡(llIhias :' 1m garbanzos (lo n:l.¡ 1111 '~ld~f'V..td'. \' el entorno. 1''' !¡:q~('."l'­ y C:KI\~ g"e"\­ ~{ ~:.nbiejl!t' de . que t. í..g.\ Illir.. Ih:. ¿te sorprendía algo? jorge: (ElHre risas) Dijo. :_.'i!'J .¡r~t qUt' Ih~'.edu.i '!11tJ'i il1ticilD +.)'!-..1nlL¡\! n!l(' IlJ }uhitltal "t' .l nh:~\:I"\".\ PU:RTA CRECE! 93 que ('sfucr· ~l'¡e 111(' pen1lluna cOllocer sus OpllllOllCS sobre el hecho ObS('¡'\iI<!O.h.:. C()II!'ltlldil').'iii.dl\)ilLIIIH1 .\ '.{)1¡C' l~\lll len' l.~/IIf117. "'('110" íambil'll.i I1 in:* ~~yl¡d~'!t l!ntllld:~L¡(¡Ój: ¡J'-'I.1'" n!.> .I¡('¡. dt' ~. ~.d p.I¡.11. ¡~1(.¡C SIl- Illall la y Iras rCCllperar el silencio..()! (L: de 11e· de (U\¡{()l'llil ."...T. continui'l: \(r ~QlI¿~ os parcn~? ~Qti¿· opillúis? Clit!"..'~.!.'Xpl'riCiH ¡~I qUl' \'~uno..lri"!I.¡¡ eH un .:¡:tsta" P~¡(': :.'11 10.\¡¡.\tIlHjlH' la .).')O 'lit\' lb· d(" .'du(atl\'o cnÍJ:'~l _"'. ...i" . (". con HU::l (.l . (1.llt'C~~\ .1:.n.tndo ínt{'~1l.1 ..¡.~\" ¿qllieres repelir por hll'Ol' lo que mltes cuando se fue el rOIlSt'lje? Te reías.¡'10' d: :/Cl(lil 1. :--ln 1)1' ... \' l<l~ Ililias.".l{t'I'I... .qd)\'.ln}U' 11~. f d(' todo el nni!d'. que el . ¡"m' lLll'll) fbú1: Y las klltej¡l. \(1: :Sú1o. ..l:wdil' v j .\Iba: Y lod..''\<1' .S.~t.'"iÚeI7o ('ol1:'\i­ (u. 1)..st'~\¡:l:·lJ("" \. nos reunimos en g-llIpO y como inicio dd diálogo formulé la siguicIHc pregunta: :...1.¡nh)~ ~\lH(' . [.u .i.-. l~d}..ld.'... .)p¡"t: r('snl\'c\' ('1 ('€ H l p.¿Scl-l"uro? \() en:o que.iPd\'O d~' Lt"" ftltnili-t .itt¡. tl .. Ji Ul.\\'!d.\0:' di Irl~ t!..i(. qHc dud~l) !.H.l: Que Alvaro (d comcrje) se confundió.t !!j!.t1)["!! .lrIlOS (u~¡:~('r¡(' p~:t'iL¡t¡J illh)S('(.{'(':«¡ c.' ~¡~. :: también los ilnilll¡lk~.l:l ctl)¡d~: it\ aYU(!íl.\ !'lil".-uda {(IP Iljl~t{'\\ \' nil-L\:..'1 .C 1".:r1 .en'u los lliú.)Ltt·:.'.s que t"¡¡n~\. fOI'I11.1 ¡i'.d .. iC<ul~i('nto t.uHl\J." I)()..Súlo? (dirijo 1.¡ . me pareció uua situación ideal para abordar de forma práctica el lCllla de la dilatllcí6n de lus cuerpos.l a welo el la alegría \' 1m .~\lr. ticr:o'. .1! "t'l.:!ria !.111If}~.\l ~t ~¡po.{'liii<!l' 1.l' O que Iln sa]..~ :Ht'!I. (Sill dejarme acab~lr..d.:.: ~!{'\(¡ hUi ( jLl: (:11\'0 iug.. uro\'oc.()S. 1Il!.. tI lt'l\g. ~H~lnn'L'¡ii..Pl{ . !\\ ..""i:¡anO\ con h:>. el fllOiO¡ de de ('d.'". todos se PUI'(It" n.j( ('OnVJ¡!ilT.' )n.t.« .: dií~tlog() f \..e.)'i DE TIt\BAI() conl~ ..uhit:n c~c~lch.mx .id:~d l. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp... Que Jorge 1I0 OVÚ l>i('11 l' lo dice así. l.. .:."id()l'~ :tu {i . Yo: "1.: II ¡( 1'(\1 cI.\1'1>01(" del pa­ ... en! íO:-.l Ci!{".\~n¡ h: ti!' UI1:' (i.t' IiH?cL\ .~{)d{'!HH·s~r. i H'!'\'liCLI qUt \. A /1.11<1 .t\{'. h~)\ \ \\IILICI01¡C-".:lV in\c"\t.p.C.e d('.r {'¡-. t .~' 1. {~' que v>tc... >:-...~ l .ls dI: 1111 ahllei.uh.tr.It' {ll. (:I"r..1.HTl' ~In......¡ '''11 ].l.'lha h.lltO y ~U~. (A 'u clIT:ljada ..qtH' \ 1.H¡l}ll!. \-lc ~ . "rcce cit'talk de !lad.tuLl curioso y \~ e! .'!.!r sobre un acolHecimíen\o cotidiano y próximo como era el problema de ía puena.~ Digitalizado por: I.\t}\1!T h:ll·..\i)~~t!ldo un poco P:\f"¡\ t'L \tI! '.¡¡l b~¡t'~"'¡ ¡nonH:rd'o para i)"I. . Así pues. p. 1}li~/fl no "'r n/lrr. Investi­ g.I('jtHiC\..I. ~·()!lll.le...r..'\u ~enti!H¡(.¡ :·Jn~u¡rn.t!íHI.'(" rk ")~PIT' ('!!o ..\ d (". I[.I!lCi{. I 1.I. Sólo (¡.'ri~¡ I i¡ L \ II '.¡ expe­ riellcia (le las semillas mida anteriormente).¡s (~Ut. ...¡¡LI'" ó) \ . dijo que crece la puerta...¡ .! ¡"ll ucÍ).

1 (()nocÍ­ :.lIl.l~ agua y leo...... Lo pusimos HI' ':11': .P~{()YECI()S ~ r m: TRflM¡O ¡I. ¡'Hllaba hine· C~HltC IlHtfllt' \ ('..'\tn:.'.\'~~\ q':'i.' de las ideas n)'lniff~·s!."illla ('.C.!C!I'::1 pl'd. Nos fue [¡¡cilla observación de la di!a~3dón de los g.¡~'·i¡ro en el proble. por grupos. sel'ialandlJ con un rotulador en ambos tilla .lSt~S. ." :'0.nl¡¡¡::.lrr'. .~.\ ¡Id rOIl d !jlu 1 0 . par.ulahilC!lle: t. b diL~ia('i()j) de !:l pUt'rLl no podrían 'Jl~ el !'C"iro (1t: f~fl):-. e{h:'..f'!:' . (.JI(. JJ.\.i_ \'lC':jC~ prc~t'ntes so: .ridf)~ ::~¡.:n~L:u~~. c:\..:I}a con lO . k~~ e~'. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Cl)I!f)(ich.-:lS qt~. .ullill'a?" l-­ .:jerce sobre los·l'Dismos.t: ..¡-::L''.llIír!.. con ~HlJeriondadl ~ep. ~ /~ "''. da~ CfHll¡d~L '. 1'1 ("n. por el (re su propio cuerpo. nt'l.lra mo~lrar la dilawd{¡1l de Jos líquidos IItilizamDs el merl'urio de 1111 1('~'III"IIIt'lr().¡.·.t' f( l jl<lsíl. y la incidencia (!Ile la lemperatum . Esta sería la fundamentación que para medir ¡.d)\~t¡I¡t.· l H ..IIlH"a- Li (..¡ k\ ('("fl. ~ " " ¡.!.aninltt ­ L¡ PlIcrt.. S.!I para Centrarnos por ¡'dlimo ell t'l (cilla concreto de la dilatación de la puerta.: Se t:--~.U C.("n1c'.lh. 1.¡cs.( . conoriln:('Q¡Os .ri(Jtl::rlo (~Hl!('¡¡¡dos. d súl.¡~'·..!('¡I')n 1 H"S~ Después de estas .l ('\:pJ~H.' su dilatación.~.L. Pero r">1f'I:( rnenos f. ll'. (íHnO ¡:\ ~ i.S ~ch. \ .l. a los ..iraluc:i.l\'!t.. 1'. . f!i­ .:(.j: r~~y.l{.! e!los fue asombroso y descollcert<lI1te.crcibían ei JIIO.ln td de . .I./¡jew ¡¡¡viera relación con el calor. .H)(lCtn¡ieuto sohre e/¡II'" í /11<' ""11 \ \¡Ijlj/ah~u l./1' '.~¡tua(j(jJ~e3 . cst¡tb.d:I.lfl simple.!: el .1\0 .1 <¡lit' los tlj.. SI.jcs.1 !~O I . el paso siguiente consistió el1 abordar el tema de la dilatación de los cuerpos en gener..'\t'~'. ¡Il(" j tI íní.\(1 .!íL.1.¡ (IH10cirniel!tos prevlo$ \:In': c:!racicrí\!iC:1S ~I! :d !n~:. it~l tratado ~nat~r¡(d del ~elne I. 1"1I\ hICJI.')' 'f~:hf) '1... lbrcvii:o .mx *:..l~.¡:l<~ !~.~)¡':talO.!. físico: el agua. aparentemente ¡.:t: ..!fJ: S\I ('(}lH t'p\'tún de: íH¡dH!d \' el r.. 'PI':: }.....n :.(¡t· IJfn. realizamos de nuevo algunas acti\'¡dade~...\ (O¡¡f~:S¡¡)..ideCl'\.!..il'¡.~ v.'cL:r(i._· ~. :\usnhel que .nÚli~1reS 'i filIC ""lvido .~r~!bJ d<' (¡)nu'~\:ijo:~ f".'fi'e-bn: cuando estaban enfermos.(Ten'!'··.i~l. reflexionamos sobre ellas e intentamos enloC.~t' !'.T'.pOnl'lltc \:l' :.i:!{h> l~í~'ga" de. Recordamos conceptos.lr: t:1.¡ Digitalizado por: I.¡. PT.1 ¡WqUt'I\O.~f:.l'~DA APROXIMACIÓN n('Sf_~llt·.lf lodo el proceso had¡¡ los cambios y'transformaciones que sufren los cuerpos COJIIO COllse ­ ulcncia de cierlaS acciones.'í II(idad~¡ . .¡ Il'.1 fOil L: il\iC\'~·' "tli!j\r~(')fi p!.\·· (jite ICllíail la nroDiedad d(' J.g!CtLl¡t ~)C'r !as C.¡1: y Út.\r1n..ts.lcepciúl\ dc . ild \~.11'1' q ". )." er:!.nj~l!: SO~ :. j LtLi.It!f<:ricr \' un ¡'}l ~ ('01110 rlf'!ues de b ~1r !()¡~(lo f!~_ de l)\'\\'t'V CIando :~ . No se imaginaban qUt' t:I uso de eSll~ .lCccdcf a ¡oc. t"" \.illl¡CIII<I de e~(c lí­ al lado de UIl radiador' y de 1" \'.' ar ¡¡Hlndo El calcr ha dilatado ti merClttlo túl lermómel.! j'():no djr. !1¡.Qnt'.edu.~ S¡.llh{C' !tH'ft(" t :.¡.-orLl que ({('!. nl(nnu'. FI"I'!) ¡:Cf{ .í]¡¡!l1()$ dos glo­ l)Os v los atamos bi~n.¡ d(ill(fe-i1. L"" {! ..S..1 ('sl"ba ex.m. i q¡~ nH'¡ He :-.u"'..~C!".¡ ht'dl(\~ ItlllV !"\'¡d{'ll r~·" :aí ribllido.1lo '_te un P..I.': . P:Ll'.vivencias.11 ~~. ~.:..'.: PL'":~on(i h~1.-lún.. p.J sucedel! las cos..:\<í Si' ~'~"P. II. t ~ ~ .1\. 1l(. C"'o..\('fl .nc'.):\.." r·:.II¡\I[" )....UlIi>".~(.. d¡:-~10~ EI(' i:'!'. ¡.d.\l!1. se "~p .:~. \.n rnnlcllido pn'.""'-.t.".¡ (".~::.¡d1. .1 r Sí!lSepararso:¡ de él.A PUERTA CRECE! 95 PCdt'd' ..~i ¡':id. iU¡aníl. !enrf~\ dt'l:l. qw' la acepción de la paiabra «crecer­ '.rha "'.¡jC!O de su .(hd..uq.' 'l.!Il. (:.:\ deT. Este hecho.~ie no . . el so~ el \1ento y la nieve.¡ 1" sa!H'I11'''' El pn ro .

S.!r-fJblt-m:\ se pl:mleó cuando quisimos IllmlLlr !.lÍ ! ~.~(.u talnatlr.ue¡.'. E~pCLi."l(IIJ'f'.!s Olr" ¡-I:curso frecuente e!l mi que D\I'.lCft':n de 't' 1--' T.: de Amfll!. mi(:lltras cn el otro pelmanecía inalterable. Se ha . ¡.<:l1ia ai corriente de cómo se Jes.tl' csre !(. ayudar.1: ~: ~us rlsas nervio:'.. l'''perit1lel1to~.I'¡ COII ! d(r~lS có.'::~¡i) podian ("nlp.O!u¡' qite en r.... (1<: longitud." que (osa'.:'¡O Dt~1':1 ~·:. Vl\'ÍnH)$ la exper:i:-ncia ~~[1 cias~ con gran interés. tras una nueva 'lled. .1.¡hra y mOnm!er:¡o 1::clll<1r!or suponía un (arnbio de P').m (olltf'm.. Al cabo lit: un rato verificamos.e .dlf ccur:'idl1 eran sorpreqdell~c"" .'f1'fi!"//!Jrl/trOf ir! .\~..t ~lh .()earon ell los niiíos gran lar atención. t.''1 . ¡¡qucDa inrl¡l .nplices.: :H. r\ rn. Se !!a contraído.l de ser\'ía.~ t~n! t"so.~ . (. Par:l hacedo illÚS ~~uterr.¡e h"bí..nwnio cxp1li'"aba lo que hacia.: ros faite.'JI.!.C.'¡¡I\ !¡"i. L.i Clllucíón.~p.. \.~! 1.odri.ordi' de '. <¡He f:lCíli¡"ría m... al intentar de q~tt'\ u !lH:!erla \'a CUlra p<)r ~i aro. [)"P\¡t:s de :¡plj­ {. Uno lo colocamos en un ltigar muy soleado y p.!neno de difícil perceptÍ('lIJ \'11 hecbos de ia "icld coridia'la.gia. . c:-:perlnlenros. inú:i~L El írH • .'lar.J.rra hati'.:". !ie senlamll en corro en lDn10 a ]e¡ Illt'sa que oCl!?aba AnW'lio. cómo fU!1cionab.lrarse con lo q.Hado oCdpa fn~ís espaciü.'/ tir l'. Su Ra'd. El '.~. conondo p(lr~l dp.111':1 \ "Ile por UIl "ro CO!I f¡Kilid¡.edu.d: el 11lIillo de Gra'..!f:'!)jlaball los preparativos en y ~fit~íí'l... '.L:!(~ÓH en !. que la raya marcada en el globo expuesto al sol se había dilalado lí­ g'eraJ'lCllle ("habia crecido»). Las CCS~lS qt. Digitalizado por: I.IC Antonio nos r1t)~ti"Ú ~u'.A Pl'F..:~('~."l::'.lei r~ <.¡ otro en la sombra.n.. iU' e! (ato1' con ti ~Op!t:I~ dt:r~llH(' tI!: ¡'. M.p...Ira ":01:1.() hizo que el.lnll~i en el que pudÍ¡'r~~rno" pCl eh:.)(':lill('llte a la :lcción. /'. Simui­ ili.)lado en el mundo .Tsan<!c./"..pe el prc (' . dar .\ ser !lll\'.Hito.¡ n:l.¡"P.~ r éH) (I)l' PRDYECTOS DE TRABAJO .:ol'a en los nilÍo5.'iic'Hncll..Ef..r !.¡bo...¡ \ ~:1..~L:horar en ](~ .lnr{~tH'~rlC'~ i¡\lsil-. recuper~).~ ~' e1 dl~l en í.nacióu f\(. les /)afJlO'i lwsm I!I' IJ.L:!¡..-. dÉ!¡lt. Hablé (Un él I~CC'. Cada pal.¡iÍ¡Ó w!¡c-icllte p..a mayor vi"ibilidad.. Se O!>:XI \ dl¡..:·r~~da \'iS!t...~.1 '·~¡.) COlls(lu:ci.~ . l.¡'.Jl..lS de n1"<\:11..-óximo al r.~b~j di\puCSlO a (o~abol'ar y que ad('ll}.. . 't:~ !)~Jen.. preglJn~ab::t!} sin ((>:-.1 ic'.'" de dtt-J. ll::..J~'O ¡)~¡J'a que se enfríe! 10 ilnentalll0S de nut'\'Ol ya entra üt1'.~oIuci(~n del AUfíque 01CG!Ó Cieri{\ (~.:rés y 1. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. l"jl '"l. (IV melal ( .lS !"e0~ autént~~ \.' t'í ht:chl).:'r.ndo :.H 1<1{ ~ p¡~bltas t'n es" ~eparaCl()q de np<.l dilatación de los sólí­ ¡l!O. ¡:'~... Habla' L) 11t H' !. y~l que no era h'~ (.l­ diador. 'Utn-t.cióll.n/fluía.mx .H. L':~ltos clcrtf\ r::OSlS de nl~s(t·· ('Ji:!. Qllerían tocar todo.n n.xe (¡ díd en que SI.¡ .rr!l{frtiwú·nlll tl A.\ .! (.!C j.RTA CRECE~ 97 dc~n)llo.< aro. :l'l..

.. J Anf¡:f1í" )tos mlff'. .lciúI1 L(\ !'sflrnt de ¡netal entr¡l el :¡.("lltl<l.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.l~.mx . Nuestra intención.1'. pero al calentar el recipiente. tiempo \' .as dos paredes y ya no entra.i. nc~pttés dI.S. p'_~f:f ~a. repetir las actividades por grupos y m<lllípul.¡i" !Ie.(Jf. (ulit111r: ~ fa hrrr:ri' dI' 1J/f'la{ N 1'..'[ J.Ilo!cron transferir ei a¡¡I'CI!cl¡¡. hicicr. ·. cosa que se consigue vez fría.J y L<~.:i eAperiencia '.. . 1111 \('.1 (·llo~ 1<.mu OrL>ceso dd 2/c:llo (k GrIIYeS.'¡'ldo c{. L. pero seguíamos sin relaci~llar lo que es¡áballlo' do con el problema tic ia plIC'r!a. Obserllamos cómo antes de aplicarle calor se queda tal cual. Antonio explicó de nllevo y (on más detalle el fen'llllt'¡¡n d(' 1:\ dilat.¡¡ el¡il el mate­ ia!.Demasiadas direrclH iilS: ¡..C. empieza a him.. Repetimos duranl': nrips días las ex­ I)t'rjelld.'nd.do a la s¡~uacjóu aCfddL F:: dciiníLÍ'.!ll.«!t. El efecto contrario lo percibimos cuando se cnfriú.. qllt' por sí solos in¡crpn'¡.edu..':¡ .:on el il~:\~ :\~i'n)~:\f :l lo ql!C IU)S hahí~~ p:_l. Para mostrar la dilatación de los gases utilízó un globo en ClI\<l ahertura in­ lrodl~O la boca de una probeta.¡ pll<> '(¡I!teXto I¡m cOl'te"lO concreto en el que se (Iis!into.:. paredes paralf"la.1Iludla Il'~lIí· gell(.~r.l': :tI ser aplicado. que podemos percibir de forma inmediata..Í1arsc de forma milagrosa.dizaran lo apn. El gas que ha­ bía dentro le la probeta también se había dilatado y contraído con ei calor y el frío rcspt~Clivamente.lIl1t' :í"uda ..1 Digitalizado por: I.¡­ 1111 U¡.r ~" I'RO'r'J<:cros DE TRAIIAIO jlA I'L'El{f" CRECE! 99 se vuel\'e a introducir entre '. Después de ur:.iIH\t (:!~ una base Se coge !l\ cctre do~.. "nón de los cuerpos por la acción del calor f tambifn bs conSl'nH" lcías..'In "wztn-iaVs _y fUTJdmrp:\.n!..~Jm ..o/l!Pf.il.10 <"11 !l\l(:stra COIlS!.

..~ :.=: . "'!...edu.' ­ ~­ .- ~ =­ :2 ~ .C...mx ..~ -j .. ~. :-:: ..= -. ~ :... ~. .. ~ ':¡: -' 9.­ - E­ -'~ ~ :.::. ~.. f..: r..:..- -~--~(.. :: :: .S.. .. ~ :. J ': ~ _.. :::...!.~ .. ~ . ::: 2 ( \ ..".=.. -: ."" .. ::. ( ~: -~:. ~ ~ ::.=.~--: ~. g 1) .. c: .~ - -' :­ . vc...-.¿ ..: ~ ­ 1..- _ ­ .. : : .'-' l'': ~~ . j2 - ... :. !.¡ -..' ~ :'. . :5 f n I Digitalizado por: I. ~ ~ . ._. J '.. ~-< "' :.... s~ ~ ~ ~ .. ~~ ~~ .. .~ ... '~~ ~ . / -' -:: .. ~ ~=..: ~­ :::: / ~) - . .'O .C¿ :.... Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. -.: ~ ..

1 -:.:...~ ---: _~ ~ .:: ::: Digitalizado por: I. ..:.'...~ :: ~. ... - . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.S. ~.r ~ :..-: ::>••. . 7 . "r .edu.... _ . r .. e.. (7 ~ ~ ~ :? ~ ::: ...( . _ . :.. ..".: ::~ ~. :.....C. "': -. .­ -... ....mx .: ~ " ..

HISTORIA DE CRISTlS,', y RUBf::<

117

HlSTORL4 DE CRiSTINA Y RUBÉN
IC!lla.' que "urgen en el an!.l de ulla forma imprevista, i,wsperada. Los i! :iU'Bl ¡: n;: r.onvcrs,'ción ~ lIna simple p¡dabra o fras!' puede sorpren­ derle.s. (.!¡g;lIllharit:s, e ilusíonarks. h,¡s¡a el p\l!l!O de ellred.lr.',e )' (!ar vlIdlas :d 'cilla [):U;I 1l;¡1:1I de d;tr iUf a :!<¡!lei/o que le., illu·íl!a. En esta, dclibcr.icío· JiCS. sur;cll dt'SaCHcnlos \' \"O'~',f,ldic(ioIlCS In trie df qU("C'-.:l!IIIlL\ b c\!rin~idan \' t'! d("~('p de "dllo('(~r {'
,;i¡'i "S

Henar: ¡Hala! ¡Juega! No ha nacido yjuega... Risas. Yo: ¿Cómo entró el niño en la tripa de tu mamá y en las de otras mamás como la de Lara? Pilar: El niilo hizo un agujero en la barriga "pa» que se llll't:l Jaime: Y la sangre, ¿qué?
Pilar: No, pequeila la herida, pequeñita.

't,',

LAlJ'fQ
.f"- /

fi

'"

/.0 3\"'~ -'-_'
/

""

-\

1 \'.....

. / .. _.,..... ,

,~

~lC\'HH('cill¡('ttiO <¡tiC pl,UHI'lI clilicH¡~¡~d~'~ par;¡ rn¡nprendCi'IO ..-\pro\'{·('h,lt" por
lIUC-"'IU" ~(ll ~c c~ta~

~'
I'Ct,!I;!

(;,lti\(,. :1 (,'

pan:ce ulia

de

O1'()

exrrat'r de eU~l~, de cu;dqu;«' d(·( ente.

'i'lH'lrdif'nto t'dlt~

~

¡

!

\ \, .
'\,

-'17"-'I --v

"\

r~0!

A--i

~/

\

:,~p..,

;1"

LXl'i' :-Z!t,;\J(

\

'-­
/
~-,,_.

D~(r.t
;

que ~n;;IlI:i\'iIIHI" C:i

b

,:',<,;!¡i'l:c~;

cn:¡ nl:1t:p., \' nirla~ de~)
{tljl

~ 1") t

):\

'!: 1
'1

',~~:ji;an(L

;1,-: ~¿'1.'

Ll

¡ ¡ .1 «1' ,'1.' 11:'
;~-\I::'

ng;) i ',- ': \'{'(

~'lcrn:;"n'_,

\.
!l' ){ {J
\


l.rf s\'
""/",1

::: !,j))vn r:L~ 1!/,'1

t \

,~¡

\ ljl

'¡ \;

'.

; ; \

\t

ll<'¡

...-:

:k
¡I
,',1
' •

: i;;! ~ i ¡'{,' .

1: ~ ¡ :
'-.;

,{
1';'

' t , i

,

r;r/i

c

J'!!ir''f{FI:.at/rl'l

I~

: ~,
" , ., ,
'~

',.

\ I ; : 1, ~ ! :

t; {; J ( ~ : : t.

¡,;: ,

¡,lu.

110

1;>

íi('~H\"';, dt~
:I'(! (,Si~'

;-,:";'

\-:!~ ,llClil:í l,,'i;Jl'id(,

i,"
~t

,,¡:\JCt ,; " ,

n:h'!cio.

;\("
'¡:,
:i

!!;~n';!I).

"'~'O

:, ¡t:

':.'

!,! :-;Jbcs qUt
r!l~rná.

,'(; ~l tLi;,'Z'!;'
()l

gr:' ,\lc L¡

do le
r.

n~:{:e

lOra ·::~~;í eH b;(; y va !u U'¡;~(),

"::..:' '; \' t;l'LH'

<::O¡l~Cr \' cuall­

¡:,,,;\.: ri.'·l~t-' que ~n;:\!r¡;1f) 1l\) t'I,Hl),:'.
\';1

\':~
\'
,j',>'

~lq d¡~!. ~)~'c'l',
': :,t·n~·t· . .·

; n l'\(~~,'<'

P"l,'\

·iJ

I,'lt:eu ;¡t~t'
, ;'(i
:""''')
":1/ '.

.

~:;.', '

¡(;.

;J

\í:¡:d¡(,~, O(lt~!
!i~.,':-{l

M;'llUe!: E5~aban cuando er..1l pe<]uc!'lOs. Yo: ~nescte cu.\ndo' Cermán: Desde (jue nació lllan);Í. Entró ella sola, abrió 1;1 Se la abrí \0 yent:-ó.
Fue el médico, le abrió la barriga, y la rr:etió, >. Ll ,erró.
P.l;ru: A m; mamá la sacaron a Lorena de la barrig'l. :VLH ía: Ana metió a Belén dentro de la tripa y la sacó. C~:dos: qué l~ ~ne[iú? ll;l«t> :\'~I1J fa: (IPa~~ qtte no ({tt'niera)) fr!«;, porque adei~:~o ld 1n' Yti~ y después, ¿(q~-. ndo ~a sacó? ~v'!:\r!a: No, porqt.:c eS(árja ~on U:'.!í:1 ~()pa {(iJa~ pca~cr se {Para arnpiiar e:j irnervengo con ilnz', ~-j"';>··;i
Yo:
~c

ca~{;r.

¡l')..:.t;·;"

P

1as rr.amá,r;:

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

~

,--...,

~

i'\

PRoVEeros DE TRt\B/\IO

lISTORI,\

m: CRISTINA y Run~:N

119

Luis: S;diú ,le la
Yo: ;( ;')!Ilo:'
tUS'

me lo

mamá. Salió del mi'dic()"::I <¡lIe .~í. Tania'

''''"1;'': Sí. S!
l.tI;s: Lo vi.
Yo, ;( :ÚIilO ',I!lú, Yo ,St:, le ('''1'1;1\'011 b '\11,1: Sí, lo'; \ (J,
l (le
, \0.1: Llli ... '

\ S<llíú, '1, SI.

)(1:

:-Jn,!( .d)!j('HHI ,Lo \·j~t" ti"¡:

1;1

(Ol} U!Ll c!('ln;!il¡'l ,1

1l.1I11d: \II 1ll,HIl<' IlO ¡iell(' (J('lll;dlcl;¡ I lll'- t .;¡ l}l ,1 '1 Ilelle (ll'II';dlcLL

t'l i¡¡¡('!t"S slIscitado, dnidí ;d"'IlI¡¡1 "s[os (olltellidos d('1 cOJlOCinlícllln \ d{' I~t, ('IlHH'í01H':">t \' que lúnn.lI} 1"lrI .. de l.. \'I'!;I (otidi.ma dl' Iml;., Lt, f>""ollas, t:n ('si'" 1"lll;h, los adultos I ('sI'''' lo ;1 lo,.; 111;'1' 1)(-\1 11 ('11 os h<'lltos "pt:tdo cOll 1"'(1\('1)( ia por el .,il"l\c;" " po, 1;, illf"nIlHii)II "rt',·lIwa. (r(';I1HI" t;I/)(, .. ' (' ilheglll í.Jades qlle illlpid('1I ,,1 (T'Tíllli!'lIlO :lnllúllico d(' la pelsollalid;1I1 ,k lo, ,,¡,',Os ~' n¡,¡as, EIl ('Sl(' i!lci. píelll" proy,·cIO. !11leslro oojcli\'o en principio ('1';1 presclltar la P[!)(T(';[ciún. el cllIharazo y dnacimicllw como fnIto del i111c)Calllbltl af('('tí\o t'lltre d()~ per­ SOIl;ts, I'rt"!CII<lilllOs hacerlo de manera ci('lllílira ,'( olllpn·!l,ible. illlllerSa en
,\'11(' 'tllÍllslúll :
(jll(>

la

,¡!cct(\I) a

Inundo

'.

(;f'1i

fW'" tltlll'~lnl

J I'x/J/íra.Hl I'f(1!-."'rtji'a.

1111

eOlltt' X!O á' naturalidad. rteliGldcza. Icrnllra vafec!o,

\l1,n \ !'I. (.! !

l'aLI 11<:\';u a cah".eI Pro\'t'CIO, 1)('!1S(' qlle s('ria 11m)' útil hahlar con la ma' dre de ,Jorge (Cdi) para que lios dejast' la cinta de vídeo COIl );¡s ecografías le hacía Sil gilH·('úloga. e ;Iltenlar esclarect'r las dndas a partir de esta re.l­ (~eli, IH; sólo IlOS 1 prestó sillo que se ofreció para comenlarla y contcs­ .. lar a las posiblcs pregull(¡)s que lc hiciéramos, UIl día nos reunimos en la sala del vídco y ncs explicó con detalle la imagen del bt'bi' que salí,l ell la pantalla, meses que tellía. dónde eswba, qué comía. cómo latía su corazón como el nuestro. ctJmo iría creciendo poco a poco y cómo la barriga se haría cada vez más grande. Nos explicó además que n;lcer signifka salir de 1;1 !rip;1 y en el caso de Sil bebé tendría lugar durante las vacaciones de verano. Al día siguiente, en la asamblea intentamos recordar y dialogar sobre lo que habíamol observado, lo que hahíamos aprendido y las dudas que man~e­ nÍamos. Tramcnrrió el diálogo entre la confusión de los conceptos "conce­ bir". "gestar". «nacer» y el dilema entre los que opinaban que el niño juga­ ha. comí:1, crecía y se movía, enfrentada con la de 1m que consideraban que
1-.0

priml'ro tenía que nacer par'l poder realizar tales acciones. En IOJ'IlO a estas dudas e intereses seguilll()~ palabras m:ls técnicas, lo que Geli COIl todo Stl (a ­ rilio nos explicó. A~í hablamos del Cmbar¡IZO, como un tiempo de ntlc\'(' lile· ses desde que el papá pone tilia semilla en la tripa de l1Ialll;'(' Recordamos que It.>s niilos_110 tienen vagina sillo pene y no puede nacer de Stl l!'ipa llIl ')",1)/, Es l'rt"ci,anwlllt" del pell{' d!' donde sale la semilla que d papá 1l01lt' ('n la I'agilla de la lIlamá y se llama esperma. Denominamos lllatri~ a 1;1 bolsa () lli'l(.i·stúll(le·crece,effeto. Ese nido se va llenando de un líquido quc lo prDtl'­ g-c de los golpes y le permite estar caliente y cómodo. Aquí disponc ele o.'íge­ na y alimentos suficientes para crecer. Transcurridos los nueve meses, el bebé se prepara para salir, la mamá nota molestias en la tripa lo qlle indica que el momento del nacimiento se acerca. El bebé se coloca para salir a tra-, \'¿s de la.v~gina de la mamá. Primero sale la cabeza. luego los brazos y al final el resto del cuerpo. Una vez que ha nacido, lo que suele suceder en los hos­ pTtaíes'o droicas, las mamás y sus bebés permanecen en estos centros lIllOS días para asegurarse de que la m",má y el niño o la niña están bien para po ­ der irse a su casa. En vista de la curiosidad y atención que seguían manifestando y que se acrecentaba cada día. acordé con Geli que sería conveniente seguir el plOce­ S0 del embarazo mostrando las ecografias cada vez que se las hicieran. Y así sucedió. En cada visita, veíamos la ecografia anterior y la nueva para estable· cer las diferencias y similitudes qlle observábamos. Tamhién hacíamos fotos

l"\.:)

en

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx


IIlSTOR1A DE CRISTINA Y RlJM:N

-

121
PROtl:eTOS DE TRAMJO
Nl'l':VO EMHARAZO

120

f\¡\

_oCftD JC\ (,J\\ L
, •.~,.J

I

/

r \ __ (

1"".

'\'_J-~ t

./" ,o" -ir:; /' (
,
/ '(o..
<!'"

-~/ í /'
,
¡

Tuvimos la suerte de que da.s meses llIás tarde, la mam,', de Ll\I1a (l1lt:S) se C1!lbarazú y se unió al proceso didánico que habíamos planiticado con GelL de ella no podríamos mostrar las ecografias porque su médico no se la., h"da, S\I implicación fue muy importante para percibír de ¡¡,nllil real los d:lt-relltes tamailos de tripa en proporción al tiempo de en¡})"l'<I/(J \' m(lS till'­ d('. eH el desarrollo de la vida de los bebés. E~ta .siU1¡U'iÓIl {'Il 1),llaido scri,1 ll!iÍs \'¡Ya \' más f~ícil de percibir por lo niiios/as.

,

~

. . e ",,,C,,,A,,

ScJ.a'\ I
:,.

'ViJilu
l 'l/U d,'/o\ lu!;;\

\

\ l'

\0 1'0 Ir /{flff'l:

de (;cli. p:iI'\ segUir la evolución dd t<lma¡j(¡ de su b'IITig-a. Sicmpre escribía­ ill()~ li' rceha dc la visita v los mcses del feto para podc! rebcíomn (,1 paso dcl } S\l crecimiento.


l.!lltif'a ti, (;rlí

1"'"

.-;o:~;.,;!

".< 1IUís ¡.,mllulr 'f"~ ú, ti; Inl.\'.

.\lIlb'l~ colaboraban acúvamente explicándonos lo que senúall. lo que ¡¡parecía

el' la ccognúia. Mosu-,Iban sus vientres, los niúos!as los tocaban. acariciab,l!l yesCll­ dli\ban los latidos y movimientos de los bebés con un gran entusi,L~rn() y terIllH~I. Después de cada visit.a los pequelios plasmaban con ilustraciolles y textos realidad vivida, trabajos que guardábamos con mucho cuidado y cariíia para confeccionar un álbum <11 que pertenecen las ilustraciones filie presenta­ IiIOS en este P.T.

i y.\ IIE.\IO$ NAcmo!

......
N
-...l

ACflridarrloJ la Iripn

nI' (;"li

ron

No tuvimos la suerte de percibir la deJorge y Laura cU;lJldo nacie­ Sil hermano y hermana l'Cspectivamente, ya que, tal COl1l0 (·'¡ab.! pr{'\'isw.

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

:'":~~

:c1egío par.1 1ll. protagonisUl~ indireclOs.s.'1 lilllpio \' WsII<!" "ponlllc lll11lll.1 1111('1'(' I1I('S('S ~ Salió tapado ('(H] Ill1 poco de sllngre. bielH'star.ICi.v___ ". hicieron hillcapié ell aclarar que los bebés (!l¡lIl1ados Cristina y Rubén) s. 'J/II-.l clase. "" 1"" .lIlIhos. porque supieron salir ellos solos.UlIolloHlía p¡\ra rc. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.I)ldo 1"" . I-.\lI· II. permanccían siempre UIlOS ol~('tl\'()' CDIl111lleS . Entre las llIuchas cosas que nos contaron. Hicimos un seguimiento del desarrollo del niño y de la Iliúa en paralelo dentro de un contexto cada vez m¡'ls afectivo y gratifican te. no . elc 'os i!lll'fe.[ gr.. que completaron y enrique­ cieron nuestros conocimientos sobre el tema. . pero la algarabía propia del inicio del curso se lo impedí.IS ('lIt\'(' .el1lllmOS. R('(ordal1los (Jlll' S\I I. de ropa \' calzado. «incubadora». •. :--Jos VISITAN 1. carilio . SIIS her­ mallos. .¡ I "da" dlas: percibir el nccimíellto de los cuerpos.'" ( cf¡¿ "~.I.1 i I .!..Í le \' tOS. y extraer conclusiones. pudimos S("lllarnos en corro. \ .tba además que percibieran sicmpre la . El primer día de clase. cr. A barllf di' la mamá rlf Cn dm N O:l Digitalizado por: I.~ 123 ocun ió ourallte el período de (as \'acaciollcs de vera!lO.l Con c1nacimjento de Cristina}' Rubén habríamos puesto. afecto._____ I / -¡­ D / _é-'L'!llfi t...C. !lHa vez lIll nillo.-.S. I 1..'S rOl' la (:\I. Todo esto nos permitió mantener el P.. Inés y Gdi 110 súlo !lOS prescJ!l¡¡ron d C.~LI ' o ¡' 1 f . '011 1I11. sillo que talllbién nos contaron c{¡mo habían nacido.._____--.¡<'ÍÓIl ad~n[ada.l p. .'¡halllOs 1lI~IS tiempo. "1' ~.lIl/ra.ar .'.¡(í/.uiadas dc Jos behés.llil'fOn por la vagina)" 110 hubo que .¡rrollo de I"s bebés.\..lll1.i. ternura. llíl'!OS de Illles\r.Hln's. competencia para mO\'('rsc (rqlta¡. durante dos años si bien en paralelo se fueron de ­ sarrollando otros proyectos como ya explicamos en el apartado que titulamos: criterios para sdeccinar los Proyectos de Trabajo 1. qlle a Sil Illam.slíll. . Ad('­ Ill.I prolollgar el proyecto e im'cSlig-.1 g¡HaS. qué dijeron. que se ('S. pm<¡lIl' ('lIi.¡r ahOl-'¡ sobre el des. . La propm'sla tanto por parte de los uill0s como de las mamás. C"rlos record.. porque además de las visitas pi a­ n. fue Il1l1y biell acogida. EH la primera visita.1 1".I salir.lI\l:1 dd jll'illH'rO..abia leoitlo lIll aborto POl'<llI(' d "e 1m'" ellferllw y s.\tillll y RlI­ 1)(.l SIIS hijos: atl'llciúll hacía e]Jos respecto a la salud. Las llIam.. ..!)¡¡JlIl d(' 1.lctitud de las 1II<l I ll. A esto había que añadirle los continuos comentarios y anécdotas que Jorge y Laurd nos hacían de ellos.\5 MAMÁS CON l. Siempre I DeS<.llllhí"11 le iH)J1t'1l de ClI.licadas..¡2E _ .s do...T. cómo los cuidahan.is de los espl'LÍfiros de cada visita.. etc.1l. pero el interés y la implícací<Í1l ac­ 1. ~.lctividades varias COIllO bd)('LJIIg.¡l>rir I. a lo.~". 111I'.di!. las similitlHlcs y dif(-rcn­ "!. )' . El inte:'és del grupo por el proyecto se mantuvo r a!lll se acn:eentú. calmar los nenios \' escuchar con alención aJorge ya Laura. Durante el desarrollo de estas vivencias surgieron nuevos términos como ·. el! los que se hacía lllucho I\lÚ' \ I('s c!n!ic. Yo anota ba en mi diano los datos que recogíamos para reflexionar}' analizar al día siguiente en la asamblea sobre los datos antiguos y nuevos.'l .1I11iguos ll..' .Il\dalldo).. 1)<". acolllp.OIl . prilllt'ras palabras).¡ tripa a !.111 111. formas dc expresión de 105 bebés (gesto" IllO\'illlí('Il­ !>¡t1l>un:os. 1j!~ PROWCroS DE TRAi\AIO i liSrORlA DE CRISTINA Y RtJBÉN .kJ.__ . ( . Cad"" \' olro. la ellloción dcJorgc y Laura fue indescripliblc. recoger a sus hermano!!. C{¡IllO los recibieron.'¡' h..~ wrlos./' ~ I ..-.llllígos I ('preselllal()11 . en teoría. llO IllS!ori" dc .ill. pero las cnfer ­ lile' as lo lavaro\l y se lo dí(.OS BEBÉS • ""\O f>\Bo( (. modo d(' trallsportarlos las mamús (coc!le.í..JT'-' ~ .lC i.s ohj('ti\os." qlll' ¡.'/' • I I l' rf 'y .IS mamás. . Transcurrido un tiempo para los saludos y cambio de impresiones.cesá.II'...'.ea".') Ulll>' IHH os días 111:\' ('11 . «quirófano» y «suero».[ dd grupo nos llevó a seguir aprovechando aquella situación tan motivador..edu.'S '11/\' ('\'. a RlIh¿'1I k IOCllhll ~'.. se sllmaban emocionados ai n:ialO de sus m. casi todos los días los veíamos cuando sus familiares los llevaban al .1 pero unl.mx . porque la presencia real y el contacto fisico con los recién nacidos se convirtió cn llll estímulo muy significativo y frecuente.1 IlIlIy P('qlH'¡io \' 110 \'i\'iú \' SI' Illllrio..J ! " .sinlíelOlI ellas .r--7~ .lt'ílllicllWS de hermallos.'¡ Wlllhi"1l le sali.llbdii) l. ~'\'o planificamos las \'isitas al allla.'~ -. D..¡ piigina :{~. (:ri. Los d()~ trataban de contarnos b bllcna 1l11t"va.~/ ' ___ \ ~T(-\ r---~ f ~ ' " . punto fl­ Ilal a los contenidos de nuestro Proyecto Inicial.' "' "'-'" .\frlh'xihilidad en el ¡km})o PCl'O COI1 linos claro. además de generar ilusión y lluevas deseos de conocer. <¡¡¡l' .\.IITollamns este "partad() eH J.¡lillH'llt.

esponias. coger .C.r-'~ O IJi'ril "/nJliOlír La segunda visita después del nacimiento tuvo como objetivo específico Illostrarnos cómo se alímentan los recién nacidos..lll's relacionados con el \llontCIlIO cOllcreto del desarrollo del jlmvcllO: fillos de ellos mismos. ohserv:lb. p:lr.lI. !Jesar..1 . !. /Io\ \ I / u\ l.lI' y sacar IliOS Ilota de lo mils significativo con el y de cotejarlos con los conclusioncs sohre los resultados de la del oC()xÍrno enClIentro.'SI. tocar. .C Digitalizado por: I.¡tcnción de las madres h.íbamos continuamente para qut' lo on todo el proceso "ji-lO (1'1'<1.fLI(I.mx .'lIos..s. ('l1tIC otras cosas.'C: .'SI.l.llIq~() simhúlíco.lcabks.(:(¿~I() NOS AUMENTAMOS 'C'>Y D(l J') .d. Observamos con alroción cómo se alimenta Crislínn.\ln).' rómo sr ali1'lll!nltl RU/:¡.t.1 y :1 Ruhén.. Est(' lliti!1lo matNialnos fue de gran \l11I.'\S sígnílicati.r B~ r{ v . IV Ob'íPfVflJnfn ron tlrfflll.11l1hi¿-n aportaban dli!:\ llutcri.' visius se túc!'on succdicndo \' Siclllpre ('011 \lila cll\ocitlll qllc se maní­ ('11 ill('0I1!Cllihle al~./ .in dc protección y con la disclIlpa de que se y con ca­ dl('s yo Illcdí. . T.c SI' ()I)(lIlían con seriedad en su !. rcf1eX)(lJl.liJ!<-cí:lIllOS las similitudes y diferenuas entle el niiio y la l\il-l<1 en todos los '''I!Cn"s (\c.¡lllos..i o P'\I. a lo q\lc LHll.r. libros.J 1.lcaricial'.(.\ ICplcsnl1ar ('1.¡r:\bí.sil.S.1 dlm.1\('lrO d(' !icciónlos nitros/a:. los pCqllCllos plasmaban grflli­ 'dll"Il\(' lo <¡lIC cOllsideraban 1Il. . En eSlC rOIl­ texto de .Ioq. 'lile usamos con freCUCJlCla ell d extremo de dificultar sin separarse ni un momento de los pn!udí". t('nían la nl)m'tllllifLtd de n('("('ibir e insociales. Despll(~s de cada sesión. '-' N l.¡/. y tomúba ­ En «¡(la vi.\ .\ \' . legrar lo~ rol("~. \"p.i de (ll<lIldo ellos cr.lIl !Jebts .¡. anitllCks y conductas prt'st'n!cs ('11 su realidad. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp... \ -.t!¡.I'j{O'yFCTOS DE TRABAJO HlSTORfl\ DE CRISTINA Y RUBÉN 125 I . CristÍll. /11 /q-. Todos qW'1 ¡. fotos de revisl:\S.1<:i. h'lsta el I'n !lllldlOS CISllS l:l .edu. hibemnes...::.

" .--­ I I¡STORL\ DE CRISTINt\ \' RIJl\f:N . .~. i (J' . ::iJ. el modo de hacerlas. ..h.s y bien protegidos por to.1s tritmadas el primer dí. pudiIlIO. «cchaban el aire"." ". (¡ .:.. los lim­ ponían ropa limpia de manera (Iue pcrríbieran el carir10 y la aten­ ción que 1:ls rn¡rm.qJO.~'• 1 . .. Las mamás nos enseñaban las comid¡ls.1\ ("da 1ti ra ek las partes de su cuerpo.'i!'r~ ~ . ' •' \ 'Jf{E 5 .tl\l. Fue en este momento de limpieza cuando Cristina se puso a hacer pis COIl las (ol1srglliclltes carcajadas \ . La expectación en torno a estos momemos fue sorprendente. .' . talco. 1" " ".1 f'fUlas. comprobar y tlOIl1­ .0 .. toalli­ las. ele.:¡da con fru(.. Sus miradas atentas y a la vez inquietas. " '" ..:¡.tina loman la. J I t. De e~te modo seguimos el proce­ so habitual de alimentación de cualr¡uier bebé.C. .imílíwde.s IlO~ dedican cuando ..'trs ."_ .'\PrI!(lmtH limi/¡I¡.<>..él :7 /~1 \ G>-' . " « " .. a.( A .J el Digitalizado por: I.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.." J .. ". ) rn. Je I - .l."""'-> " . limpiaba. ~ n"hén . ete.S. ~-~~I ! R 'J ti ~ ¡-~I 5 .x.'i.HiS r:1. As.. nos explicaban SIIS ingredientes. >~ ~.somos pcqucTlos.edu. .dI'5)' di[nr1U7fl. e :"':"'n" _. lJesput:s de presenciar este acto tan tierno y entraflable. . se alimentaban Rubén y Cristina res­ pectivamente.y Cri.:r6 J:2li PROYECTOS DE TRABAJO 27 L( Pudimos contemplar las dos únicas posibilidades que existen durante esta cdad: amamantar y dar el biberón.'¡.h(M" f"" : . .-' \ " III/\/md(ín mil)' o¡'al..í rlf' .I~~.. comían. Sin duda aquellas experiencias les hacían revivir tiempos muy agr¡ldables r¡ue seguramente aiioraban ya los que desearian retornar. \ ~j Ir ( .¿~-.dL\. "~"wJ ~ -( .1.e' .mx . Desnudos encima (\(' mes . "'~ . Después de colocarles los baberos. se les cambiaba de ropa aprendiendo al mis­ mo tícmpo el nombre de cada uno de los útiles empleados: crema. ..L y tercera visita tllvieron como objetivo específico conocer la clabor.. -'. Oh. ' -' e. y con vegetales mezclados nm carne y pescado el segundo. p<uiai. y difercncias..: \ 't- h.. pudimos observar cómo se les dt:snudab.LJ\~) c".t1borOlo del grupo.' ~ I \i e R 1ST \ eS . se alternaban entre las dos imágenes con cierta ansiedad..VIl dI' A!I!xi. los desnudaban.sí ColllO .

¡ c('lIlr. (.11 ambo:-.Id:\ p:1S0 <id .. Esto suscitó un interesante r' esaron cada uno graciosísímas hipótesis sobre Jo que .(\ /1((0111/\ 1... .\ I'i.. (.I.-..s interés suscitó la visita de la pareja para mostrarnos los dos diell­ les de Cristina. Como Cristina . hicieron esperar. para que al reírse abriera la boca y así con­ seguir su cbjetivo.mx .':'. los niños decidieron cantarle canciones.\l1l. El objetivo al fin se vio cumplido aunque no por el motivo esperado. 1I0S o..CRI~. chistes y al­ g-una que otra estrategia graciosa..e ¡cegaba a abrir la boca. los pequeños dientes se hicieron visibles. - ".'. sino por todo lo contrario..TINA TIENE DOS DIENTES! Bfllll!zo rlr CáHillft..S. (Jh""(1'rlJlJfI\ rrimu 1.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.ita el IClll.inl.. provocaron su enfado. El cansancio de Cristina ante tanta ex­ p~ctación e insistencia..pliclI'OI1 n'lIl1" SI' des"rroll.\COllll'cilllí¡. ."! IIISTOR11\ m: CR1STIKJ\ \' Rt:nf:N 1~9 bía celebrado durante el verano.:.!lto fll\l' se 11.ll hll' el balll..-. . Aunque a Rubén aún no le habían salido.¡rull COll rUlOS.C....edu..... lo que asustó a Cristina y acrecentó su llanto.1­ Bautizo de Rubhl­ . 1.".. W Digitalizado por: I.i" 1'011 la paniri­ III'./(). Los gritos y gestos de emoción no se.. ('1 aClo)' n()S dllS!I.! dcJoIgl' l' LI\.11'11 1ft/ni" (/ lo" !N'!... I'IW\FCIOS DE TR1\I\AIO ~~ ...'. casos.' . Ill. nos acompalló en la visita para una vez más establecer comparaciones entre ambos. Fl IU( 1'lI1) " P. y como consecuencia delllan ­ to.H I(JI! pi (./' .

(. hast..lll~lS de Lt cva]u. c\lldoncs y b. no .\nl\:' \' ¡[('.. NQ" ¿.1 II n testigo fiel para nuestros recuerdos.11\ .lC\llSO El ciclo de 'Í.1 p...'lción pennancntc r¡ll~ n.'IHles ele (.slmlímn...Iplausos Estos lHlCVOS éxitos fueron Iksos quc l...\. 0.mla.lrtl' ti guapa}' (t~lia..l J(..bis. Sil [o).:1.'¡Iu por el deseo de recordar y recrear Si!U. algullos balbuceos ('''IlIO: pap.\.r y 11.'HCS .H1\'('CIl lOdo tipo de Ic):¡m \' otros :llbllll1eS..\H\jO :. /n.edu..dii. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.. Nucstra inde Cristilla par.'II!l1 mil)' IIJ1JY01'1'S • (:á\!illtr !WI'I'I/\f'I.)!1 !.1 hablar..S.C.1I1IÚ) . .t1h)¡."!'I()\ H .. d :dbum se ('(¡m'ení" el1 el objeto más solicit.lI11bi('1l se hicieron extensi­ eh íSlInos besos soplados con la mallO.i"11 :' I~I Iin. l' :-.J(l:' :\d(.s(oria dc Cristina)' RlIb{·n... ('llllar¡a eSl'l (¡(tim'l Ru!.lizamos durante lUdo el proce­ so.ldo por la Ill'I\'O!'Í.l!nás..\') CO'\CI l' sin" rs \' FV.1Ciones y momelltos. en 1<1 que paniciparon actil'arnente las lll.dCJlHk pcrm.1. ('Oll rIH.. 111. sinu Co!110 m.-.ldo de alboloto \':I:i'[('1l1(' ('11 el ." 1lll.1 el ':10 pllr. rI.idll lisii.. ItI.ICioll del en \Ti Ilj("ll~11 \.. bf. que (011 lllll\' hUClla ¡lll('llci.1JlIClllCS h:1\Jílidades escolar.'11 hIIH.or UII('sl:.lJn¡ls a las que dimos las rilO.1 CIIHICI'O curso. E!wc jwgo s .ÍlaS se cerró e"ll 1l'llCiúll ".'\111.\1t 't\(.lr 1:1 hi.Id .r mllm.mx .\10' 11.¡¡ r:risliltt1 y Iltd¡¡:[/ 'In . Colocado en el rincón de «Leo~.\ DE CRISTINA Y KUllf:¡\ :ros m.1 "IJslT\'ar)' rccord.\¡(.\l\L\R! •.--.lilcs p('cihil ((lll \\lo'lS o llH'llOS clari­ ¡(...-.\Ci"1l r las despecti­ blt:s al". en los últimos días ele curso dedicamos largas sesiones a la reflexión y al análisis de lodo lo que habíamos aprendido en aquella agradable El álbum que íbamos elaborando e 1'. 1':> Digitalizado por: I.')1I del ('I'.. .­ """"" ¡ISTe )RJ.n .

'IlCOlllr. / V' / . Tras el paréntesis obligado de IIn curso. de ­ lCllii'lldollOS ill('vil:¡/J!clllellte eOIl lll:ís del:lll" ('11 LIS grarios:ls dll(:edotas que 1. ¡. así como el pensamiento alter­ nativo. G) Digitalizado por: I. COII Sil :lyud.\111)'. COIl llelo 1:11 go (Crislina. debido a la 1. c.~ '. .'/- L (1997).(. " ¡: (\ . } ..¡f"Cli\'. . 1/. aspectos básicos para el desarrollo de un pensamiento superior.\o< "flri" "!nIKl"'j­ G.(111 .IIlc!O ¡)I" 1.~ L~ ". Fue una ex ­ periellcia privilegiacla para observar y comprender contenidos (a veces consi­ dcr.l record:lIlIos Gld:l 1ll0111elllo.lrOIl.lIld" lo!lo lo Iju(.'/?I//I/(!) !! 1.¡ ~ \!l l~d .1'1. 111 .¡/~! -. r \ \ ! .0). creo que pudimos per­ cibir el amor. .LÓN.lp:IIOS COIl c. no sólo adquirir cono­ cilllielltos para satisfacer la curiosidad e interés rle los más peqllelios. COlllllllicación y comprensión. sino I).C.UEZ CfllI.-.se dll­ r:lI11C el último .t.lIio de la etLlpa en InfantiL Transcurridos dos aiim.¡l/mili dr- \/1 '¡"!(lr¡u f'1J /. teniendo CO/110 allllllllOS :1 los <¡ue y.VEZ CIJlI. CIJ" . )' '~ -"fJ.I.mx ".& .--..10CRAFÍA DO.llll:l Ijlll' otra p.C. y Cri. pantalones d" P.E. Estamos convencidos de'que sólo si vivimos la escuela en este amhienle d. COIl patucos \' pi..lr. VALENCIA...l y algún que otro disgllSto al profesorado. v. Incluso !I"g. I\sí CUi'll!>S r"UJrc!:uldo los :1\'alllTS de R.ldo.~- / .¡. ~ i i I I ./ . la experiencia no pudo COIJlilluar. la ternura y la atención que las madres nos dispensan. sill pelo. dur.1 fll/lr' "L I ~IN~ - n-----¡y~~ }flomf"l1lo r!r Ifl ' V/6f~i I I J I'Ti. G."LL"\ 'H-Pl:jt: I~ I 1 "J97Z-1 1\1 ./).\li:-. cogiendo el hihnÚll : behiendo solos.¡-.IILI.. que han generado entre puritanos)' progresistas tanta !l0kll1ic.'slll<lilJS Cjlle lile lúe concedida por el M.ílisis. En esle recorrido por la experiencia se favoreció de forllla permanente el <ln.-BARRIO 1'.1" 1>111'I1OS 1':lInS IIOS proporCiO!l.1 I)()J' . r'~.IS 111 O\'(TSC .ls alld.- 1-.lacJ¡id.IIl'OS:1 escllcharles halbucear al¡'./' . I~ - '. La Muralla.S.¡!>.!IgúlI diellle.\lill. ilw/w fl mrrimda rff" Cn'Jlina )' !l/f!JI:J/.!1 de contr.~ AIiS.111 a 111.¡¡ltc el curso I ~)~)Y-2()OO me ha acompaliado la suerte. l' fA To l1 "tK PIlP. DO.ldos como tabú).L(¡N. (1996). la crítica y la autocrítica.l illJ'l1rporar aClitlldes y conductas positivas ell Iluestras vidas. [)c. La "Imall.1 ('n lorlos los s('lltidos: desde n'tlo.!Iabra.ialll<l. 1l'lIh.:fI (01111/'111/'.la \'t'. Madrid. Los frrimerm /)(l. . (. cliálogo y colaboración.q..' akr­ lO.s ('11 el (oche sin "i>CI!.c..(.dcctincs. Craci:ls a la disponibilidad)' bu::n hacer de las dos mam. . Los vnlores en la Eduración Infantil.1 habían estado con nosotros como involuntarios protagonistas: Cristina )' RubélL BI !lI.' 1:1 :llltonomÍa personal y social de nuestros pequeños.-Jos a ga(.<-----r----. >---' /Jnltriz.I¡'('I. ".-ilicaci(-JII. vivimos una lar ­ gOl experiencia que 1I0S permitió de una forma natural. Den ­ lro de un ambiente de afecto.lsle y \.edu.II7ilo. aseguraremos la dimensión cogllili\.s IUlllb. gCllerosidad con la que estamos obligados a corresponder. .r"- ~- " HISTORIA DE CRlSTI"A y RUHf:"\ I:l:! PROYECTOS DE TRABAJO 133 I . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.'/1 /1/ (/t/I/(llir/(u!.\ ') ~ . h"'.\li:-.."'llci.ls.."1" 1('Cogido 1111 IlIl'Chún de pelo COII 111I 1:11. la reflexión.

edu... "Cómo proveer un rincón: materíal".0 . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. "Qué rincones se pueden organizar en la escuela infantil" y "Rincón de los juegos didácticos y lógico-matemática"." Digitalizado por: I. 5ª ed. 116).Lag uía .1:':. 57. \-" ('.C.22 Y 53. Barcelona. pp. Ma.S..mx . "Qué son los rincones de actividad". en Rincones de actividad en la escuela infantil (O a 6 años).13-14. "La organízación del espacio y del tiempo en la escuela infantil.15·21. José y Cinta Vidal (1998). 7· 12.. Graó (Metodología y recursos.

C..ltL ()rganizar b clase por rineones esuna estrategi:l rC'l'nndL' .t clase en grupos que etectlbn simultáne.lrte de 1.tn la misma tarea nl:le!itro. debe considerar la historia del niño.t _r.¡pn:nú¡z. W '-..-~Imh:.: hacen posible }¡¡ panicipdlll'lI1 .\ 7 '.. Tam­ poco tienen todos la misma capacidad para adquirir y consolidar sus propios Hprendizaies. y pueden eSl<lrorienta­ tI:lS por una consigna establecida por el maestro. juegos de lógica. es necesari(.d~nlle\'¡lr a la pr<Íctica \' qué caraeterísticas tienen' ¡\ nin:1 general.. sus experiencias anteriores. Las actividades -como el ll!e~O simbólico..mx e'"~ .lf<l 411e esta situación sea \'iable.1 b t'X igem-i.l sus ..írEs--éonJiciol1t:. . • Se incorporan utensilios y materiales no especílkamenre L'scohm's.preciso_ Si consideramos que todos los nrños no rienen las !íiís-rñ:lS ñ-ec~sidadl.'s ni d mismo ritmo de trabajo. con' los dem. El material que poncrnm .tS y progresos dentro de su ambiente familiar y social.!do que haga posible ¡Icoger est. dehemos huscar el m.' integrar bs actividades de .Sli-¡:íUTil)plTs(mJL~ .se pueden trabajar en funCión de un proyecto individua! o colectivo. hecha de conquis­ !..1 \'ida del niño y de las diterentes tonn. Digitalizado por: I.l caho este planteamiento.I(-tíva del 111 ¡ío en la cons! ruccllín de sus conocimientos..(' p{í¿. podemos decir que: • Se permite que los-ni'ños escojan las actividades qut: quieren re:t1i­ /. o bien respetando el juego espontáneo del niño. qiú.-illie-íif')ó.tetlvidades de observación del mundo animal y veget:ll.es ysus pllSi5ill<:L'íJeShan de ser el punto de partida de su formación.lr !.ls de tr'lbajl1 de nllestnl cultULI. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp./' Qué son IQs Rincones de actividad La escuela.edu. dicho de otra form'l.treo "dt'clI. sus interé.:cer y promueva la curiosidad yel interés necesarios para que las dilerentes' propuestas se aprovechen al máximo. pues. p. fEbruqüe--respetar. como institución encargada de la educación de los niños y niñas.. (ada alumno es Jiferente del orro. .l (lIganizaci(ln del espacio escolar \' la estructura del dllnde todos los niñlls re:tliz. etc. mm'iene que el mnestro tenga previs!Os los recursos que quiere otn.. • Se considera ni nii'io corno L1n ser . etc. la expresión plástica..lle a nt:cesídades búsicls del niño (l. .! di\'(~rsid.<lr.:ro qut' forman p. dentro' de los limites que supone compartir las dilen:n((:s posih¡.l dI. como por ejemplo.)etivo que realiz.S. P. Pal'a lIe\'ar .lmente actiVIdades ditcrentes.ís.r~~'~~_<Je los sentidos \' la mnnipulación. ¡( :úm< 1 .. Trab:lj¡¡r por rinc(lnes quiere decir organizar !:. es un inrento de l1l~i(lr.

TO!1l¡cCI descrihé LÍ(¡s .jue el maestro ha puesto. \ l1l.llltc: la viSión Jl' (:o(1pcr:lcíún ~ G.rudlo ps.'~.lran.ljo no modific.1( .1 mt:nuJo se vud\'(.\[r..dice actividades lógicas.:mh¡¡rgo T()nucci piensa que. "Pi(' . l' lll. cuide los .ldL'l'.lra dar Llt1:1 l<':SlllH:SI:1 .lnJlí.·\IL't)[O:-' 111.1 h:ISlil 1:1 n.1 ¡l'S.ldir q[je en est.111. entendidos como un contenido especifico. respctlll1du rodo 1.¡ etapa eduG¡¡il'.'lll\1 lIll:tl'llín .¡ ClHll 'Ccr .IIT:1Ci\lll de L'jr.'jdatlc:s ch'ersas. qUl' . Sin t.d In·" cnfllO el L'SP'lCI(l donde.S.:stan pllr talleres en .\S de ilctll'idml «"\.lh:lIo m:l!lll:d dl: h.:s comunes: talleres y laboratorios. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.C. haga teatro.llro 1:1. de n )[1>1¡!Il.II11.1 Pnr clell1l:lb.ínl'll.¡ .::'SO de su t l'r\'l'll:lon p.!lIrdllll'rlil. p..d 1111111 cld:1 I'l'l Illiís in ".lse.!illl' la de: ¡¡ccl.llh'!' ISI ¡l'. dc ledil! ¡"'IC!.l darf'l . d proceso .jue de lln¡i opción que rao sólo beneficia ¡¡ los l1l¡í~ dotaJos..! . ..luléntlCll lid niño .lprl'l'ldel". IfldIIIJU.:\\'el'. ell 1l11. Ll1s dilerCllres .) Gj Digitalizado por: I. IllIpr<. pero conccbid" como instrumento que hace posihle la ' " 9 Pl.dltbd \' .:n los otros.Ji!!)n.'sUI"LI 1..¡~ L/lit" 1. ¡ .rIllOH1" CU!1l0 el c.ldcs».¡j :\'II\ln'. \ !():-.IS . "La escuda Je la investigaclon» es il4ud1a <. I'.:cimlcnro .! pohre y repetitivo. h.. Por (j[ fel p:lftl'.:t.lmhientes provistos Je materiales adecuaJos permiten quc el niño pinte.. p¡lr:1 .l JJlt.1'.ll[L'[' ll1.I' \ 1 111l'!)( lS . gm.IS l klllll'lO .I1I II/od().jue. COf1oct: su .\. "l'S . Respecto de la organizacicin del aul¡1 por rincunes II t. las difen:ntes técnicas y lenguajes se emplea!) par.'ll .lpr<!r LI re. . .ecesario eSLlh!enT dltucnCÍ.:1 descrito ¡Hltniormentt:. .IS \':liH: ll'l!l - .'.. dc:nlrlJ ¡h:: 11111\'lllllentll dc e.lescllcl.diz.. Pl'SI:!iOZ'f! l' Frein<. l' e!1ll' mi" en l' llCIH .lst" 1'''1 i:J.ls cntre rinnin l' kr I aU!(lres ljue dclinen d <.mx . el niño examina en b l'scllcla SIIS experienci'ls.e ¡l" de "lr.1 de h 1IlI'l'sli". L't'SlIll'I.¡ 'IrI. .I.'olar p.:!. QUCl/.ll" S\I . La primera forma Je organizarlos.i l' : 11111 t.¡d : que: tienen [111 ritmo Je trab¡¡jo tUert'11:l:.Sus da~es.1 .1 '11' ei'Ogl'nUilS.'11 !ll. ' l .l rcconoccrse I.¡t!.pllCip donde el 1l1l1l1 Il'..ICtll'II.rrl'lmi! .1.1 los ptrus \' tamhil'n p.hk·.'st .1 granJes ras~os..¡rn C.\\ll (1'11 .Inlhiente y recupera su hl~l(lrí.:rJll'...'lllCltl' lit d'!..l! H1I11pl.:Ilt.1 los ljUC' d Ibm. dos li11eas hien Jiferenéiada!>: ­ <11 Los rincones o t¡llleres.!L.\l1 I.II' d trahaio con fll. tIJa en Odllllos t:tlleres li¡:ldos d. 1I1eS I:dkres tlenell lllCStHill !lO L'~ IHIl'I':I.1 Ir.e. '1lll' .t" .::\' el nirlo l'11 . b 1 los rincones o talleres. tlJl11cnta el Cft.¡n hecho . cuando en realiJad 110 l'sl:in ha· dt: la misma cosü.. qut:' se ()hricnen . se pueden establecer.h rl'íldt.. .l s. 1.1 su medltLl.lhilil:ILb e illlt:!cc!Ual.1 dc LIS .\" 1"11\' . Lile:. l' I JI'.lr¡p:-.: l' (\ lO\ 1" (. l.ll'[lI'ld'llks p.¡¡i/:ilL'iun II 1c' lid" 1'rUIlI'l.b \' rica en estimulu. J)l'lllro .1 Consideraciones psicopedagógicas ¡ kmo.IClhar.IS el. sí hacemos un implíc. él pesar de los atractivos y vistosos resu!t:¡dos de esta escuela.d de las niños de su ~pOC. l'(lVIll I)<.)l"I1".ICI('l[l 1.IS []1.! por Lll'llcmil. v que lTl'.1111:1 ... cuando ac¡¡ban la htbor <. .1' 1.ll'til'ld.l tr.1 para apropí"rsl' de su rcalidad.Pfitlllti.1 tr'l\'és de la gestión de su propio conocirDlenlíl..is l's('oLlr. en la que el niño puede escoger /¡¡s acril'idaJes.¡JCll1IT.cllch .tllHh que l· . ljLl(TemOS añ.~. se disfrace.lildo dilTISllS Ls in~ereS. duhl h Un pOCO de historia 11'1< 11([1111 ('11 1. tipográficas o de cocina.'.¡r.'1' 1. que esta manera de enfocar el trab. de h:lcer el c. 11l1flll¡dmcnre pensado:. trah'lje con barro.:t el l lrgan i¿IÓ('l1l de clase l' del di:iJogo e:ducativo <.Inim¡¡les () re.lc l'$te proceso.n con· [:IUl' con los eomp'lii<:rus \' 10$ 'Idllltos.1í'lll.· ¡:Iel:¡».IIICI<miltb S(lcí.cllltigl((1 I s(lu.¡ 1..ira ¡..' fr:lh:ljo: cuatro . :.l que los niños van a los talleres ~n los ratos yueJan. 1(1' rincllnes que se prl'p. .1 r.k.II'll'.I\!." ~----- 8 SlllIacíont:s dt:' ¡uegu \ de de~cu!)rJ[nIel1t() qUl' se l'rl'.dl/.l:liti<.11 111qllL' .d () el1 . ¡. L'Il (.. . dr.[.(lil el trllt\) del pn1l'í.edu."\I:-.Hl()S i 1](> l'rn'¡llOS r. oído a mcnudo COmClH¡lrillS de mat:'stros lj[lC m.1 l"tnIClULI LISClllarHe de: 1'1 escul'la :lrticul¡l.1 bs 1.IILTial\.l.1¡1l 1 rt:tCHlIll'S .in/.1.I\'l'. en tnrno :1 eSle Icnw tiClll' el ¡\lllI'i.¡ {U·(.lrticula en lugan.illeres.1 tudo tipo Je ¡Llego e~p(lll!. l..1 i:I :':!:.. d..1 rcr..:ll \ . entendiJos como complemento de la ¡'idaJ del curso. par.1 ':¡l)h¡p".dcr :1 an í.kl!1 Ilbdcs" l' .

lmí<:nto !endr¡1 lIn.ISI l\'fI10 seguir el proceso interno de clda actil'idlld. t:1 "Illt 'LlllL' de e'!l' pLlntL'.le.t en la hase de todo El papel del maestro Ll sensaClon que ·da .ulu LlCt1I'IJades rLís:ícas.bd de! nirl11.l 'lprl'llder'.Ís p'.¡-. estamos h.Inú.1 tllfT1.'! l11l' y en el sistema de ¡r:tbajo.¡ (perSllrlal. EI'ilk.:qlleños.lrenltlS. de en! .l· 1l11l'!l[(l len <:1 de los Jem<Ís \' e! imerclmhio h. m.1 los 11111US lll.¡r..1 pur rincones es de continuo movimienw: unos niños se re'udcan sllhre la otros se uisfrazan en an imada conversación...mx . h..lniz.ntememe.¡rilín persoi1. sino t. mt'Ji. que lI1t'nr e h¡m sido v¡¡loradas.llkeU. LI discusión \' el conu¡¡s!<: Jel propIo pens. de El hecho de discutir las íOlLlr posteriormente sobre los resulraJllB.l~ pt)sihili­ no sl'llo de tr.IIC l' el Jesarrollo Je !J rersonali.10 .I~ .!.!fl.pecífiéo.!cepl<lcíLÍn de hI práctica.) frente .' ljl:C allí no se «pierde. kCl ura.Ic!as normas.1 ut r¡Js m¡Ís práctic.ls .l enc¡JrgaJo d maestro.¡1.: cOl1siJ<:r.'.Ir1il'iJades.I I.¡S par'l el I..!!ll'omo e:lemento de rurmaci'lfl inrclectu. el! t. 'IGI' han con un importante deterioro. ha de tcm:r ramhien t'n n'lt'tH.Jnticípar las conJiciones indispensahles el niño nUed'\ jugar \' dC.> el !tnl' 1111. sm 1.1 el hecho dc que el niño neceS!l. un seguimiento individual Je "aJa niño con unos matices más ricos que en ungru-po más'ñu-~.Id llrrendizaje e incide en el runcionamÍento mi~fT1o I vn su organÍI.C.¡r1t" qllt: el lempu Il) n1Jrclrlí d propio niño ('.IS l.lCICIllI" posi. El juq!O Sl' Cll!1\'ierte en Ctlrlsecuenc.:nli· lLlfm:nte un siste!11. ume el grupo.ltem. . ión supone un tiempo l' un'lS connotaclunes precio ¡l los rincones un. de C. ltlllnu'lnJo con est..I r.l ¡In il'idad manual II dt: juego aisbda. Ln cuanto ¡l /.mipuhtt ¡I'¡IS..Jcueruus.lcií~.¡f respon'. éstos miran y comentan entre: ellos linos libros de la bibliotecL • (Qué actitud debe tomar el maestro" Lo primero 4ue se tlehe es cambiJr su concepto Je orden y confiar en que cada niño será capaz de realizar la actividad que libremente escogió.I":ld.ldés. tend rá que organizar y .>1101111.IJ.kllt ru .1 rral'és lit: la org. actil'as b.¡u.It'S!ru preve.IS'ldo e:n la cobh'lr:l' I 'lllld.em.d s(lcial 1nJividualización L\ entendemos en el sentidlJ de .Il1Cm que rendr.S.1 Je oper.'lción.1f}Orl.1 prt'sencia consume de! ¡¡dulto.. implica l10 sólo el aprenJizaje de 1:1 [. hlhllort'CL" 1.edu.l.lcti\'idad supone la . sin relación l'on l'i ámhito l' como dice Piager.~~o_ C¿. '14uéllos hacen juegos de construcción.ls.1 primera vista una clase org¡lnlz.Í<:ter l":\prcsivc o creatil'o: ello significa ofrecer a los niños ntlel'.rJ:. pueJan acceder a l'llos. Supone.. ~'a que la ínteligenclcI es "r.í LI n'I. \'<1 que son consiJer¡lJos como Je «semlentretenimiento» \' se les rest¡J impofuncia respecto 10 que anteriormente h. \' la .ionl's. L:¡ educación de la autonomía (.lll. subral'a y retuerza el el r. dc r. m~s dCl'alu¡lJ¡IS.­ de .Kiones I'il'as ~.1 talleres. ~ -.1 CLip'! qut: se rd'iere .lntc un m<:ctnism(l precisp que' \..ls rdle:-. pero pOCt).:.J Digitalizado por: I.íticas. .d 1.1 l'1l el sClHiJo Je asimilar de!<:rmll1.Ijt" 11 clón por pequeños grupos. Por lo tanto.lrrollar su potencial investll!ador l' h'identemcnte" el macstro necesita tiempo rar'l ¡¡SI¡míl' es[e uunamicnto.\ y cerema del niño!.!I Ct)nln 101 (¡[f¡1 actil'ilbd.llnhién de \'alor.IUensri. etc" y la posibilidaJ Je dett:rminados niños Je llevar ¡l cabo un programa adecuado a sus nece~íd.¡hajo.1 corto plazo -la:> necesidaJ de P. un 'lprl'nJiz¡lje miÍs correcto.u I]).I r ptlr todos () b mal'Oría Je los rincones a lo largo Je la .1 positiv'l de las actil'idaJes "intelectuales» (m.-siJe­ ¡¡Sila -:1critud ame-el t rabajó~j.IS.l l' el LI inlCn.í(ter sDci:d . a\'¡lnces~' progresos que réúfíza. Ruptura entre trabajo intelectual y trabajo manual Sl' rompe la dicotomia estahlecida en la escuda al hacer un.1 1ll. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.lI ¡tndo la escuela ofrece Jil'ersi.l~ C!~ e:\perienci.J 4ue se desarrlllb n:l-~s un.l ciltegori¡1 un nrimordi. la . ¡¡SI como pusihilllbd de que rodos los niños.I' hil ( .In importante como el J<:sarrollo ue una activiu¡¡J mental aurLÍnOm¡L a ..Iel horariu escohir que se deJiGI .¡¡s ell 1..IUllflCS espt'cdicls 4ue cornpllr!.1 pOCt) irú adquirienJo segUridad ~n . etc.¡ metodología. 'Ifecti\'.lflna de 1 1 r. ilna!i¡.\· '. sino tam· bll'n algo 1..LtJ de .

/. ~. e e '. Digitalizado por: I.J .mx .ro 1: :r. '" 1.. :.e .. !:: e "" z: 'E '-" é e :l '~ .. .: .edu.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. '::¡ '-' 1.) e e ::. J 3 .. (.C.S.

·A"-p¡:i'ñcTp~o de curso.. envases de yogur ¡. De la imaginación En todo el trabajo por rincones.1 edllcativ"... ha de pre\'er el . w t. necesidad de pelearse.. como en la del propio maestro. hasta dejar abit:rt. alfom­ bras. El niño. encajes...ipo de estructura que quiere organizar y la meux!o\ogia que emplear para llevarlos a ténnino.S. botellas de plástico para hacer «bolos». ropa vieja..mx .). irá aprendiendo a respetar los juguetes y útiles que son propie­ dad de todos.C.1 relación se puede concretar desde llevar a la t:scuda dementos en desuso que no se utiliulO en casa (estanteri'ls... Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.) la posibilidad de que un día pueda venir un padre o una madre a en¡:argarse de un rincón determinado (por ejemplo. incluso los niños más pequeños pueden entender unas normas claras y sencillas que marquen la necesidad del respeto mutuo en cualquier actividad lúdica y de la conservación del material que se utiliza. la imaginación juega un papel fu. sr l. determinado tipo de muñecas. de manera que los niños puedan elegir un mismo objeto.. Las tiendas especializadas Hay materiales que. ). Los padres ".ones no presupone un gasto desmesu­ rado.~_ recursos para proveer un rincón pueden buscarse a partir de tres fuentes diferentes: 1. ete. es neces¡lrio explicar a los padres el tipo de organización que se piensa introducir en la clase y potenciar ljLle de una u otra manera ellos también se sientan partícipes de todo el pro­ L'eso que se vive en la escuehl. Es[. botes de leche.J?. colores.edu.C" Digitalizado por: I.:. tanto en la veniente del niño.¡se porrll'lt. poco a poco. ayud¡lrnos a preparar y cuidar el huerto. teniendo en cuenta el espacio de que dispone. Una vez efectuado este proceso. coches..ndamental.- Cómo proveer un rincón: material '" 13 MOJuax unad. La colaboración reciproca de padres \' maestros provoca una vinculación atectiva muy positiva en la [¡lre. El maestro."J. se han de comprar (pinturas. revistas. " 2. Muchós de los materiales de juego pueden ser reinvenrados :1 panir de materiales de "deshecho» (botes de leche para hacer arrastres.. Todos hemos comprobado la ilusión con que un niño recibe un juguete nuevo para estrenar~ Es necesario ofrecer una camidad suficieme de todo tipo de material y juguetes. evidentemente. hacer un pastel sencillo.

jue limil...'lIdtl.lS minim¡¡s OJlul¡u()IlI'.Inte él el maestro desde su perspeCII\'. h..tr.lr .l'ilrt!l: ni dem.1...' oh lel ¡\'os pretende ¡Ilcanzar con con criterios lo dist rihu\'c por la chise.. legumbres.'sclTHJihle la tarea de (()//I'{'r1'dU(i1l dd m¡¡teri. [()~'''' con los simbolos.u!. . (()[ogra¡'¡¡ls \' dibujos correspondientes.../' " 14 1).. C.I .ld(Jr \' din¡¡miz:¡d(lr de la [.m piCZ'lS .jue . • El material ha Je ser uJ("/lIihl.f1I\.edu.lr hotes de JMa no corten: del niño .l htl'oret:er clllSO Jd material \' la auwnorn¡¡¡ del niño. .t escuda.10S . ces.. '.IS Sin hral.llorar. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.: no.OS Je maJer:.tr.jlll' presentarlo de "/tU/atl r".ller m¡Íscaras.l..1 1/('U'. piedras dt.In:. • P.í 411e el m¡neríal sea est~licamentC' t'lStmo \' un. I \' otro tales como neum¡íucos./('II¡It/U r !Jál!l/('}I{c I. Digitalizado por: I.!el/!tjrcdh!" . para evit.) cabo el \Teto ed llCa!l\'O de c.ln !:t al'liviJad h'ldic:t~. Es importan' e Ul1e el n]¡¡e~lro \. de \.. son moti\'o Je disputas. Se plll"lkn utilizar l:..l para c()n~· trUtTIOnes: plustílina usada para hacer est'1l11p:teí(ín.!1 deferio.h" rompecabel.mx . plum'ls.. caja~.lm¡cnto y \.S. !J malerial es uno de los insl rurnenros para lIe\'. ni demusi"do P()C()S. Irol.ll' \. • Ls impn.l educativa.l(litud 'ldopt'l .It' It'(J/{rll/'ll/: etc. lanas. que aturden \' despiscan a los niños.jllC manCr¡l 1IIl'clnismos tic UlflSlrUCClún del pcnS.C.lr<l han:r maracas.as a los que les !'Ilt.Imbién e1emcnws de la n'lruralcza de mar.juil'rc decir \.os. elC.jue pong.Ida rinClín hJ de tener el ""'{Ni. "ahorrarnos» mucho dinero. para b «cocinita.tsíados ohjt'lOs..\' Itls COJ"J \' siempre a su disposición. 1'" Es [f'!"re I'er f11Unet:.¡ de org'lniz. coches sin l'Ul'. retales de Idas. \. • Se \'. Consideraciones generales que hay que tener en cuenta • (:.. pJra poner pintu r:. cuentos :-oin hojas.' ¡t los niños: eso no \. hueveras para h.

no sólo al niño..tilO vida..1 mUvorí¡1 de los casos. contactando con los anteriores maestros..tor de cambio. es evidente que esta fórmula .edu. son situ~ciones que exigen del niño un considerable esfuerzo de adaptación.¡dulm con un grupo numeroso. donde ot ros adu)tos y niños ljue aún no conoce y un espacio nuevo por dl'scubrir. . Por otra parte.de horurios (en las entradas. moverse en un espacio nuevo y desconocido. supone la primera separación afectiva del niño y de la madre o familia. ofreciendo la posibilidad de que el padre o fu madre pued<1 t'star en algunos momemos con sus hijosduranre los primeros días: el parvulario. ya yue ha de \'Miar radicalmente su actitüd en el quehacer cotidiano: «un cambio en la organización de la clase no produce un cambio en el t:stí!o dt: l'nseñar». y este hecho provoca angustias... el primer mo. se enfrenta a un mundo exterior desconocido. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. . mir una cierta rigidez .La organiZ!lción del espacio y del tiempo en la escuela infantil Antes de abordar aspectos más prácticos. Algunas sugerencias en este sentido podrían ser procurar yue la entrada de los niños en la escuela de O a 3 años se haga de m.mera paular ina... Es como su primer ingreso en socieJ.S. Este es un reto que dependerá notablemente de cómo se vivan estos primeros días. y velar para que este procesode adaptación se haga de la manera más annoniosa posible. mantener en la clase al grupo que provenga de la misma escuela. conocer ¡¡ t " t'n .'.iciarse en tareas ripicJintntc escuIare~ ---yue no siempre coinciden con sus necesidades--. como ya hemos dicho antes. mseguridudcs.. la escuela ha de crear un clima de confianza y seguridad hacia los padres y los propios niños. Compartir un . a 'menudo en su primer .ld. ninguna alternativa a la enseñanza rígida y tradicionaL Es el maestro.mx . sinó también a los padres I ~Est¡lrá bÍl'n atendido? ¿Se sentirá solo y llbandonado? ¿Le querrán) . estar demasiado raro sentados o en silencio.fl~eL_ Cuando un niño inicia su escohtriJ"ád.C. el comienzo del parvulario supone para el niño -inicie o no su escolaridad en ese momento--. miedos. asu. En ambos casos.:. r-> Digitalizado por: I. por sí misma. una ~Ítu¡¡cÍ¿'n nueva que le crea las mismas sensaciones.no representa. en 1. A menudo. en IJS p:Hios ~ !r. i Esto hay que tenerlo muy P!"t!'St. queremos recu!cat una 15 n:z más el hecho d~ que la organización por rincones no presupone sol¡¡mente una nueva manera de distribuir la clase-en espacios dife­ rentes.

¡¡nu h. eso no excluye ljt/e los r:!tos de l'(lmer \' t!nr111 ir estén sometidos a un horario fijo \' l'st¡lblccidp..' . l' h.!ñan..lr!os O sustituirlos por otros 11U prl'surú .' .lIl compatibles zonas de trah'l.s..! so!uciún po dll..coLI' rl'. no han de existir unos criterios de tiempo ljue ddimitl'll UIl'¡ u olr.. csp.'a.lr el esp.-¡\.} UII ~'¡il:1:l de confianza ~. que cn d de '5 l' ('. Mediante esta relación condían'l se ere-.I Cld'l elbd hm' 1I1l0' rincones ll1.ís pn. cuando Ilq.C.edu.lrio. .'lje di ¡'nemes.teerlo.¡tr:llti\.1 dc mu:' claro que debe tener Llfl. pUl' Por otro lado. meS.¡ .1 OITOS.'r. por !t. dlitl.1 jugar ZOn¡lS protegidas. '\ 16 los p. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.1 haciendo «comiditas» a las muñeca. Los niños de estt' periodo edllcatll'tl tienel1 mucha nen:sidad de movimiento \' les gusta mucho eSLlr por d slIe!(. muy seguro \' estimado en 1<1 escuda.'sidades tlcl grupo dc nirios.'1fl por I. los niños husC¡1rl P.er~' OCup¡l11 1 • .!s primeras edades.l dt. Otros con los coches. Los mismos niños.I· dos l' \'. Sugerimos 1.v.: rn.Henci\in ¡tI !1laleri..] 10 brg\l del ClIl'Sll.llI!1'! \.lctil'idnd.lCión «escolar» del tiempo? Uno de los rasgos más característicos de los niños de esta edad es la rapidez con ljue evolucionan y la estrecha relación que existe entre las diferentes fundones. a qUl'.lestrt) si hace falta ¡JI aCah¡lr L'l ubicm:icín de los rincones l' de los mu\. h'I~' lino ljue no quiere jugar. Es Importante.í " t'UlllU.lcío .¡ hllcn. comunicación recíproca.1 (r.deterior. es d niño qllien decide si ljuiere jug'lr.. 17 Hasta ahora hemos hecho una breve aproximaciún .! m¡tdre y sea recibid(\ im!il'idual­ mente por el maestro. E~o depen(Jer~í dI:' la situación real de clda día.lIl'.!t:s físiol('. COfJ!e'r. sillas) ha tic permitir qUé' el niño se dcspLln' I¡¡lrefllt'ntl" por la clase.os.1 escueb en general. que a menudo se. tanto. por lo LlIlIO. l' dÚlldc h. ctc.. '1 . . En el período de Oa 3 años no $e establecen ni unas 'Ictividades ni un tiempo especilkn panl <:ada .!dres a través de una entrevista (l reuni(m al comenzar el curso.1 mísl1l. ¡¡ medíd¡ll1ue.lrc..lrfn..1 . en momento \' según las necesidades.ll'I'ularlo se procur:lrú en'al 1111 np.1 ...1 clsir.H en taller l' en lOnas específicas para rincones Lt clase ha de ser un lugar . Llrrnarios. qut: el niño se encuentre <1 gusto. .l.tU il'itLldt:s de 'lpn::ndi. CU. . de reagrupamiento.thle paLl (l[ms recursos Un. II1CIlIC '1 las ncct.. se pucdan recolll'enir P. Por eso (!lida remos de manem especial la amhienración de la c"1se \' de tolb 1. o si respeta los intereses del grupo chiSt'.1 rc.lCe de peluqucro. son los que ¡n. se incornor'ln dc 1.mx . Todos es¡an :t1.IS mism. el tiempo de los niños m.lS.ll-i'lS !lOS pIH. En el parvulario. [ .1 primera p¡lrte de la mañana o de la urde. ¡. .!: es nec~" sario ljLH~ caJa COS.( ..¡\. P'II"\ que los rincones ('omínucn siendo . está triste porque la m¡ldre se ha ido y prefiere estar un ratito en la falda del educador. tipic.lO cl padre se ¡lide. en especial en est:. d nl¡H:Stro \'erú Ll1": rinnHll'S Ilicrdcll el Inil'r(-s..n. El maestro no ha de ir:ter\'enir en esta decisi¡'Hl Los mms nirios.jueiios no es programable.t!i/..¡¡. qu(' ('1 111110 pasa en '..l Digitalizado por: I.¡gll1cllt. d.Llse por rlnCOlles en IWKi¡'m dc !as posihilit!ades del loc:d.ís adecuados y unas.S.lr..lrmirl <:s potcnU.¡(I() Ikx1hk' \' en el que S('.('1 arrinconar las sillas () clllg¡lr!as en la p'lrc:d: LIS mc:sas l' .ll'l'\l\'C­ c1uhlc. Consideramos importante el hecho de que el niñ(l ~'f1tre en la clase con el padre o I. Jl:l¡.I~¡.? '1) '111".ls dd niiiu. ... unu h¡ICC un encaje: -éste mir.1 la organiza­ ción del espacio. Evidentemente.l de org¡mizarse de una manera córnnd.d11ll'IHC educativa v.!s ellel gru!'¡' dc.IC10 '1ll1nlio en rinlonc:s de juego 1'11 el p.. pero ¿es necesaria una organiz.Iria segLIf1 el criterio Jel macstru. ' . P.]L¡ ¡.! acrivid. con visras a ofrec<:r un esp'lCio 'lcogedor l' E~ curioso ohservar cómo. Consideramos al niño en su globalidad.I nu "l'r p.lr LI .¡re¡l determinada.1 un cuenro..ldo. en (amhio.I tenga su lugar permanente para queel niño dónde husnlr d material que quien' \' ['Imhi.Ipnl\'cch.1 escuela son importallles.l í uno:. cualljtlier situ'lciún IIUI-"Ir.o cokcrivo que.~il. '.¡ LIS I1l'ecsidn. IIU llCIIt:íl UC¡¡).lCitin.lrcan Stl rirmo de juego.1( lenr.Jn llegando.1f.( ll\.'\~i¡.:.:den a\lmbr . ¡ kll1()S dc conn:hir la organ iZ'ICIUf] d\.JJ colec· ti.\lcdialll1: obSeT\'. XI m¡lesrro le corresponde valorar si organiza un:.15 mesas \' las sdlaS.r m:.ITa reno\'.. Todo~ los mOll1l'Il[(.'hk.'il'o que se ha de ir cllnhialldo ell ¡¡nr:iún de los ¡merescs y necesidades dc los nilitls . I'a desde pequeños.I. el tiempo dedicldo . cua:1do nos plantearnos un rr"h. rincones semejantes a los de su c¡sa.lI1les que eso depende de los horarios de los padres).oria de las veces 1.·til·jdad por rincones \'.d. ¡Jljué! h.l l' d'lr.'ld~1 r~\/Ufl tiC ".:n ]1\11 d nl. LIS m:cesidadt:s dd juego no son \.10 cambiando de intereses a lo largo de la mañan¡¡.: la clase:' asi surge el ambiente de los ri~cones: unos juegan en 1. por ejemplo LI cLse h.\ presencia r~'rnuJlef1[l' Cll el flpr.lfn~'f1(l· ('. .

. A!esd pard cdmbiar a los niños (empo{rados en 111 parcel.'11'.ltltll... litan.. /(}. lO] (a lile/m r lI/e.. ExposÍlor . llis fflcJ(Jro!·•. que permi­ tan realizar los {<rituales» del rincón con la tranquilidad que requieren: . Afueh/.1./i/er('ntes l'JpúClt>f dí' Id CldJ('t/llt' fe {'lHAt'tl n'¡¡..· para ?.edu..1 para guaT""r llls dis!mct's.>s !. Lavamanos f.r<l ¡.I¡jI'rt'J/{¡<' "{tl· 10 Rincón de plástica lO. es posible pensar en un horario exento de rigidez. J. t. CIIúll"TrJJ {'uru .H... {'ldl/ltl!. autocomro]. ColgaJor..(u H'. Clll'ltlOJ.1/urd. TCII<I..·s..1 mil ('S/¡lIlft·s eN el S/f.I'lm. t }1J ' 1<'T1. A /!"mhTd ?. I Alfo~/hrd.-I./flll. 1/. lAvamanos a la al/I/ra Je los niños.. r TaMón JI' ifljormm:ión pdra los pdJrn -l.¡::".It· "'camhio di' los niñm).~ .JI . 19 EJEMPLO DE ORGANlZACION DE UNA CLASE DE 2·3 AÑOS 1.l. las diferentes actividades que se pueden realizar.. {('(Ir . 18 zado cem rada más en el interés y en las necesidades del niño que en las materias propiamente dichas.1<"Irú.lú¡ d.J.¡a'dC'N sf. 1J:!.l. imlít·¡. l.lc..~II"rcl"r rop" . .¡r¡/ 11.·(tl/l mllll"! 11. realización de]a actividad escogíd. y puesta en común.ntin(j(¡o () . 'n/O Jctc. /3. col?<lr ('n Id {'dT<''¡ 1) tI..1'.5. donde tengan cabida «tiempos largos}). . .~.(.-.\' Rincón sensorial ({'eces. I j RIncón del juego simbólico IJ.S.r) p.Recordar y presentar si es necesario. Espejo. {(}r{II.mx "~. por parte del maestro..:n'ir pdr" Ir¡jf. (Ol/IIS g.' Ttlhurl'ln/!ilfm '11/t' lt' {'1/t'd<'l1 mn~'.C.1. Coez'nÍla. Alfomhrd ?rdlld. } / Rincón de lectura de la imagen /1. el/filler jlldlt'lÍIua/es {'.. J. /.(1r en UIl " n/flflN. /. así como las matizacio­ nes que crea convenientes.L (t'. guarJ~'r creaáont. s. ESlan/eTÍd para !] Acc.JJtlTdúT d muleTlu/.'so al Jormitorio. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.·. libre distribución de los niños.f~!'{II.2.J Digitalizado por: I. Rincón de los juegos didácticos 1(<\ . enlm ."" . ItI ¡ (nrput'J'ttlJ (.:r('III<I/l/dle /.}"rl".. Cllna. . Acceso a la dase. BoI.~llll 10."m.ranJe (.. Muñecas."/~'Il/af CSpú( !fI( .sfIIlúl.·dor.' ullliTdi. ria/"J i f'iÍ¡.. IJ.Ttln.! ('"..'ngd.

. coff/.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. . 7.. PelIlquería y maquillaje. Mtsas para el trabajo coleClillO y/a taller.. {'J/J c(}/oc"dtJ t." 20 EJEMPLO DE ORGANIZACION DE UNA CLASE DE 5-6 AÑOS 1. Rincón de-Ios .-. 5.C.!J Tmdedor. .(..f COJ//icJJ!' N'alt'YItll d..:>o Digitalizado por: I.'S p"r" b.'r('úIJOS.'. 1". Carltltra con las textos libres. Colgadores Je las batas para /J. 15. 18. Rincón de-Ios dis&ace-s (buúl. Estanles con juegos diJáclilios y d.ño. Tea/ro Je maríonellJS. TimJiJ.'r .lmbiJ" sln'e pura scp"r"r (·sptwás. 21 lO Rincón de pintura.. l. ' IfH tdllt'f{'{ Cc.S.l (u/tocfln/ro! {le 10.J:. invmtos..'\ . P...as plantaJ.' ('fJr· cbo.md con los cargos de dasl' l' fa "hsen'ación ') ArmariO.Ir.1. Alfambra. Armario ron el matt'fial más usual Separa !'spur:ios r "'coge los trabajos de los niños ]] PIZa". (objetos traiJos ele casa. y colocaJos sobre /In armario p<..). a de ('XCltriIWI. 1 1. col/s/meción. Rincón de impre\Sión (gelatina. ilt· ¿"'nlos .. ~·![.¡"r.. ... Casa Je muñecas 1(.qll.edu. Bihlio/eca de dase.:~c~. En rl dorsal y Johre ¡.::. (.mx .. JO. . Lm animalcs. l."Jo'<'! ... . Cocina.. monotIpos. <{lit:! II. 8.-'" .d. 17.\' e!pejo grande) 1').wl /}' ? ~ . -l.. 3. 11 Colgadorl:! Jf·las batas I2. !-l.1.\ tÚU"(}f!I.

tJO para h<lcer la ll1¡lriol1efa Ljlle ellos 11..lun.IL·I rincón de p!~slica l'n un tiempo l' ('on una t':cnica concretll..! ultima \'Iene (bJ'l por !lna ncn:sid.IIKút1eS Jent ro de cLtse. 11 nnCl)!1l'S en el palin. JesJe Oa 6 años.dizaCI<Ín recbmen la inter.l "!'lincion.ls p.S.''\.) dcterminado.\. Est. F.¡(!\'id'ld \' los intereses del niñu Un ejem¡.¡nJo en momentos puntu'l ­ o de torrn.edu.~ ~ t~.\" .in l'rHre los compañeros \' l'l Iluestro.!~ 'I~~':--:.1 '¡!U'IClún.. \) bien 4ue ':sre .enClón del maestro.. sino que se complementan. a p:trtir dd segundo año de \'ida -es decir. {) .~ ""'\ 22 Qué rincones se pueden organizar en la escuela infantil El ohjetivu Je este lihro es otrecer {Oda una serie de rincones par'l I:i escuela infantil. !-.ltlld'l por iniciativil propl. se produce \10'1 Inte.In fll1<'OI1 de expresión pLisílC.. I/i tlld"" lo que se ruede hacer. Son sugerenci. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. "l. Queremos aclarar de entrada que no eSl..llkcll. .¡j de Itls 1r1\l'n!ll..lra empezar .lteri'lles que hlln escogido Es probable que a lo /.ld .ISO podr:'l ser cuando. Caja rincón ¡jene una razón de ser en función de su finalidad \' ['ul'dt' ser desarrollaJ¡j de t()rma «e~tructurad'I"... l'n Lt Lfue los lItlles se ponen .JI cllle les .! que el m.ín "ni IlJdo. Cret:mos 'lut'.¡r:1 resolver o puntua lizar algLID aspecro. En l'S{.'!~~~:\ ..leStrt! propone hacer 1111'\ [)1.'lCu.¡estro \'. ...¡ p."" .¡riuneL¡ dentro .\. i. que responda .¡/". \'.'~~""". pasillo. en un moment. :. el m.\ expliClt.¡ dinámica :' Lis necesidades de la clase.I1 disposición l'n.. Un ejemplo Jel segundo caso se daría cuando un grupo de niñlls deride h'leer un regalo :1 un Cllmp.:! grupo de! año--.1 trab<lj'H. a partir d.:.¡rgo de su 1'l>. 2! rincones ínter-clase \.¿ :-. .¡ilero ptlr SLI cumple'lños.. el espacít' \a puede estar organizado por ~"¡""<.:"l "t~.~: ":'_ .''-:-..:~ .mx "J'!'.) lIn provecto yue in icia el n iñn a n in~! indll':dual () dc.' ~:.: grupo.l :'-~':".l. \' en se pueden \'uxtaponer segllO !.C..1n dd primer C.¡ t(\[. ~ U1 Digitalizado por: I..10 11l..stos dos mo¿elos no se exdul'en. " L.

.C. CI/ el rincón hay lambin¡ olros 11//105.". Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. .'a ulla torre con seis piezas.i/:::.¡ce.S.¡{ \-. rodeado de cons/mcC/O!ln Je md.. Digitalizado por: I.'rLl.mx " .edu.~{{!ltl(¡ (0/1 {liS Esto)' ddallh' dc é!.:.¡ o/ra .~ \'\ ----------- 53 " Rincón de los juegos didácticos y lógico-matemática OBSERVACION Pablo t'Sló sen lado é'n el me/o.{. algunos de e//Oí !li. Pablo leva'.-Á . a contmuanon. smlacla e/1 el suelo.

i h:tciL'ndo!o implIlsiv¡lmeme... poco a poco.i/'d/d. el descubrímiemo de las propiedades de los objetos.t!quier . En el p¡m·ulario./\ /.1 .'11/.. vallas pafil guard. pen:epriv.. circui[(ls pm dOlldl:' pasen l'oebes. .. pet¡ut:ño. !)/}J/g.(¡(be />.ut: ningún . Rnger." \.lber orros que posibiliten manipulaciones más precisas: enroscar. II/}('/'/I.'.imbólica.. éste será un esp:lCio Jt' JUt'gll illdi./.'lIIirtl r rn {.' b.¡flt1 111/ .!rO l. "Ire'c.1 'lIdo \' J/n' \ './ 1'.'I'IJ. \(' '" (ti.¡r las agrupaciones dl' animales de plásrico. J(../" .ldcCl.'(rdl/. L. más grandes h.-.'.ue no toler./l/dl" '" !.<J.' In. ."/II"". donde el niño ¡lpihmí .1111 ¡'d /.).1 Intr:lUterin:1. ((¡III.im­ matemático -algunas también lo son del código t:scrito--. pero . ntención. Dl:spw':s. 55 C/.'(JI! (ldor./.tlidaJ de esrc nnnin e. 54 1./\ . motril'<!s \' manipul.'/lfr.ISl!llÍk· concep' tos h:isicos de cu.1 lonna geométrica de las piezas y.O h'lhill!:l' remos t!'n t:ste espacio un. <." . mt!'moria.J Digitalizado por: I.estl' rínúin l'!l(.I"s pn'::.'( :.' .::IU'.1 Sil 1".~.' l/O I'd '/I'/"do 11/ IJiI iI!II/IIt'IJlu "II/dl .-.1".tru!'lní con proct!'sos más complejos: hará puemes. como es eddentt:./1/" /" 1'1J//'<IiI/l!\ " . coches. tranquilidad.C.¡mcdida ljue se \'aya haciendo maY(II'. Imm.'rlt/)' 1'('/" O/c'/IIl/n.'\pl'rll'I~ClaS el niño.I. Habría que matizar que objetivos como el desarrollo de la función :.J p.di. Estos jut!'gos son lln but:n rderencial P¡lfU que el maest n \ C\ 1I107. combinando armoniOS..!('{'r "/ .I de UI1.JIto. girar. obst:r\'ación.I/cc.:!. comprobación \' cbsitica­ citÍn 1..1. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. .l t"/i<lII/.. 1'1i11'''!IIIII' d ¡'.H10.111..ll11l'nte 1.'r f>.1 d cornport¡!miento de! niño ame sittlaciones diversas: control de mo\'im it'ntos . ht/t'. r.h':IlCI.lmk el niño pueda jug.rll"'/(' ../1/.l de alfombra puedt: M. tt:naciJaJ t!'n la persecución del I Lt\' que delimitar un esp¡lCio dí.. ' lI"tI Plt':.¡tt!'rial y así. peso.! alfombra que aisle de la IrialJad dd sudo Il'SW zon.I('U'l/J" liJiLl . '/.\ de! ClH:rpO.\k "rlld.lf )' d ('riJIJimía .1 po· nerse nen.í !Oda una seric: dc' relaciones simhúlicas ljlle deshar¡í.KilÍn dl' Lll1l. .~IIl/l" "< (¿I/'.¡!í.' 'tI. 1.ü oltldr"cltlJ . al mismo tiempo.>trI) nnio un proyecto común./(' .imi (¡Imbic'n .. editkios.1'''/ ".:n I..le :11 grupo de niños: cyanto más pegueños son.I".. la aproximación a las cam idades conrinUlls y discretas. En un principio.'tI cI.'<1('('1'>. j.lf¡i ./ (. ni son específicas del pensamiento ló¡.' r (I!II/I('''~'' It..m Je Sl'r los elementos para hacer construcciones.lrte dl'l't:dl.'n. .' pr('. -.¡ niño ljllt!' lo utiliza.1 I.\./1/(' }I/e n/reCt'."p.'II/¡Ird.tlltl' L¡ fin.I 'T/ . " <.1.lprendi%¡lje El el pl'rtodo Je U a 3 años. d II/rll ril/(lill J. ..: . lill J/l111) ./IIC (.'1/(/11/" .lccm(Js ¡l/111m 1" .' PII"JI/.¡¡'{n /'I<'~dl .1t. Para los más granJes. "I'.1' (Cfll/llid. ptl[ e'. . Jesenroscar.".I'¡II'~/lldr"1 \"{"/wllt¡ r I.'r.'I'.•lmomonarl:Í )1 hará IjI..\ dentro de este rincón.irt/uiJl..1" pil':::tlJ al/ú'!rt"'/\' .O' IIII../1'''/1//" J!. \' . 111I.~/lldl' d 1~II./.wr en el rincón de la tienda cabalga entre el pensamiento simhólico lógico-matemático.I.'á.ndo 1" tI)'II.1. \' 1(. [t:nt.S." "" '1lnl//II/I . atornillar.' \ '<1 de .¡s.(. UC" \' rtia r.1 d6:trro- (:uak¡uier material de construcción presupont: dílert:nre's dt: compleíidad qut: dept!'ndt:rán..lr d ¡rena­ mente en el sudo pa[J escoger la postura que dest:e.1¡sl ruraf.lrall~js <.:uando hacemos una actividad de col'in.¡s. st!' tamilinrizará con conceptos de \'(Jlu­ 11le'1l (grande.mx .IS.1 <':!11bolj.tI'I"'''.!!. ni S~ desarrollan de forma estrict.C. t11c.::.-.¡s Clln el Il~.joso. habilidad..11}1 pil':dl r('<.!!. el trabajo de compra-\'enra que se puede re.ll1lil1:1r¡í alniriol1o slijo. uld"do /n (11/001 .1.1 un buen Jominio \' coordin.!.¡JU . l'[C. hemos de tener en cuenta que el m.l'ompanit'ndo l'\1Il . .-.'idual. '.'ti \/ ¡I/n '''' pero.'()///. bajo . pe (/11/ '/11..1" .n Ililtl. /" dI""'" 11\ meses: tiene una le\'e p./ ..'" /. put'de h. Así mismo. "'-( ). '\l.nerial se . resistl'nCÍ<1.'/1'.l '--" .'S/I/!!"I.l" (1J1/ 1" II/dllt¡ /:'//1/('1'." .edu. 'JI d IJI(¡JI/( '/1 111 ./ p.'r polivalente con mm ríllll"ll i.!l'~11l0IltC. 'l/IIt"('" "l/JI "l<' Ibr sus eSlru<:turas espaciales \' el pt!'nsLlmiemo lógico ídc orden.) .¡¡i\'. la organización espacio-temporal./lit' ¡ill'.ltI 1/lIIJ..

Ch~IP¡IS. Uasitic¡leíones con materiales \"lríos (bloque~ lú~dcos.' .ldes contínu'lS ¡ agua. repartir ohJetos (m¡¡tcri. ¡ \leeS!).l. Así. y a tr.. c!. de orientación espncial.:sificl l' COmpilnll de ()[ ros juegos ti.' y discre[¡\s I chapas.otro material: animales.ll de eLlse. cochecito~.::. . ¡\l¡\IERfAL de madera.mx . De \.:¡ . l.ld~l Jia...ando .-.¡n mu\' !ntcres'ldos \. Jiremos que es importantc lIel'ar ¡¡ cabo ¡ICtiviJ. 1.\ poco. pnrchís.Todo tipo de encajes y puzzles de diferente complejiJad: juegos de ordenar I colores.ls¡f~S~. graficas. . I. o de vi\'encías personales \' sítu'íClOl1eS de c.ugeren· de juego .Particion de números. d. holas. memoria. ...do cste ¡. . . posibilitan ime¡:. .ltinerarios \' ón:uítos.·animalitos.ís tacilid.. de percepción.C. .1' ¡Kti\'iJad: otras podrían ser: '. . cartón de todas las medidas ¡ \. hls clntilbdes.¡nOS sc fIl11c.hloques lógicos.!.rar Je m.'n CDllur ohjetos \' (Ompar'lf c!n¡¡d. . coches. .i' 56 ----concreción en el tiempo.':' de juegos de construc· (Ilin í donde ¡Igrupa piezas.lra Ins más gr¡lndes.: por SI .ls. .tr. atornilladores.no~ correspondientes con tn. 1. piedras.. Leer l' escri· hlr Iltlmeros \Ü1lCmOcnre ha dc :>er el [CSnlLldo !mal de (<.d()s: de carl\Ín: juegos de construcción de compra' l'ilsitas de color para pie/.1 tormas geomét ricas i urcu!o.ldo 14rucsa. meriendas.1 orden¡\ción de la biblioteca o el rinctÍn Je los ¡mentos eon criteríos lógicos. d niño matemáticas.l. C.1Jes de este tipo: la obser\'acion cominuaJa \' sistemática Je los fenóme· n(l. fichas. de P. ..edu. Por extensión.Agrupllciones y serÍ¡lciones. hacer registros de ¡Isistenci.lorerí'l..! dderenCl¡lr .l.fiÍ los si¡1.' t'" dl'IlL¡' "Yo tengo m¡is años qu'. tebs. cromos. haciéndoles retlexionilr. Es en eStas situaciones donde ei m¡lestro puede mcidlr moti'.'st. capilZOS para guardar los Jiferentes dementos cl.. oca. ".. Iniciación a b:. !. de llaves para i¡brír.í asumiendo los conceptos Illlmáicos I ¡\slmiLl.i..1 () .lI1m dc carpintero.is . tamañosl.: h. la transformacIón Je los ingredientes.juegos de mesa: dominó. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. SU(.lnera espomanea en un principIo./uegos de c~mparaciún de cimrid. cartas. el niño ir.: grupo. tormas.lnera fun(!(~n¡11 conceptos m¡I!<:­ m¡íticos.' mi rrm]()·" "Es!" . cu.: . .U\ENClr\S Ipara los m¡ísgrandes' .dw qu\.H..~ 57 Sí nl)S los nirlDS de"¡ .il~ de pLístiw figur.¡ren. atlnostéricos.S.--' . Digitalizado por: I.\I!Il'ho~ de los materiales va mencionados son e'i. el trabajo COIl el cülenJario..¡d !11.lme otra mas estn:ch.I\..ir nírlo para que establezca todo tipo de n:hciones con los ohjews l' ilccione$. ctc.l(ks ¡«Yo S(l..IS dI.d mismo ¡ lempo a partir de aconte· cí miemos significiltí\·os. poco .'n desuso 1: de plástico duro de diferentes medidas: botes de leche de bebé.' m.

Digitalizado por: I. 4 • 'C.S. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. .el•• y aetlvldadea .edu.. en Oa 5.mx .. _::... Buenos Aires.. Karina y Cecilia Román (2000). Idea. núm. Ediciones NDvedades Educativas. c. noviembre. "Piedra libre al taller en el jardín de infantes". U E ~~ " J LA EDUCACION EN LOS .. . 98-111. 30...Benchimol. La educación en los primeros años. año 3.C. pp.gere.

¡ ~':.JIlIenlall11ente brincLJt . ¿por qué un tao lIer'."cios de exploración.~ !-. En esta II1stancia del :rabajo en tao lIeres. Para ello. illrJ. ¡«~ . ¿hay que modificar total· mentr. '!: f?~.) . preguntas y reflexiones. a diferencia de otras formas de organización. ¿cómo dispone. el rol del docente.Jdalidad de organización de trabajo en el JiHdín: el taller. el taller de literatura o de plástica· o trabajar en torno a contenidos de diversas discipli· nas y áreas ·por ejemplo el ta I le r de cocina.~ a. " =­ = voreciendo una verdadera de construcción som­ partida del conocimiento. se ¡r. al concretar una experiencia ae esta naturaleza aparecen duo das. Una de las posibilidades es organizar la tao nfantes KAN/NIt BIiNCJlIMOI.~"\(H' y r.edu. ¿un taller o varios talleres simultáneamente' J..: p'. cambio entre los niños y las niñas y su interacción con el conocimiento." ¿Qué es un taller'. como por ejemplo el período de ~~0.' del espacio' fíSIco'.'H) PS de I~s distintas disciplinZiS ':' ..juegc!s centralizados. LT . :!. diseñar y planificar nue~ra tarea de enseñar surgen variadas y ricas iaeas. fundamental· La modalidad taller consiste en una determinada forma de organl· zación de las actividades con un estilo de trabajo en un ambiente físico particular. numerosos espe· cialistas dedicados a la enseñanza definen a! "taller" como una moda· lidad de organización de la tarea escolar. "Lo que declcfi'nos hacer en la escuela sólo tiene sentido cuando se considera en el contexto más amplio de fa que la sociecfad pretende a través de su inversión educativa en la infancia. o el taller de juegos tradicionales·. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Sin em· bargo. y crei'c!ór¡. se presentan distintas experiencias del trabajo en ta­ lleres: taller de cocina. En la "modalidad de taller" se pueden articular propuestas.\n3 y niíirlS es­ '--' ~.: ei ambiente?.. Bruner' Este ilrticulo propone redescubrir urJa m.S.~2i1t()S ¿Por qué talleres? ¿Y cómo se organizan? y de magia. Pie d ra br e al t a 1I e r e n e Ja r d í n d e 1 Planteando preguntas.n. destacando sus ventajas y las posibilidades de en­ señanza ¿De qúé hablamos cuando hablamos de taller? En la actualidad.::. . como formas que tiene el docente 2 de organizar las diferen· tes propuestas de enseñanza.1· ~.:.ta r11¡1 nera se )Ju pd~?i1 ( n ::' 1 ~. fil­ . ac­ tividades que giran alrededor de contenidos de una disciplina o de un área en particular ·por ejem· plo.'" " .trab9jo Y las actividades o ~ y de aprendizaje que ofrece.mx • L' .. construyendo respuf:stas En el momento de pensar.'.C. e p '" -+ mente..'ffJegian. .> fUn. ('¡iCII.. de IjterJtLir~. ¿21Jál es el papel o el rol que desempeña cada uno de los acto­ :es'.J'~c(i(..IIt RO'\/ÁN rea a través de "talleres".' i (:(.~.'. '" Digitalizado por: I. 1'~'. de experi­ . el inter· I~~.

Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.e' ""Ier. podemos concebir ¡¡]l' ill:.'\ ¡rilO'. l¿lS :.. el mismo tJller y se excede el cupo establecido.' Dp.n listo de "e~pertl prionclZlc.stah~ecl!n¡eJ1to de un.' . t" r!tt'CI('11~5 . No existen I1i cerrados.11150 ele un taller.JlcS elí:: tr.1I sobre 111 propuestZl C011 llll espilCiO IlltereSilnte P. es tener en claro aquellCl que se quiere hac~r y cómo. COI1 Planificando "L¡l plilnlficución representa y ha represent¡¡do siempre la explicita. '" . 100 jJlenSJ en ei taller..OS y (I~ 1.s parA lograr un produc ­ colectivo Indivldual".l C(lf'C(PCJ{)n (h. . "'''I)i3Clilllstn en relJclón con lil te Il1dtWd l'j{'filCl. enfilO Ic!e:l~) quP V¿lrnos g::."11. los objetiVOS.if l.)tí~¡nt1liz.'litiva!1(lo l(lt:~l:'. )/1 ¡1((H!n (lf' !:lS eXI)enenCJ. científico.) i hilldild es trabilj<lr con liepenr!p" . tliltiHldo ele alternar entre lilS r110cl. tenill utl!ilil(jO En muchos casos.lInilíZl$ sobre los nlcances del plan (I~ il1' y reilnlblentilr I<lS Iro!J"lO.' " /.¡tos.J '.1 1 fe'.lIil e IlSe. po'.1 . Clón de los deseos de todo educa. ele 11i1'.l Es easJ Illlposlble pautm un tiempo (Jlllll]1o ell lo elur. i1lglll1 1f1VI!ddo de . nueVi:S maneras de planificar. V.lI1Ci<l. nOlllLnes de los (i:W COI1ClII r'1r.lt. de erupo estructurado y SOlidtlrlO.j SilS o arrl'arlos para guardar el ma.:'. COl1llill!iI ltt~ con otros (loe entes de In y prever illgunos resultados . no cuentnfi con :iI equipo ele conclucción.r ~ -. pr .II'clu con lél presel1Cla elr. Digitalizado por: I.1 . la Idea de equipo.lclón ele cndil propuesta.i lÍel interés ele loS nl'-lOs...llgun<ls v<lr. repl' estos penSílrTlientos requieren (. 1.ma esp¡-¡clos probar.) lllZ'H-:St . Existen tantas formas de confecclo nar esta representación gráfico como maestros.lclÓfl de CildZl aetl' vielJd o c.lI1cf¡Hi Ic.\:. yZl que (Jlr. El tiempo cid t.l"í. "estd prt?seilte.fOs prev!.¡[.l ofrece al docente vISLlolrZ. en la . Ii1Vl~(l . peqlll'''¡OS grupos o grupo totéll.) e ion Ulll¿r. llll11 buenil resolu clon f.'.J Es importZlnte considerar el rol de coorclinélcor que asume el (!oeento .~ll¿¡':. '.'lélr y aprender. o de alglúl enCUetl.t". ..'. '-' uy v.1 por escrito las Ideas para mformar cn.lf Id:'.JS 11é1!1'!u.. en la modalidad de taller. Por olro l. siempre p~ra por ellos: y :rélbaJo.' I( cspilcío ¡Iit-. 101 [rl esto:.fos.clilc!es él lo 1. ii! rlqueziI de 1" ¡nOPlH"til y el pro."slón ele tri1bil¡O.: ~'-.¡bajo. se [rala de equill' brar las temálicas de los diferentes talleres para ofrecer variedad en las ¿reélS. en dínáfnica eleCCión ~.'11' cic PO CUI) C(\l . re¿dIZ¿lr un t~¡jIt'1 en 1.les'.'1. Ifldagar y be> r...I.I. sillas.:~:~ti !.¡cles rt'~)p()t' :11CE'.¡:~ t.. .. 'íl " 1..'~: se quiere atcílnZ¡. 111(1IVJGIWi. lils metils o :~..r. cer orgilf1izado. () fJiclll!e'l SltuilCloneS problell1. ll1 pl¡¡mflCl1Ción escnt. coleg.l' eteeter".l rt:¿IiIZ.'''¡.1 ¡'Iedil rllst.ilbles. . se repiten [all"!res a lo experienc!(!s largo eJe un tiempo. t. ~ r~ En '! ' ~t.1cer de su tmea un queha.j l' [:(¡c!.111 emb¡Hgo.'.1(1 fdnlll~d.J Su p¿lr'tlc¡pa (lct!V(l en e¡ proces~) de flZd' pl:H1i!¡Ct'l. .Jlle' ¡. 1M ¡. ~:'. Lo importante. esti'l manera.edu..lcteris~iCdS ctt'~ gru el grupo ríe [HilOS. y lue. El taller se conslitu . en este concepto. todos tienen la oPQrtunldDd de experimentar.:Jd'¡ gráfica".1 ". go partlcrpar del tailer que más los entusiasma.i ¡:~dr) fdr. medían. Cuando muchos niños r:ilb'l¡ci¡ld'..1 C<)iltICI¡IC! cJP. y orgZlnizilr crlll . ) o- ~~J'.ft'I!..le terlOs para elegir es parte de .~. t. casos.S.'villu." '":sí1ríos p¿JrZl 1.)pllt~sttJ~ Vj(: p:¡r¿! f:11 s¡gi¡¡efl!l~ encuentro llu¡ 1:1:-:' ()ctlVI(!.I:.L'I de t(nbílJO ":.l10 ~\ fi d~" tZIS !~ lit: P. log ri1l1 f.c' (.C.'"p"c I(J. En algunas planificaciones se privilegian o se destacan los conte' nidos a trabajar y el desarrollo y .líl(lo li1TOI J1){"1 -- pUt".:.... COilOCII¡1Ie.".:1 <. donde cada Ciu¡en aportJ :'¡u".lm!Jl~m y iICUl:( refle~lo.d/eres siml1ltilneos.ue . clor ele hi. te el cu¡d pued¡¡ antiCipar sucesos tlcipnclón .mx " . ".lI sill.

V."dl lt'[r)/1 mil'! d.1 F'in l' ­ !(I­ L1Slfu(.H:.) .'¡ . 1. tros cie íecturl1 efe cuentes. de .'¡f¡11t'¡¡!l. .".1 I I t r. Il' !'ll'. \"jfh) un gr.l l"MJO.¡ {I. y (fUe diferente:. ca.l • z o g '"" <.Hllili<1s.Je> .' ~~~. y COl't.1béljlHoll dl' CilIllbios irn·· \ .:. l'r :-:l' t...!e !.l \' !v"pt'ltl ppr .'([I\)'.l. rv"i hit l\'n¡¡l tI!l rtl..úlos . cre8ndo sus prOD!(lS Taller de líteratura: "Para imagi­ 11Istor:a:. .' Lí1 P! :')pu~stJ consistIÓ el'': " c:­ e!e ace:carníento. • I l'cluril de unil recetil (texto in~1ruet iV<l).~jvm¡'!t1 111'\'. escritores. Id hll'\:It'nlÍo rt'LlriO¡)tH.1 rnc:lsa'" • ( tllltl.S.t'I))(1n'lh'~/j}lpt.) t l' nu.. gusfarL" n..1ntif!c(ldorl'''' ("'.Ji!..j'-.'-n 1. c.~ 1..m¡(l. y esluvierC'n coordinadas por u n fa­ miliar por vez y la maestril. posibles resullados. 'H1 <ld..t!d. ~t' prtlr\lI). [.. histori'2tL~:.lción de la ¡iteralLr'¿) niños pudieran enrique sras. \ l\j\ 1... ¡/':ll'IU ('¡'V¡. en Itl S"I..dinli'!)fo'" f1tH.U\lI!/¡js~L .lI.1 h¡'¡lll.'t..H junlu.11\ . ~t)t·i.J16 w [./1 ¡J.¡ qtH' .lgir¡tlclón.n se ks pidil) que ln. v r:.it. ¡ ~ • !'d. .¡n i:H~. l'r~!tl.. SI.: Illt'/..I..I"­ .edu.~x!(]: distintas actividades de cocina Sl' realiznron unil vez por semanil.... I Ck'neias n. !H~'- io l'().l .i!1{1 . di.tlt'. . .: d~).I!ll'1\)11...lll~tldl' • <~\'nL1Cf\Hl ...enerJr un f.¡ ­ I1. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino '" " hturrubiartes@beceneslp.1l'1llj) ."~lrroIlo de 1. /lr)((1>. v ---3 f! l.ll11 P 1.1 .~¡t·1l1" \ i('I1\ ¡. .'l1t'''' y (/''''''!U!ll­ h.' ft'I.ld Utf!!!II:-: 1)t'.'. y ele cer su lengu'¡j)e y desarrollaran la Digitalizado por: I. nar y jugar con el lenguaje" ~.llLls y "t' "!.1. d{' V.\ L! ! I '1l1.H'i ­ (:lllllP (ierre !K' confe(CÜHh. pMa aprender 103 En este taller se presentan activida. (!lu{. y l:l docl'nll'.h't'fC. rill con lod.b.d t'l...t.'bl'f qtH. " < in1i.mx ción de distintos tipos de textos = -' . ~ Contenidos 1.l>'..'.C. no sólo para Jugar y dIvertirse. 102 Experiencias de! trabajo en talleres Taller de cocina: "Con las rllallOS en la masa" Las activ!(jades de COCina ·conocl' das por los niños brindan grandes posibllídades.livilmente en las prepar<lciones y anticipnron.' (.':¡110.ll1 y..l/Úi. Los ni­ nos pnrticipilron a. I¡"{¡:.lIlH'!1/dbd VI) • I .'" • l U./¡\' \' .$P.(.'rr. juego.' de d\'~¡:.. el úHl~\ du¡ .l dt.\~ l..~u. 111/'1/11.... .lInbh'.lr"....~ y vaior...: cU.} dL\ lo!" niilP~ prob. t'O 1. 1~l'nguil c~crHn: "''' -~""".¡d dl' ()ngt.•1 1)1'lYPrí.l t l' .¡ZlJc.H!..1' J'2Con las Ill. des culinarias.(. .. I a.'..:1 I..lS rl'Cc(.1nos (..t'ld<'.''-.'t)fl () t' con l'..jL'ri1!l ¡él ll' cntregú un ejemplar íl cildil {. !o / ~l. por t.'ll·¡PI'il'~.lllll¡íC:ldorv'.1CH . {\n (l¡~ .l~tlrillc~: • !\Cl'Ont'l imil'llto gunos casos.~ (. .1 l'xp~>ricncía..'ron . C~¡:. ¡ un. ('11111-.·r~jt~h·:.. recetil de lo que se iba a cocinar L1S • ReC()IhlCirnil'nto de un portildor .' l.' • l\t. ..lllt'r :-.' \ ..'s cocin.' ­ V l'11 l'¡ horno In plH.1 receUlrio y su función social.l v¡nclll. ln "n I 'I L1.Il'Hí!ir !:i¡¡'\""i(\~ .. ciencias so' cíales y lengua escrita..) ."~-".. Duranle l'l lallcr se ilbordaron pr.' Ir.:." y niJ).(1/.lrin.11 1).-.lba cada UI1. y se manejan aspectos relaCionados con el desa· rrollo íntegral de los niños aprove.l t \.Ji/~) c1dem.~ll'l(l ('¡:1 tUl-:. y . a través de las cuales se pueden tr~bilJar contenidos de diversas dis~lpllnils como matemáti.') Ufl J'l'rt'!.'Vt'S.In!.¡¡it'pj¡. ¡'P!llid.} j1flr. 'liU''). " " '" ce '0 '.'\lp{)fl(lronL1~fanld¡.' le:." I'.l j¡.....)' :Jlia tjlh' l'TlCUC:--­ d~}~ IHt'~I..l tk' I\.".i COll1t) "lJ[..1~..1 CPt'i 11. chando su espontánea currosidad por inves tigar y probilr.vín¿)nzas.(' dt'SíHrl)ih1 dur..ld.lnk U!I l'll.ít.Hl1ih.te '.j'.:. (1d.lIJ. los nifH'... l'f1ClJl'll¡r()". .1 . CienCias naturales.l ftilnifi. (11It' clln.:..íc· líC(lS dl' higll)ne y de orden.r.

~:r.IJ" .::trcl(:r.1 ¡'.~.1(1. Laura.:H1Clo filaría Lfl!Jr.H y Sí.1r u m~)r1~.l'1H.q.ls d. IJ !..lfll'r.i<> I~ Digitalizado por: I.iji.1 IlIt' \1!!.ll Había un" vez unel chí(¡I qw~ :.mx .' t'l1l'~ jUt'gl p.\ ¡ 11 \' l' 111 . y revisión de bs producciones el fin~1 de un cuento.JO que "odÍ.1C -.edu.it\! de S.! ti':: .(1.r qll~'.' \.".":~>: Axe. dt:bi.¡ tlr.: helio ~\.'1 rt'ldIO.d • l. (.~..udín l' en hiblill{t'L'.{) ':n\'('nt.1 CIl.1l1 dt'Sl'.' 4 y::.1fo.h'jl\'id.L.. • l \\d \111 r'.In rJ.) \:\ll\'. (:inl:I. 1I1n:nliv.1 {'!1 tllll' .lb[.dl.. t.-:.l qU(> n:ldlC ~Ci1 t·~c1¡)1/o :[rUl!¡¡ :-l'sn¡uci.C.Jmfl~. '.\tLI" l'lt :.llkl' dl' S"~ levantó..ln1iltlZí1(iul1l'...nrt:s.)UVL.11 ~ruat.ir olr. un.l ¡'l'J'--...11'1'.\! '11 \ ..lb..¡llll'DIl' n'l1 el !. pero pensaba que el agua e!!ltaba cong e­ ·".\ F d:'Jt1 dr..).l r.. escribir un guión pílríl una obra p..Y' .ln.1 : '" " " " '3 • ji.J tlll Ldkr t'(111 lJ!t'r<lr'lu '1tlt' ~l' dl' -.. .. Se Il'l\'l.da.o del :Jgua vinieron .J0 r (~ur.. como la rl'lLlC­ (ÍÓJl u<~¡) ~tlclv.d'.). 'r. nd.ji. .: sueño. nadar allá.. .1.1 d( H'~'n(t') It'!ll: Ur1 i('. au t.l :-.:> \1..'t1t.lr y jug.¡ó muy pro(uf1GJo. . y la co"gelaron.¡ (1 l Ut1 l7¡j[:rn. Pensaba qw> lb. escribir otr(> n1íll~ i­ en que i1 pilftir de cas suceda 1i1lransformi1ción de un ¡¡le 'l. s. se puede in\'t'11t.rn HIeres o ij1Ven!dr n¡l{/on'.d(·~ e'-Cj'¡h¡.Ll]'P' I'jl L" .'.lbJ i"dgunéls prcgunlns relacionil­ :'io I'"r. ~Il Cr.'/"ba I('~. (Ucntll (1. dl1'~ .lfl .1 ri/:ma. \\lrl! p.. wn I~ Jcngu~ cscrit~. \' 1l)/¡'.1 histori.al l'scríoir un ClIento.}b~) grl1po~ y!1 Le daba miedo.I.. rccrears".j !ll.1Jl en li1 hOjd 1.JrUAO trce..'ni{H un probll'rl1t1 gUI\.u! o fc(rt'..'Ul'nlrn ~t' gi.¡rtir dc dr..::1xi y Pcdr:) .l ¡Il'í.:.' a ser la csmpeona del mundo.Jría. -"l' propu<..H. se puso lil mal!a y entró al agua a nadar.lh'"dnr [).. . dd.a.':Wlo: "El bueño de María ~II I :1.¡.tI .1"> l':.~n·) un t'u..' Ir!.'rmin.\'!:. !1.1 d.:¡] .-j 1'.aliero~ del agua y trata'oc dI: r.1r­ crenr un. ~.1 l'\pt'ril..! ¡ II Lid.)j. 1. 11 (l!t'htllH.J1v u¡. (nlhTi.'{1tt' un .) t"011­ " ~ de . 1...:¡ ir". !vJienlrJs 1(1 maestra escribía...¡¡ .¡:I (1!.'llci. poesí(1 con pa ­ l.1! r'lrur.:r"r'1 cr.ki l'''-. W Cu..'lS ilísturii)S .l.S. ) y!. I .' !' .-'kl'./: ll.1C.It':~Li~.1 111(11 ideil II recurso literario utilíZJdo ~n ~irlOS y niij.':1l'i.. :iit1o p.lr. r.1 ~'OhL~í(H1 [~'\- 1.) Il 111~'di.} p.)l1 U 1)\1 fn'CllL'I'h"¡. ¡.:'n I 1. (nt1~(\ r)'1nl..\ !L'\!p. .1S (¡lrclcterÍ5tici)<':. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp..15­ illgún otro texto leído con i1nt~ri()r¡" dillL Por ejemplo. t'.. . ¡ ~ ("t) ­ 1.11l >U!-­ -o " dt:\ dcuvrdo con II 11.Hect.'~ (}fr.:-'.' que lodos sean iHlisto1S.t tlift.I.1 S ¡..\~. I. .~1.li di.\ ~ II tl l .. ~ll1.. como rCC1.. M.\) : ~ ¡[.lniz.::1 (.-- dlll'd. escrilum.n.a .¡ P.!tl .----105 JO" "l. ll.ll'!~.." I' rn l'"­ /\\Jt()l.. f¡!{)L lnu.L·~¡.ll1d.'lrori '~""J!~.1 :~'.¡r "'!. \'l.. 1.uy !e'..' r.\)1)1(' el hic:o y la :.I(: . . la dej7.'(\~\..11 :: . aiíos de )'o1l.11 n'rl~. t .f~'. que cstEJt. ab¡J. I )l. ¡..} l' ¡¡!.l lod(l'.' dil1 uj\\s 1)) I '.j~.It l !!~. ­ 11. suspenso). l' dt' t'~crj¡u· ti \..¡~ ¡il'Vl'¡ .~o.l i.¡ rero no pudiero.] h¡~-.\4.)I\ll'..ll..-) ~j.. \'. Los rJ1or1é..j~/ ¡:"':' ¡>l'::r". ¡él L.1ln . !nt:.1rrolló dur.l. rl:nsIIF·.11'. J)('Splll'S .: :) H.l P. rl<. juste SO'1Ó el D " (. Hacía frío y no quería "n~r¿¡r al agua.1 rí..:' un bt](ln IC!1l..'.dc l.ln y ella escribía./r..H rollo tk j' 1.< ¡ldc ­ tl Cnr¡l nido:-.irl1llh.ld.1.l {'¡ dt' 1...~ruos .l:-1\l.} p"dos de 1. Este tipo de [('(1:lr.1 {~) (1 ( 'i 1. se met.'f.1 m.1r!l'. .:' dl.1<:' Il111..l'JH" l'ldrc ~·. ! ~ ¡.n¡do dc'J11UCrjítl~·O."11CfO...aoor. J·/orn:. t'. d~ 'l (t'lr \ l.1l taller para ¡magín.Io"cnl".n con el Icngu<1jc" ."-.' LI.i • dI' t'!) l'r\\.':]>~IGró y f.)f ~'!1 1.)lr()~.l I ~fl!.lL'.c dt~~i.ll ." ~·~. : r ".orrlr:r!8 . m.'¡¡) \) dl'~~t'nl¡lCl\.) 11 d..ldos dedOS (ris.1.lbr\\dl..) y n'illiZ.\..1r. Los niños I~ dllcci6n de textos rccre~ndo dicl.'nLl r.':::crillls.(!. l'.11'1. .!rWh.lclividatks puso énfasis en otro. dt'1 cucn{¡) "El dOlnt1dor '1 . (¡l{'! [l'!H't'li'ntt"..} de unJ obro1 de 1. dV:--.!(irLl v pidsm.1tLl }'. 1.(ln7.Hl r-¡/1.lsa "¡ mirando al río.dí ("¡\ ? .11' íugUll1Cntillcs y h5xjcos puro lilbras invenli1das. mon.·I.111 dVIl dt'~t.inv.~ r10 ..llÍ.t.¡.

..:¡ tCIn.~ (1 CclbD l. j\"Ji' ..íl pertenecía rt'cipicl1t('s_ i1 c¡¡da uno dc :t)~ cwocnnm el rccil'icl/lc? "¡lcá dice 'fIlLCO. d~~ co. probaran y arriesgaran algUr:ilS conclusiones a partír de las experiencias. nl. bl\"< 1.1 l'xpcr'ipflC¡C'l.11 :.Jlitearse preEuntuS Y se les suele proponer que antici· cl!:scutHi.lr dikrCIl~ I.'.1.t~s~s sobre tr:c (11 l)...i:'. Fropu~n ((11111/111'11 COH tI¡) ~(' otro dt' OS.(ri[ur.H(1t~ Li t. (<'Inlld. cu!-'il'Ül y el In!.11..) dv qu P vl .¡l 1]11(' L.n~c¡l) Ll di .'íCl dd agu.}~ul1d. Un.' s.'.lO trata de redescubrir lo yen otros acercarse a desccnc)cldos h¿. Los níi10s pi. ..1 )' Vil .«.1 ~'~...'dpr dl' lnt'~"J".. jUl'· rrll'nO y n'~rontlil'ron .'lrrolltÍ (...'" el azúcar cu.U'.!íZJ r JlH'zdílS l'ntre ti ifcrenles r. f' hlp(:.~ '0 ~:./ ¿()i'tI'Ii.:.1grlipt\~/"IUt' .h. ¡ 'ltI!! 1lP vtv¡'\'!.. Mil'nlr..!n.¡/Ier de experimentos: dlO fíSIco.)1l)bip entre Il)~ il1h'gr.. ~.1I dl' 1. ¡(lIliJf1c!O Igul10s fenór:lenos.:dll? (' COCllPl1tro ~l' Hl.¡dcs de ilZÚC.' ..) 1. comproban.¡n Que exper¡.llJil..l\'().! (i Vll~.lils sugerCllC/<lS....1 }f/J:!.. !. natural y de los ob)e' 107 "Mezclas y mAs mezclas" taller Irecló lél poc..'hunlM.1hí.· rOI\ difcrcnle5 ídl~il5 '"­ : dur~ntl' y Sl' prnb.1Iltita!ivo.lCH'1n dt' I{J~ t'lH1' ­ pt)!1('IIll'S ¡llguflds Pn.orque (''''II¡('~'' ". '" Digitalizado por: I. : d.1''.1) hin. 1" -o i Ild fll. Generalmerlte.i.I"rl"m!elj/Ii'dtlrln 1II.. ...\'cf"iblcs i\ll'l.> 'u ""'LU 'J En ('..'¡lfJor de (. tlgun.oci...I. tI ¿/I¡I".bic. \'11. r'{.{'ngLJ."".lS rl'Clp¡~..S.)­ . ti ¡/. ae per: q do ca pOdría suceder." "!lcá .1 )u r.'.h ¡) ~t'lJilldd¡) .ll dLJn~nte y tat ­ "..'" . !..ll'lÚn: nll'/Tl.) l)esarrollo de 1.'nics Irnll~p<Hl'nfL\~ con ~l~ 1('.. "iunIJ- 1/0 irrl!liJ/1l CtHI k~ pn~glll1lú !-'i !)"bri. y ni¡'\. ? . nlll'n!rfls 11' forflluL1b!l ':i AI[¡l1'¡/ eH ¡/ril1dt' c.¡nticlp. .lI1Cr.t¡lnC¡.llgu i1<2S t~". C' .l pl.ll1en:~ de ct'flímic.'1 Il'n(..' t]lH'd./ ¿ QIt" 3l1Ci'dirP . pdfil lo que tllvil roll l)uv ¡'lIc..1. z..dacl de tos lOS rocJe." con 4)gU. .Hl(ll'l~ . (C111 • ('.1..:. Idl'ntifíc. !ps ni I-h h rotu1.-/d d a::tit'III'? n.i: clt.l .l...'il.cI. ...}!ur..lnHl iIlS(Ílucil)rl.l~ ()~críLl l' irrl'\'t'rsl ­ En !l. r ¡¡ ../ ¿Es/tí el nzLÍcarell lo. n~conuci­ 111it'ntn lit' IndH:io.l~< " ('nI) \'il1ngre /l1l1dlll bl..¡n/lllft) .:(r . n > el agua? \ l I hl .'('ih.ll1tl' 111~ l"xperil'nt:i.l ~"P!l1pr\lbilf(1n que en I.'mn L'ltl /11 de 7klilwa.lr..l \'('/.-.lli".'I'IIIII¡l~? qu!' c.."Ic' tlllf1¡/W: /In .mx " ·.l!PS: i~H'r\'.rt'lK'i..ld~l:-.::rj{ ar.í (¡(llS y expresi6n cnrpo­ conlü' . pl.'. "l'vlezclas y rnás rnezdas" ><if·i(L.'ntc.1flicipilbilJ1 illlc­ dI:' ambos grupos.lrp!1 Ir\'" l. . dt':.."'" 106 ¡. En algunos y ot)'l8fvando reaCCiones luego experimenten. menti1 ran.\(1" ¡¡¡Iter P.l l.. poner pl'quc­ 1'/ ¡.1.. .1 \' el i1cl'ile.lS I..pI.edu.¡¡' ~'rl 1.ui.')tuhlS.'-.cel ti rol de etiquel:\s.C. J1)~'I­ Contel1idos 11. (lIj'Hiil . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. elec I:r¿¡ e ...'t{·!!I.¡ llit'/.' cnf11prUb¡1~rUn qUl' no se ::'l' h U.1 .lliltl run nilins "'. dtb.n ..) o. I qw./ ¿QllnlllflílJ i\7II<1Ii'~ IlIs IIIczclns? t. e ~ ob~erv<lnln 1.l II . ~l' inv¡ül.sta e! los des~rro cot '1~./i/¡' Ec d\' S dt' Po~ll'fi{Jfmt'nte ~~ nii10~ rl'. d.l" dc bic1rbol)¡lfo dl' "\odi\' :¡.1/> dice In A"" "agl/(¡" !'<'r.-Ll ~t¿ h..'! r¡ 1'!H'llt'nlro rinrdin"t botcll. . l. [./ ¿ Quc'pasará si mezclamo$ caN el y aSila n. ¡ti cnlrl' d)\..H..'1/ ii} d . (' ~:' . c.x .'1' PliSO qué podíll ocurrir.lntl':~ dI..Jl:1 s. ..1'.1 y <1 tlll'/cld<'.tallcias? o/So? u¡fevol1:'enlll.1ñu·j ~\.1<. ¿ 1'llL'd.!. f ACEITE1.1 JI .. se propaso rl'i.H1CO... lo largo de un n>_~ ..."lr • I .uon ¡os fL'cipíl.l'r'.> .1'''. • J..í~lic(l n1l1 1.rt'lh.)!'!! /1: lÍc'a 1'..) .\ tll~~-:I~ s\' f.ull~~rupo.l \' Sl'!UCHH1C'S.. y que qué pasa.."unl.!fh 'élM~.1 ("pcrit'ocin o L ~ 1'\)stl'ríOr!l1cnte... f 1i!(:rJtdr con objetos del mun lisien.t rl'(llil..lllcr sc tlc~.\lcnlros scnlc1t"lc1ies l\ .> run t'tiq\lt 1 L dl' las .1 prvhUIlI. .".til SI .' r))!..l. fl'ndjl'ntl"~ il 1.') / ¡ClllfflJlrird sll. . " -.

i nu 1] () dl' ).1 l/U:..":¡ !ijl' d! Taller de magia: ¡I¡ ¡!dC!!!ll) ('l·fl~ll<l). fli ¡ro (· . • ¡ .¡ n '~~ . yo I/uit'n ' "01 :->C('!I (¡llf/O .. .(."(i¡)n.! dI... ll"H"fl'l.!lgLlfl I J) L~ tnágic. .1...j... rd? " {1 bdh.. )~.iG'!s y fl'. .C.1g() .i ... Q . Z o 'C • JLll:~O con L1S p(ll(1br~lS.li'I'1111 "A ura ci1d'1bra.'1 ri.i trll(cion\"~ par11 d ..mx - ..).. pata de cabra" {'(./" 'fII ~ 109 1Gb Registro. nlt.1 ..lS "l'xpericfH 1..1~ jnslnlL't:iulh"~.~ 2-!1 ~.'>t' 11'.((I? ir' ..'~.. I ..'n VOr.1 ':t ¡.¡11 ¡i t'~fd? cion. Cfld.. ¡!lil.l uj)p tin))' I.1111)/11 .lgt'~ ¡"'! (¡ fa '.lrrllILtr d rollh' 2) IUI.'.'O.'ltILl dv {l'\..1t} in::.111 ¡'l / Si !P}IIO r"fu agflll rlJlV ({(('!l/a::. ll.1:-\ b J P\·t"I.."cci¡.S. plIedi.\:'\I.1 bil!eter~: nl.} ¡. Pero ljO No IJl}dL'!'iw:. j)('II) (Ris.1fJl\.til /\'(I.} m.k t· . lv tQ11.¡)r{t1s que Cí1J111..Jní1n'!1 bolsillos internli..~ I It" la doy (1 1 11 d usw¡ .tru(li\·\). de algunos diálogos escuchados efl el taller de experimentos: MA~STRA Niños (Dc"Fués de que los niiíos run 1(1 nucr..ígk() (on C.l~ícfi.¡{idl! (1 IU} dI' dl'i'ir ¡flU' lid I !)1.lr0ccrjn en c! inll'riur dl' 1.¡¡las de 5 ¡1ño!i St' explic.l"" :--l'l·rl.-. I )t. . por {apor.l I"h~ 1.ld.lrnl1 '-' 'd " n' sho\v ¡:)T1IC otro:. POi) Ú'{) "Abra cadabra.lt'S! 1... u \'...o.1dt) t:l' 1.'ll'r. .'" I'Of1Pl't'r ¡ll~u~ ~\\.h ¡ 1. Los niños C~dil (011 ­ f.'[p.: ~ .\1 I Truco d~ 1. rin)t1:. 111 .l 1i1~ IL'\" \.. ~l '...\ ': 1. I dc' roluf. con!n ln. • J p"r" uno dibUJe"' un c1Cml'llf{) que de5é1p. C_'_I~ tu =­ _o o -..lliz.." dl.11 r.1 Ift1 111 ¡JlI':--t' .1r!¡H'.~ . St11 ffi<'ZcJil­ y el r!C'(!I1e'lvoNmc fa qIle n}lOt(l ¡es di./¡'" IIJ( II( .'s. {No se l'unlel! lid >t'¡Jlln1f nllOFilltt ::.l \·l'l.1rUIl 1.' und cnpi. '1'11' fI .. 1l'. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. l ..1 h\1Ie r .' q1l1' me la dcvucll'nll.'S) .'!' ¡ti .edu. dl.ít. pata de cabra" N ifHlS y .!. Conknidos 1.nt Digitalizado por: I.

lf ¡po.lr!. If1reC. El CD/'1Dcmuentc h~..'¡" (ffl Evaluación Al .. el tiem::.l1!:' B "-l' t~Ul..l:. '" ~ Digitalizado por: I.::'. r gU!\lI\. los objetivos propues· Ne!Tllfovsky.. L~ ddecuaclón del espacIo fislco r··-.¡11I' tr¿.'f rl'(I.I".-: y 5 años.¡ ~. t:3 . VIsor.:~"l el '!..: (r\u fl'g. : 9S~ L~t. l'rIH\' . 1990 e.:{*lfl­ 1983.. ce.~eSI(i.ir:>:uln. i.""iSt'ti?.\ft/frriti. 1994 de los contenidos l''(trt'nh\~ !.d.. Ac' )Ich. L. y Duprat..1" n '" . Follan y Soms. con maes!".' J.. M.l como maestra en ef N!~'l'j (.:rofesora de jJfofeSQra y {JcencÍa1a (ASrfldl'(t'lIIo:-. B..lo en cnl/.:¡drld.. Kar.'.\. 11. R.mx ~ ..u! en .l~ (\'l.1 ..¡'. 1999. w"t.-~~r.ingul n ¡\. r'I . Siro.billo supuesto.s !.!.. las autoras dejan aciarJco Que tN1as I<:1S veces Q:. . pág.. .('I 7: Pt.edu. Secretaria de Educ.') nJliHafes". ..l~ lir¡I.1 de la práclica a Piagel" .\ f (':1(1"1 y SOtt1S. r~'q1JC.id f"t'cl.l:-:.¡C. UB4c.1t) I.1$ ". LA f. M" Sobre fa enscñarlla del el n>ct.~·>l<1 : . Ellaller de riprcndilaje..Je en este se u!.) 1. il . y lemas aledaños..(.-! !:'l • ·1 Ilrd...S.-le In!" otro.\ ~.:"r . Pq.tl' f''i talleres MeliJnes." . i: ::Ci+..:na Benchimol es profesora ce fduCiJCi~r Pr::esCOiiJf. Barcelona escI. Oi~ecclQn (.' PCh lldtl:-:..'\ marcado .l rLh l'n \.'g.l cun relaCión al taller que se va f 1ro!j'e!/I}/{¡'II/¡1' il •11 n'(­ reo!lzor..nF'." liH) ~ '1 s. (' .111 110 IS .'dl (tJ/II/!(l(. o ... L. Buenos Aíres. P.1 l~¡lil'lvr.u 111(\ \·1 D!dáctfca del NJve l ¡l. NIvel ..... BuC'I'1QS AMes E! Alenf.· dI..t¡r.'II'f'.·n (.:l~{l oS: Dar \.):. e y Devries. Orief'lta\..~ scbre "Ll f:.lner. t... 45 4. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.l~'. / •• --: '. n¡r10. como docente ~ er dlsl/'")!CS de trachmt':. tirio.l(1¡'t. !iril~is....~.1. f)''>''lies Bn. ni ·. bn.l'. 1985..J Docente de Nivellmcia l Buenos Arres. El Meneo. MéXICO. Curricul •...:'""!.H ]¡). . er.' '1.~ 1\!0.Hogar del libro.¡Jut"t.I\' . n'''¡.!o'1es Bl:("J~r¡jS Alfes...l) ~kb. l.Clón ai arle de conla. Pi para la EducaCión Imclal.'1 edlJcaclón preescolar.:' c. J .ción del GeBA.(e').'1rl del la Iler en función de \...tird...' 1¡..1. J. Collhue. n'cl.'.'..'''. lirl!.' rl'. di.. ~ qJ Cla _J ~ <. Buenos A.1. Bruner. EL ""ei EstíUc:ulacllón.1It Linhldo A." u " .1r 1.n.H un bil h. w E ~ .'~ R ..¡(lr..l~ t!l'~dl' n... M:i ilus" Ecccaclóll (UBA). ) y pq..1 L1l11 \ en que l. peg. . ~)i.'\trl'mp~ .. ce' ce .. 3."l~ t'. "'" ~ <> I'.i(..... L.l/(K. re· cordando la edad de los niños y sus posibilidades. ~.(l c:===== 1 Nor. d". Jnttr::GUc..j D Y otras. Harf. J Wn!.:. tia fa educaClon Novedades Educ. $ig. M.'..:.'" \.ItI'¡'lS.' ~.::. y airas 5 Rodar¡.: tL' (p (oIIlC()­ tk Lln ¡..ldp. GramJtíca de la tantasia.11 tl1:S3 la maesttia en ...ld[~ 11. (111 l DortlclpaClón Y tarea del do cente t..n'{>.. PCY un C<"jf!l¡t.H).fT"ii.. P.1 !nrm.). tk .l \ l". pág. ~ enseñ.1IfrarlCCr"l¡ de Mena.'ucll. ¡ Pocari.>ara el géne'o.'l~· Fo"!anella.-.. e . se lo hace en carácter do: :€:r.' qUL'lll'n tos y los materiales a usar. 19. Itcencíada en de fdl"'-.J~I.:.J 1/' i." (:'rd.':\trl'nl.cniJí (..!i'!Z:iJ el 'TI2sculino (maestro. (I:¡ 1'..' ~ ..1¡n:.o XXi .!.11i) ti\. : ".lngul<l ¡'o'.(¡l\rt.seC"pE~r".1 1 /1r:~'!('" ' .. A v y rif)rrr:rter if leer.íll~'. d.) Cd!tc2C!Cn..)ntl'~ por l'nCrn\. .ti 5: P. R. e es r.. pág.:r~"t~l. P'l~n th:b.!~r) eJp'~fJt:"C¡iI educaJ¡v8.. Castedo.' t. . ete. n/slonas."í qut.ldes e Intereses de los ¡¡u"1cs. (verdv. 1997.! qtll. Capalbo. de la M¡)d'lcI.. H.' m.':.:. ."es. Buenos Aires..'L: "'¡.os.'rdl'~) sobre el rt.i¡~)'.1<. construcliVlsfa P':H~"~ . Nac.11.C. G. L.\J.¡)r. ..~r¡()") . L¿l ccht!renci" er..~_' . ... z n .¡ KP."valuar se deben considerar los siguientes aspectos: Participación y trabajO de los olumnos. MarCD feDIIea y tie . di.

Fontalba. pp. febrero.Rué. núm. ¿Actividad o proyecto?". 145.mx . e Digitalizado por: I. 8-12. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Barcelona.edu.S. Joan (1987).C. "Talleres. en Cuadernos de Pedagogfa.

estimular la parti­ ciones y objetivos que configuran cipación de los padres en 'ciertas acti­ esta actividad. en tanto que constituyen uno de los fac­ • En relación a los objetivos. planteamiento limitado es el que vin­ • En el plano metodológico. definición de la misma. y tiene en Freinet una de sus referencias más nítidas. cula este tipo de actividad a la elabo­ Es desarrollo de una metodología ración de determinados productos. sobre las diversas aportaciones y recursos de los talleres. Entre las ventajas que ámbitos. la adquisición rar el carácter teoricista de nuestra de técnicas de trabajo especificas en escuela. porque no es pOSible supe­ rrollo de la creatividad. Esta actividad. Valoración del trabajo en equipo. tempo.aso dades e instrumentos diferentes a los habituales er. El autor desvela este interrogante a partir de la reflexión sobre los objetos. a diario. consideramos muy útil pretender una • En la organización del espacio y tiempo.S. proporcio­ nar ámbitos de trabajo y reflexión Como vemos. podemos perfilar mejor lo que supone. nente de posibilidades de trabajo. activa de trabajo. ampliar el y al dominio de las destrezas exi­ ( concepto de «contenido» educativo. conducen a una experimentación de diversos caminos didácticos y el. los ámbitos. Otro ción y socialización. que herramientas y la vinculación les conlleven un proceso simultáneo en estrecha entre la realización de una acción-re tle xión. nuestros centros edu­ cativos. Por el contra­ Reorganización del espacio-taller rio.. la manipulación por parte de los alumnos de materia­ diferentes ámbitos curriculares. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Atender a la diversidad del alumna­ tores condicionantes de la socializa­ do con una oferta variada y perma­ ción y aprendizaje escolares. en realizan en el ámbito de las materias tanto que facilitadores de coopera­ del área de plástica o expresión. actividad práctica y la reflexión sobre Para acercarnos a una clarificación de lo que supone esta actividad no la misma. no se incor­ pora hoy a la práctica educativa como un imperativo de recuperar símbolos de progresismo pedagógi­ co. ha­ bría que inscribir la introducción de los talleres en el marco de una bús­ queda de respuestas a los problemas con que se encuentran." fa­ ralización de los trabajos de los niños vorecer los intercambios en la reali­ supeditada a su ejecución efectiva zación de los aprendizajes.edu. incluso. que hunde sus raíces en el movimiento de la Escuela Acti­ va. se ha despla­ ción de proyectos por parte de los zado el acento hacia aquellas condi­ alumnos e. Los vidadas o en el desempeño de de!er­ minadas funciones docentes. y ~ de activi­ Así pues. mu­ chos profesores. • En el ámbito sociaí. 158 Digitalizado por: I. la observación Son planteamientos de alcance res­ como fuente de conocimiento y desa­ tringido. < TALLERES ¿ACTIVIDAD O PROYECTO? .~. en lugar de un Plan-( interdisciplinares: favorecer la realiza­ teamiento esenciélHsta.M A o E L . el sentimiento de que con programas uniformadores no se llega a todos los niños y niñas. como sucediera en ocasiones du­ rante los primeros setenta. en cada actividad-taller. Es muy frecuente. aunque limitado. a partir de establecer las en función de las actividades especí­ condiciones que debe reunir el desa­ ficas del mismo y profunda modifica­ ción de las funciones habituales del rrollo de una propuesta de talleres.mx . en nuestra opinión.C.. a considerar exclusivamente como «ta­ partir de la organización de pequeños ( lIerb aquel tipo de actividades que se grupos mixtos y heterogéneos. en los ültimos años. la voluntad de hacer del que aprende protagonis­ ta de su propio desarrollo. los protagonistas y. la metodología. estimular la socialización. JOAN RUÉ· la realización de talleres es una propuesta educativa que. espacio-aula o espacio-escuela. la exigencia de que el contacto que la relación 'educativa implica sea verdaderamen­ te eficaz. gidas. si no es precisamente con el desarrollo de actividades diversas. la necesidad que sienten numero­ sos enseñantes de conectar con la realidad de sus alumnos. en definitiva. esta siendo adoptada por diferentes y numerosos equipos de enseñantes.

únicamente. Uno de los peores adversarios de esta modalidad de trabajo halla en cier­ tas inercias o ttábitos culturales_ Así. explicitar la finalidad de esta activi­ dad.¡e concretarán los ínstru­ mentas concretos con los que se llevará a cabo. !:líen las nl¡ias. Para ello. Proba ­ blemente. bisn los niños. las que se refieren al área de salud y alimentación. Otro aspecto básico en la organiza­ ción de talleres es decidir cuáles son los que se proponen y por qué. en intuicio ­ nes poco expílcitadas o debatidas. sin embargo. propone ­ mos partir de otro hilo conductor: el del niño y sus necesidades. En un centro de EGB con alumnado mixto y el profesorado preocupado por la coOOucación. Un fenómen9 no previstó y que tardó en ser detectado fue que. Entre las necesidades educativas b3sicas que podrían constituir el mar ­ co de referencia de UM oferta de talleres. Habitualmente. Y. este pro­ pósito. Nuestra preocupación respecto de los talleres no radica tanto en lograr que se hagan. cabría destacar la de permitir intercambios entre los do ­ centes en base al «cómo» y «por qué» de unas actividades determinadas. por obvio que parezca.TEMA DEL MES 9 ( esto supone.S. etcétera. las del mundo de la tecnolo­ gía. apoyados el uno enel otro. las rehuían. entre otras razones porque el debate no es sen­ cilio. Un par de ejemplos pueden ser ilustrativos. con un compo­ nente. Sin embargo. si estos argumentos fuesen ciertos. de desarrollo de una cooperación más estrecha en­ tre profesores. al hablar de riesgos.mx . encontraríamos mayores resistencias si se tratase de extenderlas a áreas curriculares de mayor consideración social y prestigio científico. de hecho. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. se le asignará un espacio horario y poste~ í\orme\\\e <.. En otro taller se pretondía que los niños elaborasen sus trabajos en equipo. . pueden darse como procesos parálelos. mientras nadie. sí pero . en la inercia de una decisión colect¡va.. las que remiten al conocimiento de! medio social y natural. en lugar de preguntarse «cuáles» o «qué es y no es»' un taller.C. ¿no lo serian para el resto de las actividades educativas que propo ­ ne la escuela? ¿O pOdríamos consi­ derar quizás una ley no escrita.sínoen la reflexión que suscita su introducción en el currículum es­ colar. cabría destacar las siguien ­ tes. para ver en qué queda lo que ofrecemos. de una toma de decisiones basadas exclusivamente en un cierto voluntarismo. dificultaban. o en base. la artesanía y la industria. se ofrecía a los niños una seríe de traba ­ jos a desarrollar mediante talleres q:Je los alumnos escoglan Ebramento. curricu­ lares.edu. Es interesante reflexionar sobre cuál sería una oferta óptima.. que podría formularse diciendo que la propuesta de talleres es viable en proporción inversa a la presión social que existe sobre un área curricular determinada? No es mí propósito entrar en e! detalle de éstas y otras consideracio ­ nes que se puedan hacer. Es capital. los argumentos irían desde la densidad de los programas hasta la necesidad de controlar de cerca ías adquisiciones de los alumnos. de integración d4 los padres en las actividades escolares. discute la viabilidad de su aplicación en el área de las llamadas cmanuaUdadesll. nos referimos sencillamente a que se ob­ teng~n resultados muy por debajo de los posibles. Al reflejar cómo es una secuencia habitual en la toma de decísiones para la incorporación de la actividad de talleres al currículum escolar. es decir. además. Talleres. las características del trabajo escolar. así como la me­ todología desarrollada por el mae~- tro. a las limitaciones del presente. Lo que sí importa es destacar los ri~os. :Jor las connotaciones culturales que poseen ciertas actívidades. o casi nadie. cuál es el tipo de problema o problemas que pretende­ mos abordar: metodológicos. Simultáneamente. no pretendemos hacer ninguna contra ­ posición repecto a lo dicho más arri ­ ba: al contrario. El resultado era que niños y niñas n~?li7abéln su trabajo completa­ mente en solitario. lo cual ésimportan­ te. más ética que funcional. motivadores. y la cantidad de variables es enorme: tantas como probabílldades de caer en simplificaciones. de socialización e in­ tegración especificos. las normas que regulaban el trabajo. hacen que el objetivo princi­ pal acabe convirtiéndose en la asig­ ~nación a alguien de la responsabili­ dad de definir una actividad y su desarrollo. que nos permiten comprender los objetos que nos rodeán: todas aquellas que se ( 1 t:: I~ Digitalizado por: I. y la premura de los condicionantes en los que se de­ senvuelve cualquier equipo de ense­ ñantes. cuánto nos falta para conseguirlo y cómo planificarlo.

Obliga a ensaya . sirven lida en la búsqueda de una mayor de base de reflexión o como aporta­ eficacia educativa. las relaciones habi­ En diversas series de entrevistas a niños y niñas participantes en expe­ tuales entre enseñantes 50n. La causa de la ción por parte de los segundos. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. organi­ zativas. por ultimo. Se «es) en cuelas públicas. metodológicas. dentro de un plan­ ciones concretas a la actividad do­ teamiento no selectivo de la educa­ cente que desempeñamos.10 .~ ~\je incapacidad o falta de madurez de ciertos alumnos.. Por una parte.mx . etc. problemas cuyas soluciones se halla en función directa de las no pueden darse desde un enfoque «capacidades' del alumno. hasta la forma de abordar las cuestiones de orden material. que poseen 105 profesores y que difí­ cilmente son aprovechadas en una organización escolar al uso. pasando por las nuevas formas de coordin3C\Of\ Q\J~ \\o.. organigrama docente. hemos podido detec­ función de ocupar un lugar en el tar algunas constantes qua. en es­ to modo. el rechazo o "'incompren­ sión del tipo de actividades que con­ lleva la situación en que se ofrece.otras pau­ ser considerada como una opción vá­ tas de trabajo que. En tercer lugar. todos los niños mil disfuocionalidad de este procedimie n­ \iJ no fadíca tanto en una pretendida nillestan trabajar más durante las l1e t 1 \) \J Digitalizado por: I.parecen significativas. entre los componentes ele todo grupo. los posibles contactos. supone aumentar tam­ La' gran mayoría comenta con los bién la posibilirlad de intercambios y familiares lo que ha hecho durante el enriquecimiento de la calidad de estas actividades. El incre­ mento de la oferta educativa.hacen' cosas~. que abarcan desde la relación educativa que se establece en el desarrollo de los tra­ bajos. La aportación de los talleres Partimos de la base de que éstos son un modelo de actividad suscepti­ ble de destacadas aportaciones en tos ámbitos que comentamos a conti­ nuación. Es en este marco donde cobra sentido la cuen­ tión de qué talleres y por qué. La dinámica que introd'Jeen ¡os ta­ cionantes de la interacción soclar(. frente a otros que serian capaces y maduros. en un plano em. se impone recapitular sobre el fondo del proble­ ma de los talleres en la escuela.S. Prácticamente. Algunos niños ver­ balizan su interés por los talleres.os ex­ sabilidad curricular atribuida. consumidores . dB la respon­ En todos los casos 105 nír. en cier­ riencias escolares de tatleres. a las varia­ especialista o con .. como traba­ jadores.unSl metodología bies propias d'3l mensaje.. a su vez. debe relativos a ciertas opciones metodo­ lógicas. el hecho de establecer entre el equipo de profe­ obtener un alto o bajo rendimiento no sores. ¿De­ ben ser una actividad periférica o básica en la oferta curricular del cen ­ tro? ¿Deben ceñirse a un área res­ tringida o son susceptibles de interre­ lacionarse con los más variados as ­ pectos curriculares? En la circunstan­ cia de que optemos por las segundas opciones." _ a la diversi­ VQ de alumnos recibe mejor ra dad de alumnos con un mensaje edu­ cativo uniformador. tanto recursos profesionales son limitados. et­ cétera. La mayoría manifies­ del uso de todos 105 recursos instru­ mentales que poseen los miembros ta preferirlas a las clases ordinarias. ción. la falta de un tiempo nece­ sario para la manipulación de los conceptos o procedimientos que lleva implícitos.i de llegar de modo et. C¡E comprueba que un número 5i91 . El equipo de profesores Lá organización de taneres pro ­ mueve tres interesantes fenómenos. entre otras. escuela». sino en la incidencia de otros factores.leño.TEMA DEL MES ~ ( se refieren al área de la comunica­ ción y expresión. estereotipadaf> o cosifica­ das en muchas ocasione!. del tipo que sea. En segundo lugar.. en sí misma. tales como la articulación del mensaje en 51 mismo. enr iquecedora. de instrumentos. a su vez. los roles que se dan explicitando que allí . de un equipo.. Llegados a este punto. favorece la incorpora ­ ción al proceso educativo de numero­ sas habilidades.C. Comparando las valoraciones qUE LoS alumnos e Uno de los errores ecucatlvos más han hecho de los mismos ni!Í reiterados consiste en la pretensión tutor de clase y el de tal!erJ.. de evalua­ ción. Consecuentemente. que muchos (le nuestros vas. considerados desde la óptica de sus diversidad. etc. a partir presan un alto interés por las activi­ dades de taller. de procedimi­ tos y situaciones de interacción.~~a(j~~~~!i1?o lúdico. que nos llevan a una refle­ xión más profunda. hay que resolver cómo pasar de una situación de pre­ sente a un proyecto de futuro que recoja las necesidades educativas de los alumnos. i~Clui~?~~undO de la imagen y. conocimientos. ciudadanos. Algunos amplían su interés por los talleres manifestando su satisfacciór peql. a la~ que que prima el aspecto transmisor o de condicionan la interacción de los alumnos con el mismo y a los condi­ control.)!' ello toda propuesta que multipliq d lleres es. sino que escolar clásico. de aprendizaje como sociales. la organización de un proyecto de trabajo como el que nús ocupa provoca la aparición de problemas nuevos. pero -no~rfíenos importantes las rl~~~. por «poder Ir a est2. diversifican­ do. en un futuro inmediato. Muestra.edu.nentemente diversidad de posibilidades educati· práctico... desde la función del está sujeto.

edu. de tareas que po­ seen connotaciones de género supo­ ne llevar la coeducación a los ámbi­ tos donde estos referentes culturales se hallan más enraizados.on auxiliares para su desarrollo. obliga al responsable del ta­ ller a centrar la presentación de las tareas y su supervisión en los proce­ dimientos y secuencias de trabajo que desarrollan los niños. facilita a la vez una mayor identificación de éstos en su conjunto Digitalizado por: I. La realización conjunta._----------~ 11 . la presencia del mate ­ rial base y su necesaria manipulación para la elaboración de los productos genera unas secuencias de trabajo también distintas a las habituales. Cuando la composición del grupo­ taller se hace con niños y niñas de niveles y grupos distintos. Una reflexión sobra estos aspectos puede enriquecer y modifi('ar los planteamientos con que operan mu­ chos profesionales. La participación Al abrir con los talleres el abanico de posibilidades instructivas. la nece­ sidaa de contar I".C..S. Por último. diferente de las situaciones de clase habituales. o de asesorarse para impartir ciertas actividades._. En segundo lugar. al ser una actividad qua requiere el empleo de destrezas dife­ rentes a las del trabajo escolar co­ rriente. La metodología Al tratarse de un tipo de actividad claramente manipulati\'a hay tres as­ pectos que cobran reli8ve.TEMA DEL MES -_. Este tipo de colaboración.mx . fundización en la participación de los' padres._-----------------_. que supone una pro. con lo cual se facili­ ta la modificación de ciertos roles que muchos niños han asumido en sus grupos dEl adscripción. la organización del grupo-taller debe ser adaptada a la situación que se va a desarrollar. se dan las condiciones para un alto nivel de in­ tercambio social. hacen que la presencia de padres o madres con funciones de tipo docente o auxi­ ( liar sea un hecho natural. ras dedicadas a taller que en el tiem­ po equivalente de clase. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. por parte de niños y niñas. En primer lugar.

) \ • ¿Cómo se va a desarrollar? • ¿Que relación \juardQ .:::' Barcelona.y otros: Profesión Maes­ < tro. profundización zar talleres. «Que passa amb els racons?». . Laia. K. El nacimiento de una Pedagogía Popular. El poemapedagógi­ ro.dllmt:1S dagogia n.tnC!IJ" .ación de esta funcionalidad cu­ embargo.actividad < Lala. Reforma de la Escuela. etc. Nuevas técnicas di­ dácticBs. los costes económicos. DE . Barcelóna. Las razones son co­ a las características diferenciales de nocidas: la baja relación profesores­ aulas.:~!. Lala. 1 9 7 1 .p. realizadas con unas condiciones equivalentes a las de tantos equipos. ftamientas. M.12 ( Para saber más ALARCÓN. hacen o harán los niños en sus clases y en los otros ta­ lleres? • ¿Cómo se evalúan y cómo se informa I • Joan Rué es pedagogo de la Escola de Mestres . A. ~ ["te proyecto. 1986. J. Barce­ lona.. Modos de Enseñar. E: El /Úft­ tlduca.? Posibles auxiliares. encontramos. 1973. 1974. 5-8.. Una vez implantados. 1972. y de otros que se realizan y Los talleres en et Proyecto Escotar que estas páginas no pueden reflejar.. cambiar el currículum Martí. Planeta. aunque sea de • ¿Oué se pretende? ~ forma latente.Sant Cugat) de !a Universidad Autónoma de Barcelona t padres? \ • ¿Qué problemas se detectan y cómo.J.1967:' . ·M~. ni tan siquiera lo es iniciar decir una articulación singular de la oferta curricular del centro. Las re­ compensas en resultados.: O. 1979.' . JOSt: L:. 19n. 1M. Aires.. 1975.edu. Barcelo­ na. GALTON.Vilos: Nova Tarra. p.¡'~. presente en la formulación de estas experiencias.. too en el vínculo existente entre acción y davía hay que dedicar esfuerzos y reflexión en el proceso didáctico. MOON. Barcelona. vinculada su implantación.1986. P. tldUcátivo: MOnt~Madi1d~1983•.~<" ". . Experiencia y EducaCión..).Bar­ celona.erónica pedag'ógiéa. F. Una inercias culturales y profesionales.os talleres. Laia. he-1 < con el trabajo qúe desempeña el equipo.Anexo 1: La formulación de un Píoyecto cularse con otro más general e im­ de Talleres portante. de forma más o menos Extraer todas las posibilídades explicita.-cuademoS::dé :~gOg~. 1973. . se resuelVen? J lOS 152 Digitalizado por: I. sin realiz. MICHELET.aI .F. nov.CMAN. Losada. El país errado. HERNÁNOEZ. rellexionar para ir desde lo que hace­ apertura de la escuela al exterior y mos a lo que pretendemos Y.<.. <1981 ••. Técnic.". Cambiar I~ esclIel<í. y la .cA.. . ción de la escuela y pugna por el dónde . se trata de un proyecto • ¿Qué talleres y por qué? político que persigue la democratiza­ • ¿Quián los va a desarrollar.<~~:. además. C'-"""''''''''i J.mx .as Frein6t en la Escuela Moderna. Les oufJ1sdtifenfance. CIARI. es no es fácil.(Traducclón ­ OR~IALES. puede vin­ -. etc. eficacia.' Tl. Madrid. Baréelona. <Barcelo­ na. " medio de talleres" Cu. LÉNA POUTGATCH-ZAt.. At. Reforma de la Escuela.Bf. FREINET. FREINET. Lo demuestran rricular sin desvincularse de los gran­ des ejes en los que debe apoyarse la cultura actual.S. Guíx.o 113. PISTRAKProolemas d9. MONCHAMP.' Si!JIO XX!.< .. .tivs. Avance. cuándo.. Barcelona. 1975.' ".. Barcelona..: go las experiencias que se presentan a continuación. . las la realidad en que se opera.partlclpaclón de los padres)~'~6forma de la Escueta. E.1 t:>II"." 1986:'<'<'··. incremento de su calidad. tampoco dad a partir de la resolución de pro­ aparecen por el solo hecho de reali­ blemas de la realidad.:~. Delachal. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Lool.. F. 1979. con In que han hecho. 12. B. la voluntad de ir formulando educativas que ofrecen los tallares un proyecto cultural de escuela. lo cual no hace sino redundar en benefir.C. M.~:·:·' • Dt:CROLY.:Ia Escuela del Salamanca. ~La.• • ¿Qué se va a hacer? (Materiales..: VILLARRÚBIES. el singularización que va acompañada de otros rasgos distintivos: introduc­ individualismo profesional. MAKARENKO. Detrás dé los trabajos' que se pre­ sentan.. C.io de los propios alumnos y del funcionamiento del centro en ge­ neral DEWEY. Los niños de . necesarios..rÁ et ~. es posible. d. A...<:.FIERI.. Buenos.Rlp~OMElS. ción del principio de interdisciplinarie­ reconocimiento social. B. Niestlé/'<Nauchatel. 1967.\ ne:z Roca..

'-'. Antoni (1989). 22-27. Barcelona.. i..S.edu. Digitalizado por: I. pp. núm. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. en Cuadernos de Pedagogía.C.mx . Zabala. "El enfoque globalizador". Fontalba. ~ . 168. marzo.

Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.Ii:ireilió. todo ello.(i"~_d.Reforma y currículum ( ( El enfoque globalizador Para el autor la perspectiva globalizadora no es una técnica didáctica sino una actitud trente al proceso de enseñanza. y tampoco podemos afirmar que este ob­ leto es simplemente el resultado de la adición de los diferentes pumas de vista.mx . actuación na los instrumentos.C. ha de obedecer a principios dis­ ciphnares oglobalízadores.es epistemológicas en sí mismas. las actuaciones.ce. sólo se­ lO de cualquier parceia de la realidad lo ha­ ráfl útiles a h55" lines edlJcativos <.!e:sj¡r§YiiíílEt7!res>de. valorar 'y tomar opclonfjs e intervenir en ella De este enunciado se desprende que el objeto de es­ tudio y conocimiento será _~uello que conl!-. Instrumentos que ofrezcan marcos conceptuales. el pa­ zarla sin partir de prí¡'ciPios que permiten si­ pel de las disciplinas es fundamental cemo tuar los aprendizajes en situaciones reales. ofrezca su va­ de ellas con un diferente objeto de estudio. Pará ello. lor al relacionarlas incrementando su poten­ cial interpretativo. Las d stinlas dis­ nes que podamos hacer. También aprovecha la ocasión para aclarar algunos malentendidos en torno a la globalización y a la interdisc. los instrumen­ tos para el conocimiento son aportaciones de hombre ante la !eaTT@. han de laci­ lidad con Que se dirige su conocimiento.§olución a los proi)lemas deL CiplOS parciales y selec\!vos. Comprender e interpretar la realidad com­ porta ser capaz de analizar los distintos componentes que la configuran y sus interre-.lJ~9i~ܪcio~ del objeto de estudio. se requieren instrumentos para dotarlos de significado. Como consecuencia de ello.º·~YflªJí. Ninguna de ías cien­ cias. una vez secuen­ ciados para su desarrollo en actividades de enseñanza. Pare compren<:lE!f.-. ¿cómo podremos garanti.?. sino que para su ca· ciplinas. las cienCias. técnicas e tación para la actuación en situaciones instrumentos rigurosos que nos ayudarán a contextualizadas.-¡as diOS espeCializadOS correspondientes 3 las las que ofrecen las herramientas para el co­ CienCias.ªL_. será capaz por si sola de interpretar un objeto. raciones. serán slem: Dado que el saber constituido no ha esta­ pre globales e implicarán el uso de distin'ª§' .) necesaria dible superar en todo momento el carácter parCial de las ciencias ofreciendo ejemplos para poder avanzar en el conocimiento de la D 27 Digitalizado por: I. como foro ma operativa de explicitadon de los objetivos generales de etapa. conocer. pero al mismo tiempo esta misma dIversidad comporta la necesIdad de integrar las aportaciones de estas ciencias cuando pretendemos acercarnos al slgnl{¡cado del objeto en su totalidad. Con lo que es inexcusable un plan­ jetivo de comprender la realidad.rE!alldad!l$_. sirio que son enesüllj.ls.¡rl y responder a los problemas que plantea.nter.plinariedad. determinado aún por la intencíona­ flictivas que ha debido alrontar. que se explica a partir de unos supuestos sociológicos y epistemológicos precisos.cíonalidad.S. eYls­ sean capaces de ofrecer los instrwnernos Que te una necesidad e.~~~\a. gura e. su diversidad. sario disponer de 10sinstrumenlosque_p'BJ~ mitan resolver_~_~.pr. elaborado para abordar las situaciones con­ lodo ello. pero éste no debe entender­ es decir globalmente consideradas? se como aproximación a ciencias cerradas Consideracior.. aC_GÍones. sean del tipo que sean. la intervención de equipos ínter­ mÚltiples disciplinas. Cualquier -cosa­ cesaria capacitaCión para la 3ínt~3¡5. Esta diverSificación del saber ha sid. De ahí que actualmente integrado o simultáneo de distintos recursos la mayoría de avances científicos comporten. para poder y saber actuar ante y en esta rea­ lid. en su ob­ 3contece. intelectuales y _a<.?J~.DSl.paz de tom'u' postura ante las distln­ tas interpretaciones que se realizan. de modelos interpre­ tativos y conceptuales que de alguna forma Aunqué lo. ha fragmen­ teamiento educativo que.ia a la capaci(jad de losciudáaánó~ pªr'! compr'3nder e interPIEltar la reaUg~Ji. cabe preguntarse si la organización de contenidos. 'ª-.9nacimiento pueden ser -y hasta cierto pun­ trascienden el marco estricto de una o varias to lo son.e1 uso de instrurriénlos fácllífádos p. Si bien son las dlsclpl!. por otro. realidad y que permite actuar autó. consideraciones socio· lógicas~pi~temojóglcasypsiCOpedagogrCas. de tal modo que una misma «cosa. Si el conOCimiento de los instrumen­ nes de las distintas ciencias.?bierrias"queplanle"a!1Ja_~ realidad. para tomar opciones personales. tomar posturaY. el punto de vista sociológico hace darareJIL rellc.valorar. cualqUiera que sea.a. tal como están definid. blecido modelos integradores que den res­ estrategias combínada~._muchas de ellas de puestas globales a todos los fenómenos. nomámente sobre ella. hemos de reflexionar en torno a crltenos que vienen dados por las mismas fuentes que informan el currículum. cada una ele cada una de las Ciencias. rlinámica e interde­ pendencia.aºº?_p<1rªe!c. Dada la complejidad de estos com­ ponentes. pero salvo en los estu­ sobre ella plantea.puede ser La escuela no puede inhibirse de esta ne­ objeto de muchas ciencias.íQQifé:.sJlQ[I1bre-realidad. estable­ cer criterios de orden según su pertinencia y.-. dado deviene 'Jn conglomerado de ob.)r una sol3­ múltiples disciplinas relacionados entre si por diSCiplina. que por deflOlclón parten de pnn· nocimiento. recogiendo el rigor tado el saber diversificando el conocimiento en una multiplicidad de disciplinas.) razón de un objetiVO: es permll~n la resolución de los prot·lemas que el senlldn de esta Intencion el que determi­ el conOCimiento de la realidad y 1<.. a lo largo del tiempo.n cuanto cemos con una cíerla . materia de estudiO y se hace imprescindible su conocimiento.:tíludihl>. sino como aportaciones me­ todológicas y conceptuales para la mejor comprensión (jel mundo y de lo que en él La ciencia. En este sentido las Cuando nos aproximamos al conocimien­ éisriplmas. litar dichos instrumentos. procedimien­ tos y modelos interpretativos capaces de ser utilizados ante las distintas manifestaciones de la tealidad. ANTONIZABALA ada que el llamado Diseño Curricular Base (DCB) formula los contenidos distribuyéndolos por áreas. se dificil adscripción a una disciplina determi­ hace imprescindible recurrir a las aportacIo­ nada.__ por un lado. en su individualtdad. disciplinares y. que constituyen el saber del hom­ nocimiento se hace necesaria la convergen­ bre generado por las soluciones Que éste ha cia e integración de distintas aportaciones y.lªr.elOS según que si queremos consegUir una mayor y me­ los diferentes puntos de vista (o c encias) que jor comprensión de ia realidad es impreSCin­ utilizamos para descl It -' a o explicarla. Son éstas las tos disciplinares tiene sentido por la capaci­ que nos van a ofrecer modelos.edu.f\lJ. iJ11~Ipre.JÜIa las mismas neceSidades del conocimiento y actlJa~ión que CQ!!1!iº!:iª~~t. Un paisaje no es la suma de las distintas interpretacio­ !JllilQQQ~.s:empJJ~.. Consideraciones sociológicas En relación con las finalidades educativas. Valorar la realidad comporta ser ca.disCípli¡:¡iires. o sea.

di· chos esquemas de conocimiento se modlfi· can constantemente. construye sig­ nificados sobre esa realidad o sobre alguna de sus partes. Consideraciones psicopedagógicas El conocimiento de la realidad constituye un proceso activo a través del cual el sujeto logra interpretar parcelas de la misma. En relación al objeto de co­ nocimiento.relaéiones de índole diversa.C. puesto que los instrumen· tos cognoscitivos de que se dispone son cada vez más ppderosos. En la secuencia descrita. COMERLA celas nuevas y progresivamente más comple­ jas de la realidad. permitie(ldó(a compren­ sión de fenómenos y. Un proceso de estas características.11a persona que deoe atribuirle significado. pero no CLJAOÉRNOS Of: PEDAGOGíA 168 ----------------165 Digitalizado por: I. se hacen más comple· jos y establecen nuevas rel aciones e'itre ellos como consecuencia de las informaciones que van siendo incorporadas.::t". esta­ blecer relaciones. que exige una actividad mental intensa por parte de qu. Respt.·." el indio viduo. re percute en la posioilidad de abordar par­ PéRO 51 YO . conlleva unas cier· tas condIciones.mx .Reforma y currículum e 1="RATO 89 y modelos en los que cada uno de los obje­ tos de estudio de las diferentes ciencias se inlegren en una misma realidad. Se trata de un proceso global en el qu. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. Esto. a su vez.en la lleva a cabo. es impreSCindible que disponga de tos conocimientos previos para que sea posible dicha construcción. resulta necesario que sea clam y coherente.sÓLO Q(JEeíA. que puede ser con· siderado como el conjunto de los ~$Quemas de conocimiento. a partir de sus conocimientos previos. del bagaje que ya posee. atribuirle significados.S.edu.que forman la estructura cognoscitiva del que aprende. Las distin­ tas disciplinas y los instrumentos que éstas aportan para el c'inocimionto han dI' permi­ tir la codificación (lectura según los modelos y métodos de las diversas ciencias) de la ex­ periencia (su realidad) y descodificación de sus conocimientos para poderlos aplicar.

no comporta una c!esvaloriza­ . Es· tas diferenCias constituyen además conteni­ --------~. utilice perspectivas globalizadoras: esto es. ya que pel1enecen a ór· . sea cual sea el grado en que se trabaje.mx .§~Í!lenCQO: trar. PI~eso de enseñan· za y aprendizaje. En loS niveles en Que se da una especialización del profe­ sorado sera difícil la utilización de métodos globa!¡zados. Estos térrílÍnos tiblemente un determinado métcdo. pret~f1Q~!1.ignihca que radópcamente. no se adecua a estos niveles.. sos profesores Imparten disllnlos cOf\lenrdos.f.. SU" diferenCIas conceptuales y su alcance.1I.Y.. El aprendizaje significati­ \/0 es un aprendizaje globalizado. proyectos. §!.S. como ya se ha señalado. como antónimos: globalizaun enfoque globalizador presupo 19a indefec· ciÓ:1 e interdisciplinariedad.ali­ dad de los contenidos.li~a.sefl secuencias de aprendiza!e-orientadasa un-fin COrlCrelOCcr¡ sentido e intencionalidad y siluadilscn·con­ textosque permitan su signifícatividad-VJiJ"Q:_ Clooalid. para el que es necesa­ fio el apoyo y la complementaríedad df! los recursos interpretativos de otras ciencias.!l.) SegÚ~1 de los contenidos en los proyectos curricu­ las necesidades de comprensión yana:isis.Iar los conocirnlento.ercaruosal conoqrulerJo de la realidad y a CÓrnQéstaes.balizad()res no pretenden di­ luir o relatíviz1lf la impbrtáncia de las disci­ plinas. e~!! ~~(ender y se-ñtir interés por réallzar el esfuerzo que supóne laconstrucclón de significados.!íl cómoson las co· sas y los acontecimientos er1 I~·re?l!da-d: g{ü. por otra. presenta la doble ventaja de. y siempre Que no aso· ciemos el término con uno de ios métodos de enseñanza globalizados.ltEi. a una metodología concreta y. es índepeñd1e!1te dé la existencia o no de las disciplillás: ya que su ob. re­ lacionadas con los fines educativos los prin. pero que no se traduzca en un verdadero aprendizaje sigo nificativo. ser más eficaces en el.las.. que realizar una aproximación superficial que perm:ta ftsallr del paso..C..l!9. bales y a su vez unitarios. en se­ los contenidos de aprendizaje estén insertos gundo lugar.. en sentido estricto. etc. multidlsciplínaried. de tal modo que los distin­ tos contenidos disciplinarjls no sólo séan más o menos recordados.indol05 en De lo anteriormente expuesto podemos mayor o menor grado (interdisciplinariedad.enseflanza -f!prendtzaje. La necesaria distribución de los contenidos en disciplinas y la utilización de profesores es­ pecializadOS para impartirlas no es óbice para Que cada una.e (inter­ dísciplínariedad. Es imprescindible además que dicha persona encuentre un sentído a impli. tengan un enfoque o globalización no hace referencia. En cualquier caso. disciplinares).-----------_*·uG Digitalizado por: I.Q. Resulta indudable­ mente más dificil establecer relaciones sus­ tantivas entre fa que ya se sabe y la nueva información que se presenta. la significalividad y fl ncior. en los que destaca la importancia de las relaCiones afectivas.!lrJL.CJtlldi.d.. o dependan de un marco más amplio quP ción de la función de las disciplinas. cipios constructívistas de la enseñanza y el aprendizaje. las situaciones y 1m aconteci­ mientos dentro de un contexto y en su gio· balidad.ru. . permita la integración de los distintos conte­ La existencia de una serie de Métodos lIa­ nidos en esferas de interpretación y signifi­ mados globalizados (centros de interés. las driciplmas y sus distintas formas de relacionar .2..ote.no prescribe métodos denes distintos_ GIºba. .).!!!­ pu~stos por múltiples elemenlos surlarnenl€ ínterrela(:lonll~os. en cualquier (''ISO. demandan que Las disciplinas no se refieren a cómo es la realidad sino a los medios para llegar a conocerla la enseñanza esté impregnada dE una pers· pectiva globalízadora Que permita analizar los problemas. tópicos.globalrz8clÓn" e "lOlerdlsclphnanedild.efiere a sino que da_pautas ártlCU­ . elc. dán. y consecuentemente en las Así pues. Con todo lo dicho se pone de manifiesto la importancia de las disciplinas y de los re­ cursos conceptuales y metodológicos que configuran los contenidos de la enseñanza los enfOQlJes glo.enfo9ve glob'l.com­ catividad superiores a los que ofrece una sola piejos de interés. va a exigirle una buena dosis de esfuerzo. en un momento dado. pe. c9.dade~. etc. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. en primer perspectiva globalizadora. etc.s y. podemos afirmar oue darlo que e:1 el Ciclo supenor yen la secundarla drv.iQnalidad totalizadora en cuanto a los Qlementos quela~comp(íneñ: ti globalización. la Pill-S­ no son comparables. para conocer e interpretar estas ~ituacior¡es y acontecimientos uti!izaremos los distintos Globalización e interdisciplinariedad '..r. atendiendo a los obietivos ge· nerales (que obviamente no son. sentid<l a . como tal. pero. . Conviene hacer notar. ya que su objeto de conocimiento mite diferenciar dos términos entendidos a se corresponde con una parcelé de la reali­ veces como sinónimos y en ocasiones. si que es po· sible impartir cada una de las distintas ma· tenas a partir de enfoques globalizadores. integración. carse en un proceso como el descrito.. podemos deducir que 01 concepto unidades didacticas.Qf o el uso de ~. se globalizará sIem­ pre que el instrumento disciplinar utilizado se cC'ntexll!ah!:e Pn un ámbito más amplio que e> estnetc de :a disciplina En CéH"~1Io. que pueden ser utilizados para efectuar nuevos aprendizajes en una multiplicidad de contextos y situaciones. lares de centro.te~Q\ii«iplinares no es mas o me nos adecuado en función del nlvet educatl' \/0. Por otra parte.ómo es la realidad. Ademas. con f'lc­ t\)re~ Interf)ersonales. la mOiivaci6n y el interés en el ámbito escolar se encuentran muy relacionados Gon facto­ res personales e.) no se refieren ac.!eglasj.pecUlla glG9alízador¡¡.\CiºQ ~~ [. por una parte. doles sentido en razón de su inmediata fun­ ción para la mejor comprensión de una situa­ ción determinada o como prerrequisito para una postenor u\l!lzación conlextuallzada Dada la dlstrnta naturaleza de los termmos .i!ill.­ medios (las disciplinas). sino también en la forma de tratar los hechos y las ideas._----. de tal manera que lugar. ámbitos diversos. ya que éste posibilita la formación de un mayor número de relaciones entre el nlJevo contenido de apl endizaje y la estructura cognoscitiva del alumno ~mQ1lºS a¡:. indudablemente.. . qUe enfaticéñTa detección de pro­ blemasinteresantes y la búsqueda activa de soluciones. y volviendo a una idea expuesta anteriorment~~. !J utílinclón de metodos global¡zados. pa­ dad experiencia l del alumno.. sino que sUliinclon'itsla de ofrecernos los medios einstrumenl¡x. que la dificultad a que se alu­ dia queda sobradamente compensada por la funcionalidad que adquieren los aprendiza­ jes significativos. sino al contrario. sino que el bagaje ad· quirido en la escuela sirva al Ciudadano para comprender e intervenir en la sociedad en to­ dos los campos.. tanto profesionales como so­ cia!es. concluir la necesidad de que la orgilOización transdisciplinariedad. in!luye también la manera de pre­ sentar los contenidos Que nan de ser objeto de aprendizale y las ac\lvidades diseñadas para ello. Para solucionar estos problemas.pará Íle: gar a su conocimiento. antes de se­ guir adelante. relaclon. permitir un aprendizaje tan significativo como sea posible. evidentemente parten de principios globali­ Hablar de un enfoque globaiizador nos per­ zadores. trans­ dísciplinariedad. . motivar al alumno a implicarse en un proceso dinámico y complejo y. que eXigen un SOlO profesor para su desarrollo. que. en cambiO.Reforma y currículum ( ( ( basla con ello.¡¡<:I_. la adopción de enfoques globali­ zaderes.o. CQrnPJ~i(). estar moti~~~."ISl.. que disciplina..aGti\li. Las disciplinas tienen una especifici­ dad conceptua! y metodológica que las hace diferentes unas de otras No sólo difieren en cuanto al objeto de estudio.VQ-ª§jIablaroQ§J. cabe destacar su uso erróneo cuando se afirma que el primero es más adecuado para los CI­ clos miciales de la enseñanza y el segundo más apropiado para el CIclo superior y la se)· cundaria. las razones expuestas anteriormente. en la medida en que permita el establecimiento de múltiples relaciones en .. que los medíos que olrecen estén al servicio del conocimiento ge­ neral y mas amplio. yC~ porta_ uoaj. caracteriza cada uno de fas aprendizajes en su individualidad..edu.------------------------------------------------.Jrí cambio. no ~.

S·100 que este es necesario para dar res­ puesta a sus propias demandas: el prop. lóglcamente. 3. fuentes escritas (invitaciones. • RealizaCión del texto esenio. a sa­ ber. etc. El enfoque globalizador en la organización de los contenidos Vamos a ver cómo podemos organizar los contenidos (su selección y arllculación) bajo una perspectiva globalizadora y cómo influ­ ye esto en la organización del aula. cuando su competencia lo permita.! desde la lecha de nac.e(vacjon v (('(oQld. en el ¡"so cro~ológlco Individual • Comparación de Jos diSllntos frises individuales y extraCCIón de conclusiones gene'alizab:es.o 67 CUI7l. Actividades que no sólo se­ rán necesarias oa:a la consecución del ob­ jetivo de aprendizaje.Qntenidos rela­ cionados directamente éon el terria. ¿y días? 5 El dla en que naci..da de mforfllaclón a través de fuentes orales.oos • RealizaCión del friso cronológico generol con lilS lechas de naCimiento de cada alumno ¿Cuantos meses he VIVido" ¿Y semanas'. El carnel de identidad.-.da de mlormaclon ofrec. fuentes gralicas (fologralías.~~ir·opon­ dremos los objetivos que definirán el grado y la intendonalidad en su aprendizaje. 7. ¿Qué necesitamos saber de nosotros para identificamos? • Diseño del carnel • Definición de los dalos identificadores :> Catac leriS!IC2S persona!.. Tema ligado estrechamente al medio experiencial del niño y en el que fá­ cilmente cobrarán significado los distintos cOlltenidos de aprendizaje. clasificar y archivar documen­ tos históricos sobre aspectos de la vida coti­ diana de la familia.O': (iI{Ula y pe$O.as • Calculo de los meses. sepa valorar los instrumentos que utlhza a tenor de los marcos teoricocienlífi­ cos que les dan validez. Nuestros juegos. ¿Siempre hemos jugado a lo mlsmJ? ¿En qué he Jugado y que jugueles I e le· nido a lo largo de mi vida? • Selección de las tuentes de informaCión.mx . de la historia personal Para el alumno. variabilidad. ¿Cómo lueron mis dos pr:meros añ('s 09 Vida? ¿ Cuándo aprendí a hablar? ¿Cuándo aprendí a caminar? ¿Con qué jugaba? • RealizaCión del cuestionano. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.>mparac¡ón y calCUlO de 12S d¡f('(cnc ~!~.). n.. la descripCión Que vamos a ha(.rn(~(l'li<.ón del cueslionano. presente. Una vez establecidos ios.' ¿QUIen es mas balO quc.ón de los distir. -Utilizar diferentes unidades temporales de medida.' ¿QUIén es mas allo que '. síno que estaran Sb cuenciadas y articuladas en torno a la resolución de algún probiema o cuestión ge­ nerado por las necesidades de conocimien­ CUADRO 1 Resumell de las actividades propuestas PROBLEMAS ACTIVIDADES 1..v.da po. ~ ¿Hay mas rubios que morenos') ¿Cuál es la d.'" en el ciclo medio de EGB. dibujos). en eSle caso. entre otros: --Clasificar y ordenar representaciones de un mismo objeto o producto a lo largo del tiempo. Este tema nos permitirá trabalar sobre contenidos relacionados con el concepto tiempo (pasado.ur~? • Recog.er se iimitará a aquellos apartados oue nos permitan ver las implica· ciones de unil organizaCión de contenidos g:obal1zada.:dades • C:. des en meses y dias ('C.1 l. 6 El friso cronológico de los dos p'lmeros años. • Cálculo aproximado de las m~dias de la clase • ExtraCCIón de conClUSIones sobre las caracteris· ticas generales de la clase. (:~. contenidos relacionados con la trans­ formación o cambio y la causalidad conteni­ dos ligados a la medida del tiempo y conte­ nidos referidos a las técnicas de los métodos historiográficos.. objetos). • Canlras(e ::nlre las dos lucnteS O" ir. sucesión. • Recog. ya que es necesano que el alumno. ~ Recoger. Esto es posible úni­ camente en el caso de que el estudio de los d!stintos recursos para el conocimiento haya s!do ~esarrollado atendiendo al rigor de las cienCias de las que son subsidiarias.Lables.ferentes edades como en !a secuenciaclón de nm·t""onr" to que comporta el estudiO.. • Recogida de la inlormación • Reallzac.zauon de un cuadro de doble 8nt'ada COl' 1(1$ !~C~l{~S (j. en el que se relalE: lo s~cedldo durante este dia.J. Lugar y fecha de nacimiento ¿Cuando nacimos y donde? ¿Qué niño es el mayor? "Y et de menor edad? ~Oué Gllere'lCla de meses Ilav . ¿Cómo fue este primer dia? ¿Cómo era yo cuando nací? • Elaborac. fuentes materiales (vestidos. el trabaio a realizar no está ligado-a unas necesidades de aprendizaje pet se. -Utilizar el friso cronológico para repre­ sentar gráficamente las etapas de la vida de una persona. • Recogida de datos.DERNOS DE 168 Digitalizado por: I. permanencia. sin detenernos en Olros aspec­ tos. • Colocac. efe· ct-'!(l$ • Calculo de. • Registro l~e It)S Gatos en un cuadro ll(: (:Dbk~ enlrada • AgrupaCIón según semblanzas. ? _ ¿Cua'1!Q es mas joven r. • Colocación de los datos obtemdos.. Ilustraremos el proceso median­ te el tema -La historia personal. • Ordenaelon y clasiltcación segun las carilClens¡'· cas perSonales . fe de bautismo).tos documentos en el frisó cronológico individual de los dos primeros años.ón del relalo de esle dla medlanle une serie de v. Partire­ ~ción de un lema que nOs'pei: mita-rcr-aoqulslClóñOeaquelloscontenidos y objetivos definidos para un periodo de tiem­ po concreto. tanto lOS Juegos y Jugueles en las d.edu.. A continuación.s. • Recogida de datos utihza~do las dlstlnlas fuen· tes de información: fuentes orales (entrevistas a los familiares). las luentes escnl?s. :05 ah:¡n:~cs • O: ::e1l:.Reforma y currículum ( dos de la enseñanza.lCl rnlenl0 nf.:>(.ñetas secuenCIadas y oldenadas crOflo..m'ento hasta nueSiros d. futuro.¡ . simultanel' dad.lUÓ. establecemos las activida­ des Que permitan alcanzar estos objetivos (véase cuadro 1). enlre .­ [1 ¡[¡SO cronológiCO • RcaiLi:3clOf' del 1:150 cronologlCo IndlVidua.S. • Exposición y extracción de cOllcluSlones gener"­ I. semanas y dlas v.ferencla enlre ? • OD~.lormae'on • He'll. y .C..

Así. o pedirá los medios que le permilan solucio­ los contenidos previstos en las distintas áreas. la conceptualización de las nocio· dos se trabalan del mismo modo. no todos los conteni­ tos de tiempo y de tiempo hi!.11 . • Obsef\lación de la evolución Sulrida p'lr los ¡lJe· va situación reforzando su conocimiento ad gos y ¡uguetes durante estos años. permita su adquisición para la utilización y ¿OJo qué juegos se divertían nuestros pa• Colocación de tos datos en et Iriso cronc. técnicas de na parte de la responsabilidad del éxito o fra· tema va a servir para desarrollar los apren· expresión en función de necesidades comu· caso de la tarea.__ __ ~'_~ ~ ~ ~ _ __ . Esto comporta la ne­ ha planteado el conocimiento de su historia. reslar. la ganerac:é-n.. re5ta. • Observación sobre la evolución segUida por su fa· Los conlemdos actitudinales no dependen e~· milla y de aquellos acontecimientos qJe han con· ducido a su situación actual. dizajes de contenidos de di'/ersas áreas El nicativas. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. de periodo. formas de vida con el paso del tiempo.Je los pa· por primera vez. Algunos de es­ tos inslrumentos serán utilizados por prime­ ra vez y tomarán significado.. cuando tenian mi edad? • Obsef\lación de las caracteristícas generales de serán conocidos.tórico. etc. será conocide por primera vez y será nece~ I----~~---~. anterioridad...? • Cátculo de las d¡!erencias de edades "n relación -~ós relacionados con el tema. tipologia. quirido anteriormente.! principios (la .il" estudIO globalizado. pero no las aclivldades ¿En que trabajan? • Colocación de los dalos mas SlgnIÍlc':lvo~ en el para su memonzaclón (ejerciCIOS para meca· friso cronológiCO individual._.~. . sino Que abarcan to· dos los ámbitos de la acluación escolar. La utilización del friso cronológico.----~ sario su uso -en muchas otras situaciones 9.mx 'f" . ya que el intento raciones sobre edades. tir de un tema o un proyecto globalizado y olro la inter/ención del profesor -quien promue­ en el que se lleven a término distintos pro­ ve los retos y problemas. a es cOr\secuenGÍa de la anterior. Los juegos de los padres y de los abuelos cuando eran niños. en el ejemplo Que expone'nos. Los conceptos y nociones dres y abuelos yque Juguetes empleaban lo~ últimos 80 años. los conte­ narlos.. representación grálica del espacio Analizando las actividades dr:sarrolladas conocimiento del tema obligará a utilizar dis­ en relación a la comprensión de un fenóme· podremos apreciar cómo cada una-de eilas tintos recursos d¡sciplinare~ y. poslerioridad. ¿Cuando nacieron mis' abuelos? rélcienes mostrarán su utilidad y requerirán • Realización de la I¡sta con los datos obtenidos. están· padre tenia. vocabulariQ) FI :irbol genealógico podrá estar estrechamenle ligada al tenld de ¿QUIeres fueran mis aniecesoies? • Selección de las luentes de infornl. Dilerencias y semblanzas. un tal grado de artiiiciosidad que seria necesidades de cada uno de los alumnos contrario a las mismas razones qu:? justifrcan para la resolución de las cuestiones Que le el enfoque globalizador. esCfl­ • Realización del ¿rbol genealógico dt las cualro bir correctamente) ya que su conceptualiza· últimas generaciones. el Iriso cronológico • Extracción de conclusiones.lógico de manejo posterior. mQtlva a los alum­ yeclos curriculares sobre contenidos discipli­ nos a plantearlos a su vez: y les ayuda a nares específicos.C. Podemos apreciar también cómo los dis­ ¿CuánlOS años tenía mi abuelo cuando mi • Selección de los limites de cada gen·?ración.¡r­ na. pero el tomados. Que están en­ no..~-------------_. cesidad de romper con la rigidez de los ho­ la relación de ésta con la de sus compañe­ rarios.Reforma y currículum ( ( actilud de diferentes áreas.e"tes a los Hemos de lener en cuenta Que el objetivo caminadas a la consecución o resolución de campos conceptuales. mar y restar cifras de cuatro dígitos. otros será necesario un trabajo paralelo Que cos juguetes? • Recogida y datación de los dalos obtenidos. por no temas que engloben los contenidos de dis· mencionar aquellos ligados a la expresión Irntas áreas no excluye la necesidad de rea­ oral y escrita. ción y neceSIdad de uso ya se han adquirido.. comprendidos y utilizados los Juegos y Juguetes de la generación . El enfoque globalizador de los contenidos dé las' üiiidadesdidác\icas puede plantear a contenidos trabajados corresponden en dis­ alumno exigirá la utilización de los recursos slmpl¡Vistaía dificultad de incorporar todos tinto grado a diferentes área~ disciplinares. otros ya cono­ 8.) realizar acl'lvídades correspond'. clusivamente del tema. Ii:! suma. a la toma de medidas. ¿Cuál es la generación de mis padres? • Colocación de los datos en el friso cronológico de un trabajo paralelo.es insustituible. etc. Que exigen una ordenada sislematización y enmarcados en unos con­ buscar las estrategias y caminos para textos globalizadores (operaciones matemá~ resolverlos. etc.~~~--~--.. a los abuelos o a otrns padr(!s la comprensión de conceptos. si es que esto fuera POSI­ procedlmiento ligados estrechamente a las ble.• serán utilizados en una nue­ los con los actuales. todos ellos se­ de situar en un lema o proyecto todos los con­ rán instrumentos conceplúales y de tenidos implicaría. realizar • Comparación de los juegos de los padms yabue· diagramas. ¿y la de mis abuelos? ¿y la mia? los últimos 80 años. Las generaciones. en nidos se articulan en función je los concep­ agrupaciones y clasificaciones de los datos el desarrollo del tema. de procedimiento y de algún tema que interesa al alumno y que los de la enseñanza no COnSiste en utilizar o fl(1 PROBLEMAS r---'-~~------' ___ ~-_'~~ ACTIVIDADES __ ___ __ _____. nizar las operaciones de suma y resta. ' ----. al igual Que elu"o de un ¿Cuá~IOS hijos tuvIeron? • Etaboración de los cuestIonarios. los procedimienlos de su dres y de la de los abuelos. re pro­ ¿Oónd8 nacieron? • Recogida y datación de los datos. a las ope­ a contenidos disciplinares. tintos contentdos. orden3r. procedImiento (sumar. por 10 tañ(o. En él recae bue­ tic as a partir de problemas. etc.S. cidos serán utilizados en situaciones nuevas ¿los ninos de mi edad se han divertido • Realización de un cuestionario dirigido a los pa- reforzando los conocimientos anteriores y en siempre con los mismos juegos e idénti· dres y abuelos._~-- Introducir una perspectiva globalizadora en la enseñanza es más una cuestión de _actitud que de técnica educativa CUADERNOS Dt PFDAOOC'113 Digitalizado por: I. para que pueda ser asimilado: y la normati· va del lenguaje y la mecanización de las ope· ¿Cuándo nacieron mis padres? • Recogida de los datos. Asi.edu. las En el ejemplo expuesto hemos visto que. estableciendo dos tiempos claramente ros y el cambio y la transformación de algu­ diferenciados: uno en el que se trabaje a p. sentar gráficamenle). segun su. a la uti· lizar proyectos curriculares correspondientes jización de criterios de ordenación. Partir de nes de pasado o de simultaneidad.

Enfoque. en integrar o no los distintos contenidos disciplinares. 77 Digitalizado por: I. MEC. ( ! J 69 168 'i\Gli'C/·.ptras cosas. entre. El objetivo de la enseñanza es facilitar el cre­ cimiento de los alumnos en relación a unos fines.Ac­ titud Que comporta.S.A. independientemente de .~preDdi­ zaje como parte integra~stos fines.• Notas (1) Zr. ni en rela­ cionar o no un mayor número de disciplinas. intro­ ducir contenidos únicamente en el contexto experiencia! <:lel alumno y sér rigurosos en la . yeso lo conseguiremos mediante aprendizajes que sean significativos y funcio­ nales.Reforma y currículum " ( métodos globalizados. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.C.edu.mx .-.aetitud relado­ rra-ffá~¿on 'ergrádo en'que se han asumido los fines de la educación y con la capacidad para situar cualquier contenido_~e.A M¡¡rhd A (198n tI/slona personal. Es esta razón la que aconseja la pers­ pectiva globalizadora.plica-::ión de los distintos iÍlstrumentos de co­ nocimiento. Inlroducir una perspectiva globalizadora en la enseñanza no es tanto una cuestión de téc­ nica didáctica como de la actitud con Que en· frentamos el hecñOeaúcal¡vo. siempre que cada uno de los contemdos se contexlualice en una situación Que la englo­ be y le dé sentido.a disci­ plina que los soporta.". que puede establecerse en cada una de las disciplinas.

~/r ~\ .~~ r¡~o~'i't~ J}. ieiolles NOVeUHUeS Edl!eHliv¡~S " ~ -J. >: Pitl uck.41.C.. La educación en los primeros alias.C::>l ~~. Buenos Aires.¡ Digitalizado por: I. pp.:.mx .. \ J ' f '.:}~~ Jt}.. "Las unidades didácticas. r. núm. Laura (1999).: .::. año 2. 1\I /.. Revalorizando la planificación". febrero.1U . Ediciones Novedades Educativas. en O a 5. . Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. 56-81.S.edu.01 .1~1 f i ' ~:¡ .' \---..:ir :':.i \. 10. .r.. J \\ .

~Ji.<'r~'~¿:1 (11 c1oc~. .-.. de educación..\ 7::_ ::. con el conti)xto concreto sus proyectos.ti.ntc prQle~ional Ci.:.>tJS Sl~ IliJC€.::n . cómo r~t~t(' lrabé'Jo r. El marco teórico plantea una defl' nición de hombre.: .'¡lIlirrt()~~ r- a <= ---.)puc_.nomento de como un momento tedio so y sin demasiado sentido..' (:T}.. [s notablemente difícil para los docentes considerar a la planifica· ción como una p~rte de su trabajo y revalorizarla éomo una instanCia fL:flUamen!al para un melar desa· rrollo de las s¡tu~ciones concretas (j~ en~o.mx .---.f1sclí. se· cuenciar.¡ ncceS:lr:q '. fundamental. . no repetir estereotl' poS.llw'o' j.ir. organizar. También permite modificar. adecuar ai grupo. . tuaciones vinculadas con las prácticas con· cretas.I..te pueden sin ­ tetizarse en lo~ siguien­ tes aspectos: la plan..S.... pero no única.'¡¡ ClCf11211tO iund plantea pvsiblt's pl.' ..ionc.. ven ¡nj::. . á' ~: Digitalizado por: I. lo seleccionado.: Dr'='\i~.:.z()( pr.edu.·. es posible ubicarla como una instan· cia imprescindible para el docente. de aprendizaje. La planificación se vincula con determinado marco teórico y. a la situación.ir.lci. .Ís'ú. Desde estil iI.~. si es necesario..(1] (.: V·. 9­ ~ e.irtf: r. r-.(. de alguna m¡¡ne· r¡j. adecuadas proplli.Xpc~¡\ . organizar y articular el marco ~eórico y las si·.: e: r de io~ .l'c:t:\S . es ·0 al menos puede transformarse en ello.i. a la institución.lS ole r.d:j p.. acl1!rar.:lr'l.< . E~ general.I. : ¡~>. a la vez. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp..fi· cación permite prever...iid 5í:!lcccIQnar..¡! l. favo· rece el reemplazo y la supervisión...::Iaclón el cual desarrolla Las funciones que cum· pie la planificación para el docer..el tiempo y el espacio para peÍ.. El marco teórico actúa como referente inmediato al modelo didáctico e influye en la selección y definición que se real.¡n. los do certes consideran el r. c. como !In ele~. desvalori ­ zada y más relac'ionada con las obligaciones que'con una válida herramle"1~a de n·abajo..(. con un modelo didáctico cohe· rente con aquél.~l pn:.-:i se.. confiando pM<1 ':11 que. anticipar.r '/ P¡t~~1 (Iones COfH..1 ~-- -:-.. qué son.." ral es consideraqa como una tarea burocrática.'1111 JS si tu¡¡cion ''::5 rj0 l:'l: ~(.n embargo.:~~ .C. ~ 57 Las unidades didácticas Revalorizando a planificación LWRA PITWK L a planificación es un instr\Jmento de trabajo qu~ le puede permitir al dócente alcanzar la articulación entre la teor¡~ y la práctica y dinamizar su tarea edu· cativa.. como organiza· ción conceptual. define sus campo· nentes: cuáles son. ~. dififlJltosa. a pesar <1e lo cual en gene· .. elaborar y tornal (1.-¡:¡óslbilifillaevaIOaClóri. .. El modelo didáctico. ~Jt r~Ji.. s. Inten· tanda encontrar un equilibrio entre la sobrevalorízación y la desvalori· zación de la planificación didáctica.f'\"nza.. za de sus diferentes componentes.. de enseñanza.~'n ~¡ (! ~:.r.:' n..

un~ unídad de sentido que (cntralizolos con­ . adernás. autónomo. posible de modlfi· caro con unidad de sentido y contl. Ll:-' rlll'tfls qUl' C(J ~ll l""j rart'}. entr. al grupo a los sabí'res SOCialmente vál. las actividades implican aquello que el docente supone que los ni· ños van a realIzar a partir de Sus propuestas y pueden plantearse f.1 i). la autoevaluaclón del pro pío docente y la coevaluaclón que el docente realiza junto a los a!um nos.¡r función de fa multiplicidad 1. como el para qué de la enseñanza.:J se con el proyecto IristituclO' n"l.dos.. de se entrelazan componentes teó. ele la mlrar}a de la mulhl ni1!:éJvd y no c'Jmo uni'iC deSVinculadas de los fin(:~. mo· dos de organización. de forma conjun· ta O separada de las estrategias metodológicas.1 cómo se enseña..C. " Sl' \'dn ¡nlt'nci(.ulr r-. la explic¡tación de los mismos se bao sará en un planteo diferente de otros momentos históricos. San Luis.. los contenidos a fin de alcanzar los objetivos.mx .' Ii'! re~!ex!ón y la élcólón. tienen que ver con el modo de organizar las propuestas: son el cómo del docente y abarcan las intervenciones.. sus procesos de e!abDrac de su puesta en acción en rrollo las clases en el (¡CO Si definimos a los objetivos en tér· minos de metas a alcanzar por par· te de los alumnos. ~ . E Q. la planlfl:aclón funCiona corno un espa· cio Importante de artículi?clón en tre I~ teoría y la práclica. adecuada al contexto.e".!' de pilr!lda para la refleXIón m¿tlca.edu.HI(~c. lo hace con la proouesta rrícular. se la necesidad del análiSIS eje 1" práctica pedagógica como .Despertando)..S. Las estrategias metodológicas. abierta.1~ la planIficación.J '" '-o Digitalizado por: I. flexl' ble. a su vez. relilClón con el qué se ew. cómo se y para qué se aprende. Podemos definirlos como los saberes e instrumentos significati. El tipo de plamficación que se ade· cua a este planteo tiene como ca· racterística el ser dinámica.. La evpluación es un com ponente fundamental que implicz. CiÓ" e'lseñanza. :. definidas como aquello que el do· cente pqne en luego para enseña.1' tores que Intervienen en Iln. de los productos y de todos los otros componentes di dácticos (implica evaluar la pro· puesta. (Convocatoria fotográfica) . entiende actualmente) ocupan hoy un lugar prioritario que los coloca en el centro de la situación didácti· ca.. cada niño y el docente)... tunidades infantiles.ddl\(Uddns y L1S !(' recorrido i1 -"t'~. que es en definitivil litad ora de los cambios.lal!zar las situaclon p :.'.l " '" IJJ .":~~ Unidad didáctica z . lo~ componentes didácticos que incluiremos en la planificación.:"'.• nos.ben apropiarse baJO respons~bl Ilciad de la escuela y por lo tanto de los docentes.]I ­ corno ¡jctores decisivos. e!o .. " "" " ~ ~ Una de las fOrmJ5 de organiZM la pl. y no como conductas observables sino en térmínos de competencias. tr. capaz de dir en cada momento particu'.1hf1¡uf dUfl1nk' un dL'tcrnl¡n~lctLl ticnlpo.1\ol I él trilbiljnr eSl1S rn<1:-. Es importante plantear. estamos aún en el nivel de la teoría. e hipótesis a confrontar en la realiaad.. En este sentido. a esc'ala áUlic. 1(.. Jardín . nUldad. 59 n. San Luís. factl' ble de realizar. siempre que el docente tenga cla ridad de cuáles son sus estrategias para abordar los contenidos a enseñar. de los c~ales los alumnos clp. preguntas problematizadora s. son el qué de la enseñanza. los recursos y materiales son el con qué: los tiempos son el cuándo y los espacios son el dónde. porque esta· mos deliniendO. que.l<l.!". Los contenidos (tal como se los Este enfoque supone Ufl reflexivo.. Es decir que.lnifícación periódica (para un determinado período de tiem­ po) es la unidad d idáclÍca. a nivel conceptual.."'todo:ógicos y prác:lu '. vos y socialmente válidos de los cuales los niños deben apropiarse y que el docente debe enseñar a fin de garantizar la igualdad de opor.Ji. ~ '­ c: ~ c: .¡ -. clon. el grupo. las ac­ tividades se definen sintética· mente como el cómo de los alum. nidos y contextos SOCIOlrlStlt nales. Se trilta de ti'l orgnnizC1Cíl))1 (h.~ un rCl'(lrte de la rcaJi~ dild. consignas. las pr{)plH::~t~s (on Ll~ ontcl11dl1s. La definición de los componentes ex· presa decisiones que tienen una Importante influencia en el planteo de los mismos. cual ¡m'pllca a 105 profeSIO"I. la consideración constante de lus procesos. Se hace nece s¡¡rlO comprender el curriculo lorno un esp<lCio c'onstru1do. conerente. cuando nos referimos al modelo didáctico. Fi docente debe tener cl.<> v a v .58 se relaCIOnan unos con otros. clara. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.

1!unHHl!'\ 1'("\1 tr.lnlzando luego esta t:.'jl1T Jos ({lr\tcnidos.1 rúdlldades n l(lS Lt1 idea es pilrtir dc Jo:.nnOrta co~ectl'. acordaremos con la necesidad de prever la org" ­ nización de sus propuest.~f.1b~re$ (..¡r.liIC:)).' Digitalizado por: I. tener sentido para su comunidad.. L.ocJe. en qué secuencia. teniendol'11 está vinculada con una lóg. o . c. proponemos avanzar 1 entre sus comp'.... a e!' I V~J "r~1ap¡1 r.a InstitUCión cUJndo SeD necesario.' b.t'! Si consideramos el NivellníciaJ como el primer eslabón del sistema educativo y reconocemos su función pedagógica.q.tractn y dcsvinculado ti l' 1. S. cómo es la mejor formn de enseñárselos.tp !H\:l 1'Hlica rn¡¡nera d~'> (. FE . Q'1 :~" Esta Informacíón se sel>:\.-. \'c­ ces es 11cccsario ret0m{1T . :. si lo reconocemos como una institución educativa que tiene objetivos propios y contenidos a enseÍlar a sus alumnos.\ enseñanza de nuevo!' contenido..cativo~ 'que pueden tra· h"J'JI ''". ItrilllZilr5e belilno de # No z .lecclonilr el rpcor~e Puerle suceder que se oe (" Id~l ¡J'¡dúllrlr r:()r~ i\Sr.!Cer L:. :-.1 tri\b~­ jo.­ '" <> " .1611 ".'" . no es la única posibilidad. "t0 r r"t.1!1te~do. r~ vez :1e~ecci:)naclo el recorte.¡ níf. c: . '-' "-.Udles p¡¡8ch.1Iido para la planificación docente. p""'rc de 10:-' . proponemos que: • no necesariamentE' debe ser geográfico.. • tendría que ser específicamente significiltivo para el grupo de niños y socialmente válido.11115 1 . . o análl s.dr .. Varios son los aspectos a tener en cuenta para que sea un instrumento v.1s.s de la <. dad did¡\ctica.'llt C{ 1Ill'fL' 1.-. po(.~a 'é! el CZ'fSO de un rec(. <> 'c ~ • Respecto del "recorte" selecciona­ do. con el fin de pensar con más claridad qué es lo que ellos necesitan. para illcanzar qué metils.l1 (1 La plamtJcaclOl didáctica que vamos a adelantamos a realizar con nuc~tros illumnos." pi1r~ .!~éis" para 'Jolcar todo ac.. en qué momento.rili.~. hay diversas mane ­ ras de realizar recortes de la rea­ lidad. Pueden .. • debería plantears(' dcntro de un contexto y no desde el i1niÍ­ lisis ah.()nOL.1r )os conocirllicntu:. SO de todu~ tilS l1rODlle.ll..1 reel de cOl1tenlcJo~> l.1011 y lAS preguntéis qU(. Cüi110 il. Una vez que tenemos claro el surGe llamada red de con· mapa de oportunidades". especifican· do clJ¡\lc~ serán realmente tr. bicn much".1!:i:p...lll(J.C. la o contextua­ lizar correctamente los aspec ­ tos a trabajar.e oue pueda ser utilizado por todos les integrai'ites de \. '·. pl.jdu~)}.' es un punto de partld.l ­ que de~Jen conocer por SU s:gni!¡C¡J SOCI. Sl)rg~. que preferentemente debe incluir 1.JI"·. ele (.ectos ((df~<.1 n. ql1l Y tI g~ tienen :. y org"nlza adecuadamer.mx .lte U.(] r)cceder.tl:'..1 ~ La organización de la unidad didáctica C. y sí bien el recorte geo ­ (por ejemplo. aunque pueden plantear· se más contenidos.!' .S. (.h1 6() ~ir~---------------------------------------------------­ T ¿Para qué planificar en el Nivel Inicial? • no se trata de plantear un recor­ te desde la mirada adulta sino más bien un recorte desde la óptica del pensil!nienttl inf¡mtil y su modo de organizar la rea­ lidad.Ituac¡ón que rodea a los 'del ambiente tenidos de los el la red contenídos a trabaíar y sus rela ­ ci0nes.... qué es lo que nosotros creemos que deben aprender.(.ino que t. tos Slgn¡f. y los aspec.\elnos se.' po"son~11 si es Imprescindible ul>' claro que no es suficiente con in­ dag...uellr.edu. 'lrg.:l~pcctOS. jacos. y ser acorde con su etapa evolutiva y sus particularidades como grupo. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.II1>l. los [11110~ 110 .¡..'i..

que al plantearse los contc' los cambios a través del tiempo. ccnveI1Iu. los diferentes' períodos de jllego-trabajo J realizar. Una vez organizada la red. ¡:. se tenderá a aJcanzar varios objetivos ya enseñar determinados conteni dos.II1 i é'. i18Ctn excl:tJSIVilmente a un área.. sector para perros. para trabajar los contenidos formulados y alean· zar las metas propuestas en los objetivos.' iit . (. en:endido como el trabajO la salil en función de la inforn:ól Clón y la experiencia. si bien pueden planteurse conjuntar\:lente estrate· lo planteado se vuelca en cronogrilrT1aS semanales. "los espacios significativos -' '" "'-" Digitalizado por: I. en In pOSible actiVidades de conslgnils e Intervenciones del do cente. los objetivos y contenidos deben tener coherencia. SirlO que rr)'. es . implica contenidos conceptuales vinculados con las ciencias socia ­ les y las ciencías naturales. general· mente. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp. aclitudinales y procedimefl' tales. fÍ('1 nidos. las metéls alcanzadas o no. y la función social. de resguardar la continuidad tuales.edu. i1 u::: '" " '" '­ '" .lr Ij enseñar a alum dndes organizacli. '" <> c: -o u diversas propuestas Es conveniente formular las j~<c\¡r:cjo por c10r. ~:. SuelE. En las propuestas se plantean. o contenidos de las otras áreas curriculares. la red de contenidos. cllversas formas y esto tiene lo que hasta aquí nf~.mx .n(ldild tel1(Íl(!o la salida.:.. en nuestro país.r:..za tiene que ver :.tes· y una eV¡¡IU2CIÓfl fl '-"" ejemplos ~ -. relevando la mi1yDf elatos. En las propuestas.J . porque la se· gunda opción no expl. propuestas Vinculadas con algunos Intereses Individuales o grup¿¡les. aSimismo cada objetiVO y con <1 planlflc<Jn oparte y considerando diferentes momentos: el «. pero esto no Implica que obligatOriamente deban aparecer en la planificación escritos de ma· nera separada. salidas. ildem{ls. que pueden ser VilrlilS. las nuevas tendencias CUrricula­ res.1s en relilción eoh las diferentes áreas curriculares. Sucede.dS d()C(~ntes y actividades de los reco rd a r explicita tllu(nnCl~.cita qué es le' que se va a enseñar realmente..¡ por Celda no vinculadas con el recorte para aquellas áreas que no presentan la posibilidad de un trabajo fluido en relaCión con el propuesto." y no «los espacios Significativos del ambiente natural ". '" ::: :::o contexto il. es conveniente qu~ clén Que se re¡¡l. planteo de las propuestas. un obJetiVO puede relacie· narse con varios contenidos).62 trabéljo. el "des .: E '" La pi¿vldlcación puede realizarse Otros ele componentes a expli cada actividad. de la plaza del barrio: sector de juego. pero no es precio so un correlato estricto entre cada uno de ellos. suceder que nos encontre· nlOS con propuestds que no perle· lerentes áreiis y que no pasen ches días sin abordar el recorte. realizil cronograma de li] se n!dl1é1 slf5\Jicntc. evitando la copia del docu· mento curricular.S. etc. en funCión de n!')(lifIGJC!ones necesarias. fin de garantizar que todas las áreas tengan su presencia en el I!zi¡r una evaluaCión pe a fin 'éle'realizar los <JJusI. Del cierre de una unidad didáctica yo puede ir surgiendo el planteo la unidad siguiente.(. como con· tenido. éstos no guarddrJ una cohe· rente relación con los especificados en la red y se hace necesario revi· sarlos buscando esta coherenCia. En ése se puede entrecruzar la unidad di' dáctlca con el abordaje de algún proyecto o secuencia de esa área.Po "" UJ Es conveniente plantear. o que se van a abordar específica ­ mente. de la : f-'l)·-> r. que Ir" Ii] ()rgilnlzación especif.eguramer. si bien pueden plantearse los contenidos actitudínales y procedimentales Q Z luego de c8da evaluación serniln.. ademil'" lu luego ~e seguirá realizando. re!{)mar aspectos yn trnbaiados con el grupo total o plantea. pensar en un contenido real nos reales..C. planteos. en general. y.te CI:ar S')11 los matenales y recursos neCPS¿HIOS pa r. luego se puede realizar el. el "durante". rroponen te· ner en cuenta los aspectos concep ­ ' 63 y realizar otras propuestas ral.lpllquen el tra!jaJo con Junto (!e (lebe aclararse en la planificación..l través de li! ~ctivl <>. contextualiza­ dos y. el "antes" el trabajo anteno f c. docente)). debe evaluarse el trabajo el recorte. aprendizajes de los alumnos y estrategias docentes. ni en su relación con las propuestas de enseñanza (por ejemplo. pode ­ mos realizar el planteo de los obje· tivos y contenidos.. . con traba· lOS diversos en los diferentes secto res que pueden enriquecer el abar· duee del recorte.Ofl !. el abordaje de los nidos.Js se trabaje altern¿If1tL¡ r1lU (-1 estrat<:gl<Js.ll sr. En cada propuesta de actividad.

.. y usos de lti' t'sp.1bk.\tuÍl()./acas r(. >...1 la probkmiÍtica d~ contaminacíón del el medio.. COJlocer los diverso:. i~t']dCJÚn ¿QUl~' .¡: histzir¡.C. ¿qué se o1itnta:'pl'? con (}uínquclcl: VJt1d. 1(1 0/1:.lr.lci(lS en drild~ C¡H11ÍnÍto: y pCiltonal. " .·C. d( l'bdo" Materiale ..J l':'.):-.1 historia de 13. Buenos Aires). en relación con el -". lltHl'S típi('(..l t:. N" 3.:¡ 1­ <t cr b.lCIÚll entre . Z (f) <r <t . c.'~ cnt. Distrito 9.<¡ .1S diferentes funciones eh: J(¡S I. conocer el recic!ndu dr bt1~lIril conlO una posibh $olución a 1<1 problemática de' contaminación."U\~.. t.. I'UC'..J a La contilminilció:¡ del aguil' i...J d. () O (J) (JJ pe(1toni1J.1 n"lCn10dil COIC'l~tl\'. c. Comprender (f) '" Q ..ln: tLlr!...'rrcl(Kí{)lH. QlIinquela Martín y ~u inH"".u 1 rddtorLl. Silvestre.us obren" 11. (!lIle í:m¡l( i'\!1k. Escuela JIC.tlrbnJv <> -> -. '" " c: c: UJ .l de Cílfi1111Íto. Ct\l..S.'ulhJ!'l".H<1ctcristic()!...111' ~u 1.' " UJ .. CilS<1S. c()[l1ercíos histórica: krfoc." .):-t¡lncla p.t.J 111l.H()cterLstl\t1s y tllr(1~. conoccr la historia de "Caminito" y su rclación ('{'In Benito Quinqucla MMtín.~chl1'.'!"I¡ c('!{Jn'~j.C] escurtuf. ne~ Ct.lmhios que provoc~n 1<1'- el 1(.l l~l barrio dt' lil 130('(1. tI~O' d~t" 1(1'-.<.lnlir\lt0)): musco en Ü (f) (f) o <t Ü Z UJ c... rle rn('L'dl:~. biH(OS. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.".l C..1doqUlJ)CS.r...ri\"¡¡s. pLí. ilni1!i?dr las (. Unidad desarrollada en una salil de 4 años.. 0dStu<1L Ci1minit0..1. bilI1CP'" P¡:~. dilF\n1iCt1 de' funcipnamit'nt0 de ~. <t . Objetivos .s . c .l!\ nlt1tl'ri.i. lilll¡ 11(' (1 t r (1 \' L~:> Tl'l!('l.1 11ltcrrl'l.'!1 e: 1­ L­ <"1.. barnrrclitc'\T"... g. b.HTtprL'nder la dín. cxperirncntar In!'> in~<.'r('íns (recuerdos dellu¡.) ntcmentr.s) C.edu.1. Ci1S."ocialc~. comprender la imDortanCÍa de los árboles en ellul?:ar. C.. <t < . conse(l1cncia~ p~r.!0S de vcnt.uiltnito" en fl'i"ción C{)!1 1M.occr li1 función de .mx . \'"JIlL1 n h. anaHzi1r }(\$ cari1ctcrístlCils y usos de Jos cspi1cio~. de tM~urn. v " '" -el UJ 1--' Ü Z UJ 6 c."'dor{'~ de " c..lctl'ri..1.: l. ¿qué era Sccll('nciíl h:ó?.lS.-\it..: ­ )(1.15 {forJJ\. conocer brcven1l'nte 1. fccid..U r . (f) (t.>...S cn él. dilda por la reutiliza­ ción de la misma.-) .í:nll'..-> \ fnroles.J Z 'c: <> 9 ((\5(\ Y :. dcspcrílCí0S y d<. 64 artín • En el barrio de la Boca de la ciudi1d de Buenos Aires (R..t"wto:-.flCílS y usos de los ohj(\tos prt'sentC'.t~ distintos D1í1teria­ de~echo y el ai~u¡l Y lo~ t'cunbí0s que prcn'ocan 1 t. E . \'t'cin('l~. libre' y g-r. ..1r. 6 u l' tc1c1h 1 ..H . f. y t'i '¡HUI': lat"..'sídildc. l'/1ftcle'" (p.rI '-' "-'" Digitalizado por: I.l dc :U!1\.lrbnlc.C.lll1initn y P. pr('~ent('s en Cnn1iniul. « () ." vt'ndt.-. y l'CiJnÓI11¡Ci1S-. nI.11f.lhicrrpptrrnlllH..J 'que t[an. <'IgUi1 (JJ W .!t'~'.:i0I1i11nlcntp de este ¡nu ­ (JJ til"de:-" vl'ndedurc:..lhks d C. Lí/s que !1 11btlj{1n' l'. d.. lllnH>r[10~.H)CUrrl'!1 a ~cCi::1nlinihl')... roles y funcjoJ)('s de 1. .. cultur"Il':-.:.J y sus les de é~té1.onJ<": de las personas que :-><":0..

' b.l de C(llnrt's príl1\M1US (los colores secundariOS): \'crde y naranja.. t­ :' ':\>. b. 2 u.'.~ a. d.1CINbti<'ilS de' íos elenlcnto5 del kcturil de uni1 fondo. cC'nft'C'ntar tueg'-' te> y lo reJ.­ ta sobre 'Caminito.'n::íllnill.. elilboración de un.... carteles de las calles (direcciones).J LJJ z t:l ::> <1: a. '!.Htt's "nUe . ~ 2 ~ . para representar la realidad. adelante..lfd (jJ <1.' ... ::l -. d. descubri.J' u Q u . f. e.ls de! modelado (pueden creilr algo de lo \'hl: \ Pil 1.. c.?" \.l c:. o t:l u.1te la plástica es posible representar la realidad. Comparación con la entrevíst. .•..« :E LJJ ¡.: « U a. Reconocer la importancia del número en relación con su uso funcional en Caminito y Museo Quinquela.i1[Kho.Ü'..11 y herramienta: óleo (1I1. identificar los colores puros (saturados) de los no puros (mezclas).C. Lograr. 1.'ir't U ¡:: (f} c.mx ..':.h~¡h. b..J :~ ':> ~ .: endllldo c. El número y su uso funcional en Caminito y mU. representar diferentes formas y figuras en el espacio tricji­ mensional a través de la técnica del modelado. Relaciones de los ob)dtls ¡'. mezclado con \. relaciones espaciales en el objeto: relaciones de lilS p.-" y 1'.:"J '" '­ ~...'. + mezcl. experimentar producciones de textos signific.< c'\1'r. la tc'xtura... b. .I t'i.abaJo.. c: c.'l{1 ('11 ~ ce o LJJ en a....'. Los distintos portadores de texto presentes en C"mll1ítn pl. CI Lo .r y organizar las relaciones de los objetos entre sí en el espacio tridimensional. \' ."'I ~ \\. el espacio trídimensionil]: figuras y díferentes lom"" \'o!um.. u ¡:: '<1."l~:.-ar Fre\~isto < Q <: r- a: o o UJ el FNyectC' de i\le.J o. . o -. inferir cilracterísticas de los elementos del lenguaje plástico."'~I. a través de la observación de un cuadro..~~.'. . a través de su propio hacer."1 ¡q'f<.1 de Quinque!~).edu. <1. o ..¡boración de un folleto turísttco sobre ("ami ­ nito. b. que media. producciones de textos significativos en: elaborilción de cM!eles para el museo (a rl'ali<:i1rse en la sala). w .lCiones entre objetos: ubici1cíón y POSíCI.KIO lrrdím¡. descubrir y analizar las relaciones espaciales entre·objetos.. vivenciar la mezcla de colores primarios.. '.'~"\~ <1.trr­ cas i1 trav.\. c. c. funCiones de la lengua eScrita: permanencia..: 't.. d.'. :::l -.~I.¡ para fo~mar un tndo c.. arriba. e.'rístici1'.~\.. d. exploración de lils ('ar~cterislicas y poslbílidi\(I<.·":'" \..!:! ­ .. rel..:t'i't~n:t.1.1 v'...) CIlClIC. integrarse en un proyecto de juego en pequcl\os grupos.'. La COIl1\' rc~.ativos. conocer y analizar la estructura y características de diferentes portadores de texto. Descubrir y analizar los distintos portadores de texto ore­ sentes en Caminito.J Q.'" . ¡t'rn''''I1 tados.seo como ubicación en el tiempo y espacio.. elegir el rincón de juego.'~ h"'¡'\ . c. obtcncí6n de deter­ minada inf(l¡-~acíón. la !'l'alítLHi: <lito..i. Su texto apelativo...S..~6 Objetivos a.'. \'¡('. o <f res\:. A.t\t¡.J <1.. .. similar al utilizado por el filmo so pintor' <1. . ~ ). el foileto turístico: su formato. '<1. o (f} LJJ a: g « ::> (!j z o 52 ::z "" '" .. _-\ntk:i. g.'>'l1 ­ ~ el <'Sp.f('sentación de la n'..J w .. c~:"'... b.'.J hturrubiartes@beceneslp. color + colores puros (saturados)...s truccÍón de las rn. elaboracíón de invitaciones para el Museo (cie[[f'). el..del!'..S.:.'·rl.""nL~ . conocer y hacer uso de un nuevo material y herramientl. comprender algunas de las funciones de la l~gua escrita. E . b. Digitalizado por: I... descubrir y analizar relaciones espaciales en el objeto en repres'!ntaciones tridimensionales.1('.. :"".... .llidad lar . clclTwl1[n.. Contenidos CM.lquctas)..... descubrir.".1["d.. e. la encuesta: su formato.. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino .s dc un nuevo l11akrí.

1 SCCIH'IlC!. e u u "fiehr.~ 1l~'¡ll'.lf de di.. bar ~i :-.1 visita y orgé\~ Iliz.'(l." llli. dl' un e . n.. Lu~go • e \lIl\l'!..>.: • ~Con qué nlClteri"lles PlIlt.. 'lr. pIJ~tjcol.lt(~¡I.11 lii~ ¡l/IISl' lt'rn'.1LH liv ({Hnprn­ . p:dito!'.1Clllf'> !. .'Il'~ y Jl\l!l1c'rt.¡ prl'~ '­ .t. dc d i.llr. {¡tI 11.1. Ob:-.l~ bldCl .U " dos con pJ. -..idades específicos I'liH\ific.ldn.~.l rtún pi n t.. llh-¡:h de 1.Ji]1 1.()·...ll:11t 1"' ~\' .) :~\U Vil L11l l'.u pinturZls (H. . .l'.¡·l· .tr'in hechas.'-.)da'~ pre ­ viamente...p!\'pr ..I.. J. prrf~tlnlarles si lo cono ­ (en.l¡¡.I'.ljit.l:. y e:->L'lIlturd"" ~.lpll foto."'.l'ílh' l'r. parl'I!'".m. plástilina d( varios colores.1 fl'. "¡'.lljza~ • I{eillizilción de (\cti~ C. la casa .llle.'" :: o ~ ~ • fuesta en coml'ln de la información recolectada por cada grupo dllron ­ tl' 1.!!lljllt'l.nto Cucst..l lil"'II'. ¡'t'..Hllll':-.(\l~\"l'J . . ~ :\:'-'1:.~{IS: h(lja~ pl..lt'j:(l a Il)'~ l'!1rcDs 1. o Comentar aspectos del muse'" y de la obra de QlIinqllcla Martín. vive gente.-.68 (. (.lj i t. .ll..? il1dkrLdl·:-'.l .l~...jeras.) .. d"'I·"k !'. ().ln? g..~t(l·\.1S funCiones de Ll~ fll'rC.soblt' e} "fiche y comentar !<1S Cd:t1l1(­ rí!-otll:.Hl'. (lllj. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.(Il."'l' (l..] C.1 I)~H . 111.edu.lr J.ll.1 l'I)11 1(1s dl'! h..'''': I.¡J(·~ c{)n nI!) ( n t. r D o e ....H(l!l r'<Ht~' tkt !¡~:::' f'\[1til"-! ) .1:1!V:-> p. c<lrtón ("(...rLH..:' ¡Qué tipos de cuadro vcnde? P.1 ¡lil~:. ll('.1 111 Jllí el J n il( l.'..v!{).. 1" Sell. bdlh'\'''.~jl'l i 11 ¡lo íl n 1 J¡~~ \ J(I.S!~tl'']l \!Plllil 1 11l' ¡¡lf.I". llt~Jl'tl).·:-.lctc!í .."l.ecursos. ('(1S..' que l.'1rlt....ltltlS ~ .e(/l.IS de re.il'l:::ilP .1LLb.u.l!' l.lttl' ]".1Jl \.:. ()b~('r\'fll' lo=...111/.. -l'OIl . b. .l í.'U:-o (P!llll'~ ~ Ip. cc'nlentclr alguno!' d<lt0S.lY iübn]I.)rl('.llil'l1 ustl'd In:. de r{'/ncJ io.1~·.. !. dur..l~ti((ll. pil'''l? \"...11.d).. II ndr(1 (tlll1Ll t. :J . • Yisitíl guiada íl la (.'i...~l.l~ l'. lc~ t.Kión de eS:1 i:lforn1ilción en un • L."~ I ! r:'.i .Hios r p!'I-=tico!. Propuestas r---------.~'".'"ll·. • ! I. (]UJl'I..l:l!l' . ele (olorl'''. maqlll't.'¡. Anticipación y ri!gistro: • Conversar con los chin's a\'e're.l(. r~\rel..tl.~!~l(' ('<IIllII!!t¡' ].l.':-!. t.r~(l!): hO¡. . 1'\ L Ir 1.l~ 11.:." I':l"di.l.'lhP:-' .. i(\... E c.lh. . _ {1bservíH c."l.·111P'~ l'l1 • :~¡'l'OllLi¡ l(l~ t'L1Jl't11'"l l'Jhíl:'...) c1ellugar.111 : II rll:.lll'rC¡l de L1111~.\lir.ll'll:-l'll.Il'~lr~lL'turél..l nLl n dl' b¿1 .1: e ..ín l. c1rb()lc.1 i Pl~() d" h n..1."1 ¡ tl ­ <¡¡i t¡.1'1 '." pl'rSd~ '0 o . l. .\1I !.1l.ld()..H \'cHldS.>. c.. l ' • c:l'ndrítl C'i1sciiarnos alguna tl'lnil"O p"r" qlll' Ilu:-'(lfrp" !~inh.!I':ll lki hl.:"jll.uRn en una l'.~ \í... r '.H c.t~l:I"..S . l .T~l")J1~l.S.HniL':--.\~'¡'IC.1 It.leCJdll: l¡~.l'(' de la visita. llbjl'tl1:-': Ill . dl' clí. 9 Z .ll.l j q Uf' V ¡ Vl'rl.l':. -' " Digitalizado por: I.'...1~ (""'.)SiI de Quill'luela Martín.1..n!ll 111) di !lc...l tI1'\.::-:. t1b:.11 :1\.·:I")ucJ()n i'Vll)clcLH individu..l. qué sélben de él.II'<l' pclrl'!C".~ Illlllilll.11.Il'JJ1}' d¡~.l"'li:-.~tlnh)? • ¡Usted \'endc los clIildros y t.1~\dosin. lus Cl)llstru i r las CO!I':¡ I1 l \ .l ~j.111'.' • ¡Cucí.mx '­ .hd:-> (cl. de.S.¡: .~ r L\~ .bicH l~11 h nl...1S r(.'.l.s. Ú'=.fplllS tO!1"!.. de .J -.tilin.1yUlLl I{('curso:--: pl"t.. . ('UIl) lil... . .(I\\ 5.(~l1il~ cncontr.' 1. crd)'\)Jlc.' d r \ I !).1! d.." nd() Ll" Rt'l d r. tr.L1 fl)ilstICU.1'" \.C.1S.'l(b.tilin.II.ldJ hr'.l • . lo trtlp"l i " (It- tl'l'll dl' (.lS y lo PI'E(lL1P 1.lllk 1.1 ]i.J :F "O L....HI:-'llr.h (.].crVtlr líl~ L'¡)~¡l='. :..\ pl'rSon(l~. 0bscr\'(lr fotos. fósforos usados.1 J¡-.l.lrio.rl' sus l·(lr.. I.HI.. Guía oricnt"dora': o • Recordar 1(1:-' dl'l.~l\11Lli. Elaborar una entrevista a un pintor de Call1inito.. I\("clIr~ .l"" y J. L.tlihh'i(l:1. i )l.:u:ns tro? .i .. ~.1) 1­ Experiencia directa Caminito..().lk:" !i.''''..). llbll'.l¡'. • ~Ci1di1 puesto vende ("llgl\ di.S C(I.Ht¡"Hl (...os chicos 1c1~ n: 11 ~"lln nlíl~il de l'IJIl)rl'::-' Ji lUChO léls Cl)!oc. !ns .1 expl'ric!)cj" d.lll:ll'S" ()h::>l'rvar í1 1...".i.:ompai1i1lltc-.I.. ~ \ 1\. L".¡I:!.J'-. .ldas. I I (lt (l d (' ¡\l'~"Llr e .­ y las obras de Quinquela Martín L I y PI.1S di' ( " nlc1t(\rl.1 gl'ntf' de baStlr'l. In: \ ( )h.erv..ld¡¡-. 1.ll'ntn"::~t(l.'" De5arrollo de la visita: • (un difcn'nt('~ "¡ni':-.... .\ .·h.'. tJdHl..1 ::Il'!'...:h:l(l~.1. ~.1'" pLl\. y n!). t (l r Id d l' ¡1.

.Ll ft'.ín prcp'" en varias ilctJvidfldes s('cu('ncl¡l(Ll~.c. pl. t. ¿cómo sun colnrC'<'. ilnot<lf lo que ellos sugieren como It E <- '" I1l't:esarj() P c111\:0:. c".1 información obtenida elaborar un "f(dleto turístico".nbn'. (>I1CUt. CompMarlos con colo­ n's primarios.O • ()q..íst.­ . f'ara dranlatíl. lT'uñ<?cos de plástico. (. ObSt'rvar fotos de las distinttls escu]turils y bustns enCl)ntr.tf \. • H"bli1r de los colores de 1"5 ca.ln lo. ~m.uciloS transparentes con .l de disfraz.'ndo la visita dd lugilr.11<'-"t CO!1\. ' Ctlminitn) Construcciones: bloques de mad('ra.l" que' d¡"\.." pintorl~s dt. de pista (01\ un dado y ." 70 ' .": ¿'ltlc informaban? Con .~ pucstos similares . en grupos de tres o cuatro chicos.:"" 1" \1 11 i(1<1d: Recursos: hoj.tón corrugado.1 c.di1.aciones: rop. lijer"" (fa) ones. latas.ld.) ¿.tíntos folletos turísticos. (lXtr.l de los árboles en Clmini!o..lg. r~lndo los objetos y 1.\IL\J() LPL. Clna:liz.:-. <.¡¡t'l'l'n en 1. o Q u:: " -' " i. parte del fondo?.1'1(í..mx .'11 dril!l1.ILI:(.Hi\ U:-.1 1.ninito).l­ . papeL Anailz.'f.'ll1 del ""pano.Jr -J " 3 " lU • Con 1.l n1nqueti1 de Ciuniníto dOnc1l:' repn::senLlran n Jc1~ pcr.c(")znn pU1t() Ca.(lcj{'ndo de Ll~ correccion('~ ..l]eS (litcriltura).. aceite. juegos n::.llcto y analizar la función de es(' número. fflCC10n¡¡r ("rteles para el ar'l'¡ildo del Inusc-o.. los nirl0~. • Preparar germínador('s (ciencias natura­ les).l a pasar y aceite. LENlaJA I'~~CRJTA Se abordilfiÍn otros contenidos • Comparar semillas.ti1s parecidas.llnlnito.::\t"l. fecha en c¡ue fue realizada un" "bril de arte o el nacimiento del pin­ tor. w " " '" dt' qué es unil djf{'r~lH·ias. plastilinil.­ t"".S. de • (1bs('rVilf una :-t'plÍt.1 ­ s..1r .1S fnrm. II ' .1r qué . papelitos de colores. NATURAl L'S ¡ lO Sf\t"'n'!rl l1eC('~ld(lrl de limriezn del Ri.1 .¡nlles eSRacialcs.111:1.' del r'lnt()( v (~h ['.lf rando algUI1ilS invitaciones de 10::1 clIrnpll'nJios.bofflf Cil U 11(\ encue~ti:1 pilU.'L1tit()~ (ma­ t('n1¡Ü i (il). enduido mezclado con témpera . probar qué .1n.1 los t)trtl> ~.edu. 1"<'I. y de su import~ndil para d medio Recursos: recorte del diario.l­ • ()bserV. forrnnto COnlp.11 cnlc~rc(. 'lue sucedió finalmente. proIno' vi. Analizar lil función de los números que ind.'pe!t:'s.\dro / ..}~ en función de 1(1$ rcl.-'n!.'.~iIJ. Recursos: teJgopor pape­ l Actívidades "fuera del recorte" les de colores.1f un n'cort0 df'1 • Ubicar los objetos y 1(1s Ci:l:-'i1S en la nlé\gllet.. lo~ lils liTH"l:. Ir !". plasticola. Los materiales se ir.. C(~mp.l1.ilS dc' Car11lni!o..\STH'A I ~ I (1 .H1~1(!\l:-.ucl'de .\ P¡\{'st. Colorar lil dirección de la cas~ dc Quinqucla Martín en el ¡¡.·.c~)mn ~oo !.1:-> 1'.H'l'[ ­ " . " • Recordar los (~rtcles obs('rv"dos. rCl'pnLH \'í" i 1. • Ami/isis de los p"rson. junt(.ltizill'ioil('S'y l':"\p()I1er cOlno hflcen los pinton· . R('ílliri1[ UP.. Experimentar colocando miltcriilles en "gua.lS en C. t1t' 1o.1 Ius r¡n\'-ulH':~.1 distnbuc.lpt:'1 de diMio. p. papel de diario (podrán MmM "b.H. fósforos. y observar qué sucede (on el agua al poner en ella que ib. cajitas de c. témpera.:l1 de unil píl1!ur..~ l:L.untM:.ls bl..utón.. ~ ~ Digitalizado por: I.11 "'''ZclMlllS. p.utm.lll''' ufllizll? Pin ­ tar usando un material y herra~l1ier.lrd [1'. • Narracioncs de distintos tipos de cuentos." P. latas. Recursns: hojas blan ­ cas.cu(lll~:-I ~on 1. palitos.lli­ z. palitos. il.onils y ~us roles.C.l orm¡¡r l<.H unn "escultura'" de una pcrson¡l cpn flltl:--.' L .¡ld. que US(') el pilltor ~).('fS. rt'"liz..ltos descarlablc. w .-:.o) y COllverSor sobre la basura que "Uí se Mroja. • Elahorar 1(15 invitaciones pura "el HlllS('U". i(IUé ¡n. ConversM ¡lecrc.t dl' (JUllHI\lL'J\l '\.1r V)!1 ia Clltn:vi:.l. objetos de 1.l de -"'.huelo (que ~traviesa el bMr. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.1S Rf'fll''\ ion" r ¿.a" carlón corrugado. Obsl'fvar d..~"niz"lr j'Ol1to con 10:-' l1i!)p~.1Jil.1 rm. 1. en.cos. s Z '" ü :.'[ este !'u.'gua.ltcri.'r --­ T \1 YIE\iíTIC\ (iiiH ÜI-:NUAS---. envases pl.

lí nl~jl'tu3 .lSlIr.pld.. L~ d ¡n'l'l'ión (.45 a j O:DO ¡ Hig:ene Desayune 9:20 a 9:35 f-ligiene.¡qu~'t:l di. ¡ ~i!" (J..H. 1""" 1'. . ¡.ll:-. • !.1 ¡¡¡./J rn:JSCC 9:40 a 1e ACI 1 dt~ ' Preparamos '~ Pi3:.r !a • Cibil dt> (Ju:nque). 1\'¡Pt1t'll')!1 9:00 a 9:20 Saludo inicial. cambio. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.I t-'llcul'~LL • M.1.~ 1:.l (Í('¡ nt'rIlH'((\ el) (':1 f11! 11 !to. • ('t)olí'n'lnn dt' L.l . lo!!t:l".''lIi.¡ • Ubíl'. lo".'" I dl' "'lJ 1::.'t" q a 1i: 25 10- 11:00 a • j'¡nL)r1lps las <. s.\ \.Llbllr. l'h.Lldt' j'\ 1 r. Asistenci3 9:00 a 915 Saludo inicial..~.40 a 10:15 Plásllca.1 h¡c. clón. ¡:etos (lO$ rep¿Hlr­ remos el di3 del • f.u-rll(l '..mx F -.. '. !\l'..::C(..-.1 \.\P\'fll'lll'ld Cl).H:nlto.·¡}l~'I)tn:-> pL)~ti'_'l)'" ~'11 l!¡~'¡ E ¡\ \ll'()tlll1.1 (.! llt..i1n'n1c' .Ud L\Pt'f :!lIt.1 ¡ln pdrtil nci.lClón lkJ :1t.-. 10:20 a 11:0G !030 a '1 JO lrnport.. ¡un dl' n~~ltcridt !)lHil • F t'.I t. Reallzac. Inler' ..lnlillitu.dl'>\ rt'l'jcltlblt's y no I lun dI' IcL¡bll'S. j\')j) dt: inviLl\'iOfH''> 1': lIlU'. UOIC.S.')Sil:.15 libre en .''\jo.iJC .\.!. Despedida 11.lrnindt'l.1 .i lP. dc C. titeres.'i6¡) Lit.1 UI_lílH]Uvly h) qlU' 111..dH lit' ! 1·11) a 12: 1)(.1:' ¡ddIH. 11..qu.¡huLll'Í("H\ de encuC'st.~rS(H'¡b t'tl L'I :n.lncitl de Jos ¡lrbp¡t. 11 :40 a 12: 00 Orden sala.¡tos dv ('. 9.olu\lí.l j~l b. Orden sala Despedida Despedida Despedida • <!'. n\ll..n..lli¿h'!Ú:: 1.'11 1.h.."lISeO p.---.~ J ti' :Ji::.Jcún • I. " s: Digitalizado por: I. .. 0rar"":.)!lL1fllin.~.l:~c d~' ('.'.:.35 H:giene Desayuno 920 a 935 Higiene.lnH\.:.'!!''' de C<1I1¡indo.lqr¡~1 y rH.' l4-'.~ Il'¡'.1l.I¡'t'~ <? ü­ [2.edu.t.C.40 a el 10 S¿. (lO 11:40 a 12 00 Orden sala..Hl'lll dt' d. t1\' .)1 i de ~..H¡ uctd'> lll.{'j 11 :20 a 11: 40 Acl 6 sociales: Ho' Qu. p<H.d.2C ¿ Ma1ernil¡¡ca lUi1iC- íll'<I. Desayuno 920 a 9.t(\ en UP.' ('. analiza· mos los elemen· lOS plásticos en una pinlura de 'Quinquela 9. p. Inler­ cambio..'~.:-·:'?:.-'r~{)nd:'.1. '" Jlít'!~n líÚh.~i .l " )!llt'J'. ASistencia Inicial I Educación fís'ca rl'bi~trn: Hlirdrt'rno> fotos rt':1!¡l.nl~ \'nl'npt1Ílcrn~ p.) ~~¡ ~a ! ~:~I~dO 940 1n icio. dihlljl~~.3') a 12.jI.I.. " lul~..){efl.1:" 1:laborZ"Il. Mvslc¿a " 10:20 Música c:.H10 dl:.~ Ord~n ~a!<A. \.'n p. :\n. • [\(). ASls:enc.I:>I'~ l. .pnLl(I\"'j) ( pn/r't l·i{·)ll.l :1:(1:.¡ 9.l( OJ a 1Q.L • C!:. . 73 72 Itinerario de actividades Un cronograma a modo de ejemplo r i :'UNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES 9:00 a 9'20 Saludo inicial Inter· cambio. !'v1.Hd la nwqu('l~\... pd r.\':-e p..lch')n de l'ntn'vl.lrlil "obre visit¡¡ .d1ur..' t{1Heto turí~tk('l z • 1..lhzación de csculturil~.) ~ e ~ Cierre: • ¡\rl11..on :1.l¡)~:r' ""k.. de <lfiche g:UP.'n1. Desayune I.

74

75

La Biblioteca

/\Iberdi

HISTORi"íí;~,,, ,,,,,'
." ¿ciuTénTa'f~~ciÓ?

;':'~~'~~/·~~~,;í;::';;f';:.'

,- ',' ,

• ¿Por qué se llama así? • ¿Siempre funcionó en este lugar? A modo de ejemplo incluimos dos momentos del proceso de planifica, clón de una unidad didáctica: las indagaciones y la red conceptual.
. ,,' ,t~t''!;

. ~'~'" ¡Si,~.

Indagaciones previas
• ¿ r)t'>nd(' estíl ubicada?
• ¿(Jlt¡(~nt~S pueden ('ntr.;¡r?

• ,Por qué se Jlama "poplIbr"? • ¿Cu.íntll h<lce que se in<lllhUTÚ?

• ,C'híndo se pucdc entrM? • ¿Se pueden retirar los libro,?

¡~ESP¡ ..• S~la de conferencia • Sala de computación • Baños • Vivienda de los caseros
Sala de lectura: organización de
los sectores:
- informes y atención al público
, . lectura
, - estanterías
- hemeroteca

" ¿HelY
...

l¡bfl)S

yil'jOS?

• ¿Sieinpre estuvo en es(' lu;;ar?

¿CÚfll0

!':e bU~(d un libro?

• ¿Qué hay adentro? • ¿Cuílnto tardaron ~n h.1(c>rl<1?

• ¡H"y cMteJes? • ¿Htly h,lI~lD:,7
• ('(-)IIH1 \'" '11 ,"pt''ltll?

o o:
LIJ l1l ..J
en

OBJETOS.'
• ,Retrato de Alberdi • Mobiliario:
- vitrina donde se guardan libros y otras
pertenencias del escritor Marechal (Biblia­
I tecarío en el año 1920)
· - mesas y sillas
estanterías
, fichero en rlesuso
• Bandera
Computadora
• Fotocopiadora • Máqutna de escribir antigua • l:ibros de cuentos, poesías, diccionarios,
enciclopedias, novelas, historietas. etc,
• Revistas y.diarios

• ¡tIav soIanwntt' ¡in",,?
• ¿Ctl.\t)t~iS pt'rsonds Ir,1bó11~H\

• ¿.Por "1U(' h(1Y que
V()Z b{~J<l"

(lnv{'r~,1r

«
o:

allí 1 • ¿Qué I"cen? • ¿(>.H.1 qUt; vn 1<, gente?
• "Qult-n compra los libros? • ¿Quién 1" fundó?

• ¿Hay (·orr.putfh1oL1S?
• ¿HlIy didrJ(h revistas? • ¿Se ?llt.'den !'It1C<H • ¿CÓn1(} (uidanlo" el Jugílr?

~. :::> ....

a. ,. a.
O
<C
LIJ

O

5 :J
l1l l1l

-,
CAMBIOS

Funcionamiento: anles y
ahora
• Libros nuevos y antíguos • Registro de libros: fichero­
computadora

c:~

'7. ,,, '"
'" v,

~

PERSONASYROlES ,.....

"~'!,'·'~~"f:~:;"~,,!~~/·('1',~~";}-!,:~:!~«·r,,:~j ~.:~

.

'" E
o.
~

"

c.

o

,.
-o

"

'"

Comisióndirectíva
• Bibliotecario
Auxiliares (operadora de computadora,
encargado de !a fotocopiadora, atención
del publico) Usuarios

r-

S; C .... o­

e :>

'0

Lu

"

" '"

. FUNCIONAMIENTO
Horado 'dé atención Adquisición de libros • Normas a respetar en el lugar

ll.

"
n

Q a..

g'

ca

--'

'"

¡;;

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

--16

Objetivos
l. Cllth1l.'t'r la!'> tunciOfu.'s d(.\ la pltlZ;l 25 de Ago.·,tu, l,.'P1H.h:t'f ',b dj:~tint;'l~ funciunc.t., v rn!e.;; dc' !,l.-; l'wrSnn,h VIl. 1.1 rl:lza:
(UlilHyr

1"""\

77

Contenidos
de 'a pl\lza 25 de Agosto: rt'crl'(1ti\'as,. culturales, de ('n(lIt'fI­
trt>.
Ruh':> y lunóunl's cie las pt.'r~()n<)s quC" la visitan: chi(~o$ • .:¡b~Il'lo~,

prupJl"

rllrH,'¡~nlL'S

io:-- dlft'rl'ntl':-> Ilhjvtn:-. ~P(l' ",,'
;in

l\1I

! 1 I\Ll/,t, :--ll~

p.lp"S.

Flllh.-innl'>
("r;)(tl'rbUctl~

~Ll\!(".,

y l',H,lt'teri:-.tiv,l;, rl'L\\.'¡tlfldl..;\)~"

y

~t:",1:-'

..Iv lus

{)bli..'t~\S

q\le.se encut!ntr.ln ,dIjo

L¡)n\I~'(:r In ... "Hnbiu:-, pít,du,,'¡d\}'; pnr el t~,1'", j{\'! tH Jll¡l\' ~'n ;P:' (,lb¡t'lu.'>,
i

¡orn",<'1 y

l'~)t{1r

fl.lJl"iol1v .... y ",n'lp((',
'1 ,','I){H Pf

id ¡-':,l/,).

d\' /\~:,lh:{l,
lH'illr1¡'

( ',H1Ü\ill>
vi ."i~l1ifi\"h.in
"'\'..-turts

L.

dvl tH'mpD

I"s objetos

j"

lil
Ir1 \,

lo." "dI11bio-.; prl1duudo,; !.. . UI t'! l',h<' dí,1 P,H'-1 l:ll·\J.tl1u¡udild"
!\Ilh'll

Ill'lH'rl j("¡S pLl1<h

1,1"
,.D¡h)(t'[

~'dr(h'!l.'r¡"ll(·.)'"

,h

,1 dl'rt'n~t"; ... .1,,1 . \.. . tj!ll' .. 'I1(t 1t1 ­
qUt'

C,ln1b!ps producidu:-> l'n el >ignili\',Hil} qtri..' !lid,ld
ho C\\:-~h'll'fI:-\li(as

tlt.'f)t.'

l;¡ plaza P(1!'i'I

trdll10~ l'n L:l

p!'1 ú

l,

y lunc!oIH''''i dl' los dtfcn\I)Íi..'~ :-\Ul'los de la plaz<\:
te.\tllra, perme'i1bilidact ,,1 .• ¡;ua y

(~HtT¡¡1.

r.l~ C¡H,h"it',i,,¡it',h dI..' tl~:-' ,tt!l'n..'I"rh', ,l!,ilt\ll'.... v p!,¡¡lt" . .

sv l'n~

de .. l""r­
7">

r,ll1 en
''';, !!'lI(!,H"l' t.'n

la pi:lZ<l;

CI':l'J1 dcl
¡,Ji
dI'

ilgU<l.

lol

USll ~tli..

L1

111>.'d

dl'1

ll"",l

dt'

~li"1l~L)dl'" litl

-

ClHluciniÍl'nto dC' los órganos y (':-.tructllr(l~ de JJS pJ(1ntils y los (1 rl1n k
i.jUC Si.' (·!1(í.1Chtrtlll

ct.'I!\'t'i1(lun.¡It:.:->,

en

li';

plaftl:

!1P¡,1S, t¡)lh')~1 !I(lrl':-;,

cOlnpn'ndt'r tpH' í1 trtlVl'~ dcl ft'gl.__ tn' de IU'! t'l_'rn:-. pU('dt.'I~ ,,'( !lliunl({H (','111­

~

lÜ';<lciún entr<.' la l';tructurn ~I
~n

Id

fUlh.:Jún de
lncdíd~\

IdS

plnf1tn.s: tallo ~ Sll~t('n de unidades 11l) (un­

tllL¡d,,','> en los C1cmel1!Cls que' :-.t'
conocer L1~
,',j

l"!1Clll'ntr,"Iil

(';1

1;1 eJ.-:1Z,'!
o

'1

el uso SDcii\llh.. L:'l
n1i1IH)$, pic:->

,)

tr.1\1C':;

rtlch 'ri;-:;tíCtl"

tu n,ci',ll1e" (tipn:-> t le Ictr,b, l;flí,,\'t.-iún, dCStu hltt'l­

\'l.:t1l iUi1.11c!i:

r¡u) dl' In" difL'rcntvs k\tos C':,;cntos' c.,r!.1, t'dr:t.'!eS, y pllt..'d.l!l rL'~llp:;,dos;

lO. f¡¡¡('in en clu!io del nÜnH.'rC'
FUllCitHll'S

ppr.l rqo;i!"'tr':lf

~

] lo
')

Cn(HH,:l'r Jlb

tH)~¡bil¡d.lliL's qu,' no", hnnd;,j)

Irl blliII1H'fh:\'II]

y 1,1 !:-ldinll'l1­

y ('!:itnH:turtl de

i\)!i difert~ntes 1lH.~n~ajes es(~ntos:

l',Jmunicar cantidtldl·.. la (:1ft:¡. 1,1

~H)n p,H(l rt.'preSt'nla¡" 1.1 pi.l/"L Il\tt):-;, pJ¡H'n. Il\,Hllh-'td;

'.:l1ln,vlst", ,,¡(Mlc! (tipOS dc ktr", tibie,,,'''''', destínatano).
~ifl'~vnt.1I1 íos 1111\"

l'lH,¡n~:l'r \'iSll.l! y tikldn1l'ntt.' Lh d¡(pn'llt{'~, l\'\ttll'.i~
l \ , ,.",,-:~ l¡~
~

l¡Llt'

12. t....<1. ('~crituri1 "-'\01110 proc('~o: rLl~l¡ficC1(j(lnt textui'lhznción y n:'\'¡ ... il,lli
Id \, I

\

,.

'o

,"UI.'It'.">

, t

~I\'

¡JI t11d/,'I,

1

°

1

j,

l.,' ,~ ,~I

1\ utilin\r '>u cuerpo ((lInO Ilh~djt) t!\·(')'I'l't· .... P·WI y n:pft"">vnl.h-¡('tl~; 1·1. ddpptllr djfl'rl'nh."~ posil'lunt's con ('1 {t]vrpn t'1I1lls di~tíllt¡):.; JUl'gO!'i de J.í p1.IÍ','t y t:n otro"i cn!"do~ por ellos; J'; t'xí'h~rdr SOllor.1rncnh' difcf{.'llh',', ubjt'fo;. 11," I dí'Ct;'llJ1lS en 1.1 pl<l7.í."1;
16

¡ ,~, Pnh,-;tKi..'Ú)11 1l1l'diatlZ<1tÜ' de tl'xlU:1 en ft1rtHa grupal: ]a carta, ¡¡nottl~

CH1I1CS, entrl:vbti\.

14. Representación de la plazi1" tri1vés de la bidl\nensión y la tridimeIl
~i(Ír.:

fotos, plñnos, milquettl,

prudu(Ír y (.'xperinwntiH dHert'nh,'s 1nodos dt' (n,'ción pilra producir soni& dos cnn 10$ objetos r~<:t1lcct<1dus l'ti 1\\ pL1~
Z.1: pt'rcutlr. nlsp<'lr, :-;;H.::ud,r, gnJpt'<lr;

5.

'_i1

textura visual y tjetil a travé5 del eonlacto con los maleri,ll",; del
expf(~,i0n

z
~
.~

$ u ('1::> de la plaza. 16. El <cuerpo como medio de

y representación,

"
'.)

"

17 ;:'t,nncPj" lo:; Cllidt100s Ih"ceSilrius ql1t' ddlcn
tt'lh'f"

17. Diferentes posiciones posibles de "doptM con el cuerpo: parado, a(()'­ tado, ,entildo, de rodillas, C<ln respecto a !()s juegos de la
I~. 1.,l.1S sonidu:i ci)rilcteríslico~ de la

Lb }ll'rSnni1S (los qut.' (., \'¡:,iltll1, l¡n~pí(1n,

('~,-'
¡~

} pdr,ll'! 11)i1ntenllnít'nto de 1.1 pLl'l,.,l;

pf<lZ(): páj.UílS, ramas, viento,

Arhll¡e~

"' c·

'..lllürnlltdr ;o;l!S t1ntiripdcionl'~ CU!1 1.1 ínfur ­
r;l,ll'ilc~nl n'I".'ol,,'ct.id;¡ v
l·I,l!Klthil)¡H'.'<

e dftliJi10CS sonorñ~ dt' los distintos objctt\;" encontrados en J(l p¡"Ztl
Uifercnk's modos de acción pari\ prodUCir ~{)njdos con estos Ob¡L'tO:>
~!
Cunfrnntélcíún
L'JI

í'stablt'lc.1¡¡ ,'11::;';11,1'0.

de su;; (lnticip.1Cio!1\.''s eOIl 1., informnción recoicl"Lhtl
~dMuru.., COlh.:1U~inj1(-S.

') <lnliclp.lr y ~'(ljlffl)nLl! d jW,.'g,tl.l fl,,¡J¡/.dt;
<.: ·c'

22, lnluo

I<l re'l!izilciún de

pndCj l'kgjr ('1 rincón ('n l'l qUl'

\',:1

é1

Jug,ir;

2.1. ('lJldados neccsarlos de la
pt-'r~~()n"s que'

quc pucc:e!1 rl'i1lizilf las ctifc,l'tlt,
('1)

Ci §¡= ¡}

'.'
'--'
1.:)

l',\nslruir un juego con .:;us f.'tH1lp,l(lcrus,

se enCUl'ntra¡'1,

eliJo


C7

<.U

"

3'
Fi

CO

.,

,;

¿;

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

78
Situaciones de enseñanzél y aprendizaje
• Inicio Intercambio oral sobre la plaz.1. Experiencia directa N° 1. 2

79

~
• Confección de entrt:!vista a las personas que se encuentran en la pl.,za. • Dictado de una carta al gobiemo de la Ciudad de BuenosAires sobre el cuidado de la plaza • Conversasión y observación de los carteJes de la plaza (fotos y dibu­ jos), p~t1sar en su finalidild y en su ubicación. ¿Cuáles harian falta? ~~alizació,n y cdocación de carteles sobre los cuidados dentro de la institución.

• Desarrollo

CIEN('IAS SOClALK'i

• Realización de una encuesti\ a los padn>~ y ,1bueIos para averiguar ('} ,i¡.;nifk¡¡do del nombre de i" plilZil, SI "11,,,. ,ban, " hahia Juegos, a lJu<' Iban, cónlo se vestían para Ír. • Lectura de ¡¡Igun.\:i encuestas, comparadón con la actualidad. • Lectura de libros, mapas, encidüpedía,; obtenidas en la Sociedad de 1'0' mc>nto acerca de los s~'(tores que tení¡¡ la plaza. (unción dl'1 miÍstil, quién se encargaba de limpiarla. • Visita a un arquitecto para la realización del plano ideal de Id plaza. • Conversación acerciI de los lugares de la donde e~ posible jugilf sin pagiH yen los que es necesario pagM. Uif"f!:tKias entre lo püblico y lo priv:ldo. L~ docente explica y propone pedir información a los padres ;:obrt! otros lugar('s donde:ic puede COiKl!rrir :iin necesidad de pagar.
(~IF:'jC!A~

~::J
• C(.nfección de rimas relilcionadil5 con los objetos de liI plaza: CI/ando voy al lobosa/!

¡ny' t¡1I~ gmta;; q/l~ III!' dOlI
Dl'Ctlllli'rptlt¡/11I(1l l11t l.

J

l\IA i'EM.\TI c,\.

~~~lIRAU:'i
• Observación de las fotos y dlbujos de 1" pLlza lé'niendo en cLlenta los juegos. • Observnción de los materiales del sucio [('colectados en la plaza: arena, p~sto y picd ritas. Se colocar/i agua a estos n1.1 tcriales y ~t> observará qué sucede. A pnrtir de esto se sacarán conclusiones, que se relaclonarán con los lugares en los que SI:' encuentran ubicados los fl1<lteriales . • Confección de l:n (tlddro teniendo en cuenta la y cuidados de la plaza. ¿Qué podemos hacer nosotros' ¿Qué • Observación de plantas en la sala.
l"ción al sostén, hojas, tamaños y neccsid¡¡des. Ut!liznción de las fotos
de los árboles de la plaza y otros que los chico" conozcan, y también si los hay en el jardín.
• PI¡¡ntar una planta en arena y otra en tierra. Anticipación de lo que 5uce·
derá, observación diaria y registro de lo observado. Confront¡¡ción con lo anticipado.

• Medición de diferentes objetos y sectores de la maquetll utílizando de· .mentos comq: piolines, dedos, bloques. • ComparacióF\ de las medidas realizadas en la maqueta con las de la piaza. Coniecclon de un cuadro. • Realización en la sala de un juego de bochas', teniendo en cuenta qtlé;;(' necesita Y- cómo se juega. Se anotarán los tantos en el pizarrón Par,1 'esto se escuchará la entrevista a un jugador de bochas realizada en la plan.

$2

Z

" "" ....
Q

....

.

I I

PLÁSTICA

,

<>

E
<>

....

L C>..

¡......A

00 "..;¡

'" " ::> w '" -' "
:~

..
c:

v
v

• [{ca!ización de la maqueta del sector de juegos de la plaza con materia­ les de desecho. • Realización de un Cl)//ngc con los elementos recolectados en la pbza: mmitas, hojitas, pasto, aren'a. Luego se obscrvnrán las producciones ¿cómo se. ven, es chato, por qué?

~

g.:

~

c:
~

eL

C7

a.:

,,'

~-

Digitalizado por: I.S.C. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.edu.mx

..'1 I()t". Inmo.1 f !"i (. de !a trcpmioril.' h Unid"'it. blo. -'<1lores. l:Hl)bi¿'n jUt~boS. A MOtJf'lfS. !. el lugar eminentemente importante que ocupan loS contenidos a ser enseñados y las estrategias a tra­ vé" de las CUilles se V<1 a sostener y "nc!arm.n.\lI(l.. se n'.cch:S:": Jt.s de J(1 pJ¡YZ..\JO ~t'nt. pa~eciera haber con· senso en relación con la importan· cla de enseñar.\ crúN FíSICA • ('\lt).lr. pt'I\. prof'?scul de Edl. y Ij CuaKII.h\: tll:ldurCL. c1 del . J. B~j('" • f{ealizil('Íón de dderenles b".I'!'/I.in.I\r'> van i.tlca uniil de creCitividad y utopía.lJvS.IuEf..os ¿JSf!:'lV. en el Nivel Inicial. Pn}pun~jr!'\n plq~l)"'. EDIIC.. ¡JI.'JtI. lenícndlll'l1 cuentil los jue¡.os de lil plilza: el baíle de la hamaGI.ala.lterií1!cs: d rilnlntizi1.:0 Orlj\ OI~t(Jtc i4..Hán l'O uno 1'1t'gir.:r 1" enseñanzil en función de que lOS niños ¡¡"Icilncen determi· Es Importante destacar el v310r de la búsqueda continua de nuevas propuestas que impliquen una 11'1i rada diferente sobre la concepción de ensciíanza.15 ~ul(·:". Pereira.e. LaV'<l }'.(¡" .:ll1: h~111CO~. M.óa Alberdi.! del sube y b. C]"t: a la cU:ICI\éU11(lRrl en 1.slr¡. procedl..tn..Utl. ~""l..­ la plaza.lZ. 1J cilljad de Buenos A!res) de N1Vel In1t_ 1: ..I r¡'prt'scnIM ¡ps juegos de la pl.ín 1:1 pL.'¡ 1.~.C.\ 1r11~1¡¡1 El 0ctu<li sistema de enseñanza iJr>":entc supuestos que necesitz¡n Sara S.onidos con los ele­ mentos ft'colecti1dos en la plaziL • Se escucharán las grabaciones rea¡izad".'C.lli ('vdiu..J¡J. mate. (olchunct..']il.l"cs pM.O 11l. y que la ense· rlijf'ZZ¡ 5e refiere a variados asper. .rf1ientos. 1<).¡eS • I J j.)t<I:~ nadas aprendizaJes: pero a pesar de esto. S011 específicos de lil plazil? Actualmente.mx .1 :~.. D."""'" 81 Planificación de la unidad didáctica ser revisados y sujetos a modifica· ción con el propósito de mejorCtr las propuestas escolares en todo el sistema educativo.j.. i. e11 la plaza a los diferentes soni ­ dos: ¿qué son.~. distijl:~\~ ~c inVl'n~<H. no se reconoce aún lo sufl' Ciente que las propuestas no son única5 e invari"bies." u u D UJ e " ~ ::: CJ " => ~Q 0)-' ~-' P!ar¡¡fic<J:¡O:l . \. t'llilstruccinm's.l.1Ibllln('s de fott'.ls. rUlaln1entt> se ofl1t'llitfillr1 :-. '-L L E'\~:SI. piedrus¡ tlren.sCM<i11 HU~V(JS modos d" il.<1.) !a did:I<.mo V P ROrflJna.~ I. Llntd. L'IL'nlt\otos pñrn collélge [L'col('cLH. U~l!¡anky..Í!l LL'> dlltKlp. Propuestas qtle $(: ..: ~~1!1L.j\ ­ . ~ a­ Digitalizado por: I.\Clones con lo su­ l:cd ido.:.-' l'1Süf¡lcW. .lr:\ Id pft"~t'nt.S.:¡ún dc t'·~t()S.:n I'J (]tll' Jllj. J¡lr. M.':~ ':':¡':':.edu.j(CH')!1 de lo:.c CtHdroilt. • Rcprescntnción con t'¡ C'ul'rpo dc Jos jUl'gn" dt> 1ft pJi1Z~l y :-iuS nlovimicnto$. lurrn.(ucl~) ¡Ir ~ .ción pMil producir .L e . están lejos o cerca. 'ORI'OH\L :.H'rún dc j()~ tt'. J"l. p(1St() y ñgl. ('Ít'nll'rdos S('t'.\!I.'go:-.nfocrnilciones. clencit'ls. de E.nm'l ­ mirle.JUi['\' colar.)IJ/".i¡ .U1 cnnocinljentos. 5'lernpre desde la ¡(len de_fiue la escuela"tiene C(lITlO funCión 'la educáción Sistemática..tlt.lf. juego dI! cUl1inos con rC!<lción ~ ~ ¡¡ tHbh¡.l des<lfiar el consenso t' .. E.l le <o " o L W [ Cierre ~ s\: ¡-~'d¡¡/.. 80 EI>VCACIÓN MUSICAL • ~(~ b"..:..<1. d¡ te. en:\f:ñ.~!¡2:¡.\Ht·1 ltl1Z1 {'''poski(\p dl> fu . l!'_í'tluJda en CIenCias (le tt\ C::. Hèctor Alberto Turrubiartes Cerino hturrubiartes@beceneslp.:ioJ1es.l (Pll dl'I11l'ntos y ulílil'.ks.1tl"~ ~..··'c ~ . de aprendiz<l!e.:!". de sujeto que enseña y de sujet() que aprende.fo::) t'I11a p!fl%.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful