24 | tiempo argentino | investigación | año 2 | n·588 | sábado 31 de diciembre de 2011

Investigación
Para comunicarse con esta sección: investigación@tiempoargentino.com

los Clubes de la dereCha
Dos investigaciones mostraron que en la Ciudad de Buenos Aires persisten los clubes elitistas diseñados por el espíritu conservador y machista de finales del siglo XIX. Uno es el Círculo de Armas, tal vez el más reaccionario de todo el país. Otro es el CUBA, fundado por egresados de la Universidad de Buenos Aires, que además de haber celebrado el golpe del ’76, sólo permite el ingreso de mujeres como miembros de segunda.

En todo el año, se publicaron 41 trabajos, incluidos dos suplementos

Las investigaciones destacadas de Tiempo Argentino en 2011
Equipo:
Cynthia Ottaviano, Carlos Romero, Fernando Pittaro, Manuel Alfieri y Daniel Enzetti.

Desde el reclamo ecológico, la extranjerización de tierras y la reconstrucción histórica de la represión en 2001, a la participación civil en la dictadura y el análisis de las portadas de Clarín durante el gobierno de Cristina Fernández. A continuación, un repaso por los artículos más importantes y sus repercusiones.

el gobierno y las tapas de clarín

el dinero público y las fallas del estado
Otros casos abordados fueron aquellos en donde se afectan los fondos públicos y los intereses de la ciudadanía, ya sea por desidia de los gobernantes, abuso de los privados o la vigencia de normativas arbitrarias. Un buen ejemplo son los 269,4 millones de pesos que durante 2011 no recaudó el Estado por seguir en vigencia una resolución de la Corte Suprema de Justicia menemista que exime a más de 20 mil jueces nacionales y provinciales de pagar Impuesto a las Ganancias. Se trata de un monto de dinero que equivaldría a la construcción de 135 escuelas. Con respecto a la infraestructura escolar, también se pudo comprobar un engaño publicitario de la gestión macrista en la Ciudad de Buenos Aires, cuando el Ministerio de Educación porteño difundió folletos en los que aseguraba haber levantado 13 escuelas, cuando en realidad apenas fueron dos. El resto habían sido remodelaciones o edificios construidos por otras gestiones, a los que Mauricio Macri sólo inauguró. Tras la difusión de este hecho, la justicia obligó al PRO a rectificar la información. Por último, otro trabajo publicado por este diario demostró que la Sociedad Rural le debe al fisco nacional unos 23,5 millones de dólares por el uso del predio ferial de Palermo, que adquirió durante el menemismo con un contrato más que polémico y a un costo bajísimo. Por otra parte, jamás abonó el canon del 5% de la taquilla que fija el contrato.

En septiembre, Tiempo publicó un exhaustivo análisis de contenido sobre las portadas de Clarín, mostrando que el 78% de las 445 tapas que ese diario publicó durante 15 meses habían sido negativas. Ya en diciembre, otro trabajo reveló que en el último año y medio de mandato de Cristina Fernández, sobre 561 portadas, apenas un 7,13% (40) tuvieron un enfoque positivo, mientras que la inmensa mayoría, el 79,31%, tuvo titulares negativos. Al sumar estas cifras con las obtenidas por un relevamiento previo del diseñador gráfico @juanpeon1, el Equipo de Investigación concluyó que en el primer gobierno de Cristina, el 80% de las tapas de Clarín fueron negativas.

contaminación y conflictos ecológicos
Una de las principales temáticas abordadas durante el año fueron aquellas que reflejaban un estado de indefensión de los ciudadanos ante las amenazas por contaminación ambiental. Cinco artículos revelaron cómo el uso del glifosato, herbicida empleado para el cultivo de soja, daña la salud de los habitantes que viven cerca de los campos fumigados. En una de estas notas, Tiempo realizó el primer relevamiento a nivel nacional, dejando en evidencia la peligrosidad de este agroquímico, ya que donde se utiliza viven más de 13 millones de personas. Otras dos investigaciones reflejaron que la zona sur del Conurbano Bonaerense está rodeada de amenazas ambientales: en Quilmes y Avellaneda, el Grupo Techint planea destruir una reserva ecológica para construir un nuevo “Puerto Madero”; y en Bernal, los vecinos alertaron sobre el funcionamiento clandestino de la papelera irlandesa Smurfit Kappa, bautizada “la Botnia de Quilmes”, a la que acusaron de contaminar las aguas del Río de La Plata con vertidos ilegales y “vuelcos sedimentables que eran 78 veces más de lo permitido”.

sábado 31 de diciembre de 2011 | año 2 | n·588 | investigación | tiempo argentino | 25

la participación civil durante la dictadura

el suicidio de gregorio centurión
El 19 de diciembre de 2010, el entonces secretario de Comunicación Social porteño, Gregorio Centurión, decidió acabar con su vida gatillando una escopeta de doble caño. Centurión era uno de los hombres de mayor confianza del jefe de gobierno Mauricio Macri y su muerte dejó en evidencia una trama que combinaba el manejo de fondos públicos millonarios en pauta publicitaria, con procedimientos sin control y una serie de empresas privilegiadas. Esta maniobra, en la que también figuraron otros funcionarios de la misma cartera, fue relatada con lujo de detalles en un suplemento de ocho páginas publicado por Tiempo Argentino el 24 de julio pasado. La investigación incluyó el relato en primera persona de dos ex empleadas del área de Comunicación, que contaron lo que sucedía bajo la gestión de Centurión. Sin embargo, a un año del suicidio del funcionario macrista, la causa que investiga los desmanejos en la Secretaría no registra avances.

Otro de los puntos en los que se hizo foco durante 2011 fue en demostrar, con documentos y testimonios, que la dictadura que azotó a los argentinos entre 1976 y 1983 no fue sólo militar: varios sectores de la sociedad civil apoyaron y se beneficiaron por el golpe de Estado. Uno de ellos fue la poderosa Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA). Así lo reveló este diario al acceder a más de 600 folios que incluyen las deliberaciones y testimonios que los hombres del derecho, enrolados en sus respectivos colegios profesionales, hicieron entre 1976 y 1979, el período más sangriento de la represión ordenada por la Junta Militar. En otro artículo se relató cómo la multinacional automotriz Ford también fue cómplice de los uniformados: en la planta que todavía hoy funciona en la localidad de General Pacheco, fueron torturados y desaparecidos 25 obreros. La mayoría de ellos fueron llevados al quincho que se encuentra en el predio de esta fábrica, usado por los genocidas como un verdadero campo de concentración. Además de los casos de los abogados y de los sectores del empresariado, una investigación permitió sacar a la luz el rol clave, pero poco conocido, que tuvieron aquellos médicos que asistieron a los militares y presenciaron sesiones de tortura. Justamente la participación de los profesionales de la salud en el aparato del terrorismo de Estado es uno de los ejes sobre los que la justicia argentina comenzó a trabajar en los últimos años, con la reactivación de juicios largamente demorados.

extranjerización de tierras en la argentina
El fenómeno de la extranjerización de tierras en la Argentina es una realidad cada vez más preocupante, tanto en el sur como en el norte del país. Así lo reflejaron las tres notas de investigación realizadas sobre esta temática. En Río Negro, el magnate inglés Joe Lewis, que posee 14 mil hectáreas en las cercanías de El Bolsón, hace dos años que incumple un fallo judicial que expresamente le ordena liberar el acceso al lago Escondido, que él mismo rodeó con un alambrado. Y en la provincia de Corrientes, dos casos inéditos fueron publicados por este diario. Uno fue el de Madame Beaux, una millonaria francesa que construyó una represa ilegal en los Esteros del Batel y que por el uso de las aguas públicas tan sólo pagó 5649 pesos, es decir, menos de seis pesos por cada hectárea sembrada con arroz. Otro artículo trató sobre las operaciones de la Universidad de Harvard, que junto a un fondo de inversión explota 84.269 hectáreas y viola la Ley Nacional de Bosques en pleno Esteros del Iberá, una zona considerada por los especialistas como una “verdadera joya ecológica” a nivel mundial.

a una década del 19 y 20 de diciembre de 2001
A diez años de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001, Tiempo se propuso conocer las caras y las historias de las víctimas de esas jornadas de violencia. Así pudo determinar que fueron 36 y no 39 como se creía, y que sólo hubo condenas para seis crímenes. Durante un mes y medio, el equipo de Investigación intentó reconstruir lo que el Estado nunca hizo. Las víctimas se desperdigaron por todo el país: 12 en la provincia de Buenos Aires, nueve en Santa Fe, siete en la Capital Federal, tres en Entre Ríos, dos en Córdoba y una en Tucumán, Corrientes y Río Negro. Siete eran menores de edad. Los más chicos, Rosa Eloísa Paniagua y David Moreno, apenas tenían 13 años. La mayoría eran pobres y murieron por las balas de la policía.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful