Hugo Rafael Chávez Frías Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Luis Reyes Reyes Ministro del Poder Popular del Despacho de la Presidencia Kissy Rodríguez Ortega Directora General de Gestión Comunicacional Darío Di Zacomo Capriles Director de Archivos y Publicaciones Gladys Ortega Dávila Jefa de la División de Publicaciones

© CHE GUEVARA. Un marxsismo para el siglo XXI. Néstor Kohan Coleccion: Nuevo Socialismo Caracas - Venezuela, 2009 Depósito Legal: lf5332009320108 ISBN: 978-980-03-0389-4 Página web: www.presidencia.gob.ve

Diseño de Portada y maquetación: Julio Añón Correción de textos: Xiomara Rojas y Talía Ruiz.

ÍNDICE

Las nuevas batallas del Che (Prefacio a la edición venezolana de Che Guevara, un marxismo para el siglo XXI) ...............................7 ¿Por qué el Che hoy?......................................................................15 El ejemplo del Che Guevara, espejo de varias generaciones........................................................19 El marxismo y la filosofia del Che ................................................27 La crítica del Che a la economía política (Un comentario a los Apuntes críticos a la economía política).....................................................................65 La concepción de la revolución en el Che Guevara y en el guevarismo (Aproximaciones al debate sobre el socialismo del siglo XXI) ..........................................................89 El humanismo guevarista y el posmodernismo .........................149 Las tardes de Vargas Llosa Junior y el Che Guevara .........................................................................183 Che Guevara lector de El Capital (Diálogo con Orlando Borrego Díaz) .........................................203 El hombre nuevo no es nunca un ser humano acabado (Diálogo con Aleida Guevara March) ..............................................................239

Dedico este libro a las nuevas generaciones de guevaristas de América Latina, que ni habían nacido cuando asesinaron al Che, militantes sociales, sindicales, estudiantiles, campesinos, piqueteros y combatientes por el socialismo.

.

si los zapatistas 7 . las revoluciones actúan y la Revolución venezolana actuará en su momento. con miles de muertos. Después de un cuarto de siglo de bombardeo ideológico neoliberal y posmoderno. Si la revolución cubana se mantenía firme frente al imperio. Eso siento al enterarme que estas páginas sobre el pensamiento del Che se publicarán en la Venezuela bolivariana. si la insurgencia colombiana continuaba combatiendo contra las burguesías lúmpenes y el paramilitarismo. Un marxismo para el siglo XXI) “Le recordamos esto al señor representante de Venezuela porque las revoluciones no se exportan. y los que no tengan avión listo — como ocurrió en Cuba— para huir hacia Miami o hacia otros lugares. ¡Chávez mencionó el nombre pecaminoso y la palabra embrujada: socialismo! Un proyecto prohibido por decreto y borrado del mapa. en América Latina. “romántico”. tendrán que afrontar allí lo que el pueblo venezolano decida” ERNESTO CHE GUEVARA “Discurso en la XIX Asamblea General de las Naciones Unidas” [11 de diciembre de 1964] Alegría y orgullo. desapariciones y a sangre y fuego. cuando nos quisieron convencer que el antiguo anhelo de liberación y hermandad era algo “utópico”.Las nuevas batallas del Che (Prefacio a la edición venezolana de Che Guevara. tortura. perimido y pasado de moda. el proceso bolivariano encabezado por el compañero Hugo Chávez nos recordó que el socialismo sigue siendo nuestra estrella de la mañana.

como le gusta decir a Fidel. si el movimiento piquetero argentino y las asambleas populares demostraban que la “transición a la democracia” era falsa y tramposa. seductora. para desentrañar el enigma de la esfinge. El alcance de ese gesto excede largamente las medidas administrativas o de gestión de cualquier Presidente o Gobierno para entrar en otra órbita. sin decoro. el proyecto socialista vuelve a ocupar el centro de la escena en la agenda política y en las discusiones de los movimientos sociales latinoamericanos. Ahora bien. una expresión maravillosa. La burocracia que se derrumbó con el muro de Berlín ensució y manchó la bandera roja (símbolo mundial de los ideales y los valores más nobles) opacándola con el gris mediocre y triste de los privilegios. atractiva: el socialismo del siglo XXI. si acordamos que “otro mundo es posible” y que ese otro mundo posible es o debiera ser el socialismo. A partir de las intervenciones del presidente venezolano. sin pena y sin gloria (en 8 . Eso constituye un logro histórico que nadie que no esté pagado por la CIA ni tenga mala fe o anteojeras puede dejar de reconocer. allá lejos. Esa burocracia se derrumbó sin dignidad.pateaban el tablero en México impugnando el eufórico neoliberalismo. Chávez y la revolución bolivariana de Venezuela sumaron su voz a ese coro polifónico enriqueciendo esa inmensa acumulación de resistencias populares. ¿de qué socialismo hablamos? Allí apareció entonces. en el Este europeo. aquella perteneciente a la lucha ideológica o batalla de las ideas. ¿Por qué sedujo tanto? Porque dejaba en claro que el socialismo latinoamericano que debemos construir no puede ser un calco ni una copia de las experiencias de la nieve. pues entonces. si los campesinos sin tierra de Brasil seguían recordando la necesidad de la reforma agraria. la rutina y los intereses mezquinos de la “razón de Estado”.

Sin embargo. incendió los cielos. mediados por mayores niveles de consumo popular a través del reparto de la renta petrolera (históricamente botín de gue9 . Tenía sus razones. la expresión socialismo del siglo XXI caló tan profundo. como le aconsejan al presidente Chávez algunos socialdemócratas que ya han fracasado en otros procesos y latitudes (recordemos la experiencia sandinista). porque aclara lo que no es. Por todo eso. ¿Qué sí es el socialismo del siglo XXI? ¿Será tal vez. racional. Si el pueblo lo hubiera sentido como propio. Venía a llenar un vacío. que por momentos corre el riesgo de volverla difusa y poco fecunda. dialoguista. un capitalismo humanizado. El heroico pueblo soviético que hizo la revolución de octubre.ese derrumbe nada tuvieron que ver “la falta de conocimientos matemáticos” como sugirió algún intelectual europeo que anda circulando por ahí). una conjugación de economía capitalista estatal y privada mezclada con un “mercado popular”? ¿Un maridaje de “empresariado socialista” y cooperativas. partió los tiempos y humilló nada menos que al genocida Hitler (sacrificando veinte millones de sus mejores hijas e hijos para derrotar la furia homicida y guerrerista de los nazis) no movió un solo dedo para defender a la burocracia en 1989. dicha expresión también carga con una gran ambigüedad. junto al atractivo seductor. como proponen algunos “especialistas” académicos en ciencias sociales. como sugieren algunos ideólogos frustrados por allí. un retorno y un revival de Keynes? ¿Será acaso. con movilizaciones populares pero sujeto de pies y manos a la juridicidad e institucionalidad burguesas? ¿Acaso será. Ese supuesto “socialismo real” tenía muy poco de socialismo y escasísimo de pueblo. No las hubo. hubiera habido resistencia a la reconversión capitalista de la economía y al remate neoliberal de sus antiguas conquistas sociales.

como lo bautizaron con cariño para homenajearlo sus (nuestros) hermanos cubanos. No es un delirio adolescente. desde un posgrado en París. El Che es. sus desafíos. a la hora de escuchar esos interrogantes. estudió y abordó estos problemas desde la calle.rra de las viejas clases dominantes) sin modificar las relaciones básicas de producción? Consejos equívocos y preguntas que queman pero que hay que formularlas y pensarlas más de una vez. desde la OEA. desde la selva y desde el barrio. Ernesto Che Guevara! El Che tiene mucho que opinar en este debate. de sus tareas. desde el campo. sus problemas (principalmente en sociedades como las nuestras. Desde lo más profundo del corazón de nuestra 10 . No pensó a la revolución. ¡No! El Che pensó. ¡Ahí. periféricas). la ONU o la CNN. El Che no es sólo un “guerrillero heroico”. un estudioso riguroso y un pensador del socialismo y de su transición. al mismo tiempo que un militante y un combatiente práctico. Volver nuestra mirada al Che para interrogarlo a partir de nuestros problemas actuales es un gesto de realismo puro y duro. Es necesario estudiarlo en serio. Hace falta rescatar al Che de la camiseta (donde de todas maneras es preferible que esté. coloniales o semicoloniales. conocerlo a fondo y no de manera superficial a través de tres consignas famosas. antes que ese sitio sea ocupado por algún ícono pop del imperio y su mugriento american way of life). subdesarrolladas. desde la fábrica. pide la palabra el comandante. precisamente en ese momento. Ningún “consejero” mejor para el hermano Hugo Chávez que la voz del Che. al socialismo y a la gestión de la nueva sociedad desde la Academia. desde las ONGs. dependientes. Su evocación no tiene un gramo de nostalgia ni una gota de melancolía. el compañero y el amigo de Fidel Castro y Hugo Chávez. necesitamos profundizar en sus filosas reflexiones.

participativa y centralizada de recursos productivos. difícil. Aunque algunos ideólogos lo bauticen y lo presenten con nombres atractivos (“autogestión financiera”. qué hacemos?). “socialismo cooperativo”. a la misma altura que Marx. Para el Che el nuevo socialismo latinoamericano no puede construirse “socializando” o “democratizando” el mercado (algo así como enseñarle buenos modales a Drácula). Es más de lo mismo. de gestión. mientras su mano escribía con urgencia y premura. y si se acaba el dinero estatal. Lenin. Tiene razón el presidente Chavéz cuando afirma que la conciencia patriótica. El mercado genera más mercado y más capitalismo. Mariátegui o Rosa Luxemburg. Pretender superar la sociedad capitalista dependiente con más mercado es como apagar un incendio con gasolina. Ya se ensayó en el pasado y fracasó. la formación política de nuestro pueblo a través de un trabajo paciente y de hormiga. No habrá socialismo simplemente repartiendo más dinero. Mientras su cabeza volaba muy alto.) esa falsa y equívoca alternativa constituye un arma mellada del capitalismo. El estímulo material tiene corta duración y rápida fecha de vencimiento en el plano de la conciencia popular. que 11 . contradictorio. revolucionaria y socialista no se genera con dinero (¿además. los socialistas mercantiles). Pero debemos apostar estratégicamente por la planificación socialista centralizada (que no es sinónimo de “estatismo burocrático”como han propagandizado durante años los neoliberales y sus discípulos vergonzantes. complejo. No podemos competir por la cabeza y el corazón de nuestros pueblos peleando en el terreno que mejor le conviene a nuestros enemigos: el del consumo y el del reino pestilente de la mercancía. tortuoso y lleno de dificultades.América. financieros y contables. sino combatiéndolo mediante una planificación democrática. Debemos poner todas las energías en los estímulos morales. etc. Debemos enfilar nuestras prácticas cotidianas hacia la creación de mujeres y hombres nuevos. sus pies estaban bien hundidos en el barro de la lucha cotidiana. El camino de la hegemonía socialista es largo. Ese camino no es nuevo.

a la compañera del trabajo. estudiarlo. piratearlo. en nuestra cotidianidad. difundirlo. día a día. Sólo eso. es producto también de la militancia cotidiana y de la formación política en barrios. en empresas recuperadas. ¡Por una Venezuela libre. en escuelas piqueteras de formación de base. Gracias al comandante Chávez. Quiere sumarse apenas como un microscópico granito de arena en la construcción de un edificio inmenso. Por esas razones consideramos útil. a través del papel y la tinta. soberana y socialista! ¡Por la Gran Colombia (proyecto internacional de muchas naciones) que soñara el Libertador! 12 . urgente. ninguna orientación más apropiada y oportuna a nuestro mundo actual que aquel discurso del Che dirigido a las nuevas camadas de militantes recién salidos del horno. pasárselo al novio o a la novia. Vale la pena imprimirlo. escrita no sólo con convencimiento ideológico sino también con amor por los ideales que el Che encarnó y por los cuales dio la vida.encuentren sentido a sus vidas más allá del consumo suntuario y a contramano de la estética dictatorial hollywoodense que penetra. discutirlo. impostergable y sobre todo realista estudiar al Che. Esta pequeña obra. regalarlo. gracias al heroico pueblo venezolano por la posibilidad y la oportunidad de compartir y dialogar en voz alta sobre estos problemas. conocido y publicado como “¿Qué debe ser un joven comunista?”. pero intentando ir más allá del papel y la tinta. pretende ser apenas una gota de agua en el torrente imparable de la revolución bolivariana. al vecino y al primo. en el campo y en otros lugares no citables. al amigo del barrio. Ningún consejo mejor.

¡Por la Patria Grande indo-latinoamericana! ¡Por nuestros miles de hermanas y hermanos desaparecidos! ¡Hasta la victoria siempre! Néstor Kohan Caracas. diciembre de 2008. 13 .

.

Nos pidieron que apoyemos a la burguesía nacional en nombre de la Patria. Nos intentaron convencer. menos que nada. Nos censuraron. 15 . Nos machacaron con que el Estado somos todos. por la falta de capitales. Nos castigaron y nos golpearon en nombre de La división de poderes.¿POR QUÉ EL CHE HOY? Nos educaron para la obediencia. Nos callaron. Nos enseñaron a bajar la cabeza y no mirar a los ojos. Nos volvieron a insistir con que “Todos somos iguales ante la ley”. en un continente del Tercer Mundo. Nos disciplinaron para decir siempre que sí. Nos reclamaron comprensión. que no es viable el socialismo y. Nos demostraron una y mil veces que América latina es subdesarrollada y vive en crisis permanente por la falta de capitalismo. por la falta de inversiones. de manera “científica” y “pragmática”. Nos indujeron a rechazar todo camino que no sea el institucional o el electoral-parlamentario.

Nos explotaron. Más tarde.Nos reprimieron. Inconmensurablemente vivo.. Nos volvieron a solicitar comprensión. Nos volvieron a obligar. estudiamos cómo el Che desnudó el camino del atraso. ahora en nombre de “La Democracia”. Nos humillaron. Nos dejaron sin trabajo. Pero el ejemplo del Che sigue vivo. Nos expropiaron. Nos desaparecieron. Nos inculcaron el culto a la PAZ. Nos mostraron el camino de la reconciliación. Nos pidieron todos los días la otra mejilla. Insoportablemente vivo. Nos dieron mil ejemplos y uno más de que la Revolución hoy es imposible. Nos torturaron. Nos ilegalizaron. Nos violaron. Nos secuestraron.. la mi16 . a bajar la cabeza y obedecer. Nos endeudaron. junto a nuevas generaciones de jóvenes guevaristas. Por eso. Nos persiguieron.

te recordamos con alegría y esperanza. frente a la barbarie capitalista globalizada. de la mano del Che. 17 . Por eso. todas las paces con nuestros verdugos. combinado y dependiente del capitalismo mundial y el imperialismo. ofrecidas mansamente a nuestros enemigos de ayer. Un ejército que aunque habla nuestro mismo idioma y tiene una retórica “nacionalista” está al servicio del imperialismo. un ejército al servicio de nuestros enemigos. de hoy y de siempre. querido Ernesto Che Guevara.seria. seguiremos insistiendo en que el único camino de las transformaciones sociales no pasa necesariamente por el Parlamento y el consejo deliberante. los enemigos de nuestro pueblo. Nada de diálogo ni de mejillas ingenuas. la desocupación. caminando al lado del Che. rechazamos todas las reconciliaciones. un ejército de ocupación. Por eso. En la política y en la vida cotidiana. que sólo tiene de “nacional” la escarapela y sólo se acuerda de la patria en tiempos del mundial de fútbol. Por eso insistimos con el Che en que las Fuerzas Armadas y el Ejército argentino son un ejército opresor. el hambre y el subdesarrollo latinoamericanos: no como un destino metafísico inmodificable sino como la consecuencia necesaria y estructural del desarrollo desigual. Por eso insistimos con el Che en que no hay que apoyar nunca más a la burguesía nacional. Porque tu proyecto sigue siendo el nuestro. continuamos creyendo en el socialismo como la única alternativa mundial. política y ética al mismo tiempo. todos los perdones. Por eso. junto al Che. Por eso.

.

19 . Una concepción de la revolución. Una lectura filosófica muy sutil y refinada del marxismo donde los cambios políticos. Luis Mattini (Arnold Kremer). incluso quemando sus libros? 1 El siguiente trabajo fue redactado originariamente en febrero de 2007 con el carácter de texto independiente que acompañaría a modo de prólogo una biografía sobre el Che Guevara editada por Le Monde Diplomatic-Capital Intelectual. ESPEJO DE VARIAS GENERACIONES1 La propuesta del Che Guevara El Che Guevara. La editorial aceptó esta decisión y reemplazó nuestro texto por otro. ¿Dónde encontrar ese pensamiento que durante tantos años los militares argentinos quisieron ocultar. económicos y sociales deben ir acompañados de un cambio en la subjetividad popular. donde se disipan las ilusiones en la institucionalidad del sistema. en el populismo. por ejemplo. en la progresividad de la “burguesía nacional”. Pero no sólo eso. Encontrarnos con él significa abrir un diálogo. ex guevarista y actual funcionario del gobierno de Kirchner. clasista y socialista es fundamental. no es un mármol seco ni un bronce frío. vivo e indomesticable. Cuando leímos la biografía completa —claramente crítica del Che. donde queda abolido para siempre el doble discurso y la doble moral. Un pensamiento político revolucionario donde lo central es el problema del poder. a las infamias del agente de la CIA y asesino de Guevara Félix Rodríguez— decidimos retirar en forma inmediata nuestro texto de la edición. sus dudas. prologuista de esta biografía mercantil. sus sueños. sus desafíos pendientes. ¿Qué nos ofrece el Che? Un ejemplo de vida auténtica. Cada generación de argentinos y argentinas dialoga con él desde sus propios problemas. sus alegrías y tristezas. ex marxista. primera de una Colección de divulgación popular dedicada a los “Fundadores de la izquierda latinoamericana”. donde la conciencia antiimperialista. redactado por el ex guerrillero.EL EJEMPLO DEL CHE GUEVARA. sus anhelos incumplidos. en las reformas y medias tintas. repleta de lugares comunes de la derecha y donde se daba crédito como si fueran ciertas..

En La planificación socialista. mientras impugna el carácter dependiente de las “burguesías nacionales” latinoamericanas y rechaza la mentira del “capitalismo nacional”. El plan y el hombre y Sobre la concepción del valor polemiza con los partidarios del socialismo mercantil. Una reflexión que el Che corona con su libro recientemente publicado Apuntes críticos a la economía política. En Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental describe la necesidad de unir el antiimperialismo y el anticapitalismo. defendiendo la necesidad de la planificación socialista. En ¿Qué debe ser un joven comunista? se explaya sobre el papel central que la juventud debe jugar en todo proceso de transformaciones radicales. En el Discurso de Argel deja en claro la perspectiva independiente que Cuba construyó frente a la URSS y China y en defensa de Vietnam. En su Carta a Armando Hart Dávalos también desarrolla su visión del estudio de la filosofía. En Táctica y estrategia de la revolución latinoamericana.Sus principales escritos En El socialismo y el hombre en Cuba. Guerra de guerrillas: un método y Contra el burocratismo desarrolla algunas de sus principales tesis sobre el poder. Allí explica el papel central de la categoría de “enajenación” para comprender el carácter alienante del mercado capitalista. 20 . donde cuestiona el manual oficial de economía en la URSS. Sobre el sistema presupuestario de financiamiento. el Che desarrolla su concepción filosófica del humanismo marxista. su significado.

internacionalismo genuino y. cada generación se acerca a él y lo interpela a su manera. sobre todo. Pero lo descifra desde otro lugar. la telaraña institucional y la ilusión impotente que pretende “cambiar el mundo sin tomar el poder”. lucha contra la enajenación y la explotación (al mismo tiempo). La perspectiva de Guevara encarna. Para aquella generación del 60 Guevara encarna la cabeza más visible y seductora de un proyecto político continental. La generación del 60 vio en la figura del Che Guevara y en la Revolución Cubana el resumen de lo que se podía conseguir mediante la lucha revolucionaria. enton21 . aislados del pueblo y autoritarios. los bien pensantes y los funcionarios seudoprogresistas de diversos ministerios estatales). La encarnación concreta de lo que la antigua izquierda ya no podía proporcionar: ejemplo moral. crítica de la burocracia. un método de lucha político-militar: la guerrilla. en busca de adrenalina” (como hoy describen al guevarismo los arrepentidos. impulsado por la Revolución Cubana y Fidel Castro. Desde ese pensamiento político — sustentado en una lectura no eurocéntrica de la historia latinoamericana y en una ácida crítica de la dependencia y el desarrollismo económico— el guevarismo de los 60 privilegia: (a) la construcción de poder popular y (b) la confrontación directa con el poder armado de los Estados nacionales y el imperialismo. sino tan sólo una forma de lucha político-militar. Guevarismo o populismo La generación del 70 vuelve a encontrar en el Che Guevara el ejemplo de vida que todos anhelamos. No “el vanguardismo de cuatro loquitos. Una estrategia política donde se cuestiona el gradualismo reformista.El Che y las generaciones argentinas Aunque su vida y su obra aun tienen mucho que decirnos.

detrás del general Perón y su proyecto de país burgués. 22 . Pero. la figura insurgente de Guevara se entremezcla en nuestro país con el fantasma populista de un militar. clasista y socialista de masas. la mayoría de la juventud argentina vio en el Che a un revolucionario que era parte de una constelación mayor. No obstante su originalidad. el general Perón. Estas vertientes políticas no aceptaron encolumnarse. a comienzos de esa nueva década. Se inspiraron principalmente en el Che pero también bebieron de toda la tradición previa de marxismo latinoamericano que se inicia con el peruano José Carlos Mariátegui y con el cubano Julio Antonio Mella. Torres (Bolivia) y el propio Perón. de los trabajadores y la juventud. abnegadas y heroicas. Esa fue la opción mayoritaria dentro de la juventud y los trabajadores argentinos. en nombre de “la liberación nacional”.ces. a comienzos de los 70 existieron corrientes políticas que dieron una dura batalla por la conciencia antimperialista. no hubo fuerzas suficientes para instalar un proyecto antiimperialista. El nacional-populismo fue hegemónico. Ante la debilidad histórica de la antigua izquierda y el stalinismo local y frente al carácter minoritario del guevarismo. la posibilidad de encontrar una salida revolucionaria a la crisis orgánica que en la Argentina estalla con el Cordobazo (mayo de 1969). estas corrientes no lograron conquistar la hegemonía sobre el conjunto del pueblo. clasista y socialista. apenas un año después del mayo francés y la masacre mexicana de Tlatelolco. En los 70. Fueron valientes. Inspirándose en el marxismo revolucionario del Che. La más significativa fue la encabezada por Mario Roberto Santucho. donde también brillaban otras “estrellas”: los militares nacionalistas Velazco Alvarado (Perú).

Quizás también hubiéramos perdido. o no. los desaparecidos. la dictadura. muchas veces. Las falsas ilusiones políticas se pagan con sangre. los niños robados. en el supuesto carácter “progresista” del pacto social del empresario Gelbard y en el supuesto carácter “revolucionario” del liderazgo de Perón. la masacre.. dos caras de una misma moneda. En escasísimo tiempo —meses—. Si el guevarismo hubiera podido ganar la conciencia de la mayoría de la clase obrera y la juventud argentina. la tortura masiva y los exiliados. abnegados y combatientes.. a sangre y fuego. lamentablemente no fueron escuchadas por la mayoría de nuestro pueblo. la “revolución peronista” se desplomó sin pena ni gloria. No perdona. Las enseñanzas políticas del Che Guevara. A partir de la retirada ordenada de los militares en 1983 — con la complicidad de la Multipartidaria y la totalidad de los 23 . el neoliberalismo en Argentina. también su imagen y su póster.Quizás ello explique las trágicas ilusiones depositadas —incluso por numerosos sectores. el genocidio. — ¿quién lo sabe? La historia nunca sigue un determinismo rígido. El Che Guevara desapareció de escena. siempre está abierta— pero no hubiésemos sido golpeados de esa manera. La historia. los presos. seguramente otro hubiera sido el desenlace de los 70. pero con muchísima tragedia. deuda externa y represión. La dictadura militar y el Che Guevara Después vino 1976. no tiene piedad. que entregaron sin reservas su vida— en el supuesto carácter “nacional” del Ejército argentino. No sólo se quemaron sus libros. Martínez de Hoz y Videla. es una diosa rencorosa y vengativa. que siempre desconfió del carácter “progresista” de la burguesía nacional y del carácter “democrático” de los ejércitos burgueses. el terror. Así nació.

unilateral.. Y todo lo que ya sabemos. se abocaron a reconstruir el pasado. reciclados. sumados al alfonsinismo. sugerían que el Che Guevara había sido un rebelde idealista y bienintencionado. a defender la actualidad política de Guevara? No sus canciones o su iconografía. que no habían vivido los 60 y los 70. Y en los 90 vino Menem (con la vieja retórica y la añeja puesta en escena nacional-populista)... ¿Guevara uno de los dos demonios? Un sector de intelectuales y políticos. pero. no entendía nada de política. desorientación y orfandad política. ante tamaña desnudez. pero no en política.. muy pocos. profesaba la tristemente célebre teoría de los dos demonios. Y la caída del Muro de Berlín. en los 80. a inicios del siglo XXI resurge imponente la figura de Ernesto Guevara. Y la devastación privatizadora del país. Entonces volvió el Che masivamente en las remeras. ¿Quién se animaba. Y la euforia capitalista mundial. Los que no lo ubicaban como “demonio”. sesgado.partidos políticos del sistema. y muchos otros que se arrepentían de aquello en lo que nunca habían creído del todo. le proporcionó a la juventud un relato tramposo. sino el eje central de su pensamiento político? Pocos. Simplemente hace falta. Nadie lo planificó. Se necesita un pensamiento político que permita hacer un ba24 . principalmente el radicalismo y el peronismo—. quebrados. el pueblo volvió a la búsqueda. “Los militares y los revolucionarios eran iguales: terror de derecha y terror de izquierda”. Los jóvenes de la generación del 80. conversos y aggiornados. El regreso del Che y el socialismo del siglo XXI Pero..

enarbolan en marchas y movilizaciones.lance crítico de aquello que se derrumbó con el Muro (el stalinismo) y de lo que se hundió. tiene que ser la vencida. Se producen entonces las grandes rebeliones contra el capitalismo globalizado. comienzan a enarbolar el emblema del Che. la bandera del Che. inspirador del socialismo del siglo XXI. de todas las tribus. ¡Vuelve el Che! A inicios del nuevo siglo una nueva generación de trabajadores y jóvenes rebeldes se vuelcan hacia él. Y vienen las rebeliones populares en América Latina. El Che deja de ser una figura restringida a la Revolución Cubana para propagarse como reguero de pólvora. hastiados del sistema capitalista. casi fanáticamente. sí. pero a la búsqueda de una nueva alternativa de vida. en parques. en estadios de fútbol. en la mugre menemista (el neoliberalismo). Guevara. Miles y miles de jóvenes de la nueva generación. Ya no sólo en África o Asia sino incluso en las metrópolis imperialistas. con muchas preguntas por delante. hartos de la vieja política. retorna la figura del Che. Aprendiendo de los errores y de las falsas ilusiones del pasado que tanta sangre y dolor nos costaron. en recitales. retorna para quedarse. 25 . Allí también. impotente. Entonces al abrirse el siglo XXI. Y las asambleas populares y los piqueteros y las fábricas ocupadas y los estudiantes y un debate político que hacía 30 años no vivía la Argentina. esta vez. miles de jóvenes. de todos los colores. El 19 y el 20 de diciembre de 2001 explota una rebelión popular que derriba al gobierno neoliberal de Fernando De la Rúa. en plazas. Se palpa en el aire.

.

1997) y en México en Dialéctica (Año 22. como ponencia leída en diciembre de ese año en un encuentro de filosofía en La Paz. En esos dos movimientos se articulan y condensan las estrategias que los poderosos han desarrollado frente al Che. en Cuba en Debates Americanos (N°3. la fábrica. El estudio del Che necesariamente nos remite a una lucha por su herencia. lo “desaparecieron”. se dedicaron pacientemente a incorporarlo. 1997). la universidad. de su dirección revolucionaria —que él contribuyó a crear y de donde emergió como cuadro y dirigente— y del innegable impulso que aquella dio a la revolución continental. despedazaron su cadáver y como a tantos otros compañeros. 1998). a un combate. pero que sin duda alcanzaron su misma estatura moral— se los ha tratado de manipular. de trivializar.EL MARXISMO Y LA FILOSOFÍA DEL CHE2 Aniquilar e incorporar. 27 . se lo intenta desvincular de la revolución cubana. la apropiación burguesa del Che reposa sobre tres tipos de operaciones ideológicas: En primer lugar. Bolivia. las movilizaciones. absolutamente desprovisto de cualquier 2 La primera versión de este texto nació originariamente a fines de 1992. que no tuvieron la suerte de ser conocidos como el Che. Se los ha querido convertir en objeto de consumo y revival. Una vez capturado. N°31. el ensayo fue publicado en Argentina en la revista América Libre (N°11. 24/1/1993) bajo el título “El papel del hombre en la filosofía de la praxis”. Luego. lo asesinaron. el colegio. Que nunca lo logren sólo depende de nosotros. Una breve síntesis fue allí publicada en el suplemento cultural del periódico Presencia (La Paz. En esa pelea. se pretende presentarlo como un empirista y un pragmático. En segundo lugar. Luego de haber sido reelaborado más de una vez. de nuestra lucha. Como a todos los revolucionarios —muchos de ellos y ellas anónimos. de la capacidad que tengamos para que sigan acompañándonos no desde las vidrieras ni las librerías del shopping sino desde la calle.

un aventurero mitológico y utópico. Y en tercer lugar. un Cristo laico o un simpático idealista. sí. Admirarlo. siempre derrotado. Ya sea los que lo reivindican folklóricamente como figura inofensiva y tranquilizadora para aplacar conciencias a través de toda una serie de fantasías compensatorias o los que lo cuestionan por su supuesto “foquismo ultraizquierdista” (pequeño burgués desesperado. Pero también obliga a polemizar con la neutralización y el congelamiento que le han impuesto más de una corriente de izquierda. un héroe romántico. TV y cine —privilegiados espacios de construcción hegemónica— Guevara se ha convertido en el poster de un rockero pelilargo y con boina. por lo tanto inservible e inoperante en la cotidianeidad. Bolivia y La Higuera predominan sobre Santa Clara y La Habana. Y además. Esta última operación es quizás la más fácilmente identificable. un Robin Hood. desligados de su proyecto. pero no seguir su ejemplo. etc. o de Cuba? Desmoralizar y desmovilizar al enemigo —el pueblo.nexo con la teoría social y filosófica marxista. ¿Por qué se hacen tantas películas sobre la derrota española ante Franco y ninguna sobre la victoria de Vietnam. Inalcanzable. diarios. Recuperar al Che para el campo popular y revolucionario implica entonces comenzar —apenas comenzar. en esa precaria etapa estamos— a desmontar esa sistemática e inescrupulosa apropiación. En las revistas. y a los cuales se reverencia “independientemente de sus ideas” o “a pesar de ellas”. la juventud— es la gran consigna de guerra. etc. un Don Quijote. El cine —para dar sólo un ejemplo— privilegia invariablemente las derrotas de los revolucionarios.) 28 . se lo convierte en un mito y una imagen. populista sin confianza en el proletariado puro. El Che no fue inmune a esa estrategia. en el partido de vanguardia. siempre bello y bien lejos de la tierra.

a la acción política. y subrayando la continuidad metodológica entre la ruptura teórico política que produjo Marx y las que a su turno incentivaron Lenin. Apenas fragmentos de un estudio sistemático que sigue aun pendiente para las nuevas generaciones. Ambos se habían apartado del materialismo. para criticar y oponerse al mecanicismo y al fatalismo. Adoptaba entonces una perspectiva filosófica autodefinida como "antihumanista teórica" y "antihistoricista". el humanismo y el historicismo praxiológico reposaban y giraban para Althusser sobre una misma problemática ideológica "no científica". voluntarista e idealista. El sentido último que Althusser trataba de encontrar en ese izquierdismo —particularmente en el de Gramsci— era que "remitía a una protesta contra el fariseísmo libresco de la II Internacional y un llamado directo a la 'práctica'. en el particular significado que él otorgaba al término "materialismo" —no directamente asimilable al del 29 . habían apelado a la voluntad revolucionaria y habían enfatizado el humanismo. Dejó huella e hizo historia. A pesar de ese justificado reconocimiento. aunque no los analicemos en este libro— intentaremos señalar ciertos núcleos conceptuales de su pensamiento teórico.Tratando de ubicarnos en esa doble disputa. Humanismo y antihumanismo teórico En su polémica y provocativa obra Para leer El Capital. el historicismo y una concepción igualitarista de la praxis. Louis Althusser se oponía a las interpretaciones izquierdistas del marxismo que. Mariátegui y el Che —sin olvidarnos de otros pensadores y dirigentes antiburocráticos. a la 'transformación' del mundo sin lo cual el marxismo no sería más que el alimento de ratas de bibliotecas o de funcionarios políticos pasivos".

tanto del proceso cognoscitivo como de su producto. p. Creemos que en esa alusión Althusser estaba pensando en la dirección política de la Revolución Cubana y especialmente en Ernesto Che Guevara. se había trasladado a La Habana. por así decirlo. Uno de sus alumnos y discípulos directos. relaciones y estructuras.DIAMAT—: (a) tesis epistemológica de la diferencia y preexistencia del objeto real por fuera. no es difícil imaginar a quien estaba refieriéndose si tomamos en cuenta que su libro se publicó en 1967 . y (b) teoría de la economía política y de la historia. "directo" con el Che. no centrada en los sujetos ni en los hombres. Siglo XXI. (e) Antonio Gramsci. (b) Bogdanov y el 'Prolekult' (Cultura Proletaria). sino en los procesos. Al hacer la enumeración de las corrientes y autores izquierdistas que habrían "recaído" en el humanismo y el historicismo.130 156. Régis Debray.Louis Althusser: Para leer El Capital. Althusser sabía muy bien de qué estaba hablando. México. Si bien Althusser no nombraba explícitamente a aquellos teóricos y dirigentes revolucionarios que en "el Tercer Mundo" se sentían atraídos por el humanismo y el historicismo. 1988. La enumeración de los partidarios del izquierdismo historicista. 153. participó al menos formalmente en la Escuela de Filosofía y tuvo un contacto. y finalmente (f) "los pueblos del Tercer Mundo" que realizan "combates políticos verdaderamente revolucionarios para conquistar y defender su independencia política y comprometerse en la vía socialista"3. praxiológico y humanista en p. de los cuales los hombres son meros soportes o portadores ("Materialismo Histórico"). el objeto de conocimiento construído ("Materialismo Dialéctico"). 3 Cfr. (c) György Lukács y Karl Korsch. 30 . Althusser incluía sugestivamente a: (a) Rosa Luxemburg y Franz Mehring. (d) "la oposición obrera" (es decir León Trotsky y su corriente)."El marxismo no es un historicismo".

el DIAMAT sólo se pudo imponer sobre el marxismo creativo de Mariátegui y sobre el espíritu de ofensiva de Mella a fines de los años 20.Recordemos que en Europa. p. construir un nuevo “panteón”. la Escuela de Filosofía de La Habana y la revista Pensamiento Crítico cuestionaban explícitamente al DIAMAT. En la cresta de ese renacimiento político cultural. 1989. para reemplazar al ortodoxo del stalinismo). Cfr. en 1989. comienza la batalla por extender. Su hegemonía duró hasta inicios de los 60 cuando. una lectura historicista del marxismo. Adolfo Sánchez Vázquez publicaba en México su célebre Filosofía de la praxis. 26-27. ahora heterodoxo. En América Latina. publicaban a Lukács y Korsch en castellano e intentaban fundamentar. Era exactamente el mismo año. tanto en Historia y conciencia de clase como en los Cuadernos de la cárcel (aunque este reconocimiento indubitable no implique. Mientras tanto. En esos años. Marta Harnecker todavía seguía esforzándose por conciliar su entusiasta adhesión a la estrategia política guevarista para el continente latinoamericano. indudablemente la categoría dialéctica de praxis había ocupado un lugar central. 1967. 4 Veinte años después. En ese impulso teórico. Korsch y Gramsci —pero no sólo ellos— habían enfrentado en los años 20 y 30 las visiones canonizadas del marxismo enfatizando su componente humanista y priorizando su historicismo. el DIAMAT se había erigido en "oficial" pero su reinado aparentemente monolítico convivía en realidad con otras vertientes heterodoxas y no esquemáticas. difundir y socializar otras vertientes marxistas. en que Althusser arremetía en París contra el "humanismo historicista de la praxis" y Marta Harnecker —su discípula latinoamericana— comenzaba a seguirlo puntualmente en nuestros países con sus célebres manuales. con el "antihumanismo teórico" althusseriano. al calor de la Revolución Cubana. evidentemente contradictorio con la filosofía humanista e historicista del Che.As. Lukács. que guiaron el aprendizaje de miles de militantes latinoamericanos simpatizantes de la revolución cubana4. Principalmente "Sobre el humanismo en el Che y la crítica de Althusser a la consideración del marxismo como un humanismo". Bs. s/edit. 31 . de ningún modo.. desde una perspectiva filosófica crítica y antidogmática. Marta Harnecker: "El Che: vigencia y convocatoria" y "El Che: La consecuencia de un pensamiento". en la revista y en sus planes de estudio.

México. Las notas para ese diccionario las escribe en diferentes épocas y las culmina en México. Australia. 66 70.105-109. Bs. El Estado y la revolución y El imperialismo. el pensamiento teórico del Che Guevara se inscribe en esas corrientes historicistas y humanistas de la filosofía de la praxis. y Michael Löwy: El pensamiento del Che Guevara. 2003 [Véase nuestra presentación “Los inéditos del Che Guevara”.Entonces. 6 Lamentablemente hasta la fecha ese diccionario redactado por el joven Guevara no ha sido publicado. mayo junio de 1989.Política. 17. 32 .69 y 140. Efectivamente. vivo y presente (1928-1953). Algunos pequeños fragmentos han sido recientemente reproducidos en la antología América latina. no es muy difícil coincidir con el diagnóstico de aquella caracterización althusseriana. 1992. incluido en la segunda parte de este volumen]. política y económica anterior a la Revolución Cubana incluye por lo menos la lectura de El Manifiesto Comunista y El Capital de Marx. aunque desde una perspectiva diametralmente opuesta (sin por ello construir —insistimos— un nuevo “panteón” invertido). Ocean Press. Estas dos investigaciones son seguramente las que mejor explicitan y desarrollan la pertenencia del pensamiento filosófico del Che a la filosofía de la praxis y su diferencia radical con todo materialismo (ya sea del DIAMAT u otros más elaborados). el Anti-Dühring de Engels. Siglo XXI. la correspondiente al término "dialéctica".12. Los otros tres los analizó en sus años de estudios universitarios6. Pueden consultarse unas pocas fotografías de algunas páginas manuscritas —por ejemplo. cuando comienza a redactar un diccionario filosófico. pp.Fernando Martínez Heredia: El Che y el socialismo. cuya larga tradición crítica y antidogmática tiene en Gramsci y en Mariátegui sus principales exponentes5. Engels y Lenin varios años antes de la proclamación socialista de la Revolución que hace Fidel Castro a inicios de los 60. Su formación filosófica.. Ed. p. La Habana. en la iconografía de Adys Cupull y Froilán González: Ernestito. 1987. aparecen regularmente categorías marxistas y frecuen5 Cfr. p. fase superior del capitalismo de Lenin. despertar de un continente. p. 1989. En trabajos y en su correspondencia familiar desde 1954 en adelante —la época de sus grandes viajes por América Latina—. La formación filosófica Guevara toma contacto con los textos clásicos de Marx.60. Cfr. o a Marx y Sócrates. también Carlos Tablada: "La creatividad en el pensamiento económico del Che" en Cuba Socialista N°39. Dialéctica. Con los dos primeros tuvo contacto entre los 16 y los 17 años.As.

Este tipo de referencia a sus lecturas marxistas se repite.. redactado en abril de 1954. subo frecuentemente a los volcanes. a partir de la categoría de imperialismo el joven Guevara analiza los métodos de la burguesía norteamericana para compensar la plusvalía extraída a su proletariado. ¿amiga o enemiga?". "Estoy fuerte.. Bs. etc. 1990. es el eje. Por ejemplo..As. si no como científico o profesor por lo menos como divulgador de la doctrina de San Carlos (Léase Carlos Marx) desde los altos escaños universitarios. En abril de 1956. leo frecuentemente a San Carlos y sus discípulos". Guevara Lynch: . en la correspondencia de esos años.etc. voy frecuentemente a visitar ruinas.tes alusiones irónicas a sus apasionadas lecturas de los clásicos de esta corriente. Agrega: "El tiempo libre lo dedico al estudio en forma informal de San Carlos. en octubre del mismo año: "Por supuesto. 7 Cfr. optimista.. 33 . también le dice a su padre: "Dentro de poco tiempo pasaré a ser una notabilidad en la ciencia médica. Les comenta también: "Por otro lado te diré que tengo una cantidad de chiquilines de sexto año encandilados con mis aventuras e interesados en aprender algo sobre las doctrinas de San Carlos" o.. Porque me he dado cuenta que la fisiología no es mi fuerte. pero lo otro sí" y le comenta a su amiga Tita Infante. todos los trabajos científicos se fueron al cuerno y ahora soy sólo un asiduo lector de Carlitos (léase Carlos Marx) y Federiquito (léase Federico Engels) y otros itos". Posteriormente. y será por los años que el esferoide me admita en su capa más externa".. invariablemente.E.7 Un gran aliciente para su inicial acercamiento al marxismo teórico se produce en Guatemala en 1954. en un trabajo sugestivamente titulado "La clase obrera de los EEUU.Aquí va un soldado de América. ahora San Carlos es primordial. La nueva etapa de mi vida exige también el cambio de ordenación. exiliado de Guatemala tras el golpe contrarrevolucionario contra Arbenz. Planeta. en la biblioteca de la que sería su mujer Hilda Gadea.

recibe de manos de su amigo Arnaldo Orfila Reynal por esa época director de FCE (Fondo de Cultura Económica) y luego de Siglo XXI los tres tomos de El Capital. junto con un maestro de la lepra. en la casa del comunista peruano Hugo Pesce. Su padre también señala la importancia que tuvo en su inicial interés por el marxismo la amistad —nacida en 1954 en Guatemala y continuada luego de la toma del poder en Cuba en los años 60— con el profesor norteamericano Harold White. Por este último Guevara continuó sintiendo una gran estima aun después de triunfar la revolución en Cuba. De paso le diré que las ideas de este señor se parecen mucho a las suyas (Tita era militante comunista en Buenos Aires) pero no es tan romántico como usted”. Hugo Pesce. padre intelectual de Pesce. en uno de sus viajes continentales se aloja. Le dice entonces en una carta (fechada en mayo de 1952) a su amiga Tita Infante: “Afortunadamente encontramos en Lima. en la traducción de Wenceslao Roces.). Además. que provocara. un gran cambio en mi actitud frente a la vida y la sociedad. quien en 1928 había impartido clases de marxismo en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Utah y había escrito una obra sobre el mismo tema publicada en los EEUU. con el entusiasmo aventurero de siempre.&&. uno de los dos delegados mariateguianos a la conferencia comunista de Buenos Aires de 1929. Es sumamente probable que en ese momento haya tomado contacto directo con la obra de José Carlos Mariátegui. En ese “gran 34 . sugerentemente. sin saberlo quizás. que ha solucionado la mayoría de nuestros problemas más apremiantes ($$. Fraternalmente Che Guevara”. le dedica su libro Guerra de guerrillas en 1962 con la siguiente dedicatoria: “Al Doctor Hugo Pesce. No casualmente. un espíritu comprensivo como es el Dr. pero encaminado a fines más armónicos con las necesidades de América.etc.

En vísperas de la salida en el Granma (el barco de la expedición de Fidel Castro a Cuba) Guevara se escondió en casa del guatemalteco Alfonso Bauer. como es obvio. tras su partida. varios libros suyos abiertos en su cama. En sus viajes juveniles por el continente había sido testigo de la ebullición revolucionaria de los mineros de Bolivia —abortada por el nacionalismo. Según el posterior testimonio —de 1977— de este doctor. fue indudablemente el telón de fondo de sus lecturas filosóficas y económicas. tan presente en sus cartas anteriores a su incorporación al Movimiento 26 de Julio en México. Su interés por la lectura de los principales textos marxistas. Su preocupación por la teoría revolucionaria realmente corría pareja con su voluntad de lucha y su heroísmo personal. los dueños de casa encontraron. La impronta de esa preocupación política. no respondió únicamente a una curiosidad meramente libresca. De manera que cuando la dirección cubana emprende el rumbo de construir el socialismo en la isla. sobre todo cuando hoy se defiende confusamente la audacia y la valentía del Che pero se despre35 . que luego colaboraría con la dictadura de Barrientos y Ovando— y de la intervención yanqui en Guatemala en 1954. Una lección que los nuevos revolucionarios no deberían olvidar. ¿habrá tenido algo que ver Mariátegui? Creemos que el antiimperialismo visceral del Che —que no separa socialismo de liberación nacional— mantiene una filiación directa con aquellas proposiciones herejes que Mariátegui había enviado a Buenos Aires en 1929.cambio” que le provocó el encuentro juvenil —médico y político— con Pesce. Guevara contaba ya con todo un capital simbólico acumulado en la lectura de algunas de las principales obras marxianas y también de Engels y Lenin. Entre ellos El Capital y El Estado y la revolución.

. como tergiversada y malintencionadamente sostienen muchas biografías8...Tomo I. Esta cultura que había bebido tempranamente en los clásicos del marxismo se enriquecerá cuando el revolucionario deje momentáneamente paso al constructor. proveniente de la industria cultural del régimen y de sus ideólogos. Esos años febriles son los del trabajo voluntario y el debate económico. Presidente del Banco Nacional de Cuba y luego como Ministro de Industrias.cia la formación teórica. La mayoría. leía 8 Para un estudio exhaustivo de las veintiseis biografías sobre el Che (escritas hasta el año 1989. escondiendo. Las lecturas individuales previas son teóricamente enriquecidas por la enorme experiencia colectiva de los años de lucha y por la inédita situación de un país donde todo. 29-110. Cuenta Miguel Figueras —director por ese entonces de Planificación Perspectiva del Ministerio de industrias. En el volumen colectivo Pensar al Che. Planeta. manipulando u ocultando su proyecto.1989. es decir. absolutamente todo. cuando Guevara deja de ser guerrillero y pasa a desempeñar responsabilidades como Jefe del Departamento de Industrialización del INRA. un comunista en el cabal sentido de la palabra. pp. también conocido como el Che. De todas. de esos con que el cine hollywoodense nos inunda hasta el hastío. Centro de Estudios sobre América (CEA). A los treinta años de la caída del Che (1997) una cantidad por ahora incontable de biografías y películas se han abocado a su figura. 1996. Fue un cambatiente revolucionario. No fue entonces un simple "empirismo" o "pragmatismo" desideologizado por adaptarse a los nuevos rumbos que tomaban los acontecimientos en la Cuba de Fidel Castro los que lo llevaron al marxismo. 36 . Bs. El Che no fue un condottiero ni un mercenario. un cuadro revolucionario. la mejor que hemos leído porque está escrita desde una perspectiva y valores revolucionarios es la de Paco Ignacio Taibo II: Ernesto Guevara. matizados por la investigación sistemática. focalizan toda la trama en su figura. pues en 1997 se publicaron muchísimas más. a cargo del Che— que Guevara había armado dos grupos de estudios por semana. Germán Sánchez: "Che: Su otra imagen". La Habana. Los lunes a la noche se reunía a estudiar Matemáticas y uso de las estadísticas y los jueves en el mismo horario. Aunque ésta soslaye el aporte teórico de Guevara -le dedica sólo una página de las casi 900 al debate sobre el valorprivilegiando el aspecto biográfico.As.) y de los setenta artículos que se publicaron en la prensa latinoamericana sobre su vida (desde su muerte hasta 1968) cfr.. está por crearse.

Ponce es su antecesor en la problemática del humanismo. Si Mariátegui fue sin duda el antecesor ideológico y político del Che en su impulso antiimperialista y en su impugnación de los dogmas "materialistas" y "deterministas" que sólo avalaban y justificaban el reformismo.7-30]. p.Entrevista de Yvette Villaescusa a Miguel Figueras.] Tita le dio a leer a Aníbal Ponce [. del “hombre completo”. 16. Lo que más impacta —e incomoda.Ellos discutían sobre marxismo. integral y total". En esa época llega también a Cuba el profesor de economía política marxista Anastasio Mansilla10.p.I-XI]... no así Ernesto. acerca de la falta de flexibilidad y elasticidad de la juventud comunista argentina. 12 Ernesto Guevara había leído este trabajo de Ponce largamente antes de conocer a Fidel. p. Por ejemplo. vuelve a leer la obra de Aníbal Ponce: Humanismo burgués y humanismo proletario11 . porque eran estudiosos y éste es un trabajo psiquiátrico muy interesante de Aníbal Ponce”.. como categoría central en el marxismo. En estos años descubre los Manuscritos económico-filosóficos de 1844 de Marx y. es una de las fuentes directas del rescate que el Che hace del “hombre nuevo”.As. Carlos Infante. hermano de Tita Infante. 9 10 37 . completo. La amistad del Che y Tita Infante a través de sus cartas. También es sumamente llamativo el paralelo entre la crítica de Guevara al buCfr. que era un joven muy independiente. Humanismo burgués y humanismo proletario y El viento en el mundo. 3.] Hay tres libros de Aníbal Ponce que leyeron ambos: Educación y lucha de clases.. En Granma Internacional. vaya si incomoda— en él es que reune a un tiempo el estudio y la elaboración sistemática de la teoría marxista y la práctica política en su más alto escalón. p. La Habana. Estoy seguro que leyeron Ambición y angustia de una adolescente. Ameghino. En Adys Cupull y Froilán González: Cálida presencia. Cfr. En ella el pensador argentino—reconstruyendo el itinerario del humanismo desde Erasmo y William Shakespeare hasta Romain Rolland. la gran amiga de juventud del Che. La Habana. pasando por Ernest Renan— defendía históricamente el concepto de "hombre nuevo. Tita no era sectaria. sectarismo. publicada en La Habana en 1962.. señala: “Ella era afiliada a la juventud comunista de la Facultad de Medicina de Bs. del “hombre total”12. 11/X/1992. posiblemente. Imprenta Nacional de Cuba-Ministerio de Educación. Rosario. Ver “Che Guevara lector de El Capital” [Incorporado en la segunda parte de este volumen]. discutíamos apasionadamente.y estudiaba colectivamente El Capital9. Imprenta Nacional de Cuba. Acostumbraban a tomar una hora para intercambiar opiniones y yo intervenía. 1962. estaba mucho más cerca del pensamiento de él [. Es indudable que Humanismo burgués y humanismo proletario. 11 De Ponce se publican en Cuba durante esos años dos libros: Educación y lucha de clases [Prólogo cubano s/firma. 1997. 1961 y Humanismo burgués y humanismo proletario [Prólogo de Juan Marinello.

Rubén Martínez Villena y Gustavo Aldereguía. otra de las fuentes de “la hermandad de Ariel” tan presente en el ideario latinoamericanista de la Reforma Universitaria. varias páginas están dedicadas a Ingenieros. como uno de sus principales maestros13. junto con Mariátegui. No debemos olvidar que la influencia de Ingenieros no sólo impregnó la formación ideológica del joven Guevara en la Argentina. tres de las principales cabezas revolucionarias de la Cuba de aquellos años. Más tarde. En el Diccionario de filosofía que el Che comenzó a redactar en forma manuscrita a los 17 años (esos materiales se encuentran hoy en el archivo del Centro Che Guevara de La Habana). señalaba a Ingenieros. Obra citada. Incluso el futuro canciller de la Revolución Cubana Raúl Roa. miembro de la Liga Antimperialista y la Universidad Popular José Martí a fines de los 20. cuando Ingenieros se encuentra personalmente en La Habana —a su regreso de México en 1925— con Julio Antonio Mella. al morir Ingenieros. nuestro De Ingenieros al Che. Ensayos sobre el marxismo argentino y latinoamericano. Su eco también fue enorme en el ideario antiimperialista de las distintas generaciones que antecedieron y confluyeron en la Revolución Cubana de 1959. 13 Cfr. 38 . Este fenómeno tiene lugar ya desde la década del 20.rocratismo —por su culto a la rutina gris— y la prédica vitalista y juvenilista de El hombre mediocre de José Ingenieros. Martínez Villena —líder del comunismo cubano tras el asesinato de Mella en México— escribe “Con motivo de la muerte de José Ingenieros” cuestionando la impugnación que de él había hecho entonces Jorge Mañach. del Ala Izquierda Estudiantil durante los 30 y uno de los principales impulsores del antiimperialismo cubano en años posteriores —al punto que su obra constituye una de las primeras lecturas marxistas del joven Fidel Castro en tiempos de estudiante—.

el Che se instala abruptamente en la discusión mundial sobre la filosofía del marxismo y sobre la "cuestión de la alienación".Paul Sartre. Mella. De la mano de los Manuscritos económico-filosóficos de 1844 y sin proponérselo. Por un lado la latinoamericanista y humanista de Ingenieros.Y si de herencia cultural latinoamericana se trata. No casualmente Jean. uno de los principales protagonistas de ese debate que definió al marxismo como "el horizonte insuperable de nuestro tiempo". por el otro. con quienes discutía distintas estrategias de lucha. durante 1943. D. estudiar y crear en el plano teórico. el Che seguía atentamente la marcha de la revolución latinoamericana. Mariátegui. caracterizó también al Che como "el hombre más completo de nuestra época". Roca y Ponce. incentivada entonces por las revelaciones del XX Congreso del PCUS y las acaloradas polémicas sobre los Manuscritos. incluídos argentinos y argentinas. no debemos olvidar que de jovencito. poco tiempo antes fallecido (en 1942). El pensamiento disruptivo de Guevara se inserta entonces de lleno en el cruce de esta doble tradición. En medio de esa encendida voluntad de pensar. Guevara nunca escindió la filosofía y la economía de la política. Recibía periódicamente y sin descanso a numerosos revolucionarios. en la provincia de Córdoba. el redactor del Manifiesto Liminar de la Reforma del 18. la vertiente historicista y humanista del marxismo occidental europeo. Ambas inclasificables dentro del rígido y cerrado perímetro de la sistematización "materialista dialéctica". 39 .1945. el joven Ernesto Guevara —amigo de Gustavo Roca— frecuentaba asiduamente y se llevaba libros de la biblioteca personal de Deodoro Roca.

Guevara está criticando tanto al viejo espiritualismo cuyas explicaciones se asientan en lo divino. cuando se queja amargamente del "escolasticismo que ha frenado el desarrollo de la filosofía marxista". si Guevara dirige su ataque tanto al viejo materialismo como al idealismo. aunque critica el DIAMAT.E. Guevara no explicita todos sus presupuestos filosóficos ni abandona el lenguaje y la terminología usualmente empleada en la literatura marxista de la época. Ahora bien. Guevara retomaba las Tesis sobre Feuerbach (núcleo conceptual en el que se apoyan todos los filósofos de la praxis desde Lukács y Gramsci hasta Sánchez Vázquez ). Por ejemplo. filosóficamente hablando Guevara no es un ingenuo. tiene su origen en "la propaganda directa (realizada por) los encargados de explicar la ineluctabilidad de un régimen de clase. 1977. analizada desde un punto de vista filosófico. En El socialismo y el hombre nuevo. No obstante. ¿no contradice al DIAMAT. como al materialismo ontológico metafísico que enfatiza la prioridad de la materia. que tantas simpatías expresa por el viejo materialismo —ilustrado y burgués— del siglo XVIII? Efectivamente. cuando sostenía que la pasividad de las masas. 40 . su nuevo encuadre teórico filosófico resignifica muchos de los términos que durante tanto tiempo habían sido bastardeados por la filosofía oficial del DIAMAT. Su distanciamiento crítico del DIAMAT lo expresa en reiteradas ocasiones. por ejemplo. 8.La crítica al DIAMAT y al determinismo Al explicitar su concepción del marxismo. México. como en la primera Tesis de Marx de 1845. Es evidente que. ya sea de origen divino o por imposición de la naturaleza como ente mecánico"14. Ambas tradiciones culminan legitimando la pasividad y la especulación. Compilación y notas de José Aricó. 14 Cfr. p. Siglo XXI.Guevara: "El socialismo y el hombre en Cuba". entendida como naturaleza sujeta a leyes necesarias e independientes de la praxis humana. sigue utilizando el término “materialismo dialéctico”.

Desde esta perspectiva filosófica. del materialismo histórico. que tan opacada se hallaba en el determinismo social. por tanto. por el mandato ineluctable de “las leyes objetivas” que inevitablemente todo lo determinaban en la historia— Guevara opone su concepción filosófica de la praxis. no es un país socialista o debe volver a su situación anterior".Frente a esta última interpretación del marxismo —ideología legitimadora que garantizaba la tranquilidad y llamaba a esperar que "se produjera" la revolución cuando las condiciones estuviesen "maduras" (como una fruta natural). Trotsky y Rosa Luxemburg al determinismo quietista de la II Internacional. fundamentalmente el de Kautsky y el de Plejanov (no así con Labriola. Ésta le permite superar la vieja dicotomía entre “materialismo e idealismo”. en una situación de monoproductor. sin ningún desarrollo de sus industrias básicas. del marxismo y que. con las críticas de Lenin. la Revolución Cubana rompía efectivamente con "las leyes de la dialéctica". Guevara cuestionaba abiertamente la respuesta determinista y materialista. el tránsito al socialismo?". en "La planificación socialista. planteaba el siguiente interrogante: "¿Cómo se puede producir en un país colonizado por el imperialismo. su significado". dependiente de un solo mercado. Al mismo tiempo que le permite recuperar la dimensión dialéctica. inasimilable a los dos últimos). Para responderle. Guevara revaloriza junto a los aportes de Marx. según la cual se podía: "como los teóricos de la II Internacional. aquellos otros donde Lenin otorgaba en política a la dimensión subjetiva un lugar privilegiado. No sería exagerado encontrar un paralelo analógico entre la ruptura teórica iniciada por la Revolución Cubana y la ofensiva política continental que ésta provocó. manifestar que Cuba ha roto todas las leyes de la dialéctica. tal como eran entendidas por 41 . Por ejemplo. Según el Che.

en Italia el joven Gramsci había caracterizado la revolución bolchevique de Lenin en 1917 como una "revolución contra El Capital". Y agregaba que: "El marxismo. Ambos deben remar contra la corriente supuestamente "ortodoxa" de sus tiempos. señalar el paralelo con la ruptura teórica producida por Lenin y los bolcheviques. Recordemos que como el Che Guevara hizo con la cubana. En la misma línea de pensamiento.el fatalismo del materialismo escolástico. fecha que conmemora el 42 . Es decir. de la época de consolidación y expansión de esa teoría. pero no es de revolucionarios sentarse a la puerta de su casa para ver pasar el cadáver del imperialismo. en el Perú José Carlos Mariátegui había sostenido que la nueva concepción activista de Lenin podía entenderse si se remplazaba la fórmula cartesiana "pienso. la "Segunda declaración de La Habana" (febrero de 1962) reclamaba: "El deber de todo revolucionario es hacer la Revolución. Emparentándose con esa tradición activista. El papel de Job no cuadra con el de un revolucionario". se trataba de restablecer el marxismo en su dimensión más radical. Y también rompía definitivamente con el "el materialismo histórico". Guevara anotara como balance del 26 de Julio. contra El Capital tal como lo entendían a través del tamiz determinista y materialista "ortodoxo" los dirigentes de la II Internacional. luego existo" por la de "combato. donde ha sido marxismo— no ha obedecido nunca a un determinismo pasivo y rígido". Se sabe que en América y en el mundo la revolución vencerá. De ahí que en su Diario del Che en Bolivia. Por eso. vital y de ofensiva. luego existo". En todos estos casos. tal como era recitado en los manuales de la vulgata. no es arbitrario. donde se ha mostrado revolucionario —vale decir.

Confundiendo metodológicamente lógica e historia en el método de exposición de El Capital. asociado a una filosofía de la historia universal que prescribía el paso necesario e ineluctable de todos los países del mundo por rígidas etapas cuya sucesión predeterminada seguía el canon de un modelo lógico apriori. Lo que se consideraba teóricamente como "modelo clásico" dictaminaba. Contra esa interpretación del "materialismo histórico". que Cuba no podía marchar al socialismo. probablemente. 43 .asalto de Fidel Castro al Cuartel Moncada: "Significado del 26 de Julio: rebelión contra las oligarquías y contra los dogmas revolucionarios". La Revolución Cubana resultaba una herejía en toda la línea. aquel 26 de julio de 1967. Ese es. Contra esas "leyes de la dialéctica". centrado en el imparable desarrollo de las fuerzas productivas. El férreo determinismo ineluctable de las leyes de la sociedad. desde lo alto. La Revolución Cubana. cuya máxima expresión teórica se encuentra en los escritos del Che. cuya cristalización impedía admitir que se "quemaran etapas" en el decurso histórico político. priorizando la primera por sobre la segunda. el sentido de la reflexión madura que Guevara anota nerviosamente en la selva de Bolivia. la obra principal de Carlos Marx se había convertido en una receta. extraído de la formación social inglesa —el correlato empírico utilizado por Marx en El Capital por ser el país más adelantado de su tiempo. pues "la historia no se puede forzar". también se había convertido en América Latina —como el de Kautsky y Plejanov— en un "dogma revolucionario". si se analizaba desde el materialismo determinista. constituyó precisamente una rebelión contra esos "dogmas".

ese fatalismo continúa presente en quienes lo siguen acusando por su supuesto "foquismo". la ley del valor y la gestión económica poscapitalista. presupone —de ambos bandos— una diferencia fundamental acerca de las concepciones del desarrollo social y del carácter de la revolución. su "aventurerismo pequeño burgués" y otros núcleos ideológicos semejantes. antes de tomar el poder. Todavía lo quieren domesticar. No deja de tener tensiones pero dentro de un todo coherente. los que sirvieron para legitimar la cultura política de la espera quietista y defensiva. su análisis sociológico. Esta última está presente tanto en las discusiones sobre el carácter de la revolución latinoamericana como en los debates sobre la transición. No olvidemos que en su concepción teórico política. Aun hoy no se le perdona su herejía irreverente frente a la receta cientificista de la "materialidad objetiva". La polémica que Guevara abre frente al determinismo. sus conceptos filosóficos. Subrepticiamente. desde la filosofía de la praxis.Fueron precisamente esos dogmas. Cuando el Che y la Revolución Cubana ponen en duda la concepción etapista que separa en dos las tareas de liberación nacional y las socialistas. materialistas y deterministas. y los que permitieron oponerse a construir el socialismo anticapitalista no mercantil. Precaución y mesura fueron los lemas de ese marxismo momificado. están polemizando no sólo con una postura política sino también con una concepción filosófica. 44 . su "voluntarismo ultraizquierdista". los sigue incomodando. sus métodos de lucha y sus planteos económicos forman un conjunto orgánico que pretende —creemos que lo logra— ser coherente. después de tomar el poder.

En torno al primero de estos dos problemas. El socialismo los supone. 'agrarista'. la clase que la encabezaría sería la "burguesía nacional". el etapismo prescribía la necesidad de pasar por una etapa previa a la revolución socialista. Fue esa la perspectiva asumida por Victorio Codovilla en 1929 en la Primera Conferencia Latinoamericana. los abarca a todos". A esta palabra agregad. Pero tenía un correlato en la discusión teórica con el fatalismo materialista del DIAMAT. la fundamental. o revolución socialista o caricatura de revolución". según los casos. sin se45 . desde el cual se rechazaba como una "locura" no sólo el planteo de hacer una revolución socialista de liberación nacional (en un proceso único. sostenía en una editorial de Amauta: "La revolución latino-americana. No hay más cambios que hacer. la revolución democrático-burguesa que en América Latina asumía la forma agraria-antimperialista. Será puntualmente retomada en agosto de 1967 por la OLAS (Organización latinoamericana de Solidaridad). será nada más y nada menos que una etapa. los antecede. todos los adjetivos que queráis: 'antiimperialista'. Será simple y puramente la revolución socialista. Mariátegui. el Che retoma esa tradición olvidada de Mariátegui (y también de Mella) cuando sostiene que: "Por otra parte las burguesías autóctonas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo —si alguna vez la tuvieron— y sólo forman su furgón de cola. En los 60. 'nacionalista-revolucionaria'. Si la revolución pendiente es democrático burguesa. frente al etapismo. donde la dirección política de la Revolución Cubana negaba toda posibilidad de lucha a la burguesía nacional. una fase de la revolución mundial. Idéntica postura estaba ya planteada en la Segunda declaración de La Habana. incluída una numerosa delegación argentina. La disputa de orden político era. evidentemente. conferencia donde participaron revolucionarios de todo el continente.

parar ambas tareas) sino también el intento de crear un socialismo anticapitalista no mercantil, en un país subdesarrollado. Las fuerzas productivas y su lógica implacable no lo permitían, tal como argumentó Bettelheim, en la polémica sobre el valor y la transición. En esa célebre polémica, Bettelheim le reprochaba al Che no respetar teóricamente la correlación predeterminada de fuerzas productivas y relaciones de producción. Debe existir una correspondencia total entre las primeras y las segundas, según un orden histórico fatal e inmodificable. El Che le responde que si no se separan mecánicamente la política de la economía, y si se parte de que en la transición poscapitalista los hombres pueden dirigir conscientemente los procesos económicos a través de la planificación socialista, interviniendo activa y organizadamente en el decurso histórico "objetivo" — luchando contra el fetichismo de hechos y procesos entendidos como "naturales"—, es posible que, en determinadas situaciones, las relaciones de producción estén más avanzadas que las fuerzas productivas. Aunque eso "viole" el determinismo de las leyes de la sociedad. La correspondencia entre fuerzas y relaciones no es mecánica ni lineal, digan lo que digan los manuales. Un país subdesarrollado como Cuba, con fuerzas productivas atrasadas, igual puede "forzar" la marcha y adelantar las relaciones de producción socialistas para incentivar el desarrollo de las fuerzas productivas. Pero su postura no era "idealista o voluntarista". Comentando en 1967 un discurso de Fidel Castro del 28/9/1966, donde éste último retomaba el énfasis de los estímulos morales y cuestionaba a los partidarios del cálculo económico, Ernest Mandel —uno de los economistas que intervino en aquel debate— sostuvo que: "A nuestro entender, esta posición del Che Guevara y de Fidel Castro está de acuerdo con la tradición y la teoría marxista. Los que plantean el postulado absoluto
46

del desarrollo previo de las fuerzas productivas, antes de que pueda expandirse la conciencia socialista, pecan todos de unpensamiento mecanicista al igual que aquellos que creen poder suscitar, por medios puramente subjetivos (la educación, la propaganda, la agitación) idéntica conciencia de manera inmediata"15. En la crítica al determinismo de las fuerzas productivas, el Che sostenía que se puede y se debe forzar la marcha dentro de lo que objetivamente es posible. Lo que significa que en la sociedad y la historia hay unidad diferenciada de sujeto-objeto. El sujeto es activo e interviene con su praxis política planificada y consciente en el seno de la objetividad social, pero no crea esa objetividad. Guevara lo tiene muy en claro. Asume que existe una legalidad objetiva, punto que no discute. Lo que cuestiona es que su decurso esté rígidamente predeterminado sin intervención subjetiva, sin que la política revolucionaria pueda incidir en el proceso económico, como implícitamente sostenía Bettelheim —no casualmente siguiendo a Stalin. Para el Che, la legalidad objetiva no es independiente del accionar subjetivo y, a su vez, la planificación tampoco puede desconocer la situación objetiva de la economía y las relaciones sociales. Ni la revolución es un producto automático del choque mecánico entre fuerzas productivas y relaciones de producción, ni el socialismo es el final feliz de una evolución lineal y ascendente. Un socialismo no colonizado Aquella filosofía universal de la historia, fatal e implacable, sustentada en una ideología productivista, materialista y determinista —base ideológica del etapismo—, estaba construída desde una lectura sesgada de los escritos de Marx.
15 Cfr.Ernest Mandel: "El debate económico en Cuba durante el período 1963-1964". Publicado en Partisans [París] N°37, 1967. Recopilado en El socialismo y el hombre nuevo, Obra citada, p. 252 y, más recientemente, en Che Guevara [y otros]: El gran debate. Sobre la economía en Cuba. Australia, Ocean Press, 2003.

47

Desde ese paradigma, la vulgata acrítica y dogmática festejó y justificó los trabajos y artículos de Marx sobre Bolívar y sobre la colonización de la India (supuestamente reprobable en el orden moral, pero absolutamente justificable en el orden del imparable progreso histórico). Hizo lo mismo con artículos de Engels sobre los "pueblos sin historia" y sobre la conquista yanqui de México. La historia humana era concebida en realidad como una teodicea, donde el Dios era “el progreso”. Ese progreso ineluctable de las fuerzas productivas, lineal y ascendente, sólo se podía condenar éticamente, pero constituía una férrea necesidad objetiva y material. Aunque costara matanzas de millones y otros sojuzgamientos varios. La historia de la humanidad se visualizaba y relataba desde la eficacia y el triunfo, no desde los oprimidos. Era una "historia desde arriba", a pesar de las proclamas y consignas. Supuestamente, tenían razón quienes de hecho habían ganado las batallas históricas. Si vencieron, sólo era posible su victoria e imposible "objetivamente" su derrota, sentenciaba con una legitimante verdad de perogrullo esta filosofía. Los derrotados y oprimidos, cuando no tenían "un programa objetivo" para el desarrollo de las fuerzas productivas caían fuera de la racionalidad histórica. Esa visión unilateral sobre el marxismo desconoció los trabajos maduros de Marx. Aquellos donde Marx reexamina esas primeras apreciaciones, cambiando notablemente su mirada y su anterior paradigma. Sugestivamente, esos trabajos no aparecen en los manuales de marxismo —ni en los que conoció el Che ni tampoco en los posteriores—. Tampoco figuran en los cursos de formación política para los jóvenes militantes.

48

No es probable que el Che conociera detalladamente todos esos trabajos del último Marx, pues algunos de ellos ni siquiera estaban editados en español en la década de los sesenta. Por eso mismo, resulta sumamente valiosa su lectura crítica hacia las recaídas europeístas de Marx o Engels. Sobre todo cuando sostuvo que: "A Marx como pensador, como investigador de las doctrinas sociales y del sistema capitalista que le tocó vivir, puede, evidentemente, objetársele ciertas incorrecciones. Nosotros, los latinoamericanos podemos, por ejemplo, no estar de acuerdo con su interpretación de Bolívar, o con el análisis que hicieran Engels y él de los mexicanos, dando por sentadas incluso ciertas teorías de las razas o de las nacionalidades inadmisibles hoy"16. No olvidemos tampoco que junto a esta observación, el Che defiende la cientificidad de los descubrimientos de Marx, otorgándoles idéntico status histórico que a los de Newton o Einstein. En su horizonte, el socialismo marxista no es sólo teoría universal sino también asunción específica de la problemática mundial desde una perspectiva no colonizada: la de una revolución anticapitalista del tercer mundo occidental. Consecuentemente internacionalista con la revolución mundial — su corta y afiebrada vida resulta la mejor demostración de ello—, el Che no se confundía. No era habitante de Hamburgo o París, sino de América Latina. Su patria era América. Allí se asentaba su proyecto comunista. La gran tarea consiste en pensar y hacer la historia desde abajo, desde los derrotados y oprimidos, desde los que nunca tuvieron voz —aunque quizás tampoco hayan tenido un "programa objetivo". Comprender y hacer la historia desde nuestra América.
16

Cfr.Che Guevara: "Notas para el estudio de la ideología de la revolución cubana". En Obras. La Habana, Casa de las Américas, 1970. Tomo II.pp. 93-94. (Reeditado por Editorial de Ciencias Sociales en 1991).

49

Esa mirada latinoamericana, desde la cual se acerca al marxismo y lo asume como su concepción del mundo, lo lleva a concluir, por ejemplo, en una conferencia a los miembros del departamento de seguridad del Estado cubano, con la siguiente recomendación (tan vigente para nosotros, revolucionarios argentinos): "Como moraleja, digamos de esta charla, queda el que ustedes deben estudiar más a Latinoamérica; yo he notado en general que hoy por hoy conocemos en Cuba más de cualquier lugar del mundo quizás que de Latinoamérica, y eso es falso. Estudiando a Latinoamérica aprendemos también un poquito a conocernos, a acercarnos más, y conocemos mejor nuestras relaciones y nuestra historia"17. El latinoamericanismo del Che no es entonces una muestra de folklore o liturgia populista. Ni tampoco una búsqueda turística del exotismo "típico", tan bastardeado en los tours del imperio. Tiene su raíz en una mirada crítica del marxismo — prolongada, incluso, hasta los mismos textos de Marx y Engels—, cuestionadora de la metafísica materialista del DIAMAT, etapista y productivista, y se expresa consecuentemente en su pensamiento económico y en su práctica política. En la reflexión, pero también en la acción. Fijémonos sino en el terreno que eligió estratégicamente para desarrollar su lucha guerrillera: la Sierra Maestra, las colonias africanas del Congo y Bolivia. Y también en varias de sus intervenciones teóricas. Por ejemplo, en su Discurso de Argel: "La lucha antiimperialista no tiene fronteras", donde denuncia públicamente —como miembro del Estado cubano— el intercambio desigual que las potencias del Este imponían a sus socios menores del Tercer Mundo (denuncia retomada abiertamente por Fidel Castro en su discurso del 23/8/1968). También en el "Mensaje a la Tricontinental", el Che expresa claramente su estrategia mundial centrada en los pueblos de
17

Cfr.Che Guevara: "La influencia de la Revolución Cubana en la América Latina". En Obras. Tomo II. p. 492.

50

Esa misma actitud. no como la barbarie que aun no ha llegado al estadio de la civilización moderna centroeuropea. lo lleva también a criticar regiones teóricas más alejadas de la práctica política pero no menos fundamentales para el hombre nuevo. tres. Allí Guevara pone en discusión la doctrina artística oficial del "realismo socialista" por constituir un "dogmatismo exagerado" y por reducir el presente socialista a un pasado muerto del siglo XIX impidiendo 51 . Desde ese paradigma. sino como "el campo fundamental de la explotación del imperialismo". desconociendo lo que desde Lenin hasta hoy se produjo en el resto del mundo —"la barbarie". Esta última no es una mera invocación propagandista sino una lógica consecuencia de su lectura crítica y descolonizada del marxismo. el Che se preguntaba: “¿Está o no aislado el Vietnam. realizada desde el Tercer Mundo y desde América Latina. haciendo equilibrios peligrosos entre las dos potencias en pugna?”. En este último escrito. África y Asia entendidos ahora. Un descentramiento epistemológico que para nosotros no debería pasar desapercibido. como la estética. resulta imcomprensible su consigna estratégica: "Crear dos. irreverente frente a la caricatura dogmática. luego de cuestionar a la URSS y a China "por la guerra de denuestos y zancadillas comenzada hace ya buen tiempo por los representantes de las dos más grandes potencias del campo socialista". De ahí su llamado a "crear en América Latina el segundo o tercer Vietnam del mundo". muchos Vietnam".América. No olvidemos que la vulgata sustentada en una interpretación unilateral de El Manifiesto Comunista ubicaba siempre en el proletariado europeo —"la civilización"— el eje y el centro de la revolución mundial. superado ya por el propio Marx.

sólo quedaba copiar y repetir. Toda creación era sospechosa. año XXIX. julio-agosto de 1988.Sánchez Vázquez ha intentado mostrar como este cuestionamiento explícito al realismo socialista estaba en perfecta coherencia con su concepción humanista y praxiológica del marxismo. deducir y aplicar. El esquema logicista y apriorista universal no lo permitían.123-128 y también "El socialismo y el Che". En Casa de las Américas N°46. En Casa de las Américas N°169. tanto al DIAMAT como al realismo socialista se extiende entonces a toda la vulgata litúrgica de los manuales que han ocupado en su opinión el lugar de la "Biblia" como texto sagrado e incuestionable.cualquier investigación artística18. Guevara ironiza sobre esta dogmatización del pensamiento teórico diciendo que "por desgracia La Biblia no es El Capital sino el Manual". p. 13. Cfr. Las "deformaciones" del socialismo vislumbradas en sus escritos y discursos décadas antes de la caída del Muro de Berlín se producen según su diagnóstico "porque existe una crisis de teoría y la crisis teórica se produce por haber olvidado la existencia de Marx". Obra Citada. p. También Mariátegui había abierto la puerta permitiendo y alentando una contaminación y entrecruzamiento productivo entre el pensamiento de Marx y las vanguardias artísticas de la década del 20. La mirada crítica. Estaba prohibido de antemano. que interpreta el marxismo como una ideología moderniza18 Cfr. Moral comunista y hombre nuevo Rompiendo definitivamente con la visión materialista vulgar tan presente en pretendidos custodios de "la ortodoxia"."El socialismo y el hombre en Cuba". Sánchez Vázquez: "El Che y el arte". 52 . Esa crisis de teoría que él encontró dramáticamente consolidada en el marxismo "oficial" de su tiempo presuponía también el haber perdido el rumbo y no poder utilizar las herramientas que nos legó Marx para un análisis desde nuestras propias realidades y necesidades. octubre de 1967. He ahí uno de los índices claves de la "crisis de teoría" que denuncia el Che.

Fue precisamente Antonio Gramsci quien más se preocupó por el evidente retraso en el desarrollo de las llamadas "superestructuras" durante la transición socialista. p. y en el tratamiento gramsciano de la revolución socialista como una gran reforma intelectual y moral que “eleve a las almas 19 Cfr. ingenuamente "productivista". pero no será jamás una moral revolucionaria"19.dora unilateralmente asentada en las fuerzas productivas y la producción material. podrá ser un método de distribución. Esa visión dicotómica. recluyendo la conciencia y la moral al mero reflejo de la estructura productiva. Obra Citada. Llamaba a esto 'hecho de conciencia'. sino también de vivir. El evidente desprecio con que los regímenes burocráticos del Este trataron los problemas de la moral revolucionaria y los de la hegemonía le otorgan retrospectivamente la razón a Guevara. conducía en el período de la transición socialista —cuando se discutían las vías estratégicas para llegar al comunismo— a consecuencias trágicas para los revolucionarios anticapitalistas. Guevara considera que "Marx se preocupaba tanto de los factores económicos como de su repercusión en en el espíritu. Entrevista concedida a Express. En ningún momento el Che aceptaba la habitual visión dicotómica que confundía la célebre metáfora edilicia ("estructura-superestructura") del prólogo de 1859 a la Contribución a la crítica de la economía pólítica con una explicación acabada de la totalidad social. 53 . Si el comunismo se desinteresa de los hechos de conciencia. Esta preocupación común entre Guevara y Gramsci —aun reconociendo el vocabulario menos rico y más simple que el argentino empleaba en comparación con el del italiano— se puede encontrar en el énfasis que el primero puso en el desarrollo del comunismo como una nueva moral y una nueva manera.Guevara: "El comunismo debe ser también una moral revolucionaria". 243. no sólo de distribuir la riqueza social.

El Che. la perspicacia de aquellas advertencias iniciales de Gramsci y del Che se han vuelto más actuales que nunca. que no por grosero se torna menos efectivo. estrechamente ligados con los de la conciencia. Hay que convencer a todos y en todo momento que el socialismo es a lo sumo una bella idea pero absolutamente impracticable. Sin atender en primer lugar a los problemas de la ideología. de una nueva subjetividad histórica —que eso y no otra cosa es su "hombre nuevo"— son esenciales para la construcción de una sociedad cualitativamente distinta a la mercantil capitalista. Para Guevara. de una nueva hegemonía y en definitiva. El único modo posible de vivir es el de Hollywood. No ahora que están a la vista sino en los momentos de "auge económico" y triunfalismo político. McDonald´s y Beverly Hills. que probablemente ni se haya imaginado la fragilidad y rapidez con que desapareció el mundo y las potencias del Este.simples” y construya —junto a las transformaciones económicas y políticas— una nueva hegemonía y una nueva cultura. los problemas de la cultura. no son un mero reflejo pasivo y secundario de la producción material ni un apéndice subsidiario de la "locomotora económica" de las fuerzas productivas. El régimen capitalista ejerce mediante sus complejos de industria cultural un bombardeo sistemático sobre las conciencias. En tiempos como los nuestros. Más allá esta "el enemigo". Por el contrario. los problemas de la nueva cultura. los valores y la cultura jamás habrá socialismo. no se había equivocado al señalar los peligros. cuando la guerra entre los poderosos y los revolucionarios ha tomado como terreno de disputa a la cultura. Un proyecto todavía por realizar. Había que ver lejos y él lo 54 . aquellos "chicos malos" contra los cuales peleaba el Pato Donald hace 30 años en las historietas de Disney. de los nuevos valores.

el análisis humanista del Marx juvenil. pensaba más como filósofo y. En El socialismo y el hombre nuevo. 2003. fragmento reproducido como bibliografía seleccionada bajo el título “Sobre la conciencia comunista y el trabajo voluntario” en nuestra Introducción al Pensamiento Marxista. junto a la consideración de los procesos productivos. p. Bs. aunque sin el rigor científico de El Capital"20.. Si esta es la visión global de Guevara sobre el joven Marx. está basado en la lectura de los Manuscritos de 1844. No por genialidad sino porque había utilizado las herramientas metodológicas del marxismo de manera creadora.hizo. Su apasionado rescate del Marx humanista que prioriza el tratamiento de los "hechos de conciencia". la exposición del Che en el Ministerio de Industrias correspondiente al 21/XII/1963. sin los moldes de la cristalización mental. Obra citada. La Rosa Blindada. pero delinea ya la dirección en la que se moverá su pensamiento maduro. sostiene Guevara que "incluso en su lenguaje el peso de las ideas filosóficas que contribuyeron a su formación se notaba mucho. No obstante Marx estaba en la plenitud de su vida. ya había abrazado la causa de los humildes y la explicaba filosóficamente..As. y sus ideas sobre la economía eran más imprecisas. Agregaba entonces que en los Manuscritos Marx ". por tanto. Refiriéndose a los Manuscritos. se refería más concretamente al hombre como individuo humano y a los problemas de su liberación como ser social". Véase. tomista o neokantiano. en el mismo sentido.. no cambiará su óptica cuando se refiera a la madurez y a su elaboracióin científica: "En El Capital Marx se presenta como el economista científico que analiza minuciosamente el carác20 Cfr. Si bien es cierto que la corriente historicista de la praxis rechazaba todo humanismo especulativo de corte existencialista. 270. Es decir que en su óptica la problemática filosófica del joven Marx carece del instrumental científico que aportará la investigación de El Capital.Guevara: "Sobre el sistema presupuestario de financiamiento". 55 . al mismo tiempo rescataba junto a la construcción científica de El Capital.

Con respecto a la conciencia.el peso de este monumento de la inteligencia humana es tal que nos ha hecho olvidar frecuentemente el carácter humanista (en el mejor sentido de la palabra) de sus inquietudes. La mecánica de las relaciones de producción y su consecuencia. ¿Portadores y soportes o sujetos de la historia? Guevara inferirá entonces que "el hombre es el actor conciente de la historia. la lucha de clases oculta en cierta medida el hecho objetivo de que son los hombres los que se mueven en el ambiente histórico". en el período específicamente histórico del tránsito del capitalismo al socialismo.. que engloba la de su ser social. En su opinión. Sin esta conciencia. estos mecanismos terminarán a la larga por corroer desde dentro el sistema socialista (como 56 . el consumismo y la competencia. Althusser sabía de qué se trataba. que son los que apuntan a su desarrollo. Aquí está conjugado y resumido el eje que explica la acusación que Louis Althusser le dirige en Para leer El Capital. Una vez caracterizado el corpus teórico de la madurez como "científico" Guevara insiste en diferenciarse de las lecturas neopositivistas del marxismo afirmando que ". Así se comprende.ter transitorio de las épocas sociales y su identificación con las relaciones de producción". su rechazo a utilizar "las armas melladas del capitalismo" como las palancas del interés material sobre todo individual . también. Aquí debemos recalcar dos núcleos conceptuales regularmente presentes en los escritos guevaristas: (a) El énfasis depositado en la conciencia y (b) La postulación de que son los hombres quienes hacen la historia. no puede haber comunismo". Guevara insistirá permanentemente en su importancia estratégica. Sí. De ahí su preocupación central por los incentivos morales y por el trabajo voluntario..

quienes sólo serían un resultado de una mecánica "objetiva". Herencia que no siempre está afuera sino también dentro de todos nosotros.ya le estaba sucediendo en su opinión a Yugoslavia y Polonia en los 60) y como posteriormente pudimos advertir con el bochornoso derrumbe de los años 90. según la cual "los hombres son los que hacen la historia". la teoría social no puede reposar en el concepto teórico de "los hombres" o del sujeto. 131. El capitalismo nunca se derrumbará. Las versiones menos refinadas de los antiguos manuales soviéticos y sus recurrentes análisis economicistas y catastrofistas se asientan en la misma matriz teórica: la contradicción entre fuerzas productivas y relaciones de producción operaría independientemente de la voluntad y conciencia de los hombres. 57 . Polemizando una vez más con esa visión tradicional y "oficial" del marxismo. está obviamente enfrentada a las tesis de Althusser quien critica a Gramsci por sostener exactamente el mismo planteo21 . En el reconocimiento de esa "objetividad" — al margen de la praxis y de la lucha de clases— residiría justamente. p. La objetividad de su correspon21 La teoría del valor. Con respecto a la segunda hipótesis. como en sus teorías económicas y de gestión para el período posrevolucionario. análogo a la astucia de la razón hegeliana. Para Althusser. Louis Althusser: Para leer El Capital. pues eso equivaldría a idealismo. Obra Citada. hay que derrocarlo. el verdadero "motor de la historia". el mercado y el plan Cfr. el materialismo y la cientificidad de esta teoría. hay que seguir luchando ininterrumpidamente contra su herencia. La contradicción entre fuerzas productivas y relaciones de producción no es mecánica. tanto en sus teorizaciones sobre la construcción de una fuerza revolucionaria en el período de lucha previo a la revolución. Una vez derrocado. Guevara le dará máxima importancia a la conciencia y a la política.

inclusive hasta el arte y la estética) en una estrecha relación con la política. cobran cuerpo en la problemática precisa de la economía política. Sin praxis. Fue un pensador político pero también un estratega y un táctico. Retomando una vieja tradición de los clásicos del marxismo. como si se tratara de una fruta madura. el determinismo. En el período de transición al socialismo. sin ocupar el papel de espectadores pasivos ante un proceso natural. Esa intervención en la transición se realizaría. Su lectura precisa y minuciosa de los escritos marxianos le permitirá construir un sistema teórico "científico y no apologético". sin “ensuciarse” con el descenso a los problemas prácticos de la transición. dirigir la economía planificadamente acelerando o desacelerando e interviniendo activamente en el devenir. con el tratamiento de las grandes cuestiones filosóficas. el tiempo libre. a través del plan cuya teorización está en estrecha conexión con su marxismo praxiológico y activista. El Che no se conforma. según el Che. la economía y la his58 . en el plano de la gestión económica. De esta manera su concepción general acerca de la historia. Guevara reubica los principales problemas de la filosofía (la libertad. desde la política y el poder. Las fuerzas productivas no necesariamente tienen que arrastrar como una locomotora a los vagones de las relaciones de producción. el trabajo.dencia nunca opera automáticamente sino que depende de la lucha de clases y de las relaciones de fuerzas. la objetividad es ciega. únicamente. No es de revolucionarios el sentarse a esperar que pase el cadáver del imperialismo por la puerta de casa ni que a continuación caiga "naturalmente" el socialismo en nuestras manos. la conciencia. destinado a explicar los procesos históricos de transición. los revolucionarios pueden. la sociedad y el hombre. la alienación.

sustentadas a su vez en teorías de economía política (la fundamental en discusión fue la ley del valor y su papel en la transición al socialismo) que se inscriben en problemáticas más abarcativas como las del materialismo histórico (focalizada en la relación de fuerzas productivas y relaciones sociales de producción en una revolución del Tercer Mundo subdesarrollado). que Marx no había previsto un período de transición en un país subdesarrollado y. El Che expuso su propia concepción acerca del mejor sistema de dirección económica en la transición socialista en forma polémica.. Para él esta categoría no remite a las ne59 . el valor es la relación entre los limitados recursos disponibles y las crecientes necesidades del hombre") y al profesor Charles Bettelheim.toria.. en segundo lugar. el antiburocratismo y la separación entre el partido y la administración económica. Su argumentación en la célebre polémica de los años 1963-1964 se apoya en esa articulación. Aparentemente surgida por problemas de economía práctica (el papel de los costos de producción) la polémica puso en el tapete cuestiones más generales como los de la política económica (en la que está inserta la economía práctica). Engels y Lenin no alcanzaban). el Che defendió una concepción historicista del valor. en primer lugar. Reconociendo. Cuestionando al comandante Alberto Mora (quien sostenía que ". Guevara propuso el Sistema Presupuestario de Financiamiento (SPF). Éste estaba centrado en la planificación racional y regulación a priori de la producción y distribución social. que no existía hasta ese momento una teoría marxista sistemática de la transición (los aportes realizados por Marx. También se apoyaba en la negación de la autonomía financiera de las empresas y del predominio del estímulo mercantil material.

La Habana. los términos "a priori" y "a posteriori" remiten a la secuencia respectivamente anterior o posterior a la producción y el intercambio. Como parte de esa regulación apriori se encuentran los precios. control y equilibrio a posteriori y por tanteos. aunque siempre teniendo en cuenta los equilibrios globales. no se puede controlar —la economía marcha entonces en forma automática. "Marx identifica la idea de valor con la de trabajo abstracto" y si en la transición rigiera esta ley. 22 60 . Si la distribución es posterior.. El valor.cesidades humanas (el capitalista no produce para satisfacer necesidades. mientras que el plan presupone regulación. Uno de sus colaboradores en el Ministerio de Industrias nos contaba: “Al respecto el Che tenía un chiste sumamente ilustrativo: cuando todo el mundo fuera comunista habría que mantener capitalista a Andorra. Éstos no debían convertirse en la transición socialista simplemente en la expresión monetaria del valor de las mercancías. escribe Marx en El Capital— y se desperdicia trabajo social. y corregir la situación por tanteos sucesivos". entonces. esa regulación a posteriori y por tanteos que es el mercado. ". sino para valorizar el capital produciendo plusvalor) ni a las fuerzas productivas o a la naturaleza. conduce de nuevo al capitalismo. trabajo abstracto y fetiche constituyen una trilogía absolutamente inseparable. control y equilibrio apriori. violando la ley del valor. implica regulación. según la cual se distribuye el trabajo social global de una sociedad. Conversación [no grabada] con Enrique Oltuski. y por lo tanto. no válido para la transición al socialismo. Para él. "de manera fetichista". Por el contrario. el Che pensaba que la planificación racional podía modificarlos para privilegiar determinadas ramas productivas sobre otras —en función de las necesidades sociales—. 11/II/1999. es decir. como si tuviera vida propia. De manera que. En la teoría marxista del valor. dirigidos consciente y racionalmente22.. según Guevara.. a posteriori nuevamente.tendríamos que empezar a estudiar minuciosamente los puntos flojos para tratar de tomar medidas prácticas.. para así saber cuáles eran los precios reales”. Valor. De ahí que postulara la relación entre mercado y plan como contradictoria y antagónica. sino al trabajo abstracto inserto en relaciones sociales de producción históricamente específicas del modo de producción capitalista.

Yugoslavia y en las reformas económicas en la URSS. Toda su artillería teórica la enfoca contra el llamado "socialismo de mercado". hoy este "socialismo con mercado" es reivindicado como bandera de “renovación antidogmática” del marxismo por importantes sectores de la intelectualidad progresista. Se identifica falsamente planificación con stalinismo. realiza y controla la producción. basado en la autogestión financiera y el estímulo material individual con las consecuentes pérdidas de conciencia social. al menos desde la epistemología crítica y desde los valores revolucionarios. ahora hay quien dice 61 . Como los partidarios del mercado se apoyaban en el Lenin de la NEP (Nueva Política Económica). una de las piezas claves que nos permiten aprehender el pensamiento de este revolucionario argentino como una auténtica alternativa teórico-política al sistema euro-oriental. Guevara sostuvo: "El Lenin de los años 20 es tan sólo una pequeña parte de Lenin. de donde se deduce que el mercado —y el valor que lo rige— se tornan categorías ahistóricas. Este tipo de "socialismo" ya se aplicaba experimentalmente en aquella época en Polonia. eternas e insuperables. Paradójicamente. con vistas al más eficaz resultado de reproducción social de las relaciones socialistas.El plan es concebido por él como la acción de la voluntad del hombre que consientemente elabora. Un proyecto sumamente endeble. la distribución del trabajo en las distintas ramas y la relación entre acumulación y consumo. quizá. Las críticas que el Che Guevara desarrolla públicamente —más de dos décadas antes de la estrepitosa caída del Muro de Berlín— a este tipo de "socialismo" y a las consecuencias a las que conducía (claramente identificables hoy en día) son. Una vez me atreví a decir que había tres Lenin. a pesar del evidente fracaso en ese sentido de la URSS. porque Lenin vivió mucho tiempo y estudió mucho.

que no serían tres sino dos. Es un hecho que entre el Lenin de El Estado y la revolución y de El imperialismo, etapa superior del capitalismo y el Lenin de la NEP hay un abismo"23. En su opinión, Lenin era un político y por lo tanto debía hacer concesiones. La NEP era una de ellas, aunque los partidarios del "cálculo económico" la tomaran como una salida estratégica, como un modelo ideal, abstrayéndola de la situación histórica en la que se produjo. El "Sistema Presupuestario de Financiamiento" expuesto por Guevara se oponía al sistema de la "autogestión financiera de las empresas" o "cálculo económico", tal como se practicaba en la época en Yugoslavia, Polonia y parcialmente en la URSS. Este último sistema era defendido teóricamente por Charles Bettelheim y postulaba, retomando la tradición de Stalin, la vigencia del mercado, el dinero y la ley del valor, aún en el período de construcción del socialismo. Los planteos económicos del Che estaban en consonancia con su humanismo teórico pues, en su óptica, la ley del valor implicaba el sometimiento y la dirección de "un frío ordenamiento y un cordón umbilical invisible" que unía el mercado al hombre enajenado. Este último, subjetividad disciplinada y heterónoma, ve regida su vida por las leyes de capitalismo que son ciegas para el común de la gente y que constituyen una verdadera "jaula invisible"24, donde efectivamente los hombres dejan de ser sujetos activos para transformarse en simples efectos de procesos que se han vuelto autónomos y que no controlan. Padre de la criatura, el hombre termina convirtiéndose en su hijo. Frankestein escapa al control y asume el timón. El mercado y el valor no aceptan compartir el mando. A la larga, terminan dirigiendo sólo ellos.
23 En El socialismo y el hombre nuevo. Obra Citada. p. 71. Véase la exposición del Che en el Ministerio de Industrias correspondiente al 5/XII/1964, fragmento reproducido como bibliografía seleccionada bajo el título “Polémicas en un viaje a Moscú” en nuestra Introducción al Pensamiento Marxista. Obra citada. 24 Cfr. Ernesto Guevara: "El socialismo y el hombre en Cuba". pp. 6 y 12.

62

Esta jaula invisible de las leyes mercantiles presupone altas cuotas de irracionalidad, fetichismo y alienación. Por eso la importancia que él le otorga a la lucha por ir eliminándolas, para poder someter el proceso de producción e intercambio al control racional y consiente de los seres humanos, quienes realizando el trabajo por resolución interna y no por "necesidad de venderse como mercancías", crean la posibilidad de liberarse de la enajenación. La gran apuesta del socialismo debe ser desalienante y liberadora. Utópico y peligroso Cuatro años más tarde, en 1968 —con el Che ya asesinado en Bolivia—, Charles Bettelheim vuelve a la carga con la polémica. En esta nueva ocasión, la discusión teórica lo enfrentó con el economista de la izquierda norteamericana Paul Sweezy, célebre fundador y director de la revista marxista Monthly Review. En esa oportunidad, el profesor francés volvió a insistir con las mismas tesis que le opuso al Che en el debate económico de La Habana. Pero esta vez agregó algo nuevo. Desarrolló, ahora en forma explícita, las acusaciones hasta entonces elípticas contra Guevara que Louis Althusser había sugerido, por lo bajo, en Para leer El Capital. En ese nuevo debate de 1968, Bettelheim – ya por entonces partidario de la revolución cultural china, en la singular óptica que tenían de ella los círculos del PC francés cercanos al althusserianismo—, sostenía que “los discursos de Fidel y los escritos del Che” expresan “una fracción radicalizada de la pequeño burguesía”. Ambos son “utópicos y peligrosos”. La lucha por la desaparición de las relaciones mercantiles y el dinero en el socialismo es “un mito”. Toda la operación teórica de oponer la planificación al mercado conduce, inexorablemente, a “efectos de oscurecimiento ideológico”25.
25 Cfr. Charles Bettelheim: “Respuesta a Paul Sweezy”, [15/XII/1968]. En Paul M. Sweezy y Charles Bettelheim: Algunos problemas actuales del socialismo. Madrid, Siglo XXI, 1973. pp. 28-35.

63

Este abanico de impugnaciones, realizado no por un principiante exaltado que recién se inicia sino por un profesor maduro que había alcanzado alto vuelo en el dominio de la teoría marxista, expresa hasta qué punto, aun después de la muerte del Che, su humanismo historicista no podía ser digerido por la petrificación de la ortodoxia. Su actividad política y la reflexión teórica que la fundamentó se habían convertido en una herejía “utópica”. El marxismo revolucionario de Ernesto Guevara continuaba incomodando a la cultura de la izquierda establecida. Su pensamiento radical resultaba demasiado “peligroso” e inclasificable. Seguía siendo un subversivo.

64

LA CRÍTICA DEL CHE A LA ECONOMÍA POLÍTICA Un comentario a los Apuntes críticos a la economía política26 ¿Ética romántica contra el marxismo? En la historia del socialismo mundial pocos revolucionarios han sido tan admirados y queridos como el Che Guevara. Hasta en el último rincón del mundo su figura es convocada para acompañar las rebeldías más diversas. No obstante este atractivo, creciente año tras año, el Che ha generado al mismo tiempo desprecios, odios, sospechas y condenas. No sólo entre sus enemigos históricos —el imperialismo norteamericano y las burguesías locales de América Latina— sino también en las propias filas del movimiento socialista. Entre estos últimos desprecios y condenas, los más célebres han girado en torno a las acusaciones de “idealista”, “subjetivista”, “aventurero” y, fundamentalmente, “romántico”. Sí, romántico. Desde las catedrales socialdemócratas hasta las stalinistas, sin olvidarnos tampoco de algunos exponentes maoístas, trotskistas e incluso de la autodenominada “izquierda nacional” argentina, más de una vez el Che Guevara ha sido rechazado por su “romanticismo”. Sospechoso por no poder ser encasillado en ninguna de estas cristalizaciones y “ortodoxias” y, además, por haber hablado y escrito en voz alta sobre los problemas prácticos y teóricos de la revolución y el socialismo desde un país del Tercer Mundo, el mensaje rebelde de Guevara debió soportar durante demasiado tiempo la incomprensión y el silencio sistemático. Se lo respetaba, sí, y se lo llegaba a admitir en el panteón socialista, pero sólo a condición de prescindir de su radicalidad política y congelarlo
26

Este texto fue originariamente publicado en la revista Contexto latinoamericano [editada por Ocean Sur]. Revista de Análisis político Nº5, octubre de 2007. pp. 183-200. Fue traducido al francés y publicado en el libro colectivo Che plus que jamais [compilador y presentador Jean Ortiz]. Biarritz [Francia], Atlántica, 2007. pp. 17-40.

65

como un mártir. Su supuesta “ingenuidad política” —aquella que lo alejaba de la realpolitik, la razón de Estado, el pragmatismo y el oportunismo— era el pasaporte ideológico que lo disculpaba ante funcionarios y burócratas institucionales. Según esta versión ampliamente difundida en las biografías mercantiles que hoy inundan shoppings y supermercados, su romanticismo ético correría parejo con su ignorancia y desconocimiento de la teoría marxista. Por vías tan distintas pero convergentes —las del mercado y la burocracia— la herejía comunista radical de Guevara intentó ser ocultada o, al menos, neutralizada. Dentro de las muchas aristas que nutrieron ese proceso de lucha ideológica dirigido a aplacar el corazón libertario del marxismo revolucionario merece destacarse el vínculo entre ética comunista y crítica de la economía política en el pensamiento del Che Guevara. ¿Ética y/o economía política? En la mayor parte de las críticas al Che Guevara, supuestamente “ortodoxas”, reaparece, una y otra vez, la misma hipótesis. El Che sobredimensionaría la ética (y los problemas de la subjetividad a ella asociados) por desconocer la primacía histórica de las “leyes económicas objetivas”. Este desconocimiento se debería —siempre para esta versión vulgar de su pensamiento— a dos razones: (a) su voluntarismo y (b) su ignorancia de la economía en tanto ciencia positiva. ¿Cuál es el presupuesto básico subyacente que premoldea este tipo de hipótesis de lectura? Pues que en la visión marxista de la sociedad sería posible escindir la objetividad de la subjetividad, la economía de la política, el “imparable desarrollo de las fuerzas productivas” de la lucha de clases. Para expresarlo en el lenguaje del joven Lukács o de Antonio Gramsci, el objeto del sujeto.
66

Como la mayoría de los ataques contra el Che (provenientes de diversas ortodoxias, hoy alicaídas pero sobrevivientes) destacaban el voluntarismo y el romanticismo de Guevara por sobre su concepción de la historia y la sociedad, bien valdría la pena detenernos en esta última dimensión de su pensamiento para poder calibrar con seriedad el lugar teórico central que en él juega la ética. Lejos de cualquier “ignorancia” en materia económica o de cualquier desconocimiento en cuestiones científicas, el ángulo prioritario y central que el Che Guevara otorga a la ética, a la satisfacción por el deber cumplido y su reconocimiento social como mayor estímulo moral, a la creación permanente del hombre y la mujer nuevos, a la subjetividad y la conciencia comunista, se asienta en un detallado y obsesivo estudio de la concepción materialista de la historia y de la crítica marxista de la economía política.27 La concepción general del marxismo del Che abarca una singular interpretación de la concepción materialista de la historia aplicada a la transición socialista, pasando por un modelo teórico que enseña el funcionamiento y desarrollo de la economía de un país que pretende construir relaciones sociales distintas del capitalismo hasta llegar a una serie de realizaciones prácticas, coherentes entre sí, de política económica. Los niveles de la reflexión del Che acerca de esa concepción general giran en torno a dos problemas fundamentales. En primer lugar: ¿es posible y legítima la existencia de una economía política de la transición? En segundo lugar: ¿qué política económica se necesita para la transición socialista? Las respuestas para estos dos interrogantes que se formula el Che permanecen abiertas, aún hoy en día, 40 años después. No sólo para el caso específico de Cuba sino también para todos los marxistas a nivel mundial.
27

Sobre los estudios sistemáticos de Guevara véase nuestra entrevista a Orlando Borrego: Che Guevara lector de El Capital.

67

Intentando dar respuestas a esas inquietantes preguntas, el Che elaboró un pensamiento sistemático de alcance universal (no reducido a la situación cubana, como sugerían algunos soviéticos, argumentando la trivialidad de que “Cuba es un país pequeño, mientras la URSS es una país grande”, como si eso demostrara algo en el terreno científico de la economía política), estructurado en diversos niveles. Si desagregamos metodológicamente su reflexión teórica, el Che nos dejó: (a) una reflexión de largo aliento sobre la concepción materialista de la historia, pensada desde un horizonte crítico del determinismo y de todo evolucionismo mecánico entre fuerzas productivas y relaciones sociales de producción; (b) un análisis crítico de la economía política (tanto de los modelos capitalistas desarrollistas sobre la modernización que por entonces pululaban de la mano de la Alianza para el Progreso y la CEPAL como de aquellos otros consagrados como oficiales en el “socialismo real”, adoptados institucionalmente en la URSS); (c) un pormenorizado sistema teórico de política económica, de gestión, planificación y control para la transición socialista: el Sistema Presupuestario de Financiamiento (SPF). En la reflexión del Che Guevara, tanto (a), como (b) y (c) están estructurados sobre un subsuelo común. Los tres niveles de análisis (que en él fueron al mismo tiempo práctica cotidiana, no sólo discurso teórico) se enmarcan sobre un horizonte que los engloba y a partir del cual adquieren plenitud de sentido. Ese gran horizonte presupuesto es el proyecto político del Che: para continuar con la enumeración previa, podríamos bautizarlo aleatoriamente como nivel (d).
68

Es entonces (d), el proyecto político del Che, antiimperialista y anticapitalista, de alcance mundial y no reducido a la Revolución Cubana, el que nos permite inteligir la racionalidad de (a), (b) y (c). Para el Che Guevara, sin proyecto político no tiene sentido entablar discusiones bizantinas y meramente académicas sobre la concepción materialista de la historia. Sin proyecto político, no vale la pena esforzarse por cuestionar los modelos económicos falsamente “científicos” que obstaculizan el desarrollo del pensamiento crítico acerca de las relaciones sociales. Sin proyecto político, carece igualmente de sentido cualquier debate en torno a las diversas vías posibles de política económica durante el período de transición al socialismo en una revolución anticapitalista del Tercer Mundo subdesarrollado y dependiente. Como también le sucedió a Marx y a sus mejores discípulos, en el Che es la praxis política la que motoriza la reflexión teórica, incluso cuando se interna por los más escarpados y abstractos vericuetos de la teoría marxista del valor. La raíz última de esa concepción general (incluyendo desde (a) hasta (d) es, precisamente, una visión ética y antropológica del ser humano como criatura inacabada y en proceso permanente de (auto) superación. Tomando en cuenta que la pregunta central de la ética filosófica —por lo menos desde los griegos hasta Kant— ha girado en torno al interrogante sobre “¿qué debo hacer?”, la reflexión ética guevarista intenta responderlo desde la filosofía de la praxis. Para el Che el deber moral no es una norma universal y vacía, sino un mandato histórico y social que emerge de la lucha de clases y de los valores construidos en su compleja dinámica. Quizás uno de los textos más expresivos, en este sentido, sea su inigualable discurso “¿Qué debe ser un joven comunista?” Como sus reflexiones en torno a la enajenación (en tanto principal obstáculo para la creación de una nueva sociedad),
69

al hombre nuevo y a los estímulos morales han sido largamente transitados y son ampliamente conocidos, en este escrito focalizaremos el análisis en el otro polo de la ecuación que articula junto a la política el conjunto del pensamiento teórico del Che: su crítica de la economía política. Este aspecto resulta muchísimo menos estudiado. Además, allí se encuentra el talón de Aquiles de las impugnaciones antiguevaristas, tanto las que beben de las antiguas ortodoxias como aquellas que se nutren últimamente de la biografías mercantiles. Sólo indagando en esa perspectiva del pensamiento de Che se podrá alcanzar una idea plenamente acabada de la dimensión ética que tiñe su cosmovisión totalizante del comunismo como “hecho de conciencia” y como “moral revolucionaria”. Si durante años debimos reconstruir de manera indirecta su concepción crítica de la economía política a partir de las actas de las reuniones del Ministerio de Industrias y de sus artículos en “el gran debate” de los años 1963 y 1964 sobre la concepción del valor, el cálculo económico y el Sistema Presupuestario de Financiamiento, hoy contamos con una fuente directa de valor incalculable sus Apuntes críticos a la Economía Política28 . Los planes de estudio para la crítica de la economía política Estas notas de Guevara aportan una dimensión escasamente transitada y atendida: su pensamiento en el terreno específico de la economía política. Aquí aparece, en primer plano, lo que siempre se supuso: sus críticas abiertas y contundentes al camino emprendido por la Unión Soviética para construir el socialismo.
28 El siguiente texto acerca de las notas críticas y borradores del Che sobre el Manual de Economía Política de la Academia de Ciencias de la URSS adopta como referencia para sus reflexiones y comentarios la reciente publicación del material inédito del Che, aparecido en el volumen titulado Apuntes críticos a la Economía Política. La Habana-Melbourne, Ocean Press, 2006.

70

No clausuran las discusiones y los problemas con un slogan y una afirmación de fe tranquilizadora. ya que en ella se citan todos los libros leídos por el Che a partir de ediciones italianas (en un típico gesto eurocéntrico…) en lugar de reproducir los datos y fragmentos de las ediciones originales utilizadas por Guevara. Véase Ernesto Che Guevara. Tanto el plan de la carta a Hart. pero no los resuelven. si se tiene en cuenta su corta y afiebrada vida. venía la discusión sobre la teoría del imperialismo. permiten indagar en la búsqueda teórica del Che. ya sea sobre economía política –en los Los Apuntes críticos a la Economía Política. Feltrinelli. (Agradecemos a Tristán Bauer. como el texto Apuntes críticos a la Economía Política. tomando como base su versión original. el comunismo y el hombre nuevo29. Milan. presentan problemas. 1998. En Italia se han publicado. en una edición que deja muchísimo que desear. sino que apuestan a la incomodidad del revolucionario. el esbozo se cerraba enunciando los problemas del socialismo. Ambos planes de estudio constituyen los principales antecedentes del gran plan bosquejado en los cuadernos de notas de lectura. se explayaba sobre la teoría de la transición al socialismo y. Carolina Scaglione y Agustín Prina por habernos acercado este texto italiano). 71 . 29 Estas notas de Bolivia todavía están inéditas en español. pero esa investigación permanece aún inédita. Una búsqueda “madura”.Los Apuntes críticos a la Economía Política. Ambos dejan cuestiones abiertas. finalmente. al igual que la carta enviada desde Tanzania a Armando Hart Dávalos en diciembre de 1965. Luego. transcripciones y apuntes redactados por el Che en Bolivia [Cuadernos de notas que iba escribiendo en forma paralela al célebre Diario de Bolivia]. ya sea sobre filosofía –en la carta de Tanzania—. prima de morire. Ambos textos condensan planes de estudios. Nosotros hemos realizado un extenso estudio preliminar del mismo (que ocupa casi el doble de los propios escritos del Che). Este último plan –dividido en cinco grandes segmentos— comenzaba por los modos de producción precapitalistas y el problema del método dialéctico marxista. A continuación. Seguía con la teoría marxista del capitalismo (donde el Che hacía una síntesis de El Capital de Carlos Marx). Appunti e note di lettura [Apuntes y notas de lectura].

los cuadernos de Apuntes críticos a la Economía Política son algunas de esas “ideas”. La Rosa Blindada. Siglo XXI. 1987. p. por desgracia. incluidos argumentos peligrosamente capitalistas” 30. el Che le escribe a su compañero y ayudante Orlando Borrego acerca de esta tarea. Deberíamos preguntarnos: ¿“Herejía” con respecto a qué? ¿Cuál es la “ortodoxia” que pretendía cuestionar y poner en discusión. Nada más. Por lo tanto. a su regreso de una visita a la Unión Soviética. se produjo una situación muy violenta.. eso era una Biblia. al menos. México. El Che no dejó un tratado sistemático sobre el asunto. Cfr. fragmento reproducido como bibliografía seleccionada bajo el título “Polémicas en un viaje a Moscú” en nuestro libro Introducción al Pensamiento Marxista. 2003. No debemos olvidar que. Esta es la imagen que el Che tiene de sí mismo. 69. un año y medio antes de redactar estos manuscritos en Praga (Los Apuntes críticos a la Economía Política). Véase la exposición del Che en el Ministerio de Industrias correspondiente al 5/XII/1964.. en forma “osada”? En ese sentido. 30 72 . al texto oficial de la URSS en la materia.No casualmente. Ernesto Che Guevara: En El socialismo y el hombre nuevo. el Manual –ya que. el Che les había planteado a sus compañeros del Ministerio sobre ese viaje que: “Por cierto cuando empezamos a discutir (en la URSS). La Biblia no es El Capital sino el Manual— y venía impugnado por varias partes. a través de su compañera Aleida –que lo visita en Praga: “Estoy pensando en iniciar un trabajito sobre el Manual de Economía de la Academia. el Che se autodefine y caracteriza todo su emprendimiento de lectura crítica del Manual con las siguientes expresiones: “nuestra herejía” y “nuestra osadía”. no deberían eludirse los siguientes núcleos temáticos: En primer lugar. resulta sintomático que haya tomado como objeto de crítica.] Está sólo a nivel de idea”. Buenos Aires. Entre los múltiples aspectos que podrían destacarse en estos Apuntes críticos a la Economía Política creemos que. Ni siquiera en los cuadernos de notas de Bolivia. pero no creo que pueda acabar [. justamente.

pero también como la obra de dos “genios científicos” y de dos “revolucionarios exaltados” (Marx y Engels).. intenta contextualizar y demarcar las condiciones históricas de este cuestionamiento y de esta “herejía”. destacando ambas dimensiones al mismo tiempo. científico puro y revolucionario”. ciencia y política en los fundadores de la filosofía de la praxis. El Manual lo había reemplazado. Retoma. en este sentido. Por contraposición con la dimensión crítica que él encuentra en El Capital. sino más bien social y político). Al punto tal. Si en la polémica de 1963 y 1964 había caracterizado a El Capital de Marx como un texto “humanista (en el mejor sentido de la palabra)”. despectivo. desde la óptica política de los pueblos del Tercer Mundo. Cuando en Praga. en Los Apuntes críticos a la Economía Política.. cuando analizaba el problema del método dialéctico. en el plan teórico elaborado en Bolivia. que ya no leían El Capital de Carlos Marx. junto con los problemas prácticos del capitalismo y de la transición al socialismo. el Che anotó: “Marx.Ya desde ese viaje a la URSS. el Che califica a la “ciencia económica marxista” de su época como simple “apologética” —un término. Por eso. La Revolución Cubana se inscribía en ese horizonte (no tanto geográfico. Guevara sostiene explícitamente que su tarea crítica la emprende “desde el subdesarrollo”. sus aprecia73 . Guevara se había quedado preocupado —¿quizás obsesionado?— por la importancia desmedida que los soviéticos atribuían al Manual de Economía Política de la Academia de Ciencias. obviamente. Su meta consistía en pensar los problemas teóricos de El Capital. en estas notas de 1966 el Che lo aborda como un texto crítico de la economía política. A Guevara no se le pasaba por alto la inseparable unidad de teoría.

que dicha doctrina — conocida en aquella época como la “coexistencia pacífica” entre los dos grandes sistemas— constituye un “oportunismo de poca monta”. Por otra parte. El Che. Esta amarga caracterización constituye. Guevara define la doctrina kruscheviana de “cooperación pacífica entre los pueblos” como “una de las tesis más peligrosas de la URSS”.ciones ya expresada en el racconto de sus polémicas en Moscú. en lo que se refiere al estado interno de la formación social soviética en 1966. Más allá de todos los pliegues y detalles de las anotaciones críticas del Che. No se detiene allí. su apreciación no es menos taxativa. advierte Guevara. la principal consecuencia política de los escritos del Che en Praga. en estas notas vuelve a aparecer la – 74 . sin duda alguna. Al igual que en su carta inédita a Armando Hart de 1965. Advertencia formulada un cuarto de siglo antes del bochornoso derrumbe que la vio desplomarse sin dignidad ni decoro. cuando se quejaba diciendo que “existe una crisis de teoría y la crisis teórica se produce por haber olvidado la existencia de Marx”. sintetizados en Los Apuntes críticos a la Economía Política. También agrega. en cuanto al cuestionamiento central de la política exterior del Estado soviético. cuando la roja bandera del socialismo había sido ya desplazada por la enseña gris de la burocracia y la mediocridad. Stalin y Mao en los Apuntes críticos a la economía política En esa entusiasta impugnación guevarista de la política estratégica soviética frente al imperialismo se inscribe su referencia a Stalin y Mao. lo cierto e innegable es que ellas encierran un núcleo político fundamental. La Unión Soviética “está regresando al capitalismo”. terminante.

Guevara define a la época de Stalin como un “dogmatismo intransigente”. puede corroborarse si se comparan estos Apuntes críticos a la Economía Política. mientras que. Por ejemplo.] Es necesario antes que nada demoler la antigua superestructura por la revolución para que las antiguas relaciones de producción puedan ser abolidas”31. el Che califica la política kruscheviana como un “pragmatismo inconsistente”. Mao se queja de que los soviéticos no toman en cuenta la superestructura cuando analizan la transición al socialismo. Una y otra vez. Es muy probable que esto se explique —al menos. con las notas de Mao Tse-Tung de 1960. al binomio Stalin-Mao. 1975. Mao desarrolla un cuestionamiento al Manual cuyo punto de vista mantiene.Tung: Escritos inéditos.. Que la —problemática— referencia a Stalin deriva de las posiciones chinas. En ese año. Era el PC chino el que por entonces exaltaba y oponía. en otros casos. el dirigente chino sostiene que “La historia de todas las revoluciones ha probado que no era necesario tener previamente desarrolladas las fuerzas productivas en su plenitud para poder transformar las relaciones de producción envejecidas [. En Mao Tse .Tung: Notas de lectura sobre el Manual de Economía Política de la Unión Soviética. Mao analiza críticamente el Manual de Economía Política de la Academia de Ciencias de la URSS. que Guevara redacta en Praga a comienzos de 1966. Coincidiendo con esta oposición. desde nuestro punto de vista— por la simpatía del Che con ciertas críticas a la URSS desarrolladas por las posiciones chinas. 75 . Mao Tse .. existe entre ambos una notable diferencia. 31 Cfr. En esas notas. Buenos Aires. 47.problemática— mención de Stalin. gran semejanza con la perspectiva que luego adopta el Che. frente a la “coexistencia pacífica” de Kruschev. p. Para su crítica adopta como referencia la edición soviética de 1959. Ediciones Mundo Nuevo. en algunos segmentos. debe advertirse que en el mismo párrafo. Sin embargo.

en idioma chino.Previamente. aunque la Revolución Cubana todavía no haya podido desarrollar una tecnología de punta y una industria pesada propia.] Todo ello concierne a la superestructura. Guevara haya podido conocer ese tipo de posiciones. en 1967 y en 1969 en las Mao Tse-Tung Sovhsiang wansui [Viva el pensamiento de Mao Tse-Tung]. aun sin haber leído estos comentarios. analizando uno de los últimos libros que Stalin escribiera antes de morir –Problemas económicos del socialismo en la URSS (1952)—. no aborda la política”32. Ignora la política y las masas”. sostiene: “Stalin sólo destaca la tecnología y los cuadros técnicos. en Cuba. En Argentina recién se editaron –en español— en 1975. ¿Conocía el Che estos comentarios de Mao al Manual soviético y al libro de Stalin? Cabe aclarar que estos comentarios aparecieron editados en China. Igualmente.. en 1958. Como es bien conocido. 32 76 Cfr. la política y la cultura comunista que promueve la creación de un hombre nuevo se puede acelerar la transformación de las relaciones de producción. es decir a la ideología. al haber viajado a China durante la primera mitad de la década del 60 como representante del gobierno cubano y de Fidel Castro.. No quiere sino la técnica y los cuadros. Los haya leído o no. por primera vez. Aunque es muy probable que. cambiar las relaciones de producción. para entonces el Che ya había sido asesinado en Bolivia. les responde a los partidarios del “cálculo económico” y el “socialismo con mercado” que no hay que esperar a tener el mayor desarrollo de las fuerzas productivas para. recién allí. Stalin habla únicamente de economía. Mao: Obra citada. . Obviamente. No habla de la superestructura ni de las relaciones entre ésta y la base económica [.12. Desde el poder revolucionario. p. a un lector mínimamente informado no puede pasársele por alto que este mismo tipo de análisis de Mao Tse-Tung es el que plantea el Che cuando. Mao afirma lo siguiente: “Stalin sólo habla de las relaciones de producción.

Cfr. En el debate cubano de 1963 y 1964. Durante esa polémica. la forma mercantil ni la ley del valor. el Che se diferencia y se distancia completamente del punto de vista maoísta cuando.Tung y los dirigentes chinos. aunque ellas pertenezcan también a la burguesía [. 13. es entonces una producción mercantil socialista”. Mao sostiene que: “No hace falta suprimir de golpe la circulación de mercancías. que Mao adopta explícitamente del pensamiento económico de Stalin (para oponerlo a Kruschev). Ahora bien. el dirigente chino señala: “Es bueno considerar la ley del valor como instrumento para el trabajo de planificación. p. en la crítica del Manual. semejante propuesta fue defendida por el dirigente político cubano Carlos Rafael Rodríguez y por el profesor de economía francés y militante del PCF Charles Bettelheim. sostiene que entre la ley del valor y la planificación no existe contradicción alguna. Es más. 77 . Mao: Obra citada. Comentando el Manual soviético. La posición de Mao no deja lugar a dudas.Mao: Obra citada. p.Hasta allí las notables coincidencias. según este punto de vista de Stalin y Mao.. el Che dedicó varios artículos a cuestionar ese punto de vista. 82.] Hemos recurrido al intercambio de mercancías y a la ley del valor como instrumento para facilitar el desarrollo de la producción y el pasaje al comunismo”33 . la planificación socialista puede convivir y hasta valerse de la ley del valor y del mercado para su cumplimiento. Pero no es preciso convertirla en la base principal de la planificación”34. Si está ligada al socialismo. 33 34 Cfr. en su análisis del libro de Stalin. Mao continúa en el mismo sentido: “La producción mercantil no es un fenómeno aislado. Si está ligada al capitalismo es entonces una producción mercantil capitalista. Esta posición. del Che Guevara con el punto de vista de Mao Tse. Todo depende de aquello a lo que ella esté asociado: al capitalismo o al socialismo..

287.. Guevara opinaba que en la transición al socialismo la supervivencia de la ley del valor o tendía a ser superada por la planificación socialista o se volvía al capitalismo (como finalmente le ocurrió a la URSS). Obra citada. Si sobrevive 35 Cfr. falta ver si es posible recorrerla con métodos exclusivamente administrativos. la ley del valor y la planificación socialista son dos términos contradictorios y antagónicos. Tomo VI: [lleva por título: “Ministerio de Industrias”]. 74 — 75. El Che se tomaba bien en serio la advertencia metodológica que Marx plantea en El Capital cuando dice que “la mercancía es la célula básica de la sociedad capitalista”. p. Obra citada. p. Concretamente. basado en la no existencia de un mercado libre que exprese automáticamente la contradicción entre productores y consumidores [. En una de las discusiones del Ministerio de Industrias. 1966. defendido por el Che Guevara desde el Ministerio de Industrias. 78 . Guevara fue más terminante todavía.. El método indirecto por excelencia es la ley del valor. aun a la ley del valor. el Che planteaba que: “Negamos la posibilidad del uso consciente de la ley del valor. Alberto Mora y Che Guevara: “El plan y el hombre”. o si alguna vez será necesario recurrir a métodos indirectos. Y para mí la ley del valor equivale a capitalismo”36.Según el Sistema Presupuestario de Financiamiento (SPF). 36 Cfr. En Che Guevara El socialismo y el hombre nuevo. Ediciones del Ministerio del Azúcar. También puede encontrarse en la célebre compilación organizada por Orlando Borrego (con la colaboración de Enrique Oltusky): El Che en la revolución cubana. o a mecanismos utilizados por el capitalismo”.] La ley del valor y el plan son dos términos ligados por una contradicción”35. Che Guevara: “Sobre el Sistema Presupuestario de Financiamiento” [febrero de 1964]. Es erróneo pensar que uno se puede valer del otro o que uno se cumple a partir del otro. En El socialismo y el hombre nuevo. el Che Guevara le respondió a Mora: “No estoy de acuerdo con Alberto [Mora] sobre el problema del método indirecto. Alberto Mora –otro de los participantes de la polémica de 1963 y 1964. con posiciones diversas a las del Che— había sostenido que: “Una vez elegida la vía de la dirección centralizada de la economía. En total discrepancia. La Habana. 577. al problema de los precios. pp.

La “herejía” del Che va más lejos y más atrás todavía. incluso. los campesinos soviéticos podían vender libremente sus productos a los comerciantes privados o llevarlos al mercado directamente. la Nueva Política Económica (NEP) que el propio Lenin planteó en 1921. sujetos tan sólo a un impuesto en especie. el conjunto de la polémica del Che contra los partidarios del “cálculo económico” está dirigida a cuestionar esta posición central de Stalin y Mao. durante la transición socialista. si es alentada a que crezca en nombre del “socialismo mercantil”. a largo plazo eso conlleva darle un nuevo impulso al capitalismo que. luego. Lenin y la NEP La mirada crítica a esta supuesta “superviviencia de la ley del valor” y al “uso consiente” del mercado como método indirecto. Lenin lo dio. 79 . Por lo tanto. renace de sus cenizas. A partir de la NEP. en la supresión de las requisiciones agrícolas y el otorgamiento de legalidad a la manufactura y el comercio privados. Guevara. no porque creyera que ese era “el camino estratégico hacia el comunismo”. después del primer período de la revolución bolchevique conocido como “comunismo de guerra”. sino debido a la extrema debilidad de la revolución después de años de guerra civil e intervención imperialista extranjera. Evidentemente la NEP era un paso atrás muy importante para el proyecto socialista.durante la transición socialista e. como el ave Fénix. Esta posición económica es también política. como Guevara nunca deja de aclarar en sus artículos e intervenciones polémicas. Fue un producto de la necesidad (aunque. aunque haya sido políticamente derrocado mediante la toma del poder por los revolucionarios. incluso. Llega a cuestionar. el Che la prolonga más allá del cuestionamiento de la afirmación de Stalin y Mao. La NEP consistió. muchos socialistas mercantiles hicieron de ella una virtud).

Puntualmente. sostiene que ella “constituye uno de los pasos atrás más grandes dados por la URSS”. retrospectivamente. fue Nicolás Bujarin quien intentó legitimarla teóricamente como un camino estratégico. el Che había afirmado: “Puesto que una empresa que funciona sobre la base de la demanda del público y mide su ganancia y su criterio de gestión con relación a eso no es ni un secreto ni una rareza. que fue80 . lejos de celebrar la supervivencia de la ley del valor y el mercado dentro del socialismo. a lo que más adelante agrega: “así quedó constituido el gran caballo de Troya del socialismo: el interés material directo como palanca económica”. Mora y Carlos Rafael Rodríguez. el Che critica duramente a la NEP. y la crisis teórica se produce por haber olvidado la existencia de Marx y porque allí se basan solamente en una parte del trabajo de Lenin. En 1964.Respondió a una desfavorable relación política de fuerzas. etapa superior del capitalismo y el Lenin de la NEP hay un abismo”..] Es un hecho que entre el Lenin del Estado y la revolución y de el imperialismo. su posición de 1963 y 1964 en el debate con Bettelheim. Más adelante el Che agregaba su particular interpretación de la NEP: “En la actualidad [1964] se considera sobre todo a este último período. El Lenin de los años 20 es tan solo una pequeña parte de Lenin [. es el proceder del capitalismo [. admitiendo como verdad cosas que teóricamente no son ciertas. En la Rusia bolchevique. como si fueran un camino estratégico.. En los Apuntes críticos a la Economía Política. en la ya mencionada reunión —taquigrafiada— del Ministerio de Industrias. son algunas experiencias particulares y no pretendo de ninguna manera probar con esto que en la Unión Soviética exista el capitalismo. Quiero decir simplemente que estamos en presencia de algunos fenómenos que se producen porque existe crisis de teoría.. Este tipo de análisis prolonga..] Esto está sucediendo en algunas empresas de la Unión Soviética.

Véase la exposición del Che en el Ministerio de Industrias correspondiente al 5/12/1964. Preobrazhensky comenzó trabajando junto con Nicolás Bujarin. es un político. Gran parte de su reflexión giraba en torno a las relaciones contradictorias entre el sector privado de la economía soviética y la industria socializada. en la conferencia del Partido Comunista. La crítica del Che a la NEP y a la canonización posterior que se hizo de aquella fase de la revolución rusa —congelando a Lenin como un vulgar apologista del mercado— coincide. fragmento reproducido como bibliografía seleccionada bajo el título “Polémicas en un viaje a Moscú” en nuestra Introducción al Pensamiento Marxista. Ya en 1921. señalando: “Lenin. pero más tarde una aguda polémica teórica los enfrentó entre sí. en esa reunión. en muchísimos aspectos. sea lo que sea. con la crítica que expresó en 1925 y 1926 el economista soviético Eugenio Preobrazhensky en su libro La nueva economía. 37 81 . De la misma forma que hiciera el Che Guevara en el seno de la Revolución Cubana. Preobrazhensky había expuesto sus críticas a la NEP. De todos modos. Luego de muchas idas y venidas y de haber militado entusiastamente junto a León Trotsky en la Oposición de Izquierda. más que un filósofo. Obra citada. Preobrazhensky sostenía que la NEP derivaría en una estructura dualista: industria y bancos públicos. Guevara terminó su intervención. porque lo he dicho muchas veces y tal vez hasta en este mismo lugar– más que un revolucionario. en algún momento debe decir cosas que no corresponden a su pensamiento”37. y los políticos deben hacer concesiones. Preobrazhensky terminó fusilado por el stalinismo en 1937.ron impuestas por la práctica”. entre otras cosas –y perdónenme si me repito. alertando sobre el peligro que implicaba para la revolución socialista el “juego del mercado” y el aliento a los campesinos ricos en detrimento del campesino pobre.

en 1971 (por la editorial ERA vinculada a la nueva izquierda).agricultura privada. en la carta a Hart. se daría una lucha entre el mercado y la planificación llevada a cabo por el nuevo Estado soviético. Un cuestionamiento de índole teórica. pero todavía más tarde. En México. mientras que París recién apareció –en francés– en 1966. La distancia central entre ambas posiciones la encontramos. también se publicará. Mao Tse-Tung. únicamente. plenamente desarrollada. No por casualidad. sostenía. el Che se había referido a “los grandes polémicos del año 20 en la URSS” como “los más importantes para nosotros”. Según su opinión. Capitalismo. este último debería transferir al sector público y socializado lo esencial de la sobreproducción social. en la interpretación de la ley del valor y su relación con la planificación socialista dónde hallaremos la diferencia central entre Guevara y el stalinismo de Mao Tse-Tung y el propio Stalin. de largo aliento. De igual forma que como apuntará el Che años más tarde. Hugo Azcuy realiza una reseña elogiosa del mismo). Quizás el Che lo leyó en ediciones europeas. socialismo y etapismo Pero no será. Preobrazhensky planteará la relación entre el mercado y el plan como una contradicción estratégica. 82 . ¿Había leído el Che Guevara a Preobrazhensky cuando redactó los Los Apuntes críticos a la Economía Política?38 No lo sabemos. en el cuestionamiento del Che Guevara a todo etapismo sociológico. todavía agrícola. en la revista cubana Pensamiento Crítico. Bettelheim y Carlos Rafael Rodríguez. 38 Véase el testimonio de Orlando Borrego en “Che Guevara lector de El Capital”. historiográfico y político. En ese marco. En Oxford se publicó –en inglés– en 1965. y a diferencia de las opiniones de Stalin. Su libro La nueva economía recién se publicará en Cuba en 1968 (en el N°22 de ese año.

También puede rastrearse esta posición en “Veinte años de la revolución cubana” (Conferencia celebrada en Moscú en diciembre de 1978) de Fabio Gobart. al respecto. en los Apuntes críticos a la Economía Política el Che vuelve a insistir con la misma idea que también planteará en su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”: “Por otra parte las burguesías autóctonas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo –si alguna vez la tuvieron– y sólo forman su furgón de cola. La Habana. Ciencias Sociales. El etapismo –preconizado por todas las corrientes stalinistas. sobre Cuba y América Latina. o “burguesas”. Cuestionando duramente este tipo de análisis. de las tareas específicamente socialistas. en los escritos políticos e históricos de Victorio Codovilla o Rodolfo Ghioldi. sino “agraria antiimperialista” (como forma específica de la “revolución democrático burguesa”). No hay más cambios que hacer. puede leerse con provecho “Cuba en la transición al socialismo (1959-1963)” de Carlos Rafael Rodríguez. 181-195. Para el etapismo (se apoye en los escritos clásicos de Stalin. pp. En Trabajos Escogidos. las clásicas posiciones de Stalin y sus seguidores en la materia39. de la lucha contra “el capital nacional”. En Letra con filo. 293-388. En las notas de Mao Tse-Tung al Manual de la Academia de Ciencias de la URSS. sean las aggiornadas prosoviéticas de Kruschev o las ortodoxas prochinas de Mao– consiste en separar las tareas “democráticas”. En Argentina puede encontrarse una posición idéntica. La Habana. superficialmente. pueden consultarse sobre este asunto los puntos de vista de Blas Roca (líder histórico del antiguo PSP). 83 . 1983. 39 Para una interpretación “etapista” de la Revolución Cubana. Tomo II. o “agrarias”. particularmente pp. pp. o revolución socialista o caricatura de revolución”. Igualmente. 372-388. en los manuales soviéticos o en los textos de Mao Tse Tung) la revolución pendiente en América Latina no es socialista. o de “liberación nacional”. Son bien conocidas.que no respondía simplemente a una urgencia coyuntural del Che por “quemar etapas” o a un “apuro” suyo circunstancial (como lo sugieren. Ciencias Sociales. 1985. el dirigente chino insiste en diferenciar etapas en la lucha contra “el capital burocrático” –vinculado a la dominación extranjera en China–. algunos biógrafos) sino a una visión de la historia humana de neta filiación marxiana.

de Guevara al etapismo? En primer lugar. Fidel Castro y el resto de la dirección cubana nunca separaron en dos al proceso revolucionario. una y otra vez.Mientras el Manual soviético. las posiciones propias de las preconizadas por el etapismo. todos los llamados internacionales realizados desde la Revolución Cubana al resto de las organizaciones y pueblos de América Latina. El pasaje entre una fase nacional-antiimperialista y una fase socialista se dio en forma ininterrumpida. la posición del Che Guevara rompe totalmente con dicha concepción. sostiene que: “La burguesía nacional participa en esta lucha [para derrocar la dominación del imperialismo] y desempeña cierto papel progresivo”. De allí en adelante. en diferenciar entre “el capital burocrático” –asociado en China a la dominación extranjera–y “el capital nacional”. ¿Cuál es la fuente teórica de esta crítica abierta. Guevara plantea que: “se produce una alianza entre explotadores de diversos sectores y los grandes terratenientes incursionan en la industria y el comercio”. apelaron a la idea de una revolución socialista (no “democrático burguesa” ni “agraria-antiim84 . siempre. En los Apuntes críticos a la Economía Política. analizado por Guevara. la propia experiencia política de la Revolución Cubana. nunca solapada. Guevara agrega más adelante en sus Apuntes críticos a la Economía Política: “La lucha contra la burguesía es condición indispensable de la lucha de liberación. A diferencia del antiguo Partido Socialista Popular. Separando. aún más. en la actualidad es falso”. si se quiere arribar a un final irreversiblemente exitoso”. el Che replica y responde que: “Históricamente esto fue cierto. Refiriéndose al “proceso de alianza entre las burguesías y los capitales imperialistas”. y mientras en sus comentarios Mao Tse-Tung insiste.

Ya durante los años 20. tampoco se agotan allí las posibles fuentes de la crítica guevarista al etapismo. En primer lugar. En segundo lugar. el Che volverá a leer a León Trotsky. en esos cuadernos transcribe varios fragmentos de La revolución permanente. según el testimonio del militante peruano Ricardo Napurí –que trabajó junto al Che durante los primeros tiempos de la revolución en Cuba. Guevara habría leído La revolución permanente (1930) de León Trotsky en el año 1960. Guevara extracta numerosos pasajes de la Historia de la revolución rusa de Trotsky. En Herramienta N°4. ésa no fue seguramente la única fuente del Che. a los pocos días. A pesar de que no aparece citado explícitamente en sus libros y artículos del período. De cualquier forma. habrían mantenido un diálogo sobre el texto ya leído por Guevara40. preparando contactos con otros sectores revolucionarios sudamericanos. desde 1959 a 1964. 1997. sintetiza su balance sobre Trotsky y sus obras. Aunque haya sido la principal. Buenos Aires.perialista”) continental. En ambos casos. El mismo Napurí le habría acercado. En los cuadernos de notas. será nada más y nada menos que una etapa. una fase de la revolu40 Cfr. personalmente. más precisamente en 1928. en esos mismos cuadernos. José Carlos Mariátegui había planteado que: “La revolución latino-americana. Desde las primeras declaraciones de La Habana hasta las declaraciones de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS). extraídos de la antología realizada por Charles Wright Mills: Los marxistas (1962 –el Che utiliza una edición mexicana de 1964–). luego de transcribir pasajes. leída en una edición argentina. 85 . Entrevista de José Bermúdez y Luis Castelli a Ricardo Napurí. este libro al Che al Banco Nacional de Cuba y. principalmente peruanos y argentinos–. transcripciones de libros y apuntes teóricos redactados en Bolivia.

no sólo en los de economía– que consiste en atribuirle a fenómenos históricos. tanto por su primera compañera Hilda Gadea (militante peruana) como por haber mantenido amistad con el médico comunista peruano Hugo Pesce. agregad. Editorial de Amauta N°17. según los casos. los abarca a todos”41. «nacionalista-revolucionaria». Allí define entonces la planificación como “la posibilidad de dirigir cosas. los antecede. «agrarista». Vinculando el problema de la planificación (eje del debate de 1963-1964). Será simple y puramente. Guevara también cuestiona el recurrente hábito del marxismo ortodoxo –repetido en todos los manuales “científicos” de la URSS. En estas apretadas líneas de los Apuntes críticos a la Economía Política. con su marxismo humanista. de quitarle al hombre su condición de cosa económica”. el carácter de “ley”. en nombre de las temidas “leyes de la dialéctica” o las “leyes de la economía”.ción mundial. ¿no tiene consecuencias. a quien conoció en Perú durante sus viajes juveniles. septiembre de 1928. La “herejía” del Che no termina tampoco en su crítica del etapismo. delegado de Mariátegui a la primera Conferencia Comunista Sudamericana de 1929 (Pesce. Lima. A esta palabra. lo visitará en Cuba en los 60). la revolución socialista. Reproducido como bibliografía seleccionada en nuestra Introducción al Pensamiento Marxista. Esta polémica aseveración de Guevara. en estas notas Guevara vuelve a repetir sus opiniones críticas del “socialismo mercantil”. todos los adjetivos que queráis: «antimperialista». siempre rebosante de fetichismo y cosificación. El socialismo los supone. José Carlos Mariátegui: “Aniversario y balance”. Es seguro que el Che conocía a Mariátegui. que han sido producidos en condiciones y circunstancias coyunturales. a la hora de comprender el conjunto de la concepción materialista de la historia? Creemos que sí. Pretender legitimar posiciones políticas coyunturales –como las de la NEP–. año II. 86 . Obra citada. constituye uno de los recursos metafísicos más dañinos que ha sufrido el marxismo a lo largo de toda su historia. 41 Cfr.

el Che sostiene que: “Los monopolios la contrarrestan a costa de los países dependientes”. Frente a este tipo de lecturas deterministas y catastrofistas. a que el imperialismo se derrumbara por sí solo. a contramano de los “ortodoxos” que se sentaban a esperar. cruzados de brazos. esperando y sin intervenir en política. 87 . La educación comunista a la que aspira el Che. a quedarnos pasivos. dirigida a la construcción de una humanidad nueva. acerca de la caída decreciente de la tasa de ganancia. esos inmensos agujeros negros del “socialismo real”. ya que “apunta a que el individuo actúe de acuerdo a su deber social y no a su barriga”. como en todos sus escritos anteriores. Ernesto Guevara vuelve a apelar a la conciencia y la educación comunista. En Marx no hay catastrofismo economicista. la caída del capitalismo en su prolongación contemporánea. Según éstas. con modorra. el imperialismo. Según ese mismo tomo tercero de El Capital. es inevitable y está predeterminada. La fuente de donde se extraen. a menudo. la ley tiene sus elementos de contratendencia. Por eso. Por último. justamente. En esta sentencia reside.En consonancia con esta concepción. debemos prestar atención al modo en que Guevara discute con las concepciones más catastrofistas del marxismo. en forma automática (ya sea por sus crisis de sobreproducción o de subconsumo) en estos Apuntes críticos a la Economía Política el Che alerta: “El imperialismo tiene aún gran vitalidad”. este tipo de análisis proviene de la ley que Marx expone en el Tomo III de El Capital. ¡hay que vencerlo para poder derrumbarlo! Para ello hay que romper con todas las recetas teóricas ortodoxas que nos invitan. somñolientos. el corazón de su concepción ética de revolución y el socialismo. enfoca sus cañones contra el interés material. ¿Cuáles son las consecuencias políticas de este análisis? Pues que el imperialismo no se cae jamás solo. invariablemente. que aplican mecánicamente esta ley.

juicios de valor de juicios de hecho. retomando el programa teórico. provocativamente. historia y ética. Guevara nos invita. se estructura en un ángulo totalizante sobre una escala axiológica de valores que emergen de la historia y de la lucha de clases. Aceptar el desafío ético del Che. cartas y discursos el Che Guevara nos deja todo un programa de investigación. político y epistemológico de Marx. 88 . crítica científica y política. paradigma de cientificidad. política y cultura. durante demasiado tiempo olvidada. a retomar la herencia olvidada de Carlos Marx. cultura e historia. Articulando ética y crítica científica de la economía política.La invitación de Guevara y el programa de Marx A contramano de las antiguas codificaciones positivistas del marxismo (que escindían ética de ciencia. planes para futuros estudios. voluntad y praxis política de cientificidad) y de los “nuevos” intentos académicos del marxismo analítico (que construyen una deontología normativa sobre la justicia al margen de la historia y de la lucha de clases) en sus múltiples manuscritos. antiimperialista y anticapitalista. nos permitirá volver a instalar en la agenda actual de la izquierda la perspectiva política radical. Aquella donde la crítica de la economía política. apuntes.

nuestros países asistieron a lo que se denominó. secuestros. para tratar de mostrar que existe una concepción general integrada por todos ellos (de la cual nosotros. y han inaugurado —con el puño sangriento de Pinochet en lo político y de la mano para nada “invisible” de Milton Friedman en lo económico—. “transiciones a la democracia”. torturas y encarcelamiento de la militancia popular. de acuerdo a nuestra época). análisis y conclusiones presentes en otros artículos. las viejas clases dominantes latinoamericanas y su socio mayor. Incluso en algunos momentos se han adelantado a sus socias mayores. Miguel Enríquez. En este trabajo intentamos sintetizar y conjugar en una visión de conjunto sobre la concepción de la revolución en el Che Guevara y en el guevarismo hipótesis. desapariciones. etc. en forma dispersa. de modo igualmente apologético e injustificado. Incluso varios años antes que los de Margaret Thatcher o Ronald Reagan. A pesar de este nuevo clima político. 42 89 . aspiramos a formar parte. ¡Ninguna clase dominante se suicida! Debemos aprenderlo de una buena vez. sugerencias. El horizonte político actual permite someter a discusión las viejas formas represivas que dejaron como secuela miles y miles de asesinatos. no se entregan ni se resignan. No por periféricas ni dependientes las burguesías latinoamericanas han quedado en un segundo plano en la escena de la dominación social. el imperialismo norteamericano.).LA CONCEPCIÓN DE LA REVOLUCIÓN EN EL CHE GUEVARA Y EN EL GUEVARISMO (Aproximaciones al debate sobre el socialismo del siglo XXI )42 Nuevos tiempos de luchas y formas aggiornadas de dominación durante la “transición a la democracia” en el Cono Sur América Latina vive una nueva época histórica. 43 Es bien conocido el análisis del historiador británico Perry Anderson (a quien nadie puede acusar de provincianismo intelectual o de chauvinismo latinoamericanista). retomándola y recreándola. varias décadas después. precisamente. La lucha de nuestros pueblos ha impuesto un freno al neoliberalismo. Agotadas las antiguas formas políticas dictatoriales mediante las cuales el gran capital —internacional y local— ejerció su dominación y logró remodelar las sociedades latinoamericanas inaugurando el neoliberalismo a escala mundial43. De alguna manera este texto intenta hilar y enhebrar esos abordajes parciales dentro de un conjunto mayor. el de Chile. quien sostiene que el primer experimento neoliberal a nivel mundial ha sido. hemos intentado ir recuperando el aporte específicamente político de distintos guevaristas (Robi Santucho. ensayos y libros donde. un nuevo modelo de acumulación de capital de alcance mundial: el neoliberalismo. Roque Dalton.

Resulta casi ocioso insistir con algo obvio: en muchos de nuestros países latinoamericanos hoy siguen dominando los mismos sectores sociales de antaño. Estas nuevas formas de dominación política —principalmente parlamentarias— nacieron como un producto de la lucha de clases. inconscientemente. ¿No será hora de hacer un balance crítico? ¿Podemos hoy seguir repitiendo alegremente que las formas republicanas y parlamentarias de ejercer la dominación social son “transiciones a la democracia”? ¿Hasta cuando vamos a continuar tragando sin masticar esos relatos académicos nacidos al calor de las becas de la socialdemocracia alemana y los inocentes subsidios de las fundaciones norteamericanas? En nuestra opinión. En nuestra opinión no fueron un regalo gracioso de su gran majestad. impersonal y termina licuando los intereses segmentarios de los diversos grupos y fracciones del capital.Ya llevamos casi un cuarto de siglo. pero lamentablemente tampoco fueron únicamente fruto de la conquista popular y del “avance democrático de la sociedad civil” que lentamente se va empoderando de los mecanismos de decisión política marchando hacia un porvenir luminoso (como 43 Recordemos que para Marx la república burguesa parlamentaria —que él nunca homologaba con “democracia”— constituía la forma más eficaz de dominación política. y sin ánimo de catequizar ni evangelizar a nadie. visible y vulnerable el ejercicio del poder político. 90 . Ha mutado la imagen. la pasividad total del pueblo). volviendo más frágil. Incluso se ha perfeccionado43. ha cambiado la puesta en escena. el mercado y el capital (como sostiene cierta hipótesis que termina presuponiendo. pero no se ha modificado el sistema económico. se ha transformado el discurso. los de gruesos billetes y abultadas cuentas bancarias. mientras que en la dictadura y en la monarquía es siempre un sector burgués particular el que detenta el mando. de “transición”. instaurando un promedio de la dominación general de la clase capitalista. aproximadamente. Marx la consideraba superior a las dictaduras militares o a la monarquía porque en la república parlamentaria la dominación se vuelve anónima. la puesta en funcionamiento de formas y rituales parlamentarios dista largamente de parecerse aunque sea mínimamente a una democracia auténtica. social y político de dominación.

cambiando algo para que nada cambie. Lo que está en juego es la crisis de la hegemonía burguesa en la región. en Brasil. la manipulación de las banderas sociales. fueron producto de una compleja y desigual combinación de las luchas populares y de masas —en cuya estela alcanza su cenit la pueblada argentina de diciembre de 2001— con la respuesta táctica del imperialismo que necesitaba sacrificar momentáneamente algún peón militar de la época neolítica y algún político neoliberal. 91 . En realidad. en Argentina. el bastardeo de los símbolos de izquierda y la resignificación de las identidades progresistas tienen actualmente como finalidad frenar la rebeldía y encauzar institucionalmente la indisciplina social. para reacomodar los hilos de la red de dominación. las burguesías locales. furibundo e impresentable. Mediante este mecanismo de aggiornamiento supuestamente “progre” las burguesías del Cono Sur latinoamericano intentan recomponer su hegemonía política. en Chile. amenazada por las rebeliones y puebladas —como las de Argentina o Bolivia— y su eventual recuperación. Se trata de resolver la crisis orgánica reconstruyendo el consenso y la credibilidad de las instituciones burguesas para garantizar EL ORDEN.presuponen ciertas corrientes que terminan cediendo al fetichismo parlamentario). Desde nuestra perspectiva. Con discurso “progre” o sin él. Es decir: la continuidad del capitalismo. la misión estratégica que el capital transnacional y sus socias más estrechas. en Uruguay y en el resto del Cono Sur latinoamericano. le asignaron a los gobiernos “progresistas” de la región —desde el Frente Amplio uruguayo y el PJ del argentino Kirchner hasta la concertación de Bachelet en Chile y el actual PT de Lula— consiste en lograr el retorno a la “normalidad” del capitalismo latinoamericano. y a pesar de algunas esperanzas populares. los regímenes políticos postdictadura.

conjurar el ejemplo insolente de la Venezuela bolivariana (a la que se sonríe pero siempre desde lejos). pero como algo exótico y caribeño). A pesar de haber sido tantas veces repudiado. fuertemente devaluadas y desprestigiadas por una crisis de representación política que hacía años no vivía nuestro continente. emerge. en la mayoría de los países capitalistas dependientes de América Latina el Che retornó como astilla molesta en la garganta de los relatos académicos que por todo el continente predicaban —dólares y becas mediante— el supuesto y nunca cumplido “tránsito a la democracia”. bastardeado y despreciado. Viejo fantasma burlón y rebelde. luego de las masacres capitalistas y los genocidios militares. seguir demonizando a la insurgencia colombiana y congelar de raíz el proceso abierto en Bolivia. En esos años. donde la lucha entre la hegemonía reciclada y aggiornada del capital y la contrahegemonía del campo popular tensan hasta el límite la cuerda del conflicto social. la figura del Che Guevara. también en América Latina pero ahora dentro de Cuba. los carros blindados de la fuerzas antimotines y las movilizaciones de protesta popular. Durante la década del 80. en continuar aislando a la Revolución Cubana (a la que se saluda. Cada reaparición del Che se produce en medio de una feroz disputa. una vez más.Se pretende volver a legitimar las instituciones del sistema capitalista. Los equipos técnicos y políticos de las clases dominantes locales y el imperialismo se esfuerzan de este modo. sumamente sutil e inteligente. hoy asoma nuevamente su sonrisa irónica por entre los escudos policiales. La disputa por el Che Guevara en el siglo XXI En ese singular contexto político. Fidel Castro apeló al Che Guevara como ban92 .

ya no resulta pertinente apelar al Che como antídoto frente a una perestroika actualmente inexistente (como sucedió en los 80) ni tampoco reducir el guevarismo a una reivindicación puramente éticocultural (como predominó en los 90).dera y antídoto frente al mercado perestroiko y a la adaptación procapitalista que impulsaban los soviéticos. en cambio. Por entonces el Che retornaba como bandera ética y sinónimo de rebeldía cultural. Más tarde. Guevara. durante esos años. ya comenzado el siglo XXI. moderadas y tímidas. en América Latina Guevara volvía a asomar su boina inclinada y su barba raleada. Frente al auge triunfalista del neoliberalismo más salvaje y la brutal absolutización del mercado. en plena década del 90. privatizadora y represiva que se legitimaba con el señuelo del supuesto ocaso de los “grandes relatos ideológicos” y el pretendido agotamiento de las “grandes narrativas de la historia”. en nuestra opinión. la apelación guevarista del hombre nuevo y la ética de la solidaridad se transformaron entonces en una muralla moral. Su imagen servía para contrapesar la antiutopía mercantil. hoy necesi93 . sigue presente y continúa atrayendo la atención de la juventud más inquieta. Hoy. hoy nos parecen demasiado limitadas. En los discursos de Fidel. aunque justas y necesarias en aquellas décadas. Sin embargo. aquella “transición a la democracia” de los 80 y aquel neoliberalismo furioso de los 90 han entrado en crisis. Superado ya el impasse que provocó en el pensamiento revolucionario mundial la caída del muro de Berlín. sincera y rebelde. tras la caída del muro de Berlín y la URSS en Europa del Este. noble. Ambas opciones. el Che volvía como partidario de la planificación socialista y teórico marxista del período de transición al socialismo.

caricaturas y tergiversaciones que se han ido pegoteando hasta empastar cualquier mínimo ejercicio de pensamiento crítico en nuestras filas. como proyecto político (no sólo ético-filosófico-cultural) el guevarismo constituye la actualización del leninismo contemporáneo descifrado desde las particulares coordenadas de América Latina. la confrontación por el poder y la lucha radical contra todas las formas de dominación social (las antiguas o tradicionales y también las formas de dominación aggiornadas o recicladas). Esto es: una lectura revolucionaria del marxismo que recupera. Comenzar a realizar esa tarea implica asumir un complejo desafío que consiste en conjurar numerosos equívocos que se han ido tejiendo en medio de la feroz disputa por su herencia. al mismo tiempo que destacamos sus otras dimensiones (ética. 94 . Discutiendo algunos equívocos Esa recuperación actual del leninismo y de las vertientes más radicales del marxismo que el Che Guevara defendió en su vida política y en su obra teórica. Se trata de recuperar el legado político que Guevara deja pendiente a las juventudes del siglo XXI y la necesidad urgente de reinstalarlo en la agenda de los movimientos sociales y las organizaciones políticas actuales. en clave antiimperialista y anticapitalista al mismo tiempo. filosófica y crítica de la economía política). En nuestra opinión. sólo podrá realizarse si abandonamos el pesado lastre de equívocos.tamos volver a discutir y a rescatar el pensamiento del Che Guevara y el guevarismo como proyecto político. si hubiera que sintetizarlo en una formulación apretada y condensada.

¡Ni antes de tomar el poder 95 . que han proliferado como maleza por toda América Latina desde la década del 80. aquel ímpetu antiburocrático (en lo “interno”) e internacionalista militante (en lo “externo”) que Guevara desarrolló sigue siendo una prueba irrefutable de que el marxismo revolucionario de ningún modo implica reducir nuestro ambicioso proyecto político a la inserción en un triste ministerio de Estado. deberemos dejar resueltamente de lado la curiosa y malintencionada homologación que han construido los partidarios del posmodernismo entre marxismo revolucionario y estatismo (¿?). En los relatos académicos nacidos al calor de la derrota europea del 68. ¡Nada más lejos del ambicioso proyecto político guevarista que.En primer lugar. contra diversas tendencias burocráticas que pretendían congelar la revolución. donde bajo el manto pétreo del verticalismo estatal (posterior a la toma revolucionaria del poder) se produciría una asfixiante uniformidad de los movimientos sociales y las subjetividades populares. el marxismo revolucionario terminaría siendo una variante más de “autoritarismo” estatista. reducirla a un solo país y aprisionarla en los pasillos ministeriales. desde el poder revolucionario mismo. Cuatro décadas después. siempre ha planteado la creación de poder popular y la continuidad ininterrumpida de la revolución socialista contra toda cristalización burocrática del aparato estatal! Resultan hoy demasiado conocidas las polémicas que Fidel y el Che desarrollaron a inicios de los años 60. A tal punto llegó aquella polémica que los viejos stalinistas (y toda la prensa burguesa de occidente) terminó acusando a Fidel y al Che de pretender “exportar la revolución” por todo el mundo. siguiendo las enseñanzas de El Estado y la revolución de Lenin.

la acumulación de conocimiento social realizado en América Latina a partir del ángulo del marxismo revolucionario ha sido enorme. Que en las academias oficiales rara vez se incursione en esas investigaciones no implica que no hayan existido. Que los papers por encargo y la literatura difundida por las ONG desprecien las categorías pergeñadas por el arsenal marxista. Tesis que intentó fundamentar la revolución por etapas. derivan de un análisis político pero también de una caracterización histórica de las formaciones sociales latinoamericanas. sino de una caracterización histórica de la sociedad latinoamericana A pesar de las caricaturas que en diversas biografías mercantiles se han dibujado sobre Guevara —donde. base del subdesarrollo y del atraso latinoamericanos. no legitima desconocer u olvidar que hace ya largos años historiadores formados en esta corriente pusieron en entredicho la tesis del supuesto y fantasmagórico “feudalismo” continental.(como sugieren aquellas corrientes proclives a la cooptación estatal. el Che elige ir a combatir a Bolivia por algún deseo místico de encontrarse con la muerte o descree de las “burguesías nacionales” por algún oscuro resentimiento familiar—. Lula. Desde los años del Che hasta hoy. los aliados posibles como las vías privilegiadas de lucha. Tanto las tácticas como las estrategias. por ejemplo. Tabaré Vázquez o Bachelet) ni después de tomar el poder (como pretendieron algunas corrientes stalinistas)! El proyecto político guevarista no nace de una galera. la oposición a la revolución socialista y fundamentalmente el rechazo del guevarismo como opción política radical. hoy fascinadas con Kirchner. 96 . la perspectiva política del guevarismo se sustenta en una determinada línea de análisis de nuestras sociedades.

Vol. la conquista y el saqueo de las Indias Orientales. las serviles y las esclavistas) con una inserción típicamente capitalista en el mercado mundial. I. fue una gigantesca y genocida empresa capitalista que contribuyó a conformar un sistema mundial de dominación de todo el orbe. Las relaciones sociales eran distintas entre sí. nunca hubo un desarrollo lineal. en El Capital. homogéneo y evolutivo. se conformó un tipo de sociedad que articulaba y empalmaba en forma desigual y combinada relaciones sociales precapitalistas (las comunales que lograron sobrevivir a 1492. En vastas zonas de Asia y África. En la América colonial posterior a la conquista de las diversas culturas de los pueblos originarios y a la destrucción de los imperios comunales-tributarios de los incas y aztecas. La esclavitud —típica en Grecia o Roma antiguas— no fue universal como tampoco lo fue el feudalismo. En Europa occidental el nacimiento del capitalismo estuvo precedido por el feudalismo y. El nacimiento del capitalismo como sistema mundial siguió. Tomo I. capítulo 24. A pesar de lo que se enseña en las escuelas oficiales de nuestros países. antes. ese tránsito siguió una vía diversa: de la comunidad primitiva al modo de producción asiático y de allí al feudalismo o también de la comunidad primitiva al modo de producción asiático y de allí al capitalismo. realizada con la espada y con la cruz. 97 . la transformación de África en un coto reservado para la caza comercial de pieles-negras [esclavos negros].. el exterminio. pues. caracterizan los albores de la era de producción capitalista”44. pero estaban combinadas y unas predominaban sobre otras. No nos olvidemos que Marx. sostenía que: “El descubrimiento de las comarcas de oro y plata en América.A diferencia de aquella tesis. derroteros distintos en las diversas regiones del planeta. por la esclavitud y la comunidad primitiva. la conquista de América. esclavización y sepultamiento en las minas de la población aborigen. 44 El Capital.

En nuestra América. raquítico. aunque hablan nuestros mismos idiomas y tienen nuestras costumbres. un horizonte político que combina al mismo tiempo —sin separarlas artificialmente pues están íntimamente entrelazadas— tareas antiimperialistas. la superexplotación de nuestros pueblos y el carácter lumpen. se pasó de las sociedades comunalestributarias a una sociedad híbrida. En los escritos y discursos de Guevara sobre esta caracterización de las formaciones sociales latinoamericanas encontramos una llamativa similitud con las apreciaciones de José Carlos Mariátegui (formuladas cuatro décadas antes que el Che). Tanto en Mariátegui como en el Che aparece también la mención a las supervivencias “feudales” de las sociedades de 98 . inserta de manera dependiente en el mercado mundial capitalista (subordinada a su lógica) y basada en un desarrollo desigual y combinado de relaciones sociales precapitalistas y capitalistas. Ese tipo de perspectiva política no corresponde a un delirio mesiánico de Ernesto Che Guevara ni a la marginalidad alocada de las corrientes que se inspiran en el guevarismo. impotente y subordinado de las burguesías locales (mal llamadas “nacionales” pues. o de liberación nacional. La característica central que se deriva de esta inserción latinoamericana en el mercado del sistema mundial capitalista ha sido y continúa siendo la dependencia. con tareas anticapitalistas y socialistas. carecen de una perspectiva emancipadora para el conjunto de nuestras naciones). necesariamente. De allí que las luchas por la independencia de nuestros países asuman. al carácter irremediablemente subordinado y lumpen de sus clases dominantes criollas. Responde a la historia profunda de nuestro continente. a la conformación de su estructura capitalista dependiente. tanto en la agricultura y en la minería como en la manufacturas.

Por lo tanto. derivada de la conquista española y portuguesa. 1967). En la misma estela de pensamiento político. será nada más y nada menos que una etapa. A esta palabra. una fase de la revolución mundial. convive en forma articulada —no yuxtapuesta— con la dependencia del mercado mundial. agregad. sino socialista. Guevara afirma: “Por otra parte las burguesías autóctonas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo —si alguna vez la tuvieron— y sólo forman su furgón de cola. 99 . Tenemos que restituirle su sentido estricto y cabal. los abarca a todos” (Editorial de la revista Amauta. económica e histórica de la impotencia de las “burguesías nacionales”. Será simple y puramente. los antecede. en esta América de las pequeñas revoluciones. “agrarista”. El socialismo los supone. la revolución socialista. según los casos. se presta bastante al equívoco. el corolario político que Mariátegui y el Che Guevara infieren de ese análisis afirma que la revolución pendiente en nuestra América no puede ser “burguesa-antifeudal”. No hay más cambios que hacer. Tenemos que reivindicarla rigurosa e intransigentemente. todos los adjetivos que queráis: “antiimperialista”. pero en ambos casos se subraya inmediatamente que esa supervivencia. o revolución socialista o caricatura de revolución” (Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”.nuestra América (es más que probable que con la categoría de “feudales” el peruano y el argentino hicieran referencia a relaciones de tipo presalariales o “precapitalistas”). La revolución latinoamericana. No casualmente Mariátegui sostiene que: “La misma palabra Revolución. “nacionalista-revolucionaria”. 1928). El presupuesto que sustentaba esa conclusión política era una caracterización sociológica. que termina imprimiéndole al conjunto social latinoamericano una subordinación al capitalismo como sistema global.

] La esencia de la cuestión está en si se le va a hacer creer a las masas que el movimiento revolucionario. ¡Y eso es una mentira!”45. expresión más alta de la lucha del pueblo. Guevara continúa con el mismo argumento: “Y ya en América al menos..las llamadas burguesías nacionales de América Latina tienen una debilidad orgánica. va a llegar al poder sin lucha. claudican y pactan con el imperialismo [. progresista. la famosa tesis acerca del papel de las burguesías nacionales.. En la declaración final de evento. relativamente mucho más débiles que en otras regiones. frente al dilema pueblo o imperialismo. se formulan 20 tesis en defensa de “la lucha armada y la violencia revolucionaria..] Lo determinante en este momento es que el frente imperialismo-burguesía criolla es consistente”. no hay fuerzas económicas en el mundo capaces de tutelar las luchas que las burguesías nacionales entablaron con el imperialismo norteamericano. están entrelazadas con los terratenientes 45 Discurso de clausura de la Organización Latinoamericana de Solidaridad-OLAS del 10/8/1967). la posibilidad más concreta de derrotar al imperialismo”. que el socialismo. escritos de Fidel). La revolución cubana ha polarizado fuerzas. [. No otra era la perspectiva de Fidel cuando afirmaba que : “Hay tesis que tienen 40 años de edad.Por ejemplo. Cuánto papel.. cuánta palabrería. entre otros. y por lo tanto estas fuerzas. el prólogo al libro El partido marxista leninista (donde se recopilaban. antiimperialista. en espera de una burguesía liberal. las débiles burguesías nacionales eligen al imperialismo y traicionan definitivamente a su país”. es prácticamente imposible hablar de movimientos de liberación dirigidos por la burguesía... 100 . en su artículo “Táctica y estrategia de la revolución latinoamericana” el Che argumenta que: “América es la plaza de armas del imperialismo norteamericano. cuánta frase. En otro de sus escritos. pacíficamente. Las tesis sostienen que: “.

de simples piruetas discursivas destinadas al marketing electoral— tiene sustento real. son incapaces y tienen una impotencia absoluta para enfrentar al imperialismo e independizar a nuestros países [. recientemente maquilladas. en tiempos de violenta mundialización capitalista ¿las burguesías nativas de nuestra América han logrado un grado mayor de independencia y autonomía? La respuesta. “capitalismo nacional”. para quien no reciba euros o dólares de aquellas instituciones destinadas a comprar conciencias y cerebros. perfumadas. Guevara continúa teniendo razón: “o revolución socialista o caricatura de revolución”.. pragmático y realizable tienen hoy. 46 Declaración general de la OLAS. extraídas del ropero ideológico de las viejas clases dominantes..] La insurrección armada es el verdadero camino de la segunda guerra de independencia”46. de pura retórica. agosto de 1967. aggiornadas y recicladas? Desde el proyecto político guevarista creemos que ninguna de esas formulaciones retóricas —pues de eso se trata. resulta más que obvia. en el siglo XXI globalizado. 101 . Pero no constituyen un proyecto serio de emancipación nacional y continental. los proyectos de “capitalismo andino”. Sirven.(con quienes forman la oligarquía) y los ejércitos profesionales. quizás. “capitalismo a la uruguaya”. ¿Qué sentido realista. posible ni realista. “capitalismo ético” y otras ensoñaciones ilusorias que pululan por el Cono Sur latinoamericano. Cuatro décadas después de aquellos análisis. para ganar votos en una elección. de mera puesta en escena.

ni de huelgas generales pacíficas. La revolución. con la creación del poder popular y zonas liberadas. Del viejo orden no se pasa al abismo sino. en los términos de la revista del joven Gramsci. para el Che. ni será la lucha de un pueblo enfurecido que destruya en dos o tres días el andamiaje represivo de las oligarquías gobernantes. lejos de esa visión de la épica hollywoodense. será una lucha larga. cambiar todo el orden social de raíz. En su opinión: “Y los combates no serán meras luchas callejeras de piedras contra gases lacrimógenos. se prolonga. que con palos y piedras logre. por lo general urbano. 102 . 47 Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”. la revolución abarca un proceso social y temporal de muchos años. No. en una sola tarde. a través de la destrucción del poder estatal. La revolución no se delimita entonces al día preciso en que las autoridades políticas de la vieja sociedad y el antiguo régimen de dominación abandonan el país o son apresadas por las fuerzas revolucionarias. La revolución comienza antes de la toma del poder.La revolución como proceso prolongado e ininterrumpido En la concepción política guevarista la revolución no constituye un espasmo repentino ni la irrupción de un rayo en el cielo despejado de un mediodía de verano. cruenta”47. prolongada y a largo plazo. en el derrocamiento de todo el andamiaje institucional de la vieja sociedad y más tarde se extiende en la creación de nuevas formas de relaciones sociales y nuevas instituciones que deben dar cuenta del cambio radical ocurrido en el orden social. sólo se puede realizar como un proceso y a través de la lucha de masas. al “orden nuevo”. 1967. Tampoco un golpe de mano ni un cuartelazo militar. El Che es muy claro con las ilusiones espontaneístas que sueñan con un motín popular.

la revolución surge de 48 Hemos intentado desarrollar la crítica al foquismo en nuestro ensayo “¿Foquismo? A propósito de Mario Roberto Santucho y el pensamiento político de la tradición guevarista”.48 El libro de Debray se titula: ¿Revolución en la Revolución? Allí realiza una versión totalmente parcial y unilateral de la Revolución Cubana. Visitó América Latina y escribió después un artículo muy largo. y ahí. donde se combinan diversas formas de lucha —predominando las formas extrainstitucionales por sobre las institucionales. Un texto que hoy en día se utiliza para criticar a la Revolución Cubana y para denostar todo lo que políticamente esté asociado al Che Guevara. incluido en nuestro Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder. que la ciudad era burguesa mientras que la montaña era proletaria y que. codificada y simplificada hasta el extremo. Debray escribe un texto que pretende ser algo así como la “síntesis teórica” de la Revolución Cubana. En realidad era una versión manualizada. entre otras cosas. que en Cuba no hubo casi lucha urbana.Concebir a la revolución como un proceso a largo plazo. El espantapájaros del foquismo (y la caricatura de Debray) ¿Quién es Régis Debray? Debray era un joven estudiante francés. dado el carácter históricamente represivo de los regímenes políticos latinoamericanos— implica desmontar al mismo tiempo la leyenda del foquismo. Este artículo les gustó mucho a los cubanos. Nuestra América. Sostiene. quienes publicaron un trabajo suyo en la célebre revista Casa de las Américas. a través del cual Debray se hizo conocido en la isla caribeña. 2005. por lo tanto. Lo tituló: “El Castrismo: la larga marcha de América Latina”. Buenos Aires. que solamente se desarrolló la lucha rural. discípulo del filósofo Louis Althusser. Lo invitaron a Cuba. simplificación atribuida al guevarismo político que todavía hoy sigue señalándose como espantapájaros contra el pensamiento marxista radical. 103 . en la célebre revista de Jean-Paul Sartre Les temps modernes.

Ernesto Che Guevara: “La guerra de guerrillas: un método”. El “catalizador”. resulta innegable para quien no tenga anteojeras ni escriba por encargo de ONG o fundaciones norteamericanas que en el pensamiento político de Guevara la concepción de la guerrilla está siempre vinculada a la lucha de masas. Nosotros creemos que en el Che los términos “foco” y “catalizador” —con los que el Che hace referencia a la lucha político-militar de la guerrilla—. Así. pues pasó a las filas de la socialdemocracia —en el mejor de los casos y siendo indulgentes con él. 50 51 104 .] Su gran fuerza radica en la masa de la población” 50. en la química. es una lucha de masas”51.un foco.. tienen un origen metafórico proveniente de la medicina (la profesión juvenil del Che). septiembre de 1963. la transformación catalítica. el Che sostiene que: “Es importante destacar que la lucha guerrillera es una lucha de masas. Esta versión de Debray sobre la Revolución Cubana suele ser utilizada en nuestros días para ridiculizar y fustigar la teoría política del guevarismo aún cuando el mismo Debray ya no tiene nada que ver con esta tradición. de este modo. No es mentira que la temática del “foco” está presente en los escritos del Che pero de una manera muy diferente a la receta simplificada que construye Debray. 1960. Ernesto Che Guevara: La guerra de guerrillas. Más tarde. El “foco” remite al foco infeccioso que se expande en un cuerpo humano. el Che vuelve a insistir con este planteo cuando reitera: “La guerra de guerrillas es una guerra del pueblo. es una lucha del pueblo [. es el nombre de un cuerpo capaz de motivar un cambio. más allá del origen metafórico de ambos términos. Concretamente. de un pequeño núcleo aislado. Pero.. Debray hace la canonización y la codificación de la Revolución Cubana en una receta muy esquemática que se conoce como “la teoría del foco”. artículo publicado en Cuba Socialista.

las tradiciones políticas previas y toda la lucha política anterior de Fidel Castro y sus compañeros. ninguna referencia a la historia política cubana anterior ni a la lucha política previa. Francia y Estados Unidos) Guerra del pueblo. Si se vuelven a leer los textos “foquistas” de Debray 40 años después. Guevara vuelve a insistir. Pareciera que para Debray. cómo. que es el pueblo”. siempre comentando a Giap. observador europeo proveniente del PC francés. De este modo.] Nos narra también el compañer Vo Nguyen Giap. Allí... Prolongando y comentando el libro del general Giap (célebre estratega vietnamita que derrocó a Japón.Las grandes experiencias del partido en la dirección de la lucha armada y la organización de las fuerzas armadas revolucionarias [. inexplicablemente. de la cual la lucha armada no es sino su prolongación sobre otro terreno. porque la guerra de guerrillas no es sino una expresión de la lucha de masas y no se puede pensar en ella cuando está aislada de su medio natural. la estrecha relación que existe entre el partido y el ejército..Guevara no se detiene allí.. Fue utilizada. ¿De qué modo Debray pudo eludir este tipo de razonamientos centrales y determinantes del pensamiento político del Che? Pues construyendo un relato de la Revolución Cubana donde desaparecen. el lector no encontrará. en primer lugar. como por arte de magia. el Che le otorga un lugar central a la lucha política. ejército del pueblo. recién llegado a América 105 . que derivan en el inicio de la lucha armada contra Batista. a diferencia de Debray. en esta lucha. obsesivamente. el Che destaca una y otra vez un elemento fundamental para la victoria del pueblo vietnamita: “. en que: “La lucha de masas fue utilizada durante todo el transcurso de la guerra por el partido vietnamita. el ejército no es sino una parte del partido dirigente de la lucha”.

cuando Debray pretende esquematizar y teorizar la lucha revolucionaria cubana defendiendo a rajatabla la tesis de “la inexistencia del partido” tiene en mente y está pensando en la ausencia. Buenos Aires. no como fruto de la radicalización política de un sector juvenil proveniente del nacionalismo radical y antiimperialista latinoamericano y de la propia historia política cubana52. del viejo Partido Socialista Popular (el antiguo PC cubano. lamentable y trágicamente. 2006. Por eso construyó una visión caricaturesca de la lucha armada que. No les dio ninguna importancia.latina —en aquella época fascinado con Cuba y las guerrillas. Lo leyó cuando estaba en Bolivia (pues se publicó en 1967) y le hizo verbalmente comentarios críticos a su autor. Congo y Bolivia. al Che Guevara no le gustó ¿Revolución en la Revolución? de Debray. Mella. dentro de la primera dirección guerrillera. fue posteriormente atribuida — post mortem— al Che y al guevarismo. símil del PC francés en el que se formó Debray). Un lector actual de los escritos de Debray no puede dejar de preguntarse: ¿pero acaso el Movimiento 26 de Julio —quien impulsaba y dirigía la lucha armada en Cuba— no constituía un partido? ¿Acaso Fidel Castro y los asaltantes del Moncada no provenían de la lucha política previa que se nutría del antiimperialismo radical? Para Debray las advertencias del Che sobre las luchas de masas y la relevancia de la organización política eran sólo detalles insignificantes. 106 . compañero del Che en Cuba. Según recuerda Pombo [Harry Villegas Tamayo]. Además. luego con la socialdemocracia y hoy vaya uno a saber con qué— la invasión del Granma y el Ejército Rebelde nacen ex nihilo. Longseller. No hay registros de que el Che haya volcado esos comentarios críticos en sus libretas de apuntes de Bolivia. 52 Para una reconstrucción de la historia previa de la Revolución Cubana y de toda la experiencia que Fidel y el Movimiento 26 de Julio extraen de sus maestros Guiteras. véase nuestro libro Fidel para principiantes. Roa y otros.

en general. Estos dos compañeros cubanos le critican abiertamente a Debray — ¡no ahora. así como también los documentos fundacionales del ERP en Argentina. que a su vez proviene de pensadores clásicos como Clausewitz y Maquiavelo. base de sustentación de toda confrontación político militar. La política.lahaine. la total subestimación de la lucha política. puede consultarse el mencionado ensayo “¿Foquismo? A propósito de Mario Roberto Santucho y el pensamiento político de la tradición guevarista”. alias “Barbarroja”: “Debray y la experiencia cubana”.Aún cuando nunca sepamos qué le criticó puntualmente Guevara al intelectual francés. 53 107 . 1-21. a principios del siglo XVI.org). en las ciudades luchaba la juventud. las enseñanzas de Giap y la lucha antiimperialista del Tercer Mundo se nutren de toda la tradición previa del marxismo. había que derrotar el predominio de Roma –El Vaticano– y también terminar con Posiblemente dos seudónimos de colaboradores del comandante Manuel Piñeiro Losada. año V. octubre de 1968. sino en 1968!— el haber simplificado la Revolución Cubana. pp. el movimiento estudiantil. Vietnam. en el siglo XXI. compilados por Daniel De Santis en varias ediciones. el haberla convertido en una simple teoría del “foco” y el no haber visto en ella que junto a la guerrilla. ya en aquella época dos militantes cubanos salieron públicamente a criticar la caricatura “foquista” de Debray (Simón Torres y Julio Aronde53. Esas compilaciones pueden consultarse gratuitamente en el sitio web de la «Cátedra Che Guevara – Colectivo Amauta»: amauta. en particular. el movimiento obrero. le cuestionaban. 54 Para revisar la crítica que otros guevaristas le hicieron a la teoría “foquista” de Debray. En Monthly Review N° 55. el total desconocimiento de la lucha urbana y. Recordemos que. la lucha de clases y la confrontación político-militar Las posiciones políticas que asume Ernesto Che Guevara en sus reflexiones sobre Cuba. en El príncipe y en los Discursos sobre la primera década de Tito Livio. En suma. el teórico florentino Nicolás Maquiavelo sostiene que para unificar Italia como una nación moderna. etc. Esta es la principal crítica a la teoría del “foco” realizada en aquella época por los propios cubanos54.

Allí el pensador italiano sostiene que la lucha político-militar y la guerra constituyen un momento superior de las relaciones de fuerzas políticas.v. Un siglo después.la proliferación de bandas armadas locales. Ho Chi Minh. Fidel y el Che. Maquiavelo propone la formación de una fuerza militar republicana completamente subordinada al príncipe. Vo Nguyen Giap y. Lenin lee y anota detenidamente la obra De la guerra de K. la que ejerce su dirección sobre lo militar y no al revés! Más tarde. En plena confrontación mundial (entre Estados-naciones). redacta en los albores de la década de 1930 el texto Análisis de situación y relaciones de fuerza. en sus Cuadernos de la cárcel. el teórico prusiano Karl von Clausewitz vuelve a prolongar aquel pensamiento defendiendo que “la guerra es la continuación de la política por otros medios” (en su libro De la guerra). luego transformada en guerra civil interna (entre clases sociales). es decir. 108 . a inicios del siglo XIX. Lenin recalca una y otra vez las enseñanzas de Clausewitz acerca de la guerra entendida como continuidad de la política y el predominio de esta última sobre aquella. El principal líder de la Revolución Bolchevique no es el único marxista en incursionar en esta materia. León Trotsky. según Maquiavelo. Exactamente lo mismo podría plantearse acerca del pensamiento de Mao Tse-Tung. a comienzos del siglo XX. durante la Primera Guerra Mundial (más precisamente entre 1915 y 1916). los célebres condottieri (combatientes mercenarios).Clausewitz. que enfrentan en una situación revolucionaria a las clases y fuerzas sociales. Antonio Gramsci. al poder político. desde luego. ¡Es la política. mientras estudia la Ciencia de la Lógica de Hegel en su exilio suizo.

pero no relaciones en general. Antonio Gramsci. dicho sea de paso. se adelanta como mínimo 40 años al análisis de Michel Foucault. expone lo que considera las características básicas de una situación política. ese es el corazón en el que se sustenta el proyecto político guevarista latinoamericano. es adoptada luego por los clásicos del marxismo. Niveles de lucha en la relación de fuerzas entre las clases sociales En el ya mencionado pasaje de los Cuadernos de la cárcel. Desde San Martín.Por lo tanto. la confrontación político-militar es la prolongación de la lucha política. En el mencionado pasaje. Con cuatro décadas de anticipación. en toda esta extendida tradición de pensamiento político. Gramsci también plantea que la política y el poder son relaciones. indeter109 . Augusto César Sandino y Farabundo Martí. pasando por el tamiz de la reflexión de Clausewitz. resulta imperioso volver a insistir en esta problemática. De manera análoga podría recorrerse el extenso itinerario del pensamiento político y militar de nuestras guerras de independencia y liberación latinoamericanas. sintetizando las elaboraciones de Lenin acerca del significado de una “situación revolucionaria”. que se remonta a la herencia republicana de Maquiavelo y. ¡no al revés! A pesar de las caricaturas mercantiles que se han dibujado con intenciones de frivolización. entre muchísimos otros y otras. Después de años y años de propaganda burguesa y del intento de demonización y satanización de todo este pensamiento político. Bolívar y Artigas hasta José Martí. Emiliano Zapata. a quien muchas veces se atribuye el haber descubierto que “el poder no es una cosa. sino relaciones”.

entonces. Este análisis de Gramsci resulta sumamente útil para pensar las categorías centrales del libro El Capital de Marx. Si el valor. sino relaciones (de producción).minadas (en las cuales no importaría quien ejerce el poder sino cómo lo ejerce). sino relaciones específicas y determinadas de fuerza entre las clases sociales. condensadas a lo largo del tiempo. en particular. superando la vieja dicotomía economista que dividía a la sociedad entre una esfera estructural (donde residiría la economía) y una esfera superestructural (donde se ubicaría la política y el poder). No todas las relaciones sociales están en el mismo nivel dentro de la totalidad social. pues entonces son también relaciones de fuerza entre las clases. la pista para comprender todo El Capital de Marx en clave política. pero algunas. las clases sociales. ¿Qué es el poder. No es el mismo poder el que ejerce una maestra en una escuela que el que ejerce el Comando Sur del ejército norteamericano. algunas se cristalizan y condensan a lo largo del tiempo en instituciones. Al interior de ese conjunto complejo y diversificado de relaciones. desde la economía hasta la política. Para Gramsci y para el marxismo sí importa quién ejerce el poder. perte110 . el dinero y el capital no son cosas. petrificadas. así como tampoco todas las instituciones son intercambiables en el ejercicio del poder. Las instituciones no son más que relaciones sociales cristalizadas. Gramsci nos proporciona en ese pasaje de los Cuadernos de la cárcel. la cultura y la guerra. Ese conjunto de relaciones abarca diversas esferas. Algunas instituciones. además de cómo lo ejerce. para la tradición de pensamiento marxista? El poder es un conjunto de relaciones sociales de fuerza entre sujetos colectivos contradictoria y antagónicamente enfrentados. Todas las instituciones que articula la sociedad capitalista están atravesadas por relaciones de poder. lo hacen en forma concentrada.

¿En cuál de los tres niveles de análisis se ubica la reflexión política del Che Guevara y su concepción de la revolución? En nuestra opinión. etc. Pues bien. De los tres momentos que señala Gramsci. aclara el pensador italiano. son las instituciones que ejercen poder en la creación de consenso. Otras instituciones las acompañan y legitiman. Es decir. pensamos que los escritos. en tanto prolongación de la esfera política. etc. gendarmería. cárceles.— aglutinan determinados márgenes mayores de concentración de poder en comparación con otras instituciones. fuerza aérea. servicios de inteligencia. Un primer nivel económico-corporativo. un segundo nivel específicamente político (donde se construye la hegemonía) y un tercer nivel político-militar. La hegemonía burguesa constituye precisamente la articulación de ambas dimensiones. Antonio Gramsci diferencia tres niveles de confrontación en la relación de fuerza entre las clases sociales. la violencia y el consenso. el Che teoriza sobre los dos niveles más avan111 . Los tres momentos. intervenciones y discursos del Che abarcan los tres niveles de análisis aunque ponen prioritariamente el énfasis en el segundo y en el tercer nivel.necientes al aparato de Estado —policía. la batalla por la creación de la pedagogía del ejemplo y la moral comunista. prefectura. marina. a la hora de pensar y analizar la revolución como proceso. dentro de ese armazón categorial de índole marxista acerca del poder. Son aquellas que implementan el ejercicio (real o potencial) de fuerza material. ejército. en el plano donde se construye la hegemonía socialista (allí deberían ubicarse todos los escritos del Che sobre la necesidad de construir el hombre nuevo y la mujer nueva.) y en el terreno social donde se desarrolla la confrontación político-militar. constituyen partes de un todo indivisible.

como él mismo afirma. sino también a la denominada “burguesía nacional”. una lucha “democrática” o un “frente nacional” modernizador. campesinos. La alternativa no pasa entonces por oponer artificialmente tradición versus modernidad. oligarquía versus frente nacional. o revolución socialista o caricatura de revolución”. En el pensamiento político del Che. El análisis específicamente político del guevarismo Para estudiar la historia latinoamericana y el comportamiento de sus clases sociales el Che Guevara plantea en Guerra de guerrillas: un método (1963) que: “Hoy por hoy. siguiendo un esquema etapista. aunque fruto arrancado a las dictaduras militares como 112 ..zados de la lucha sin dejar de señalar las limitaciones —justas pero limitadas al fin de cuentas— de las luchas puramente económico-corporativas-reivindicativas. la república parlamentaria. se ve en América un estado de equilibrio inestable entre la dictadura oligárquica y la presión popular. ¡De ningún modo! El Che es bien claro..] Hay que violentar el equilibrio dictadura oligárquica-presión popular”. no está pensando en una dictadura de los terratenientes y propietarios agrarios tradicionales a la que habría que oponer. estudiantes y capas medias empobrecidas. Cabe aclarar que cuando el Che emplea la expresión “dictadura oligárquica”. Su planteo es muy claro: “No hay más cambios que hacer. La denominamos con la palabra oligárquica pretendiendo definir la alianza reaccionaria entre las burguesías de cada país y sus clases de terratenientes [. incluyendo dentro del mismo no sólo a los obreros. Lo que existe en América Latina es una alianza objetiva entre los terratenientes “tradicionales” y las burguesías “modernizadoras”. terratenientes versus burguesía industrial.

luchar por el establecimiento de unos grilletes que tengan en su punta una bola menos pesada para el presidiario”. Luchar solamente por conseguir la restauración de cierta legalidad burguesa sin plantearse. y la presión popular. La alternativa consiste en continuar bajo dominación burguesa en sus diferentes formas o la revolución socialista.resultado de la lucha y la presión popular. por un lado. es luchar por retornar a cierto orden dictatorial preestablecido por las clases sociales dominantes: es. el problema del poder revolucionario. Generaron grupos aguerridos y combativos. quienes sólo pusieron el esfuerzo en la creación y consolidación de la independencia política de clase. militantes y abnegados. El Che atribuye suma importancia al análisis del equilibrio político inestable entre ambos polos pendulares (la dictadura oligárquica. incluso cuando se recicle apelando a retórica “progresista” o se modernice mediante gestos destinados al marketing electoral. muchas veces quedaron aislados y encerrados en su propia organización. sigue siendo una forma de dominación burguesa. basada en la alianza de terratenientes y burgueses “nacionales”. Hegemonía y autonomía de clase En la historia latinoamericana. por el otro). Por ello. en todo caso. pero que no pocas veces 113 . en Guerra de guerrillas: un método. utilizada en forma apologética para representar la dictadura de las clases explotadoras. en cambio. el Che alertaba que: “No debemos admitir que la palabra democracia. En ningún momento Guevara plantea como alternativa la consigna: “democracia o dictadura” (tan difundida en el Cono Sur latinoamericano a comienzos de los años 80). pierda su profundidad de concepto y adquiera el de ciertas libertades más o menos óptimas dadas al ciudadano.

cayeron en el sectarismo. oprimidas y marginadas. tener la suficiente elasticidad de reflejos como para ir quebrando el bloque de poder burgués y sus alianzas. si se nos permite el término —que ha sido bastardeado y manipulado hasta el límite—. terminaron convirtiéndose en furgón de cola de la burguesía (“nacional”. privilegiaron exclusivamente la construcción de alianzas políticas e hicieron un fetiche de la unidad a toda costa. No excluirlas sino articularlas en forma complementaria y hacerlo. cuando no fueron directamente cooptados por alguna de sus fracciones institucionales y terminaron su vida como funcionarios mediocres en algún ministerio. soslayando o subestimando la independencia política de clase. en cambio. Rebeldías múltiples. colores diversos. Quienes. Y eso no se logra sin construir alianzas contrahegemónicas con las diversas fracciones de clases explotadas. uno de los temas de la agenda política contemporánea más debatidos es. que nuestro mayor desafío consiste en ser lo suficientemente claros. hegemonía socialista En el debate latinoamericano. sin duda. el del sujeto de la revolución. 114 . mientras vamos construyendo nuestro propio espacio autónomo de poder popular. “democrática” o como quiera llamársela). intransigentes y precisos como para no dejarnos arrastrar por los distintos proyectos burgueses en danza —sean ultrareaccionarios o “progresistas”— pero. de modo dialéctico. al mismo tiempo. Una enfermedad recurrente y endémica por estas tierras. Una de las grandes enseñanzas políticas del guevarismo latinoamericano consiste en que hay que combinar ambas tareas. Es decir. con cualquiera y sin contenido.

¿existe algún sujeto social con capacidad de convocar y coordinar al conjunto del movimiento popular. Las evidencias están a la vista para quien no quiera distraerse.El capitalismo dependiente. Las grandes masas campesinas pobres de América Latina han jugado y pueden jugar en el futuro un papel sumamente revolucionario. Ahora bien. diverso y colorido abanico multicolor. 115 . Ahora bien. por ejemplo. construir un proyecto aglutinador para el conjunto de la nación oprimida. superadoras del capitalismo dependiente. hubiera conducido a la revolución a un callejón sin salida para el conjunto de la sociedad. En el caso particular de Cuba. Esa fue. ese campesinado. en situación análoga en términos de clases sociales— pudo triunfar porque su dirección política tenía una ideología propia de la clase trabajadora. a pesar del liderazgo insurgente de Villa y Zapata. de ese amplio. más numerosa era el campesinado pobre (base social del Ejército Rebelde que hace triunfar la revolución). aglutinando todas las rebeldías particulares y llevar la lucha de todos hasta las últimas consecuencias? El Che Guevara consideraba que ese sujeto es la clase trabajadora. explota y margina a múltiples sujetos sociales. somete. si se hubiera limitado a la simple lucha por su terruño. una notable diferencia entre la Revolución Cubana de 1959 y la Revolución Mexicana de 1910. Eludiendo este falso atajo “campesinista”. que también derrocó heroicamente al ejército burgués pero no logró. a condición de converger en sus rebeldías y construir una alianza con las clases trabajadoras urbanas. El límite del programa campesino constituye una limitación para reorganizar el conjunto de la sociedad sobre nuevas bases. consideraba que la fuerza social. en términos cuantitativos. el Che Guevara considera que la Revolución Cubana —como la de Vietnam. oprime. como sistema de dominación continental.

en una lucha común. institucionalizadas o directamente cooptadas— necesitamos construir hegemonía socialista. 116 . excediendo el límite “corporativo-reivindicativo” de su lucha parcial. étnicas. variadas y en América Latina asumen tonalidades con un espectro de amplia gama. permanece fragmentada y encerrada en su propio “juego de lenguaje” (como le gusta decir al posmodernismo).Esa singular combinación que se dio en Cuba y en Vietnam (ausente en los escritos de Marx o Engels). Desde el ángulo guevarista. en el siglo XXI. sin coordinación global. como pensaba el Che. sin generar espacios comunes ni un proyecto socialista que aglutine a todos y todas no habrá posibilidad de salir de los lugares tímidos y limitados en los cuales el sistema de dominación nos recluye. la revolución socialista constituye el gran proyecto que puede aglutinarnos a quienes nos proponemos romper radicalmente con las diversas dominaciones (nacionales. ecológicas. como propone el guevarismo contemporáneo. Sin articulación. neutralizadas. aglutinar y coordinar. constituye una de las elaboraciones de Guevara que bien valdría la pena repensar en el mundo contemporáneo. Como creía Mariátegui. donde una fuerza social de mayoría campesina es conducida a la toma del poder por un destacamento revolucionario de ideología proletaria. Porque hoy en día. una confrontación contra el conjunto del sistema de dominación. de género. Pero cada una por separado. Para salir de ese lugar prefijado de antemano —donde toda oposición y toda disidencia terminan siendo fagocitadas. de clase. Pero no todos esos sujetos sociales tienen la misma capacidad de convocar. en el campo popular latinoamericano también contamos con numerosos y diversos sujetos sociales que padecen opresiones y dominaciones. las luchas contra la dominación del capital son numerosas.

etc). la toma del poder [subrayado de Guevara]. fundaciones y diversas instituciones rentadas. con otro 117 . En su trabajo “Táctica y estrategia de la revolución latinoamericana” el Che no deja lugar a la ambigüedad: “El estudio certero de la importancia relativa de cada elemento. En tiempos del Che y en nuestra época. Ese es el primer problema de toda revolución. Pero esa afirmación no queda restringida a escala nacional. Equívocas formulaciones y seductores cantos de sirena que vuelven a instalar. El poder es el objetivo estratégico sine qua non de las fuerzas revolucionarias y todo debe estar supeditado a esta gran consigna”. ¿Cambiar el mundo sin tomar el poder? A lo largo de su corta e intensa vida política Ernesto Guevara siempre destacó en primer plano la cuestión prioritaria del poder para una transformación radical de la sociedad. encargadas de aceitar la hegemonía del sistema— de que “no debemos plantearnos la toma del poder”. La clase trabajadora. debe jugar un papel central en esa convocatoria y en la construcción de ese proyecto socialista plural que aglutine en la creación del poder popular las más variadas y disímiles rebeldías antisistema. entendida en sentido amplio. es el que permite la plena utilización por las fuerzas revolucionarias de todos los hechos y circunstancias encaminadas al gran y definitivo objetivo estratégico. Por eso el Che aclara inmediatamente: “La toma del poder es un objetivo mundial de las fuerzas revolucionarias”. ¡Cuánta vigencia y pertinencia tienen hoy sus reflexiones! Sobre todo cuando en algunas corrientes del movimiento de resistencia mundial contra la globalización capitalista han calado las erróneas ideas —difundidas hasta el hartazgo por las ONG.

se fascinan con una experiencia política determinada. la absolutizan. honesto y leal propiciador de aquella estrategia. a como dé lugar y sin importar las especificidades. entre otros. la descontextualizan. la separan de la historia latinoamericana. pasando por John Holloway hasta llegar a Toni Negri (el más eurocéntrico de los cuatro). ha sido recurrente en diversos exponentes de la intelectualidad europea afín a América Latina —algunos de ellos bienintencionados— o al menos interesada en el acaecer político de nuestros pueblos. En primer lugar. al hermano pueblo de Chile.org)— jamás debemos olvidar o soslayar el estudio de la propia historia latinoamericana. la simplificó al extremo y luego la transformó en la receta caricaturesca del 118 . Desde Régis Debray hasta Heinz Dieterich. Grave equivocación la de aquellos intelectuales de origen europeo que llegan a América Latina. violentando las otras realidades para que todas entren. en el lecho de Procusto de sus esquemas de pizarrón. Porque al reflexionar y debatir sobre estos planteos —mayormente nacidos en la academia parisina luego de la derrota del mayo francés (véase nuestro ensayo “Desafíos de la teoría crítica frente al posmodernismo” en amauta. la recortan. Ese método de pensamiento político. Si Debray se fascinó con la Cuba de los 60. con otra vestimenta. la convierten en receta universal y luego recorren diversos países predicando el nuevo evangelio. la simplifican. al entrañable compañero Salvador Allende.lahaine. la añeja y desgastada estrategia de la “vía pacífica al socialismo” que tanto dolor y tragedia le costó. con otras citas prestigiosas de referencia.lenguaje.

2003 o también nuestro libro Toni Negri y los equívocos de «Imperio». 2002 y en Bolsena [Italia]. 2005). 119 . Editorial 21. Massari ed. p. De sus distintas teorías. sino más bien amarillo— de notable continuidad entre: (a) la impugnación política al marxismo revolucionario y el cuestionamiento filosófico de la tradición dialéctica realizada por el pensador socialdemócrata 55 Como coherente partidario de la unidad con los militares latinoamericanos. publicado en Madrid [España]. b) tratar de crear al “hombre nuevo” y c) cambiar las instituciones que guían su actuación [. directamente ni se tomó el trabajo de los otros tres. A su turno Holloway siguió idéntico derrotero metodológico con el neozapatismo. Existe un hilo —no rojo. seculares y metafísicas. Negri coincide con este último análisis.. hacer la unidad con los militares de las Fuerzas Armadas institucionales. sin siquiera conocer de primera mano alguna de nuestras sociedades. quizás por su europeísmo galopante. La Habana... el poder como medio de derrumbar la vieja sociedad capitalista e ir construyendo una radicalmente nueva constituye un absurdo y una ridiculez. en cualquier país y en donde sea. Campo de ideas. para terminar proponiendo a los cuatro vientos que pretender hacer una revolución para cambiar el mundo y tomar. en el camino.“foco” militar sin lucha política. Dieterich no se ahorra la oportunidad de marcar sus enormes distancias con el marxismo del Che Guevara. Vino directamente a América Latina a predicar sus recetas (extraídas de la derrota del movimiento extraparlamentario italiano y de la filosofía universitaria francesa que él adoptó en su exilio parisino). 74). de donde extrajo la disparatada doctrina que propone. Buenos Aires.] La opción b) ha sido aplicada por todas las religiones del mundo. 56 En otros escritos hemos intentado cuestionarlo con mayor detenimiento: véase por ejemplo el prólogo a la edición cubana de nuestro Marx en su (Tercer) mundo. Centro Juan Marinello. aquí nos detendremos brevemente en la doctrina posmoderna de la “no toma del poder”. El método implícito y presupuesto por estos cuatro exponentes intelectuales de ese estilo de reflexión política resulta fácilmente impugnable56. con resultados desastrosos” (véase Heinz Dieterich: Bases del nuevo socialismo. 2001. aunque. a quien se refiere críticamente del siguiente modo: “Para transformar la sociedad hay tres caminos posibles: a) manipular genéticamente al ser humano. Dieterich55 hizo exactamente lo mismo con la Venezuela bolivariana de Chávez.

quien a fines del siglo XIX se oponía a la toma del poder y sugería expurgar del socialismo toda huella de Hegel (argumentando. (c) la estrategia del “camino pacífico —sin tomar el poder— al socialismo” experimentada en Chile a partir de 1970. que la dialéctica es “estatista”. Todas esas formas de promocionarla son. ni acaba de surgir por la globalización ni responde a los cambios que introdujo Internet. etc.Eduard Bernstein. motivada por la recepción europeo occidental del fracaso chileno y el temor a un golpe de estado en Italia (doctrina que luego se extiende a Francia y a la España de la “transición” tras la muerte de Francisco Franco). a partir de 1956. exactamente igual que Toni Negri — quien evidentemente adoptó muchos de sus argumentos—. subterfugios propagandísticos para presentar en bandeja nueva una comida ácida. Las raíces políticas son convergentes y las conclusiones muy similares. resulta sumamente difícil desconocer que la doctrina de “no toma del poder” ni es nueva. en realidad. Para quien no tenga anteojeras ni malas intenciones. “apologista del statu quo”.). (d) y (e) hay denominadores comunes. (b). (b) la doctrina soviética promocionada en la era Kruschev desde Moscú. de modo mucho más pulido y seductor que los antiguos 120 . “conservadora”. A pesar de los diferentes contextos históricos y la diversidad de polémicas y debates en los que cada propuesta se inscribe. Aunque en el siglo XXI esa añeja doctrina se muestra y pretende venderse desde una vidriera teóricamente más atractiva. recalentada y ya rancia. (c). que promovía la “transición pacífica al socialismo” y el cambio de sociedad sin guerra civil ni toma del poder (doctrina nacida en paralelo con la doctrina de la “coexistencia pacífica” con el imperialismo). y finalmente (e) la actual renuncia posmoderna a toda estrategia de poder. (d) la doctrina eurocomunista —impulsada por el PCI a partir de su acuerdo con la Democracia Cristiana— del “compromiso histórico” con el Estado burgués y sus instituciones. entre (a).

En diversos trabajos hemos intentado rastrear esta concepción analizando la obra teórica y práctica de diversos exponentes del guevarismo latinoamericano57. ¿Por qué Dalton? Pues porque Roque subraya un eje fundamental y determinante en la polémica contemporánea. constituye un elemento de aprendizaje insustituible e imprescindible para las nuevas generaciones de militantes. Por eso mismo. brevemente. No hay manera de confrontar con las instituciones centralizadas del poder. La conclusión es inequívoca. No se puede saltar el muro capitalista.esquemas socialdemócratas o stalinistas (ahora aparece cargada incluso de términos libertarios o apelando a la indeterminación de una genérica “sociedad civil”). pero no el único miembro de esta tradición. Lenin y la formación política (¡sí. continuar y recrear la reflexión política del guevarismo sobre el problema del poder. sumamente útil para poder comprender el proyecto político guevarista y su concepción de la revolución: el nexo Guevara-Lenin. abrir de una vez por todas la puerta y pasar a una sociedad radicalmente distinta. obviamente. sino desde una práctica política vivida cotidianamente como apuesta vital por la revolución socialista latinoamericana. realizada no desde un Estado burocrático envejecido ni desde un cómodo sillón académico universitario. el fondo político sigue enmarañado dentro mismo de las pegajosas redes institucionales del capital. De todos esos aportes focalizaremos la mirada. Lenin!) La tradición del pensamiento político guevarista se inspira. El Che es el máximo exponente. en Guevara pero no se reduce ni se detiene allí. 57 Véase la primera nota al pie de este ensayo. volver a rescatar. 121 . en uno de los principales integrantes de la familia guevarista latinoamericana: el revolucionario y poeta salvadoreño Roque Dalton.

Lenin! El más despreciado. que para entonces ya sabrá mucho de problemas políticos”. actividad tan poco común en extensos sectores de revolucionarios contemporáneos”. desafío aun irresuelto por los procesos políticos contemporáneos de nuestra América. Roque nos provoca: “Cuando usted tenga el ejemplo de la primera revolución socialista hecha por la “vía pacífica”. Roque nos sugiere: “Es conveniente leer a Lenin. insultado. Roque Dalton nos ofrece nuevamente la fruta prohibida. En su inigualable y hermoso ensayo-collage Un libro rojo para Lenin. Dalton pone el dedo en la llaga. Si no me encuentra en casa. me deja un recado urgente con mi hijo menor. Tras varias décadas de eludir. Su relectura de Lenin nos permite responder los interrogantes que a nuestro paso nos presenta la esfinge. Luego de los relatos posmodernos y de aquellas tristes ilusiones que pretendían “cambiar el mundo sin tomar el poder”. Burlón. Pero su consejo para las nuevas generaciones de militantes no queda congelado allí. Pensando en la formación política de las juventudes guevaristas latinoamericanas. irónico y mordaz. Uno de los pensadores marxistas más indomesticables y reacio a cualquier cooptación. cruzando las fronteras tanto de la vieja izquierda eurocéntrica como de los equívocos seudolibertarios y falsamente horizontalistas de las ONG.¡Sí. vilipendiado. incisivo. ocultar o si122 . la propuesta guevarista de Roque Dalton acude presurosa a llenar un vacío. A contramano de modas académicas y mercantiles. Roque focaliza la mirada crítica y la reflexión teórica en el problema fundamental del poder. le ruego que me llame por teléfono. la piedra filosofal sin la cual no se puede comprender al guevarismo.

que traducir a Lenin a nuestra lengua política. a nuestra historia. de próxima aparición. insertándolo en lo más rebelde y radical de nuestras tradiciones revolucionarias: el guevarismo. en el XX aniversario del asalto al Cuartel Moncada. recuperar la perspectiva guevarista. Ocean Sur. de habitante de población. Cuba. moderno y urbano.lenciar ese nudo problemático de todo pensamiento radical. villa miseria. la coherencia de su pensamiento. primer leninista latinoamericano. pensada para que sea útil ya no exclusivamente en las grandes metrópolis del occidente europeo-norteamericano sino principalmente en el Tercer Mundo. El Lenin de Roque se viste de moreno. inicio de la actualidad de la revolución en nuestro continente”58. El Salvador. 58 123 . No es aleatorio que en su reconstrucción apele a otras experiencias de revoluciones en países del Tercer Mundo: la atrasada Rusia. ya que Roque lo dedica “A Fidel Castro.Esa dedicatoria a Fidel retoma puntualmente la tesis central del libro de Lukács sobre Lenin. de Roque puede ser de gran ayuda para someter a crítica las mistificaciones y atajos reformistas del posmodernismo. nada menos.D. la periférica China. Véase nuestro estudio preliminar a G. a nuestra idiosincrasia. La suya es una lectura ampliada de Lenin. Lenin desde el marxismo latinoamericano El poeta salvadoreño se propone. de cristiano revolucionario. de campesina. de indígena.Lukács: Lenin. Vietnam. implica también una definición política. Esa perspectiva permite comprender la dedicatoria del libro que aunque está cargada de afecto y admiración. única manera de mantenerlo vivo y al alcance de la mano en las rebeliones actuales de América latina. además de obrera y obrero industrial. La Habana. Subrayado de R. cantegril y favela. antiimperialista y anticapitalista. disfrazados con jerga aparentemente —sólo aparentemente— libertaria.

Fueron duros opositores y polemistas del guevarismo (“duros” no por la agudeza de sus argumentos sino por la voluntad y el entusiasmo que pusieron en contrarrestar su influencia política). “no tomar el poder. cuando ya hacía diez años que éste se había fundado. Estos dos dirigentes comenzaron a ser hegemónicos dentro del Partido Comunista Argentino (PCA) a partir de 1928. Codovilla y Ghioldi pasaron a dirigir. Che Guevara. con el “leninismo” construido por Victorio Codovilla y Rodolfo Ghioldi.Algunos de los problemas prioritarios que Un libro rojo. confrontación directa. Codovilla y Ghioldi volvieron a repetir la misma actitud de aquellos años 20. durante los años 60. Pero el abanico de problemas pretende ser más extenso. la sección sudamericana de la Internacional Comunista (IC). rechazando y combatiendo la nueva herejía que emanaba entonces de las barbas de Cuba. Cuarenta años más tarde..”. dos de los principales exponentes argentinos de la corriente latinoamericana prosoviética. Si al comienzo de este trabajo sostuvimos que el guevarismo constituye la expresión latinoamericana del leninismo. Dalton y el leninismo latinoamericano La obra de Roque tiene como objetivo fundamental pensar y repensar qué significa el leninismo para y desde América Latina. Desde allí combatieron a José Carlos Mariátegui. En primer lugar. aborda tienen que ver con el carácter de la revolución latinoamericana y las vías (“tránsito pacífico”. entonces su reflexión merece ser balanceada y contrastada con otras aproximaciones análogas realizadas en América Latina.. etc). 124 .. difundieron sospechas sobre Julio Antonio Mella y criticaron duramente a todo el movimiento político-cultural de la Reforma Universitaria nacido en Córdoba. de hecho. Alineados en forma férrea con la vertiente de Stalin en el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS)..

Desde ese ángulo. La suya fue una lectura más sutil y no tan vulgar como la de Codovilla y Ghioldi —lo que le permitió cierto diálogo con la vertiente guevarista como el mismo Roque reconoce en su otro libro Revolución en la revolución y la crítica de derecha—. punto por punto. Además. la alianza de clases con la llamada “burguesía nacional” y la separación de la revolución en rígidas etapas. aunque el dirigente uruguayo compartiera en términos generales el mismo paradigma político que los dos dirigentes de Argentina. construyeron una pretendida “ortodoxia” leninista desde la cual persiguieron a cuanto “heterodoxo” se cruzara por delante. en América Latina el líder del Partido Comunista Uruguayo (PCU) Rodney Arismendi elaboró una versión más refinada y meditada de “leninismo”. parte por parte. en este registro stalinista rudimentario se convierte en un recetario de fórmulas rígidas. Desde esa óptica intentó dialogar con los Tupamaros uruguayos e incluso llegó a participar (con una línea divergente) de la conferencia de la OLAS. propiciadoras del “frente popular”. Lenin. Arismendi pretendía dibujar una imposible solución intermedia entre las ortodoxias de los antiguos partidos comunistas prosoviéticos y el guevarismo. de esta versión de “leninismo” divulgada y custodiada en nuestras tierras por Codovilla y Ghioldi. 125 . el “leninismo” de Codovilla y Ghioldi se fue convirtiendo en sinónimo de “tránsito pacífico” al socialismo y oposición a toda confrontación político-militar y toda lucha armada (a pesar de que Ghioldi había participado en 1935 en la insurrección fallida encabezada por Luis Carlos Prestes en Brasil). desde los años 50 en adelante. Todo el emprendimiento de Roque Dalton en Un libro rojo para Lenin constituye una crítica frontal y radical. En segundo lugar.

Holloway o Negri). sin duda menos sistemático y con menor cantidad de referencias y citas bibliográficas de los escritos de Lenin que estos manuales. perspectivas políticas determinadas se convierten. Ese intento de lectura se cristalizará en la obra La revolución social (Lenin y América Latina). por momentos. El libro de Roque. coyunturales (de todas formas sin llegar al extremo de Debray. con una mayor amplitud de perspectiva de pensamiento político. La obra pedagógica de Harnecker. Enemigos. de algún modo deudora de obras previas como Táctica y estrategia. por momentos los esquemas construidos por Marta rinden un tributo desmedido a situaciones de hecho.En tercer lugar. Sin embargo. procesos de cambios radicales a través del ejército —como en Venezuela— desde el 2000. lucha institucional y poder local —como en Brasil y Uruguay— en los 80 y 90. probablemente. La menor sistematicidad es compensada con una mayor frescura y. posee sin embargo una mayor aproximación al núcleo fundamental del Lenin pensador de la revolución anticapitalista. la pedagoga chilena Marta Harnecker intentará una nueva aproximación a Lenin desde América Latina. mucho más apegada a Lenin que los anteriores intentos etapistas de Codovilla. y ya bajo la estrella de la Revolución Cubana. Ghioldi o Arismendi. tiene un grado de sistematicidad mucho mayor que la de Roque Dalton. Lo hará desde la óptica política y epistemológica althusseriana. Así. en “modelos” casi universales: lucha guerrillera —como en Cuba— en los 60. Por eso sus libros teóricos van de algún modo “acompañando” los procesos políticos latinoamericanos. realizado desde el guevarismo latinoamericano. aliados y frente político así como de la más famosa de todas Los conceptos elementales del materialismo histórico. ya que Marta ha sido durante años una de las principales alumnas y difusoras del pensamiento de Louis Althusser en idioma castellano y en tierras latinoamericanas. Dieterich. 126 .

En quinto lugar. quien nunca militó en la izquierda radical sino en la denominada “izquierda nacional”.En cuarto lugar. etc. está repleto de argumentos que incluso les quedan grandes a las apologías parlamentaristas y reformistas de estos tres pensadores de la socialdemocracia. “jacobino” y “estatalista”) y la manipulación de Gramsci (resignificado desde el eurocomunismo italiano y el posmodernismo francés) cumplen en los ensayos de Portantiero. Concretamente. Aricó y Laclau el atajo directo para legitimar con bombos y platillos “académicos” su ingreso alegre a la socialdemocracia. hueso duro de roer. No podían realizar ese tránsito sin ajustar cuentas con la obra indomesticable de Lenin. La “novedad” que inaugura el planteo de Holloway consiste en que realiza el ataque contra las posi127 . autoritarismo. no podemos obviar el ya mencionado intento de John Holloway y sus seguidores latinoamericanos por responsabilizar a Lenin de todos los males y vicios habidos y por haber: sustitucionismo. Toda su relectura de Gramsci en clave explícita y expresamente antileninista. debemos recordar la operación de desmontaje que desde comienzos de los años 80 pretendieron realizar los argentinos (por entonces exiliados) Juan Carlos Portantiero... constituye un sutil intento de fundamentar su pasaje y conversión de antiguas posiciones radicalizadas a posiciones moderadas (esta referencia vale para Portantiero y Aricó. el ataque a Lenin (acusado de “blanquista”. entre otros. verticalismo. pensado desde el guevarismo para discutir con el reformismo y el oportunismo de “la derecha del movimiento comunista latinoamericano”. incluso para los académicos más flexibles y más hábiles. tras la renuncia a toda perspectiva antiimperialista y anticapitalista. etc. apoyabrazos progresista del populismo peronista). Ernesto Laclau y José Aricó. etc. estatalismo. no así para Laclau. El libro de Roque.

a la hora de parangonar la lectura guevarista de Roque con otras lecturas latinoamericanas sobre Lenin. Roque pretendía cuestionar posiciones más ingenuas. a diferencia de los antiguos stalinistas prosoviéticos o de los socialdemócratas. menos sutiles y. para analizarlo. 128 . Particularmente.ciones radicales que se derivan de Lenin con puntos de vista reformistas pero. Este autor acude al ¿Qué hacer?. nos topamos con el reciente análisis de Atilio Borón. bien valdría la pena consultar la carta que Emiliano Zapata le envía en 1918 al general Genaro Amezcua donde traza un paralelo entre la revolución zapatista mexicana y la revolución bolchevique de la Rusia de Lenin). No es casual que. si se quiere. él lo hace con lenguaje pretendidamente de izquierda. Borón llegue a una conclusión análoga cuando señala a Fidel Castro como uno de los grandes dirigentes políticos que han comprendido a fondo a Lenin. ya que al redactar su polémico Collage. en ese sentido. que poco o nada interesan a Holloway. interrogarlo y reivindicarlo desde la América Latina contemporánea. como Roque Dalton. caprichosamente despojada de toda perspectiva histórica o de toda referencia a las luchas campesinas del zapatismo de principios del siglo XX. Toda la crítica de Roque Dalton golpea contra este tipo de planteos académicos al estilo de Holloway (o de sus seguidores igualmente académicos). La jerga pretendidamente libertaria encubre en Holloway un reformismo poco disimulado y una impotencia política mal digerida o no elaborada (extraída de un esquema académico demasiado abstracto de la experiencia neozapatista. hace referencia a la importancia atribuida por Lenin al debate teórico y a la conciencia y lo parangona con el lugar privilegiado que ocupa la “batalla de las ideas” en el pensamiento de Fidel. más transparentes en sus objetivos políticos. aunque por vía indirecta. Finalmente.

quien cree. propiciadores de la clandestinidad. depositan sus miradas en aristas algo disímiles. Crítico de ambas interpretaciones —la de Holloway y la de Negri—. erróneamente. el leninismo de Borón mantiene una fuerte deuda con las hipótesis históricas del dirigente comunista uruguayo Arismendi. quien de hecho clasifica a Lenin como un vulgar estatista autoritario. a quien cita explícitamente. Borón analiza las tesis del ¿Qué hacer? y las emplea para polemizar con el “espontaneísmo”. mientras Borón critica —siguiendo a Marcel Liebman— la “actitud sumamente sectaria” de Lenin durante el período 1908-1912. Si bien Borón y Dalton se esfuerzan por delimitar la reflexión de Lenin de aquello en lo que derivó posteriormente en stalinismo. instaurar un gobierno radicalmente distinto a los anteriores ni construir un sujeto político. ya que no lograron. aunque en el caso del argentino esas conclusiones a favor de un comunismo democrático estén completamente despojadas de todo vínculo con el stalinismo. del “partido obrero de combate” e incluso de la guerrilla. duros. En ese sentido. Por ejemplo.Después de la rebelión popular argentina de diciembre de 2001. 129 . perdurable en el tiempo. También polemiza con la noción deshilachada y difusa de “multitud” de Toni Negri. Borón sostiene que gran parte de las revueltas populares de comienzos del siglo XXI han sido “vigorosas pero ineficaces”. inflexibles. anticapitalista y antiimperialista. que toda organización partidaria de las clases subalternas termina subordinando los movimientos sociales bajo el reinado del Estado. Roque defiende aquellos escritos de Lenin. sobre todo de John Holloway. el Lenin latinoamericano de Roque Dalton es un guevarista avant la lettre. como en el caso argentino. en su trabajo sobre Lenin el argentino cuestiona “las monumentales estupideces pergeñadas por los ideólogos soviéticos y sus principales divulgadores”. En este tipo de lecturas. De la misma forma que el salvadoreño.

Resulta más que plausible que la mayoría de sus ideas principales pertenezcan a Robi Santucho. El primer capítulo de este folleto. estamos pensando en un documento político elaborado al calor del fuego y no en la mansedumbre tibia de una maestría o un doctorado académico. otro de los principales representantes del guevarismo en nuestras tierras. existen otras producciones que bien valdría la pena estudiar hoy en la formación política de la joven militancia latinoamericana. Junto a la cuestión del poder. titulado precisamente “El marxismo y la cuestión del poder”.Pensar el poder y a los clásicos del marxismo desde América latina Además del libro de Roque Dalton. por lo menos desde los levantamientos anarquistas —sangrientamente reprimidos— de principios de siglo. En el análisis del país y su sociedad se debe partir de la categoría dialéctica más omnicomprensiva: la situación del capitalismo mundial y la lucha revolucionaria internacional 130 . presentado en 1968 al IV Congreso del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) de Argentina. leídos —a diferencia del abordaje típicamente académico— desde preocupaciones esencialmente latinoamericanas. Se trata de un trabajo colectivo. ubica en el centro de la discusión aquella cuestión que estuvo ausente en las distintas corrientes de la izquierda tradicional argentina. La reflexión se abre con una toma de posición metodológica. Este texto tiene como autores a tres miembros de la organización insurgente. allí se analiza el problema de la estrategia revolucionaria en los clásicos del marxismo. entre los cuales se encuentra Mario Roberto Santucho. Entre muchas otras. pieza arquitectónica inigualable del acervo histórico del pensamiento político guevarista latinoamericano.

reclamaba comenzar el análisis por la Argentina para luego remontarse hacia lo internacional. cuando afirma que la categoría dialéctica más concreta (porque encierra en su seno la mayor cantidad de determinaciones) es el mercado mundial (Aunque en la exposición lógico dialéctica de Marx esta categoría resulta el punto de llegada. ya que el capitalismo conforma un sistema mundial). No otra era la posición de Antonio Gramsci. a partir de allí. a partir de allí. La posición de las FAR. Ese mismo problema metodológico reaparecerá posteriormente. cuando en el N°13 de sus Cuadernos de la cárcel proponía —siguiendo puntualmente a Lenin— estudiar el análisis de las situaciones políticas y las relaciones de fuerzas sociales. defendida por Carlos Olmedo. quien seguía al pie de la letra la teoría nacionalista de las “causas internas” de Rodolfo Puiggrós (éste la había desarrollado en la Introducción de 1965 a su célebre Historia crítica de los partidos políticos argentinos). partiendo de la situación internacional. La posición del PRT. avanzar hacia el estudio de la relación de fuerzas entre las clases sociales. que prolongaba el análisis del Che en su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinen131 .para. en la Argentina. formular una estrategia continental y mundial de enfrentamiento con aquel. Ésa era la recomendación de Marx en sus borradores de El Capital (los Grundrisse). en la discusión de 1970-1971 entre dos organizaciones que intentaban inspirarse en el Che: el PRT-ERP y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). Ese era el punto de vista del Che Guevara cuando en su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” parte de un análisis del capitalismo como sistema mundial de dominación para. en toda investigación sobre el capitalismo debería constituir el punto de partida. tanto a nivel nacional como internacional.

Después de sentar posición metodológica. habitualmente. sobre las barricadas de París. En tanto método. debe analizar el capitalismo como un sistema a una escala que supere la estrechez reduccionista del discurso nacional-populista. por donde podía desplazarse rápidamente el ejército). tiene como meta la revolución mundial y. Para hacerlo. recorre la herencia de los clásicos. el documento sobre el marxismo y la cuestión del poder del IV Congreso del PRT argentino pasa a discutir el problema de la estrategia político-militar. núcleo de fuego de la izquierda revolucionaria. Principalmente. sino también una ideología política y una concepción del mundo. por ello. De este modo. 132 . de carácter antiimperialista e internacional. La lucha nacional. proponía una mirada global sobre el conflicto con el imperialismo. La estrategia de Marx apostaba a una acción insurreccional de la clase obrera. En ese texto. rápida y violenta. Luego. según le confiesa en una carta enviada desde la cárcel a su primera compañera Ana Villarreal— que el marxismo no es sólo un instrumento metodológico. teniendo como meta el derrocamiento del Estado y la toma del poder. ideología política y concepción del mundo. tanto en 1848 como en 1871. país por país. era para el PRT parte de una batalla mayor. Comienza por Marx y sus escritos sobre la lucha de clases en la Europa urbana del siglo XIX. en las grandes ciudades. como “el testamento político” de Engels. se analiza la Introducción de Engels de 1895 a Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850. el PRT le respondía a Olmedo — cabe aclarar que Santucho mantenía por Olmedo un gran aprecio personal. el compañero de Marx dejaba sentado que la barricada urbana y la lucha de calles habían perdido efectividad frente a los avances de la técnica militar y las reformas urbanísticas (el trazado de las grandes avenidas.tal”. por ejemplo. Introducción que ha sido considerada.

varios fragmentos entrecortados donde Engels aparecía. según el autor del documento le confesó a Paul Lafargue en una carta. A pesar de la censura del partido alemán y de la posterior queja de Engels. Pero no aportaba una solución. partiendo del “testamento” de Engels. órgano central del Partido Socialdemócrata Alemán. que cambia algo para que nada cambie.Liebknecht publicó en el periódico Vorwärts [Adelante]. El gran cerebro italiano. “como un pacífico adorador de la legalidad a toda costa”. ¿Y en las capitalistas periféricas.La socialdemocracia internacional censuró ese documento de Engels. En 1895. institucionalizando el proceso social y apropiándose de los reclamos y reivindicaciones “de abajo”. Esto para las sociedades capitalistas de Europa occidental. que forman parte del Tercer Mundo? ¿Y en las 133 . en Italia Antonio Gramsci utilizó ese mismo texto de Engels para pensar la revolución pasiva en Europa occidental. Gramsci visualiza un problema extremadamente difícil de resolver. neutralizando de este modo la rebelión popular. los principales ideólogos de la socialdemocracia adoptaron este texto como caballito de batalla para insistir con el parlamentarismo. Engels señalaba. Para poder enfrentar eficazmente y derrotar estas “revoluciones pasivas”. En estas “revoluciones desde arriba”. A contramano de la socialdemocracia alemana y de todo el reformismo que tenía a esta última como faro y luz. intenta desentrañar las modernizaciones “desde arriba”. G. impulsadas por el Estado burgués. el problema que se abría para el movimiento obrero. desarrolladas en Alemania por Bismarck y en Francia por Luis Bonaparte. dejando sin respuesta política estratégica al movimiento obrero mundial. acertadamente. en sus Cuadernos de la cárcel Gramsci propone cambiar la estrategia revolucionaria de la clase obrera: pasar de la revolución permanente y la guerra de maniobra a la guerra de posiciones. Casi inmediatamente después de escribirlo (y de quejarse por la censura de la que fue víctima) Engels se muere.

El principal de todos es La guerra de guerrillas59. este texto curiosamente “olvidado” por los apresurados impugnadores del supuesto “foquismo”. Pero. al mismo tiempo. a pesar de haberlo publicado. 59 La guerra de guerrillas fue escrito por Lenin después de la insurrección rusa de 1905. Fue publicado por primera vez en Proletari N°5. el 13/X/1906. posteriormente analizados por Santucho) sucede algo singular. como Santucho forma parte del marxismo latinoamericano. Lautaro. dos libros distintos. semicoloniales y dependientes? ¿Y en las de América Latina? Aunque en sus Cuadernos de la cárcel realiza algunas breves observaciones sobre la estrategia política de la guerra de guerrillas en sociedades agrarias y atrasadas (tomando como ejemplo a los combatientes irregulares balcánicos o los grupos irlandeses. con el mismo formato y la misma tapa (fondo naranja. publican el mencionado tomo N°11. se esfuerza por resolver la incógnita del viejo Engels desde un ángulo distinto al predominante en Europa occidental. no se resignan a dar por sepultado el fin de las revoluciones. 134 . Más tarde. En Argentina. Con esos materiales. 1960 (Se trata de la reproducción exacta del tomo N°11 de las Obras Completas. para abrazar alegremente el Parlamento. nunca se tomó como eje de lo que se consideraba oficialmente como sinónimo de “leninismo”. pp. Por eso Santucho y sus compañeros fijan su atención en una serie de textos de Lenin. De igual modo que el italiano. Por otro lado editan. impreso el mismo día y en la misma imprenta.. como parte de las Obras Completas.). vio la luz –es probable que por primera vez— en 1945. seguramente respondía a la euforia que vivió esta corriente ante la victoria soviética (guerrillas incluidas) sobre los nazis. septiembre de 1945. esta misma corriente traduce del ruso y publica las Obras Completas de Lenin. en un volumen separado: Lenin: Las enseñanzas de la insurrección y la guerra de guerrillas. etc. los editores del comunismo argentino toman la decisión de publicar. 71-86. con la fotografía de Lenin en gris) que el resto de la colección. El guevarismo de Santucho y sus compañeros de lucha parten de este problema central que atraviesa el núcleo político de la teoría revolucionaria. Ediciones Estudio. Al igual que Gramsci.. un texto que el general vietnamita Giap y el comandante Ernesto Che Guevara conocían de memoria. Sin embargo.capitalistas coloniales.As. soslayados. Véase la antología La lucha de guerrillas a la luz de los clásicos del marxismo-leninismo. Gramsci deja abierto el problema e irresueltos sus interrogantes. Con el tomo N°11 de estas últimas (volumen que incluye los textos sobre la guerra de guerrillas. pero editado al mismo tiempo con otro título y otro sello editorial).As. u “olvidados” por las distintas corrientes de la izquierda tradicional. Bs. Esta edición del Partido Comunista argentino. y el terreno social en el que se mueve la corriente guevarista es el Tercer Mundo. habitualmente desatendidos. al mismo tiempo. Exceptuando algunos pocos trabajos económicos suyos sobre el imperialismo. Por un lado. Bs. comienzan por el desafío político que Engels les deja pendiente a los revolucionarios del siglo XX. esta operación editorial no se volvió a repetir nunca en Argentina con ningún otro escrito de Lenin.

no dejando pasar ninguna ocasión de asestar un golpe a las fuerzas del adversario”. sino también desempeñar la función dirigente. abarcando a todo el país. de una lucha armada entre dos partes del pueblo”. se transforma en guerra civil abierta. Lenin afirma que: “La cuestión de las operaciones de guerrillas interesa vivamente a nuestro Partido y a la masa obrera […] La lucha de guerrillas es una forma inevitable de lucha en un momento en que el movimiento de masas ha llegado ya realmente a la insurrección y en que se producen intervalos más o menos considerables entre “grandes batallas” de la guerra civil […] Es completamente natural e inevitable que la insurrección tome las formas más elevadas y complejas de una guerra civil prolongada. En tales períodos. el ideal del Partido del proletariado es el Partido de combate (subrayado y mayúscula de Lenin)”. sostiene que: “El marxista se coloca en el terreno de la lucha de clases y no en el de la paz social. Después de recorrer estos pasajes (que constituyen apenas una pequeña parte de su reflexión sobre este tema). En una época de guerra civil. Nota de N. En el mismo registro. proponerse no solamente tomar parte en esta guerra civil (subrayado de Lenin). agrega: “La socialdemocracia (Lenin utiliza en esos años –1906— el término “socialdemocracia” para referirse al partido revolucionario. Más adelante. a un lector 135 . la lucha de clases. La socialdemocracia debe educar y preparar a sus organizaciones de suerte que obren como una parte beligerante (subrayado de Lenin].En estos textos “malditos”.) debe. en la época en que la lucha de clases se exacerba hasta el punto de convertirse en guerra civil. es decir en lucha armada entre dos partes del pueblo. es decir. Toda condenación moral de ésta es completamente inadmisible desde el punto de vista del marxismo. al desenvolverse. el marxista está obligado (subrayado de Lenin) a colocarse en el terreno de la guerra civil. En ciertas épocas de crisis económicas y políticas agudas.K.

la lucha entre dos partes del pueblo. y en ella. la respuesta de Lenin saca al movimiento revolucionario del callejón sin salida donde lo había puesto la socialdemocracia. taxativos. la construcción de un partido y un ejército revolucionarios. templados ambos en las grandes batallas y los pequeños encuentros. Esa nueva estrategia política.desprejuiciado le surgen los siguientes interrogantes: ¿acaso será Lenin un ingenuo apologista del “foquismo”? ¿Quizás un guevarista avant la lettre? Todos estos papeles y trabajos políticos de Lenin abundan en idénticas reflexiones. consiste en la lucha popular y la guerra civil prolongada. Lenin tiene la virtud de haber descubierto las vías para una nueva estrategia política. En su óptica. Ésta permitiría superar los obstáculos y dificultades. descubierta por Lenin a partir de las enseñanzas de la insurrección de 1905. No utilizan el marxismo como un recetario decorativo. desarrollar la confrontación de fuerzas entre las clases sociales hasta el nivel máximo. encaminar a los sectores populares hacia la victoria. “El marxismo y la cuestión del poder” resume su atenta y detallada lectura sobre estos materiales teóricos del máximo 136 . Son duros. ¿Qué conclusión extrajeron Santucho y sus compañeros guevaristas de estos trabajos políticos de Lenin? Ellos destacaron que es el máximo dirigente bolchevique quien le encuentra resolución al problema abierto y planteado por el último Engels. sino como un instrumento de análisis para intervenir en la lucha de clases. por los avances de las nuevas tecnologías militares empleadas por las fuerzas represivas de la burguesía y sus nuevas reformas urbanísticas. la guerra civil. contundentes. En la lectura e interpretación de Santucho. presentados a toda insurrección urbana rápida. No dan pie para la ambigüedad.

como lo hiciera Lenin. no hubo una sola corriente que mantuvo vivas las tradiciones y concepciones marxistas-leninistas. coloniales y semicoloniales”. Santucho y sus compañeros tratan de romper la dicotomía y el enfrentamiento habitual de trotskistas y maoístas... A continuación. En conjunto. sino dos. “agrarios. desde la muerte de Lenin y posterior consolidación del stalinismo. destacan aquellos pasajes del Programa de transición donde Trotsky reclama y promueve “el armamento del proletariado”. que: “Hoy [1968]. heréticamente. Por eso. la tarea teórica principal de los marxistas revolucionarios. resaltan su concepción de la “lucha armada permanente dirigida por el partido. El balance concluye planteando. leído desde América Latina. la guerra civil prolongada y guerra de guerrillas”. del siguiente modo: “Lenin es el descubridor y el propulsor de la guerrilla urbana”.dirigente bolchevique. No fue sólo Trotsky y el trotskismo quien conservó y desarrolló el marxismo revolucionario frente a la degeneración stalinista […] Similar rol jugó Mao Tse-Tung y el maoísmo”. En cuanto a Mao. lucha armada de insurrección general”. De igual manera. Aunque le reprochan a Trotsky “la ausencia de una clara estrategia de poder” para los países atrasados. el documento base del IV Congreso hace un balance y un beneficio de inventario de los aportes de León Trotsky y Mao Tse-Tung a la teoría revolucionaria. 137 . advierten que “para nosotros.tanto Mao como los vietnamitas distinguen cuidadosamente. es fusionar los aportes del trotskismo y el maoísmo en una unidad superior que significará un retorno pleno al leninismo”. evalúan que “.

. Ho Chi Minh. A eso se agregaría —siempre desde su interpretación del castrismo— la necesidad de desarrollar una revolución continental a partir de revoluciones nacionales y regionales. emanaba de la OLAS (Organización Latinoamericana de Solidaridad. el documento del PRT se centra en el núcleo duro de su identidad política latinoamericana: el castrismo-guevarismo. Para Santucho.En la última parte de esta recorrida histórica por los clásicos. Después de haber comenzado con el punto de vista metodológico y de haber ido analizando las experiencias del pasado. En esta cuestión. en aquellos años. No hacemos distinción alguna entre castrismo y guevarismo. desmenuzando el itinerario de la estrategia de poder en Marx. que “. Fidel y el Che Guevara. esa estrategia mundial está resumida en el “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” del Che. reunida en La Habana en 1967). 138 . Mao. centralmente. la finalidad de este largo recorrido: el análisis concreto de la realidad concreta. Ésta no consistía en una visión empírica hecha sobre la marcha sino en una perspectiva de alcance mundial. Santucho aclara. ligando todo el tiempo la lucha política y la lucha político-militar. Ésa era. mediante la estrategia de confrontación político-militar prolongada.. Lo fundamental de dicha estrategia residiría en “la revolución socialista y antiimperialista en los territorios dependientes”. Santucho aprovecha esta elucidación para recalcar que “el castrismo otorga mayor importancia que el maoísmo a la lucha urbana”. Una perspectiva que. destaca que allí donde no existan fuertes partidos revolucionarios habrá que crearlos como fuerzas militares desde el comienzo. Lenin. Finalmente. Trotsky. Santucho intenta sintetizar la estrategia de la Revolución Cubana. Santucho y sus compañeros del PRT se abocan al debate específico sobre la estrategia de poder en la Argentina. presuroso. porque la distinción es falsa”. Engels.

. ante la previsible invasión norteamericana. el plan. permanente. La batalla por la nueva sociedad. el crédito. Pueden consultarse tanto sus intervenciones en “el gran debate” con Charles Bettelheim.Su estrategia política de poder caracteriza a nuestro país como una sociedad capitalista semicolonial y dependiente. infiere que la revolución pendiente debe ser socialista y antiimperialista. etc. al estar determinada por el enfrentamiento entre dos partes del propio pueblo argentino. El documento concluye analizando las bases sociales en los que se apoyaba la estrategia de guerra revolucionaria prolongada: primero civil. Ernest Mandel y Carlos Rafael Rodríguez durante 139 . el papel del valor. tácticas y estrategias de lucha por el poder. ya que la revolución entendida como proceso ininterrumpido. y luego nacional-antiimperialista. los estímulos. Son bastante conocidos los estudios del Che sobre los debates marxistas acerca de la transición al socialismo. etc. la gestión de las nuevas empresas. prolongado y a largo plazo no sólo no culmina con la toma del poder (como imaginan los posmodernos que acusan de “estatismo” a los leninistas de la corriente del Che) sino que se prolonga y se multiplica tras la toma del poder. Guevara también aporta una meditada y detallada reflexión para después de la toma del poder. entendiendo ambas como tareas y fases de un proceso permanente e ininterrumpido. el mercado. sino que prosigue —si es que la revolución no se congela y no se detiene— después de la toma del poder. A partir de este diagnóstico sociológico y económico. al mismo tiempo. la banca. la nueva cultura y la nueva subjetividad comienza durante la confrontación con el mundo burgués y sus instituciones pero no se agota ni se extingue en esa lucha. Guevara y la transición al socialismo en clave política Las reflexiones del guevarismo latinoamericano no se agotan en las vías.

Ahora bien. pero quienes aspiran a crear un mundo nuevo nunca deben permanecer cruzados de brazos esperando que el funcionamiento automático de las leyes económicas —principalmente de la ley del valor— nos conduzca mágicamente al reino del comunismo. Nosotros hemos tenido la suerte de prologar las dos últimas ediciones de este excelente libro. en el XX aniversario de la caída del Che. 2006 y El Che en la revolución cubana. sus intervenciones periódicas en el Ministerio de Industrias así como también sus extensísimas anotaciones críticas al manual de economía política de la Academia de Ciencias de la URSS60. Ocean Press. aunque durante demasiado tiempo no se le dieron la importancia que se merecían. un problema de reparto económico (ni un problema Véase Che Guevara y otros: El gran debate. La Habana. Che Guevara otorga un lugar principal a la subjetividad y la batalla política por la cultura en la creación de hombres y mujeres nuevos.. En muchos de sus escritos. 60 140 . El socialismo no constituye. Durante la década de los 80. La Habana. Por entonces. Apuntes críticos a la economía política. 2003. La Habana. más allá del debate específicamente “económico” sobre la transición al socialismo. Ruth casa editorial. 1966. en un célebre discurso de homenaje. Fidel Castro volvió a apelar a ellas para cuestionar a los partidarios perestroikos del mercado como panacea universal de la transición. Ministerio del Azúcar. en su óptica. Guevara insiste en que se debe forzar la marcha dentro de lo que objetivamente es posible. Tomo VI. La Habana. Fidel defendió públicamente el libro de Carlos Tablada Perez61. ¿cuál es el aporte político de estos análisis del Che? En primer lugar. En segundo lugar. 2006 [primera edición de 1987]. creemos que el Che aporta una lectura de la marcha política al socialismo no etapista. Muchas de esas facetas de su pensamiento hoy son conocidas. Ocean Press. 61 Véase la última edición de Carlos Tablada Perez: El pensamiento económico del Che.1963-1964.

Políticamente todo este programa de intervención en el transcurso de la transición al socialismo se asienta en el poder fuerte de la clase trabajadora —lo que en los libros clásicos del marxismo solía denominarse como “dictadura del proletariado”—. 141 . el tránsito al socialismo debe privilegiar la planificación socialista y los estímulos morales. en el poder democrático de la mayoría social de las clases subalternas por sobre la minoría elitista y explotadora. según le manifestó alguna vez Rosa Luxemburg en una carta a Franz Mehring). es decir. Poder superar la fase de “capitalismo de Estado” e iniciar propiamente la transición al socialismo presupone. En tercer lugar. no sólo la socialización de los medios de producción sino también la creación de una nueva cultura y una nueva moral que regule la convivencia entre las personas. el equilibrio entre la oferta global de bienes y servicios y la demanda global. mes a mes. interviniendo políticamente desde el poder revolucionario sobre el pretendido funcionamiento “automático” del mercado. romper los límites de la legalidad burguesa y todo el armazón institucional que garantiza la reproducción del capitalismo. día a día.de “cuchillo y tenedor”. Ninguna revolución radical que se precie de tal puede abandonar al libre juego de la oferta y la demanda. necesariamente. El comunismo debe ser. año a año. como métodos principales dirigidos a debilitar y finalmente aniquilar la ley del valor y los intereses materiales individuales. La planificación constituye un instrumento político de regulación económica. Los equilibrios globales entre las distintas ramas de la producción y el consumo deben respetarse pero violentando la perversa ley del valor.

etc.). 142 . La historia profunda de América Latina está plagada de ejemplos que lo corroboran (desde la Guatemala de Árbenz hasta el Chile de Pinochet. tortura y fuego). por más progresistas o redistribucionistas que éstos sean frente al neoliberalismo salvaje.Sin este poder fuerte. No pueden confundirse los compromisos coyunturales. éste consiste en el énfasis otorgado a la revolución continental por sobre cualquier apelación. Robi Santucho. Roque Dalton. Los revolucionarios de cada país pueden muy bien solidarizarse activamente con otros Estados —donde los trabajadores hayan triunfado o tengan políticas progresistas— sin tener que seguir al pie de la letra sus agendas ni subordinar la dinámica que asume la lucha de clases interna y la batalla antiimperialista en la propia sociedad a los intereses circunstanciales o a las necesidades inmediatas que puedan tener esos Estados. Razón de Estado o revolución continental Si existe un punto en común en los diversos aportes al pensamiento revolucionario realizado por el guevarismo latinoamericano (Che Guevara. sin este poder democrático y absoluto de la mayoría popular sobre la minoría explotadora. a la “razón de Estado”. Miguel Enríquez. diplomáticos o comerciales de un Estado particular con las necesidades políticas del movimiento popular latinoamericano en su conjunto. Conclusión que hoy puede servirnos para los debates sobre el socialismo del siglo XXI en Venezuela y quizás en futuras revoluciones latinoamericanas. pasando por innumerables experiencias progresistas análogas finalmente frustradas y reprimidas a sangre. Esa es la gran conclusión política que extrae el guevarismo de la historia de nuestra América. es completamente inviable cualquier cambio social radical que vaya más allá de experiencias populistas y de experimentos de “capitalismo de Estado”. supuestamente pragmática o realista.

apelando —para legitimarse— al nombre de Cuba o. al mismo tiempo. Preguntas abiertas.Este punto en común resulta sumamente pertinente para pensar los desafíos actuales de los movimientos sociales y de todo el campo popular latinoamericano. abandonado. profundamente solidario con Cuba y con Venezuela y al mismo tiempo impulsor de la resistencia antiimperialista y anticapitalista a nivel continental. pero sin terminar recluidos en la marginalidad política? ¿Cómo volver a colocar en el centro de las discusiones. la necesidad de construir la hegemonía socialista que nos agrupe a todos y todas? ¿Cómo hacer política sin caer en las tramposas redes de la institucionalidad y el progresismo. La mejor manera de defender a Cuba y su hermosa revolución del imperialismo es luchando contra el imperialismo y por la revolución en cada país y en todo el mundo. al de Venezuela. apenas reciclados. La mejor ayuda para la Revolución Cubana no consiste en subordinar la lucha en cada país a los “contactos” diplomáticos de los Estados amigos sino en impulsar y promover nuevas revoluciones en América Latina. respuestas posibles ¿Cómo pensar en América Latina los cambios radicales más allá de la institucionalidad sin abandonar. eludido o incluso negado durante un cuarto de siglo de hegemonía neoliberal o posmoderna? 143 . cuando más de uno pretende encubrir su completa subordinación política a diversos gobiernos burgueses seudo progresistas y proyectos económicos dependientes. Esta elucidación resulta impostergable hoy en día. más recientemente. los proyectos y las estrategias revolucionarias latinoamericanas del siglo XXI el problema del poder.

No sólo de los cuadros dirigentes sino de toda la militancia popular. No se pueden lograr cambios de fondo sin confrontar con las instituciones centrales del aparato de Estado. ¿Por qué guevaristas? Porque en nuestra historia latinoamericana el guevarismo constituye la expresión del pensamiento político más radical de Marx y Lenin y de todo el acervo revolucionario mundial. que apunte a la hegemonía socialista sobre todo el movimiento popular. Se torna imperioso combatir el clientelismo y la práctica de los “punteros” (negociantes de la política mediante las prebendas del poder). En la actual fase de la correlación de clases — signada por la acumulación de fuerzas— necesitamos generalizar la formación política de la militancia de base. No habrá transformación social radical al margen del movimiento de masas.Para resolver estas preguntas no sólo debemos inspirarnos en la historia. estratégicamente y a largo plazo —estamos pensando en términos de varios años y no de dos meses— organizaciones guevaristas de combate. Debemos apuntar a conformar. ¿Por qué organizaciones? Porque el culto ciego a la espontaneidad de las masas constituye un espejismo muy simpático pero ineficaz. Todo el movimiento popular que en Argentina sucedió a la explosión del 19 y 20 de diciembre de 2001 diluyó su energía y terminó siendo fagocitado por la ausencia de organización y de continuidad en el tiempo (organización popular no equivale a sumatoria de sellos partidarios que tienen como meta máxima la participación en cada contienda electoral). solidificando y sedimentando una fuerte cultura política en la base militante. Nos parecen ilusorias y fantasmagóricas las ensoñaciones posmodernas y posestructuralistas que nos invitan irresponsablemente a “cambiar el mundo sin tomar el poder”. descifrado a partir de nuestra 144 .

el movimiento negro norteamericano y todas las rebeldías palpitadas en varios continentes. No es una tarea de dos días sino de varios años. Así nos lo enseña toda nuestra historia. ¿Por qué de combate? Porque tarde o temprano nos toparemos con la fuerza bestial del aparato de Estado y su ejercicio permanente de fuerza material. los chinos.org 62 145 . José Carlos Mariátegui. constituye una apropiación de la propia historia del marxismo latinoamericano. Pretender eludir esa confrontación puede resultar muy simpático para ganar una beca o seducir al público lector en un gran monopolio de la (in)comunicación. El guevarismo se apropia de lo mejor que produjeron los bolcheviques. No se lo puede reducir a tres consignas y dos frases hechas. Aun tenemos pendiente un estudio colectivo serio y una apropiación crítica del pensamiento marxista del Che entre nuestra militancia62. Pero la historia de nuestra América nos demuestra. con una carga de dramatismo tremenda. Debemos dar la batalla ideológica para legitimar en el seno de nuestro pueblo la violencia plebeya. cuyo fundador es. la juventud estudiantil y trabajadora europea. Apuntando en esa dirección y hacia esa tradición política. filosófica constituye una permanente invitación a repensar el marxismo radical desde América Latina y el Tercer Mundo. tanto en movimientos de derechos humanos. la justa violencia de abajo frente a la injusta violencia de arriba. Debemos prepararnos a largo plazo para esa confrontación.propia realidad y nuestros propios pueblos. sin ninguna duda. que no habrá revoluciones de verdad sin el combate antiimperialista y anticapitalista. obrera y anticapitalista. popular. Insistimos: ¡hay que tomarse en serio la historia! Ninguna clase dominante se suicida. los vietnamitas. en el movimiento estudiantil como en escuelas del movimiento piquetero. Guevara no es una remera. las luchas anticolonialistas del África. teórica. El guevarismo no es calco ni es copia. hemos querido contribuir con un pequeñísimo granito de arena a través de nuestro Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder y con diversas experiencias de formación política en varias cátedras Che Guevara.lahaine. Pueden consultarse algunos de esos trabajos en la página web de la «Cátedra Che Guevara –Colectivo Amauta»: amauta. dentro y fuera de la universidad. Su búsqueda política.

Reinstalar al Che entre nuestra militancia implica recuperar la mística revolucionaria de lucha extrainstitucional que nutrió a la generación latinoamericana de los 60 y los 70. En América Latina. No sólo hablar y enseñar sino también escuchar y aprender. Las vanguardias —perdón por utilizar este término tan desprestigiado en los centros académicos del sistema— que deberemos construir serán vanguardias de masas. en la década que se abre en el 2000. la respuesta popular frente a esa domina146 . dar un paso más e instalar en la agenda de nuestra juventud a Lenin y al Che (y a todas y todos sus continuadores). Las organizaciones que encabecen la lucha y marquen un camino estratégico. No se puede hablar “desde afuera” al movimiento de masas. Marx solo ya no alcanza. más allá del día a día. la gran tarea política de las ciencias sociales actuales consiste en cuestionar la dominación aggiornada del capital y en legitimar. Ahora debemos ir por más. se construirá en el diálogo colectivo entre las organizaciones radicales y los movimientos sociales. deberán ser al mismo tiempo “causa y efecto” de los movimientos de masas. remando contra la corriente hegemónica.Pero al identificar el combate como un camino estratégico debemos aprender de los errores del pasado. Si durante la lucha ideológica de los 90 —en los tiempos del auge neoliberal— nos vimos obligados a batallar en la defensa de Marx. eludiendo la tentación militarista. Las nuevas organizaciones guevaristas deberán estar estrechamente vinculadas a los movimientos sociales. ¡Y escuchar atentamente y con el oído bien abierto! La verdad de la revolución socialista no es propiedad de ningún sello. sin ceder al falso “horizontalismo” —cuyos partidarios gritan “¡que no dirija nadie!” porque en realidad quieren dirigir ellos— ni quedar entrampados en el reformismo y el chantaje institucional. Tenemos pendiente pensar y ejercer la política más allá de las instituciones. no de élite. al mismo tiempo.

popular. las esperanzas. campesina. Juana Azurduy y José Martí. Santucho. Artigas. fundamentar la legitimidad de la violencia de abajo. Sendic. Fidel. los sacrificios y toda la energía rebelde de nuestros pueblos latinoamericanos no pueden seguir siendo expropiados. 147 . Inti Peredo. Saber salir de la política de secta. Manuel Rodríguez. plebeya. En la época de la globalización imperialista no es viable ni posible ni realista ni deseable un “capitalismo nacional”. Carlos Fonseca. obrera. cada día más dura y cruel. Sucre. Como San Martín. Nada mejor entonces que combinar el espíritu de ofensiva de Guevara con la inteligencia y lucidez de Gramsci para comprender y enfrentar el gatopardismo. Haydeé Santamaría y Marighella. No podemos seguir permitiendo que la militancia abnegada —presente en diversas experiencias reformistas del Cono Sur— se transforme en “base de maniobra” o elemento de presión y negociación para el aggiornamiento de las burguesías latinoamericanas. frente a la creciente violencia de arriba. debemos unir nuestros esfuerzos y voluntades colectivas a largo plazo en una perspectiva internacionalista y continental. Bolívar. los sufrimientos. El guevarismo latinoamericano tiene mucho que aportar en esa dirección y en esos debates. asumir la ofensiva ideológica y al mismo tiempo ser lo suficientemente lúcidos como para enfrentar el transformismo político de las clases dominantes que enarbolan banderas “progresistas” para dominarnos mejor. como Guevara. Los sueños.ción. Nos merecemos mucho más que un miserable “capitalismo con rostro humano” y una mugrienta modernización de la dominación. anticapitalista y antiimperialista. Miguel Enríquez. Esto es.

.

podrían ser los siguientes: En primer lugar. Michel Foucault: célebre pensador francés (ya fallecido). 1 El siguiente texto fue elaborado a partir de una clase pública. era una ideología de la burguesía. En el discurso universitario hoy predominan otro tipo de referencias y autores. sino disolverlo”. En el mundo del pensamiento a la moda. para expresarlo en forma elegante. el humanismo no es lo que predomina. ¿Qué quería decir esto? Simplemente que. típica del siglo XVIII. 149 . Esto está completamente a tono con la onda que se impone en el discurso de moda. quien señaló durante los años 60 y 70 algo que hoy muchos hacen suyo en el ámbito de las ideas: “las ciencias sociales no tienen por fin liberar al hombre. fuertemente críticos del humanismo. o sea. desarrollada en la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo el 9/08/2002. no forma parte de los “últimos gritos” que se escuchan en la órbita universitaria oficial y en el mundo académico establecido. Algunos ejemplos. para Foucault. Esto se enseña hoy en las universidades. El humanismo filosófico no tiene hoy “buena prensa”. la categoría de “El hombre” y el humanismo que la acompaña. la filosofía que deposita en el ser humano el eje central. que hoy marcan para dónde se encamina la marea “de moda”. Por eso Foucault era muy crítico de toda filosofía humanista.EL HUMANISMO GUEVARISTA Y EL POSMODERNISMO1 ¿Qué sucede actualmente en el mundo de la teoría y el pensamiento? ¿Está vigente lo que piensa el Che Guevara? ¿Su humanismo revolucionario sigue ocupando un sitio importante en la órbita actual de la filosofía? Partimos de una constatación. Sobre todo.

También ellos plantean que el humanismo es una ideología burguesa.En segundo lugar. lo que se publica en los suplementos culturales de los diarios “serios”. como socialdemócratas). En su libro Imperio. que la categoría de “sujeto” ya no tiene vigencia. la fábrica y la escuela. Se ha esfumado. sin ánimo de ofender. El sujeto es un producto de la prisión. junto con la tradición de pensamiento dialéctico (a la que pertenece el Che Guevara. otros dos autores –muy interesantes. La antigua idea de sujeto –léase la clase trabajadora como sujeto de los cambios revolucionarios. Negri (y su discípulo Michael Hardt) sostienen que el sujeto no es el eje de la historia ni el de la política. Esto es lo que circula hoy. Guattari y Negri) hablan principalmente desde la Academia francesa. Todos ellos (Foucault. Esto es. Tienen un 150 . pues. esta arremetida contra la tradición dialéctica y la categoría de sujeto la formuló cuando se exilió en Francia. a diferencia de su juventud. sus últimos escritos han sido cálidamente adoptados tanto por corrientes populistas con escasa o nula simpatía por el marxismo. pero que en este tema pertenecen a una corriente critica del humanismo– son Gilles Deleuze y Félix Guattari. que las nuevas formas de capitalismo han desmembrado completamente toda unidad en la que reposaba el sujeto. como también por corrientes que genéricamente podríamos catalogar. Toni Negri (que excede el ámbito de la izquierda. En tercer lugar. la familia. se ha evaporado. son todos pensadores orgánicos de la Academia. obviamente). Deleuze.ha entrado en decadencia. Si bien Toni Negri es italiano. básicamente. según Negri. lo que está de moda en la filosofía de los ámbitos universitarios oficiales y en los circuitos académicos tradicionales. lo que hay que citar si uno quiere pasar por alguien “informado y al día” en el terreno del pensamiento.

enrolado en la corriente filosófica conocida como la fenomenología– fue famoso cuando estuvo en Francia y escribió en Francia. y su reproducción. el filósofo vietnamita Tran Duc Thao –discípulo marxista de Edmund Husserl. Políticamente. sencillamente. Por ejemplo. Las ideas también forman parte de las relaciones de fuerza. muchos jóvenes intelectuales sueñan. Otro ejemplo: el argentino Ernesto Laclau era un joven entusiasta de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA). este pensamiento francés tiene muchísima influencia. al menos hasta que regresó a Italia para ser encarcelado). Por eso. no es independiente de las redes institucionales que intervienen en la lucha ideológica y la lucha de clases.es decir. No es lo mismo que alguien escriba un libro teórico en la Universidad de La Paz (Bolivia) o en una universidad de Guatemala. Se podrían multiplicar al infinito este tipo de casos. Laclau logró ser escuchado por el gran público. Así de seguido. Las ideas no flotan en el aire. liderado por el inefable Jorge Abelardo Ramos (líder de una corriente argentina de trotskismo nacionalista. que era. Recién cuando logró insertarse en la Academia inglesa. mientras 151 . a que alguien lo escriba o lo publique en la Sorbona. cada vez más nacionalista y cada vez menos trotskista). silenciosamente. en el ámbito de las ideas.vínculo institucional con la Academia de Francia y sus varias unidades universitarias (Negri la tenía. En el mundo occidental. “nadie”. La circulación de las ideas. era apenas un lugarteniente de tercer orden de un grupúsculo de “izquierda nacional”. Cuando regresó a Vietnam “nadie más supo de él”. con “llegar a París” y lograr ser escuchados.

suspiran en el anonimato de sus universidades del Tercer Mundo. lo neutraliza y lo tritura. nosotros no compartimos esta filosofía. Pero lo importante. para nosotros. quien reclamaba de la juventud y de los intelectuales el vincularse estrechamente con los movimientos populares y poner el cuerpo en la lucha anticapitalista. como en su época solía hacer Martín Heidegger–lo que sobrevuela es una visión política de tinte marcadamente 152 . el que actualmente predomina. No es el pensamiento de Guevara. Obviamente. pero sí que muchas de sus teorías y sus relatos se han vuelto más que “atractivos” para algunos segmentos del movimiento antiglobalización. o de otros marxistas revolucionarios. detrás de toda esta jerga –porque es muy trabado leer a estos autores. Hay que tenerlo bien en claro. de palabras nuevas inventadas sobre la marcha. Con el máximo de los respetos y en el ámbito de un debate fraternal entre compañeros y compañeras. Durante los últimos años. no es ésta la perspectiva de vida que nos ofrece el ejemplo del Che Guevara. esta filosofía francesa pretendió instalarse como “LA GRAN TEORÍA” del movimiento de protesta global contra la mundialización del capital. Para nosotros. a partir de la crisis del stalinismo y de la izquierda tradicional. ya que utilizan gran cantidad de neologismos. en lugar de suspirar con el falso paraíso de la Academia europea que todo lo fagocita. Guattari (ambos fallecidos) o Negri estén en la calle tirando piedras contra la policía. No quiere decir esto que Deleuze. es tener en cuenta que esta literatura filosófica de origen parisino ha calado profundamente en el mundo ideológico de nuestros días.

Campo de Ideas. debería preguntarse por los motivos de tan súbita adopción. Lo que impregna todo este emprendimiento filosófico que pretende enterrar a la dialéctica. abraza rápidamente esta literatura. que propone expurgar del marxismo la herencia insepulta de Hegel y su lógica dialéctica de las contradicciones explosivas. en el fondo. 2 Una vez más remitimos a nuestro Toni Negri y los desafíos del “Imperio”. políticos. 2002. No es más que la LEGITIMACIÓN METAFÍSICA de la impotencia política. Justo (fundador del Partido Socialista Argentino a fines del siglo XIX. que intenta abandonar para siempre toda perspectiva de confrontación con el Estado por su carácter esencialmente “autoritaria” o jacobina. teóricos. una de las cabezas de la socialdemocracia sudamericana durante comienzos del siglo XX). Pero esta legitimación no se hace en el lenguaje ingenuo de nuestro Juan B. que sueña. no se puede luchar por el poder. Sin embargo. ilusoriamente.en definitiva. El caso de Negri es muy expresivo en ese sentido2. 153 . gente que proviene de la derecha de los medios de comunicación. o de sectores reaccionarios de la universidad. Quien no quiera ser ingenuo. ni desprevenido o “inocente”. Madrid. Por eso. lo que ahí está jugando es una vieja idea reformista de que no se puede luchar por la revolución. con cambiar la sociedad sin plantearse la revolución es.reformista. sin mayores trámites. o de cualquier socialista moderado de nuestros días. Se hace a través de toda una serie de giros filosóficos. una visión política que renuncia a la lucha revolucionaria contra el capitalismo. que se atribuye autoridad como para labrar el acta de defunción de todo sujeto revolucionario. que dan una y mil vueltas alrededor de la tradición marxista.

entre el marxismo y la dialéctica. “verticalistas”. con Negri en una librería o sus amigos le dijeron que hay que leerlo porque es “el último grito de la filosofía” o “descubrió” en algún diario de derecha que este pensador “superó al marxismo”. es Eduardo Bernstein. El gran antecesor de esta literatura filosófica. etc. “foquistas”. “jacobinos”. etc. probablemente Eduardo Bernstein ha sido quien más lejos vio las implicancias.con el sistema hegeliano culmina la evolución de la razón política del Estado de policía iluminado en la edad de la Restauración”.. ni siquiera haya escuchado hablar de Bernstein... “partisanos”. de casualidad. 154 .Así. de querer sustituir a la clase obrera. no sólo teóricas o filosóficas. sino principalmente políticas que estaban presupuestas en la polémica sobre el vínculo entre Hegel y Marx. De todas las múltiples escuelas de pensamiento que arremetieron contra la lógica dialéctica. Negri repite palabras casi textuales en su Imperio. de este modo.. Quizás alguien que recién “se chocó”. que dialoga con el marxismo a condición de que éste abandone su perspectiva revolucionaria –en el terreno político– y se desprenda de una vez por todas de su metodología dialéctica –en el terreno filosófico–. de “haberse quedado en el pasado”. se acusa a los revolucionarios que plantean la lucha estratégica por el poder. Bernstein había sostenido en su libro Las premisas del socialismo y las tareas de la socialdemocracia (1899) que “. de “estatalistas” (pensando que para los revolucionarios todo pasa. Muchísimo antes que Toni Negri. de “burocráticos”. “terroristas” y muchos otros adjetivos de idéntico tenor. por el Estado). únicamente.

ni siquiera se había inventado la radio o la TV– y ya promovía el abandono de la dialéctica. bien vale la pena releer 155 . del “voluntarismo”.. Por eso el rechazo de la dialéctica que hace Negri no tiene nada que ver con “la emergencia de Internet y las nuevas tecnologías”. Con gran profundidad y penetración intelectual. Bernstein. que del “blanquismo (corriente política de Auguste Blanqui)”. como se supone por allí. nada menos. iban dirigidas contra el marxismo revolucionario. Bernstein prolonga estas apreciaciones hasta incluir entre la “descendencia” política de la lógica dialéctica también al bolchevismo (al cual él. de la concepción “conspirativa” y “demagógica”. Es más. sin excepciones. obviamente. en un agregado (de 1920) a la segunda edición de su libro. Responde a una lectura filosófica muchísimo más vieja que Internet. de “la revolución permanente”. del “terrorismo proletario” y de “la teoría que exalta el culto a la violencia en la historia”. quien no era ningún tonto. Bernstein atribuía a la teoría de las contradicciones de “la dialéctica radical hegeliana” la responsabilidad. fue mucho más allá de la clásica crítica contra la dialéctica de Hegel.¡Pero las críticas de Toni Negri a la noción de sujeto y su intento por extirpar del pensamiento marxista la dialéctica provienen de allí! ¡Son mucho más viejas de lo que se supone! Bernstein no había escuchado hablar de Internet –él lo escribe en 1899. ningún inocente. ningún desprevenido. del “babuvismo (corriente política de Graco Babeuf)”.. en su pluma todas estas acusaciones. Aunque gran parte de la obra de Bernstein hoy carece absolutamente de actualidad e interés. se opuso como cabeza de los sectores más moderados y reformistas de la II Internacional). Ni siquiera existían automóviles cuando se formuló.

Nicolao Merker. No a un marxismo. Porque las críticas de Bernstein contra el marxismo revolucionario. contra el marxismo activista. Lucio Coletti. Porque él. Para Eduardo Bernstein. tímidamente académico. incorpora y reproduce Toni Negri. Giulio Pietranera y Umberto Cerroni (en Italia). revolucionario? Conviene no ser ingenuos. Este último. praxiológico. por decirlo de algún modo. por lo menos que sepa cual es su fuente de inspiración. lo “peligroso” del método dialéctico reposaba en que conducía al marxismo. “terrorista”. muy sagazmente. “jacobina”. revolucionario. contra lo que Antonio Labriola (marxista italiano de fines del siglo XIX) denominaba “filosofía de la praxis” —que se asienta en la noción de sujeto y en el método dialéctico—. incluso. De esta doble fuente las adopta. vinculaba la dialéctica metodológica de Marx con una concepción política que despreciaba notablemente.sus críticas al método dialéctico.. fueron adoptadas durante los años 60 por Galvano Della Volpe. así como también por Louis Althusser y sus discípulos Etienne Balibar. Si alguien “compra” todo el paquete teórico de Toni Negri y sus últimos amigos. praxiológico. dormilón. Roger Establet. pasivo. Esta concepción política era para él “blanquista”. revolucionario. Jacques Ranciere. ¿Acaso el marxismo del Che Guevara no es parte central de este marxismo activista. Dominique Lecourt y Alan Badiou (en Francia). sino a un marxismo activista. trabajó directamente con Althusser en su exilio de París.. remolón. 156 . revolucionaria. es decir. Pierre Macheray.

no inventa. la incapacidad de generalizar la lucha más allá del ámbito local y del espacio “micro”. etc. Que los grandes medios de comunicación de la derecha —quienes lo festejan alegremente— no lo sepan y lo ignoren. en una sola cooperativa aislada.Imperio. inconfesado. rescatando su pensamiento marxista. Pero un lector o una lectora de izquierda sí o sí tienen que saberlo. pero intentando poner en el tapete de la discusión algo no dicho. entonces. una escuela. El socialismo –dentro de ese planteo de la filosofía universitaria francesa– pasa a construirse en un solo vecindario. no la lucha contra el poder estatal y global. un barrio. se eleva a norma general –transformada en METAFÍSICA– la impotencia política. revolucionario y dialéctico resulta. en un solo kiosco. Un municipio. muy útil. ya no se pretende construir en un solo país (como pensaba Stalin). Aún a riesgo de ser demasiado esquemáticos. No. En el fondo de esta filosofía que decreta administrativamente la muerte de la dialéctica y el sujeto. entonces. De este modo. en este sentido. Ahora el planteo es peor todavía. El socialismo. por lo tanto. La ignorancia de la derecha no nos concierne. No tiene nada que ver con el regreso a una moda frívola y superficial del pasado. hay que resignarse a conquistar en el mejor de los casos poderes locales. volver a discutir al Che Guevara. en este plano. para toda esta línea de pensamiento francés el poder local sí es bien visto. que se mantiene tramposamente debajo de la mesa. no es problema nuestro. Para nosotros. una 157 . está implícita la idea de que no hay que luchar por el poder y. sino que prolonga una tradición de pensamiento filosófico muy anterior. una cooperativa. ausente.

“Guerra de guerrillas. las camperas de cuero. Ahora bien..] el único fin estratégico posible: la toma del poder”. es la conquista del poder político [. Un entrañable compañero que dio la vida por lo que pensaba. los anteojos de colores o la música pop de los 60. el problema del poder revolucionario. En un célebre artículo. luchar por unos grilletes que tengan en su punta una bola menos pesada para el presidiario”. un método” (septiembre de 1963) Guevara planteaba que el problema fundamental de la revolución es el problema del poder: “Ante todo hay que precisar que esta modalidad de lucha es un método. Nuestra aproximación al Che Guevara intenta hacerse desde otra óptica. con una izquierda nostálgica que vive suspirando “por los bellos tiempos que se fueron y ya no volverán”. el Che se había planteado algunos de estos problemas. indispensable. que se volvió hegemónica en los 80 y 90. pensando en el hoy y en el mañana. en todo caso. el peinado con flequillo.moda de los pantalones anchos. ¡No! No tiene nada que ver con una “izquierda retro”. Un ejemplo para la juventud. Aún sin haber conocido (pues para entonces ya lo habían asesinado) la filosofía posestructuralista y posmoderna. 158 . ineludible para todo revolucionario. se cumple un nuevo aniversario de la derrota y asesinato en Chile de nuestro querido compañero Salvador Allende. en cambio. ¿la derrota del intento de realizar una “transición pacífica” al socialismo no nos deja ningún balance? ¿Se puede marchar hacia “otro mundo posible”. es luchar por retornar a cierto orden dictatorial preestablecido por las clases sociales dominantes: es.. Cada 11 de septiembre. Ese fin. hacia una sociedad no capitalista. un método para lograr un fin. Más adelante agregaba: “Luchar sin plantearse.

las situaciones. porque ellos dan una fundamentación de estas ideas. Hay que estudiarlos. Podemos (y debemos) discutir si hoy la guerrilla es un método de lucha pertinente o no.. esta filosofía universitaria de la Academia francesa. ¿Cuál es el fundamento de lo que afirman? Porque no tiran frases al aire. en 1973. no hay que ser “anti-intelectualista”. Hay que leerlos detenidamente. No hay que subestimar ni despreciar. ni mirar por encima del hombro o menospreciar la teoría. “limitarse al gobierno local. ellos dan una fundamentación muy elaborada y refinada. las oportunidades y las ocasiones. los cuándo. lo que está cuestionando es ese ABC. o ambos. pero ése es el ABC. Pero debemos discutir y actualizar estos planteos siempre pensando en el poder. “no enfrentar al poder”. desde qué fundamento. etc. A partir de ahí discutimos las vías. Es gente que tiene un pensamiento profundo y bien elaborado. 159 .sin tomar el poder real de la sociedad. Constituiría un gravísimo error pensar que toda la gente que cae seducida por estas ideas – “no tomar el poder”. los con quién. Podemos (y debemos) discutir si hoy el principal terreno de disputa es el campo o la ciudad. los métodos. contentándose únicamente con determinados puestos en la administración del gobierno? ¿La tragedia de Chile. las alianzas. las relaciones de fuerzas. los dónde. al espacio político que nos dejan”– es tonta. etc. “quedarse siempre en el ámbito “micro”. los cómo. Justamente. Esta fundamentación se articula fundamentalmente sobre la base de la crítica posmoderna a la noción de sujeto y sobre la crítica posestructuralista a la noción de humanismo. ¡No!. no nos enseñó nada? Para Guevara “la conquista del poder político” es el ABC del conflicto.

Los lingüistas sostendrán que la forma como hablamos no depende de una decisión individual. como era marxista. que marca el tránsito entre la naturaleza y la cultura. sino porque sigue la lógica estructural del capitalismo. Esta es una marca estructural. en sus orígenes. constituidos y formados por las estructuras. incluido en este volumen): la tradición jesuita de la iglesia católica reivindica al Marx humanista. está portando relaciones sociales que lo atraviesan y que no dependen de su subjetividad individual. Los psicoanalistas de esta tradición de pensa160 . o Jacques Lacan– empiezan a plantear una tradición de pensamiento que. la mayoría de origen francés. desde el socialismo democrático. que no depende de los sujetos. esta misma idea la traslada a la lectura de El Capital de Marx. hay reglas del lenguaje que nos preceden a todos nosotros. Levi Strauss –antropólogo– analiza la prohibición del incesto. El burgués. se denomina “estructuralismo”. de cada uno de nosotros. la hermana.Ya intentamos resumir qué sucedía en los debates filosóficos de los años 60 (ver “Marx y la discusión sobre la enajenación en la búsqueda filosófica del Che”. Althusser –y muchos de sus colegas. porque éstos estarían atravesados. al hacer eso. Sostiene que un burgués no explota a los trabajadores porque es maligno y tiene la decisión personal de explotar. que son anteriores y no dependen de nuestras decisiones conscientes. ¿Por qué la inmensa mayoría de la gente no mantiene relaciones sexuales con el hermano. Consiste –para sintetizarlo simplificadamente– en pensar la sociedad a partir de las estructuras y no de los sujetos. Rodolfo Mondolfo. realiza una empresa similar. desde un liberalismo crítico. hace lo mismo. No es una decisión personal. En esa misma época. buscar la pareja fuera de la familia. como Claude Levi Strauss. Althusser. Erich Fromm. el padre o la madre? Porque hay una impronta de origen.

es seguir girando en torno a un ombligo. es seguir manteniendo un centro. Es correcto –sostienen los posestructuralistas—. y no al revés. el único problema reside en que los estructuralistas renunciaron al sujeto. reemplazar al hombre como el centro de la sociedad para poner en su lugar a las estructuras. incluidas las estructuras. de un conjunto de reglas y mecanismos de disciplinas. ¡Demos un paso más y renunciemos también a las estructuras! ¡Abandonemos todo centro. entonces. Los posestructuralistas. Los sujetos. En el eje de la sociedad. del cuartel. hay motivaciones inconsientes que están por debajo y son fundantes. pero depositaron todo en las estructuras. Negri es hijo directo de esta tradición de pensamiento que descubre y hace completamente suya. que en sus orígenes se denominó estructuralismo. todos nosotros. somos meros y simples efectos de las estructuras. La sociedad no está centrada en un sujeto. plantearon los posestructuralistas. Por diversas vías. cuando se exilia en París y trabaja mano a mano con Althusser. no está nuestro ombligo. reclaman los posestructuralistas. aunque ya no sea antropocéntrico. Hay otras instancias que deciden por sobre nosotros. converge y sostiene que en el centro no se encuentra el sujeto. pero tampoco en 161 . de la fábrica. no sólo el sujeto! Porque en definitiva. de la prisión. en realidad. Renunciemos también a las estructuras. pues para explicar cómo funciona la sociedad hay que renunciar a todo centro. es decir. abandonemos todo orden. están las estructuras. todo ese movimiento. Por eso Negri plantea que el sujeto es producto de la escuela. Planteado coloquialmente: hay que mirar más allá de nuestro ombligo. afirmaron: está muy bien lo de los estructuralistas. Todos nosotros pensamos que decidimos racionalmente lo que hacemos pero. a pesar de que ya no sea humano.miento afirmarán que el sujeto moderno no controla todas las prácticas que hace.

entonces había que generalizar esa experiencia en el ámbito metafísico. De allí en adelante. nada de organización revolucionaria. únicamente fragmento. la centralidad del partido político stalinista clásico había entrado en crisis. nada de hegemonía. 162 . tanto en el terreno estudiantil como en el ámbito de los trabajadores sindicalizados. pluralidad. singularidad y dispersión! (La derecha aplaudía a rabiar. multiplicidad. De allí nacen muchas metafísicas posestructuralistas de La Sorbona: ¡Nada de centro. le dio groseramente la espalda a la lucha insurrecta de Mayo de 1968. las nociones de “redes” –horizontales y sin centro–. derivaría a la larga en el aplastamiento de las subjetividades y singularidades de los diversos movimientos (estudiantado. etc. La sociedad no tiene una lógica única. de “multiplicidad de puntos de fuga”. o al menos de coordinación y articulación entre los diversos movimientos sociales que se proponen la lucha revolucionaria por el poder es necesariamente “autoritaria” y “estatalista”. fiel a la URSS y leal al stalinismo. ecologistas. muchos de los filósofos académicos extrajeron como conclusión de esa experiencia fallida. es plural. El PCF (Partido Comunista Francés). Si. Aparecen allí. nada de lucha por el poder político. Además. tiene muchas lógicas.). donde tenía hegemonía.estructuras. en la escritura y el discurso posestructuralista. etc. ¿Cuál era el fundamento terrenal y mundano desde el cual teorizaban y hacían metafísica estos filósofos de la Universidad de París? Pues la derrota del Mayo Francés de 1968. Estaban más contentos que nunca con esta conclusión tan sui generis de la derrota de 1968). en política. que toda idea de organización política marxista. feministas. nada de sujeto.

el armazón que subsume y reproduce de manera ampliada esas diversas opresiones –que existen. sin cuestionar jamás el modo de producción capitalista. filósofo liberal estadounidense) y los posmodernos (además de los “posmarxistas” –en realidad ex marxistas—. bajo el pretexto de defender el pluralismo. etc. el “respeto a las diferencias” y el “respeto a las minorías”.). no son un invento de los posestructuralistas. El posestructuralismo y sus derivados “posmarxistas” se limitan a merodear sobre este ramillete de conflictos puntuales. bajo el pretexto de defender una metafísica pluralista y no totalitaria de la realidad. los pragmatistas irónicos (como Richard Rorty. en realidad. y el marxismo debe analizar y sin duda cuestionar radicalmente hasta las últimas consecuencias. Si no hay posibilidad de un “OTRO”. entonces no habría posibilidad de diálogo democrático.A partir de entonces. que jamás se animan a cuestionar ninguna de estas corrientes “post” –convive con toda una serie de conflictos puntuales (de género. que el gran peligro de la dialéctica hegeliano-marxista consiste en el aplastamiento del “respeto al OTRO” (lo escriben siempre con mayúsculas). los posestructuralistas. Nosotros sospechamos que. al estilo de Ernesto Laclau) sostienen. 163 . un “afuera”. culturales. el núcleo de fuego que jamás se animan a tocar con sus manos estos metafísicos académicos. respeto y pluralismo. este argumento lo que intenta legitimar es que los conflictos de la sociedad capitalista (que se conciben de manera no contradictoria ni antagónica) reposan sobre una armonía primigenia. étnicos. Esa supuesta armonía originaria –es decir: el modo de producción capitalista. generacionales.

la opresión de género. la destrucción del medio ambiente y el autoritarismo de la institución escolar que oprime a los jóvenes. el dinero y el poder? La respuesta no es tan compleja. etc. Eso explica tanta insistencia por parte de algunas corientes políticas del Foro Social Mundial en criticar sólo al neoliberalismo y al “capitalismo salvaje”. dejando la puerta abierta para un “capitalismo racional y humano” y para una “radicalización de la democracia (capita164 . la discriminación hacia las nacionalidades. En otras palabras: para la mayoría de las corrientes posmodernas y posestructuralistas el capitalismo. la “no discriminación”. ¡oh casualidad! dejan intacto el régimen capitalista y su poder político). la explotación de la fuerza de trabajo. puede ser compatible con “el respeto al OTRO”.Cabe preguntarse: ¿por qué no pueden cuestionar ese núcleo inconfesado pero omnipresente? ¿Por qué divorcian. La razón estriba en que para todos ellos los conflictos terminan siendo externos y ajenos al corazón de las relaciones sociales del capitalismo (por lo tanto. etnias y culturas oprimidas por el imperialismo. la subsunción de todas las formas de convivencia humana bajo el imperio absoluto del valor de cambio. pretenciosamente erudita. se esconden verdades del sentido común. como podría parecer cuando se leen las artificialmente complicadas elucubraciones neolacanianas de Slavoj Zizek o las referencias al último Ludwig Wittgenstein en Ernesto Laclau o en otros textos posestructuralistas. y por el otro. las opresiones de clase. solucionables y superables en el horizonte de una supuesta y enigmática “democracia absoluta” –según Negri— o “democracia radical” –según Laclau— que. Bajo esa jerga. en última instancia. por un lado. Nosotros pensamos que ese divorcio no es inocente ni es accidental. “el diálogo democrático”.

desde 1956. ésos son los años en los que cobran vuelo y se ponen de moda el posestructuralismo y el posmodernismo. Es la época –1974– cuando Enrico Berlinguer. está dado por un período intermedio. signado por la renuncia de los antiguos PC italiano. que comienza en los 70. los antiguos partidos comunistas se van acercando paulatinamente a la socialdemocracia. la emergencia ideológica de estas corrientes acompañan el auge del eurocomunismo. firma con la Democracia Cristiana un “compromiso histórico” para no tomar el poder de Italia.lista)”. “partisano”. En política. son hijas del eurocomunismo. secretario general del PC italiano. No casualmente. Aun cuestionando el 165 . La transición entre el viejo stalinismo y la socialdemocracia (el PC italiano –hoy Partido Democrático de Izquierda-PDS– es el gran emblema en este sentido). La perspectiva de la revolución socialista y la lucha por el poder para la transformación radical de la sociedad desaparecen rápidamente del horizonte. Todos estos partidos europeos occidentales plantean algo que ya venía promoviendo. podemos apreciar que la discusión lógica y filosófica sobre la vigencia o no del método dialéctico es hoy política. francés y español a la lucha revolucionaria y a la toma del poder político. tras la derrota del 68 (a la que ellos contribuyeron. dando la espalda a toda rebelión que no controlaran). No se puede analizar este pensamiento al margen de la política. A partir de todo lo anterior.. etc. etc.. el PC de la URSS: “la transición pacífica al socialismo”. Gran parte de las formulaciones contra el marxismo revolucionario. “leninista” etc. En toda Europa occidental. “jacobino”.

es decir. publica un libro titulado Elementos de autocrítica y.liderazgo del PC soviético. Se distancian del mensajero. también con eje en la Academia de París. de algún modo posterior al posestructuralismo. el principal “gran relato” o “metarrelato” del que Lyotard y sus amigos invitaban a descreer y a mantener frente a él incredulidad era. También definía qué entendía él por posmodernismo: “Simplificando al máximo. que se puso de moda en la década del 80. el marxismo. siquiera como objetivo estratégico a largo plazo. la toma del poder político –en muchos pensadores posestructuralistas y posmodernos europeos– no tiene su fuente política en la experiencia del eurocomunismo? No resulta aleatorio que muchos de estos pensadores hayan sido discípulos del último Althusser. como teoría que –supuestamente– no tiene un pensamiento político sobre el poder). al cual visualiza con no pocas simpatías Toni Negri toma contacto con Althusser precisamente en estos años. 166 . a su vez. Una corriente que se irradió como reguero de pólvora. Obviamente. se llamó con otro “post”: el posmodernismo. ¿La actual negativa a plantearse. Allí hablaba irónicamente de “los grandes relatos”. Del posestructuralismo. Ese movimiento. derivó otro movimiento. el filósofo francés Jean-François Lyotard escribió un libro titulado La condición posmoderna (1979). Este Althusser de los años 70 se encuentra fuertemente impactado por el eurocomunismo. el de los años 70 (que. pero se quedan con el mensaje. su conocido artículo sobre “El marxismo como teoría finita”. primero. se tiene por “posmoderna” la incredulidad con respecto a los metarrelatos”. Uno de sus fundadores. Cuestionan a quién lo dice pero no lo qué se dice. el eurocomunismo sigue fielmente su línea política. más tarde.

por conservar el trabajo. Lo interesante del asunto reside en que Lyotard basaba. cuál es el sentido de la vida. cómo funciona la sociedad. publicó el artículo “El fin de la historia” (1989). nada menos que la definición de su corriente filosófica. el cristianismo. A partir de los años 80 el posmodernismo sostuvo que estos grandes relatos habían “entrado en crisis”. dejó solo al marxismo entre los “grandes relatos” en crisis y abrazó. la historia y la vida colectiva. Estas teorías no se limitan a abordar un pequeño fragmento de la sociedad. Todas estas 167 . como por arte de magia.La filosofía posmoderna emplea la expresión “gran relato” para referirse a las teorías y concepciones del mundo con pretensiones totalizantes. etc. porque –como visión del mundo— no plantea que hay que luchar solamente por el aumento del salario. entusiasta. o para que todas las calles estén bien asfaltadas sino que interroga. un filósofo posmoderno italiano. El marxismo es un “gran relato”. texto típico de la Guerra Fría que decretaba. Gianni Vattimo. El marxismo. Francis Fukuyama. el funcionario del Departamento de Estado norteamericano. el psicoanálisis y el cristianismo son ejemplos de grandes relatos. qué lugar jugamos nosotros allí adentro. Coronando la proclama de Daniel Bell sobre “el agotamiento de la política” y la cruzada de la filosofía posmoderna de Lyotard contra los “metarrelatos”. en un autor norteamericano de extrema derecha: Daniel Bell (director de la revista del gran capital financiero yanqui Fortune). sino que se proponen indagar las grandes cuestiones del ser humano. La tesis posmoderna de Lyotard reactualizaba los planteos del libro de Daniel Bell El fin de la ideología (1960). Más cerca de nuestros días. “el agotamiento de la política”.

El eje del posmodernismo es –de nuevo– la idea según la cual ya no hay sujeto. Porque si no hay sujeto que la cuestione ¿desde dónde la vamos a cuestionar? Con el posmodernismo muere también. supuestamente. la crítica y el pensamiento crítico. La computadora con que se confeccionó este libro. pero es así. Pero no porque haya muchos trabajadores desocupados y desempleados o porque haya aumentado el ejército industrial de reserva. En las aulas universitarias no se dice de este modo. en la fuerza de trabajo. ¡Nada menos! Cuando todos estos académicos franceses escriben “no hay sujeto”. sería demasiado crudo y poco elegante. de las “ideologías” y de la “historia”. de André Gorz. Ya no hay fábricas!. Uno de los libros famosos de esa época se llamó Adiós al proletariado. Sino porque ¡Ya no hay obreros. Por ninguna de esas razones. que “desapareció la clase obrera”. pero con una vuelta de tuerca mucho más fuerte: no existe tampoco la posibilidad de la crítica. de cuestionar en forma radical la sociedad. ¡Desapareció el trabajo! El que dice eso no ha visto una fábrica en su vida. ¿en quién están pensando? Pues en la clase trabajadora. Hoy en día también se repite. además del sujeto y la dialéctica. ¿quién la produjo? ¿Y el papel que usted tiene entre sus manos? ¿Y la tinta? ¿Se produjeron solos? 168 . ni siquiera en una película de Carlitos Chaplin.corrientes firmaron (varias veces) el acta de defunción de los “grandes relatos”. Vienen enterrando al marxismo desde hace décadas. alegremente.

Barcelona. estas concepciones posmodernas –sobre todo las más derechistas– ya han comenzado a entrar en crisis. ¡Esa es la gran utopía de los capitalistas! Que ya no existan los trabajadores. sostener alegremente que existe un agotamiento de la política o que se terminó la ideología hoy resulta muy grosero. etc. Seattle. A partir de estos planteos filosóficos especulativos. por lo tanto no hay posibilidad de cuestionar radicalmente la sociedad. aunque no son de derecha. que nadie se rebele. 169 . que nadie proteste. Siguen teniendo alguna influencia. pero sólo en los segmentos más institucionalistas del Foro Social Mundial y en las corrientes que se oponen al neoliberalismo desde una óptica de “capitalismo con rostro humano”. Nosotros creemos que. Génova y Buenos Aires. aunque gozan de buena salud en el plano académico y en los grandes monopolios de la comunicación. En los pensadores que.Uno de los ideólogos norteamericanos que también habla del “fin del trabajo” es Jeremy Rifkin. Porto Alegre. obtenemos que “se acabó el sujeto”. Davos. “murió la clase trabajadora”. ¿Cuándo? A partir de las protestas contra la globalización. A diferencia de los años 80 y sobre todo de los primeros 90 (posteriores a la caída del Muro de Berlín). no exentos muchas veces de trivialización y frivolidad. todavía sobrevive esta visión de que el humanismo es algo del pasado y el sujeto una categoría burguesa. y a partir de una feroz campaña de los medios de comunicación. están fuertemente influidos por el posmodernismo y el posestructuralismo (como es el caso de los últimos textos de Toni Negri).

Para nosotros el Che Guevara no es un mito ni parte de la izquierda “retro”. Los soviéticos afirmaban que “la historia es un proceso histórico-natural que tiene un motor objetivo”. estaba desdibujado. menos elaborada. más rudimentaria. las más radicales. en los espacios universitarios especializados en la ideología. era pasivo.En el ámbito de la Academia. Sinceramente. no jugaba prácticamente ningún papel. creemos que el aporte de Guevara al marxismo revolucionario y su inscripción dentro del horizonte de las corrientes dialécticas del marxismo –políticamente. más plana que la de los académicos “post” de La Sorbona. El marxismo ortodoxo contra el cual el Che discute en los 60. más lineal. también planteaba una visión de la historia donde el sujeto no entraba. que siempre utiliza Marx? Las relaciones de producción consisten en el tipo de vínculos que los seres humanos entablan entre sí. a lo largo de la historia. Su aporte constituye un tipo de reflexión política que nos sirve para discutir con estas corrientes. por cierto– constituye un incentivo teórico muy rico para debatir y polemizar con estas concepciones posestructuralsitas y posmodernas. de una manera menos refinada. esta visión posmoderna y posestructuralista aun tiene aire y se reproduce. ¿Qué se entiende por esos dos términos. Los seres humanos no trabajan sobre la naturaleza de manera aislada sino insertos en relaciones sociales de producción (esclavista-esclavo. Ese motor es la contradicción objetiva entre fuerzas productivas y relaciones de producción. poder despótico centralizado-comunidad campesina 170 . para poder reproducir su vida.

Pero. Marx plantea en sus Grundrisse (primeros borradores de El Capital). No son relaciones puramente “económicas”. 171 . Lo fundamental de las relaciones de producción reside en el vínculo social atravesado por el conflicto –la lucha de clases– y por las relaciones de fuerza. Porque existe el fetichismo. Son relaciones. Ejemplos de relaciones sociales de producción: el valor. capitalista-trabajador. cronológicamente más cerca del Che. No una lucha individual sino una lucha de clases. hay relaciones de fuerza.tributaria. también. Nicolás Bujarin (Louis Althusser y su discípula Marta Harnecker. trabajadortrabajador cuando se trata de una producción socialista). por ejemplo). Exactamente así las definía Stalin y. Las relaciones de producción entre las clases sociales están mediadas por relaciones de fuerza. y este último resiste para intentar liberarse. el capital. que se relacionan entre sí para poder producir y reproducir su vida. ¡No son cosas! alerta Marx en El Capital. Las fuerzas productivas –entendía el marxismo ortodoxo– consisten en el desarrollo de la tecnología y la industria. aparecen como si el poder estuviera recluido en una cosa (el dinero. el dinero. Hay lucha. señor-siervo. Un sector social se impone sobre otro. que el poder del dinero no es más que el poder de unas personas sobre otras personas. Entre las clases. en realidad. Las relaciones de producción están mediadas por el vínculo que cada clase tiene con los medios de producción –imprescindibles para trabajar. Por un problema determinado de la sociedad mercantil capitalista –el fetichismo— las relaciones sociales entre seres humanos (insertos en clases) aparecen como si fueran relaciones entre los seres humanos y las cosas. no decían algo muy distinto).

sino de un modo muy distinto. De todos los instrumentos de producción. Por lo tanto. Nosotros. Según la interpretación ortodoxa y corriente del famoso prólogo de Marx de 1859 a la Contribución a la crítica de la economía política: se desarrollaban evolutivamente las fuerzas productivas. La emancipación de la clase oprimida implica. pues. sino la clase revolucionaria. sobre todo los sujetos colectivos. el Estado y las formas de conciencia social. los que luchamos. necesariamente la creación de una sociedad nueva. un texto clásico escrito en polémica con Proudhon. Marx plantea textualmente que: “La existencia de una clase oprimida es la condición vital de toda sociedad fundada en la contradicción de clases. que choca con las relaciones de producción –en su expresión jurídico-legal: relaciones de propiedad– y de ese choque surgiría el movimiento de la historia. menos sutil. y sobre eso se elevaba una superestructura en la que se insertaban las instituciones jurídico-políticas.Para Marx no era así. los que pretendemos cambiar la sociedad y el mundo. Creía que la principal fuerza productiva es la tecnología. ¿dónde entramos en ese esquema? Los sujetos. la fuerza productiva más grande es la propia clase revolucionaria”. sostiene que la principal fuerza productiva no es la tecnología. el marxismo ortodoxo (principalmente el de factura soviética. menos erudito. Para que la clase oprimida pueda liberarse. aunque no solo él) llegaba a una conclusión muy parecida a la de los 172 . es preciso que las fuerzas productivas ya adquiridas y las relaciones sociales vigentes no puedan seguir existiendo unas al lado de las otras. En La Miseria de la Filosofía (1847). chocaban con las relaciones de producción. ¡la principal fuerza productiva es el sujeto! Pero el marxismo ortodoxo no lo entendía como Marx. ¿dónde se ubican y qué papel juegan dentro de ese esquema? Menos refinado. los que queremos ser revolucionarios.

Reafirmando este antiguo corolario ideológico. estamos desdibujados. el libro de Toni Negri. Los que defendían políticamente estas posiciones.metafísicos académicos posestructuralistas: los sujetos no jugamos ningún papel. Todo lo que hizo. y que los revolucionarios tenemos que sentarnos a esperar que se produzcan como quien espera que llegue el mesías salvador. somos pasivos. este libro de Negri tan festejado y citado: “hay que esperar”. casi mágica. está dirigido contra esta actitud de pensamiento. ¡No hay que esperar! 173 . No era casual que no jugáramos ningún papel en ese esquema. Imperio. que éstas suceden por una evolución natural de la sociedad. supuestamente “marxistas y ortodoxas”. o antes bien la insurgencia de una organización poderosa”. Negri repite el mismo lugar común que marcó a todo aquel marxismo ortodoxo de los 60: “sólo nos resta esperar la maduración del desarrollo político”. Creían. es la construcción. casi religiosamente. mucho más elaborado. Eso pensaba el marxismo contra el cual polemiza el Che: tanto en el terreno del conocimiento (¡a “reflejar” la realidad objetiva!). en el fondo pensaban que las revoluciones se hacen de manera automática. políticamente invariante (transmutado ahora con vestidos parisinos y lenguaje posmoderno). no tan grosero como este viejo esquema ortodoxo. no porque haya un sujeto que actúa. como en el terreno político (¡a esperar que se den las condiciones objetivas!). termina exactamente igual: “El único acontecimiento que estamos esperando aun. lo que reflexionó y lo que escribió el Che. Así se cierra Imperio.

la sensorialidad. Desde esa óptica.no siempre hay que esperar a que se den todas las condiciones para la Revolución”. donde el eje está en el sujeto. La realidad se puede modificar! Este era el núcleo metodológico de Marx cuando criticaba la actitud pasiva y contemplativa en sus famosas Tesis sobre Feuerbach (1845).. Esa concepción del Che Guevara. que podemos hacer arbitraria y caprichosamente la revolución cuando se nos antoja...se sientan a esperar a que. de ningún modo. Allí Marx cuestionaba al materialismo filosófico –que hoy tanto seduce a Toni Negri– por concebir la realidad únicamente bajo su aspecto “objetivo”. “práctico-crítica”. sin preocuparse de acelerarlas”. Pero tampoco hay que sentarse a esperar que se haga. Sobre todo no esperar que la hagan otros. bajo la forma de objeto o de contemplación. ¿No es éste el pensamiento más íntimo del Che Guevara? Creemos que sí. Esto no significa. una visión ingenua e infantil.. etc..etc. pasando por Rosa Luxemburg y Trotsky. pero no “como práctica revolucionaria”. ¡Hay que actuar. activista y praxiológica.. se den todas las condiciones objetivas y subjetivas necesarias. como práctica. como también lo fue de las corrientes más radicales de la filosofía de la praxis (desde Lukács hasta Gramsci. no de un modo subjetivo [.). pero no como actividad sensorial humana. no comprende la importancia de la actividad “revolucionaria”. Eso sería.] Por tanto.El Che planteaba que: “. la realidad. obviamente.. Marx sostenía textualmente: “El defecto fundamental de todo el materialismo anterior –incluyendo el de Feuerbach– es que sólo concibe el objeto. en una forma mecánica. la plantea tanto para cuando discute cómo hacer la revo174 . critica duramente a quienes: “.

como el conjunto consciente de individuos que luchan por una misma causa”. Debemos. en una sociedad poscapitalista. el proletariado tenía que golpear y golpear sin descanso. qué papel juegan los trabajadores. no es casual que el Che recordara el Mensaje a la Liga Central de los comunistas. el sujeto colectivo. En este sentido. En El socialismo y el hombre en Cuba plantea que: “Las masas hacen la historia. el pueblo. simples “portadores de relaciones sociales” o apenas “efectos del discurso y la vigilancia”. los pueblos. estudiar y discutir si aumentó o disminuyó el número de trabajadores en la sociedad (analizando empíricamente este proceso a escala mundial. en el que Marx realiza un balance de la insurrección europea de 1848 y de su derrota. como piensan los estructuralistas o los posestructuralistas. ya después de haber tomado el poder. hacen la historia. en la transformación permanente e ininterrumpida de la sociedad. No son meros “soportes de ideología”. Revolución que no se profundiza constantemente es revolución que regresa”. obviamente. 175 . que no está abonada por ningún estudio empírico) pero la clase trabajadora sigue siendo un sujeto. podríamos agregar hoy– sino hay que actuar. como cuando analiza. no mediante fórmulas metafísicas y especulativas como las que sintetiza la expresión cinematográfica de Gorz “Adiós al proletariado” o como sucede con más de una expresión literaria de Michael Hardt y Toni Negri. Los trabajadores. El Che pone el énfasis siempre sobre lo mismo: no hay que sentarse a esperar —mirando la televisión. cuando sostenía que:“Marx recomendaba siempre que una vez comenzado el proceso revolucionario.lución.

Cuando hacemos referencia a la clase trabajadora no estamos pensando –como hacen Negri o Gorz– únicamente en París. Cuando el Che escribe esto. pensamos en los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo (donde se articulan las mujeres. Es la clase de los y las que trabajan y son explotados y explotadas (con salario estable o no). calculador. los jóvenes. así como también en los millones y millones de trabajadores y trabajadoras de ese gigante chino que se incorporó al capitalismo mundial de la mano del mercado. El Che Guevara plantea que: “La revolución se hace a través del hombre. de “sujeto”.. había estado leyendo a Hegel. cartesiano y burgués –del cual Marx se reía llamándolo “Robinson Crusoe”.etc).”. Toda la literatura filosófica de estirpe posmoderna y posestructuralista confunde invariablemente estas dos nociones. en el trabajo masivo ultraexplotado de los llamados “tigres asiáticos”. Cuando reflexionamos sobre el “sujeto”.... a Marx (según cuenta en su carta de 1965).. diversas. en la de Sudáfrica. sino también en la clase trabajadora de América Latina. no eurocéntricos! Las “cuentas” y los cálculos sobre el aumento o la disminución de los trabajadores deben realizarse a escala mundial. Y agrega: “. no utiliza caprichosamente esa formulación o emplea esas palabras por una simple casualidad. ¡Si queremos ser rigurosos. las minorías sexuales. Por lo tanto. Ése es el sujeto del que habla el marxismo revolucionario de nuestros días. tenemos que mirar el mundo en términos realmente mundiales. etc. como la célebre novela de Daniel Defoe–.pero el hombre tiene que forjar día a día su espíritu revolucionario”. No es el sujeto individual. la revolu176 . el sujeto colectivo que interviene activamente para hacer la historia (e intentar cambiarla).

Pretender realizar este tipo de guerra sin el apoyo de la población es el preludio de un desastre inevitable”. la nueva subjetividad. precisamente. en “la práctica revolucionaria. en los hombres y mujeres. en los pueblos. Para Guevara la guerra de guerrillas es solamente un método de lucha. en palabras del propio Marx. Estrechamente vinculada al problema del sujeto y a la crítica del marxismo unilateralmente objetivista. ¿Qué significa “hombre nuevo”? Pues el nuevo sujeto. De eso se trata. aunque muchos lo hayan acusado de “foquista”. El eje político está en las masas. El eje está en el sujeto. Allí.ción no se hace esperando que las fuerzas productivas. “choquen” con las relaciones de producción. en un momento de su evolución automática. Podemos y debemos (re)discutir desde nuestro presente político cuál es el método más apropiado. Aquello que el Che plantea como alternativa. donde el eje está en el sujeto o. La retoma (era un apasionado lector) del pensamiento de Marx. sin conocer (porque lo asesinaron antes) la filosofía del posmodernismo y el posestructuralismo. Esta temática no la inventa el Che Guevara. La fuerza del actual “movimiento de los movimientos” radica. es una lucha de masas. en las masas. El fondo del pensamiento de Guevara se ubica justamente en esa concepción activista del marxismo. está la fuerza potencial del sujeto para cambiar la historia. la actividad práctico-crítica”. 177 . útil y eficaz para nuestra situación contemporánea y la actual lucha contra la globalización capitalista. el Che plantea que “la guerra de guerrillas es una guerra del pueblo. en los y las trabajadoras. pensaba el Che. no el objetivo en sí mismo. Por eso. en que es un movimiento de masas. se encuentra la problemática del hombre nuevo.

La mecánica de las relaciones de producción y su consecuencia: la lucha de clases.. 178 . György Lukács. El humanismo burgués es el humanismo “en el mal sentido de la palabra”. Son los más conocidos a nivel mundial. la sociedad y la historia.. En Argentina y América Latina. ¿Cuál era el humanismo. quien escribió Humanismo burgués y humanismo proletario. Herbert Marcuse. de enorme influencia sobre el Che. “en el mal sentido de la palabra”? Aquel que cuestiona Aníbal Ponce en Humanismo burgués y humanismo proletario: el que concibe al sujeto sólo en términos individuales y aislados. [primeros borradores de El Capital]). Henri Lefebvre. planteando que el socialismo debía ser –antes que nada– “la construcción de una nueva subjetividad”? Esa figura fue Aníbal Norberto Ponce (1898-1938).] El peso de este monumento de la inteligencia humana es tal que nos ha hecho olvidar frecuentemente el carácter humanista (en el mejor sentido de la palabra) de sus inquietudes. este tema lo habían planteado Antonio Gramsci. Es más que probable que el Che adopte de él esta idea: “En El Capital Marx se presenta como el economista científico que analiza minuciosamente el carácter transitorio de las épocas sociales y su identificación con las relaciones de producción [. en la línea de las “robinsonadas” de las que se ríe Marx (al comienzo de los Grundrisse. oculta en cierta medida el hecho objetivo de que son los hombres los que se mueven en el ambiente histórico”3. Karl Korsch.En el marxismo occidental europeo. ¿Por qué “en el mejor sentido de la palabra”? Pues porque la derecha también se reclama “humanista”. 3 Sobre el sistema presupuestario de financiamiento febrero de 1964. y algunos más. ¿quién fue uno de los primeros que ubicó al sujeto en el núcleo central de la concepción marxista del mundo.

179 . no desgarrado ni mutilado. Intentando sintetizar nuestras hipótesis. íntegro. que luego revisa en su exilio mexicano. pero eso es materia de otros debates). en la escuela.. están publicadas 30 años antes. La impotencia política. únicamente. Aníbal Ponce predica la necesidad de concebir el socialismo y el comunismo como una construcción permanente de “. Giordano Bruno. Esto no significa que esas luchas puntuales y locales no sirvan para nada. se convierte en eterna y natural. Estas líneas que parecen escritas por el Che en los 60. William Shakespeare. creemos que: Primero: sin plantearse el problema de la lucha contra el Estado capitalista y sin perseguir el poder político como meta estratégica. la obra de Ponce –como antecedente del Che– constituye un paralelo latinoamericano del humanismo revolucionario del joven Lukács y de Gramsci (por lo menos en el terreno filosófico.En aquel libro. En gran medida. ¡De ningún modo! Sirven y mucho..Goethe y. al poder “micro”. un ámbito de gobierno y/o administración local. Nosotros pensamos que no hay que resignarse al gobierno de un municipio. Romain Rolland. en el siglo XX. J. Ponce confecciona y analiza una larga lista de pensadores que considera humanistas y antecesores de Marx: Erasmo de Rotterdam. no así en otros ámbitos más discutibles como su temprana adhesión a las ideas de Sarmiento. Se queda limitada a un fragmento “micro”.W.una nueva cultura y un hombre completo. circunstancial y coyuntural. se transforma entonces en programa filosófico. toda lucha se castra de antemano. un hombre absolutamente nuevo”. a la administración en el barrio.

antes de empezar a pelear. el poder político. Nada mejor para los poderosos. pero prescriben para los anticapitalistas luchas fraccionadas. Si estas luchas quedan aisladas en el fragmento –como prescriben los filósofos académicos del posestructuralismo francés y sus entusiastas portavoces latinoamericanos– van al fracaso. aclara mucho en este sentido. su barrio. en su cuadra. en su cuadra y en su región”. por ejemplo. Los capitalistas manejan el poder político de los Estados. Lo mismo se podría plantear para las fábricas recuperadas en Argentina o para el caso de los comedores populares y los obradores del movimiento piquetero argentino. los capitalistas.El caso de las luchas por la tierra y por el poder del Movimiento Sin Tierra (MST) en Brasil. puntuales y microscópicas. pero prescriben a los sectores anticapitalistas que se resignen a la IMPOTENCIA y no luchen por el poder político. Pierden de antemano. “La política y el poder –le susurran al oído al movimiento popular– son sucios” “el Estado los mancha” “mejor quédense en su barrio. 180 . Las luchas “micro” sirven al pueblo y son muy útiles a los trabajadores. que cada sector del pueblo se quede peleando solitariamente. su región. sin ninguna coordinación orgánica ni articulación estratégica general. de manera aislada y fragmentaria. Los Sin Tierra desarrollan una lucha local y puntual. a largo plazo. pero siempre dentro de un proyecto estratégico global y siempre teniendo como meta. si están insertas en un proyecto más amplio. Los capitalistas miran el mundo a nivel global (así operan).

la autoridad. la burocracia. “residuos de la ideología”.Segundo: sin plantearse la categoría de sujeto. esa cosmovisión terminó por hundirlo y derrumbarlo bochornosamente y sin dignidad. ¿Cómo cambiar la sociedad sin revolución? ¿Solamente a partir de la administración local de un barrio? Sin sujeto sólo queda la pasividad. pues entonces la revolución es imposible. la objetividad natural y la evolución automática. lo único que resta es esperar. Tercero y último: si el movimiento contra la mundialización capitalista no plantea la lucha revolucionaria y el socialismo desde un punto de vista humanista. entonces. Porque si sólo somos “soportes de estructuras”. ¿cuál es la alternativa? ¿Qué es. A largo plazo. en lugar de ayudar al socialismo. el socialismo? En el siglo XX ya existió una experiencia bastante trágica de un socialismo no humanista. deberá comenzarse a recuperar la categoría de sujeto (aunque no esté de moda en la Academia). la jerarquía y el reino irracional de la tecnología como demiurgo de la historia. la obediencia ciega. esperar. esperar y esperar. Para rechazar la legitimación de la espera pasiva. “efectos del discurso”. Únicamente restaría mirar la televisión y esperar a que la evolución con “piloto automático” de la globalización nos traiga un viento más favorable. donde el eje estaba en el Estado. “resultados de la disciplina”. 181 . Sí.

“Simultáneamente con la base material hay que crear al hombre nuevo”. no limitarse ni conformarse con darle de comer un plato de comida a cada persona. un problema de cuchillo y tenedor. creemos que hay que repensar y recuperar la perspectiva del humanismo revolucionario. Pero. y toda una infancia que se alimenta de la basura. Vale la pena intentarlo. En una carta a Franz Mehring. precisamente. 182 . Rosa Luxemburg alertaba: “El socialismo no es. sino un movimiento de cultura. Demás está la aclaración: sin el cuchillo y el tenedor –sin la comida— no hay cultura. lo primero que debería hacer un poder revolucionario es darle de comer a la gente. los argentinos. solamente. Obviamente que para nosotros.Aunque hoy no esté de moda. millones de trabajadores desocupados. con el Che Guevara creemos que el socialismo del futuro tiene que ser mucho más ambicioso. La sociedad argentina tiene actualmente la mitad de la población por debajo del nivel de la línea de la pobreza. una grande y poderosa concepción del mundo”. ¡Eso está fuera de discusión! Lo que nos tenemos que plantear es si el socialismo consiste. Ése es uno de los tantos desafíos que tenemos por delante. en darle de comer a la gente.

cual si fuera literatura autobiográfica. pero yo conservo mis dudas. Portando como muleta el apellido de su padre. un portador de apellido. la derecha de la derecha más tradicional. axiomas comunes de la extrema derecha y filosofía de sala de espera de peluquería o de dentista? Tengo mis serias dudas. Circuló por todo el mundo. en un tamaño menor. Algunos amigos. manipulación política. from Communist Firebrand to Capitalist Brand”. pretendidamente “provocador”. A pesar de su cinismo. lo han reproducido y difundido. Manual del perfecto idiota latinoamericano. donde se mezclan tergiversaciones históricas. El artículo sobre el Che repite el esquema como un calco sólo que. principalmente de derecha. ya cuesta distinguirlos). En España lo mismo hizo el suplemento "Domingo" de El País (cara progresista de la derecha o derecha del progresismo. ¿Vale la pena responder estos pasquines. 4 El panfletito fue originalmente publicado en inglés por la revista The New Republic bajo el titulo de “The Killing Machine: Che Guevara. En Internet numerosos sitios. a los que respeto y aprecio. el autor conserva algo de piedad. 183 . debemos reconocerlo. es decir. me siguen insistiendo. desinformado. el autor se hizo conocido por un pasquín digno de infradotados titulado. Nuestra respuesta fue redactada en Buenos Aires. el 3 de agosto de 2005. afortunadamente para el lector.LAS TARDES DE VARGAS LLOSA JUNIOR Y EL CHE GUEVARA Un hijo de un conocido escritor peruano. muy a tono con las —¿ideas?— de los grandes banqueros y promocionado mediáticamente hasta el hartazgo. en sus ediciones del 11 y 18 de julio de 2005. Álvaro Vargas Llosa (en adelante Junior) acaba de publicar en el periódico norteamericano The New Republic un libelo contra el Che Guevara4 . Superficial. En suma: un típico producto de la ideología neoliberal. En Argentina lo levantó el diario La Nación.

agrega: “Una vez más. que: “. no reconoce como tales. ¿Por qué de nuevo contra el Che? Primera respuesta. Más simpático aún resulta su defensa de las minorías en un escrito donde se le escapa una incomprensible y bochornosa nota despectiva contra los “negociantes judíos” [sic] de París. En la caricatura de la Guerra Fría que nos propone Zoé Valdés sobre el Che (típica de esas series norteamericanas que en Argentina veíamos durante la infancia los sábados a la tarde) el malo ya no es un frío y calculador asesino sino un apasionado latino que descarga el peine de su pistola en un iracundo y desenfrenado ataque de enojo. como novio despechado.. ¡Pero ella es cubana! Aunque quiera olvidarse o renegar de ese pasado. a ella le toca la república de las letras. casi parangonable por su sabiduría a Junior— dice estar muy preocupada por la persecución a homosexuales y lesbianas. casi. ¡Qué ilusos si pretenden conjurarlo con un par de insultos y tres o cuatros manipulaciones históricas! Uno de los supuestos motivos que impulsan a Junior a encabezar su cruzada contra el Che se origina en la película Diarios de motocicleta (dirigida por Walter Salles y producida por Robert Redford). pero su rabieta tiene un alcance mayor5. ¡Qué amplitud de miras! ¡Qué pluralismo tolerante! La notita de Zoé no tiene la pretensión del libelo de Junior.cuán engañados están tantos de nuestros contemporáneos con respecto a tantas cosas”. representan exactamente lo opuesto a lo que era Guevara” para terminar rematando.. culta y exquisita como pocas —casi. los más fachos. quien en su notita “Las locas y el Che” lo describe como un “guerrillero y terrorista” utilizando el típico lenguaje de cualquiera de nuestros militares. en su mayoría. Entonces elabora una divertidísima y colorida pintura del despiadado Guevara.¿Por qué atacan de nuevo al Che? Primera pregunta que me surge. Junior no aporta ninguna novedad a las quejas seniles de esos “demócratas” que el pueblo. a continuación. Con sabor amargo en la boca. derrochando elitismo. 5 184 . Casi tan sofocada como Junior por la aceptación popular que tuvo el film Diarios de motocicleta está la celebérrima y nunca suficientemente ponderada escritora Zoé Valdés. Y desde ese ángulo apuntala la misma leyenda truculenta del Che fusilador. pero curiosamente nunca he leído una sola línea suya ni una sola declaración solidaria en defensa de las compañeras travestis o prostitutas que en Argentina tortura la policía o encarcela el gobierno “progresista” de Kirchner por oponerse al código de convivencia urbana y al código contravencional. no puede con su genio. Hasta aquí. Les sigue molestando. El inmenso aparato de propaganda del sistema realiza una división del trabajo. Si Junior posa de politicólogo. sino. dándoles la espalda. el mito provoca el entusiasmo de gente cuyas causas. el ejemplo del Che se extiende cada vez más. no se tomarían el trabajo. ¡No iba a ser menos! Esta escritora elegante. Los sigue incomodando. Cuando la mediocridad ha entrado en crisis junto con la ideología neoliberal que la promovió en los años 90. Como eso lo incomoda. A cada cual lo suyo. reconoce que: “Las manifestaciones del nuevo culto al Che están en todos lados”.

. No avanza ni penetra. ¿La verdad histórica? Pero si de eso se trata. aun cuando la autora sea una cubana con simpatías por Miami como es el triste caso de Zoé Valdés. Al recorrer su notita contra el Che Guevara me divierte leer el refinamiento impostado y artificial con que Zoé describe “su” barrio parisino. Junior se topa con una contradicción y se detiene frente a ella. Se paraliza. con indisimulable desprecio por los millones de jóvenes que hoy quieren y admiran al Che en todo el planeta: “Es habitual entre los seguidores de una secta no conocer la historia real de la vida de su héroe. permítasenos una pequeña digresión. nos aclara al comenzar— de la misma forma que lo haría cualquier escritor provinciano y colonial que se siente en “el cielo” por llegar a la metrópoli. Cree haber descubierto algo nuevo. Y ya que estamos en una nota al pie. que han sido críticos del marxismo pero al menos con altura y erudición). a las supuestas impugnaciones particulares. Muchas veces esas imágenes no escapan al lucro mercantil. formuladas en abstracto... precisamente. esquemático. Júnior arremete de entrada contra la proliferación de la imagen del Che. la verdad histórica”. Después de todo los estereotipos de la Guerra Fría deben aggionarse cuando se los ubica en una pintura caribeña. dejando caer su mentón y abriendo la boca con sorpresa. más propenso al golpe de efecto que a un razonamiento meditado sobre el pulso de las contradicciones actuales (nada nuevo por cierto... Junior señala que el Che se ha difundido en millones de imágenes. —“Vivo en El Marais. En realidad se tropieza con algo ya conocido y analizado en numerosos lugares. Pobre muchacha del Tercer Mundo. La rebeldía hecha imagen Pasando de las quejas seniles. bohemio barrio parisino”. de esas que tanto le gustan a Zoé. Haciendo gala de un pensamiento dicotómico.. dada la aridez intelectual que nos ofrece la derecha contemporánea si la comparamos con pensadores clásicos. hay que sentir un apabullante complejo de inferioridad para escribir de esa manera.Entonces Junior agrega un balance global. Se limita. 185 . Si hay algo que Junior no conoce es la vida histórica real y el pensamiento real del Che. a señalarla con el dedo.

domesticarlo. lo adopten como propio.Y sí. Es cierto que el mercado quiere no sólo ganar dinero con su rostro sino también frivolizarlo. que el capitalismo neoliberal ha logrado —por ahora— instalar en casi todo el globo. Quizás sin conocer sus reflexiones sobre El Capital de Karl Marx o sus lecturas de Hegel y de los Manuscritos económico filosóficos de 1844 (En eso no cometen. aun careciendo de toda la información necesaria sobre la vida real del Che. Un alternativa distinta y hasta opuesta a la rutina cotidiana. Es innegable. neutralizarlo. Partimos entonces de la misma constatación de Junior. sobre su internacionalismo militante en varios continentes. en forma entusiasta. No es aleatorio que. sobre su marxismo revolucionario en varios procesos sociales. Y a partir de allí preguntamos: ¿por qué los y las jóvenes de todo el orbe no utilizan una remera-camiseta con la cara de Bush o de sus miserables torturadores en Irak y Guantánamo? ¿Por qué los y las jóvenes de todo el mundo no utilizan remeras y camisetas con la imagen de Ratzinger o de los que dirigen el FMI y el Banco Mundial? ¿Por qué será? Esas preguntas no se las hace 186 . se encuentran con el ejemplo de vida del Che y lo asumen como un camino posible a seguir. en todo caso. Pero esos millones de jóvenes. tampoco ha estudiado estos textos). Pero también es cierto —una mente corta y repleta de resentimiento como la de Junior no alcanza a comprenderlo— que millones de jóvenes en todo el mundo se encuentran a la búsqueda de ideales y de símbolos que representen una nueva forma de vida. mediocre y sin proyectos. ningún “pecado” ya que evidentemente Junior. En esa búsqueda de “otro mundo posible” no es casual que millones de jóvenes se encuentren con el Che Guevara. El Che se difunde a través de su imagen. fagocitarlo y convertirlo en objeto de consumo pasivo. es contradictorio lo de la imagen del Che. a pesar de su fama.

Tampoco me interesa. del fuego y de toda la bronca popular. fue educado en Londres). Pero evidentemente no vive en Argentina. donde miles y miles de jóvenes rebeldes salieron a la calle y le pusieron el pecho a las balas de la policía asesina (que liquidó en un par de días más de 30 personas). muchos de ellos y ellas se aferraban a la imagen de Guevara. de las piedras. ni von Hayek. 187 . Creemos que el Che se ha convertido en un modelo atractivo y seductor para la juventud que está harta del neoliberalismo pues porque expresa precisamente algo que ni Junior. el país donde nació el Che. No sé de qué galera mágica extrajo Junior semejante conejo. flameaban muchas banderas con la imagen del Che. Pero sí sé que en la rebelión popular argentina del 19 y 20 de diciembre de 2001. Eso le duele a Junior. Por eso en su libelo hace una fácil y superficial referencia cuando dice que “los jóvenes argentinos que han creado una expresión que rima perfectamente en castellano: “Tengo una remera del Che y no sé por qué". En medio de las manifestaciones. de las barricadas. ni Karl Popper ni George W. a los que pagan sus ensayitos y artículos. quien se limita a constatar una verdad evidente y a quejarse sobre ella. pero más le duele a sus patrones. El Che y “los jóvenes argentinos” No sé donde vive Junior (dicen por allí que. ni Milton Friedman. Aunque es obvio que el mercado hace dinero con su rostro. también es cierto que esos millones de jóvenes no apelan a remeras y camisetas con un signo del dólar o una imagen del euro. Bush ni ninguno de estos personajes mediocres ha logrado representar: OTRA FORMA DE VIVIR. aunque nacido en Perú.Junior.

para informarse. no menciona la rebelión popular del 2001. la del prostíbulo y la mafia.Junior enumera muchos ejemplos puntuales donde Guevara asoma su cabeza en el mundo contemporáneo (algunos interesantes. Junior podría al menos invertir tan sólo una tarde viendo. varios asesinatos. la describe sencillamente como “uno 188 . Junior podría preguntarse: ¿por qué en medio de semejante rebelión aparecía el Che Guevara en su país natal del lado de las barricadas? ¿Era ese Guevara un producto comercial y un objeto mercantil —como se desprende del panfleto de Junior — o por el contrario sintetizaba un abanico muy grande de rebeldías que intentaron vanamente ser aplastadas con balas de plomo. Si no fuera tan soberbio y petulante. Junior. la cuna inicial de Guevara. Sin vergüenza ni decoro. la tierra donde el Che dio lo mejor de sus energías revolucionarias maduras. otros completamente intrascendentes y hasta quizás inexistentes como aquel donde dice que un supuesto “oficial de la policía mexicana que combate el narcotráfico” utiliza una muñequera del Che). algún documental de esas jornadas. Pero aunque hace de pasada referencia a “los jóvenes argentinos”. una sola no es mucho pedir! La Cuba previa a 1959 Si Junior patina en la desinformación cuando hace referencia a “los jóvenes” de Argentina. ¡Una tarde. Aquel país donde sobraban casinos pero faltaban médicos y maestros. gases lacrimógenos y carros de asalto? En lugar de disparar frases efectistas carentes de fundamentos históricos. la descripción que hace Junior de la Cuba pre-revolucionaria. no menos sucede cuando habla de Cuba. escandalosa. la del analfabetismo y la monoproducción. Resulta grosera. Hay muchos y allí intervienen estos mismos “jóvenes argentinos” a los que él hace equívoca referencia. por no decir.

de la misma manera que hasta la burguesía más rancia y escuálida de Venezuela no desconoce los notables cambios que el proceso bolivariano y sus misiones han introducido en la vida de las barriadas humildes de Venezuela. Teniendo en mente los horrores de EEUU en Vietnam. de la CEPAL. antes de 1959 y luego de esa fecha de las instituciones internacionales tradicionalmente reconocidas? ¿Era mucho pedir apelar a las tablas y estadísticas de la UNESCO. No hacía falta. tiene que lucir como el gusano más radical de los gusanos. leyendo los índices económicos y sociales. Junior nos proporciona una aguda reflexión “filosófica” sobre una conocida frase del Che acerca del odio. el NAPALM y los soldados estadounidenses que arrojaban gue- 189 .de los cuatro países de mayor éxito económico de Latinoamérica desde antes de la dictadura de Batista”. ¿A quién le importa la verdad si lo que está en juego —en palabras de Chomsky— es la manufactura industrial del consenso? ¿Un Robespierre tropical? Después de regalarnos una brillante teoría semiológica sobre la imagen del Che. nada más que una segunda tarde. en salud y educación. de afirmar falsedades sobre la juventud argentina y de demostrar una ignorancia olímpica sobre los datos socioeconómicas de América Latina. Hasta los gusanillos más encumbrados de Miami reconocen el cambio cualitativo que significó en términos de educación y salud la revolución cubana. no cobraría su cuota y nadie le abriría sus páginas. ¿No podría haber invertido aunque sea una sola tarde. de la OMS? Sí. Sino. Pero Junior es más papista que el Papa para lograr eco en la “prensa seria”. parece que era mucho pedir.

“un extremista”. titulada “El humanismo del Che Guevara” –24/10/2002. la lengua franca (como la llamó Fredric Jameson) del dinero y los monopolios de la (in)comunicación. que el periódico argentino Pagina 12 se negó a publicar. 8 de octubre de 2002) le llegó a atribuir a Guevara un “fundamentalismo terrorista”. quien en el artículo “El Che y las Torres Gemelas” (Página 12. Únicamente por eso su libelo tiene más suerte y difusión que sus predecesores sudamericanos que publican en español. “un 6 Véase mi respuesta a Feinmann.. Mucho antes que Junior se lanzara a filosofar sobre el Che Guevara y el odio. En este rubro Junior no inventa nada. Antes de ese artículo que adelanta casi textualmente los argumentos de Junior. con la única ventaja de ser portador de apellido prestigioso y escribir en inglés. con Osama Bin Laden6. filósofo mediático supuestamente “progresista”. Intentando sintetizar sus reflexiones Júnior caracteriza esta frase como una “idea homicida de justicia”.htm.en la Cátedra Che Guevara de REBELIÓN: http://www. Buenos Aires.un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal”. Repite y recicla calumnias viejas.rrilleros del Viet Cong vivos desde los helicópteros —método que luego utilizaron sus alumnos argentinos en el Río de la Plata—. Ernesto Guevara escribe esta frase: “. 190 .rebelion. en Argentina otros dos eximios pensadores habían aportado elucubraciones de idéntico tenor. los métodos salvajes de Francia en Argelia (con centenares de miles de torturados y mujeres violadas) y el modus operandi de los paracaidistas de Bélgica en el Congo. Primero fue José Pablo Feinmann..org/argentina/kohan241002. el mismo Feinmann había caracterizado al Che como un “implacable jacobino”. comparándolo sin ningún escrúpulo ni reparo.

tramposamente titulada Che. Al igual que Feinmann. sin rubor en el rostro: “¿Quién puede no pensar que Ernesto Guevara es uno de los grandes responsables [sic] de las masacres de nuestro continente?”. frío ejecutor. en su lamentable libro de ensayo titulado La sangre derramada7 . la vida por un mundo mejor (Buenos Aires. apelando a una caricatura del psicoanálisis O’Donnell intenta profundizar en el armado de un Che Guevara salvaje. 191 . En suma… un ángel exterminador. En una biografía mercantil. Mario Pacho O’Donnell. a la que habría conducido “hacia la violencia terrorista”. 2003) que vendió en supermercados y otros locales de alta cultura decenas de miles de ejemplares. fusilador sanguinario y cruzado del medioevo. déspota. Feinmann y O’Donnell se apoyan en el ex funcionario estatal mexicano Jorge Castañeda. “un Jesucristo superstar” y hasta “un Principito de la izquierda”. En aquel libro. sube la apuesta a ver quien dibuja un Guevara más asesino y perverso. otro pensador descollante de estas latitudes (ex ministro de cultura del presidente neoliberal Carlos Saúl Menem) también se le adelantó con los argumentos al promocionado Junior. A su vez. Feinmann remataba su visión “progresista” del Che —que también se expresó en una promocionada obra de teatro— preguntándose. hombre de acero. O’Donnell se queja de la influencia de Guevara sobre la izquierda marxista continental. editorial Sudamericana. 7 Buenos Aires. 1998. Allí. Es decir que Junior se hace eco de toda una cadena previa. editorial Ariel-Planeta. Quienes le pagaron a Junior por su libelo deberían descontarle un porcentaje porque muchos de sus “argumentos” son prestados de otros autores.Superman con kryptonita en los pulmones”. donde cada nuevo ensayista o biógrafo que llega. Como esta gente tiene el corazón en los números y en los billetes no vendría nada mal que hicieran ese cálculo para que el ensayista no les facture un precio por encima de su valor real.

Y entonces Junior vuelve a hacer malabarismos con las cifras de los fusilamientos revolucionarios. A medida que pasa el tiempo, los panfletistas a sueldo contra el Che van aumentando las cifras de fusilados, ¿será esa la famosa inflación? Cosa rara en un neoliberal que seguro debe predicar una moneda fuerte y salarios bajos para controlarla. ¿O cada artículo se paga más a medida que aumenta el número de supuestos fusilados por la Revolución Cubana y el Che Guevara? A la hora de contabilizar los “asesinatos” del Che Guevara, Junior utiliza como fuente documental, para que nadie dude de su “objetividad” e “imparcialidad” como ensayista, los informes de la embajada estadounidense en Cuba y los del Departamento de Estado norteamericano. Ni siquiera tiene el tino y la mínima cordura de dejar de lado los testimonios de la CIA. ¡No! Junior hasta apela al testimonio personal de Félix Rodríguez, reconocido asesino profesional de la CIA —que en varios documentales se ha vanagloriado de sus “hazañas” a sueldo de EEUU como el asesinato del Che en Bolivia y sus operaciones de “limpieza” de rebeldes en la selva de El Salvador. A Junior no le falta nada. Pero, con una mano en el corazón, nos preguntamos: ¿no hay algún amigo cercano de este autor que al menos le aconseje no ser tan bruto en sus escritos? ¿Tenía necesidad de mencionar a la CIA —una institución absolutamente neutral y objetiva, por cierto— como fuente documental? ¿No hay nadie que se acerque al oído de nuestro ensayista y le susurre la necesidad de ser un poquito más sutil? Si no fuera patético y grotesco, daría sencillamente risa. No obstante, más allá de la grosera y torpe manipulación de la que hace gala Junior, nos interrogamos: ¿No es justo fusilar
192

a un tirano? ¿Está mal haber fusilado a Benito Mussolini, por ejemplo? Al militante partisano que lo fusiló luego, la “gran democracia italiana” lo consagró como diputado. ¿Estuvo mal? ¿Estuvo mal el ajusticiamiento de Somoza? ¿Cuántos horrores se le hubieran evitado a esta humanidad si hubieran sido efectivos los intentos frustrados de ajusticiar a Adolfo Hitler? ¿No es justo fusilar a los torturadores, a los que violan prisioneras y prisioneros indefensos? Repito: ¿No es justo? ¿La democracia argentina no gozaría de mejor salud, por ejemplo, si en lugar de garantizar la impunidad de los militares vernáculos —sobre los cuales Junior, defensor de “la libertad individual”, no emite palabra alguna— se hubiera fusilado al general Videla y al almirante Massera, quienes no mataron a 50, 100 o 179 personas, sino a 30.000? Independientemente de esta fantochada impresentable y a sueldo que Junior nos entrega en bandeja, esa pregunta nos ronda la cabeza desde hace muchos años. Junior, como muchos de los hipócritas que defienden las invasiones norteamericanas de nuestros días y se hacen los tontos frente a las evidentes muestras de torturas sistemáticas llevadas a cabo por los “defensores de la libertad” en Abu Ghraib, se horroriza frente al fusilamiento que la Revolución Cubana hizo en el momento del triunfo de algunos pocos torturadores, violadores uniformados y represores institucionales, pero no le molesta en lo más mínimo los miles de niños palestinos o irakíes masacrados a diario e impunemente. Tampoco dice una palabra de los miles y miles de desaparecidos en Guatemala, Perú, Chile o Argentina. Para ellos, los escribas de la derecha, los muertos del pueblo siempre son datos intrascendentes. No cuentan para su curioso y selectivo “humanismo pacifista”. Los “derechos individuales” que Junior y quienes le pagan dicen esgrimir se apoyan en un criterio demasiado unilateral y sesgado.
193

¡¡HI-PO-CRE-SÍA pura!!, digámoslo con todas las letras. HIPOCRESÍA. Exactamente la misma hipocresía de Woytila (y de su ideólogo de cabecera, hoy nombrado Papa, Ratzinger) cuando predicaban la paz para los guerrilleros salvadoreños y otros rebeldes similares de este continente mientras al mismo tiempo bendecían al general Videla y a otros genocidas latinoamericanos. El Che Guevara y la izquierda tradicional Otra de las tantas tergiversaciones que Junior difunde impunemente tiene que ver con las relaciones de los principales dirigentes de la Revolución Cubana y el comunismo tradicional. Junior afirma: “Durante la lucha armada en Cuba, [Guevara] forjó una fuerte alianza con el Partido Socialista Popular (el partido comunista de la isla) y con Carlos Rafael Rodríguez, un elemento clave de la conversión al comunismo del régimen de Castro. Esta tendencia al fanatismo convirtió al Che en un eje vital de la “sovietización” de esa revolución que tantas veces se había jactado de su carácter independiente”. Mucho se ha escrito y se seguirá escribiendo sobre este tema. Pero lo que ningún historiador serio ni ningún ensayista riguroso hoy discute es que el Partido Socialista Popular se sumó a la lucha armada tan sólo tardíamente. Carlos Rafael Rodríguez se entrevistó en la Sierra Maestra, durante la lucha armada, con Fidel Castro —el máximo líder de los rebeldes– no con el Che Guevara. Y en todo caso, luego del triunfo, a la hora de decidir el rumbo estratégico de la revolución entre el Che y Carlos Rafael no hubo una alianza sino, por el contrario, una conocida discusión polémica. Entre compañeros, es cierto. Ambos eran partidarios del liderazgo de Fidel y ambos optaban por el socialismo, pero al mismo tiempo polemizaban. Obviamente Junior, orgulloso de su ignorancia y soberbio en su desconocimiento, ni siquiera se ha tomado el trabajo
194

de estudiar esos debates encendidos y esas discusiones acaloradas. Tan sólo con una tarde le hubiera bastado para husmear en el índice de la polémica. ¡Una tarde, una tercera tarde, Junior!. Pero bueno. ¿A quién le interesa profundizar si de lo que se trata es de repartir infundios y tratar de ensuciar todo lo posible y a cómo dé lugar? Guevara y la economía política Sócrates decía: “Sólo sé que no sé nada”, como preámbulo para luego comenzar a aprender. En cambio, quien está seguro en su falta de conocimientos, no sólo no aprende sino que se desbarranca por la pendiente. Aprieta el acelerador barranca abajo. Por eso Junior se engolosina a la hora de denostar al Che y se despacha afirmando, apoyándose en Ernesto Betancourt, que “ [Guevara] ignoraba los principios económicos más elementales". Si al menos hubiera invertido tan sólo una tarde, una cuarta tarde, podría haber entrevistado —dinero no le debe faltar para comprarse un grabador, ya que ha recogido el testimonio, según nos relata, de agentes de la CIA— a algunos integrantes de los seminarios de lectura de El Capital que compartieron junto con el Che el estudio de la economía política. Uno de ellos es Orlando Borrego, quien ha escrito sobre el tema un libro entero8. Guevara invirtió varios años de estudio de El Capital en un seminario en el cual se reunía semanalmente. Pero, además de polemizar con el célebre economista de La Sorbona Charles Bettelheim, leyó y estudió a Paul Sweezy, a Paul Baran, a Oscar Lange, a Ernest Mandel, a Eugenio Preobrazhensky, a
8 Véase Orlando Borrego: El camino del fuego [Buenos Aires, Edit. Hombre Nuevo, 2002]. Véase también la entrevista que le hice a Borrego, titulada “Che Guevara lector de El Capital”, en http://amauta.lahaine.org e incorporada en El Capital: Historia y Método. Una introducción. La Habana, Ciencias Sociales, 2004.

195

Nicolás Bujarin, a Kalecki y Bobrowski, entre muchos otros economistas. Seguramente esta tradición de pensamiento no sea del gusto de un neoliberal como Junior, pero eso no equivale a decir que el Che no sabía de economía política. La Unión Soviética, el Che y la alegre ignorancia Ya que Junior le atribuye alegremente al Che la responsabilidad por la “sovietización” de Cuba —vaya uno a saber qué entiende un neoliberal por “sovietización”— bien podría haber invertido una tarde, tan sólo una quinta tarde, en leer aunque sea por arriba los escritos del Che donde cuestiona explícita y expresamente los métodos soviéticos de construcción del socialismo. El Che hizo públicas sus cuestionamientos en algunos discursos famosos, pero en sus notas críticas al Manual de economía política de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, Guevara se explayó largamente —no sólo en el terreno económico, sino también en el político— sobre sus divergencias con el “modelo” soviético. Intentó fundamentar las respuestas desde un punto de vista analítico y teórico. Que Junior no quiera tomarse el trabajo de investigar esos materiales no lo exime ni lo legitima para atribuirle a una cuestión pasional o coyuntural sus reconocidas distancias frente a la URSS. Si Junior se hubiera tomado aunque sea una tarde (¡sólo una quinta tarde!, querido Junior), desde cualquier computadora podría haber husmeado por Internet y allí habría encontrado, por ejemplo en el sitio de nuestra Cátedra Che Guevara (http://amauta.lahaine.org) materiales en los cuales Guevara somete a crítica implacable a la URSS y al mundo cultural que la acompañó. No desde la derecha sino desde la izquierda, no desde la mugre de las bolsas de valores y las grandes firmas capitalistas, sino desde el punto de vista de los pueblos rebeldes y de aquellos que entregan su vida luchando por la revolución mundial. Si quisiera, podría haber consultado las notas críticas del Che a las concepciones económicas de la URSS y sus antiguos socios de los países del Este.
196

Pero al menos podría ser ilustrada. ya lo sabemos. Por más superficial. Estamos acostumbrados. ¿Para qué tomarse entonces el trabajo de invertir una sola tarde de lectura? 197 . ¿Siempre tendremos que lidiar con ignorantes? (Todavía nos acordamos de la ignorancia mayúscula de Francis Fukuyama y su triste artículo sobre “El fin de la historia” en el cual se confundía los libros de Hegel que citaba). esa tesis que asimila al Che al mundo que colapsó con el derrumbe del muro de Berlín no se puede sostener en lo más mínimo. ignorante o bruto que uno sea.Vinculado precisamente con este cuestionamiento de Guevara a la URSS. lo mínimo que podría haber hecho Junior es informarse. mínimamente informado. Junior sabe de antemano que su libelo será igualmente difundido a troche y moche por ese inmenso aparato de desinformación masivo y censura sistemática que hoy defiende al capitalismo. ¿Para cuándo una derecha lúcida e informada? Cualquier lector de filas. luego de lo que nuestro articulista denomina el “colapso político e ideológico de todo lo que Guevara representaba”. resulta incomprensible la sorpresa de Junior frente al tremendo atractivo del que goza el Che en el mundo contemporáneo. Si se iba a dedicar a escribir un libelo contra Guevara. ¿no? Como mínimo podría informarse. sabe que el Che no era apreciado en ese mundo que colapsó en 1989. A la hora de emitir juicios superficiales sin el menor respaldo documental o científico no hace falta “perder tiempo” aportando pruebas o estudiando aquello que se va a criticar. La derecha siempre es impiadosa y despiadada.

No permite la disidencia radical. país admirado por Junior y sus amigos. un silencio a la fuerza y. No hace falta llevar un fusil en el hombro ni andar a los saltos por alguna selva del mundo para ser considerado como tal. ¿Qué opinaría Junior del monopolio violento que los grandes aparatos de propaganda de EEUU ejercen sobre la opinión pública norteamericana? ¿Habrá invertido aunque sea una tarde —una sexta tarde— en leer las denuncias de Noam Chomsky? ¿Habrá en EEUU. Los denominan lisa y llanamente “terrorista”. Al oponerse a quienes estaban en contra de la Revolución Cubana (en contra. por supuesto. Junior escribe: “Contrarrevolucionario es el término que se aplicaba a cualquiera que se desviara del dogma. en el mejor de los casos. Jamás los medios de comunicación publicarán sus opiniones. Se le impondrá. peor aún. Un maestro. automáticamente. Interesante observación sobre la disidencia. Era el sinónimo comunista de hereje”. Cualquiera que disienta con el poder mundial del capital se convierte en un “terrorista”. se le vigilará hasta en los detalles más íntimos de su vida cotidiana (por ejemplo qué libros retira de la biblioteca. el Che se convierte automáticamente en un partidario del totalitarismo. No. mucho margen para la disidencia radical? Hoy en día los poderosos del planeta no utilizan los términos “Contrarrevolucionario” ni “hereje”. o qué correos electrónicos envía a sus amigos).Junior y su poco creíble elogio de la disidencia Tratando de presentar al Che como un totalitario. incluso con medios armados). 198 . en un sospechoso de “terrorismo”. un sindicalista e incluso un tímido sacerdote que cuestione dentro de Estados Unidos el poder omnímodo de la plutocracia empresarial que dirige los destinos de la primera potencia del planeta se convierte.

Curioso déspota este Guevara que publica a quienes lo critican y debate públicamente y por escrito con quienes no piensan como él. Pero hoy en día los liberales ilustrados. los que han leído un poquito. obviamente. presentan ese mismo argumento de manera más fina. Si promovió la expropiación. el Che le publicó en sus propias revistas (por ejemplo en Nuestra industria económica) a sus adversarios ideológicos que lo criticaban con nombre y apellido. 199 . los que “han perdido” un par de tardes en las bibliotecas para poder hablar con mayor sutileza. retórica. vulneró la libertad. Se contesta por sí misma. que arremete contra el Che porque Guevara no respetaba la propiedad privada. una séptima tarde! Es todo lo que le pido. Junior podría invertir aunque sea una sola tarde —una séptima tarde— en husmear en la polémica pública donde el Che participó en la “totalitaria” Cuba. Los patrones no pagan por escribir sobre esos temas. ¡Una tarde. ya que son lo mismo. No vale la pena perder tiempo en contestar este lugar común.¿Invierte aunque sea media línea Junior en denunciar semejante totalitarismo que haría sonrojar a McCarty y palidecer las antiutopías más sombrías de Ray Bradbury. ¿Libertad = propiedad privada? La que sí resulta hilarante es la identidad que plantea Junior entre libre albedrío y propiedad privada. En dicho debate. que cualquier persona analfabeta —de esas muchas que lamentablemente nos deja el capitalismo— podría expresar mejor que nuestro articulista. Un lugar común de la ideología liberal. domesticado por el poder y financiado por el gran empresariado— lo publicaría. El Che habría atacado ambas al mismo tiempo. No es el caso de Junior. George Orwell o Aldoux Huxley? La pregunta es. Además ningún medio “serio” —es decir. tanto a los de origen cubano como a los extranjeros. Si no estuviera cegado por el odio a los revolucionarios y el amor a los billetes. Junior.

Pero si usted me responde. no sólo con sus campos de concentración sino también con su aniquilamiento de la mayor parte de los revolucionarios que hicieron la revolución de 1917. se “olvida” que la Revolución Cubana goza de un consenso que Stalin se ocupó de hacer trizas en su época. podría consultar los testimonios grá200 . bien podríamos conversar sobre los campos de concentración que en Argentina permitieron aplastar toda disidencia radical aniquilando a 30. entonces podríamos intercambiar opiniones sobre los campos de concentración y tortura que HOY existen en territorio cubano. estimado Junior. No en la Cuba de Fidel y el Che. tienen que reconocerlo.000 personas. que “eso quedó en el pasado” y “a lo pasado. sino en la parte de Cuba ocupada ilegalmente por sus amigos. Si Junior está tan interesado en reflexionar sobre los campos de concentración como dejaría traslucir su libelo. Las fotos han recorrido el mundo Ya nadie lo discute. entonces. pero aún así. Basta leer los informes desclasificados de la CIA sobre la Cuba de los 60 (aquella donde vivió el Che) para apreciar la distancia abismal entre ambas sociedades. Muchas veces hasta los agentes “técnicos” de la CIA se animan a reconocer en sus informes y descripciones aquello que los políticos norteamericanos no pueden reconocer en público: el enorme consenso popular de Fidel. querido Junior. Si usted invirtiera tan sólo una tarde. Falsa analogía. Por supuesto que lo hacen destilando veneno. incluyendo dentro de esa cifra a miles de jóvenes seguidores y seguidoras de las ideas del Che. caricaturesca. el Che y su revolución.Hablemos de campos de concentración Junior trata de homologar a Cuba con la URSS stalinizada y para ello trae a colación de manera injustificada el temible nombre de Laurenti Beria. Forzada. pisado” –como suelen decir los que legitiman al poder—. Sin embargo. una octava tarde.

ya que evidentemente las tiene ocupadas. Por la tarde o. Como usted prefiera.ficos irrefutables de ese inmenso e ignominioso crimen contra el género humano que se levanta en Guantánamo. ¿Conversamos Vargas Llosa Junior sobre estos temas? Lo invito cuando quiera. por la mañana. 201 .

.

2003.CHE GUEVARA LECTOR DE EL CAPITAL (Diálogo con Orlando Borrego Díaz. En suma. Relatos sobre relatos. a la que habría conducido “hacia la violencia terrorista”. un ángel exterminador. tramposamente titulada Che. La mayoría de ellas tocan de oído y se sustentan en testimonios de terceros. de tironeo. 203 . Mario Pacho O’Donnell. qué escribió. hombre de acero. O’Donnell se queja de la influencia de Guevara sobre la izquierda marxista continental. fusilador sanguinario y cruzado del medioevo. comparándolo sin 9 Buenos Aires. Ese tipo de ejercicio está más cerca de la propaganda ideológica del sistema y de la construcción hegemónica de una cultura de la resignación. En ese best seller comercial. Todas estas caracterizaciones pertenecen al ex funcionario de la administración Menem. frío ejecutor. No importa tanto qué hizo. En ese mismo registro de sentido. compañero y colaborador del Che en el Ministerio de Industrias) Sobre el Che Guevara se han escrito muchas biografías. Muchísimas. quien recientemente le ha dedicado a su figura una biografía mercantil. a Guevara se le llegó a atribuir un “fundamentalismo terrorista”. que de la rigurosa investigación histórica. Sudamericana. sino más bien. de abierta manipulación mediática. déspota. la vida por un mundo mejor9. otras claramente tergiversadoras de los hechos históricos y abiertamente opuestas a la revolución) cuya fuente son otras reconstrucciones previas. De este modo se ha construido la leyenda negra de un Che Guevara salvaje. En versiones o en reconstrucciones posteriores (algunas honestas y fidedignas. cómo se lo puede utilizar hoy para otros fines. qué pensó ni qué proyecto tenía realmente el Che. en una multiplicación infinita de espejos donde el Che Guevara se desdibuja en tanto material de disputa.

Antes de ese artículo. lo cual explicaría –siempre según la opinión de estos biógrafos bienpensantes. para atribuir su asesinato en Bolivia a una supuesta “inclinación al suicidio” o para explicar su internacionalismo militante a partir de oscuras e insondables enfermedades psicológicas. De biógrafos argentinos o también de otras latitudes. En aquel texto. como hizo el ensayista –supuestamente “progresista”–José Pablo Feinmann en el artículo “El Che y las Torres Gemelas”10. 1998). dejan flotando la idea de que el Che Guevara era un simple diletante y un marxista improvisado.ningún escrúpulo ni reparo. invariablemente. Muchos de ellos. “un Superman con kryptonita en los pulmones”.un extremista”. el coro de todos estos apologistas menosprecia al unísono. Buenos Aires. superficialidades y desconocimientos históricos podría complementarse con miles de ejemplos similares. 10 Página 12. en su triste ensayo La sangre derramada (Buenos Aires.. 204 . “un Jesucristo superstar” y hasta “un Principito de la izquierda”.. el mismo Feinmann lo había caracterizado como un “implacable jacobino”. tergiversaciones. A regañadientes. llegan a conceder que “leyó mucho” pero. con voz monocorde.sus “fracasos políticos y económicos”. la propia formación teórica del revolucionario argentino. manipulaciones. Ariel-Planeta. 8 de octubre de 2002. sin rubor en el rostro: “¿Quién puede no pensar que Ernesto Guevara es uno de los grandes responsables [sic] de las masacres de nuestro continente?”. con Bin Laden. “. no sólo intentan manipular la figura del Che para oponerlo artificialmente a Fidel. frivolidades. Al mismo tiempo. Feinmann remataba su visión “progresista” del Che –que también se expresó en una promocionada obra de teatro– preguntándose. entre los que se destaca el inefable funcionario estatal mexicano Jorge Castañeda. La lista de exabruptos.

a pesar de sus ideas. mientras invierten no más de dos renglones en mencionar –si es que llegan a mencionarlos– los seminarios de estudio a los que el Che les dedicó años de su vida militante. ese tipo de tratamiento reposa en un axioma implícito: el Che fue el Che. Llama poderosamente la atención que biografías de casi 1. a pesar de su concepción del mundo y a pesar de su ideología política. Un texto simple. más honestas que las de O’Donnell. Tampoco se puso a escribir sobre el revolucionario argentino porque una editorial comercial le ofreciera una abultada suma de billetes para confeccionar. Orlando Borrego (quien nació en Holguín. los expedientes de la CIA recientemente desclasificados o los ensayos de algún escritor europeo que se dignó a escribir sobre América Latina para lavar culpas de conciencia. su principal colaborador y su amigo personal durante muchos años. perteneció al Ejército Rebelde y combatió en la Columna 8 “Ciro 205 .No casualmente. de degustación efímera. de venta rápida en supermercados y shoppings. para leer en la playa o en la cola de la peluquería. en un par de meses y a todo galope. En épocas insurreccionales. Cuba. Orlando Borrego Díaz no supo del Che Guevara a partir de lo que sobre él dijeron las agencias de noticias norteamericanas.000 páginas (tan gordas como la guía de teléfonos) despachen la polémica teórica sobre la ley del valor y las categorías mercantiles en la transición al socialismo en menos de media página. Fue su compañero de lucha y militancia. Feinmann o Castañeda– apenas se dedican unos poquitos renglones a mencionar los estudios teóricos del Che. un best seller biográfico. en 1936) lo conoció al Che de primera mano. En el fondo. en todas las biografías –incluyendo en este rubro hasta aquellas que simpatizan con el biografiado.

Que nada te separe de la ruta. palmo a palmo. En el primero de los libros. Un abrazo. Hoy que marcho a cumplir mi deber y mi anhelo y quedas cumpliendo tu deber. le dejó a Borrego como regalo sus tres tomos de El Capital (con sus subrayados y sus notas manuscritas). que él –con la colaboración de Enrique Oltusky– realizó desde el Ministerio del Azúcar.Redondo” que dirigía el mismo Che. Más tarde. fue su principal asistente en el Ministerio de Industrias y su compañero de estudios teóricos. Ambos han sido editados por la editorial Hombre Nuevo. Fidel. con la siguiente dedicatoria: “Borrego: Esta es la fuente. cuando el Che se fue de Cuba. buscando lo que todavía es una intuición apenas. No casualmente. Borrego nos introduce al laboratorio mental del Che. De la mano del autor vamos conociendo. te dejo constancia de mi amistad que pocas veces se expresó en palabras. cada una de las tareas que la joven revolución cubana y su principal dirigente. Che. cuando Guevara todavía estaba vivo (preparando su participación internacionalista en otras tierras del mundo). las cartas y los discursos del Che. La Habana/1965”. los escritos. aquí aprendimos todos juntos. Gracias por tu firmeza y tu lealtad. Borrego ha sido el impulsor y animador de la compilación más completa hasta hoy existente sobre la obra. contra tu anhelo. recuerdos en ráfaga (2003). en tiempos de las célebres polémicas económicas y políticas sobre el desarrollo estratégico de la Revolución Cubana. Borrego acaba de publicar en Argentina dos libros fundamentales: Che Guevara. a tropezones. le encomendaron al Che Guevara: el papel de la nacionalización de las grandes empre206 . el camino del fuego (2001) y Che. en los tiempos tempranos de la transición socialista.

Los primeros. Era la vía para ampliar el radio de racionalidad humana. compitiendo e intercambiando con dinero sus respectivas mercancías en el mercado. La planificación. y acompañados por Luis Álvarez Rom y Ernest Mandel. sostenían los seguidores del Cálculo Económico. la batalla por el trabajo voluntario y los incentivos morales y la difícil tarea de continuar en forma permanente e ininterrumpida una revolución que se inicia. los desafíos de industrializar en forma acelerada un país subdesarrollado y tradicionalmente atado a los monopolios norteamericanos. Defendían un proyecto político donde planificación y mercado son términos antagónicos. propiciaban y defendían un proyecto político de socialismo mercantil. Ya no sólo con el fusil al hombro. El Che pensaba que la planificación era mucho más que un mero recurso técnico para gestionar la economía. cuestionaban el matrimonio de socialismo y mercado. Ese era el camino principal elegido y promovido en aquellos años por los soviéticos. En El camino del fuego Borrego nos va explicando las posiciones del Che en el debate teórico en el que fraternalmente polemizaron los partidarios del Cálculo Económico (CE) con los del Sistema Presupuestario de Financiamiento (SPF). En cada una de las empresas predominaba el estímulo material. operaba a través del valor y el mercado. Alberto Mora. disminuyendo progresivamente las cuotas de fetichismo en las que se sustentaba la creencia en una “autonomía de las leyes económicas”.sas capitalistas. sino también desde el naciente Ministerio de Industrias. Los partidarios del Sistema Presupuestario propiciaban la unificación bancaria de todas 207 . entre otros. con empresas gestionadas en forma descentralizada y con autarquía financiera. encabezados por el Che Guevara. Los segundos. Marcelo Fernández Font y Charles Bettelheim. encabezados por Carlos Rafael Rodríguez.

Borrego incursiona en muchísimos aspectos de la vida íntima de Gue11 Véase nuestro ensayo. aquel donde Borrego intercala y comenta un texto fundamental hasta ahora inédito del Che: Los cuadernos elaborados en Praga. va mostrando al lector la complejidad de todo el planteo del Che. 208 . con los compañeros de militancia y de estudio. con un presupuesto único y centralizado. Entre fábrica y fábrica de una misma empresa consolidada no había compraventa mediada por el dinero y el mercado. al año siguiente de la polémica económica de 1963 y 1964 (entre fines de 1965 y comienzos de 1966). No sólo teórico sino también práctico. con los trabajadores y con todas las personas que lo rodearon. con gran pedagogía y múltiples ejemplos cotidianos. El Che y sus partidarios. Allí llega a la explosiva y “herética” conclusión –más de dos décadas antes de Mijail Gorvachov– que la URSS está regresando al capitalismo11. En El camino del fuego Borrego.las unidades productivas. En Recuerdos en ráfaga. lo quisieron y lo siguen queriendo. En ellos Guevara. promovían e impulsaban el trabajo voluntario y los incentivos morales como herramientas privilegiadas –aunque no únicas– para elevar la conciencia socialista de los trabajadores. entendidas todas ellas como partes de una gran empresa socialista (integrada por cada una de las unidades productivas particulares). el segundo texto de Borrego. incluido en la primera parte de este volumen: “Sobre la crítica de la economía política”. La frutilla de este primer libro está dada por su último capítulo. con los colaboradores del Ministerio de Industrias. su relación con los amigos. el autor nos pinta un fresco donde emerge en el primer plano el Che cotidiano. sino intercambio a través de un registro de cuenta bancaria. Los productos pasaban de una unidad productiva a otra sin ser mercancía. somete a dura crítica el Manual de Economía Política oficial en la Unión Soviética.

es casi seguro que quien los lea. que se ríe y mucho con sus amigos. que hace bromas y jodas con sus compañeros de trabajo. pero no desde una pose fría de almidón. no se llega a una única conclusión. Ernesto Guevara se vuelve más entrañable de lo que ya era. Después de transitar ambos libros. impostada y artificial. allá. interpelándonos de frente. Un Guevara que se muestra tal cual es. sino desde la vida cotidiana. Esa vida que él supo exprimirla hasta borrar las tonalidades grises con que suele teñirla la rutina burguesa del capitalismo. que extraña el asado e incursiona en la ironía argentina. Una persona que ama a su pueblo y a todos los pueblos del mundo. que quiere a los animales y los malcría. más allá de los matices y los múltiples ángulos de lectura. lejos de todos nosotros. El Che 209 . No en lo que atañe a la vida sexual –destacada por O’Donnell en forma completamente pacata. y al mismo tiempo tratada con frivolidad y ligereza.vara. demasiado humano. soslayado. que se esfuerza por luchar y por mejorar. Borrego nos acerca un Guevara que baja del cuadrito y del póster en la pared para sentarse al lado nuestro y hablarnos cara a cara. para vender más y obtener más dinero con su apurada biografía– sino la intimidad de la vida cotidiana.trata de profundizar en aquel aspecto del Che Guevara tantas veces silenciado. desconocido u “olvidado” por las numerosas biografías: los estudios del Che. que se gana el respeto de sus pares y el amor de su pueblo poniendo el cuerpo propio en aquello que predica: una moral comunista. como uno más de nosotros. Pero. En este segundo libro. Aquella faceta de su vida donde el lector encuentra a un Che humano. querrá al Che todavía más que ahora. Cada lector y cada lectora extraerán las suyas. El siguiente diálogo con Orlando Borrego –testigo directo de todo este asunto.

no sólo físico sino también de aprendizaje. Mansilla fue a Cuba para un seminario previo con un grupo de compañeros del Consejo de Ministros. Ya se había terminado el primer seminario sobre El Capital en el Consejo de Ministros. las ideas y los valores que amó y por la voluntad que puso en llevarlos a la práctica.como un intelectual revolucionario. Regino Botti –el de la Junta Central de Planificación– y tres o cuatro ministros más. Néstor Kohan: ¿Cuándo comenzó en Cuba el círculo de estudios sobre El Capital de Carlos Marx.D. a cargo del profesor Anastasio Mansilla? Orlando Borrego Díaz: En 1961. Carlos Rafael también estaba. Blas Roca no estaba. Blas Roca estaba metido en problemas de su partido.: No. Anastasio Mansilla no fue a Cuba para el seminario del Ministerio de Industrias.D. sus reuniones bimestrales. sus seminarios semanales.K. Los más interesados en ese tema. 210 . N.K.: ¿Blas Roca? O. Éste fue un segundo seminario. N. hasta su propia vida.: Sí.B. cuando recién se creó el Ministerio de Industrias.: ¿Carlos Rafael Rodríguez también estaba en ese primer seminario? O. incluso. pero no estaba en este seminario sobre El Capital. el Che. Sus lecturas sistemáticas. reunido probablemente ya a fines de 1960.B. su preparación cultural como dirigente político y su proceso de formación teórica. donde estaba Fidel. poniendo en juego. El Che intentando diariamente superarse a sí mismo a través del esfuerzo. el Partido Socialista Popular. En suma: el Che que llegó a ser quien fue precisamente por las concepciones.

: Duró corto tiempo. el del Consejo de Ministros? O. Fidel y el Che estudiaban duro. N.: ¿Mansilla fue a dar clases a Cuba sobre El Capital por su propia cuenta o alguien le pidió? O. el Che y Carlos Rafael Rodríguez ya tenían formación marxista.B.D.B.: ¿Por qué ellos. No se leía a fondo. a un profesor. donde además estaba Fidel como alumno. Y también el Che. Pero bueno…supongo que también tenía sus nociones sobre El Capital. pero era sólo “un bailecito”. porque había nacido en España y sus padres lo enviaron como a muchos niños españoles de la República a la Unión Soviética por miedo a que los franquistas los mataran. el de Economía. Los dos. algunos pequeños pasajes. Había muchas interrupciones…imagínate…el Consejo de Ministros… Fidel permanentemente movilizado y todo eso. 211 . Y además.N.B. Botti.: ¿Cuánto duró el primer seminario. me lo contó. Tú sabes que El Capital se daba en las universidades norteamericanas y en Cuba también. en la Unión Soviética.: Porque Mansilla estaba como profesor de El Capital en la Universidad de Lomonosov. Fidel Castro y el Che Guevara. los soviéticos.D. Mansilla tenía la particularidad que hablaba perfectamente el español. estudiaban mucho… Fidel. Mansilla. es decir. seleccionaron a Anastasio Mansilla? O.D. fueron sus alumnos más “difíciles”. para hacer un seminario sobre economía política. otro de los miembros de ese primer seminario. N. Él mismo.K.: Lo que sucedió fue que Cuba le pidió al partido soviético que enviara a alguien.K.K. pero nada más. había estudiado en Harvard. en Estados Unidos. Entonces Mansilla dirigió el primer seminario del Consejo de Ministros.

: La edición de Fondo de Cultura Económica. Pero me lo contó personalmente el mismo Mansilla cuando estuve en Moscú a fines de los años 70 haciendo un doctorado en Economía.D. cuando el Che y Fidel fueron sus alumnos.: Esa misma. Era un error en la traducción de una de las fórmulas de la reproducción ampliada. La Habana. N. del segundo tomo de El Capital.N. hay un error en El Capital”. 212 . en esas noches frías de Moscú. sino de la traducción al español. Era una pregunta que seguro me iban a hacer en el examen para ingresar al doctorado. En el examen sobre El Capital Mansilla me ayudó a estudiar. Eran cuatro exámenes: Filosofía. Entonces.B. Fidel. octubre de 1965. él me contó algunas anécdotas del primer seminario sobre El Capital.D. Allí volví a ver a Mansilla y volví a estudiar con él El Capital. ¿Cómo fue la anécdota donde Fidel discute con Mansilla sobre este tema de la acumulación? O. Publicaciones Económicas. tremendamente. Usted está equivocado. con mucho respeto. 12 Anastasio Mansilla: Comentarios a la sección séptima del Tomo I de El Capital.D. le dice a Mansilla: “profesor Mansilla. Yo quería que Mansilla me explique el sistema de contradicciones en El Capital.: Yo no estuve presente en esa discusión. la especialidad que tú fueras a estudiar en Economía y el idioma.K.: ¿La traducción de Wenceslao Roces? O. el del Consejo de Ministros.B.K.: ¿Qué edición de El Capital utilizaban para estudiar? O.B. comandante. al terminar una de las clases. Y entonces Mansilla le responde: “No.: En el año 1965 Mansilla publica en Cuba un trabajo sobre la teoría marxista de la acumulación en El Capital de Marx12. El Capital.K. Resulta que cuando están estudiando en el primer seminario sobre El Capital. N. No era un error de Marx.

cuestionador. Y Mansilla le vuelve a decir que no. Por eso Mansilla me decía que Fidel era un “alumno difícil”. a la tercera vez Fidel vuelve y le dice: “Mire profesor.Yo llevo muchos años estudiando El Capital. cuando termina el seminario en el Consejo de Ministros. cuando usted vaya para su casa. que no hay un error. lo revisa. Como usted no quiere convencerse que hay un error. Entonces Mansilla se va a su casa y encuentra después de varias horas que sí. Cuando vuelven al próximo encuentro le dice a Fidel: “Comandante. encantado de la vida. como alumno suyo. vea.: ¿En el intermedio Mansilla volvió a Moscú? O.: Bueno. 213 .K. éste es un pedido personal. N. volvió a Moscú y luego regresó a Cuba a vivir con su familia.: ¿Cómo se decidió hacer el seminario sobre El Capital en el Ministerio de Industrias? O.: Sí. N. Luego vuelve e insiste. estaba de lo más satisfecho. que había un error.B.B. soy profesor en la materia y le puedo asegurar que no hay ningún error en este pasaje”. Fueron dos años más.K. Entonces Mansilla me cuenta que Fidel. tiene usted razón: aquí hay un problema en la traducción al español de esta edición”. Entonces Fidel se va.D. sí. Y Mansilla le responde que por él. Entonces el Che arregló con los soviéticos que Mansilla pasara más tiempo en Cuba. Entonces se le ubicó una casa y ya Mansilla organizó el seminario nuestro. para el Ministerio de Industrias. Entonces.D. o si quiere aquí mismo” –esto estaba sucediendo en el palacio presidencial– “usted se puede quedar en un despacho. el Che le pide a Mansilla si él puede volver a dar el seminario en el Ministerio de Industrias con el equipo que el Che quería que estudiara. se concentra y lo puede revisar”. Pero que había venido a Cuba sólo por una temporada de seis meses.

D.B.: ¿Quiénes participaron de este segundo seminario sobre El Capital? O. Mario Zorrilla (otro viceministro).K. Enrique Oltusky (que trabajaba con nosotros en el Ministerio). De tal manera que ya cuando el Sistema Presupuestario de Financiamiento toma auge se decide nombrarlo ministro de Hacienda. Y entonces se puso a estudiar intensamente El Capital.: ¿Qué leyeron de El Capital? 214 . Álvarez Rom ayuda a armar la parte práctica del Sistema Presupuestario. Juan Manuel Castiñeira (otro viceministro).D. Álvarez Rom fue uno de los más dedicados a apoyar al Che en el Sistema Presupuestario de Financiamiento. N. lo cual ayudó mucho. N.: Estaban el Che.K. había tenido una consultoría sobre contabilidad en Cuba y era un hombre que dominaba muy bien la parte económica práctica. Entonces se llamaba Hacienda y no Finanzas. embajador en el CAME).: ¿Luis Álvarez Rom luego participa del debate de 1963 y 1964 sobre la ley del valor? O. Francisco García Valls (que era del partido comunista. el del Ministerio de Industrias? O. Luis Álvarez Rom y yo.N.K. Fue un hombre que ayudó al Che.: ¿Cuánto tiempo duró este segundo seminario sobre El Capital. después fue ministro de Finanzas en Cuba.K. Luis Álvarez Rom había sido el director de Contabilidad y Finanzas de nuestro ministerio. aunque había leído algunas cosas. pero no tenía conocimientos de El Capital.: Sí. exacto. N. identificado mucho con él.: Aproximadamente un año. como se le denomina ahora.B.B.D.

Entonces ese capítulo había que estudiarlo durante toda la semana y en la próxima se empezaba a discutir. lo leímos completo.: No.D.: ¿Cada cuánto tiempo se reunían? O.D. Porque el capítulo sobre la “Teoría del valor”. El método que utilizábamos era de Mansilla. Con muchísimo rigor.B.: Era un día por semana.: ¿Cuál era el método de estudio con el que discutían El Capital? O.: ¿Tú no conociste a Mansilla? ¿No estudiaste con él? N. O. Y eso se distribuía entre nosotros. Mansilla tenía un buen método de estudio.: Mira. Muchas veces amanecimos estudiando en la madrugada.B. 215 . el capítulo primero del tomo uno de El Capital lo abordamos durante varias semanas. N.: No siempre.: Todo El Capital.D. Mansilla hizo mucho pero muchísimo énfasis en la teoría del valor.: ¿Cada jueves estudiaban un capítulo de El Capital? O. Tenías que hacer una exposición del capítulo y discutirlo entre todos.B. Nos reuníamos los jueves a eso de las ocho y media o nueve de la noche y duraba toda la noche. Él nos daba un capítulo por vez… N. no lo conocí.B. N.D.D.K.K. Por ejemplo.K.O. de allí para adelante… acumulación y reproducción ampliada. Mansilla nos daba “De un capítulo hasta aquí…”. entendíamos todo. La idea de Mansilla era que si dominábamos el primer capítulo y luego llegábamos a lo de la plusvalía. El método de Mansilla consistía en que nos asignaba un capítulo a cada uno.B.K.

al Che le tocaba una semana.B. Entonces ese era el método de Mansilla.D. Yo había leído cosas muy simples. fíjate.K. Por supuesto que el más destacado de todo ese ejercicio era el Che. Los participantes querían sacar recetas prácticas de toda la discusión. tal como él hacía.N. prácticamente.K. según la importancia del tema que se tratara y después también traía notas.: Bueno. Todo muy riguroso.B.: ¿Cómo eran las discusiones de ese seminario? O. por ejemplo. Tenía mucho rigor. este tipo de categorías. En eso el Che también nos enseñó mucho. N. Él tenía una lapicera con varios colores. Eso nos desgastaba mucho. como un texto de Blas Roca o un manualcito de economía política de un tal P. Pero la discusión siempre iba hacia lo práctico.: ¿Ustedes se distribuían los capítulos a estudiar? O.D. muy de manual. Eran muy pobres… ¡Así empezamos!. recién empezábamos a estudiar economía política. Y empezamos a intentar imitar al Che en la profundidad del estudio. Nikitin. y así de corrido. No teníamos idea. a mí me tocaba otra. O también discutir qué es una mercancía. cuota de ganancia. que nos llegaba de la Unión Soviética. Entonces primero había que entender la cuestión teórica.: Sí. Tanto en la exposición que traíamos preparada y estructurada como en la discusión. Yo era Contador. ¿Cómo aplicar ese conocimiento a Cuba? El nuestro era un sistema distinto. La dinámica consistía en discutir. Exigía mucho. Y sacar recetas prácticas de El Capital no es nada fácil. Nosotros. entonces había que pensar muy bien si se aplicaba y cómo. Porque 216 . no era un tipo de discusiones como las clásicas de la enseñanza convencional y eso también sucedía por la falta de formación que había. El Che siempre traía el libro marcado con cada color. no iba a tener el sistema de mercado. Porque él tenía más preparación que todos nosotros.

Él fue profesor de ellos. también. Y tenía otra cosa muy importante. En ese grupo de estudios de Angola. Mansilla sabía de filosofía? ¿Tenía otra formación que complementara lo de economía? O. Tenía una actualidad muy grande de datos sobre el fenómeno del capitalismo mundial. impulsada por Lenin a partir de 1921) y todo eso lo tenía muy sabido y estudiado. Tenía mucha información. él respondió: “No. Eso ayudaba mucho. N. el presidente de Angola hacía de auxiliar de Mansilla en las clases que éste dictaba. Él dijo y demostró científicamente cómo destruir el capitalismo o cómo se desarrolló el capitalismo hasta pasar al socialismo a través de todo un sistema de contradicciones del capital. que cuando terminó en Cuba y triunfaron los angolanos en su lucha de liberación en África. Fíjate qué profesor era. sabía de filosofía. Y además tenía todo el bagaje de la Unión Soviética.K. N. Estadísticas. Muchos datos.B. el crecimiento. Cuando le preguntaron a Marx.D. Inglaterra. Lo ayudaba a borrar la pizarra. Mansilla se fue de profesor del presidente de Angola y de los cuatro o cinco principales generales angolanos. por ejemplo.: ¿Además de economía. él tenía los datos precisos de Estados Unidos. Entonces cuando analizábamos. Francia. Siempre lo recuerdo como un tipo muy humilde. el “desaguizado” aquel que no se entendía bien… hasta llegar a la NEP (Nueva Política Económica. Era un hombre que estudiaba mucho.: ¿Qué relación tenían ustedes con Mansilla? ¿Cómo era el trato cotidiano? 217 .Marx no nos dijo cómo se iba a hacer el socialismo. Mansilla era realmente un gran profesor.: Sí. etc. yo no soy cocinero para elaborar recetas para el futuro”. cómo había sido. Entonces eso provocaba entre nosotros largas discusiones para que la gente entendiera la teoría y ver cómo se aplicaba en la práctica. cuando empezó Lenin. pero sabía.K. No digo que fuera un filósofo.

D.D.: En el círculo nuestro lo respetábamos mucho. todos nosotros nos dirigíamos a él como “Mansilla”. Les otorgó cierta cuota alimentaria superior. N. se peleaban mucho. a todos esos muchachos.: ¿Cómo fue aquella anécdota donde el Che y Oltusky se pelean con Mansilla sobre Nikita Kruschev y los soviéticos? O. Mansilla trataba de defender siempre a ultranza a “su querida Unión Soviética”. ¡En eso era ciego! ¡Que no le toquen a la Unión Soviética! Nosotros siempre atribuíamos esa actitud a que Mansilla era apenas un niño de nueve años cuando se fue de España. El Che insistía en eso. la discusión se ponía muy brava (con mucho enojo). le decía cosas.: La discusión surge porque ya el Che consideraba que se estaban produciendo errores en la Unión Soviética. mantenía un respeto total… N. Algunos de estos muchachos se hicieron economistas.: Entonces Mansilla mantuvo esa fidelidad a la Unión Soviética… O. El Che pensaba que eso iba a minar el sistema por dentro. Se fueron desarrollando. Entonces el Che lo atajaba a Oltusky. como muchos otros padres españoles. Enrique Oltusky discutía con él. lo mandaron para la Unión Soviética pensando que los fascistas los iban a matar durante la Guerra Civil.O. otros ingenieros… N. lo pateaba por debajo de la mesa para frenar las peleas. Realmente los trató extraordinariamente.B.K. Entonces. Todo el mundo. Stalin los alojó en lugares seguros.B.K.D.: ¡Una fidelidad a ultranza! Y si le criticaban a Nikita Kruschev. Estaban en dificultades económicas muy fuertes. en sus críticas a los soviéticos y Mansilla los defendía. escuelas….K. Sobre todo en la introducción de las teorías capitalistas dentro del sistema socialista.B.: ¿Y si le criticaban a Stalin? 218 . Sus papás.

D.O.K. cuando discutían sobre la NEP (Nueva Política Económica) y las polémicas bolcheviques de los años 20 sobre la acumulación socialista. N. Oltusky no le hizo caso y volvió a reafirmar el insulto hacia Kruschev. 219 . porque nunca llegó a llamarlo Oltusky. muy miedoso. El Che le discutía mucho.D. inconsecuente con su línea de respeto… A León Trotsky sí lo criticaba mucho.: El Che estaba discutiendo muy fuerte con Mansilla. muy bravo (enojado) le contesto: “Altusky”. todo terminó a las risas entre el Che y Oltusky cuando el Che cerró la discusión fraternal con una broma.K. El Che lo pateaba por debajo de la mesa para que aquello no pasara a mayores. ¿alguna vez se refería a Eugenio Preobrazhensky y a su obra La nueva economía (1926)? O. En eso la discusión iba subiendo de tono.B. Cuando terminó la clase. Entonces Mansilla. N. Haciéndole muchas críticas a los soviéticos y al papel que estaba jugando Nikita Kruschev.: Reconocía “algunos errores” de Stalin.D. Enrique Oltusky quería intervenir.B. para nada. “yo no jodo machos” y entonces hizo toda una defensa de la URSS y de Kruschev. el Che lo reprendió a Oltusky por haber largado ese exabrupto.B. como Fidel.: Si Mansilla tenía una fuerte formación sobre la historia soviética. Finalmente.: ¿Cómo fue entonces la discusión del Che y Oltusky con Mansilla? O.: Sí. con un insulto que solemos utilizar los cubanos. también era un “alumno difícil”. Por eso Mansilla decía que el Che. Oltusky no aguantó más y le dijo a Mansilla: “¡No joda más. después nos estudiamos la obra de Preobrazhensky completa. Mansilla!” y a continuación le dijo que lo de Kruschev era algo pusilánime. pero no era tampoco.

D.B.: Incluso Preobrazhensky también fue un crítico de la NEP. Pero tienen muchas cosas similares. Se refería a él sin textos. Mansilla hablaba de Preobrazhensky con bastante rechazo. en algunos aspectos.N. Claro.K. También la idea de que en una primera etapa había que centralizar mucho.K.B.B.: Bueno. Después nos conseguimos los libros de Preobrazhensky y lo estudiamos directamente.: ¿Entonces el Che llegó a leer La nueva economía de Preobrazhensky? 220 . porque en aquel inmenso país con pocas comunicaciones había que centralizar. A Preobrazhensky lo empezamos a conocer por vía Mansilla.K. Stalin lo mataba…Esas fueron de las cosas negras de Stalin. Preobrazhensky planteaba cosas parecidas. N. Él sugería que Preobrazhensky era un “revisionista”. Que se construyera un sistema donde no se incluyeran los elementos de mercado.: ¿La estudiaron junto con Mansilla o solamente entre ustedes? O. Preobrazhensky insistía mucho con esa tesis. al igual que el Che.D.: ¡Preobrazhensky fue un crítico fuerte de la NEP! Hasta que “lo volaron”… lo mataron …porque ya allí. O.: La estudiamos entre nosotros. N.: ¿El Che leyó a Preobrazhensky? Porque sus planteos se parecen bastante…¿no? O. Mansilla no llevó textos de Preobrazhensky. no era ni mucho menos el planteo del Che.K.D. el que se enfrentaba a Stalin. N. pero muy ligeramente.

Trotsky.K.K. El profeta desarmado y El profeta desterrado. Pero en Cuba a Trotsky se lo consideraba como uno de los dirigentes principales… después de Lenin. al Che algunos lo acusaban de trotskista. se hizo amigo mío.K. Pero Mandel fue con sus libros.K.D. y todo eso.: Esos tomos están en la biblioteca personal del Che en La Habana.: Sí.D. sí. El Che leyó incluso hasta de los últimos libros de Trotsky. La leyó.B. sí.: Bueno. aquel libro que no terminó él sino su mujer en México.B. se hizo amigo del Che.: Sí.B.B.D. no formó parte. N. se lo leyó completo.K.: ¿Qué libros de Trotsky leyó? O. N. Así lo consideraba la gente culta.: ¿Mandel formó parte de estos seminarios sobre El Capital? O. Por ejemplo Raúl Roa. sí. entonces hacíamos conversaciones largas… N.: ¡Mucho! Además Mandel fue a nuestro país y estuvo con nosotros un tiempo en Cuba. Se los leyó al detalle. N.. como un auxilio.O. O.: No.D. que era una persona culta.: ¿Ustedes hablaban con él en español? 221 .B..D. N.: ¿A Ernest Mandel lo leían? O. El Che y todo un grupo de nosotros. las cosas originales de Trotsky y después empezaron a salir los tres tomos de Isaac Deutscher: El profeta armado. Como también estudió a Trotsky.

: Solamente llegué a escucharlo cuando vino a Buenos Aires a principios de los años 90 a dar una serie de conferencias. Él pensaba que Trotsky había ido “apagándose” hacia el final de su vida. Ya estaba muy viejito. él había sido casi un protegido de Lenin.: Vos dijiste que Mandel llevó sus libros a Cuba. logra llegar y empieza la batalla por armar los soviets… El verdadero tipo de acción que armó los soviets en San Petersburgo fue él.D. tenía una historia muy valiente. en parte lo van transformando en un enemigo de la Unión Soviética.O. Pero estaba como “loco”. porque llega un momento en que su odio hacia Stalin… que tiene sus razones. Mandel le tiraba mucho a Lenin. ¡subvirtió a los soldados que lo tenían preso! ¡Fíjate tú qué personalidad! Y luego de escaparse. Mandel era polémico.K. por cierto.B. Lo leímos todo. que era justificado.D. académicamente. El Che hizo buena relación con Mandel. se escapó de la prisión. 222 . lo que lo condujeron a un odio visceral y personal que de alguna manera lo cegaba. N.B. ¿no?.. ¿Cuáles? ¿El Tratado de economía marxista? O. Lo leímos con sus matices. de la revolución bolchevique.. O. pero con mucho tacto. Lenin entra ya con eso organizado.K.: Nosotros lo conocimos muy bien. Mandel era un hombre muy bien formado. él hablaba español.: Ese mismo. completo. Es que le habían tomado a su hijo preso… y otras tragedias por el estilo. No podía siquiera caminar sin que lo ayudaran.B.D. No era ningún tonto. No de Stalin. estuvo preso. sino de la Unión Soviética.: Sí. En la historia de la Revolución Rusa. ¿Tú llegaste a conocer personalmente a Mandel? N. Hacia el final de su vida lo había de algún modo cegado su odio personal contra Stalin. Lo que pasa es que el Che evoluciona y va entendiendo todo lo de Trotsky.

N. Se escribían…Pero la polémica con Bettelheim fue muy “elegante”.: Lo digo en el sentido en que Mandel no estaba tan de acuerdo con Lenin. Insistía con la idea de que lo del Che era puro idealismo… que la vía que planteaba el Che acerca del desarrollo de las fuerzas productivas con la conciencia….K.: ¿El Che tuvo relación personal con Bettelheim? O.D.B.N.: En 1963-1964. a través del desarrollo de las fuerzas productivas.B. Le decía: “Profesor: en esto no estamos de acuerdo con usted”.: En esa etapa de la polémica también estaba Bettelheim. Mandel criticaba mucho la NEP. ¡Había que llegar. El Che le mandaba cartas.B.: ¿También estaba Charles Bettelheim? O. N.K. En el nivel académico Bettelheim era refinado. N.: Sí.D. Fue una polémica “fina”.K. tuvieron relación personal. N. que eso no caminaba.K. menos polémico. y defendía siempre la idea del cálculo económico. se apoyaba más en Trotsky.: ¿En qué sentido decís que “le tiraba”? O.: ¿En qué año estuvo Mandel en Cuba? O. Por otra parte. a alcanzar un alto nivel de vida y cuando el hombre estuviera satisfecho con todas sus necesidades. entonces adquiriría… ¡la conciencia! (risas).: ¿Bettelheim era militante del Partido Comunista Francés? 223 . por eso en ese punto había un acercamiento entre lo que decía Mandel y lo que decía el Che.D.D.B.K. digamos.

D.B. como también nos leímos los textos de Herbert Marcuse. Mimeo).B.B. N. ¿A quién se refería Mansilla cuando criticaba a estos “filósofos franceses”? ¿A Louis Althusser? O. del PC francés. ¿Participó en la planificación soviética? O. seguro que esa referencia es sobre Althusser. En esa argumentación Mansilla sostiene que lo mercantil “existía antes que el capitalismo y perdura incluso durante un período después que el capitalismo es derrotado por la revolución.B. En aquella época nos leímos los textos de Althusser. cuando él desarrolla la teoría del valor y explica los primeros capítulos de El Capital.D. El tema de Althusser salía mucho en las discusiones con el Che.: ¿Bettelheim además estuvo en Rusia? O.: Eso no lo sé o por lo menos no lo recuerdo.: En algunos escritos pedagógicos de Mansilla (Apuntes para el estudio de “El Capital” de Carlos Marx. también estuvo en Rusia. en la Unión Soviética.K.O.D.: Sí. que a él no le gustaban. habla críticamente de “algunos filósofos franceses”. Mansilla les cuestiona su negación a aceptar que el capítulo primero de El Capital hable de la historia y no sólo de la lógica. Es decir que estos “filósofos franceses”. en 1936 para estudiar los problemas de la economía. en la sociedad socialista”.: Sí.: Bettelheim había estado allá.D. 224 . aunque no se lo nombre.K. N.D.: ¿Qué opinaba el Che Guevara sobre Althusser? O. N. N.: Sí. plantean el valor como una abstracción lógica. sí.K.: Él opinaba que Althusser estaba completamente “fuera de foco”.K.B.

: Exactamente. un texto que Althusser criticaba.K.K. El Che nos decía que había que ir al Marx joven.: El Che tenía un ejemplar de Pour Marx (traducido al español por Marta Harnecker con el título La revolución teórica de Marx) y en el capítulo sobre “Marxismo y humanismo” el Che le había escrito en los márgenes anotaciones críticas a Althusser. de “los hechos de conciencia”.K.N.B. por ahí había que empezar. pero el debate y el estudio estaban centrados en El Capital. Uno de los temas. ya formado. lo leyó y después yo. Se traían algunos otros autores.: No.: ¿El Che había leído a Marcuse? O. con ideas frescas. yo prefería a Althusser. Ya existía en esa época la revista Pensamiento Crítico. con más carga de filosofía que de economía. Mansilla por ahí traía a colación el Anti-Dühring de Federico Engels. ¿Ustedes leyeron y discutieron a Althusser en el seminario con Mansilla? O. N.D.: Cuando el Che defiende la necesidad de dar cuenta. él retoma los Manuscritos de 1844 de Carlos Marx… O.: Sí. giraba en torno a un acuerdo sobre la polémica acerca de la validez del Marx joven y el Marx maduro.D. entre Marcuse y Althusser. dentro de mi círculo de lecturas. Por ahí iba la cosa.B. En el Marx joven. también. junto con la construcción de la base material. sí. N. 225 .D. Entonces leímos El hombre unidimensional completo.B. El Che leyó a Althusser pero no creó que haya habido alguna reunión centrada en discutir los textos de Althusser. sólo de costado. porque el seminario con Mansilla estaba centrado exclusivamente en El Capital de Marx. organicé el estudio de Marcuse y ahí se armó una bronca del carajo (risas). Entre los dos.

Vivía muy cerca de mi suegro.: Cuando Régis Debray recién llegó a La Habana y se vinculó con el Che. con Fidel. Debray quería conocerme y hablar conmigo sobre todas estas discusiones: sobre el Sistema Presupuestario de Financiamiento.K. Entonces llegué a la casa de Debray.B. Ahí el Che tomó también El Estado y la revolución de Lenin y lo estudió –lo estudiamos— en detalle. Todo en un tono muy amistoso.: No. y pudiera introducirse hasta donde estaba el Che. Lo que sucede es que cuando se prepara la guerrilla para Bolivia. Ya no en el seminario. el Che se puso a profundizar con otras cosas. él venía también con el prestigio de ser alumno de Althusser en la Escuela Normal Superior de París. eso es cierto. Él iba caminando. Debray era de una autosuficiencia increíble. realmente increíble. Pero hablaba desde una pose… se sentía como un dios…realmente una actitud muy “pesada”.K. personales. a título de periodista. N. Debe haber sido entre 1962 y 1964. de aquí para allá. Estuvimos hablando desde las ocho de la noche hasta la una de la mañana. siempre descalzo.N. Sí tuvo vínculos. ¿Debray discutió sobre Althusser con el Che? O. Más allá de las discusiones políticas.: ¿En qué momento se puso a estudiar los Manuscritos de 1844 de Marx? O.: No tengo la fecha precisa.D. sobre el pensamiento económico y todo esto. combatiendo. El nos dio El Estado y la revolución y nos dijo: “Estudiénse esto”. De esto yo conozco bastante porque cuando Debray ya era conocido en Cuba y él se marchaba para Bolivia. Me acuerdo que me recibió descalzo. ¿Vínculos con el Che? Ninguno. Y Debray tenía un interés en quedarse con el Che. Fidel quería que Debray fuera.B. Porque después de haber manejado y dominado todo El Capital. Por eso 226 .D. para nada. sino solos. él me llama una noche.

En conocimiento. al menos es lo que yo pienso. que los científicos soviéticos que conocí eran tipos mucho más humildes. ¿Quién desarrolla el tema para la próxima reunión? Fulano. Algunos se los llevaban bien estudiados. Él repartía los capítulos. más allá de las críticas políticas o ideológicas que se pudieran hacer. no tan engreídos. Debray se consideraba largamente superior al Che Guevara. ¿en qué ámbito discutían estas cuestiones con el Che? O. Desde aquella noche que lo conocí en su casa. otros no. Andaban por la calle con su maletín. intenso trabajo y no teníamos tiempo. yo siempre pensé que iba a chocar con el Che.: Además del seminario semanal con Mansilla sobre El Capital. siempre tenían un tono más humilde. No llegó a Bolivia para ayudar sino para polemizar como… “Danton”. ¡Claro! ¡El papel protagónico era siempre de él! (risas). En serio.D. En eso tengo que admitir. Era demasiado autosuficiente. no creo entonces que Debray y el Che hubieran hablado o discutido sobre Louis Althusser. en esto y en lo otro… Era muy joven. no tenía ninguna humildad. Era fatal su falta de humildad. El Che les platicaba 227 . Bueno. Por ejemplo el tema de los estímulos morales asociado a la experiencia soviética. El Che empleaba el mismo método que Mansilla. Los que no estudiaban hacían el ridículo por no haber estudiado a fondo. para mí. te invitaban vodka y una especie de salchichón.K. N. eso se explicaba porque teníamos muchísimo trabajo. Pero bueno. Yo no podía estudiar si tomaba vodka.: Básicamente en las reuniones bimestrales del Ministerio de Industrias. su sobrenombre en Bolivia.yo pensé que el encontronazo entre Debray y el Che en Bolivia. Se planteaba un tema de estudio y discusión. tiene mucho que ver con la prepotencia de Debray. no tan autosuficiente. Había que convencerlos que primero estudiáramos y después tomáramos vodka (risas).B. Cualquiera podía ser.

: Hace un tiempo. Así empieza a crecer Nuestra Industria Económica y después el Che promueve Nuestra Industria Tecnológica.B. en esa etapa de la revolución discutíamos mucho.K. los del petróleo. un órgano para poder escribir. dentro del Ministerio. Los del azúcar.K. Y empezó a escribir mucha gente.: Por iniciativa propia del Che. N. Ricardo Jorge Machado le hace algunas preguntas. Álvarez Rom. el sociólogo cubano Aurelio Alonso nos contó que a mediados de los 60. cuando Fidel estaba en la Plaza en la Universidad de La Habana hablando con los estudiantes. En esta segunda revista también se divulgaba mucho el trabajo voluntario en la fábrica. …mío no salió nada porque yo no tenía capacidad para escribir. el Che crea Nuestra Industria Económica para tener. Nacen dos revistas. Por ejemplo.D. eso fue fundamental. Y allí invita a escribir a todos. En las reuniones bimestrales del Ministerio de Industrias discutimos también el problema de los estímulos. N.: ¿Cómo se decidió publicar la revista Nuestra Industria? O. etc. donde escribía el Che. quien estaba totalmente en contra del Sistema Presupuestario. Y 228 . Pero sí.K. unos y otros. el argentino Néstor Lavergne. En ésta última la polémica no era tanto económica sino más bien entre los técnicos.: La polémica es la que genera la necesidad.D. N. aquellos que defendían el cálculo económico.y entonces volvían después a plantearlo. Pero el Che abre Nuestra Industria Económica para que sea un órgano donde publicaran los favorables a sus posiciones y también los contrarios. Como la polémica ya estaba fuerte.B. La primera fue Nuestra Industria Económica.: ¿La revista nace a partir de la polémica? O.

yo organicé simultáneamente en el Ministerio del Azúcar un círculo intenso de estudios sobre economía política donde también estaban Fernando Martínez y Aurelio Alonso. Y entonces Ricardo Machado le responde que no era así. sentado arriba de una mesa. sí. 229 . Se ponía a discutir mucho con los estudiantes y los jóvenes. yo le comenté que estábamos haciendo un círculo de estudios sobre economía política. que seguramente le habían informado mal. hablando con Fidel. En ese momento Fidel iba mucho para la plaza Cadena de la Universidad.. tienen delante de todo el mundo un intercambio de preguntas y respuestas. los jóvenes vinculados al Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana. Y Fidel me dijo: “¡Oye! ¡Qué interesante! Quiero irme una noche para allá”. Cuando la revista Pensamiento Crítico se organiza con gente de la Universidad y del Departamento de Filosofía. en forma muy “fresca”. Que ellos. Realmente fue muy sabroso. puede ser.D. Estuvimos unos seis meses estudiando. que eran parte de aquella revista. sí.: Sí. Participaba además Alberto Mora.?”.. y en algún momento Fidel le dice: “¿Así que tú eres uno de los profesores de marxismo que anda diciendo que yo no conozco El Capital y que los dirigentes cubanos no conocen El Capital y que no dominan el marxismo. Entonces una noche del año 1965 –ya el Che se había ido de Cuba–. Entonces se nos apareció una noche y se pasó discutiendo hasta la madrugada. muy divertida.entonces Fidel le contesta. de ninguna manera estaban pensando de ese modo ni andaban diciendo eso…y a partir de ese intercambio verbal Fidel los fue a visitar varias veces al Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana y trabó una relación muy buena con todos estos jóvenes… O. quien también había intervenido en las polémicas del año 1963 y 1964 y había discutido con el Che.B.

: Además de los clásicos marxistas o El Capital.D. también plantea que se usaría una tarjeta para pagar… ¡Exactamente una tarjeta de crédito! La tarjeta de crédito surge en 1948. en rigor. empezando por la ciudad de Boston. El tema del libro es el socialismo en los Estados Unidos. no discutimos sobre El Capital. pero esa vez. Al imaginarse la sociedad socialista. N. Entonces Bellamy se imagina una gran diligencia donde iban los ricos. Su personaje central cae en un sueño y empieza a imaginarse la sociedad socialista en EEUU.: Bueno. una utopía novelada.. un poco “obligados” por el Che nosotros también nos leímos el libro de Edward Bellamy: El año 2000. ¿qué otros libros leían y estudiaban junto al Che Guevara? O. Bellamy se imagina cómo se podría socializar la economía. Su libro. se la imagina sin dinero…¡Igual que en el Sistema Presupuestario de Financiamiento.N.K. donde en el seno de las empresas estatales queda suprimido el dinero!. los miserables. Y allí va al tema de la tecnología.B.B.: ¿Qué discutían con Fidel? ¿Sobre El Capital? O. en dinero… algo análogo al sistema de los kibutz israelíes –un sistema realmente intere230 . un tipo realmente visionario! Entonces Bellamy se imagina un sistema de tiendas donde no existe el sistema del pago. Bellamy (18501898) era un pensador socialista utópico norteamericano. sobre cosas filosóficas y sobre América Latina. Se habría leído lo que publicaba Marx en los diarios norteamericanos. escrito en la segunda mitad del siglo XIX.. y los que arrastraban esa gran diligencia eran los pobres. quizás los artículos del New York Daily Tribune.K. los millonarios.: No. y al sistema de distribución justo en sus aspectos prácticos… ¡Era asombroso.D. es una cosa increíble. ¡Es increíble! Seguramente Bellamy ya conocía a Marx. Con la tarjeta de crédito se hacían transferencias sin utilizar el dinero. tampoco hay pago en salario.

desde las viviendas particulares. No tenía que venir ningún mensajero a traerte el producto a tu casa. que –¡para gran sorpresa suya!– coinciden con elementos del Sistema Presupuestario de Financiamiento. realmente! N. de los grandes utopistas socialistas.: ¡Se apasiona! Tanto se apasiona que hay una fotografía en la plaza de la Revolución de La Habana.sante…. como existen hoy los sistemas de envíos a domicilio. encuentra cosas.: Entonces el Che.: ¿En qué año lo leyó el Che? 231 .B. en aquellos días en que estaba leyendo a Bellamy. desde las casas. ¡Una idea visionaria. y entonces hacías el pedido…Bellamy decía que te enviaban los productos mediante un sistema neumático. N.B.: ¿Qué sucede? Que cuando el Che lee a Bellamy encuentra núcleos.K. Había un sistema de comunicación.D.D.K. N. además de estudiar el pensamiento científico y la teoría crítica de Carlos Marx también recupera núcleos del pensamiento utópico. donde la plaza está llenándose de gente y el Che está leyendo el libro de Bellamy. pero es muy interesante analizar los kibutz–. uno se podía comunicar con las tiendas. del socialismo utópico… O. Fíjate que Bellamy también se imagina que en un sistema de distribución en el cual no circula dinero. Él se sorprende al leer estas ideas en aquella novela.: ¿Qué reacción tiene el Che al conocer el libro utópico de Bellamy? O. quedan muy pocos kibutz hoy en día. ¡qué no era el teléfono! Era un sistema de comunicación donde tú llamabas.K. te comunicabas con la tienda mediante una pantallita donde apretabas unas teclas.

En el planteo del Che.: ¿El Che y su equipo del Ministerio de Industrias leían a Oskar Lange? O. N. Se hacían transferencias bancarias de una cuenta a otra.D.: ¿El Che había leído a Charles Fourier? O. Se podían utilizar esos instrumentos…¡pero sin el cálculo económico! Esa era la lectura que el Che hacía de la obra de Oskar Lange. El Che encontraba coincidencias con el tema del dinero aritmético.B.B.K. pero no se realizaba un intercambio de mercancías. N. N.: ¡Sí! ¡Mucho! A Oskar Lange. en el Sistema Presupuestario de Financiamiento.K.: Sí. seguro. tiempo después. Lo había leído. ahí sí había intercambio mercantil. yo lo conocí personalmente. dinero. Pude conocer a las tres grandes “vacas sagradas” de la ciencia y la economía política de Polonia: Lange.: Sí.K.O. al mercado. etc. El Che estudiaba los instrumentos de la econometría de Lange para aplicar a nuestra economía socialista.: Creo que fue en el año 1962.K. por supuesto. una compraventa mediada por el mercado y el dinero. Kalecki y Bobrowski.D.D. N. Cuando el producto pasaba a otro sector. ¡Me obligó a que lo leyera! Me dijo: “¡Léete esto! ¡Fíjate qué interesante! ¡Cómo coincide con lo que planteamos nosotros!” Me lo dijo con una pasión tremenda.: ¿El Che los estudiaba? O.B. Esto sucedía dentro del sector estatal.D.: ¿Cuándo los conociste vos? 232 . se elimina el pago entre empresas del sector estatal.B.

N. Nuñez Jiménez iba de jefe de la delegación. le explicó delante nuestro a Gomulka toda la historia de la base naval de Guantánamo. que era un hombre muy reconocido en Naciones Unidas. el canciller propone que yo me entreviste con las tres “vacas sagradas” de la economía política en Polonia. un luchador.K. Estaba en medio de un congreso del partido. el secretario del partido comunista. En planificación ese lugar lo tenía Kalecki. se cayó la boca. Entonces Gomulka. Entonces en la entrevista con nosotros nos critica que hayamos mantenido la base norteamericana de Guantánamo.O. después de escuchar la historia. Gomulka era un obrero. fumaba como un burro. al segundo día. parecía obrero. Allí tuvimos encuentros con académicos y también encuentros comerciales. fui con la primera delegación cubana. Por entonces yo no tenía idea de la grandeza de esos tipos. que hablaba muchísimos idiomas y que era cultísimo. Luego. Gomulka era muy ignorante. iba cortando los cigarrillos en dos para fumar menos. Sabía la historia como un cubano. Bobrowski era un tipo alto. que era el segundo país de la gira. Kalecki era un tipo flaco. también estaban Lange y Kalecki.B.D. En la entrevista con Gomulka se produce una polémica. El Che me envía para que yo vaya viendo el tema de las empresas y todo eso. como a Bettelheim o a Mandel? 233 . En el primer viaje que hice a la Unión Soviética. yo iba de segundo y había tres o cuatro compañeros más.: Fíjate qué cosa más curiosa.: ¿No los invitaron a Cuba. Lange era el más joven. con toda una trayectoria de lucha… por supuesto que era antisoviético hasta el límite. En econometría Lange era el más adelantado en el socialismo. pero era un intelectual. Hice amistad con los tres viejos. Cuando llegamos a Polonia. Después los leí y tomé conciencia de quienes eran realmente y lo que significaban para el conocimiento social. ¡Imagínate! El canciller polaco. nos recibió Wladyslaw Gomulka. Él creía que yo sabía de economía… ¡En esa época! ¡Imagínate! Me invitaron a la casa de Bobrowski.

: Cuando el Che Guevara está en Praga.B.: Al profesor Kalecki lo invitamos a visitar Cuba para que diera un seminario a nuestro Ministerio de Economía. Ediciones Mundo Nuevo. llegando incluso a vaticinar su derrumbe y su regreso al capitalismo.K. a fines de 1965 y comienzos de 1966. en esa época el Che se los leía. 13 234 .: No.B. Kalecki estuvo unos meses en Cuba y nos ayudó mucho. no le pusieras a Mansilla cerca a Mao…! porque… Mao Tse-Tung: Notas de lectura sobre el Manual de Economía Política de la Unión Soviética. Allí realiza una crítica muy profunda y demoledora de las concepciones oficiales en la URSS. ¡Y.D.: Sí. sobre todo el tema de la reproducción. ¡Hay que leer a Kalecki! Sus libros empiezan a utilizarse como libros de texto en economía. O. discutiendo El Capital. ¿Había leído el Che las notas que Mao redactó en los 6013 criticando ese mismo manual? O.O. N. A Paul Baran y a Paul Sweezy también los estudiamos bastante.: ¿Y Baran y Sweezy? O.: ¿Con el Che llegaron a estudiar a Isaak Illich Rubin y sus Ensayos sobre la teoría marxista del valor (1928)? Porque sus análisis respectivos de la teoría del valor se asemejan mucho. Buenos Aires. que en aquella época se llamaba Junta Central de Planificación.D. 1975. N. junto con él. N.: No creo que el Che haya alcanzado a leer esas notas de Mao.B.K. En Mao Tse Tung: Escritos inéditos.B.K.D.D. por lo menos yo no me acuerdo. te envía a vos sus apuntes críticos del Manual de economía política de la Unión Soviética.

de varios grupos. creo. Se distribuía en el Ministerio para el Che. para mí y.: Aunque el Che discrepa completamente con el etapismo de Mao. que se llamaba las ORI (Organizaciones Revolucionarias Integradas.: Bueno. que veía que yo todas las mañanas recibía y leía el boletín de prensa de los chinos.B. Los otros tomaron miedo por la bronca de los chinos con los soviéticos. la microfracción de Escalante (ultraortodoxa y prosoviética. ya que seguía 235 . un boletín bien gordo. Cuando los chinos entran en crisis con los soviéticos. de la oficina de información y prensa internacional de ellos.D. Yo seguí recibiéndolo. La barrera idiomática era una barrera tremenda. donde se agrupaban diversas corrientes políticas revolucionarias unificadas bajo el liderazgo de Fidel: el 26 de julio. Yo supongo que ella fue la que le informó a esta gente lo que yo leía. el PSP y el Directorio).K. Entonces enviaban Xinhua bien “llenito”. Lo leíamos siempre. Todas las mañanas la embajada china nos enviaba eso. Una de ellas era una militante del grupo de Aníbal Escalante. Del Movimiento 26 de Julio. que para dos viceministros más. sin embargo en otros aspectos sus críticas al manual de economía soviético se acercan… O. Lo que nosotros teníamos acceso de China era muy escaso. En el Ministerio de Industrias había compañeros de varias corrientes políticas. Uno de ellos parecía Torquemada. trotskistas. empezaron a “atacar” con mayor bibliografía. Entonces cuando empezó la discusión de mi militancia –que duró como tres horas– me atacaron duramente porque yo era un indisciplinado. se produce la discusión de mi militancia. No lo recibieron más. el Che se había leído todo lo de los chinos que se hubiera reproducido en español. del Partido Socialista Popular. Cuando en Cuba se forma nuestro primer partido. célebre por su sectarismo). Allí salían síntesis interesantes. Entonces a tres comunistas ortodoxos –del grupo de Blas Roca– (del PSP) les tocó formar el trío para analizar mi militancia.N. Lo que nos llegaba era un boletín que se llamaba Xinhua.

Entonces ellos empiezan a hablar de todos mis méritos. Al enemigo imperialista no puedes criticarlo si no lo conoces. a Lenin. si no lees todo lo que se pro236 .: El Che les pregunta: “¿Qué discuten?”. a Stalin.. ¡A todos! Hay que leer. Yo seguía insistiendo con que iba a seguir leyendo eso y todo lo que quisiera. Finalmente gané mi militancia.D. Y justo cuando ya estaba a punto de no poder ser admitido como militante. un verdadero marxista.: Por supuesto. inclusive. Y el Che vuelve a preguntar. N. y ¿qué pasa?”. Me estaban “traqueteando” duro. ¿Cómo se puede ser un verdadero revolucionario. a nuestros enemigos: lo que publican los norteamericanos. Hay que estudiar El Capital.estudiando a los chinos y leyendo a Xinhua. Se quedaron paralizados. con mucho esfuerzo y perseverancia. a Trotsky.: Esa actitud del Che es una de sus grandes enseñanzas… O.D. De pura casualidad. Él. El Che nos enseñó y les enseña a las nuevas generaciones que hay que leer y estudiar a todos.: ¿Qué posición asumió el Che? O.. Entonces el Che se dio vuelta hacia estos tipos y les dice: “¡Supongo que ustedes lo están felicitando al compañero Borrego! ¿no? ¡Supongo que no lo estarán criticando por eso!” Imagínate las caras de estos tipos. Hay que leer y estudiar a todos. entra a la habitación el Che.B.B.K. a Mao.K. N. Y ellos le dicen que a pesar de los méritos hay un problema grave de indisciplina porque el compañero Borrego todos los días lee el boletín de Xinhua. Hay que apropiarse de todo el conocimiento social que existe. Ellos le contestan: “La militancia del compañero Borrego”. Entonces el Che pregunta: “Bueno. estudió mucho y leyó durante toda su vida. Hay que leer a Fidel Castro y al Che Guevara.

¡Hay que formarse! Esa es una más de las tantas enseñanzas que nos dejó con su ejemplo de vida nuestro querido Che.duce? Para ser un buen militante hay que hacer un esfuerzo diario. Hay que prepararse y hay que estudiar rigurosamente todos los días. 237 .

.

desde el exilio externo o la resistencia interna. tenía en mente regresar a la Argentina. Desde el primer momento de la Revolución Cubana. pero de todas formas llegó a su destino. El Che encarnó el sueño colectivo de una sociedad mejor y de una revolución en la que creyeron y por la que lucharon nuestros 30. en cambio. tenían algo en común: el amor por el Che Guevara. Algunos pintaban en las paredes “Patria o muerte”. Nuevas camadas que ya no toman en serio a los antiguos militantes de aquellos años que se han quebrado. Su impacto. a pesar de los matices. en los militares cuyos prolijos uniformes están manchados de sangre. el eco de 239 . como parte de la revolución continental. siguen estando.EL HOMBRE NUEVO NO ES NUNCA UN SER HUMANO ACABADO (Diálogo con Aleida Guevara March) Ellos lo adoptaron como guía. Y las nuevas generaciones. en los comunicólogos del poder ni en los empresarios que hundieron al país. El Che Guevara. que se han pinchado. Y no sólo ellos. los que ya no están pero. su influencia. maestro y hermano mayor de nuestros compañeros desaparecidos. Ese era su proyecto estratégico dentro del cual se inscribe la experiencia insurgente de Bolivia. más allá de las discrepancias. Cada una desde un ángulo diferente. Cada uno con su historia a cuestas.000 compañeros desaparecidos. No pudo concretarlo físicamente. Otros. Gente joven que ya no confía en los políticos del sistema. que no vivieron en aquella época pero comienzan a conocerlo hoy con renovadas esperanzas y con nuevos proyectos de cambios radicales. tercamente. “A vencer o morir por la Argentina”. Pero todos y todas. También aquellos que lograron sobrevivir a la dictadura de 1976. que se han cansado y que terminaron rindiéndose a la tristeza de una vida mediocre y rutinaria.

su ejemplo y sus ideas se prolongaron y se siguen prolongando en su tierra natal. se acercan a la política con los ojos bien abiertos y en busca de un nuevo proyecto de vida. Para encontrarse precisamente con esos jóvenes. aunque durante diez años ha sido pediatra general. Esta compañera cubana que tiene dos hijas –una de 13 y otra de 14 años– es médica. Además. ha venido a la Argentina. Fundamentalmente en esta época. Todavía nos duelen los ojos por todo lo que lloramos con la emoción de ver a esas madres endurecidas por la historia ar240 . durante la época de la guerra contra los racistas sudafricanos del apartheid. cuando el neoliberalismo ingresa en su crisis terminal y nuevas oleadas de jóvenes. 2003)que acaban de concluir en la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. como le decía su papá– no es sólo la hija del Che Guevara. es una internacionalista que participó un año (1983-1984) del proceso político que se abrió en Nicaragua con el triunfo de la revolución que derrocó a Somoza y estuvo dos años en Angola (19861988). especializada en alergia en pediatría. Pero Aleida –Aliucha.su pensamiento. de la mano de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre de 2001. Aleida Guevara March clausuró junto a Hebe de Bonafini y las Madres de Plaza de Mayo las “Jornadas Che Guevara para el siglo XXI” (del 9 al 19 de junio. Tampoco es únicamente médica. la hija del Che. Como cubana. como médica. con esos miles y miles de jóvenes que hace menos de un mes (26/5/2003) lo recibieron a Fidel con un entusiasmo que hacía tiempo no se veía. como internacionalista y también como hija del Che. Aleida Guevara March.

en definitiva. a veces.. si es verdadera”. Aquel mismo que les dijo (y que nos dice). No hay más cambios que hacer. Conocí al Movimiento Sin Tierra (MST) y vi la pobreza que existe en muchas partes de Brasil. abrazar. El Che tomó por una”. Aquel mismo que les enseñó (y que nos enseña) que “en una revolución se triunfa o se muere.gentina rodear. ¿Qué tiene que ver el Che Guevara con ese “Otro mundo posible”? Aleida Guevara March: ¡Mucho! La cuestión no reside en hacer lo que alguien hizo en una época determinada y en un momento determinado sino en tener esa posibilidad. Un día llegué a Brasil. A mí me pasó una cosa muy importante. con una voz serena. o revolución socialista o caricatura de revolución”. besar y regalarle flores con devoción a la hija de quien fuera el maestro de sus hijos desaparecidos. no nos queda otra alternativa.las burguesías autóctonas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo –si alguna vez la tuvieron– y sólo forman su furgón de cola. Hasta ahora – desgraciadamente– es la única que tiene mayor efectividad. Néstor Kohan: Actualmente. pero que llegó a miles de odios receptivos: “. Hay otra forma de llegar a los cambios. Es como si tú dijeras: “hay varias vías de cambio. el movimiento mundial contra la globalización capitalista reclama “Otro mundo es posible”. Me pregunto: ¿Cómo es posible 241 . Digo “desgraciadamente” porque la guerra siempre es cruel para cualquier persona pero. Es la indignación que tú sientes como ser humano.. El siguiente diálogo tuvo lugar en la mañana de ese mismo día (el 19 de junio de 2003) en que Aliucha fue recibida como una nueva hija y como una hermana en la Universidad Popular de las Madres.

que haya tantas personas con hambre y con necesidades? No me cabe en la cabeza. Rosa. donde todo lo que tú puedas plantar.: Vos hablás del límite y de la indignación. soy una profesional. N. Una mujer simple del pueblo brasileño que no tenía mi nivel cultural – prácticamente era analfabeta–. Eso me conmovió. que no tenía mi ideología. Fidel dijo algo parecido: “Calidad de vida no es consumir más ni 242 . ni donde hayas nacido: eres un ser humano y tienes un límite. Cuando visitó recientemente la Argentina (26/5/2003). “¡Es preferible morir defendiendo la tierra a morir de hambre!” Y así lo hizo. Yo pienso que este hombre. me lo demostró… En ese sentido me acordé de la presencia innegable del Che. ¡Se pueden hacer cambios! ¡Es necesario intentarlos! Por lo menos intentarlos… Sentirte satisfecho en el sentido de que has hecho algo para que tus hijos vivan en un mundo mejor. nos enseña que se pueden hacer muchas cosas. pero Rosa dijo exactamente lo que yo había dicho. Porque no importa ni tu nivel cultural. ni tu ideología.K. Estás hablando de los valores y de la ética como motor de la acción. No sólo en América Latina sino en gran parte del mundo que hoy aparece como “globalizado”. tengo un nivel cultural. el Che. hay un límite para la paciencia y para la posibilidad de soportar del ser humano. y ella. que no estaba formada en una revolución socialista. es posible que yo piense así por la educación recibida… Pero cuando fui a Río Grande conocí la historia de Rosa. En un momento yo me dije: no se puede seguir así. Y cuando fui viendo todas estas cosas: niños en la calle… niños con droga y muriendo en la calle… la indignación fue creciendo. tanta tierra tan fértil. que no haya posibilidades para tus hijos. crece. ¡Hay un límite! Pero luego me puse a pensar: caramba… yo estoy formada en el seno de una revolución socialista. Llega un límite a partir del cual ya no puedes soportar que acaben con tu vida.en un pueblo donde hay tanta riqueza.

K. yo tuve que escribir el prólogo del libro Pasajes de la guerra revolucionaria: Congo (El diario inédito del Che. 1999). patriotismo. Fidel. De nuevo el tema de los valores en primer lugar… ¿Pudiste ver por televisión ese discurso que tanto nos conmocionó a los argentinos? A. Para hacerlo. sino también porque este hombre. Sudamericana.: Mira. Buenos Aires. ¿Qué sentís vos cuando te enterás o leés o escuchás que Fidel le habla a la gente joven de tu papá? A. Sin embargo un periodista de Argentina intentó contactarse conmigo y no se pudo… No obstante. Me habló del viaje a Argentina. Entonces el hecho que me lo traten bien. se lo veía feliz cuando hablaba de su viaje a Argentina. Para mí es doble satisfacción.: Cuando Fidel estuvo en Argentina. es como un padre para mí. N. que fue una de las cosas más lindas que me ha pasado en los últimos años. cinco o seis días. Fue muy poquito tiempo.: En ese discurso Fidel habló bastante del Che como ejemplo para la juventud. por el calor humano. Pero fue una experiencia extraordinaria: tratar de ayudar a un niño.G. en definitiva. pues me da mucha alegría.M. sobre todo por los jóvenes. Fue una experiencia muy. yo estaba en Ecuador. volver a América Latina… yo había vivido un año en Nicaragua como médica. Pienso repetirla en algún momento… Entonces no pude oir ni ver directamente aquel discurso famoso de Fidel porque en Ecuador no se transmitió. autoestima”.G. sino que calidad de vida es dignidad.M. Me dijo que le llamó mucho la atención esa acogida juvenil. en Cuba he visto cosas al respecto. de verdad. No sólo como latinoamericana.tener más dinero. Se sintió muy bien. pero muy especial. de lo entusiasmado que él se sintió por el recibimiento. me 243 . El 14 de junio hablé con Fidel. Estaba trabajando como médica en Esmeralda.

K.K.: Y el Che dijo que él era marxista… A. Porque tu papá era así. Pero en definitiva lo que más me gustó fue esa conversación porque hacía rato que no nos veíamos así y tuve la oportunidad de decirle: “mira. Y lo entendí.: Exacto.G. N. No podía mentir ni siquiera en esos momentos. pero cuando lo vi y me dijo que no podía mentir… ¿sabes qué? Lo entendí.senté esa vez varias horas con Fidel. Le dije: “A ver…cuéntame algo de papi…todo el mundo dice que ustedes… que si discutían …cuéntame alguna discusión entre ustedes dos…”.: Bueno.K.G. tío me dice: “¿Qué crees que hizo tu papá?” No solamente dijo que era marxista…además discutió con el esbirro (el policía) que lo tenía preso sobre la personalidad de Stalin… Y tío me dice: “A ver… ¿qué hago con tu papá?” (risas) “Claro. No hubo una discusión. Y entonces él me contó que cuando ellos caen presos en México. Le pedí a Fidel permiso para publicarla.M. al comienzo. Porque yo quería una información de primera mano… N. nos dan la libertad a todos y el único que se queda preso es tu papá… Dime: ¿qué hago? En ese momento quería discutir. cuéntame algo de mi papá…”.: Allí. hay una carta inédita de Fidel al Che… (fechada en diciembre de 1964. él me lo concedió.G. de toda la vida le digo tío. tío le dice a todos los compañeros que nadie puede hablar de su filiación política.M. Yo iba molesto porque no se había cumplido una orientación y él estaba pagando las con244 .: Sí.: ¿Vos le decís “tío” a Fidel? A. tío. recién publicada en 1999) A.M. ¡Nadie! N.

cuando tú has cumplido bien la obra de la vida.M. Pero además. Quedas en tu gente. y me dijo con esa simple expresión: “No puedo mentir” ya la cosa fue tranquila…¿Qué le vamos a hacer? Él es así…”.: Hay una cosa importante que papi dice en este libro sobre el Congo. Es muy lindo. con esa sencillez de un amigo que está presente siempre. y le miré a los ojos.K. tú no te das cuenta pero estás hablando de papá en presente. Y él me dijo: “Lo que sucede es que tu papá está presente”. muy bonita. de esa manera. Y a mí me da la sensación de que mi papá va a entrar en cualquier momento por la puerta”. hasta dónde ha llegado su propia generación. Fue una cosa muy especial para mí.G.: En muchas biografías siempre se intenta focalizar la mirada del lector en supuestos conflictos de Fidel con el Che… también se afirma que el Che se va de Cuba por sus peleas con Fidel… ¿Cuál es tu opinión al respecto? A. Yo le respondí: “Sí. hasta dónde han llegado sus propios amigos. De verdad. Tú sabes que cuando Fidel lee la carta 245 . a mí me conmueve siempre. Fue muy bonito para mí porque él empezó a contarme cosas de mi papá… pero no se daba cuenta: ¡Estaba hablando de mi papá en presente! Entonces yo me empiezo a sonreir y él me mira y me dice: “¿De qué te sonríes?”. Pero cuando hablé con él.secuencias. tío. Porque habla del ejemplo de este hombre. Yo le contesté: “Me río de ti”. N. de este mismo hombre que habla con esa calidez humana. Y mi tío se sonreía cuando me contaba todo esto. El que Fidel le hable a la juventud de un hombre que tiene muchísimas similitudes con él mismo es bien bonito. La cuestión es la siguiente: hay veces que se cumple lo que José Martí decía: la muerte no es verdadera. Y entonces me dijo Fidel: “¿Cómo que te ríes de mí?”.

no se les ocurre que haya hombres con capacidad tan grande de amar que puedan renunciar a sus propias vidas como seres humanos en beneficio de otras personas. que se despide de nosotros y nos deja… ¿cómo es esto?”. en el Congo hay cubanos con mi papá. Mi papá lo describe y lo dice en el libro. Es decir que a esta gente mediocre. con el que tú estás combatiendo en otras tierras del mundo. y resulta que este jefe se nos va… es decir. Ya por allí esto no tiene una base sólida. Pero no podían dejarlo pasar los enemigos de la Revolución Cubana. se despida de tu patria. 246 . Porque habrán dicho: “Nosotros hemos venido hasta el fin del mundo con este jefe cubano. simple y llanamente. ¡Hay que pensar un poco más de lo que te han enseñado a ver todos los días en la prensa o en la televisión! Hay que pensar. Y ellos se sienten un poco “traicionados”.de despedida. ¿puede pensar tan mal de él en el sentido de que un hombre se va de un país. Y lo utilizan. porque este hombre renuncia a su puesto de ministro y vuelve al combate. desde aquel primer instante. Unos de admiración. y deja detrás a sus seres queridos? Sería degradar por completo al Che como persona. a esta gente oportunista. Después se dieron cuenta de que era simplemente una liberación a Cuba de cualquier responsabilidad por los hechos futuros. como si hubieran habido diferencias entre Fidel y el Che. se va molesto con el jefe de ese país y deja a sus hijos y a su mujer detrás? ¿Cómo es posible esto? ¿Qué clase de calidad humana tendría mi padre si se va él bravo (enojado). Para los compañeros cubanos que estaban allí fue difícil entender esto en un primer momento. como ser humano. como persona que siente y que tiene necesidades de amar. Yo siempre digo: la gente que admira al Che. Esto provocó en la gente distintas reacciones. molesto. Eso no les cabe en la cabeza. que lo respeta. Pero en ese momento fue difícil para un cubano entender que tu jefe.

En ese sentido hay que trabajar. No cae nada del cielo. Y que tú hoy puedes seguir teniendo estas riquezas porque hay otros hombres viviendo muy mal y a los que están explotando continuamente para que tú vivas un poco mejor. en tu carro. El Che no era un dios ni se consideraba un dios. ¡Hay que luchar! Si quieres tener las cosas que quieres. No podía vivir feliz en un hogar establecido. en tu televisión.K. en tus hijos para la universidad futura.M. 247 . con amor. creo que hay que luchar. como empezó esta entrevista. ya no puedes disfrutar de tu casa. No solamente soñamos sino además somos capaces de hacer realidad esos sueños. con las cosas materiales –no lujosas. tú eres el único que estás pensando en tu casa.: Tampoco era un “superhombre”… A. sino que quieres que haya mucha más gente que tenga por lo menos la posibilidad de vivir con dignidad. que es este mundo brutal. Eso es lo que nos diferencia de las demás especies que hay en el planeta. Él intentó hacer realidad el sueño de un mundo mucho mejor. pero te limitas a pensar simplemente en ti y en ese pequeño entorno y no te das cuenta que seguimos siendo personas sociales y que seguimos viviendo en comunidad. y tomas conciencia. con ternura. tu carro. tu TV.En ese sentido. En ese sentido. pero sí estables– si había personas. hay que darse cuenta que tú eres el único que te pones limitaciones para la vida misma. muchas mujeres y muchos hombres que necesitaban lo mínimo para vivir y no lo tenían. tienes que luchar.: ¡No! Sucede simplemente que tú tienes la capacidad de soñar pero además tienes la capacidad de hacer realidad esos sueños. Cuando te das cuenta de esa realidad. Está demostrado. El hombre tiene la capacidad de soñar… N.G. El Che era consiente de estas cosas.

Desde mucho tiempo antes de que llegaran los españoles ya eran artificiales.G. siempre.: Para apoyar al pueblo… no a la dictadura militar… A. En el pueblo es en quien pensamos. prácticamente. Piensa: ¿dónde se toca muchísimo tango. sino que tocó las raíces de un pueblo. Y nosotros activamos todos nuestros sentimientos en relación a los sentimientos del pueblo argentino. que vivimos en una islita allá arriba? ¡Queríamos venir a apoyar al pueblo argentino a todo lo que diera! N. en este continente? En La Habana… En La Habana se dice tango. Fidel no hace lo mismo porque su compromiso con el pueblo de Cuba es mayor y no puede hacerlo. Porque las Malvinas no solamente fue un problema político y militar. no hemos demostrado que haya otra más eficaz que esa. artificiales. él escogió la que pensaba que en ese momento era la más eficaz y. Sucre. Pon el ejemplo de las Malvinas. Esto no es de Fidel y el Che. desgraciadamente. Hay un pueblo con raíces culturales e idiosincrasias muy parecidas desde el río Bravo hasta la Patagonia.K. Los gobiernos vienen o van. el pueblo queda. Esa es una realidad. Cuando ocurren los hechos de las Malvinas. En ese sentido. pero a partir de ellos. San Martín… Son muchos hombres los que han tratado durante toda la vida de que la gente se dé cuenta que nuestras fronteras son.M. Es lo único que nos importa siempre. Es de Bolívar. Pero sino le hubiera gustado… Son hombres muy similares en esas cosas.: ¡Al pueblo! Hablo de “pueblo”…fíjate. Somos un continente y podemos vivir como un gran pueblo. Nunca los gobiernos. Ellos. se dice 248 . los dos. más todavía. ¿cómo nos comportamos los cubanos. Por eso hizo lo que creía que tenía que hacer. con ese pueblo es con quien queremos seguir trabajando y con quien queremos seguir unidos. tenían y tienen el sueño de un continente unido. O’Higgins.Hay distintas vías.

Son pequeñas muestras de cómo podemos comunicarnos. de los cubanos… N. cuando el Che y sus compañeros van a combatir a Bolivia. Es muy conocido.M.: En primer lugar.: Tendrían que llevar también el rock argentino… A. que es bastante numerosa y que circula mucho en nuestros medios. como hermanos… con el fin de informarse. Cuando ellos cantan. pero perfectamente bien. Todos ellos hacen levantar al pueblo. Acuérdate que hay sentimientos muy fuertes en mi pueblo. Hasta el último momento el Che y Fidel tienen contactos.K. Cuba no puede estar en comunicación directa con este grupo guerrillero. de San Martín… Ahora bien. aquel que dice eso no tiene idea de lo que es una guerrilla. Si alguien conoce de guerra de guerrillas sabe que es independiente de cualquier país y de cualquier gobierno. el pueblo cubano se siente identificado. Es una guerra de guerrillas. Simplemente se deja manipular por una información malhabida.G. se nos dio la posibilidad de buscar sus restos y el 249 . de Martí. al punto tal que 30 años después de muertos estos compañeros. se dice Libertad Lamarque… toda una serie de cosas que son también nuestras. también se oye. ¡No como jefe! Sino como amigos.: Vos hablás de la Revolución Cubana como un proyecto continental… por eso hablás de Bolívar. muchas biografías sugieren que Cuba los abandonó… ¿qué pensás de ese tema? A. así como también León Gieco. un grupo de hombres que decide hacer una actividad independiente de cualquier tipo de Estado.M. Y en el folklore “La Negra” Mercedes Sosa.Argentina. Es lo primero que se decide.K.: Bueno. Tenemos cosas muy similares a nivel continental. N. En esa guerrilla hay un grupo de cubanos. Sin embargo lo estuvimos. No puede depender de ningún lugar. Fíjate que se oye mucho a Fito Paez.G.

con integrarse al resto del continente y hacer una sola fuerza para que podamos enfrentar al enemigo del Norte y también al de más allá del Atlántico. cada una de sus mujeres. se gasta lo que haya que gastar para buscar estos restos. para ustedes no. esté donde esté… eso es muy fuerte. Por lo tanto yo hago esta diferenciación para ustedes. digo “pueblo”. que se haya sentido solo o abandonado por el pueblo cubano. sea en salud pública. Es un sentimiento que es muy viejo en una pequeña islita que está aislada por el mar… esa sensación de que tienes que ser solidario.pueblo cubano. en plena crisis económica. Pero para el entendimiento de los demás. Ni siquiera a estos hombres. No hay ningún cubano – nunca– que haya ido en una misión internacionalista. No digo “gobierno”. Recién tú utilizaste una expresión… me hablabas del “proyecto continental latinoamericano”… Cuba siempre ha soñado precisamente con eso. tienes que ayudar al que lo necesite. así que es nuestro. Para nosotros nuestro gobierno es nuestro pueblo. sea en educación. para nosotros es el mismo tema. Porque Eu250 . a los restos de esos hombres. porque nosotros lo elegimos directamente. Es imposible. hago la diferenciación. en pleno período especial. cada uno de sus niños. Por eso se llama guerrilla. ¿Abandonados? ¡Nadie! ¡Jamás! ¿Qué pasa? Hay cuestiones que tú no puedes impedir. no solamente con Cuba sino tampoco con la gente que esté en la ciudad de ese mismo país. La guerrilla se mueve por distintos lugares y va a sitios donde no hay comunicación. En Cuba se identifica gobierno y pueblo. fíjate. ¿A alguien se le puede pasar por la mente que ese pueblo (y subrayo “ese pueblo”) podría abandonar a alguien? ¿Qué hemos hecho con el niño Elián? ¿Qué estamos haciendo con nuestros cinco compañeros presos en EEUU? ¡Nunca hemos abandonado a nadie! Es un pueblo que sabe lo que significa cada uno de sus hombres. en continuo movimiento y en movimiento independiente.

M.G. Nadie se puede engañar. no… es el mismo perro con diferente collar. había un movimiento fuerte de los mineros. estaban armados. hay un movimiento guerrillero.: Incluso hubo un apoyo explícito de los mineros de Huanuni. En Bolivia.G. pero… N.: Exactamente.K. Ahora bien. nosotros.G. Allí. el ejército asesinó a casi 90 trabajadores mineros acusándolos de su apoyo y vínculo con la guerrilla… A. algún movimiento que te permite ir y tratar… Bolivia tiene 251 . contra la estrategia revolucionaria cubana.: No. no hay fuerza.: También se utilizó el término.M.: ¡Eso es imposible! Y tiene que quedar bien claro. Tiene que haber raíces. Pero nada más. Si no hay unidad. podemos elevar el nivel de vida de nuestros pueblos y hacer cambios importantes en nuestros pueblos. Podrá ser menos agresivo que los yanquis. en la noche de San Juan. tiene que venir del pueblo. Y eso lo ha demostrado la historia. etc… N.K. hay gente que intenta confundir en esta cuestión de las guerrillas.M. Si en un lugar hay un movimiento social. En ese sentido está bien claro que solamente unidos. Entonces ya hay allí algo de pueblo.K. que todo eso fue “una extensión de la Revolución Cubana”… N. pero eso no significa como se ha dicho por allí.ropa también es un sistema muy poderoso e igualmente capitalista. Hay cubanos que pelean junto a mi papá en Bolivia. de una supuesta “exportación de la revolución”… A. en ese momento. no.: No hay un capitalismo bueno y un capitalismo malo… A.

impugnador.fronteras con varios países latinoamericanos. sino del joven Debray. debe estructurarse a partir de “un foco” aislado… A.K. Pero: ¿qué hace la guerrilla? ¡Movilizar opinión! Primero que nada: la guerrilla existe porque hay un movimiento de base. popular. selvas que nadie puede controlar. a prepararse… eso sí lo puedes hacer. N. pero en realidad sucede todo lo contrario. Es innegable que la guerrilla nace de un núcleo armado. se sale y se entra y tú puedes provocar que vaya gente a entrenarse. com252 . no hay guerrilla que pueda triunfar ni que se pueda “exportar”. la lucha rural y urbana al mismo tiempo. intentaba hacer “LA TEORÍA” con mayúsculas de la RevoluciónCubana.M. aquel muchacho francés discípulo de Louis Althusser que escribiera Revolución en la revolución intentando “defender” a la Revolución Cubana. Que el campesino que esté cerca entienda.: En el terreno de las impugnaciones clásicas contra el Che. Debray afirma que la guerrilla debe estar completamente aislada de las masas populares. Un término absolutamente peyorativo y despectivo. ¿qué tiene que hacer? Fomentar el trabajo con esa base popular. Fundamentalmente a partir de un libro de Régis Debray. con todas las luces de París y rodeado de todo el prestigio de haber publicado en la revista de Sartre. los movimientos estudiantiles. Allí el joven Debray. eso sí puede ser comprensible. como desconocer toda la historia política previa de la revolución cubana. contra su práctica política y su pensamiento político. que no es todo el pueblo sino una pequeña cantidad del pueblo. pero si tú no tienes la base en tu propio pueblo. suele calificárselo de “foquista”. los movimientos obreros. No del Debray que hoy arremete contra el Che y contra la Revolución Cubana.G. Una vez que logra esto. Y entre otras cosas más que discutibles. que permite que exista. ayude. los movimientos de los cuales emerge Fidel Castro.: Es cierto.

Coco. que ni siquiera fueron a la guerrilla.prenda.G. que es lo malo. el Che y sus compañeros.: Yo diría de una parte de la dirección.: Sí. No se puede ser injusto.: Y respondía a los soviéticos… A. Por ejemplo está Loyola. uno tiene que tener mucho cuidado a la hora de hablar y de emitir criterios.M. empezamos a tener. Responde también a sus problemas personales.: Inti Peredo.: Entonces la traición fue de la dirección del PCB… A. N. por supuesto. En ese momento tenía el poder en las manos… N. dice “el Partido Comunista Boliviano traicionó”. a partir de allí. Todavía quedan vivos algunos de esos compañeros.: No sólo responde a los soviéticos. Entonces. ¡No. N. y después siguieron fieles a la lucha. no cayeron del cielo… A. con eso. Porque la gente. Los problemas que surgieron allí tienen que ver con la dirección del Partido Comunista.G. Y siguieron siendo fieles a todo.: En Bolivia había un movimiento popular importante. Loyola Guzmán. no! El problema no es el Partido Comunista de Bolivia. a veces. ¡participe activamente! Y entonces. 253 . por ejemplo. tampoco. de verdad. Fíjate bien que digo “la dirección”.M.M.K. Ellos. pero que estaban en la ciudad.: No sólo ellos… Hubo otra gente. ¡Es la dirección! Es esa dirección la que tiene conflictos con la dirección de la guerrilla.G.G.M. un cambio… N. No es el Partido Comunista. eran miembros del Partido… A.K.K.K.

N. Sudamericana.M. 254 . 2003) el autor habla de una especie de “compulsión suicida” de Ernesto Guevara.K. es una actividad continua y se necesitan tomar decisiones inmediatas. la “precoz intimidad con la muerte” o también describe una supuesta “muerte ineluctable marcada por el destino”… A. terminó como empresario en Moscú… A.: ¿Monge tenía ese proyecto? A.: Sí.: Esas son afirmaciones psicológicas de pacotilla que no tienen nada que ver con la realidad histórica. buscando la muerte”.G. como ser humano.K.G. donde por boca de terceros. aquel secretario general. la vida por un mundo mejor (Buenos Aires. Quizás se han psicoanalizado ellos mismos… N. O utiliza materiales de otros.M.: Mario Monge.M. Te estoy diciendo que a veces la guerrilla no tiene comunicaciones con la ciudad. es verdad. En la reciente y mediáticamente promocionada biografía argentina de Pacho O’Donnell. titulada Che. tenía ese proyecto y allí vienen las discusiones y enfrentamientos con el Che. Lo que sucede es que Monge quería dirigir la guerrilla desde la ciudad y eso es imposible.K. N.N.G. O’Donnell afirma la idea de la “compulsión suicida”.: Está bien.: El Che le tenía un gran respeto al psicoanálisis… A.M. Pero no es tan importante eso. pero depende de quien lo haga.K. lo que importa es él.G. ¿cómo puede dirigirla entonces desde allí? ¿Cómo puede hacerlo sin saber lo que se está haciendo? Una guerra de guerrillas es así.: Sí.: Muchas veces se ha hablado de que “el Che Guevara va a Bolivia a morir. No tanto la influencia de los soviéticos o no los soviéticos.

: ¡Qué va a tener que ver con un instinto de muerte! Hay una postal preciosa. ¡aparece Sigmund Freud al lado de Carlos Marx! Cuando en la izquierda tradicional se presentaba a Freud como alguien opuesto a Marx… A.N.: Por ejemplo.K. N. ¡Todo el tiempo él está aprendiendo! ¡Aprender es la palabra básica en la vida de mi papá! ¡Siempre! La vida es un continuo mecanismo de aprendizaje y tú tienes que estar abierto para aprender de tus propios errores. en su vida cotidiana y va llegando a conclusiones.K.M. pero fíjate que él siempre va preguntándole a la vida.G. Él va viendo estas cosas en la práctica.K.: Sí. nunca se cierra. Yo juro que leí esa postal de niña.M. sí. ¡Él piensa en el futuro! ¡Él piensa en la vida! Él le dice en una carta a mi hermano Camilo: “No digas malas palabras en la escuela y tú Ernesto: crece. y que ustedes conservan en el Centro Che Guevara de La Habana.M. En la postal hay como un arco de piedra y él le dice a mi mamá: “Algún día pasaremos debajo de este puente tomados de la mano y rodeados de críos”. Nunca piensa que él ya tiene la razón. en el Diccionario de Filosofía que el Che comenzó a elaborar a los 17 años. N.G.: Y la orientación política del psicoanalista… A. El hombre tenía una cultura extraordinaria. Sino también lo centrado que tú estés para hacer y ejercer el psicoanálisis. Después volverá a leer a alguien. Es un hombre en crecimiento. Pueden ser las mejores o no. Mami no la ha encontrado. 255 .: Entonces su proyecto político no tiene nada que ver con una pulsión o un instinto de muerte… A. Él no se conforma con lo que lee o con lo que le dicen que es. sí.: No solamente la orientación política.G. que si hay imperialismo todavía. vuelve a confrontar y llega a nuevas conclusiones.

Si esto se acaba.: ¿Alguna vez la CIA o algunos de los organismos de la inteligencia norteamericana intentaron cooptarte a vos o a alguno de tus hermanos –tomando en cuenta que son. O sino vas a intentar educar a otra persona. precisamente.: Exacto. Pero no solamente tienes que pensar que vas a morir.K. es cierto.K. hijos de uno de los grandes líderes revolucionarios– para ponerlos en contra de la Revolución Cubana? 256 . Él piensa en una vida de regreso. Esa fue su decisión. Tú decides qué es lo que quieres hacer. si en Argentina. Camilo y yo nos iremos de vacaciones a la Luna”. N. Eso es cierto. Cuando tú dices que vas a hacer algo. Es algo que tienes que aceptar dentro del mismo mecanismo real que tiene la vida. pero en el camino puedes perder hasta la vida. Sí. emitir un conocimiento y volver a tu casa para cobrar un salario. no lo puedes cambiar. pero solamente ser maestro. Pero sabes que si tomas el riesgo de educar. Y tú tienes que tener capacidad para asumirlos. el volver a ver a sus hijos y a su mujer! Pero él es un guerrillero y un hombre inteligente y sabe que en un movimiento revolucionario se triunfa o se muere.: El Che puso parte de su vida en ese proyecto… A. ¡Tú vas a triunfar! ¡Tú vas a hacer un cambio! Tú vas a buscar algo nuevo… Ah. Es simple.G. N.M. estás poniendo parte de tu vida en ello. tú. no se sabe si en Cuba. si es verdadero. Tú tomas una decisión: por ejemplo ser maestro. Yo no sé realmente porque hacen tanto “rollo” con cosas simples en la vida. Es diferente educar que enseñar. Y esa también es una verdad. si en Brasil o en la Conchinchina… ¡No importa el lugar! ¡Pero sí le importa el regresar. de conjunto. Sí. sabes que pueden haber riesgos en el intento.tú y yo saldremos a combatirlo.

porque tú aprendes a amar a esa persona no como tú quieras que sea esa persona sino como esa persona realmente es. Y ella transmitió ese amor por este hombre a sus hijos. Y no es una sensación hipócrita… sí es romántica. Es una cosa muy linda. Inculcó a sus hijos el respeto a los seres humanos y a su revolución. Eso lo aprendí desde muy pequeña y lo he vivido. Yo era el mejor expediente de mi facultad de medicina y me fui a Nicaragua porque yo quise. Mi madre lo amó a mi papá con una intensidad extraordinaria.. Tú la amas porque la respetas. Nunca otra cosa”. ya al triunfo de la revolución. lo que pasa es que ¡es muy importante quien te educa! A mí me educó mi madre y a nosotros nos educó nuestra madre. Por lo tanto hay que defender la revolución. porque has logrado entender quien es esa persona. sí es romántica porque todo en nosotros se mueve con mucho romanticismo… 257 . Te juro que no lo pensé ni dos segundos.: ¡No! ¡Realmente no! (risas). Mi papá a ella también. Yo le dije: “Lo que tú me enseñaste. Y mi mamá me dijo: “Oye.. guerrillera clandestina. Yo me fui a Nicaragua. ¿qué decidiría?”. hizo que tuviéramos esa sensación de integridad. Una vez una señora me pregunta: “Doctora: si usted tuviera que decidir entre sus hijas y la revolución. mi mamá. Y lo hice y me siento muy satisfecha de haberlo hecho. Sucede que la revolución me da la posibilidad de que mis hijas vivan con integridad y con entereza. Ella es una mujer combatiente. Voy a llevar a la práctica todo lo que me has enseñado”.G. Ellos tienen sus relaciones en La Habana. Era una combatiente más. Pero el resto del tiempo ella fue una combatiente más dentro del Ejército Rebelde. la llegada a La Habana. Le dije: “La revolución. Mira.A. ella llegó con él. ¿qué vas a hacer?”. donde se enamoran.M. Y no era su amante. porque la admiras. Ella. porque yo amo a mis hijas y como quiero a mis hijas quiero para ellas lo mismo que he tenido yo o incluso mejor. y después estuvo junto a mi papá en el Escambray y todo lo que llegó al triunfo de la revolución: Santa Clara.

Esas cosas muy lindas. La esclavitud fue una cosa brutal. 258 .: Ernesto estuvo en Angola y Camilo en Nicaragua.M.K. Es lo único que le agradecemos a los españoles.: Sí.K. N. Y es verdad.: El romanticismo no es una mala palabra. Esto es la única ventaja que yo le veo a todo el horror que ha vivido la humanidad con la esclavitud. también.M.K.: Vos te fuiste a Nicaragua porque querías. Ese es el premio más grande que un ser humano puede lograr… N. Fidel preguntó a los internos si queríamos ir a pasar el último año de la carrera allí y le respondimos que sí.M. tú logras que te sonría. sí.M. Nuestra cultura tiene una gran base afrolatinoamericana.: ¿Algunos de tus hermanos también fue internacionalista? A. Somos afrolatinoamericanos”.G. Un niño que se siente mal y en sus labios ves una sonrisa.: ¿Ya eras médica cuando fuiste a Nicaragua? A.: Me gradué como médica en Nicaragua. para Cuba es patria”.N.G. ¡A mucha honra y muchísimas gracias! además. Los cubanos lo llevamos en la sangre.: Por supuesto. es lo que te hace mover. N.G. pero ha permitido mezclas extraordinarias. aunque muchas veces se la usa como “acusación” o impugnación… A. sí. Después de todo. no porque nadie te obligara.K. ¿Seguiste fiel al internacionalismo de tu viejo? A.G. Además Fidel nos dijo: “Nosotros no solamente somos latinoamericanos. Acuérdate de lo que decía Martí: “desde el río Bravo hasta la Patagonia.

Creemos que en nuestros pueblos tenemos caudal para contar con un cine propio.: Bueno.: En la Argentina todo aquello fue reemplazado posteriormente por el cine norteamericano y las series de televisión yanqui… A.N.: Él hablaba siempre de una sociedad diferente. fijate tú. Tenemos el festival de cine latinoamericano en Cuba. Lo que sucede es que. puedes hacer todas las muecas que tú quieras pero en Cuba se le quiere muchísimo como artista porque nosotros vivimos muchos años con las películas argentinas de esa época. nos gusta mucho el cine latinoamericano. No podemos tener las mismas trabas que tenemos en la sociedad capitalista.G.K.: … A. Hemos luchado por eso.M. ¡Te estoy hablando de raíces culturales que son similares! N. en la Argentina yo estuve invitada por la señora Mirtha Legrand… N. de pensar solamente en lo que vas a lograr económicamente en tu vida.G. Para crear una sociedad diferente. no puede suceder ni reproducirse en una sociedad donde se intenta construir una comunidad. ya sea dramas o películas como comedias. en Cuba.K. es un cine muy duro porque 259 . pero era indudable que en esa época había un cine muy fuerte en la Argentina… y nosotros lo disfrutábamos.: ¿Qué quería decir el Che cuando hablaba del “hombre nuevo”? A.G. Esa es la verdad. tienes que crear un ser humano diferente. Esta cuestión del materialismo brutal. Es cierto que eran tonterías. muchas veces.M. un grupo genuino de personas. Mira.: En cambio allá.M.K.

Lo triste es que haya gente que se eduque en mi sociedad y no sea capaz de entender estas cosas. N. Y a veces conlleva a sacrificios importantes en la vida del ser humano. ¡Qué alguien esté más contento con lo que tiene! ¡Qué alguien disfrute más la vida! Eso es muy lindo.: Por supuesto. De verdad te lo digo. me da pena. N.M. Y alguna gente rechaza ese cine porque además de vivir estas realidades. Pasajes de la guerra revolucionaria: Congo. tú recibes mucho más– es muy triste. También es lógico. Me da tristeza. no quiere revivirlas en el cine.G.muestra nuestras realidades. y me pregunta sobre eso… La miré a los ojos y le dije que eso me da mucha tristeza.: El proyecto de crear hombres y mujeres nuevos no es una idea abstracta… 260 .K. cuando tú ves que con tu esfuerzo estás logrando que alguien viva un poquito mejor.: La creación de esa cultura latinoamericana –de la que el cine forma parte– también es parte de la creación del hombre nuevo… A. Entonces recuerdo que Mirtha Legrand me invita a su set televisivo y hablamos del libro que yo prologué. No entender esa capacidad de dar. el tema de los balseros…. Y no todo el mundo está de acuerdo en hacerlos. En mi sociedad la gente tiene que aprender que lo importante no es el grosor que tenga tu bolsillo o tu cuenta bancaria sino la capacidad que tienes para ayudar a otro ser humano. Y eso es algo que uno tiene que llevar dentro. Pero tenemos que aprender a luchar por nuestras cosas. Eso es muy lindo decirlo pero muy difícil entenderlo. No sabes cuánto que disfrutas cuando tú te sientes útil como persona.K. Martí decía que “nuestro vino es agrio pero es nuestro”. y de recibir –porque cuando tú das. y entonces en un momento ella me dice que sentía mucha pena porque se iba gente de Cuba.

M. ¡Tienes que aprender a sentir de esa manera para poder comprender la nueva sociedad! El hombre nuevo no es nunca un ser humano acabado.G. Todo lo que está a nuestro alrededor.: ¿Es difícil o pesado ser la hija del Che? A.G. Hay que ir cambiando la economía pero el ser humano que vive en esa economía tiene que ser capaz de ir transformándose a sí mismo. Si eso te permite aclarar situaciones. Es un proceso difícil en el momento que vivimos. El proceso económico también va transformando el proceso humano y la creación de un nuevo tipo humano influye el proceso económico. pero lo importante es saber rectificarlo y saber aprender de esos errores.G. El Che lo dijo varias veces.: Exacto.M. ¡Y tenemos miles de errores! Estamos a años luz de la perfección. Está bien. Pero somos muchos los que nos quedamos. Y ya vez cómo nos tratan en algunas partes del mundo… Pero no importa. Es verdad.K. si eso permite que yo 261 . la hija del Che. ¿No? Y hay muchos que intentamos hacer que nuestra sociedad sea cada día más perfecta y más humana. Cometemos todos los días errores. N.. ayudar a entender mejor a mi pueblo.A. Y hay fuerza. ¡Hay una fuerza tremenda en mi pueblo! Mirtha Legrand me dijo: “Se está yendo gente”. Hay gente que viene a preguntarte porque eres la hija del Che. N.: (risas) Mira. Se puede ir gente. la doctora cubana. es contrario a lo que nosotros decimos y hacemos..M. las cosas caminan. hay una cosa real. no porque seas Aleida. Sino porque eres Aleida … Guevara.K. alrededor de Cuba.: ¡No! Es una realidad y una necesidad. Ambas cosas tienen que ir mezcladas. cuando uno sabe que lo está haciendo de verdad a partir del corazón y cuando lo que está haciendo es lo que tú crees que tienes que hacer.: El hombre nuevo como proceso abierto… A.

con mi mamá nosotros aprendimos que somos seres humanos como otro cualquiera. Mi país me pagaba igual el sueldo. Y mi hija fue. Me preguntó: “¿Tú no me acompañas?”. A ella le gustan 262 . vé”. Él y mi madre. Fue la segunda vez. Yo le dije “No. que vaya a la iglesia. no te acompaño. No almorzaba. Todo esto te llena de ira. Pero si tú quieres ir. ¡Aleluya! No hay problema. aunque yo no estaba trabajando en mi país sino en otro. Están protegidas. Lo aceptamos. mi papá es un ser mucho más completo. mi amor. Para mí. con una sensibilidad extraordinaria que yo no he logrado alcanzar. sino también la oportunidad de vivirla con amor y valentía”. todavía.sea más útil para mi gente. Ni mejores ni peores. en Ecuador. Yo no creo ni en la paz de los sepulcros. Se sentó en la iglesia. la guerra de Irak o frente a un niño que muere en las calles de Brasil y tú no haces nada contra eso. acaba de ganar el carné de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y eso me da mucha satisfacción. Hice 25 pruebas de alergia. Somos los hijos de un hombre muy especial. Con nuestros propios defectos y virtudes. los dos. de esa manera. Yo siempre digo que no me comparo ni con la uña de un dedo gordo. Fue la primera vez. Una me dijo “Yo quiero ir a la iglesia”. En un poema que alguna vez le hice yo decía: “Yo agradezco a mi papá no solamente la vida. pero no somos él. Así son las cosas. Mis hijas viven en Cuba. Pero esa es la vida que he elegido. eso fue una maratón. De todas maneras. vi 196 muchachos en cinco días. me enseñaron a vivirla así. Sufro como todo el mundo y a veces me siento impotente. Pues bien. ¡Me sentí útil y necesaria! Y lo más lindo es que yo no cobré absolutamente nada por eso. Y me siento feliz cuando voy a un campamento del MST brasilero o cuando por allí me preocupo por un niño para que tenga sus zapatos o puedo ponerle un estetoscopio en su pechito y diagnosticar tal cosa… ¡Tratar de ayudar! Ahora mismo en Esmeralda. La mayor. como por ejemplo frente a las agresiones al pueblo palestino. Esa es la verdad. que tiene 14 años. Yo he tratado de educarlas de forma abierta.

M. Yo no se lo impuse. ¡Lo hizo y lo logró! Son pequeños logros en la vida de un niño pero le van demostrando que puede hacer las cosas cuando quiere. Entonces ella misma fue aprendiendo con su propia experiencia lo que quería hacer. “Si esto es la representación de la casa de Dios. Ella misma. el Che Guevara. con esfuerzo tendrán otras posibilidades mañana.K. aunque sea hizo el esfuerzo. Y los admira. Un perro entró a la iglesia y un cura lo sacó a patadas. Ella dijo. Si no lo logra por las notas y el estudio. No es fácil ser militante de la Unión de Jóvenes Comunistas con tan corta edad. Ahora la mayor hizo todo el esfuerzo por ganarse el carné. que es de las mejores y que haga el esfuerzo. pues yo me voy también”. no yo. ¿Vos qué opinás del regreso de los restos de tu papá a Cuba? A. Pero nos dimos cuenta que a partir de que se supiera donde estaba. No importa. Ella. Eso es lo que nosotros queremos para las nuevas generaciones. se podría convertir en un gran negocio para quien lo explotara. El resto de los hijos y también incluyendo a nuestra madre. Y no nos 263 . ni tampoco su abuelo. “Donde cae el hombre. La única que realmente quería era mi hermana Celia. Ella me conoce y sabe cómo pienso.mucho los animales.: La verdad es que tampoco. Así es como nosotros queremos que sean nuestros jóvenes.: Cuando hablamos con tu mamá en La Habana nos había dicho que ella no tenía un interés especial en que volvieran los restos. Que luchen por lo que quieren y si no lo conquistan hoy. Hay que hacer todo un esfuerzo en el estudio… Y quería que ella vaya a estudiar a una escuela como la Lenin. No la presión de otra gente. N.G. Pero eso no quiere decir que tenga que ser como sus abuelos. Ella escoge. Y conoce a sus abuelos perfectamente bien. queda”. con tal que haga el esfuerzo. recordamos que mi papá dijo. Ella dice.

Porque era un sentimiento para ellos importante.K. como no podía ser de otra manera a esa edad: “Mamá. Nosotros dijimos: que se haga la voluntad de nuestro pueblo. nosotros lo fuimos a ver a él. Si podemos traerlos.: El que más me gustó. N. Entonces yo empiezo a darle vueltas a mi mamá y yo le decía: “Mami: un secretico”. Me lo negaron.: ¿Qué edad tenías? A. Nosotros estamos de acuerdo. siempre… mira.G.gustaría eso.G. él estaba tenso con el golpe que me di. pero además. me revisó.G. Queda una foto de ese golpe. Cuando yo me caí mi papá me tomó en sus brazos.M. lo más importante de las personas es la capacidad de amar.K. N. Y después de eso seguimos jugando. Así que decidimos. Mi padre estaba ya transformado en el viejo Ramón para ir a Bolivia y por lo tanto yo no sabía que era mi papá. N. Y yo doy vueltas alrededor de ellos. Y dale y dale. son los recuerdos que tú relacionas con las personas. yo 264 . Mis padres intentan hablar. Al fin mi mamá me deja decirle y yo lo digo en plena voz.: Yo tenía cinco años. que el pueblo cubano tuviera la última palabra. después de la comida me caí. los traemos. Me di un golpe en la cabeza. cuál elegirías? A.K. en definitiva.: No. acuérdate que él era médico… y yo había acabado de comer. que de eso estuvimos hablando a lo largo de toda esta entrevista.: Si tuvieras que elegir un recuerdo de tu papá.: ¿Él los fue a ver a ustedes? A. En ese encuentro. Tengo una toalla en la cabeza y estoy en las piernas de mi mamá y mi papá.M.M. me dijeron que era un amigo de mi papá.

si no es mi padre. 265 . estaba ya disfrazado para ir a Bolivia. Pero yo había sentido algo muy especial. Entonces yo me confundí: bueno. Lo que me interesa de este recuerdo infantil es la sensación que yo saco cuando soy una adulta. tiene que estar enamorado de mí. ¡Este hombre me amaba! Yo logro sentir algo muy especial y es. Él había transmitido una ternura muy especial. simplemente. Fíjate cómo se traduce esto. supuestamente. Me habían negado que lo fuera. Este hombre. no era mi padre.pienso que este hombre está enamorado de mí”. el amor de mi papá.

.

As. 2003. Campo de Ideas. 2005). (Bolsena.. Biblos. De Ingenieros al Che. Buenos Aires. El Capital: Historia y método (Una Introducción) (Primera edición: Buenos Aires. 2004). Deodoro Roca... Cuadernos de Formación de Corriente Roja. 2005). Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder (Bs. Gramsci para principiantes (Bs.EL AUTOR Néstor Kohan es coordinador en Argentina de la Cátedra Che Guevara. 1999). Traducido al portugués: São Paulo. 2003).As... Massari Editore. Editorial de Ciencias Sociales. Ensayos sobre el marxismo argentino y latinoamericano (Bs. Centro de Educação Popular do Instituto Sedes SapientiaeCEPIS. Reedición 2004). 2001.. Universidad Popular Madres de Plaza de mayo.As. una pasión de los 60 (Bs. 2000.As.As. FPCAL. Editorial Nuestra América. 2003. Reedición cubana —en prensa— con prólogo de Armando Hart Dávalos.As. Toni Negri y los desafíos del «Imperio» (Madrid. La Rosa Blindada. Ha sido jurado en Casa de las Américas.Colectivo AMAUTA (http//:amauta. La Rosa Blindada.As. Antonio Gramsci: filosofía de la praxis y teoría de la hegemonía (Rosario... 1998. Biblos. Reedición cubana ampliada: La Habana. Reedición argentina ampliada: Bs. 2000). 2003. 2003. Marxismo para princi- . Longseller. Longseller. Universidad Popular Madres de Plaza de mayo. el hereje (Bs. 2003). Introducción al Pensamiento Marxista (Bs. La Rosa Blindada. Centro de la Cultura Cubana Juan Marinello). Biblos. La Habana. Editorial Nuestra América-La Rosa Blindada.org). Reeditado en Italia con el título Toni Negri e gli equivoci di «Imperio». 1999). As.As. Ha publicado los siguientes libros: Marx en su (Tercer) Mundo (Bs. Centro de la Cultura Cubana Juan Marinello. Ideario socialista (Bs. Reedición en España: Madrid. en “Pensar a contracorriente” y en el doctorado de la Universidad de Buenos Aires (UBA).. 2002. Prólogo de Michael Löwy. Reedición cubana: La Habana. 2004.lahaine. 2005). Segunda edición corregida y aumentada que incluye un nuevo prólogo de Michael Löwy.

México.. Fetichismo y hegemonía en tiempos de rebelión (La Habana. Aproximaciones al marxismo. Una introducción posible. .. As. (Bs. 2007). editorial Seven Stories. 2007. As. As. Con sangre en las venas (Apuntes polémicos sobre la revolución. Fidel para principiantes (Bs. 2009). 2006). Introducción al pensamiento socialista. 2007.. (Melbourne. 2008. Editorial Ciencias Sociales. Longseller. Pensar a contramano. los sueños. Longseller. 2006.piantes (Bs. 2005). Nuestra América. Los verdugos latinoamericanos (Bs.. Las armas de la crítica y la crítica de las armas. As. Populibros. Traducido al inglés Nueva York. El socialismo como ética revolucionaria y teoría de la rebelión (Melbourne. Ocean Sur. 2007). las pasiones y el marxismo desde América Latina). Prólogo Osvaldo Bayer). Ocean Sur. Ocean Sur.

269 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful